Diario de Sesiones 7/2015, de fecha 10/9/2015 - Punto 8

9L/C-0010 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE MODERNIZACIÓN Y RENOVACIÓN TURÍSTICAS.

La señora PRESIDENTA: Pasamos a la última comparecencia del orden del día de hoy, que es instada por el Grupo Popular a la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, sobre modernización y renovación turística.

Por el grupo solicitante interviene el señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señora presidenta.

En primer lugar, quería, en mi primera intervención ante la consejera de Turismo, desearle, señora consejera, todo lo mejor para estos cuatro años de mandato que tiene de aquí en adelante y, en fin, ofrecerles todo nuestro apoyo, el apoyo del Grupo Parlamentario Popular en una tarea importante, en una materia, además, trascendental para el futuro de nuestro archipiélago.

Nuestro grupo parlamentario, señora consejera, señorías, ha presentado esta iniciativa para conocer cuáles son las propuestas y cuáles son las líneas de gobierno que el actual Ejecutivo va a seguir en relación con la renovación y modernización turísticas. Recordemos que la renovación turística fue uno de los temas estrella en el pasado, en el mandato pasado; el presidente Rivero asumió en primera persona, a nuestro juicio, desde el punto de vista de las formas y desde el punto de vista del fondo, equivocadamente, pero quiso él asumir en primera persona todas las materias de carácter turístico, porque en definitiva, como dije antes, el turismo es nuestra principal fuente de actividad económica, es más del 30 %, responde a más del 30 % de nuestro producto interior bruto, y acertar en las líneas de actuación, pues, en definitiva, será acertar en el progreso y en el desarrollo de todos los canarios.

Por eso quiero decirle que me parece un acierto que este Gobierno haya decidido, finalmente, que exista una consejera de Turismo en el Gobierno de Canarias y que la que hable en el pleno en materia turística sea la responsable de Turismo en el Gobierno de Canarias. Parece una tontería, pero es que llevamos cuatro años hablando de turismo en el pleno del Parlamento de Canarias no por parte del responsable de Turismo, sino por parte del responsable de Obras Públicas y de Ordenación del Territorio, que, en fin, tuvimos una buena sintonía con el señor Berriel, pero parecía algo que era necesario rectificar para el futuro.

Queremos saber, señora consejera, qué política turística va a desarrollar en materia de renovación y modernización; qué va a ocurrir con los planes de modernización y mejora turísticas; qué opinión tiene la consejera, y el Gobierno actual, en relación con la figura de la autorización previa, que es un requisito, como usted sabe, exigido por nuestra legislación para construir cualquier complejo turístico y que, a nuestro juicio, es contrario a la legislación europea, particularmente a la Directiva 123 del año 2006, la directiva Bolkestein de liberalización de servicios. Queremos saber qué ocurrirá con los incentivos turísticos, si los va a mantener o los va a mejorar; si va a variar la posición del Gobierno en relación a la regularización de plazas sin autorización y de edificios y de complejos hoteleros que están al margen de la legislación en estos momentos; si va a continuar siendo el Gobierno el que, en exclusiva, va a seguir desarrollando la política turística y los planes que la desarrollan o se va a abrir la mano al resto de administraciones públicas. Qué va a pasar con el supuesto e inexistente pero previsto banco de camas turísticas producidas por mor de la renovación y de la modernización turísticas, que no ha servido hasta ahora para nada; y qué ocurrirá con los nuevos turísticos como el alquiler vacacional. Y también qué prevé el Gobierno respecto a lo que prevé el artículo 25 de la ley que habla de la especialización de usos en zonas turísticas.

En definitiva, señora consejera, hacer un repaso de nuestra legislación de modernización y renovación turísticas y saber qué opinión y qué propuestas y medias va a traer usted al pleno del Parlamento de Canarias para su modificación.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Para exposición del Gobierno, señora consejera, tiene diez minutos.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Señora presidenta, señorías.

En primer lugar, muchas gracias por las palabras. El Gobierno es consciente de la oportunidad histórica que vive el sector turístico con una previsión de crecimiento muy optimista. Tras una primera década de este siglo de estancamiento -periodo 2000-2010-, ha habido una reactivación durante la segunda pese a la crisis, tanto por las dificultades de destinos competidores como por la pujanza del mercado mundial del turismo. El único hándicap es que se trata de un mercado muy cambiante que obliga a una adaptación permanente de los destinos. Para ello los cambios normativos necesarios que afecten el sector turístico se llevarán a cabo en los plazos razonables y en coordinación con los distintos departamentos del gobierno implicado, en este caso, entre las consejerías de Política Territorial y Turismo. Se afrontarán aquellas modificaciones necesarias para ajustar aquellos aspectos que se deban mejorar tras estos dos años de aplicación de la Ley de renovación, insistiendo en la necesidad de profundizar en la mejora de la calidad y la competitividad del turismo.

Una renovación de alcance que necesita el turismo canario no puede realizarse sin consenso, sin la implicación de todo el sector turístico, de sus agentes públicos y privados porque son procesos de mucha complejidad y calado. La voluntad de esta Consejería de Turismo es, por tanto, construir un consenso en torno a la actividad turística que debería desembocar en la elaboración de un plan estratégico integral del turismo en Canarias. Como paso previo, proponemos la renovación del pacto de Canarias por el turismo, en el que estén representados todos los sectores y todas las administraciones.

La crisis ha propiciado un cambio de percepción social de la industria turística, revalorizando su papel de motor económico de la economía de Canarias. Cambio que hay que aprovechar para definir los nuevos objetivos de futuro y de acuerdo con ellos las nuevas reglas de juego. Estamos hablando de un pacto entre instituciones, ayuntamientos, cabildos, gobiernos y, por tanto, un pacto entre islas, pero también un pacto entre empresarios y sindicatos, entre el sector privado y el sector público, un pacto de todos los grupos parlamentarios a los que invitamos a presentar sus propuestas, un pacto, en definitiva, entre la sociedad y los casi trece millones de turistas que nos visitan.

El diálogo ya iniciado nada más tomar las riendas de esta consejería con los afectados por el decreto sobre la vivienda vacacional y la Ley de renovación turística, es una buena oportunidad para sentar las bases de este futuro pacto de Canarias por el turismo. El objetivo común está muy claro: el interés general de Canarias. Porque la mejora de la competitividad, la calidad y el empleo del turismo es la mejor manera de defender, también, los intereses particulares y conciliarlos con el interés de todos.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Tiene a continuación, para fijar posición, el Grupo Mixto.

El señor CURBELO CURBELO: Gracias, presidenta. Señorías.

Señora consejera de Turismo, creo que en sus manos está una gran responsabilidad para el futuro desarrollo económico y social del archipiélago. El área turística, indudablemente, es la industria más importante de Canarias que, a pesar de la crisis, hoy está en expansión. Parece que indudablemente es una contradicción, pero es así, entre otras razones porque es capaz de generar empleo, es capaz de generar riqueza, incentivar y fortalecer el producto interior bruto de nuestro archipiélago y además generar bienestar para todos los ciudadanos canarios. Pero aquí está la clave: generar bienestar para todos los ciudadanos canarios. Si no hacemos las reformas adecuadas y no prestamos atención a las inversiones en el futuro próximo de una forma razonable, podemos cometer un error y podemos seguir haciendo de Canarias un desarrollo turístico de una velocidad para las islas de Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife, y otra para La Gomera, La Palma y El Hierro. Me explico. Todas las islas tienen sus singularidades y, además, extraordinarias condiciones climáticas, valores naturales, culturales, medioambientales, paisajísticos; indudablemente todas. Pero hay que tener en cuenta que el desarrollo llegó en el bum de los ochenta a las islas que acabo de mencionar y no a las otras, por distintas razones que ni hay tiempo ni vale la pena comentarlo hoy. La Palma, orientada al desarrollo de su sector primario, la isla de El Hierro sobrevive entre el sector primario y se inician también el sector servicios y las energía renovables... En fin, son modelos totalmente distintos. Lo cierto es que El Hierro con 11 000 habitantes, La Gomera con veintipico o La Palma con ochenta y pico, si no centramos la atención para que la iniciativa pública llegue en las inversiones de la modernización y la búsqueda de la calidad para la competitividad y hacerlo un destino atractivo, estamos cometiendo un error histórico. Usted, que tiene la responsabilidad, seguro que no lo va a hacer. Va a escuchar, en ese consenso que solicita, a las islas, a los ayuntamientos, a los cabildos, porque cada una de las islas tiene sus especificidades, pero también necesitan su desarrollo de futuro y hay que contemplarlo en el marco estratégico del archipiélago para cada una de las islas. La Gomera es distinta a El Hierro; excepcional también La Palma, pero distinta a las primeras. Así que en sus manos hay un trabajo importante que hacer y cuente usted con el apoyo del Grupo Mixto, que lo integra la Agrupación Socialista Gomera, porque estamos a su disposición para trabajar...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Curbelo.

Para fijar posición Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora consejera, señorías.

Vamos a ver, el turismo va bien a pesar de nosotros, ¿no? Representa un tercio de la economía, un tercio del empleo. Va bien porque hemos logrado una actividad, por primera vez, en nuestra historia competitiva por su propia naturaleza, sin necesidad de ayudas porque tenemos un clima extraordinario, un paisaje inigualable, porque estamos en el marco europeo, porque estamos cerca del continente, porque este es un país tranquilo, porque aquí se puede pasear por las calles... En fin, hay un conjunto de circunstancias que nos colocan como un destino competitivo. Pero los asuntos internos, los que dependen de nosotros, no los hemos hecho bien. Por citar los más recientes, primero, en este asunto estratégico que determina el bienestar y una parte sustancial del empleo, hay que buscar el consenso y en los últimos años hicimos cinco leyes en siete años. Los que hemos estado tras las leyes, bueno, no hay quien se entere. Es decir, es un lío, pero no porque la regulación no sea necesaria, sino porque la regulación es mala, porque la regulación se hace sin debate, sin consenso, en los despachos. De manera que aquí alcanzamos un consenso sobre cuál debía ser el modelo turístico hace una década y media por unanimidad después de tres años de trabajo y ochenta informes, que fueron las directrices sectoriales del turismo que flagrantemente se han incumplido. El pacto que se hizo en Fuerteventura, yo hice un trabajito, que recuperaré, y puse los compromisos de la ley de directrices y los contenidos del pacto, algunos elementos de redacción, los mismos contenidos, el resultado prácticamente cero. Aquí no se han hecho las tareas. Seguimos teniendo más de cien mil camas fuera del mercado y todavía no las hemos identificado una década y media después.

Si de verdad queremos buscar espacios de encuentro y consenso en esta materia, nosotros estamos dispuestos a sentarnos, pero queremos claridad y, de verdad, cooperación. Si aquí de lo que se trata es de lo que hemos vivido en los últimos años, mal asunto, mal asunto. Y tenía un valor positivo en los últimos años el tema del turismo porque estaba en primera línea de la política. Y se introdujeron elementos positivos, los planes de modernización y mejora de la competitividad son instrumentos de planificación urbanística de detalle interesantes si se manejan bien, y se dio importancia y han tenido su cierto impacto. Parece que este Gobierno los ha abandonado: en la anterior legislatura los PMM estaban todo el día en esta Cámara, lo que llevamos de esta legislatura, ni una palabra.

Preséntenos un proyecto político de actuación en materia turística y nos tendrá, porque esto es fundamental. Insisto, esto va bien a pesar de nosotros, aunque pudiera ir excelente si hiciéramos las cosas y se repartieran con justicia.

Estaremos a su lado si de verdad hay aquí una política turística...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Para fijación el Grupo Podemos. Señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Hola, buenos días a todas.

A ver, señora consejera, mire, yo también quiero la modernización y renovación para las zonas turísticas de Canarias, pero probablemente hay una gran diferencia entre cómo lo haría usted y cómo lo haría yo. Para empezar me gustaría preguntarle qué es lo que entiende por modernización y renovación. ¿Es acaso lo que le cuentan los grandes turoperadores y las grandes cadenas hoteleras, esas mismas que tienen nuestro turismo cautivo? ¿Esas mismas que dicen que hay que aumentar la capacidad alojativa, que hay que aumentar el todo incluido, que hay que aumentar el número de campos de golf, de playas artificiales y de centros comerciales? Pues, mire, usted está hablando de un gran pacto, está hablando de diálogo, yo le aconsejo una cosa: que les escuche menos. Porque esos directivos de esas cadenas han demostrado, con el tiempo, una falta de formación y de visión de futuro del sector muy importante. Le voy a decir, mire, explíquele a ese lobby que, para que haya hoteles que tengan futuro, necesitan incorporar estrategias de sostenibilidad, y no lo digo yo, lo dice un estudio de la Universidad de Huelva. No se trata exclusivamente de una cuestión de imagen, sino de que realmente mejoran su posicionamiento en los mercados, aumentan sus resultados económicos y mejoran su competitividad. Probablemente estos directivos no lo sepan porque la mayoría proceden del sector de la construcción de Canarias, pero ese es otro tema que tiene mucha tela y que hoy no me va a dar tiempo a desarrollar, pero ya tendremos otras sesiones. También me gustaría tener algo más de tiempo para hablarle de las nefastas políticas de formación que se han llevado a cabo en Canarias para el empleo en el turismo, que, hasta dicho por el Tribunal de Cuentas, han sido un verdadero fracaso. Y no quiero ya pensar ni en los idiomas, ni en el plan de empleo, ni en el plan formación profesional porque eso todavía ha dejado fuera muchos nichos de empleo.

Mire, ahora mismo me conformo con que me conteste a lo siguiente. ¿A quién va a beneficiar la ejecución de estos planes de modernización y renovación? ¿A los miles de propietarios canarios que tienen uno o dos apartamentos comprados con sus ahorros cuando había trabajo, cuando todo iba bien? ¿Van las ayudas y compensaciones para todos ellos, para que puedan mejorar sus instalaciones y para que incluso aumenten su capacidad alojativa? ¿Por qué no, si el decreto lo permite también, no? ¿O es que esos...

La señora PRESIDENTA: Se ha acabado el tiempo, señora Delgado. Si quiere le dejo un minuto más para que acabe, pero se ha acabado el tiempo. Si quiere un minuto más se lo puedo dejar.

Un minuto más le dejo y ya está, termine.

La señora DELGADO LUZARDO: Muchísimas gracias, señora presidenta.

Mire, me gustaría saber si usted sabe la palabra expropiación. La palabra expropiación se nombra varias veces en varios artículos del decreto que salió la última semana del último Ejecutivo. Y es una lástima, qué ironía, que seamos nosotros los que tengamos que decirles a ustedes que no expropien a la gente y no le pongan sus apartamentos en bandeja a los operadores buitres.

Gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, no ha consumido todo el tiempo. Gracias.

Tiene, para fijar posición, el Grupo Socialista.

Señora Cabrera.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señora presidenta. Señorías.

La evolución de los flujos turísticos en los últimos ocho años emanados de las consecuencias de la doble vertiente crisis económica, por un lado, y la primavera árabe, han dibujado un panorama del sector que, más allá de las derivaciones resultantes de los conflictos bélicos de la ribera mediterránea africana y de los estragos de la crisis en los destinos turísticos tradicionalmente rivales de Canarias, indirectamente han beneficiado a nuestro archipiélago hasta el punto de alcanzar unos índices de ocupación históricos.

Sin embargo, no podemos ocultar que las costuras del traje turístico en nuestras islas se aprecian a la hora de comprobar el estado de las infraestructuras que vienen funcionando a pleno rendimiento en los últimos treinta años. Creo que es de alabar, independientemente del pulmón ideológico-político de quien los haya impulsado, los esfuerzos por mantener en plena forma la planta alojativa tan dispar que tenemos en Canarias como dispar es cada una de nuestras islas.

Es más, debemos ser conscientes incluso de que la evidente buena salud que cada uno de los parámetros del sector arroja tiene también una innegable carencia, que no es otra que la que va aparejada a la que tendríamos que suponer como consecuente creación de empleo. Pero como este es un frente que no toca abordar hoy, y en el que estoy segura que la Consejería de Turismo también trabaja, partamos de lo que debemos estimar necesario: la renovación y modernización de las infraestructuras turísticas de Canarias, ya impulsada en la Ley 2/2013, de 29 de mayo, y posteriormente modificada por la Ley 9/2015, de 27 de abril, con las que hemos de tener un instrumento legal sumamente efectivo para actualizar y poner en hora la cara visible por la que estamos siendo conocidos en todo el mundo.

En este inicio de legislatura, la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias tiene la oportunidad de desarrollar eficientemente los preceptos legales recogidos en las normas anteriormente citadas, que trazan un recorrido por aquellos planes de renovación y modernización turísticas en los núcleos de destino más importantes de nuestra región. Es constatable que uno de los principios recogido en ambas leyes como es la preservación de todos los valores medioambientales íntimamente relacionados con estos planes de modernización y renovación, se está cumpliendo escrupulosamente. Creo que esa es la senda a seguir en la ejecución de dichos planes, ya que lo uno va asociado a lo otro.

Igualmente, y para finalizar, sería deseable que, de manera regular, se pudiera ir realizando una evaluación acerca del desarrollo de los planes de renovación y modernización hasta la finalización de los mismos, con lo que verificar la consecución de los objetivos trazados para tal fin desde el año 2013.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Cabrera.

Para fijar posición por el Grupo Nacionalista. Señora Calero, tres minutos.

La señora CALERO SAAVEDRA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes a todos.

Desde el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario queremos destacar y defender la importancia que están teniendo los planes de modernización turística como herramienta para actuar en el territorio y mejorar la calidad y competitividad de nuestra principal actividad económica. Recordarán ustedes que estos planes se gestan en torno a lo que se llamó pacto de Fuerteventura, que era una confluencia de opiniones y proyectos de empresarios e instituciones a partir de un encuentro de trabajo celebrado en Corralejo hace ya unos años. De ahí se fue poniendo en marcha un plan de trabajo que hay que reconocer que ha encontrado muchas dificultades, lógicas, hasta cierto punto, como todas las cosas novedosas, en su comienzo. Aun así, los frutos ya pueden verse en varias islas, con experiencias satisfactorias, como precisamente en Corralejo, cuyos resultados conozco de primera mano, y que ha posibilitado la ejecución de varios proyectos que están mejorando notablemente su imagen. Como debe saber, consejera, el Gobierno de la anterior legislatura y los grupos que lo sustentaban se emplearon a fondo y lograron sentar las bases necesarias para hacer posible esa renovación turística que necesitaba Canarias. ¿Y cómo? Pues mediante una ley que, además, fue evaluada y modificada para mejorarla de acuerdo a las demandas del sector. Además, el Gobierno ordenó la realización de todos los planes como figuras de tramitación abreviada y urgente.

¿Qué se necesita una vez aprobados los planes? Recursos. ¿Y de dónde se pueden sacar? Primero, del aumento de edificabilidad -15 % para los ayuntamientos-; segundo, de fondos europeos para la renovación; y tercero, en el REF se establece la obligación del Estado de invertir en materia de infraestructura turística en Canarias, para ello se firmó un convenio trianual 2010-2012 para infraestructuras, con lo importante que esto es realmente para nuestra renovación y modernización. ¿Y sabe qué ha hecho el Estado, consejera? ¿El Gobierno del Partido Popular? Pues abandonarnos, olvidarnos. Justo al llegar al Gobierno nuestro ministro canario, incumplieron el convenio y dejaron la partida a cero: cero euros donde debía poner 50 millones. En 2013, nada para infraestructura turística. En 2014, nada.

Para concluir, vuelvo a centrarme en nuestros planes de modernización y le pedimos, consejera, que impulse y dé continuidad a la labor iniciada, porque es muy necesario para toda Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Calero.

Para el turno de réplica del grupo proponente, el Partido Popular, señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, gracias, señora presidenta.

Señora consejera, desde luego, consenso, sí; acuerdo, sí. Acuerdo con las entidades privadas y con las públicas, acuerdo con los grupos parlamentarios, consenso con los grandes propietarios y con los pequeños propietarios; pero he de decirle: el consenso no es un fin en sí mismo. No todo, o, mejor dicho, nada se arregla con el consenso si lo que se acuerda no sirve después para mejorar nuestra calidad turística. Y, por tanto, en el camino del consenso, ahí es verdad que nos encontrará, pero eso tiene que concretarse después en medidas concretas y determinadas para, insisto, mejorar nuestra calidad turística.

Decía antes el señor Rodríguez: pero es que hemos hecho ¿siete leyes fueron? en el mandato pasado en relación con estos temas. Probablemente no se ha leído el reglamento aprobado, el Decreto 85/2015, porque si lo otro es confuso, cuando nos pongamos a leer y a traducir en medidas el decreto que aprueba ese reglamento, pues peor todavía, porque, aparte de las deficiencias gramaticales que tiene ese reglamento, francamente, es bastante poco comprensible para aplicar por los operadores turísticos. Le recomiendo una lectura sosegada, señora consejera, de ese reglamento para ver si estoy en lo cierto y, si es así, por favor, promueva la modificación del reglamento para ayudar a los operadores turísticos a aplicarlo.

Mire, vayamos por partes. Le voy a ir desgranando cosas que hemos dicho en esta tribuna ya en el mandato pasado y que seguimos defendiendo en el presente, para ver si podemos llegar a ese consenso del que tanto usted habla.

Mire, construcción de nueva planta hotelera. Para el Partido Popular es básico que no haya limitaciones en la construcción de nueva planta hotelera. Es verdad que hay islas del archipiélago que tienen una estructura hotelera y extrahotelera racional y adecuada, pero es verdad que hay otras islas que están sufriendo las consecuencias de la imposibilidad de mejorar su calidad de oferta hotelera en detrimento de otras, y me refiero particularmente a Gran Canaria, que ha estado luchando en los últimos cuatro años para que se le pueda permitir construir nueva planta hotelera.

Es verdad que con la modificación de la ley se mejoró, no del todo o no como quisimos desde el Grupo Parlamentario Popular, pero es verdad que se ha abierto ya la posibilidad de construcción de planta hotelera que no solo sea de cinco estrellas o de gran lujo. Pero es verdad también que el Gobierno se reserva en último término la autorización para todos aquellos complejos de menos de cuatro estrellas y eso no es simplificar, señora consejera, no es mejorar, no es facilitar la inversión y el desarrollo económico y turístico de las islas de nuestro archipiélago, no es, en definitiva, facilitar el empleo en materia turística. No es presentable, señora consejera, que el Gobierno, en la modificación legal, exija una autorización previa a la autorización previa que ya dan los cabildos insulares. No podemos tener en Canarias una Administración pública para que un señor, un promotor que quiera construir un complejo turístico, tenga que acudir con los mismos papeles, señora consejera, a tres administraciones diferentes. Acude al Gobierno de Canarias y el Gobierno de Canarias, sin ningún criterio de carácter objetivo previsto en la reglamentación, en el reglamento o en la ley, diga me gusta o no me gusta. Si me gusta, le doy una autorización previa, acuda usted ahora al cabildo insular con mi autorización para que el cabildo insular le dé a usted otra autorización previa para que, si, finalmente, también se la otorgan, acuda al ayuntamiento respecto a que le den la licencia de obras, que volverá a analizar otra vez el proyecto de construcción turístico que ha ofrecido o que ofrece el promotor. Eso es marear, marear, aburrir a los inversores, a los promotores, a los propietarios, a los ciudadanos, en definitiva, de Canarias que quieren estar en el negocio turístico en nuestro archipiélago.

Segundo, la figura en sí misma de la autorización previa. Ya se lo dije en mi primera intervención, tampoco creemos en ella porque además creemos que es contrario a la directiva de servicios, la 123/2006. En Canarias, señora consejera, en los últimos tiempos, se ha caracterizado por hacer de los excepcional lo habitual, de las excepciones que prevé la directiva de servicios en Canarias se ha legislado como lo habitual y, por tanto, es normal aquí aplicar todos como, insisto, habitual las excepciones que prevé la directiva de la Unión Europea, y eso nosotros particularmente, como le dije antes, no podemos estar de acuerdo en esa manera de legislar.

Tercero, planes de modernización. Hemos apoyado y aplaudido la figura de los planes de modernización y de mejora, creemos que es un buen instrumento de cara a incidir en la mejora de las áreas obsoletas, antiguas de nuestros municipios turísticos de Canarias. Todos tenemos en la memoria, nos vienen a la memoria áreas degradadas de las zonas turísticas de cualquiera de las islas en que nos movemos y, por tanto, los planes de modernización se configuraron con un instrumento ágil y como un instrumento eficaz para, con carácter lo más inmediato posible que nos permite la legislación, poder rectificar y enderezar el rumbo de esas zonas degradadas.

En lo que no estamos de acuerdo, señora consejera, y lo rebatimos profundamente en las ponencias que se crearon y en los plenos donde se aprobaron las legislaciones de modernización, es en que el Gobierno de Canarias sea el que, de manera única, pueda aprobar y pueda realizar planes de modernización. ¿Por qué no pueden hacerlos los cabildos insulares? ¿Por qué no lo pueden hacer los ayuntamientos correspondientes? Es más, ¿por qué no los particulares pueden hacer planes de modernización y ofrecerlos después a la administración respectiva para que sea quien los apruebe definitivamente? ¿Por qué no un señor que es propietario de un centro comercial que está obsoleto, que al lado tiene un complejo de apartamentos propiedad de otro señor, y al lado otro hotel, y al lado un complejo deportivo que complementa esa oferta turística, todos ellos no pueden concertarse para mejorar esa área degradada, realizar un plan de modernización, ofrecerlo al ayuntamiento respectivo y que el ayuntamiento respectivo lo acepte y lo apruebe y entre en vigor? No solo es descargar de trabajo a la Administración autonómica, sino también permitir, en fin, que los ayuntamientos, que los cabildos, que las distintas administraciones públicas puedan participar en los procesos de renovación turística. Es, en definitiva, la estrategia que utilizó el Gobierno anterior de ir recentralizando a través de leyes sectoriales lo que las leyes generales le habían otorgado en su momento como competencias a los cabildos insulares. Por tanto, apoyaremos cualquier modificación en el sentido de que los planes de modernización se puedan abrir a otras instituciones públicas.

No estamos de acuerdo en las exigencias, o mejor dicho, en las nuevas exigencias, las añadidas exigencias medioambientales y energéticas que se le reclaman a los complejos de menos de cuatro estrellas... de menos de cinco estrellas de acuerdo con la modificación de la legislación anterior. No estamos de acuerdo con la obligatoriedad que se le exige al propietario o al promotor de tener que suscribir un convenio con el Servicio Canario de Empleo para la formación de sus empleados. Es un ataque, en definitiva, a la libertad de empresa. Formación sí, y mucha, porque la necesitan los empleados del turismo, pero desde luego no por obligación, señora consejera.

Plazas y complejos sin autorización. Se mejoró la redacción de las disposiciones transitorias tercera y cuarta de la ley de modernización del año 2013, en la ley del año 2015; pero, a nuestro juicio, es manifiestamente mejorable. Veremos en el andar del mandato cuántas plazas se van a acoger a estas disposiciones transitorias, cuántas edificaciones se van a acoger a estas disposiciones transitorias, porque me temo que van a ser bastantes pocas, lo digo para que esté en su agenda la posibilidad de su modificación.

Y finalmente, y con esto termino porque se me agota el tiempo, señora consejera, un problema grave que está ocurriendo en estos momentos en determinadas áreas turísticas, que es la residencialización de áreas turísticas. Lo dejaremos para otra iniciativa parlamentaria porque no tengo mucho más tiempo.

Gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge. Muchas gracias.

Para cerrar el turno de réplica, el Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Gracias, señora presidenta.

Señor Curbelo, estamos de acuerdo totalmente este Gobierno en que no puede haber un turismo de las islas turísticas y un turismo de las islas que se inician en el turismo o que todavía les falta regulación. Por ese mismo motivo está en nuestro acuerdo de gobierno como una de las iniciativas importantes modificar la Ley 6/2002, sobre medidas de ordenación territorial de la actividad turística en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma. Por tanto, es una prioridad de este Gobierno, insisto, generar también bienestar en estas islas y facilitarlo a través de la regulación correspondiente que agilice ese turismo y que también pueden aprovechar de la riqueza que genera el turismo en Canarias.

Señor Román, usted me hablaba, en los objetivos, de revisar la normativa. También está dentro de las prioridades de este Gobierno, así lo ha manifestado el presidente en su debate de investidura, que es un objetivo prioritario revisar toda la normativa tratando de simplificarla, de darle más agilidad y, por supuesto, más seguridad jurídica. Yo creo que en eso estamos todos los grupos y el Gobierno de acuerdo, en que hay que hacer un esfuerzo. Desde el Gobierno se van a crear equipos de trabajo, en primer lugar, hablo un poco por parte de mi consejería, que es mi responsabilidad, de todas las leyes turísticas, por supuesto, en coordinación con Política Territorial para poder revisar toda esa normativa y buscar esa finalidad de más seguridad jurídica, más agilidad y menos, digamos, obstáculos o menos incentivos a la inversión en Canarias por la cantidad de normas que se han creado. Que al final lo que hay que hacer es simplificar, que sean claras, que sean transparentes y de fácil aplicación y que no haya inseguridad jurídica al interpretarlas y, por tanto, den respuesta, sirvan como un buen instrumento para desarrollar urbanística y turísticamente Canarias.

La señora representante de Podemos me hacía una pregunta directa: "¿a quién van a beneficiar los planes de renovación y modernización?" Pues, como no puede ser de otra forma, de otra manera, los planes de modernización y renovación, entre otras iniciativas, están pensados para mejorar la competitividad de nuestras infraestructuras, de nuestros servicios, del turismo en Canarias. ¿A quién beneficia? Pues claramente a toda la sociedad canaria. Como usted sabe, el turismo es el principal sector de la economía de Canarias, representa un 31,4 % del PIB y casi un 36 % del empleo. Por tanto, invertir en modernización y renovación será siempre beneficioso para todos y todas los canarios.

El responsable del Partido Popular nos hablaba de que el consenso no es un fin, por supuesto. Usted estará de acuerdo en que es un instrumento necesario para sentar las bases para poder llegar a un gran pacto por el turismo, redefinirlo y que ese pacto evidentemente no quede como un documento en el que todos estamos de acuerdo pero que no se lleva a cabo. Como decía, es sentar las bases para un acuerdo para definir la estrategia para los próximos diez años en Canarias; no se puede gobernar -y todos estamos de acuerdo- a golpe de improvisación. Hay que definir la estrategia y, por tanto, para poder definir la estrategia tiene que haber un consenso previo entre todas las partes. Yo creo que aquí todos están de acuerdo, por tanto, ese va a ser uno de nuestros objetivos.

También me hablaba de las dificultades que ha habido para el establecimiento de alojamientos de menos de cinco estrellas. También es uno de los objetivos de este Gobierno y, por tanto, está en el acuerdo de gobernabilidad desarrollar reglamentariamente los estándares de calidad previstos en la modificación que consta en la Ley 9/2015. Es una de mis prioridades también, por tanto, trabajar en esos requisitos, esas exigencias y ver de qué manera se les puede dar facilidad a esos alojamientos para que también puedan operar.

Y ya, si me permiten, voy a dar algunas líneas más con relación a esta comparecencia. Como les decía en mis intervenciones anteriores, Canarias tiene una oportunidad histórica. No dejo de repetirlo, porque en este momento somos líderes pero es que el turismo está en crecimiento; por tanto, oportunidad histórica para aprovechar este momento y definir estrategias para que ese crecimiento del turismo tenga un gran impacto en la economía y esa riqueza que genere se distribuya a toda la sociedad canaria.

Como decía, esto conlleva un gran reto: la mejora competitiva de nuestra actividad turística. Porque no solo nos enfrentamos a la necesidad de sostener nuestra posición actual, que bien y con orgullo podemos considerar de liderazgo y de éxito, sino, además, mantenerla. En un entorno cada día más complejo y competitivo por la irrupción de la era digital, como comentaba ayer, que ha traído consigo cambios en los gustos y motivaciones del turista del siglo XXI y, por tanto, con una demanda cambiante, muy distinta a aquella que impulsó desarrollos pasados. Es necesario encarar un futuro con determinación y acierto, plenamente orientado hacia el turismo estable, sostenible y de calidad. Un turismo que ponga en valor, frente a otros destinos competidores, nuestra identidad y nuestras fortalezas más destacadas, y también que alcance y potencie a otros sectores económicos y contribuya a una mayor integración productiva de la economía canaria con un objetivo final, como decía antes: que la riqueza generada por la actividad turística se extienda al resto de la sociedad canaria.

Bien es cierto que es necesario para liderar el turismo en el mundo global actual, en esta era digital, hacerlo desde la innovación y proveernos de nuevas herramientas para esos nuevos tiempos. Es necesario también seguir apostando por la renovación y la modernización, tanto de nuestros alojamientos como de los espacios públicos y como de nuestros servicios en general. Y así lo hemos establecido en nuestro pacto de gobierno, estableciendo como iniciativas prioritarias, entre otras, un plan integral de calidad turística y seguir potenciando los planes de modernización.

Los planes de modernización, mejora e incremento de la competitividad han sido un instrumento adecuado para abordar la reordenación urbanística del espacio turístico, debido a la capacidad que tienen para adaptarse a sus necesidades específicas y para la aplicación de los incentivos que incluyen nuestras leyes. Desde esta consejería, como les decía, colaboraremos con el resto de administraciones y con la Consejería de Política Territorial para tratar de agilizar al máximo su tramitación. Al respecto resulta imprescindible, como factor clave para el éxito de los programas de renovación, la coordinación entre todas las entidades públicas y privadas en la participación, impulso, gestión y financiación de las actuaciones a desarrollar en los programas de renovación y rehabilitación. Renovación y rehabilitación que, además, deben ir acompañadas en la mejora de la imagen de los espacios públicos de las islas, y donde las administraciones públicas canarias debemos cuidar el tratamiento de nuestra limpieza, residuos, playas, oficinas de turismo, accesos, conectividad, seguridad, equipamiento cultural, entre otros, en todas las obras públicas que se ejecuten.

Compete a las administraciones públicas, como ustedes saben, la actuación sobre la reordenación del espacio público y su conservación. Una competencia que también se debe realizar desde la innovación a la hora de plantearnos su conservación, desde el momento que concebimos su diseño hasta el que abordamos su mantenimiento, y que nos obliga a trabajar intensamente con los agentes privados, con cabildos y con ayuntamientos para conseguir entre todos verdaderos espacios públicos de encuentro y disfrute. Esta es, sin duda, otra de nuestras tareas prioritarias.

Es necesario reflexionar sobre el hecho de que modernizar nuestra oferta no solo implica intervenir en el espacio físico, urbanístico, arquitectónico, de infraestructuras, etcétera; sino, por supuesto, también en los servicios que se prestan en él. Como los de transporte, guaguas, taxi, transporte discrecional; los de acceso a las telecomunicaciones, wifi, 4G; los destinados a las personas cuya movilidad es reducida; los de información sobre el propio destino y su oferta; los de atención a personas mayores y niños; y, de manera especial, los que dinamizan el destino, como son los servicios culturales y deportivos. Se trata, por tanto, de impulsar una cultura innovadora que nos lleve a la excelencia en nuestro destino, y a ello nos vamos a consagrar.

Pero esta consejería propone ir más allá de estas acciones, todas ellas necesarias, pero no suficientes, porque con el turismo, señorías, debemos pensar en grande, con la única motivación de tener como prioridad el interés general de Canarias y contribuir al bienestar y a la felicidad de todos los canarios.

Como responsable de la Consejería de Turismo, le extiendo la mano a todos los grupos parlamentarios de esta Cámara para cooperar juntos porque es el principal sector de nuestra economía. Canarias necesita reevaluar sus estrategias turísticas, por ello debemos redefinir el gran pacto por el turismo, y que ello nos lleve a la elaboración del plan estratégico turístico para Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Con esta intervención hemos finalizado los debates de cada una de las comparecencias que configuraban el orden del día.

Son las dos y media, si les parece, suspendemos dos horas para almorzar y reanudamos la sesión a las dieciséis treinta.

Y les recuerdo ahora a los portavoces que tenemos reunión de Junta de Portavoces. Si son tan amables de dirigirse a la sala donde siempre nos reunimos.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y veintiocho minutos.)

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y treinta y cinco minutos.)

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Buenas tardes.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0010 Sobre -Consejera de Turismo, Cultura y Deportes-, sobre modernización y renovación turística.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico