Diario de Sesiones 24/2016, de fecha 24/2/2016 - Punto 3

9L/C-0389 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, SOBRE MEDIDAS ANTE LA PERSISTENCIA DE LA SEQUÍA.

La señora PRESIDENTA: Y vamos a la 389, a instancia del Grupo Parlamentario Mixto, al consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, también en este caso, sobre medidas ante la persistencia de la sequía.

Señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidenta.

No porque estén las presas llenas no hay que hacer una estrategia para combatir la sequía, que aquí está la clave de mantener esta comparecencia hoy precisamente.

En primer lugar, quiero manifestar que efectivamente mi grupo presentó esta iniciativa unas semanas antes de que llegaran las lluvias y, por tanto, cabría pensar que lo más prudente es retirar esta comparecencia. Y no lo hago para someter un poco a debate cuál es la realidad canaria en materia de agua y qué puede ocurrir como consecuencia de sequías prolongadas o como consecuencia de fenómenos que se están produciendo cada vez más en nuestro archipiélago y en el mundo respecto del cambio climático y los procesos que puedan suceder en este ámbito. Además en aquel momento era francamente preocupante la sequía en las zonas de medianías de las islas Canarias, en las zonas de medianías y en las zonas altas, prácticamente en donde se producen frutales, viñedos, hortalizas, especialmente la papa. Recuerdo, señor consejero, que usted decía en alguna ocasión que, de persistir la sequía, entre el 50 y el 60 % se reduciría la producción de papa en algunos lugares de Canarias y también tiene motivo de preocupación. Bueno, lo cierto es que nunca llueve a gusto de todos y Canarias es una región singular y tenemos que tener en cuenta esta realidad.

Pero, mire, a modo de síntesis en esta primera intervención, el Gobierno en materia de agua no debe ser nunca ni paternalista ni intervencionista. Me explico. Paternalista no porque las competencias en materia de aguas están transferidas a organismos autónomos con personalidad jurídica propia que dependen de los cabildos canarios y que son los consejos insulares de aguas; y en segundo lugar, no intervencionista, aunque, lógicamente, cualquier corporación local, en defensa del interés general, puede requisar agua, pero convive en cada isla tanto la gestión pública como la gestión privada.

Lo que sí debe ser el Gobierno -y aquí es donde quiero centrar el debate en mi segunda intervención-, debe ser planificador y debe ser cooperador. Planificador, entre otras cosas, porque se reserva las competencias en materia de planificación regional. Y en esta tarea no voy a agriar, desde luego, la tarea del Gobierno, me referiré un poco al anterior. La planificación no ha sido buena, entre otras razones porque en los planes hidrológicos de cada una de las islas, que es una tarea del Gobierno, tuvo que tirar de la oreja la Unión Europea para que se adecuaran a la directiva comunitaria del agua nuestros planes hidrológicos. Con procedimientos excepcionales, se tramitaron y están saliendo adelante. En fin.

En segundo lugar, porque es necesaria la planificación regional más que nunca. No solo en lo relativo a los planes hidrológicos, por eso hablo de la cooperación. ¿De la cooperación con quién? Con los cabildos canarios y con los ayuntamientos, porque el ahorro del agua es imprescindible. Solo tomando como referencia que el pasado año visitaron Canarias más de trece millones de turistas y que hay potencialmente algo más de dos millones de canarios que consumen, independientemente del agua para el consumo de otros usos, agricultura o industria, es motivo de preocupación. Y además es claro que la sequía no es una competencia transferida ni a los cabildos ni a nadie y tenemos que convivir con la sequía cada día más, porque puede ocurrir que en Canarias se produzca una sequía prolongada. Cada día es más probable. No solo porque pueden venir fenómenos meteorológicos adversos, sino porque cada día más, con el cambio climático y otros fenómenos, Canarias puede estar sometida a una dificultad si no establecemos una planificación. Una planificación de todos, el Gobierno, ayuntamientos y cabidos, con medidas concretas para el ahorro y con medidas también concretas para actuar.

Mire, y le digo esto, ¿sabe por qué? El caso gomero. El Consejo Insular de Aguas tiene un presupuesto de 2,2 millones de euros y tiene un sistema de abastecimiento excepcional, de agua en cantidad y en calidad, con sondeos en el sur, que la lleva a cualquier punto de la geografía de la isla, a cualquier punto. Solo con ese presupuesto y con la planificación hidrológica del plan hidrológico, que lo pagan los ayuntamientos, es motivo más que suficiente para que los recursos concluyan y que sean insuficientes. Por esa razón yo creo que es conveniente hablar de alguna política...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Curbelo.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Señora presidenta, señorías.

Y antes de empezar a explicar alguna medida, en el planteamiento de esta comparecencia, también destacar dos cosas. Destacar que ha mejorado un poco gracias a las lluvias de los últimos días, pero sí estoy completamente de acuerdo con el señor Casimiro en que no porque ha mejorado tendría que retirar la comparecencia, porque en lo que sí que estamos de acuerdo -yo creo que estamos de acuerdo- es en la planificación.

La sequía no es competencia de los cabildos ni del Gobierno. Creo que de nadie. En la ausencia de lluvia es algo que no tenemos ninguno competencias. Ojalá pudiéramos, ojalá pudiéramos mediar en eso, ¿verdad?, pero, como no tenemos y no es competencia de nadie, el elemento meteorológico, al que estamos sujetos y vamos a seguir estando sujetos por los cambios climáticos en un futuro... Con lo cual no es competencia de nadie.

Ahora, en lo que sí que estoy completamente de acuerdo con usted es en que no tenía que haberla retirado, porque aquí se habla no solo de...; se ha aprovechado, de alguna manera, esta temporada de invierno, atípica, de falta de agua, pero hay que poner sobre la mesa una planificación hidrográfica en Canarias importante para que, en futuros procesos de falta de agua, de sequía, en nuestro archipiélago podamos estar preparados en un recurso tan importante como es el del agua.

Como usted bien decía, evidentemente, en este caso tenemos que planificar, tenemos que colaborar entre la Administración autonómica y los consejos insulares de aguas y los cabildos insulares, sin ningún tipo de duda. Esa colaboración tiene que ser estrecha y tiene que ser fundamental, porque son los cabildos y los consejos insulares los que tienen la herramienta, los consejos insulares, para manifestar al Gobierno esa planificación de Canarias, de dónde y cómo tenemos que proteger y qué hacer con nuestros recursos hidráulicos para una mejor gestión del agua.

Como les decía, esta consejería, en este caso, ha implantado algunas medidas o ha intentado plantear algunas medidas de compensación al saber que en estos últimos meses más de ciento veinte días sin llover en Canarias, pues, están afectando principalmente a los agricultores y a aquellas zonas de secano que no tenían regadío de media altura y altura en nuestro archipiélago. Lo que hemos hecho es priorizar y dar prioridad a que tanto los fondos comunitarios como los fondos de la Unión Europea pudieran ejecutarse con una mayor rapidez, evidentemente salvaguardando siempre todos los preceptos legales y jurídicos que tenemos que hacerlos. Por eso, en este caso, a la Viceconsejería, a la Viceconsejería de Sector Primario, de donde depende el organismo pagador, se le dieron indicaciones expresas de acelerar en lo posible la gestión del pago de estas compensaciones al sector, para que así los propios agricultores pudieran amortizar, de alguna manera, la anómala situación de falta de agua y que en algún caso la pérdida, como se decía, de que esta sequía afectaba a algunos subsectores más que a otros, como hortofrutícolas, papas o frutales... pudieran por lo menos tener algunos recursos adelantados.

Es verdad, y lo quiero dejar claro, que la acreditación que por primera vez Europa nos exige del agricultor activo, y que tenemos que hacer a todas las explotaciones agrarias y ganaderas, ha supuesto un ligero retraso en el anticipo de esas ayudas.

También, en este sentido, quiero comunicar que esta consejería, durante estos meses de climatología adversa, ha sido capaz de contestar a todas aquellas solicitudes que desde las diferentes organizaciones agrarias ha recibido dicha consejería, para tranquilizar, ayudar y dar respuesta al sector dentro de la medida de nuestras posibilidades. Han sido estas solicitudes las que nos han dibujado incluso un panorama aproximado de cuál ha sido la situación durante estos meses pasados de ausencia de lluvias y somos conscientes, y como he dicho, de que hay cultivos en peor situación que otros, y a estos es a los que hemos intentado ayudar de manera preferente.

Asimismo, hemos estado en todo momento -y así lo hicimos- también en contacto con el Gobierno del Estado para que esta situación, si permanecía en el tiempo, se pudieran tomar medidas necesarias, y espero que no se haga, porque podamos seguir disfrutando de la lluvia en estos días, en estas semanas siguientes. Pero ayudas inmediatamente, como usted sabe, ayudas extraordinarias, no podemos hacer esta consejería, este Gobierno, si no se demanda por medio del Estado zona catastrófica a Canarias, que esperemos que no lo sea porque significará que las lluvias se vuelven a tener en Canarias.

Pero al fondo de la cuestión, y vamos a empezar a lo que usted... y estamos de acuerdo en la planificación. Yo creo que, como sabe, y se refería usted, en la toma de medidas con respecto a la política de aguas la consejería no tiene casi competencias, porque están transferidas a los consejos insulares, pero sí en las de planificación. Y le digo, la Dirección General de Aguas, según refleja el reglamento de la consejería aprobado el pasado mes de diciembre, tiene entre sus competencias dirigir, impulsar y coordinar el ejercicio de las funciones en materia de aguas terrestres y subterráneas de Canarias, conjuntamente -y como no puede ser de otra manera- con los consejos insulares de aguas y los ayuntamientos. Ya me han ido a decir -y usted lo ha dicho aquí, en esta Cámara, también, señor Curbelo- que la consejería en este caso, se han aprobado todos los planes hidrológicos insulares y estamos a la espera de cumplir con esa normativa marco del agua e iniciar el segundo ciclo de los planes hidrológicos de cada una de las islas. Algunas de ellas ya lo han empezado y otras están en vías de hacerlo.

Una de las tareas que tenemos que realizar, yo creo, en el nuevo gobierno que se forme en el Estado, las negociaciones de un nuevo convenio de aguas y usted ayer, precisamente, le preguntaba al presidente del Gobierno por dos convenios fundamentales para Canarias y uno de ellos era el de aguas. Como saben sus señorías, el vigente está caducado, está prorrogado pero está a punto de terminar y tenemos que ir a un nuevo convenio de aguas. Yo creo que en ese nuevo convenio en materia hidráulica para Canarias la consejería y los consejos insulares, que ya esta consejería los ha recibido y ha tenido reuniones para saber y para planificar todas aquellas obras de interés general en el futuro, a partir de ahora, que necesita cada una de las islas, para poder enfrentarnos con mayor garantías en un futuro al abastecimiento de agua, evidentemente tanto agua de consumo humano como agua de otros usos, principalmente en este caso hablando del agrícola.

También quiero decirle, señor Curbelo, en este caso, que en el Plan de Regadíos de Canarias para este año hemos puesto en el presupuesto 6 millones de euros, para este año, para hacer acciones, en todas y cada una de las islas, de ampliar el Plan de Regadíos a nuestros cultivos. Como usted bien sabe, actualmente más del 60 % de los cultivos son de regadío y aproximadamente el 37-38 % de nuestros cultivos son de secano. Lo que intentamos es que esta superficie, este Plan de Regadíos de Canarias pueda llegar al máximo número de agricultores y ganaderos posible para su autoabastecimiento. El Plan de Regadíos de Canarias, que empieza este año hasta el 2020, tiene, entre sus objetivos marcados y fundamentales, y persiguen el uso sostenible, medioambiental, de recursos hidráulicos, y les enumero algunos de ellos porque me parecen fundamentales, que son, prioriza la modernización de nuestros sistemas de regadíos, la bajada de costes, el respeto al medio ambiente... Todo esto en lo que desembocará es en una mayor y mejor competitividad y, como les decía, en un mejor desarrollo del campo. Hemos puesto dos líneas: fomentar la agricultura de regadíos respetuosa con el medio ambiente y conservar los recursos hídricos naturales y evitar el impacto que puede tener esta actividad en las masas de agua de nuestro archipiélago. Este plan entendemos que conlleva una serie de actuaciones en todas las islas. Como dije, el 85 % se referirá a obras de manejo de aguas públicas, a la mejora de la nueva instalación y en la modernización de ellas, 85 %, como dije, públicas y el resto, que serán también, como usted dijo, privadas.

¿Qué intentaremos con esto? Intentaremos que, conjuntamente, el Gobierno, en ese nuevo convenio de aguas, por una parte, y con otro, con el Plan de Regadíos, desde este año hasta el 2020, que intentaremos ejecutar, este año 6 millones pero hasta el 2020 intentaremos ejecutar más de 25 millones de euros en el Plan de Regadíos de Canarias, desde este año hasta el 2020, planificar coordinadamente, evidentemente con los consejos insulares y con los cabildos insulares y a su vez con las entidades locales, una buena planificación, de conservación, de almacenamiento de agua y de regadíos, para que, en futuras épocas -desgraciadamente lo del cambio climático nos va a condicionar muchísimo-, épocas de sequía, de falta de lluvia, podamos estar preparados para yo creo que, en uno de los bienes más preciados que tenemos en el mundo, pero, si me permiten, mucho más en unas islas como Canarias, que es el bien del agua, seamos capaces de hacer unos recursos eficientes y una conservación del agua.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Por Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Pedro Manuel): Gracias, presidenta. Señorías. Señor consejero.

Pues la verdad es que sabía de la influencia del señor Curbelo en esta Cámara, pero más aún con la influencia de haber presentado el 12 de febrero esta comparecencia y tres-cuatro días después, pues, producirse las lluvias, ¿no? Que, por cierto, en la isla de Gran Canaria, del viernes al domingo, pues, cayeron 445 litros por metro cuadrado, recogiendo más de 1 400 000 m3 en los diferentes embalses de la isla, ¿no?

Ciertamente, bueno, la idea del señor Curbelo, efectivamente, proponente de esta comparecencia, era sobre las medidas de su consejería si persistía la sequía, pero, efectivamente, se deja -y usted también lo reconoce como consejero del área- la necesidad de esa planificación regional, ¿no? Usted, como miembro del Gobierno, debe cumplir con esas obligaciones que desde la propia Ley de Aguas, la Ley 12 del 90... En su artículo 7, entre otros apartados, pues, ya sabe que debe coordinar las administraciones hidráulicas entre sí, trabajar en la coordinación de las administraciones hidráulicas entre sí y también con la Administración estatal. De ahí yo creo que la planificación tiene su razón de reivindicarla en esta Cámara, puesto que es también obligación del Gobierno.

Por otro lado, pues, también la elaboración de esos programas de obras de interés regional, que -cómo no- no me voy a resistir a lamentar, ¿no?, que estemos con un convenio de aguas prorrogado y que no permite, por cierto, nuevas obras.

Me queda poco tiempo. Es cierto que los consejos insulares, pues de ellos, que dependen de los cabildos insulares, depende la producción, el precio y la explotación de los aprovechamientos.

Nosotros nos congratulamos de ese adelanto de las ayudas y también de ampliar los recursos económicos del Plan de Regadíos, pero también, en caso, señor consejero, de que se produzca, mientras que se hace esa planificación regional y se produzca una situación de sequía, pues, proponemos, por ejemplo, ayudar en los sobrecostes que pueda suponer la recarga de los embalses para garantizar el suministro. Todos sabemos los sobrecostes en cuanto a la desalación de agua, en cuanto a la compra de agua de pozos y galerías. Y, por otro lado, pues, también ayudas extraordinarias para nuestro sector primario, que fueran afectados por la sequía, si persiste, ¿no?

Señor consejero, confiamos en su responsabilidad, en su sensibilidad con el sector primario y en su disponibilidad a colaborar con los cabildos insulares.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Del Grupo Podemos, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señorías. Señora presidenta.

Pues a nosotros nos parece muy oportuna esta comparecencia sobre la pertinaz sequía, que son dos palabras que siempre nos las enseñaron juntas desde la época del nodo, "pertinaz" y "sequía", porque es verdad, con independencia de que los ruegos del señor Curbelo hayan clamado al cielo y que nos haya caído agua, es verdad que siempre nosotros aquí, los canarios, estamos acostumbrados a vivir largos periodos de sequía. Esto no es nuevo, ¿no? Aunque siempre que hay cuestiones de tiempo todo el mundo dice que es la primera vez en tres siglos que llovía tanto o que no llovía, es mentira. La gente la memoria climática no la tiene clara.

Nosotros entendemos que es un problema también de planificación, fundamentalmente, y básicamente entendemos que las políticas tienen que encaminarse a prevenir este tipo de situaciones y a planificar la gestión del agua.

A nosotros una cosa que nos preocupa -vamos a poner aquí varias preocupaciones- es la pérdida de la cultura del agua que nosotros siempre hemos tenido, los canarios, ¿no?, y que, claro, al perderse esa fuerza de trabajo o esa vinculación a la tierra del campesinado, es lógico que también la cultura del agua se pierda, porque la cultura no está en el aire, la cultura la viven las personas, y es un problema también de los modelos. En Canarias, en general, fundamentalmente en Lanzarote, Fuerteventura, La Gomera también, Gran Canaria, estamos acostumbrados a vivir largos periodos de sequía, pero me parece que lo importante es que también hemos tenido modelos agrícolas y de gestión del agua que merecería la pena también recuperar.

El problema de la gestión del agua, yo entiendo que no se está haciendo todo lo que se debiera fundamentalmente en la gestión de las aguas potables, en la gestión del agua de riego e incluso en las aguas residuales. Eso es un problema, porque eso podría, ¿verdad?, en vez de estar explotando sobremanera los recursos acuíferos, las aguas residuales son fundamentales también para agricultura y es un problema que no se ha planteado.

En el caso de La Gomera, señor Curbelo, aprovechando que usted está aquí, y hablando de la gestión del agua, en noviembre del año pasado, el Consejo Insular de Aguas de La Gomera dijo que el embalse de La Gomera estaba al 80 % del total de sus aguas y tres meses después se declara más o menos que estamos en sequía. Me parece que ahí ha habido también -si no, lo planteamos nosotros- un problema en la gestión, porque no es normal que tres meses después estemos en sequía.

Entendemos que hay un problema con la pérdida de suelo. Nos gustaría preguntarle al señor consejero qué se está haciendo para la reforestación, ¿verdad?, del suelo que...

Entendemos que las potabilizadoras también son la solución. A mí eso me lo enseñaron en el instituto. Una profesora, que era de Castilla-La Mancha, me dijo, en el año setenta y pico: "ustedes, los canarios, pasan sed porque quieren: ¡potabilizadoras!". No sé si se está haciendo todo al respecto.

Y luego hay una cuestión, en fin... -y voy un poco corriendo-, sobre el agua del chorro. ¿Por qué tenemos que acostumbrarnos los canarios a que el agua del chorro no sirve ni para la comida? Y yo no quiero exagerar también, como lo hizo el señor Matos aquella vez en La Laguna -me parece que tampoco era pa tanto-, la calavera aquella bebiendo agua. Yo tengo una destiladera en mi casa y le echo agua del chorro. ¿Pero por qué tenemos que acostumbrarnos a depender de la garrafa y la botellita? El agua del chorro tiene que consumirse.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Déniz. In time.

Grupo Popular, señor Díaz. (Rumores en la sala).

Perdone, señor Díaz.

Señoras y señores diputados, por favor, está en el uso de la palabra el señor Díaz. Si son tan amables. Muchas gracias.

El señor DÍAZ GUERRA (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Señorías, consejero, buenos días.

Miren, desgraciadamente tenemos que venir aquí a hablar de las medidas del Gobierno de persistir la sequía. Es cierto que últimamente, en estos días recientes, hemos tenido un ligero alivio a lo que ha sido uno de los peores otoños e inviernos de la historia climática de Canarias, pero eso es tan solo un alivio parcial y temporal. Estamos observando los canarios cómo el cambio climático se hace cada día más patente. Pese a que no haya memoria climática a corto plazo, a largo plazo sí existen los registros de la Agencia Estatal de Meteorología.

Realmente lo que preocupa, a mí personalmente y a nuestro grupo, no es la sequía temporal sino la falta de planificación, como se ha puesto de manifiesto, del Gobierno. Sin planificación por parte del Gobierno en uno de los recursos más escasos de Canarias como es precisamente el agua. El Gobierno tiene competencias en materia de agua pese a que se le hayan atribuido a los cabildos. El Gobierno tiene la obligación de coordinar y planificar hidrológicamente, la ordenación de los recursos en el archipiélago, tiene la obligación de asistir técnicamente y realizar la alta inspección a los consejos insulares, impulsar y fomentar las mejoras hidráulicas, así como investigar y desarrollar toda la tecnología en la materia. Luego, el Gobierno, pese a atribuir determinadas competencias, tiene la capacidad. No obstante, la Ley 8/2015, de los Cabildos canarios, también establece las medidas que debe adoptar el Gobierno, entre los artículos 30 y 32, en caso de que entienda que las competencias atribuidas, transferidas, no se estén ejecutando correctamente.

¿Sabe lo que le pasa a este Gobierno? Que no tiene planificación. Por no tener no tiene ni un plan hidrológico de Canarias. Es cierto que se publicó un decreto, el 165/2015, tarde y casi mal, porque el anterior Gobierno fue absolutamente negligente en esta materia, y por eso sucede que hoy en España, de las veinticinco cuencas hidrológicas, de las veinticinco demarcaciones, pues, haya siete que no tengan plan, de las cuales seis corresponden a este archipiélago. Seis de los siete planes que todavía no hay en España, hidrológicos, corresponden a Canarias, y ahí tiene mucha responsabilidad este Gobierno, que tenía que haber tutelado y haber impulsado, no tarde, en julio del 2015, sino muchísimo antes.

Mire, es una desgracia que tengamos que enterarnos por la audiencia de Canarias de que un tercio del agua que se está extrayendo del subsuelo, o para cuya obtención se está quemando combustible, que un tercio de esa agua vuelve al barranco. O sea, estamos extrayendo agua y luego, por déficit en las canalizaciones, por déficit en la gestión, esa agua vuelve otra vez al subsuelo o, peor aún, se pierde por el barranco. Desde luego hay una deficiencia en la gestión y en la tutela por parte del Gobierno autónomo. Ustedes pueden elaborar instrumentos legislativos, medidas fiscales, códigos de buenas prácticas, medidas de gestión de demanda, medidas de eficiencia, medidas de reutilización y, cuando no se hace, tenemos que venir a este Parlamento a hablar de sequía hoy y probablemente mañana hablando de carencia de agua.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Díaz.

Por el Grupo Socialista, señora Ventura Rodríguez.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Señorías.

Efectivamente, llovió. Llovió y podemos hoy decir que los embalses tienen agua suficiente para respirar un poco durante los próximos meses. Pero el otro día los agricultores de La Gomera me decían, "bueno, aquí solo nos acordamos de santa Bárbara cuando truena". No podemos estar sujetos a esa realidad. Hablamos de cambio climático, hablamos de la situación climatológica de Canarias. Esta es una realidad con la que nos vamos a encontrar todos los años, en un futuro, probablemente con bastante más frecuencia de lo deseado.

Por tanto, el Grupo Socialista apuesta por tener un plan, un plan y una programación de qué hacer, cómo responder, ante una situación de sequía pertinaz, como decía el diputado de Podemos. Pero, efectivamente, debemos tener una planificación. La coordinación con los cabildos y los consejos insulares se hace absolutamente necesaria.

Además es importante el convenio de aguas con el ministerio, el convenio de infraestructuras hidráulicas, para poder mantener las inversiones necesarias que nos permitan la acumulación de agua y además la extracción donde sea necesario, para poder prever, en situaciones de sequía por largas temporadas tener recursos disponibles para el sector, para la agricultura.

Y además la desalación sigue siendo también una cuestión pendiente, una asignatura pendiente. Quizás, una propuesta, estudiar la viabilidad, antes se hablaba de inversiones estratégicas para Canarias, se hablaba de las instalaciones de energías renovables, de la energía eólica. Esas entiendo y estaremos todos de acuerdo en que no habría nada más estratégico para Canarias que tener una obtención de energías renovables que permita la extracción de agua, por ejemplo -como decíamos antes-, en La Gomera, que se extrae de galerías y de pozos, con unos costes energéticos importantes, o la desalación, que ya también se ha hablado aquí, tiene unos costes energéticos importantes.

Por tanto, estudiemos una planificación, tengamos una planificación que permita saber cuáles van a ser las vías para mantener la rentabilidad de la producción en el sector agrícola y por supuesto el autoabastecimiento de la población. No podemos estar constantemente, cada vez que tenemos una sequía, pensando desde luego que las ayudas al sector, las que ya tienen agilizarlas y mejorarlas ayudan pero esa no sería una solución. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Por tanto, animamos al consejero, desde el Grupo Socialista, a que, efectivamente, tengamos un plan de emergencia ante situaciones de sequía que nos dé soluciones a largo plazo de manera estable.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista, tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña Guadalupe González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Señorías, buenos días.

Si hablamos hoy de agua, tenemos necesariamente que recordar a don Tadeo Casañas, que falleció ayer en la isla de El Hierro y que inventó, en 1948, un sistema de recogida de agua de las nubes. Contaba don Tadeo que en 1948 no llovió, los pozos se secaron, las tierras se agrietaron y hubo que traer un camión cisterna de Tenerife que repartió agua por las casas para que la gente sobreviviera. Cientos de herreños tuvieron que emigrar. Y el invento de don Tadeo, el agua de las nubes, permitió que muchos herreños sobrevivieran.

Esta historia es un reflejo de cómo la cultura del agua ha sido un eje central del desarrollo económico de Canarias. Las perforaciones que posibilitaron las galerías hicieron viable la agricultura en algunas islas, como es el caso de La Palma. Paradigma, estas perforaciones, de la I+D+i en nuestras islas.

La aparición en 1964 de la primera desaladora de España en la isla de Lanzarote permitió incorporar una tecnología que ha hecho viable el desarrollo económico en muchas islas.

Canarias depende y dependerá del agua para sobrevivir. Por eso la política hidráulica es para Coalición Canaria una prioridad en nuestras tareas de Gobierno, no solo en el Gobierno de Canarias sino en los cabildos insulares, dado que es una política compartida por ambas instituciones y liderada, evidentemente, por los cabildos. La intensificación de las acciones de almacenamiento, depuración y reutilización de aguas, así como el mantenimiento adecuado de las infraestructuras existentes, son claves. Completar cuanto antes la segunda fase de los planes hidrológicos, de los siete planes hidrológicos existentes... No es cierto que en Canarias no tengamos planes hidrológicos. Que las cosas hay que mejorarlas, por supuesto. Existen siete planes y ahora se está trabajando en la segunda fase de esos planes. Es importante completar esa fase cuanto antes por parte de los cabildos, con la colaboración del Gobierno de Canarias. Y el Convenio de Obras Hidráulicas -aquí se mencionó- tiene que cumplirse y ampliarse cuanto antes, y firmarse por supuesto, y la puesta en marcha de las obras de interés general pendientes, que llevan muchos años de retraso y que la crisis y los recortes dejaron atrás.

Coalición Canaria ha planteado en estos días como prioridad en la negociación para la conformación del nuevo Gobierno de España la recuperación y afianzamiento de este convenio, clave para que podamos hablar de que agricultores y ganaderos ya no pongan en riesgo su modo de vida por unos meses sin lluvia.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la segunda intervención del proponente de esta iniciativa.

En nombre de la Agrupación Socialista Gomera, del Grupo Mixto, tiene la palabra su señoría, el señor diputado don Casimiro Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidenta.

Es verdad que, lo digo sin acritud y con cierta ironía, a los dos portavoces de los grupos parlamentarios Podemos y Nueva Canarias, que le atribuyen a este humilde diputado cualidades más allá de la propia mente humana, casi hasta divinas y sobrenaturales. No, no, no influyo ni siquiera en el Gobierno. (Rumores en la sala). No influyo en los astros, no soy miembro ni trabajo en la Agencia Estatal de Meteorología, no soy un meteorólogo y no soy ni siquiera futurólogo. Gracias por atribuirme tantas cualidades. Lo que sí sumamos esos tres humildes diputados es la mayoría cualificada para que la triple paridad, en la modificación estatutaria, para... -¡sí, sí! (ante las manifestaciones que se producen desde los escaños)-, para que la modificación cualificada del sistema electoral no se pueda cumplir. Eso sí porque somos reales, somos tres -uno, dos y tres- y sumamos a la mayoría.

También sin acritud al señor Déniz, soy católico, efectivamente, no practicante. Por tanto, voy a la iglesia cuando acudo a acompañar a mis conciudadanos y no creo que eso sea motivo de tener también algunas dotes más allá de las propiamente humanas. No trabajo, como le decía a mi compañero Pedro, no trabajo en la Agencia Estatal de Meteorología, ni siquiera en la del Cambio Climático, de la comunidad autónoma, que parece que está languideciendo. Tampoco en ella.

Y desde luego tampoco me puedo hacer responsable de lo que diga la prensa. Alguien dijo, no desde el Consejo Insular de Aguas, que las presas en La Gomera estaban llenas. Pues ahora tienen mucho más caudal. Si quiere usted, le puedo comenzar por las tres de San Sebastián, Izcagüe, Palacios, Chejelipes, y le sigo por todo el norte, diciéndole la cantidad de metros cúbicos que tiene cada una. En el caso de San Sebastián, Izcagüe, Palacios y Chejelipes, están llenas, y así sucesivamente. Cuando damos nosotros la información es la que transmitimos, no la que se escribe.

A la portavoz del Grupo Socialista, que decía "se acuerdan de santa Bárbara cuando truena", ¿no se referirá a la intervención mía? En todo caso, al Gobierno, al Gobierno. No, no, para dejarlo claro también, para dejarlo claro también (ante un comentario que se efectúa desde los escaños).

Miren, es verdad que no llueve y, cuando llueve, no llueve al gusto de todos y, si no, que les preguntemos a los que de forma festiva querían el carnaval, que se suspendió varias veces; no llueve al gusto de los agricultores... En fin, esta es una realidad. Pero en los últimos días tuvimos lluvias excepcionales, que tuvieron la expresión en agua, en granizo, en nieve. Y, miren, por si no lo sabían, voy a hacer referencia a unas declaraciones del catedrático emérito de Biología de la Universidad de La Laguna, Alfredo Wildpret, para la isla de Tenerife y para el resto, porque es verdad que Canarias tuvo en este caso de lluvias una nevada histórica; y decía Alfredo Wildpret: ni todos los turistas ni todos los tinerfeños saben que la nieve del Teide es lo que más agua proporciona a Tenerife. Y es verdad, y al resto de las islas cuando nieva. Por tanto, todos estos fenómenos hacen que los acuíferos se recarguen, especialmente en las islas occidentales: en La Palma, en La Gomera, en El Hierro y Tenerife. Por tanto, las lluvias vinieron, vienen bien, se reduce el riesgo de plagas, la producción es de más calidad y en cantidad en cada una de las islas, para los de medianías y para los agricultores de zonas de regadíos no suben tanto los costes de producción para regar más, lo que incide negativamente en las ventas, suponen mucho más gastos, como ya decían algunos, para la desalación de aguas del mar y para la depuración. En fin, las lluvias son interesantes.

Pero siguen existiendo problemas, y algunos de ellos ya se han expresado aquí. Es verdad que la planificación hidrológica es la suma de todos los planes hidrológicos, porque cada una de las islas tiene sus peculiaridades. Miren, para que sepan, seguramente que no conocen este proyecto: la isla tiene un proyecto que fue cofinanciado entre el Gobierno de la comunidad autónoma y el Estado, que es el abastecimiento. Es el Consejo Insular de Aguas quien garantiza el abastecimiento a todos los núcleos de población poniendo el agua en cabecera, prácticamente pagando solo el coste de la elevación, que tiene un coste del orden de 400 000 euros en gastos, en consumo energético. Y la lleva desde el sur en sondeos y pozos que se han hecho en el sur a cualquier punto más alejado de la isla de La Gomera, al norte y a cualquier punto, porque la configuración geológica de la propia isla permite que la lluvia horizontal, en lo que es el núcleo central del parque nacional de Garajonay, de esa masa boscosa de la laurisilva, se filtre y se vaya al sur, hasta tal punto que se van al sur del orden de 750 000 m3 de agua cada año. Se pincha, hacen los sondeos y va al norte.

Pero la planificación regional, señor consejero, es clave y la cooperación con las instituciones. El cambio climático, que ya se ha dicho, se hace notar todavía, la contaminación continúa, los altos índices de desertización en nuestra comunidad autónoma, que es escasa en recursos, es importante la pérdida de suelo -algunos técnicos y expertos la sitúan entre el 60 y el 70 %, la pérdida de nuestro suelo-, falta de medios, hay que cooperar y coordinar la Agencia Estatal de Meteorología con los medios canarios, para que no ocurran las cosas que ya todos tenemos por experiencia, y es conveniente negociar el Convenio de Obras Hidráulicas con el Estado, con el Gobierno que llegue. Ojalá las previsiones se cumplan por parte del Grupo Socialista y que el día 1, creo que se adelantó la investidura, se pueda llevar a cabo y que la tarea para la cooperación con el Gobierno de España sea posible. Pero el Convenio de Obras Hidráulicas. Y es urgente, como ha dicho o ha señalado, el Plan de Regadíos para cada una de las islas del archipiélago. Nos congratula que haya 6 millones para atender esta necesidad.

Pero, miren, La Gomera tiene hoy una necesidad. Es una obra de interés general y yo sé que ha tenido algún problema, algún técnico, con la consejería saliente, pero hay que concluir el proyecto de elevación de agua y la electrificación, el proyecto de impulsión y la electrificación del barranco de la Negra, en el municipio de Alajeró, y la galería de fondo del Pozo del Altito, en Valle Gran Rey, que es quien garantiza precisamente que haya agua en cantidad y en calidad suficiente para un municipio turístico como Valle Gran Rey y también para un municipio emergente, desde el punto de vista turístico, como es Alajeró.

Es importante también lo que ha señalado: adelantar los recursos a los agricultores y ganaderos, es decir, a todo el sector primario, no solo en materia de riegos, como ha señalado, sino también en otros ámbitos, para que puedan atender sus necesidades.

Y, miren, antes señalaba que a Canarias llegan más de 13 millones de turistas y hay un consumo potencial, independientemente del de la agricultura y más allá del agua que embalsamos en presas o en galerías, sumando la depuración de aguas residuales e inclusive la desalinización, pero yo creo que es importante que nos demos cuenta de la importancia que tiene nuestro paisaje para el turismo, nuestro paisaje como consumidor de recursos. De ahí que surjan paisajes tan excepcionales como los bancales en La Gomera o las gavias en Fuerteventura o los enarenados en Lanzarote o inclusive el cultivo en el sur de Tenerife en jable. Son elementos importantes y son estrategias del propio agricultor para reducir el consumo del agua y para adaptarse a una orografía tan excepcional. Por tanto, creo que hay cuestiones importantes que plantear, como recuperación de nacientes, mejora de la eficiencia del agua, charlas y la mentalización de la ciudadanía en los colegios y a la ciudadanía en general.

Y, miren, cuando yo vengo aquí a plantear esta pregunta, la tarea en la isla de La Gomera la intentamos hacer. Nos reunimos con todas las comunidades de regantes, nos reunimos con todos los ayuntamientos y pusimos en marcha proyectos, que ahora comentaré. Dos líneas de actuación, que ahí se requiere la cooperación también del Gobierno si fuera posible, dos líneas de créditos específicos de una parte para atender la demanda de las comunidades de regantes, para proyectos de redes de riego o mejora, nuevas redes de riego o mejora de las actuales, con una inversión del orden de 500 000 euros. Le decía antes que no conozco el resto de los presupuestos de los consejos insulares, pero en el caso de La Gomera con 2,2 millones de euros difícilmente se pueden hacer muchas más cosas. La recuperación y uso de los nacientes, como les decía, y otra línea de créditos a través del cabildo para adelantar recursos al sector primario, incentivar para que las comunidades de regantes sean agentes activos; y con los ayuntamientos, una campaña de sensibilización y un convenio de colaboración para instalar difusores en todas las viviendas de cada uno de los municipios de la isla de La Gomera con los ayuntamientos; y un plan de mejora para atender necesidades, de acuerdo con nuestros presupuestos.

Por tanto, señor consejero, nuestra predisposición a colaborar con su consejería, porque estoy completamente seguro de que si todos sumamos hacemos una planificación excepcional para Canarias, y lo necesita, para el ahorro y para la inversión.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Curbelo.

Para cerrar, el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Gracias, señora presidenta. Señorías.

Bueno, yo creo que todos han planteado la necesidad imperable de que tenemos que mejorar y coordinar, y en la planificación, sin ninguna duda. Tenemos que ir a la mejora de esa planificación y a la mejora de esa coordinación. Y les puedo asegurar a nivel general que este Gobierno y este consejero que les habla así lo va a hacer, con quien nosotros creemos que tenemos que hacerla, evidentemente con los consejos insulares, que son los cabildos insulares, y también con los municipios, porque así entendemos nosotros Canarias y así lo queremos planificar. Es una evidencia.

Todos sabemos que el sector primario es muy complejo y efectivamente podremos hablar de muchos sectores pero quizás el sector primario es el que tiene una dependencia mayor de la climatología, y en esta climatología hay cosas que podemos poner remedio y, desgraciadamente, hay cosas en las que no podemos poner remedio. Aunque algunos, como decía el señor Curbelo, le atribuían algunas funciones fuera de lo humano, desgraciadamente nadie puede poner remedio a algunas cuestiones. Pero lo que sí podemos hacer, y somos responsables y tenemos que hacer las administraciones públicas, es poner remedio en aquello que es nuestra competencia y en lo que lo podemos hacer, y ahí yo creo que todos y todas las administraciones tenemos que ponernos de acuerdo.

Evidentemente, el señor Rodríguez, de Nueva Canarias -aunque no está-, y algunos han manifestado, han manifestado algo muy evidente. Yo creo que la mayoría de los portavoces, sin ser el portavoz del Partido Popular, todos los demás han manifestado... Yo creo que todos tenemos que hacer nuestra función y también el Gobierno de Canarias. El convenio de aguas con el Estado, yo creo que es fundamental volver a retomar ese convenio de aguas con el Estado, que hay que recordar que en los últimos años, en algunos años, se ha reducido en más de un 50 % ese convenio económico que teníamos de obras hidráulicas con Canarias, lo que ha hecho que se retrasen muchísimas obras, otras no se han podido ni empezar y otras no se van a poder terminar. Y esa es una realidad objetiva que está ahí y, si no, miremos los Presupuestos Generales del Estado de estos últimos cinco ejercicios presupuestarios. Pero, al margen de eso, yo creo que tenemos que ir a un nuevo convenio. Yo en eso estoy completamente seguro de que el portavoz del Grupo Popular y el Partido Popular y todos los partidos vamos a estar de acuerdo en que tenemos que ir a nuevo convenio, adecuado para Canarias, para atender esa planificación y esa necesidad de los planes hidrológicos de cada una de las islas.

Señor Déniz, yo estoy completamente de acuerdo. Usted ha dicho algo que creo que es real, y es la cultura del agua que tenemos que recuperar. Eso va más allá de la planificación, eso va más allá, en la cultura de Canarias y de cada una de las islas. La cultura del agua es fundamental.

En el PDR sí tenemos planes para la reforestación, junto con Medio Ambiente, una línea específica con la Consejería de Medio Ambiente donde va la reforestación. Me hacían una pregunta y quiero decirles que sí se tenía. No la hemos sacado, la sacaremos esperemos que para junio o julio de este año, pero existe una línea de ayuda para la reforestación.

Decirle al Partido Popular, al señor Díaz, mire, podemos estar de acuerdo en que no hemos hecho todo a lo mejor... No lo que hemos podido, yo estoy de acuerdo en que el Gobierno ha hecho todo lo que ha podido, pero siempre nos equivocamos y siempre cometemos errores, pero que usted me diga y venga aquí a decir que no están aprobados... Mire, los planes hidrológicos de Canarias están aprobados los siete, en diciembre de este año están los siete aprobados; otra cosa es el segundo ciclo -y hay que tenerlo claro-, que estamos iniciando, pero los planes hidrológicos de Canarias, las cuencas, como usted sabe, en Canarias cada isla es una cuenca hidrográfica, y los planes -y quiero dejarlo claro- están aprobados todos. En diciembre se aprobó el de Lanzarote, que era el último, y quiero dejarlo claro. Otra cosa es que hay cabildos que han iniciado el segundo ciclo y otros no, pero están aprobados todos.

Y otra cosa: que venga a decirme que tenemos que actuar cuando el Gobierno del Estado, cuando hablamos de recursos hidráulicos para el sector primario, para garantizar el recurso hidráulico -como decía la señora Ventura, del Partido Socialista- utilizando energías renovables y el Gobierno de su partido saca el Decreto 900/2015 en diciembre, donde prohíbe que se utilicen las energías renovables y el beneficio de ellas para los agricultores y los ganaderos, que el Gobierno de Canarias le ha mandado una carta y estamos en vías de solución -esperemos que así lo haga-, pero cuando su Gobierno saca este Decreto 900/2015, que lo que hace es prohibir que los excedentes de los recursos de energías renovables que utilizan los agricultores y los ganaderos que vierten a la red puedan suponer recursos para paliar el agua de consumo de estos, entonces, oiga, yo creo que aquí tenemos que ser un poco serios y decir lo que está haciendo cada uno. Y no lo hacemos todo bien, seguro, también fallamos, señor Díaz, pero también yo creo que decirme esto cuando el Gobierno saca un recurso que lo que impide es que los recursos como la desalación y la depuración de agua, fundamental para nuestra agricultura y nuestros ganaderos, la instalación de depuradoras y desaladoras en estos suelos agrícolas y ganaderos no pueda hacerse como se hacía hasta ahora, utilizando las energías renovables, creo que no es de justicia.

Señora Guadalupe, estoy completamente de acuerdo con lo que ha dicho, y voy a hacer un paréntesis. Usted lo ha dicho, yo lo iba a hacer en la intervención: mi más sentido pésame a don Tadeo Casañas, que falleció ayer. Un herreño al que denominaban el ordeñador de nubes, que salvó a la gente de El Hierro en el 45. Ordeñador de nubes porque utilizaba las masas de nubes, horizontal, que tenemos en muchas de nuestras islas para dar agua a nuestra población. Y también me sumo, evidentemente, a ese pésame que usted hacía.

En definitiva, señor Curbelo, planificación y coordinación, completamente de acuerdo. Quiero decirle que el proyecto del barranco de la Negra, y el otro proyecto que usted me ha dicho, esa modificación y esa ampliación que necesitan de un poco más de un millón de euros para terminar, para nosotros es prioritario. De hecho, lo hemos mandado, porque, como es un convenio que sí está dentro de las obras de interés general, está dentro, hay una modificación, tiene ampliación, se la hemos mandado ya al ministerio para su aprobación. Desgraciadamente, hasta ahora no hemos recibido respuesta. Cuando nos den la autorización -esperemos que sea más pronto que tarde-, pondremos los recursos, que los tenemos, como le dije ya creo que en una respuesta en esta misma Cámara, pondremos los recursos para la finalización. Pero estamos pendientes, como usted sabe, está dentro, ese sí está dentro del marco del convenio con el Estado y estamos a la espera de su aprobación.

Yo creo que, como todos han manifestado, creo que tenemos que hacer una planificación. Como dije, hay cosas que no podemos solucionar y hay cosas que sí. Tenemos que tener una coordinación con los consejos insulares y con los ayuntamientos, hacer una buena planificación de aquí al futuro, en dos líneas: una, los planes hidrológicos y el segundo ciclo del agua, que sean los propios consejos insulares quienes manifiesten las prioridades de abastecimiento; y la otra, el Plan de Regadíos de Canarias, que creo que es fundamental para intentar modernizar... Y aquello que también decía el portavoz del Partido Popular, que también estoy de acuerdo con él: evidentemente lo que no se puede es que un tercio -ahí sí es verdad- del agua que se extrae se pierda. Yo creo que tenemos que modernizar, y el Plan de Regadíos así lo contempla, modernizar las redes de riego, porque tenemos una pérdida -yo creo que eso es en todas las islas igual-, una pérdida por la obsolescencia de nuestras instalaciones de regadío y de autoabastecimiento de agua de consumo, incluso para las casas. La antigüedad de estas líneas de riego hace que la pérdida sea una pérdida que sea inasumible yo creo que para esta comunidad, una comunidad dependiente del agua. Con lo cual este Plan de Regadío también tiene una línea específica para la adecuación, mejora y recambio de estas líneas de regadío.

Muchas gracias, señorías, y este Gobierno y este consejero que les habla intentará, y la hará, la planificación con todas las islas y con todos los ayuntamientos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Señorías, hemos acabado las comparecencias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0389 Sobre -Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, sobre medidas ante la persistencia de la sequía.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico