Diario de Sesiones 157/2015, de fecha 11/2/2015 - Punto 1

8L/PPL-0018 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, EN DEFENSA DEL SUELO AGRÍCOLA Y DE LA AUTONOMÍA MUNICIPAL DE LA LAGUNA.

El señor PRESIDENTE: Y comenzamos o continuamos con el orden del día. Debate para la toma en consideración: proposición de Ley, del Grupo Parlamentario Mixto, en defensa del suelo agrícola y de la autonomía municipal de La Laguna.

En primer lugar, hay que dar lectura al criterio del Gobierno. El señor secretario primero, don José Miguel González.

El señor SECRETARIO PRIMERO (González Hernández): Gracias, señor presidente.

En el expediente existe una certificación que voy a intentar resumir, por vía de la brevedad, ya que está al alcance de todos los señores diputados.

Dice: Don Javier González Ortiz, secretario del Gobierno, certifica, a los efectos procedentes, que en el acta de la reunión celebrada por el Gobierno el día 16 de octubre de 2014 figura, entre otros, el siguiente acuerdo con tenor literal:

"Propuesta de acuerdo por el que se fija la posición del Gobierno sobre la proposición de Ley, del Grupo Parlamentario Mixto, en defensa del suelo agrícola y de la autonomía municipal de La Laguna".

Hace una serie de consideraciones que al final dice: "Considerando que corresponde al Gobierno manifestar su criterio respecto a la toma en consideración de las proposiciones de ley, de acuerdo con el artículo 138.2 del Reglamento del Parlamento de Canarias, en su virtud, el Gobierno, tras deliberar, y a propuesta del presidente, acuerda manifestar su criterio contrario a la toma en consideración de la proposición de Ley, del Grupo Parlamentario Mixto, en defensa del suelo agrícola y de la autonomía municipal de La Laguna".

El señor PRESIDENTE: Pues muchas gracias, don José Miguel.

Para la presentación ante el pleno de la proposición de ley, el portavoz del Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías, muy buenos días.

Un especial saludo para las personas que hoy nos visitan en esta Cámara y espero que para escuchar el debate de una importante iniciativa, y no porque la hayamos promovido los que aquí la vamos a defender sino porque es una iniciativa que nace de la ciudadanía, que nace del pueblo de La Laguna, que tiene una historia de veinte años de trabajo de las organizaciones vecinales, de las organizaciones ciudadanas y también de las organizaciones ganaderas y de defensa de la agricultura. Detrás de este proceso de trabajo está la COAG, está Asaga y está Agate.

Y quiero, antes de continuar, expresar aquí un sentimiento de solidaridad hacia Pedro Molina, el presidente de Agate, que pasa por un momento comprometido de su salud y esperamos su pronta recuperación, porque lo precisa el sector primario, lo precisa La Laguna, Tenerife y Canarias. No solo por su compromiso en defensa del sector primario a lo largo de décadas sino porque además es un hombre defensor de la cultura popular, de los intereses de esa parte de la cultura no siempre bien tratada. Así que a Pedro Molina, estoy seguro de que todos los que le conocen me acompañarán en ese sentimiento, desearle una pronta recuperación. (Aplausos).

La proposición de ley que hoy defiende Román Rodríguez, en nombre del Grupo Mixto, en nombre de Nueva Canarias, no tiene ni una coma ni un punto ni una palabra que haya sido producto de nuestro trabajo. Todo lo que aquí está referido es la traslación literal de una iniciativa del concejal del Ayuntamiento de La Laguna Santiago Pérez García, del que he de decir que nos sentimos desde luego absolutamente representados en su trabajo durante estos años, en estos asuntos y en otros, y esperamos continuar así en ese proceso de cooperación política.

Santiago Pérez, como concejal del Ayuntamiento de La Laguna, presentó una iniciativa en ese pleno, el pasado 11 de septiembre, yo creo que recogiendo la inquietud -mayoritaria desde nuestro punto de vista- de la ciudadanía de La Laguna contra un plan general que no responde al interés general y que está condicionado por decisiones previas que impiden un desarrollo debido de lo que debe ser una de las articulaciones básicas para la convivencia y para el desarrollo.

De manera que, aunque compartimos los fines, los principios, la filosofía que inspira esta iniciativa legislativa, reitero que no es nuestra, es de los ciudadanos de La Laguna, es de las organizaciones agrarias y es del pleno del Ayuntamiento de La Laguna, unánimemente decidido.

De manera, señorías, que cualquiera de ustedes podría estar hoy aquí defendiendo esta iniciativa legislativa, porque el pleno de La Laguna, todas las fuerzas políticas que, por unanimidad, aprobaron este texto, se dirigieron a todas las fuerzas políticas de este Parlamento, al Cabildo de Tenerife y al Gobierno de Canarias para que promovieran en esta Cámara esta iniciativa. Nosotros lo hemos hecho porque nuestro compañero Santiago Pérez nos ha pedido que hiciéramos esta tarea y lo hacemos agradecidos y nos sentimos orgullosos de poder hacerlo en nombre de un movimiento ciudadano, de una ciudadanía que durante veinte años ha reclamado, ha peleado, por lo que yo creo que el título de la iniciativa recoge de manera certera.

Se trata de la defensa del suelo agrícola del municipio más importante en esta materia de Canarias. Se trata de defender el patrimonio natural, el patrimonio de todos, de este importante municipio de Tenerife y de Canarias.

Y se trata de defender otro principio, que además tiene contenidos constitucionales relevantes, que es la autonomía municipal para el desarrollo del planeamiento urbano.

De forma que esta moción que presentó Santiago Pérez en La Laguna está inspirada en valores y principios que algunos hemos defendido durante décadas en este y fuera de este Parlamento, en las calles y aquí, y es la defensa de un modelo de desarrollo sostenible y equilibrado del territorio, la defensa de nuestro patrimonio natural, del suelo agrícola y, en definitiva, de un modelo de ordenación que preserve el futuro de los intereses colectivos de nuestra comunidad. Y hemos tenido la oportunidad algunos de participar en la articulación de la legislación que da cobertura a esta visión de cuál debe ser el modelo de ordenación urbana, de ordenación territorial, de la defensa de los recursos naturales y, en definitiva, del interés estratégico que siempre está en la gestión del territorio.

Algunos promovimos en etapas anteriores leyes tan decisivas que se han ido devaluando, como las leyes de directrices generales de ordenación y las sectoriales del turismo, que cierto es que, en los últimos años, por la vía de cuatro o cinco normas posteriores, han ido derogando contenidos y compromisos que han inspirado siempre el modelo de desarrollo territorial, urbanístico y medioambiental de Canarias.

La propuesta que nos hacen llegar todos los grupos políticos del Ayuntamiento de La Laguna, y sustentada en esa historia de participación y compromiso ciudadano, es clara, es real: que tenemos una estructura, una arquitectura, en el terreno medioambiental, en el terreno urbanístico y en el terreno territorial compleja, pero con una filosofía que la sustenta, que es la defensa del interés general. Es verdad que tenemos cobertura para la participación ciudadana, pero también es cierto que no es fácil participar en procesos de esta complejidad técnica, de esta complejidad, de este nivel de especialización.

Y también es cierto que, a pesar de que el enunciado, los valores y los principios que articulan las normas reguladoras de esta materia e, incluso, los instrumentos de planificación territorial o urbana siempre enuncian la sostenibilidad, el equilibrio, los intereses generales, la preservación del patrimonio natural, la preservación del suelo rústico, en la práctica muchos de esos instrumentos territoriales contradicen absolutamente la filosofía que inspiran las normas que regulan la gestión del territorio, la gestión urbanística, la gestión medioambiental.

Por eso nos parece un acierto la propuesta que nos hacen todos los grupos políticos del Ayuntamiento de La Laguna, que, por unanimidad, se dirigieron a nosotros para defender este tema; y dicen con claridad que esos pronunciamientos, esos principios, esos objetivos se contradicen con decisiones como la que establecen o la que establece el Plan Territorial Especial de Ordenación del Sistema Viario del Área Metropolitana, que lo que hace es dar carta de naturaleza a decisiones predefinidas, a decisiones que comprometen la preservación del suelo agrario en La Laguna, a decisiones que comprometen la autonomía municipal de ese municipio, porque están encorsetadas, determinadas, por un plan que, entre otras cuestiones, desde el punto de vista de los que han promovido esta iniciativa y nosotros lo compartimos, vulnera disposiciones del texto refundido de la Ley de Ordenación del Territorio y de los Espacios Naturales, vulnera directrices concretas, determinantes, de las directrices generales de ordenación y también entra en contradicción con los principios inspiradores del propio Plan Insular de Ordenación del Territorio. En definitiva, un plan territorial que contradice la esencia, la filosofía, los fines y principios que inspiran las normas a las que se supone debe someterse.

Y además olvida este plan territorial consideraciones que son fundamentales para los intereses del municipio de La Laguna. Pretende este plan establecer una red viaria para la zona metropolitana que condiciona el desarrollo urbanístico de ambas ciudades, pero en este caso hablamos concretamente de la ciudad de La Laguna. Un plan territorial que en ningún caso parece respetar ni la autonomía municipal y entra en contradicciones, porque ocupa suelo agrario, porque genera una vía exterior discutida, cuestionada durante décadas y que compromete seriamente el futuro desarrollo de este municipio, ocupando suelo agrario y generando condiciones para más colonización de suelo agrario en los próximos años, porque pretende ser una barrera exterior del municipio; pero no solamente actúa generando esta vía exterior, sino cerrando la llamada Vía de Ronda, generando una trama de vías que hacen y complejizan el desarrollo de ese municipio y comprometen claramente la vega lagunera.

En definitiva, un plan territorial que es un mecanismo que han utilizado algunos para imponer un modelo de desarrollo urbanístico en La Laguna, utilizando la vía del plan territorial especial del ordenamiento viario del área metropolitana y que en ningún caso respeta ni el suelo agrario ni respeta el elemento clave que aquí se reclama, que es la autonomía del municipio de La Laguna para articular su propio plan conforme a los intereses generales, con la participación ciudadana correspondiente.

Establece esta proposición de ley que hoy defendemos aquí, en nombre de los ciudadanos, de las organizaciones agrarias y de todas las fuerzas políticas de ese ayuntamiento, una ley que pretende tres cosas. Primero, derogar el Plan Territorial Especial de Ordenación del Sistema Viario del Área Metropolitana de Tenerife, porque condiciona el futuro del planeamiento municipal, porque las decisiones que toma son muy discutibles en relación con la movilidad.

Plantea este texto legal, con claridad absoluta, la necesidad de derogar determinados preceptos del plan insular justamente para eliminar la autopista exterior del área metropolitana, porque compromete e incumple la Ley de Ordenación y de Espacios Naturales de Canarias, porque compromete e incumple las leyes de directrices generales de ordenación y también entra en contradicción con el propio plan insular, y porque, sostienen los que han hecho posible esta iniciativa que el plan insular establece como estrategia de planificación insular un plan insular de movilidad que no existe y un plan de infraestructuras viarias insular que tampoco existe y se ha ido a un plan especial comarcalizado para imponer un modelo que compromete los intereses ciudadanos.

En la tercera cuestión, en la disposición adicional única, esta propuesta de ley que hoy tomamos en consideración en esta Cámara pretende que el Gobierno de Canarias inicie lo que no hizo el plan insular o las autoridades insulares, que es la elaboración del plan territorial especial de ordenación del transporte colectivo del conjunto de la isla de Tenerife y de las carreteras de la isla, porque aquí se está en una estrategia, no solo en esta iniciativa sino en otras, de sustituir la planificación urbanística por lo que ha dado en llamarse, algunos, la ordenación con base en proyectos.

En definitiva, una iniciativa legislativa que lo que pretende es dar autonomía al Ayuntamiento de La Laguna para ordenar su planeamiento con la participación de la ciudadanía, de las organizaciones y aprobado por unanimidad, pero que también pretende preservar el suelo agrario del municipio, que en esta materia es el más importante de Canarias.

Yo sé que ustedes la van a tomar en consideración, esta norma. Sería profundamente contradictorio que en una ciudad de la importancia, en un municipio de la importancia de La Laguna, las fuerzas políticas aquí representadas hayan decidido por unanimidad promover esta iniciativa legislativa. Por lo tanto, no tengo dudas de que ustedes van a apoyar la toma en consideración de esta iniciativa. Sería muy contradictorio, difícil de explicar, que gente relevante de las fuerzas políticas aquí representadas dijera una cosa en La Laguna y dijera la contraria a unos pocos kilómetros. De manera que sé que por coherencia dirán que sí, pero también sé, y lo saben los ciudadanos, que habrá, seguro, una estrategia de dilación, una estrategia para que esto no se apruebe en esta legislatura, y lo sé porque tengo algunos trienios en esta actividad, porque conozco a los actores, porque sé cómo se las gastan, pero también les digo que a la ciudadanía de La Laguna no se la puede engañar. Es una ciudadanía madura, organizada, que sabe lo que quiere, que defiende lo que quiere y que lo ha hecho de forma reiterada durante varias décadas; que a las organizaciones ganaderas y agrarias no se las engaña, porque es gente que ha peleado por nuestra tierra, por nuestras costumbres, por nuestro sector primario, también muy enunciado en los discursos políticos pero muy denostado en las decisiones cotidianas. Y, por supuesto, supongo que no podrán engañar a los representantes de estas mismas fuerzas políticas que aquí están representadas en el Ayuntamiento de La Laguna.

Por eso, como sabemos que es perfectamente posible que esta ley de dos artículos y una transitoria, que está consensuada por las fuerzas políticas aquí representadas, que no tiene gran complejidad técnica, que está clara, que forma parte de una historia reivindicada -hemos repasado las hemerotecas- por parte de casi todas las fuerzas políticas, no vamos a permitir... desde luego no será gratis si ustedes dilatan el debate y la aprobación. Por eso, cuando salga de aquí después de la toma de posición, el que les habla en nombre del Grupo Mixto se va a dirigir a la Mesa del Parlamento para pedir que esta norma se tramite de forma directa y por lectura única. Vamos a pedir al señor presidente del Parlamento, porque el artículo 141.7 lo permite, que pida el informe al Consejo Consultivo en el tiempo más corto posible, que puede ser, pues, por razones de urgencia, de menos de diez días; y vamos a pedir a la Mesa del Parlamento también que se dirija a los cabildos insulares para darles el trámite de audiencia y vamos a pedir también a la Mesa y a la Junta de Portavoces que se convoque la Comisión General de Cabildos, elemento preceptivo. Todo esto cabe y si no se hiciera es porque no se quiere, porque en este Parlamento hemos aprobado en tiempo récord leyes más complejas, más difíciles, más discutidas, sin consenso, cuando ha interesado a las mayorías...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, don Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: De manera que, señoras y señores diputados, hoy, hablando en nombre de los ciudadanos de La Laguna, del pleno de La Laguna, porque nadie más quiso hacerlo, defiendo esta proposición de ley, que sería de justicia que tramitáramos de manera diligente porque es perfectamente posible.

Como sé que voy a contar con el apoyo, porque no es a Nueva Canarias, no es al Grupo Mixto, es a la ciudadanía de La Laguna, es a la unanimidad del pleno de La Laguna, lo que les pido es que también nos acompañen en la necesaria tramitación para que antes de que acabe esta legislatura esta norma tenga eficacia y los laguneros, las laguneras, puedan articular un modelo de planeamiento al servicio del interés general, con plena autonomía municipal, preservando los valores y principios con que todos nos llenamos la boca pero que luego olvidamos a la hora práctica.

Deseo, por lo tanto, volver a felicitar al movimiento ciudadano, a los hombres y mujeres que conforman el ayuntamiento y especialmente a Santiago Pérez, por hacernos partícipes de una iniciativa de la que nos sentimos orgullosos y...

(Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Señorías, en primer lugar, nos unimos todos a los deseos de recuperación de Pedro Molina, dirigente agrario que todos conocemos por su esfuerzo y su trabajo. Indudablemente que nos unimos.

Pero, en segundo lugar, no he querido interrumpir su intervención, don Román Rodríguez, por la importancia que tiene, pero, cuando vienen invitados al Parlamento, por los distintos grupos se les deben explicar las normas del Parlamento. No lo he querido interrumpir en su discurso, pero les digo a los señores que están, a las señoras y señores que están en los palcos, que este presidente no puede permitir vulnerar el Reglamento en ningún momento, porque, si no, esto sería una anarquía y es todo lo contrario a las responsabilidades que se me exigen a mí y a la Mesa. Entonces les ruego que no hagan más gestos de aplausos ni intervenciones durante las exposiciones de los grupos parlamentarios y retiren, retiren, por favor, se lo ruego, cualquier expresión, cualquier símbolo, que puedan tener ustedes, como las camisetas, claramente, de manifestación de su posición. Es un delito, que lo sepan ustedes, y les ruego, les ruego... -el incumplimiento de ese Reglamento-, por el derecho que tienen los diputados a respetar aquí dentro de la Cámara sus ideas y no ser cuestionados ni presionados en ningún sentido. Entonces les ruego que lo retiren y que no hagan ninguna actuación más.

Y una advertencia a los grupos; de lo contrario, en el futuro, evidentemente quedan pocos plenos, pero me veré obligado a que, si un grupo no les explica a los invitados cuál es el comportamiento que está aquí, retirarles la posibilidad de que traigan invitados. Porque yo no culpo a los invitados, lógicamente culpo a quien los invita, y no es nada grato para este presidente estar recordándoles estas normas a los propios grupos parlamentarios.

Por lo tanto, señorías, muchísimas gracias por la atención y les agradezco sinceramente que continuemos el pleno en el tono en el que lo hemos comenzado.

No hay turnos en contra, por lo que yo sé, sino de fijación de posiciones.

Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña María Dolores Padrón Rodríguez.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Buenos días, señor presidente. Bienvenidos, vecinos y vecinas de La Laguna, asociaciones de ganaderos, representantes de asociaciones de ganaderos, de agricultores, bienvenidos a la casa de todos, al Parlamento. Pero también bienvenidos los representantes de la soberanía popular, que también han defendido sus posiciones en el Ayuntamiento de La Laguna -Mónica, Yeray-, representantes del Partido Socialista, también los representantes del Partido Popular, que tendrán su posición, que podrá ser distinta o no a la nuestra, y también a Santiago Pérez, que también creo que nos acompaña en esta sesión.

Y, miren, tenemos que empezar haciendo historia, porque desde luego no se puede mirar la historia, pues, como un plan general, cogiendo la parte de un queso, sacándola y diciendo "esto es lo que me interesa ahora". Y la historia dice que el Partido Socialista se abstuvo en el Plan Insular de Ordenación Territorial por dos cuestiones: la cuestión de la planificación de las carreteras de la isla de Tenerife y la movilidad. Esa es una verdad. Y una de las cuestiones por las que siempre hemos estado enfrentados a la planificación y a la ordenación de las carreteras ha sido porque se ha extraído una parte de la isla de Tenerife y se ha planificado sin haber hecho anteriormente la planificación territorial específica, o sea, los planes especiales territoriales, porque la isla es un todo.

Y desde luego esta proposición de ley que defiende La Laguna tiene su sentido en tanto en cuanto se plantea una... llamémoslo, fallido no, pero sí una demanda social que plantea la isla en su contexto. Les habla una persona del norte de la isla de Tenerife, del norte de Tenerife, y que se desplaza todos los días al municipio de Santa Cruz de Tenerife. Y yo he decidido vivir en el norte y esta proposición de ley defiende las áreas, el suelo agrícola, de la zona de La Laguna y defiende La Laguna en su contexto. Y una persona del norte sabe que las zonas agrícolas o el concepto de rural que se combina con el concepto de zona agrícola... Vamos a hablar de zonas rurales, porque en Tenerife convivimos claramente las zonas rurales, que parte se destina y se produce en las zonas rurales, y también convivimos con zonas rurales que sirven de subsistencia a las familias que viven en ellas. Por lo tanto, entendemos las zonas agrícolas y rurales como se desprende del informe que este Parlamento hizo en la comisión del sector primario de nuestras islas y entendemos la protección de las áreas rurales de Tenerife en el norte que no es rural -hay áreas urbanas, periurbanas, rurales-, que no es rural, como una forma de vida, como una forma de entender la ciudad, como una forma de entender la vida de los canarios. Aquellos que, desde luego, nuestras familias han dependido de la agricultura, no porque tengan la propiedad del territorio, en el caso de la mía, pero sí que hemos convivido claramente con la agricultura, no nos podemos desprender del término "rural" o "agrícola". Y en La Laguna pasa exactamente igual.

Y antes de comenzar a estudiar la proposición de ley, que evidentemente no nos ha hecho mucha falta, porque cuando estuvimos en la oposición en el cabildo ya mostramos nuestra predisposición a que las carreteras no son la solución para la movilidad, no son la única solución para la movilidad de las personas en nuestra isla de Tenerife, en nuestra isla de Tenerife. Que hay que hacer una serie de planes que conserven la parte rural de nuestra tierra como parte de nuestra idiosincrasia y desde luego nadie puede decir que en La Laguna nos podamos, por pasar una carretera, desprender de la parte de la vega lagunera, que sirve, que creo que es de las únicas que quedan dentro de la isla, que sirve de pasto para el ganado, con la importancia que tiene ese sector dentro de lo que es el municipio.

Y, mire, nombraba el señor Román Rodríguez el Plan General de La Laguna. Yo lo voy a utilizar, pero no como un ariete en contra de los que puedan defender otras posiciones, sino me parece que hay que leerse el título IV del Plan General, porque nos da todos los argumentos para suprimir este plan especial del área metropolitana. O sea, el título IV del Plan General de La Laguna plantea que la agricultura para este municipio es un sector a tener en cuenta. ¿Y por qué?, porque dentro de La Laguna hay todos los tipos de agricultura que se puedan dar dentro de nuestra isla.

Pero, además, plantea que con la época de crisis, que con esta época de crisis hay dos tipos de, vamos a decir, de actividad dentro de lo que es la zona rural: una actividad de producción, donde está la ganadería, agricultura y demás, y una actividad de subsistencia, que plantea, dentro de ese Plan General ya se plantea que hay más de cuatrocientas familias que utilizan estos terrenos, no para producir, sino para subsistir. No quiero remontarme a épocas anteriores, pero la crisis también ha dado esto. Y aprovechar la situación para apuntalar el sector primario dentro de lo que es el municipio de La Laguna y no perder un sector primordial para nuestras islas.

Si hablamos de sostenibilidad, si hablamos de territorio equilibrado, no podemos hablar exclusivamente de desarrollar una carretera para terminar con un atasco en la TF-5, que vengo sufriendo más de dieciséis años, y evidentemente el modelo no puede ser un modelo de autopista, porque es evidente, claramente, que no nos soluciona el problema. Y hay que conciliar el territorio con la vida de las personas y la sostenibilidad no puede ser solo una palabra que luego no se vea reflejada en determinados planes.

Porque, mire, señor Rodríguez, usted tuvo dudas de que el Partido Socialista apoyara esta proposición, sí, lo dejó expuesto en un artículo de prensa. ¿Cómo quien ha sido el protagonista en este tema, quien ha planteado una abstención a la ordenación del territorio en Tenerife, donde se dice que se bascula en la isla, que si en el norte queremos conservar nuestros recursos naturales hay que hacer una planificación más acorde a la gente que vive en ella, cómo vamos a votar en contra de que, antes de plantear un plan especial de movilidad y un plan especial de carreteras, se haga un plan exclusivamente para un trozo de la isla de Tenerife? ¡No nos cabía en la cabeza votar en contra, porque hemos sido los que hemos defendido esta cuestión desde siempre! Por lo tanto, de este sitio no nos moverán. Y usted, como nos conoce y conoce a los actores, también me conoce, ¿verdad?, y sabe que lo que digo es verdad. Y sabe que le habla una persona que está arraigada en el norte de Tenerife y que no ha decidido venir a vivir al área metropolitana para resolver el problema de la colmatación de la autopista TF-5.

Mire, yo creo que nuestros consejeros en el cabildo y nuestros concejales y concejalas en el Ayuntamiento de La Laguna han dado buena muestra de lo que entendemos por desarrollo sostenible en La Laguna. Y les digo: estaría bien que se estudiara el título IV del Plan General, porque deja clarísimo cuál es la apuesta con respecto a las zonas, yo prefiero hablar de zonas rurales y no solo de zonas agrícolas, porque creo que el medio urbano y el rural en Canarias se mezclan y que o logramos una convivencia clara entre las áreas periurbanas, lo rural o lo urbano o el desarrollo sostenible no va a tener sentido; y, como también se plantea en la comisión del sector primario en sus conclusiones, que hace falta una planificación específica, específica, y una directriz específica, así lo dice esta comisión de este periodo de sesiones, que echa en falta esa directriz específica que ordene el suelo rural. Digo rural: el que se dedica a la agricultura, el que se dedica a la producción, el que se dedica a la ganadería y el que sirve como recurso paisajístico, porque allí también queremos vivir algunos. Por lo tanto, hace falta una directriz también para eso y esa es una encomienda para este Parlamento.

Pero, como digo, no quiero dejar de resaltar la labor que los socialistas hemos estado haciendo desde hace más de una década, del suelo lagunero, y, por tanto, en contra de la actual planificación de la polémica vía exterior. Por si alguien aún no lo sabe, estamos hablando de la vía que enlazaría la cabecera del aeropuerto Tenerife Norte con la autopista del sur, la TF-1, a la altura de El Chorrillo. Sería una nueva autopista de más de catorce kilómetros que afecta a 1.600.000 m2, de los que casi un millón son de suelo rústico lagunero. Una carretera que afecta al sector agrícola y ganadero de la isla y que a nuestro juicio tampoco va a solucionar el problema del tráfico que pretende resolver, para nada, por no hablar de que está injustificada, porque ya contamos con una vía que hace esa función, la TF-2, que enlaza el tramo de Santa Cruz-La Laguna con la autopista del sur. Desde el principio, las concejalas y concejales socialistas laguneros han presentado innumerables propuestas para evitar lo que los socialistas hemos considerado siempre una agresiva planificación que podría suponer tanto la desaparición de barrios del municipio como su tradicional forma de vida: La Costurera, Los Baldíos, el Camino La Villa, San Lázaro, por no hablar del impacto medioambiental en las tierras fértiles de La Vega o el Rodeo Alto. Estamos hablando, según los cálculos elaborados por la Asociación de Ganaderos de Tenerife, de la destrucción directa de 901.000 m2 de suelo agrícola, lo que es incompatible, incompatible, con nuestra defensa de la sostenibilidad y con la defensa del sector primario.

Por eso, siempre abanderamos, y este grupo parlamentario continúa en esa misma línea, que el trazado se modificara y que la vía exterior se ejecutara de forma paralela al aeropuerto de Los Rodeos. Incluso el señor Pérez, cuando estaba en el cabildo, ha defendido esta posición, sin tener que poner en peligro ningún núcleo poblacional.

Pero también les digo, antes de plantear ninguna vía, sí que es verdad que hay que hacer el plan especial territorial de carreteras y de movilidad, porque no se puede entender la isla a trocitos, porque bascula y porque todos vivimos en el mismo territorio, alejado, fragmentado y todo eso que decimos en Europa cuando defendemos las políticas de transporte y defendemos nuestra ultraperificidad y nuestra lejanía.

En abril del 2014, el equipo de gobierno de La Laguna, en el que participamos los socialistas, decidió, junto a la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias, eliminar el trazado de las nuevas vías de conexión con Santa Cruz previstas en los planes del cabildo y el Ejecutivo regional, entre las que se encuentran la autopista exterior, además de la vía de cornisa, la vía de ronda y reservar el suelo por donde está previsto que pasen mientras se negocia la cancelación definitiva.

Me voy a quedar sin tiempo pero desde luego sí quiero decir que tanto los socialistas laguneros como los socialistas del Cabildo de Tenerife han defendido... Desde siempre, ¿eh?, nosotros no hemos...; no, somos socialistas, estamos ahora en el Gobierno, estuvimos en la oposición en el Cabildo de Tenerife, no hemos cambiado de partido, estamos en la misma trinchera.

Y desde luego, a que se tramite con urgencia, desde aquí les digo que va a tener todo nuestro apoyo, porque el mensaje es claro y contundente y la sostenibilidad hay que plasmarla también en los documentos y no dejarla exclusivamente en una mera declaración de intenciones.

Si están de acuerdo los socialistas laguneros, si están de acuerdo por unanimidad los grupos de La Laguna, si en el Cabildo de Tenerife, que es donde se han visto los desacuerdos, porque Coalición Canaria y el Partido Popular sí que han votado en contra de esta iniciativa, el Partido Socialista ha estado de acuerdo, y el Grupo Parlamentario Socialista está de acuerdo con que se tramite y con que se apruebe, con que se tramite y con que se apruebe. Por lo tanto, tiene todo nuestro apoyo.

No tengo nada más que decir sino que la sostenibilidad lleva a su camino, y su camino es el que marcan las directrices de ordenación, y no nos las podemos saltar sino que tenemos que seguir el orden para concebir nuestra isla, la isla de Tenerife, como un todo, integrado en una Canarias sostenible, esa que predicamos y que debemos hacer efectiva.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña María Dolores Padrón.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Ruano León.

(El señor diputado hace uso de los medios audiovisuales.)

El señor RUANO LEÓN: Señor presidente, señorías, buenos días a todos. Buenos días a los miembros de la corporación lagunera que nos acompañan hoy, buenos días a las asociaciones agrarias que están presentes en este pleno, a todas las personas que con interés en el desarrollo de La Laguna, del área metropolitana de Tenerife y de todo Tenerife han querido estar hoy con nosotros.

Quisiera empezar, señor presidente, señorías, haciendo referencia a algunas palabras del portavoz del Grupo Mixto en esta tribuna que forman parte ya de ese modo, de ese ejercicio de hacer política sin el propósito real de llegar a un resultado, es decir, no existe un compromiso real del Grupo Mixto con la proposición de ley que se trae, porque fue el Grupo Mixto, fue el Grupo Mixto quien retiró esta proposición de ley de un pleno de noviembre de 2014. Por tanto, será el Grupo Mixto el responsable de si hay tiempo o no para su tramitación en los tiempos que quedan de esta legislatura. Le ruego, si después tiene usted, con esa exhibición de papel, don Román (el señor Rodríguez Rodríguez muestra a la Cámara un documento desde su escaño), la capacidad de explicar por qué retiró la proposición de ley, pues, lo diga usted. A lo mejor tiene que ver más con que don Santiago todavía no tenía un compromiso firme de integración en Nueva Canarias en aquel momento.

Bien. Dicho eso, hablemos del contenido del debate que hoy nos trae. Me gustaría decirles que desde Coalición Canaria y desde el conjunto del Grupo Nacionalista Canario estamos dispuestos a tomar un compromiso, un compromiso de revisión de algunas de las decisiones que en el pasado hemos tomado. Un compromiso que tiene que ver con un modo distinto de encarar la política, desde la participación, desde la consideración de los intereses generales, desde la transparencia, como modo de ejercer la política. Un compromiso que lidera el alcalde de La Laguna en el seno de Coalición Canaria y candidato a la Presidencia por Coalición Canaria. Ese compromiso lo asumimos y lo incorporamos en nuestra conferencia política de 25 de octubre en Las Palmas de Gran Canaria, donde decíamos: incorporamos un eje de nuestras políticas... El quinto eje de nuestras políticas dice lo siguiente: "Canarias, dadas sus características territoriales, políticas y sociales, debe reforzar su apuesta por reconciliar el desarrollo sostenible con el desarrollo económico, incorporando factores de equidad social y ecológica -protección de nuestra biodiversidad-, lo que significa que debemos cuidar nuestro territorio y esto debe ser una constante -por lo tanto, su interpretación como eje transversal- en todas las políticas públicas y privadas. La fragilidad de nuestro territorio nos obliga a seguir esta política. La sostenibilidad de Canarias será uno de los sellos de nuestra identidad. La política urbanística debe estar orientada al mínimo consumo de suelo y -aquí es necesario innovar-, una nueva forma de consumir energía y materiales. Esto significa aplicar un nuevo urbanismo creativo y acorde con nuestra realidad canaria".

Señorías, el compromiso que asumimos en aquella conferencia política nos mueve hoy precisamente a valorar la toma en consideración de esta proposición de ley con un montón de reparos que intentaremos trasladar a sus señorías y también al público que asiste hoy a esta sesión plenaria para que entienda el alcance de la decisión que se nos propone.

En primer lugar, decirles que la moción a la que se refiere don Román Rodríguez, que fue vista en el pleno de septiembre, en un pleno de septiembre en la corporación lagunera, tiene a su vez una decisión posterior del propio pleno de la corporación, que es de 13 de noviembre, en la que dice lo siguiente:

En virtud de lo expuesto, solicitamos al pleno de la corporación la adopción del siguiente acuerdo. Primero, el pleno del Excelentísimo Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna insta al Cabildo Insular de Tenerife y al Gobierno de Canarias a adoptar las iniciativas necesarias para la reformulación del modelo de movilidad y transporte del área metropolitana a través de la propia revisión del PIOT y la aprobación de los planes territoriales de transporte colectivo y de ordenación de carreteras bajo los principios de eficiencia y sostenibilidad. Todo ello en aras de hacer compatibles, con pleno rigor técnico y jurídico, los siguientes objetivos: resolución de los problemas de congestión que padecen diversos tramos de la actual autopista TF-5 a su paso por el municipio, aprovechamiento de infraestructuras ya existentes, como la actual autovía TF-2, racionalización de las decisiones de inversión en el viario, primando las acciones de reposición y las de limitado impacto sobre las nuevas infraestructuras de elevado coste, como sería el caso de la llamada "vía exterior", y, finalmente, minimización del efecto territorial y ambiental sobre suelos actualmente calificados en su mayoría como rústicos. Este, señorías, este es el texto aprobado en noviembre, a propuesta de Coalición Canaria y el Partido Socialista, que cogobiernan en el municipio de La Laguna, y este es el texto que asumimos íntegramente desde el Grupo Parlamentario Nacionalista.

Quisiera que vieran, señorías, en la proyección, el escenario que se proyecta en ese plan territorial especial, del que se prevé o del que se propone, a través de la proposición de ley, su derogación. No sé si es posible verlo a esa distancia. Si son capaces de observar, la parte donde está el núcleo global, que es la pista del aeropuerto, se trata de un planteamiento de que el tráfico que viene del norte y que ahora penetra, penetra por el lado norte del aeropuerto, en lugar de penetrar por el lado norte, penetraría por el lado sur del aeropuerto y llevaría hacia el interior, la vía de desvío de todo el tráfico que viene del norte hacia el sur, y, consecuentemente, más allá de la pista del aeropuerto, vuelve hacia el municipio de La Laguna el tráfico que va exclusivamente a Santa Cruz y a La Laguna y no el tráfico que hoy tiene que traspasar todo lo que es el Padre Anchieta para llegar a la TF-2 y desviarse hacia el sur. Esa es, en resumen, la propuesta que se realiza.

Me gustaría decir en ese sentido que nosotros estamos dispuestos a lo que dice la moción que acabo de leer de la corporación lagunera. Creo que es necesario que hagamos un planteamiento, un replanteamiento de la situación, teniendo en cuenta aquellos suelos agrarios que estén en producción, porque es verdad que hay suelos agrarios que no están en producción, y teniendo en cuenta eso seamos capaces de encontrar una mejor alternativa.

Tenemos que tener en cuenta que, además de los razonamientos habidos, estamos hablando de que la isla de Tenerife es una isla superpoblada, con 900.000 habitantes, lo que le da una de las densidades de población más altas del mundo -es así-, y si excluyéramos toda la parte del área protegida, lo que es la corona forestal y por supuesto el parque nacional del Teide, los índices de densidad serían todavía más elevados. Teniendo en cuenta que el área metropolitana, Santa Cruz-Laguna, Tegueste y El Rosario tienen una población superior al medio millón de habitantes y eso, a su vez, requiere una solución desde el punto de vista de la movilidad.

Quiero decir, señorías, que el planteamiento que se está haciendo requiere una alternativa, requiere una revisión, pero requiere a su vez la participación de las instituciones concernidas. La participación del Ayuntamiento de La Laguna, y comparto íntegramente las palabras de doña Dolores Padrón en torno al título IV del Plan General de Ordenación Urbana, en la previsión que tenemos y que recientemente se ha aprobado; hay que valorar que el Cabildo de Tenerife tendría que establecer una propuesta nueva en torno a los dos planes especiales, territoriales especiales, que se están demandando, tanto el plan de trasporte colectivo como el plan de carreteras. Pero téngase en cuenta que justamente el actual plan, el que se quiere derogar, es el que fija el sistema viario de toda el área metropolitana y justamente lo que está en discusión, lo que se discute más -y nosotros compartimos, por tanto, que se discuta sobre ello- es la vía exterior.

Pero tenemos que encontrar una solución. No es una propuesta de legislación negativa como la que se nos propone, se nos propone simplemente derogar, derogar, y eso, desde el punto de vista de la solución a los problemas de la isla de Tenerife y, en particular, del área metropolitana y de todo el norte de Tenerife, no es una solución. Por tanto, quisiera trasladarles a ustedes algunas palabras que tienen que ver con cuál es la acción que se pretende y si somos capaces al final de llegar a una solución negociada, una solución pactada, dialogada, en torno a esta pretensión.

En la defensa que realizaba don Santiago Pérez -aunque, como sabe, de él he discrepado en muchas ocasiones pero tenemos, creo, un respeto mutuo-, decía en el pleno lagunero, a principios de septiembre, don Santiago, lo siguiente: En nuestro sistema no hay reserva de reglamento y, por tanto, la ley puede hacerlo prácticamente todo; lo que estamos proponiendo, es verdad, es matar moscas a cañonazos, pero es que si no las matamos a cañonazos nadie las va a matar. Y continuaba en su discurso el señor Pérez hablando incluso de una cosa que señalaba don Román en la tribuna, lo complicados que son estos temas territoriales y urbanísticos desde el punto de vista de la participación ciudadana, pero es obligatorio que encontremos una solución que no solo es de La Laguna, y esto tienen que saberlo todos los laguneros, no solo es de La Laguna; tenemos que buscar una solución también para los ciudadanos de Tegueste que van hacia Santa Cruz, para los ciudadanos de todo el norte de Tenerife que se tienen que desplazar hacia el sur; ahora tendremos, espero que en un plazo razonable, cuando se cierre el anillo insular por el norte, una posibilidad de acceso de mucha gente que trabaja en el sur de los municipios del norte de Tenerife; y también de aquellos que, viniendo desde La Orotava en sentido Santa Cruz, se desplazan hacia la conurbación y después tienen que ir hacia el sur. Por tanto, tenemos que encontrar una solución a esto. Y tiene que ser una solución respetuosa, respetuosa con el suelo agrario, tiene que ser una solución mejor.

Pero tiene que buscarse una solución, no puede ignorarse este asunto, porque estaríamos mintiéndoles a los ciudadanos diciéndoles que hay una alternativa con la actual situación. La TF-2, la vía que constituye hoy el eje que va desde la TF-5 a la TF-1, atravesando toda la zona de Alcampo y todo lo que se conoce como el Muñeco de Nieve y todos los barrios de esta conurbación entre Santa Cruz y La Laguna, se ha convertido también en una vía de distribución de tráfico urbano y no solo una vía por la que transcurre el tráfico desde el norte hacia el sur. Por tanto, eso no es hoy una vía suficiente para distribuir la población que va hacia el sur desde el norte.

Señoras y señores diputados, nuestro compromiso con la toma en consideración tiene que ver con intentar abrir el debate. Nuestro compromiso va mucho más allá que esta proposición de ley. Quiero decirlo con claridad: si no se aprueba la proposición de ley, porque no hay tiempo, y en eso tiene mucha responsabilidad la actuación que ha tenido el Grupo Mixto en esta legislatura, y lo dije al principio, tenemos el compromiso de revisar esta ordenación territorial conforme a la que ha acordado el Ayuntamiento de La Laguna. Por tanto, el cabildo tendrá que hacer la previsión de un nuevo plan de transporte colectivo, plan territorial especial de transporte colectivo, que es definitorio, sobre todo si va a haber infraestructuras o no de carácter ferroviario entre el norte y el sur de la isla con la conurbación. Es muy importante que se produzca la participación ciudadana para ver si los costes ambientales y los costes económicos son suficientemente asumibles para afrontarlo y a su vez también es necesario que afrontemos esto con la decisión de que es un asunto que afecta a toda la isla de Tenerife, a una isla con 900.000 habitantes y en donde en la conurbación viven más de quinientos mil, más de medio millón de personas. Por tanto, tenemos que encontrar una solución.

Nuestro compromiso es que, una vez dictaminada por el Consejo Consultivo esta proposición de ley, valoremos si tiene viabilidad jurídica, porque puede ser que no tenga viabilidad jurídica y no haya proposición de ley o tengamos que hacer enmiendas en relación con lo que se diga por parte del Consejo Consultivo, pero el compromiso que asumimos hoy, señorías, señoras y señores, es un compromiso con la sostenibilidad desde la responsabilidad, desde la responsabilidad que tenemos todos de que estamos estableciendo un modelo de infraestructuras que tiene que estar vinculado a la superpoblación de la isla de Tenerife y que quiere respuestas desde el punto de vista de la movilidad y también desde la sostenibilidad de nuestro territorio y del futuro del suelo agrario de la isla de Tenerife.

Muchas gracias.

(El señor Rodríguez Rodríguez solicita la palabra.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Cristina Tavío Ascanio.

La señora TAVÍO ASCANIO: Damos igualmente la bienvenida a este salón de plenos tanto a la plataforma de defensa de la vega lagunera como a la plataforma de defensa del suelo agrario también en el municipio de Santa Cruz de Tenerife.

Nuestro grupo político quiere también unirse a las palabras de reconocimiento a la defensa del sector ganadero en la persona de Pedro Molina, que sabemos que atraviesa momentos difíciles y desde aquí le mandamos, pues, toda nuestra energía para su pronta recuperación.

Quiero dar la bienvenida también a mi profesor, a Santiago Pérez, y decirle que lo echamos de menos en esta casa -ahí lo tengo-, lo echamos de menos en esta casa para debates como este.

Y por supuesto quiero comenzar como ha terminado, como ha terminado quien me ha precedido en el uso de la palabra representando a Coalición Canaria, y es una reflexión. En esta casa se dice, en nuestros cabildos, en nuestros ayuntamientos, que cuando Coalición Canaria no quiere que algo se apruebe lo mandan al Consejo Consultivo y ahí ganan tiempo y se queda, pues, para el debate de los ángeles. Y yo les digo hoy, señor Ruano, se lo digo al Partido Socialista, que tienen la responsabilidad de gobernar, que esta proposición de ley no se puede ir al Consejo Consultivo. Esta proposición de ley es una reivindicación que tenemos algunos grupos políticos -y me alegro de que ustedes, Coalición Canaria y el Partido Socialista, se estén sumando-, tenemos algunos grupos políticos en el municipio de La Laguna, pero también en el municipio de Santa Cruz. Y quiero agradecer la presencia de concejales, tanto del Grupo Municipal Popular, del Partido Socialista, tanto de Santa Cruz como de La Laguna.

Señorías, el pasado fin de semana se celebraba la gala número 29 de los premios Goya y salía ganadora La isla mínima. Si han visto la película, recordarán que la isla Mínima estaba rodeada por un arrozal inmenso que hacía imposible llegar a ella. Es una verdadera lástima que algunos de ustedes, señorías de Coalición Canaria y del Partido Socialista, quieran resignarnos en Canarias a ganar el premio Goya perpetuo a islas mínimas por culpa, sí, por culpa, de la maraña administrativa y burocrática en que se ha convertido la normativa sobre el territorio en Canarias. Cerca de cincuenta leyes distintas y esta proposición de ley es otra prueba de esto. A estas cincuenta normas regionales tenemos que añadir otras dieciséis normas jurídicas distintas en materia del territorio solo en la isla de Tenerife. Entre leyes, planes y reglamentos, unas sesenta y cinco normas jurídicas, señoras y señores diputados. Esa selva es la que tienen que surcar los interesados en una simple licencia o en llevar a cabo una obra de reforma o mejora en Tenerife. La consecuencia: una jungla de inseguridad jurídica que espanta a propios y ajenos. Con razón, los propios funcionarios se plantean si dar o no informes favorables por miedo a que les planteen reparos o por miedo a entrar en la cárcel. Ustedes han convertido Canarias, nuestras siete islas, nuestras ocho islas, en una verdadera jungla de incertidumbre de cara a la inversión.

Vaya por delante que mi grupo político, el Grupo Parlamentario Popular, queremos dejar bien claro que este no debería ser el procedimiento para buscar un desarrollo sostenible, ni para La Laguna ni para el municipio de Santa Cruz. Y me explico: no ganaremos nada, lo decía al principio, mientras no logremos resolver lo que dice el principio de la exposición de motivos, "la complejidad y profusión del ordenamiento territorial y de los recursos naturales", señorías, la selva y la jungla que padecemos. Fíjense, la exposición de motivos es dificilísima de comprender por la cantidad de remisiones y referencias a normas jurídicas sobre el territorio en un espacio tan reducido como la isla de Tenerife. Y digo yo: no será por falta de habérselo advertido precisamente a este Gobierno y desde esta tribuna, no será porque cada vez que subimos a esta tribuna no les hemos recordado a Coalición Canaria y al Partido Socialista que Canarias así no puede avanzar. Mi grupo político, los populares canarios, creemos que hay que desregular, simplificar y sobre todo reformar la jungla, la selva de inseguridad jurídica que rodea a nuestras islas. Y como tinerfeña y como canaria les digo que me niego a que nuestras islas sean mínimas.

Y permitan que siga citando a los Goya. El primer Goya se lo dieron, hace veintinueve años, en 1986, a la película El viaje a ninguna parte, del recordado Fernando Fernán Gómez, y qué casualidad: la conexión vía exterior de Santa Cruz de Tenerife llamada a conectar de forma rápida Santa Cruz y La Laguna es un viaje a ninguna parte, porque la historia de la vía exterior es el guion de una mala película que ha costado muchos millones de euros a las arcas públicas, en la que hemos invertido mucho esfuerzo inútil que nos ha conducido a ninguna parte. Es la historia de un fracaso colectivo cuyos protagonistas principales han sido de un mismo partido político: Coalición Canaria. Sí, señorías, y la autocrítica, de vez en cuando, es algo sano. Porque, señor Ruano, algo tendrán ustedes que ver con que -esa foto, esa foto que nos enseñaba de La Laguna- haya tanto terreno sin cultivar. ¡La inseguridad jurídica produce malas cosechas! ¿Cómo van a plantar nuestros agricultores, cómo van a comprar vacas nuestros ganaderos si no saben si mañana van a tener, a seguir teniendo esa finca? Dos planes generales bloqueados, el de La Laguna y el de Santa Cruz, y miren que nos ha costado dinero, contestación y frustración ciudadana: un montón de vecinos que llevan años quejándose de que se les imponga dictatorialmente un desarrollo territorial en contra de sus legítimos derechos. Años de incertidumbre en el sector agrícola y ganadero y, señorías, acusaciones de especulación -ustedes sabrán- y sombras de sospecha por toda la vega lagunera y por todo el suroeste de Santa Cruz, y hasta un puente, un pulpo, como decimos aquí, que no lleva a ningún sitio.

La diputada que les habla participó en reuniones para solicitar financiación precisamente para la conexión de la vía exterior. Me reuní entonces con el ministro de Fomento para ayudar a desbloquear la financiación y se logró. Y hay que recordar la historia. Y la vía exterior contaba, señorías, precisamente, con una inversión de 309 millones de euros . Afectada, fíjese, afectaba, ustedes proponían con esa vía expropiar 900.000 m2 de suelo rústico. ¿Este es el desarrollo que quiere Coalición Canaria y el Partido Socialista para Tenerife? Señorías, este asunto tiene que terminar aquí y hoy y no enviarlo al Consejo Consultivo. Tenemos, tenemos que unirnos en el municipio de La Laguna, en el municipio de Santa Cruz, en torno a los planes generales y de una vez por todas respetar el suelo agrícola, rústico y ganadero.

Y, miren, la vía exterior, bueno, la vía exterior estaba recogida en un plan de ordenación del sistema viario, usted lo nombró, ese impronunciable Pteosvam -después quieren que los ciudadanos confíen y crean en nosotros-, Pteosvam. Bueno, pues, en el 2012 resulta que es el propio cabildo el que enmendó, no sé si a usted, señor Berriel, o si al presidente de esta Cámara, a don Antonio Castro, o a don Juan Ramón Hernández, el propio cabildo dijo que no quería la vía exterior.

Y recordemos: precisamente esa conexión a ninguna parte, ese pulpo, ese pulpo sin tentáculos que tenemos por la zona sur, de la autopista del sur, es que, señorías, nos ha costado, se ha gastado el Ministerio de Fomento 16 millones de euros y no va a ninguna parte. Por cierto, una obra, señor consejero, que se le desvió nada más y nada menos que en 1.500.000 euros , que nos hubieran hecho mucha falta en la carretera de La Aldea, en la carretera de La Aldea, en el cierre del anillo insular o en las carreteras de Fuerteventura. Por cierto, las carreteras de Fuerteventura y miro para usted.

Señorías, señores consejeros, pero miren, pero miren, este es el ejemplo de planificación (mientras muestra una fotografía a la Cámara) de carreteras que resulta que tenemos. Este es otro puente, este no es el pulpo sin tentáculos del que les hablaba antes, que está en la autopista del sur, en el que nos hemos gastado el dinero que necesitábamos para cerrar el anillo insular; no, este es otro puente, este es otro puente que sus señorías verán por la autopista cuando bajamos al Parlamento y esta es la imagen, esta es la imagen que los ciudadanos... Pero es que ¿cómo pretendemos que confíen en nosotros, que llevamos veinte años con esta foto y resulta que llevamos veinte años diciéndoles qué es esto? Pero, pero ¿hasta cuándo, hasta cuándo, señorías?

Miren, vamos a centrarnos, porque, lo decía mi compañero Manuel Domínguez, presidente insular del partido y alcalde de Los Realejos, ya está bien de tomaduras de pelo, porque, como muy bien decía doña Dolores Padrón, si hubiéramos terminado el cierre del anillo insular desviaríamos vehículos, ciudadanos que trabajan en el sur de Tenerife por el norte y la autopista para llegar a Santa Cruz, que doña Lola y muchas otras de sus señorías padecen por la mañana, no estaría colapsada como está todas las mañanas. ¿Y quién?: su socio, doña Dolores Padrón, su socio. Por cierto, también decirle que usted se ha quedado un poquito desfasada, porque aquel Partido Popular del que usted hablaba, que estaba, según usted, a favor de la vía exterior, nunca lo llegamos a estar del todo, pues, no lo está, y hemos defendido -Pedro Suárez está arriba-, y hemos defendido precisamente que se reconsiderara esa vía exterior. Pero yo le digo: mire, señora Padrón, al Partido Socialista, evolucionen ustedes también, porque si no no se les habrían ido del partido puntales como don Santiago Pérez. Sí, señorías, puntales como don Santiago Pérez. Y a mí me preocupa mucho, porque veo el futuro de Tenerife, veo el futuro de Tenerife, y necesitamos de un Partido Socialista también fuerte y de una Coalición Canaria fuerte para entre todos sacar adelante asuntos tan importantes como el que nos trae aquí.

Y, mire, le decía que nuestro partido, el Partido Popular, ha evolucionado y, junto con mi compañera Ana Zurita y con todos los compañeros del Partido Popular en La Laguna, hemos trabajado, precisamente, en otro modelo para La Laguna, no el que ustedes han defendido a través del plan general sino un modelo para La Laguna donde asumamos los núcleos realmente consolidados y donde respetemos ese suelo agrícola, porque es actividad económica, porque necesitamos esa agricultura, precisamente, no solo para nosotros, para comer mejores alimentos producidos en nuestras tierras, sino también para darles de comer a todos esos turistas que nos visitan.

Y, miren -Pedro Suárez lo decía al finalizar y al unirse a la aprobación de esta proposición, esta moción en el Ayuntamiento de La Laguna-, la tragedia es que llevamos quince años con los planes generales de Santa Cruz y de La Laguna, que como Coalición Canaria los quiere imponer con su criterio, pues, no hay manera de que disminuya esa contestación ciudadana que tenemos.

Y ya termino, y termino haciendo una gran reflexión. Señor Ruano, usted está perdido en el Consejo Consultivo, usted está perdido porque todo lo soluciona en el Consejo Consultivo. Mire, yo le digo que no se preocupe, que esto lo van a arreglar los ciudadanos, que esta película tiene un final feliz, porque mi partido sí va a cumplir nuestra propuesta de que Canarias necesita un nuevo comienzo, un comienzo de reformas, una competencia-una administración. Carreteras, carreteras es una competencia que tendrían que llevar los cabildos, coordinados con los ayuntamientos. No me diga que sí, hágalo, señor Barragán, no me diga que sí, hágalo. Pero no se preocupe, lo va a hacer el Grupo Popular porque vamos a ganar las elecciones en Canarias, en el Gobierno, en los cabildos y en los ayuntamientos, y Canarias tendrá el mejor futuro porque lo vamos a escribir entre todos.

Y, por cierto, lo más importante de ese nuevo comienzo en Canarias, que el Partido Popular no va a imponer su criterio de forma dictatorial, sino que va a contar con lo que quede... (manifestaciones desde los escaños) -un momento, un momento-, que va a contar, porque nosotros somos de otra manera, va a contar con lo que quede del Partido Socialista y con lo que quede de Coalición Canaria para construir la mejor Canarias.

Muchas gracias.

(El señor Ruano León solicita la palabra.)

El señor PRESIDENTE: Sí, me había pedido, disculpe, don Román, me pidió la palabra antes, en la anterior intervención, dígame qué quería, don Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, ya sabe usted que casi nunca utilizo esta condición por alusiones, aunque se me alude con mucha frecuencia en esta Cámara, pero debo aclarar con contundencia lo siguiente. Primero, habría que preguntarse por qué las fuerzas políticas presentes en el Ayuntamiento de La Laguna que votaron esta propuesta...

El señor PRESIDENTE: Perdone, don Román, como no lo usa con frecuencia, que es verdad, no sabe...

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): (Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: Sí, que no sabe...

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): (Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: Que no es necesario, tenga un poquito de paciencia, que se lo explico.

Es importante que toda la Cámara sepa primero por qué le doy la palabra, no se la tome usted...

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): (Sin micrófono.)

El señor PRESIDENTE: No, le pregunté qué quería. Usted me ha dicho que ha sido aludido y yo entiendo que contradicho. Tiene dos minutos, don Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): ¡La falta de costumbre!

El señor PRESIDENTE: Ya lo dije.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): La falta de costumbre, no como otros.

Primero, habría que preguntarse por qué, teniendo todos las mismas oportunidades y siendo nosotros un partido chico, somos nosotros los que venimos a presentar lo que es un clamor popular y no lo han hecho los que allí votaron por esta misma propuesta. Esta es la primera pregunta.

La segunda, la segunda, en el orden del día del pleno se puso sin mi consentimiento, con mi ausencia, y todos los grupos saben que el orden del día se conforma con base en las propuestas. Y fue así por la siguiente razón, porque no hemos tocado ni una coma de esta proposición de ley, porque no es nuestra, es del Ayuntamiento de La Laguna y de quien la promovió, el señor Santiago Pérez. Y aquí hay un hecho al que yo no me refería antes pero que digo ahora: hubo por medio un informe negativo del Gobierno, de Coalición Canaria y el Partido Socialista, en contra de la toma en consideración; y el señor Pérez me dijo: espera a la presentación en el orden del día a que el Ayuntamiento de La Laguna discuta y debata por ese tema. Esa es la razón del retraso, perfectamente explicable, totalmente reglamentaria y explicada políticamente, porque la titularidad de esta iniciativa no es de Román Rodríguez, no es de Nueva Canarias, no es del Grupo Mixto, sino es del pleno del Ayuntamiento de La Laguna.

Pero lo más importante de todo: estamos todos de acuerdo en el Ayuntamiento de La Laguna y aquí medio medio, ¿no? El Partido Socialista, sin duda; yo creo que el Partido Popular, sin duda; otros, con más dudas. Pero estamos todos de acuerdo. Hay tiempo, posibilidades, y lo tengo perfectamente estudiado, si ponen ustedes la misma voluntad que han puesto para otras leyes más complejas y sin unanimidad, para sacar esta ley en los términos que nos proponen todas las fuerzas políticas de La Laguna antes de que finalice la legislatura. Si no fuera así, estarán ustedes diciendo una cosa en La Laguna y otra aquí.

Y como decía el amigo don Pedro Molina: no se sabe quién puso la vía exterior y la vía de ronda pero nadie la quita. Pues vamos a quitarla a través de esta ley por...

(Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Sí, me había pedido la palabra también don José Miguel Ruano, portavoz del Grupo Nacionalista. Tiene la oportunidad, le voy a dar dos minutos también, de precisar la intervención y si usted quería añadir algo, don José Miguel... Las dos cosas si usted quiere, sí, si le parece bien.

Muchas gracias.

El señor RUANO LEÓN (Desde su escaño): Gracias, presidente.

En relación con la, digamos, la apertura del debate que ha realizado don Román Rodríguez respecto de la intervención de mi grupo, simplemente decir que nuestro compromiso con la revisión del Plan Territorial de Ordenación del Sistema Viario del Área Metropolitana está asumido y es firme en el día de hoy. Por tanto, es claro, porque esa fue la decisión del Ayuntamiento de La Laguna y específicamente de la moción de noviembre que he leído de forma literal, el acuerdo que he leído de forma literal. Por tanto, ese compromiso es claro.

Y, en segundo lugar, frente a la sarta de cosas absurdas que hemos tenido que oír de la portavoz del Grupo Popular, le ruego al señor presidente que, conforme al artículo 83.2 del Reglamento del Parlamento, proceda a leerse por la Mesa el artículo 141.2 del Reglamento para que aclare que es preceptivo y no es una decisión ni del Grupo Socialista ni del Grupo de Coalición Canaria el que haya ningún dictamen del Consejo Consultivo.

Muchas gracias.

(Las señoras Padrón Rodríguez y Tavío Ascanio solicitan la palabra.)

El señor PRESIDENTE: Sí. Cuando cualquier diputado solicita que antes de votar una ley se lea cualquier precepto reglamentario, es reglamentario y, por lo tanto, es preceptivo leerlo.

Don José Miguel González.

Doña Dolores, le daré la palabra cuando lo leamos.

Sí. Don José Miguel González, por favor, lea el artículo que invocaba el señor Ruano.

El señor SECRETARIO PRIMERO (González Hernández): Gracias, presidente.

El artículo 141.2 dice lo siguiente: "Una vez tomada en consideración una proposición de ley, y antes de la apertura del plazo de presentación de enmiendas a la totalidad, el presidente del Parlamento solicitará de inmediato el dictamen del Consejo Consultivo".

El señor PRESIDENTE: Queda claro que no hay ninguna arbitrariedad en esto sino que es el Reglamento.

Por el orden que habían pedido, doña María Dolores Padrón. Perdone, doña Cristina, que luego le doy la palabra.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Lo primero es darle la razón al señor Rodríguez...

El señor PRESIDENTE: No, no. Perdone, perdone, ¿a efectos de qué pide la palabra?

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Alusiones y contradicha.

El señor PRESIDENTE: Venga. Sí, indudablemente ha habido...

En este caso vamos a ir concretando esto, un minuto.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Primero voy a...

Señor presidente, solo le pido lo mismo que...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, un minuto.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Muchas gracias.

Don minutos, ¿no?

El señor PRESIDENTE: No, no, no...

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Bueno, pues, los que usted quiera, pero...

El señor PRESIDENTE: Un minuto tiene. Sí, un minuto.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias.

Lo primero darle la razón al señor Rodríguez. Usted tiene razón: el único grupo que ha traído la ley ha sido... y yo ante eso le digo que sí. Ahora, disparates, los justos.

Que se cumplan los plazos exactos, que da tiempo, para que esta ley se tramite, y en eso el Partido Socialista nos vamos a encontrar.

Y tercera, señora Tavío, no por usted sino por el respeto que le tengo a mi excompañero, el señor Santiago Pérez, le digo que el Partido Socialista no solo se repondrá, se recompondrá, y que desde luego lo verá usted.

Y cuando me refería a los cambios, el señor Rodríguez sabe que he estado en este Parlamento mucho tiempo y que él estaba en Coalición y ahora está en Nueva Canarias, y siempre le tiro la muletilla. Él, pues, tiene mucha cintura y me lo acepta, pero en ningún momento le permito que arremeta ni utilice a ningún compañero en contra de mi partido. Nos recompondremos y nos tendrá enfrente, como siempre nos ha tenido.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Doña Cristina.

Lo que les agradezco es que aclaren las intervenciones y no reabran el debate. (Rumores en la sala).

Señorías, por favor, guarden silencio.

Doña Cristina.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): En relación a la alusión...

El señor PRESIDENTE: Venga. Un minuto, doña Cristina.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): ... con base en el artículo 82.1.

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Cristina.Un minuto, un minuto.

Doña Cristina.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Sí, señor presidente.

Señor Ruano, ¡usted siempre se pone celoso cuando yo nombro a mi profesor, don Santiago Pérez, en esta Cámara! Usted también fue profesor mío y sabe perfectamente que me sé los informes preceptivos y sé que esta ley tiene que ir al Consejo Consultivo.

Pero, mire, yo le voy a decir otra cosa -eso lo aprendí en la universidad-: en esta Cámara, y desde que ustedes gobiernan, lo que he aprendido es que ustedes son especialistas en alargar los trámites en el Consejo Consultivo cuando les interesa.

Y, por lo tanto, señor Ruano, usted me ha dado la impresión de que lo que ha dicho hoy es que su jefe de filas, don Fernando Clavijo, tiene más claro que ustedes que la vía exterior no va a ir y nosotros nos alegramos de que esa sea la posición de don Fernando Clavijo. También tiene, también tiene igual de claro, igual de claro, que las competencias hay que ordenarlas mejor entre administraciones, porque se ha sumado a la propuesta del Grupo Popular de eliminar la Cotmac y de pasar esas competencias...

El señor PRESIDENTE: Señorías, vayan ocupando sus escaños que vamos a proceder a la votación de la toma en consideración de la proposición de Ley, del Grupo Mixto, en defensa del suelo agrícola y de la autonomía municipal de La Laguna. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 52 presentes; 52 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

(Aplausos.)

Admitida la toma en consideración de esta ley, continuarán los trámites reglamentarios en ponencia, comisión y con los informes preceptivos.

(Ocupa un escaño en la sala el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PPL-0018 Sobre en defensa del suelo agrícola y de la autonomía municipal de La Laguna.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico