Diario de Sesiones 23/2016, de fecha 23/2/2016
Punto 28

9L/C-0388 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE LA TRAMITACIÓN DE LAS DIRECTRICES DE ORDENACIÓN SECTORIAL DE ENERGÍA.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la 388. También al consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, a instancia de Nueva Canarias, sobre la tramitación de las Directrices de Ordenación Sectorial de Energía, las DOSE -con las DOSE me refiero a las siglas de las directrices-.

Cuando quiera, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías: muy buenas tardes.

Volvemos a esta Cámara a reclamar al Gobierno lo que es un deber, y es determinar, planificar, establecer una política energética para esta tierra, porque algunos creemos -y sé que no estoy muy solo en esta materia- que aquí no hay política energética; lo que hay es pura improvisación.

Yo creo que hay políticas que determinan el futuro de cualquier comunidad, de cualquier país, de cualquier entidad y desde luego uno es el sistema energético. El sistema energético se constituye como un aspecto fundamental para el sistema productivo, para la convivencia, para el bienestar y, en el caso de Canarias, es evidente que tenemos un sistema energético profundamente dependiente de las energías fósiles, profundamente dependiente de la importación de las materias primas; un sistema donde el ahorro, la eficiencia, pues, no son sus principales virtudes; que es muy caro y que además está sometido, por ahora, afortunadamente, a la solidaridad de un sistema energético español que transfiere rentas desde el conjunto del sistema hacia nuestra comunidad. Que se sepa que en torno a 1200-1300 millones de euros cada año de los costes reales -bueno, reales, los costes que dicen los productores- se transfieren del sistema energético español al canario.

Ya saben que en nuestra comunidad la planificación energética ha tenido como antecedentes los planes de energía -los Pecanes-, del año 86, del año 90, el de 2002 y el último el 2007-2015. Si hubiera que hacer alguna conclusión es que desgraciadamente, en sus aspectos más novedosos, más innovadores, han sido un notable fracaso. El más relevante de los fracasos, la escasísima penetración de las llamadas energías renovables autóctonas, para entendernos, ¿eh?, en la implementación del sistema energético. Tal es así que en territorios continentales españoles y, por supuesto, del resto de Europa, con peores condiciones, han conseguido una capacidad de producción de energías renovables muy superior a la nuestra. El sistema energético continental español hay momentos en que es capaz de producir el 40 % de la energía de origen renovable y nosotros andamos en el 5, 7, 8, dependiendo del momento. Un fracaso y, por lo tanto, necesitamos una nueva política.

Hay que decir que el Pecan 2007-2015 finalizó su vigencia y que el Gobierno anterior inició su tramitación en el año 2013. Hubo una exposición pública de su propuesta inicial, un conjunto de alegaciones, entre ellas las del partido que represento, y no se supo nada más de él, ¿no? Nosotros reclamamos en el debate del estado de la nacionalidad del año 2014 la necesidad de recuperar el papel de este Parlamento en la planificación energética, porque la sustitución de los Pecanes por las Directrices de Ordenación Sectorial de Energía, gracias a una modificación de la Ley de Medidas Urgentes del año 2009, hizo que lo que antes era una decisión de este Parlamento pasara a ser un decreto del Gobierno.

De manera que le pregunto como mínimo tres cosas y luego precisaría algunas otras. Primero, ¿cómo está la tramitación de las Directrices Sectoriales de Ordenación de Energía? En segundo lugar, y por lo tanto, ¿qué previsiones de plazos y de participación tienen? ¿Está usted de acuerdo y comprometido en que en el proceso de planificación este Parlamento pueda opinar, como aquí se decidió unánimemente en una resolución del debate de la nacionalidad del año 2014 a propuesta de Nueva Canarias? Y una cuestión de duda, ¿no? Como usted seguro conoce, su Gobierno aprobó un anteproyecto de ley del suelo, que he hojeado esta tarde, porque lo tuvimos a final de la mañana, y que no he encontrado...; bueno, derogan, sepa usted, por si no ha tenido oportunidad de estudiarlo, derogan las directrices generales y todas sus determinaciones, y en las directrices generales y sus determinaciones este Parlamento en su momento definió una política energética. En la nueva norma, en lo que he podido hojear ahora en este ratito, no aparece ninguna referencia en cuanto al modelo energético, de manera que va a depender de ustedes.

Luego hablaremos del gas, de las macrocentrales de biomasa y de la orientación, nosotros entendemos que nefasta, contraria al interés general, a la suficiencia energética, a la autonomía energética, al medio ambiente y al interés general, que creemos que es lo que domina en estos momentos en el sistema energético canario. Puro mimetismo del sistema energético continental, dominado por los oligopolios y al servicio de las minorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Por el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señora presidenta. Señorías, buenas tardes.

Señor Rodríguez, comenzaré mi intervención situando los antecedentes de las Directrices de Ordenación Sectorial de la Energía, las que usted conoce como DOSE, las que se conocen como DOSE, para posteriormente responder a la situación actual en la que se encuentran, que es la materia de esta comparecencia y que usted me ha demandado hace un momento.

Señorías, en septiembre del 2012, se encomendó a la empresa pública Gesplan la asistencia técnica y jurídica para la elaboración de las DOSE, en desarrollo de las Directrices de Ordenación General de Canarias. Con la elaboración de las DOSE, se pretendía contar con un nuevo documento de planificación energética en sustitución del Plan Energético de Canarias, el Pecan 2006. Así, las DOSE ampliarán su horizonte temporal hasta el año 2020, integrando en ellas la dimensión territorial, en consonancia con la consideración del Pecan como directriz de ordenación sectorial. Todo ello tras la publicación en el 2009 de la Ley de Medidas urgentes en materia de ordenación territorial para la dinamización sectorial y la ordenación del turismo, que modificó el artículo 16 del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio y de Espacios Naturales de Canarias.

Un año más tarde, en octubre del 2013, Gesplan aportó el documento para la aprobación inicial de las DOSE, a efectos de iniciar su tramitación. Ya en noviembre del mismo año, se acordó iniciar la formulación de las DOSE, aprobar inicialmente el documento y someterlo a los trámites de información pública y de consulta a las administraciones públicas y de audiencia a los interesados. Tras este trámite, finalizó el 2013 con la publicación del correspondiente anuncio en el Boletín Oficial de Canarias y su difusión a través de la web de esta consejería. Como resultado de estos trámites de información pública y de consultas e informes, se recibieron más de veinte alegaciones e informes.

En este procedimiento iniciado para la aprobación de las DOSE, tiene especial relevancia el informe técnico-jurídico, de marzo de 2014, de la Dirección General de Ordenación del Territorio de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial. Dado el carácter desfavorable de este informe, en abril del 2014, la Dirección General de Industria y Energía solicitó formalmente a la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias -la Cotmac- la devolución del expediente. Esta petición se realizó para así revisar y adaptar el documento de las DOSE aprobado inicialmente, así como su informe de sostenibilidad ambiental, a las consideraciones contenidas en el mismo. Posteriormente, se mantuvieron varias reuniones de seguimiento con los técnicos de la Dirección General de Ordenación del Territorio para fijar los criterios a tener en cuenta y proceder a su adaptación. Además, se analizó el resto de alegaciones e informes recibidos.

Ya en diciembre del 2014, Gesplan aportó un nuevo documento de aprobación inicial de las DOSE, en el que se incluyó un nuevo informe de sostenibilidad ambiental que incorporaba todos los cambios efectuados en base a los informes recibidos y a las alegaciones estimadas. Este informe debería ser sometido nuevamente a los trámites preceptivos de información pública y de consulta e informe a las administraciones afectadas y al público interesado.

Ya centrándonos, señorías, en las actuaciones llevadas a cabo el pasado año, en el 2015, en enero del 2015 se publicó en el Boletín Oficial de Canarias la Ley de Armonización y simplificación en materia de protección del territorio y de los recursos naturales. Esta ley modificaba el artículo 16 del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio y de Espacios Naturales de Canarias. De acuerdo con estas modificaciones, había dos opciones de tramitación de las DOSE para proceder a su aprobación definitiva por el Gobierno de Canarias: una: o continuar con la tramitación que ya estaba iniciada en el año 2013 o, segunda, iniciar una nueva tramitación para la aprobación de las DOSE.

Por ello, con el objeto de impulsar la aprobación de las DOSE, dado el cambio normativo producido a raíz de la Ley 14/2014, de septiembre del 2015, se mantuvieron varias reuniones con la Dirección General de Ordenación del Territorio para tratar de aclarar y consensuar determinados aspectos relativos a la tramitación de las DOSE. Fruto de estas reuniones, se optó por aplicar el régimen transitorio establecido en la disposición transitoria segunda de la ley y así poder continuar con la tramitación que ya se había iniciado en el 2013.

De acuerdo con todo ello, señorías, los trámites que faltarían para proceder a la aprobación definitiva de las DOSE serían los siguientes:

En primer lugar, la aprobación del nuevo documento de las DOSE, incluido el nuevo informe de sostenibilidad ambiental, mediante orden de la consejería competente en materia de energía, es decir, de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento.

En segundo lugar, la realización del trámite de información pública y el de consulta e informes a las administraciones públicas y de audiencia a los interesados.

En tercer lugar, para su aprobación definitiva habría que elaborar el documento de contestación de alegaciones y consultas de la propuesta de memoria ambiental y adaptación del documento de las DOSE aprobado inicialmente. Con ello se incluirían los cambios oportunos tras el trámite de información pública y de consulta.

En cuarto lugar, habría que someter la propuesta de memoria ambiental y del resto de documentos de las DOSE a la Cotmac para la emisión de acuerdo.

Quinto, finalmente se realizaría la adaptación del documento de las DOSE a lo dispuesto en el acuerdo de la Cotmac, para su elevación a Gobierno para su aprobación definitiva.

Como ya comenté, señorías, actualmente disponemos de un documento de aprobación inicial, entregado por Gesplan en diciembre del 2014. No obstante, y para no dilatar en el tiempo la tramitación para la aprobación definitiva más allá de lo necesario, hemos acordado, con la Dirección General de Ordenación del Territorio, tratar de consensuar los documentos de las DOSE, especialmente la normativa y el informe de sostenibilidad ambiental, para que cuando se eleven a la Cotmac se puedan aprobar sin condicionantes. Con ello vamos a evitar tener que revisar o incluso volver a someter las modificaciones a los trámites de información pública y de consulta e informes.

Además de todos estos pasos que he mencionado, se ha acordado, dado el año en el que estamos -y aquí digo que demuestra que improvisación no hay, sino que aquí esto, se tarda en sacar algo que está desde el 2006, señor Rodríguez-, vamos a actualizar los datos energéticos de las actuales DOSE, incluyendo datos reales, hasta el año 2014. En este punto precisarles, señorías, que no podemos ir más allá al optar por continuar con la tramitación de las DOSE según el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias y las modificaciones introducidas por la Ley de Armonización, que entró en vigor en enero del 2015.

Y la segunda cosa que queremos hacer, aparte de actualizar los datos, es extender el horizonte temporal al año 2025, siempre y cuando no se modifiquen las alternativas ni los objetivos finales que ya se incluyen en las DOSE.

Para ello tenemos previsto encomendar a Gesplan los trabajos necesarios para proceder a la aprobación definitiva de las DOSE y que deben incluir al menos cuatro puntos básicos: uno, la revisión del documento presentado en diciembre del 2014; dos, una evaluación detallada de las alegaciones que se presenten al nuevo documento de las DOSE, que finalmente sea aprobado inicialmente por esta consejería tras los trámites de información pública y de consulta e informes a las administraciones afectadas y público interesado, y la correspondiente elaboración del documento de contestación de alegaciones e informes; tercero, elaboración de la propuesta de memoria ambiental, así como la adaptación de los documentos incluidos en la aprobación inicial de las DOSE, como resultado de las alegaciones e informes recibidos para su sometimiento a la Cotmac. Y, cuarto, la adaptación de los documentos de las DOSE en función del acuerdo que se adopte por la Cotmac respecto a la memoria ambiental y al resto de documentos de las DOSE para elevar a su aprobación definitiva.

Y es en ese momento, señor Rodríguez, cuando en cumplimiento de mi compromiso de septiembre del año 2015, traeré al Parlamento, para que lo comentemos y poner en su conocimiento, las DOSE.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

El Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Muchas gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Señor consejero.

Disculpen la voz poco melódica que tengo esta tarde.

Hemos comentado en repetidas ocasiones y en este mismo lugar que el actual sistema energético de Canarias es muy débil y, la verdad, no ayuda que a día de hoy no disponemos de una planificación territorial que habilite la implantación de la mayoría de las infraestructuras energéticas, necesarias de acuerdo con la planificación energética vigente.

La elaboración de las Directrices de Ordenación Sectorial de Energía debe establecer una ordenación de ámbito energético en Canarias para poder disponer de un instrumento de planeamiento propio del Gobierno de Canarias, integrando, lógicamente, la tramitación de otros instrumentos de ordenación y planeamiento, fundamentalmente los planes insulares de ordenación y los planes generales. Dicho instrumento podrá definir la aplicación de medidas concretas y específicas.

Sobre los objetivos que se detallan en las DOSE, está garantizar el acceso al suministro estable y regular de energía de todos los ciudadanos en las mejores condiciones económicas posibles, favorecer el autoabastecimiento de energía mediante la potenciación de las fuentes autóctonas de energía, especialmente las de carácter renovable, promover la competitividad económica, potenciar el ahorro energético, la protección del medio ambiente, especialmente en relación con la calidad del aire y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Entonces, señor consejero, me gustaría preguntarle: ¿se adaptarán estas directrices a las singularidades territoriales de cada una de las islas? Es decir, ¿están teniendo en cuenta las demandas energéticas de los ayuntamientos y cabildos del archipiélago para poder cumplir con estos objetivos?

La nueva versión del plan DOSE parece que tendrá como novedades con respecto al anterior plan que la planificación irá más allá del año 2020, como nos acaba de comentar, concretamente hasta el año 2025. Esta medida debe suponer un aumento de la implantación de las energías renovables en un porcentaje superior al 36 % de la electricidad que se consumirá en el archipiélago, dato que nos parece positivo, ¿pero ese porcentaje será equitativo en todas las islas, o sea, no habrá una diferencia de uso de energías renovables muy amplia entre una isla u otra?

Desde la Agrupación Socialista Gomera apostamos por un futuro de un 100 % de energías renovables y mientras se desarrolla la estrategia 2050 se debe aceptar y colaborar con el modelo energético que cada isla y municipio quiere implementar.

También defendemos una política de reducción de los plazos administrativos en la implementación de nuevos parques eólicos, pero siempre con las garantías ambientales oportunas.

Y brindarle nuestra cooperación para garantizar un sistema energético de garantías en la isla colombina.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes.

Señor consejero, el borrador que conocemos de las Directrices de ordenación del sector de la energía apuesta por la continuidad del modelo energético convencional de las islas, desde luego no hace una apuesta decidida para desarrollar al máximo nuestras energías renovables y tampoco desarrolla una buena política de ahorro y eficiencia energética. Las directrices mantienen un modelo energético viejo, caro, despilfarrador, contaminante y desde luego antidemocrático, que además utilizan estas directrices la declaración de interés general de obras de infraestructuras energéticas para saltarse la ordenación del territorio y también saltarse el debate público y la participación ciudadana.

En este sentido, las directrices vienen a representar más de lo mismo y confirman el fracaso de la planificación sectorial de la energía en Canarias después de veintiocho años, porque, como sabe, llevamos más de un cuarto de siglo de Pecanes, el último acabó en 2015, entre cuyos objetivos estaba el llegar al 30 % de las renovables en el mix eléctrico. Sin embargo, ¿dónde nos encontramos?: en el 8 %. Es inconcebible que aquellos que demandan más autogobierno para Canarias sean incapaces de ordenar el subsector energético y de planificar nuestros recursos energéticos locales, que los tenemos y muchos, y podíamos haber ya conseguido una buena soberanía energética. Lo único que pretenden estas directrices es avalar la introducción del gas, porque todo lo demás se queda en meras declaraciones de intenciones.

Y a mí me gustaría preguntarle: si van a derogar, con el nuevo texto del territorio, entre otras, las Directrices Generales de Ordenación, ¿qué sentido tienen ahora estas Directrices de Ordenación de Energía? Ya no harán falta. ¡Si ya no habrá qué ordenar ni planificar!, ¡si ya se van a hacer las cosas a golpe de proyecto!, como dijo el señor Clavijo esta mañana.

Señor consejero, tenga usted la valentía suficiente para desarrollar, para elaborar un verdadero plan energético que sea autosuficiente, que aproveche al máximo nuestras energías renovables y por supuesto sin la introducción del gas, y de paso acabar con el monopolio de las eléctricas. La tecnología ha hecho posible ya que las energías renovables sean competitivas en costes frente a las fósiles. ¿A qué estamos esperando para que llegue ese nuevo modelo energético?

Escuche a la ciudadanía, escuche a la plataforma por un nuevo modelo energético y no se deje llevar por aquellos expertos que trabajan o han trabajado en las compañías eléctricas y que quieren mantener su poder centralizado.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Delgado.

En nombre del Grupo Popular, el señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Desde aquí, desde el escaño.

Señor consejero, al Partido Popular le parece razonable, le parece correcto el cambio de Plan Energético de Canarias por Directrices de...

La señora PRESIDENTA: Disculpe, señor Jorge, pero el reloj no me quiere funcionar. Discúlpeme que lo interrumpa. (Pausa).

Ahora. Disculpe, señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): No hay problema, señora presidenta.

Decía que me parecen razonables las Directrices de Ordenación Sectorial, puesto que tienen mayor fuerza, digamos, normativa que el propio plan energético.

Mire, esto es una comparecencia sobre tramitación, no tanto sobre contenidos. Sería una buena idea hablar del contenido de las Directrices de Ordenación Sectorial, que en este Parlamento llevamos mucho tiempo sin hacerlo, ¿no?

No me parece muy oportuno lo que acaba de decir usted. Mire, "cuando todo esté hecho, cuando el documento sea definitivo, vendremos al Parlamento para comentárselo", mire, yo creo que los grupos parlamentarios tienen o podemos tener ideas, iniciativas, para que se incorporen al documento final de las Directrices de Ordenación Sectorial, sin que nos vengan ya enlatadas con carácter final.

Aquí ha habido un apagón informativo, por lo menos el que yo he conocido a través de la página del Gobierno de Canarias. Desde finales del 2013 no sabemos nada de las Directrices de Ordenación Sectorial. Después de una aprobación inicial muy curiosa, si se leen ustedes la orden departamental de la señora Luengo en su momento, en el punto primero, acuerda el inicio del expediente de la tramitación de la DOSE, y en el punto cuarto dice: ya aprobación inicial de las Directrices de Ordenación Sectorial, en el mismo acto administrativo.

Con independencia de esas cuestiones, he de decirle, señor Ortega, mire, la responsabilidad de la ordenación de la energía en Canarias no es de los cabildos insulares, no es de los ayuntamientos, es del Gobierno de Canarias. Y usted vino con muy buenas intenciones en una primera intervención que tuvo, pero a usted le echó la bronca el presidente del Cabildo de Gran Canaria y cambió radicalmente de postura en relación con la ordenación energética, la introducción de diversas fuentes energéticas, incluida la implantación del gas.

Mire, el Pecan fue un fracaso para las energías renovables. Las DOSE lo tienen que rectificar, sin duda alguna. Un 6 %, 7 u 8 % es muy poco en Canarias y tenemos que llegar al 30, al 40, al 50 y si es posible a mucho más, pero la responsabilidad es suya. Se lo dice el Estatuto de Autonomía de Canarias, se lo dice la Ley de Regulación del Sector Eléctrico en Canarias y, por tanto, suya es la decisión de qué modelo energético queremos en Canarias. No confunda usted las competencias territoriales con las competencias energéticas, que es verdad que las territoriales están en manos de los cabildos, pero las energéticas, señor consejero, son suyas y, por tanto, tiene que actuar.

Muchas gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Por el Grupo Socialista, el señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Buenas tardes, señorías.

Miren, hace unos días el Ayuntamiento de Pontevedra acaba de declarar a Mariano Rajoy persona non grata. El propio ayuntamiento, municipio natal del presidente del Gobierno. Y ha sido porque ha decidido prorrogar, con un gobierno en funciones, durante sesenta años, la concesión administrativa que permite seguir produciendo a través de una planta, digamos, que tiene que ver con la biomasa, en la propia ría, a una empresa que se llama Ence, que es exactamente la misma empresa que pretende instalar una superplanta de biomasa en el puerto de La Luz y de Las Palmas y también en la isla de Tenerife. Un proyecto, el de Las Palmas de Gran Canaria, el del puerto de La Luz y de Las Palmas, de unos 70 MW, el proyecto más grande, no hay otro igual en toda España, de producción de energía con biomasa.

Miren, la biomasa no es una energía renovable si se utiliza a gran escala, lo dicen los expertos, lo dicen las asociaciones ecologistas, varios informes de universidades europeas. No es renovable si hay que traer la biomasa desde 3000 km de distancia y, desde luego, no es una buena energía de respaldo para acompañar a las energías renovables. No se puede regular cuándo la pongo o no en funcionamiento ni me sirve, digamos, para compensar los picos de las energías renovables. Por tanto, no es una buena energía de respaldo.

Por lo tanto, es conveniente que, si se va a seguir con el procedimiento, con el proceso que ha descrito el señor consejero, para la aprobación de las Directrices de Ordenación Sectorial de Energía, que seamos capaces de aprovechar el trámite para quizás revisar algunas cuestiones que han quedado a lo mejor no bien definidas en lo que hasta ahora es el documento que conocemos como el borrador de las Directrices de Ordenación Sectorial de Energía.

Hay una cuestión que es justo decir: el documento que en estos momentos aún se está tramitando no es un documento que se haya inventado el Gobierno de Canarias ni que esté elaborado por unos técnicos en un escondite en un despacho oscuro; es un documento cuyas vicisitudes administrativas ya ha descrito perfectamente el señor consejero, pero es un documento que, a día de hoy, contó con la participación de todos los cabildos y ayuntamientos de Canarias, que hubo un procedimiento de alegaciones donde se presentaron... todo el que quiso y pudo hacer alegaciones al documento, que se abrió a las universidades, a las asociaciones ecologistas... Por tanto, aprovechemos el nuevo trámite de alegaciones, la vía que todavía administrativamente deben seguir las directrices, para introducir todas aquellas cuestiones que en el camino se han quedado, digamos, pendientes de definir correctamente.

Muchas gracias, señor consejero.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Matos.

Por el Grupo Nacionalista, la señora Allende.

La señora ALLENDE RIERA: Gracias, señora presidenta. Señorías.

Estoy de acuerdo con lo que han mantenido los compañeros que me han precedido en el uso de la palabra, que efectivamente llevamos medio siglo de Pecan y que en la actualidad nos encontramos insertos, de lleno, en lo que es la ordenación de la nueva planificación energética, no solo en el ámbito territorial sino también en el temporal, como le entendí al señor consejero en su última parte de la exposición.

Pero a mí particularmente, y yo espero que además sea compartido por gran parte de los miembros de mi grupo parlamentario, me gustaría que esta nueva tramitación o la nueva tramitación o el impulso a la tramitación de las DOSE sirviera para, señor consejero, planificar el aprovechamiento de los recursos, nuestros propios recursos, de una forma mucho más efectiva. ¿Por qué?, porque yo creo -y aquí en parte se ha dicho-, nosotros tenemos ahora o atesoramos ahora un conocimiento que no atesorábamos cuando aprobamos el último Pecan, el del 2007, y es lo que sabemos; y lo que sabemos -que lo diré después y además lo comparto con lo que decía la compañera de Podemos-, lo que sabemos es lo que debemos transformar en una oportunidad para que este largo proceso en la configuración de las DOSE nos permita, nos permita de verdad ir hacia un tránsito en un nuevo modelo energético para Canarias. Y lo que sabemos -y lo decía la compañera- es que precisamente las energías renovables son mucho más competitivas en costes frente a las fósiles. Y eso lo sabemos por dos cuestiones claras: primero porque ha evolucionado la tecnología y, segundo, porque afortunadamente, incluso en Canarias, como es en el caso de El Hierro, lo podemos testar.

Eso nos tiene que llevar, señor consejero, a la voluntad de un gobierno que sea capaz de dar respuesta y a mí me gustaría -creo que en su talante lo vamos a encontrar, porque lo está usted denotando- que en ese debate se llegue al pueblo llano en preguntas que tenemos que hacernos y en soluciones a respuestas claras en torno a la dependencia energética exterior; en torno a la inestabilidad económica del sistema, tanto en su vertiente puramente economicista como en la medioambiental; en torno a qué ha pasado o qué está pasando con lo que se ha evidenciado últimamente con la crisis sin parangón que nos ha llevado a una gestión antidemocrática del sistema eléctrico, que tantas... (ininteligible) sociales está marcando, económicas y sociales, en nuestra sociedad; o, por ejemplo, cómo nos va a afectar la regulación energética nacional en el sistema extrapeninsular, cuando hablemos de eficiencia, de ahorro, de autoconsumo. En ese sentido yo creo, yo aspiro, yo por lo menos entiendo -y creo que lo comparto con el resto de los compañeros- que tenemos que estar en disposición de poder dar, pues, al final -como ya me quedan pocos segundos- una respuesta a Canarias que nos permita en el tiempo, en el tiempo que usted se ha marcado o que el Gobierno se marque, temporal, para tener un sistema energético cien por cien sostenible, con un sistema eléctrico cien por cien renovable.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Allende.

Por parte del grupo proponente, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Vamos a ver, yo creo que se constata -los datos son incontestables- que no tenemos una política energética definida colectivamente, que responda al interés general y que incluso responda a la legalidad estricta de esta comunidad, al menos hasta el momento. La evidencia es que el Pecan tenía fecha de caducidad, y finalizó, y, por lo tanto, no hay una política energética pactada. Pero hay una política energética de facto que es la que domina y que es la que condicionará nuestro futuro. Mientras tanto que se genere el consenso pertinente, aquí el Gobierno promueve, con el borrador inicial pero con su práctica y con su discurso, la incorporación de las regasificadoras en la isla de Gran Canaria y Tenerife, y nosotros sostenemos que hoy, con los datos que están sobre la mesa, el despliegue de las renovables está comprometido con esas grandes instalaciones y la necesidad de su amortización por el sistema energético y sus actores principales, que no son precisamente de esta tierra.

De manera que de facto aquí se toman cada día decisiones que comprometen el futuro. Unas son las dichosas regasificadoras, que incluso empiezan a desplegarse sin cobertura, creo yo, en materia territorial, los gaseoductos, en algunos territorios del archipiélago. Yo creo que van a intentar dar cobertura al planeamiento a posteriori, porque es difícil entender cómo se están desplegando gaseoductos en algunos territorios, que yo sepa, sin cobertura territorial.

Pero es que la última ya es el colmo de los colmos, porque es que esta no estaba ni citada de forma expresa y documentada en el documento inicial, y me refiero a las macrocentrales de producción de biomasa que el Gobierno de Canarias, este y el anterior, considera inversiones estratégicas, a pesar de que incumplen la legalidad y los informes del propio Gobierno.

¡Fíjense ustedes si esto es un contrasentido! Este es el territorio, el país de la Unión Europea, con menos biomasa, Canarias. No tenemos biomasa porque este es un territorio con la vegetación que tiene. De todos los territorios de la Unión este es el que menos tiene. Y, fíjense ustedes, qué casualidad -fíjense ustedes si el interés general está en el centro de la cuestión-, si los dejamos, que no los vamos a dejar, se montarían en Canarias tres centrales de biomasa de 70 MW, que serían las más grandes de Europa. ¿A ustedes no les parece raro que en el lugar de Europa donde no hay biomasa se hagan las centrales de biomasa más grandes del continente europeo? ¿Ustedes creen que detrás de esta iniciativa está el interés general de Canarias, de los canarios, de nuestro sistema energético, o esto es una maniobra más de los especuladores, de los que controlan el sistema energético? ¿Cómo se puede entender que hasta en Fuerteventura...? Mire, repasando las actas del Comité de Inversiones, me encontré una cosa que no sabía, y es que el Cabildo de Fuerteventura, seguramente con buen ánimo, reclamaba al Gobierno de Canarias un suelo del ICIA. ¿Saben pa qué?, ¿saben pa qué?: ¡pa otra central de biomasa en Fuerteventura! Porque si hay poca biomasa en Canarias, en Fuerteventura ni les cuento, descontando a los habitantes y a los visitantes. Porque espero que no estemos contando entre la biomasa disponible a los que aquí vivimos, ¿no? Bueno, este contrasentido está sustentado en decisiones del Gobierno. Este Gobierno no tiene política o tiene la política dominante. Viene un especulador de turno con un proyecto y se deslumbra, y lo llevan ustedes al Comité de Inversiones Estratégicas y dicen qué maravilla, vamos a acortarle los plazos. Luego se dan cuenta de que pretenden una central de biomasa en el centro de la ciudad más poblada del archipiélago, se encuentran ustedes con informes del propio Gobierno, de salud ambiental, que dicen que los niveles de contaminación son inaceptables para la población, además del impacto visual y del daño que eso puede producir en otros ámbitos.

Este es el gobierno que tenemos en materia energética. Si les dejáramos, que, insisto, no les vamos a dejar, ustedes colocaban aquí tres centrales, macrocentrales de biomasa, las más grandes de Europa, en un territorio que no tiene biomasa y que la tiene que importar de otros continentes. ¿Saben por qué?: por el negocio que hay detrás, porque las retribuciones son el doble que para las eólicas. La retribución potencial de las centrales de biomasa, por eso les salen las cuentas a los inversores, a esa empresa que ahora tiene el follón en Pontevedra...; le salen las cuentas porque la retribución por megavatio está en torno a los 160-170 euros por megavatio, el doble que la eólica. Y vienen ustedes acríticamente y lo llevan al Comité de Inversiones y presumen de que vamos a tener una central de biomasa, porque si los dejamos habría una en Granadilla, otra en el puerto de Luz y de Las Palmas, pretendían otra en Arinaga y la de Fuerteventura, que la descubrí esta mañana, la pretensión, en las actas del Comité de Inversiones, porque el Cabildo de Fuerteventura quería el suelo del ICIA para promover otra central de biomasa en la isla de Fuerteventura, que ya es el colmo de la contradicción y de estar absolutamente perdidos, de no saber cuál es el futuro, de no tener proyectos, ni en esta ni en otras cosas. Ni en esta ni en otras cosas.

Señor consejero, la política de facto del sistema energético de Canarias es la que dicen las grandes transnacionales. Mire, hay un dato que averiguaba estos días y que no tenía bien contrastado pero parece que se confirma, y usted me lo puede decir, y que es una de las claves que yo aquí he expuesto en varias ocasiones. La primera cosa que habría que hacer en el sistema energético canario es auditarlo, sus costes de producción y de retribución. Nos llevaríamos una sorpresa. ¿Saben cuánto han bajado los costes de producción de energía en Canarias en los últimos dos años y medio?: de 170-180 euros/MW a 140. ¿Saben por qué? Porque se han empezado a revisar por parte del ministerio las trampas. Aquí dije yo, cuando discutimos esto en la pasada legislatura, que la primera cosa que debiéramos hacer los canarios es auditar de manera independiente los sistemas energéticos insulares, ver los costes de producción, los costes de retribución, analizar en cada territorio cuál es la fuente más sostenible desde el punto de vista ambiental, económico, qué genera más valor añadido, qué genera más empleo, qué genera más autonomía energética. Y de eso nada, de eso nada.

Y el documento en tramitación, que el señor consejero dice que se reactiva conforme a este tema... Que, por cierto, échele un vistazo a la ley que acaban de aprobar esta semana, no sea que le obligue a otro itinerario sobre este tema, porque la acabo de repasar, es cierto que de manera precipitada, y sobre temas energéticos, además de derogar las directrices, las determinaciones que en materia energética establecían las Directrices de Ordenación General, este no dice una palabra, porque allí apostábamos, hace quince años, en este Parlamento, por las directrices generales y en materia energética también por las renovables.

Señor consejero, sinceramente, de facto hay una política energética que reproduce los intereses de las grandes empresas y que subordina el futuro de Canarias en esta materia. El despliegue de las gasísticas en Canarias, el despliegue de la biomasa, es con seguridad absoluta el impedimento de facto a conseguir el raquítico objetivo del 30 % en materia de energías alternativas autóctonas, para entendernos, en el plan o en las directrices de ordenación.

Yo le pediría -si quieren, si no seguiremos peleando cada uno desde la trinchera, ¿no?-, hagamos una auditoría sobre el sistema energético de manera independiente. Que no lo haga Red Eléctrica, que no lo haga Endesa, que no lo haga Enagas, que lo hagamos desde organismos autónomos e independientes y que pongamos sobre la mesa cuál es el futuro energético que nos interesa. Que el Plan Energético de Canarias tenga como objetivo, de verdad, las renovables, de verdad reducir la dependencia exterior, de verdad hacer sostenible económica y ambientalmente una parte sustancial de nuestro sistema económico, que son las directrices, y que hagamos una apuesta por el ahorro, por la eficiencia y por evitar el despilfarro.

Lo que usted está tramitando y que hoy nos anuncia, que a ver cuánto tiempo tarda... Por cierto, podían echarle la culpa también a la legislación, pero ustedes no han sido capaces de tramitar eso sin salir de los límites del Gobierno, sin salir de los límites del Gobierno. Pero en la siguiente comparecencia apuntaré algunas ideas sobre las culpas de lo que nos pasa, ¿no?

Pero, en definitiva, señor consejero, hagamos una política energética de verdad, que interese a la mayoría social. No se dejen ustedes arrastrar por los intereses creados de los que viven de esto a costa de todos nosotros y el mejor ejemplo son las dos centrales de regasificación y las tres, cuatro y, si los dejamos, cinco macrocentrales de producción de biomasa, importando materia prima de fuera, poniendo en riesgo no solamente la autonomía, la calidad de vida de la gente y el medio ambiente, sino además poniendo en riesgo hasta los temas fitosanitarios, porque por ahí entrarán dificultades, como ya han expresado los expertos en la materia.

En definitiva, señor consejero, sin política energética domina la que domina, la que nos ha llevado hasta aquí, a tener el sistema más ineficiente, más caro y menos...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez. Muy amable.

Para cerrar, el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señor Rodríguez.

Señor Rodríguez, salga de la trinchera, por favor, ¡salga de la trinchera! No se puede estar acusando de improvisación en algo que se ha hecho con tantos años. Usted mismo lo ha dicho. Estar en la trinchera es una posición defensiva, es una posición que no aporta, es una posición que nos para, es una posición de freno. El debate, al que no hay que tenerle miedo, significa, significa, que a partir de hoy vamos a hablar de otra cosa.

Primero. Yo, cuando empezaba, me decían que teníamos en energías renovables un 5, un 7, un 8, un 9, y además después he oído en varias intervenciones un 8. Preciso, preciso: diciembre de 2014, estábamos hablando de un 9 %; julio de 2015, llegamos a un 12 %. Señores, nos estamos quedando en la trinchera y no estamos viendo que está evolucionando.

¿Posición de este consejero?: apuesta por las renovables.

Hechos, hechos. Hemos llegado, desde el 2004 estaba previsto un concurso eólico, nunca se convirtió en nada, hay una autorización administrativa, hemos desbloqueado; pero es que hemos hecho algo para que la retribución específica que había para los 450 MW, pudiera estar disponible para las instalaciones eólicas, lo cual es un impulso a las eólicas, lo hemos desatascado, por la parte que le toca a esta consejería, en colaboración con la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, y hemos trabajado para que haya 422 MW. Lamentablemente, nos pueden acusar de no haber colocado los 450, pero un hecho es que nuestra apuesta por las renovables es 100 % renovables, señor Rodríguez.

Y le contesto aparte al señor Ramos: no tiene por qué haber islas castigadas. Todas las islas tienen su cuota, la que les corresponde como está asignada, de acuerdo con su población y con sus necesidades.

Y es así lo que estamos haciendo, que nosotros estamos reuniéndonos, nos hemos reunido en todo momento con Red Eléctrica, paralelo a lo que hemos hecho de poner en funcionamiento estos 422 MW... Bueno, perdón, más que poner en funcionamiento, de ponerlos a disposición para que ahora cabildos y ayuntamientos actúen y hagan planeamiento, y si no fuera así, utilizaríamos el interés general para poner en marcha esas instalaciones de energías renovables, que necesitan que se vierta esa energía en la red.

Nos hemos reunido con Red Eléctrica con el fin de hablar de eso y también de hablar de lo que sería mejorar la gestionabilidad de las energías renovables. Chira-Soria, un proyecto, un proyecto en el que estamos y estamos dispuestos, a utilizar el interés general no, estamos dispuestos a utilizar algo que es criticado:, inversiones estratégicas. ¿Por qué estamos dispuestos?, porque necesitamos tiempo. Y a mí me preocupa que estemos hablando aquí de la biomasa... Yo esperaba que de lo de la biomasa tuviera que hablarlo después, en la parte de inversiones estratégicas, una tercera comparecencia que tengo. Bueno, esperaba que fuera ahí, ha sido antes, ha sido antes. Pero, bueno, en cualquier caso, lo de las plantas de biomasa, que están propuestas dos, de una empresa, Ence, como ustedes citan, en este momento no dispone de autorización de este Gobierno. Es más, este Gobierno ha dicho que, en base a la información que tiene, en base a la información que tiene, pues, no tiene por qué, no tiene por qué aprobarse, porque no está dispuesto a poner en riesgo la salud de los ciudadanos. Con lo cual volver a hablar de algo que se ha dicho y decir que es parado por ustedes no llego a entenderlo, porque lo que no está no está. Se ha aplicado un procedimiento de estudio y se ha comprobado que no ha lugar, en las condiciones en las que se plantea esa planta, que pase a su instalación.

No obstante, señor Rodríguez, yo creo que si nos ponemos a mirar el sistema y de lo que estamos hablando, en las DOSE no solamente se habla de producción de energía, también se habla de ahorro y eficiencia energética, algo de lo que no hablamos y en lo que tendremos que trabajar.

Las DOSE se van a tramitar de acuerdo con lo que habíamos dicho. Es cierto, señor Jorge, el planeamiento depende del cabildo, usted lo reconoce. Nosotros no hemos obviado ninguna bronca de nadie, nadie, nadie me ha llamado la atención, afortunadamente. Sencillamente creo que estamos exponiendo. Yo, después de haberme leído las DOSE en el estado en el que están, he expuesto -que era la pregunta a la que me habían llamado-, vamos a someterlo otra vez a información pública, con lo cual, al someterlo a información pública, otra vez podrán tener conocimiento y, en este caso, incluso de aquellas alegaciones que ya se han incorporado. Con lo cual no se va a esconder a nadie, no se ha escondido ni se va a esconder. Se va a someter a un expediente de información pública y se va a someter a que interesados puedan hacer aportaciones.

A mí me gustaría que las islas Canarias tuvieran soberanía energética y para eso voy a trabajar en la parte que me toca. Insisto, son hechos, o sea, no estoy diciendo... Se respeta que no se quiera gas en Gran Canaria, Tenerife dice que quiere el gas, bueno, pero es que, independientemente de lo que uno quiera o no quiera, nosotros lo que hemos hecho es poner en marcha la energía eólica. Poner en marcha la energía eólica, señora Delgado, no es discutible lo que hemos hecho; que pasemos de un 9 a un 21 %, si todo va bien, y dentro de dos años estemos en un 21 %, vamos a superar el objetivo que teníamos para el 2020 con las DOSE. En las DOSE estamos hablando de que en el 2020 teníamos que tener un 20 % de renovables. Ese era el objetivo que estaba fijado, que ya he dicho en mi primera comparecencia, en mi primera parte de la comparecencia he dicho que se tiene que modificar al 2025. Y esperamos incorporar, como me decía la señora Allende, que, de acuerdo con los nuevos tiempos, y para eso revisamos, seamos más realistas y podamos fijarnos unos límites más reales.

Y, es más, espero que en la nueva ordenación, en la nueva ley del suelo, y con todo lo que haga falta, seamos capaces de impedir que evolucione la energía eólica en Canarias. Queremos hablar con el Estado para que desbloquee la parte que nos afecta en la energía eólica por afección aeronáutica. Sabemos que ahí hay megavatios que tenemos que poner.

Estamos trabajando y estudiando proyectos nuevos de generación de energía eólica en Canarias, proyectos que nos parecen interesantes, con los que vamos a trabajar.

Y queremos además que Canarias se convierta en un laboratorio natural de energías renovables, y para eso también estamos trabajando.

Son cuestiones que aparecerán en el futuro, pero de lo que sí que a mí no me cabe ninguna duda es de que en el momento en el que introduzcamos más energías renovables, en el que seamos capaces además de interconectar nuestro sistema para hacerlo más seguro, para hacerlo más fiable con las energías renovables, podremos tener una tierra mejor. No es objetivo, no es objetivo de este consejero el perjudicar a esta tierra; todo lo contrario: aprovechar al máximo, como decía la señora Allende, aprovechar al máximo nuestra energía, que es sostenible y que es una energía renovable.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Continuamos.