Diario de Sesiones 13/2015, de fecha 28/10/2015 - Punto 3

9L/C-0181 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE IMPULSO DEL SECTOR TURÍSTICO EN EL HIERRO, LA GOMERA Y LA PALMA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Damos paso a la siguiente comparecencia: a la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, sobre impulso del sector turístico en El Hierro, La Gomera y La Palma, propiciada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario.

Don Antonio Castro.

El señor CASTRO CORDOBEZ: Buenos días, señor presidente. Buenos días, señoras y señores diputados. Señora consejera de Turismo.

Si me permiten unas palabras para centrar el discurso de lo que pretendo hacer en el día de hoy.

A mí, además de trabajar y hacer las actuaciones, digamos, ejecutivas, que son imprescindibles para la acción de un gobierno y el progreso de una sociedad, me gusta hacer el análisis político y me gusta hacer un poco de pedagogía política, si me lo permiten, y es que a veces vamos aquí a detalles demasiado técnicos, estamos revolviendo en el pasado y perdemos la perspectiva de las cosas que hay que hacer, incluso la perspectiva de la realidad. Y la realidad sobre este asunto, en uno de los aspectos que yo quiero tener hoy sobre el modelo turístico de La Palma, de La Gomera y de El Hierro, es que, como en otras cosas, señorías -que la mayoría de ustedes están por primera vez aquí, también los miembros del Gobierno, las componentes y los componentes del Gobierno-, creo que es conveniente que hagamos hoy una reflexión sobre esto, porque les aseguro que el espíritu del legislador aquí, con las normas que se han hecho, no es lo que se aplica después en la realidad. Nos encontramos con las dificultades de aplicarlo en la realidad. Y eso es algo serio, algo importante que creo que se debe corregir en nuestra comunidad autónoma. Y esto es un ejemplo, el asunto que tratamos hoy, es un ejemplo de lo que queremos hacer o de cómo se deberían hacer las cosas.

Miren, sobre el desarrollo turístico de las islas de El Hierro, de La Gomera y de La Palma se viene hablando desde el año 95, o un poco antes, como modelo diferenciado, y se hace una ley para eso, amparada en otro precepto legal de las normas de desarrollo general de Canarias, se hace una ley específica para estas islas, para que estas islas pusieran en marcha, en camino, su modelo turístico y se incorporaran a lo que hoy no es discutible, que es que el turismo es el principal sector para el desarrollo, la estabilidad de la economía y el crecimiento social de Canarias.

Bueno, pues, si nos ponemos en el año 2000, estamos en quince años y no se ha avanzado nada en estas islas, prácticamente en nada. Algunas un poco más que otras, porque tengo que decirlo aquí, que afortunadamente, afortunadamente para La Gomera, al estar tan cerca del sur de Tenerife, tiene un modelo de turismo que le ha ayudado, pero el modelo de turismo del que hablamos aquí, de turismo específico, de turismo en suelo rústico, La Gomera tiene los mismos problemas que El Hierro, que es la que más tiene porque no tiene otro modelo, y tiene menos problemas La Gomera que La Palma.

Es necesario actuar urgentemente, si analizamos y reflexionamos sobre lo que hemos dicho. Es decir, después de una ley que lleva diez años y que tenía clara la vocación del legislador -el espíritu del legislador era claro-, producir un desarrollo turístico en esas islas, no ha sido posible. ¿Por qué? Porque siempre viene -permítanme la expresión- la retranca o como yo lo puedo entender, como nosotros lo podemos entender, en este caso, desde La Palma. No, tienen que estar contenidos en el PIOT. La ley establece un plan territorial especial -que, por cierto, hay que decirlo aquí, se hizo siendo presidente del Gobierno don Román Rodríguez-, pero el plan territorial especial luego está condicionado por la Ley de Ordenación del Territorio en Canarias, por la Ley de Espacios Protegidos, por las Leyes de Directrices, que sí reconocen, la propia Ley de Directrices, sí reconoce que estas islas tenían que tener un modelo específico. Se hace el plan territorial especial, se imponen conceptos y criterios, que no estaban de acuerdo ni los ayuntamientos ni el Cabildo de La Palma; se tienen que aceptar, se tramita, se aprueba y los tribunales lo echan abajo.

Bien, hasta aquí hemos hablado de política territorial, pero el asunto que nos trae hoy es el turismo. Y el turismo, ¿cuál es la realidad? Como decía al principio, que no se ha avanzado nada o casi nada.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Don Antonio, ¿quiere un minuto ahora o...?

El señor CASTRO CORDOBEZ: Un minuto y termino.

Y, señorías, la demografía en la isla ha crecido, el desempleo ha aumentado, es la isla con peor renta per cápita de Canarias, La Palma; también incluimos a El Hierro y, ya digo, La Gomera está ahí un poco intermedia. Es decir, tenemos una serie de parámetros que han hecho que esto no... en fin, que no hayan servido para nada las normas.

¿Entonces nosotros qué proponemos hoy aquí, qué queremos decir hoy aquí? Mire, y con esto quiero centrar... Y créame, señora consejera, no me gusta -sinceramente lo digo-, no me gusta que todavía, a cuarenta días de haber tomado posesión el Gobierno, un Gobierno joven, un Gobierno nuevo, un Gobierno en el que tenemos todos que confiar, se le venga a usted con unas exigencias, porque a mí me consta su buena voluntad y su interés por resolver los problemas. Pero ¿qué queremos nosotros?: una actuación de turismo específica; es decir, tenemos que reconocer de una vez que hay dos modelos turísticos. Y, don Román Rodríguez, me alegra haber oído...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señor Antonio, tiene un segundo turno.

El señor CASTRO CORDOBEZ: (Sin micrófono).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, don Antonio.

Por tiempo de diez minutos, la consejera de Turismo, Cultura y Deportes.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Señor presidente.

Bueno, hay muchas posibles líneas de actuación para tratar de impulsar el turismo en La Palma, La Gomera y El Hierro.

En primer lugar, me gustaría hablar desde el punto de vista de la promoción. Las singularidades de La Palma, La Gomera y El Hierro las convierten en tres destinos turísticos muy apreciados en los mercados europeos. Seguramente en menor medida de lo que ustedes desean, o de lo que nosotros deseamos, pero en los últimos años son cada vez más los que visitan estas tres islas: 154 000 a La Palma en el 2014 frente a los poco más de 125 000 en el 2010, casi 88 000 a La Gomera el año pasado cuando en el 2010 fueron 70 000. Bien es cierto que El Hierro, que también ha registrado números positivos en cuanto a crecimiento en los últimos tiempos, aún no ha recuperado los 7000 turistas recibidos en el 2010, puesto que en el 2014 se contabilizaron apenas 5000, si bien es verdad que en el 2011 la erupción volcánica rebajó esa cifra a menos de 1000.

Son cifras esperanzadoras de mejora y crecimiento y en este sentido debemos perseverar todos, cada uno en nuestro ámbito. Por parte del Gobierno, y desde la perspectiva promocional, impulsando la diversificación de clientes para atraer turistas motivados por actividades y experiencias que estas tres islas, como las demás, ofrecen en grado óptimo. Porque la estrategia promocional para las islas de La Palma, Gomera y El Hierro, desarrollada por el Gobierno a través de su empresa pública Promotur Turismo de Canarias, se integra, como no podía ser de otra manera, en la marca Islas Canarias, y lo hace con el convencimiento del gran valor que esta marca, Islas Canarias, aporta a los siete destinos insulares que respalda, atendiendo a sus propias potencialidades turísticas. Porque no nos gusta hablar de Canarias como un destino turístico único y homogéneo sino como un conjunto de siete destinos turísticos diferentes, distintos entre ellos y distintos a otros destinos turísticos del mundo. Cada uno de ellos, cada una de nuestras islas, incluida La Graciosa, ofrece experiencias y valores singulares sobre los que construir una propuesta de valor y atractiva para los visitantes y capaz de generar riqueza y empleo para toda la sociedad. Sin embargo, esta excepcional diversidad de destinos, de paisajes, de tipología, de oferta turística no resulta incompatible con los muchos valores comunes que comparten las islas a la hora de promocionarse en el mercado. Unos valores comunes reconocidos en los numerosos mercados de origen del archipiélago y que han permitido que la marca Islas Canarias ejerza un liderazgo internacional en este ámbito.

El clima canario, la naturaleza volcánica, el océano que baña las costas, los cielos, la hospitalidad de los canarios, son muchas las virtudes que nuestros visitantes reconocen y valoran positivamente en cualquiera de nuestras islas y que les impulsan a conocer y disfrutar del resto de islas, una vez conocidas otras. Nuestro exitoso índice de repetición, por encima del 75%, se debe en parte a esa diversidad de destinos que permiten conocer en cada viaje una Canarias diferente.

La marca Islas Canarias representa y proyecta al mercado todos estos valores y esos atributos comunes. Lo hacemos, creemos, con eficiencia, puesto que esa concentración de recursos y esfuerzos optimiza la inversión, que requiere atender a los dieciocho mercados o países distintos de Europa, según nuestro plan de marketing 2015, que además mercados que hablan catorce idiomas diferentes.

Obviamente, todo es mejorable y los recursos son siempre, también en el competitivo mundo de la promoción turística, insuficientes. Pero este enfoque de marca de respaldo pensamos que es el idóneo para comunicar al mundo las bondades de nuestra oferta. La participación conjunta a través de un único stand en las mayores ferias de turismo de Europa es un ejemplo claro que se extiende a todos los aspectos de la promoción.

Pero para que la marca Islas Canarias pueda cumplir adecuadamente su misión de promocionar siete destinos que son distintos y únicos cada uno de ellos debe ir más allá de esos valores compartidos. Y así lo hacemos, incorporando a su actuación la suficiente flexibilidad para desarrollar, a través de plataformas específicas, campañas, acciones y soportes de comunicación y marketing dirigidos a segmentos específicos de clientes, agrupados en función de sus motivaciones a la hora de seleccionar un destino vacacional.

Como ya he señalado en ocasiones anteriores acerca de nuestra estrategia de diversificación de clientes, no existe hoy un único tipo de turista ni un solo tipo de turismo. Más allá del denominado turismo de sol y playa, existen otros muchos nichos de mercado en segmentos de clientes que buscan experiencias específicas. Por eso, porque las islas Canarias agrupan una oferta multisegmento, su marca debe dirigirse de forma diferente a cada segmento de clientes, orientando sus mensajes y actividades a las motivaciones de cada uno. Así, la marca desarrolla una acción promocional continuada y dirigida no solo al mencionado segmento de sol y playa, que nosotros afrontamos desde un renovado y enriquecido enfoque, sino también a los amantes de la naturaleza, a los apasionados del senderismo o a los practicantes de los deportes en la naturaleza o el submarinismo entre otros. Tal vez algunos de esos segmentos son de los de mayor interés para La Palma, La Gomera y El Hierro, puesto que ofrecen unas condiciones excepcionales para disfrutar de estas actividades o recursos. Y son segmentos con un gran potencial, plenamente identificados con las tendencias de mayor crecimiento en el mercado turístico mundial. Para cada uno de ellos, Promotur desarrolla un amplio número de iniciativas promocionales en el contexto de las plataformas de comunicación correspondientes que benefician especialmente a las islas cuya oferta está más vinculada a estas motivaciones. Para ello prima el esfuerzo inversor respecto al volumen de negocio que hoy alcanzan esos segmentos en el global del turismo canario, con la intención de apostar decididamente por la diversificación de clientes para garantizar la sostenibilidad de nuestro modelo turístico.

Por supuesto esto no significa que desde el Gobierno de Canarias debamos marcar las líneas estratégicas de cada isla. Son las entidades gestoras de cada una de ellas, de los destinos insulares, junto a sus empresarios, las que deben definir sus objetivos y sus segmentos objetivos, ya sean los mencionados, los vinculados a sol y playa u otros. Desde el Gobierno de Canarias el compromiso es el de impulsar la promoción de la marca Islas Canarias y, por tanto, de los distintos destinos insulares, en los segmentos de clientes con más potencial, incluyendo aquellos que resultan de mayor interés para unas islas en concreto, pero que no son ajenos al resto, porque, como he dicho, las islas no son un único destino sino son siete, y a esta diversidad tiene que atenerse también la marca Islas Canarias.

De cualquier manera tenemos un largo camino por recorrer. Necesitamos trabajar entre todos los agentes implicados en la promoción turística, tanto públicos como privados, porque es posible mejorar el encaje de todas las actuaciones que hoy realizamos en aras de una máxima optimización de los recursos económicos y humanos destinados a este fin. Que trabajemos encuadrados en una estrategia compartida, asumida y definida por todos redundará, seguro, en una mejor y más efectiva promoción. Los convenios de colaboración en promoción turística que las entidades insulares tienen con nosotros para la realización de campañas y acciones específicas de manera conjunta es una de esas posibilidades, pero son muchas las acciones de colaboración en aras de una optimización de la inversión promocional. Desde Promotur Turismo de Canarias y la marca ofrecemos el mejor y más eficaz encaje de los destinos insulares. Nos ponemos a plena disposición para ello.

Como les decía, hay muchas líneas de actuación. En esta primera intervención he hablado de promoción y ya el resto, junto con las aportaciones que ustedes hagan, termino de hacer las diferentes aportaciones de líneas de actuación posibles.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Por los grupos no solicitantes, el Grupo Mixto, el señor Ramos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, presidente. Señorías.

Yo pienso que el principal problema turístico en estas islas es que existen dos temporadas muy diferenciadas: está la temporada de invierno, donde tenemos una ocupación prácticamente del 90 % para arriba con turistas alemanes y turistas escandinavos, y luego tenemos la temporada de verano, donde prácticamente solo hay dos meses de gran ocupación, como son el mes de julio y agosto, y el resto de meses son muy flojos en el sector turístico.

Yo pienso que el mejor sistema para este impulso es simplificar, es decir, basar esta táctica simplemente en dos pilares fundamentales Uno, potenciar y promocionar todas aquellas peculiaridades que son identificativas de cada uno de nuestros territorios y que son un reclamo turístico para nuestros visitantes. Estos rasgos atrayentes a los que hago alusión en este punto son muy diversos. Desde nuestra riqueza natural, como es el parque nacional de Garajonay, la Caldera de Taburiente, los roques de Salmor; nuestra sabrosa y variada gastronomía -a la que he hecho alusión en alguna de mis intervenciones-; la calidad y reconocimiento que año tras año han ido adquiriendo nuestros vinos; la calidad de nuestra gente; la exuberancia de nuestra cultura; peculiaridades únicas de nuestra tierra, como es el lenguaje del silbo o nuestras celebraciones populares. Dos, subsanar, mejorar y proporcionar todos aquellos servicios que permitan al turista poder disfrutar y apreciar nuestros reclamos turísticos. Y en este apartado podemos incluir desde conexiones aéreas, marítimas o incluso nuestra red de carreteras, hasta el sector servicios en general. La Palma, El Hierro y La Gomera comparten una orografía muy singular, donde la seguridad y el acondicionamiento de las carreteras son esenciales, así como también es importante el mantenimiento de infraestructuras, garantizar la seguridad y mejorar el transporte.

Dicho lo anterior, es muy difícil la implantación de los establecimientos turísticos de mediana dimensión. Establecimientos, señorías, que son los económicamente viables. Debe cambiarse la superficie mínima que requiere construir uno de estos establecimientos. Además, hay que destacar la dificultad para poder desarrollar la actividad hotelera con los planes vigentes, que no ha permitido que las islas opten por implantar sus propios modelos.

En resumen, señora consejera, desde la Agrupación Socialista Gomera pensamos que un plan específico para impulsar el turismo en estas tres islas requiere de otras áreas ajenas a su consejería, como son la de Transportes, Seguridad, Medio Ambiente, Obras Públicas, Agricultura, Política Territorial, etcétera, por lo que elaborar una estrategia en colaboración con el resto de consejerías sería lo más apropiado, y el resultado de esa cooperación debe ser un complemento a las promociones que realizan los hoteleros y pequeños empresarios del sector en La Gomera, El Hierro y La Palma. Debemos poner los medios para que el...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ramos.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías, don Antonio.

Es evidente que La Palma, La Gomera y El Hierro necesitan una redefinición de su modelo económico. Todos tenemos que mejorar en todos los territorios, pero razonablemente Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife y Gran Canaria mantenemos una estructura económica razonable, francamente mejorable, pero bastante razonable, y de manera especial apuntaría yo a Lanzarote y Fuerteventura. Yo soy de los que visualizo que en 25 o 30 años la renta per cápita de Lanzarote y Fuerteventura será por encima de la media. No tengo ninguna duda sobre este tema, porque la proyección va en ese sentido, de manera que no es una apreciación sentimental, que también, sino son los datos. Sin embargo, La Palma, La Gomera y El Hierro, que tienen condiciones naturales extraordinarias y gente maravillosa, no han logrado articular un modelo económico que permita estabilizar la población y crecer acompasadamente con el resto del archipiélago. Y, por lo tanto, hay que seguir repensando este tema, en materia turística también.

En el año 2000 hicimos una ley aquí con esta intención; es decir, estas islas necesitan engancharse al sistema turístico, porque sabemos que es un negocio en crecimiento, mundializado y que nunca se acabará, todo lo contrario, sigue creciendo, y deberíamos hacer un modelo que tuviera en cuenta los valores añadidos que estos territorios tienen frente al resto de los territorios del archipiélago.

Los resultados no son buenos. Y la norma ha tenido culpa pero la política también. Las dos cosas. Si nosotros creemos que todos los problemas de lo que nos pasa es la norma, basta con cambiar la norma para que cambie la realidad, y desgraciadamente no es así. La política, no me refiero solo a la política local sino a la política canaria y la política económica.

La Palma, La Gomera y El Hierro necesitan redefinir su modelo de desarrollo. El turismo tiene que jugar un papel. Tendrá que ser distinto, pero tendrá que engancharse, digamos, al turismo que existe en el resto de las islas.

Sé que va a haber una iniciativa legislativa de los cabildos en este sentido. La valoraremos. Espero que no pase como con la iniciativa legislativa del Cabildo de Gran Canaria, que esta Cámara ni siquiera la tomó en consideración; la rechazó sin discutir. Eso desde luego nosotros no lo haremos. Discutiremos la norma cuando llegue y ya veremos cuáles serán nuestras posiciones, pero lo que sí digo es que no solo basta con eso.

Y añado otra cuestión. No solamente basta con hacer nuevas instalaciones adaptadas a las circunstancias territoriales de esas islas sino que necesitamos recursos adicionales. El Roque de los Muchachos, el balneario -al centro de interpretación me refiero-, este tipo de elementos pueden ser elementos de atracción. Yo visualizo en la isla de La Palma algo parecido a lo que hizo el Cabildo de Lanzarote en su día, que fue identificar tres o cuatro centros que se convirtieron en elemento motor y de atracción, y algo de esto habrá que hacer en La Palma, pero lo discutiremos. Para eso necesitamos recursos también, porque ideas yo creo que las tenemos. Necesidades, están identificadas, y hay que conseguir recursos. No toca hablarlo hoy, lo hablaremos en el mes próximo en la ley de presupuestos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Román.

Por el Grupo Podemos, el señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señor presidente. Señorías.

Nosotros creemos que en este país no se diversifica absolutamente nada: ni el turismo ni la agricultura, ni siquiera la estructura caciquil de las islas. Ustedes todavía siguen entendiendo por turismo de calidad el turismo de los millonarios, el turismo de la gente rica, el turismo que deja billetes, y ese es el concepto que se ha propagado. Desde esa perspectiva, y además con el complejo de colonizado que todavía nuestros responsables tienen, lo que necesita ese turismo de calidad millonario son campos de golf y hoteles de cuatro y cinco estrellas. ¡Por favor!, eso es lo que hay en Canarias. Entonces, cuando venimos aquí a hablar de diversificación, vamos, estamos hablando, por ejemplo, de que en La Gomera, por ejemplo, hay un plan insular de ordenación de La Gomera que está contemplando 17 000 nuevas camas turísticas, cuatro campos de golf... ¿Ese es el turismo de calidad? Eso es insostenible, y parece mentira que aquí nadie aprenda de lo que ha pasado en otras islas. Tenemos todo el turismo absolutamente destrozado, desbordado, y este pueblo ha dicho: "basta ya". Aquí se está tramando una vuelta... Además, según palabras del presidente del Cabildo de La Palma, que quiere competencias, incluso saltándose las de los ayuntamientos y el Parlamento canario, poder construir hoteles de cuatro y cinco estrellas. Ese no es el modelo. El modelo tiene que ser totalmente respetando singularidades y otro tipo de peculiaridades, y La Palma, La Gomera y El Hierro tienen una serie de características excelentes.

No podemos hablar de turismo de calidad, tenemos que hablar de calidad en el turismo, y la calidad en el turismo la pone la singularidad, la ponen los pequeños establecimientos, que tan desarrollados están en La Gomera. Por eso nosotros no podemos estar permitiendo que exista todavía ese tipo de planes.

Tenemos que poner en valor nuestras características. Nuestro parque arqueológico está totalmente abandonado, no se pone en valor; nuestras características etnográficas y peculiaridades étnicas. El turismo de calidad también demanda una oferta cultural y está encantado de conocernos en la media distancia. Ustedes, en cambio, lo que fomentan es el turismo de pulsera. Ese es su modelo, no me digan que no.

Por lo tanto, lo que se está tramando aquí es aplicar el modelo de Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote a estas islas. Me parece que no es esa la solución.

Por otro lado, quisiera poner la atención en un ejemplo. Hay un montón de empresas que desarrollan ocio, deporte, de cara al turismo, veredismo -veredismo, que no senderismo, en Canarias hay más veredas que senderos-, están en manos de no canarios y aquí los cabildos lo que hacen es no fomentar ni la emprendeduría ni poner a nuestra juventud a montar microempresas. Eso está totalmente abandonado. En cambio, lo que hay son planes insulares de empleo que consisten en poner anualmente, durante tres meses, sacar gente del paro, ponerlos a limpiar cunetas, malpodar palmeras y después, a los tres meses, mandarlos al paro. Eso es lo que se está haciendo en muchas islas y eso no es futuro. No se está planteando un tipo de trabajo productivo, que es lo que nuestra gente necesita, y enriquecernos todos de este modelo de turismo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Déniz.

Por el Grupo Popular, el señor Aguiar.

El señor AGUIAR RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías. Señora consejera.

Señor Déniz, en La Palma sí hay senderos. Es la primera isla que homologa la red de senderos, 1200 km homologados por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada. O sea, todo no son veredas. Además con un gran esfuerzo, yo creo que un gran acierto para la isla de La Palma.

Y, en cuanto al tipo de turismo, podemos estar de acuerdo, pero yo quiero estar entre aquellos que quieren maximizar los recursos, o sea, lo que es la protección, y los que no pretenden hacer nada. Yo creo que hay un término medio que es por el que debemos caminar. Y digo esto de una isla, de La Palma, de la que procedo, en la que vivo, que contempla todas las figuras de protección, desde parque nacional hasta lugar de interés científico, pasando por reserva de la biosfera y una serie de condiciones medioambientales que yo creo que son motivo de orgullo y también la responsabilidad de protegerlo. Pero todo cabe.

Don Antonio, usted nos pedía que hiciéramos una reflexión, ya que La Palma, La Gomera y El Hierro es evidente, es obvio, que tienen un desarrollo turístico inferior a las otras islas del archipiélago. Usted hace un recorrido por todas aquellas medidas del año 95, según usted decía, que se han ido tomando con la idea de impulsar el turismo en estas islas. La señora consejera hablaba de los planes: Promotur, patronatos de turismo de los diferentes cabildos. Ahora se vence una promoción, en el 16, se va a renovar hasta el 2020; es una magnífica oportunidad para promoción. En la comparecencia anterior hablábamos de infraestructuras turísticas. En fin, hemos hablado bastante de la situación, yo creo que todos coincidimos en eso. Entonces mi reflexión, al margen de temas técnicos, de financiación y demás, es que algo hemos hecho mal, algo hemos hecho mal todos, y todas las administraciones. Y, como le decía al señor Déniz, tanto los que quieren maximizar los recursos, agotando los temas medioambientales, como los que no quieren que se haga nada, tenemos que reflexionar en eso: esa es mi reflexión. ¿Cuándo vamos a tomar ya una solución definitiva para que La Palma, La Gomera y El Hierro hagan este despegue que tienen que hacer con el tema del turismo?

Por lo tanto, don Antonio, yo comparto con usted y el planteamiento que ha hecho aquí de esta comparecencia. No miremos al pasado, aprendamos de lo que hayamos podido hacer mal, pero no perdamos de vista y seamos conscientes de que estas tres islas merecen la sensibilidad. Ayer hablábamos, en el reparto del IGTE, que ha sido el que ha dominado el debate en esta Cámara, de sensibilidad, de solidaridad, en cuanto a repartir estos recursos; pues yo hoy -y termino- pido esa misma sensibilidad para con las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro, para que lleguen a tener unas cotas de turismo que les permitan tener el desarrollo que las mismas se merecen.

Nada más, señor presidente. Gracias, señorías.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Aguiar.

Por el Grupo Socialista, la señora Cabrera.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señor presidente.

Todos sabemos que el sector turístico es el principal motor de nuestra economía. Sin embargo, su implantación y desarrollo en el archipiélago muestra ciertas variaciones según cada isla. Dicha manifestación diferencial es el resultado de un vasto transcurso histórico en el que la interrelación de factores económicos, sociales, políticos y culturales acaba configurando distintos perfiles insulares. Circunstancias geográficas, históricas y culturales han modelado un mosaico de diferencias entre las islas centrales, orientales y occidentales.

Debemos insistir en lograr un modelo de desarrollo turístico sostenible, sin duda, y duradero para el archipiélago, que sea respetuoso con el medioambiente y cuidadoso con los recursos naturales, con su destacado patrimonio cultural y al mismo tiempo socialmente equilibrado y justo, generador además de riqueza económica. Todo ello exige, sin duda, la decisiva adopción de un conjunto de actuaciones, impulsadas desde las instituciones públicas y privadas, que obtengan el mayor respaldo y consenso posible.

El impulso del sector turístico en El Hierro, La Gomera y La Palma pasa por destacar que los recursos están íntimamente ligados a la naturaleza, a la cultura y a la historia, relación que debemos fomentar por el atractivo que supone para la corriente turística que nos visita. El fomento de este sector turístico pasa por la planificación, la planificación turística entendida como un proceso de negociación entre todos los sectores implicados, desembocando en un consenso que nos represente a todos, adaptado a las circunstancias y situaciones, tanto del destino como de los mercados, con la finalidad de seguir avanzando en la consolidación de La Palma, La Gomera y El Hierro como destinos turísticos de características especiales y diferenciadas con respecto al resto de islas, que cuentan con un alto estándar en la calidad de sus servicios, propiciando la mejora de su competitividad a través de proyectos y adopción de medidas comunes.

El atractivo de las islas reside, como todos también sabemos, en sus particularidades, en términos sociales y naturales, por lo que es más que interesante aprovechar esas singularidades, que nos unen y nos separan al mismo tiempo, para consolidarnos en el mercado turístico internacional.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Cabrera.

El grupo solicitante, don Antonio, el Grupo Nacionalista Canario, por tiempo de diez minutos.

El señor CASTRO CORDOBEZ: Sí, señor presidente, señorías.

Muy difícil, con los tiempos que tenemos, acotar un problema tan grave como este.

En primer lugar, quería dirigirme a la señora consejera diciéndole que, evidentemente, nosotros, desde La Palma... Y ahora me van a permitir que me refiera a La Palma, porque es la más compleja, la problemática más compleja. Y voy a tratar de definir tres o cuatro conceptos, que va a ser imposible decirlo todo, pero a ver si lo que pretendía al principio, que es que la Cámara, al final, en la Cámara, quede conciencia de cuál es la realidad para salir del atolladero... pues, nos daremos por satisfechos.

La promoción del turismo de Canarias es global, pero, claro, hay que vender un Rolls-Royce frente a un coche clásico, escarabajo, viejo. ¿De acuerdo? Eso no es sencillo. Esa es la realidad. Tenemos un coche de los años, vamos a poner con suerte, de los años 70 frente a un Rolls-Royce, que es el turismo canario, y el coche ese de los años 70, pues, es El Hierro y La Palma, que son las más perjudicadas. La Gomera también, en parte, pero La Gomera, como dije, tiene una salida con el turismo que va al sur de Tenerife. Entonces ahí hay que definir el esfuerzo complementario que podemos hacer desde el Gobierno, desde el cabildo, desde el ayuntamiento, desde el empresariado, por incrementar recursos y acciones que permitan corregir, pues, lo que decía el señor Ramos también, que, efectivamente, ahí el turismo pasa unos meses en que no hay nada. En La Palma es peor que en La Gomera, evidentemente, pero en El Hierro todos hemos visto aquí cómo ha descendido el turismo, y en La Palma lo que desciende es la población y la gente cualificada se va. Ese es el problema.

Es que esto es urgente, o sea, estas islas llevan quince años de atraso en el desarrollo turístico y nosotros somos conscientes de que somos parte del modelo turístico de Canarias y que Canarias puede presumir y puede ofertar un modelo variado. ¿Pero cuál es el problema? Como alguien dijo por aquí, que es verdad, don Ernesto Aguiar, del Grupo Popular, muchos son los problemas. Don Román Rodríguez decía: el problema no solo es de la ley. Es verdad. Es más, yo dije que la ley no era en sí problemática, que el espíritu de la ley era claro, pero que a la hora de aplicarla empiezan a interpretarla unos, otros, por allá, diversas consejerías, sectoriales, etcétera, y al final no salen las cosas. ¿Pero el otro principal problema cuál es, que debemos saberlo todos? Y hablo más para la Cámara que para el Gobierno. Para el Gobierno, creo que la señora consejera me ha entendido, hemos tenido reuniones estos días y creo que... Tengo mucha confianza en usted, la he visto muy interesada, con una inquietud enorme por estas islas, por estos problemas, y me alegro, me alegro, señora consejera. Pero ¿el principal problema cuál es?: que hay que hacer masa crítica para los transportes. Es decir, ese modelo turístico que queremos en La Palma, que está ligado, el modelo principal, señor Déniz, está ligado al mantenimiento de los cultivos, que un agricultor pueda tener diez apartamentos pero comprometido a cultivar el resto de la finca, para empresarios palmeros, pero esos empresarios ni saben de turismo ni conocen el turismo, pero si viven de una agricultura subvencionada, que es la que tenemos, pues, acabarán dejando de ser empresarios. Entonces se establece ese modelo de turismo verde, que nosotros estamos encantados de que se llame turismo verde, porque queremos que sea turismo verde, pero para que ese turismo verde, que es el grueso del modelo de La Palma, pueda subsistir necesitamos que vayan los aviones llenos y necesitamos -y lo voy a decir claramente aquí- seis o siete actuaciones de hoteles, aisladas en el territorio, de hoteles temáticos, se necesitan, y se necesitan tres o cuatro campos de golf. Si no, no sale esto, y esos tienen que estar adaptados al territorio. Porque, ¿qué hace usted, que va a subvencionar toda la vida, señor Déniz, va a subvencionar a los turistas que van a La Palma, los va a subvencionar? Pues si no van los aviones llenos, no van. ¿Y sabe lo que le cuesta a un turista de Gran Canaria ir a El Hierro o a La Palma, sabe lo que le cuesta? No va.

Y nosotros estamos de acuerdo en promocionar ese turismo de senderismo, el turismo rural, y para ese tipo de empresariado que hay en La Palma, que no sabe nada de turismo, tenemos que hacer acciones normativas, con incentivos de crédito, subvenciones, asistencia técnica, para que puedan hacer la transformación, porque se trata de una transformación del modelo, como decía aquí alguien antes. Esos son los grandes retos.

Después, miren, yo no sé cuántos años llevamos aquí con el problema de las casitas de La Palma, las casitas rurales, que si las metemos con el turismo vacacional, que si con las villas... Las casitas rurales de La Palma son de La Palma y habrá que ayudar a esa gente a legalizar la situación, porque no son ilegales, pero las llaman alegales. Pues eso, además de ayudar, hay que procurar que concentren la oferta. ¿Para qué? Pues para que tengan una oferta conjunta, se pueda promocionar con la de Canarias, Canarias pueda ofrecer destinos peculiares y singulares y llenar los aviones. Insisto, hay que llenar los aviones. Se necesitan, desde luego, muchas cosas.

Miren, el nuevo borrador del Régimen Económico y Fiscal, que no se acaba de aprobar, es verdad que tiene incentivos para estas islas. Pues a lo mejor hay que complementarlos más para que este modelo se ponga en marcha. Hay que ver que la Unión Europea entienda como una transformación de modelo empresarial el desarrollo turístico de estas islas, para que establezca fondos para ayudar a esa transformación, que un agricultor pueda convertirse en un empresario con una explotación viable. ¿La explotación viable cuál es?: su finca de plátanos o su finca de aguacates y unos apartamentos. Y no es que vaya uno al lado de otro, esos van distribuidos en el territorio, y eso lo van a hacer muy bien el cabildo y los ayuntamientos de la isla. Se lo aseguro, porque en La Palma hay conciencia de esto.

Entonces a don Román Rodríguez yo le diría: no hay que redefinir el modelo, lo que hay que hacer posible es que se ejecute, el modelo está claro. Ese es el problema, que a cada rato se viene a discutir aquí el modelo, cuando el modelo está definido, incluso avalado por las Directrices de Ordenación del Territorio, que se aprobaron siendo don Román Rodríguez presidente.

Nosotros, señor Déniz, no queremos modelo de turismo de grandes hoteles, ¡no lo queremos! A su grupo parlamentario que eso le quede claro, ¡no lo queremos!, pero hace falta llenar los aviones, y en eso nos ponemos de acuerdo. Y la sensibilidad de todas las fuerzas políticas en La Palma, salvo la suya -salvo la suya-, está clara: que queremos preservar el paisaje. Nosotros en La Palma hemos preservado el paisaje mejor que en ninguna isla, en La Palma, La Gomera y El Hierro, en las que mejor preservado está el paisaje. ¿A costa de qué?: del sacrificio de sus agricultores. Esos agricultores que ven que cumplen años y ven cómo sus empresas se les van abajo, se abandonan los terrenos y a vivir de la pensión, y sus hijos a marcharse de la isla. Eso es lo que tenemos (se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Yo cuando estoy aquí pienso en parte de lo que usted decía, pero no se puede hacer aquí demagogia ni pensar que las cosas caen del cielo. Mire usted, no se preocupe porque yo me he dirigido a todos, los debates son así. El señor presidente la... pero, por favor, le agradezco que me atienda.

Mire, lo que usted dice, nosotros queremos quitar a los obreros de las cunetas, pero ¿cómo los quita? Dígalo. Queremos quitarlos del paro, ¿cómo los quita? Nosotros no queremos destruir la isla. Tendremos aquí, no se preocupe, que tendremos oportunidad de volver a hablar sobre... (Ante un comentario que se suscita desde el escaño).

Muchas gracias, don Ernesto, completamente de acuerdo con usted, lo que hace falta es sensibilidad. El Cabildo de La Palma, que por unanimidad ha aprobado la reforma de esta ley para salirse del atolladero en que lo ha metido el Tribunal Supremo, anulando el plan territorial especial... Que podía haberse hecho un plan territorial de aplicación directa y después al final se dijo que no era de aplicación directa, vamos, lo dijeron los técnicos y los trámites. Entonces, cuando venga aquí la ley, nosotros la vamos a apoyar. Nosotros vamos a apoyar claramente la reforma que propone el cabildo, porque en el fondo de lo que trata es de agilizar.

Doña Rosa Bella, de acuerdo. Muchísimas gracias. Nosotros, nuestro turismo, el turismo de estas islas quiere ser comprometido con el medio ambiente. No lo dude, está en la filosofía, en las actuaciones, en el plan, en todo lo que se dice. Con lo que no estamos de acuerdo es con los que dicen que no se quiere hacer nada y que no ofrecen alternativas al modelo de que estas islas sigan retrocediendo, la población envejeciendo, marchándose, etcétera, etcétera, y que tiene que ser competitivo.

Pero yo, para concluir, insisto, plena confianza en usted, señora consejera, plena confianza en este Gobierno. Yo creo que estamos ante un buen Gobierno y que hay que darle el tiempo, pero estos problemas son urgentes, y el principal por el que usted podía empezar es por estudiar la manera de que los fondos de vuelo, a través de los fondos de vuelo se pueda incentivar la llegada de turistas a La Palma para ir saliendo de esta situación, sin esperar a que estén todas las normas modificadas.

Antes me extendí, me gustaría haberme extendido más. Espero con esta intervención haber explicado qué es lo que pretendía, cuál es la situación, dónde estamos y a dónde queremos ir.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Castro.

(El señor Déniz Ramírez solicita intervenir).

Dígame, señor Déniz, qué desea.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Y amparándome en el artículo 81, porque parece que soy yo el consejero de Turismo. Se han referido a mí y todo...

La señora PRESIDENTA: Perdón. Dígame lo que quiere hacer para ver si le concedo la palabra o no, para entenderlo, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): Una serie de matizaciones porque entiendo que se ha tergiversado un poco lo que yo planteé.

Mire, efectivamente, señor don Antonio...

La señora PRESIDENTA: ...de concederle la palabra o no. Dígame qué es lo que quiere hacer para yo, en atención al Reglamento, ver si le concedo la palabra o no, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): Varias intervenciones me han contradicho en mis intervenciones y entiendo que necesitan ser clarificadas.

La señora PRESIDENTA: Pues tiene un minuto, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): Muchas gracias.

Vamos a ver, yo entiendo que también los aviones hay que llenarlos, pero entiendo que hay que llenarlos con otro objetivo. Me parece que la oferta de estas tres islas tiene que ser totalmente diferente, que ha habido planes y ha habido modelos. La gente está demandando, incluso los turistas, no solamente turistas extranjeros, también turistas canarios, otro tipo de modelo, y me parece que en ese sentido es en el que nosotros tenemos que trabajar.

Efectivamente, yo entiendo que las cunetas hay que limpiarlas y las palmeras hay que podarlas bien, porque en La Gomera se están podando mal, según se queja la gente, pero entiendo que esa no puede ser solamente, la única posibilidad de empleo que tiene la juventud. Tenemos que poner a los cabildos y a las instituciones a trabajar para incentivar a la gente a crear microempresas y que la gente nuestra, la gente de Canarias, se haga con ese mercado, con ese tipo de empresas, que están hoy trabajando con turismo de ocio, de veredas, de senderos, deportivos y otros tipos, echarle más imaginación. Poner a nuestra gente a trabajar, a activar los parques arqueológicos. Quiero decir, hay un turismo de calidad que necesita también una oferta cultural y la gente que tiene los pequeños apartamentos también tiene que enriquecerse de esa posibilidad.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Déniz.

Señor Castro.

El señor CASTRO CORDOBEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta.

Yo les agradezco, en primer lugar, a todos los grupos la posición, que es legítima, y me alegro que usted aclare su posición, pero yo le agradezco que se lea, se lea y se estudie, el Plan Territorial Especial de Actuación Turística de La Palma, el de El Hierro, que está aprobado en el 2011, y que en la legislatura pasada prácticamente no se hizo nada, y el de La Gomera, que está aprobado en el 2004. Ahí está, ahí está la preservación del espacio y el modelo, pero no vamos a llenar con senderistas los aviones para crear una masa crítica, y entonces el coste del vuelo es caro y el modelo que queremos desarrollar no sería posible.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Castro.

Y para cerrar, el Gobierno, consejera.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Muchas gracias, señora presidenta.

Bueno, como les decía, es necesario hacer ese análisis que estamos haciendo, profundo, de cada una de las islas, de las necesidades, para ver de qué manera podemos impulsar o apoyar el turismo en estas islas.

Son muchas las posibles líneas de actuación, como les decía. Estamos conociendo un poco la situación de cada una de ellas. Son muy diferentes, pero a la vez comparten un poco la especialización en más turismo de naturaleza, por su paisaje, su patrimonio, etcétera. Dentro de esas posibles líneas de actuación, como les digo, estamos iniciando la etapa de conocimiento de las necesidades, pero puedo dar algunas pinceladas de dónde vamos a trabajar, dónde estamos enfocando los equipos de trabajo.

Por un lado -lo he comentado en otras comparecencias-, la normativa, es importantísima la simplificación, la agilidad, tratar de simplificar para dar más agilidad a la normativa, más seguridad jurídica, que eso a su vez, pues, genere mayor inversión. El trabajo conjunto que vamos a realizar con la Consejería de Política Territorial, hemos creado un equipo de trabajo para ver ambos aspectos: la parte territorial y la parte turística.

Desde el punto de vista de ayudas económicas, yo me comprometo a, una vez estudiada cada realidad insular, facilitar a todas las islas, a estas islas de las que estamos hablando, la información necesaria y hacer de interlocutora con otras administraciones públicas para poner esa información a disposición de posibles inversores locales que tengan interés en poner alguna actividad, alguna microempresa, facilitarles, hacerles llegar... Los cabildos hacen esta labor, pero desde el Gobierno queremos apoyar a los cabildos para hacer llegar todas las posibles ayudas que haya de la Unión Europea, del Estado, microcréditos, etcétera. O sea, también mi puesta a disposición para hacer de interlocutora con todas las administraciones.

Con respecto a la conectividad, al transporte, también muestro mi disposición a apoyarles en la necesidad de mejorar la conectividad aérea, en las pretensiones de lograr unos mayores incentivos, la bonificación aérea, un porcentaje mayor para estas islas, puesto que facilitaría el traslado desde las otras islas, desde Gran Canaria o desde Tenerife, o desde cualquier isla de las Canarias, de esos turistas que ya están aquí, si ampliamos esa bonificación para La Palma, La Gomera y El Hierro. Eso también ayudará a rebajar estos costes para que el turista pueda desplazarse a todas las islas.

La promoción. Ya ampliamente en mi primera intervención lo dije, pero desde luego vamos a hacer el mayor esfuerzo, en campañas profesionalizadas, específicas, dentro de estas plataformas, y vamos a poner a nuestros profesionales, expertos en marketing, para trabajar el producto en las islas, porque, como ustedes saben, el marketing empieza con el producto. Y tenemos que trabajar con cada una de ellas, cuáles son las necesidades que nos han mostrado, sus virtudes, que vamos conociendo, pero que vamos a seguir en esa línea de profundización, para ayudarles, con los profesionales que tenemos desde la consejería, elaborar los estudios necesarios y la puesta a disposición de esos profesionales para asesorar a sus equipos en las distintas instituciones, para buscar esa mejora de la que estamos hablando.

Con respecto a algún caso concreto que han comentado, el tema de La Palma, de las casitas de La Palma, estoy de acuerdo con usted, don Antonio Castro, que hay que buscar una posible solución. Porque es necesario tener, como usted decía, masa crítica suficiente, que sea un incentivo para las aerolíneas para poner más vuelos. Entonces es necesario aunar la oferta turística. En este caso de las casitas sería positivo, estoy totalmente de acuerdo y voy a procurar, dada la transversalidad que tiene el turismo, hacer de interlocutora con otras consejerías, Política Territorial, Economía, para el tema de incentivos, etcétera, con Transportes, para el tema de las bonificaciones. O sea, mi máxima es el impulso del turismo en Canarias; por tanto, como no puede ser de otra forma, en estas tres islas hay que hacer un especial esfuerzo, porque, como todos sabemos, bueno, es insuficiente y no les ayuda ese desarrollo económico necesario en estas islas.

Y, por último, recordarles que de la consejería, uno de los grandes objetivos, que creo que va a ser muy importante, es la elaboración del plan estratégico del turismo para Canarias. Dentro de ese plan estratégico, lleva una fase de estudio, análisis, bueno, ver qué modelo turístico queremos, si seguimos con el mismo, mejorado o se reforma o se cambia. Dentro de ese plan estratégico del turismo para Canarias estarán, por supuesto, las especificidades de cada una de las islas, como no puede ser de otra forma, porque son muy diferentes y somos conscientes de ello.

Por tanto, nada, encomendarnos. Decir que estamos en la tarea de buscar ese impulso. Yo me alegro de que hoy en esta Cámara se debata sobre estas tres islas. Es necesario apoyarlas desde todos los ámbitos, desde el Gobierno, desde las instituciones y desde el ámbito privado también.

Por tanto, pues, nada, agradecer sus palabras y, bueno, cualquier colaboración que necesiten, pues, aquí estamos.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0181 Sobre -Consejera de Turismo, Cultura y Deportes-, sobre impulso del sector turístico en El Hierro, La Gomera y La Palma.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico