Diario de Sesiones 6/2015, de fecha 9/9/2015 - Punto 30

9L/C-0080 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE LA POLÍTICA ENERGÉTICA.

La señora PRESIDENTA: Y avanzamos con las comparecencias, en este caso, a solicitud del grupo Nueva Canarias, del consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento sobre política energética.

Tiene la palabra el grupo proponente por cinco minutos.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías, muy buenas tardes. Sé que la hora es avanzada pero les prometo que no se van a dormir.

Primera cuestión, no está el señor presidente, al que agradezco que haya estado toda la tarde, para responder a algo que no pude hacer en el control del Gobierno de esta mañana porque el formato lo impide. Yo leo la prensa cada día pues es una manera de conocer las opiniones de este y de cualquier gobierno. Cierto es que yo no doy carta de naturaleza a lo que dice la prensa, por eso en la sesión de control y en esta comparecencia le pregunto al Gobierno, pero yo leí en un reputado medio de comunicación, el Canarias 7, por una reputada periodista, Rebeca Chacón, muy experimentada por otra parte en el ámbito de la política, que analizando la reunión entre el Gobierno de Canarias, el señor presidente, y el Gobierno de Gran Canaria, el señor Antonio Morales, se trasladaba lo siguiente: el Gobierno, en relación a la regasificadora, mantiene que solo tiene un papel mediador, ya que las competencias energéticas son de la Administración General del Estado y las territoriales son del Cabildo de Gran Canaria. Yo lo leí, me alarmé porque pone en evidencia, de confirmarse, que no se ha confirmado, al menos por ahora, que el Gobierno de Canarias no sabe cuáles son sus responsabilidades, porque en materia energética las competencias de planificación son concurrentes de la Administración General del Estado y la Administración canaria. Los ayuntamientos y los cabildos, señores del Gobierno, no tienen ninguna competencia en materia de planificación energética. Otra cuestión distinta es que las infraestructuras, los mecanismos de transporte tengan que aparecer en el planeamiento urbanístico cuando toca o en el planeamiento territorial cuando toca, pero la planificación del sistema energético en nuestro caso es competencia de la Administración General del Estado y de la comunidad autónoma, concurren ambas administraciones, ambas tienen competencias en la materia de carácter ejecutivo y de carácter legislativo. Por eso la planificación energética se tiene que hacer en coordinación, armónicamente, la Administración del Estado y la Administración canaria. Por lo tanto, no se puede decir, como se ha traslado en la prensa y hoy nos lo va a aclarar el señor consejero, que el Gobierno no determina la planificación, tiene toda la responsabilidad, es tal el asunto que el sistema energético canario ha sido planificado por este Parlamento en los últimos veinticinco años. Cierto es que los planes energéticos de Canarias han sido un fracaso, pero los planes energéticos, el modelo energético ha sido decidido por esta Cámara y por los gobiernos sucesivos. Ahora al Gobierno, desde el año 9, por una modificación de las leyes de directrices en la Ley de Medidas Urgentes le corresponde por decreto decidir la política energética, por eso el Gobierno está tramitando las Directrices de Ordenación Sectorial de la Energía, que será la planificación canaria sobre el modelo energético.

Entonces, yo pregunto: ¿en qué quedamos? No parece razonable decir una cosa en los despachos y otra a la opinión pública, una cosa en Tenerife y otra en Gran Canaria. El asunto es, señor consejero, yo quiero saber en qué estado de tramitación se encuentran las directrices sectoriales de ordenación del sistema energético, cuándo van a responder ustedes a las alegaciones ciudadanas, entre ellas las nuestras, porque cuestionamos muchos de sus contenidos, porque creemos que ese documento no apuesta de verdad por el ahorro, por la eficiencia, por las renovables, por el autoconsumo, en definitiva, por un modelo energético al servicio de la mayoría social, al servicio de los intereses económicos de nuestra tierra. Y planteo que me diga también cuál es el estado de tramitación de la central regasificadora de Granadilla y sobre qué planeamiento territorial se sustenta; y que me diga también sobre qué planeamiento territorial se sustenta el resto de las infraestructuras; si conoce usted la cobertura de planificación territorial en cada una de las islas canarias porque luego en la segunda parte le explicaré lo que yo creo que está pasando, entre otras cuestiones, que el Gobierno no está en estos momentos -ha pasado poco tiempo, pero me refiero a ustedes porque son continuidad del gobierno anterior-, el Gobierno no ha estado donde debe estar en un asunto sensible, estratégico, vital, para Canarias, para su economía y para su medioambiente, que es en un sistema energético. Nosotros le haremos luego una propuesta sobre por dónde creemos que debe ir este debate y los acuerdos pertinentes para que esto sea un aliado de la mayoría social, del desarrollo económico, del medioambiente y del futuro de Canarias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Presidenta, señorías, buenas tardes.

Bueno, la política energética del Gobierno de Canarias responde a tres objetivos esenciales, señor Román: el primero, garantizar el suministro de forma estable, con calidad y en las mejores condiciones económicas posibles, porque de él depende la vida diaria de los ciudadanos y la actividad de nuestras empresas; el segundo, favorecer el autoabastecimiento para rebajar la dependencia del exterior de un archipiélago alejado del continente y aislado energéticamente; y el tercero, proteger el medioambiente, tanto por razones de bienestar social como por su vinculación a la buena marcha de nuestra principal actividad económica, el turismo.

Sin perder de referencia el primero, es decir, garantizando bajo cualquier circunstancia un suministro constante y seguro, este gobierno tiene como tarea irrenunciable la implantación plena de energías renovables, una apuesta inequívoca y firme con una hoja de ruta clara y decidida. Para alcanzar ese objetivo contamos con una planificación dirigida a reemplazar las tecnologías convencionales en el menor tiempo posible y con una meta definida: aumentar la participación de las fuentes renovables desde el 9 % en 2014 al 36 % en el 2020, y al 100 % antes del año 2050, en la medida en que la tecnología nos lo permita. Pero, eso sí, en ese sentido le anuncio que el pasado mes de julio hemos logrado en Canarias alcanzar por primera vez el 12 % del suministro eléctrico con energías renovables, y para seguir avanzando Canarias cuenta con un plan energético, el Pecan, que dio paso a las Directrices de Ordenación del Sector Energético que usted ha mencionado, las llamadas DOSE, un documento que quedó pendiente de aprobación en el gobierno anterior, con lo cual ya sabemos dónde está, está pendiente de aprobación. Son estas directrices, cuya tramitación pretendemos retomar en breve, -ya sabe a dónde vamos a ir, lo vamos a retomar-, las que tienen como fin garantizar el suministro, impulsar el consumo de energías renovables, potenciar el ahorro energético y proteger el medioambiente en las islas. Para lograrlo se incluyen criterios de ordenación de la demanda actual y futura, estrategias en el sector eléctrico y en el ámbito de la desalación y la climatización, así como un conjunto de actuaciones para el ahorro y el uso de la energía; medidas que están asociadas al sector industrial, al sector del transporte, a la edificación, a la desalación del agua, a la agricultura y pesca y a la transformación de la energía.

Así, las principales acciones que están incluidas en las DOSE son en primer lugar la puesta a disposición, urbanísticamente hablando, por parte de las instituciones insulares responsables del planeamiento territorial -sabemos quiénes tiene la responsabilidad, las instituciones insulares-, del suelo necesario y apto para las instalaciones de parques eólicos, huertos fotovoltaicos, centrales de biomasa, etcétera. En segundo lugar, la ejecución de la red de transporte planificada que permita la mayor inyección posible de energía renovable en la red. Junto a esas dos actuaciones se incluye también el desarrollo de infraestructuras de transporte de energía eléctrica, que deberán llevarse a cabo de acuerdo con la planificación estatal, como el refuerzo del anillo norte en Gran Canaria, el refuerzo del anillo sur en Tenerife, la conexión en doble circuito entre centrales de Gran Canaria y Tenerife, la interconexión entre las islas de Gran Canaria y Fuerteventura y entre las islas de Tenerife y La Gomera, las líneas de evacuación de las centrales hidráulicas reversibles de Tenerife, Gran Canaria y La Palma, o el refuerzo de la red de La Palma.

Otro de los puntos que también se incluye en las DOSE es el desarrollo de hidrobombeo en Gran Canaria con Chira-Soria, en Tenerife y en La Palma con proyectos a determinar, y que, junto con el existente ya en Gorona del Viento, permitirán gestionar con mayor eficiencia la energía renovable que vayamos a generar.

Asimismo, es objeto de las DOSE el máximo desarrollo del autoconsumo en Canarias, especialmente el fotovoltaico, tanto a nivel doméstico como industrial y administrativo; como también lo es, señor Román, el despliegue definitivo de la red de aire propanado, como combustible más eficiente y económico, destinado al sector hotelero e industrial. Lo que permitirá, sin duda alguna, mejorar su competitividad.

Y por último, en estas nuevas directrices se establece el gas natural como combustible de refuerzo a las renovables. Porque, señoría, siendo las energías renovables el objetivo final, la prioridad será siempre garantizar el suministro a ciudadanos y empresas, circunstancia que ni hoy, ni a medio plazo, como usted bien conoce, es posible con las energías renovables.

Esa es la responsabilidad de los que gobernamos: no poner en riesgo ni la seguridad, ni la calidad del suministro.

Este Gobierno no pretende sustituir las renovables por ningún otro combustible. Este Gobierno lo que plantea es que siendo imprescindible una tecnología de respaldo en ese recorrido hasta alcanzar la plena producción energética con renovables, es el gas la fuente convencional más barata y la que menos contamina. Incluso con la máxima penetración de las renovables, como puede alcanzar la central de Gorona del Viento, en El Hierro, en Canarias, como en el resto del mundo, seguirá siendo necesario un combustible de apoyo para asegurar la cobertura total de la demanda energética.

Es por ello que el debate no es elegir entre gas y renovables. El debate es introducir el gas o continuar con el petróleo, que es mucho más contaminante. Y en esa disyuntiva el Gobierno de Canarias mantiene una posición coherente y responsable: apostar por el que menos cuesta y el que menos contamina. A diferencia de lo que hacen algunos detractores del gas, que se alinean en la defensa del fuel, que es un combustible que es más sucio y es mucho más caro. Los datos así lo avalan. Según las últimas estimaciones disponibles, utilizar el fuel en las centrales térmicas de Gran Canaria y Tenerife solo nos supone un sobrecoste anual de 305 millones de euros con respecto al uso del gas, y además emitimos nada más y nada menos que un 25 % de CO2 junto a partículas contaminantes de OS2 y azufre.

Así, la introducción del gas natural en Canarias en relación con el petróleo presenta una serie de ventajas sustanciales, entre ellas la mejora de las condiciones ambientales, una mayor diversificación energética, una mayor seguridad de aprovisionamiento, una mejora del rendimiento de las centrales actualmente instaladas y unos menores costes de generación. Características que desde la perspectiva medioambiental y la lucha contra el cambio climático han sido valoradas por la propia Unión Europea en detrimento del fuel, sin abandonar su apuesta prioritaria por las energías renovables.

Son varias las comunicaciones elaboradas por la Comisión Europea incidiendo en la necesidad de que los Estados miembro acometan una utilización más eficiente de los recursos energéticos, y en las que se requiere de forma expresa un mayor uso del gas en el ámbito de los transportes. Comunicaciones y directivas europeas que también afectan a Canarias. En este sentido y al estar integrados en la red básica del transporte comunitario, es de obligado cumplimiento en las islas la instalación de puntos de repostaje de gas licuado en los principales puertos. El objetivo es que los buques sustituyan el suministro del fuel por gas. Con ello se pretende rebajar los niveles de contaminación, reducir el riesgo de vertidos al mar y alcanzar así unos océanos libres del CO2.

Al margen de esta obligación, el gas es una fuente energética cuya introducción en las islas se estableció en la Ley 19/2003, reguladora de las directrices de ordenación general y de ordenación del turismo en Canarias, cuando usted era presidente, señor Román, y un combustible que este Gobierno no considera ni mucho menos el final del camino, ni siquiera una escala. Les reitero, señorías, que la meta no es otra que la plena implantación de energías renovables. Objetivo que se recoge sin ambages en las próximas directrices de ordenación del sector energético, que desarrollará la planificación energética en Canarias hasta el 2020.

Señor Rodríguez, nuestra principal tarea es incrementar de forma continua y con la mayor velocidad posible las energías renovables en nuestra tierra, como así lo prueban algunos resultados obtenidos tras los acuerdos con el Estado el pasado mes de julio. Como ya le comentó el presidente anteriormente, en dicho encuentro se acordó, entre otros asuntos, la retirada del recurso interpuesto por el Gobierno central al Decreto canario 6, del 2015, que regula la instalación de parques eólicos en Canarias, lo que ofrece a los promotores seguridad jurídica y mayor agilidad en la tramitación. A lo que se añade la próxima publicación de la normativa estatal, para que estos promotores obtengan la asignación de la retribución de la energía generada en Canarias solo con la declaración positiva de impacto medioambiental y sin necesidad de esperar la autorización administrativa. Y también en el área de las renovables logramos el compromiso del Ministerio de Industria para que Canarias quede exenta por plazo indefinido del pago por el uso de la red en el ámbito del autoconsumo, el conocido como impuesto al sol. Son unos primeros resultados que avalan la clara intención de este Gobierno de ejecutar una política que está diseñada para impulsar las energías renovables, el autoconsumo, el ahorro y la eficiencia energética de forma prioritaria e irrenunciable.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Intervienen los grupos. Por orden de tres minutos, Grupo Mixto.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidenta.

Muy brevemente, para intervenir en este turno de tres minutos que tenemos para hacer algunas reflexiones, desde una isla menor.

En primer lugar, la energía es un sector estratégico y requiere indudablemente planificación, directrices. No he escuchado mucho esta tarde en las intervenciones que aquí se han producido el planeamiento territorial que tienen los cabildos insulares. Los planes territoriales especiales de desarrollo energético tienen que jugar aquí un papel importante en todo lo que estamos hablando, por tanto, nosotros apostamos por lo que menos cuesta y lo que menos contamina; como ha señalado el señor consejero, por la diversidad energética y una apuesta decidida de Agrupación Socialista Gomera por las energías renovables.

Es algo en lo que debemos ocupar mucho tiempo en los próximos meses, y pido respeto, porque probablemente con esa decisión se resolverían muchos problemas: respeto a las decisiones insulares en la elección del modelo energético que necesita cada una de las islas -seguramente lo haremos en cooperación con el Gobierno, bien y mejor-, y definir el marco de seguridad jurídica para Canarias de forma estable y clara, y fortalecer los sistemas energéticos insulares -qué duda cabe de que en la planificación del Estado hay una conexión de La Gomera con Tenerife porque los sistemas insulares se han convertido, recuerden el fenómeno meteorológico que en Tenerife nos llevó a colocar esas torretas en el sur, que tanto impacto tienen de cara al turismo-, bueno, pues en definitiva, fortalecer los sistemas energéticos insulares, y lógicamente La Gomera, que ha apostado... No le he escuchado hablar esta tarde aquí, señor consejero, de tantos proyectos, inclusive apostó por un proyecto de energía hidroeléctrica antes que el de la presa de Chira-Soria en Gran Canaria. Es decir, fortalecer los sistemas energéticos con la cooperación del Gobierno de España con ese tendido de cable submarino para, en caso de una necesidad, aunque La Gomera tiene un proyecto de energía hidroeléctrica, apostar por la energía eólica y la fotovoltaica.

Indudablemente, cuando desde el Gobierno, en una conversación con cada uno de los cabildos canarios, porque yo creo que nosotros tenemos que hacer un esfuerzo para que el desarrollo y el debate energético en Canarias no se centre en el gas, y que en todo caso se centre en el de las energías renovables, que es lo que nos interesa a los ciudadanos canarios, al medioambiente canario, a la planificación territorial de futuro turística de nuestro archipiélago y muchas cosas más.

Por eso, cuente con el apoyo, señor consejero, de la Agrupación Socialista Gomera para todo lo que esta dirección conlleva.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Curbelo.

Por el Grupo Podemos. Perdón, Nueva Canarias. No, perdón, Grupo Podemos, estaba bien. Sí, por supuesto, señora Monzón.

La señora MONZÓN CABRERA (Desde su escaño): Ahora.

Bueno, yo quiero empezar la intervención diciendo que Canarias, es evidente, a nadie se le escapan las características envidiables y el potencial que tiene para el desarrollo de las energías limpias en todo el territorio, y que a estas alturas podríamos ser un referente mundial en energías renovables, como lo es la isla de El Hierro.

Hay varias premisas que dentro de la política energética consideramos que deben tenerse en cuenta. No solamente, como hablaba el señor consejero, garantizar el suministro, sino también hay que garantizar, eliminar, la dependencia del exterior en todo lo que se refiere a la energía; avanzar hacia la soberanía energética. Disminuir también las reducciones de contaminación, ser más eficientes desde el punto de vista energético, y también, no solo abaratar la energía, sino que sea segura para la población en la que se asientan los sistemas de generación de energía.

Las consecuencias son claras si cumplimos estas premisas: por un lado, al reducir las contaminaciones vamos a estabilizar el clima, vamos a eliminar dependencia energética y vamos a abaratar costes, siempre que apostemos por las energías limpias y las energías renovables.

Aquí se debate el tema del gas, se habla de una transición: el gas va a ser la transición a las energías limpias. Permítanos que no podamos compartir esa opinión. Entendemos que la inversión que requiere la regasificadora y la distribución del gas va a impedir el desarrollo y va a frenar el desarrollo de las energías limpias. Lo que necesitamos son sistemas que complementen aquellos que están en este momento, y que, como usted bien indicaba, pueden causar unas deficiencias en el suministro, como bien hablaba, de la presa Chira-Soria para complementar aquellos altibajos en otro tipo de energías, como la eólica. También apostamos por el autoconsumo, sobre todo de la energía fotovoltaica, como bien decía, para hacer más competitivas las empresas, algo que hay que desbloquear en todos los sentidos desde el Estado, y que realmente, dentro de las políticas energéticas del Gobierno de Canarias, se apueste realmente por esas energías renovables.

Se hablaba de que esta legislatura va a ser la legislatura del diálogo, y, sin embargo, en este tema en concreto vemos poco diálogo; no se atiende a que hay una gran parte de la sociedad que rechaza el gas licuado y que rechaza la regasificadora. Por tanto, ahí estamos para que se dialogue con los técnicos, se dialogue con las asociaciones, se dialogue con los expertos.

Y en temas de seguridad, que me queda muy poco tiempo, no quiero dejar de decir que parte de los técnicos, como el señor Roberto Centeno, un ingeniero altamente considerado, habla de que el gas líquido es el explosivo más potente que se conoce si exceptuamos las armas nucleares. Por lo tanto, la seguridad es algo muy importante también para la ciudadanía.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Monzón.

En nombre del Grupo Popular, señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señora presidenta. Señorías. Señor consejero, señor Ortega.

En mi primera intervención quisiera desearle, no he tenido la oportunidad de hacerlo, lo mejor en esta nueva etapa al frente de la consejería, una consejería importante de Economía, de Comercio, Industria y Energía y del Conocimiento. Soy conocedor de su capacidad, de su entrega, de su conocimiento que está fuera de toda duda, viene usted del sector privado, creo que es importante dar el salto a la actividad política y se lo agradecemos, mi grupo parlamentario se lo agradece y particularmente alguien como yo que cree más en lo privado que en lo público, el que usted esté sentado en ese sillón azul para nosotros, para mí en particular, es una buena noticia por eso le deseo lo mejor en su tarea y en ello va a tener la leal colaboración del Grupo Parlamentario Popular.

Dada la zanahoria, ahora permítame que le dé un palito, un pequeño palito si usted me lo permite. Le hacen a usted comparecer para hablar de la política energética en el archipiélago y particularmente de la introducción del gas en nuestra tierra, y empezó bien, señor consejero, fueron buenas declaraciones las que hizo, creo que fue su primera entrevista en un medio de comunicación, pero me parece que las circunstancias exógenas que se han producido en torno a la introducción del gas en Canarias han condicionado sus actuaciones en el futuro y las han condicionado en detrimento del interés y de la oportunidad de introducir un medio energético, una fuente de energía mejor que la existente actualmente en Canarias. Es su responsabilidad, señor consejero, no se pueden rehuir las responsabilidades porque el Estatuto de Autonomía, lo sabe usted bien, en el artículo 30 y en el artículo 31 establece como competencia, es verdad que compartida con el Estado, la planificación energética, porque los cabildos insulares no tienen responsabilidades energéticas, tienen responsabilidades territoriales y serán ellos los que decidan dónde implantar lo que el Gobierno de Canarias, en colaboración con el Gobierno de la nación, deciden en relación a la política energética.

Me gustaría saber qué se va hacer con las Directrices de Ordenación Sectorial porque se apuesta, efectivamente, por la introducción del gas y me lo ha aclarado algo en su primera intervención. No haga caso, señor consejero, a aquellos que en un ejercicio mayúsculo de irresponsabilidades demonizan la diversificación energética en Canarias. Todos queremos más renovables, claro que sí, el Partido Popular también, no es patrimonio de la izquierda la apuesta por las renovables, no es un patrimonio exclusivo de la izquierda esa fuente de energía lo que sí es patrimonio es la irresponsabilidad de aportar solo por las energías renovables y en eso, desde luego, no nos va a encontrar. Solo le pido...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Buenas tardes, señora presidenta. Señorías.

Interesante debate el de esta tarde sobre las energías renovables, el debate qué acompaña o qué debe acompañar la penetración de las energías renovables en Canarias. Es un debate interesante pero créanme que probablemente la mejor noticia que le podemos dar a las energías renovables en Canarias es que el próximo mes de diciembre, y haciendo alusión a un conocido anuncio navideño, el ministro Soria vuelve a casa por Navidad y esa será la mejor noticia que le podamos dar a las energías renovables en Canarias.

No es verdad, no todos somos iguales frente a las energías renovables, no es cierto, este es un ministro cuyo primer decreto, el decreto 1/2012, eliminó de un plumazo las bonificaciones a las energías renovables, las tarifas, la preasignación. No somos todos iguales. La segunda decisión fue desempolvar los permisos para realizar prospecciones petrolíferas en Canarias. No todos somos iguales, afortunadamente.

Dicho lo cual tenemos que elegir, en el objetivo de alcanzar el máximo nivel de penetración de las energías renovables en Canarias, quién es el compañero de viaje, quién nos acompaña en ese viaje hasta el objetivo de un 60, 70, 50 % de producción, y este es el debate que tenemos que tener con seriedad, un debate que debe pasar por tres premisas fundamentales: garantía, calidad y seguridad del sistema, para darles garantía, calidad del sistema también al resto de sectores productivos de las islas, al sector industrial, al sector comercial, al sector turístico. En Canarias viven dos millones de personas y recibimos 13 millones de turistas al año, 13 millones de personas que encienden el aire acondicionado en el hotel, que encienden la luz, y nuestro destino turístico, por ejemplo, necesita mantener unos niveles de seguridad que nos hagan competitivos con otros destinos. Hay destinos que compiten con nosotros donde hay apagones permanentemente, es una ventaja competitiva de nuestro sector turístico.

Pero también es verdad que hoy por hoy no está garantizado que la tecnología nos permita suministrarnos al 100 % con energía limpia y renovable, ni siquiera en el caso de El Hierro, que es un ejemplo mundial donde los puntos anuales pueden llegar a 6,5 megavatios y donde con el 100 %del bombeo, incluso, solo podemos garantizar dos días sin suministro de viento, o incluso en el caso de Chira-Soria que todavía es un proyecto donde las tres turbinas de 3 por 66 megavatios solo nos garantizan 200 megavatios/hora en una balsa al 100 %.

Por lo tanto, el debate es interesante, no renunciamos desde el Gobierno de Canarias, por supuesto, a diseñar toda la política energética, pero hagámoslo sabiendo entender las peculiaridades de cada isla, de cada territorio, y respetando las decisiones, haciéndolas compatibles con las políticas generales del Gobierno.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Matos.

En nombre del Grupo Nacionalista... Veinte quince, ya ha finalizado el plazo para la presentación de propuestas de resolución.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, presidenta.

Señor consejero me gustaría empezar por donde acabó el portavoz socialista en relación con la necesidad de la garantía, la continuidad y la calidad del servicio, porque realmente esa es la responsabilidad de quien gobierna una comunidad con aproximadamente dos millones doscientos mil habitantes y que recibe en torno a doce millones de turistas al año. Esa es la primera responsabilidad.

El compromiso del Gobierno y el compromiso que sustenta en el acuerdo de gobernabilidad conjunto entre Coalición Canaria-PNC y el Partido Socialista están establecidos sobre la base de que la dirección, el rumbo, son las energías renovables. Esta discusión, tal como usted señaló al principio en su primera intervención, es clara: no estamos aquí discutiendo entre gas versus renovables, estamos discutiendo cuál es la energía de respaldo para llegar a las renovables.

En este debate hay muchas cuestiones de naturaleza teórica o, si quieren, que tienen mucho que ver con cuál es la capacidad técnica real para alcanzar esos porcentajes que se fijan en las Directrices de Ordenación Sectorial de la Energía para 2020, en torno al 36 % de suministro con energías renovables en las previsiones, en los acuerdos, en la propuesta firmada por algunos partidos políticos. La nuestra preveía o prevé en nuestro documento manifiesto Canarias 2020 la necesidad de llegar en veinte años en torno al 60 % y en el compromiso asumido con Greenpeace por algunas formaciones políticas, entre ellas la nuestra, de poder llegar hasta 2050 hasta el 100 % siempre y cuando, siempre y cuando, la tecnología permita el almacenamiento y la distribución inteligente. Este es el marco. Todavía hay mucho trabajo, se está haciendo, se está progresando, se está trabajando en buena dirección, y es posible que los avances tecnológicos en determinado momento permitan que se pueda progresar mucho más en este sentido. Por ahora esto no parece que sea posible, y por tanto hay que elegir entre cuál va a ser la energía de respaldo.

Quienes promueven, en el caso de la iniciativa que conoce el señor Rodríguez, en Gran Canaria están hablando de reforzar eso con equipos de fueloil, más modernos, pero, en fin, con... frente a los dispositivos que se suministran con gas. Y en este momento yo creo que lo sustancial para cualquier gobierno, para cualquier responsable público, es garantizar la continuidad y la calidad del servicio.

Por tanto, lo que le voy a pedir al consejero -y como se ha aludido en el debate- es que las Directrices del Ordenación Sectorial del sector energético acordamos en la pasada legislatura, a instancias de mi grupo parlamentario, que se trajeran al Parlamento, yo le pido al señor consejero que así lo haga y debatamos con precisión este asunto aquí en la Cámara.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Grupo proponente, Nueva Canarias. Tiempo máximo, señor Rodríguez, diez minutos. Máximo, no mínimo.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Vamos por partes.

Primera consideración ante la confusión que genera la prensa: la responsabilidad de la planificación energética es del Gobierno de España y del Gobierno de Canarias. No hay ninguna competencia en los ámbitos locales e insulares en el diseño del modelo energético. Yo les puedo asegurar que con sus declaraciones y las del señor presidente casi me confunden a mí, imagínese al común del ciudadano que no está en estos asuntos. Por lo tanto, quien introduce el gas en el sistema energético canario es en su momento el Pecan y ahora las DOSE. ¿Estamos de acuerdo en esto? Pues esto no estaba claro cuando ustedes se dirigieron a la prensa e hicieron las declaraciones. ¡Un lío, un lío!

Ustedes son los responsables de la planificación energética; en la etapa anterior lo era el Parlamento porque entonces los planes energéticos hasta el año 7 se aprobaban aquí, y una modificación de la Ley de Medidas Urgentes modifica una directriz de las directrices generales y, en ese momento, pasan a ser decretos del Gobierno. Nosotros en la pasada legislatura reclamábamos que quien exigía un referéndum para el petróleo y máxima democracia no parecía muy coherente que fuera el mismo que por decreto y con escasa participación impusiera un modelo energético basado en las energías fósiles. Pero al menos hemos avanzado, son ustedes los que introducen el gas en esta etapa. Eso es legítimo, aunque nosotros creemos que se equivocaron, porque cambió el mundo. Mire, ¿por qué no hace usted el siguiente ejercicio?, ¿por qué no compara lo que cuesta al sistema energético español, a todos los usuarios el sistema energético, lo que cuesta un megavatio de energía renovable con un megavatio de energía fósil, sea de petróleo o sea de gas? Esta es la comparación verdadera. Por eso nosotros hemos fracasado en este tema. Nosotros hemos tenido algún pico en relación al consumo del 12 %, pero ¿sabe lo que ha pasado en el territorio peninsular español sin gas? Cincuenta y pico por ciento en este verano. Hubo momentos en que el consumo energético en el territorio continental español tuvo el 50 % de producción de renovables. En Navarra -no tiene gas- ¿sabe cuál es el aporte de las renovables al sistema energético navarro? 70 %.

De manera que ustedes están haciendo un truco perverso, que nosotros desmontaremos, y es que da la sensación de que este es el único camino y no es verdad. Y dan ustedes también un mensaje equivocado. No es verdad que la estabilidad del sistema dependa de la incorporación del gas, el sistema con el fuel sigue siendo estable. Como tampoco es verdad que sea más barato si se suman todas las externalidades. Usted está sumando, ¿qué?, la regasificadora la paga el sistema energético, los puertos en los que se asienta se hacen con dinero público, los gaseoductos tendrán subvenciones públicas. Si usted suma los costes de las regasificadoras, de los puertos, de los gaseoductos y de los suministros, que además son a medio y largo plazo, no está claro que los números sean favorables al sistema energético español, que es al final el que paga.

¿Nosotros qué hemos hecho? Que no es lo mismo el año 96, que el 2004, que el 2016, cambiaron las cosas. Hoy es posible apostar de forma decidida y valiente por las energías renovables. El papel aguanta lo que le echen. El Pecan vigente dijo que había que estar en el año 15 en el 30 %, y estamos en el 6 %. Y la gente que hizo el Pecan no lo hizo porque fueran perversos y malos, sencillamente hicieron una apuesta que ha fracasado. Y yo sostengo que esa apuesta de ustedes fracasará, porque esas inversiones se tienen que amortizar, y no solo eso, sino porque las centrales de ciclo combinado tienen un porte, un tamaño, que obliga a mantenerlas encendidas. No es lo mismo los grupos electrógenos de 40-50 MW que centrales de ciclo combinado de 250 o 270, no es lo mismo. Hay estudios hechos para el Gobierno de Canarias en la pasada legislatura que ponen en evidencia que la incorporación del gas a estas alturas, con el desarrollo tecnológico, es un freno a la implantación de las renovables. Mire, le voy a hacer un repaso de Gran Canaria rápido: si lográramos la mitad de lo que está planificado, 400 MW de energía eólica, si la central Chira-Soria produjera, que lo puede producir por acumulación, 200 MW, y las dos unidades de biomasa que ustedes acaban de autorizar, y que no están en la planificación, 140, solo falta un tercer ciclo combinado para que alguien sobre. ¿Y sabe lo que está pasando en el territorio continental español? Hay una burbuja gasística. ¿Sabe qué ha pasado este verano en España? Que las centrales de gas, que han costado cientos, miles de millones, han generado una burbuja de 27 000 millones. ¿Sabe por qué? Porque es más barato también en la Península producir energía renovable que energía fósil.

De manera, señor consejero, que lo que ha planteado mi grupo, de manera responsable, sin cuestionar la estabilidad del sistema, apostando por el ahorro, por la eficiencia, por el autoconsumo, por el autoabastecimiento, por el medioambiente, por los intereses de los ciudadanos y no de las gasistas o de las eléctricas, que al final han dominado el sistema energético español y el canario, lo que decimos es: estamos en un momento en que esta política, la energética, es una política básica, estructurante, de dimensión económica, y lo que decimos que no se puede aprobar por decreto, no se puede aprobar a la contra. Y lo que le dijimos al anterior Gobierno y se lo repito a usted es: paren la tramitación de las directrices, abramos un debate, hagamos auditorías de los sistemas eléctricos insulares y apostemos en cada territorio por lo que sea de mayor interés social e interés general, y busquemos un acuerdo. Nosotros estamos dispuestos a entrar en un acuerdo sobre el modelo energético canario, desde Gran Canaria, desde Nueva Canarias, desde los ámbitos en los que tenemos influencia, pero si ustedes imponen el gas en la planificación energética, nosotros la vamos a discutir.

Y le digo una cuestión: yo no tengo claro lo del gas en absoluto, y cada día que pasa menos claro lo tengo. Sé que el aire propanado es un asunto interesante para la industria, hablemos de eso. Hay soluciones para eso sin comprometer el conjunto del sistema energético. Sé que el gas natural licuado puede ser un suministro estratégico para los barcos, hablemos de eso. Pero no me diga usted a mí que para resolver el problema del aire propanado y para resolver el problema de los barcos, montamos un dispositivo gasístico que está pensado para el sistema eléctrico, no para los barcos, ni para lo otro. Ahora se ha incorporado ese tema. Nosotros estamos dispuestos a hablar de ese tema, lo hemos hablado con las autoridades portuarias, lo hemos hablado con el sector turístico. Hablemos de cómo mejoramos la eficiencia y los costes de producción de nuestro sistema turístico, y si el aire propanado es necesario hablemos de cómo se puede buscar soluciones, porque ya hay soluciones, en Tenerife y en Gran Canaria, sin necesidad de las regasificadoras.

En definitiva, señor consejero, ustedes parece ser que van a seguir hacia adelante con las Directrices de Ordenación Sectorial de la Energía. Ustedes saben que concita poco consenso semejante planeamiento. Saben que está poco participado y poco consensuado en esta tierra y aunque nosotros creemos que hay alternativa a ese tema, nos parece enormemente peligroso lo siguiente. Mire, cuando uno tiene responsabilidades de competencia, las tiene que ejercer. Es verdad que cuando uno planifica, si lo quiere hacer para el interés general, tiene que escuchar, tiene que hablar, tiene que debatir, tiene que consensuar. Esto es verdad, pero lo que no parece razonable es que, si el municipio X va a una subestación y no le gusta, no se hace, porque este es el mensaje que están lanzando ustedes.

Yo tengo la responsabilidad de planificar el sistema energético, pero si en un ayuntamiento, por las razones que sean, en un barrio, al alcalde o a la alcaldesa de turno no le interesa, no le gusta la subestación, entonces no se hace, porque cada municipio debe diseñar sus sistemas energéticos, y cada isla. Yo lo que le recomiendo, y me va a permitir con la relación que tenemos, es abrir un debate riguroso, auditar nuestros sistemas de manera independiente, no por quien tiene interés, por quien es juez y parte, que son las gasistas, que son las eléctricas. Estos son los responsables de que el sistema energético canario esté, entre otras cuestiones, como está. Y si en otros territorios del Estado español se ha logrado estar por encima del 50 % en peores condiciones, algo habrá pasado en esta tierra para que el fracaso sea estrepitoso. Ya me gustaría a mí que el Plan energético del 2006-2015 hubiera cumplido sus objetivos, muy parecidos a los de las DOSE, pero fracaso absoluto, y ahí están los datos.

Le insisto: ¿para cuándo las respuestas a las alegaciones que hemos hecho a las directrices de ordenación? Le repito: dígame cuál es el sustento de planificación territorial en cada uno de los territorios del archipiélago, ¿cuál es el sustento? ¿Dónde están los planes territoriales de Lanzarote, de Fuerteventura, de Tenerife? ¿Sabe lo que hizo el Cabildo de Tenerife en el año 12? Tengo ahí los recortes de prensa, porque no tengo la certificación del Pleno, ¿no? Ya la pediré. El Cabildo de Tenerife en el año 12 renuncia a la tramitación del Plan Energético específico de la isla de Tenerife en favor del Gobierno, que es el titular de la competencia, y propone cooperación en esta materia. No hay planificación territorial, no hay sustento suficiente, desde nuestro punto de vista, ni en Tenerife ni en Gran Canaria para este tema, y queremos respuesta, y le insisto: abramos un debate, busquemos el encuentro y hagamos un sistema energético al servicio de la mayoría, de los intereses de Canarias, y no de los intermediarios y los que por ahí siempre ganan.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez, clavado el tiempo.

El señor consejero cierra esta comparecencia con un tiempo máximo de diez minutos.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señorías.

Bueno, pues antes que nada, me alegra saber que todos estamos de acuerdo en fomentar las renovables.

Por partes, pues, al señor Curbelo, agradecerle el apoyo, ofrecernos a hablar de todo lo que sea para La Gomera, evidentemente, y lo que no conozcamos lo aprenderemos, porque, como bien sabe, acabamos de llegar y hay partes que se nos pueden escapar, pero cariño vamos a poner, mucho, y ganas de trabajar, más.

Con respecto a la señora Monzón, pues me alegra también que estemos de acuerdo en la soberanía energética, en el autoabastecimiento, en la defensa del territorio, en la seguridad, bueno, y en el autoconsumo y en el diálogo. Estamos de acuerdo nosotros también y queremos eso.

Con respecto al señor Jorge, pues, bueno, el dulce me gustó, evidentemente; el palo, bueno, no creo que tampoco sea merecido, pero bueno, al final, es que la planificación territorial en este momento corresponde al cabildo, y los cabildos han decidido unos que sí, otros que no. Entonces, bueno, pues nosotros ahí no nos metemos. La planificación estratégica corresponde al Gobierno de Canarias, de acuerdo con el Estado, y las inversiones corresponden al Estado. En esto no hay discusión; sabemos cada uno qué es lo que nos toca.

Todos queremos más renovables, con lo cual todos seguiremos, y mientras tanto, ojalá algún día no tengamos que hablar del gas, y en este caso voy a retomar algo que dijo el señor Curbelo: el debate no es el gas, el gas es un compañero de viaje, como decía el señor Matos. Es un compañero de viaje en nuestro caminar hasta el 100 % de renovables. Y esa expresión me gusta, porque estamos empleando mucho la expresión "de transición"; no, no, es un compañero, tenemos que ir con él, como no podemos vivir solos con las renovables todavía, pues iremos con un compañero de viaje, podemos coger uno más sucio o podemos coger uno más limpio, podemos coger uno más caro o uno más tal. De cualquier forma, señor Rodríguez, el debate se abre, el debate se abre, no hay problema. Nosotros pensamos que lo que dice el señor Ruano pues tiene razón, ¿quizá haya faltado debate en el Parlamento? Bueno, pues traigámoslo al Parlamento: recogemos el guante, y lo traeremos al Parlamento.

Pero digo otra cosa más: ha existido debate público. Las DOSE no salen de la nada. Las DOSE han estado en debate público, han existido alegaciones, con lo cual decir que esto es nuevo no es cierto; en el 2013 fueron. Estamos esperando ahora mismo la tramitación que se va hacer de acuerdo con la nueva reglamentación, vamos a hacerlo de nuevo pero pasaremos por el Parlamento y hablaremos de lo que ya hablamos, repetiremos el discurso.

Yo digo que el camino a las renovables en Canarias pasa por muchas cosas, y digo, y a veces cuando hablamos de las DOSE me ha alegrado oír que estamos hablando del aire propanado; en las DOSE hablamos de la geotermia, la gran abandonada. Pero hay una cosa que es cierta: en el 2003 se decide la implantación del gas mediante la Ley 19/2013 en la que las Directrices de ordenación general y las Directrices de turismo de Canarias, aprobadas bajo su mandato, como le dije antes, deciden que tenemos que implantar el gas, a partir de aquí nosotros lo que tenemos que hacer es, aplicando esto, buscar el resto de energías complementarias y evolucionar hacia unas renovables que nos permitan ser autosuficientes, tener un territorio menos dañado y ser lo menos contaminantes posibles. En cualquier caso, hablar de la burbuja gasística, pues, bueno, aquí no podemos hablar de eso, no hay gas todavía, estamos hablando de que tenemos que cambiar una fuente muy contaminante como es el fuel por una fuente menos contaminante, que las inversiones las realiza el Estado o las empresas públicas asociadas al Estado, y estamos hablando de que el sector privado se mete en las renovables. Es que no hay más, o sea, no tenemos que darle vueltas a este tema.

La vocación del Gobierno es clara: renovables sí, con energía de respaldo del gas, en el sitio que decidan los cabildos, en este caso, y resulta que hay un cabildo que decide que allí no va, pues, bueno, pues entonces el presidente, tal y como le manifestó antes, nosotros, no nos vamos a poner a decir dónde va porque no es nuestra competencia. Con lo cual, no estamos en contradicción.

Y hay una cosa que está clara, cuando vengamos a hablar de las DOSE tenemos que hablar de algo que hemos hecho con un fin, que es buscar una tierra, unas islas que perfectamente pueden ser un laboratorio de energías renovables en el futuro. Está claro, como decíamos antes, que la geotermia se ha dejado olvidada y que ahora se recupera en el Pecan. Está claro que hay unas plantas nuevas termosolares que se aprueban, los complejos cilíndricos parabólicos que son energía termosolar de alto rendimiento, aparecerán cosas nuevas y las universidades nuestras tendrán que estar ahí; con lo cual todo eso está en las DOSE. Estamos hablando de nuestro futuro, de ser un laboratorio de energía.

Señor Rodríguez, yo creo que independientemente de lo que estamos hablando, yo me ofrezco con todos los portavoces de los grupos a poder intercambiar cualquier opinión sobre el modelo de las DOSE, lo hablamos, acercamos posiciones porque hay parte del discurso en la que yo creo que todos estamos de acuerdo, no, creo que en casi todo estamos de acuerdo, tenemos ligeras diferencias y habrá que matizarlas.

Y no tengo más que decirles. En el momento en el que hablemos de las DOSE terminaremos de matizar, y responderé a todas sus preguntas, en este momento las tenemos paralizadas, las DOSE están paralizadas y pendientes de volverlas a retomar, las retomaremos este mes y empezaremos hablando con el resto de los portavoces y luego trayéndolas aquí al Parlamento.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Ruego a los portavoces de los distintos grupos políticos que se acerquen a la Mesa para decidir, si son tan amables, lo que hacemos a continuación.

(Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia. Pausa.)

A ver señorías, ruego tomen asiento.

Vamos a continuar de acuerdo con... Por favor escuchen a esta presidenta, yo sé que están cansados, la que les habla puede que también.

Señor Román, señor consejero, si son tan amables. Señor Campos, muchas gracias. Señor Moreno, muchas gracias. Señor Márquez, le agradezco la atención prestada... No se entera nadie. Bueno.

Señorías por favor. Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0080 Sobre -Consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento-, sobre la política energética.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico