Diario de Sesiones 9/2015, de fecha 23/9/2015 - Punto 3

9L/C-0031 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE ACCIONES PARA LA DIVERSIFICACIÓN TURÍSTICA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Seguimos con el orden del día. Comparecencia, instada por el Grupo Popular, a la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, sobre acciones para la diversificación turística.

La señora Tavío, por tiempo de cinco minutos.

La señora TAVÍO ASCANIO: Muchas gracias, señor presidente.

Canarias es un archipiélago en el océano Atlántico, una de las diecisiete comunidades autónomas y una de las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea. Ya cuarenta años antes de Cristo, Plinio el Viejo hablaba de las Islas Afortunadas. Y fortuna es, y quiero destacarlo al principio de mi intervención, señora consejera, que desde hace más de cien años nos visiten más de 12 millones de turistas. Desgraciadamente, a pesar de esto, el paro juvenil en nuestro archipiélago supera el 50 %. Si nosotros comparamos otros lugares que son también territorios de la Unión Europea e igualmente regiones ultraperiféricas como la nuestra, si comparamos las cifras del paro, veremos que en Canarias en general estábamos en un 38 %, en la actualidad afortunadamente el paro oficial es del 30,3 %, frente al 22 % del resto del territorio español, y un 13,9 % en Portugal, otro Estado de la Unión Europea, si bien Madeira tiene, precisamente, justo la mitad del paro que registra Canarias, recibiendo prácticamente el mismo nivel de inversión de su Estado y por parte de la Unión Europea.

La conclusión que quiero traer aquí a esta tribuna en nombre de mi grupo parlamentario es que algo estamos haciendo mal, puesto que no hemos sido capaces de arrastrar de otros sectores de la economía canaria que se beneficien del turismo. Arrastrar de sectores de la economía, pero arrastrar también de los canarios, arrastrar para que nuestra gente se incorpore al sector turístico.

Estamos de acuerdo, y lo decía usted muy bien la semana pasada en la Comisión de Turismo, que el turismo debe ser el generador de ese cambio de modelo en nuestras ocho islas. Nos hablaba que usted lo iba a intentar conseguir, a través de siete objetivos y a través de diversificar el mercado y diversificar los clientes.

En definitiva, señora consejera, yo creo que estamos de acuerdo todos los grupos políticos que tenemos presencia en esta Cámara regional que tenemos que aumentar el peso de otros sectores, como la agricultura, la pesca, la ganadería o incluso la industria, dentro del PIB de nuestra comunidad autónoma. Es verdad que en todos los debates que ha habido, en todos los papeles oficiales, se ha hablado mucho, pero desgraciadamente se ha hecho poco para lograrlo. Y por eso hoy nosotros le decimos que convergemos en esa diversificación de mercados, en hacernos menos dependientes de los mercados tradicionales y recuperar ese millón de turistas peninsulares que hemos perdido. También de la diversificación de los clientes, de hacer estudios a través de las nuevas tecnologías que nos permitan conocer los hábitos de los turistas, para precisamente dirigir las acciones tanto del sector público como del sector privado. Abrir, señora consejera, nuevos segmentos de negocio turístico, no cerrarlos, y, desde luego, invertir en calidad y renovación y no ahuyentar la inversión, como desgraciadamente está haciendo nuestro Gobierno.

Compartimos ese gran pacto por el turismo para sumar sinergias entre las instituciones de las islas y los empresarios, ese plan integral de calidad turística, ese plan de mejora de las infraestructuras turísticas, que tenemos que apoyar también y exigir a otras instituciones. Modificar la ley de renovación y el Decreto de vivienda, ese plan de formación y aprendizaje, le decía que los idiomas tenían que ser realmente una prioridad y una competencia transversal y esa marca identitaria del turismo canario y fomentar la promoción.

Señora consejera, concluyo en esta primera intervención diciéndole que Canarias tiene problemas estructurales y problemas coyunturales. Esos problemas estructurales tienen que ver con la conectividad, somos demasiado dependientes del precio del petróleo. Desgraciadamente, es estructural también la falta de conocimiento de idiomas de nuestra población y la falta de arrastre a otros sectores económicos de la comunidad autónoma. Insisto en que en esta su primera intervención, en el día de hoy, en este plenario, espero que...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Por tiempo de diez minutos, la señora consejera, señora Lorenzo.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Buenos días, señor presidente. Muchas gracias, diputados, señora Tavío.

Desde el Gobierno defendemos que la diversificación turística es una opción estratégica imprescindible para la defensa de la competitividad del sector considerado en su conjunto. La industria turística canaria, pionera en Europa, ha alcanzado en el archipiélago un grado de desarrollo muy alto a lo largo del siglo XX. Este desarrollo, que afortunadamente ha continuado en los últimos años, ha permitido alcanzar un exitoso liderazgo y una altísima cuota en mercados como el británico, el noruego, el islandés o el alemán, entre otros. Pero este éxito, construido sobre la iniciativa emprendedora de auténticos pioneros del mundo empresarial, no tiene garantizada su sostenibilidad futura. El entorno actual ha estado dominado por la inestabilidad de la demanda, la irrupción de nuevos destinos competidores con una oferta novedosa y costes operativos inferiores, los cambios en las preferencias de las nuevas tipologías de turista y la tecnología como acelerador del cambio global. Un marco en el que la continuidad competitiva de nuestro modelo turístico pasa, evidentemente, por una renovación y adaptación constantes de la oferta, pero también por una diversificación de mercados y clientes, orientada a la captura de nuevas oportunidades con potencial de crecimiento. En el caso concreto de la diversificación, esta pasa por una orientación estratégica hacia nuevas motivaciones del turista de hoy, que busca experiencias singularizadas, y a nuevos mercados geográficos en los que, hasta ahora, la cuota de mercado de las islas Canarias no ha alcanzado todo su potencial.

No quiere decir esto que debamos desatender los mercados tradicionales, al contrario. Es necesario trabajar con determinación para mantener en estos nuestra relevancia como destinos turísticos preferentes actualizando nuestra imagen a través de un potente enfoque de reposicionamiento para defender nuestra posición. Un destino maduro no tiene por qué ser un destino obsoleto, pero para ello es imprescindible un trabajo de recualificación constante y una potente estrategia de comunicación que ayude al reposicionamiento en los mercados clave para Canarias. Las islas tienen condiciones más que suficientes para continuar ofreciendo una alternativa competitiva como destino vacacional a las nuevas generaciones de esos países en los que los abuelos y los padres fueron ya visitantes en el pasado.

Pero conjuntamente con este reposicionamiento, la estrategia de diversificación nos permitirá ser menos vulnerables al reducir progresivamente nuestra dependencia de tan solo un número reducido de mercados emisores. De esta manera, cualquier descenso en la llegada de turistas de un origen concreto, como ha pasado en los últimos tiempos con los provenientes de la Península, Noruega o Rusia, puede ser compensado por el incremento de visitantes de nuevos mercados no tradicionales. De hecho, ha sido así gracias a los esfuerzos en promoción y en conectividad: Francia, Italia o Polonia son algunos en los que estamos registrando incrementos significativos, al tiempo que estamos atentos a oportunidades en otros como Hungría, Lituania o Israel. El objetivo es intensificar nuestra presencia en los mercados en los que la cuota de Canarias es reducida y tenemos margen de crecimiento.

Volumen actual de visitantes y de negocio, crecimiento del gasto turístico en los últimos años, perspectivas macroeconómicas, conectividad potencial y adecuación de la marca Islas Canarias a sus pautas de consumo turístico son algunos de los criterios utilizados para identificar esos nuevos mercados objetivo. En el caso distinto de la diversificación orientada hacia los distintos segmentos de clientes, estamos frente a una gran ventana de oportunidad. No existe hoy un único tipo de turista ni un solo tipo de turismo; más allá del denominado turismo de sol y playa, existen otros muchos nichos de mercado en segmentos de clientes que buscan experiencias específicas. Obviamente, el turismo de sol y playa ha sido mayoritario en todo el mundo, seguirá siendo nuestra principal fuente de visitantes y de actividad económica, y lo seguirá siendo porque responde a motivaciones universales que movilizan a muchísimas personas: el descanso, la desconexión, el buen clima, el disfrute de las relaciones familiares, la naturaleza..., y pocos lugares como las islas Canarias alcanzan una mayor adecuación para satisfacer esas demandas.

Al hilo de esta reflexión, tal vez sea el momento de detenerme en la consideración del turismo de sol y playa en relación con nuestro archipiélago y su futuro turístico. Al igual que señalé al referirme a nuevos mercados emisores tradicionales y nuestro posicionamiento en ellos como destinos maduros, tampoco el turismo de sol y playa está obligado a la obsolescencia. Puede y debe ser renovado y actualizado a través del desarrollo de una oferta mejorada y ampliada, especialmente en el caso de lo que llamamos la oferta complementaria, que satisfaga las expectativas de un turista más informado y más exigente cada día. Es otro reto al que nos enfrentamos: ofrecer al turista de sol y playa, que seguirá siendo el más numeroso, una oferta integrada que, además de alojamiento y buen clima, le acerque y permita disfrutar de los muchos atractivos vinculados a nuestra naturaleza, a nuestra identidad cultural y que mejore la experiencia vacacional de nuestros visitantes e incremente el gasto en destino. Me refiero, señorías, a un novedoso enfoque que denominamos "nuevo sol y playa", que debe integrar y estructurar una amplia oferta complementaria en torno a su propuesta principal. El turista del siglo XXI también, cuando busca sol y playa, espera vivir experiencias completas y singularizadas. A sus demandas debemos adaptarnos, en caso contrario, sí estamos abocados a la obsolescencia y seremos sustituidos por otros destinos de sol y playa más innovadores y dinámicos.

Pero es también cierto que existen otras categorías turísticas en las que Canarias tiene indudables oportunidades de crecimiento al abrigo de emergentes tendencias globales. Son muchos los segmentos nicho en los que las islas, gracias a sus propias condiciones naturales y sus infraestructuras, pueden ser un referente mundial. Somos un gran destino de sol y playa pero crecer en estos otros segmentos de gran potencial, que además llevan vinculados normalmente un mayor gasto en destino, contribuirán a hacer el turismo canario más sostenible y estable.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Por tiempo de tres minutos, los grupos no solicitantes, el señor Ramos.

El señor RAMOS CHINEA: Presidente, señorías, muy buenos días.

El concepto de diversidad hace referencia a algo muy extenso, a una variedad de alternativas y eso es precisamente lo que ofrece Canarias al turismo: una variante de diferentes productos.

No solo ofrecemos sol y playa, ni podemos seguir promocionando a las islas como La Gomera, El Hierro y La Palma como un lugar al que visitar simplemente como una excursión, una especie de parque temático donde muchas veces el visitante se lleva una imagen equivocada de la isla debido a la imposibilidad de experimentar todas las sensaciones que estas islas le pueden ofrecer en solo unas horas.

Desde la Agrupación Socialista Gomera pedimos el mismo trato para todas las islas en este sector, porque los gomeros, los palmeros y los herreños también queremos un turismo de calidad, que impulse nuestra economía y el bienestar de nuestros ciudadanos.

Tenemos todos los productos necesarios para ofrecer al visitante una gran variedad de alternativas que marcan nuestra identidad. La gastronomía, la calidad de nuestra cocina así como la de nuestros productos son un gran reclamo para el paladar del turista. Yo simplemente pondré ejemplos del lugar de donde vengo, de La Gomera. Un ejemplo claro en este punto sería la miel de palma.

La cultura, nuestro legado cultural, ofrece una gran diversidad de actos populares y costumbres, atrayendo a muchísima gente para disfrutarlos como una experiencia única. Un claro ejemplo de cultura en La Gomera sería el silbo. Que me gustaría hacer hincapié en este punto, porque creo que debería tener un trato preferente, ya que se puede decir que prácticamente está vivo gracias a la labor que tiene el Cabildo de La Gomera en este tema.

Nuestro patrimonio arquitectónico, nuestros edificios históricos son otro gran reclamo, iglesias, miradores, catedrales, edificios emblemáticos...

El deporte. Muchos eventos deportivos arrastran a gran cantidad de seguidores, quienes demandan unos servicios para alimentarse, descansar, etcétera. Igualmente, muchos de nuestros deportistas son una gran promoción para nuestras islas. Y aquí también me gustaría hacer mención a que en La Gomera actualmente tenemos un subcampeón del mundo de carrera de montaña, Cristofer Clemente.

La naturaleza. Quienes vienen a disfrutar de nuestra riqueza paisajística y de nuestra variada red de senderos quedan plenamente encantados. Desde la Agrupación Socialista Gomera apostamos por una oferta complementaria a la actual, distribuida estratégicamente por el conjunto de las islas. Ahora, con un turista cada vez más exigente y en busca de mayor calidad, no solo debemos renovar la oferta turística de cada una de nuestras islas, sino buscar otros medios o vías de promoción, con especial atención a las plataformas digitales para dar a conocer la diversidad de nuestros productos y...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ramos.

Por tiempo de tres minutos, el Grupo de Nueva Canarias. La señora Acuña.

La señora ACUÑA MACHÍN: Gracias, señor presidente. Señorías, consejera.

Estamos totalmente de acuerdo, lo hablábamos el otro día en la comparecencia, en que la diversificación turística desde luego es importante. Tan importante que llevamos veinticinco años hablando de ello y creo que Canarias ha dado algunos pasos en esta mejora.

Vamos a estar al lado suyo respecto a todas y cada una de las propuestas que se hagan y colaboraremos con usted. Pero, desde luego, creo -y usted lo decía en su comparecencia- que el problema de Canarias es nuestra recualificación. O sea, no es admisible que desde el año 1986 nuestros estándares turísticos hayan bajado, no en vano, en el anexo del Decreto 142/2010 es curioso que nos centremos en los voltios del secador, en el kit de afeitado, en la crema hidratante, pero, sin embargo, a día de hoy en Canarias podamos hacer un hotel cinco estrellas sin piscina. Creo que en un destino consolidado, de sol y playa, como es el nuestro, no podemos seguir admitiendo que nuestra normativa vaya en ese sentido.

Con respecto a la diversificación en el ámbito económico tenemos también un gran hándicap: el todo incluido, una práctica mundializada pero que debemos mitigar. No sé cómo, le corresponderá al Gobierno, con la ayuda de todos grupos políticos, mitigarlo, porque es muy difícil introducir el producto canario en un todo incluido cuyos precios no son competitivos.

Por lo tanto, creo que tenemos mucho por hacer si de verdad queremos ayudar a nuestros sectores agrícola o ganadero. Es imposible que nuestra papa se pueda consumir en un hotel de cuatro estrellas donde el precio no resulta competitivo, salvo que ustedes tengan una fórmula mágica y que nosotros no conozcamos. Creo que ahí es donde está el verdadero problema, sin dejar de avanzar en la diversificación turística, que ya no sé bien si hablamos de diversificación turística o de diversificación económica, tal y como lo planteaba el Partido Popular.

Por mi parte nada más. Creo que debemos centrarnos ahí y nos tendrá a su lado en todo lo que respecte a este tema.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Acuña.

Por el Grupo Podemos, la señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Buenos días a todas y a todos.

Ya hemos repetido aquí, ¿no?, que el modelo turístico que se ha defendido en Canarias en las últimas décadas se fundamenta básicamente en el estereotipo de sol y de playa. Esta idea reductora se fundamenta en la explotación de nuestros recursos naturales. Desde Podemos consideramos que el turismo tiene que tener varios ejes en los que apoyarse: el respeto al medioambiente y la cultura como elemento identitario y único de nuestra tierra. Por eso apostamos por la diversificación en contraposición al actual modelo, con el cual se está produciendo, además, un derroche de gasto público que debería generar mucho más empleo. Fuerteventura, sin ir más lejos, que es la isla a la que represento, tiene gran potencial arqueológico, pero está abandonado. Este es el ejemplo de Tindaya.

Nos gustaría un Gobierno que, cuando presume de su gente, de su identidad, no se quedara solo en palabras, sino que lo demostrara con políticas dirigidas a la conservación e investigación de nuestro patrimonio. De esta manera, podemos ver a través de este ejemplo que se sigue en la lógica de un modelo turístico unidireccional que necesita ya una clara renovación, especialmente en el terreno legislativo, como por ejemplo la inclusión de una tasa ecosocial.

Por otra parte, nos gustaría destacar como pilar fundamental para un turismo democrático la necesidad de control del cumplimiento de las normas de accesibilidad, además de un plan que tenga como eje este punto, deben contemplar el turismo de inclusión. Nuestras calles y nuestros edificios siguen siendo inaccesibles para muchas personas, tienen que tener en cuenta que un 15 % de la población posee algún tipo de discapacidad. Estamos hablando de una de cada seis personas.

No entendemos como el archipiélago recibe cerca de 12 millones de turistas y, sin embargo, estamos a la cabeza del desempleo. Tenemos datos de esta temporada de invierno que dicen que ya hay lleno turístico en los hoteles y aun así no se crea empleo y el poco que se crea es precario. ¿Para cuándo vamos a ver este cambio? Además, un sector que emplea a más de 250 000 personas debe asumir la formación continua de su personal adaptada a las necesidades profesionales del sector, así como garantizar un escenario laboral, estable y de calidad.

Por último, me gustaría añadir que necesitamos una ley de renovación y modernización que plantee criterios de calidad y ecoeficiencia, y alejada del fallido modelo del cemento.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Arnaiz.

Grupo Socialista, tres minutos, la señora Cabrera.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

El turismo, que es la locomotora económica y productiva en Canarias, debe seguir la estela de los últimos años, caracterizada por un progresivo crecimiento generalizado que nos ha llevado a que este sector represente un 35,9 % del empleo que se genera en Canarias. Hablamos de turismo no como el monopolio de las islas, sino como el generador de su cambio económico, como el motor que debe servir de palanca de dinamización del resto de sectores. El marco estadístico que conocemos indica claramente que los esfuerzos del Gobierno de Canarias deben ir encaminados a reforzar las políticas de estímulo de esta industria que sin duda alguna nos va a poder garantizar un crecimiento sostenido, siempre y cuando la generación de empleo vaya aparejada con los índices al alza de la ocupación hotelera y extrahotelera de toda nuestra región.

En base a estas someras cifras que exponía, se puede entender que el sector turístico en nuestra tierra haya batido los récores históricos de ocupación. Además, las previsiones del sector aseguran que esa tendencia alcista se va a mantener en los próximos meses.

Entiendo que dentro de los planes de la Consejería de Turismo entrará la diversificación como objetivo de la estrategia turística, y que versará sobre determinados ámbitos de promoción que también por novedosos pueden contribuir a reforzar los esperanzadores índices de crecimiento que ya hemos avanzado. Esos ámbitos, caracterizados por los espacios naturales, el turismo activo, los destinos LGTB, el turismo de congresos y convenciones o el nuevo enfoque de la fórmula sol y playa, todo condicionado por uno de los mejores climas del mundo, definen a unas islas que serán, paulatinamente, más atractivas para distintos consumidores en cada vez más puntos del planeta.

Por otro lado, la mayoría de los agentes implicados en el sector insiste en que es necesario, dentro de la diversificación de mercado y de la ampliación de frentes promocionales que se han llevado a cabo, afianzar los mercados francés, polaco, húngaro y ruso, sin olvidar nuestro tradicional mercado nórdico, tan fiable hasta ahora. La diversificación pasa por el conocimiento de las motivaciones y necesidades del turista así como su evolución, lo que nos permitirá orientar mejor las decisiones en torno a las nuevas oportunidades que detectemos. La tecnología nos permite profundizar en ese conocimiento para, a partir de ahí, satisfacer sus demandas sobre la definición de nuevos productos y experiencias que le resulten atractivas, pero sin duda, señora consejera, estamos todos obligados a ser exigentes y a valorar que en un mundo altamente competitivo como el turístico hace falta talento y creatividad para conformar las experiencias con servicio de calidad y excelencia.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Cabrera.

Por el Grupo Nacionalista Canario, la señora Calero.

La señora CALERO SAAVEDRA: Gracias, presidente. Buenos días, consejera. Buenos días a todos.

Consejera, disculpe si me repito, porque ese tema ya lo abordamos hace unos días en la Comisión de Turismo, pero nunca está de más volver a profundizar, ya que estamos hablando de nuestro principal sector económico. Permítame que vuelva a señalar algunos aspectos que consideramos importantes.

Como todos saben, la diversificación turística es la estrategia clave para la reactivación de los destinos ya consolidados como el nuestro. Nos ayudará a impulsar otros sectores económicos, podremos acceder a otros mercados que nos resulten interesantes y además servirá para reactivar los mercados tradicionales de los que mayoritariamente dependemos, debemos crear y ofrecer nuevos productos. Hay que estar atentos al mundo, a lo que se busca por parte de los turistas y a lo que se ofrece por parte de los destinos, y de ahí analizar nuestras debilidades y nuestras fortalezas teniendo en cuenta nuestra realidad y nuestro entorno, y apostar por aquellos productos turísticos donde podamos obtener una ventaja competitiva (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Pero le decía que no debemos conformarnos con diversificar nuestra oferta, sino que debemos ir en cada producto hacia la especialización, ser los mejores en cada uno de ellos. Nuestros visitantes son cada vez más exigentes y están más informados. Además, para diversificar en Canarias hacen falta infraestructuras modernas, vanguardistas y en condiciones, y difícilmente lo vamos a conseguir si antes no somos capaces de convencer al Estado de que es fundamental un nuevo plan de infraestructura turística. En esta línea hay interesantes propuestas sobre la mesa: carriles bici, instalaciones para avistamiento de aves, la observación de estrellas, miradores, instalaciones deportivas o zonas de ocio..., muy necesarias para diversificar y con lo que no podríamos conseguirlo.

Por otra parte, debemos solventar otros asuntos que afectan al sector y en los que venimos sufriendo la incomprensión del Estado. Y hablo de la Ley de Costas, que sigue ajena a la realidad de Canarias. Me refiero especialmente al uso del dominio público y a la servidumbre, algo imprescindible si queremos diversificar y especializarnos en ciertas actividades acuáticas y que actualmente resulta a veces imposible.

Por último, apuntar que sea cual sea la política seguida debe hacerse siempre luchando por la calidad y la excelencia de cualquier producto que ofertemos, además velando por la sostenibilidad tanto de nuestro modelo turístico como de nuestro destino, ambos de una fragilidad extrema y, como le señalaba en la comisión pasada, con lo que no debemos jugar. Y volver a mencionar que tan importante como la diversificación, que hoy nos ocupa, es la diferenciación. Nuestro producto estrella es el sol y playa y no podemos descuidarnos ni un minuto. Hay que apostar por mejorarlo e innovarlo siempre, aplicar políticas que nos ayuden a diferenciarnos de aquellos destinos que además ofrecen ese mismo producto con nuevas líneas de infraestructuras, nuevos servicios, nuevas ideas, que lo complemente y lo mejoren.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

En nombre del grupo proponente, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Señora presidenta. Señorías.

Les decía en mi primera intervención, en nombre de mi grupo político, que somos unas islas afortunadas, llevamos una década importando más de diez millones de turistas, y, por lo tanto, importamos esos turistas, importamos la mano de obra extranjera -también lo llevamos haciendo una década-, importamos lo que comemos y lo que les damos de comer a los turistas, y por lo tanto señora consejera hay mucho que diversificar y ya le adelanto que el modelo que quiere el Partido Popular para Canarias no es el modelo que, desgraciadamente, no ha arrastrado de otros sectores de la economía canaria, que es lo que yo pretendía, de alguna forma, animarla a usted a tirar de esos sectores ya que, en las últimas semanas, en el tiempo que lleva constituido este Gobierno, han sido muchos los anuncios de entroncar la agricultura, la pesca, la ganadería con el turismo. Pero poco nos ha avanzado en el día de hoy, como poco nos avanzó la semana pasada.

Le decía que de nada nos sirve ser potencia mundial del turismo si los mejores puestos de trabajo los ocupa la mano de obra extranjera. ¿De qué nos sirve, señora consejera, ser tan buenos en turismo si ello no nos ha permitido desarrollar un sector primario o industrial? Se lo dije la semana pasada y se lo repito hoy: la mejor estrategia turística para nuestra tierra es asumir como verdadera prioridad una inmersión lingüística que permita a los canarios acceder a los puestos de trabajo en ese sector pujante de nuestra economía. En los últimos tiempos, lo decíamos, la recuperación económica ha permitido precisamente en Canarias crear un 7 % de puestos de trabajo nuevos, casi todos en el sector turístico y -se lo digo con los datos de estadísticas de la Seguridad Social en la mano- muy pocos para los canarios. No podemos esperar a tomar medidas estructurales que nos permitan cierto desarrollo agrícola, ganadero, pesquero o industrial; arrastrar de otros sectores de nuestra economía.

Señorías, señoras y señores diputados, no hay mejor manera de incentivar el consumo de productos que bajando su precio. Está claro, porque es evidente que el IGIC y la subida que el anterior Gobierno, precisamente formado por los mismos grupos políticos que hoy, permitió precisamente que nuestra tierra fuera menos competitiva. Frente a otras posiciones políticas, mi grupo político, el Partido Popular, defiende que siempre es mejor para nuestros ciudadanos, para los ciudadanos que ustedes gobiernan, bajarles los impuestos. Y lo que mi grupo político le plantea es, precisamente, que nos planteemos de una vez bajar el precio, es decir, un IGIC reducido para los productos manufacturados en Canarias. Desde luego, eso haría a Canarias... Volver a aquello de puerto franco, que la gente viniera porque es más barato consumir en Canarias. Está en nuestra mano, señora consejera, está en la mano del Gobierno al que usted pertenece. Canarias necesita sacudirse algunas cosas, y desde luego sacudirse o, de alguna forma, dejar de atracar a los canarios y también a los turistas que nos visitan. Por lo tanto, urge, señora consejera, no me canso de repetirlo, esa drástica inmersión lingüística, urge aumentar el peso de otros sectores en el PIB de nuestra economía.

Y, desde luego, eso es diversificar nuestra economía, como diversificar también es no prohibir y sí regular todos los segmentos turísticos en los que tengamos capacidad de generar negocio en las ocho islas de nuestro archipiélago. Y en ese sentido no me negará, señora consejera, que ha habido decisiones del Gobierno anterior que han generado una alarma innecesaria entre inversores propios y ajenos, y desgraciadamente el enfrentamiento innecesario entre agentes económicos en el sector turístico. No podemos caer en errores como diversificar a marchas forzadas en el último momento la Ley de renovación y modernización turística. No podemos encorsetar y atar de manos a inversores con figuras como la autorización administrativa previa, que ya hemos dicho que nos parece contraria a la normativa europea. Errores como esos no nos los podemos permitir, ni podemos frenar el turismo, ni podemos demonizar ningún segmento del sector turístico. Somos partidarios de regularlo -de regularlo bien, señora consejera- y de aprovechar esta oportunidad para exigir calidad, para exigir inversión y para exigir excelencia.

Ya digo, en su primera intervención, la semana pasada tampoco, nada nos dijo de cómo va a resolver este Gobierno ese problema que tiene en estos momentos los agentes, ese enfrentamiento que tienen los agentes económicos de nuestro sector. ¿Piensa usted realmente desmarcarse del Decreto 113/2015? ¿Va a atender las reclamaciones del sector del alquiler vacacional, que afecta a más de 53 000 familias canarias? Después habrá una PNL, donde los grupos políticos emitirán su posición, pero, señora consejera, usted es la consejera de Turismo, Deportes y Cultura del Gobierno de Canarias, nada le escuchamos sobre uno de los principales problemas que tiene hoy nuestro sector, y desde luego usted tiene 170 alegaciones que presentó este sector, insisto, mi grupo político le pide regularlo y regularlo bien. Por cierto, el presidente del Gobierno, cuando fue alcalde, en su etapa de alcalde de La Laguna, sí resolvió este problema para los alojamientos turísticos en La Laguna. Le pedimos la misma sensibilidad para resolverlo en toda Canarias, en La Palma, lo decía ayer don Antonio Castro, en La Gomera, lo ha dicho don Casimiro Curbelo, en El Hierro, lo ha dicho doña Belén Allende. Tenemos un problema y estamos prohibiendo negocio en sectores económicos de nuestra economía. Y yo le pido, señora consejera, que eso es diversificación, y esa diversificación es la que le pido hoy que, de una vez por todas, resuelva en esta tribuna.

Y miren, les hablaba de que, precisamente, disminuir el IGIC es una propuesta que mi grupo político en la legislatura pasada planteó una y otra vez en este Parlamento, y yo creo que ahora que, bueno, pues, de alguna manera estamos en una mejor etapa, la recaudación, la recuperación económica, tendríamos que plantearnos disminuir ese IGIC. Pero yo le digo, atendiendo a que hay otros sectores como la sanidad, la educación, los servicios sociales que son prioritarios, pues que planteemos exclusivamente ese IGIC reducido para los productos manufacturados en Canarias. Mire, desde luego tenemos claro que la artesanía es algo a potenciar, que detrás de la artesanía en Canarias viven más de 2500 personas, casi todas autónomas, en 150 talleres artesanos y que representan, se lo decía, un 96 % de trabajo autónomo. Hablamos de productos de gran calidad como la alfarería, el calado, el bordado, el cuero, la cerámica, los dulces, las joyerías..., que tienen que competir con productos industriales de bajo coste con apariencia similar pero de menor precio y calidad. En Canarias, una ciudad, pueblo o municipio cuenta, casi todos los municipios de Canarias cuentan con esa artesanía y, en cierta medida, algo podemos hacer para cobrarles menos impuestos por todas las ventas de productos, que sea una especie de premio por el trabajo que cuesta fabricarlos.

Y, señorías, si iniciamos ese camino, por qué no después utilizar la artesanía en sentido amplio. ¿O no es artesanía un almogrote, unos suspiros de Moya o un vino canario, por ponerle un ejemplo, de Fuencaliente o de La Geria? Empecemos a diferenciar nuestros productos, pero en lo que realmente los consumidores notan, que es el bolsillo.

Desde luego, señora consejera, no se quejará de que mi grupo político no le hace propuestas. Desde luego, tenemos muchas y tenemos muchas ganas de ayudarle a diversificar el turismo en Canarias, insisto, no solo haciendo esa diversificación... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.) (Sin micrófono) ...diversificar el PIB canario y permitir que el turismo arrastre de otros sectores.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Tavío.

Por el Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Muchas gracias, señora presidenta.

Unas breves palabras para tratar de contestar o hacer mención a las propuestas que me han hecho los distintos grupos parlamentarios.

Señora Gladis Acuña, nos hablaba de recualificación, de estándares, de mejora de las infraestructuras... No podemos estar más de acuerdo, por supuesto; eso es necesario para mejorar la competitividad del destino. Hablaremos de estos temas cuando toque hablar de la mejora de la calidad de las infraestructuras, ya se habló en mi comparecencia anterior de renovación y modernización, pero, si me permite, hoy lo que nos toca es hablar de diversificación turística.

La portavoz de Podemos, no puedo estar más de acuerdo. La sostenibilidad en cualquier política de gobierno tiene que ser una prioridad, si no, no hay un desarrollo económico sostenible. O sea, sostenibilidad, preservar nuestra naturaleza, nuestro territorio, tratar de que haya empleo para que perdure en el tiempo esta actividad, de ahí la definición propia de sostenibilidad, estamos totalmente de acuerdo, siempre tenemos esto presente. Hablaba de potenciar nuestro patrimonio cultural: totalmente de acuerdo, además, la unión de turismo, cultura y deportes, pues lo va a facilitar. Tenemos políticas, ya se están trabajando y daremos cuenta aquí en esta Cámara de las políticas, para potenciar, impulsar, dar a conocer nuestro patrimonio y protegerlo. Temas de accesibilidad: también estamos de acuerdo. En fin, que, en general, con las propuestas que nos hacen la mayoría de los grupos estamos de acuerdo.

El tema del empleo, siempre es insuficiente, tenemos una alta tasa de paro en Canarias y desde el turismo, que es el principal sector, se va a tratar de trabajar para hacer de tractor de otros sectores de la economía que a su vez generen empleo; si bien es cierto que para dar un poco de positividad, pues a esta situación, aunque no nos podemos dormir, ha sido el sector principal de generación de empleo: en el año 2014 incrementó la creación de empleo en casi un 6 %. Pero ya digo, no es suficiente, no nos vamos a conformar.

La señora Nereida, portavoz de Coalición Canaria, también nos hablaba de mejorar las infraestructuras, de especialización... Como les decía a los compañeros anteriores, también estoy totalmente de acuerdo y vamos a trabajar en esa línea.

La señora Tavío nos habla de diversificación económica, básicamente, que estamos de acuerdo, que el sector turístico tiene que ser tractor del resto de los sectores de la economía, generar empleo. Me hablaba de que no le he dado información suficiente de cómo lo voy a hacer. Estaré encantada de -si usted me lo solicita- una comparecencia específica sobre esos proyectos. Como ustedes saben, se inició con una primera mesa de diálogo en Lanzarote entre el sector primario y el sector turístico. Esa primera mesa de diálogo fue un comienzo, ya tenemos una segunda ahora en octubre, va a haber unas reuniones periódicas con todos los sectores tanto primario como turístico de toda la sociedad canaria, y ya hay una agenda de trabajo con planes concretos de los que iremos dando cuenta.

Desde el Partido Popular proponen la reducción de impuestos, una forma de estímulo a la economía. Entiendo que es una política que este partido propone, pero nuestras prioridades, de estos dos partidos que forman este Gobierno, son en este momento, con estas altas tasas de paro y con unas necesidades sociales, de educación y de sanidad prioritarias, no se podrán tomar medidas genéricas, digamos, de reducción de impuestos por no desatender esas prioridades que nuestros partidos consideran en este momento, ¿no? O sea, que se estudiarán las posibles reducciones de impuestos cuando realmente estén garantizados esos servicios sociales, esa sanidad y esa educación, que creo que, en general, estamos todos de acuerdo en eso.

Me habla de que qué opina la consejera o qué propuestas trae para el tema de la vivienda vacacional. Ya lo manifesté, tuve una pregunta en esta Cámara y respondí que se va a abrir un proceso de diálogo, que la normativa es mejorable, que estamos escuchando a las diferentes partes -ya nos hemos reunido patronales, asociación de vivienda vacacional- y lo vamos a seguir haciendo y traeremos propuestas, que también esperamos que ustedes nos aporten, para poder ver en qué términos esa revisión de esa normativa. También me hablaba de la revisión de la Ley de modernización, para el tema de la conflictividad que ha podido haber con el tema de los hoteles de cuatro estrellas sí o no. También hay un compromiso del Gobierno -también daré cuenta de eso- hay un compromiso de revisar esa normativa desde la base del diálogo, buscando el consenso, lo mejor, el interés para Canarias, ese gran pacto del turismo que yo les ofrecía. Por tanto, no voy a dar ya la solución, porque entonces no abrimos el diálogo, usted lo comprenderá y así lo manifesté en mi comparecencia anterior.

Y por dar algunos datos más de la diversificación turística, que es muy importante y agradezco que me hayan hecho esta pregunta, pues nada, insistir en que necesitamos, para crecer en nuevos nichos, incidir en dos líneas de trabajo. Por una parte, que requieren una promoción diferenciada, para ello se establecerán las plataformas de comunicación dirigidas a poner en valor las fortalezas del archipiélago, que puedan satisfacer nuevas motivaciones específicas y que se identifiquen en el futuro y constituyan una oportunidad para el crecimiento y la diversificación: turismo deportivo, turismo astronómico, turismo enogastronómico, turismo cultural... Además, se fortalecerán las ya establecidas dirigidas a segmentos específicos cada día más desarrollados en las islas, como el turismo de viento y olas, turismo de deportes en la naturaleza, golf, senderismo, turismo en espacios naturales, bodas, turismo LGTB, congresos, etcétera.

La segunda línea de trabajo es la definición de nuevos productos y nuevas iniciativas empresariales dirigidas a paquetizar nuevas experiencias, también dirigidas a segmentos específicos de nuestros visitantes. Pretendemos fomentar este tipo de proyectos de creación de nuevas empresas y nuevas líneas de negocio en empresas ya existentes. Innovar, también en turismo, ha dejado de ser una opción, debemos ser exigentes con nosotros mismos y valorar que en un mundo tan altamente competitivo como el turístico hacen falta talento y creatividad para empaquetar las experiencias con servicios especializados de calidad e infraestructuras específicas.

Ambas líneas de trabajo, promoción y definición de producto deben ir acompañadas de un profundo conocimiento del cliente -ya lo decía en mis intervenciones anteriores-, de sus motivaciones, necesidades y expectativas, y de un empleo intensivo de la tecnología. El conocimiento del cliente y por tanto las acciones de investigación que permiten profundizar en él serían la base de la toma de decisiones no solo en lo referido estrictamente a la diversificación, sino en todo el ámbito turístico. Un conocimiento que debe abarcar tanto al turista de las islas como al que prefiere otros destinos vacacionales, que pondremos al alcance de los distintos agentes y operadores turísticos para que ellos también puedan adaptar sus ofertas a estos nuevos negocios, digamos, para estos nuevos mercados.

Como ya he comentado en alguna otra ocasión, el conocimiento profundo de lo que espera el turista del siglo XXI es la base sobre la que Canarias debe construir todo su marketing turístico. Igualmente, las tecnologías de la información ocupan un papel principal en toda la estrategia de diversificación turística que estoy describiendo. La integración de la tecnología en la prestación del servicio turístico es un instrumento muy eficaz para conocer los intereses y mejorar la experiencia del turista en destino, aportándoles a ellos también información, los servicios personalizados que ellos necesitan, elevando significativamente su satisfacción y su percepción del destino de calidad.

En resumen, estamos plenamente comprometidos con la diversificación turística como instrumento de mejora de sostenibilidad y competitividad de nuestro modelo turístico. Crecer en nuevos mercados y en nuevos segmentos es un objetivo fundamental para los próximos años que nos hará menos vulnerables al no apostar todo nuestro potencial a una única carta; pero no solo eso, sino que supondrá también todo un efecto regenerador de la economía en las islas.

El desarrollo de nuevos productos permitirá llevar a cabo iniciativas que supongan a su vez creación de empleo. Esto se convertirá en una realidad si se aprovechan aún más otros recursos de las islas complementarios al sol y playa, aquellos que giran tanto en torno de la naturaleza como la identidad cultural y que mejoran la experiencia vacacional de los clientes a la par que revierten en los propios canarios.

Ahora voy hablar no solo de diversificación turística, sino de diversificación de la economía canaria en su conjunto. Diversificación en la que el sector turístico tiene -ya lo decía- que ser un elemento tractor de otros sectores como el primario, el industrial o el comercial. Reducir el peso del sector turístico en el PIB de las islas pasa por potenciar confluencias con otros sectores productivos que pueden aprovechar la alta competitividad internacional del turismo canario para incrementar la suya propia. En este sentido, el turismo actuaría como generador del cambio de modelo productivo-económico en las islas que potencie el empleo y arrastre al resto de la economía.

La primera mesa de diálogo, como le citaba, entre los sectores turísticos primario es una iniciativa que se encuadra en este ámbito...

La señora PRESIDENTA: Señora consejera, un minuto más.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): La primera mesa de diálogo, como le citaba antes, es una iniciativa que se encuadra en este ámbito con el objeto de dar impulso a medidas de incremento del peso del producto local en el abastecimiento del sector alojativo. Tendrían un importante impacto en este sector y redundaría no solo en un turista más satisfecho, sino en toda la economía canaria.

Con el tema de, como usted citaba, la reducción de precios del sector primario para poder hacerlo más atractivo para el consumo no solo del sector alojativo, sino también de la población de Canarias, es lo que se va a trabajar en esas mesas de diálogo precisamente para ayudar a que sean más competitivos. Esa será una tarea conjunta pero muy importante para nuestro consejero Narvay, porque ayudar a las explotaciones agrícolas y ganaderas a ser más competitivas hará que sus precios puedan reducirse y que sean más atractivos para el consumo.

En definitiva, Canarias tiene un enorme futuro en este mercado turístico global. Nuestro modelo, un modelo de éxito, se ha mostrado competitivo a lo largo de los años, vuelvo a proponer ese gran pacto del turismo para sentar las bases...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0031 Sobre -Consejera de Turismo, Cultura y Deportes-, sobre acciones para la diversificación turística.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico