Diario de Sesiones 24/2016, de fecha 24/2/2016 - Punto 8

9L/PNL-0083 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE GESTIÓN DE LOS SERVICIOS DE COMEDOR DE LOS CENTROS DE ENSEÑANZA PÚBLICA NO UNIVERSITARIA.

La señora PRESIDENTA: Siguiente proposición no de ley, la 83, sobre gestión de los servicios de comedor de los centros de enseñanza pública no universitaria, a propuesta del Grupo Parlamentario Podemos.

(Rumores en la sala).

Para su defensa, la señora Monzón.

Silencio, señorías, por favor.

La señora MONZÓN NAVARRO: Buenas tardes ya a todos y a todas.

Las administraciones públicas entendemos que deben propiciar siempre y permitir unos servicios, los mejores servicios de comedores escolares y los más idóneos a todos los niños y niñas de Canarias. Y entendemos que además estos comedores tienen que implicar al resto de sectores económicos de Canarias para que esa mejora del servicio y de la calidad a la vez repercuta también en las producciones propias o locales de Canarias. Efectivamente, para que esto suceda debe haber una implicación social, una implicación también de la comunidad educativa, una implicación de los equipos directivos de los centros, que entiendan y hagan suya también esta implicación y creer que, efectivamente, la calidad y la mejora de los servicios de los comedores escolares es parte también de su cometido. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y pasa a sustituirla el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

La gestión externalizada de los comedores escolares eleva en algunos casos la cuota a devengar por las familias que tienen esos servicios. Sabemos que los costes, en aquellos centros en Canarias que tienen gestión directa en muchos casos tienen superávit, aparte de otra serie de ventajas que vamos a definir y que hablaremos ahora mismo.

Estos sobrecostes, para aquellos que están externalizados, se trasladan, evidentemente, a las familias, que tienen que costear esos gastos y que deben asumir, cuando no se asumen en los casos de los comedores de gestión directa. Asimismo, la calidad de los menús -es evidente- que se ofertan por catering, pues, es indudablemente mejor en los que tienen la gestión directa, aquellos que se realizan en los propios centros. Podemos ver ejemplos de niños, y cuantos en esta sala han podido tener hijos que han ido a comedores escolares públicos, a los que, al llegar a casa, volvíamos a darles de comer, porque evidentemente, en muchos de los casos, las comidas que se les ofrecían no tenían esa calidad necesaria para que diversificaran los alimentos. Es como si pusiéramos el ejemplo de que nosotros comiésemos todos los días de la semana una comida de catering, como la que comíamos en los aviones cuando nos trasladábamos a la Península, en aquella época en la que nos daban de comer en los aviones.

Por tanto, entendemos que los comedores de gestión directa, estos que elaboran esos alimentos poco antes de que se consuman, sin necesidad de tener que transportarlos y, por tanto, son más sostenibles, tienen una realidad, que es tener mucha mejor calidad que la que se les ofrece a estos niños y niñas en todos los colegios.

Desde 2007, se vienen externalizando los comedores escolares en Canarias, antes había muchos más servicios de gestión directa en los centros, y, como decimos, esto no ha repercutido en una mejora de la calidad sino todo lo contrario. A estas externalizaciones, hay que entender que a los costes que tengan estas empresas para servir estas comidas hay que añadir aquella renta que deben o aquellos beneficios que deben obtener las empresas. Por lo tanto, es lógico pensar que esos costes sean mayores.

Y, por tanto, aumentar la calidad de los alimentos es un reto que se debe conseguir consumiendo productos propios de Canarias, aprovechando nuestra agricultura, nuestra ganadería, nuestra pesca, nuestra pequeña industria agroalimentaria, ya que serían productos frescos, productos de kilómetro cero, de temporada. Realizaríamos un doble papel: dar al mercado a la producción canaria una salida y educar a nuestra infancia a apreciar los productos de temporada, buscando una alimentación sana, rica en frutas y verduras, que serán más apreciadas si estas tienen su punto de maduración como sucede cuando se recolectan en Canarias, cuando no tienen que trasladarse de muchos kilómetros y que tienen que recolectarse con menos puntos de madurez y, por tanto, con menos calidad organoléptica en el producto. Incluso en algunos casos estos productos vienen de países terceros, con menos controles y normativas de seguridad alimentaria que tienen los de la Unión Europea. Permítanme recordar el caso de la panga vietnamita hace unos años en los comedores.

El esfuerzo de gestión que realizan los responsables de comedores, equipos directivos y el trabajo diario que realiza también el personal laboral en la atención de los comensales es indudable, no solo en la atención sino que dan una continuidad a esa labor educativa en materia de nutrición, para mejorar los hábitos alimenticios de nuestra infancia.

La educación para la salud también se trabaja en el comedor escolar, ya que proporciona una oportunidad muy aprovechable para consolidar hábitos de salud e higiene y que continúen en su entorno familiar.

También trabajan otros valores, como son la cooperación, la solidaridad y la tolerancia. El comedor escolar es un marco en el que día a día se adquieren esos hábitos alimentarios saludables y se conocen prácticas de normas para una óptima alimentación y un futuro en la vida, que evidentemente va a repercutir en la calidad de todos nuestros niños y niñas cuando alcancen mayor edad.

Por otro lado, las ratios del personal que asiste a los servicios de comedor en muchos centros educativos es insuficiente para atender esa demanda de los comensales. Por tanto, entendemos que en la resolución de comedores, donde se recoge el número de personal, que se publica antes de la matriculación de los alumnos, con lo cual el número de comensales puede aumentar considerablemente, es necesaria esa revisión de las ratios para que se ajusten a la realidad del alumnado que accede a este servicio. Estos profesionales atienden y supervisan a los escolares en el tiempo de comedor, también en el tiempo de permanencia en el centro educativo hasta que son recogidos, facilitando la creación y desarrollo, como hablaba, de hábitos y actitudes favorables a la salud, a la higiene, a la participación, a la convivencia y a la correcta conducta alimentaria.

Entre otras tareas, supervisan y atienden al alumnado en el comedor, colaboran en la creación de un clima agradable de comedor, potenciando el respeto y la comunicación, la buena convivencia, conocen los problemas de salud de los comensales, como intolerancias y alergias a determinados alimentos, estimulan el consumo de los alimentos que se ponen en la mesa y emiten mensajes relacionados con el saber estar en la mesa, potencian el interés por la cultura relacionada con los alimentos y la bebida, fomentan la estima por el propio cuerpo y por el cuidado de la salud a través de la alimentación y de la higiene. Esos hábitos saludables, evidentemente, repercutirán en una prevención de muchas otras cuestiones o problemas que puedan darse posteriormente. También el consumo respetuoso con el medio ambiente, el uso responsable del agua, del papel, de la luz, etcétera; proponer juegos y actividades constructivas, escuchar las sugerencias y aportaciones de los niños y niñas en el comedor y recreo. De ahí la importancia de que este personal sea adecuado.

Por tanto, entendemos que nuestra proposición no de ley va en estos términos y proponemos instar al Gobierno de Canarias a que los nuevos servicios de comedor que se creen en los centros de enseñanza pública no universitarios sean de gestión directa.

Asimismo, los servicios de comedor actuales que se encuentran externalizados, y aquí, si me permiten, introduzco ya una enmienda que presenta el Grupo Nueva Canarias, donde habla, en vez de "se irán reconvirtiendo", "se fomentará su reconversión de forma paulatina en servicios de gestión directa". Una enmienda que vamos a aceptar porque entendemos que tiene que haber una participación de toda la comunidad educativa para que realmente esta situación se revierta, que creamos realmente que los comedores escolares de gestión directa son una gran oportunidad para todas nuestras niñas y nuestros niños y que es la mejor opción.

Segundo punto, instar al Gobierno de Canarias a que se provea, estimule y fomente en los comedores escolares de centros de enseñanza pública no universitaria de Canarias productos originarios de Canarias.

Y el tercero, que tiene que ver con las ratios que comentábamos, instar al Gobierno de Canarias a que, una vez concluido el periodo de matriculación en los centros, se revisarán las ratios de personal en los servicios de comedores escolares, modificando aquellas ratios que sean necesarias para ajustarlas y garantizar la prestación de los servicios a los comensales, sin perjuicio de que se puedan modificar las ratios del personal en cualquier momento del curso escolar debido al aumento extraordinario de comensales, ya que hablamos de servicios prioritarios.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Monzón.

Tiene una enmienda, de Nueva Canarias, el Señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Nosotros, obviamente, vamos a apoyar esta moción también. Hemos presentado una enmienda, que luego la explicaré, aunque no le entendí si la iba a aceptar o no (la señora Monzón Navarro hace un gesto afirmativo). Ah, bien, bien. Entonces dedicaré menos tiempo a explicarla.

Nosotros, cada vez que hablamos de comedores escolares, hablamos de algo bastante más amplio y profundo que el simple espacio o lugar donde nuestros chicos y chicas comen al mediodía. Nueva Canarias entiende este espacio como una parte importante del proceso educativo. Por supuesto de generación de hábitos no solo alimenticios sino también saludables, pero también como un espacio importantísimo de socialización, en ocasiones más importante que la propia aula. Es importante también para trabajar la puesta en valor de lo nuestro. Acabamos de aprobar una moción de contenidos canarios. Nosotros somos claramente defensores de la incorporación de productos de nuestra tierra en el menú diario, la reducción de la huella ecológica, la importancia de productos frescos incorporados a ese menú y por supuesto el apoyo a la gente de nuestro campo o también a nuestros industriales. Es también un programa que favorece la inserción laboral, sobre todo de la mujer, por el papel histórico que le tocó en el ámbito familiar. Y en última instancia, en ocasiones, y en estos momentos desgraciadamente más de la cuenta, la única oportunidad de una comida equilibrada durante el día.

Recientemente traíamos una PNL donde planteábamos ampliar los beneficiarios de la cuota cero para que aquellas familias que más dificultades pasaban pudieran permitirse el que sus chicos y chicas pudieran tener acceso al comedor escolar. Afortunadamente fue aprobada por unanimidad en este Parlamento y esperemos, inicialmente no se ha visto así reflejado en el presupuesto, pero esperemos que lo largo del ejercicio puedan incorporarse partidas para que ese incremento, efectivamente, sobre todo a partir del próximo curso, sea una realidad.

Y nosotros somos también defensores de lo público en la mayoría de los ámbitos y en el de los comedores escolares, también. Coincidimos con la PNL en las ventajas que esto aporta.

Pero presentábamos una enmienda precisamente incitando a fomentar la reconversión de forma paulatina y no reconvirtiendo obligatoriamente, porque también somos unos firmes creyentes en la autonomía de los centros, en la autonomía de los consejos escolares y a las decisiones que toman.

Uno que ha estado muy ligado a estos espacios, además, es consciente de por qué en ocasiones se toman estas decisiones. Y no siempre es por un aspecto simplemente economicista o un aspecto de mayor comodidad, digamos, pues, para el equipo directivo. En ocasiones está ligado incluso a aspectos de salud, a evitar los riesgos de determinadas intoxicaciones alimenticias dentro del centro, donde luego recae la responsabilidad.

Pero es verdad que hay centros educativos que siguen con estos programas, que siguen con los comedores escolares de forma pública y entendemos que ese debe ser el camino. Entendemos que debe ser el fomento, a través de los centros que actualmente no los tienen, de incorporarlos, de incitarlos, de enseñarles las ventajas que esto tiene, a los propios centros, a los equipos directivos y obviamente también a los padres y madres de los niños que van a los comedores escolares.

Por tanto, ese es el sentido de este aspecto. No es porque no estemos de acuerdo, sino todo lo contrario, en que sean públicos, sino que lo que se propicie es el fomento de la reconversión de los que actualmente están externalizados en servicios públicos, pero no obligando, como digo, a los centros educativos a través de los consejos escolares. Por tanto, van a contar con nuestro apoyo.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Campos.

Señora Monzón, Grupo Podemos, para fijar posición, aunque ya lo ha dicho.

La señora MONZÓN NAVARRO (Desde su escaño): Sí, aceptamos la enmienda del Grupo Nueva Canarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias.

Continuamos. El Grupo Mixto, la señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Señorías.

No podemos desvestir un santo para vestir a otro, haciéndolo no se soluciona ningún problema, y es por eso por lo que, pese a estar de acuerdo con esta PNL, Agrupación Socialista Gomera entiende que es necesario un debate de mayor profundidad.

Debo remarcar, en primer lugar, que la formación política a la que pertenezco defiende a ultranza las bondades de los servicios públicos, con más razón aún cuando hablamos de una prestación como los comedores escolares en los centros educativos de nuestra comunidad autónoma. Apostar por el control público de los comedores implica, además, añadir seguridad respecto al cumplimiento de normas de salubridad e higiene, así como apostar por una alimentación equilibrada y completa, y por supuesto apoyar el consumo de alimentos frescos, lo que nos permite avanzar en políticas de apoyo a nuestros productores locales, que todos sabemos que lo necesitan. Sin embargo, nos vemos en la obligación de matizar que iniciativas como la que nos ocupa requiere una reflexión mucho más extensa de lo que permiten tres minutos de intervención, a lo que se limitan las aportaciones de los distintos grupos políticos en las PNL.

Debemos preguntarnos -y ese es nuestro gran pero- si acaso manejamos las cifras de a cuántos comedores privatizados nos referimos y si la acción resulta sostenible para el sistema. Tengamos en cuenta que más allá del carácter público lo verdaderamente importante es ofertar un servicio de comedor con cobertura subvencionada para quienes no pueden pagarlo. Digo esto porque sabemos que hay recortes en el gasto y cientos de comedores escolares y, aunque es cierto que el sobrecoste de la privatización no debería repercutir en las familias, nos preocupa a cuántos trabajadores y trabajadoras de los catering privados mandaremos al paro con esta iniciativa.

El desmantelamiento paulatino que se propone tiene que hilarse muy fino y si se necesita gente que asista en el servicio hay que aprovechar la experiencia de los trabajadores que llevan años cumpliendo con este cometido. ASG entiende que con la oportuna formación didáctica estos trabajadores podrían ser integrados y no verse abocados a quedarse en el paro, pues no podemos dejar de tener presente, además, que se impone una ratio adecuada de trabajadores en relación con el número de alumnos.

Los diputados de Agrupación Socialista Gomera hemos escuchado las razones de los grupos proponentes y las compartimos, pero insistimos en que se debe atender a las posibles consecuencias negativas y recalcamos que esta cuestión merece más debate.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo Popular, señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente. Señorías. Ciudadanos de Canarias.

Señores del Grupo Parlamentario Podemos, quiero decirles una cosa aunque parezca raro: hay muchas más cosas que nos unen que las que nos separan, aunque parezca... de verdad se lo digo con convicción. Bien es verdad que también hay muchísimas cosas que nos separan y mucho, pero lo cierto es que en estos meses, compartiendo escaños, plenos, comisiones, me he dado cuenta de que hay una cosa que nos une de verdad, y es la defensa de nuestra gente, del interés general, y sobre todo no solo de los que nos han votado sino fundamentalmente de los que no lo han hecho.

Y el tema de los comedores escolares es una de esas preocupaciones que sí compartimos. Ahora bien, nuestro grupo dice también, y entiende, que las administraciones públicas han de ser las que propicien las medidas que han de permitir que los comedores escolares, que se les prestan a nuestros niños y a nuestras niñas canarios, sean los mejores, los de mayor calidad y que se establezcan los controles necesarios para asegurar esa calidad. Pero, miren, ustedes utilizan unos argumentos para esta proposición no de ley, como, por ejemplo, las diferencias de cuota que algunas familias han de devengar si el servicio lo presta personal propio o no; o la calidad de los menús que oferta el servicio propio, que son mejores que los del servicio externalizado; o también hablan del tiempo de elaboración de los menús y de un supuesto detrimento en la calidad del servicio según quién lo preste, y así una serie de argumentos... Miren, yo le digo que en algunos argumentos coincidimos y si son ciertas algunas afirmaciones que ustedes hacen aquí yo creo que hay que analizarlo con más rigor, hay que analizarlo sobre todo por lo que pudiera estar ocurriendo. Pero en lo que no estamos de acuerdo en nuestro grupo, por lo que no vamos a apoyar esta iniciativa, es en que tenemos serias dudas acerca de que si una gestión propia de los comederos escolares tiene más calidad que si lo haría una gestión externalizada. Creo que debemos hacer estas manifestaciones con cuidado, porque pueden generar alarma en los padres.

Y si ustedes creen que hay fallos, yo creo que habría que venir aquí a debatirlo en el Parlamento, pedir información al Gobierno... Venir con argumentos más sólidos. Y de verdad que, aunque puedo estar de acuerdo en mucho de lo que ustedes plantean aquí, creo que la fórmula debería haber sido distinta, no presentar directamente esta proposición no de ley, sino de verdad investigar y comprobar que todo lo que aquí se afirma es cierto.

Por lo tanto, quiero decirles, al Grupo Podemos y al resto de los grupos, que este tema nos preocupa mucho. No lo vamos a apoyar en los términos que ustedes lo han planteado pero les aseguro que es un tema que vamos a seguir muy de cerca, porque creemos fundamental para el desarrollo, como digo, de todos esos niños y niñas que asisten a estos comedores escolares. Pero la fórmula tiene que ser otra. Vamos a debatir y vamos a, de verdad, encontrar si eso que usted dice es cierto o no, y si es cierto, vamos a actuar, pero nos parece que carece de fundamentos sólidos este tipo de afirmaciones que pueden generar alarma entre los...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Águeda.

Por el Grupo Socialista, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña Ana): Gracias, señor presidente.

Señorías de Podemos, creo que hay que informarse bien de cómo están las cosas antes de presentar iniciativas.

El primer punto que ustedes proponen en esta proposición no de ley es que los nuevos servicios de comedor, que sean de gestión directa, además los que se encuentran externalizados se vayan convirtiendo paulatinamente en gestión directa. El Grupo Socialista defiende en todo momento el empleo público pero, seamos realistas, si hay necesidades porque aumentan los comensales y la ley de racionalización del gasto no permite contratar más personal laboral y de servicios complementarios, lo que puede interesar es contratar directamente una empresa de catering, cuyo personal sería de la propia empresa de catering y así poder prestar un servicio compensatorio y social, dentro de los principios de igualdad y solidaridad. Lo que no se puede hacer, lo que se hizo en la pasada legislatura, es trasladar personal de servicios complementarios de un centro a otro y con ello aumentar el número de comensales, en colegios con más necesidades económicas situados en zonas más desfavorecidas. Lo único que permite la ley es restituir a los jubilados y la limitación que tiene la tasa de reposición. Por tanto, aunque queramos, no podemos. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Por otro lado, hablan también de que los comedores se provean de productos originarios de Canarias. Esto ya existe. Existe una red de ecocomedores donde se usan los productos de la zona. Es un trabajo que hace la Consejería de Educación con el Instituto de Calidad Agroalimentaria. Incluso se ha llegado a un acuerdo con los agricultores, los cuales están muy contentos, y donde la producción local, se les compra la cosecha al mismo precio durante todo el año. Además, si no lo recuerdan, se lo recuerdo: el pasado día 10 de noviembre de 2015 aprobamos en esta Cámara una proposición no de ley del Grupo Socialista sobre el consumo de productos ecológicos en los centros públicos. Así que con consultar el Diario de Sesiones lo tienen.

Y, por último, hablan de servicios prioritarios. No, señorías, no son servicios prioritarios, es un servicio complementario, como prestación complementaria al servicio público educativo.

Por eso mi grupo parlamentario no va a apoyar esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

(Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

¡Señorías! Hablando de colegios, en muchas ocasiones este pleno no parece un salón de plenos, señorías.

Señora García, en nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta.

Desde el Grupo Nacionalista Canario queremos subrayar la importancia de los comedores escolares como servicio complementario en la Consejería de Educación para cumplir el objetivo de conciliar la vida laboral con la familiar. Tal es así que en el Presupuesto del 2016 las cuantías destinadas a los comedores se incrementaron en un 12,8 %, llegando hasta 12,3 millones de euros, es decir, 1,4 millones de euros más que el año pasado. Lo que creo que demuestra la importancia que también tienen los comedores escolares para el Gobierno de Canarias. Esta inversión permite atender a 473 comedores, con unos 67 951 comensales, de los cuales 14 000, casi 14 000, reciben cuota cero. Además no olvidemos a los 13 000 alumnos que reciben, que tienen también la ayuda del desayuno. Señorías, es imprescindible que tengamos esos datos presentes.

No estamos de acuerdo con la argumentación de que los comedores de catering tienen que ser necesariamente de peor calidad. Primero, porque hay cientos de excelentes profesionales que realizan y se encargan de hacer bien su trabajo; segundo, porque hay unos criterios de calidad y unos controles estrictos de garantía que, ya sean para cocinas internas de los colegios o para cocinas externas de catering, que tienen que cumplir. Está en la normativa de los comedores, el funcionamiento de los comedores escolares. Le aconsejo que también la revise.

Y deberíamos dejar también claro que la contratación de los servicios de catering quien la realiza son los centros, la autonomía de los centros, los directores, los encargados de comedores, y es aprobado en el consejo escolar. Por lo tanto, velando por ese servicio, hay cientos de profesionales permanentemente, día tras día. Recordar que el servicio de catering en muchos centros se implanta por una necesidad: porque no hay suficiente infraestructura o incluso, seamos sinceros, porque la Consejería de Educación no tiene suficiente presupuesto. Pero ahí está la necesidad de la implantación del catering, que llegue al máximo alumnado. Esa es realmente la prioridad.

Con respecto a las ratios, decir que la planificación no va al margen del número de comensales. En enero se presenta el apéndice uno -que si lo miráramos...-, que sale en la normativa, se hace la previsión real de los comensales que en enero están en el comedor y después se hace una posible previsión para el curso siguiente. Y si leemos la letra pequeña nos dice: si el módulo solicitado para el siguiente curso es inferior o superior al de comensales, hay que especificar el motivo. Y normalmente...

La señora PRESIDENTA: Gracias. Se acabó su tiempo. Saben que los tres minutos, no hay más. Muchas gracias, señoría.

Vamos a proceder a la votación de esta proposición no de ley en los términos de aceptación de la enmienda que se ha hecho por parte del grupo proponente. ¿De acuerdo? Por tanto, el punto 1 de la PNL se sustituye por el de la enmienda. ¿De acuerdo? Señorías, vamos a votar. (La señora presidenta pulsa el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, comienza la votación. (Pausa).

Señorías, ha concluido el tiempo de votación. 53 votos emitidos: 12 síes, 38 noes y 3 abstenciones.

Por tanto, queda rechazada esta proposición no de ley presentada.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0083 Sobre gestión de los servicios de comedor de los centros de enseñanza pública no universitaria.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico