Diario de Sesiones 19/2015, de fecha 10/12/2015 - Punto 10

9L/PNL-0092 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE NECESIDAD DE APROBAR UNA LEY CANARIA DE RECONOCIMIENTO, REPARACIÓN Y ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO.

La señora PRESIDENTA: Y vamos a la última de las PNL del orden del día de hoy: instada por el Grupo Popular, sobre necesidad de aprobar una ley canaria de reconocimiento, reparación y atención a las víctimas del terrorismo.

Cuando quiera, señor Moreno.

El señor MORENO BRAVO: Muchas gracias, señora presidenta.

Señorías, en primer lugar, por ser de justicia, dar la bienvenida a los representantes del colectivo de víctimas del terrorismo, que están representados en esta Cámara hoy en día por doña Lucía Jiménez, presidenta de Acavite, y por don Guillermo Tevar, exdelegado provincial de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

Señorías, quiero dejar una cosa clara, sin ninguna duda: el Grupo Parlamentario Popular no pretende apropiarse de la voz de las víctimas del terrorismo en Canarias. Dicho colectivo ha sido suficientemente y tenazmente defendido por parte de la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo -Acavite- y por parte de la Asociación Nacional de Víctimas del Terrorismo.

Esta PNL no es más que un intento de recordar a los poderes públicos canarios la obligación que tenemos con las víctimas del terrorismo y no acaparar ni titulares de prensa ni provocar enfrentamientos políticos ni mostrarnos más comprensivos que otros con los anhelos del colectivo canario dañado por el terrorismo. Y así alguien lo ha entendido y lo entiende pido disculpas ahora. Y ruego que la iniciativa se valore como lo que es y como lo que se pretende, como una estrategia con el fin de que el ordenamiento jurídico ofrezca un instrumento que aporte reconocimiento, reparación y ayuda a las víctimas del terrorismo. Es más, mi intervención es deudora, tanto en la elaboración por escrito de la proposición no de ley como en la intervención en esta tribuna, de las exposiciones de motivos de gran parte de los textos legales que se han articulado en España a lo largo de estos años, así como de un borrador que se barajó en la pasada legislatura por parte del Gobierno de Canarias de una ley de reparación, asistencia y ayuda a las víctimas del terrorismo.

Señorías, el mayor ataque a los principios y valores consagrados en nuestra Constitución de 1978 se vislumbra cuando el terrorismo, el último peldaño del fanatismo ideológico-político, sea del color que sea, golpea a la sociedad sin distinción de sus víctimas, con el fin de socavar las estructuras democráticas que rigen nuestra convivencia. Lejos de propugnar la libertad, el pluralismo político y la democracia, el terrorismo cercena todos y cada uno de los derechos fundamentales básicos que nuestra Carta Magna consagra, en dos de ellos específicamente o concretamente, como son los artículos 15 y 17 de la Constitución, cuando se reconoce el derecho a la vida, a la integridad física y moral y el derecho a la libertad y a la seguridad.

Canarias ha sufrido el terrorismo tanto aquí, en su territorio, como en sus ciudadanos. Ante el inmenso dolor que el terror provoca a sus víctimas y a sus familiares, ya se va haciendo necesario de una vez, después de tantos años, que desde las instituciones canarias se ofrezca una respuesta de reconocimiento, una respuesta de apoyo, a todos y cada uno de los que, con su sufrimiento, en beneficio de todos, han sido un exponente de que nada ni nadie podrá destruir nuestra sociedad de libertad, de tolerancia y de convivencia. Las víctimas del terrorismo nos han enseñado con su ejemplo que, frente a la barbarie terrorista, existe un espíritu colectivo que defiende una vida en libertad bajo los resortes de un Estado social, democrático y de derecho.

Es el momento -vuelvo a reiterarlo y decirlo- de que en Canarias, al igual que en otras comunidades autónomas, como Navarra, Aragón, Murcia, Andalucía, entre otras muchas, apruebe una normativa que permita, en primer lugar, rendir un homenaje a la memoria de las víctimas del terrorismo en Canarias, por ser un acto de auténtica justicia, y, en segundo lugar, complementar la protección que ofrece la ley nacional, la Ley 29/2011, de 22 de septiembre, de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo.

Es, por tanto, un doble objetivo. Lo resumo: reconocimiento y complementariedad. Los artículos 9.2 de la Constitución española y el 5.2 a) del Estatuto de Autonomía de Canarias disponen que la comunidad autónoma, en el ámbito de sus competencias y a través de sus órganos, velará por las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas, removiéndose los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud. Y estos preceptos son los que fundamentan ahora la necesidad de atender, reconocer, reparar, a las víctimas del terrorismo en Canarias, en nuestra comunidad, con el fin de hacer de una vez reales y efectivos el goce de sus derechos fundamentales. Los terroristas han golpeado nuestra convivencia, segando la vida de canarios: guardias civiles, policías nacionales, militares, civiles o trabajadores del mar, como los tripulantes del Mencey de Abona o Cruz del Mar.

Todo ello hace necesario ofrecer por fin a nuestra sociedad una ley que ofrezca una cobertura digna a nuestras víctimas.

Aprovecho en este trámite también para aceptar la enmienda de adición que ha presentado Coalición Canaria-Partido Socialista Obrero Español, pues complementa perfectamente la parte dispositiva de nuestra proposición no de ley y supone una muestra clara de la voluntad positiva de los partidos que apoyan al Gobierno de Canarias en el objeto perseguido desde el Grupo Parlamentario Popular, pues además, desde mi posición, como desde el Grupo Parlamentario Popular, nunca, nunca, se ha dudado de su posición a favor de todo este tema.

Antes de finalizar y de pedirles el apoyo a la parte dispositiva de la proposición no de ley que presenta hoy el Grupo Parlamentario Popular, quiero aclarar varios conceptos jurídicos, pues no quiero que posteriormente existan malinterpretaciones o manipulaciones en algunos de los intervinientes. Por una sencilla razón, respecto a la exposición de motivos que se ha expuesto en esta proposición no de ley. La aplicación -y lo dejo claro-, la aplicación de la Ley 29/2011, ahora, como antes la Ley 32/99, definía, en los artículos 3 y 2.1, respectivamente, lo que debía entenderse por acto terrorista y, por tanto, cuando debía producirse la aplicación de la Ley 29/2011 o la Ley 32/99. Antes era, luego después el 3-bis, en la ley actual vigente, y el 5 en la anterior, donde se establecían los mecanismos para poderse llevar a cabo el reconocimiento de dichos derechos. Y exigía, sí, sentencia firme o diligencias policiales o incoación de procesos penales para el enjuiciamiento de los delitos.

En uno de los ejemplos que se han incluido en esta proposición no de ley, que ha generado tanta expectativa, le digo: el Mencey de Abona, hubo diligencias policiales -solo voy a citar un ejemplo-, hubo diligencias policiales por el Juzgado Togado Militar de la Comandancia Militar de Marina de Las Palmas, causa 57/1981, que se remitieron posteriormente, con fecha 6 de noviembre del 82, al Juzgado de Instrucción Decano de Las Palmas, siendo turnado al Juzgado de Instrucción número 1 de Las Palmas de Gran Canaria, donde se incoaron las diligencias previas 2560/1981, posteriormente sobreseídas, a continuación reaperturadas y finalmente archivadas definitivamente el 20 de octubre de 1982. Aquí hay un caso claro de diligencias judiciales, policiales y proceso penal.

Les recuerdo también la sentencia de la Audiencia Nacional, Sección Primera, Contencioso-Administrativo, de 16 de febrero del año 2005, donde se establece y se relatan los ametrallamientos, hundimientos de barcos y secuestros de tripulaciones en el banco canario-sahariano, y donde además se reconoce a un familiar de víctima el derecho a la percepción de la indemnización por víctima de terrorismo.

Y no quiero finalizar además sin decirles que la concesión de las condecoraciones que se efectúan y que se publican en el Boletín Oficial del Estado a través de las grandes cruces son consecuencia directa de una previa declaración de terrorismo, de acto de terrorismo, sufrido por la persona que al final es condecorada.

Por todo ello, entender que alguno de los ejemplos que se mencionan en esta parte de exposición de motivos de mi PNL no tiene ningún sentido jurídico y menos, lo anticipo, ningún sentido político.

Por todo lo anterior, el Grupo Parlamentario Popular solicita el voto favorable de todos los grupos de la Cámara, con el fin de que por el Parlamento de Canarias se inste al Gobierno de Canarias a iniciar el correspondiente proceso, incluyéndose la redacción que ofrecía el Partido Socialista Obrero Español y Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario, a través del oportuno proyecto de ley, que permita debatir, en su caso, esta ley en la presente legislatura, para hacer una ley canaria de reparación, atención y reconocimiento a las víctimas de terrorismo.

Nada más. Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Moreno.

(Aplausos).

Ruego, recuerdo que no se pueden hacer manifestaciones, ni a favor ni en contra, de las personas que nos visitan. Ya por eso lo dije, que en la anterior ocasión era una excepción, y agradezco la comprensión de quienes nos acompañan hoy.

Para la defensa de la enmienda presentada conjunta, interviene, en nombre de ambos grupos, el señor Marcos Hernández.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidenta. Señorías.

Me van a permitir que, para el arranque de mi intervención, señale que en los últimos días hemos podido escuchar las propuestas que en campaña esbozan los partidos sobre la sanidad. Unas propuestas -viene a colación de la defensa de nuestra enmienda-, unas propuestas que difícilmente tendrían encaje de no haber sido porque en 1986 un socialista impulsó la primera ley general de sanidad o, lo que es lo mismo, universalizó la sanidad en este país para que llegara en condiciones de igualdad a todas las personas. Me refiero a Ernest Lluch, un referente en la construcción del Estado del bienestar, y del que el pasado 21 de noviembre se cumplieron quince años de su desaparición a manos de la barbarie terrorista.

Señorías, dado el objeto y el momento en el que estamos sustanciando esta proposición no de ley, he creído oportuno recordar y reconocer su trayectoria, porque Ernest Lluch representa en su persona la figura política que va más allá de un partido para convertirse en una referencia común, en un patrimonio que no es exclusivo de la familia socialista, sino que lo es también de toda la sociedad.

Recordarán sus señorías como en el año 2002 el Partido Socialista ofreció al Gobierno de España un gran acuerdo institucional para la lucha contra el terrorismo que cristalizó el 8 de diciembre de ese año, es decir, apenas 17 días después de la muerte de Ernest Lluch, con aquel acuerdo por las libertades y contra el terrorismo. Este texto, que articuló la unidad política en torno a este asunto, decía en su apartado 7 lo siguiente: "Las víctimas del terrorismo constituyen nuestra principal preocupación. Son ellas quienes más directamente han sufrido las consecuencias del fanatismo y de la intolerancia. Sabemos que la democracia nunca podrá devolverles lo que han perdido, pero estamos dispuestos a que reciban el reconocimiento y la atención de la sociedad española. Esa Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo ha sido una expresión unánime y cualificada de su reconocimiento moral y material".

Señor Moreno, no le escondo que a nuestro grupo hoy le hubiese gustado que nuestra enmienda, la enmienda que presenta el Grupo Nacionalista y el Grupo Socialista, no hubiese sido necesaria porque previamente hubiésemos buscado el acuerdo y el consenso de toda la Cámara para este asunto. Nos hubiese gustado y hubiésemos estado dispuestos a trabajar en esa línea, pero desde luego hemos presentado una enmienda porque, como usted cita en la exposición de motivos, ya existe una ley estatal aprobada en la última etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, de reconocimiento y protección integral a las víctimas, y además se han aprobado también varias normas autonómicas con distinto alcance. Por eso creemos que, antes de encomendarle al Gobierno embarcarse en la redacción de un texto, debería llevarse a cabo, como señala nuestra enmienda, un análisis de derecho comparado en aras de una adecuada homogeneización del tratamiento que se les da a las víctimas en las comunidades autónomas.

Y además también pedimos consenso político y social. Acaban de sumarse al pacto que firmamos en el año 2000 y que renovamos el año pasado varios partidos. Estas normas no pueden obedecer a mayorías simples. Si de verdad queremos plantar cara al terror, venga de donde venga, desde el plano político necesitamos mayorías cualificadas, a ser posible la unanimidad. Por eso en la enmienda que presentamos el Grupo Nacionalista y el Grupo Socialista incorporamos este consenso como un requisito previo para que la norma llegue a esta Cámara. Como ve, son dos propuestas que suman, y agradezco además que su señoría haya señalado desde la tribuna que las acepta.

En esa línea, nuestro grupo y el Grupo Nacionalista votaremos a favor de la iniciativa.

Gracias, presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Marcos Hernández.

Aunque ya ha dicho que la acepta, señor Moreno, pero por cumplir la formalidad...

El señor MORENO BRAVO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Para cumplir la formalidad, sí, se acepta la enmienda.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Moreno.

El resto de los grupos, para la fijación de posiciones.

El Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

La marca que deja el terrorismo en las víctimas y su familia es una marca imborrable. Lo injusto de una acción terrorista, que elige a inocentes para llevar a cabo sus acciones de terror, por el simple hecho de ser personas que estaban en el lugar y momento decididos por los asesinos para llevar a cabo sus actos de barbarie. Esto provoca en toda la sociedad un hondo sentimiento de rechazo, pero incrementa también el dolor de las personas que directamente lo sufren y las condiciona de por vida.

Más de treinta y siete años después, se recuerda con tristeza el ataque y hundimiento del Cruz del Mar y se da homenaje a todos los caídos en puerto Naos, a los tres supervivientes y las familias de las siete víctimas mortales de este trágico ataque, que se les cambió la vida el 28 de noviembre de 1978. No solo recuerdan los tres supervivientes los hechos con horror: siete familias se quedaron desamparadas, con una mera pensión por accidente laboral del Estado.

Nosotros con esto no estamos juzgando lo que la justicia no se ha atrevido a juzgar como acto terrorista; simplemente nos estamos colocando al lado del dolor de cada una de esas familias, porque al igual, la misma desesperación sufrió cada una de las familias de los miembros de la tripulación del Mencey de Abona, cuando desapareció el pesquero en diciembre de 1980 y solo se descubrieron dos cadáveres maniatados, a la deriva, en las semanas posteriores.

Por la necesidad del apoyo integral que necesitan las víctimas, desde la atención psicológica especializada, la terapéutica en caso de sufrir secuelas corporales, las ayudas de las instituciones, el reconocimiento de su condición para que se respete a las víctimas y no se trivialice la desgracia que han sufrido, son protocolos y actuaciones que tendríamos que tener contemplados en todas las comunidades autónomas.

Por muy remota la posibilidad que puedan ver algunos, lo que es cierto es que hay un repunte de acciones terroristas en el mundo. Hoy en día, señorías, vemos un incremento del terrorismo a nivel mundial: desde los atentados en París, a los que nos sumamos en los actos de repulsa desde este Parlamento, hasta la explosión de aviones en pleno vuelo, personas que se inmolan en centros de mercados o que disparan al azar en centros turísticos.

No podemos olvidar a los españoles muertos en París. Incluso me viene a la memoria el hijo de una pareja de pensionistas catalanes, que decía que era la primera vez que sus padres salían de viaje y fueron muertos en Túnez por las balas de terroristas que atacaron un museo y un complejo hotelero. Y recordar a nuestros soldados en misión humanitaria, muertos por la colocación de artefactos explosivos o emboscadas.

Señorías, porque no sabemos cuándo la tragedia puede tocarnos, y rogando que nunca nos ocurra, nos parece adecuada la proposición sacada a debate y esperamos que tengamos una ley hecha en Canarias para el apoyo de las víctimas del terrorismo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Señorías.

Nueva Canarias comparte la propuesta hecha por el Grupo Popular sobre la necesidad y sobre la obligación moral de que Canarias cuente, en el marco de sus competencias, con una norma que permita la reparación y la superación de las dificultades originadas a las víctimas de acto terrorista y en la que quede plasmada la solidaridad del pueblo canario y el compromiso permanente con todos aquellos canarios y canarias que lo han sufrido o que lo pudieran sufrir en el futuro.

Lo que Nueva Canarias no comparte, señor Moreno, son determinadas afirmaciones plasmadas en la exposición de motivos de esta proposición no de ley, y me refiero específicamente al penúltimo apartado, que dice: "los terroristas han golpeado nuestra convivencia, segado la vida de militares y policías, civiles o trabajadores del mar, como los tripulantes del Mencey de Abona o del Cruz del Mar". Y, por tanto, tampoco compartimos, señor Moreno, que con esta proposición no de ley no haya intentado crear conflicto, porque, como usted bien sabe, los actos que producen muerte o los que producen lesiones físicas o psicológicas son por definición actos violentos, pero no significa que hayan sido atentados terroristas, y los acontecimientos acaecidos con los tripulantes del Mencey de Abona o con los del Cruz del Mar fueron auténticas barbaries, pero lo que no existe son pruebas fehacientes de que hayan sido atentados terroristas, porque, como bien sabe, en los años 80 toda la zona sahariana estaba en guerra. Los participantes en aquella guerra, la que existía en aquel momento y que ahora está sometida a un alto al fuego desde el año 91, eran Marruecos y era el Frente Polisario y ninguno de ellos está incluido en la relación de la ONU como terrorista, porque ni siquiera hay acuerdo sobre si el ataque a las embarcaciones fue perpetrado por tropas marroquíes o fue perpetrado por el Frente Polisario. Y, como también sabe, señor Moreno, los poderes públicos deben contribuir al conocimiento de la verdad, atendiendo a las causas reales de victimización y contribuyendo a un relato de lo que sucedió, que evite equidistancias morales o políticas, ambigüedades o neutralidades valorativas, que recoja con absoluta claridad la existencia de actos terroristas, la existencia de víctimas y de terroristas, que determine quién ha sufrido el daño y quién lo ha causado, y solo en el caso de que quedar acreditado el acto terrorista favorecer un desenlace en que las víctimas se sientan apoyadas y respetadas, sin que quepa justificación alguna del terrorismo y de los terroristas.

Obviamente, en los casos de las embarcaciones del Cruz del Mar y del Mencey de Abona estos hechos al día de hoy no han sido acreditados, porque, como usted bien dijo, en el artículo 3 de la Ley 29/2011 se determina qué se considera como acto criminal, y acto criminal es el llevado a cabo por personas integradas en organizaciones o grupos criminales. En este caso, ni el Frente Polisario ni el Reino de Marruecos han sido catalogados como criminales.

Por eso nosotros entendemos tendenciosa la PNL y esta...

(El señor Moreno Bravo solicita intervenir).

La señora PRESIDENTA: Señora González, lo siento, pero se acabó su tiempo.

Sí, señor Moreno, me levantaba la mano. Dígame.

El señor MORENO BRAVO (Desde su escaño): ...alegaciones, pero además porque me atribuye a mí menciones que no he realizado, ni sobre el Frente Polisario ni sobre el Gobierno de Marruecos, aparte de que, bueno, ya me discute interpretaciones jurídicas...

La señora PRESIDENTA: Me está pidiendo la palabra, antes de que pase a explicarlo, por el artículo 81. Tiene usted un minuto, señor Moreno.

El señor MORENO BRAVO (Desde su escaño): Gracias.

Se me están atribuyendo menciones a determinados grupos que yo no he efectuado, simplemente he traído aquí a colación la normativa jurídica que es hoy aplicable, tanto la vigente ley del 2011 como la anterior del año 1999. He citado jurisprudencia, jurisprudencia, sentencias firmes, he hablado de reales decretos publicados en el Boletín Oficial del Estado, y las menciones que está haciendo o interpretaciones jurídicas que está haciendo sobre los artículos, pues, evidentemente le digo que son erróneas.

Lo siento, señoría.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Moreno.

Señora González, ¿quiere usted intervenir? Tiene otro minuto.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Usted no ha nombrado al Frente Polisario ni ha nombrado al reino marroquí, pero sí criminalizando y diciendo que el caso del Mencey de Abona y el caso del Cruz del Mar son actos terroristas está determinando que existen terroristas y todas las hemerotecas, todas las hemerotecas hablan, y lo que no hay es acuerdo sobre si fue realizado por el Frente Polisario o fue realizado por el reino marroquí. En ese aspecto usted, en el momento en que considera que son actos terroristas, está diciendo que los terroristas, que los criminales han sido o unos o los otros. Con lo cual yo no he puesto en boca suya lo que usted no ha dicho.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Por último, para fijar también la posición del Grupo Nacionalista, tiene tres minutos (el señor Moreno Bravo solicita el uso de la palabra, desde su escaño).

Perdón, perdón, perdón, perdón, discúlpeme, perdón, disculpe señor Ruano y discúlpeme también el Grupo Podemos.

Señor Déniz, ruego silencio antes de comenzar, si son tan amables, muchas gracias.

Cuando quiera, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta. Señorías.

Vaya por delante nuestra solidaridad y nuestro apoyo y nuestro reconocimiento a todas las víctimas que han sufrido este tipo de atentados y que, desde luego, no significa ningún tipo de posibilidad de resolución ni ningún conflicto político ni nada. Por lo tanto, vaya nuestra solidaridad con el dolor de este sector tan sensible de la población.

A nosotros, y compartimos lo que plantea la diputada Esther González, lo que nos resulta extraño es que en época electoral se traiga otra vez esta cuestión aquí. Para desde nuestro punto de vista no nos gusta que época electoral y, además, sin previo consenso, porque a nosotros nos hubiera gustado que se nos consultara igual que con la anterior propuesta sobre el accidente de las víctimas de Spanair se logró un consenso generalizado en esta Cámara sobre esta cuestión nos hubiera gustado que se nos consultara. Nos duele mucho que esto no se haya hecho y además no nos gusta que se haga en plena campaña electoral porque en el fondo parece, y esto es lo que se deduce, que se está utilizando el dolor de las víctimas para fines partidistas y pensamos que esto tiene que ser una cuestión de toda la sociedad, el reconocimiento y el apoyo a las víctimas.

Entendemos que nosotros en la Comunidad Autónoma canaria ni en ninguna comunidad autónoma no necesitamos ninguna ley específica sobre esta cuestión. Ayer nos estábamos planteando que se aprobara una normativa que cumplimentara la ley estatal, no se nos hizo caso tampoco, para el desarrollo de la ley estatal que entendemos que es perfecta, válida y positiva y que ya ha condecorado, a rendido honores, también ha planteado este tipo de ayudas.

La Ley 29/2011 entendemos que es, es perfectamente positiva porque reconoce la protección integrada de las víctimas de terrorismo, no necesitamos más leyes.

A nosotros no nos gusta la exposición de motivos que usted ha planteado, señor Moreno, no nos gusta, hace 38-40 años que estos acontecimientos que usted señala efectivamente sucedieron, yo personalmente luché con las familias de los pescadores por el esclarecimiento de estos hechos en los años 70 cuando todavía también era un chiquillo y sigo haciéndolo cosa que no hicieron ustedes. Esta cuestión nunca se solucionó, siempre quedó en una dudosa, en una oscuridad y nosotros seguimos reclamando que se establezcan los hechos, pero en la exposición de motivos usted está vertiendo una serie de acontecimientos que, desde luego, nosotros entendemos que son, pueden tener consecuencias dañinas para la sensibilidad de este pueblo canario que considera al Frente Polisario, a los saharauis hermanos, luchadores por la libertad.

Nosotros tenemos nuestras dudas de lo que realmente hay detrás de esta propuesta, tenemos nuestras dudas de las consecuencias y entendemos que en todo caso tenía que haberse planteado un consenso de todos los grupos porque entendemos que esto tiene que ser una respuesta de toda la sociedad en apoyo y solidaridad con las víctimas del terrorismo. En todo caso le digo, necesitamos un consenso sobre esta cuestión.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Déniz.

Por último, señor Ruano, en nombre del Grupo Nacionalista.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, presidenta. Señorías, buenos días.

Me gustaría que después, antes de proceder a la votación, la presidenta procediera con la Mesa a dar lectura al texto que vamos a votar porque va a ser, es relevante desde el punto de vista de las posiciones que se han mantenido por los diferentes grupos en relación a este asunto, básicamente en relación a lo que se refiere, a la parte expositiva de lo que después vamos a votar que es la parte dispositiva con la enmienda incorporada que se presentó por don Manuel Marcos, por parte del Grupo Socialista.

Por nuestra parte lo que queremos es hacer un planteamiento como el que realiza la parte dispositiva del texto en relación con la atención a las víctimas, con la prestación asistencial a las víctimas y a sus familiares que tienen el reconocimiento también, por la ley estatal de 2011, como víctimas de actos terroristas. Incluso la mención que con el propósito, las charlas que hemos tenido a lo largo de estos dos días de prepleno con el portavoz popular en el sentido de que la matización que realizara respecto de la parte expositiva lo hiciera en relación con lo que hay, una jurisprudencia de reconocimiento de víctima pero como acto que se califica de esa manera, pero que desde el punto de vista material no tiene un reconocimiento de organización terrorista, se trata de un planteamiento que afecta, de acuerdo con la ley del 99 y de acuerdo con la ley actual de 2011, a un concepto que se llama "la paz pública", es un asunto en términos jurídicos y aquí lo que estamos haciendo es un pronunciamiento político. Y, por tanto, respecto al pronunciamiento político vamos a dejar fuera del pronunciamiento toda la parte expositiva y vamos a la parte dispositiva de la conformación de un texto normativo que permita prestar atención, complementar la legislación estatal que es una buena ley, la ley del 2011 es una buena ley que concitó el apoyo de todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados y, por tanto, la normativa canaria que haya de desarrollarla o haya que especificar tiene que prestar esa asistencia, ese reconocimiento, a quienes fueron víctimas, y básicamente además proteger para el futuro, si sucediera, a quienes pudieran ser víctimas de actos terroristas.

El planteamiento, como digo, por nuestra parte no tiene nada que ver con el conflicto político próximo, en relación a un momento en el cual además está sometido a intervención por Naciones Unidas, y por tanto en ese marco habrá de encontrar una solución, como dicen las resoluciones de la ONU, mutua, una paz justa, mutuamente aceptable por las partes y duradera. Por tanto, en ese marco habrá de resolverse.

Nosotros estamos ahora aquí planteando una posición en relación a las víctimas que tiene que ver con el reconocimiento a la asistencia, que tiene que ver con el reconocimiento a su memoria, en fin, y con el futuro, con lo que pueda suceder en el futuro, por tanto en ese marco va a producirse el apoyo del Grupo Parlamentario Nacionalista.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Antes de proceder a la votación y en virtud de la solicitud del portavoz del Grupo Nacionalista, el acuerdo quedaría de la siguiente manera:

"El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias, previo estudio comparado de la normativa estatal y autonómica aprobada al efecto en aras a una deseable homogeneización de sus objetivos, así como de un amplio consenso político y social, a iniciar el correspondiente proceso, a través del oportuno proyecto de ley que permita debatir y aprobar en la presente legislatura la oportuna ley canaria de reconocimiento, reparación y atención a las víctimas del terrorismo.".

Así quedaría el acuerdo que vamos a someter a votación: ¿de acuerdo, señorías?

(La señora presidenta acciona el timbre de llamada a votación). (Pausa).

Señorías, comienza la votación (Pausa).

Señorías, la proposición no de ley queda aprobada con 35 síes, 8 noes y ninguna abstención.

Señorías, con esto acabamos el orden del día de hoy, y se levanta la sesión.

Muchas gracias.

(Se levanta la sesión a las doce horas y veinte minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0092 Sobre necesidad de aprobar una Ley Canaria de reconocimiento, reparación y atención a las víctimas del terrorismo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico