Diario de Sesiones 39/2016, de fecha 8/6/2016 - Punto 14

9L/PPL-0004 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, DE CUENTAS CLARAS Y ABIERTAS PARA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA CANARIA.

La señora PRESIDENTA: Y vamos, señorías, a la iniciativa legislativa, al último punto del orden del día del pleno de hoy, una proposición de ley, del Grupo Parlamentario Podemos, de cuentas claras y abiertas para la Administración.

Tiene la palabra el señor secretario primero, para dar lectura de la posición del Gobierno.

Señor secretario primero.

El señor SECRETARIO PRIMERO (Cabrera González): Extractadamente dice...

(Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: Señorías...

El señor SECRETARIO PRIMERO (Cabrera González): Secretaria del Gobierno de Canarias certifica que en el acta de la reunión celebrada por el Gobierno el día 22 de febrero de 2016 [...] el siguiente acuerdo [...] en el que se fija la posición del Gobierno sobre la proposición de ley del Grupo Parlamentario Podemos, de cuentas claras y abiertas para la Administración pública canaria.

[...] Vistos informes de la Viceconsejería de Hacienda y Planificación y de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera [...], en su virtud, el Gobierno, tras deliberar y a propuesta del presidente, acuerda manifestar su criterio desfavorable a la toma en consideración de la proposición de ley del Grupo Parlamentario Podemos, de cuentas claras y abiertas para la Administración pública canaria.

La señora PRESIDENTA: Sí, señora Santana, para la defensa de esta iniciativa legislativa, por tiempo de quince minutos, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Muy buenas tardes.

El pasado viernes, en una conferencia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, más concretamente en el paraninfo, una conferencia sobre la reforma del sistema electoral, escuchaba a la presidenta de este Parlamento de Canarias, a doña Carolina Darias, hablar de transparencia y de paredes de cristal.

Como a ella, escuchamos desde hace ya algún tiempo a muchas fuerzas políticas hablar en este mismo sentido.

Está muy bien que se reproduzca el discurso de Podemos, hablar de instituciones abiertas a la ciudadanía, ponerse mochilas, hablar de nueva política, o, incluso, hacer mítines en círculos.

Pero la política no se construye a base de retórica, se construye a base de hechos. La ley que hoy les traemos para la toma en consideración en esta Cámara, la llamada ley de cuentas claras y abiertas, sin duda merece un compromiso decidido por parte de todas y todos.

Si esta ley saliera adelante, sería un antes y un después para la democracia en Canarias, así que, si no hay nada que ocultar, no hay nada que temer.

Hay que reconocer de una vez por todas el derecho de la población de acceder a la información de las cuentas bancarias de todas las administraciones. Los ciudadanos y ciudadanas no solo somos meros usuarios, somos los propietarios y propietarias de estas cuentas. Las cuentas bancarias de las administraciones públicas nos pertenecen, nunca está de más recordarlo, que el dinero de las administraciones públicas viene del bolsillo de los canarios y canarias, viene del bolsillo de todos nosotros.

Esta ley debe ser un complemento a la Ley de Transparencia canaria, y estamos de acuerdo y no vamos a dejar de reconocerles que la ley aprobada por este Parlamento de Canarias en la pasada legislatura, la Ley de Transparencia de Canarias, es una muy buena ley de transparencia, pero tal y como dijo el comisionado de Transparencia en la pasada semana en la Comisión de Gobernación, Justicia e Igualdad, hay que seguir avanzando en esta ley y hay que seguir mejorándola, y nosotros en este caso hemos recogido el testigo que nos lanzó el comisionado de Transparencia y estamos aportando propuestas que van en esta dirección.

Aplicar esta ley no va a suponer un gran volumen de gasto, bueno, no vayamos a hablar de gasto, porque yo creo que en estos casos lo mejor es hablar de inversión.

Ya tenemos la ley, tenemos un portal de transparencia ya puesto en funcionamiento, y, además, tenemos un Comisionado de Transparencia. ¿Pues qué falta? Señoras y señores, lo que falta es la voluntad política. Y lo vuelvo a repetir, quien nada tiene que ocultar nada debe de temer a la transparencia.

Necesitamos esta ley de cuentas claras y abiertas para recuperar la confianza de la gente en las instituciones, después de lo vivido por la ciudadanía en los últimos años ya son muchos los que tienen ciertos recelos, los que tienen cierta desconfianza, y por eso las administraciones públicas deben mover ficha. Hay que demostrar que las cosas han cambiado, o que por lo menos van camino de cambiar, y que de verdad la Administración está por la transparencia y contra la corrupción, la necesitamos, y la necesitamos para que Canarias lidere por fin algún ranquin positivo en nuestro país, y es que ya estamos hartas de que siempre estemos liderando todos los ránquines negativos, los de pobreza, los de precariedad, los de desigualdad y también los de desempleo. Ese es el nacionalismo que nosotros defendemos, ese es el nacionalismo que se defiende desde Podemos Canarias, el poder estar orgullosos de nuestra tierra. No usar el nacionalismo como excusa para echar la culpa de todo a Madrid sino como razón para estar orgullosos de nuestra patria, una Canarias que sea un ejemplo de gestión, una Canarias que sea un ejemplo de transparencia, una Canarias que sea un ejemplo de democracia. Por algún lugar debemos empezar a reconstruir nuestra tierra y, sin duda, la vía democrática nos parece la mejor forma de hacerlo.

La patria que defendemos es una patria que se construye de valores, valores de democracia, valores de lucha contra la corrupción y valores de apuesta por los servicios sociales, por la educación y por la sanidad de primera calidad. Necesitamos la ley de cuentas claras y abiertas porque la corrupción hay que prevenirla además de castigarla.

Como ya hemos hecho y dicho en este Parlamento varias veces, la mejor vacuna contra la corrupción es sin duda la transparencia. Y aunque reconocemos, porque lo reconocemos, que esta ley no va a ser la solución definitiva, sí que pondrá las cosas mucho más difíciles a quienes quieran utilizar el dinero para otros fines que no sean el de garantizar la calidad de vida de los canarios y canarias. Esta ley forma parte de lo que hemos llamado nuestro calendario de vacunación: la reforma del sistema electoral canario para la mejora de la democracia en nuestra tierra y más representatividad de nuestra ciudadanía en esta Cámara; la limitación de sueldos y mandatos a todos los diputados y diputadas que pertenecemos a esta Cámara y también la apuesta por la transparencia total y absoluta en las administraciones públicas.

Es hora de entender que ejercer la política no es una forma de vida sino que es un servicio que estamos prestando por un tiempo limitado a la ciudadanía. Necesitamos esta ley de cuentas claras y abiertas porque creemos que la sociedad canaria es una sociedad lo suficientemente madura que entiende que es responsabilidad de todas y todos estar vigilantes y garantizar la forma eficiente en la que se administra el dinero público. Esta ley es una oportunidad para que la ciudadanía controle de manera efectiva y eficaz el trabajo que hacemos desde las instituciones. Los canarios y canarias entienden que el dinero de sus impuestos debe ir a sanidad, a educación y a generar empleo, yo creo que eso es algo de sentido común y en lo que todos y todas podemos estar de acuerdo. La corresponsabilidad de la sociedad con el buen funcionamiento de la Administración es un principio de cambio, al menos del cambio que propone Podemos, no sabemos si también del cambio que nos proponen otros.

Necesitamos esta ley de cuentas claras y abiertas para que el dinero de todos y todas vaya a parar donde debiera ir a parar y evitar que vaya a los bolsillos de mangantes que tanto daño han hecho a este país. Con esta ley de cuentas abiertas probablemente podríamos haber evitado que con la Gürtel se hubieran lavado cientos de millones de euros de dinero público y hubiera sido más fácil evitar que el dinero de los ERE se hubiera utilizado para lo que ya sabemos que se utilizó. Con esta ley de cuentas claras y abiertas el dinero de la formación de estos cursos no hubiera pagado nóminas ni sedes ni viajes, el dinero de los cursos de formación habría ido para los desempleados andaluces y no habría ido para expresidentes andaluces que hoy están procesados.

Con una ley como esta ayuntamientos como el de Telde no habrían sido desvalijados como lo han sido en los últimos años. Con una ley como esta no se habrían pedido créditos por parte de las administraciones públicas que en muchos casos ni siquiera se han utilizado y que solo han servido para regalar dinero a esos bancos que luego vienen a desahuciar a las familias canarias. Con una ley como esta Canarias dejaría de ser tal vez la segunda región de todo el país, la segunda región de toda España con mayor número de casos de corrupción por número de municipios. Es cierto que esta ley por sí sola no va a acabar con la corrupción, pero sí que va a ser un medio eficaz para prevenirla. Todos sabemos que si nos están vigilando es más difícil que uno intente meter la mano en la caja y espero que no se utilice como excusa o se trate de utilizar como excusa la Ley de Protección de Datos porque, si no tenemos una administración canaria capaz de disociar los datos personales de la información pública, es que tenemos una administración pública en Canarias que sería añeja o, permítanmelo decir con estas palabras, una administración casi paleolítica.

Miren, sus compañeros del Partido Socialista, junto a otras fuerzas políticas del cambio, han aprobado en el Parlamento de Valencia una ley mucho más ambiciosa de la que propone hoy aquí Podemos. Ese es el Partido Socialista que queremos como compañeros en un Gobierno del cambio.

Canarias necesita una ley para garantizar el claro compromiso de todas las fuerzas políticas aquí presentes en la lucha contra la corrupción y en la lucha contra el fraude, para que quede claro que todos tenemos como prioridad gobernar para la gente y no para los bancos o para los grandes grupos hoteleros.

Podemos está comprometido con la transparencia total: nuestras cuentas son públicas, nuestros sueldos son públicos, nuestros gastos son públicos..., y queremos que las cuentas del Gobierno también lo sean porque es un dinero de todas y todos y tenemos derecho a saber qué se hace con él.

Con esta ley el resto de partidos de esta Cámara tiene la posibilidad de sumarse a esta transparencia total.

¡Señoras y señores diputados, bienvenidos al siglo XXI, bienvenidos a la era de la transparencia! Tienen la oportunidad de decirles a los canarios que de verdad creen en la transparencia como un hecho y no solo como palabras vacías que sirven para disfrazarse de nueva política. Y lo repito por tercera vez: quien nada debe ocultar, nada debe temer.

Esta ley es gratis, prácticamente a coste cero, y no hay que pedirle nada a Madrid, y tampoco va a suponer una riña, una pelea, en los cabildos de nuestra tierra, solo hay que aprobarla y ponerla en práctica.

En política querer es poder, y, si queremos, podemos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Santana.

Intervención del resto de los grupos parlamentarios para fijar posición. Empezamos por Grupo Mixto, señor Ramos Chinea. Siete minutos, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías.

Desde hace un par de años las inquietudes de los ciudadanos del país por la mala gestión de algunas administraciones por parte de sus cargos públicos se han incrementado. Fruto de los continuos casos judiciales que han afectado a los grandes partidos de este país, se ha creado una suerte de desafección entre el ciudadano y los políticos que no se termina de curar debido a que hay nuevas actuaciones todas las semanas en la prensa.

En Canarias desde finales de la anterior legislatura se hizo un esfuerzo legislativo considerable para atender esta demanda social, que cristalizó en la Ley 12/2014, de 26 de diciembre, de transparencia y de acceso a la información pública, y en la elección del señor Cerdán como el primer comisionado de Transparencia así como al acceso a la información pública.

La actividad parlamentaria sobre este tema se ha vuelta más intensa en los primeros meses de este año. Se está hablando continuamente de transparencia en el Parlamento y de cómo llevar a cabo la tarea que quiere de nosotros el ciudadano. Es un trabajo continuo. Como bien nos decía el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, el señor Afonso, en esta Cámara, un trabajo que va a más y que nunca termina, un trabajo que requiere la inversión constante y mejorar el modelo que tenemos. Y yo comprendo el interés del Grupo Parlamentario Podemos de poder poner su granito de arena, ambos partidos somos nuevos en esta Cámara y no participamos en la elaboración de esta ley ni de la normativa que está relacionada con ella, por eso en nuestros discursos ambos pedimos un impulso en esta materia de gran importancia que poco a poco empieza a llegar a todas las instituciones de la Administración pública canaria y que no nos cabe duda en unos años será un referente a nivel del Estado, porque la ley canaria es más ambiciosa, solo que ustedes hacen su discurso desde la impaciencia y la crítica constante a un sistema que aún está dando sus primeros pasos y en el que no confían plenamente, quizás por no ser parte activa de su elaboración.

Yo no estoy por encima de ustedes en mi condición de diputado, estoy a la misma altura, y no puedo pedirles tener fe en un sistema que todavía se está cocinando lentamente en el horno, y quizás no cumpla su objetivo y nos salga demasiado crudo, o se nos queme y quede inoperativo de tanto ingredientes que le queramos añadir, pero sí les puedo decir que nosotros pedimos su impulso desde la coherencia y desde el respeto a lo que es la obra consensuada por los diputados que nos han precedido.

Conociendo las dificultades que la adaptación de la ley supone para los 389 sujetos públicos obligados a ello, más cuando los presupuestos son limitados y hay administraciones donde apostamos por priorizar en lo social aunque seguimos haciendo las gestiones oportunas para cumplir, entendemos que es normal que los ciudadanos se impacienten, pero poner en marcha todos los mecanismos de una ley no es algo de un día para otro, ni siquiera el Gobierno de Canarias se pudo adaptar a la normativa para su portal web hasta que pasaron unos meses, algo totalmente comprensible y lógico.

Y siempre existirá gente que a pesar del trabajo no le parezca bien. Creo recordar algún debate en el que se suscitó una discusión acerca de portales de transparencia por parte de algunos partidos de esta Cámara. Ahora bien, la norma por muy buena que sea no está escrita en piedra, y mucho menos es infalible, además de que, como acabo de explicar, con presupuestos limitados es difícil avanzar en el objetivo por muchas voluntad que se ponga en ello.

La semana pasada, incluso, tuvimos la oportunidad de recibir en esta casa de todos los canarios el primer informe del Comisionado de Transparencia, que es el que debe velar por esta tarea, y en el propio texto del señor Cerdán, con muy buen criterio para nuestro grupo parlamentario, indicaba que había que adaptar la ley para que tuviera una mayor virtualidad práctica en algunos aspectos.

Pues bien, a pesar de que él junto a su equipo son las personas con más experiencia en este tema, y debería respetarse su opinión, alguno de los partidos valedores de la ley poco más que pusieron el grito en el cielo, y no debería ser así, cuando son reflexiones meditadas, después de meses de trabajo en la materia. Pero bueno, todas las posibles modificaciones a la ley deben pasar por este Parlamento y ser debatidas y aprobadas o no.

En el caso que nos ocupa, el de esta proposición de ley, la medida tal cual se propone nos parece bastante irrealizable, sinceramente. Y no hace falta hacer un ejercicio muy grande de imaginación para darse cuenta de ello. Como ya les cité antes, y según fuentes del Comisionado de Transparencia, hay 389 sujetos públicos obligados por la Ley 12/2014, del 26 de diciembre. Además, la ley indica que todos los sujetos privados que reciban fondos públicos quedan obligados al control.

Yo, sinceramente, veo absolutamente desproporcionado lo que se pide. Piensen en la cantidad de cuentas que puede tener cada uno de estos sujetos públicos y la cantidad de movimientos que se pueden llegar a hacer a diario, por no decirles que luego hay que digitalizar y mandar esa información al portal web del Gobierno en el formato adecuado. Y eso a pesar de que las entidades financieras tienen distintos formatos y sistemas, y no te dejan acceder, por confidencialidad, sin tener las claves, lo que te deja libre disposición del dinero, acceso que no tendrá el informático de turno, como es natural, tendrá que pedir permiso y ocupar a otro empleado público.

Hablamos de un uso irrazonable del gasto público, porque sabrán que habrá que pagar a cientos de personas para que lleven a cabo esto, al menos si seguimos el dogma de los sueldos dignos y el fin del trabajo precario.

Pero para más ironía, ponen una disposición final segunda en la que dicen: "cualquier hipotético gasto estimado". Ahí le queda el muerto al Gobierno.

Creemos que es necesario meditar mejor las fórmulas de control, ahora que debemos priorizar el gasto. No hace mucho tuvimos un informe de la Audiencia de Cuentas sobre la tesorería de la comunidad autónoma, quizás este sea el instrumento más adecuado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Continuamos ahora con el Grupo Nueva Canarias. No sin antes saludar al comisionado de Transparencia y darle la bienvenida también a esta sesión plenaria.

Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, señora presidenta. Señorías, buenas tardes.

Decirle, señora Santana, que desde Nueva Canarias compartimos la idea de que la transparencia es un símbolo que está ineludiblemente vinculado al concepto de democracia.

Pero también quiero decirle otra cosa: la democracia existía en España antes de que llegara Podemos, de la misma manera que también existían las mochilas. Que quede claro. Hace quince años el señor Moragas iba al Congreso de los Diputados con mochila, y al señor Ruano lo conozco con mochila hace muchísimo tiempo, mucho antes de que la llevara el señor Iglesias. Y que nos reuniéramos en círculos y que nuestras asambleas las hiciéramos en círculos, en Nueva Canarias las hacíamos desde hace mucho tiempo, mucho antes de que existiera Podemos. Y eso quiero dejarlo claro, porque es que parece que la transparencia, la democracia, las reuniones y las asambleas existen después de Podemos, y eso no es así, para que quede claro.

Entonces, es obvio que la transparencia es básica, es necesaria, es fundamental y es exigible, que los gobernantes tienen la obligación de posibilitar a la ciudadanía saber cuáles son los recursos económicos de que disponen y cómo se gestiona el dinero de todos. Deben facilitar el conocimiento de los diferentes contratos, de los convenios, de las subvenciones, de los gastos de personal, hasta de los gastos de atenciones protocolarias y representativas, o los gastos de publicidad.

Pero hay que tener también un tema en mente y ver que la transparencia también tiene otro desafío. Y es el desafío de encontrar un equilibrio entre lo que se puede informar pero que no es necesario informar porque no es relevante. Y ahí es lo que desde Nueva Canarias entendemos que lo que usted pide en esta proposición de ley en principio no es relevante. O sea, no aporta nada nuevo, no va a clarificar, no va a tener más transparencia, no va a evitar la corrupción porque aparezcan publicadas en la web en el portal o porque alguien pida los saldos o todos los movimientos y los extractos bancarios. Primero, porque es que realmente, tal como dijo el portavoz del Grupo Mixto, es bastante complicado, bastante difícil, que de forma actualizada eso se pueda tener. Porque, además, nosotros entendemos que no es cierto, y una de las razones que le voy a dar..., no es cierto que eso no cueste dinero, al revés, cuesta mucho dinero, y sí hay que tener en cuenta que los recursos son limitados, y todos los recursos que se utilizan en algo que no es relevante hay que quitarlos de cosas que sí entendemos relevantes, que sí son necesidades de la ciudadanía, y que sí pide la ciudadanía, y me refiero a las necesidades sanitarias, a las educativas, en dependencia, en prestación por inserción, en servicios de política activa de empleo, o en vivienda. Y llevar la transparencia más allá de lo que es relevante, de lo que aporta información y de lo que permite un control por parte de la ciudadanía de las acciones que está haciendo el Gobierno significa dejar de hacer, significa dejar de llevar a cabo actuaciones que sí son relevantes, y eso en principio y a priori es una mala utilización de los fondos públicos.

Yo, en segundo lugar, además, quiero decirle que las cuentas de la comunidad autónoma, de los cabildos, de los ayuntamientos y de todos los organismos dependientes de estos están fiscalizadas, la tesorería aparece en las cuentas, y, además, no se olvide de que estas están sometidas a control interno y a control externo, al control de la Audiencia de Cuentas de Canarias, con lo cual el movimiento que puedes hacer, la corrupción y el vaciar, como usted ha dicho, las cuentas o el Ayuntamiento de Telde, le puedo garantizar que no tiene absolutamente nada que ver con la tesorería.

Además, y en tercer lugar, porque precisamente es que la situación de las cuentas bancarias no ha sido nunca -por lo menos que yo recuerde- un tema espinoso, por lo menos en Canarias, con lo cual, montar todo este tema para algo que por el momento, por lo menos, no ha habido problema...

Y, cuarto, sinceramente, porque el planteamiento que usted hace en esta proposición de ley yo entiendo que no abunda en el concepto de transparencia, lo que hace es hacer una caricatura de la transparencia, porque, desde luego, no es cierto que la transparencia y el derecho a la información, al acceso a la información de la ciudadanía deban ser los ejes fundamentales que rijan la acción política del Gobierno, nosotros desde Nueva Canarias entendemos que el eje fundamental que debe regir la acción política del Gobierno es atender a las necesidades básicas de los ciudadanos, es garantizar el Estado del bienestar, es garantizar una adecuada calidad de los servicios de educación o de sanidad, es garantizar que todos los chicos y chicas que quieran ir a la universidad lo puedan hacer independientemente de su nivel de renta, es garantizar que cuando estos chicos terminan su formación no tengan que emigrar para poder tener un puesto de trabajo, es trabajar para evitar que existan familias canarias que no tienen ningún ingreso. Estos, entendemos, entre otros, son aquellos ejes que deben regir la acción política de cualquier gobierno. De verdad entiendo que lo que usted está planteando realmente es una pura foto.

Y ya como quinta justificación y como floritura del bizcocho, decirle que en principio parece una contradicción que desde el propio Parlamento propiciemos algo que es criticado por los que estamos aquí dentro y además por toda la ciudadanía, y me refiero a la dispersión normativa. Porque la dispersión normativa lo que produce es opacidad, no produce transparencia, tenemos una ley estatal, tenemos una Ley canaria de transparencia y de acceso a la información pública, que tiene esta última apenas una vida de año y medio, y que, además, fue aprobada unánimemente por este Parlamento. Y lo que usted está pidiendo no es que ajustemos las leyes que existen, que es lo que el comisionado de la Transparencia planteó, sino es crear una ley nueva para legislar sobre algo específico que ya viene en la ley canaria, y esto yo de verdad le digo que lo veo como un sinsentido.

En definitiva, señora Santana, lo que sí le quiero decir es que nosotros entendemos que esta proposición de ley no aporta nada distinto en materia de transparencia, nada distinto ni nada relevante, y que lo que toca ahora es desarrollar y hacer efectivo el potencial de las leyes que existen en este momento, por lo que en este caso mi grupo parlamentario se va a abstener.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Continuamos. Por el Grupo Popular, señor Moreno.

(Rumores en la sala).

Disculpe, señor Moreno. Señoras diputadas, si son tan amables de no reproducir el debate, y escuchar al señor Moreno.

Cuando quiera, señor Moreno.

El señor MORENO BRAVO: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías.

Miren, después del debate se ha generado una sensación agridulce, y como soy uno de los últimos que hablo, quiero que quede muy clara cuál es la posición del Grupo Parlamentario Popular, porque no quiero que se genere equívoco ninguno.

Por convicción, como lo que somos, liberal-conservadores, no nos oponemos a la discusión política de la presente iniciativa, no lo haremos nunca. Si se debe tomar en consideración esta iniciativa política, que se haga, ya fijaremos nuestra posición concreta y la corrección del texto a través de las oportunas enmiendas.

Pero solo quiero recordar una cosa, y es cierto, el Gobierno de la nación, presidido por Mariano Rajoy, aprobó la primera Ley nacional de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, y ustedes -se lo dije el otro día por el pasillo- solo le dedican cicateramente un triste único párrafo en la exposición de motivos. Y es la primera ley de transparencia que se aprobó en unas Cortes Generales españolas, eso sí, con el voto en contra del Partido Socialista Obrero Español, que eso ya nunca ellos podrán corregir.

Ahora bien, acusar a los partidos tradicionales de opacidad y falta de transparencia, con lo que hemos evolucionado desde el año 78, si cree usted que fijemos ese marco como el inicio de un sistema democrático pleno con la Constitución del 78, es un poco injusto.

Antes había democracia, antes de que viniesen ustedes, y antes había transparencia. La corrupción nos ha afectado a todos, y espero que a ustedes no llegue a afectarles. Eso es otra cosa, señora... (Ante un comentario efectuado desde los escaños del GP Popular).

Por tanto, le voy a decir una cosa, y además quiero que quede claro: entendemos que el texto de su proposición de ley adolece de ciertas deficiencias de índole formal y material que impide que asumamos plenamente la propuesta y que, como le he anunciado, debería corregirse a través de las oportunas enmiendas. Habría que esperar el alcance del informe del Consejo Consultivo de Canarias para que nos determine determinadas cuestiones legales que son de interés para el contenido real de la iniciativa. De ahí que pese a que la propuesta arranca de un grupo político en las antípodas de nuestro posicionamiento ideológico, lo cierto y verdad es que el Grupo Parlamentario Popular de Canarias siempre -ahora, antes y después- estará con la transparencia le pese a quien le pese. Seguro que nos achacarán, lo oiré después, que hemos votado a favor de esta ley de cuentas claras y abiertas en un sitio, que en otro hemos votado en contra, que hemos adoptado una posición, que hemos adoptado otra, pero también les ha pasado a los que vienen después, a los del Partido Socialista Obrero Español.

Pues bien, el Partido Popular de Canarias siempre, vuelvo a repetir, está al lado de la transparencia, del derecho acceso de la información por parte de la ciudadanía y se ha demostrado activamente, como se lo he dicho, no solo con la aprobación de la primera ley nacional de transparencia, con el Gobierno de Mariano Rajoy, sino con la participación activa y la presentación de enmiendas en la primera ley de transparencia y de acceso a la información pública que ha habido en Canarias.

Se han aprobado leyes de cuentas abiertas, como ustedes saben, en otras comunidades autónomas. Ejemplos varios, Valencia, Extremadura, el PP ha votado a favor de la Ley de transparencia que ha salido y se ha parido en la Asamblea de Extremadura, concretamente la Ley 18/2015. Pero miren, presentan ustedes ciertas deficiencias como, por ejemplo, la referencia que se hace a la concreción, a la especificación de los números de identificación fiscal en las cuentas corrientes bancarias, movimientos y saldos de entes públicos obligados por la Ley canaria de transparencia, y, obviamente, eso puede dar como consecuencia una vulneración clara y flagrante de la Ley orgánica de protección de datos de carácter personal. Sería más conveniente en el texto final eliminar cualquier referencia para evitar errores futuros de interpretación, y por una sencilla razón: las leyes tienen que ser claras y precisas. Debería también, además, limitarse por motivos de seguridad la referencia que se hace en los números de cuenta de las administraciones públicas de modo que a semejanza de la ley extremeña se fijen los cuatro primeros dígitos y los últimos cuatro dígitos que la identifican. A ello también, ya le dije que deberíamos esperar al informe del Consejo Consultivo de Canarias pues a lo mejor estaríamos invadiendo una competencia estatal y en esto, le recuerdo el artículo 149.1.8.ª de la Constitución española cuando establece la competencia exclusiva del Estado en la materia atinente a las obligaciones contractuales en la legislación civil, y habría que ver si en este texto normativo, claro está, se incluyen condiciones de acceso, publicidad u otras obligaciones contractuales mercantiles o civiles que estuviesen cercenando o entrando en colisión con esta competencia exclusiva del Estado.

Simplicidad, evidentemente, tendría que tener el texto, una normativa clara, sencilla y precisa y no como resulta chocante la referencia constante a otros medios normativos, tal como le han puesto en evidencia algunos portavoces. Incluso me atrevería también a decir que tendría que haber una precisión del lenguaje contenido en la ley, lo esencial es definir qué se entiende por cuentas claras y abiertas: todos los depósitos, la contabilidad pública general, etcétera, etcétera, etcétera.

Pero, mire, pese a la ley estatal, que, no me voy a cansar de repetir, la aprobó el Partido Popular, y la canaria, en la que participamos plenamente, esta ley de transparencia, la ley canaria, no fue objeto de petición de modificación como hizo el Comisionado de Transparencia, que todo el mundo lo ha citado en relación con este aspecto, fue en relación con su modelo o actuación. Nada tenía que ver ni con una modificación estricta del contenido de la Ley de transparencia ni, por supuesto, nada que ver con un caso de cuentas abiertas.

Y le voy a decir una cosa, cuando examiné el texto, la propuesta, inicialmente pensé: no, que horror, esta duplicidad normativa, pero después de ver todas las aportaciones jurídicas y dogmáticas, que he estado viendo incluso la posición del Gobierno de Canarias en este aspecto, les doy la razón porque tal vez parte de lo que venga a fijar esta ley es evitar problemas futuros de interpretación de la Ley de Transparencia en cuanto a lo que es la facilitación de información de las cuentas del Gobierno de Canarias, de este o de otro que venga después.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Moreno.

Por parte del Grupo Socialista, señor Álvaro Lavandera)

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Buenas tardes, señorías. Señora Santana.

Inútil, inaplicable, inoperante; la transparencia de la apariencia; no por tener más datos se tiene más información; los ciudadanos necesitan información inteligible y no simples datos que pueden generar confusión; tentativa inútil e irrealizable de acumular simples referencias de ingresos y gastos que, además, no sirven por sí solos, que están lejos de ofrecer por completo el panorama de la actividad presupuestaria de la Administración; un presupuesto muy elevado para la puesta en práctica; una gestión incuantificable; convertirlo todo en público es otra manera de ser muy opaco; un proyecto legislativo que aporta muy poco o nada a la transparencia; bisoñez en la técnica legislativa o el fetichismo de la transparencia. Estas palabras, estas frases, son las que podemos encontrar en los debates de los distintos parlamentos donde se ha tramitado la iniciativa clon que hoy debatimos; algunas de ellas opiniones de expertos, catedráticos de prestigio, otras de diputados como la frase "fetichismo de transparencia" de Gaspar Llamazares, diputado asturiano por Izquierda Unida.

Cierto es que en algunas comunidades se ha aprobado -antes se ha dicho-, en aquellas donde los diputados de Podemos son necesarios para una mayoría parlamentaria. En Valencia, donde hasta el propio Gobierno valenciano en su informe establecía hasta diez criterios en contra de esta proposición de ley, algún caprichito hay que darles, ¿no?, entre ellos que vulneraba la protección de datos, que no aportaba mayor información, que era un amasijo redundante de normas, que era poco oportuna, que no estaba acreditado que no tuviera costes y que vulneraba la legislación, incluso en la propia ley, -este era el informe del Gobierno de Compromís por cierto-, incluso en la propia ley aprobada se introdujo una disposición final única en la que se supedita su aplicación a la valoración previa de un estudio de impacto en el derecho a la protección de datos personales.

O en Extremadura, la única región donde he observado que haya entrado en vigor, y cuyo resultado les quiero mostrar -miren la pantalla- (El señor diputado hace uso de los medios audiovisuales).

El primero de los ejemplos es el resultado práctico de la Ley de Cuentas claras y abiertas de la Asamblea de Extremadura. Como pueden observar, por limitaciones de seguridad no se puede ver ni el número de cuenta, como antes se decía, y mucho menos los movimientos de la cuenta. Eso sí, tiene un gran valor para Podemos el saber que la cuenta la tiene en el Banco Sabadell, otra cosa no podrán saber.

El segundo de los ejemplos de esa misma comunidad es la relación de cuentas de la Administración general del Gobierno extremeño, solo la Administración general una relación de 871 cuentas, que tampoco ofrecen valor a la información, y, por si no le queda claro, yo se la amplío y tiene la misma información, esa información que viene a salvar a la sociedad de los corruptos: el nombre de la entidad bancaria y su número de sucursal.

Señora Santana, el pasado 6 de marzo en la Comisión de Presupuestos y Hacienda, en la que usted estaba presente, debatimos el informe al que antes aludía el portavoz de Grupo Mixto, en la que, por cierto, aprobamos como propuesta de resolución, entre otras, una del Grupo Socialista en la que decía: instar al Gobierno de Canarias a incorporar progresivamente criterios no economicistas en la contratación de servicios financieros por parte de la comunidad autónoma, introduciendo cláusulas de responsabilidad social, una acción que expresa el compromiso de este grupo por premiar a las entidades financiera que trabajan con responsabilidad social. Una propuesta práctica, útil, que piensa en la ciudadanía.

Bien. En dicho informe se cifra solo en cuentas de centros docentes y comedores en esta comunidad autónoma más de 700 cuentas. No sé el número de cuentas corrientes que puede tener la Administración pública canaria, organismos públicos, entidades empresariales, cabildos, ayuntamientos, agencias, universidades, etcétera, etcétera, y de los demás organismos que relaciona en la propuesta, lo que sí le puedo decir es que el resultado final sería ese que vio, un listado sin fin de cuentas corrientes donde aparece la entidad financiera. No aporta ningún tipo de valor a la sociedad, a la transparencia, ni a la lucha contra la corrupción, al contrario, opacidad y gasto público, gasto público y un uso de recursos que sí importa a la ciudadanía a qué se destinan. Además, olvida la Ley de Transparencia de Canarias, que también se ha mencionado, y que en su artículo 24 establece la información económica-financiera que debe ser publicada, además, sin solicitud previa. Una extensa relación de información que invito a que lea, y que abarca desde información presupuestaria y contable, como, por ejemplo, el límite de gasto no financiero, el presupuesto, su ejecución, modificaciones de crédito, planes económico-financieros, con respecto a ingresos y gastos información básica sobre la financiación de la comunidad autónoma, ingresos fiscales, gasto e inversión realizados por habitante, gastos de personal, el gasto efectuado en concepto de arrendamientos de inmuebles, en campañas de publicidad, comunicación institucional, en concepto de patrocinio; o transparencia en el endeudamiento de la comunidad autónoma, también el importe de la deuda pública, operaciones de préstamo, operaciones de arrendamiento financiero, etcétera, etcétera.

En definitiva, información que genera valor a la sociedad, que transparenta la actividad de la Administración. Información útil, información en la que, como dice su compañera Monzón, al objeto del informe del Comisionado de Transparencia, lo importante es la calidad más que la cantidad.

Y precisamente por eso, porque la ciudadanía nos pide responsabilidad, quiero terminar animando al Gobierno de Canarias en la senda de la transparencia y al gobierno abierto que está realizando; y a ustedes, señorías de Podemos, felicitarles por su minuto de gloria, por los insultos que han realizado a todos los grupos políticos llamándolos corruptos, y, evidentemente, por su paso a la historia tan efímero como esta proposición de ley.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Álvaro Lavandera.

Para concluir, el Grupo Nacionalista Canario. Señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señora presidenta.

La verdad es que es preferible reír que llorar, más a estas horas de la tarde, concluyendo un pleno donde hemos escuchado a la portavoz del Grupo Podemos hablar de retórica.

Y como yo tenía la impresión, al intervenir el último, de que casi todo lo que yo pudiera decir iba a estar dicho, y prácticamente está dicho, por el portavoz del Grupo Mixto, por la excelente intervención de la portavoz de Nueva Canarias, y, finalmente, por cómo lo ha completado el portavoz socialista con relación a cómo está regulada hoy la Ley de Transparencia, especialmente la información económico-financiera, que está, como señalaba el portavoz socialista, en el artículo 24 de la ley, desde luego de manera mucho más precisa, extensa, intensa, concreta, y con capacidad de servir para cualquier indicio de corruptela, y, por tanto, inventada desde antes de la llegada de Podemos.

Pues, como estamos en esa situación, me van a permitir, sus señorías, que haga una referencia a la retórica, porque la portavoz del Grupo Podemos dijo que la política no se construye a base de retórica. Entonces, sinceramente, he ido a consultar algunas cosas que recordaba, y he podido encontrar lo siguiente.

"La retórica nació como ciencia hacia el año 485 antes de Cristo en Grecia antigua cuando dos tiranos sicilianos expropiaron numerosas tierras de ciudadanos de Siracusa por medio de mercenarios costeados por ellos.

Los perjudicados se sublevaron democráticamente y quisieron volver al statu quo anterior, lo que les abocó a innumerables procesos legales para probar que eran propietarios de los terrenos arrebatados.

Eso creó la necesidad de personajes que supiesen hablar bien ante la asamblea de jueces para poder defender los derechos de los antiguos ciudadanos de esas tierras, y los primeros maestros que se dedicaron a esta disciplina fueron de allí, Córax de Siracusa, primero en escribir un tratado sobre el tema, y su discípulo Tisias, que lo divulgó".

Sigue el texto, para acabar diciendo que a estos autores se oponía Platón, quien distinguía dos tipos de retórica. "La retórica sofística, éticamente despreciable, está constituida por la holografía, que consiste en escribir no importa qué discurso -no importa qué discurso-, y que tiene por fin la ilusión y la verosimilitud. Y después la retórica verdadera, en cambio, es la llamada por él psiquegogía o formación de las almas por medio de la palabra".

Quizás la crisis, la importante crisis, que se ha padecido en España, ha llevado a que algunos mesías con su retórica pretendan engañarnos y decir que estamos en el principio de los tiempos, y, sabiendo que no estamos en el principio de los tiempos, poder hablar del contenido de las cosas, y preocuparnos por el contenido de las cosas, por resolver las cosas a la gente, por tratar de hacer una política eficaz, que se construya con técnicas suficientes para vencer los obstáculos, para formar parte de la Unión Europea de la que formamos parte, para cumplir los principios que las leyes nos mandan y para hacer real que la gente tenga derechos y libertades posibles. Y cuando se viene a hacer otra cosa, estamos ante lo que la filosofía griega conocía como la de los cínicos. Los estoicos frente a los cínicos señalaban que para los cínicos todo es opinión, y, por tanto, quien solo quiere transmitir la idea en 140 caracteres, no tiene interés de fondo en saber nada sobre las cuentas, no importa nada. No sabe usted qué dice el artículo 24 de la ley del año 2014 porque no lo ha leído. No lo ha traído. Si lo hubiera traído, hubiera podido defender su posición complementando su proposición de ley en relación con la previsión del artículo 24.

Pero, mire, eso da igual, porque usted consigue el objetivo que busca. Es decir, si nosotros tomáramos esto en consideración, dirían que gracias a Podemos estamos dando pasos a favor de la lucha contra la corrupción. Y si no la tomamos en consideración, como parece ser que va a suceder en la tarde de hoy, dirán que todos nosotros somos contrarios a las cuentas claras y abiertas, y, por tanto, somos cómplices de la corrupción. Por tanto sencillo, el discurso es sencillo, pero forma parte de la retórica éticamente reprobable.

Por tanto, creo que con esto definimos..., para hacerlo más sencillo, para no hablar de filosofía, para no hablar de Grecia, para no remontarnos tan lejos, decir que esto es meramente postureo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ruano.

Señorías, hemos concluido todas las intervenciones de todos los grupos en la Cámara, por tanto, voy a llamar a votación, señorías (La Presidencia acciona el timbre de llamada a votación).

Señorías, comienza la votación (Pausa).

Señorías, 45 votos emitidos: 15 síes, 24 noes, 6 abstenciones.

Por tanto, queda rechazada esta toma en consideración.

Señorías, procede ahora, antes de que se vayan, por favor, levantar la sesión, pero antes quiero felicitar a la señora Melodie Mendoza por su cumpleaños, a lo que estoy segura que se une toda la Cámara (Aplausos). Felicidades, señora Mendoza.

Ahora sí, se levanta la sesión, señorías. Muchas gracias.

(Se levanta la sesión a las dieciocho horas y treinta minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0004 Sobre De cuentas claras y abiertas para la Administración Pública Canaria.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico