Diario de Sesiones 32/2016, de fecha 26/4/2016
Punto 30

9L/M-0001 MOCIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, CONSECUENCIA DE LA INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE POLÍTICA ENERGÉTICA, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO. (I-4).

La señora PRESIDENTA: Señorías, hemos acabado las comparecencias y vamos a ver ahora la moción del Grupo Podemos, consecuencia de la interpelación que presentó el mismo grupo, sobre política energética, dirigida al consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento.

Como ustedes saben, tiene la misma sistemática que las PNL. Por tanto, tiene para intervenir por tiempo de diez minutos el grupo, en este caso, proponente de la moción.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidenta. Buenas tardes.

"Quien desarrolle y comercialice con éxito las energías renovables ostentará una posición de liderazgo en el siglo XXI": esta es una frase de Barak Obama. España estaba ocupando ese liderazgo tan importante a nivel mundial hasta que el propio Gobierno español cercena todas las posibilidades de seguir invirtiendo en renovables, de tal manera que las empresas españolas se están teniendo que ir a desarrollar su tecnología fuera de nuestras fronteras.

Es lamentable lo que está ocurriendo en España, tanto la Unión Europea como Estados Unidos no salen de su asombro, y es que el sistema energético español se ha movido durante décadas en esa frontera difusa en la que no sabemos lo que es Estado y lo que es empresa privada. Las empresas eléctricas convencionales piden y el Estado planifica, licita y concede, y cuando algo falla en el negocio de esas empresas miran para el Estado, es decir, para los ciudadanos y ciudadanas, que somos los que pagamos sus pérdidas.

La siguiente burbuja a explotar en España es la del gas. De hecho, están haciendo un esfuerzo tremendo para que no les reviente, a base de ser nosotras las que paguemos sus pérdidas a través del recibo de la luz y a base también de frenar la competencia que les suponen las renovables. Y es que en España tenemos un pequeño problemilla: la energía que tenemos en gas es el triple de la que necesitamos. Para que se hagan una idea: solo España tiene una tercera parte de toda la capacidad de regasificación de Europa. Pero nuestros gobiernos se empeñan en seguir alimentando esta tremenda burbuja gasista poniendo el Boletín Oficial del Estado al servicio de sus intereses. El BOE les resuelve los dos principales obstáculos que tiene el gas natural para su entrada en Canarias: primero, el fin del derecho preferente de las renovables en el mercado eléctrico sobre las tecnologías de origen fósil; y, dos, la reserva de un 37 % del mix de producción eléctrica para la viabilidad económica del mercado del gas, tal y como recogen las directrices de ordenación del sector energético.

Realmente es asombroso, señorías. Cuando empezaron las renovables, debido a sus evidentes ventajas ambientales, se les dio prioridad en la entrada al mercado eléctrico y, sin embargo, ahora, años después, vamos hacia atrás y ya no permitimos que las renovables sean preferentes sino incluso al revés: priorizamos la entrada de las fósiles frente a las renovables. ¿Pero por qué? Digan por qué, qué razón hay para permitir que se consuma la energía procedente del gas antes que la de las renovables. ¿Por qué tienen que asegurar mediante decreto que el 40 % de la energía que consumimos sea del gas? ¿No será porque saben que, si no se les asegura por la normativa, las renovables van a ocupar todo el mercado porque son más baratas? ¿Y eso, señorías, es defender el interés general, el medio ambiente, nuestro futuro y además hacer más barata la tarifa de la luz?

Ya comentamos en la interpelación del pleno anterior que uno de los grandes problemas en el sistema eléctrico es el sobrecoste que pagamos todos los españoles y españolas por los precios extrapeninsulares, que en el caso de Canarias son 1400 millones de euros anuales. Sin embargo, Canarias puede ser el paraíso de las renovables y estamos haciendo pagar a la gente algo que se puede evitar. Si a cualquier persona normal le dices que tiene dos opciones: una energía que es contaminante, que traes de fuera y que cuesta 160 euros, y otra energía que es local, que no contamina y que cuesta entre 50 y 80 euros, por supuesto elegirá esta última y dirá que a lo mejor un poquito de la de 160 euros por si no hay sol o no hay viento.

Además todas esas instalaciones que serían necesarias para la introducción del gas -la regasificadora, por ejemplo, del polígono de Granadilla, los gaseoductos, el transporte de los buques gaseros, los camiones cuba- ponen en gravísimo peligro la salud y la vida de las personas. El gas natural es muy inflamable y peligroso. Es considerado como una sustancia peligrosa por el Real Decreto 840/2015. Las normas internacionales exigen que se respeten distancias de seguridad con los núcleos de población más próximos por la peligrosidad del impacto de las explosiones y del calor de las llamaradas que se producen en caso de accidente. En el municipio de Arico, por ejemplo, se podrían ver afectados los núcleos próximos dentro del área de riesgo como Las Maretas, El Río, La Caleta, Las Arenas, Tajao, La Jaca, etcétera.

Señorías, tenemos que hacer posible otra política energética y otro modelo energético, que además en Canarias sería factible y necesario, solo hay que ponerse y hacerlo de la mano de la ciudadanía. No puede ser que dependamos en un 96 % del exterior cuando tenemos recursos naturales suficientes. Porque además nos sale muchísimo más barato producir la energía con renovables, porque encima nos amenaza el cambio climático, con el aumento del nivel del mar, el calentamiento de las aguas y el desplazamiento de los vientos alisios, y eso sí que sería un drama para todo el archipiélago difícil de contabilizar.

Hay que trabajar con firmeza por la eficiencia y el ahorro energético; por favorecer el autoconsumo en los comercios, en las industrias, en los hogares; por despejar todos los obstáculos que atenazan a la energía eólica; por implantar millones de metros cuadrados de fotovoltaica en los tejados industriales y en los edificios públicos; por potenciar la geotermia como energía limpia e inagotable, que ya se está haciendo en muchas islas; y sustituir las grandes centrales térmicas por plantas de generación más cercanas y permeables; hay que favorecer la implantación de las hidroeléctricas; establecer industrias; fomentar la I+D+i y crear miles de empleos verdes alrededor de las energías limpias.

Esta moción se presenta tras escuchar las palabras del señor consejero en el anterior pleno sobre la política energética que sigue el Gobierno. Una vez y otra vez repetía que el gas es una energía de transición y también decía que podría ser necesario colocar nuevas instalaciones que funcionan con petróleo; y que de la misma forma reconocía que las enormes plantas de biomasa, si no se colocan, no es por su insostenibilidad sino porque hay problemas de salud pública. Y todas esas fuentes energéticas fósiles y de importación que según él pueden seguir instalándose en Canarias asegura que no son contradictorias con una fuerte y decidida política energética que apuesta por las renovables.

La cuestión del mix energético necesario en cada isla y de la transición que se debe llevar a cabo con una fuerte y decidida política energética no debe ser el gas porque lo digas tú ni tampoco no al gas porque lo diga yo, hay que hablar con datos. De nada vale que en este Parlamento nos enfrasquemos en opinar unos y otros sobre el tema de la introducción del gas, porque se está convirtiendo, desgraciadamente, en un diálogo de sordos. Lo que tenemos que hacer es sentar a todas las partes: a los expertos que trabajen en estos temas, a los grupos de las universidades canarias, que llevan muchos años estudiando y haciendo proyectos de este tipo, a la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, que aglutina, entre otras entidades, a un clúster con 200 empresarios y autónomos del sector energético de Canarias; y a otros colectivos que conocen y se interesan por esta materia. Y por supuesto en esa mesa que se siente también, junto con los técnicos de la Administración canaria, los de Red Eléctrica y de Endesa. Hay que sentarse abiertos a escuchar, a entender lo que dice la otra parte y buscar de verdad las mejores soluciones desde el punto de vista técnico y ambiental y económicamente sostenibles.

Es por eso que esta moción está planteada para solicitar que se cree esa mesa de la energía, pero como un órgano que funcione de verdad, que vayamos abiertos a escuchar, a poner los datos y a buscar esas mejores soluciones. Por eso no podemos aceptar la enmienda del PSOE y Coalición Canaria, porque en esa enmienda donde nos dicen crear un observatorio no se favorece la participación de los colectivos ciudadanos que trabajan en estos temas y que buscan solo avalar y confirmar la entrada del gas y perpetuar el mismo modelo energético.

Les pido, por favor, que piensen de verdad en esto, que reflexionen; que lo único que estamos pidiendo es una mesa donde nos sentemos a hablar abiertamente y de forma objetiva con los datos sobre la mesa.

Gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Delgado.

Hay dos enmiendas presentadas: una conjuntamente por el Grupo Socialista y por el Grupo Nacionalista y otras por el Grupo Nueva Canarias.

Para la defensa de las mismas por cinco minutos, la presentada conjunta, entiendo que se comparten el tiempo. ¿Empieza el Grupo Nacionalista? Bien. Por dos minutos y medio, señor García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS: Señora presidenta. Señorías.

Yo la verdad es que me alegré mucho del debate que se tuvo en la interpelación anterior, de la cual es consecuencia esta moción, porque me dio la impresión de que había un acercamiento entre el consejero y la señoría, la representante de Podemos. Yo creo que dejó muy claro...; y lo que sí está claro es que esta moción tergiversa mucho esa especie de confluencia que yo advertí, por lo menos advertí yo subjetivamente, ¿no? El consejero en su momento le dejó claro los principales ejes de la política energética de Canarias. El primero es potenciar al máximo la eficiencia energética en todos nuestros sectores, serían los domésticos, productivos y públicos; el segundo es conseguir la máxima penetración de las energías renovables, que creo que quedó bastante explicado aquí, y además su señoría, la señora Delgado Luzardo, recordó, aunque ella ha dicho hoy aquí que vamos hacia atrás, le reconoció al consejero que ha impulsado la tramitación de 400 MW desde el momento en que tomó posesión, megavatios que estaban aparcados desde hacía quince años. Y también el tercer eje es la diversificación de fuentes -ahí a lo mejor no va a haber acercamiento-, las renovables y el gas, como el gas está en el Estado y está en Baleares.

Y además el consejero le demostró que está apoyando la introducción de las renovables, desbloqueando la situación de los parques eólicos, como usted sabe, garantizando la suficiencia financiera para que estos se puedan desarrollar, eliminado el impuesto al sol, negociando con el Estado la desalación en Canarias para aprovechar al máximo la potencia eólica, impulsando el proyecto de Chira-Soria con Red Eléctrica, desarrollando la red de transporte eléctrico para garantizar el vertido de energía, generando el grupo de trabajo sobre la geotermia, etcétera.

Yo creo que, claro, aquí lo que pasa, señora Delgado Luzardo, es que el Gobierno es el que gobierna. El Gobierno es la realidad y lo suyo es el deseo, y el deseo es un deseo legítimo pero ya le advertí antes, en conversación privada y ahora se lo digo aquí, que alguna de las propuestas, alguno de los ítems que está en su parte propositiva, a mí me parece realmente, me pareció instintivamente pero ya, visto con la Dirección General de Industria, me pareció un disparate, que es la suspensión de cualquier infraestructura energética hasta que se establezca esa mesa. Nosotros hemos puesto sobre la mesa, valga la redundancia...

La señora PRESIDENTA: Se acabó el tiempo, señor García Ramos.

Muchas gracias.

Por el Grupo Socialista, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Señorías, buenas tardes.

Bueno, la realidad es que yo debo reconocer que sigo con muchísima atención las intervenciones de su señoría. Me parece que están profundamente documentadas, con un buen análisis del sistema energético de Canarias, aunque discrepemos en algunas cosas. De hecho, soy honesto al decir que en muchas ocasiones, de sus intervenciones, alguna de mis convicciones sobre el sistema energético de Canarias la he puesto incluso en remojo. Creo que el Parlamento debe servir también para encontrar en los demás elementos de reflexión que nos hagan en algún momento recapacitar o meditar sobre nuestras propias convicciones en algunas cuestiones, y eso se lo reconozco.

Seguí con muchísima atención la interpelación, porque creo que hizo un análisis certero de la situación del sistema o del modelo energético de Canarias, con matices por supuesto, que no puede ser de otra manera porque militamos en partidos diferentes y en algunas cosas nos distinguimos. Pero realmente debo decir que ese análisis lo compartiría y lo subrayaría casi al 90 %. Y es verdad que escuchando luego al consejero en la interpelación, creo que además había una coincidencia en algunas cosas. Es verdad que luego hay discrepancias en relación con la biomasa, hay discrepancias con la introducción del gas como energía de respaldo. Esas discrepancias existen, van a seguir existiendo, pero sí que había una sintonía, me pareció, yo coincido con Juan Manuel García Ramos en el sentido que sí que parecía que había una cierta sintonía en las intervenciones. De todas maneras la legislatura es larga y posiblemente tengamos oportunidad de llegar a algunos acuerdos.

Pero debo decirle con el corazón en la mano que luego me he sentido un poco, en fin, al ver las propuestas luego... Yo esperaba una batería de propuestas en relación con el sistema energético; es decir, pues, hablemos de la eólica, saquemos de una vez la eólica de Canarias del sistema de subasta y vayamos permanentemente a exigir al Estado que nos vayamos a un sistema de adjudicación, de cupo, como el que hemos tenido, el tema del autoconsumo... Medidas más concretas. Al final la propuesta es crear una mesa de diálogo, que está muy bien, pero me parece que se ha quedado corta en las propuestas.

Dicho esto, proponemos una cuestión alternativa, que es otro observatorio. Entiendo que lo ha rechazado por la composición, pero no se dice nada sobre la misma.

Y terminar diciendo que muchas de las cuestiones de la energía tienen que ver con un Gobierno que desgraciadamente para algunos queríamos ponerle la pantalla de game over y otros le han dado una vida extra. Esta es la...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Matos. Se acabó su tiempo.

La otra enmienda, presentada por Nueva Canarias... (Rumores en la sala).

Señorías, por favor.

Señoría, cinco minutos.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías.

Yo sabía, sin embargo, que después de aquella interpelación el idilio político entre la señora portavoz de Podemos y el señor consejero se desvanecería el día en que presentara la moción. No tenía ninguna duda, porque conozco las posiciones de la señora portavoz de Podemos, porque además las comparto, porque aquí las hemos defendido en diversas ocasiones, y conozco también las posiciones del Gobierno y su práctica. Es más, aunque Podemos suele tener unas posiciones claras, yo creo que esta está cargada de buenismo, porque la señora portavoz de Podemos ha intentado con esta propuesta buscar el acuerdo, que ya le advertí que no era posible porque las posiciones políticas son radicalmente distintas.

Una cosa es la filosofía, la poesía y otra es la realidad. Por eso nosotros, a la propuesta, que compartimos en la exposición de motivos, porque no siempre ocurre, y también a las propuestas concretas, añadimos claridad, concisión y compromiso a alguna de las propuestas, que me consta que no están recogidas en la propuesta de Podemos, justamente buscando el encuentro con el consejero.

Y en este sentido nosotros creemos que las propuestas, los apartados en los que se concreta la propuesta de Podemos, en el punto 4, para no citar el problema, pues, no lo cita, pero nosotros le hemos hecho una enmienda al punto 4 justamente para que digamos las cosas como son. Se trata de paralizar las gasificadoras de Tenerife y Gran Canaria, porque su implantación compromete el futuro del sistema energético. Es que este es el asunto. Bueno, este es el asunto no, esto es elemental, elemental para los que de verdad apuestan por un sistema basado en las renovables y no comprometido, condicionado, por el despliegue de energías dependientes, contaminantes y además que van a vincular el sistema durante décadas. Por lo tanto, nosotros decimos que se paren las gasificadoras. Desde luego la de Gran Canaria se va a parar.

Y decimos que se paren también las centrales de biomasa que no sean autóctonas, que no sean de recursos propios. Sí, sí, eso lo conozco muy bien. Una cuestión es que la biomasa sea la nuestra, que no es mucha por nuestras condiciones naturales -somos el territorio de la Unión con menos biomasa- y, sin embargo, los especuladores pretenden poner en esta tierra las tres centrales de biomasa más grandes de Europa. Como usted comprenderá, no vienen a facilitarnos nuestro futuro ni nuestra vida sino también a colonizar nuestros intereses. Y nosotros les decimos en esta enmienda que se paren las centrales de gas y que no se autoricen las centrales, la macroincineradora de biomasa importada.

Y además añadimos dos apartados para clarificar el buenismo, que comprendo, de la señora portavoz, y es una referida a que la política energética está pendiente de decretarse por el Gobierno. Crear espacios para el consenso, a la vez que se está trabajando en una propuesta unilateral, carece de sentido y nosotros planteamos aquí, como en la pasada legislatura, que se paralicen las directrices de ordenación sectorial del sistema energético, porque su orientación compromete el futuro de las energías renovables y no tenemos dudas.

Y además añadimos un sexto apartado para que el sistema energético de Canarias, que es distinto al sistema energético continental, reclamemos al Gobierno de España en el ámbito de sus competencias un desarrollo normativo, un marco normativo propio para este territorio, porque también en esto somos distintos, porque los recursos energéticos son de aquí y deben estar primados de manera especial.

De manera, señora portavoz, nuestras enmiendas pretenden decir lo que usted piensa y que desgraciadamente, ¿eh?, a pesar de su buena voluntad, con su propuesta, moderada, integradora, buscando el encuentro, pues, se ha encontrado usted, como yo le advertí, con la puerta -como se dice vulgarmente- en las narices, porque las posiciones del Gobierno son otras, los intereses del Gobierno son otros, que no son las energías renovables, que no es un sistema energético basado en nuestras potencialidades, menos dependiente, menos contaminante y menos fósil. Ese es un problema que tenemos, desgraciadamente, en nuestra comunidad y ya veremos cómo se dirime esto en el futuro.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Señora Delgado, tiene que fijar posición. Desde su escaño... Aunque ya ha dicho su posición respecto a la enmienda de Coalición y Partido Socialista, pero también necesito que fije posición respecto a la de Nueva Canarias, si es tan amable.

La señora DELGADO LUZARDO (Desde su escaño): No aceptamos la enmienda del PSOE y Coalición Canaria y aceptamos las enmiendas de Nueva Canarias.

La señora PRESIDENTA: ¿En su integridad, señora Delgado? ¿En su integridad, todas?

La señora DELGADO LUZARDO (Desde su escaño): Sí, en su integridad.

La señora PRESIDENTA: Muy bien, muchas gracias.

Pasamos a continuación ahora a los grupos no enmendantes. Por tiempo de tres minutos, Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

La apuesta clara que debe tener Canarias es la de ir a un modelo energético sostenible que permita el uso de las energías limpias y renovables, abandonando poco a poco el modelo basado en los combustibles fósiles. Es la opción clara y sin fisuras que defendemos desde la Agrupación Socialista Gomera. Es el modelo energético sostenible que deseamos y que debemos construir desde Canarias, incluso adelantando bastante la meta del 2050 fijada en el actual Pecan.

Dicho esto, cuando se lee la moción que nos ocupa, hoy sentimos un sabor agridulce. Por una parte comulgamos con el fondo pero no podemos comulgar con las formas, porque sabemos la necesidad real de mejorar los modelos energéticos de cada isla, de solucionar las interconexiones insulares para luchar contra su fragilidad y de la dependencia energética que tenemos actualmente y que tenemos que solucionar. Pero también debo recordarle que los sistemas son insulares porque estamos en islas y porque la mejor manera de gestionarlos sigue siendo desde la realidad de cada isla y no volver a centralismos que simplemente quieren quitar el control a las corporaciones locales.

Pero vamos a entrar a analizar la moción para que sepan nuestra posición. En el primer apartado se pide la creación de una mesa de la energía, donde se mete a colectivos, universidades, una plataforma con nombre y apellidos y a expertos. Y yo me pregunto: ¿dónde quedan las administraciones públicas, dónde están cabildos y ayuntamientos o el mismo Gobierno, sin ir más lejos? Deben pensar que lo más democrático es tener a los representantes públicos elegidos por la ciudadanía para velar por el interés general. ¿Acaso no sería más eficiente que los Pecan, en vez de ser redactados por el Gobierno y luego aprobados, fueran el trabajo previo consensuado y ampliamente debatido con la Fecai y la Fecam, con los expertos que haga falta, para tener una visión previa de los modelos energéticos que quieren implementar en cada isla y de las necesidades de los municipios?

Pero si no nos gusta el punto primero por no contar con las administraciones públicas ni tampoco el autoritarismo que vemos en el punto tercero, donde ni siquiera pasarían sus decisiones por el control democrático de esta Cámara, no nos gusta tampoco el punto cuarto, y paso a relatarles por qué. Porque pararía todos los proyectos de energía de Canarias, incluso los parques eólicos recientemente aprobados, o el proyecto de Chira-Soria, no permitiría que se refuercen o creen las centrales de bombeo reversible en El Hierro o La Palma o que prosiga la interconexión entre La Gomera y Tenerife, y todo por evitar el gas o la biomasa. Si se desea paralizar algo concreto, debe establecerlo. Por eso le pedimos que se voten por separado los apartados, porque en lo que sí estamos de acuerdo es en el segundo apartado, la auditoría independiente, que realmente hace falta, para mejorar la racionalidad del gasto.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Disculpe, ha pedido, ya tendrá que decir el grupo proponente si lo acepta, pero ha pedido que se vote por separado el punto 2 y el punto... ¿Solo el punto 2 por separado? (Asentimiento del señor diputado). Gracias.

El Grupo Parlamentario Popular, por favor.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

La verdad es que coincido con el señor Matos en relación con las intervenciones de la señora Delgado. Me parecen intervenciones cargadas de razonamientos lógicos desde su posición ideológica y desde su posición política. Francamente, nos parecen muy interesantes, no solo la de hoy sino otras intervenciones que ha hecho la señora diputada, tanto en el pleno como en comisión. Se va a convertir usted, señora Delgado, en la diputada revelación de este Parlamento de Canarias. Pero en cualquier caso sí es verdad que usted tiene, en fin, los conocimientos precisos para hablar con un conocimiento de causa profundo.

Pero no podemos estar de acuerdo, lógicamente, en sus planteamientos finales. Miren, si había un desmadre en España en el año 2011, de todos los desmadres que se encontró el Gobierno de la nación cuando entró en el 2011 quizás el más importante era el sistema o la regulación del sistema eléctrico español, con un descuadre de las cuentas de casi 30 000 millones de euros. Y a eso hay que ponerle remedio, hubo que ponerle remedio, y, por tanto, se tuvo que actuar para permitir lo que ya es una realidad, que en el último año hubo un superávit en el sistema y ha permitido levemente, es verdad que levemente, bajar el precio de la luz a todos los españoles.

¿Primas a las renovables? Me imagino, y es lógico, que todos aquellos promotores de parques eólicos que instalaron sus parques eólicos en Canarias y en toda España estén muy descontentos con la labor del Ministerio de Industria por suprimir o rebajar las primas a las renovables. Lo que me extraña es que ustedes también aplaudan esa decisión, porque lo que han permitido las primas a las renovables actualmente es hacer muy ricos, millonarios en muy poco tiempo, a muy pocas personas, y eso -permítame que se lo diga- no cuadra mucho con el concepto ideológico que tienen ustedes de la distribución de la riqueza. Creo, en fin, creo que no me equivoco y me parece que usted me tiene que dar la razón en ello. Por tanto, parece razonable que las primas a las renovables también se rebajaran o se suprimieran en algunos casos.

No podemos estar de acuerdo en determinados aspectos de su moción porque, efectivamente, coincido, prácticamente en su totalidad, con las enmiendas presentadas por el Grupo de Coalición Canaria y Partido Socialista. Me parecen más razonables y más acordes a la realidad de las islas Canarias en este momento. Me parece que hay en marcha un proceso de redacción y de finalización de unas directrices de ordenación sectorial de la energía y me parece, en fin, un disparate proponer paralizar todas las infraestructuras...

La señora PRESIDENTA: Se acabó el tiempo, señor Jorge. Muchas gracias.

Señora Delgado, ¿acepta la separación, por separado del número 2?

La señora DELGADO LUZARDO (Desde su escaño): No, no lo aceptamos. Votamos todo junto.

La señora PRESIDENTA: Vale. Muy bien. Muchas gracias.

Pues, señorías, llamo a votación (la señora presidenta pulsa el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, vamos a votar con las enmiendas, la enmiendas presentadas y aceptadas. Votamos, señorías. (Pausa).

Señorías, 46 votos emitidos: 12 síes, 34 noes y ninguna abstención.

Por tanto, queda rechazada esta moción.

Señorías, suspendemos la sesión y la reanudamos mañana a las nueve de la mañana.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las diecinueve horas y cincuenta y tres minutos).