Diario de Sesiones 163/2015, de fecha 25/3/2015 - Punto 1

8L/PRRP-0002 DEBATE EN LECTURA ÚNICA. PROPUESTA DE REFORMA DEL REGLAMENTO DEL PARLAMENTO.

El señor PRESIDENTE: Debates de lectura única. Propuesta de reforma del Reglamento del Parlamento de Canarias.

Habrá una intervención de fijación de posiciones por cada grupo, habrá una intervención de fijación de posiciones de cada grupo, empezando por el Grupo Parlamentario Mixto.

Muy bien. Don Pedro Justo tiene la palabra. Tiempo máximo, diez minutos.

(Pausa.)

El señor JUSTO BRITO: Gracias, señor presidente. Señorías.

En la ponencia del Reglamento, que ha funcionado muy bien, y es de agradecer la actitud y el trabajo que han puesto todos y cada uno de los miembros de la misma, en la cual además yo, por mor de que llevaba menos tiempo en el Parlamento, tenía menos cosas que aportar... Porque una de las cuestiones que ha intentado la modificación del Reglamento es actualizar el mismo a situaciones que no venían recogidas en el anterior Reglamento y que la dinámica parlamentaria había ido buscando soluciones alternativas que ahora se han recogido en el mismo.

Yo creo que el Reglamento ha quedado bastante bien. La idea fundamental es, desde mi punto de vista, que se han intentado hacer cuestiones positivas. En las cuestiones técnicas, por un lado, se ha intentado, en algunos momentos, reducir los tiempos, por ejemplo, de intervención de los grupos para intentar que los debates no se hicieran tediosos; en otras circunstancias, por contra, se ha hecho al revés, como en el caso, por ejemplo, del debate del estado de la nacionalidad, donde en principio de dos días se ha pasado a tres para intentar que las... (Rumores en la sala.)

El señor PRESIDENTE: Señorías -disculpe, don Pedro-, por favor, les ruego, por lo menos, un poco de silencio para que quien está hablando pueda desarrollar su intervención, porque francamente a veces se eleva el tono del murmullo y es imposible.

Señorías, por favor. Continúe, don Pedro.

El señor JUSTO BRITO: Gracias, señor presidente.

No, comentaba que en el tema del debate del estado de la nacionalidad se ha subido de dos a tres días para intentar, primero, que los grupos que van interviniendo posteriormente al Gobierno tengan una mayor posibilidad de ser oídos por la Cámara y también para que haya un mayor tiempo para la discusión y la presentación de las mociones que luego se tienen que aprobar.

Yo simplemente quisiera destacar algunos elementos que creo que son bastante positivos dentro de lo que se ha hecho.

Por un lado, quiero hablarles del tema de que en las mociones que se presentan a partir de interpelaciones, que muchas veces quedan como un poco brindis al sol porque no hay ningún tipo de control posterior de las mismas, se ha regulado que haya un control a partir bien de la propia moción, donde se pone un plazo para que el Gobierno responda sobre la misma, o que se pueda plantear sobre la misma posteriormente una moción al Gobierno y que el Gobierno tenga que informar si ha podido desarrollar la moción o si no la ha podido desarrollar, y si no la ha podido desarrollar, por qué motivos no lo ha podido hacer.

Otra de las partes que se han acogido en el Reglamento es la actualización, fundamentalmente para introducir los nuevos elementos de la ley de radiotelevisión canaria y, por otro lado, de la Ley de Transparencia, fundamentalmente en el tema del Comisionado.

Y yo creo que los elementos más importantes, o por lo menos los que van a ser más demandados o que tiene la sociedad más interés en conocer, son los que tienen que ver con elementos vinculados al tema de la transparencia y de la dedicación de los diputados. En este sentido, en el artículo 13 y 18 se pone la obligación de la información, actualmente se informa tanto sobre los ingresos y sobre el patrimonio de los diputados, pero ahora tanto la declaración de los ingresos como la declaración del patrimonio van a ser publicadas, que es una de las exigencias que suele estar en la calle.

Por otro lado, creo que es bastante importante que se ha definido y restringido el tema de la dedicación exclusiva. En el artículo 13.2 se deja claro que actualmente solo habrá diputados en exclusiva o diputados que no están en exclusiva, y en los diputados en exclusiva solo podrán pedir poder realizar otras actividades aquellos que sean para educación universitaria o para investigación universitaria. Con lo cual se restringe el tema. Y se amplía el número de diputados que tienen que tener obligatoriamente la dedicación obligatoria, actualmente solo es la Mesa y a partir de ahora también lo serán los presidentes y portavoces de los grupos parlamentarios.

Luego creo que también es importante que en el artículo 16.2 se marca la necesidad de que un diputado o diputada, si tiene un cruce de intereses con alguno de los temas que se van a debatir en la Cámara, bien sea en pleno o bien sea en comisión, tiene la obligación de comentar la situación y decir exactamente cuáles son los intereses que coinciden con el elemento que está en discusión, para que se tenga esa información adicional.

Luego está un elemento fundamental, que es el tema del Portal de Transparencia. Portal de Transparencia que es la transposición que nosotros hemos hecho de la Ley de Transparencia que se aprobó aquí a efectos del Gobierno autónomo y otras instituciones al Parlamento, que tiene dos partes. Una parte que la tiene ya desarrollada porque viene fijada por ley, que viene a ser la transparencia sobre todos aquellos elementos que están vinculados al derecho administrativo, que eso es obligatorio. Ahí estamos hablando de las funciones del Parlamento, la normativa del Parlamento, el estatuto orgánico del Parlamento y todos aquellos actos de gestión que tengan algún tipo de vinculación o relevancia con temas económicos o presupuestarios. Y, por otro lado, estarían otras informaciones. Aquí hay que decir lo mismo que con respecto al tema de la Ley de Transparencia del Gobierno: aquí se han puesto las bases y ahora tendrá que ser el trabajo posterior de los diputados el que desarrolle, de una manera más amplia o menos amplia o más rápida o menos rápida, la información que se tiene que poner.

Yo creo que esos son los elementos fundamentales que ha habido. Recordar que ha habido un amplio consenso dentro de la ponencia, que no ha habido prácticamente ningún tipo de discrepancia que se haya mantenido y agradecerles a todos el trabajo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Pedro Justo.

Señorías, indicarles y recordarles, como está en el orden del día, como les decía, señorías, recordarles que, como está establecido en el orden del día, cuando se acabe el debate de este asunto, votaremos las propuestas de resolución de la comunicación del Gobierno e inmediatamente a continuación el punto de la elección de los miembros del Consejo de Radiotelevisión Canaria. ¿De acuerdo? Queda anunciada porque es votación secreta por llamamiento.

Continuamos. Grupo Socialista Canario, don Julio Cruz, la reforma del Reglamento del Parlamento de Canarias, Grupo Parlamentario Socialista Canario.

El señor CRUZ HERNÁNDEZ: Señor presidente. Señorías, muy buenos días a todos y a todas.

Muy sucintamente.

En relación con esta reforma del Reglamento, quiero empezar por agradecer a todos los ponentes, a los servicios jurídicos del Parlamento, el apoyo mostrado a la ponencia y el buen talante en la relación y en la discusión de esta importante norma que regula las relaciones internas dentro de los grupos y cómo se gestiona a diario este Parlamento.

Hay que recordar también que esta es la segunda reforma que se práctica en esta legislatura. Ya hicimos una en relación con las normas de régimen interior y en relación con la figura, entre otros, del secretario general, que quedó aprobada hace algunos meses. En esta segunda reforma, como ya dijimos en su momento, íbamos a profundizar en algunos aspectos.

Quiero destacar las medidas de control en las proposiciones no de ley, en la reducción de los tiempos, más agilidad en los debates. Creo que es uno de los parámetros fundamentales a la hora de encarar la llegada del Parlamento a los ciudadanos, más cuando, con motivo de toda la transparencia practicada y las nuevas tecnologías introducidas en el Parlamento, hoy estamos en tiempo real transmitiendo o retransmitiendo todo lo que sucede en esta Cámara. Por lo tanto, es muy importante la reducción de tiempos que nos obliga a concentrar los argumentos para hacer mucho más ágiles, de cara a los ciudadanos también, los temas a tratar.

En las mociones e interpelaciones, ya se ha comentado, creo que se ha dado un paso importante en un intento de control por parte del Gobierno de que en las resoluciones que se aprueben en este Parlamento tengamos un seguimiento de las mismas, de tal manera que en cada periodo de tiempo el Gobierno tenga que informar a la Cámara, en relación con esas resoluciones, de cuáles ha llevado a cabo, cuáles no ha llevado a cabo, cuáles son las razones o qué ha hecho en relación con cualquiera de las resoluciones, de tal manera que, en las propuestas que se aprueben -proposiciones no de ley, iniciativas, mociones consecuencia de interpelación-, tengamos un dato de que el Gobierno... y lo que se decide aquí sirve para algo más que para una queja permanente, de que se aprueban y después el Gobierno hace caso omiso a lo que se aprueba en este Parlamento. Creo que, con ese tipo de control, avanzaremos de una manera considerable.

En las comparecencias creo que hay una modificación sustancial: hay que motivar sucintamente las comparecencias. Hasta ahora ha habido comparecencias, es una queja permanente del Gobierno y también de los grupos que no las solicitan, en el sentido de que es muy genérica y no se dice exactamente qué es lo que se quiere o de qué se pide la información en ese control del Gobierno. Esa motivación nos permitirá a todos los grupos y al mismo tiempo al Gobierno centrarnos en el asunto que el grupo correspondiente haya solicitado.

En relación con los diputados, las compatibilidades se regulan de una mejor manera, la exclusividad en el ejercicio se determina igualmente con mayor concisión, el deber de abstención de los diputados a la hora de encarar los asuntos que se debaten, y ese deber como norma y como obligación ya aparece en el Reglamento -ahora estaba en la legislación general pero no estaba en el Reglamento-, y la declaración de bienes de todos los diputados. Todo esto muy relacionado con la transparencia, se regula toda la transparencia. Este Parlamento prácticamente queda absolutamente transparente a partir de este Reglamento y a partir de la próxima legislatura, en toda la actuación legislativa y en toda la gestión interna y administración parlamentaria, en ese proceso iniciado por todas las administraciones públicas y por todos los partidos, con ese deber a la ciudadanía de que conozca perfectamente todo lo que pasa y qué se hace dentro de este Parlamento y cómo quedan todas las relaciones, incluso personales, de los diputados a la hora de encarar o de decidir sobre los temas que aquí se tratan.

Se hacen algunas correcciones técnicas en cuanto agilizan el procedimiento administrativo, sobre todo del Consejo Consultivo; se agilizan los debates, más dinámicos en el sentido de reducción de tiempos; se tratan mejor los debates importantes, como el debate de la nacionalidad, de tal manera que tengamos un tiempo razonable para debatir, para discutir, para consensuar entre los distintos grupos parlamentarios las propuestas de resolución, por ejemplo, del debate de la nacionalidad, que es uno de los debates, junto con la Ley de Presupuestos, desde mi punto de vista el segundo debate más importante de cada año, y las propuestas de resolución hoy pasan un poco desapercibidas y se les da un tratamiento mejor con un día específico para dedicar y tratar estas propuestas de resolución.

Se regulan mucho mejor las relaciones de la radiotelevisión canaria, las relaciones con la radiotelevisión, el control de la radiotelevisión -hoy mismo tenemos en el orden del día el nombramiento de ese consejo-. Y todo lo relacionado con la radio y televisión canaria va a ir a esa comisión de control, que tendrá un mayor protagonismo a la hora de defender los intereses generales y a la hora de controlar ese ente público.

Se regulan las declaraciones institucionales y se establece una regulación que no existe en la actualidad.

Igual que los convenios con otras comunidades autónomas, se establece un procedimiento en el cual prácticamente como si fueran unos tratados, que nosotros podemos decir que sí o que no, pero no enmendar, no plantear, porque ya están generalmente negociados entre comunidades autónomas.

Y una cuestión pequeña pero importante, que es el convenio con otras administraciones para el uso de las tecnologías. Creo que es muy muy importante. El uso de las tecnologías en la gestión ordinaria del Parlamento se tiene que imponer cada vez más. La firma digital es uno de los aspectos que no se han podido encarar en esta legislatura y tiene que hacerse, desde mi punto de vista, al principio de la legislatura que viene. Y así todo lo relacionado con el órgano de control al Gobierno -preguntas, solicitudes de documentación-, todo eso tiene que ser mucho más digitalizado, mucho más uso de las nuevas tecnologías y menos papel. En esta legislatura se ha avanzado muy considerablemente en la eliminación del papel en este Parlamento y creo que se puede dar un paso más en la próxima legislatura, y este Reglamento permite y posibilita que eso suceda.

Y quiero terminar, señor presidente, planteando dos enmiendas in voce, porque hay que plantearlas, ya han sido admitidas por todos los grupos y las suscribimos todos los grupos parlamentarios, pero para que conste en acta. Una es una modificación del Reglamento del Parlamento en el artículo 44.1, introduciendo como comisión permanente legislativa una decimosegunda comisión, que es la de la Discapacidad. Hay una resolución de este Parlamento, aprobada recientemente, por la cual se creaba, se pedía que se creara esa comisión permanente sobre la discapacidad y todos los grupos parlamentarios la suscribimos. Igualmente, en el artículo 212, modificar el apartado 2 del Reglamento en relación con los presupuestos del Parlamento. Los presupuestos del Parlamento, saben que este es el poder legislativo y, por lo tanto, nada tiene que ver con el poder ejecutivo, si bien el presupuesto del Parlamento va dentro del presupuesto general de la comunidad autónoma, pero es evidente que para seguir con la separación de poderes y la autonomía necesaria del Parlamento hay que establecer que corresponde a la Mesa del Parlamento la elaboración y aprobación del proyecto de presupuestos, así como las bases de ejecución y la remisión para su integración en sus propios términos, de tal manera que zanjemos de una vez esta a veces polémica que se genera todos los años en relación con el presupuesto de este Parlamento.

En definitiva, señorías, creo que es una muy buena reforma. Una reforma que profundiza en el control, que profundiza en la transparencia, que profundiza en la agilidad del Parlamento de Canarias; que entrará en vigor además este Reglamento, como no puede ser de otra manera, al inicio de la legislatura, que se inicia con las elecciones del 24 de mayo. Y, por lo tanto, estamos ante un futuro Parlamento donde los ciudadanos se verán mejor representados y mejor defendidos en todos sus intereses.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, don Julio Cruz. Gracias.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Ruano León.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

Resulta difícil intentar aportar algo nuevo en la tribuna cuando los cuatro grupos estamos de acuerdo y, por tanto, las manifestaciones que estamos haciendo durante la mañana de hoy en relación con el Reglamento del Parlamento cuentan con la unanimidad de la Cámara.

Como decía el portavoz del Grupo Mixto, yo quiero también hacer el agradecimiento de mi grupo, el Grupo Nacionalista Canario, a todos los ponentes, por su trabajo, por el espíritu de acuerdo que hubo en el trabajo de la modificación del Reglamento y a la asistencia que nos prestaron en todo momento el secretario general y los demás letrados de la Cámara.

Quisiera resumir en una frase o en unas palabras lo más importante de la decisión que se toma hoy aprobando el nuevo Reglamento, esta modificación importante del Reglamento: es que se abren las puertas del Parlamento. Se abren las puertas desde el punto de vista de una demanda social sobre cómo se trabaja en los parlamentos, de qué manera hacemos visible el trabajo que se realiza en la Cámara. Y esto tiene que ver no solo con el trabajo diario, con las potestades que ejerce el Parlamento, específicamente la potestad legislativa, la de impulso a la acción de gobierno, la acción de control; en fin, todas aquellas que sustentan la base de esa relación representativa. Porque en la crisis económica, señorías, una de las cosas que impuso la economía financiera es el descrédito de la propia democracia representativa, y es al caso comentar que en algunas de esas manifestaciones diversas que se han producido a lo largo de estos años se hablaba o se producía aquel grito de "¡que no, que no, que no nos representan!". Y creo que esto es fundamental, impedir que sea un valor en la relación entre la ciudadanía, entre las personas a las que representamos y nosotros, los representantes.

Por tanto, esta vía, es claro que la modificación del Reglamento que producimos hoy contribuye a que eso no sea así, que seamos auténticos representantes de la ciudadanía canaria, del pueblo canario, y, consecuentemente, que el trabajo que se realiza en el Parlamento, en la Cámara, sea un trabajo reconocido socialmente. Esto se hace, en fin, pues porque, con distintas iniciativas, que las ha expresado con bastante precisión el portavoz socialista, el señor Cruz, se consigue que se produzca mayor agilidad, se consigue que al final el Gobierno rinda cuentas reales al Parlamento en relación con algunas resoluciones que se aprueban, por ejemplo las que se derivan de las mociones, se consigue articular mejor el propio debate. En fin, cuestiones que son básicas de cara a ese reconocimiento.

Pero a su vez se producen cuestiones que tienen que ver con la transparencia. La demanda social de la transparencia tiene también hoy una base tecnológica. Se habla de un portal y ese portal de la transparencia se aloja en la sede electrónica del Parlamento. Se establecen previsiones muy específicas respecto de la actividad y respecto de los bienes y patrimonio de los diputados y diputadas. Cuestiones que son importantes ante la demanda social actual.

La dedicación exclusiva a las tareas parlamentarias solo puede ser compatibilizada con las tareas docentes e investigadoras a nivel universitario. Esto, como vimos en la ponencia, está más relacionado -esto último- con el interés de la propia universidad, el interés público de las universidades, de que se preste el conocimiento que pueda tener una persona, una tercera persona, profesional, en este caso político, hacia la propia universidad. Así está establecido hoy en el régimen de incompatibilidades de los funcionarios públicos, la Ley 53 de 1984, y el mismo régimen es el que se adopta para los diputados y diputadas. De tal manera que ese interés de la universidad de contar con personas en régimen de profesor asociado es un régimen que se protege también a través del Reglamento, pero solo ese régimen, de tal manera que la actividad de forma general que realiza un diputado o diputada de forma exclusiva tendrá que ser realmente en esas circunstancias. Por lo demás, se puede mantener, como se mantiene, lógicamente, el régimen de dedicación a tiempo parcial, puesto que al final la tarea representativa lo que impone es el cumplimiento de un conjunto de derechos y deberes que se tienen en el Reglamento, que están vinculados a las sesiones parlamentarias de forma estricta, de comisiones y plenos.

La dedicación exclusiva, como digo, se basa en eso y los temas vinculados a las retribuciones, al patrimonio y a las actividades ya van a estar expresamente derivados hacia la propia Secretaría General del Parlamento, no hacia ningún régimen secreto, si bien la Cámara tendrá que establecer, la Mesa de la Cámara, junto a la Junta de Portavoces, tendrá que establecer el modo en que se va a materializar esa prestación de las declaraciones de actividades y de bienes y derechos con arreglo al principio de transparencia y a su vez garantizando aquellos datos que sean estrictamente de carácter personal, de acuerdo con la ley orgánica correspondiente.

Francamente, señorías, creo que lo más importante es que se abre el Parlamento a la sociedad hasta donde podemos hacerlo. Existe siempre, además, cuando se produce una crisis, una gran dificultad para identificar cuáles son las demandas reales de la sociedad, de la ciudadanía, en torno a, en este caso, la Cámara, pues porque a veces son inconcretas. En la propia crítica hacia los parlamentos existen cosas que ya desde el siglo XX se planteaban. La crisis del Parlamento, se habla de un modelo de partidos organizados, un modelo bastante vinculado a la disciplina parlamentaria, y en algunas ocasiones eso que se critica, sin embargo, cuando se producen, digamos, manifestaciones a título individual, se critica a su vez que se produzcan esas manifestaciones. En fin, lo que quiero decir es que este es siempre un tema abierto, un tema discutible; lo importante es que lo que se hace en la modificación del Reglamento que hemos pactado es abrir las puertas del Parlamento. En ese sentido, el trabajo que después...; el Parlamento que se constituya en la próxima legislatura, en la IX Legislatura, va a estar con una norma mejor y este es el trabajo que hemos sido capaces de realizar las personas que hemos estado en la ponencia y a las cuales reitero nuevamente el agradecimiento, así como a los servicios de la Cámara.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, don José Miguel Ruano, del Grupo Nacionalista Canario.

Ahora turno para el Grupo Parlamentario Popular. Don Miguel Cabrera Pérez-Camacho.

El señor CABRERA PÉREZ-CAMACHO: Señor presidente, señorías.

No voy a aburrirles, tengan cuidado, no les voy a aburrir, repitiendo todas las mejoras y bondades que mis compañeros de la ponencia del Reglamento del Parlamento ya han enunciado. Están claras y las asumimos. Ahora bien, sí quiero hacer hincapié en una cuestión. Hemos trabajado para hacerle un regalo a la Cámara que empieza a funcionar a partir del 25 de mayo. Es decir, es un trabajo ya hecho que trasladamos, con todo nuestro cariño, a los integrantes del siguiente mandato y, como toda... (ininteligible), esta puede ser objeto de aceptación o de rechazo. Obviamente, mientras no se modifique el Reglamento que nosotros vamos a aprobar por consenso en el día de hoy, estará en vigor y será plenamente aplicable.

Ya adelanto que nuestro grupo, en la siguiente legislatura, va a apoyar que siga en vigor la reforma que nosotros hemos planteado de común acuerdo con los demás y, por lo tanto, va a tener todo nuestro apoyo, pero vaya usted a saber quiénes componen la Cámara a partir del 25 de mayo y cuáles serán sus opiniones. Por lo tanto, ellos serán libres para decidir qué es lo que se mejora o si se respeta en su totalidad.

Yo, elucubrando un poco, en algunas conversaciones que hubo con los ponentes, pienso que tal vez hubo una cuestión en la cual va a incidir la siguiente legislatura y que podría constituir una modificación de este Reglamento. Pienso que la sociedad quiere, la sociedad, la ciudadanía quiere rebajar un poco el protagonismo de los grupos parlamentarios en beneficio de los diputados individuales. Pienso que eso es un clamor en los que, de alguna manera, saben de política o entienden de política. En los parlamentos anteriores -estoy hablando de los parlamentos anteriores a la monarquía constitucional de 1978-, siempre hubo, en la República y la monarquía anterior a la República, siempre hubo más protagonismo y más libertad hacia los diputados. Seguían existiendo los grupos parlamentarios, existían, pero había ciertas características que otorgaban un cierto individualismo que tal vez, a partir de la siguiente legislatura, pueda intentar recuperarse. En todo caso, nosotros hablamos del tema y pensamos que por ahora deberíamos dejarlo tal como estaba: concebido para el protagonismo de los grupos parlamentarios.

También decirles que, si comparamos este Reglamento con el anterior, pienso que lo hemos mejorado notablemente. El Reglamento no es otra cosa que el cauce de la vida parlamentaria, el cauce a través del cual la voluntad parlamentaria se expresa en todas sus variantes, en todas, y pienso que esto, con el consenso de todos, lo hemos mejorado en las materias ya señaladas por mis anteriores compañeros de ponencia.

Quiero terminar simplemente felicitándonos por la labor realizada, agradeciendo a don Salvador Iglesias y a los demás letrados el magnífico servicio prestado, porque han sabido plasmar por escrito la voluntad expresada en todo momento por los miembros de la ponencia, y simplemente alabar el espíritu de consenso y de sentido común que ha presidido los trabajos de la ponencia. Ojalá en otros asuntos tan importantes para la vida parlamentaria se hubiesen hecho las cosas con el mismo sentido común.

Nada más, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, don Miguel Cabrera Pérez-Camacho.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa.)

Señorías, vamos a proceder a la votación de la propuesta de reforma del Reglamento del Parlamento.

En primer lugar, vamos a proceder a la votación de las enmiendas, enmiendas in voce, que están firmadas, presentadas, firmadas por todos los grupos parlamentarios. Y creo que las vamos a votar conjuntamente, puesto que están conformes los cuatro grupos, se puede. Las enmiendas son al artículo 44, por el que se crea la Comisión de Discapacidad, evidentemente para incluirla en el Reglamento y que empiece a operar en la próxima legislatura; y la otra enmienda es en la que se establece claramente que los presupuestos del Parlamento los elabora el propio Parlamento, como no podría ser de otra manera. Aquí, en alguna ocasión, ha habido dificultades de interpretación de este artículo y con esto queda claro.

Entonces vamos a votar estas dos enmiendas. Comienza la votación. (Pausa.)

Resultado: 53 presentes; 53 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Quedan aprobadas las dos enmiendas por unanimidad.

Y ahora vamos a proceder a votar todo el texto, todo el texto articulado, las enmiendas incorporadas, las disposiciones adicionales, todas las disposiciones, la exposición de motivos y el título del Reglamento. Comienza la votación. (Pausa.)

Resultado: 53 presentes; 53 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobado el Reglamento del Parlamento de Canarias por unanimidad.

Señorías, permítanme, muy brevemente también, que esta Presidencia se una a las felicitaciones a todos los grupos parlamentarios y especialmente, evidentemente, a quienes han intervenido en la modificación del Reglamento. Como todos saben, es una mejora importantísima, muy importante, para acercar el Parlamento a la sociedad. Y a los compañeros de la Mesa, todos los compañeros de la Mesa del Parlamento, que han prestado una especial dedicación. En particular, a quien la Mesa le encomendó los trabajos más directos, don Julio Cruz y don José Miguel González, pero todos los compañeros, doña Águeda Montelongo, don Manuel Fernández, que ya no está, y doña Cristina Tavío, desde que se ha incorporado.

Señorías, a todos muchas gracias y, como dijo alguien aquí -me van a permitir que no haga referencia-, se ha hecho un gran trabajo para el mejor funcionamiento de esta Cámara en el futuro y para que el Parlamento sea cada vez más también de los ciudadanos.

Muchísimas gracias por haberme permitido esta intervención.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PRRP-0002 Sobre De reforma del Reglamento del Parlamento.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico