Diario de Sesiones 33/2016, de fecha 27/4/2016 - Punto 3

9L/PNL-0140 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LA INSTALACIÓN DE SISTEMAS DE AUTOCONSUMO.

La señora PRESIDENTA: Continuamos con la PNL 140, a solicitud del Grupo Podemos, sobre instar al Estado en relación con la instalación de sistemas de autoconsumo.

Para su defensa, señora Monzón.

La señora MONZÓN NAVARRO: Sí. Buenos días a todas y a todos.

Nos toca en este pleno hablar de energía. Y vamos a seguir hablando de energía, porque la energía, señores y señoras, es un derecho, es una de las necesidades básicas que debemos garantizar a todos los ciudadanos. Un derecho que se encuentra monopolizado, que se cobra a precios desorbitados, cuando hoy en día hay fuentes de energía y tecnología a nuestro servicio que nos permite que este derecho sea una realidad para todos y para todas.

En este momento nos tratan a los ciudadanos como consumidores a los que hay que extraerles el mayor beneficio. Tenemos una normativa que obstaculiza y que penaliza el uso de este derecho.

Vamos a hablar de la obtención de energía mediante el autoconsumo, vamos a hablar de que España, reiteradamente, está incumpliendo varias directivas europeas, entre ellas la 2002/91, la 2010/31. En esta última en donde se dice que el edificio de energía casi nulo es aquel que obtiene in situ su propia energía y no depende de este, es decir, es el autoconsumo.

Nuestra tierra reúne las condiciones climatológicas para que hoy fuéramos un referente. Canarias además, como alguien ha dicho, es la Arabia Saudí de las energías renovables, pero tenemos una riqueza natural que no nos permiten utilizar.

El real decreto de autoconsumo energético, según la OCU, hace que esos costes regulatorios, es decir, esa medida de impuestos para la obtención de energía a través del sol, sean mayores que los de la propia instalación. Aunque en Canarias estamos exentos del llamado impuesto al sol hasta el 2017, no sabemos qué es lo que va a pasar después de esa fecha.

España, además, no permite el autoconsumo compartido. Las instalaciones de autoconsumo son una puerta para cambiar este sistema, el sistema eléctrico que tenemos. Un sistema basado en combustibles fósiles, derrochador y controlado por un oligopolio que favorece, que está favorecido por una legislación que solo va a unos pocos intereses, a los intereses económicos, frente al derecho a la energía de la mayoría de todos y todas, a la eficiencia energética y al cambio climático.

El bien común debería ser suficiente argumento para defender el autoconsumo, pero también vamos a hablar -para aquellos que entiendan que este no es suficiente argumento- de otros argumentos que son beneficiosos para el sistema eléctrico. Consumir energía en un punto de generación evita las pérdidas en el transporte, que se calculan en un 10 % aproximadamente. Esto reduce el consumo total de energía y, por tanto, reduciríamos el coste total del conjunto del sistema. Reduce, además, los costes futuros de inversión en infraestructuras y mantenimiento de la red eléctrica, tanto en generación como en transporte. Contribuye notablemente a la disminución de la contaminación local y la emisión de gases de efecto invernadero. Este país tiene que hacer un esfuerzo importante, también Canarias, para cumplir con la resolución del tratado de la cumbre de París, que fue recientemente aprobado. Pero sobre todo lo que va a hacer es reducir la dependencia energética. Hablamos de soberanía energética, de esa de la que se nos llena la boca en este Parlamento pero que tenemos que dar pasos para llegar a ella.

La balanza comercial tuvo el año pasado un déficit de 24 000 millones de euros, en el Estado. Si descontamos el gasto de combustible fósiles, hubiera tenido un superávit de 1900 millones de euros. Las importaciones en España de combustibles fósiles fueron de 41 000 millones de euros en el 2014. Imagínense qué podríamos hacer con todo este dinero, lo que podríamos dedicar a nuestro Estado de bienestar, tan castigado en los últimos años. Pero, sobre todo, reduciríamos la dependencia de ese oligopolio energético donde los ciudadanos nos vemos prisioneros, que hace que la energía, en vez de ser un derecho, sea un negocio.

Pues si todo lo dicho hasta ahora fuera poco y no convenciera a algunos de ustedes hay que hablar también de que el autoconsumo crearía numerosos puestos de trabajo. Haría que esas empresas de innovación pudieran no solamente realizar las instalaciones sino también hicieran el mantenimiento de estas instalaciones en todos los hogares canarios.

Cuando hablamos de la formación profesional y vemos que tenemos nuevas ramas en las que se habla de esa formación profesional de energías renovables, tendríamos ahí un nicho de trabajo para todos nuestros chicos y chicas que terminen esa formación. Y además este nicho de trabajo se realizaría en todas y cada una de las islas Canarias.

Por tanto, señores, yo creo que en Canarias además que son sistemas aislados las ventajas del autoconsumo se multiplican. Evidentemente no podemos dejar pasar esta oportunidad.

La normativa actual que tenemos en el Estado español evita ese desarrollo de empresas emprendedoras e innovadoras de generación de energías renovables. La transición energética, por tanto, pasa por la eficiencia energética, por las renovables y por un plan que, en el caso del autoconsumo, se podría producir ya. Derogar el decreto del Gobierno del PP debe ser uno de los objetivos. Apostar por la investigación y el desarrollo en renovables recuperará a tantos profesionales que han perdido sus empleos en los últimos años por las crisis.

El Gobierno no reconoce los beneficios del autoconsumo, el Gobierno estatal, lo penaliza, desoyendo todas las directivas que antes comentaba y creando una inseguridad jurídica que no permite el desarrollo de estas instalaciones, que son rentables pero con esta legislación ni siquiera podemos calcular los costes en cuanto a años de amortización.

La Unión Española Fotovoltaica -UNEF- habla de que una inversión de 3500 euros por familia -el autoconsumo- permitiría ahorrarse, de este mismo año, las futuras subidas en el precio final de la electricidad. Y habla también de las dos grandes modalidades de autoconsumo: el individual y el compartido, que puede ser una realidad inmediata en las comunidades de vecinos y en los ayuntamientos españoles. Imagínense en esos ayuntamientos el ahorro también de dinero, que podría destinarse a otros servicios, además, como ya decíamos, de fortalecer el desarrollo de las renovables.

Por tanto, señorías, apostemos por un sistema que piense en la energía como un derecho de todas y todos, que está en nuestras manos y que defendamos nuestro territorio.

Ha habido una enmienda del Partido Socialista que hemos transaccionado y, bueno, paso a leer, si me da tiempo, todos los puntos, al final, cómo quedaría la PNL.

El primer punto sería derogar el Decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción de autoconsumo.

Punto dos. Promover, de manera urgente, una legislación de autoconsumo que incluya los siguientes aspectos, modificando los artículos de la Ley 24/2013, del Sector Eléctrico, que pudiesen entrar en conflicto para el pequeño consumidor y el consumidor de sectores vulnerables, tales como la energía autoconsumida instantánea -aquella que no hace uso en ningún momento de la red eléctrica-, que estará libre de cualquier tipo de imposición, es propia de la red privada del consumidor, no será monitorizada por la distribuidora ni estará sujeta a ningún tipo de peaje; b), la energía vertida a la red por la instalación de autoconsumo será retribuida según el coste de generación horaria del Real Decreto 216/2014; c), se simplificarán los trámites administrativos para dar de alta dichas instalaciones, estableciéndose un procedimiento sencillo y ágil.

Tres. Para las nuevas instalaciones de generación de energía eléctrica asociada al autoconsumo de los pequeños consumidores y consumidores de sectores vulnerables no procederá el cobro de derechos de acometida ni ningún otro cargo, incluidos los gastos por estudios de acceso y conexión a las redes de distribución, en la solicitud del punto de conexión.

Cuatro. Acordar crear un nuevo marco legislativo que como mínimo permita el balance neto, el autoconsumo colectivo y elimine el denominado impuesto al sol.

Y, por último, punto cinco, que la nueva regulación de autoconsumo contemple las especificidades propias de los sistemas de desalación de agua para uso agrícola mediante energías renovables en Canarias, garantizando su viabilidad técnica y económica.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Monzón.

Para el proponente fijar posición... No, perdón, primero la enmienda, perdón, primero la enmienda, señor Matos. Sí, sí, perdón, disculpe.

El señor MATOS EXPÓSITO: Sí. Buenos días, señorías.

Se nos fue el ministro pero nos quedó la herencia, porque esta es una de las duras herencias de una gestión al frente del Ministerio de Energía que nos dejó José Manuel Soria, el Partido Popular, de la que ya hemos hablado en numerosas ocasiones en este hemiciclo. Pero, desde luego, al Decreto 900/2015, de 9 de octubre, que dice que regula el autoconsumo en España, le podían haber cambiado el nombre y decir "decreto para impedir el autoconsumo en España" y hubiera sido más honesto luego con el articulado de ese decreto. Hoy tenemos la oportunidad en este Parlamento de al menos instar al Gobierno de España, cuando lo haya, y pueda tener la capacidad jurídica de hacerlo, de derogar este decreto y desde luego rectificarlo en algunos aspectos que son absolutamente insostenibles y que desde luego han colocado a España a la cola de la regulación en el autoconsumo en Europa. No existe una legislación más restrictiva, más obstruccionista, que menos apueste por el desarrollo del autoconsumo en toda Europa. La prueba está en que ya han pasado más de seis meses desde la aprobación de este real decreto y tenemos la sospecha, hemos preguntado oficialmente para que se nos den los datos porque probablemente a medida que van pasando los días puedan cambiar, pero tenemos la sospecha de que en Canarias, por ejemplo, no ha habido ni una sola solicitud al día de hoy para acogerse a esta regulación e ir potenciando el autoconsumo energético en nuestras islas. Esta es la realidad.

Pero, miren, como les decía, se fue el ministro, nos quedó la herencia. Y además nos quedó una herencia en la que late en esta normativa una idea que es una falsedad, y es tratar al autoconsumidor como si fuera un empresario, como si fuera un productor que busca un lucro a través de la producción de energía con sistemas de autoconsumo. Y eso es un error porque, igual que tener un limonero en mi casa no me convierte en un agricultor profesional, tener unas placas de energía fotovoltaica para abastecerme de energía no me convierte en un empresario del sector de la energía. Y este es el enfoque erróneo que late detrás de este Decreto 900/2015, que impone algunas cosas que han sido un disparate. Algunas muy duras para Canarias, porque se olvidaban, cada vez que hacían una normativa de estas características, de que existen unas islas con un sistema extrapeninsular con unas características propias. Por supuesto con unas condiciones para desarrollar las energías eólicas y fotovoltaicas fantásticas pero cuando se hacía esta legislación, insisto, se olvidaban de estas peculiaridades, particularidades, de nuestras islas.

Miren, este real decreto prohíbe el balance neto, es decir, la posibilidad de que cuando produzco energía pero no la consumo yo me la pueda compensar de cuando no produzco y tengo que comprar energía en la red. Es el único caso en toda Europa en que esto se produce. Me hacen regalar la energía que produzco en el momento en que no la consumo y tengo que pagar la energía que cuando no consumo tengo que comprar. Por tanto, la prohibición del balance neto tiene unas consecuencias terribles: mayor plazo para la amortización y, desde luego, menos rentabilidad para la instalación de este tipo de sistemas. Por lo tanto, desincentivar la posibilidad de ir instalando sistemas de autoconsumo.

También prohíbe el autoconsumo colectivo. Los edificios no pueden, por ejemplo, instalar instalaciones de autoconsumo para abastecerse en zonas comunes por ejemplo. Un error que no sabemos exactamente a qué responde, o sí lo sabemos.

O cuestiones como el impuesto al sol. Se ha dicho que Canarias está exenta del impuesto al sol. Terrible, solamente la denominación con que va a pasar a la historia, entre otras cosas, esta normativa. No es verdad. Está, primero, exenta temporalmente. Con lo cual también es una desincentivación a la inversión: si no sabemos exactamente hasta cuándo vamos a estar exentos, a alguien que se plantee la posibilidad de instalarlo desde luego no lo anima. Y no estamos exentos del todo, solamente de la parte variable.

Y no me puedo olvidar del gran olvido -valga la redundancia- de este real decreto, que no tiene perdón tratándose, además, de alguien que en aquel momento era de esta tierra; es haberse olvidado de que en Canarias llevamos años desalando agua utilizando energía proveniente de la eólica, que la ha dejado fuera de juego, que la ha paralizado, que la ha llevado incluso a la alegalidad. Y esta es una realidad, insisto, de una durísima herencia que desde luego no ha apostado ni por la soberanía energética ni por las energías limpias.

Por eso, señorías, me alegro mucho de haber podido llegar a este acuerdo con el Grupo Podemos. Creo que ha quedado una PNL fantástica y yo les pido el voto favorable.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Matos.

Para fijación de posición, grupo proponente, que entiendo que acepta, señora Monzón, en los términos que usted ha expresado, ¿verdad? Muy bien. Muchas gracias.

Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

El autoconsumo renovable y las instalaciones de este tipo podrían ser la solución a los problemas de los costes económicos y ambientales de la generación eléctrica, además de solucionar los problemas asociados a la pérdida de potencia en la red al estar de forma distribuida, ya que los puntos de consumo y generación estarán localizados en los núcleos urbanos y serán próximos entre ellos.

Es una opción más que adecuada de generación eléctrica y más sostenible, en la que se deben empezar a quitar los bloqueos que a veces parece que responden a los intereses privados. Debemos pensar en impulsarla y hacer los trámites más fáciles para su implantación y, por supuesto, que se puedan beneficiar de ello los pequeños consumidores eléctricos y los consumidores vulnerables. ¿Acaso no son los que necesitan más protección social? Y si consiguen invertir en una instalación de autoconsumo deben beneficiarse de su situación sin llegar a perderla.

Como ha dicho la señora diputada del Grupo Podemos, el acceso a la energía es un derecho. Además es una apuesta por las energías limpias y renovables. Las ventajas son obvias e infinitas, como por ejemplo conseguiremos llegar mucho antes al 100 % del uso de energías renovables previsto para el 2050. Los costes de la energía, además, son mucho menores. En conclusión, estamos hablando de usar los medios que tenemos a nuestro alcance, como es la energía del sol, para facilitar y mejorar la vida de los ciudadanos canarios.

Por lo tanto, vamos a apoyar esta proposición no de ley, que si en un principio teníamos alguna duda en varios de los puntos con la explicación de la proponente de esta iniciativa y con el texto transaccional nos han quedado totalmente resueltas. Por lo tanto, vamos a apoyarla.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Pedro Manuel): Gracias, presidenta. Señorías.

Señora Monzón, no haga un esfuerzo. A nosotros, a nuestra fuerza política, nos tiene convencidos de la necesidad de, además, afortunadamente, de los acuerdos que hoy se van a someter a este pleno en cuanto a esta PNL sobre la instalación de sistemas de autoconsumo. Desde luego Canarias, por la problemática de su territorio fragmentado y la lejanía de la Península, pues, configura un sistema eléctrico aislado y, por tanto, como saben todas sus señorías, se perfila como un escenario idóneo para un fomento real de las energías renovables, además de necesario.

No podemos olvidar el elevado coste del sistema eléctrico canario, que supuso en el año 2014, las importaciones de recursos energéticos, especialmente hidrocarburos, que ascendieron a la friolera cantidad de 41 000 millones de euros.

No disponemos de conexión con otros territorios. Solamente las islas de Lanzarote y Fuerteventura están intercomunicadas mediante un cable submarino, lo que reclama la necesidad de acometer actuaciones que mejoren su seguridad, y aquí entran en juego las renovables.

Estamos hablando de un decreto, el Decreto 900/2015, que entraba hace pocos días en vigor y que desde luego ha tenido una respuesta, tanto en las Cortes Generales, aunque el día 2, según las noticias, pues, van a ser de nuevo disueltas...; y en las que ya la mayoría de fuerzas parlamentarias, en los primeros meses de esa legislatura, aunque va a ser muy corta, se han comprometido a reformar el sector eléctrico. Por tanto, al ser una ley de ámbito superior a un real decreto quedaría derogado. Pero también el pasado 14 de abril se ha aprobado, como usted sabe, una PNL también para eximir del cumplimiento de este real decreto a las desaladoras que funcionan en régimen de autoconsumo en Canarias hasta al menos el año 2019, entre otros acuerdos que se han tenido.

Nueva Canarias está de acuerdo en que se elimine el peaje de autoconsumo en todo el Estado -como sabemos, en Canarias el peaje está exento transitoriamente-, en la simplificación de los trámites, en la importancia de que se permita instalar más energía eólica en nuestras desaladoras, porque desde luego supone una discriminación para esta tierra, es un gran obstáculo para el desarrollo de esta tierra, porque desde luego el no exceptuar el ciclo integral del agua, pues, hace que en el plano económico haya un incremento inmediato del coste de agua desalada, en donde incluso en islas como Lanzarote y Fuerteventura el consumo de agua desalada es del 100 %.

Por tanto, ya le anuncio que desde Nueva Canarias vamos a apoyar esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Popular, señor Aguiar.

El señor AGUIAR RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Señorías. Buenos días a todos.

Señor Matos, don Gustavo, empezó usted su intervención hablando de herencia y finalizó su intervención hablando de herencia. Me va a permitir que yo también hable de herencia; de esa herencia que dejó el Partido Socialista de 24 000 millones de déficit, que ha sido, desde mi punto de vista, el causante del lastre del sistema energético de este país e incluso de esas energías renovables que hoy nos ocupan. Y, lo más preocupante, dejó ese lastre, esa herencia y no resolvió nada, porque hoy aquí estamos debatiendo esos asuntos.

Dicho esto, vamos a centrarnos en lo que nos ocupa en el orden del día. Yo creo que todos hemos manifestado en diversas intervenciones estar de acuerdo con que las energías renovables son el futuro. Yo no conozco a ningún grupo parlamentario ni a ningún político de forma individual que haya dicho lo contrario.

También se ha hablado en esta Cámara, incluso ayer como consecuencia de la moción consecuencia de la interpelación hecha al señor consejero, de energía y de que hace falta un proceso de cambio, y de que ese proceso de cambio tenemos que reconducirlo. Hemos hablado de gas, por su coste, porque tiene menos contaminación, hemos hablado de que ese proceso no puede ser de hoy para mañana, y en todo eso seguimos estando de acuerdo.

Ahora el Gobierno pone un decreto sobre la mesa, que es el principal objetivo de esta proposición no de ley, que es derogarlo, y este decreto viene a regular ese proceso de transición, viene a normalizar un proceso que se tiene que producir a una energía limpia, que todos estamos de acuerdo. Y ahí es donde se produce la discrepancia. Hay quien cree que esto se puede hacer de hoy para mañana, y yo creo que es imposible; hay quien cree que tenemos que darnos unas pautas. Y yo puedo entender e incluso aceptar que el decreto no es perfecto, que el decreto es susceptible de arreglarlo, y de hecho se han mantenido reuniones recientemente, con temas que se han puesto aquí sobre la mesa, que si la desalación de agua para los agricultores y temas que están resueltos, que se han ido resolviendo; ahora, derogar, hay que terminar... Pues claro que sí, sí está, pues, bueno, no se ha podido resolver porque hay un Gobierno en funciones y no lo puede hacer, pero sabe... Pero, claro, lo que pasa es que aquí no podemos estar constantemente tirando todo lo que es negativo, cuando hay otra predisposición. No, porque la política no sirve para todo, incluso para confundir. Usted no puede decir a alguien que si tiene un sistema de autoconsumo, si no está conectado a la red... Claro que no paga nada, pero no crea usted que a un sistema de autoconsumo, esas clases vulnerables pueden acceder a ello, tiene un coste, y tenemos que ir estudiando todo eso. Tiene que haber consenso. Lo que no sirve es ir directamente a derogar y a quitar las cuestiones.

Y hablando de frases hechas, me parece toda esta cuestión que ustedes plantean hoy...; hablan de impuesto al sol, yo voy a hablar de brindis al sol, de un montón de cuestiones que muchas de ellas están reguladas ya en el decreto.

Nada más, señorías. Vamos a votar en contra.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Aguiar.

Por el Grupo Nacionalista, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

El real decreto, al limitar la potencia instalada, la potencia contratada, es pernicioso en las instalaciones asociadas al ciclo del agua, en particular en el sector de la producción de agua desalada con energías renovables. El esfuerzo de Canarias para el bombeo y la producción de agua desalada utilizando las energías renovables en régimen de autoconsumo, consiguiendo un ciclo del agua más sostenible, puede irse al traste. El autoconsumo mediante la energía eólica produce agua desalada a menor precio, con ahorros que superan el 20 %. Esta limitación incrementará el coste del agua desalada, con consecuencias fatales para la agricultura, y que encarecerá el precio final de los productos al consumidor.

Es previsible, además, un aumento de la demanda energética de origen fósil y un paso atrás en el avance de las renovables. A eso no estamos dispuestos.

El consumo de agua desalada es casi de un 100 % en islas como Lanzarote y Fuerteventura y hasta de un 60 % en Gran Canaria y Tenerife. Hay que garantizar la viabilidad de las siete instalaciones de desalación de agua alimentadas con energía eólica en Canarias y evitar los sobrecostes a las producciones agrícolas que dependen de ellas para su riego, eliminando la obligación a los promotores de tener que contratar la misma potencia por la red que la que tienen instalada en esos molinos, y además eximir a Canarias, de manera permanente, de pagar el peaje de respaldo por el autoconsumo energético de las renovables, de manera permanente.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

Hemos finalizado, señorías, todas las intervenciones. Vamos a votar en los términos del acuerdo y la transaccional acordada. Gracias. (La señora presidenta pulsa el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 51 votos emitidos: 42 síes, 9 noes y ninguna abstención.

Por tanto, queda aprobada esta PNL.

(El señor Jorge Blanco solicita intervenir).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0140 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la instalación de sistemas de autoconsumo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico