Diario de Sesiones 38/2016, de fecha 7/6/2016 - Punto 28

9L/C-0534 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE PLAN ESTRATÉGICO DE MODERNIZACIÓN E INNOVACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA CANARIA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Proseguimos con el orden del día.

Siguiente comparecencia, al consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, sobre el Plan estratégico de modernización e innovación de la Administración pública. Proponente: Grupo Nacionalista Canario.

Señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, presidente. Señorías, consejero, buenas tardes.

La crisis económica ha marcado profundas transformaciones en la sociedad, y la Administración pública no puede vivir aislada, al margen de la realidad y de los procesos de cambio sociales, políticos y económicos que se desarrollan en nuestro entorno.

La crisis económica no ha sido una mera situación coyuntural, sino que ha supuesto una auténtica catarsis que ha dado lugar al replanteamiento de muchas cuestiones en los ámbitos sociales, económicos, políticos y también, en la Administración pública (El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, abandona la Presidencia y la ocupa la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

La Administración se enfrenta hoy al desafío de abordar la resolución de los problemas de siempre a los que se suman hoy nuevas dificultades. Tradicionalmente, la Administración ha ido siempre a un ritmo mucho más lento que los cambios sociales. Tenemos la obligación de dar la adecuada respuesta a los nuevos retos que se plantean en la sociedad actual y que la Administración no sea un freno al desarrollo social y económico de las islas. Los ciudadanos de hoy son más activos, están más informados y conocen mejor sus derechos. Por eso son más exigentes ante la Administración, que no solo debe ejercer su tradicional papel y su capacidad de regulación y de prestación de servicios públicos, sino que ha de tener en cuenta la opinión de los ciudadanos, sus demandas y sus expectativas.

Hay una relación directa entre la calidad de vida de las personas y la calidad de los servicios públicos. Por tanto, el objetivo ha de ser conseguir que la Administración se convierta en una auténtica organización inteligente, capaz de generar valor para la ciudadanía, aumentando y mejorando su calidad de vida.

Y, por otra parte, la Administración no puede seguir siendo un factor retardatorio del progreso económico y social. El aparato administrativo no debe ser un obstáculo a las nuevas iniciativas, ni tampoco puede continuar siendo un freno a la actividad económica. Antes al contrario, la Administración está llamada a liderar y propiciar el impulso de la economía y la creación de empleo.

Hace varios años, el Gobierno de Canarias emprendió un proceso de modernización y reforma administrativa inspirado en los principios de apertura, participación, sostenibilidad, eficacia y transparencia. Pero el proceso de modernización de la Administración requiere adaptarse en cada momento a la coyuntura y ser lo suficientemente dinámico para dar respuesta a las necesidades cambiantes de la sociedad.

Es preciso que el Gobierno de Canarias siga hoy avanzando en la transformación de la Administración pública y en el cambio de cultura administrativa centrado en la eficiencia y en la defensa del bienestar de todos. Porque la Administración debe ser sensible a la evolución de las necesidades e inquietudes de los ciudadanos. La ciudadanía exige hoy nuevas maneras de relación con la Administración y, por tanto, hay que transformar la prestación de los servicios adaptándolos a esas nuevas exigencias.

Sabemos que esto no es una tarea fácil, pero no por ello podemos renunciar a conseguir que la Administración se convierta en un verdadero agente económico y social más eficiente, más avanzado y más cercano a los ciudadanos. La buena marcha del aparato administrativo y una buena prestación de los servicios públicos garantizan la buena marcha de nuestra sociedad.

En esta comparecencia pretendemos que nos informe sobre cuáles son las líneas de trabajo en su departamento para continuar propiciando la modernización de la Administración pública canaria, que permita afrontar los cambios necesarios que garanticen avanzar en la consecución del bienestar social, el impulso a la economía y la creación de empleo. En concreto, le preguntamos sobre los ejes en los que se asienta el Plan estratégico de modernización e innovación de la Administración pública canaria que ha anunciado su departamento para la presente legislatura.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno tiene la palabra el señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, el señor don Aarón Afonso González.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Afonso González): Gracias, presidenta. Buenas tardes a todas y a todos.

Señora Beato, el pasado 23 de mayo el Ejecutivo autonómico encomendó a mi consejería, la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad, la elaboración de una estrategia marco canaria de gobierno abierto, a través de la transparencia, la participación y la colaboración ciudadanas y la innovación y mejora de los servicios públicos, que convierta al nuestro en un gobierno abierto y cuyo eje conductor sea el empoderamiento a la ciudadanía en la gestión de los asuntos públicos.

Partiendo de que la transparencia, la participación y la colaboración ciudadanas y la rendición de cuentas son los pilares esenciales de los gobiernos abiertos, consideramos necesario dotarnos de un marco estratégico completo que contemple desde el primer momento la modernización y mejora de las capacidades del Gobierno y de las administraciones públicas.

Este es precisamente el enfoque que ya estamos siguiendo en la elaboración de la planificación de la política de modernización desde el inicio de la legislatura. Porque estamos convencidos de que es la manera en que podremos alcanzar los fines últimos del gobierno abierto, que incluyen reforzar la democracia y recuperar la confianza de la ciudadanía en sus instituciones, lo que implica, a todos los efectos, entre otras cosas, que debamos promover la eficiencia y efectividad del Gobierno y su Administración.

Para conseguirlo, hemos apostado por articular y alinear en torno a esos fines el futuro desarrollo de veintinueve objetivos estratégicos en seis ejes, siguiendo la metodología del cuadro de mando integral, sobre los que tratarán de impactar un buen número de los proyectos.

Esos ejes, que articulan la política pública de modernización, incluyen la innovación y mejora de la calidad de los servicios y el uso intensivo de las tecnologías de la información y comunicación, la permanente búsqueda de la simplificación administrativa y la reducción de cargas a la ciudadanía, la adecuada gestión del conocimiento corporativo, la orientación a resultados de la acción pública y la rendición de cuentas de la actuación desarrollada y el compromiso del capital humano que integra nuestro sector público con la mejora continua, coincidiendo con los ejes que están previstos en el Decreto 68 de 2015, que regula la mejora e innovación de los servicios públicos de la Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Así, desde el año pasado venimos desplegando una metodología de planificación estratégica en el marco de un proceso que, en una primera fase, reflexionamos con la ayuda de diversas herramientas metodológicas sobre los posibles efectos que el actual entorno político, económico, social y tecnológico pueda ejercer sobre la formulación y despliegue de una estrategia de modernización. Asimismo, hemos determinado los criterios para la priorización de los proyectos y los indicadores que servirán para medir sus resultados y posibilitar la rendición de cuentas.

El hecho de que la aprobación de la estrategia de modernización se desarrolle en el marco de la elaboración de la estrategia canaria de gobierno abierto, que conlleva un proceso de participación pública, no ha impedido que desde el inicio de la legislatura se hayan puesto en marcha las iniciativas cuya ejecución ya viene exigida, o se considere deseable, por el ordenamiento jurídico vigente o de próxima entrada en vigor, como fue por ejemplo la que tiene que ver con toda la implantación de la Administración electrónica, prevista en las leyes 39/2015, de Procedimiento Administrativo Común, y 40/2015, que regula el Régimen Jurídico del Sector Público.

A continuación detallo algunos de los proyectos desglosados en cada uno de los seis ejes a los que me refería antes. Empezaré por el de innovación y calidad, que comprende diez proyectos de carácter horizontal y seis formulados por los distintos departamentos del Gobierno de Canarias, que son proyectos sectoriales alineados, relacionados con la calidad de los servicios públicos y su evaluación, la atención a la ciudadanía, el fomento de la compra pública innovadora y el diseño, desarrollo e implantación de un modelo de Administración inteligente, basado en la filosofía de gobierno abierto, con un enfoque claramente orientado a la ciudadanía y un elevado grado de participación y proactividad.

El eje de simplificación administrativa contiene posiblemente una de las ideas fuerza de mayor proyección de la estrategia de modernización e implica abreviar los procedimientos y reducir las cargas burocráticas para facilitar los trámites y evitar la presentación reiterada de una misma documentación. Es un eje en el que se fomentará la participación de la sociedad civil y del sector privado en la detección de las cargas burocráticas para eliminarlas o reducirlas siempre que resulte procedente. Para ello, a través de más de veinte proyectos, se revisará la totalidad de los procedimientos de esta Administración, que ascienden casi a mil, eliminando los requerimientos burocráticos que no aporten valor al resultado final, quedando los imprescindibles y generalizando útiles instrumentos, como son las declaraciones responsables y las comunicaciones previas.

La Administración electrónica, tercer eje de la estrategia de modernización administrativa, busca garantizar los derechos que la ciudadanía tiene para comunicarse y gestionar sus asuntos de manera digital, potenciando los servicios ofrecidos a través de la sede electrónica, poniendo en marcha el registro electrónico e interoperable de apoderamientos, así como el archivo, la tramitación y la licitación y contratación en formato electrónico y no en papel, que es como se viene produciendo hasta ahora. Contempla doce proyectos horizontales y es el eje que mayor respuesta ha suscitado entre las consejerías, con veinticinco proyectos sectoriales. Facilitará el acceso a la información pública y a la tramitación de los procedimientos las veinticuatro horas del día, todos los días del año; la exención de presentar documentos para iniciar un procedimiento, ya sea porque ya existen en la Administración, ya sea porque pueden ser solicitados directamente a otras administraciones mediante la interoperabilidad; la posibilidad de pagar las obligaciones correspondientes mediante tarjeta bancaria, sin necesidad de acudir físicamente a ninguna entidad; o el poder seguir el trámite administrativo de un expediente mediante consulta a la sede electrónica, expedientes que adoptarán el formato electrónico correspondiente, quedando para el olvido los actuales legajos.

La gestión del conocimiento, que es el cuarto eje, abarca cuatro proyectos horizontales y tres sectoriales de gran calado. Entre ellos, la regulación e impulso de las redes de trabajo colaborativas -como los laboratorios de innovación administrativa-, en las que se contempla el fomento de la participación voluntaria de la ciudadanía y las empresas, iniciativa que ya está en marcha, así como la dotación de una nueva intranet corporativa que facilite el cotrabajo e intercambio de ideas y conocimiento entre los empleados públicos autonómicos, que están en este momento en proceso de selección.

El principal proyecto del quinto eje, la gestión por objetivos, busca consolidarla como principio de actuación administrativa en línea con lo estipulado en el Decreto 68/2015, que les cité antes, que establece el marco general para la innovación y mejora de los servicios públicos de la Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, y también con la Ley 40/2015, que regula el régimen jurídico del sector público, de inminente entrada en vigor el próximo mes de octubre. Para ello, mi consejería se ha dotado de una potente herramienta informática sobre la cual el Instituto Canario de Administración Pública ya ha desplegado actividades formativas en la metodología de planificación y su uso.

Finalmente, el sexto eje lo constituye el capital humano. Toda la estrategia de modernización administrativa debe estar apoyada en el compromiso y esfuerzo de nuestros empleados públicos, por lo que la necesidad de mejorar la arquitectura organizativa, sus competencias y el establecimiento de los incentivos adecuados resultan factores críticos que debemos abordar. Aquí destacan los proyectos destinados a implantar el teletrabajo, la regulación del sistema de distinción por méritos al servicio público, el modelo de carrera profesional de los empleados públicos y los planes de formación, entre otros. En total, estamos hablando de ocho proyectos horizontales y tres sectoriales.

Este importante inventario de proyectos alcanza unos ochenta entre los horizontales y los sectoriales -del que acabo de hablarles- y estará permanentemente en estado de actualización dado el carácter adaptativo que debe tener todo proceso de planificación y dirección estratégica.

En definitiva, la política de modernización que queremos desarrollar debe convertirse en la palanca que produzca la necesaria transformación de la Administración pública canaria y de la forma de gobernar que demanda la ciudadanía hoy, que es el objetivo final de todas las actuaciones que les he explicado a lo largo de esta comparecencia.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para la intervención de los grupos no solicitantes de la comparecencia, tiene la palabra, en nombre del Grupo Mixto, la señora diputada doña Melodie Mendoza Rodríguez.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Señor consejero, ya ha habido otras comparecencias sobre este tema o ligadas a esta cuestión. Si no recuerdo mal, en febrero fue la última intervención del señor consejero, ya hace cuatro meses. ¿Por qué hago alusión a su última intervención? Porque, sinceramente, nos pareció sorprendente que en febrero de este año nos explicara lo que iba hacer y no lo que había hecho. Se lo digo porque la estrategia para la simplificación ya estaba fijada en el Decreto 68/2015, de 30 de abril, y también en el pacto de Gobierno que firmaron PSOE y Coalición Canaria el 22 de junio de 2015, es decir, a comienzos de esta legislatura que dentro de poquito ya va a cumplir un año.

A instancias del Grupo Nacionalista, hoy toca evaluar lo conseguido, además de hablar de la estrategia fijada para todo el mandato; pero a nosotros nos gustaría saber cuáles son los hitos temporales que se ha marcado la consejería. Hablamos de tener un cronograma claro que permita valorar los avances para, cuando se vuelva a producir una nueva comparecencia, tener datos.

Y con esto no queremos decir que no se esté haciendo nada, pues no lo creemos, todo lo contrario, pero sí pedimos un poco más de claridad y concreción en las actuaciones. Pues, por ejemplo, en febrero nos apuntaba, señor consejero, que una de sus grandes metas era simplificar los trámites para la creación de empresas respondiendo así a una demanda social, ¿qué se ha hecho al respecto? Y le pregunto esto porque nos habló usted de centrar los esfuerzos en las áreas de mayor impacto social y económico, y crear empresas no solo dinamiza la economía, sino que es la fórmula, la mejor fórmula, para crear empleo.

Mire, yo creo que hay un gran número de procedimientos administrativos, seguramente cientos de procedimientos, que la Administración pública canaria tiene que revisar, adaptar y, en definitiva, simplificar. No será tarea fácil, pero nosotros consideramos que se invierte mucho tiempo en el diseño de estrategias y estudios, incluso se ha creado un programa informático, la herramienta Simplific@, para ayudar a los departamentos a simplificar. ¿No cree que podríamos hacer las cosas más sencillas sin emplear tanto tiempo y con menos dinero público? Da la impresión de que nos complicamos con programaciones y métodos globales que, con toda la probabilidad, no resolverán directamente las quejas de los ciudadanos. ¿No será más práctico resolver atascos puntuales y ofrecer una respuesta a cada una de las circunstancias de modo que sea posible afrontar más eficientemente los problemas sobrevenidos, como los que se dieron con la PCI?

Estoy segura de que cada departamento de la Administración regional sabe qué trámites son más engorrosos y también dónde afloran las quejas, es decir, dónde hay que actuar y dónde hay que corregir. Aun así, nosotros siempre vamos a apoyar cualquier esfuerzo que haga en pro de la simplificación administrativa y la rebaja de las cargas burocráticas, que es la ciudadanía quien las soporta diariamente.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del grupo Nueva Canarias. En su nombre, tiene la palabra la señora diputada doña Esther González González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Señor consejero, ya desde el año 2008 el Gobierno de Canarias acordó un plan de acciones para la modernización y la simplificación administrativa. Luego, posteriormente, en el 2012, en el pacto suscrito entre el Partido Socialista y Coalición Canaria vuelven a incidir en este tema como tema prioritario. Luego, más tarde, en abril del 2015, se aprueba el Decreto 68/2015, en el que vuelven a establecer marcos generales para la innovación y la mejora de los servicios públicos. Por último, en julio del 2015, otra vez en el pacto suscrito entre Coalición Canaria y el PSOE, vuelven a incidir sobre lo imprescindible de abordar la simplificación en materia administrativa, la modernización y la innovación.

Luego, además al observar qué es lo que se ha hecho en estos momentos, tanto en el 2008 como en el 2011 como en el 2015 y, por lo que veo, otra vez en el 2016, vuelve a haber similares estrategias, similares objetivos, similares acciones y similares indicadores. Y han pasado ocho años desde el primer acuerdo, el del 2008, sin que, hasta el momento, lo único que ha habido de evaluación es el informe de Pemac a marzo del 2015; con lo cual en este momento no sabemos, en definitiva, cuál es, a dónde vamos, en qué punto estamos y a dónde queremos llegar, o sea, cuál es el objetivo.

Durante el mes de febrero pasado, mi grupo parlamentario solicitó a todos los departamentos del Gobierno de Canarias información sobre los proyectos que, a marzo del 2015, se habían quedado o en ejecución o no se había iniciado correspondientes al Pemac. De esos 51, solo hemos recibido respuesta, casi cuatro meses después, a 28 de ellos; es más, de los 51, 14 eran de su consejería y solo hemos recibido respuesta de 4. Todavía en estos cuatro meses nos faltan 10 por recibir. De esos 28 que sí hemos recibido, solamente 11 han finalizado, el resto se han quedado o se han cerrado sin finalizar, pendientes de la aprobación de uno nuevo, o están en una especie de limbo, porque no han determinado en qué situación están.

Nosotros entendemos que el planteamiento que hace ahora es volver a hacer un borrón y cuenta nueva. No estamos de acuerdo en que se deje a medias lo que estaba hecho, que se dé inconcluso, porque se han utilizado muchos medios, muchos recursos económicos, medios materiales y personales para llevarlos a cabo y el que ahora, insisto, volvamos a hacer borrón y cuenta nueva, empecemos de cero sin, además, determinar en qué estaban equivocados los anteriores proyectos, qué es lo que no valía y el porqué no valían. O sea, sin una evaluación real -en esto coincido con lo que ha dicho la portavoz del Grupo Mixto- nos vamos a quedar siempre en el mero estudio de qué vamos a hacer en las estrategias, en poner proyectos, pero realmente nunca en cerrar ninguno.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del grupo Podemos, tiene la palabra doña Concepción Monzón Navarro.

La señora MONZÓN NAVARRO (Desde su escaño): Buenas tardes.

Señor consejero, como usted sabe, este grupo parlamentario es acérrimo a la defensa de los servicios públicos porque entendemos que son los garantes de los servicios a los ciudadanos y queremos los mejores servicios públicos, los más eficaces, los más eficientes, los de mayor calidad.

Y dicho esto, cuando le escuchamos hablar de volver a hacer, en este caso ahora con otro nombre, el marco para la innovación y mejora de los servicios públicos de las administraciones canarias, nos llama la atención que tenemos todo un Pemac, que estuvo funcionando durante un tiempo con un montón de líneas de actuación, las que no conocemos porque no hemos visto ninguna autocrítica, ninguna evaluación sobre cuáles han sido los resultados que arroja este Pemac para saber en qué tenemos que mejorar, qué tenemos que suprimir y, sobre todo, algo de lo que ya hemos hablado, como han ya dicho aquí; hemos hablado ya de modernización bastantes veces. Hemos hablado de Administración electrónica. Hemos hablado de simplificación de procedimientos administrativos y siempre hemos llegado a la misma conclusión, la nuestra, que es: objetivos que podamos cumplir, señor consejero, no hagamos un plan que no podamos cumplir. Tenemos una deficiencia de medios tanto materiales como técnicos, por lo tanto, seamos claros con qué queremos hacer.

Y yo me quiero fijar, específicamente, en que usted ha hablado de la simplificación de procedimiento. En el Pemac, al final, en el informe final, se decía que había 237 procedimientos que se habían simplificado, no se habla de cuántos. Usted ya ahora acaba de dar el dato: son 1000, pues entonces nos quedan 763 procedimientos por simplificar. Eso es haciendo una resta, usted me corregirá.

Pero es que yo quiero adentrarme en la línea de mejora de la calidad de los servicios públicos, en las que solamente se evaluaron el Servicio Canario de Empleo -las oficinas, en este caso- y el Instituto Canario de Vivienda. Y no quiero volver a hablar del Servicio Canario de Empleo, que parece que ha sido monográfico en este Pleno, pero es que desgraciadamente solo tengo, y es el único que he encontrado, el de las oficinas. Y si me voy a este informe de metodología del modelo EVAM sobre calidad, y me voy al eje cinco, de resultados, todas las medidas vienen a decir que, ante la insistencia de medidas de percepción se propone su creación, que no se tiene constancia de estos indicadores, no tenemos constancia de la recesión de este tipo de encuestas, no se ha establecido si no es necesaria su medición..., este tipo de misiones no se realizan en las oficinas de empleo.

Esto está en este informe, con lo cual de qué nos sirve un informe que no está evaluando. Vamos a ser, como vuelvo a decir, claros y buscar objetivos medibles, objetivos que nos sirvan para realmente mejorar la eficacia. Contar con la participación, que creo que es imprescindible, de todos los empleados públicos, que son los que día a día están determinando cuáles son sus deficiencias y qué cosas son necesarias para mejorar los servicios públicos.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra su señoría el señor diputado don Emilio Moreno Bravo.

El señor MORENO BRAVO: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, señor consejero.

Señor consejero, la verdad, sinceramente, ya está bien de hablar de Administración pública de una manera genérica. Y le digo la verdad, no está mal inicialmente, tampoco está mal, hablar de la modernización y elaboración de la Administración pública canaria; pero no sé si nos van a creer fuera de estas cuatro paredes. No creo que, después de que estemos hablando mes tras mes, año tras año, escuchando al Gobierno de Canarias que va a aprobar un nuevo Plan estratégico de modernización e innovación de la Administración pública canaria, nos vaya a creer nadie del exterior de este hemiciclo.

Ya feneció el plan anterior, el famoso Pemac, que concluyó en el 2014 y, pese al compromiso que ha tenido la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad, desde el año 2015, seguimos sin que se apruebe el nuevo plan estratégico, y eso también, que además tampoco sabemos cuál ha sido el resultado del anterior.

¿Será, tal vez, señor consejero, que se le han acabado a usted las ideas? Creo que no, estoy seguro, pero la verdad es que tanto avance en el anuncio de un plan desde toda esta legislatura da mucho que pensar. Creí que hoy iba a venir a escuchar que nos presentaba usted el plan estratégico y nos anunciaba la inmediata aprobación de este plan estratégico por parte del Gobierno de Canarias, pero me he vuelto a equivocar: son de nuevo avances sobre el contenido de lo que desea aprobarse, sobre lo que desea hacer. Se ha anunciado hasta la saciedad que se va a aprobar un plan, tanto aquí en este Pleno como en las comisiones, pero lo cierto es, verdad, que seguimos en un punto muerto, en el Decreto 68/2015, de 30 de abril. Se me dirá que la aprobación del plan estratégico, como lo ha dicho usted aquí y en las comisiones, depende de la finalización del proceso de participación pública. Pues bien, no volvamos aquí a hablar de lo mismo y de que seguimos pendientes de esa aprobación de la participación pública, y le ruego, por favor, que vengamos a hablar del plan de modernización e innovación de la Administración pública canaria cuando este esté aprobado.

Mientras tanto, el Grupo Parlamentario Popular exige al Gobierno de Canarias que ponga en marcha todas las medidas necesarias para la puesta en marcha de la próxima entrada en vigor de la Ley 39/2015, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, y la 40/2015, de Régimen Jurídico del Sector Público. Ya hemos hablado sobre ello, y se hace necesario preguntar al señor consejero el alcance, por ejemplo, de los veinte proyectos puestos en marcha sobre la revisión de procedimientos de simplificación administrativa, o cómo va el avance en el escaso 5,62 % de procedimientos administrativos del Gobierno de Canarias que presentaban un nivel de teletramitación de un nivel cuatro, es decir, de tramitación electrónica completa. O los restantes proyectos sobre innovación y calidad, gestión de conocimiento o gestión por objetivos, etcétera, etcétera.

Eso es todo, señor consejero, y esperamos su respuesta.

Nada más y muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Socialista tiene la palabra su señoría la señora diputada doña Rosa Bella Cabrera Noda.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes a todos y a todas.

Los avances de los procesos de reforma y modernización desarrollados por la Administración nos sitúan en un escenario en el que la ciudadanía exige una Administración más eficaz y eficiente en la gestión de los recursos públicos, que garantice su derecho general a la información y al conocimiento pleno de la gestión de sus intereses y peticiones a través de procedimientos ágiles, con eliminación de cargas burocráticas y en un marco normativo simplificado y eficaz que desarrolle la economía y la sociedad digital con el uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, así como de los servicios basados en internet.

En el contexto actual, debemos continuar propiciando un cambio de cultura en la Administración. Una evolución que implique un nuevo modelo de Administración que dé respuesta y se anticipe a las demandas ciudadanas, que facilite la iniciativa empresarial y favorezca el dinamismo de nuestra economía, dentro de los límites impuestos por la seguridad jurídica.

Debemos avanzar en la consecución de una Administración que mejore de forma continuada los niveles de satisfacción ciudadana con sus servicios, centrada en el impulso de mayores compromisos y estándares de calidad, que cuente con personas motivadas e implicadas en los programas públicos, en un entorno de optimización de los recursos humanos, con un adecuado dimensionamiento de las estructuras y las cargas de trabajo.

Todos somos conscientes de que el Plan estratégico de modernización e innovación de la Administración canaria en el que viene trabajando su consejería, señor consejero, como ya nos adelantó el pasado febrero en sede parlamentaria, es vital y ambicioso para Canarias, que compromete a todos los departamentos y organismos dependientes, así como a su personal. Este plan estratégico nos permitirá contar con una Administración sostenible, austera, transparente y cercana, en definitiva, con una Administración de calidad. Por lo que desde el Grupo Parlamentario Socialista le animamos a seguir en la senda emprendida y le felicitamos por el trabajo que viene desarrollando, el cual sin duda redundará en beneficio de trabajadores y usuarios.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para una segunda intervención del grupo solicitante de esta comparecencia, tiene la palabra su señoría la señora diputada doña Socorro Beato Castellano.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, presidenta. Gracias, consejero.

Cuando planteamos esta comparecencia nos movió la voluntad de propiciar un debate verdaderamente constructivo y evitar caer en un debate facilón, simplista. Y algunos han preferido quedarse en frases hechas, en eslóganes, en lugares comunes tan recurrentes a la hora de hablar de reformas en la Administración.

Nosotros, los nacionalistas, defendemos que la Administración pública resulta imprescindible como garantía de los servicios públicos esenciales y los derechos y las libertades de los ciudadanos, por eso aspiramos a tener la mejor Administración posible.

Señorías, no podemos olvidar cómo hemos llegado hasta aquí y los avances experimentados en los últimos años. Aunque haya mucho camino por recorrer, ya hemos recorrido un largo camino. Debemos recordar cómo se ha consolidado un sistema de información multicanal para superar las desigualdades territoriales y la brecha digital, dando protagonismo a la atención presencial en todas las islas y a la telefónica con el 012. La incorporación de la cultura de la calidad con las cartas de servicio y los premios a la calidad, las medidas para la simplificación administrativa, el catálogo de procedimientos o las actuaciones de respuesta inmediata, con la resolución al momento de algunos procedimientos sencillos.

La puerta abierta a la participación ciudadana y a la transparencia, con la aprobación de las leyes canarias de transparencia y de participación ciudadana en un paso previo al gobierno abierto. Tenemos la ley de transparencia más avanzada de toda España y fuimos de los primeros en implantar la Administración electrónica con el arranque de la sede electrónica y el registro electrónico, que permiten una Administración disponible en la red 24 horas al día desde cualquier punto.

Los ciudadanos tendemos a interiorizar las mejoras y las novedades y las incorporamos al día a día de nuestra vida como algo natural y olvidamos pronto el punto de partida y las dificultades anteriores. ¿Alguien que esté acostumbrado a la receta electrónica se acuerda hoy en día de la receta en papel? ¿O de las colas y desplazamientos que había que hacer para pedir una cita médica antes de existir la cita previa del 012? ¿O cómo se tramitaban muchos procedimientos en los que ahora solo es preciso una comunicación previa?

Tenemos una base sólida, con proyectos consolidados sobre los que cimentar los nuevos cambios que sean necesarios de aquí en adelante. Esperamos que la transformación de la Administración diseñada en el nuevo plan estratégico que nos ha esbozado hoy signifique una evolución sobre la base de lo que ya está hecho, de lo que ya ha demostrado que funciona.

Hay un conjunto de progresos que se han conquistado, que están bien orientados y que ahora es preciso seguir desarrollando, consolidando y, en algunos casos, culminar. Hay mucho por mejorar, no podemos permitir dejar las cosas como están, pero tampoco obviar lo que tenemos y empezar de cero. Tres elementos nos resultan imprescindibles para adaptarse a los nuevos tiempos: la sostenibilidad, el capital humano y la innovación.

El primer elemento, la sostenibilidad. La garantía de la prestación de los servicios públicos de calidad dependerá de la capacidad de dimensionarlos de manera tal que resulte garantizada su sostenibilidad en el tiempo, con una financiación adecuada y aplicando la eficacia y la racionalización del gasto público. Una sostenibilidad que puede conseguirse promoviendo la cooperación entre el sector público y el privado para la ejecución de aquellos cometidos que puedan redundar en un mejor servicio para la ciudadanía; un nuevo modelo de actuación colectivo y colaborativo en el sentido de una alianza público-privada-social. Y, como ejemplo de ello, la colaboración con el tercer sector en materia de servicios sociales o con la iniciativa privada para la ejecución de grandes infraestructuras públicas.

Un segundo elemento imprescindible es el capital humano, el talento, aprovechar el amplio potencial de las personas que trabajan en lo público. El principal activo con el que cuenta la Administración son sus empleados públicos; la implicación y la motivación de los mismos resulta esencial. Consejero, ahora que se atisba una cierta recuperación económica es el momento de replantearse la revisión de algunas medidas que permitan recuperar el empleo público y mejorar las ratios en algunos sectores. Hay ámbitos donde las ratios son preocupantes. E incidir en la mejora de la formación como herramienta más adecuada para facilitar el reciclaje y la actualización constante y la mejora de las habilidades de los empleados públicos. Y trabajar también en mecanismos para una Administración más flexible, capaz de reasignar los recursos humanos según las necesidades, poniendo en marcha mecanismos de reestructuración ágiles.

Y el tercer y último elemento, la innovación. Pensamos como usted en la innovación, en la necesidad de introducir una verdadera cultura de la innovación en la Administración pública. Por supuesto que una Administración innovadora no puede prescindir de la tecnología, pero hablamos de un concepto más amplio de innovación. Y se debe continuar afianzando la Administración electrónica, evolucionando hacia nuevas herramientas tecnológicas y nuevos servicios en la red, garantizando el acceso igualitario a todos los ciudadanos de Canarias; pero también innovar en la gestión, incorporando la evaluación de políticas públicas con el seguimiento y el análisis para determinar el nivel de eficacia, rendimiento y satisfacción de los ciudadanos con las políticas y los servicios que reciben. Y seguir trabajando en aplicar la Ley de transparencia, en transparentar la gestión y rendir cuentas a la ciudadanía, escuchándola activamente para obtener la información que retroalimente los procesos de mejora continua. E innovar en las normas y en los procedimientos, la simplificación debe ser un eje fundamental, la piedra angular que sirva para aliviar los procesos de la Administración. La futura ley del suelo es un ejemplo de cómo la simplificación de una norma básica puede contribuir al impulso de la economía. Hay que acabar con todos los obstáculos y la excesiva burocracia, que está lastrando no solo el desarrollo económico, sino que, además, está impidiendo la gestión más ágil de las políticas sociales. Se trata de reducir trabas administrativas, pérdidas de tiempo y dinero, las colas, los desplazamientos innecesarios, suprimir la presentación de innumerables documentos e informes de varias administraciones que se superponen para hacer de la Administración un agente económico y social más avanzado.

No pretendemos desregular, sino proteger, y regular como la sociedad está reclamando que se haga, de una forma más fácil y más sencilla. Si tenemos que elegir entre una Administración que sirva de catalizador o de freno, elegiremos siempre una Administración ágil e impulsora de la economía y del bienestar social, que ponga fáciles las cosas a las personas. Esto va a requerir mucho esfuerzo, contar con la implicación de los empleados públicos, el impulso y la voluntad política para acometer los cambios que son imprescindibles e inaplazables. Es importante aunar voluntades y en algo estamos todos de acuerdo: las cosas pueden mejorar y deben mejorar.

El Gobierno tiene todo el apoyo del Grupo Nacionalista Canario para contribuir a este cambio de modelo, para reinventar la Administración de acuerdo a las nuevas necesidades ciudadanas y que contribuya al reforzamiento que le permita ser un auténtico catalizador del progreso de Canarias y facilitador del impulso de la economía.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para finalizar esta comparecencia, en nombre del Gobierno, tiene la palabra el señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, el señor don Aarón Afonso González.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Afonso González): Gracias, presidenta.

Por supuesto que en el marco de lo que debe ser cualquier proceso de modernización de una Administración pública hay camino por recorrer; eso no lo ha ocultado nunca el Gobierno de Canarias y es una senda que viene siguiendo de manera irreductible, sin dar marcha atrás, desde el ejercicio 2008. Por eso, señor Moreno, cuando hablaba de promesas desde el Gobierno para probar una estrategia, no, promesas no, hechos. No solo se planificó cuál era el proceso de modernización e implantación de la Administración electrónica en esta Administración autonómica desde el año 2008, siendo consejero del área el actual portavoz del Grupo Parlamentario Nacionalista, sino que en la siguiente legislatura se aprobó un marco estratégico -el Pemac, del que se ha hablado mucho en esta Cámara- durante un periodo determinado que es el 2012-2014.

Ese Pemac, que era aludido tanto por la señora Monzón como por la señora González, donde se hacía un análisis de los proyectos que estaban incluidos en el mismo. Si, evidentemente, los grupos parlamentarios que lo han aludido en la anterior intervención, como he señalado ya en alguna comparecencia previa en comisión parlamentaria, tienen dudas o quieren hacer un análisis de lo que supuso dicha estrategia, dicho plan y los efectos del mismo, pues tienen la oportunidad de solicitar una comparecencia específica donde tratemos en el seno de esta Cámara cuáles fueron los efectos de ese plan, los proyectos que se desarrollaron y la efectividad de los mismos; así como las razones a que también aludía la señora González por las que algunos de esos proyectos no pudieron ejecutarse durante el periodo que inicialmente estaban planificados y que en buena parte respondieron, sin ninguna duda, a los problemas de disponibilidad presupuestaria que padeció la Administración autonómica que ustedes bien conocen en ese periodo (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

El marco en el que nos movemos ustedes también lo han circunscrito. Es decir, está muy claro, el marco en el que nos movemos es el definido en el Decreto 68/2015. El Decreto 68/2015 establece el marco en virtud del cual debe desarrollarse la innovación y mejora de los servicios públicos de la Administración autonómica y se han fijado seis ejes. Esos seis ejes que están definidos son en los que hemos venido trabajando desde la Administración autonómica desde el inicio de esta legislatura. Evidentemente, los objetivos estratégicos que se han fijado, que son veintitrés, alineados en virtud de esos seis ejes, no nacen de una mañana a la otra; y, por supuesto, los proyectos que se han trabajado con los departamentos de forma coordinada en el comité interdepartamental correspondiente -que alcanzan a más de ochenta proyectos entre los horizontales y los sectoriales-, pues evidentemente tienen que trabajarse. ¿Por qué? Porque cada uno de esos proyectos va fijado con una serie de indicadores que, de manera clara y transparente, permitirán medir el alcance de ese proyecto y los logros que en su caso puedan venir asociados a la implantación de los mismos.

Señora Mendoza, en los términos que planteaba, si usted, como bien efectuaba y planteaba en su intervención, quiere que se evalúen los hitos temporales fijados inicialmente en mi comparecencia inicial, sí quisiera trasladarle que el Gobierno ha decidido que lo que es la estrategia de modernización del Gobierno tiene que venir alineada con la implantación de una estrategia canaria de gobierno abierto. Creemos que la ciudadanía nos demanda otra forma de actuar, otra forma de gobernar en el ámbito de las administraciones públicas, fomentado sobre los pilares, como no puede ser de otra manera, de la transparencia, de la participación y la colaboración ciudadanas; e, inevitablemente, para alcanzar ese objetivo, que va ligado a pilares básicos de rendir cuentas a la ciudadanía, tiene que venir efectuada con toda la estrategia de modernización y, por tanto, con la innovación y mejora de los servicios públicos.

¿Eso significa que estemos con los brazos cruzados en el ámbito del Gobierno de Canarias, en el ámbito de mi consejería y todos los departamentos del Gobierno que estamos trabajando de manera coordinada? Ni mucho menos, ni mucho menos. Planteaba como ejemplo que, analizando con los distintos departamentos del Gobierno, podía haber procedimientos que pudieran simplificarse de forma más ágil; bueno, depende de lo que estemos hablando. Ya le decía en mi primera intervención que, en el ámbito de la Administración autonómica, contamos, identificados en este momento, con cerca de mil procedimientos. Con cerca de mil procedimientos que tienen que analizarse, y no todos ellos, como consecuencia de la normativa que está vigente, pueden dar lugar a una simplificación que pueda ir en contra o no de la normativa. Ese análisis tiene que efectuarse de manera coordinada con los técnicos especialistas de cada departamento que ejerce una competencia sectorial para determinar si es posible simplificar esos procedimientos conforme a la normativa vigente y realmente aporta un valor añadido también a la ciudadanía, reduciendo las cargas que la ciudadanía y las empresas tienen, o, en este caso, están teniendo, para poder relacionarse con la Administración pública a la hora de gestionar o de solicitar determinadas actuaciones. Por eso primamos no solo la simplificación, sino que hemos efectuado actuaciones en el ámbito no solo de la Administración autonómica, sino de todas las administraciones públicas, donde apostamos, entre otras cuestiones, por las autorizaciones previas, en este caso, o las comunicaciones previas.

Ha preguntado por la estrategia de simplificación. En ese sentido, yo también quisiera trasladarle que, sin perjuicio de que se haya encomendado a mi consejería la elaboración de la estrategia canaria de gobierno abierto, la simplificación es clave no solo en la línea que marcábamos, sino, como también señalaba el señor Moreno, para avanzar en la telematización que nos exige la entrada en vigor de la normativa básica estatal, de las leyes 39 y 40. Y en ese sentido sí les puedo anunciar en esta Cámara que, después de coordinarlo con los distintos departamentos del Gobierno de Canarias y llevarlos al comité interdepartamental, el Gobierno el próximo lunes aprobará la estrategia de simplificación administrativa y de reducción de cargas administrativas para poder afrontar con garantías los retos que nos marca la entrada en vigor de las citadas leyes. Por eso, señor Moreno, más que venir a hablar de la estrategia de modernización o, si me permite la expresión, me pareció entenderle de su intervención, de algún canto de sirena, estamos trabajando con esfuerzo desde el ámbito del departamento y con los demás del Gobierno de Canarias para poder abordar una planificación que entendamos que sea la adecuada y que sirva para convertir a nuestra Administración, una Administración puntera, en un proceso ineludible que tienen que efectuar todas las administraciones públicas en lo que debe ser la transformación digital de las mismas con el Horizonte 2020.

Para terminar, quisiera agradecer la intervención de la señora Cabrera. Sabemos que contamos desde el Gobierno con la confianza de su grupo parlamentario y seguiremos en la misma línea de actuación. Y también compartir la intervención de la señora Beato en los términos en que se ha expresado no solo en la formulación, sino también en la réplica. En este sentido, es importante potenciar, como usted bien explicaba, el capital humano. Desde el Gobierno creemos firmemente que la estrategia está sostenida sobre el valor que aporta a sus empleados públicos. El capital humano es clave porque aporta un valor añadido al ámbito de la Administración y, en ese sentido, hemos empezado a adoptar medidas, no como nos gustaría, para poder paliar los efectos de los últimos cinco o seis años, que ha producido una descapitalización del capital humano en la Administración autonómica como consecuencia de las limitaciones establecidas con carácter básico por el Estado.

En ese sentido, en el Gobierno el pasado lunes ya hemos aprobado, en el ámbito de la Administración general, un plan parcial de ordenación de los recursos humanos de la Administración autonómica con vocación de recuperar el empleo. Las medidas hay que reconocer que en este primer momento son modestas porque, básicamente, entendemos que debe recuperarse con la aprobación anual de las ofertas de empleo público permitiendo el nombramiento de funcionarios interinos en aquellos ámbitos en que la ley estatal lo permite, que son aquellos sectores o ámbitos que hayan sido declarados prioritarios, limitando, solo con carácter excepcional, las autorizaciones de comisiones de servicio fuera de la Administración autonómica y estableciendo de manera tasada en qué supuestos cabe o no prolongar la permanencia en el servicio activo también de los funcionarios.

En ese sentido, sí reivindicaremos al Gobierno de España que salga de las urnas medidas más claras en el ámbito del empleo público que permitan recuperar el empleo perdido, como hemos venido reivindicando desde la anterior legislatura, y que van ligadas a no establecer límites en la tasa de reposición de efectivos, en el marco de las ofertas de empleo público, a no seguir limitando la posibilidad de efectuar nombramientos interinos solo en casos excepcionales y, por supuesto, a que se elimine de una vez la prohibición que establece la Ley de Presupuestos Generales del Estado de efectuar procesos de consolidación de empleo público. Entendemos que las comunidades autónomas, que somos las que desarrollamos y desempeñamos o ejercemos las competencias de servicios públicos esenciales a la ciudadanía en materia sanitaria, educativa, políticas sociales y de justicia, debemos tener autonomía para poder gestionar, conforme al marco que ya el Estado ha establecido con la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, donde debemos cumplir unos objetivos de déficit y estamos sujetos a una regla de gasto. Pues en ese contexto, en ese marco presupuestario, debemos tener autonomía suficiente para poder destinar y organizar nuestros recursos humanos de la manera que consideramos procedente para gestionar y servir de palanca para impulsar la Administración autonómica como se merece, un auténtico referente en lo que debe ser el futuro de la transformación digital de las administraciones públicas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor consejero.

Damos por concluida esta comparecencia.

(La señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0534 Sobre -Consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad-, sobre Plan estratégico de modernización e innovación de la Administración Pública Canaria.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico