Diario de Sesiones 36/2016, de fecha 24/5/2016
Punto 9

9L/PO/P-0676 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA MARÍA DEL RÍO SÁNCHEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE COLABORACIÓN EN LOS PROGRAMAS DE ACOGIMIENTO DE NIÑOS REFUGIADOS, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente pregunta, de la señora Del Río, del Grupo Parlamentario Podemos, sobre la colaboración en los programas de acogimiento de niñas y niños refugiados, dirigida a la señora consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (Desde su escaño): Señorías, señora presidenta... Vicepresidenta, mejor dicho.

¿Cuáles son los planes del Gobierno con respecto a su colaboración en los programas de acogimiento de niñas y niños refugiados, y especialmente los que vienen desde los campamentos de Tinduf, dentro del programa Vacaciones en paz?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señora vicepresidenta.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señora Del Río, Vacaciones en paz es una iniciativa de una organización no gubernamental en la que no participa directamente la consejería. Lo que hacemos desde el Gobierno de Canarias es asegurarnos mediante comunicación cursada por la propia ONG de que los niños y las niñas menores y los monitores saharauis que vienen a Canarias procedentes de Tinduf sean recibidos en familias canarias que han asumido el compromiso de que van a asumir la guarda de cada menor, de no tramitar la adopción y de que sean conocedoras de la legislación española favoreciendo el retorno con sus familias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora vicepresidenta.

Señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (Desde su escaño): En estos momentos, la crisis económica por un lado y los recortes por otro han hecho que se reduzca considerablemente el número de familias canarias que acogían, en concreto, niños y niñas procedentes de Tinduf, del Sáhara.

Las razones han sido varias. Por un lado, efectivamente, los propios recortes de las familias, pero también la crisis, también los recortes de ayuntamientos, que ayudaban a veces a financiar el viaje, de cabildos y la escasa ayuda que se tiene en general por parte del Gobierno de Canarias, no solamente dentro de estos programas.

La ayuda humanitaria para el pueblo saharaui es insuficiente. Hay reserva de alimento para muy pocos meses en este momento, según nos explicaba la Media Luna Roja, para el mes de junio en algunos elementos imprescindible. Nos preocupa lo mal que colonizamos y lo mal que descolonizamos por parte del Estado español a este pueblo, cómo lo hemos dejado abandonado en una situación tan difícil. Pero nos preocupa más, y aquí creo que todos los compañeros y compañeras de todos los grupos y partidos políticos que fuimos al viaje estaremos de acuerdo, es decir, no podemos dejar de hacer algo por unos niños y niñas que se pasan un verano a más de cincuenta grados de temperatura en esa situación. La solidaridad en este caso es algo obligado y si no tenemos recursos suficientes, tendremos que ver.

Bien es verdad que también en nuestro país -ya dice Unicef- tenemos aquí en Canarias a más de 150 000 niños en riesgo de exclusión. Es verdad que nuestros presupuestos habrá que cuestionarse por qué solamente el producto interior bruto tenemos el 0,5 dotado para Infancia y familia, menos del tercio que el resto de los países europeos. Y tendremos que replantearnos cómo hacemos todas estas cuestiones y asumir posturas valientes en todos los órganos del Gobierno a nivel estatal -pero a nivel canario también- solidario y comprometido para transformar esa realidad de un pueblo hermano al que hemos dejado. Nos interesa por todas las razones: por solidaridad, por humanidad y también incluso por relaciones económica, como ya hablaremos en otro momento.

Solo necesitamos un poquito de apoyo y voluntad política para remover esos obstáculos. No vamos a hablar más de cifras ni de datos. Yo creo que en esto no es cuestión tampoco de hacer política de países, sino de compromiso del Gobierno de Canarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Del Río.

Para su segunda respuesta, señora vicepresidenta.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Gracias, señora Del Río.

Ha mezclado muchos temas, y me va a ser complicado contestarle más allá de la pregunta en concreto. Pero sí decirle que, como bien sabe, la ayuda a la cooperación estaba a cero en los años anteriores y se ha incrementado, probablemente no lo que usted querría, probablemente no lo que queríamos todos, restringidos por la regla de gasto y el déficit, pero no había partida, y está en 250 000 euros.

Después ha hablado de los menores de Canarias y del presupuesto en general y no determinado por ni siquiera los menores de acogimiento, ni este programa en concreto.

En cuanto al programa en concreto, Vacaciones en paz. Nosotros estamos muy dispuestos a colaborar, más allá de la ayuda que nos han requerido en los años anteriores. Cualquier proyecto que presente esta ONG u otra será estudiado con mimo, cariño y pondremos todos los medios a disposición en el marco de nuestras competencias. Sin olvidar que aquí hay que dejar de lado el paternalismo. Estos niños tienen padre, madre, hermanos y viene, en verano; no estamos hablando de un acogimiento como en otras situaciones, sino que quieren y deben volver con sus familias y estamos hablando de una situación de verano. Lo digo porque no es lo mismo y a veces tendemos a mezclarlo todo, con los efectos perversos que, como usted conoce, ha tenido en alguna ocasión.

Vacaciones en paz es un programa de visitas de verano, que valoramos muy positivamente y que, si la ONG nos hace llegar cualquier otro tipo de ayuda, la estudiaremos con mimo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora vicepresidenta.