Diario de Sesiones 22/2016, de fecha 17/2/2016 - Punto 3

9L/C-0345 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE HACIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE LOS ACUERDOS CON LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO PARA REMOCIÓN DE OBSTÁCULOS AL COMERCIO ELECTRÓNICO.

La señora PRESIDENTA: Señora Beato, cuando usted quiera.

La señora BEATO CASTELLANO: Consejera de Hacienda. Buenos días nuevamente.

El presidente del Gobierno, en su discurso de investidura, decía que es plenamente consciente de las dificultades que tiene el comercio electrónico en Canarias. Todos hemos sufrido sus complicaciones como consumidores y además es un problema sangrante para las empresas que intentan vender desde Canarias. El presidente Clavijo manifestaba entonces su voluntad de trabajar para conseguir estar totalmente integrados en el mercado único digital europeo, comprometiéndose a corregir las deficiencias técnicas. Un compromiso plasmado en el pacto para la gobernabilidad de Canarias.

A pesar de la plena pertenencia de Canarias a la unión aduanera y al mercado único, la directiva europea del IVA exige que los territorios de la Unión Europea que cuenten con un régimen fiscal propio realicen, mediante un trámite aduanero, la adaptación fiscal pertinente. Por ello, aun cuando el intercambio de mercancías entre Canarias y la Unión Europea está realizado mediante el mercado único de la unión aduanera, es necesario realizar trámites semejantes a las importaciones y exportaciones en tales intercambios. Esto da lugar a que consumidores y empresas sufran en Canarias más dificultades para participar en el comercio electrónico por los costes añadidos y las incomodidades que representa la gestión aduanera.

El despacho aduanero de mercancías comporta un conjunto de trámites asociados a la cumplimentación del documento único administrativo -el DUA-, que en ocasiones puede suponer un encarecimiento de hasta un 40 % en el coste final del producto o servicio adquirido electrónicamente. Esto lastra el desarrollo del comercio electrónico en Canarias, porque, por una parte, los consumidores canarios no pueden acceder a la compra online en las mismas condiciones que cualquier otro ciudadano de la Unión Europea y, por otra parte, nuestras empresas ven encarecidos sus productos cuando venden por internet, amén de que muchas empresas desisten de hacer envíos al archipiélago.

He querido, de una forma muy sintética, centrar a grandes rasgos cuál es el problema y cuál es la situación. Desde el Grupo Nacionalista Canario, queremos que nos explique, señora consejera, qué medidas pretende impulsar el Gobierno para remover los obstáculos al comercio electrónico en las islas, qué dificultades legales y funcionales tendría que solventar el Gobierno, qué acuerdos pretende impulsar desde su departamento con el Estado, con la Agencia Estatal Tributaria, organizaciones empresariales y de consumidores y cómo tiene previsto simplificar los trámites aduaneros para reducir los costes y eliminar las trabas al comercio electrónico, como medida para el impulso de una actividad económica pujante en un mundo globalizado en el que Canarias no puede quedar atrás.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Socorro.

Por el Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

Agradezco al Grupo Nacionalista Canario que haya pedido esta comparecencia sobre la situación del comercio electrónico en Canarias, porque es evidente que las compras y ventas a través de internet se han convertido inesperadamente en un quebradero de cabeza para miles de ciudadanos en estas islas. Y digo inesperadamente porque Canarias ha podido presumir de un sólido historial comercial y esa solidez, sin embargo, se pone ahora en entredicho, no en el comercio tradicional, sino a la hora de ejecutar transacciones comerciales a través de internet. Algo tan sencillo como comprar o vender un producto sabiendo el precio final antes de formalizar la operación se ha convertido, por absurdo que parezca, en un imposible, y esto, estimadas señorías, no puede ser. No puede ser porque el comercio electrónico no es algo coyuntural sino algo que ha llegado para quedarse, y hay que resolver esta situación cuanto antes. Por eso este Gobierno se ha puesto manos a la obra y por eso estamos manteniendo reuniones de trabajo con todos los agentes implicados.

Lo primero que hicimos al llegar a la Consejería de Hacienda fue realizar un estudio de cómo estaba la situación y el siguiente paso ha sido sentar en la misma mesa a organizaciones de consumidores, a los responsables de aduanas, a correos, a las organizaciones empresariales, a los transportistas, a expertos en derecho tributario, a representantes de la Administración del Estado, a la Administración canaria y a los empresarios especializados en la venta online. Aunque es pronto para sacar conclusiones, de los resultados de esas mesas lo que sí ha quedado de manifiesto es que este es un problema que no tiene fácil solución. Y no lo es porque el privilegio de tener una fiscalidad diferenciada del resto del territorio europeo supone el hándicap burocrático de este tipo de transacciones. Esa fiscalidad diferenciada que nos permite tener precios más bajos en miles de productos nos obliga a tener una aduana y a realizar unos trámites diferentes al resto de regiones españolas y europeas para controlar cada producto que entra en las islas. Esa realidad, que conocen perfectamente los empresarios de Canarias que importan y exportan productos desde estas islas, es la que están conociendo ahora miles de particulares, a los que la revolución tecnológica permite comprar en un instante un disfraz, un reloj, un ordenador o un jarrón y que nos ofrece un vendedor en cualquier parte del mundo y podemos comprar con solo un clic de nuestro ordenador.

Les doy unos datos, señorías, para que se hagan una idea más exacta de lo que estamos hablando, de las cifras. Un informe elaborado por una compañía internacional nos habla del crecimiento global de las ventas online en toda Europa y Norteamérica para la próxima década; por ejemplo, en el Reino Unido el aumento en el 2015 frente al 2014 se situó en un 16,2 %, lo que supuso un ingreso total de 62 billones de euros en concepto de comercio electrónico. Los británicos son los europeos que más compran en la red, seguidos de los alemanes, los franceses y los españoles. El volumen de negocio electrónico en España rozó los 11 billones de euros, con un gasto medio por persona de 661 euros y una media de 21 compras. El comercio electrónico movió en Canarias -ya lo decía ayer- más de 400 millones de euros en el 2014, siendo el gasto medio por operación 66 euros, y las cifras siguen creciendo a gran velocidad cada año.

¿Cuál es el principal problema que nos estamos encontrando? Pues son múltiples y variados. Son distintos dependiendo de si los miramos desde la perspectiva del consumidor o desde la perspectiva del vendedor. Los consumidores compramos sin saber cuál va a ser el precio final del producto, porque al precio final que aparece en la página web del vendedor hay que sumar el pago del IGIC y el sobrecoste que supone la gestión del trámite aduanero, cumplimentar el famoso DUA y las muchas transacciones del despacho de mercancías por parte de las empresas de paquetería y operadores logísticos, tarifas que no se conocen de antemano. Por si fuera poco, la cumplimentación del DUA es un trámite que sigue siendo engorroso, que muchos particulares delegan, delegamos, bien en Correos o en agentes de aduanas, encareciendo el producto final. Lo peor no es que se encarezca el producto sino también el desconocimiento de lo que supondrá ese sobrecoste a la hora de realizar la compra.

Como les decía hace unos minutos, detectado el problema, hemos sentado en la misma mesa a todos los agentes implicados. Hay una máxima voluntad de trabajo conjunto, siendo conscientes de que estamos ante un tema jurídicamente complejo, porque las limitaciones nos las impone esa fiscalidad que queremos seguir defendiendo, esa singularidad fiscal.

El problema no está tanto en el pago de tributos específicos, de los que siempre salimos ganando, porque el tipo general del IGIC, como saben, está al 7 % frente al 21 % del IVA peninsular, sino que cualquier mercancía que entra en las islas ha de someterse, como subrayaba antes, a los controles aduaneros. Este es el principal obstáculo a la hora de que ciudadanos y empresas de Canarias puedan participar en el comercio online en igualad de condiciones que el resto de Europa.

A pesar de todas estas dificultades, no sería justo decir que en Canarias no se puede comprar o vender por internet. Les voy a dar algunos indicadores que muestran que el comercio electrónico cada vez es más fuerte en las islas. El volumen de negocio durante 2014 aumentó un 18 % respecto al 2013 y pasó de 378 a 447 millones, mientras el incremento medio en España fue del 11 %. Por otro lado, en el periodo 2011-2014 el número de consumidores online en Canarias creció un 13 % frente al 11 de España y el 5,5 de la Unión Europea.

El pasado 25 de enero tuvo lugar la primera reunión de todos los agentes implicados, fruto de la cual se creó un grupo de trabajo cuya misión es detectar, analizar y corregir las dificultades con las que se encuentran ahora ciudadanos y empresas a la hora de realizar cualquier transacción comercial a través de internet. El pasado lunes, el lunes de esta misma semana -15 de febrero-, se celebraba esa segunda reunión. Las aportaciones de los implicados han sido vitales para resolver los problemas detectados y a la vez ir corrigiendo las medidas, en la medida que se adopten si aparecieran nuevas trabas.

La primera medida sobre la que vamos a trabajar es en simplificar el modelo de autodespacho del documento único administrativo. Todos los asistentes concluimos, coincidimos, que su cumplimentación todavía no es intuitiva y contratar a un tercero para realizar el trámite supone un coste añadido, además de que impide que se sepa con certeza el precio final. Así que la primera labor será que sea mucho más intuitiva la cumplimentación del autodespacho.

La segunda medida, y que quiero anunciar en esta Cámara de forma importante, es que esta misma semana vamos a modificar el reglamento de gestión de los tributos del REF. Será firmado esta semana para su publicación en el boletín, de manera que esta modificación del reglamento de gestión de los tributos del REF, que es un reglamento que proviene del 2011 y que va a ser modificado, como digo, para su publicación esta misma semana, implica que podamos subir a 150 euros el mínimo exento de la declaración del DUA. Por lo tanto, esto supondrá, esa obligación del DUA para las mercancías que están sujetas, subirlo a ese mínimo exento de 150 euros supondrá que más de tres millones de operaciones se van a poder hacer sin ningún tipo de sobrecoste y sí con una tramitación mucho más intuitiva.

Por lo tanto, ayer me pedían fechas, me pedían plazos, mañana mismo firmaré la modificación del reglamento de la gestión de los tributos del REF, será publicado en el boletín. A partir de ahí, y en el desarrollo, junto con el VEXCAN, con la agencia estatal, a través de una orden de la propia consejera se firmará el aumento, el incremento del mínimo exento a 150 euros. Y, por lo tanto, daremos cumplimiento a un compromiso del presidente del Gobierno respecto al comercio electrónico.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Grupo Mixto, señor Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Señora consejera.

Para muchos consumidores canarios hasta ahora el comercio electrónico ha significado decepción por los elevados costes y por las trabas burocráticas. Desde su consejería nos acaba de comunicar, pues, algunas de las medidas que han tomado, como es la de aumentar de 22 a 150 euros el valor mínimo de las mercancías exentas de trámites aduaneros o la simplificación del modelo actual para que el trámite a cumplimentar sea mucho más práctico.

Un problema que padecemos en las islas menores -no sé si usted en su segunda intervención hará mención- es el tema de las comunicaciones. No es lo mismo una conexión a internet principalmente, pues, en Tenerife o Las Palmas, las islas mayores, que sobre todo en La Gomera, donde por su orografía y sus circunstancias es mucho más difícil. Por lo tanto, tampoco estamos en igualdad de condiciones dentro de las mismas islas para el desarrollo del comercio electrónico. O no hay conexión a internet o la conexión es muy lenta, que no puedes prácticamente navegar y hacer una compra a través de internet. Entonces pienso que también es uno de los puntos que debemos tener en cuenta, mejorar la conexión en las zonas donde es muy pobre para que también los ciudadanos que viven en esas zonas tengan el derecho a ejercer el comercio electrónico.

En enero del 2015, el Gobierno de Canarias y el central han acordado varias acciones tendentes al abaratamiento del coste y a facilitar a las empresas online las ventas en nuestro archipiélago. ¿Podría decirnos hasta qué punto desde la entrada en vigor de esta medida ha sido efectiva?

Por nuestra condición de insularidad y lejanía, el comercio electrónico debe convertirse en una transacción sencilla, con costes asequibles al alcance de todos, pues hasta que ello no ocurra continuamos con unas desventajas considerables con respecto al resto del territorio nacional, con menos oportunidades y más costoso.

La gran mayoría de las empresas online vetan las ventas a Canarias por las quejas de los ciudadanos, por encontrarse que, al adquirir un producto, se paga el producto y el envío. Es una situación que merece una solución urgente. Estamos perdiendo la posibilidad de que muchas empresas isleñas vendan al exterior a causa de una gestión de los trámites aduaneros, que lo único que crean es indefensión y desigualdad.

Desde la Agrupación Socialista Gomera insistimos en la necesidad de conseguir más medidas para evitar esas trabas que nos impiden adquirir los mismos derechos que el resto de los españoles.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Continuamos. Con Nueva Canarias, la señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, señora presidenta. Señora consejera, señorías.

Como ya hablábamos ayer en la pregunta oral, quedó claro que el rápido desarrollo del comercio electrónico ha venido acompañado en Canarias de un montón...; primero de una sensación de frustración por parte de los consumidores y básicamente por un montón de trabas, de problemas y por supuesto, como hablamos también ayer, por el sobrecoste que ello suponía.

Yo me alegro, me alegro de dos cosas. Primero de que me haya dado un plazo, que me haya dado una contestación. Es la primera vez en siete meses que llevo haciendo preguntas que alguien me contesta y me da un plazo, me dice para cuándo el tema, con lo cual estoy contentísima con el tema y se lo agradezco muchísimo. Lo que pasa es que, y tal como hablamos ayer, no solo es esta normativa, la de aumentar de 22 a 150 el exento, sino que hay que retocar también normativa europea y normativa estatal. Yo entiendo, en cualquiera de los casos, que estas actuaciones, la reunión que se tuvo el 26, 25 de enero, la que se tuvo la semana pasada, no son novedad, son una continuación de lo que el Gobierno anterior estaba haciendo, porque, vamos a ver, el señor Paulino Rivero, en el año 2014 y repitió en el año 2015, lo estaba haciendo, que se tenía que seguir continuando en esa senda, y entiendo que lo que este Gobierno está haciendo es continuar en esa senda. O sea, que la noticia no es que estamos empezando a hacer algo, ya entiendo que hay algo hecho y espero que sigan en ese mismo camino.

En cualquiera de los casos, sí me gustaría... -otra vez le vuelvo a pedir plazo- para cuándo la simplificación del autodespacho, porque eso sí que es competencia exclusivamente de la comunidad autónoma y es un problema de plataforma; y también qué medidas está llevando a cabo la consejería, a través de la Dirección General de Consumo, para detectar y sancionar, en el caso oportuno, aquellas denuncias que hay de agentes de aduanas que están cobrando por la tramitación del DUA por compras de menos de 22 euros.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González.

Continuamos con el Grupo Popular... perdón, Podemos. Perdón. Señora Monzón.

Disculpe.

La señora MONZÓN NAVARRO: Buenos días.

Cuando hablamos de comercio electrónico, nos podíamos plantear que cualquier pequeño comercio, en cualquier lugar de Canarias, pudiera tener abierta esa transacción 365 días al año y veinticuatro horas al día. Eso que parece que sería, gracias a las nuevas tecnologías y nuevas herramientas, algo posible, en Canarias, desgraciadamente, es un tormento, es algo que ahora mismo es casi imposible. Y todo ello es porque, efectivamente, tenemos esas trabas burocráticas que supone el hecho de tener un régimen específico fiscal, pero que evidentemente todo lo que se ha hablado desde que hemos empezado en esta comparecencia, y que incluso ayer se hablaba en la pregunta que realizaba Nueva Canarias, debe ahondar en que busquemos una solución entre todas las competentes en esta materia, no solo el Gobierno de Canarias, también la Agencia Tributaria y por supuesto lo que compete también a la Unión Europea para buscar soluciones. De hecho que esta complejidad garantice que la fecha de entrega y el precio final sean certeros y no haga que los consumidores, pues, no repitan cuando hacen una transacción comercial a través de internet.

Esta modalidad que en momentos de crisis debería despegar, como decíamos... Al final el objetivo es simplificar esa maraña administrativa que tenemos. Un sistema aduanero que nos impide, frente a esa lejanía física que tenemos, aún estemos más lejos desde el punto de vista del mundo virtual, estamos aún más lejos territorialmente en ese mundo virtual.

Por tanto, eliminar las trabas en el comercio electrónico, simplificar los modelos de autodespacho -ya se ha hablado aquí-, es algo imprescindible. Nos hablaba la consejera de las dificultades, el entramado, las dificultades que pueda tener este sistema, pero, bueno, ustedes tienen una mesa de expertos; yo entiendo que ahí se debe ir ahondando, ahí se deben buscar esas soluciones, que esperemos que se consigan.

Tenemos algunas preguntas. Paradójicamente, cuando hablamos del comercio electrónico, tenemos que hablar también de los acuerdos comerciales que hay entre varios países, y es verdad que Canarias, al estar en un territorio de la Unión Europea, cuando tendríamos que estar en el mismo sistema... al menos tener la misma igualdad en derechos que el resto de la Unión Europea. Existen acuerdos con terceros países, y por ejemplo me refiero con los países asiáticos, en los que las trabas administrativas son distintas. Yo le pregunto a la señora consejera por este tema para que nos pueda aclarar.

Usted hablaba de los datos y es verdad que no despega en Canarias, pero es evidente que con los resultados y con la situación que tenemos es difícil que se puedan incrementar estos porcentajes de negocio y que esos precios, efectivamente, al final se pueden incrementar hasta un 40 %. Y al final la paradoja de todo esto es que ni siquiera se revierte en los consumidores ni se revierte en los transportistas, sino que se revierte en las empresas aduaneras, que efectivamente habría que controlar más...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Monzón. Se acabó el tiempo. Muchas gracias, muy amable.

Ahora sí, Grupo Parlamentario Popular, la señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Señora consejera, muchas gracias por ese anuncio de cumplimiento del compromiso de investidura del señor Clavijo, del cual nos alegramos, y que demuestra una vez más que cuando hay entendimiento, cuando hay diálogo y cuando hay voluntad por ambas partes, bueno, gana Canarias, que es lo que yo ponía anoche en un tuit, al finalizar un debate en el que también se había avanzado mucho con la Administración del Estado.

Me decía hace un momento mi compañero Guillermo Díaz Guerra que si Bill Gates o Steve Jobs hubieran vivido en Canarias les hubiera costado el doble fabricar sus ordenadores. Y, por lo tanto, lo que mi grupo político le propone en el día de hoy es que precisamente se hace un matiz diferencial, porque desde luego quede claro que nosotros, mi grupo político, no está a favor de modificar el diferencial fiscal, que es un privilegio para Canarias. Y, por lo tanto, sí es verdad que aumentar el mínimo exento a 150 euros, pero, señora consejera, plantéese usted que ese criterio, se pueda aumentar siempre y cuando cualquier canario, cualquier empresa, pueda demostrar que detrás hay una industria. Y esto es muy fácil de comprobar porque usted tiene personal que le puede permitir. Y, por lo tanto, queda ahí nuestra propuesta. Y ya le digo que nos hemos leído ese informe sobre el comercio electrónico en Canarias. Señora consejera, aquí faltan datos de recaudación, de los despachos. Sabe que es un impuesto general pero que es de recaudación local y que, por lo tanto, yo creo que sería bueno que los grupos políticos dispusiéramos de esa información.

Y yo quería realmente dedicar mi intervención, el poco tiempo que le corresponde a mi grupo, a felicitar a doña Priscila Suárez García, porque precisamente doña Priscila fue la titular de esa plataforma change.org, en la cual más de 22 000 canarios se sumaron, esos quebraderos de cabeza de los que usted habla... Porque, por cierto, en Canarias estamos por debajo de la media en comercio electrónico español y europeo, pero estamos por encima de la media en cuanto a las quejas. Y, señora consejera, de ahí que queramos tener los datos, porque las quejas son fundamentalmente... -y, por lo tanto, felicitar a los despachos de aduanas; no nos engañemos, los despachos de aduanas también son nuestra seguridad y, por lo tanto, tampoco podemos satanizarlos-; insisto en que muchas de las quejas son, efectivamente, por el coste y, por lo tanto, estamos de acuerdo. Y esa es una buena manera de ejercer nuestro nacionalismo y ahí nos podríamos encontrar.

Nada más que reiterar nuestra felicitación por cumplir ese compromiso. Decirle y animarla a que ese compromiso sea más ambicioso, protegiendo a nuestra industria y elevando esos topes para nuestra industria, y respecto a esa simplificación de la que usted ha hablado de los despachos, esa información práctica sobre las medidas para simplificar los trámites aduaneros... (La señora Tavío Ascanio continúa su intervención sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Señora Tavío, muchas gracias.

Por el Grupo Socialista -señora Tavío, muchas gracias-, el Grupo Socialista, señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías; buenos días, consejera.

Creo que trae usted hoy buenas noticias, buenas medidas, porque analicemos... ¿Cuál es el interés de los vendedores y de los compradores, el interés de la economía en general? Pues que se produzcan transacciones comerciales que sean ágiles. En primer lugar eso, que sean ágiles, y especialmente en el comercio electrónico, porque la inmediatez tiene un papel importantísimo. De hecho, cuando los vendedores miden su éxito, lo hacen en lo rápido que es el proceso. Ninguno de nosotros estaría media hora para comprar cualquier cosa en internet, como sí lo estaría en una tienda. Por otro lado, que las transacciones sean seguras, y con esto quiero decir que haya confianza, confianza no solamente en los medios de pago sino que uno conozca el coste que va a tener que afrontar; es decir, es un sinsentido, es una locura, que existen gastos variables del DUA relacionados con el precio o que existan otros gastos como el factaje, que además para mí, y lo digo claramente, es una suerte de impuesto revolucionario, en tanto en cuanto si decido hacer autodespacho me lo cobra y si decido que me lo despache usted, me lo cobra en otro concepto.

Por tanto, no conocer el qué del gasto y el porqué del gasto lastra nuestra competitividad. Por eso los canarios no podemos conformarnos con esta situación, que nos lastra en coste y nos lastra en tiempo de operaciones. Lastra nuestra confianza porque se continúa presentando el DUA en transacciones que ya no lo requieren. Por lo tanto, hagamos un esfuerzo divulgativo para que el consumidor final sepa que en algunas ocasiones no tiene por qué presentarlo.

Por lo tanto, valoramos positivamente la elevación del importe, del importe mínimo para realizar el documento único aduanero, pero es necesario ir más allá. Sobre todo, insisto, en la divulgación, porque de nada sirve si el consumidor final no se entera de que no tiene que hacerlo, porque los operadores, sin ánimo de satanizarlos, tienen su servicio, tienen que cobrar por él y, bueno, interesa que haya más volumen.

En estos momentos el concepto anexo al comercio electrónico en Canarias es el de incertidumbre, y este es el verdadero reto a batir.

Hay que analizar también, desde el punto de vista del proveedor de servicios, el otro tipo de comercio electrónico, que es el de servicios; es decir, cuando yo doy un servicio hacia el extranjero, qué impuestos, qué impuestos pago: si me lo compra un canario, qué impuestos pago, si me lo compra un español, qué impuestos pago, un comunitario o el resto del mundo. Eso tiene que saberlo el proveedor de servicios de Canarias. Por tanto, impulsemos los cambios necesarios, porque no tiene mucho sentido que desde la plataforma logística del Atlántico tengamos problemas precisamente en nuestra logística.

Por tanto, animarla a seguir por este camino y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Corujo.

Por el grupo proponente, el Grupo Nacionalista, señora Socorro.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, presidenta. Consejera.

Efectivamente, conocemos los datos del Informe sobre el comercio electrónico en Canarias, elaborado por el Observatorio Canario de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información sobre datos del INE y de Eurostat. En el año 2014, el comercio electrónico en Canarias de empresa a consumidor representó el 1,08 % del PIB y esta misma facturación estimada a nivel nacional fue la equivalente al 1,54 del PIB español. A lo largo del 2014, más de medio millón de personas realizaron compras por comercio electrónico en Canarias, lo que supone un 30,8 % de la población de entre 16 años y 54 años, frente al 42,4 de la media española. En el ámbito empresarial, las cifras también difieren: en Canarias un 22,2 % de las empresas de más de diez empleados compraron por internet, frente al 27,6 de la media española. Si bien estas cifras representan respecto al año 2013 un incremento del 18 %, aún están por debajo de la media española y europea, siendo la compra vía electrónica en Canarias sensiblemente inferior. Hasta aquí las cifras.

Probablemente sean muchos los factores que influyen pero estamos convencidos de que tanto los costes añadidos como la complejidad de los trámites impiden el crecimiento de este comercio. Los costes motivados por la intermediación de los agentes que intervienen en el despacho de aduanas contribuyen al encarecimiento de los envíos y son uno de los motivos por los que algunas empresas no atienden los pedidos realizados desde Canarias.

Otros de los grandes obstáculos para la competitividad de nuestras empresas lo constituye el DUA -el documento único administrativo-, que encarece los productos que se venden fuera de las islas y, por tanto, limita nuestra capacidad de crecimiento. Un problema, además, que nos impide competir en igualdad de condiciones con otros territorios.

Hemos de reconocer, todos los grupos lo han reconocido, que ha habido importantes avances para la mejora de los trámites. En la pasada legislatura, la Administración tributaria canaria y la Administración general tributaria del Estado acordaron un paquete de medidas, como el autodespacho en línea, la presentación del DUA de importación por el vendedor y la supresión del DUA a la exportación, que han permitido avanzar en la línea de abaratar el comercio electrónico en las islas y facilitar a las empresas online las ventas a Canarias. Un avance fue la posibilidad del autodespacho en línea mediante el formulario simplificado del DUA, que está disponible en ambas sedes electrónicas, incluso en la de Correos y Telégrafos, y otro avance fue la puesta en marcha de dos medidas que descartan la intervención de intermediarios, ambas en vigor desde enero del 2015. La primera de ellas es la posibilidad de la presentación del DUA de importación por el vendedor directamente. La empresa vendedora o su representante aduanero puede presentar el DUA de importación, de modo que el comprador recibe la mercancía sin más trámite y sin añadir costes posteriores adicionales a las cantidades abonadas al vendedor en el momento de la compra, pues estas incluyen la liquidación de los impuestos a la importación -el IVA, el IGIC, el AIEM- según corresponda. De esta manera el cliente puede conocer con exactitud el importe final de su pedido, evitando incertidumbres y sorpresas no deseadas sobre el gasto definitivo. Esa es la principal demanda del consumidor: saber qué es lo que va a tener que pagar al final de su transacción. La segunda de las medidas que descarta la intervención de intermediarios es la supresión del DUA a la exportación para los envíos entre Península y Canarias, en ambos sentidos, es decir, Península-Canarias, Canarias-Península, y que no supongan traspaso de propiedad y además para los envíos en los que, habiendo traspaso de propiedad, el valor de la mercancía sea inferior a 3000 euros.

Reconocemos la idoneidad de estas medidas; no obstante, el Gobierno puede hacer mayores esfuerzos para darlas a conocer a la ciudadanía y a las empresas, porque realmente hay bastante desconocimiento entre los operadores de que esto es posible.

Desde el Grupo Nacionalista Canario no queremos conformarnos solo con estos avances, porque es evidente que aún resultan insuficientes para eliminar las trabas al comercio electrónico en Canarias. Valoramos muy positivamente que el Gobierno de Canarias se siente a trabajar con todos los agentes implicados -la Administración estatal, representantes de consumidores y representantes del sector empresarial-, porque estamos convencidos de que la complejidad del asunto, que combina la fiscalidad, la tecnología y la normativa, requiere contar con la visión de todas las partes para detectar las dificultades y encontrar las soluciones más adecuadas. Unas soluciones que sabemos de antemano que no serán fáciles por las limitaciones impuestas por la normativa comunitaria, la legislación estatal e incluso algunas normas autonómicas que quizá, como usted decía, habrá que modificar.

Nos ha adelantado hoy tres nuevas propuestas en las que ya está trabajando, como la simplificación del modelo de autodespacho, al DUA, para hacerlo aún más intuitivo; la segunda medida, de elevar a 150 euros el mínimo exento de la realización de trámites aduaneros y de la aplicación del IGIC a la importación, una medida ciertamente compleja porque requiere aprobación también de las Cortes Generales; y una tercera medida, sobre la eliminación de la presentación del DUA para las mercancías sujetas al mínimo exento, que requerirá la modificación del reglamento de gestión de los tributos del REF, que hoy, nos avanzaba que hoy ha puesto fecha, que esa dificultad ya va a ser posible y una realidad que se va a plasmar en breve. Esta es la evidencia de que el compromiso del presidente en su discurso de investidura está avanzando y se está cumpliendo.

Pero suponemos que, en paralelo, tendrá que realizarse un análisis sobre el impacto recaudatorio derivado de la subida del mínimo exento desde los actuales 22 euros a los pretendidos 150 euros, porque desde luego, si bien evitaría, como usted decía, la presentación de tres millones de operaciones, no sería esta, evidentemente, una medida inocua para las arcas autonómicas. Queremos preguntarle si ya tiene datos al respecto. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Hay que continuar promoviendo medidas que protejan a los consumidores, que los canarios puedan acceder en igualdad de condiciones. Hay que trabajar para mejorar los cauces de información sobre el procedimiento y los derechos de los consumidores; que los consumidores canarios puedan conocer de antemano -y esto es lo que más les preocupa- cuánto les va a costar el producto y cuáles son los costes totales de la gestión aduanera.

Además, señora consejera, le pedimos el amparo para que sea posible conseguir la plena protección de Europa en la lucha contra el bloqueo geográfico, por la denegación injustificada de un pedido por nuestra localización geográfica y que a los canarios no se nos discrimine por pertenecer a una región ultraperiférica, porque es una realidad que muchas empresas desisten de ofrecer los servicios en Canarias.

Y, por otra parte, continuar avanzando para que las ventas realizadas por nuestra pymes desde Canarias puedan ser accesibles, seguras, sin barreras ni dificultades añadidas que impidan el crecimiento de nuestras empresas y que permitan una mayor competitividad de nuestra economía. Desde el Grupo Nacionalista Canario, creemos que hay que superar esta situación que dificulta la incorporación de nuestras empresas a la economía global. Precisamente nuestra parlamentaria en el Congreso de los Diputados ha presentado una propuesta, una proposición no de ley, sobre política aduanera e impulso al comercio electrónico en las islas para mejorar el tratamiento aduanero y fiscal de Canarias.

El Régimen Económico y Fiscal de Canarias es nuestro fuero propio para compensar y equilibrar las desventajas territoriales de Canarias con la realidad continental europea. En el Grupo Nacionalista no vamos a permitir que se demonice, no vamos a consentir que se ponga en peligro nuestro REF. Tener un régimen distinto no es el origen de los problemas del comercio electrónico sino, al contrario, supone una enorme ventaja al tener una mejor tributación. Cuando una mercancía llega a Canarias, hemos de saber que, frente a un 21 de IVA, tenemos un 7 %. Creemos que es posible conciliar la gestión del REF, que la gestión del REF se haga de tal modo que consumidores, profesionales y autónomos y empresas canarias estén sujetas al régimen fiscal más ventajoso previsto en el REF sin sufrir trabas injustificadas. El objetivo de esta legislatura, señora consejera, ha de ser modernizar la gestión del REF para que el comercio electrónico deje de ser un problema para Canarias, sin renunciar a ninguna de nuestras ventajas de nuestro fuero, de nuestro Régimen Económico-Fiscal.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Socorro.

Y para cerrar, la consejera, en nombre del Gobierno.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señora presidenta. Señorías.

Como ya he dicho en mi primera intervención, el Gobierno de Canarias, el Gobierno central y el resto de agentes implicados en el comercio online compartimos la necesidad de eliminar las trabas con las que las empresas y los consumidores nos encontramos en el comercio electrónico.

Como he dicho, la principal conclusión de nuestro trabajo es que -y de los estudios indicativos de la Agencia Tributaria Canaria-, es que, si fijamos el umbral del mínimo exento en 150 euros, se evitará la presentación de tres millones de declaraciones. Por lo tanto, tres millones de DUA que no han de ser tramitados. Y, por lo tanto, esta modificación que hoy anuncio en esta Cámara, a lo largo de esta semana, del Reglamento 268 de 2011, que contempla, en su artículo 105, que aquellos productos por debajo de los 150 euros queden exentos de la presentación del DUA... Se trata, por tanto, de implicar, en esa declaración de importación, fijando, como digo, en ese Reglamento 268 del 2011, en ese artículo 105, y su desarrollo posterior mediante orden de la consejera, en el marco de la VEXCAN y en particular para estos supuestos de envíos de bienes de escaso valor. Y, por lo tanto, la competencia se refiere exclusivamente a la de la consejera competente en materia tributaria, que podrá autorizar esos procedimientos simplificados cuando las razones de gestión y de interés público así lo aconsejen.

Otra de las cuestiones que me parecen interesantes, porque tiene que ver con lo que ya se ha expuesto por sus señorías, es que queremos avanzar en establecer mecanismos que permitan que sea la Administración quien facilite a los usuarios el número de la declaración sumaria, necesaria para cumplimentar el autodespacho. La mayoría de los compradores tienen que acudir a agentes importadores y exportadores para que les faciliten ese dato, que es necesario para levantar la mercancía, con el consiguiente gasto para el comprador. Aunque, como hemos dicho, en muchas ocasiones -se ha puesto de manifiesto aquí-, cuando no es necesaria la declaración del despacho, el DUA, sin embargo, la falta de información hace que muchos de los consumidores nos dirijamos a operadores que cobran por ese autodespacho, precisamente por no disponer de esa declaración sumaria. Con lo que otra de las medidas que anuncio, que va a ser un importante paso, es que sea la propia Administración quien facilite al consumidor el dato de la declaración sumaria, necesaria para cumplimentar el autodespacho, así como simplificar el autodespacho. Que ya se avanzó, como decía la señora González, en el anterior Gobierno, en un paquete de medidas de simplificación de todo el comercio electrónico pero que, sin embargo, después de las dos reuniones que hemos mantenido, hemos visto que sigue siendo poco intuitiva la página para el autodespacho y que en muchas ocasiones los operadores no facilitan a aquellos compradores, a aquellos consumidores ese dato que es indispensable para poder levantar la mercancía.

Vamos a estar vigilantes, como han dicho sus señorías, tanto el señor Corujo como la señora González, tanto respecto a las actuaciones de los operadores como de la propia Administración, a la hora de facilitar los datos y dar la información veraz y fehaciente, para que ahora que vamos a incrementar el mínimo exento de la declaración de despacho y, por lo tanto, se pueda hacer el autodespacho sin necesidad de contratar con un tercero, pues, se tenga la información necesaria y se dé esa información fehaciente. Y, por lo tanto, tanto desde las unidades de Consumo como desde las unidades de competencia de la propia Administración de la Comunidad Autónoma vamos a estar vigilantes para que realmente sea así.

Otra de las cuestiones, efectivamente, que se han puesto de manifiesto es la implantación de la banda ancha, la implantación del acceso a internet en igualdad de condiciones por parte de todas las islas y también sobre todo en aquellas zonas rurales. Le anuncio, aunque realmente es una competencia de mi compañero, el consejero de Economía, la implantación de la fibra óptica, de la banda ancha, que hay 8 millones al año para la implantación del acceso a internet en todas las zonas rurales, lo que va a suponer un salto muy importante; y, por otro lado, también la implantación de la banda ancha con fondos Feder, con 6 millones, una dotación de 6 millones de euros. Por lo tanto, creemos que se va a producir, en un periodo breve, un salto cualitativo.

Otra de las actuaciones que vamos a poner en marcha, y dentro de los fondos del IGTE, es el acceso de las pequeñas y medianas empresas canarias al comercio electrónico, que tengan la capacidad de poder poner sus productos a disposición de cualquier consumidor en cualquier punto del mundo, a través de un proceso de intensificación del conocimiento y de la tecnología en el propio comercio tradicional y también en el comercio electrónico. Por lo tanto, va a ser un elemento de competitividad, sujeto a proyectos que se puedan promover a través del IGTE, la implantación de esa tecnología que permita que nuestro comercio tradicional se vea directamente involucrado y, por lo tanto, mucho más competitivo, para el acceso al comercio electrónico y, por lo tanto, el acceso a un mayor número de consumidores.

Yo quiero reconocer, como ya ha hecho la señora diputada de Nueva Canarias, que efectivamente en el anterior Gobierno se dieron pasos muy importantes, cuando a mediados del 2014 los gobiernos canario y estatal dieron un paso, gracias a ese acuerdo entre la Administración canaria, la Administración tributaria canaria y la Agencia Tributaria española. Fue un paquete de medidas que posibilitó, por un lado, el incremento a 3000 euros de las exportaciones no sujetas a despacho, de las exportaciones de productos canarios. Ahora vamos a dar un paso, en ese paso que se dio de quedar exento por debajo de los 22 euros y que fuera en esa ventanilla online, hacerlo mucho más simplificado y que sea mucho más intuitivo, y, como digo, esa traba que sigue siendo el número de declaración sumaria, que está suponiendo en este momento la mayor traba. Ese aumento a 3000 euros, señora Tavío, es lo que nos garantiza que nuestra industria y nuestro comercio tradicional puedan acceder a la protección y, por otro lado, también acceder a tener un mayor campo, un mayor ámbito de actuación y, por lo tanto, la extensión del comercio electrónico también al comercio tradicional.

Yo creo que he contestado a sus señorías. Decir, para concluir, que creemos que es un paso que se da importante, que no está exento de complejidad y que realmente la involucración del Gobierno de España y el Gobierno de Canarias en este tema ha sido definitiva, pero que, efectivamente, quiero reconocer a todos los agentes implicados en las dos reuniones que hemos tenido hasta ahora para poder dar este paso fundamental.

Creo que los canarios tenemos el derecho, el mismo derecho que el resto de ciudadanos europeos a participar en este negocio online y que el comercio tradicional salga reforzado y no perjudicado, y que Europa no deje de tratar a nuestro territorio fiscal diferenciado. Les anuncio también que iremos a Bruselas, que ya estamos trabajando y que ya hemos solicitado reuniones importantes, especialmente con aquellos ponentes que llevan todas las cuestiones relativas al mercado único digital. Tenemos que tener en cuenta que el mercado único digital es una de las diez prioridades de los próximos años en la Unión Europea y hemos solicitado reuniones para, en los próximos dos meses, poder celebrar esas reuniones, tanto con la responsable de la Unidad de Regiones Ultraperiféricas, Pascale Wolcarius, y las dos máximas autoridades de la Comisión Europea con competencias directas en el mercado único digital, el comisario Günther Oettinger y el vicepresidente Andrus Ansip. Por lo tanto, a lo largo de los dos próximos meses tendremos esas reuniones en la Comisión Europea para poder proteger nuestra fiscalidad diferenciada y que los trámites aduaneros no sigan siendo una traba.

Muchísimas gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera.

(Rumores en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0345 Sobre -Consejera de Hacienda-, sobre los acuerdos con la Administración del Estado para remoción de obstáculos al comercio electrónico.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico