Diario de Sesiones 24/2016, de fecha 24/2/2016 - Punto 14

9L/PNL-0134 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE LA MEDIACIÓN.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la última iniciativa del día de hoy: proposición no de ley del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, no sin antes saludar a la presidenta del Centro de Mediación, doña Marlene Martín Pérez, y miembros de la Comisión de Mediación del Colegio de Abogados y también al miembro del Colegio de Administradores de Fincas. Gracias por estar hoy aquí con nosotros.

Tiene la palabra para su defensa la señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, presidenta. Señorías, buenas tardes.

Desde el Grupo Nacionalista Canario saludamos y damos la bienvenida también a la representación de la Asociación Canaria por la Mediación y Arbitraje -ACMA- y a su presidenta, doña Elba Trujillo Mesa, y a los representantes de los colegios profesionales que se encuentran en la tribuna.

Cuando nos visitaron hace unos meses, no dudamos en promover esta iniciativa, porque creemos firmemente en la utilidad de la mediación. Una apuesta reflejada en nuestro programa electoral con el compromiso de apoyar los mecanismos de resolución extrajudicial de conflictos. Compromiso plasmado también en el pacto para la gobernabilidad de Canarias, estableciendo medidas para continuar apostando por el arbitraje y la mediación y potenciar la red de puntos de encuentro familiar en todas las islas, en coordinación con los cabildos. Asimismo, incluye la voluntad de aprobar las normas de regulación de la mediación en el marco de la legislación estatal básica y la de establecer puntos de mediación en las diferentes sedes judiciales en busca de la resolución extrajudicial y consensuada de los conflictos y diferencias. Como digo, compromisos todos ellos incorporados en el pacto para la gobernabilidad de Canarias suscrito entre Coalición Canaria-PNC y el Partido Socialista.

El presidente Fernando Clavijo, en su discurso de investidura, apeló de manera reiterada al diálogo. Los llamamientos al diálogo fueron una constante en su discurso. Les destaco algunos párrafos. Decía textualmente el presidente: "Esta legislatura es crucial para garantizar el crecimiento económico y social, una prueba para todos, señorías, de que debemos ejemplificar ante toda la sociedad la práctica del diálogo y la búsqueda del máximo consenso posible entre las fuerzas políticas, la sociedad civil organizada en Canarias, cabildos y ayuntamientos". Y añadía sobre la superación de la crisis: "No es posible emprenderlo sin el diálogo como hilo conductor de toda la acción de gobierno. Una situación de partida tan grave y dramática no puede ser superada si no nos sumamos todos en la búsqueda y ejecución de soluciones. Discrepando, debatiendo, discutiendo, pero siempre con el objetivo final de encontrar puntos de encuentro. Frente al interés partidista, trataremos de que siempre se impongan el sentido común y el interés general; por encima de lo personal, de las siglas de partidos, de las fechas electorales, Canarias, siempre Canarias".

He querido recordar estas palabras pronunciadas por el presidente en esta misma Cámara, porque en la actual situación política, social y económica es más necesario que nunca el diálogo y la búsqueda de acuerdos y es, en esa búsqueda de consenso, donde la mediación puede jugar un papel determinante.

La doctrina la define como un modelo de solución de conflictos que, mediante la intervención de un tercero, mediador neutral e imparcial, ayuda a dos o más personas a comprender el origen de sus diferencias, conocer las causas y consecuencias de lo ocurrido, confrontar sus visiones y encontrar soluciones para su resolución. Es un cauce complementario y una fórmula válida aceptada en cualquier Estado de derecho, reconocida en la Carta de las Naciones Unidas y en el Manual sobre el arreglo pacífico de controversias entre Estados, en la Directiva europea sobre aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles, incorporada a nuestro ordenamiento en la Ley 5/2012 y en Canarias en la Ley 15/2013, de Mediación Familiar.

El Consejo General del Poder Judicial ha hecho de la mediación intrajudicial uno de los pilares de su plan de modernización de la justicia y está sirviendo además como motor de la mediación extrajudicial, contribuyendo al conocimiento, implantación y desarrollo de la mediación en general.

Son diversos los ámbitos en los que resulta una herramienta satisfactoria por su potencialidad pacificadora de conflictos, complementaria a las soluciones tradicionales, mediante un enfoque positivo en el que todas las partes ganan. En asuntos civiles, mercantiles, consumo, laborales o contencioso-administrativos contribuye a resolver disputas mediante la utilización de una vía más efectiva, directa, práctica, rápida y económica y que puede arrojar unos mejores resultados en tiempos de crisis económica.

Porque, señorías, son muchas las ventajas de acudir a la mediación. Cuando culmina con éxito, es una opción menos gravosa que la alternativa de enfrentarnos a un largo, costoso e incierto proceso judicial. Nos viene a la memoria aquel refrán de "pleitos tengas y los ganes".

Aplaca las tensiones y las emociones, facilitando el entendimiento. Imaginen su importancia en el ámbito familiar cuando hay menores o personas vulnerables afectadas.

Con la mediación ahorramos tiempo. Por muy largo que sea el proceso, siempre será más breve que acudir a la vía judicial, donde sabemos que se eternizan los asuntos.

Aquí todas las partes ganan, evitando los resentimientos característicos de procesos judiciales. Los pleitos nunca son deseables, porque es cierto aquello de que "más vale un mal acuerdo que un buen pleito".

El Instituto de la Mediación, por sus ventajas para la prevención y resolución de conflictos y controversias en el seno de la sociedad, puede conformarse como un instrumento estratégico a impulsar por todas las administraciones públicas para un mayor desarrollo social y de los valores de la paz, la convivencia y la mejora de la justicia en Canarias. El mediador es una pieza esencial del modelo que ayuda a encontrar una solución dialogada y voluntariamente querida, basada en la confidencialidad de todas las partes.

Desde el Grupo Nacionalista Canario agradecemos la labor que desarrollan juristas y mediadores en la formación, impulso y desarrollo de la mediación en Canarias. En nuestra proposición no de ley instamos al Gobierno a instaurar el día 21 de enero como Día de la Mediación en Canarias, conforme a la práctica internacional, impulsar la investigación y la educación en esta materia, crear un Consejo Canario de la Mediación e instar a la Fecam y a la Fecai a comprometerse con la mediación.

Voy concluyendo, recordando una frase de Abraham Lincoln. En unas notas para una conferencia de Derecho dirige una recomendación a los abogados aconsejándoles evitar los litigios. Les dice: "desalentad los litigios, persuadid a vuestros vecinos para transigir siempre que puedan, señaladles cómo el ganador nominal es a menudo un verdadero perdedor en honorarios, gastos y pérdida de tiempo".

Anteayer un medio de comunicación destacaba que esta puede ser la primera declaración de un parlamento autonómico a favor de la mediación. Y, señorías, en el Grupo Nacionalista Canario estamos orgullosos de ser sus promotores y estaremos más orgullosos aún si somos capaces de lograr un pronunciamiento unánime de esta Cámara. Por eso pido a todos los grupos parlamentarios el apoyo para su aprobación.

Muchas gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

Ruego a los asistentes que se abstengan de aplaudir, de hacer una manifestación a favor o en contra. Lo siento, es lo que pone el Reglamento. Siempre lo digo pero... lo entiendo también.

Señorías, esta PNL, que es la última de hoy, tiene tres enmiendas de tres grupos parlamentarios.

La primera de ellas, por el Grupo Socialista Canario, para la defensa de la misma tiene la palabra el señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidenta. Buenas tardes a todos, señorías. Bienvenidos a los representantes de la Asociación de Mediación.

Cuando nos vinieron a ver a nuestro grupo, al igual que al resto de los grupos, todos sabíamos que tarde o temprano esta Cámara se pronunciaría alabando la labor encomiable que hacen los mediadores en muchos de los ámbitos. No solo en el ámbito familiar, se ha nombrado otros posibles ámbitos, que me voy a referir también. En el ámbito de la economía también es muy importante, en los conflictos entre empresas o particulares y empresas.

Y decir, a modo de introducción, que la mediación es un método pacífico y voluntario -y esto es importante, lo de la voluntariedad, porque ambas partes ya van con una predisposición a llegar a ese acuerdo- para resolver conflictos, donde la intervención profesional realizada por un mediador... -y aquí hay que poner en valor la profesionalidad y la formación continua, que se esfuerza por tener este colectivo-; personas neutrales e imparciales que tienen como objetivo crear un marco de comunicación entre las partes en conflicto que las ayude a lograr la mejor solución para todos, y muchas veces incluso ejercen hasta de psicólogos.

Sus beneficios principales, aunque se han nombrado ya en la intervención anterior, sí me gustaría resaltarlos. Son la reducción en tiempo, estrés y costes respecto a un proceso judicial tradicional. Es un procedimiento confidencial -que también es importante recalcarlo- y, como dije antes, voluntario. No implica riesgos ni renuncia a ningún derecho, se consiguen soluciones personalizadas adaptadas a las necesidades de las partes en conflicto y las partes se encuentran en una posición de igualdad. Se busca siempre un desenlace positivo. Todos son aspectos que debemos valorar, como acabo de decir, de forma positiva.

La enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Socialista viene, por un lado, en el apartado dispositivo... Si bien en la introducción ya se hacía referencia pero nosotros entendemos, en la parte expositiva pero en la parte dispositiva que debía incluirse ese reconocimiento, ese agradecimiento y la honra a la labor que han desarrollado durante tantos años y que deben seguir desarrollando y colaborando con la sociedad. Si bien hemos de reconocer como grupo que tiene un error, en el sentido de que no podemos instar al Gobierno de Canarias y después poner el Parlamento de Canarias. Entonces in voce presento esta corrección a la enmienda, que sería que instamos al Gobierno de Canarias "a agradecer y honrar la labor que...", y continuaría el texto.

Y la otra parte de la enmienda era con respecto a la creación de un consejo canario de la mediación como ente autónomo de debate, en la que queremos introducir "desde el principio de la eficiencia". Hemos dialogado con la asociación, hemos dialogado también con la consejería, porque los recursos económicos son escasos. Estamos dispuestos a que ese ente, ese consejo, pues, evidentemente...; y así me lo ha trasladado también la portavoz nacionalista, que va a aceptar enmiendas con respecto a que tenga esa repercusión, esa visualización presupuestaria, pero, bueno, siempre dentro del principio de la eficiencia, dados los tiempos que corren.

Esa es la exposición del Grupo Socialista.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Álvaro Lavandera.

Por el Grupo Podemos, la señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, presidenta. Miembros de la Asociación de Mediadores de Canarias.

Para mí la verdad es que es un orgullo poder defender, aunque sea un poquito, y compartir con el resto de los grupos que me han precedido la apuesta por la mediación. Ya saben algunas de las personas con las que hemos hablado que soy una firme defensora, convencida, y creo que es algo necesario por muchísimas razones.

No voy a repetir mucho pero explico brevemente algunas de las cosas que me parecen más importantes sobre la mediación.

Como dice en su exposición de motivos la Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles, esta ley nace de la necesidad de establecer sistemas alternativos de resolución de conflictos, siguiendo el modelo de leyes similares ya existentes en otros países de nuestro entorno, que funcionan desde la mitad de los años, del siglo pasado, de los años setenta.

Su característica fundamental, además de la voluntariedad, ya señalada, es la deslegalización o pérdida del papel de la ley en beneficio de un principio dispositivo de las partes en conflicto. Es decir, que las partes pueden resolver sus controversias obviando la legalidad para satisfacer sus intereses, lo cual no significa que los acuerdos así adoptados puedan ser ilegales sino, al contrario, el acuerdo se desarrolla en un marco de consenso distinto al de la imposición.

Todos conocemos la complicada actuación de los juzgados y el coste que para la gente, ciudadanas y ciudadanos de a pie, supone cualquier conflicto que sobrevenga con otra persona o entidad, los largos tiempos de espera, profesionales de la justicia sobrecargados de trabajo, hasta llegar a una solución. Una solución que, basada en la dicotomía de vencedor y vencido, finalmente, en muy pocas ocasiones, satisface a las partes en conflicto. La mecánica de la mediación es bien distinta, pues se busca la satisfacción de ambas partes, llegando a una solución en la que ninguna de ellas es vencedora ni vencida, sino que se acuerda una solución que ambas partes consideran justa.

El coste es mínimo y la rapidez de la resolución del conflicto, inimaginable, comparada con el tiempo de una resolución judicial.

Los principios en los que se fundamenta el proceso de mediación son voluntariedad y libre disposición de las partes -fundamental-, igualdad entre las partes, neutralidad e imparcialidad de la persona mediadora y confidencialidad.

La figura de la persona mediadora es pieza esencial de la mediación, puesto que su misión consiste en ayudar a encontrar una solución dialogada y voluntariamente querida entre las partes. Debe ser una persona formada, con conocimientos generales de la ley aplicable al asunto en cuestión, que pueda conseguir una solución ajustada a derecho y, si lo considera necesario, puede ayudarse de peritos.

La mediación necesita el consenso de las partes en conflicto. Ambas partes deben decidir quién debe ser la persona a la que como mediadora someten este conflicto.

La mediación es confidencial, de modo que no se podrá comunicar ni distribuir información o documentación que alguna de las partes hubiera aportado, salvo que se autorizase expresamente.

Finalmente, el éxito de la mediación se sustenta en que es un proceso democrático de empoderamiento ciudadano que reconoce y legitima a las personas en conflicto, apelando a su madurez y capacidad de llegar a acuerdos, y, como bien dice la sabiduría popular, más vale un mal acuerdo que una buena sentencia.

Si queremos desarrollar los procesos de mediación en Canarias, colaboremos en serio, apostando con decisión y determinación. La creación del consejo canario de mediación puede ser el ente que promueva y contribuya al desarrollo, de forma más generalizada, de la mediación y sus distintos ámbitos de aplicación, como método ágil de resolución de conflictos, que ayude a descongestionar los juzgados, disminuyendo el número de diligencias en primera instancia, por un lado, y, por otro, el de recursos tan frecuentes cuando las partes no llegan a acuerdos.

Señorías, si estamos de acuerdo en las ventajas y las bonanzas de la mediación, que entre sus ventajas están no solo un mejor y más rápido servicio a la ciudadanía sino también la descongestión de los juzgados, con su consiguiente ahorro económico, ¿no les parece que podíamos ser un poco menos cicateros y dotar a la misma de un mínimo presupuesto en la creación del consejo canario de mediación, contribuyendo así a su desarrollo?

Por tanto, desde el Grupo Parlamentario de Podemos proponemos lo siguiente, la siguiente enmienda de modificación: en el apartado 1.3 suprimir el párrafo "sin incremento del gasto público". Y esto más que nada porque creemos firmemente en los beneficios que para toda la sociedad puede aportar la mediación y no queremos que esta PNL se quede como otras en papel mojado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Del Río.

Tercer grupo enmendante, Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta.

La mediación es una vía de resolución de conflictos que apuesta por la justicia social. Conlleva un acercamiento de las partes en litigio y, además de ser una vía infinitamente más rápida, también es mucho más económica y resta peso a los juzgados.

Este Parlamento tiene que ser capaz de desarrollar las leyes que permitan reforzar esta vía y dotándola de la firmeza ejecutiva adecuada, de manera que se convierta en una verdadera alternativa.

Queremos sumarnos al reconocimiento de la importante labor que desarrollan los profesionales de la mediación. A través de esta iniciativa los profesionales de la mediación demandan nuestro apoyo, abogan por la creación y dotación económica del consejo canario de la mediación, que a todas luces puede prestar un buen servicio y sería conveniente, por tanto, que si no este año en los próximos presupuestos se dé respuesta a sus aspiraciones.

Pero no nos quedemos solo en el dinero: es necesario además que, tal y como acaba de apuntar, se produzca el reconocimiento de la Cámara a la labor de los mediadores, por medio de un acuerdo plenario que transmita a todos los interesados que más allá de cualquier circunstancia económica cuentan con nuestro apoyo.

Hablar de mediación implica hablar de saber escuchar, de valorar, de la buena disposición y de poder poner de acuerdo a dos partes enfrentadas. Parece tarea fácil pero en absoluto lo es, tal y como hemos comprobado ya incluso los que hemos llegado este año a la Cámara.

Consideramos crucial, por tanto, que se reconozca el valor de la mediación, que desde los tiempos en los que se formaron las primeras sociedades se perfiló como una de las fórmulas para resolver conflictos y evitar grandes males. No podemos olvidar que para evitar fórmulas como la del ojo por ojo se dibujaron dos claras tendencias: presentar el caso ante la autoridad jerárquica superior, lo que desembocó en la fórmula de juzgar que conocemos hoy en día, o acudir a la intermediación de una persona de reconocido sentido de la justicia y la equidad, que ha evolucionado hasta la actual mediación.

Nos ocupamos, señorías, de una vía de resolución de conflictos que es reconocida incluso en las leyes de procedimiento judicial, siempre que se cuente con la preceptiva información previa por parte del juez de la existencia de esta mediación.

Por tanto, esta PNL cuenta con nuestro apoyo pero hemos presentado una enmienda a esta PNL para que el consejo de la mediación sea dotado económicamente.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Señora Beato, como portavoz del grupo proponente, ¿puede fijar posición respecto a las enmiendas presentadas? Y, por favor, una por una, para ver las que sí y las que no o todas, no lo sé.

La señora BEATO CASTELLANO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Aceptamos la enmienda del Grupo Mixto y la del Grupo Socialista. Al aceptar estas dos enmiendas, carece de sentido la de Podemos.

El punto 1.3, si quiere, presidenta, le digo cómo quedaría. Quedaría: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias -punto 3- a la creación de un consejo canario de la mediación, como ente autónomo de debate y consulta, que tenga dotación económica suficiente y que desde el principio de la eficiencia aglutine y sirva de espacio de encuentro, coordinación y participación democrática de todos los actores de la mediación".

Y un punto 4 que sería incorporar la enmienda de adición del Grupo Socialista, que, como ha corregido su portavoz, sería, punto 4, dentro de los que se insta al Gobierno de Canarias: "a agradecer y honrar la labor que durante años han venido desarrollando distintos juristas y mediadores canarios en la formación, impulso y desarrollo de la mediación en esta tierra, así como la labor de los primeros centros y unidades de mediación tempranamente creados desde alguna administración canaria gracias a la singular visión y compromiso de sus responsables y de sus trabajadores y trabajadoras".

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, señora presidenta. Señorías. Señores representantes de la Asociación canaria de Mediación.

Como han dicho todos los compañeros anteriores, la mediación constituye con carácter general una vía más racional y más madura a la hora de solucionar los conflictos, porque van a ser las propias partes las que, a través del diálogo y del reconocimiento del problema y del entendimiento de la posición del otro, las que van a buscar una solución querida y aceptada por ambas partes, procurando a su vez una gestión más eficaz, más rápida y más satisfactoria de los conflictos. Todo ello con todas las ventajas que tiene y que se han expuesto aquí.

En la mediación lo que ocurre es que sí vemos que no acaba de despegar. Que es necesario impulsarla. Impulsar tanto la mediación como otras fórmulas pacíficas de resolución de conflictos, como fórmulas alternativas y complementarias al proceso judicial, dando un paso más para potenciar los mecanismos de solución extrajudicial de conflictos e incrementar su compromiso de cooperación con los órganos jurisdiccionales, para quienes estos instrumentos pueden significar una disminución en su carga de trabajo, redundando en un mejor aprovechamiento de los servicios judiciales.

Muchos pueden ser los motivos de que la mediación no acabe de despegar y ello exige analizar en profundidad qué medidas son las que hay que tomar para revertir este proceso. Por ello a los nacionalistas de Nueva Canarias nos parece fundamental la creación del consejo canario de mediación, como un foro que permita, entre otros, analizar los ámbitos de aplicación de la mediación, establecer la importancia de la mediación en los espacios en los que surgen los conflictos, como estrategia para que los sistemas jurídicos se aproximen a la ciudadanía, diseñar estrategias para difundir sus ventajas, como la metodología más eficaz para la solución de los conflictos, democratizar su práctica a través de la implantación de programas de formación de mediadores, valorar las buenas prácticas de mediación para difundir aquellas que favorecen la pacificación de las sociedades e identificar los factores que denotan la conflictividad en la sociedad, en las familias, en las escuelas y en la comunidad próxima y ponderar los modelos de mediación pertinentes para trabajar en prevención de conflictos; en definitiva, para mejorar tanto las relaciones interpersonales como las relaciones grupales.

Es por ello que los nacionalistas de Nueva Canarias vamos a apoyar esta proposición no de ley, al igual que estamos de acuerdo con las enmiendas que han presentado los grupos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González.

Para concluir, el Grupo Popular, señor Moreno.

El señor MORENO BRAVO: Muchas gracias, señora presidenta.

Este es el problema de hablar en último lugar, que uno se tiene que circunscribir a las exposiciones que ha habido con anterioridad.

Lo primero, agradecer la asistencia a los representantes de la mediación, en especial a Elba Trujillo y a la letrada Marlene Martín.

Y lo que sí es cierto es que de todo este debate que existe hoy hay una cosa que se está planteando o que está ya establecida por protocolos a través del Consejo General del Poder Judicial, que es que está la propia mediación no extrajudicial sino intrajudicial, es decir, que sean los propios jueces los que se conviertan en instrumento para fomentar, favorecer la mediación y servir como instrumento que coadyuve a que las partes que han acudido a solventar en un litigio su controversia acudan a otros instrumentos, en este caso a los mediadores, para alcanzar un acuerdo pacífico.

Creo que la mediación tiene como principio básico un elemento esencial, que es la voluntariedad de las partes en acudir a esa solución, a la resolución de su conflicto.

En Canarias es evidente que sobre la mediación se ha hecho mucho en el ámbito familiar; ahí está el ejemplo de la Ley 15/2003. Y en el Gobierno de la nación, qué decir sobre el Gobierno del Partido Popular, que en la pasada legislatura ha llevado a cabo la aprobación de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles.

Solo un detalle, con todo lo que se ha expuesto, y es que, con relación a la creación del futuro consejo canario de mediación, por favor, dada la situación en la que nos encontramos, por lo menos los gastos que se provoquen por la creación de este consejo canario de mediación no sean excesivos, que se atempere en la medida de lo posible el gasto público y que se definan concretamente las funciones a desarrollar por parte de este consejo canario de mediación. No creemos, como me he estado leyendo, un consejo canario andaluz, que ese no sea el modelo. No lo digo en relación con las funciones, que tal vez lo que está hecho, el desarrollo de la ley, es correcto porque está... (ininteligible) unas funciones, podríamos decir, númerus clausus, pero, bueno, aquí estaríamos abiertos a que fuese cualquier tipo de funciones, en la fijación. Pero sí que no se imite el modelo de configuración de ese consejo canario, que, por lo menos, el consejo canario de mediación sea un ejemplo de austeridad.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Moreno.

Hemos finalizado las intervenciones de los grupos. Vamos a proceder a la votación de esta PNL en los términos expresados por la proponente. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación).

Señorías, comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 46 votos emitidos: 46 síes, ningún no y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

Muchas gracias.

(Aplausos).

Señorías, hemos concluido el orden del día. Se levanta la sesión.

(Se levanta la sesión a las diecisiete horas y cuarenta y cinco minutos).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico