Diario de Sesiones 159/2015, de fecha 25/2/2015 - Punto 2

8L/M-0037 MOCIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, CONSECUENCIA DE LA INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE FUNCIÓN PÚBLICA, DIRIGIDA AL GOBIERNO. (I-54).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Por lo tanto, pasamos al siguiente punto del orden del día: mociones, del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación del Grupo Popular, sobre función pública, dirigida al Gobierno.

Para la defensa de la moción, don Jorge, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Señor presidente, señorías, buenos días a todos.

En un estado generalizado de dificultades, habíamos dicho en el pleno anterior que una de esas dificultades es además la que tiene que ver con el funcionamiento de aquella Administración que tiene que estar ocupada en prestar servicios a los ciudadanos y para los ciudadanos resulta absolutamente imprescindible que el aparato administrativo al que acude en demanda de resolución de sus problemas funcione plena y eficazmente.

La reforma de las administraciones públicas es una necesidad tan evidente que el propio Gobierno de Canarias, hace unos meses, calculo que a principios del pasado año, acordó la creación de una comisión para la reforma de su propia Administración, que además tenía como objeto, igualmente, la simplificación de la estructura de la misma Administración pública canaria, con el encargo de elaborar un informe con propuestas, un informe con medidas que dotaran a la Administración canaria del tamaño, de la eficiencia y de la flexibilidad que demandan los ciudadanos cada vez que han de requerir un servicio que esta deba prestar. Ese era el encargo y no otro. Desconocemos a esta fecha si las conclusiones de esa comisión han caído en saco roto o, por el contrario, se han tomado en cuenta.

Señorías, la pregunta es muy sencilla: ¿es preciso racionalizar nuestra Administración autonómica?, sí, claro, evidentemente. ¿Es imprescindible reordenarla?, claro que sí. ¿Buscar la eficiencia y la eficacia de la Administración autonómica?, también, claro que sí.

Así que al Gobierno de Canarias lo que le reclamamos es que se tome en serio el arte de gobernar y sobre todo que garantice, al menos legalmente, lo que se denomina últimamente "derechos de cuarta generación" de los ciudadanos, entre los que destaca, obviamente, el derecho a obtener una buena gestión por parte de los poderes públicos, por parte de su Gobierno y de su Administración. Un derecho que incluye una política legislativa, una política regulatoria rigurosa, comprensible, estable y sin duda alguna de calidad.

Debe quedar claro, señorías, debe quedar claro que no podemos permitirnos seguir contando con un Gobierno derrochador, con un Gobierno ineficaz e ineficiente, que toma sus decisiones con base en impulsos, con base en simples ocurrencias, porque toda nueva propuesta, señorías, basada en esos parámetros, al margen de la bondad de cada una de esas pretensiones, corre el riesgo, corre el riesgo, de quedar paralizada por déficit de competencia, déficit de gestión o por ambos a la vez. Esto que digo no es teoría, señorías, responde al mero análisis de la realidad, a datos objetivos. El coste de un mal gobierno a día de hoy, el coste de este mal gobierno que todavía nos gobierna, seguro que se elevaría, si hiciéramos una cuantificación matemática, seguro que se elevaría a unos cuantos cientos de millones de euros.

Así pues, señorías, reformar o racionalizar la Administración no es una tarea que resulte sencilla ni rápida, lo sabemos, somos conscientes de ello, pero es que este Gobierno lleva ya casi cuatro años y no se ha hecho absolutamente nada en ese ámbito.

El debate que quisimos provocar con nuestra interpelación y ahora con esta moción es sobre si verdaderamente queremos modernizar nuestra Administración autonómica, si queremos hacerla más eficaz, si queremos que preste mejores servicios, para convertirla en la Administración que la sociedad canaria necesita en este siglo XXI. Por eso proponemos construir una Administración pública canaria bien articulada, que garantice la seguridad jurídica, que administre de manera adecuada los fondos que recibe y que implante procesos y herramientas que garanticen, igualmente, espacios permanentes de conversación con los ciudadanos, de forma que las decisiones que se tomen estén basadas en sus necesidades y en sus preferencias.

Otra de las propuestas que se contienen en la relación de medidas que constan en nuestra moción es elaborar ya una nueva ley canaria de función pública, con abordaje de todos aquellos aspectos que tienen que ver con la carrera profesional de los funcionarios, su promoción interna, etcétera.

Quiero terminar, señor presidente, señorías, con la referencia a los funcionarios y a los empleados públicos de nuestra Administración autonómica, porque hemos de reconocerles desde el Grupo Parlamentario Popular, y les reconocemos, su aportación a este proceso de acercar el servicio público a la ciudadanía y facilitar, sobre todo facilitar, con su esfuerzo y con su trabajo, una mejor y más pronta salida de la crisis.

Nada más, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

A esta moción del Grupo Parlamentario Popular no se ha presentado ninguna enmienda por los grupos parlamentarios; por lo tanto, procede la fijación de posición en relación con la misma.

¿Por el Grupo Parlamentario Mixto? No está presente. Por el Grupo Parlamentario Socialista, don Manuel Fajardo Palarea tiene la palabra por tiempo de cinco minutos.

El señor FAJARDO PALAREA: Señor presidente, señorías, buenos días.

Vamos a ver, señor Rodríguez, como siempre, máximo respeto para la labor de la oposición y máximo respeto para usted como defensor de esta moción.

Ha dicho usted aquí que el Gobierno de Canarias legisla con base en ocurrencias, que es un Gobierno incompetente, que es un Gobierno que legisla a base de impulsos, y además ha dicho usted que, en su moción, usted solicita la elaboración ya -lo he copiado- de una nueva ley de la función pública canaria. Pues bien, si leemos su moción, consecuencia de la interpelación que vimos en el anterior pleno, podemos ver que no es cierto que usted solicite una elaboración ya de una ley de la función pública; usted de lo que habla es de iniciar los trámites para elaborar una nueva ley de la función pública. Primer punto. Es un requerimiento lo que usted hace.

En el segundo punto, tercero y cuarto de la moción, usted lo que hace, en definitiva, es instar al Gobierno diciéndole lo que tiene que contener la nueva ley de función pública, según su saber y leal entender.

Y en el quinto punto, tiene dos partes. Una que es una parte también que contiene un requerimiento y una segunda que contiene lo que es el contenido de la misma.

Usted ha dicho en su intervención que el Gobierno de Canarias no ha hecho nada durante esta legislatura para mejorar la Administración pública canaria, para mejorar la eficiencia y eficacia de la Administración pública. Y ya en el debate de la interpelación el señor consejero le relató a usted, de forma prolija y detallada, todas aquellas modificaciones que se han llevado a cabo durante esta legislatura en esta materia que discutimos hoy.

Por tanto, con el debido respeto, yo considero que usted ha presentado una moción que es light, quizás dado el varapalo dialéctico que se llevó cuando se discutió la precedente interpelación. Es decir, en nuestra opinión, ustedes no elaboran una proposición de ley, que podían haberlo hecho, trayendo a la Cámara una nueva ley de función pública canaria, sino que se limita a esbozar, a grandes trazos, los contenidos nucleares que debiera contener una nueva ley de la función pública canaria, pero, claro, lo hace usted sin contar con el Gobierno y sin contar con ninguno de los grupos, el resto de los grupos que componen esta Cámara, en lo que podríamos denominar una curiosa forma de intento construir consenso en un tema que usted ha calificado de delicado y decisivo para el devenir de los canarios.

Como ya le dijo el consejero con ocasión de la interpelación de la que trae causa la presente moción, su partido no ha hecho los deberes en esta cuestión. ¿Por qué?, porque pese a tener ustedes la mayoría absoluta y poder ustedes regular sobre esta materia, estableciendo un marco jurídico básico al que podrían adaptarse las comunidades autónomas, no lo han hecho, pese a ser otra promesa que incluyeron en su programa electoral, le decía el consejero. Otra promesa incumplida más, por supuesto. Y usted sabe, igual que yo, señor Rodríguez, porque es letrado, que estaríamos hablando casi, por poner un ejemplo, de las obligaciones sinalagmáticas. En la obligación sinalagmática quien pide el cumplimiento a la parte que entiende que no ha cumplido debe tener como presupuesto básico haber cumplido su obligación, y ustedes no han cumplido con la suya. No han cumplido con la suya y, sin embargo, vienen ustedes a exigir que lo haga el Gobierno de Canarias. Y no podemos obviar esto, porque de hacerlo podría parecer que su partido tiene alguna legitimidad política para instar a lo que solicita, cuando lo cierto es que no la tiene, porque si aprobáramos esta moción sería caer en la trampa de que el que no trabaja, que no trabaja, se quiere apuntar el trabajo de los que sí hemos trabajado, como es en este caso el Gobierno de Canarias.

Señor Rodríguez, nuestro voto, por tanto, va a ser contrario a su moción. Y sí le digo claro -no tengo tiempo para...; me queda un minuto, si la Presidencia tiene a bien concedérmelo- que...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Tiene usted un minuto para concluir, señor diputado.

El señor FAJARDO PALAREA: ... el Gobierno sí ha trabajado en este asunto: veintidós artículos se han modificado para hacer la Administración pública canaria más eficiente y más eficaz. Y sí le digo desde ahora que el Partido Socialista está por redactar una nueva ley de la función pública canaria sobre unos ejes fundamentales, que son la regulación del personal directivo profesional en las administraciones públicas canarias, en primer lugar; en segundo lugar, el sistema retributivo; hablar de los sistemas selectivos; de la funcionarización; del sistema de evaluación del desempeño y de los procesos de consolidación del empleo temporal.

El Partido Socialista no va a renegar de llevar a cabo su trabajo en esta legislatura y en la próxima legislatura. Los tiempos los ha marcado el Gobierno, y los tiempos vienen, de alguna manera, por no decir de forma determinante, vienen marcados por la propia inactividad de la que ha hecho gala el Gobierno de la nación, que es la que nos ha llevado a este punto.

Nada más, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Nacionalista, doña Marisa Zamora, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ: Presidente, señorías, buenos días. Señor portavoz del Partido Popular.

Cuando preparaba la moción, estuve revisando las notas del pleno pasado, donde se debatió la interpelación sobre función pública, y hay cosas que me dejaron verdaderamente sorprendida, como que decía el portavoz que teníamos que propiciar en este pleno tratar los problemas más acuciantes, más cercanos a los ciudadanos, y desde luego no es precisamente esto problemas cercanos a los ciudadanos. Yo creo que los problemas acuciantes para los ciudadanos son actualmente, como demuestran las encuestas del CIS, el paro, la vivienda, la sanidad -preguntémosles a los pacientes que tienen hepatitis C cuál es su problema fundamental-, no llegar a final de mes... Pero ¿nos preguntamos si hace falta una reforma administrativa?, pues sí; ¿que todos queremos, desde luego, una Administración más eficiente, más cercana, más moderna, más transparente?, pues sí, eso es verdad. Pero tenemos que decir que el Gobierno ha apostado por medidas muy importantes, por ejemplo la administración electrónica -nadie ha hablado de eso-. La administración electrónica supone que los ciudadanos pueden presentar escritos, presentar documentos, pueden pedir información, todo online, sin tener que moverse de la casa, por vía telemática, de la manera más cómoda. Eso son medidas efectivas sin que haga falta una reforma de la ley de la función pública. Una Administración autonómica conectada con todos los departamentos del Gobierno y conectada además con el resto de las administraciones, local y del Estado. Eso es una Administración eficiente, más cercana, más cómoda para el ciudadano. Eso es lo que se ha implementado en esta legislatura y se ha hecho un gran esfuerzo por parte de la consejería.

Lo que sí preocupa al ciudadano realmente es el tema de la corrupción, que es otro tema del que hay que hablar; una Administración más transparente, porque todo el mundo... (Rumores en la sala). (La señora diputada se dirige al señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Perdón, señoría. Señorías, por favor, guarden silencio.

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ: Pero lo que sí preocupa realmente a los ciudadanos es el problema de la corrupción, corrupción que se ha destapado en los últimos años y que todo el mundo ve cómo... Sobre todo les preocupa a los ciudadanos que no pueden llegar a final de mes, a los ciudadanos que están en paro, a los ciudadanos que desahucian de su vivienda, a los ciudadanos que verdaderamente ven que han perdido sus ahorros, a esos ciudadanos les preocupa el que en estos momentos haya personas que se hayan gastado el dinero público en juergas, en cuchipandas, en trajes, en coches, y todo a costa de los contribuyentes, a costa de engañar a los españoles. Y por eso el Gobierno trajo una ley de transparencia canaria y de acceso a la información pública para que la Administración sea transparente, para que todo el mundo sepa dónde va el dinero público, hasta el último euro. Y para eso se ha creado un portal web de transparencia, para que el ciudadano pueda tener acceso a toda esa información, que es importantísima, o la pueda solicitar, y para eso se ha creado un Comisionado de Transparencia, para que pueda, de alguna manera, salvaguardar que no se vulnera este derecho de los ciudadanos.

Por tanto, nosotros vamos a votar que no a la moción por algo muy sencillo: porque don Jorge Rodríguez es inteligente y sabe que estamos a final de la legislatura y, por tanto, no queda tiempo. Quedan dos plenos, uno, además, el debate del estado de la nacionalidad, con lo cual no se puede ni siquiera iniciar los trámites para elaborar una nueva ley de la función pública canaria. Eso es imposible, el señor Rodríguez lo sabe. Y, por tanto, si quiere hacer el paripé, pues, que lo haga, ya lo ha hecho, pero yo desde luego no voy a participar en eso, porque eso es imposible.

Pero, además, el Gobierno de Canarias se comprometió a modificar la Ley de Función Pública Canaria siempre que el Estado -ya lo ha dicho el señor Fajardo- cumpliera con su compromiso, que se comprometió a modificar la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, cosa que no ha hecho, que además es normativa básica y que condiciona todas las leyes de las comunidades autónomas, que solamente tienen competencias en desarrollo legislativo y en ejecución. Por tanto, eso condiciona, no ha cumplido con su compromiso y nosotros no podemos hacer eso.

Ha modificado realmente, a través de las leyes de medidas administrativas del 2012 y 2014, ha modificado veintidós artículos y en estos años, en estos cuatro años y en años anteriores, se ha ido trabajando, ¿para qué?; se ha trabajado para mejorar las condiciones de los empleados públicos, para mantener el empleo público y no despedir a nadie; para mejorar y establecer medidas que propicien la movilidad de los trabajadores; para propiciar medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar; para llevar un diálogo constante con los sindicatos, y esa paz social ha repercutido en mejorar la calidad de los servicios que se prestan al administrado.

Por tanto, nosotros -no voy a necesitar más tiempo- vamos a seguir apoyando y trabajando por que tengamos en Canarias la mejor Administración, más eficiente, más transparente, más ágil, más moderna, más cercana al vecino, para que de alguna manera responda a todas las demandas de la ciudadanía canaria. No podemos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí, señora diputada, tiene usted un minuto para concluir.

La señora ZAMORA RODRÍGUEZ: No podemos votar a favor de esta moción. Creemos que ha sido metida con un calzador, que el señor Rodríguez se ha encontrado hasta bastante forzado para poder defenderla. Ha hablado de que son temas urgentes y acuciantes y nosotros no vemos que esos sean los problemas urgentes y acuciantes de la ciudadanía. Así y todo, creo que son debates importantes, cuando él habla de que hay temas como la baja productividad, cuando habla, por ejemplo, de la insuficiente financiación de las empresas. Creo que son temas importantes, él los ha enumerado como que son temas importantes, pero no los temas acuciantes que, como digo, son el paro, la vivienda, la sanidad... Y nosotros vamos a seguir apostando por tener una Administración fuerte, moderna y para eso creo que, sin la ley de la función pública, se ha trabajado poniendo las medidas importantes, como son la transparencia y como es la administración electrónica.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

(El señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, hace sonar el timbre de llamada a la votación.) (Pausa.)

Señorías, procedemos a la votación de la moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación del mismo grupo, sobre la función pública. Comienza la votación. (Pausa).

47 señorías presentes: 21 votos a favor, 24 votos en contra y 2 abstenciones.

Queda rechazada la moción.

(La señora secretaria segunda, Montelongo González, ocupa un escaño en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/M-0037 Sobre Consecuencia de la Interpelación del G.P. Popular, sobre función pública, dirigida al Gobierno. (I-54).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico