Diario de Sesiones 26/2016, de fecha 9/3/2016 - Punto 8

9L/C-0407 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -GOBIERNO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL TRIBUNAL DE CUENTAS DE LA PRESTACIÓN POR LAS ENTIDADES GESTORAS DEL SERVICIO DE PRODUCCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE AGUA POTABLE.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señorías.

Volvemos a las comparecencias con el orden acordado también en la... Vamos a ir a la comparecencia, solicitada por el Grupo Popular al consejero de Agricultura, al Gobierno en este caso -contestará el señor consejero de Agricultura-, sobre el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas de la prestación por las entidades gestoras del servicio de producción y distribución de agua potable.

Señora Montelongo.

(La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y pasa a ocupar la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero, ciudadanos de Canarias.

Señorías, les recuerdo un lugar, Madrid, Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas en el Congreso de los Diputados; les recuerdo el nombre de una institución, el Tribunal de Cuentas; les recuerdo una solicitud, la fiscalización de la gestión del agua potable en las islas Canarias en el periodo 2007-2011; les recuerdo una cifra, 142 millones de euros, litros y litros de agua perdidos en nuestros barrancos, cunetas o simplemente que se han ido a parar al mar; y les recuerdo un nombre, Celia Alberto, diputada del Partido Popular en el Congreso de los Diputados.

Celia, desde esta tribuna quiero darte las gracias por tu iniciativa, porque muy a nuestro a pesar este informe nos ha confirmado lo que ya intuíamos: pérdidas millonarias y una dudosa gestión, por no decir escandalosa gestión, del agua potable en las islas de Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura. Gracias por haber posibilitado que hoy abramos los ojos y que el Gobierno de Canarias comparezca en este Parlamento para intentar explicar y enmendar lo injustificable, aquello que nunca debió haber ocurrido. Gracias, Celia, por provocar con tu iniciativa en el Congreso de los Diputados que hoy podamos dar una vista atrás para intentar entender lo que ha ocurrido con la gestión del agua en Canarias, cómo se han hecho las cosas, y a partir de aquí establecer las medidas correctoras para que situaciones como esta no se vuelvan a repetir.

Pero sobre todo, muy a pesar nuestro, gracias por permitirnos que hoy exijamos al actual Gobierno de Canarias una respuesta. Una respuesta porque ellos también son responsables de las actuaciones supuestamente irregulares que ha destapado este informe del Tribunal de Cuentas. Son responsables porque no solo han de responder ante los ciudadanos de la gestión actual sino que también lo han de hacer de la gestión de sus compañeros de filas que en el anterior Gobierno contaban con puestos de responsabilidad y competencias en esta materia. Y digo esto porque, de una forma u otra, no podemos irnos de este pleno, señor consejero, sin exigirles las responsabilidades que sean necesarias, porque al fin y al cabo a nadie se le escapa que las conclusiones del Tribunal de Cuentas no pueden quedar en papel mojado o, para ser más exacta, no pueden perderse como nuestra agua por los barrancos.

Señorías, dicho esto, creo que todos los aquí presentes conocen el contenido de este informe y, si no es así, está muy mal. Deberían haberlo leído, y tendrían que haberlo hecho porque cuando lo lean no van a dar crédito a lo que allí se dice. Hechos, circunstancias, actuaciones que, a buen seguro, darán para más de una comparecencia a este Gobierno. Se lo aseguro.

Señorías, si les soy franca, en verdad no sé por dónde empezar. Esto no da para una comparecencia, esto tendría que ser un monográfico de varias horas para entender y desmenuzar el contenido de este informe. Estamos ante un informe en el que se plantean cuestiones, situaciones y modos de actuación realmente asombrosos y, por decirlo de alguna manera, pone en evidencia, cuando menos, una dudosa gestión llevada a cabo por las entidades gestoras del servicio de suministro y distribución de agua potable de las islas de Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura.

Señor consejero, señor Clavijo, señores del Gobierno de Canarias, hoy necesitamos respuestas. Hoy comparece este Gobierno para valorar este informe, pero sobre todo para decirnos qué es lo que ha hecho, qué es lo que va a hacer para que lo que hemos conocido, lo que nos alerta el Tribunal de Cuentas de ciertas prácticas y actuaciones un tanto irregulares, nos diga qué es lo que van a hacer. Un informe en el que hace recomendaciones al Gobierno de Canarias y también recomendaciones a las islas de Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura.

Señorías, señores del Gobierno de Canarias, los ciudadanos de Canarias, en especial los de estas islas, tienen derecho a saber cómo se ha gestionado un recurso tan caro, tan vital y de tanta transcendencia. Queremos que nos diga, señor consejero, qué medidas está tomando o va a tomar para que esto no vuelva a repetirse y que exija las responsabilidades políticas y legales necesarias para que quienes han hecho esto no lo vuelvan a repetir.

Nada más y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Montelongo.

Para su primera intervención, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, señor Narvay Quintero.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Señora Montelongo, el informe al que usted se refiere, y como usted sabe, analiza la red de abastecimiento de aguas, cuya gestión corresponde a los consejos insulares de aguas y a los ayuntamientos, que ya han presentado -y quiero dejarlo muy claro- el informe. Las alegaciones al informe corresponden exclusivamente a los consejos insulares de aguas y a los ayuntamientos, que ya todos ellos han presentado sus alegaciones al Tribunal de Cuentas.

Quería empezar así para dejar medianamente claro en este Parlamento que no es competencia de la comunidad autónoma lo que el informe detalla.

Y es cierto, es cierto, lo que usted dice, que algunas de las recomendaciones, de las siete recomendaciones que hace, es cierto que alguna de las recomendaciones del Tribunal de Cuentas habla de la necesidad de un plan hidrológico de Canarias, que no puede existir ni existe porque de la modificación de la Ley 10 de 2010 de Canarias cuenta y contaba con siete demarcaciones hidrográficas, y así está establecido; es decir, que una de las recomendaciones del Tribunal de Cuentas a lo mejor no ha contemplado la modificación de la Ley 10 de 2010 de Canarias, donde dice que cada isla tendrá su cuenca hidrográfica, y no puede existir un plan hidrográfico de Canarias, regional, como sí existe en el territorio peninsular. Entonces creo que ahí tenemos, para esta comparecencia tenemos que situarnos donde estamos.

Y la otra recomendación que también, ya digo, también hace a la comunidad autónoma es el establecimiento de unos precios medios. Cuestión que tampoco corresponde, en ningún caso, a esta consejería, en tal caso a la de Industria, Comercio y Conocimiento, que tampoco puede indicar los precios, solo puede autorizar aquellos precios de modificación que los ayuntamientos le solicitan, siempre y cuando sea en concesión, sea concesión del agua pública, privada o mixta.

Es decir, yo creo que enmarcándonos ahí empezamos a hablar de la comparecencia. Me consta además, y lo quiero decir, que algunas o todas las corporaciones insulares, después de un exhaustivo análisis, y de todos los consejos insulares de aguas, de este informe, hay cuestiones y recomendaciones que ya se han tenido en cuenta y que ya no están siendo consideradas por el tribunal, con lo cual quedan fuera del objeto de estas recomendaciones.

Yo no sé si el tribunal, en este caso, desconoce la modificación de la ley del 2010 o desconoce las alegaciones de algunas de estas corporaciones insulares por medio de los consejos insulares de aguas. Y evidentemente, a lo mejor, el tribunal no hace una diferenciación entre las cuencas hidrográficas en territorios continentales y las cuencas insulares y a lo mejor ahí algunas, no todas, en algunas es verdad que tiene razón, pero no todas son aplicables a las islas porque son completamente diferentes.

Es más, ya, por ejemplo, le puedo decir que algunas islas como Tenerife y La Gomera -lo quiero dejar- han realizado planes directores y están realizando planes directores de abastecimiento para reducir las pérdidas en dichas islas.

Respecto a las competencias de la Dirección General de Aguas -y lo quiero decir muy claro-, el reglamento de la consejería, aprobado el pasado mes de diciembre, dirige, impulsa y coordina el ejercicio de funciones; y, por otra, es esta Dirección General de Aguas de la comunidad autónoma la que propone los programas hidráulicos de interés de la comunidad autónoma para su elevación al Gobierno del Estado, entre otras funciones las de asesoramiento -eso es verdad- a los consejos insulares de aguas.

Ya me ha oído, señora Montelongo, decir en esta Cámara que, si bien es la consejería la que propone las obras de interés general al Estado en función de los contenidos de cada uno de los planes hidrológicos que tenemos en las islas, serán los cabildos -y qué mejor que los cabildos- y los consejos insulares de aguas los que determinen, ya que son quienes mejor conocen, las necesidades hidráulicas de cada una de las islas.

También he repetido ya en varias ocasiones en este Parlamento que dentro de la labor que tenemos que hacer es la de asesoramiento a las diferentes instituciones insulares para que propicien las obras de almacenamiento y la mejora de las conducciones en su planificación hidráulica para evitar futuras pérdidas.

Una de las tareas que tenemos que realizar con el Gobierno que se forme, con el nuevo Gobierno que se forme, sea cual sea, es el nuevo convenio del Estado en materia de aguas. Como usted sabe y todos sabemos aquí, actualmente está prorrogado el actual que teníamos.

Pues bien, insisto, solicitaremos a las corporaciones insulares, y así lo hemos hecho ya, y tenemos el listado, hemos solicitado a todas las corporaciones insulares cuáles son los objetivos, a corto, medio y largo plazo, en cada una de las islas para evitar las conclusiones o las recomendaciones, mejor dicho, las recomendaciones del Tribunal de Cuentas.

Como usted sabe, cada isla se configura como una cuenca hidrográfica independiente de la comunidad autónoma, por lo que existe un organismo de cuenca en cada una de las islas en los consejos insulares, justo en los consejos insulares de aguas. La Ley de Bases de Régimen Local confiere a los ayuntamientos la competencia para el abastecimiento de agua potable y establecer los precios de la misma.

Así que, señora Montelongo, estando de acuerdo con que el informe data unas pérdidas y data la cuantía que supuestamente tienen esas pérdidas en tres islas, fundamental, sí le tengo que decir que muchas de las recomendaciones que en ese informe se hacen unas ya están corregidas y otras me consta que las islas lo están haciendo. Y esta comunidad autónoma lo que está poniendo son los mecanismos de coordinación y de supervisión para que así se haga.

Hay varios factores, como usted sabe, que motivan las fugas. Sobre algunos problemas hemos hecho un informe, y esta consejería lo ha hecho y así lo ha transmitido. Y le puedo decir cuáles son. En primer lugar, uno de los factores que causan las pérdidas de agua son las malas conexiones entre los tubos. Si el agua que pasa por esos tubos está a presión muy alta, se puede llegar a perder muchísima cantidad de agua. En segundo lugar, de las recomendaciones que les hemos hecho a los consejos, las pérdidas pueden producirse por su constante caudal, que tienen algunas de ellas, la antigüedad que tienen y el material con que estaban hechas algunas de esas conducciones. Y otra -y que también está en el informe, aunque es la tercera y la menos importante- son los acoples fraudulentos, que, a pesar de que cada vez son menos y que en algunas de las redes son imposibles esos acoples porque vienen con mucha presión, sí es verdad que en algunos de los acoples de las redes con baja intensidad y baja presión se sigue actuando.

Señora Montelongo, como usted sabe, existía un convenio, un convenio con el Estado, que desgraciadamente a partir de 2011 se empieza a reducir drásticamente hasta llegar, en ese convenio de aguas, a una reducción de un 70 % del convenio. Esto ha hecho que, desgraciadamente, haya sido remodelado todo el convenio. Muchas obras se han retrasado, muchas obras no se han terminado de ejecutar, de hecho el convenio se ha prorrogado hasta terminar las obras en el 2018, con lo cual hay una evidencia de que esa planificación insular de las cuencas hidrográficas de cada una de las islas no se ha podido llevar a cabo en tiempo y forma, como a las islas les hubiera gustado.

Yo, para ir terminando mi primera intervención, dicho esto, me consta, y así estamos trabajando coordinadamente, que la Dirección General de Aguas de la comunidad autónoma, junto con los consejos insulares, y no solo el de Tenerife, de Fuerteventura y de La Gomera en este caso, pero estamos trabajando con todos los consejos insulares para mejorar, modificar y cambiar la red y la conducción de agua para evitar en el futuro pérdidas millonarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Por los grupos no solicitantes, el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Lo primero que quiero expresar, en nombre de mi grupo parlamentario en esta comparecencia, es nuestra convicción de que debería haberse remitido a la Comisión General de Cabildos, por varios motivos pero principalmente por lealtad institucional y consideración con las corporaciones insulares de Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura. Hablamos de un tema que es competencia de estos cabildos y de sus consejos insulares de aguas. El Parlamento de Canarias tiene en la Comisión de Cabildos, que es pública y se emite en directo, la posibilidad de hablar de los problemas que haya en esta materia con representantes de las instituciones insulares, para un debate más provechoso y útil y para transmitir las inquietudes que pueda tener la ciudadanía a los responsables en esta materia.

Señor consejero, miembros del Gobierno, sabemos que no son competentes en lo que se debate hoy, pero ya que estamos aquí sí podemos transmitirles algunas preocupaciones comunes de los cabildos; y es la necesidad que les expresábamos en anteriores plenos de que se aumenten los esfuerzos para sacar adelante el convenio de aguas con el Estado, que sabemos que se está negociando. Recordarles, pues, obras pendientes en La Gomera: el Pozo del Altito, en Valle Gran Rey, y el barranco de la Negra, en Alajeró, en el cual sabemos que usted ya está trabajando.

Y por supuesto, como le hemos expresado en alguna ocasión, se pueden aumentar los recursos hídricos para la agricultura con la reutilización de las aguas de las depuradoras. Hablamos de inversiones mucho más económicas y útiles para los ciudadanos que la creación de emisarios submarinos.

Recordarle también, aunque sé que usted lo tiene muy presente, pues, la fase terciaria de la depuradora de Valle Gran Rey. Sabemos que usted está trabajando al respecto.

También la comparecencia que planteamos y donde hablamos de las medidas que se podían tomar en cuanto a la sequía, para crear una coordinación en este sentido, y las inversiones en almacenamiento de agua. Una inversión decidida a través de los presupuestos autonómicos como apoyo a los cabildos para la renovación de los canales de conducción de agua, porque esas son medidas que puede poner el Gobierno como apoyo a la acción de nuestros cabildos, que todos sabemos que también son víctimas directas de los recortes, de los límites de gasto y de los objetivos de déficit.

Quizá sea bastante útil que proyecten con la Fecai, a la luz de los datos de estos informes del Tribunal de Cuentas y del que hizo también, no hace mucho, la Audiencia de Cuentas de Canarias, para los recursos hídricos de todas las islas, poder impulsar una política decidida y común en materia de aguas y quizás un aumento de los proyectos de interés general recogidos en el convenio con el Estado.

Simplemente agradecerle, señor consejero, que nos ponga como ejemplo en la solución de las pérdidas de agua. Esto habla de la buena gestión del Cabildo de nuestra isla de La Gomera.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo de Nueva Canarias, la señora González, doña Esther.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Señora Montelongo, como usted bien nos recordó, esta fiscalización, fiscalización del Tribunal de Cuentas, es una fiscalización de la prestación por las entidades gestoras del servicio de producción y distribución de agua potable para el ejercicio 2007-2011 de las siete islas Canarias. Además que conste que es una fiscalización de cumplimiento y operativa, no es una fiscalización de legalidad. De todas maneras, me da a entender que en Madrid no debieron darse cuenta de que Canarias presenta una problemática singular y diferenciada del resto del territorio nacional como consecuencia de nuestra insularidad y que además por ello tenemos una legislación propia. Esa es la razón, entre otras cosas, de que cada isla represente una cuenca hidrográfica propia.

En cualquiera de los casos, en los tres informes, aparte de las especificidades que tiene cada cuenca hidrográfica respecto a las distintas formas de captación del agua, algunas irregularidades que determina en el informe, sobre la contratación y lo que sí creo que es más importante es el elevado porcentaje de pérdida de agua... Lo que sí le digo es que si existen irregularidades administrativas, contables o penales, es el Tribunal de Cuentas quien tiene la capacidad para actuar, a través de la sección de enjuiciamiento, poniendo causas preprocesales o causas procesales.

Lo que sí que también me parece importante del resultado del informe es el planteamiento del establecimiento por parte del Gobierno de Canarias de precios de vigilancia especial, porque aunque es cierto que en Canarias, en cada una de las islas, es muy difícil determinar un precio medio, porque también depende de cuál es el sistema de captación de agua, si es agua industrial, si es agua de escorrentía o si es agua subterránea, el tener un precio de vigilancia especial sí permitiría o impediría que se dieran casos como el hecho de que el precio medio de agua facturada en una misma isla varíe en función del momento o incluso de la empresa prestadora del servicio.

En cualquiera de los casos, también, y porque así lo pone el informe del tribunal, sí tendría interés en saber en qué situación están en estos momentos los planes hidrológicos de Fuerteventura y de Lanzarote, el de Tenerife sé que está aprobado, dado que fueron suspendidos por el Gobierno de Canarias a raíz de que no estaban adaptados a la directiva europea y la situación de sanciones millonarias que eso llevaba. El presidente del Gobierno anterior, don Paulino Rivero, dijo que iba a coger el toro por los cuernos y que en seis meses lo iba a tener solucionado. Ya han pasado más de seis meses y de momento, según tengo entendido, no lo está. Quería que nos informara al respecto.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Por el Grupo Podemos, el señor Déniz.

Doy la bienvenida a los concejales de Arrecife, al teniente alcalde de la ciudad, del Ayuntamiento de Arrecife, y al concejal de Hacienda. Bienvenidos a la casa de todos.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señor presidente. Señorías.

La verdad es que con lo que usted acaba de decir, señor consejero, de que en Canarias no estamos obligados a tener un plan hidrológico nacional y con los datos de este informe, yo la verdad que, el Grupo Podemos se ratifica más en la necesidad de un plan hidrológico nacional, porque resulta que lo que este informe está diciendo poco más o menos es que estamos infringiendo bastantes cuestiones. No solamente las pérdidas, las pérdidas del agua producida en Lanzarote de un 46 % son una exageración, señorías. Es una exageración, son 85 millones de euros. En Fuerteventura, también unas pérdidas del 30 % del agua que se produce se pierde. Es que es muy fuerte. Y entonces es verdad que existen cuencas insulares, pero yo creo que es razón más que suficiente para tener un plan hidrológico nacional que, digamos, oriente la política, por ejemplo, de producción industrial de agua, que oriente nuestra política sobre conservación de los acuíferos, ¿verdad?, y que oriente fundamentalmente también, como se ha dicho, la carestía de los precios. Porque, además, una de las cuestiones que la directiva marco del agua planteaba en la intervención de los Estados y las comunidades es para evitar los oligopolios sobre el agua, señorías. En Canarias llevamos un montón de tiempo denunciando la existencia de los aguatenientes, desde que yo me acuerde en los años 70. Siguen existiendo. No podemos dejar un recurso tan natural y tan esencial como el agua en manos del mercado. Usted lo sabe, y siguen funcionando. Hay una diferencia abismal de un municipio a otro en la cantidad, en lo que vale el precio.

La señora Montelongo se olvidó también de decir que durante el mandato de Soria se han eliminado cuantías para la producción industrial de agua, mucho dinero se ha eliminado para las potabilizadoras, y eso ha hecho, por ejemplo, que en Canarias 100 m3 de agua cuesten el doble que en el resto del Estado español.

Entonces yo digo que la comunidad autónoma canaria tiene que intervenir en este asunto. Tenemos que intervenir para regular los precios, para ver cuáles son las obras de interés general, dónde tenemos que actuar y luego también para fijar cuantías. En ese sentido no me vale que se diga que no necesitamos, que existen siete cuencas y que no necesitamos un plan hidrológico. Me parece que el Gobierno tiene que intervenir. En ese sentido nosotros, sobre los recursos fundamentales para la vida de la ciudadanía, sí pensamos que el Gobierno tiene que intervenir y establecer precios mínimos, precios, en fin, razonables.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Déniz.

Por el Grupo Socialista, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidente. Señorías. Señor consejero.

Desde luego, ya lo comentaba el portavoz del Grupo Mixto, parece que en esta comparecencia, parece imprescindible la opinión y desde luego los argumentos que puedan trasladar los responsables del ámbito insular, toda vez que nuestra propia legislación canaria orienta la responsabilidad principalmente en el desarrollo de los planes a los cabildos insulares a través de los consejos insulares de aguas.

Tenemos que hablar de responsabilidades, señora Montelongo. En el 2007-2011, efectivamente, gobernaba el Partido Socialista en el Gobierno del Estado, impulsó un convenio de obras hidráulicas en este caso, pero también formaba parte del Gobierno de la comunidad autónoma el Partido Popular, no solo Coalición Canaria. También creo que debemos orientar en este momento, atendiendo a que este análisis se ha hecho, este trabajo se ha realizado en el ejercicio 2007-2011, a las responsabilidades de las administraciones.

Realmente, Lanzarote, Fuerteventura y Tenerife, hay un aspecto que comentaba la portavoz del Grupo Nueva Canarias: los planes hidrológicos en este momento se encuentran en la fase de adaptación al segundo ciclo, de revisión, precisamente de adaptación a la directiva europea, que es a lo que usted hacía mención. Y ese es el objetivo en el que tenemos que fijar precisamente el desarrollo y el esfuerzo por parte de los consejos insulares de aguas. Es un objetivo que debemos marcarnos, que debe impulsar, desde luego, también el Gobierno de Canarias.

En materia de financiación, hemos sufrido una merma, una merma notable. En el último ejercicio hemos perdido 11 millones de euros precisamente para actuar donde necesitamos mejorar toda la red, que precisamente ha causado las pérdidas a las que hacía mención y recoge precisamente este informe.

Y, por último -y no menos importante-, un aspecto a considerar, señor consejero. Tenemos conocimiento, por parte del Grupo Parlamentario Socialista, del trabajo que desarrollan desde algunos de los consejos insulares en materia de apoyo y asistencia técnica a los ayuntamientos. No todos los ayuntamientos cuentan con los mismos recursos o han externalizado los servicios, sabemos de diferentes modelos de gestión en este caso, pero sí que es importante que desde las administraciones supramunicipales se les dote de los recursos necesarios o bien para fiscalizar a las empresas que gestionan, en este caso si hay concesión, el agua o, por otro lado, si lo gestionan directamente, que tengan, pues, las medidas de apoyo técnico oportuno, porque ahí es donde precisamente podemos mejorar muy mucho la gestión desde el ámbito público para evitar la pérdida de agua y de fugas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Gómez.

Por el Grupo Nacionalista Canario, señor Cabrera, don Mario.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Señor presidente. Señorías.

Estoy convencido de que quedan muchas cosas por hacer en materia de aguas en Canarias. Algunas las menciona ya el Tribunal de Cuentas, otras están resueltas y otras las voy a nombrar yo y las voy a plantear aprovechando que está el consejero del área del Gobierno de Canarias, porque entendemos que así es como podemos ayudar a nuestros consejos insulares, a nuestros ayuntamientos, a nuestros consorcios de aguas.

Mire, lo primero que hay que hacer desde el Gobierno de Canarias es reclamar al Gobierno de España que nos abone el 50 % de los 306,5 millones de euros que había en el convenio hidráulico y que no ha puesto. La realidad hubiese sido distinta.

Empezar a negociar ya un nuevo convenio hidráulico con el nuevo Gobierno del Estado.

Que los acuerdos que este pleno tomó en la legislatura pasada, que han tomado ayuntamientos, consorcios, empresas mixtas, se cumplan, y entre ellos estaba el exigirle al Gobierno del Partido Popular que volviese a poner las partidas que había para la desalación de agua, la conducción y las pérdidas de agua. Que al igual que las mantuvieron para Ceuta y Melilla, que se las daban de forma directa, se las quitaron, aludiendo al tema de la crisis, a Canarias, y Ceuta y Melilla hoy tienen una subvención directa que les permite poner sus tuberías, cambiar, luchar contra las pérdidas, contra las fugas, cuando tienen más del 50 % -Gobierno del Partido Popular en Ceuta y Melilla-, más del 50 % de pérdidas.

Y habrá que pedirle también al Gobierno de España mayor apoyo a la repotenciación y a la creación de parques eólicos que nos permitan desalar. En este pleno, no hace dos sesiones, tuvimos que traer aquí, por los escollos que nos ponía el ministro de Industria, para repotenciar el parque eólico de Costa Calma.

Si todo esto hubiese llegado en tiempo y forma, el informe del Tribunal de Cuentas sería completamente distinto.

Pero, miren, me van a permitir que esta realidad que tenemos en Lanzarote, Tenerife o Fuerteventura, prácticamente en todas las islas, yo, si me lo permiten, por dar un ejemplo, lo voy a concretar en el Consorcio de Aguas de Fuerteventura, que lo forman los ayuntamientos, los seis ayuntamientos y el cabildo, y que es uno de los objetos centrales de atención de este informe, y voy a dar un aporte de información cualitativa de quien durante doce años ha sido el presidente de su asamblea general, compartiendo gestión con el Partido Popular, justo en esa fecha, y compartiendo gestión con el Partido Socialista, que se han aprobado año tras año estos mismos planes y cuentas sobre los que hoy debatimos. Sepan ustedes que cuando hablamos del Consorcio de Fuerteventura estamos hablando del único servicio insular de producción y distribución de agua desalada cien por cien que es cien por cien público. Ese es un orgullo para los majoreros.

Les diré más: aunque el mencionado informe hace mención a tres servicios de desalación municipales, sepan que ninguno de esos presta servicio de agua en los diseminados en Fuerteventura. Eso lo asume al cien por cien el consorcio de aguas y, por tanto, será más caro porque hay que poner más metros de tubería, hay que...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Cabrera.

El grupo proponente, el Grupo Popular, la señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero, ciudadanos de Canarias.

¡Bueno, bueno, bueno, bueno...!, ¡por dónde se me han salido!

Miren, les diré una cosa: si estamos hoy aquí es gracias a que una diputada del Partido Popular pidió un informe y nosotros estamos pidiéndole explicaciones a un Gobierno porque coincidimos, como muchos en Canarias, en lo que se ha venido a denominar el "escándalo del agua". Este, señor consejero, es el escándalo del agua. ¡Y usted sí tiene competencias!, ¿cómo que no?: Ley 12/90, artículo 7, artículo 29. ¡No, no, no, no!, ¡por ahí no se me escape, señor consejero! Mire, digo esto porque todo esto empezó en mi isla, en Fuerteventura. Aquí empezó todo. Empezamos a detectar ciertas irregularidades y donde empezamos a denunciar lo que estaba ocurriendo. Claro, denuncias reiteradas que nunca pudimos conseguir que el que fuera presidente del Cabildo de Fuerteventura, hoy diputado sentado aquí en la Mesa del Parlamento, se negó hasta en cuarenta ocasiones a comparecer. Sí, esa es la razón. Oí a la señora Beato con el código ético de Coalición Canaria: ¡no tienen ustedes trabajo por delante...!

Mire, jamás se admitió, ni para confirmar ni para desmentir ni para informar a los ciudadanos de Canarias, sobre las dudas que teníamos en aquel entonces, que eran muchas, sobre la gestión del agua potable en Fuerteventura. ¡Ironías de la vida!: mira dónde estamos hoy, aquí, compareciendo, ambos, en el Parlamento de Canarias!

Bien, hoy aquí, en el Parlamento, las mismas formaciones políticas, el Partido Socialista y Coalición Canaria, que se negaron a dar explicaciones sobre lo que estaba pasando, hoy vienen -cómo no- a echarle la culpa a Madrid. Ya ven ustedes, así de curiosa es la vida. Al final el tiempo nos da o nos quita la razón y en este caso hoy lo ha hecho el Tribunal de Cuentas.

Mire, señor consejero, entiendo que usted venga a justificar aquí lo injustificable, pero le diré una cosa: como nos decían nuestras madres, y seguro que en El Hierro también lo hacen, con las cosas de comer no se juega. Y hoy decimos que con el agua no se juega, pero tampoco con nuestros recursos y con el dinero de todos los canarios tampoco se juega. Han sido muchos y muchos los millones de litros de agua perdidos en el mar, en nuestros barrancos, en las aceras y en las cunetas, en Tenerife, en Lanzarote y en Fuerteventura. Pero sí, mientras esto ocurría, se cobraba religiosamente por el consumo de esa agua, aunque parte de ella se hubiera perdido.

Cómo no: hoy vienen a reclamarnos dinero del Estado para la desalación. Mire, el mismo que fuera presidente del Cabildo de Fuerteventura decía que quería 8 millones más para la desalación de agua, cuando se le estaban yendo 6 millones por las tuberías. Y esto es lo que tenemos que hacer.

Miren, para que se hagan una idea, el Tribunal de Cuentas viene a señalar estos cinco años fiscalizados en el Consorcio de Aguas de Fuerteventura, mientras era presidente del consorcio el señor don Mario Cabrera y de vicepresidente tenía a un tránsfuga del Partido Popular. Y esa gestión es la que hoy estamos viendo, donde había unas pérdidas de agua en esa isla que representaban el 37 % de media del agua producida, nada más y nada menos. Tal volumen de pérdida de agua conllevó un coste medio de pérdidas de unos 6 millones de euros al año. En este periodo fiscalizado estamos hablando de que se perdieron unos 30 millones de euros por las tuberías. ¿Y ustedes todavía están pidiendo más dinero a Madrid y que la culpa es que no les llegó más dinero de Madrid? ¿Pero para qué, para tirarlo por esas tuberías? ¡Es increíble! Pero solo en la isla de Fuerteventura en aquellos años las pérdidas eran del 29 % del agua suministrada. Hablando claro, señor consejero: ¡un auténtico despilfarro, un auténtico disparate! Eso es lo que conocemos en Canarias como dejarse el grifo abierto. Pagan los ciudadanos.

Miren, yo les pregunto, ¿es este el tan traído y llevado espíritu ecologista de ciertos políticos y de ciertas formaciones políticas que aún hoy siguen haciendo gala de ese ecologismo y de propaganda y que tienen un nombre? Casualidades de la vida, ¿para desalar agua no sabes lo que hacemos o lo que están haciendo?: quemar petróleo. Y esto es así. A eso se le llama tirar a la basura, o más bien al mar, a nuestros barrancos, casi 30 millones de euros solo en Fuerteventura; 142 millones de euros de todos los ciudadanos en Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura.

Pero, miren, no solo quiero centrarme en la isla de Fuerteventura, porque como majorera y como canaria me indigna este tipo de actuaciones. Actuaciones que todos conocíamos en nuestra isla, que todos sabíamos lo que estaba pasando y que, ante la impotencia y la irresponsabilidad de quien en aquel momento quiso taparlo, es lo que nos llevó a pedir auxilio a mi compañera Celia Alberto al Tribunal de Cuentas.

Miren, para que los canarios sepan en verdad lo que dice este informe, entre las incidencias detectadas les voy a nombrar algunas. Las entidades gestoras de Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura, el Tribunal de Cuentas dice que en muchos de estos expedientes de contratación no constaban los informes preceptivos que justificaban ciertas inversiones ni existían pliegos de prescripciones facultativas. El Tribunal de Cuentas habla de falta de criterio en determinadas adjudicaciones o criterios sospechosamente generosos en los pliegos de condiciones, que en algunos de ellos, por no especificar, ni se especificaba su valoración.

Y, ojo, todavía no tenemos fehacientemente esas empresas generosas que se beneficiaron, pero cuando lo sepan les aseguro que todavía va a ser más escandaloso. Por ejemplo, en una obra determinada, me parece que era en Lanzarote, el tribunal cuenta que no había ni tan siquiera formalización formal del contrato -valga la redundancia-. Y fíjense la magnitud de tal sucesión de despropósitos que hasta se llegaba a hacer contratos verbales, por teléfono. Sí, señorías, contratos verbales: ¿se lo pueden creer?

En este informe figuran cosas tan asombrosas como contratos tramitados por el procedimiento de urgencia sin que se justificara la misma; se establecían criterios de adjudicación que no favorecían el principio de eficacia económica en la gestión de los fondos públicos; se practicaban modificaciones en los contratos sin que se dieran las causas legales, solo se pagaba al final. Mucho me temo que cuando sepamos las empresas más nos vamos a asombrar.

Miren, en este informe hay cosas tan increíbles como que estas entidades no llevaban control de las existencias de agua ni de las pérdidas. ¿Alguien en su sano juicio puede entender que esto fuera así? Para que se hagan una idea, el Tribunal de Cuentas hace una aproximación de media en estos años que fiscalizó de pérdidas de entre el 13 y el 57 %. Perdíamos más agua de la que producíamos. Y además el coste derivado de estas pérdidas era entre 2 y 24 millones de euros al año. ¡Ahí es nada!, estamos hablando de millones de euros de dinero público, de los planes hidrológicos. ¡Por favor! ¿Ustedes quieren que yo les recuerde que ha sido la propia Unión Europea la que le ha dado un tirón de orejas a España, con amenaza de sanciones millonarias, porque Canarias no ha cumplido con los planes hidrológicos? ¿Se lo tengo que decir yo?

Miren, conociendo estos datos y tras escuchar la respuesta dada por el consejero, es como si el Gobierno quisiera esconder una realidad que es imposible de evitar. No bastan buenas intenciones, no solo bastan buenas respuestas, hay que llegar hasta el final, señor consejero, señor Clavijo, señores del Gobierno. Han de depurarse responsabilidades políticas y legales.

Miren, yo les voy a decir una cosa: yo pensé que, después del informe de la Audiencia de Cuentas de la Radiotelevisión Canaria, pensé que lo había visto todo, pero tengo la sensación de que esto puede superar todo aquello. ¿Ustedes se acuerdan, verdad? Decían lo mismo, el Grupo Socialista le quitaba importancia, Coalición lo justificaba, el del Gobierno de turno decía que aquello no, que yo, bueno, poco menos que, claro, como yo de esto no sé... Yo agoté todas las vías políticas, cuando no hubo responsabilidades, y ustedes lo demás ya se lo saben. El resto ya es historia o, mejor dicho, será el tiempo el que nos despeje muchas de las dudas que sobre este asunto se plantearon en este Parlamento.

No sé si en este caso puede ocurrir lo mismo; lo que sí les puedo asegurar es que en este caso, como en el de la Radiotelevisión Canaria, esta diputada y este grupo van a llegar hasta el final, con su apoyo o sin su apoyo, pero vamos a llegar al final y vamos a exigir las respuestas allí donde sean necesarias.

Les aseguro que este Gobierno, señor consejero, tiene mucho que decir, pero sobre todo tiene mucho que hacer para enmendar los errores. Creo de verdad que esta comparecencia de hoy...; queríamos una valoración sincera, sincera, transparente, sobre el contenido de este informe, porque nosotros no nos podemos ir de aquí desviando la atención y pidiendo más dinero al Estado. No, estamos hablando de responsabilidades, aquí estamos hablando de que el propio informe dice que el dinero que recibían para desalación de agua lo destinaban para...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señora Montelongo, tiene un minuto más, si lo desea.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: ...lo destinaban para gastos corrientes.

Dejémonos de excusas, señor consejero, pongámonos a trabajar. Mire, nos tiene que decir qué piensa hacer y sobre todo explique si piensa depurar algún tipo de responsabilidad o no sobre quienes han generado el escándalo del agua en Canarias.

Hoy estamos hablando del informe del Tribunal de Cuentas, pero mucho me temo que en breve lo vamos a tener que hacer sobre el informe de la depuración de aguas, que es todavía peor.

Señorías, en política no vale aquello de borrón y cuenta nueva. Esa forma de actuar ya quedó atrás. Señores del Gobierno de Canarias, en los tiempos en los que vivimos la transparencia -algo de lo que han hablado ustedes hoy- en la gestión de los asuntos públicos no solo ha de ser una responsabilidad inexcusable sino que debe ser tan cristalina como esos miles y miles de litros de agua potable que hemos perdido por el camino.

Nada más y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Montelongo.

El señor consejero, en su segunda intervención, para finalizar la comparecencia.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Gracias, señor presidente. Señorías.

Hay una cosa en la que tiene razón la señora Montelongo: nos queda mucho por hacer, y en eso vamos a trabajar y esperamos contar con todos, siempre con buena disposición. Y nos queda en Canarias mucho por hacer, sin ninguna duda. En eso, de las pocas cosas en las que a lo mejor coincido con usted, en esa estoy completamente de acuerdo.

Y para dejar algo muy claro, y me lo decía la portavoz de Nueva Canarias, yo creo que el portavoz del Grupo Socialista también respondió antes, pero la portavoz de Nueva Canarias me lo explicaba, señora González, mire, quiero decir -y lo dejé creo que en el pleno pasado muy claro-: los planes hidrológicos de Canarias del primer ciclo están todos concluidos y aprobados. Y, señora Montelongo, algo que le va a gustar: el 25 de febrero la Comisión Europea archivó el expediente 2010/2083, donde se ponía en duda el incumplimiento de los planes hidrológicos. Ya lo archivó el 25 de febrero. Buena noticia para Canarias. Con lo cual que quede muy claro y lo reitero hoy. Todos los planes hidrológicos los archivó la Comisión Europea, no lo hizo este Gobierno, señora Montelongo. La Comisión Europea archivó ese expediente, con lo cual ha dicho y ha concluido que todos los planes hidrológicos de Canarias, de las siete islas, están concluidos. Y, efectivamente, estamos ahora, estamos ahora, señora Montelongo, estamos ahora iniciando el segundo ciclo, que ya muchos consejos insulares han iniciado el segundo ciclo para adaptarlo a la directiva marco del agua de la Unión Europea.

Dejando algo también muy claro, como usted ha hablado mucho de Fuerteventura y le interesa Fuerteventura, evidentemente, le puedo decir que la obra de Fuerteventura, que se ha mejorado muchísimo y que se va a mejorar, una obra de casi 11 millones de euros, que parte de esa obra, de las conducciones, ya está terminada, que representa 70 km de conducción, con lo cual va a aminorar muchísimo esa pérdida de agua. Parte ya está terminada, parte está en funcionamiento y entregada ya a las instituciones insulares de Fuerteventura, con lo cual estamos completamente convencidos de que esa recomendación en la isla de Fuerteventura, como ha hecho usted hincapié en esa isla, parte de esas recomendaciones del Tribunal de Cuentas están subsanadas ya.

Pero yo le voy a decir una cosa. Mire, no estoy eludiendo ninguna responsabilidad. Claro que esta comunidad tiene responsabilidades, y las va a asumir, pero, mire, si usted lee el informe -y seguro que se lo ha leído, me consta que se lo ha leído-, en sus siete puntos lo que marca, lo que marca para la comunidad autónoma son dos puntos en concreto: uno, realizar un plan hidrológico regional. Señor Déniz, yo no voy a entrar ahora en si es bueno o malo; yo lo que digo es que aquí se discutió en el 2010 la modificación de la ley y se aprobó por este Parlamento que cada isla tendría su cuenca hidrográfica, y eso es lo que hay. Con lo cual sí que imposibilita a esta comunidad autónoma y a este consejero hacerlo, porque no me lo permite la ley. Son insulares. Otra cosa es que se discuta y se vuelva a discutir, y yo en eso no voy a entrar, pero actualmente no puede.

Y marcar los precios, tampoco podemos marcar los precios, lo dije antes, y tampoco corresponde a esta consejería, en este caso corresponde a la Consejería de Industria. Para dejar claro que no eludimos, este Gobierno no elude ninguna responsabilidad. Es que la ley de Canarias impide hacer un plan hidrológico regional, porque aquí se debatió y este Parlamento aprobó la modificación de la Ley 10/2010, donde cada isla, y repito, tiene su cuenca hidrográfica.

Vamos hablar de cosas, señora Montelongo, como usted decía. Yo le quiero decir que aquí el Partido Popular es el que ha impedido o el que ha permitido o el que ha obligado a lo mejor a seguir quemando petróleo para desalar el agua. Aquí son otros partidos y otras islas las que han dicho "vamos a las energías renovables, alternativas" y es el Partido Popular el que ha dicho no y el que nos sigue obligando a quemar petróleo. Entonces hacer demagogia con eso creo que poca, señora Montelongo. Se lo digo de verdad, muy poca.

Miren, señorías, el convenio de aguas, no es que le estemos pidiendo más al Estado, es que si hablamos de las cuencas hidrográficas del Estado, en todo el territorio peninsular, vemos que en los Presupuestos Generales del Estado destina cantidades millonarias a las demás cuencas. De una de ellas se ha hablado aquí. Miren, yo en ese caso tuve la suerte de ser senador, cuando a una población mucho menor, de Ceuta y Melilla, con unas dificultades mucho menores porque no eran islas, con todo el respeto, y el voto a favor de las enmiendas para aumentar la desalación tres veces más, en los Presupuestos del Estado, del Partido Popular, tres veces más a la desalación de agua y depuración de agua en Ceuta y Melilla, tres veces más con menos de la mitad de población que a 2 millones de canarios y canarias, que redujo un 70 %. Entonces, señora Montelongo, tuve la suerte de ser senador y el Partido Popular votó en contra de las enmiendas para aumentarlo y votó a favor de las enmiendas para aumentar a Ceuta y Melilla. Entonces no venga aquí a decirme que dónde está el dinero. A todas las comunidades se les da, a todas; a Canarias se le ha negado.

Mire, pero para no entrar, porque evidentemente lo que no me gusta es confrontar, pero sí me gusta decir la realidad aquí. Señora Montelongo, lo dije, en lo positivo, claro que nos queda mucho por hacer, mucho por hacer, y esta comunidad autónoma, dentro de sus competencias y de la coordinación, asesoramiento -y aquí se nombraba- a cabildos y ayuntamientos, tanto técnicos como de fiscalización, lo estamos haciendo y lo vamos a hacer. Y para eso, para eso, esta consejería ya -y hay que recordar que el informe es hasta el 2011-, esta consejería ya se ha reunido con todos los consejos insulares y les ha solicitado a todos los consejos insulares unas obras, tanto de almacenamiento como de conducción, renovación, mejora y restitución de todas aquellas conducciones deficitarias, no económicas, deficitarias por lo que usted plantea hoy aquí, por la pérdida de agua. Que en eso yo creo que todos los que estamos en esta Cámara estamos de acuerdo en que lo tenemos que solucionar, y en eso nos vamos a embarcar y vamos a trabajar. Ya tenemos un informe de cada consejo insular de aguas, lo tengo ahí, de cuáles son las obras.

Pero, desgraciadamente, voy a plantear dos cosas. Primero, el convenio de aguas con el Estado impedía y ha impedido introducir obra nueva, con lo cual cualquier obra para mejorar estas deficiencias que marca el Tribunal de Cuentas que fuera obra nueva no podíamos incluirla dentro del convenio del Estado, con lo cual no se podía realizar, marcando.

Y lo segundo, es fundamental no solo la reducción, la reducción, porque evidentemente, señora Montelongo, las cosas cuestan, y, a lo mejor que no nos damos cuenta, es que cuestan dinero, y el dinero viene dentro de los presupuestos. Y el Estado sí ha reducido... no solo el que haya reducido, sino si el convenio se termina en el 2014, esta prórroga del convenio que ha hecho el retraso o la inacción de algunas obras que no hemos podido ejecutar por la disminución de presupuestos, también ha hecho que en el 2014 hasta ahora estemos prorrogados y no tengamos la parte del convenio nuevo que nos corresponde. Es decir, ¿vamos a firmar un convenio con el Gobierno nuevo en el 2016? Ojalá, o en el 2017. Pero, miren, ya hemos tenido casi cuatro años de pérdidas de fondos de los Presupuestos Generales del Estado para acometer dichas actuaciones.

Y voy terminando. Señorías, evidentemente uno de los problemas mayores que tenemos es la antigüedad de las redes, la mala colocación -antes lo dije- de nuestras redes y nuestra transferencia de agua de un sitio a otro en cada una de las islas. Vamos a acometerlo, pero yo creo que es inevitable decir aquí que cada isla es diferente. Yo, de verdad, se lo digo, yo creo que los consejos insulares son los que determinan, los que determinan, qué necesidades tiene cada isla. Evidentemente, señora Montelongo, estará conmigo en que es muy diferente la isla de Fuerteventura que la isla de El Hierro, de donde procedo. En todo. Mire, para nosotros el coste es la elevación, ¿sabe usted?, porque tenemos que subirla a 900 metros para después en caída volver a dar a todos los pueblos. Y ese es el coste energético que tiene la isla de El Hierro a lo mejor en el agua. La isla de Fuerteventura tendrá otro, seguro, diferente, pero lo que no podemos es hablar de que todas son iguales. Y el informe del Tribunal de Cuentas, paradójicamente, las conclusiones que hace, para cada una de las islas, son idénticas. Trata, trata, a cada una de las islas de manera igualitaria. Y le puedo decir que en materia de aguas, igual que en muchas materias, cada una de las islas es completamente diferente. Y lo reitero: a lo mejor el Tribunal de Cuentas no se ha percatado de que en Canarias hemos modificado la ley, que cada isla es diferente y que cada isla tiene su plan hidrológico.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0407 Sobre -Gobierno-, sobre el Informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas de la prestación por las entidades gestoras del servicio de producción y distribución de agua potable.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico