Diario de Sesiones 30/2016, de fecha 12/4/2016 - Punto 27

9L/C-0413 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE EL CONTROL DE LA INSPECCIÓN TÉCNICA DE VEHÍCULOS.

La señora PRESIDENTA: Pasamos a la siguiente: a propuesta del Grupo Parlamentario Podemos, al consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, sobre el control de la inspección técnica de vehículos.

Para la defensa, el señor Déniz. Por cinco minutos. La primera intervención, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta. Señorías.

En primer lugar, quería saludar al comité de empresa de las ITV, al comité de huelga también de los trabajadores de las ITV, que están aquí presentes, en esta sala.

Nosotros hemos traído, señor consejero, esta tarde a este Parlamento el problema de las ITV. Es un problema al que llevamos largo tiempo dándole la espalda. Que ahí es un problema también que nos afecta a todos los ciudadanos, tengamos coche, seamos conductores o no, a todas las personas, porque al final es un problema también de seguridad, y ha sido también, usted lo sabe, esto un motivo de queja constante por parte de la ciudadanía. Todos hemos tenido que ir a pasar la ITV -y no es una metáfora-, ¿verdad?, de vez en cuando. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Nosotros queremos hablar en esta comparecencia de tres cuestiones fundamentales. Una, las consecuencias de la liberalización que ha supuesto, en términos, ¿verdad?, del régimen que tenemos con estas concesiones o la privatización; en segundo lugar, también de la seguridad, de cómo repercute todo ello en la seguridad vial; y también fundamentalmente en relación con las condiciones de los trabajadores.

Desde que se privatizó el servicio de las ITV, allá por los años ochenta, señorías, nosotros hemos observado constantemente, sobre todo los trabajadores, insisto, cómo las empresas se han saltado constantemente el pliego de condiciones. Lo de las ITV parece que es como el lado oscuro: nadie sabe, efectivamente, qué es lo que sucede ahí.

El parque automovilístico fue creciendo. Ustedes saben cómo creció la población canaria, durante los años ochenta y también durante los noventa, un gran boom. Creció el parque automovilístico y las empresas fueron incapaces de aumentar el servicio de manera eficaz. Es decir, más parque automovilístico pero no se aumentó el servicio. Las empresas no crearon más instalaciones, no contrataron tampoco más personal; incluso a veces todo lo contrario. Hay empresas también que llegaron a despedir a dieciocho trabajadores de una tajada.

¿Qué hicieron las empresas? ¿Cómo podemos nosotros seguir incrementando el rendimiento? Si no me vigila la consejería, porque esa es una de las cuestiones fundamentales en nuestra opinión -y no es un problema suyo, usted acaba de llegar, efectivamente, pero entendemos que no ha habido la vigilancia que se debía haber tenido para con estas empresas-, si no me vigilan, presiono a los trabajadores. Menos personal, prácticamente se les pidió que regalaran las pegatinas, la famosa pegatina; es decir, reducir los índices de rechazo.

¿Qué fue lo que hizo la consejería? Tenía que haber sancionado a estas empresas, señorías, y no lo hizo; todo lo contrario, se optó por prolongar la concesión, de veinte años a treinta años. No se las sancionó. Y la consejería, el Gobierno canario, tiene competencias en esta materia y es necesario recordarlo en esta Cámara. Tenemos competencias, señores. Nosotros tenemos competencias o bien para dar en concesión a las empresas el servicio o también liberalizar los regímenes de autorización, como los bares, como empresas. Actualmente tenemos solo dos regímenes: empresas en concesión, concesionarias, dos empresas fundamentalmente, y también empresas privadas.

¿Qué significó todo esto? Que empezaron a competir unas con otras. Se desata así una competencia voraz. Tenemos experiencia en el Estado de cómo esta competencia ha llevado a que, buscando la cuota de mercado, fundamentalmente las empresas se guían, efectivamente -ya lo dijo el señor presidente, estamos en una sociedad capitalista-, por el criterio de rentabilidad. ¿Dónde están las cuotas de mercado?: básicamente donde están las grandes ciudades, donde hay más coches, donde hay más parque móvil. Efectivamente, zonas que no son rentables, en este caso léase islas no capitalinas, no son rentables, simplemente. Tenemos en las islas capitalinas la concesión hasta el 2023; en el resto de las islas hasta el 2018. ¿Qué pasará en el 2023? Es algo también que a nosotros nos preocupa para las islas no capitalinas.

No se exigió para esta ampliación de la concesión las mejoras que necesitaba el servicio. Y actualmente, señorías, seguimos sin un control eficaz por parte de la Administración, tanto en el número de inspecciones que se realizan como en el personal de que disponen.

Hubo épocas en las que en El Realejo la lista de espera llegó a ser de seis meses, señorías, seis meses se esperaba. ¿Se acuerdan de cuando las colas para pasar la ITV? Tengo una foto aquí que después se la enseño de lo que pasó el otro día. Estamos en huelga actualmente en la empresa Applus: las colas en la ITV de Güímar, en dirección a Araya, estaban colapsando la carretera principal, a punto de llegar a la autopista.

En 2007 esta consejería liberaliza totalmente el sector. Se corrigieron las colas, efectivamente, pero ¿cómo? Básicamente se ha hecho a base de reducir el listón de la seguridad y fundamentalmente también de reducir los índices de rechazo. La comunidad autónoma canaria tenía el índice de rechazo más alto del Estado español, aproximadamente un 30 %, señorías; actualmente estamos en un 15...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Déniz. Si quiere continuar después.

Para su primera intervención, el señor consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, señor Ortega.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señorías.

Quisiera primero dejar claro, señor Déniz, que esta consejería no puede, bajo ningún concepto, poner en riesgo a los ciudadanos, con lo cual el control que se hace de las ITV es riguroso, y ahora lo demostraré.

Y comenzaré esta comparecencia recordando que la competencia de prestación del servicio de inspección técnica de vehículos, o ITV, fue transferida por el Estado a la Comunidad Autónoma de Canarias en 1984. Así, nuestro archipiélago asumió la gestión directa del servicio mediante la construcción y explotación de diversas estaciones de ITV en Tenerife, Gran Canaria, La Palma, Lanzarote y Fuerteventura. Este régimen de gestión pública del servicio se fue privatizando progresivamente a partir del 88 mediante un sistema, como usted ha mencionado, de concesiones a entidades privadas. El proceso concluyó en el año 1995, año en el que la práctica totalidad de las inspecciones de vehículos se efectuaba ya en estaciones de ITV gestionadas por las entidades concesionarias.

Quedaba reservado a la Administración un papel de control de la actuación de estas entidades, además de mantener la realización de determinadas inspecciones que no podían efectuarse en estaciones de ITV, en especial las inspecciones en la isla de La Graciosa.

En el 2007, el Gobierno de Canarias, tal y como usted mencionó, publicó un decreto sobre las ITV estableciendo un régimen de autorización administrativa para estas estaciones, que abría el servicio a la competencia entre empresas.

En la actualidad la inspección técnica de vehículos en Canarias se realiza en 26 estaciones, a las que se añade una más que entra en funcionamiento en breve, ya que la semana pasada fue firmada su autorización de funcionamiento. Por tanto, dentro de pocas fechas serán 27 las estaciones objeto de inspección técnica de vehículos. De estas 15 están sujetas al régimen de concesión administrativa, mientras que las 12 restantes han sido autorizadas en los últimos tres años, según el decreto del 2007.

En estas 27 estaciones el año pasado se habían efectuado 982 000 inspecciones técnicas de vehículos. Por tanto, previsiblemente, en el 2016, se sobrepasará el millón de inspecciones en Canarias.

La apertura del sector a la competencia empresarial está generando unas ventajas a los usuarios, ya que tienen más posibilidades de elegir entre diferentes ofertas, tienen estaciones más cercanas y disponen de horarios más cómodos y flexibles, incluyendo la apertura dominical de algunas estaciones.

Pero quizás el efecto más beneficioso de este proceso de apertura del mercado se registra, señorías, en el empleo, puesto que se ha pasado de 325 empleos directos en el 2013 a 432 empleos en el 2015, lo que supone un crecimiento de prácticamente el 33 % de puestos de trabajo.

El control de actividad de las estaciones de ITV corresponde a la Dirección General de Industria y Energía, que realiza diversas actividades para efectuar su labor. En primer lugar, es la encargada de tramitar los expedientes de autorización de las nuevas estaciones de ITV, para que en el momento de su puesta en marcha la estación disponga de todos los equipos de inspección, cumpla con todos los requerimientos de materiales y su personal esté lo suficientemente formado como para poder efectuar las inspecciones de vehículos con la debida garantía. Esta tramitación incluye la revisión de los proyectos, de la documentación técnica y administrativa de la sociedad, del plan de formación del personal o del manual de calidad de funcionamiento, además de una inspección para comprobar la adecuación de la instalación al proyecto presentado.

Durante el 2015, la Dirección General de Industria y Energía ha tramitado 24 expedientes de autorización de estaciones de ITV y ha efectuado 10 visitas de inspección previas a la autorización de funcionamiento de estas estaciones.

En segundo lugar, efectúa visitas de control a las estaciones de ITV en funcionamiento para comprobar que los equipos de inspección se mantienen adecuadamente y son sometidos a las calibraciones y verificaciones que están establecidas para garantizar la exactitud de las mediciones. En las visitas de control también se efectúa un muestreo de la calidad de las inspecciones de vehículos y se comprueba que se mantienen las condiciones exigibles en cuanto a personal en la estación, información a los usuarios, itinerarios para personas de movilidad reducida, etcétera.

En el 2015, la dirección general efectuó 22 visitas de control a estaciones en funcionamiento, habiéndose propuesto la apertura de 3 expedientes sancionadores.

En tercer lugar, se atienden también las reclamaciones de los usuarios que han tenido problemas en una inspección técnica de su vehículo, analizando los hechos denunciados y, llegado el caso, repitiendo la inspección del vehículo en presencia de personal de la dirección general. Insisto, repitiendo la inspección del vehículo.

El número de reclamaciones presentadas a lo largo del 2015 por actuaciones de las estaciones de ITV es de 80.

Y, por último, se ha dotado a la Dirección General de Industria y de Energía de un sistema telemático de control en tiempo real de las inspecciones efectuadas por todas las estaciones de ITV en Canarias. Este sistema lo que hace es que permite a la Dirección General de Industria comparar el funcionamiento entre distintas estaciones en el periodo de tiempo que se desee y según diferentes parámetros. Por ejemplo, por citar un ejemplo, se puede conocer el rigor de las inspecciones en cada estación a través de la tasa de rechazo de vehículos a nivel global, pero también por cada uno de los diferentes elementos del vehículo que se seleccione. También, señorías, se puede obtener el listado de vehículos que han pasado la inspección en una determinada estación y acceder al informe de inspección de cada uno de ellos. Esta herramienta, sin duda alguna, es un elemento de control muy útil, ya que permite detectar posibles errores en la aplicación de los manuales de inspección en los diferentes elementos de los vehículos y, por otra parte, focalizar las inspecciones hacia las estaciones que pudieran presentar desviaciones importantes con respecto a la media.

Y ya, para ir finalizando, señorías, además de estas actividades directas de control, la Dirección General de Industria y Energía utiliza el procedimiento de acreditación como vía indirecta de control de las estaciones de ITV. La acreditación es una certificación emitida por la Entidad Nacional de Acreditación -la ENAC- que garantiza que un determinado laboratorio o empresa de certificación o inspección cumple con los requisitos y normas internacionales que le son de aplicación. En el caso de las estaciones de ITV, es la norma UNE-EN-ISO 17020. El procedimiento de acreditación implica una evaluación de la competencia técnica de la estación mediante un estudio documental y una auditoría in situ de la instalación y de su personal. En Canarias las estaciones de ITV tienen que disponer de la acreditación ENAC, el año de su puesta en marcha y -cómo no- esta acreditación debe ser actualizada anualmente.

Insisto, señorías, en que esta consejería y su centro directivo responsable no pueden permitir que la seguridad de los ciudadanos de Canarias esté en juego.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Turno para los grupos no solicitantes. El Grupo Mixto, el señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Señor consejero.

Cuando hablamos de la ITV, nos viene a la mente la obligación de cada seis meses o cada año pasar la inspección de nuestro vehículo, dependiendo de la antigüedad que este tenga. Es una revisión que a veces no le damos toda la importancia que realmente deberíamos darle. Estas inspecciones técnicas cumplen un papel fundamental para que los vehículos que circulan por nuestras carreteras tengan un mantenimiento adecuado e impidan que sean un peligro para la seguridad vial.

Debemos destacar que desde el Decreto 93/2007, la liberalización de las ITV, estas instalaciones pasaron de ser concesiones a ser estaciones dependientes de una autorización administrativa. Por lo tanto, para ser un taller que presta este servicio se deben cumplir unas condiciones tasadas y se deben cumplir estas obligaciones para que no pierdan estas condiciones de ITV, y aquí está el fondo de este asunto. Imagino que hay unos criterios objetivos por los que unos defectos son considerados graves y otros defectos son considerados leves, pero la realidad es que no todas estas estaciones siguen un mismo criterio. Normalmente las de mayor volumen de trabajo suelen ser las más permisivas. No sé si será por lo que había comentado antes el señor Déniz, por los despidos, que hay muchos menos trabajadores también en estas instalaciones; por lo tanto, se les acumula mucho más el trabajo.

La media de los vehículos rechazados en España es del 20 %. Por lo tanto, podríamos utilizar esto como vara de medir y los que estén muy por debajo de ese porcentaje o muy por encima quizás estén incurriendo en alguna infracción.

La inspección y control de las estaciones de ITV corresponde a las delegaciones de Industria de cada comunidad, como usted nos comentó anteriormente, y uno de esos métodos es mediante los coches topos, es decir, llevar un coche con defectos y ver si realmente son capaces de encontrar esos defectos. Me gustaría preguntarle si aparte de este método utilizan algún otro método. Luego, el resto de preguntas, pues, ya usted me las ha contestado, como los números de expediente y todo este tipo de cosas.

Y luego también preguntarle si se sigue algún criterio a la hora de elegir la estación a investigar, o si se hace de manera periódica, y cuántos inspectores existen actualmente en Canarias.

Creemos que es también importante que los ciudadanos sepan a quién dirigir sus quejas, porque esto puede ayudar también a prevenir.

Y también concienciar a la población de la importancia de tener sus vehículos en mantenimiento y tener un cuidado. Así como se hace concienciación sobre los accidentes de tráfico, de no conducir, pues, borracho o bajo los efectos de drogas, pues, hacer lo mismo, lo que puede pasar cuando no se tiene un correcto...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez, don Pedro.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (Pedro Manuel): Gracias, señor presidente. Señorías. Señor consejero.

Estamos hablando del Decreto 93/2007. Efectivamente un decreto que tuvo también pronunciamiento desde el Tribunal Supremo ante, pues, un contencioso que se presentó precisamente en contra de este decreto que liberaba.

Yo creo que el reglamento, el propio Reglamento de instalación y funcionamiento de las estaciones de inspección técnica de vehículos -de las ITV-, pues, yo creo que tiene su solución en el artículo 12 y en el artículo 15. El artículo 12 porque atribuye a la propia dirección general, de Industria y Energía, que por activa y por pasiva haga un seguimiento y controle a estas estaciones de ITV. Por un lado activamente, porque la propia dirección tiene que hacer, debe hacer, ese seguimiento y ese control, debe comprobar las inspecciones que se llevan a cabo, pues, conforme a las disposiciones reglamentarias; y, por otro lado, las concesionarias, las propias ITV, pues, tienen que remitirle a la propia dirección general esa información, como usted sabe, una es cada mes y otra es anualmente. Y también, por otro lado, la propia Dirección General de Industria y Energía, pues, también podrá llevar a cabo auditorías adicionales, que me gustaría que luego nos comentara si se realizan o se han realizado esas auditorías adicionales. Y, por otro lado, el señor Ramos Chinea decía que cuántos... Sería importante saber también cuántos, el número de inspectores de la dirección general competente, pues, están adscritos y están haciendo este trabajo.

Y el artículo 15, pues, habla muy claramente -el reglamento- del personal de las estaciones de ITV. Por un lado de cuánto personal hace falta y, sobre todo, qué categorías deben tener para realizar todas las funciones, en cuanto a los turnos de trabajo, a las líneas de inspección en funcionamiento, sobre todo para garantizar que las inspecciones, pues, se realicen con calidad y eficacia.

En cuanto a la formación del personal, también el propio artículo lo refiere, con lo que hay que controlar para que se aplique correctamente el sistema de calidad, sus procedimientos y documentación.

Y, pues, lamentar, lamentar esos conflictos laborales que hay, apoyo a los trabajadores de las ITV, porque deben también estas empresas, pues, llegar a acuerdos y respetar -cómo no- los convenios colectivos.

Y por supuesto, señor consejero, el Gobierno debe asegurar, tiene que asegurarnos que las ITV se realizan con las máximas garantías.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Popular, señor Aguiar.

El señor AGUIAR RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Señor consejero, señorías, buenas tardes.

Evidentemente la inspección técnica de vehículos es un tema importantísimo, porque es un tema muy serio; un tema de seguridad vial y un tema de responsabilidad por parte de quienes somos propietarios de vehículos y que la ley nos obliga a que los tengamos en las condiciones óptimas para nuestra seguridad y la seguridad de terceros.

Yo cuando vi la comparecencia, que decía "control de las ITV", a la vez que comencé a leer el tema, había tantas cuestiones que controlar dentro de las ITV, tantos planteamientos que hacer, que no sabía un poco por dónde iban a ir y esperé a, posterior, a la intervención tanto del grupo proponente como del señor consejero.

Aquí hay dos cuestiones muy claras. Una en cuanto a lo que son estas estaciones de inspección técnica de vehículos y a lo que es la competencia de la Dirección General de Industria en cuanto a su control y que funcionen adecuadamente para dar el servicio para el que se han constituido y para dar digamos que cobertura a un mandato legal. Por las explicaciones que ha dado el consejero, desde su digamos que autorización, el seguimiento, las inspecciones y demás, yo creo que existen las suficientes herramientas como para que ese control sea efectivo, que es lo que todos queremos, y según nos ha dicho el señor consejero así se está haciendo. Yo lo que le pido es que se haga un seguimiento y que se cumpla, porque tiene usted herramientas para hacer un control efectivo.

Y luego, la otra parte, el señor Déniz, pues, planteaba un poco un tema que también preocupa, que es el tema del conflicto laboral que pueda existir y que existe entre las empresas y los trabajadores. Temas que siempre todos desde esta Cámara lamentamos y que llamamos al diálogo para que se solucionen.

Ahora bien, también está regulado, lo acaba de decir el señor portavoz que me ha precedido en el uso de la palabra, que existen también determinadas normas que nos obligan a ver con qué personal debe llevarse a cabo.

Yo voy concluyendo. Creo que es un tema importante. Primero que laboralmente se debata y se hable y que cada uno tenga sus derechos, y que tengan seguridad los que trabajan allí para podernos atender y que la tengamos nosotros; y a la consejería, que siga el camino de controlar, ya que es una herramienta fundamental, como decía anteriormente, para la seguridad de todos.

Hasta ahora se ha ido incrementando en las distintas islas el número de inspecciones técnicas de vehículos. El señor Déniz hacía referencia a la odisea que era antes conseguir el turno para pasar. Ahora está un poquito mejor. Pero esto debe funcionar adecuadamente, con garantías, y desde luego con una conciliación laboral que todos deseamos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Aguiar.

Grupo Socialista, el señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor presidente. Miembros de la Mesa, los ciudadanos que nos siguen atentamente desde la tribuna.

El coche, el vehículo particular, es el rey de las carreteras en Canarias. Es un modelo de transporte, de movilidad, que es del que nos hemos dotado desde hace ya muchos años, en el que, efectivamente, es el protagonista indiscutible de los medios de transporte en las islas. De ahí la importancia de la inspección técnica de vehículos y de que esta funcione en condiciones que garanticen la seguridad de los que a diario utilizamos las carreteras, las autovías, las autopistas de Canarias, no solo como usuarios de vehículos sino también como peatones.

Mire, la crisis económica ha tenido diferentes, digamos, formas de mostrarse. Una de ellas en Canarias especialmente ha sido el envejecimiento de su parque móvil. Canarias tiene en estos momentos aproximadamente 1 256 000 vehículos, unos 895 000 son turismos, y más de 547 000 vehículos, según algunos datos, tienen más de diez años. Es decir, que por las carreteras de Canarias circulan en este momento más de 547 000 vehículos con más de diez años, es decir, uno, prácticamente uno de cada seis vehículos en Canarias tiene más de diez años. Significa estar muy por encima de la media nacional y significa además que desde el año 2011 se ha incrementado prácticamente en 2 puntos el porcentaje de vehículos, insisto, de más de diez años que circulan por nuestras carreteras. Hay que añadirle, además, que Canarias tiene una especificidad particular: de una comunidad autónoma como la nuestra que es turística y donde su parque móvil de vehículos de alquiler también es altísimo, en el que además, como saben, la periodicidad de las inspecciones es mayor que la de un vehículo particular.

Hay que tener un dato además relevante, que me parece importante traerlo a la Cámara. Quizás debamos tener un debate, aunque no son competencias estrictamente de la consejería, quizás colateralmente de la Consejería de Obras Públicas y quizás también colateralmente de la de Sanidad por sus consecuencias. Tiene que ver con la siniestralidad, la siniestralidad en Canarias vinculada a la antigüedad de los vehículos, que ha crecido prácticamente 2 puntos desde el año 2014, casi un 11,3 % en los turismos y un 9,6 en motos, siniestros producidos por vehículos con más de diez años de antigüedad. Por tanto, esto pone de relevancia la importancia de que el servicio funcione de manera adecuada.

A nosotros nos parece significativo el hecho de que prácticamente de 982 000 inspecciones solamente haya 80 quejas.

Y sobre todo incidir en una cuestión, para terminar, la necesidad de garantizar las buenas condiciones laborales de los trabajadores de los servicios a raíz de la liberalización del servicio. Hay conflictos en estos momentos. No son competencia, evidentemente, de la consejería, pero sí sería buena una mediación, que creo que se está haciendo, para garantizar las buenas condiciones laborales de estos trabajadores.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Matos.

Por el Grupo Nacionalista Canario, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ VALIDO: Gracias, presidente. Señorías, buenas tardes.

Tal y como ha indicado el consejero de Industria, don Pedro Ortega, el establecimiento del sistema de autorización administrativa para la puesta en marcha de estaciones de ITV ha traído consigo la apertura de nuevos centros en el archipiélago.

Ha quedado de manifiesto -y así lo muestran los datos- que desde que Canarias comenzase con el proceso de liberalización del sector de las ITV se ha producido un aumento exponencial de los centros de inspección en las islas y se ha intensificado la dinámica de competitividad en variables como la flexibilidad horaria, los servicios adicionales o los precios, que son de los más bajos en relación con otras comunidades.

Además durante el antiguo régimen de concesión administrativa solo pocas empresas estaban autorizadas a dar el servicio, con lo cual existía una especie de oligopolio en el sector. En cambio, a través de la fórmula de autorización, donde no se puede negar la entrada a quien cumpla con los requisitos, se ha observado una mejora en la calidad del servicio al ciudadano, con lo que al existir muchos más puntos de inspección los canarios no tienen que realizar desplazamientos tan largos y además esperan menos para ser atendidos. Esto se traduce en un ahorro de tiempo y de dinero. Es el caso, por ejemplo, de la nueva estación ubicada en la isla de Gran Canaria, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana. En él, en el pasado, antes del periodo de liberalización, los residentes de la zona de Maspalomas o Mogán se veían obligados a recorrer más de treinta kilómetros para desplazarse al centro más próximo, ubicado en Arinaga, con el consecuente gasto que ello conlleva, además de las molestias. Hoy en día ya no es necesario. Lo mismo ocurre en otras islas del archipiélago.

Por otro lado, y me gustaría que el consejero profundizase un poco más al respecto, el Gobierno de Canarias ha reforzado los mecanismos de supervisión para que el cambio no revierta en una peor calidad de los servicios. Un control más exhaustivo de los centros para verificar que cumplen con la normativa de manera rigurosa, cuestión que consideramos fundamental, señor consejero.

Pero si hay algo que destacar en relación con los aspectos más positivos del nuevo sistema es, sin lugar a dudas, la inversión y la creación de nuevos puestos de trabajo, que ha traído consigo el auge de la apertura de nuevas ITV.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por el grupo solicitante, el señor Déniz, del Grupo Podemos.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Estamos en un 15 % de índice de rechazo, por cada 100 coches se rechazan 15. Pero, señorías, la semana pasada tuve la oportunidad de ver índices de rechazo de un 13 %. Y les voy a decir una cosa: en esta isla de Tenerife se han cerrado estaciones, ¿verdad?, se han cerrado estaciones, la de El Mayorazgo, con un índice de rechazo del 6 %. Se están haciendo, señorías, inspecciones exprés.

El Gobierno de Canarias, señor Chinea, el Gobierno de Canarias tiene tres interventores, señor Rodríguez, tres interventores para toda la comunidad canaria y un jefe de servicio para 25-27 estaciones.

Usted dice que hay más empleo. Es que teníamos 14 estaciones y ahora son 25, han aumentado 100 empleos. ¿Casi el doble de estaciones, 100 empleos...? Eso no es generar empleo, señorías. Aquí se están haciendo inspecciones exprés.

La consejería canaria tiene externalizado el servicio de control de las ITV. Hay una empresa que hace una auditoría anual, y además la avisa con antelación. Ese día, curiosamente, el índice de rechazo aumenta, aumenta enormemente. Ese día todo el mundo se pone las pilas.

Para calibrar las máquinas, para tener en cuenta todo el papeleo, para ver la trazabilidad de los vehículos hay tres inspectores en toda Canarias. Ocho islas, esta vez contamos ocho islas.

Les voy a poner varios ejemplos -no sé si el tiempo me dará para tanto-.

El transporte escolar. El transporte escolar está en las condiciones... y en la experiencia de los trabajadores requiere de dos inspectores y un tiempo aproximado de una hora y media. Se está haciendo, señorías, la inspección en transporte escolar en quince minutos. En un transporte escolar tiene que verificarse incluso, quitar las puertas, ¿verdad?, a ver cómo están funcionando.

Es el viejo truco de la intensificación de los ritmos de trabajo para extraer el plus valor. Hay poca vigilancia, insisto, hay poca vigilancia y poca rigurosidad. Se intensifican los ritmos de trabajo. ¿Sobre quién recae todo este tipo de situaciones? Sobre los trabajadores. Los trabajadores están siendo presionados. Además se les dice: "esto es una empresa y el producto es cuantos más coches, mejor; por lo tanto, ustedes aflojen". Además se ha revisado también el manual de instrucciones, hay más pruebas, hay menos trabajadores y se exige menos tiempo. Y esas son las situaciones. Se está poco más o menos que condenando a los trabajadores a ser los responsables en caso de accidente, señorías.

Una ratio de siete horas por coche y línea es imposible, siete horas por coche y línea, es imposible, y eso es lo que está pasando.

Hay ejemplos de pruebas. Por ejemplo, en Canarias no se están haciendo las pruebas de amortiguadores, en Canarias. Los amortiguadores no son solamente para que los coches brinquen con los baches, es un problema fundamental para las curvas. En Canarias no se hace esa prueba de amortiguadores y todo el mundo sabe que Canarias está llena de curvas, llena de curvas y cuestas.

Insisto, es tanta la poca rigurosidad que hay situaciones en que la Guardia Civil, señorías -y esto es verídico-, se ha apostado en la esquina al salir los coches de las ITV y ha sancionado a coches por estar en mal estado, con la pegatina nueva y reciente. Y eso lo sabe todo el mundo aquí, en Canarias, y hay mucha picaresca al respecto. No me vengan ustedes ahora con esos datos; la realidad se la saben los trabajadores que están aquí y son los que están sufriendo fundamentalmente las condiciones de liberalización. Sobre ellos está recayendo todo el peso de la rigurosidad en una cuestión tan importante como la seguridad vial.

Y por si fuera poco, encima, las empresas privatizadas abren los domingos. Ya hemos discutido en este Parlamento lo importante que son, para la conciliación de la vida familiar y laboral, los domingos para descansar. No, señor, los domingos también a trabajar. Y eso está implicando un estrés. Con la misma plantilla. Está implicando que los trabajadores, por el mismo salario, estén compitiendo, de estación en estación, unos con otros y se está poniendo en riesgo, señorías, no solamente la salud de los trabajadores, se les está cargando con toda la responsabilidad de la inspección y se les está obligando a ir a trabajar los domingos. Eso implica, además, un efecto arrastre: si las ITV abren los domingos, otras empresas, como los talleres, también tendrán que abrir los domingos. Y así, señorías, seguimos... Estamos así. Esa es la realidad, esa es la realidad, y no es la que ustedes tienen ahí en esos datos.

Deberíamos nosotros comparar también con lo que está sucediendo en otras comunidades. En Alicante, eso que se hace, esas auditorías, esas inspecciones profundas se hacen semanales. En Canarias se hacen al año, al año se están haciendo, señorías, y además se avisa, y sobre ese aviso las empresas presionan a los trabajadores también.

La huelga, señorías, es fundamentalmente por las condiciones de los trabajadores, por las condiciones laborales. No es una huelga por incremento salarial, es una huelga que tiene que ver fundamentalmente con las condiciones de los trabajadores. Usted tiene un escrito sobre la mesa donde los trabajadores le han pedido una reunión. Ellos son los que más saben, los que están sufriendo esta situación. Le han pedido reiteradamente reuniones y ustedes, la huelga desde el 10 de febrero, no se reúnen con los trabajadores. Yo le pregunto aquí: ¿usted se va a reunir con los trabajadores? Otros consejeros de este Gobierno lo han hecho. Pero ¿por qué tanta manía a reunirse con los trabajadores? Son los que están sufriendo las condiciones, son los que nos inspeccionan los vehículos, son los que más saben de las condiciones que están sucediendo, son los que más están sufriendo la externalización, la liberalización de este problema.

Paradójicamente, las pruebas han aumentado. En la última revisión de los manuales se exigen más pruebas, pero paradójicamente no se están pasando, no se están haciendo.

Nosotros entendemos que la Administración tiene que dotarse de más medios. Con tres interventores por archipiélago, señorías, con eso no vamos a ningún lado.

La consejería tiene, además, que intervenir en este conflicto. No hay un convenio colectivo regional para toda Canarias, hay un convenio por empresa. Me parece a mí que la consejería debería intervenir en esto que nos afecta a todos, debería intervenir e intentar establecer la posibilidad de un convenio regional, porque se está también obligando a los trabajadores a ir de empresa en empresa, aceptar condiciones absolutamente bochornosas. Creo que es responsabilidad de este Gobierno, creo que es responsabilidad de la Administración velar por nuestra seguridad y velar por las condiciones de los trabajadores.

Se están haciendo más pruebas: las revisiones de los tacógrafos, los limitadores de vehículos pesados, nuevas pruebas de frenado con extrapolaciones y múltiples novedades. Se está controlando ahora, se está tardando hasta una hora en verificar los taxímetros. Una hora, eso es lo que dice el manual, pero realmente se está haciendo en mucho menos tiempo, señorías. ¿Y quiénes son los responsables? Los trabajadores, insisto. Es un conflicto que está alargando mucho la situación de esta gente, que lleva ya desde febrero en huelga.

Se hace más necesaria que nunca una reforma del decreto autonómico de prestación de servicio de las ITV y el número de vehículos a pasar por hora es fundamental. No se puede permitir que las empresas diariamente estén acelerando totalmente, intensificando los ritmos de inspección y que los vehículos estén saliendo sin ser sometidos a las pruebas que tendrían que ser sometidos. Hay mucha picaresca. Yo sé que es una medida popular la que se está haciendo. La gente lo que quiere es pasar la cola cuanto antes, pero realmente nosotros tenemos que velar aquí por la seguridad y por las condiciones de los trabajadores.

Insisto, creo que usted debería reunirse con los trabajadores. Son ellos los que están velando por nuestra seguridad en condiciones estresantes. Insisto, usted tiene el escrito y entiendo que usted debería reunirse con el comité de huelga, con el comité de empresa de la empresa Applus.

Y sobre la apertura de los domingos, ¿por qué se abre en los domingos? La competitividad está haciendo que unas empresas estén pugnando por la cuota de mercado. Por eso se está abriendo los domingos. Ahora las empresas que el Gobierno canario tiene en régimen de concesión también quieren. Por eso entre otras cosas también a la huelga. Las empresas que tenemos en régimen de concesión quieren abrir los domingos, están obligando a los trabajadores a ir los domingos. Y ese es el motivo de la huelga y me parece que es de ley por lo menos que la institución los escuche. Ahí están, quede usted con ellos.

Pero me parece que no es de recibo que sigamos permitiendo que todo el peso de la liberalización recaiga sobre los trabajadores. Si queremos explicarle la liberalización en qué consiste a un sector de la población canaria, podemos coger el ejemplo de las ITV: intensificación de los ritmos de producción, de los ritmos de trabajo, recaen sobre los trabajadores, igual salario, competitividad desleal entre las empresas, ¿verdad?, riesgo en la seguridad, y eso es lo que está sucediendo. No son esos datos, señorías.

Hay empresas que además conceden un plus de productividad a los trabajadores, y eso no es legal.

En definitiva, entendemos que es un problema terrible que llevamos padeciendo desde hace tiempo. Lo padecemos los usuarios que llevamos el coche a las ITV, pero también lo están padeciendo los trabajadores. La seguridad en este archipiélago, con el porcentaje de vehículos que señaló el diputado Matos, no puede responsabilizarse única y exclusivamente en la clase trabajadora. Por lo tanto, lo que es de recibo es intentar, la consejería, observar la posibilidad de que exista un convenio regional, garantizar las mismas condiciones laborales y no haya competencias, eliminar la picaresca y, desde luego, inspeccionar de manera más profunda; dotarse de más instrumentos y, sobre todo, de más interventores. Son tres únicamente para todo el archipiélago.

Gracias, señorías.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Déniz.

Para su segundo turno, consejero, señor Ortega.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señor Déniz, como no podía ser de otra manera, entiendo la preocupación por la situación laboral de unos trabajadores y, como es normal, esa preocupación, en un momento en el que estamos pretendiendo activar la economía, pues, es importante.

Vamos a la primera. 100 puestos de trabajo más para mí son importantes, y además se han creado en los últimos tres años y en un sector concreto de la economía, que además tenía unos problemas. Con lo cual, conforme me preocupa el conflicto colectivo, que afecta a unos trabajadores y que en este momento afecta a una empresa y a los representantes de los trabajadores y a los trabajadores de esa empresa, se circunscribe a una empresa que tiene cinco talleres de ITV... pues, resulta que, bueno, que lo entiendo. Pero es que además hay una cosa: yo soy consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, no tengo Trabajo en mis competencias, y a mí no me gusta meterme en los jardines que no son míos, porque si me meto en un jardín que no es mío me puedo llevar o un susto o puedo cometer un delito. Entonces no lo quiero. Entonces en este momento le comunico que la Dirección General de Trabajo ha intervenido, ha mediado y estamos informados. Nosotros hemos pedido que medie, en la medida en que hemos tenido conocimiento del conflicto, y sabemos que la Dirección General de Trabajo ha estado con las dos partes, y ha participado. Con lo cual, no estando de hecho, sí que estamos de otra manera, y nos gustaría que el conflicto se resolviera, y que se resolviera a gusto de las partes y que todos fuéramos felices, como usted quiere.

Pero también es verdad que en este momento, y hablando de las ITV, y usted ha nombrado los domingos, es verdad que gran parte de la ciudadanía hoy está contenta porque los domingos puede llevar el coche a pasar la ITV, porque es una obligación que tiene. Digo que esto tiene dos partes, hay dos partes, y de las dos partes hay una que tiene un trabajo y da un servicio y otra que no. Hace un tiempo eran 15 estaciones, hoy hay 27 estaciones, 27 estaciones que dan servicio a ese millón de vehículos que tienen que ser revisados en el 2016. A mí lo que me preocupa y lo que me toca es la parte de la seguridad de las personas, insisto, que tanto ciudadanos como peatones deben estar seguros, y para eso es importante la ITV y tiene que cumplirse.

Entonces, dejando aparte el conflicto, que no es mi competencia y diciéndole que sí que hemos actuado, si no directamente, sí que hemos colaborado para que intervenga un mediador, tenemos que pensar en la seguridad de las personas y en la seguridad de los vehículos.

Al señor Ramos le tengo que decir que, bueno, que nosotros -ya le comenté- tenemos un sistema telemático en este momento, un sistema por el cual tenemos datos y podemos comprobar las medias, podemos comprobar las medias, y, en base a las desviaciones que haya con respecto a la media, podemos establecer inspecciones. Eso es un sistema que nos permite hacer inspecciones de las diferentes estaciones en función de parámetros concretos o de medidas generales: tiempo empleado, decía los amortiguadores, qué pasa con los amortiguadores... Diferentes elementos de los vehículos se pueden controlar. Tenemos datos suficientes como para luego poder actuar.

Me hacía una pregunta el señor Ramos y el señor Rodríguez también: ¿inspectores? Bueno, qué más da que sean tres, que sean cuatro, lo importante... Porque yo digo, con 27 ITV, con tres inspectores, entendemos que vamos bien, porque, aparte, ya hoy tenemos elementos informáticos y datos, formas de obtener datos para poder hacer acciones. Pero es que además hoy en día hay algo que funciona más que lo que es la inspección, la coercitiva, la sancionadora, que es la preventiva. Y, señores, hoy en día gran parte de los sistemas de control en el mundo se basan en entidades certificadoras, acreditadoras, que hacen auditorías, que controlan y que emiten informes. Y además son anuales, no hacen falta más, teniendo en cuenta que además hay una acción inspectora y, aparte, está el propio ciudadano que puede reclamar.

El seguimiento se realiza de forma normal, se realiza entonces a demanda, por sanciones.

Pero, en cualquier caso, hemos pasado de 15 estaciones a 27. Este paso de 15 a 27 es más que importante, porque nos permite garantizar que el ciudadano, cuando va a pasar la inspección, no tenga que esperar demasiado tiempo. Antes ocurría -y usted lo decía- que había veces que el ciudadano, entre una cosa y la otra, cuando pedía la hora, le daban hora para después de cumplirse la ITV y a veces circulaba con cuestiones provisionales de que lo tenía pedido. Hoy ya no, hoy el ciudadano puede ir cuando quiera.

Pero es que además hay una cosa más importante que me gustaría recalcar aquí. Hace unos años, cuando era el sistema de concesión, había dos tipos de estaciones de dos empresas; hoy en día se ha abierto el mercado y hay más empresas. Pero es que hoy en día hay empresas netamente canarias que también están contribuyendo, pequeñas empresas que son de aquí. Y entonces, bueno, yo no me meto ni con unas ni con otras, digo que se ha abierto el mercado y que antes había dos y ahora hay un sistema variado. Lo cual no creo que sea malo, creo que es bueno. Es bueno porque, sí, porque son empresas que están aquí, dejan aquí y, aparte de dejar aquí, dan trabajo a gente de aquí; es decir, esto son 100 empleos más los que han generado todas estas estaciones.

Yo, a día de hoy, con la información que tengo, tengo que decir que debemos estar satisfechos con el sistema de ITV que tenemos. Otra cosa es que haya un conflicto que tengan que resolver, que tendrán que resolverlo las partes, y para ello además cuentan, insisto, con la mediación de la Dirección General de Trabajo, y con nosotros, pues, también en la medida en la que se pueda.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0413 Sobre -Consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento-, sobre el control de la Inspección técnica de vehículos.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico