Diario de Sesiones 8/2015, de fecha 22/9/2015 - Punto 24

9L/C-0005 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE HACIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE APLICACIÓN DE LA BONIFICACIÓN DEL IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y DONACIONES.

La señora PRESIDENTA: Comenzar con la comparecencia instada por el Grupo Parlamentario Popular sobre la aplicación de la bonificación del impuesto sobre sucesiones y donaciones, para que comparezca la consejera del área.

Tiene la palabra el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señora presidenta. Señora consejera de Hacienda. Señorías.

El Grupo Parlamentario Popular vuelve a presentar al comienzo de esta legislatura una iniciativa que tiene que ver con la política tributaria del Gobierno de Canarias y más concretamente con la reducción, la necesaria reducción o alivio fiscal que pretendemos para todos los canarios, como ya hiciéramos en muchísimas ocasiones en la legislatura anterior. La supresión, o más propiamente de forma técnica la bonificación en el impuesto de sucesiones y donaciones, no es una forma de reiterar una iniciativa parlamentaria, como ya hiciéramos, digo, en la legislatura pasada, sino que es una forma de manifestar, señora consejera, señorías, nuestra absoluta convicción de una política tributaria correcta, una política tributaria más justa. Y es también esta una buena ocasión, una buena oportunidad de saber cuál va a ser la postura de cada uno de los grupos parlamentarios que estamos presentes en esta Cámara, bien estén apoyando al Gobierno, o bien estén en la Oposición.

El sistema tributario, señorías, tiene que ser progresivo para ser equitativo y ser también, obviamente, justo, quien más tiene que más porcentaje de su renta pague, no es quien más tiene más pague, no, no, técnicamente es quien más tiene más porcentaje de su renta pague: ese es el sistema fiscal que tenemos en España. Lo que no puede ser el sistema tributario es confiscatorio y discriminatorio respecto a otras comunidades autónomas, porque de esa forma estaríamos expulsando de nuestra sociedad a aquellas personas más dinámicas y más productivas de nuestra sociedad.

Y la política fiscal, señora consejera, desarrollada por el Gobierno de Canarias en estos últimos años ha llevado a los canarios a soportar un esfuerzo fiscal superior al que tiene la mayoría de los españoles en el resto de las comunidades autónomas.

Los canarios, señora consejera, no tenemos porqué estar discriminados por vivir en Canarias, pagando más impuestos que el resto de los españoles. Hay que buscar la recaudación a través de la reactivación económica y no a través de la imposición fiscal.

En concreto, señora consejera, la iniciativa de esta comparecencia es saber si el Gobierno de Canarias va a incorporar en el próximo proyecto de presupuestos de la comunidad autónoma la aplicación de una bonificación del 99,9 % a los sujetos pasivos incluidos en los grupos I y II, de los previstos, como usted bien sabe, en el artículo 20.2, letra a), de la Ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, en la cuota tributaria, derivada de las adquisiciones mortis causa así como de las adquisiciones inter vivos, es decir, entre padres, hijos, cónyuges, parejas de hecho, etcétera.

La razón, señora consejera, se la voy a decir: nosotros, el Grupo Parlamentario Popular considera el impuesto de sucesiones y donaciones el peaje de la muerte, o, lo que es lo mismo, la mordida que han de pagar los herederos a la Hacienda canaria por disponer de todos aquellos ahorros familiares, de familiares directos cuando estos fallecen, y porque se trata, en definitiva, de un impuesto -bien lo sabe usted- confiscatorio y de una voracidad fiscal absolutamente insaciable por el que uno está pagando durante toda su vida, ahorrando toda la vida, y cuando uno fallece esos herederos han de volver a pagar esta mordida para poder disponer de los ahorros de sus familiares.

Señora consejera, queremos hoy, y de forma solemne en esta Cámara, que usted le diga a todas sus señorías y a todos quienes nos están siguiendo que el Gobierno de Canarias va a practicar una bonificación del 99,9 % en el impuesto de sucesiones a partir del año 2016.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

En nombre del Gobierno, señora consejera de Hacienda.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Señora presidenta. Señorías. Miembros del Gobierno.

Efectivamente señor Rodríguez, el Gobierno de Canarias está trabajando para que a partir del 1 de enero de 2016 entre en vigor la bonificación del 99,9 % del impuesto de sucesiones y donaciones en Canarias; modificación normativa que quedará recogida vía Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2016.

Como sabe bien, no vamos a poder eliminarlo porque se trata de un tributo estatal, pero sí bonificarlo al máximo para que los canarios y las canarias no tengan que pagar por este concepto.

Esta medida fiscal es uno de los compromisos adquiridos por los partidos que conforman este gobierno para esta legislatura, y, además, está recogido en el acuerdo para la gobernabilidad de Canarias suscrito por ambas formaciones políticas.

La eliminación de las bonificaciones que se aplicaban hasta el 2012 se llevó a cabo a través de la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales de Canarias, que entró en vigor en julio de ese mismo año. Esa ley recogía una serie de acciones que buscaban, señor Rodríguez, garantizar la prestación de los servicios públicos. Entre otras iniciativas, el Gobierno anterior se vio obligado a instaurar acciones como la eliminación de esa bonificación del impuesto de sucesiones y donaciones. En ese año, señor Rodríguez, en el año 2012, los presupuestos generales del Estado castigaron a Canarias con la reducción de su capacidad de financiación al decrecer o, incluso, suprimirse partidas presupuestarias y convenios, acuerdos que tenían suscritos la Comunidad Autónoma de Canarias y el Gobierno de España. Garantizar en ese momento la sostenibilidad del Estado del bienestar era una necesidad para el anterior Gobierno.

Por lo tanto, esa recuperación hoy la comenzamos en un escenario completamente distinto. Creemos que las medidas fiscales deben adaptarse a los tiempos y a las circunstancias. La bonificación de esta impuesto va a redundar en una mayor capacidad para las familias y para la actividad económica. La mejora de los principales indicadores económicos y nuestra mayor capacidad de crecimiento presupuestario nos permite afrontar en este momento esta bonificación.

El objetivo de esta bonificación que ahora proponemos es que la gente no se vea obligada a renunciar a los bienes que heredan de sus familiares, y, además, es una forma de mejorar la capacidad adquisitiva e incentivar el consumo.

El Gobierno de Canarias considera que se trata de un impuesto injusto. Y lo es, señorías, por dos motivos fundamentales. El primero de ellos es que los herederos tienen que pagar por unos bienes por los que sus familiares, padres y abuelos, ya han tributado en su momento. El segundo, es que se (ininteligible) de un sistema que no es equitativo, ya que las personas con más recursos no tienen obstáculos para pagarlo, mientras que los que menos se encuentran en muchas ocasiones con la incapacidad, por ejemplo, de enfrentarse con un bien inmueble y no poder liquidarlo, pues no pueden pagar, y este bien pasa a manos del Estado. Sin embargo, como les demostraré más adelante, los ingresos tributarios que irían por las rentas más altas son muy poco significativos.

(La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Señorías, durante estos últimos años hijos y nietos no han podido quedarse con lo que legítimamente era suyo. No han podido heredar el fruto del esfuerzo y el trabajo de sus padres y de sus abuelos. Y eso ha sido profundamente injusto para las familias, especialmente para aquellas que por falta de recursos no han podido responder al pago de este impuesto.

Según las últimas estadísticas del Consejo General del Notariado, en Canarias se renuncia cada día a 3,3 herencias. Es un dato que ha ido incrementándose a lo largo de estos últimos años de crisis económica. Este informe recoge que en 2007, el último año antes de que comenzara a empeorar la situación económica, se renunciaron a 338 herencias. En 2014, señorías, se rechazaron 1217 legados. Eso quiere decir que se ha multiplicado por cuatro el número de renuncias durante la crisis. Además, el incremento interanual de este último año fue nada más y nada menos que de un 40 %. Señorías, es un dato lo suficientemente contundente para que esta Cámara nos obligue a tomar la mejor decisión para la ciudadanía. En total, en Canarias se han producido 5062 renuncias durante el período 2007-2014. 5062 herencias que, señorías, han ido a parar al Estado. 5062 canarios que han tenido que renunciar a aquello que era de ellos, renunciar a la voluntad de sus familiares, de sus padres, de sus abuelos, de sus mujeres y de sus maridos por no poder atender al pago de ese impuesto.

En este momento nos encontramos en una fase de análisis de los datos de recaudación y de evaluación de este impuesto, en la que, como ya he dicho en varias ocasiones, seguimos en el empeño de que quienes menos tengan sean los que pagan menos. Y por eso es necesario eliminar ese impuesto.

Señorías, acabo, para tener una segunda intervención, diciéndoles que este Gobierno tiene claro que no quiere que nunca más alguien tenga que renunciar a lo que legítimamente le corresponde por no poder atender un impuesto injusto. Ya he dicho que han sido más de 5000 familias las que han tenido que renunciar al resultado del esfuerzo del trabajo de sus padres y de sus abuelos.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de la comparecencia. En nombre del Grupo Mixto tiene la palabra, su señoría, la señora diputada doña Melodie Mendoza Rodríguez.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Presidenta, señorías, señora consejera.

En el debate de investidura el presidente del Gobierno nos anunció su intención de bonificar el 99 % de la cuota tributaria del impuesto de sucesiones y donaciones, que afecta a los familiares de primer y segundo grado.

Señora consejera, el día 11 de este mes usted nos confirmó que esta medida se recogería en la ley de presupuestos generales de la comunidad autónoma del 2016.

Se han sucedido, sin embargo, noticias que llegan también desde miembros del Gobierno, que parecen no estar de acuerdo con la supresión inmediata de esta tasa.

Desde la Agrupación Socialista Gomera confiamos en que se llegue pronto al requerido consenso, y deseamos, además, que se concrete el compromiso del señor Clavijo, que la bonificación, el 99 % de la cuota tributaria del impuesto de sucesiones y donaciones tenga una efectiva aplicación, y que, por tanto, se dé solución a la cruel realidad con la que se enfrentan los familiares más cercanos cuando se ven sin medios para poder heredar los bienes que sus seres queridos les han legado.

No se entiende que, después de años de trabajo y sacrificio por parte de sus familiares, los herederos se vean obligados a rechazar una herencia que suele incluir el hogar familiar, donde se han criado y conviven.

En Agrupación Socialista Gomera conocemos la utilidad social de la recaudación del impuesto. No se nos escapa la proporcionalidad que debe regir en el mismo, pero, sobre todo, comprendemos los problemas que puede conllevar el abono de este impuesto. La herencia de un bien inmueble, por el que ya vivieron hipotecados los padres, puede convertirse en un negocio ruinoso para los hijos, producto de los precios de la burbuja inmobiliaria. Y, además, cuando se traslada a la capacidad económica de cada uno, el impuesto resulta especialmente injusto para los más necesitados, que no pueden reunir los avales o los recursos con los que afrontar el pago.

Es por ello que, compartiendo la razón de la bonificación dirigida a las familias más cercanas, insisto en que Agrupación Socialista Gomera espera, efectivamente cuanto antes, que se vean plasmadas estas iniciativas. Recordemos, señoras y señores diputados, que debemos unir fuerzas en todas aquellas iniciativas que tengan un contenido de justicia social.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del diputado del Grupo Nueva Canarias, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señora consejera.

Nosotros tenemos un problema fiscal mayúsculo. Me refiero a Canarias. Los ingresos que tenemos reglados, sea vía impuestos, vía transferencia, están por debajo de las necesidades. No menos de 1500 millones, si quisiéramos equipararnos a prestar los servicios que reciben otros ciudadanos del resto del Estado. De manera que, cuando se toca la fiscalidad, hay que pensar muy bien lo que se pretende, y sobre todo hay que ser muy riguroso en el manejo de la fiscalidad; además, la fiscalidad suele colocar a cada cual en el campo ideológico correspondiente, ¿no?

Nosotros estamos totalmente de acuerdo en eliminar el impuesto de sucesiones a la gente humilde, a la gente que hereda la casa de la abuela o de su padre. Sin embargo, no estamos de acuerdo en eliminar este impuesto si heredas tres hoteles, y, sobre todo, no estamos de acuerdo en bonificar las donaciones, que también están incorporadas, porque las consecuencias son... Me parece muy bien, y va siendo hora de que esa gente que heredó la casita y no la puede adquirir por esta condición..., de que lo resolvamos. ¿Pero qué pasa con los que tienen muchísimo? ¿Y qué pasa con las donaciones? Y sobre todo, ¿qué pasa con los 33 millones de menos que vamos a ingresar en el año 16 y los 60 millones que vamos a ingresar de menos en el año 17, y que irán en detrimento de la prestación de servicios de esta comunidad?

Las políticas fiscales son tan serias que hay que tomárselas con visión global y no en plan oportunista (Se reincorpora a la Mesa la señora presidenta), para hacer el gesto, para quedar bien. La fiscalidad en Canarias hay que revisarla, pero hay que revisarla para que paguen más los que más tienen, para que pague todo el mundo. Y si se hace una reforma parcial, y con una dosis de oportunismo, como esta, que se beneficien los que realmente se deben beneficiar, que son los que menos tienen, y, por lo tanto, aplicar progresividad a este tema, de manera que efectivamente a quien herede la casa del padre, del abuelo o de la abuela, no se le machaque, pero quien hereda tres hoteles, seis naves o cien hectáreas de plátanos que pague. Y ya ni le cuento con el tema de las donaciones, que son entre vivos, como usted sabe. De manera que veremos los números y veremos las consecuencias, y le digo, hablando de la regla de gasto, artículo 12, punto 4, párrafo 2, si se lo lee a rajatabla, esto irá en detrimento de la capacidad de gasto de esta comunidad el próximo año. Se lo puede perdonar el señor Montoro, utilizando las leyes en función de las circunstancias políticas, pero el párrafo 2 es categórico: si usted hace un cambio normativo y rebaja ingresos, se descuentan de la capacidad de gasto, según la literalidad del texto, la misma que usted está tratando de utilizar en el párrafo 1, y me parece bien, para eludir el techo de gasto en relación a la recuperación de los recursos del IGTE, señora consejera.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Continuamos. Grupo Podemos. Señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta, señorías.

De entrada decirle al señor Rodríguez que la gente más rica no es la gente más dinámica y más productiva; eso es un error de bulto que aquí se ha dicho, y a mí me parece que es importante decirlo claramente: la productividad y la creatividad se miden por otro tipo de parámetros, no la gente más rica.

Esta mañana, bueno, esta mañana no, hace un rato, señora Dávila, usted me dijo que de la gente que tributaba, solamente el 0,15 era de rentas altas, pero la cuestión es la siguiente: ¿qué parte de la riqueza ostenta ese 0,15 % de personas? Porque yo también tengo otros datos aquí que dicen que 6092 canarios, 6092 canarios, que debe de ser un poquito más del 0,15... -debe ser el 0,3 más o menos, no sé exactamente, pero es así-, 6092 canarios gestionan el 45 % del PIB -estos son datos de la Agencia Tributaria-, y en el año 2010 el 0,2 de la población canaria tenía el 80 % de la riqueza. Entonces, no nos engañe con los datos. ¿Cuánto dejamos de ingresar en las arcas públicas canarias si a ese 0,15 se le bonifica el 99 %? Esa es la cuestión, porque a lo mejor es un porcentaje elevadísimo, y alcanza casi el máximo de los 30 o 60 millones, según la discusión que sea. Esa es la cuestión.

Creo que ustedes están equiparando lo que claramente es desigual. Hay un principio de la equidad vertical, los no iguales deben ser tratados de manera diferente, y usted está tratando a todas las personas por igual, y eso es injusto, y es injusto porque está quebrando el principio fundamental de la progresividad fiscal, que es lo que garantiza que muchas personas, entre ellas yo, hayamos aprendido a leer y a escribir, y probablemente muchos de los que estamos aquí, gracias a becas, financiación, que hubiéramos tenido médicos y demás.

Si el impuesto de sucesiones se aplica a todas las personas por igual, pierde su progresividad, póngale el cuño. Lo que resta poder al gasto social es el fraude, la corrupción, y los incentivos fiscales a las empresas y a los patrimonios, las políticas de rebajas fiscales a las grandes fortunas o políticas como la RIC.

Veo que el tiempo se me echa encima. Yo creo que lo que está pasando es que una buena parte de las grandes fortunas de Canarias milita en su partido o milita en el Partido Popular, y está presionando para que se le bonifique el 99 % de la renta, y ustedes lo van a hacer a partir del 1 de enero.

Pero la pregunta que nosotros hacemos es la siguiente: ¿el Partido Socialista apoyará esta medida?, ¿el Partido Socialista va a apoyar que a las grandes fortunas también se les bonifique el 99 % del impuesto de sucesiones? Esa es la cuestión que está aquí pendiente.

Por lo tanto, nosotros su propuesta en los presupuestos la vamos a enmendar.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Déniz.

Continuamos. En nombre del Grupo Socialista, señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidenta. Señorías.

Señora consejera, ha hecho usted referencia al acuerdo de gobernabilidad suscrito entre ambas fuerzas políticas, entre el Partido Socialista y Coalición Canaria, como introducción para la justificación de la bonificación del impuesto de sucesiones y donaciones, y créame si le digo que es la intención del Partido Socialista cumplir con el programa.

Por eso, no cuestionamos su aplicación y puesta en práctica. Somos conscientes de las polémicas y a veces injustas consecuencias de la aplicación de esta figura impositiva. No obstante, señora consejera -aunque algunos no lo crean-, somos un partido de izquierdas, con lo que aspectos como progresividad fiscal, redistribución de la riqueza y la valoración previa de los servicios públicos o de los objetivos políticos que se puedan ver afectados son aspectos que no se pueden sustraer del debate.

Para nosotros cualquier modificación o reforma fiscal no es un fin en sí misma sino un medio para lograr otros objetivos. Ello nos da un amplio margen de maniobra para decidir el cómo y el cuándo, y, en este caso, la bonificación del impuesto sobre sucesiones y donaciones.

Señora consejera, la aplicación del 99 % de la base imponible conllevaría disponer de 28,5 millones de euros menos en 2016, cantidad que se tendría que descontar del techo de gasto de este gobierno, cuando usted misma ha anunciado que Canarias no contará con unos presupuestos netamente expansivos hasta el 2018. Esa es otra realidad.

Este interesante debate, señorías, necesita de mayores datos. Necesitaríamos saber de las herencias rechazadas cuántas realmente se deben a deudas, cargas hipotecarias y otros préstamos, que hacen que sea inviable la aceptación de las mismas porque están por encima del valor de mercado. Por tanto, cuál es el verdadero motivo de no aceptación de las herencias.

Como no tenemos todos los datos, usted misma decía que no tenía esos datos, porque eran del ministerio, también necesitaríamos saber si se va a disponer del suficiente dinero, del suficiente presupuesto, para cumplir con nuestra gente, con el resto del programa, con la PCI, con los fondos para la dependencia, con la parte que falta para devolver la paga a los empleados públicos, medidas todas ellas que también activan el consumo y la economía; necesitamos saber si nos podemos permitir esta bonificación ya en 2016 o de forma progresiva durante la legislatura, ejemplos hay miles. El Partido Popular dice una cosa en una comunidad, dice otra cosa en otra. En Andalucía, por ejemplo, dicen ellos mismos que no sería eliminable de un plumazo.

En cualquier caso, esto no es un desencuentro, señora consejera, queremos poner todos los números sobre la mesa, entendemos que este debe ser un debate circunscrito al debate presupuestario, no podemos adelantar cuál será el resultado final, disociar la política fiscal de la social para nosotros sería una irresponsabilidad. En cualquier caso, queremos decirle que contará con todo nuestro apoyo, porque seguro que usted sí contará con toda la información necesaria para...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Álvaro.

En nombre del Grupo Nacionalista Canario, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, buenas tardes.

En fin, ocurre que este tipo de debates se tiñe siempre de connotaciones ideológicas vinculadas a cuál es la política fiscal para ver quién es más de izquierdas o de derechas, quizás a veces se olvida lo que es más importante, y son los datos que nos aporta la consejera del Gobierno. Es decir, cuando se habla de tramos, cuando se habla de progresividad, cuando se habla de cuál es la política fiscal que se va a aplicar, hay que escuchar los datos que se nos aporta y ver realmente cuál es la decisión política que se quiere tomar, vinculada a la Ley de Presupuestos para 2016.

Y la decisión política tiene que estar vinculada, como digo, a lo que señalaba la consejera tanto en la respuesta a su pregunta como en su intervención: de los 66 millones hay aproximadamente 62,8 que corresponden a las rentas más bajas, aproximadamente no, hay 62,8; esto significa que en el primer tramo hasta 400 000 euros son los que se están tributando por esta cantidad.

En relación con la política fiscal y a algunos alegatos que hacía el portavoz del Partido Popular, quiero por lo menos marcar distancias en cómo se articulan algunos de sus discursos porque viene a hablar de política fiscal, de recaudación, de renta disponible, olvidando que algunas decisiones han sido decisiones impuestas en el pasado por el principio de estabilidad presupuestaria. Cuando en 2012 se decide recuperar el impuesto estábamos en un momento donde podíamos, incluso, ser objeto de una intervención por parte del Estado si no éramos capaces de cumplir con los objetivos de déficit, de deuda pública, teniendo en cuenta que ya habíamos producido una disminución en el presupuesto para 2011 de 1000 millones de euros en relación con el presupuesto del 2010. Esta es la realidad, por eso se tomó aquella decisión y por eso ahora lo que hace el Gobierno es intentar reponer la situación en relación con una política fiscal concreta, una medida específica que no tiene nada que ver con el discurso genérico de que simplemente es bueno que no haya política fiscal, y esto no es así.

Por otra parte, en relación con el discurso del representante de Podemos, también podría hablarle yo de las becas y de esas cosas, señor Déniz, pero no es el caso, lo que es el caso es que cuando se haga una defensa de una posición concreta se escuche primero y después se dé o se fije la posición, porque habitualmente esos discursos por parte de su grupo son discursos generales en los cuales en ocasiones podemos incluso estar de acuerdo, pero lo cierto es que lo que estamos haciendo, lo que está proyectando el Gobierno es hacer posible que muchas familias, muchos hijos y nietos puedan percibir lo que son los bienes de sus padres y de sus abuelos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Grupo proponente, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señora presidenta. Señorías. Señora consejera.

Usted sí que entiende, y su presidente lo comparte con nosotros, que la bonificación del 99,9 % del impuesto de sucesiones y donaciones es una medida claramente favorecedora de ahorro y claramente beneficiosa para la protección de las familias. Hay quien no entiende todavía que este impuesto es una figura impositiva que fulmina, que dinamita, las economías familiares de la clase media canaria que ha ahorrado durante toda su vida en lugar de gastarlo en liberalidades, y no se produce, a nuestro entender, una transmisión adecuada de sus ahorros en el momento de su fallecimiento, y una parte de los mismos, como ya dije antes, a través de este peaje de la muerte, revierte a la Hacienda Pública y no a los que deben heredar legítimamente.

Son muchas las razones y consideraciones técnicas que justificarían la medida de la supresión de este impuesto -corrijo, la bonificación de este impuesto, es un impuesto de carácter estatal y, por tanto, la comunidad autónoma en ese sentido no tiene ninguna competencia-. Pero en el caso de nuestra comunidad autónoma donde el impuesto de sucesiones y donaciones tiene una elevadísima carga recaudatoria resulta habitual que la aceptación de la herencia quede condicionada, y usted lo dijo antes bien, a la capacidad de pago del impuesto por parte de los herederos. El pasado año, yo se lo ratifico, alrededor de 1200 familias, de 1200 personas, tuvieron que renunciar a las herencias por ese motivo.

Mire, señora consejera, es tan firme nuestro rechazo a este impuesto, tan absolutamente firme, y no precisamente para proteger a nadie, que en todas las comunidades donde ha gobernado el Partido Popular, o sigue gobernando, hemos bonificado el 99,9 % de este impuesto, de la base imponible de este impuesto. Solo lo paga o se paga en aquellas comunidades autónomas donde, mire, gobierna el Partido Socialista.

En el momento histórico en el que nos encontramos, y creo que usted coincide conmigo en ese sentido, este impuesto ya no tiene ninguna razón de ser, ya no se dan las circunstancias económicas y sociales que en su momento, antaño, justificaron el nacimiento de este tributo.

A lo largo de toda nuestra vida, señorías, estamos continuamente pagando impuestos de ámbito estatal, de ámbito insular, de ámbito municipal -de ámbito autonómico, no sé si lo dije-, y lo que no tiene sentido es que cuando el causante o el donante se ve en la obligación de trasmitir los bienes por los cuales ha estado pagando durante el trayecto de su vida, al final de la misma tenga que volver a pagar, en este caso, pagar sus causahabientes, sus herederos.

Esta doble tributación, señora consejera, no es de recibo y, por lo tanto, no estamos de acuerdo con el actual concepto de este impuesto, con la actual configuración de este impuesto. Se trata, además, señora consejera, de un impuesto que es injusto, que es desproporcionado, que es confiscatorio, y que, además, hace muchísimo daño a las familias en momentos especialmente complicados. Pensamos, además, que atenta gravemente contra las rentas medias y penaliza el ahorro.

Yo le pido, señora consejera, que les explique a sus compañeros de Gobierno, a los que veo que no va a ser fácil poderlos convencer, para que usted lleve a cabo ese propósito, que además el propio presidente del Gobierno cree a pie juntillas en esta necesidad, que les explique a sus compañeros socialistas del Gobierno que recapaciten a ver si así les entra en la cabeza que a veces eliminando ciertos impuestos se puede generar efectos muy positivos para la economía, pero esto parece que no lo entienden; yo espero que usted sepa explicárselo. A Canarias precisamente, señora consejera, no le sobra ahorro, no podemos, por tanto, mantener un impuesto que lo que hace es castigar el ahorro.

Le pido, señora consejera, le pido al Gobierno de Canarias, sensibilidad en ese sentido. Les pido sensatez y, sobre todo, justicia para que de una vez por todas y en esta ley próxima de presupuestos que veremos pronto, que se está elaborando, se tomen las medidas necesarias para eliminar impuestos que son claramente injustos para los canarios.

Si queremos que haya más consumo, si queremos que haya más actividad económica, que haya más oportunidades, que haya más posibilidades de más empleo; sabe usted bien que necesitamos que se bajen los impuestos.

Nada más, señora presidenta. Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Por parte del Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Muchísimas gracias, señora presidenta. Señorías.

En estos últimos días, efectivamente, señor Rodríguez, se ha hablado mucho de la necesidad de que la implantación de las bonificaciones se haga en función de la renta de quien percibe la herencia. Para intentar dar una respuesta a esta cuestión les voy a presentar algunos datos, los hemos recopilado del número de autoliquidaciones que se han presentado por los herederos en los últimos años, y estas a su vez las hemos desglosado en tres grupos en función del patrimonio previo de la persona o de las personas que heredan. Esos tramos son de 0 a 402 000 euros, de 402 000 euros a 2 000 000 de euros, y de más de 2 000 000 de euros.

Pues bien, en 2014 se presentaron un total de 41 018 declaraciones en la modalidad de sucesiones sin donaciones, un 99,8 % de las liquidaciones correspondió al primer tramo de patrimonio, es decir, a las rentas más bajas y medias, lo que supuso unos ingresos para la comunidad autónoma, señor Déniz, de 62,08 millones de euros. Solo el 0,15 % -62 declaraciones- y 1 046 000 euros corresponden al segundo tramo de patrimonio, y tan solo el 0,036 %, es decir, 15 declaraciones y algo más de 308 000 euros, corresponde al tramo más alto.

Señorías, no vivimos en una comunidad autónoma con rentas altas. Quienes están afrontando este impuesto son las rentas medias y bajas. Ya nos gustaría a nosotros que aquí tributaran muchas personas con rentas altas, pero, desafortunadamente, señor Rodríguez, señor Déniz, las personas que están teniendo que atender a este impuesto y muchas de las que han renunciado son personas de rentas bajas.

Pero la cuestión no son los tramos, señor Lavandera, la cuestión es el concepto. Y el concepto es que estamos gravando por dos ocasiones por un mismo concepto. Y eso es lo que tenemos que tener claro. Y claro que lo hemos tenido en cuenta para aplicar la regla de gasto, para poder elaborar los presupuestos, de otra manera no se puede hacer. Y hemos analizado el impacto que tiene sobre los ingresos de la comunidad autónoma para poder calcular que efectivamente no afecte a los servicios sociales, especialmente a la dotación completa de la PCI y de la dependencia, porque era un acuerdo también de los grupos que sostienen al Gobierno tanto la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones como la dotación por la totalidad de la PCI y de la ley de dependencia; y las dos cosas van a estar recogidas en la ley de presupuestos.

Solamente algunos datos que creo que son interesantes, sobre todo aquellos que corresponden a lo que puede ser, a lo que ha apuntado el señor Rodríguez, don Román Rodríguez, en cuanto al impuesto de donaciones. En cuanto a la modalidad de donaciones, señor Rodríguez, los ingresos totales que obtiene esta comunidad autónoma, la previsión para el 2015, estamos hablando de 2 097 000 euros, sí, 2,97 millones de euros, por lo tanto, la bonificación es de 2,94, la que se aplicará, pero, como ve, la cuantía correspondiente respecto a los ingresos tributarios o ingresos fiscales no es significativa.

Por lo tanto, decirles que este grupo de Gobierno, este Gobierno, tiene el planteamiento de aplicar el 99,9 % de la bonificación al impuesto de sucesiones y donaciones, que vamos a aportarles a todos los grupos toda la información que nos requieran, porque estamos convencidos de que es lo mejor que podemos hacer por la ciudadanía canaria, que esto va a suponer un ahorro para los contribuyentes, como digo, de medias y rentas bajas, de más de 66,11 millones de euros, que van a estar en manos de los contribuyentes, en manos de los hijos, de los nietos de las personas que han luchado, que se han esforzado toda su vida por dejarles un patrimonio, por dejarles una finquita. Pero también creemos señores, señorías, que lo importante es el concepto que nos trae aquí, es decir, no gravar, no tener una doble imposición, no gravar dos veces por un mismo concepto.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Señorías, hemos concluido, si les parece, la sesión de la mañana. Hacemos un receso de dos horas, y reanudamos, por tanto, a las dieciséis cuarenta, ¿les parece?

Empezamos con la vicepresidenta, vicepresidenta y después la consejera.

Señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Señora presidenta.

A efectos de hacer uso del artículo 79.3, dadas las alusiones realizadas por el portavoz popular, en cuanto a que se nos metiera en la cabeza a los socialistas...

La señora PRESIDENTA: Señor Álvaro, están en un debate, es normal que se produzcan este tipo de alusiones. Entienda que no.

Vamos a concluir el debate en el día de hoy, señor Álvaro.

Le agradezco la comprensión, aunque sé que no está de acuerdo, señor Álvaro.

Reanudamos la sesión a las dieciséis cuarenta.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y treinta y ocho minutos).

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y cuarenta y cinco minutos).

La señora PRESIDENTA: Buenas tardes.

Señorías, damos comienzo a esta sesión plenaria, reanudamos el pleno y seguimos con las comparecencias que están en el orden del día.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0005 Sobre -Consejera de Hacienda-, sobre aplicación de la bonificación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico