Diario de Sesiones 156/2015, de fecha 10/2/2015 - Punto 22

8L/C-1790 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE LA POSICIÓN DE CANARIAS EN EL CONSEJO DE POLÍTICA FISCAL Y FINANCIERA SOBRE LA QUITA DE INTERESES DE LA DEUDA DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Comparecencia del Gobierno, del señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre la posición de Canarias en el Consejo de Política Fiscal y Financiera sobre la quita de intereses de la deuda de las comunidades autónomas.

Por parte de Coalición Canaria, don José Miguel González tiene la palabra.

Señorías, por favor, ocupen sus escaños, guarden silencio.

Don José Miguel, tiene usted la palabra.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ: Gracias, señor presidente.

Bueno, realmente, señor consejero, cada vez que va usted a un Consejo de Política Fiscal y Financiera viene con noticias llamativas.

No es la primera vez: yo ahí, estando yo de consejero de Hacienda, tuve allí problemas, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, incluso tuvimos que votar en contra de un sistema de financiación, porque, fundamentalmente, los problemas que hemos tenido y siempre tendremos son que Canarias no encaja en el sistema general. Esto es un comentario que lo hemos hecho y hay que reiterarlo: Canarias necesita un sistema de financiación separado del modelo común, porque, como cada vez más se basa en la utilización de tributos del Estado como compensación y en Canarias realmente esos tributos no existen o son de la comunidad autónoma o son dirigidos a las corporaciones locales en el 58%, pues, no encaja.

Tampoco cualquier posición que olvide, y ese es el tema más importante, que la financiación de la comunidad autónoma es, además de eso, está un sistema que se llama el REF -que ya incidiremos en otro punto del orden del día- que no tiene nada que ver con la financiación y que algunos confunden, algunos por error, yo no sé si algunos intencionalmente.

De todas formas, hemos pensado que es conveniente que usted comparezca hoy y nos explique cuál es la posición de Canarias en ese Consejo de Política Fiscal y Financiera del 23 de diciembre sobre la quita de intereses de la deuda de las comunidades autónomas. Hemos conocido sus informaciones en la prensa, el disgusto que presenta en el sentido de que parece que los que realmente hemos seguido la política que ha ido marcando el Gobierno de mantenernos dentro de las posibilidades que dan los ingresos para los gastos, manteniendo el déficit dentro de unos niveles muy controlados, que cada vez más incluso nos han ido disminuyendo el margen a nivel del Estado, curiosamente dando más margen al que peor ha cumplido anteriormente, lo que parece una situación relativamente injusta... Pero, claro, ahora el problema se plantea, una idea que puede parecer interesante, y es que por parte del Estado se ayude a la financiación de las administraciones de las comunidades autónomas y también de las corporaciones locales, de manera que puedan acceder al crédito a igual tipo de interés que el propio Estado, que en este momento, afortunadamente, está casi alrededor del cero por ciento. Bueno, puede parecer una iniciativa, pero, claro, llega la hora de la verdad y usted plantea que, por ese tema, lo que se está haciendo es, por supuesto, ayudando en cierta manera a algunas comunidades y algunas tal, pero fundamentalmente permitiendo que, cuando refinancie una deuda, o sea, una deuda nueva, a aquellas comunidades que han incumplido o que tienen mayor deuda, pues, resulta que se les paga la diferencia del interés en el tipo cero y el tipo que tendría en el mercado. Con lo cual resulta que parece que del dinero que se maneja, que son casi seis mil millones -por cierto, que decía que no había dinero y han aparecido 6.000 millones, no sabemos de dónde-, nada menos que 1.200 a Cataluña, 700 a Valencia, parece, y 200 a Murcia y a Castilla, y a Canarias se le daba una cifra que por lo visto no es exacta... Parece -no quisiera incidir demasiado en el tema- que, cuando se han seleccionado las comunidades y se ha hecho esta decisión, será una casualidad, puede ser casual, pero las casualidades uno tiende a dudar de ellas, que las que más se favorecen son precisamente comunidades autónomas regidas por el partido que está en el Gobierno. Y entonces le entra a uno la sospecha de si, con estas medidas, con independencia de las buenas intenciones, también hay algo detrás, que lo que va a buscar es mejorar la situación en aquellas comunidades donde el Partido Popular tiene dificultades de cara a las elecciones de mayo.

Señor consejero, espero que nos pueda usted explicar cuál fue su posición y quizás posteriormente yo me referiré al real decreto, el 17/2014, bastante complejo por cierto, y que evidentemente intenta desarrollar lo que, por lo visto, allí se trató.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Economía, don Javier González Ortiz, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes a todos y a todas.

Pues sí, señor González, en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera se cometió una auténtica aberración en materia financiera. Se nos impuso una decisión irracional, de carácter político, y que en absoluto nada tiene que ver con el interés general. Así lo dijimos no solo desde Canarias sino desde otras comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, que alzamos la voz ante una medida diseñada solo y exclusivamente para que algunas autonomías pudieran cuadrar sus cuentas. A esto responde la quita de intereses planteada por el Ministerio de Hacienda, aplicada sin un solo criterio racional y sin tener en cuenta las necesidades de financiación de los servicios básicos, perdiendo así la oportunidad de atender a la justicia social y corregir los graves desequilibrios entre ciudadanos y territorios que está produciendo el actual sistema de financiación. Y lo hizo, lo hizo el señor Montoro, lo hizo el Gobierno central, a costa de romper su propio discurso, porque el argumento para no atender la obligación legal de modificar el sistema hasta ese momento era que no había fondos, que no se podían subsanar esos desequilibrios mediante la reforma del sistema de financiación porque no existía ni un solo euro adicional. Pero engañaron a los ciudadanos, porque resultó que sí había: exactamente 5.811 millones de euros, porque ese es el coste que el Gobierno central, según sus propios datos publicados, asumirá para que las administraciones públicas paguen menos intereses por su deuda.

¿Y cuál es el criterio de reparto de esos nuevos fondos? El político. Ningún otro. Una distribución por la que obtendrán más recursos aquellos territorios que más deuda acumulan o que tengan la fortuna de afrontar en este año 2015 un mayor volumen de vencimientos. Por eso aseguro y reitero que la quita de intereses es una auténtica aberración.

Siempre estuvimos de acuerdo en que todas las administraciones públicas pudiéramos beneficiarnos de los bajos tipos de interés que obtiene el tesoro en los mercados al financiarse. Creemos que es una actuación acertada que las administraciones destinen los menores recursos posibles al pago de intereses en beneficio de los servicios públicos. Pero otra cosa bien distinta es que la diferencia entre el coste al que se financia el tesoro y el 0% que se aplica ahora a los intereses de la deuda de las comunidades autónomas sea asumido por el Gobierno central para distribuir los recursos por la puerta de atrás. Con eso no estamos de acuerdo, porque el resultado, con la connivencia absoluta del Partido Popular, es que el Gobierno central sigue manteniendo a las islas a la cola de los fondos necesarios para afrontar el gasto social. Y lo hace a conciencia pudiendo establecer, con el dinero ahora disponible, otros mecanismos que, en coherencia con el discurso establecido a lo largo de esta legislatura, mejoren la situación de las comunidades autónomas en peor situación como las islas, que reciben anualmente 800 millones de euros menos que la media estatal. Posición esta, la del reconocimiento de los efectos del actual sistema, que avalan todos los estudios, incluido el recientemente publicado por FAES, fundación, creo yo, vinculada al Partido Popular, que señala a Canarias como la más perjudicada por un sistema de financiación que califican de fracaso rotundo.

Pues bien, señorías, ese fracaso rotundo se subsana con menos de la mitad del coste que supone la condonación de intereses, es decir, con 2.200 millones de euros se situaría a todas las comunidades autónomas en la media, a aquellas que hoy en día estamos por debajo en la recepción de recursos. Por lo tanto, si existiera una intención real de atender el interés general en vez del político y con un coste sustancialmente menor, hoy tendríamos un fondo transitorio de compensación a distribuir entre las comunidades autónomas para que todos los ciudadanos, vivan donde vivan, accedan en equidad a los servicios públicos esenciales.

Esa, señor González, fue la posición que mantuvimos en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera: que esos recursos adicionales se repartieran entre las comunidades autónomas que estamos por debajo de la media en el sistema de financiación. Así de sencillo. Eso sí, atendiendo a un criterio que entendemos racional, un criterio de la justicia social. Y mientras esto no ocurra, el Gobierno de Canarias seguirá priorizando las partidas necesarias para sufragar la sanidad, la educación y la acción social, sustituyendo así la obligación del Gobierno central, del Estado, y teniendo, por tanto, que restar recursos a otros programas y políticas para poder afrontarlas.

Son, señor González, las diferencias entre unos y otros, diferencias que también nos distinguen en la gestión, por la que Canarias es una de las comunidades autónomas que menos recursos destinan al pago de intereses. Somos la segunda comunidad autónoma menos endeudada de España, tanto en PIB por habitante, cumpliendo reiteradamente los objetivos de déficit y los límites de deuda.

Señorías, recordemos, seamos conscientes de que Canarias no puede hipotecar su futuro más allá de lo necesario, porque el excesivo coste financiero, cuyo pago -les recuerdo- es constitucionalmente prioritario, mermaría aún más nuestra capacidad de actuación. En contraposición a otras tesis, enganchadas al populismo ramplón, cumplir con el déficit nos permite hoy obtener solvencia y optar a condiciones de financiación más ventajosas, a diferencia de otras comunidades autónomas, lo que nos lleva, por tanto, a un sustancial ahorro. La gestión realizada por este Gobierno nos ha dado credibilidad, tanto para mejorar las condiciones de nuestros créditos en los mercados financieros como para ya poder abandonar el Fondo de Liquidez Autonómica -el FLA- y acceder ahora al nuevo Fondo de Facilidad Financiera. Un mecanismo reservado únicamente a las comunidades autónomas que cumplen, que supone, por tanto, la aplicación de ese 0% de interés en el 2015 y se amplía esta condición a los años 2016 y 2017. Ventaja, esta de la ampliación a los años 2016 y 2017, imposible de obtener para aquellas comunidades autónomas que no han cumplido. Una opción posible gracias a que Canarias, por lo tanto, responde a los tres requisitos exigidos, esto es, cumplir con el objetivo del déficit, cumplir con el límite de deuda y con el periodo medio de pago a proveedores.

Y, señorías, no siendo esta vía, ni mucho menos, la que entendemos que las islas necesitan para obtener la financiación correcta de nuestros servicios esenciales, nos acogemos a ella en aras de obtener todo el ahorro posible mediante una actuación responsable. Eso sí, ahorro que no asciende a 177 millones de euros, como ha difundido el Ministerio de Hacienda, que ha inflado los datos tanto de Canarias como de otras comunidades autónomas. Les recuerdo que ya en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado mes de julio los intereses del FLA se rebajaron al 1%, por lo que esta medida ya iba a producir una disminución del gasto financiero en el año 2015. Medida que, sumada al tipo cero del Consejo de Política Fiscal de diciembre, deja la cantidad total de ahorro estimado en algo más de cien millones de euros. Cantidad esta que ya fue tenida en cuenta en la elaboración de los actuales Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2015.

Una rebaja que, junto a la renegociación de otros préstamos suscritos por la comunidad autónoma, permitió a este Gobierno liberar recursos para trasladarlos a las partidas de gasto social en las cuentas públicas del año 2015, que, recuerdo, se incrementaron estas a pesar de la disminución global del presupuesto.

En consecuencia, y como respuesta a aquellos que hoy en día exigen la incorporación inmediata de un centenar de millones a otras partidas del presupuesto, deben saber que la cifra será sustancialmente menor, pendiente aún de cuantificar con exactitud a la espera de conocer las condiciones específicas de adhesión al nuevo fondo estatal, en función de los acuerdos de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos.

Con todo, este Gobierno ha estado y estará presente en todas aquellas ventanas que se abran para rebajar nuestro coste financiero, porque eso significará incrementar las dotaciones en el presupuesto social y en las partidas de fomento económico. Lo que no obsta, señorías, para que rechacemos una condonación total de intereses que no se ajusta a criterio objetivo alguno, que solo responde a un interés político que perpetúa los desequilibrios entre territorios y ciudadanos y que sigue condenando a Canarias a la cola en la financiación de sus servicios públicos esenciales.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Por los distintos grupos parlamentarios no solicitantes de la comparecencia, el Grupo Mixto, don Román Rodríguez, desde el escaño, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías.

No tengo tiempo en tres minutos de ir al fondo de la cuestión, pero lo que es evidente es que el Gobierno se ha equivocado en su estrategia: en la lógica, nosotros cumplimos más que nadie porque, si no, nos intervienen y ahora resulta que a los que incumplieron de manera manifiesta no solo no se les interviene sino que se hace una quita unilateral, se reestructura la deuda y se favorece a los que incumplieron. De manera que esta es la realidad. Lo que pasa es que no se puede estar en un argumento y en el contrario, arriba y abajo, a la izquierda y a la derecha, hay que elegir, y ustedes eligieron un camino que es ese. Pero ahora no me toca, no tengo tiempo, habrá oportunidad, lo discutiremos en este proceso electoral hasta la saciedad. Lo que me gustaría saber es qué van a hacer ustedes con los 113 millones de ahorro de los intereses de lo presupuestado.

Lo que no vale es decirnos ahora que lo que hizo Montoro lo sabían ustedes y que los 136 millones de reducción de intereses, que ya tiene el presupuesto, que fue mérito de la situación de la deuda, pero también de la rebaja de los intereses el año pasado, estaban ya contabilizados. ¿Hay 113 millones disponibles en virtud de la rebaja o no?, porque, si no, no hay quien entienda aquí. Ya es difícil entender que el Gobierno español diga "178" y ustedes "113", pero, sean 178 o 113 o 111,5, lo que parece evidente es que eso se libera, estaba previsto para pagar intereses y, si se rebajan, se libera. Usted puede llevarlo a la caja y seguir ahorrando, puede ser, que seguramente sea el fondo de la cuestión, pero nos gustaría saber cuál es la cantidad que se libera en virtud de esta condonación de los intereses. En Cataluña es lo que es, aquí son entre 113 y 177.

Y ya tendremos oportunidad, bueno, mucha oportunidad, de hablar de que si la estrategia de la austeridad, del ajuste salvaje, en la que ustedes han sido alumnos aventajados, es lo que interesa. Y los que hemos defendido otra política fiscal ahora resulta que somos populistas. Es que aquí hay dos políticas: la de la derecha, la de siempre, la que ha generado esta quiebra social, la del desempleo, la de la miseria, la del deterioro de los servicios públicos, y ustedes han estado en ese lado, y los que hemos rebatido esto desde el primer minuto de la crisis y, desgraciadamente el tiempo nos ha dado la razón. Una política suicida que ha quebrado la cohesión social, que ha quebrado los servicios públicos, que ha retraído inversiones en la economía y ahora estamos donde estamos.

Pero me interesa: díganos cuánto dinero se libera y a qué lo va a dedicar, y ya tendremos oportunidad de hablar del fondo de la cuestión.

Evidentemente, nosotros estamos a favor de la revisión del sistema de financiación y nos parece una chapuza lo que ha hecho el señor Montoro, pero era esperada, como casi todo lo que ha hecho el señor Montoro. Los que se han dejado engañar han sido ustedes, nosotros no.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Manuel Marcos, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Buenas tardes.

Señor consejero, el nuevo mecanismo dispuesto por el Ministerio de Hacienda para mejorar la financiación de las comunidades autónomas es un paso más en la senda marcada por el Gobierno del PP durante toda la legislatura: primar su interés electoral frente al interés general de los ciudadanos. Nuevamente nos presentan una solución que nada tiene que ver con el origen del problema, por mucho que quieran decirnos que lo hacen con la buena voluntad de beneficiar a las comunidades autónomas. Si las comunidades autónomas, señorías, precisan acceder a deuda pública para sufragar la sanidad, la educación y los servicios sociales es simple y llanamente porque el sistema de financiación no funciona.

Los que niegan la necesidad urgente de cambiar este sistema por falta de recursos no pueden venir ahora a decirnos que disponen, como ya ha señalado aquí el consejero, que fue la información que se le dio en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que disponen de 5.800 millones para pagar los intereses de la deuda de las comunidades. O una cosa o la contraria, pero las dos es imposible. Usted lo ha explicado muy bien: si existe un amplio consenso en cifrar las necesidades de financiación de las comunidades autónomas en 2.200 millones para equiparar a las que están por debajo de la media en la media, es decir, eso está analizado y está consensuado, 2.200 millones, para equiparar, y nosotros estamos muy por debajo de la media, equipararnos a la media, y el Estado dispone de 5.800 millones, ¿por qué no se toman de ahí los recursos? Pues por una razón muy sencilla, porque habría que fijar criterios objetivos de reparto y el Partido Popular no quiere ni oír hablar de criterios objetivos, lo que le interesa son los criterios políticos. Sí, señorías, es así, porque si disponemos de esos fondos con unos criterios objetivos los podíamos haber repartido. Ahora no se reparte con criterios objetivos sino con criterios estrictamente políticos.

Antes de hacer su propuesta, el Ministerio de Hacienda ya sabe qué comunidades autónomas están más endeudadas y cuáles afrontan más vencimientos de deuda y, fruto del rigor presupuestario, Canarias no es una de ellas y, por el contrario, otras, gobernadas por el PP, sí que lo son. El rigor presupuestario nos ha permitido -nosotros defendemos el rigor presupuestario en el marco en el que nos movemos-, nos ha permitido que este año destináramos 109 millones a políticas sociales en lugar de a pagar intereses.

Por lo tanto, señor consejero, nuestro grupo está totalmente de acuerdo con el planteamiento que usted ha hecho en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera en la propuesta que hace el ministerio para hacer una quita de intereses a la deuda de las comunidades autónomas.

Gracias, presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Popular, don Jorge Rodríguez, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Señor presidente, señorías.

No hay una sola medida, no hay una sola decisión, que yo recuerde, durante esta legislatura, que haya adoptado el Gobierno de la nación que haya merecido la satisfacción o el aplauso por parte del Gobierno apoyado por Coalición Canaria y Partido Socialista; todo lo contrario: se han dedicado ustedes, señores del Gobierno, se han dedicado ustedes, con su gestión inepta, con su ineficacia y, desde luego, con su toma de decisiones equivocadas a crear problemas nuevos que el Gobierno de la nación, por otra parte, está intentando eliminar a nivel nacional.

Miren, la mejora de la situación financiera, afortunadamente, del país, del Estado, está permitiendo mejorar la financiación, mejorar las condiciones y, sobre todo, mejorar la tesorería de las administraciones de las comunidades autónomas y de las entidades locales que lo soliciten. Por primera vez se ofrece, por parte del Gobierno de la nación, financiación incentivando el cumplimiento de objetivos. Se reorganizan y se simplifican los mecanismos de liquidez de los fondos de financiación de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales. El tipo de interés de estos mecanismos es o será del 0% en el 2015, así que los préstamos que las comunidades cumplidoras formalicen en 2015 con cargo a la nueva Facilidad Financiera mantendrán el tipo de interés del 0% también en el 2016 y 2017. Por tanto, se podrán financiar los vencimientos de deuda de bancos nacionales o de bancos internacionales con los nuevos mecanismos y la deuda, bueno, la deuda viva con el fondo para la financiación de los pagos a proveedores y del FLA estará asumida por parte del Estado en lo que a la diferencia del tipo de financiación del tesoro se refiere.

Señor consejero, hoy el Partido Popular, el Grupo Parlamentario Popular, le demanda, le demanda que destine usted el sustancial ahorro de intereses de la deuda que usted tenía presupuestada para este ejercicio 2015, que la destine a inversión productiva y a inversión social, entre las que incluimos, por ejemplo, la terminación del hospital de Fuerteventura o la terminación de la carretera de Agaete a La Aldea, por ejemplo, que ya es hora, y, por consiguiente, también que puedan sufragarse con el margen presupuestario obtenido gracias a las nuevas medidas, repito, de financiación puestas en marcha por el Gobierno de la nación.

El importe ahorrado en la devolución del FLA y del pago a proveedores debe dedicarse, señor consejero, repito, a incrementar la dotación de recursos económicos en las obras de infraestructura que mayor demanda social en estos momentos presentan, así como a cubrir las carencias...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, Grupo Nacionalista, don José Miguel González, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ: Gracias, señor presidente.

Bueno, yo he oído cosas muy interesantes hoy aquí, sorprendentes también. Es decir, por ejemplo, se acusa de que nada de lo que ha hecho el Gobierno del Estado ha recibido el asentimiento. ¡Pues claro que no!, porque es que realmente cómo vamos a dar asentimiento, por ejemplo, a que no provea fondos para los convenios de carreteras, que son obligatorios, firmados, comprometidos, que corresponden a una norma aprobada por ley que dice que son de interés general. Vamos a decir que sí. Y usted todavía dice, "¡oiga!, ¡y si le sobró algo, dedíquelo a eso, que el Gobierno lo ha puesto!". El que tiene que poner el dinero para La Aldea es el Gobierno del Estado. ¡Está usted equivocado! Está en el convenio y tiene que ponerlo. No lo pone y dice, "no, ahora háganlo ustedes".

Luego, además, vamos a ver, yo creo que lo que hay que pedir es lealtad institucional. Lo que no se puede hacer es dar una norma... Usted dice: ustedes no han hecho nada. El Gobierno ha cumplido, yo diría de un modo estricto, los compromisos que se le habían señalado sobre la deuda, sobre el endeudamiento, manifestando su protesta, porque se le reducían sus límites, porque no se tenía en cuenta el PIB, porque se decidía de una manera arbitraria, y resulta que ahora ustedes dicen, "hombre, lo han cumplido..."; no, no, dicen: "ustedes no han cumplido o no les ha gustado"; y ustedes vienen ahora por detrás y dicen: "ahora al que no lo cumplió le voy a bajar el tipo de interés, se lo bajo a todos pero, como usted no ha hecho nada, a usted no se lo bajo". ¿Eso qué es?, ¿usted cree que eso es lealtad institucional? Pues cómo vamos nosotros a dar aprobación a un engaño real, de facto, planteado por el Estado. Es decir, usted cumpla, el estricto cumplimiento, todo el mundo que cumpla y resulta que a los que no cumplen se les premia. ¿Qué cree usted que es eso?, ¿usted cree que eso es lealtad institucional?

Y, claro, no puede uno menos que sospechar que detrás de eso algo hay, porque yo no entiendo que vayan a castigar a Canarias solo por Canarias. Entonces miramos, ¿a dónde?, a Cataluña porque no pueden hacer otra cosa y las comunidades del PP porque son del PP. Entonces ¿usted qué cree, que nosotros los vamos a aplaudir aquí?, ¿les vamos a decir que el Gobierno ha actuado correctamente? ¿Usted no entiende que nosotros tenemos que decirle "¡usted me ha engañado!"? O por lo menos ha faltado a la lealtad institucional, porque usted ha marcado unas reglas de juego, las hemos cumplido y, cuando ha finalizado el partido, dice, "¡bueno, ustedes lo hicieron, ahora fastídiense, a ustedes no les doy nada". ¿Sinceramente usted cree que eso es defendible? ¿Usted tiene, como canario, sentido de venir a decir esto aquí, a nosotros que, cumpliendo lo que el Estado ha hecho, se nos castiga? ¿Usted entiende lo que estoy diciendo? ¿Cómo puede usted defender otra posición, si la entiende?

Yo creo que las cosas hay que decirlas con la verdad y con claridad. Y estamos hablando de cosas claras. Aquí no hay dudas: esto no es una hipótesis, esto no tiene nada que ver con ideologías, tiene que ver con la realidad. Usted, Gobierno, establece unas normas, yo las cumplo y otros no las cumplen; y a los que no las cumplen se les ayuda y a los que las cumplen no se les da nada. ¡Pues, vaya historia, vaya historia!

Y luego vamos al tema de la financiación, porque, claro, también el tema de la deuda en principio hay que matizarlo, porque lo que no puede ocurrir es que llegáramos a la trampa de liquidez, que llegáramos a tener deuda para pagar los intereses de la deuda. Yo no veo mal que un objetivo de ese tipo se ponga en marcha por el Gobierno del Estado, pero sí lo que veo mal es que no se apliquen criterios objetivos con la distribución. Ya lo ha dicho el consejero: si aquí nosotros -y reconocido por todas las instituciones, hasta por la Fundación FAES- estamos los peor financiados de España, resulta que hay una serie de comunidades que estamos mal financiadas y se dice que con 2.000 millones se puede hacer eso y, en vez de eso, ustedes lo que hacen es para pagarles los intereses a aquellas comunidades que han incumplido, ¿qué cree usted que podemos decir a eso?, ¿lo vamos a aplaudir? ¿Usted cree realmente que nosotros como canarios podemos no considerar que eso es un trato injusto, que yo que he cumplido se me maltrata y a otros que lo han incumplido les doy..., y reconociendo que estamos mal financiados? Bueno, ya al colmo se llega -y luego ya lo hablaremos en otro tema- cuando se confunde, por alguien representante del Partido Popular, la financiación con el tema del REF. Es decir, ¿cómo se puede...? Hay que traerlo aquí, porque es que uno de los valores que está haciendo el ministerio, confundiendo a la opinión pública, es intentar decir que Canarias está financiada por la financiación más el REF, que, como todos saben -lo dice la Lofca, lo dicen todos-, no tiene nada que ver una cosa con la otra. Es decir, los fondos que vienen a compensar las desigualdades de la comunidad autónoma son fondos que no tienen que incluirse en la financiación. Alguno de ustedes ha dicho algo parecido, lo contrario, estos días. Por cierto, que ha corregido, porque tenía que corregir, porque era una cosa tan disparatada que no se podía mantener claramente. Luego, en una intervención, le voy a hacer una cita hecha por usted personalmente, para que vea lo que usted dice; dice lo mismo que yo estoy diciendo ahora.

Creo, señorías, que estamos en un momento complicado. Es decir, evidentemente, la política sobre el endeudamiento es un tema muy serio, hay que estudiarlo. Porque a veces se maneja... -y ahí le contesto un poco a lo que ha dicho el portavoz del Grupo Mixto-. parece que endeudarse es una buena cosa. Endeudarse no es ninguna buena cosa. Es decir, lo primero de todo, si no es para inversión, es enormemente pernicioso; y, segundo, cuando nos endeudamos, lo único que hacemos es que les pasamos la factura a nuestros hijos. Porque, claro, cabe -no sé si alguien aquí lo pretende- que digamos: "no vamos a pagar la deuda, hagamos lo que dice el señor de Syriza o lo que ha hecho la...". Sería mirar hacia el sur, hacia el sur de América, que es lo que le ha pasado a la señora Kirchner por no pagar las deudas; o lo que le está pasando a Venezuela, que está amenazada de poder fallar la deuda. Uno no se puede endeudar si no hay perspectivas de crecimiento y de aportación de recursos para compensarlo y pagarlo. ¿Que es necesario endeudarse a veces?, sí, pero siempre y cuando haya clarísimamente perspectivas. Y yo digo: si por parte del Estado -y esa es la teoría- se dijo "hay que controlar el endeudamiento de todas las administraciones públicas porque eso significa poner en peligro la estabilidad del país", etcétera, etcétera; muy bien, da unas instrucciones, que le gustarán a uno o no le gustan, pero el que se apunta no puede ser castigado; es decir, el mismo que te manda hacerlo te castiga por hacerlo. Eso es lo que está pasando aquí y esta es la queja que tenemos, no hay otra. No que se decida que se pague el 0% por las comunidades autónomas sino que, si resulta que los que han infringido enormemente las barreras, a las que se les dio incluso más capacidad de endeudamiento, resulta que ahora, como tienen mayor deuda o porque coincide con que este año, que tienen que volverla a refinanciar porque les vence, resulta que esos señores tienen mayor aportación del Estado que las comunidades que lo han cumplido.

Yo quizás... no quiero insistir más, creo que es tan evidente que para qué vale la pena volver a decir lo mismo otra vez.

Si uno analiza el texto del real decreto... bueno, tiene algunas cosas interesantes, no todo es negativo -yo no soy negativo por sistema-. A mí me parece muy bien que establezcan principios tales como -uno evidente-, como el de transparencia, que se sepa para qué se gasta; la garantía de los recursos, que uno tiene que dar dinero para poderlo pagar, porque está claro que si no pagas no estamos en el juego; o la prudencia financiera. No deja de ser un criterio curioso en un texto legal, la prudencia financiera, pero, bueno, yo creo que todos entendemos lo que es ser prudente, o sea, moverte dentro de ciertos límites.

Que se establezca el Fondo de Facilidad Financiera a mí me parece muy bien. Ya ha dicho el señor consejero que nosotros, que estábamos dentro del FLA, al salir del FLA, nos pasamos ahora a la Facilidad Financiera, que, como saben, nos permite endeudarnos, en estos dos, tres años, en el margen que tenemos, claro está, a tipo cero. Bueno, muy bien, correcto. Nada que decir al contrario.

Sin embargo, es bastante intervencionista. El que lee el texto del decreto sabe... Lo primero que dice es que "yo, Estado, tomo el poder de decir que a aquel que me incumpla se lo cobro, ya sea una administración local, ya sea una comunidad autónoma, se lo descuento de la financiación y lo paga por su cuenta". Bueno, estamos entrando en una recentralización del poder así de brutal. Es decir, se incide de esa manera en lo que es la autonomía de decisiones de las entidades. Y, claro, me dice, "no, es que si usted no baja, pues, no le doy el dinero, no le apoyo"; claro, eso no deja de ser una coacción que yo no creo que esté dentro de los procedimientos ordinarios de colaboración entre administraciones. Yo creo que hay otros procedimientos, que son los convenios, las condiciones de convenios y los cumplimientos, no esas amenazas de utilizar la porra para hacerlo cumplir.

Sinceramente, este es un caso más, no es nada nuevo, es un maltrato a Canarias. Indirectamente, sí. No ha sido un maltrato directo, pero es que no se nos hace caso ninguno. Y dicen: "y ustedes aquí, cada vez que vienen aquí se meten con el ministerio". ¿Y qué vamos a hacer? Cuando hagan una cosa que sea buena para nosotros, se lo diremos, pero es que hasta ahora, en toda la legislatura, en ese tiempo que ustedes... no han hecho absolutamente nada por Canarias favorable: nos han negado el REF, totalmente, han incumplido los convenios, han hecho una financiación compatibilizando los fondos del REF, con lo cual nos hemos quedado en el agujero, y acaban a través de este tema. Don Jorge, le aseguro que a mí me gustaría poder hablar bien del Gobierno, pero no puedo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, para concluir la comparecencia, don Javier González Ortiz, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes otra vez.

Hay un tema que me gustaría aclarar fundamentalmente, y es que este real decreto no beneficia a quienes incumplen o quienes cumplen, como a lo mejor de la información aparecida en los medios de comunicación se puede traslucir. No, mire, aquí, si en el año 2015 hay dos comunidades autónomas que han incumplido y una tiene un vencimiento de deuda muy alto y otra ninguno, se beneficia a la que tiene vencimiento alto. Da lo mismo si se ha cumplido o no se ha cumplido, señor Rodríguez, para quitarle alguno de esos argumentos de los que usted habla. Segunda: dos comunidades autónomas que han incumplido, una con muchos vencimientos y otra con pocos; se beneficia mucho más a la que tiene muchos vencimientos. ¡Criterio irracional! Decía alguien, el señor Manuel Marcos dice: "es que, claro, el Estado tiene, el Gobierno central, tiene toda la información de los vencimientos". ¡Claro que la tiene! Derivado del sistema intervencionista que ha establecido este Gobierno central, todas las comunidades autónomas le enviamos papeles, toneladas de papeles, de información; por lo tanto, conoce cuáles son las curvas de vencimiento de la deuda de todas las comunidades autónomas. Y, claro, cuando hicieron el cálculo y reparto, lo hicieron adrede. Es decir, hay un criterio objetivo. ¿Cuál es?, el político. ¿Para qué?, para beneficiar a determinadas comunidades autónomas. ¡Irracional!

¿Cuál es la posición del Gobierno de Canarias? Muy sencilla: pero, vamos a ver... ¡Hasta el Partido Popular ha estado de acuerdo aquí!, ha dicho: no, es verdad, el sistema de financiación hay que cambiarlo, es malo para Canarias, ¡pero, hombre, no se puede cambiar porque no hay más fondos!; si no hay más fondos, ¿cómo vas a modificar un sistema de financiación si no hay más recursos en los momentos en los que estamos? Bueno, pues, ¡mentira!, ¡porque hay más recursos, los ha puesto sobre la mesa el Ministerio de Hacienda!, ¡5.800 millones de euros sobre la mesa! Hay más recursos, recursos contenidos en los Presupuestos Generales del Estado destinados al pago de intereses, que lo que se hace es, se destinan a otros fines. ¿Y cómo se reparten?: pues, en función de la información privilegiada a la que hacía referencia el señor Marcos, para distribuirlos a quien me da la gana. No mediante un criterio justo de reparto atendiendo a las necesidades de los ciudadanos; no, no, como me da la gana. ¡Oh, qué curioso!: resulta beneficioso para las comunidades autónomas donde tenemos ciertos riesgos electorales. Hombre, ¡pues claro que cabe pensarlo!

Decía el señor González lealtad institucional. No, mire, ni una sola.

Usted dice que le digamos alguna medida del Gobierno central positiva. Mire, pues alguna que estropearon: el fondo de pago a proveedores. Una buena medida conceptual para ayudar a las comunidades autónomas -Canarias, poco, pero, bueno-, a las corporaciones locales, a pagar sus deudas. Perfecto. Hombre, a un tipo de interés descomunal. Mire, ¿saben lo que ocurre con Canarias? En el mes de noviembre, en el mes de noviembre, es decir, un mes antes del Consejo de Política Fiscal y Financiera, le preguntamos al Estado, "oiga, como yo les había preguntado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de julio, ¿usted va a modificar el sistema de pago a proveedores?, ¿va a renegociar esas cantidades tan altas que tenemos, porque estamos pagando un tipo de interés muy alto de ese fondo?"; "no, no, en julio le dijimos que no, en noviembre no vamos a modificarlo". Y llega diciembre, ¿y saben lo que hacen? Algunas comunidades autónomas ya habíamos empezado a negociar, y negociamos esos créditos, porque estábamos pagando un tipo de interés muy alto. Y renegociamos nuevos créditos con entidades financieras, porque el Gobierno central nos dijo: no vamos a hacer ninguna medida adicional a este punto. ¿Y qué hace en diciembre? Lo modifica y lo fija al 0%. ¿Y eso es lealtad institucional? Es que eso es lo que reclamamos, la lealtad institucional, la que no ha tenido el Gobierno central, ni una sola, porque díganme ustedes una sola medida, una sola, que haya tenido el Gobierno central, el Gobierno del Partido Popular, especial con Canarias, una sola. Ni una sola, y mire que le hemos planteado medidas. Mire, ¿sabe quién fue el primero que le planteó una... (ininteligible) de la deuda? El Gobierno de Canarias. Le dijo: "vamos a beneficiarnos todos del sistema de los tipos de interés, todos. Asumimos el riesgo, Canarias pagará probablemente un tipo de interés más alto, precisamente porque hay comunidades autónomas que tienen una deuda mucho más alta, pero lo asumimos, para que nos beneficiemos todos". "No, eso no se puede; lo hacemos por la puerta de atrás". "¿Para qué?", "para que no se beneficien todos igual sino para beneficiar solo a algunos". Y eso es criterio político, eso es criterio, eso es sectarismo político, y por eso lo criticamos una y otra vez. Eso es lo que le ha faltado a este Gobierno a lo largo y ancho de toda esta legislatura y, por tanto, lo criticaremos.

Mire, señor Rodríguez, don Jorge, ¿cómo se puede subir a esta tribuna y decir una gestión inepta? ¿Inepta de qué, sobre qué? Mire, sobre el cumplimiento del objetivo de déficit Canarias ha cumplido y a quienes ustedes representan, el Partido Popular ha incumplido una y otra vez. ¡Mentira! Ah, no, que creamos empleo; pues Canarias crea más empleo; ah, no, es que crecemos económicamente en España; Canarias crece más. ¿Pero qué lecciones van a dar ustedes al Gobierno de Canarias en materia de gestión? ¡Ni una sola, señor Rodríguez, ni una sola! Es más, nosotros estamos cumpliendo nuestros compromisos, a veces tarde, con dificultades, pero los estamos cumpliendo; el Gobierno del Partido Popular se ha caracterizado en esta legislatura por incumplir todas sus promesas electorales e incumplir, aun así, todavía más, los compromisos que ha adquirido a lo largo de esta legislatura.

Señor Marcos, evidentemente el problema que tenemos es que nos enfrentamos a un Gobierno que se olvida de cuál es el reparto competencial constitucional, que entiende el Estado español de otra forma, y por eso este Gobierno, a lo largo de toda esta legislatura, ha intentado defender cuál es su posición, ha intentado defender los intereses del Gobierno de Canarias, los intereses, en definitiva, de los canarios y las canarias, y así seguirá haciéndolo hasta el final de este mandato.

Y, señor Rodríguez, Román, yo creo que no se ha enterado usted. Y usted lee y hace los esfuerzos, pero, hombre, yo si quiere, como no tenemos tiempo, se lo explico después, sobre esos fondos de los que usted habla. Mire, ya se lo dije: la decisión de rebajar los tipos de interés al 1% fue tomada en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de julio. Por lo tanto, ¡no somos tan torpes!, cuando hemos hecho los presupuestos del 2015, hemos tenido en cuenta esos intereses, ¿sabe usted? Porque, mire, los tipos de interés del FLA del 2012 estaban al 5,22% y se bajaron al 1; los del FLA del 2013 estaban al 3,84% y se bajaron al 1; los del FLA del 2014 estaban al 1,9 y se bajaron al 1. ¡Hombre!, eso ya lo hemos tenido en cuenta. Si quiere se lo explico, que usted seguro que es capaz de entenderlo. Por lo tanto, ¡déjese de confundir a la población sobre esos cientos de millones! ¡No, usted!, porque es usted el que ha hablado públicamente haciendo referencia a los datos del ministerio. ¡Ha sido usted el que ha hecho esa referencia. Luego, si usted pidiera explicaciones, se le dan, no una vez usted la ha dado y ha metido la pata. Yo le ayudo a que usted lo entienda, estoy seguro de que es capaz de entenderlo. Pero no entre en eso.

Mire, no, no somos los campeones del cumplimiento del déficit. No, no, no. Simplemente usted dice: "es que estamos en contra de la política fiscal"; no, lo que estamos nosotros aplicando es una política presupuestaria, intentando destinar recursos a las políticas sociales, dentro del marco que tenemos. Porque, señor Rodríguez, usted olvida cuando le interesa sus actuaciones. Repito, pero es que lo hemos hablado mil veces, hablemos de cómo ha sido la evolución del volumen total de deuda de la comunidad autónoma a lo largo de la legislatura, y usted estuvo cuatro años para saber cómo evolucionó la deuda en esa legislatura. Simplemente para entenderlo, para saber cómo hemos actuado a lo largo de nuestra historia, para ser consecuentes y coherentes con lo que hemos hecho y lo que decimos. Esa es la realidad objetiva. Y entonces hablemos, hablemos de cómo va, de cómo evoluciona, de qué decisiones hemos tomado y de qué decisiones podemos tomar. Y lo que ha dicho este Gobierno es aprovechar esas ventajas, ser riguroso en la gestión para poder pagar 136 millones de euros menos en el año 2015 de presupuestos inicialmente, para poder destinarlos, por tanto, a la mejora de las políticas.

Porque, señor Rodríguez, no es un tema de que usted reclame o no reclame, es que ya lo hemos hecho. ¿O es que no hemos incrementado las partidas en el ámbito social en el presupuesto del 2015? Sí. ¿Y sabe a costa de qué? De pagar menos intereses. ¿Y sabe por qué?, porque lo hemos hecho bien, porque no hemos sido ineptos como ha sido el Gobierno del Partido Popular. Esa es la enorme diferencia, señor Rodríguez. Nosotros estamos cumpliendo con nuestros compromisos, una y otra vez cumpliendo con nuestros compromisos. Eso es lo que nos diferencia.

Y, por lo tanto, en esta legislatura...; y no sé lo que pasará en la próxima, espero que en el ámbito del Gobierno central exista otro gobierno, un gobierno sensible, coherente, que crea en el reparto y la distribución competencial entre las comunidades autónomas, que deje de ser intervencionista, porque, como decía el señor González, a los hechos nos remitimos. Y no se trata solo de criticar, sino de poner en valor algunas de las cuestiones que se han hecho y que podemos hacer. En el real decreto, por ejemplo, se habla de los elementos de transparencia, y nos parece importante; se habla de los criterios de prudencia financiera, y nos parece importante; se pone orden en la gestión de los convenios entre las comunidades autónomas y las corporaciones locales para que no se produzcan impagos, cuestión que no beneficia a Canarias, porque Canarias no tiene impagos con las corporaciones locales en materia del ámbito social, como pueden ser otras comunidades autónomas. Lo que nos parece totalmente injusto es que durante toda esta legislatura hayamos estado reclamando la mejora del sistema de financiación, se nos haya dado la excusa de que no hay fondos, de que no se podían poner fondos sobre la mesa, y la primera vez que tienen la oportunidad lo que hacen es aplicar sectarismo político, sectarismo para beneficiar a unos y perjudicar aún más a otros. Y sobre eso, para contrarrestar esas posiciones, estará siempre este Gobierno de Canarias enfrente.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1790 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre la posición de Canarias en el Consejo de Política Fiscal y Financiera sobre la quita de intereses de la deuda de las Comunidades Autónomas.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico