Diario de Sesiones 8/2015, de fecha 22/9/2015
Punto 1

9L/PO/P-0057 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON ROMÁN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE TRAMITACIÓN EN LAS CORTES GENERALES DE LA REFORMA DEL ESTATUTO DE AUTONOMÍA DE CANARIAS, DIRIGIDA AL SEÑOR PRESIDENTE DEL GOBIERNO.

La señora PRESIDENTA: Comenzamos con las preguntas. En este caso del señor diputado don Román Rodríguez Rodríguez, del Grupo de Nueva Canarias, al presidente del Gobierno sobre la tramitación en la Cortes Generales de la reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señor presidente. Una bienvenida a la señora vicepresidenta, que se incorpora a sus tareas de gobierno.

Señor presidente, en el pasado mes de marzo de este mismo año, la mayoría que hoy gobierna -entonces también-, promovieron una propuesta del nuevo Estatuto de Autonomía, cierto es que con poco debate, escaso consenso, que se remitió a las Cortes Generales. Lo que me gustaría saber es: en la agenda del Gobierno qué valor se le da a la tramitación de la citada propuesta de Estatuto, qué previsiones, cuál es la posición definitiva del Gobierno en relación a la tramitación de tan importante asunto.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Román.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Estimado portavoz, desde la agenda del Gobierno consideramos la tramitación de este Estatuto como algo muy importante para Canarias y está de manera urgente en nuestra agenda, independientemente de que sabe que no es voluntad exclusiva nuestra, que, obviamente, en este caso, son las Cortes Generales y el Gobierno del Partido Popular quienes tienen que decidir si entra o no de aquí al final de la legislatura, o el nuevo gobierno saliente de las urnas.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor presidente.

Señor Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías, lo dijimos entonces y lo repetimos hoy: un estatuto de autonomía es una norma esencial, determinante, estructurante, clave, la más importante que podamos articular en esta Cámara, porque de ella dependerá la estructura competencial, la estructuración de los derechos y los intereses de los canarios en el marco que posibilita la legislación vigente. Se promovió un Estatuto al final de legislatura a sabiendas de que no había tiempo, de que no había condiciones para que se aprobara; y se hizo, además, sin el debate debido, sin el apoyo popular pertinente, sin el consenso necesario para cuando se pretende conquistar algo tan relevante como es mejorar en el autogobierno. Usted sabe, señor presidente, que en la agenda que tuvo usted con el señor Rajoy ni siquiera citó este tema, al menos lo dijo públicamente, aunque en su comparecencia el pasado Pleno no lo hizo.

Se pone en evidencia algo que ya habíamos denunciado algunos: que la tramitación de un nuevo estatuto era solo un elemento de trámite, un elemento más para instrumentalizar, para intercambiar, para poner sobre la mesa en función de los intereses tácticos, y no para pelear por más autogobierno, por más capacidad política para esta tierra. Y al no plantearlo usted, y a sabiendas, porque aquí lo dijeron y lo dijeron también en los medios de comunicación, el Partido Popular no está de acuerdo en seguir profundizando en el autogobierno de los territorios; es más, el Partido Popular estos años se ha caracterizado por cercenar el autogobierno ya establecido legalmente. De manera, señor Clavijo, que su partido en el año 2006-2007 retiró el Estatuto por razones partidistas, y ahora volverá a decaer, porque ya sabe usted que si no se toma en consideración decae, y afortunadamente será de nuevo este Parlamento quien tome cartas en el asunto y quien busque el consenso que entonces negaron y que es imprescindible si queremos avanzar en ese elemento clave que es mejorar el autogobierno.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Señor Román, vamos a ver, yo creo que en el debate de investidura usted me pidió que lo retirase. O sea, yo al final no consigo entender cuál es la postura, salvo que a lo mejor sea una postura de cara a los medios de comunicación. Usted me pide que lo retire, yo le digo que no, que ha sido debatido, que está allí; si no se toma en consideración, decae; si no, continúa para la próxima legislatura.

En este caso hay prioridades, hay tiempos, creo que, además, todo lo que se habló con el presidente del Gobierno de España y las prioridades que se marcaron se van cumpliendo poco a poco y yo creo que de manera satisfactoria para los canarios y las canarias, con resultados cuantitativos, objetivos y claros, y, como comprenderá, nosotros no solo no vamos a perder el empeño de profundizar en el autogobierno; me da la sensación de que nos hemos quedado solos en esta Cámara, porque, claro, vistas las alianzas suyas, pues a lo mejor nos quedaremos solos en esta Cámara profundizando en el autogobierno, pero también le tengo que decir que en el debate, con el diálogo y con el consenso, si hay que mejorar el documento, estamos totalmente abiertos a mejorar el documento, ¡si no hay ningún tipo de problema! De verdad, señor Román, que le vamos a seguir tendiendo la mano continuamente, le vamos a seguir tendiendo la mano a usted y a todos los grupos, porque todo lo que sea bueno y fruto del diálogo va a ser bueno para Canarias y para los hombres y mujeres de Canarias, con lo cual le digo con absoluta sinceridad: si su grupo político tiene propuestas, iniciativas, estoy dispuesto, yo personalmente, a sentarme para debatirlas y hablarlas y considerarlas entre todos los grupos, porque será bueno para Canarias, y si conseguimos que se tramite, y además en una legislatura que..., posiblemente la próxima esté mucho más abierta y tengamos más posibilidades, por lo menos aquellos que vamos a defender exclusivamente los intereses de Canarias a esta Cámara, pues, estaremos en disposición de poder sacar muchas más ventajas.

Con lo cual termino como empecé: le tendemos la mano, señor Román.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor presidente.