Diario de Sesiones 39/2016, de fecha 8/6/2016 - Punto 7

9L/PNL-0225 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LA SITUACIÓN POLÍTICA DE VENEZUELA.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora a la PNL-0224, a instancias del Grupo Popular, sobre los programas de fomento de la regeneración y renovación urbana... ¡Ah, perdón!, que esa era esta tarde, disculpen, tiene razón, gracias, señora Tavío (ante comentarios de la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio). Disculpe, que ya hemos acordado que esa es la primera de la tarde.

Vamos ahora entonces con la PNL-0225, solicitud al Gobierno del Estado en relación con la situación política de Venezuela, a instancias del Grupo Socialista Canario.

Para su defensa, señor Pérez Hernández.

(La señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, ocupa un escaño en la sala).

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidenta. Señorías.

Se ha puesto de moda últimamente en nuestro país que hablar de Venezuela es lo que no debemos hacer, porque en nuestro país hay problemas más importantes que atender.

Creo que si Venezuela fuera un país estrictamente opaco, en el que lo que sucede hay que ocultarlo, pues, lógicamente, no entendería por qué ahora molesta que lo que sucede se oculte a aquellos que hace poco tiempo ponían a Venezuela como ejemplo y como modelo a seguir.

Quiero señalar esto en primer lugar porque creo que es conveniente para entender la intervención de esta tarde en esta Cámara. Durante el franquismo, cuando la situación política, económica y social de Canarias era insostenible, Venezuela, señorías, fue nuestra salvación y nuestro referente.

Hoy la situación que atraviesa Venezuela es de colapso económico, de colapso social y de colapso democrático. El modelo económico que legítimamente eligieron los ciudadanos de Venezuela hace ya más de una década, una década larga, ha expuesto excesivamente su economía a factores externos como el precio del combustible y su fragilidad y la gestión de la crisis ha hecho que el Gobierno haya llevado al país a tasas de inflación del 181 % en 2015 y al desabastecimiento de productos básicos que todos conocemos.

La crisis asimismo se ha agudizado, señorías, en el ámbito sanitario, en tres años se ha multiplicado por cien la tasa de mortalidad entre los bebés menores de un mes y la de las madres que dan a luz se ha multiplicado por cinco. Según la Federación Médica Venezolana, la falta de medicamentos y material asciende al 95 % en el caso de los hospitales, tanto públicos como privados, al 90 % de las farmacias situadas en zonas rurales y al 80 % de las de Caracas. Esto está provocando que importantes organismos internacionales, señorías, tanto civiles como públicos, hayan ofrecido su ayuda o ya estén sobre el terreno, intentando paliar la falta de productos. La propia Federación Médica o Cáritas Diocesana ha mostrado su disposición para ello, si bien, señorías, están encontrando importantes obstáculos por parte de trabas que pone el Gobierno venezolano porque ve estas ayudas como un reconocimiento explícito a su estrepitoso fracaso en su gestión política.

Esta crisis sin precedentes ha motivado también consecuencias en el plano social, la primera manifestación de ello es el aumento considerable de la criminalidad asociada lógicamente a la ausencia de recursos, que motiva que para obtenerlos se haya incremento la criminalidad, y el clima de inseguridad, señorías, se ha disparado en los últimos momentos. Seguro que están pensando sus señorías en estos momentos en familiares que tienen, no creo que haya ninguna señoría sentada en esta Cámara que no tenga ningún familiar hoy en Venezuela o que los haya tenido; por lo tanto, creo que el drama que se vive lo conocen muy bien sus señorías por boca de esas familias que tenemos allá en Venezuela.

Y decía que hablar de Venezuela hoy era también una obligación del Parlamento de Canarias porque en Venezuela hay más de 200 000 españoles, casi 80 000 canarios y canarias, que están allí y, por lo tanto, es una obligación de este Parlamento hablar de su situación.

Y una segunda manifestación, señorías, que se está produciendo en Venezuela es en el ámbito político. Por primera vez en más de una década se ha producido un vuelco electoral que ha colocado a la oposición como primera fuerza política en la Asamblea Nacional, un Parlamento democrático que está poniendo medidas para las que, como diría el señor Déniz, el Gobierno de Venezuela está utilizando veredas, vericuetos para no dar cumplimiento a esas medidas que están emanando de la Asamblea Nacional, digo lo de veredas porque en una intervención anterior usted se refería también al término veredas, que es un término que usamos mucho los canarios, y digo veredas por decir algo suave.

El encarcelamiento, señorías, de líderes opositores como Antonio Ledesma, Daniel Ceballos o Leopoldo López ha provocado la condena del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, de Amnistía Internacional, de la Comisión Europea, y hoy mismo, señorías, en el Parlamento europeo se está debatiendo también una iniciativa en este sentido de condena a la situación de Venezuela y de solicitud, por lo tanto, al Gobierno de Venezuela de la liberación de los presos políticos.

El procedimiento revocatorio iniciado por la oposición y amparado por la propia Constitución venezolana está encontrando importantes trabas por parte del Gobierno. Señorías, esta situación requiere una respuesta internacional y por eso apelamos al diálogo y por eso saludamos aquí hoy desde este Parlamento el trabajo que se ha puesto en marcha en lo que se ha denominado como Comisión para el diálogo nacional, liderada por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, y de la que forman parte también los expresidentes de Panamá, Martín Torrijos, y de República Dominicana, Leonel Fernández. Es el diálogo lo que debe imperar en estos momentos para la búsqueda del acuerdo y de la solución. Creo que la visita que se ha producido por parte de José Luis Rodríguez Zapatero al dirigente opositor en la cárcel es una buena prueba de que se están dando pasos en el camino y en el sentido correcto. Y España, sin duda, tiene que jugar un papel en ese proceso, que tiene que venir lógicamente amparado por las Naciones Unidas.

Tenemos también, señorías, que propiciar la llegada de ayuda humanitaria a Venezuela. Hay que facilitar el trabajo a las ONG y al conjunto de organismos internacionales que quieren y pueden ayudar. La situación dramática de estas personas debe estar muy por encima de cualquier posicionamiento político.

Canarias puede y debe jugar, por tanto, y así lo señalamos en nuestra iniciativa, un papel en la distribución de ayudas, nuestro vínculo con la octava isla no solo es histórico, como dije antes, es un mandato de nuestro Estatuto de Autonomía.

Nosotros proponemos en nuestra proposición no de ley varias iniciativas que van encaminadas a aumentar partidas disponibles en el presupuesto para la atención a los canarios residentes, y también pedimos al Gobierno que ponga sus redes de asistencia al servicio de la Agencia Española de Cooperación Internacional; y pedimos al Gobierno también que se implique con el millar de canarios y canarias retornados a las islas que no cobran su pensión. Señorías, desde hace más de cinco meses hay miles de canarios y canarias que no están cobrando la pensión que les corresponde por parte del Gobierno de Venezuela.

Por lo tanto, señorías, voy a ir finalizando haciendo referencia también a que a esta proposición no de ley se han presentado enmiendas de dos grupos políticos, del Partido Popular y Podemos. Nosotros hacemos una valoración pero les decimos, señorías -fijaré posición presidenta luego una vez que haya escuchado a los grupos en la defensa de sus intervenciones-, sin duda, a ambos grupos les decimos que el Partido Socialista no va a amparar ni el frentismo ni el amiguismo, la vía es la del diálogo constructivo para salir adelante de esta situación. Ni una cosa ni la otra. Por lo tanto, nosotros consideramos que el frentismo tiene que apartarse de una vez por todas, porque lo constructivo sin duda es el trabajo que está liderando en estos momentos el expresidente Zapatero.

A mí me resulta difícil no referirme aquí hoy a las declaraciones del alcalde de Cádiz en Interviú, pero sé que sus señorías de Podemos no las comparten, porque tienen un grado de inteligencia y responsabilidad muy superior a las de este alcalde, que decía que en Venezuela se estaba ahora mejor que hace veinte años. Hace unos cuantos, señorías, tuve la oportunidad de viajar a Venezuela con una delegación de este Parlamento, una delegación que encabezaba en aquel momento el secretario general de los socialistas canarios, y compartimos con las autoridades venezolanas. En aquel momento vimos que había un proceso que se iniciaba, moderado, un proceso moderado que iba por una línea que creíamos correcta; el proceso se ha truncado, se ha vuelto radical y ha llevado a Venezuela...

La señora PRESIDENTA: Se acabó el tiempo, señor Pérez Hernández.

Treinta segundos más, si quiere, como le dejé a la señora Luis, treinta segundos más. Termine. Treinta segundos nada más.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidenta.

Decía que en aquel momento valoramos aquel inicio pero se ha truncado y ha llevado a Venezuela a una situación de desesperanza, a una situación de gravedad, y tenemos que ponerle entre todos remedio a la misma.

Gracias, presidenta.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Pérez Hernández.

Esta PNL tiene, señorías, como ha dicho el portavoz del grupo proponente, el Grupo Socialista, enmiendas. Del Grupo Popular, para defensa de la misma, señora Tavío, por tiempo de cinco minutos.

La señora TAVÍO ASCANIO: Presidenta. Señorías.

Mi grupo y yo nos sentimos orgullosos de nuestra constancia y perseverancia junto a y con los venezolanos, no ahora en campaña electoral. Desde marzo del 2006, cuando tanto en el Senado como en esta sede exigíamos que el Gobierno de España, entonces liderado por el señor Rodríguez Zapatero, cambiara su sonrisa y aquella política de halagos a Chávez por una política de firmeza en defensa de sus derechos civiles.

Un país que nos acogió y nos abrió sus puertas cuando aquí apretaba el hambre y la pobreza, hay 80 000 canarios inscritos en los registros consulares, cifra que aumenta a casi 250 000 personas. Lo de la octava isla es real. Hablamos de lazos históricos, culturales, políticos y económicos que nos unen. En los peores momentos para Canarias, nuestros abuelos, bisabuelos, emigraron y muchas de aquellas familias lograron sobrevivir gracias a la ayuda que sus familiares emigrados enviaban. Muchas se quedaron allá y hoy, ahora, nuestros hermanos venezolanos nos necesitan y creo que no les podemos dar la espalda. De ahí que les adelante que vayamos a apoyar esta iniciativa, a la que hemos presentado enmiendas con el fin de mejorarla.

Lo dije en octubre del año pasado cuando pedimos la liberación de los presos políticos, y lo vuelvo a pedir hoy. Cualquier parlamento democrático que se precie no puede ponerse de perfil ante lo que está sucediendo en Venezuela, de ahí nuestra enmienda de sustitución al punto 3, instando, en coordinación con el Gobierno de España en el seno de la Unión Europea y en otros organismos internacionales, la activación de líneas de ayuda humanitaria, especialmente medicamentos, para la sociedad venezolana. Y es que, señorías, por mucho que algunos digan que son cosas de los medios de comunicación, de que se está falseando la realidad, la realidad es que el 95 % de las medicinas no se consiguen en Venezuela.

"Hemos solicitado ayuda internacional, nuestros socios están dispuestos a suministrarla, y el Gobierno de Nicolás Maduro se niega". Estas fueron las palabras utilizadas por el presidente de la Federación Médica Venezolana.

Y esta es una carta (mostrando un documento a la Cámara) del 31 de mayo, del superintendente del Servicio de Administración Tributaria del Distrito Capital, Ricardo Lanz, que anuncia a comerciantes que a partir del 1 de junio no se realizará la venta de los siguientes productos regulados: harina de maíz, harina de trigo, pasta, arroz, mantequilla, aceite, azúcar, sal, leche.

Eso sí, no deja de enviar un saludo revolucionario y bolivariano en defensa del comandante.

Nunca mejor dicho, apaga y vámonos. Porque mientras acá algunos hablan de pobreza energética, allá en Venezuela sus mismas políticas han llevado al racionamiento eléctrico, a acortar las horas de funcionarios para ahorrar, y mejor no hablar de sus hospitales.

Frente a la inflación, la escasez, la inseguridad y la falta de libertad, nosotros queremos para Venezuela lo mismo que hay en España -por ahora-: libertad, democracia, alternancia y derechos humanos.

Y nuestras enmiendas de adición tratan de reconocer lo que aprobó la Asamblea Nacional, la ley de amnistía, que permitiría precisamente la liberación de los presos políticos.

Señor Marcos, usted se olvidó de hablar de la Declaración de Caracas y de todas las propuestas de líderes internacionales.

Pero mire, lo que quiero decir y lo que dice mi grupo aquí hoy y ahora es que no todos han estado con Venezuela y su gente todo el tiempo. Y hago una reflexión precisamente a ustedes los socialistas, ¿con qué PSOE dialogamos sobre la situación en Venezuela? ¿Con ustedes, que piden al Gobierno de España una mayor implicación, ayuda humanitaria y libertad para los presos políticos? ¿O con el PSOE de Santa Cruz, que la semana pasada se abstenía precisamente en una propuesta muy similar a la que ustedes traen hoy aquí? ¿O con el señor Pedro Sánchez (mostrando un documento a la Cámara), que criticaba que el presidente, en funciones, del Gobierno de España llevara al Consejo de Seguridad la ayuda humanitaria que ustedes solicitan hoy aquí?

Miren, póngase de acuerdo, señores del PSOE.

Lo dicho, señorías, el populismo no ha generado más que desabastecimiento de todo, represión y violencia. Todo lo que no queremos ni para Venezuela ni -hay que decirlo-, para España.

Desde luego, señor Marcos, desde el Grupo Parlamentario Popular estaremos muy pendientes de que esa propuesta que hoy hace en nombre del Gobierno de Canarias, para enviar más ayuda y coordinarse con el Gobierno de España, llegue, y no sea tan solo una propuesta o una promesa electoral.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Tavío.

Por el Grupo Podemos, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Buenas tardes.

Bueno, miren, este verano se cierran camas en el Hospital Doctor Negrín, que afectan a unidades de traumatología, nefrología, neurología, cirugía general, entre otras, pero el Partido Socialista, a pocos días de las elecciones generales, prefiere que este Parlamento de Canarias hable de Venezuela.

Miren, señorías del PSOE, los problemas de la República de Venezuela se deben tratar donde corresponde, en el contexto de las relaciones internacionales, tal y como establece el Estado español cuando trata con otros países latinoamericanos. Y deben pasar por una política exterior decidida a fomentar la estabilidad y los valores democráticos en sus respectivos sistemas de gobierno. La vía diplomática, por tanto, es el mejor de los caminos si lo que nos preocupa de verdad es la situación que vive el pueblo venezolano y no valerse de sus males como arma política para hacer campaña aquí en clave interna.

Los problemas que han sufrido y siguen sufriendo hoy algunos países latinoamericanos se deben tratar con una política exterior respetuosa, una política decidida a impulsar el diálogo y la reconciliación entre las partes. Y, por tanto, nunca tratar esos problemas desde la injerencia exterior, porque ya sabemos cuáles son los resultados de esas injerencias. Recordemos cómo los problemas de Latinoamérica no se han arreglado con golpes de estado como los que apoyó el Gobierno de José María Aznar.

Si tanto preocupa a algunos, y en este caso al Partido Popular, la situación de Venezuela, ¿por qué le han vendido armas, solo el año pasado, por valor de 13 millones de euros? Y ustedes, señores del Partido Socialista, ¿por qué no denunciaron estos hechos, siendo la primera fuerza de la oposición en el Congreso de los Diputados?

La octava isla, y en eso estamos de acuerdo, atraviesa momentos difíciles, por supuesto, momentos que nos preocupan enormemente, y que precisamente por los lazos que unen al pueblo canario con el pueblo venezolano nunca, nosotros nunca utilizaremos esto como arma política para hacer campaña.

Y es ridículo que el PSOE traiga a este Parlamento una proposición no de ley instando al Gobierno de Canarias a trabajar para ayudar a los pensionistas venezolanos que viven en Canarias, a los canarios que cobran su pensión de Venezuela, cuando ustedes, señores del Partido Socialista, están en el Gobierno, ustedes se sientan en las juntas de Gobierno, ¿por qué no hacen su trabajo, señores del Partido Socialista? ¿Necesitan darse ánimo a ustedes mismos, instarse a ustedes mismos, para ponerse a trabajar? ¿O es que ustedes tienen otras intenciones con esta proposición no de ley? Que, por cierto, llevamos meses pidiéndole a la Consejería de Sanidad soluciones para los problemas que tienen algunos venezolanos que viven en Canarias y aquí no tienen acceso a la sanidad pública, y todavía siguen esperando. ¿Dónde estaban ustedes ahí, defendiendo los derechos de los venezolanos que viven en Canarias, ¿dónde está ahí la sanidad universal que ustedes anunciaron al principio de la legislatura?

Yo creo que ustedes están utilizando esta situación dramática para hacer campaña, señores del Partido Socialista, y si se trata de esto -permítanme el calificativo-, es una verdadera pena, es una verdadera pena verlos alineados con el discurso de la derecha más rancia de este país, es una pena y es lamentable. Es lamentable comprobar cómo, a pesar de que existen algunas voces -y aquí se han mostrado algunas- dentro de su propio partido que reclaman una posición diplomática y alejada del debate partidista sobre Venezuela, ustedes en su desesperación y nerviosismo por las inminentes elecciones generales no han podido resistir la tentación de caer ante las malas mañas del señor Rajoy, capaz de poner bajo intereses partidistas el aparato del Estado, llegando incluso a fabricar informes y denuncias falsas sobre Podemos.

No obstante, no vamos a entrar en ese juego, y nosotros hemos propuesto una serie de enmiendas de sustitución que van en ese sentido, en favor de la búsqueda de soluciones que desde el respeto a la soberanía podamos hacer.

Y ojalá podamos llegar a un consenso, se los digo de corazón, y evitar que se enfangue el debate, y le pedimos al resto de grupos que hagan lo mismo por respeto al pueblo venezolano, por respeto a los pueblos de España y también por respeto al pueblo canario, del que ustedes no quieren que se hable hoy, porque no quieren que se hable de los problemas de una tierra que tiene el 40 % de su gente en riesgo de exclusión social, ustedes no quieren que se hable de los 240 000 parados y de las 58 000 familias que no perciben ningún tipo de prestación, porque ustedes están en el Gobierno y sí tienen responsabilidad sobre eso, y por eso traen aquí esta proposición de ley, porque prefieren hablar de Venezuela y no de lo que pasa en Canarias.

Así que les pido que, aunque estén en campaña, no se olviden de esa gente.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Para fijar posición sobre las enmiendas presentadas, señor Pérez Hernández.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Las enmiendas que se han presentado van en sintonía con la propuesta que he defendido en la tribuna, no aportan nada nuevo.

En el caso concreto de Podemos, en su enmienda de sustitución no mencionan para nada algo que es clave para nosotros, y es la liberación inmediata de los presos políticos que están en Venezuela.

Por lo tanto, si alguien aquí enfanga el debate...

La señora PRESIDENTA: Fije posición, señor Marcos.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Sí, pero...

La señora PRESIDENTA: ...y no me abra del debate, que si no tengo que volver a abrir el debate, y usted lo sabe.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Sí le digo que si alguien enfanga el debate es quien compara la situación sanitaria de Canarias con la de Venezuela, eso sí es enfangar el debate.

Y, por lo tanto, no vamos a aceptar las enmiendas de Podemos.

Con respecto a las enmiendas del Partido Popular, creemos que van también en sintonía con las nuestras, insistimos en el mensaje de diálogo, no al frentismo, y tampoco las vamos a aceptar.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Pérez Hernández.

Vamos ahora a continuación a la intervención del resto de los grupos.

(La señora Tavío Ascanio solicita intervenir).

Sí, señora Tavío, dígame.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): (Sin micrófono)... lamentar la falta de diálogo del Grupo Socialista...

La señora PRESIDENTA: Señora Tavío, disculpe...

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Señora presidenta, déjeme...

La señora PRESIDENTA: No, pero dígame para qué quiere la palabra, primero que nada, para saber si se la doy o no.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Para decirle que nosotros sí sabemos lo que es el diálogo y retiramos...

La señora PRESIDENTA: Señora...

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Perdone, señora presidenta. Déjeme, por favor.

Pero mire...

La señora PRESIDENTA: Pero espere un momento, no se enfade. No se enfade, señora Tavío, no se enfade, tranquilidad.

Le pido...

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Yo estoy muy tranquila, señora Tavío, yo estoy tranquila. Le estoy diciendo que me diga para qué va a intervenir, nada más.

Dígamelo.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Lo que le quería decir es que retiramos, y por lo tanto no quiero que se sometan a votación nuestras enmiendas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: De nada, señora Tavío. Como no es un procedimiento habitual, yo le ruego que se tranquilice, si no la he entendido. Tranquilidad, tranquilidad, no pasa nada, tranquilidad, ya está, señora Tavío.

No le entendía lo que me quería decir, nada más.

¿Usted retira las enmiendas? (Asentimiento). Bien.

Vamos ahora, señorías, continuamos con el debate de esta proposición no de ley, con la retirada de las enmiendas del Grupo Popular, una vez ha intervenido, y ahora el Grupo Mixto.

Señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Últimamente la situación de la República Bolivariana de Venezuela nos preocupa. En los meses que han pasado desde la última proposición no de ley que se aprobó en esta Cámara, referente a temas de este país hermano de Canarias, la situación política y la crispación han aumentado notablemente.

En Agrupación Socialista Gomera creemos en la solidaridad hacia otros países, y somos solidarios con el pueblo venezolano, que siempre abrió sus hogares con un cálido abrazo a muchos de los canarios que huían de las islas cuando la situación política aquí era insostenible, y cuando la carestía y el hambre nos asolaban.

Y nos unen muchas cosas, más allá de los siglos de buenas relaciones, ¿cuántos canarios no han tenido o aún tienen familia en Venezuela? Los lazos de sangre que nos unen con los miles de isleños que atravesaron el charco a la octava isla son muy fuertes, demasiado fuertes como para no preocuparnos la situación por la que pasan nuestros hermanos en este momento.

En su momento dijimos lo mismo: hay que buscar vías de diálogo y consenso, además de fortalecer la democracia y velar por los derechos de todos los ciudadanos de la república.

Deseamos que se llegue a un diálogo sincero entre todas las fuerzas políticas de Venezuela, que se abandone la descalificación y la crispación, que sea el propio país el que, con respeto a la institucionalidad democrática, tome las riendas y abandone el conflicto político en aras de mejorar las condiciones de vida de los venezolanos por el bien del propio pueblo de la República.

Y mientras no se llegue a esa solución que los propios venezolanos den, debemos ayudar a nuestros hermanos y a los miles de canarios que están atrapados en medio de esta situación. Por eso estamos absolutamente de acuerdo con aumentar las ayudas a quienes están allí y también a los que han llegado a nuestras puertas, faltaría más, no acoger a quienes nos ayudaron en el pasado y que son nuestra familia.

Por último, nos gustaría pedir que el tono de las relaciones entre nuestros dos países sea más conciliador, porque no podemos contribuir a aumentar la presión que luego repercute de forma negativa en los ciudadanos, debemos dar una respuesta abierta y colaborativa, recurrir a la Unión Europea para mediar en el diálogo entre las partes y que se den soluciones que propicien un entendimiento. Seguro que nuestros hermanos lo que más quieren es paz social y que se solucionen los actuales problemas por los que atraviesa el país y mientras tanto deben poder contar con nosotros y nosotros tenderles la mano de la colaboración.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Continuamos. Por el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: La sensación que uno tiene a veces es que intentando ayudar en realidad lo que hacemos es poner más piedras en el camino. Lo digo porque el espectáculo al que estamos asistiendo a nivel estatal, con la situación de Venezuela como arma arrojadiza, que, además, se acentúa cuando llegan los procesos electorales, es realmente vergonzoso, por un lado y por otro, por los que denuestan y los que alaban, y realmente incido en como abría esta intervención: más que ayudar de verdad, estamos poniendo obstáculos en el camino.

Fíjese, nosotros vamos a alabar la posición de alguien que también ha sido denostado durante muchísimo tiempo, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha logrado algo que no ha logrado nadie, ¿pero sabe cómo se ha logrado eso?, precisamente no haciendo declaraciones de parte para luego pretender ir allí y que abran las puertas en situaciones tan complicadas como la de la visita al preso Leopoldo López.

Nosotros lo que venimos planteando es: si hacemos hincapié en esta proposición no de ley, estamos de acuerdo con que la situación que se está viviendo en Venezuela es dura, si me apuran puede ser dramática, luego hablaremos de Canarias o de España, pero es una situación durísima, y, por tanto, algunos de los puntos, la mayoría de los puntos que ustedes plantean aquí nosotros no podemos estar en contra, por supuesto que estamos a favor de que se busquen, se planteen soluciones a la problemática de abastecimiento, de prestación de servicios, el impago de las pensiones a los retornados, que en ocasiones, en muchas ocasiones, están teniendo auténticas dificultades para poder salir adelante, como mucha de nuestra gente también. Y no quiero hacer una analogía con lo que pasa allí o lo que pasa aquí, pero yo no me imagino que nosotros estuviéramos dispuestos a aceptar el nivel de injerencia que de manera constante se hace por parte del Gobierno del Estado a lo que sucede en Venezuela. España ha vivido momentos políticos tremendamente duros, y todos sabemos a lo que nos estamos refiriendo. Jamás aceptaríamos la injerencia de nadie, hemos vivido en los últimos años una situación socioeconómica durísima para millones de personas en este país y jamás hubiéramos admitido la injerencia de nadie.

Por tanto, estando de acuerdo con la mayoría de los puntos, lo que no entendemos de esta PNL es que sinceramente en la parte expositiva el 80 % de ella toma una posición sobre una de las partes en la situación venezolana y eso creo que es lo que invalida, desde mi punto de vista, esa apelación que usted hacía al diálogo. El diálogo es precisamente puntos de encuentro, pero yo no puedo buscar el encuentro en algo que sucede a miles y miles de kilómetros de aquí, cuando hay dos posiciones donde hay millones de venezolanos que apoyan una posición y otros millones de venezolanos que apuntan otra, poniéndome de lado exclusivamente con una de las partes, no es sensato.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Por el Grupo Nacionalista, señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Señora presidenta. Señorías.

"Se equivoca quien sostiene que son siete nuestras islas y se olvida de que hay otra,/ la que forman los canarios que siguieron la llamada de la América remota,/ otra isla de nostalgia en la inmensa exuberancia de esa tierra generosa,/ donde viven y se afanan, donde muere y donde ama tanta gente compatriota./ Venezuela siempre ha sido para el hombre de mi tierra la esperanza que convoca".// Versos, cantos, del grancanario Braulio, un gran artista, un artista universal.

En el tiempo más crítico, señorías, y ante el riesgo evidente de una implosión de violencia en la república hermana, desde el Grupo Nacionalista Canario alentamos, en la línea de la Declaración de Caracas, el respeto y la garantía de los derechos humanos y el principio de separación e independencia de los poderes públicos; el pluralismo político, las elecciones libres y la libertad de expresión y prensa. Suscribimos el espíritu de la propuesta del secretario general de la OEA, Luis Almagro, y su requerimiento para la superación de la crisis humanitaria, la liberación de los presos políticos y el detenimiento del bloqueo de la Asamblea Nacional, pero especialmente apelamos a la urgente necesidad de la exploración interna o externa de días de diálogo y de entendimiento del Gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática.

Haciendo nuestros todos estos postulados, nos reafirmamos en la expresión de nuestra preocupación primaria, de nuestra preocupación esencial.

La seguridad, la alimentación, la salud, la paz, el bienestar y la vida de nuestros paisanos, casi 75 000 canarios censados en Venezuela, 600 000 si sumamos a sus descendientes y aquellos que por distintas razones no están registrados.

La actual Constitución de Venezuela, aprobada en referéndum en 1999, establece que la República Bolivariana se constituye en un Estado social y democrático de derecho y de justicia que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político. En esa línea, anunciando naturalmente nuestro voto afirmativo a esta PNL, en el Grupo Nacionalista Canario nos sumamos a la demanda de un leal cumplimiento de la ley que los venezolanos se han dado a sí mismos, y especialmente a la reclamación de una protección inflexible de los derechos humanos en nuestra octava isla.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Pitti.

Señorías, hemos concluido todas las intervenciones. Voy a llamar a votación para proceder a votar esta PNL en los términos del debate, señorías.

(La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a votación).

Señorías, comienza la votación (Pausa).

Señorías, 51 votos emitidos: 45 síes, ningún no y 6 abstenciones. Por tanto, queda aprobada en los términos expuestos.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0225 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la situación política de Venezuela.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico