Diario de Sesiones 39/2016, de fecha 8/6/2016 - Punto 9

9L/PNL-0226 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON MEDIDAS PARA FLEXIBILIZAR LA REGLA DE GASTO.

La señora PRESIDENTA: Pues entonces la PNL-0226, del Grupo Socialista Canario, solicitando al Gobierno del Estado en relación con medidas para flexibilizar la regla del gasto.

Para su defensa, señor Álvaro Lavandera.

Ruego cierren las puertas del hemiciclo para poder asistir al debate, si son tan amables. Muchas gracias, señor Castro (dirigiéndose al señor Castro Cordobez), muy amable.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Buenas, señorías.

Canarias es la comunidad autónoma peor financiada y, además, cumple con los objetivos de estabilidad presupuestaria. Canarias trabaja por ser referente en políticas de protección social y al mismo tiempo en no incurrir en déficit. Canarias cumple con sus compromisos con el Consejo de Política Fiscal y Financiera y, lo que es más importante, sus compromisos con los ciudadanos y ciudadanas de Canarias (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Canarias partía en 2009, cuando se aprueba el sistema de financiación, en cierta desventaja, como consecuencia de la relativización del criterio poblacional, pero con una clara ventaja en financiación bilateral vía convenio.

A partir del 2012, con la llegada del Partido Popular todas estas compensaciones se desvanecieron por las decisiones políticas gestadas en Moncloa.

Mientras había dinero para terminar el AVE, para mejorar el aeropuerto de El Prat, para rescatar la red de autopistas nacionales, para rescatar a los bancos, no había dinero para Canarias, no había dinero para el convenio de carreteras, para el de infraestructuras turísticas, para el de obras hidráulicas, para infraestructuras educativas, etcétera. Uno a uno fueron cayendo todos los elementos del sistema de compensaciones que recibía Canarias para paliar nuestros déficits estructurales. Se eliminaba el Plan Integral de Empleo, se suprimía el sistema de tasas aeroportuarias, caía la subvención a la desalación del agua, se postergaba casi dos años la actualización del REF fiscal, el REF económico sigue en un veremos, y así suma y sigue.

Y lo peor es que todos estos recortes los recibimos sin la más mínima explicación. No hubo un ministro o ministra de España que se dirigiera al Gobierno de Canarias para anunciarle previamente los recortes. Quiero recordar que solo entre 2013 y 2014 Canarias tuvo que abonar 220 millones de euros para cubrir el déficit de financiación del convenio de carreteras, porque las obras estaban en ejecución. Había que pagar a las empresas contratistas y estas a su vez tenían que pagar a los trabajadores y trabajadoras. Pero eso no pareció importarle a la ministra de Fomento.

Y mientras hacíamos este esfuerzo, a su vez pagábamos 760 millones de euros anuales para cubrir lo que el sistema de financiación no cubría en sanidad, en educación o en servicios sociales. 760 millones que van a parar todos los años en el sueldo de 3000 maestros y maestras que el señor Montoro quería que dejáramos en la calle; el 67 % de los gastos en materia de dependencia en Canarias, cuando nos corresponde el 50 %; 9000 familias atendidas por la PCI; los 12 millones de comedores escolares; los cuatro millones de libros de texto para niños y niñas cuyos padres no pueden pagárselo; 10 500 000 para becas de universitarios que tienen entre un 5 y 7 de nota media; la universalización de la sanidad a los inmigrantes, incluidos los venezolanos; y un largo etcétera de prestaciones que por decisión política del Gobierno de Canarias y de este Parlamento se mantienen, mientras en otras comunidades se suprimen.

Hemos cubierto nuestro expediente con la Comisión Europea y con la protección social de los canarios y canarias. Hemos pasado a la cabeza de lo bueno y a la cola de lo malo. ¿Y cómo nos lo premia el Gobierno de España? Tratándonos igual que aquellas comunidades que no han hecho sus deberes.

Y por el camino, en lo que era un secreto a voces para todos menos para el Partido Popular, llega la posible sanción de la Unión Europea a España por incumplir el déficit, y la famosa carta, pretendidamente secreta, del señor Rajoy a Juncker.

Señorías, a nadie se le esconde que en España se va a abrir un nuevo escenario de recortes, unos recortes cuya intensidad y alcance dependerán muy mucho de la política fiscal que se adopte a partir del 26 de junio y de las decisiones políticas que emanen del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Un escenario, el peor de los posibles, que nos viene dado por la política económica del actual Gobierno de España, pero es un escenario del que no nos podremos esconder. Canarias puede y debe jugar sus bazas. Canarias se presenta en esta partida con mejores cartas que el resto de los jugadores, y eso tenemos que aprovecharlo. Si Canarias no destina hoy 70 millones a políticas públicas, es porque hay una ley estatal, aprobada sin consenso en el rodillo del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, que nos obliga a gastarlo en amortizar deuda pública.

Nuestra economía está demostrando una pujanza en importantes sectores. Mantenemos un ritmo de crecimiento y de creación de empleo sostenido que nos ha permitido aumentar la recaudación sin tener que aumentar la presión fiscal y las estimaciones son que esta situación se mantenga en el tiempo. Y si nuestra capacidad de recaudación aumenta y tenemos necesidades, el pasado trimestre cerramos las cuentas con un superávit de 55 millones de euros, ¿por qué gastarlo allá donde no es urgente? No queremos gastar lo que no tenemos. Queremos poder gastar lo que ingresamos.

Señorías, con esta PNL no pedimos el apoyo a una declaración de intenciones, pedimos una defensa sensata y decidida de nuestros servicios públicos esenciales. Yo entiendo a los que llevan cinco años diciendo que los recortes sociales eran necesarios, les cuesta aceptarlo. Para algunos dirigentes, sobre todo del Partido Popular, puede que Canarias sea tomada como un ejemplo, como una alternativa a las políticas de derecha. Entiendo que otros que defienden su modelo de forma ciega, negando lo evidente o minimizando los éxitos de un gobierno que no ven como suyo, también les cueste. Pero creo que todos y todas sus señorías son conscientes de la necesidad de aprobar nuestra propuesta, de la responsabilidad de apoyar e impulsar una flexibilización de la regla de gasto para aquellas comunidades que nos lo podemos permitir y que la ciudadanía demanda más y mejores servicios.

Por eso, en nombre del Grupo Socialista, les pedimos el apoyo a esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Lavandera.

Esta proposición no de ley tiene una enmienda del Grupo Podemos. Por parte del Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Buenas tardes ya, a estas horas.

Señor Lavandera, vamos a empezar por el principio. La regla de gasto es una norma que deriva del artículo 135 de la Constitución española, que fue reformada por el Partido Socialista y el Partido Popular conjuntamente. Además, no nos vayan a decir que fue por imposición, ya que lo que Europa pedía con el pacto fiscal es una preferencia a la hora de pagar la deuda y no una imposición, una obligación, como se puso en el artículo 135, que quisieron ser los mejores de la clase, probablemente.

En esa norma se consagran los principios de equilibrio presupuestario, unos principios que se han demostrado en multitud de artículos de economistas carentes de todo rigor técnico y repletos de un sesgo claramente ideológico, orientado a satisfacer los intereses de una minoría privilegiada. Estamos hablando de unos postulados ideológicos disfrazados de responsabilidad fiscal, y que empujan, efectivamente, a los gobiernos locales y autonómicos a recortar prestaciones públicas, y, por lo tanto, a reducir la calidad de muchos servicios públicos que les recuerdo se prestan para garantizar el máximo nivel de bienestar a la gente.

Ya se sabía que esto iba a ocurrir. Por culpa de esa norma tenemos que llevar a cabo en estos momentos menos políticas de inversión y gasto a pesar de que nuestros propios ingresos nos permitirían hacerlo más.

La idea del PSOE y del PP cuando aprobaron esto fue gastar menos para dedicar el dinero sobrante al pago adelantado de la deuda, o sea, gastar menos en el bienestar de la mayoría de los ciudadanos para garantizar el negocio de la banca.

Por tanto, ¿de qué estamos hablando? ¿Es que de verdad que esto les coge por sorpresa?

Miren, el problema de la economía española no era el endeudamiento público, que nunca superó el 20 %, el problema del endeudamiento en España se debía al sector privado -financieras e inmobiliario-, que suponía casi el 60 % del total de la deuda. Por tanto, bajo la falsa premisa de que hay que controlar la deuda pública, porque es excesiva, cosa que no es cierto, se articula la doctrina de la austeridad expansiva, que viene a decir de forma muy simplificada que es necesario reducir el peso del sector público en la economía si queremos crecer en el futuro.

Sin embargo, si uno mira las estadísticas lo que se encuentra es que la relación es negativa: cuanta más austeridad, menor es el crecimiento del PIB. Además, el recorte de gasto tiene, para colmo, un efecto multiplicador negativo, no solo sobre el PIB sino también sobre el consumo, el salario real y la inversión, por lo que genera un decrecimiento incluso muy superior a la cantidad que se recorta.

Y ahora ustedes hablan de destinar íntegramente los recursos que genere la modificación en la regla de gasto a políticas públicas de carácter social. Por supuesto que estamos de acuerdo, pero explíquenle a la ciudadanía por qué razón entonces no han hecho lo mismo, con los fondos provenientes del IGTE, que responden precisamente a la renuncia por parte del Estado a la aplicación de este impuesto, extinguido para compensar en una parte los desequilibrios de la financiación autonómica. ¿Nos quieren aclarar por qué razón los 160 millones del IGTE de este 2016 no han sido destinados a sufragar políticas públicas de carácter social, que es lo que usted está pidiendo ahora con esta subida de la regla de gasto?

Tengan cuidado con sus promesas electorales, que nadie da un duro por cuatro pesetas, y menos con la regla de gasto en vigor que ustedes aprobaron. Podría pasar lo que contaba el humorista Gila: dicen que en un balance está el deber y el haber, o sea, que debe haber algo pero aquí no hay nada.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Delgado.

Continuamos. El Grupo Socialista, el proponente de la iniciativa, para fijar posición sobre la misma, señor Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): No la aceptamos.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Lavandera.

Proseguimos con el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señorías, asistimos en estos momentos a una prédica por parte del Gobierno nacional que cuanto menos resulta confusa. Nos hablan desde Madrid de que cómo se nos va a dar a los canarios y canarias más fondos, de cómo se va a recuperar el diálogo y devolver lo que nos deben en materia de carreteras y aguas con la renegociación de los convenios.

Hemos hablado del objetivo del déficit, del Fondo de Facilidad Financiera y el de Liquidez Autonómico, de las comunidades incumplidoras, posibles condonaciones, incumplimiento del déficit del Estado, los 8000 millones de recortes y los 2000 millones de multa de Bruselas, y, por supuesto, del techo de gasto. Y lo único que hemos sacado en claro son las promesas de un Gobierno en funciones al que le es imposible aprobar nada en estos momentos, y que sigue prometiendo como si no hubiera mañana. Lo hace desde antes de diciembre.

Subsiste, pese a todo, un hecho irrefutable: Canarias ha cumplido y nuestra comunidad autónoma debería recibir facilidades y no recargos adicionales como consecuencia de los incumplimientos de otras administraciones.

A nosotros nos preocupa realmente que se avecine una nueva oleada de recortes y que haya que reducir miles de millones de euros, justo cuando tenemos negociaciones importantes que hacer, por no hablar de la necesidad de pagar a los funcionarios el dinero que se les debe.

Canarias no puede permitirse el lujo de volver a estar entre las regiones peor tratadas por el Gobierno nacional y es precisamente por eso por lo que nos vamos a sumar a esta iniciativa, pese al escepticismo ante descrito y a pesar de las escasas posibilidades de que esta proposición no de ley llegue a cambiar nada.

Apoyamos la PNL y confiamos en que sea aprobada y siga su cauce, pues aún tenemos la esperanza de que después del 26 de junio pueda convertirse en una carta que llegue a un nuevo gobierno. Un nuevo gobierno que sea realmente sensible a los problemas de las personas, que sepa devolvernos a una verdadera concepción de Estado social y de derecho y que recupere para la ciudadanía unos servicios públicos esenciales que hoy se encuentran mermados por la falta de un interés real en ellos. Un nuevo gobierno que conozca la realidad de los canarios, que nos devuelva lo que nos ha dejado de ingresar en los últimos años y que nos permita recuperar programas esenciales como el Plan Integral de Empleo de Canarias, suprimido a pesar de la elevada tasa de paro que padecen nuestras islas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Vamos a ver, nosotros estamos de acuerdo con este planteamiento pero no va a ser, no es posible, no hay que creer en cosas irreales porque no sirve sino para la frustración o para la melancolía.

Es decir, sinceramente, el ajuste fiscal salvaje al que nos hemos visto sometidos por la vía del recorte del gasto y no por la mejora de los ingresos, deprimiendo más la economía, ha sido un grave error de la política europea española y canaria, de los tres gobiernos, durante la crisis. Y quien ha salido perjudicado han sido los ciudadanos y los servicios públicos y aquí de manera severa porque ese cuento de que nosotros como cumplimos no vamos hacer recortes es sencillamente autoengañarse, ya hicimos los recortes, ya sufrimos las consecuencias en nuestros hospitales, en la atención primaria, por supuesto en la dependencia y, por supuesto, en las obras públicas. De manera que yo no tengo ninguna esperanza de que, si el Partido Popular sigue mandando en España, vaya a discriminar a las comunidades cumplidoras sobre las no cumplidoras, todo lo contrario, lo que ha ocurrido en los cuatro años de crisis es que a los que han incumplido todas las medidas les han favorecido, también esta última de aumentar del 0,3 al 0,7 el déficit, porque quien único puede utilizar ese incremento del 0,3 al 0,7 es quien tiene menos ingresos que gastos. Eso a nosotros no nos sirve de nada, vamos a utilizar del 0,7 de déficit el 0,15. De manera que no va haber cambio en quien durante cuatro años nos ha tratado como nos ha tratado, debemos centrar las esperanzas, por lo menos las mías, se lo puedo asegurar, en el cambio político y en que la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que a su vez tiene un origen constitucional muy preocupante sea modificada y como mínimo a quien puede aportar recursos adicionales para los servicios públicos y para la economía se les permita este tema, no será suficiente. Y ya les adelanto, que ayer se lo decía a la consejera, ni va haber condonación del FLA ni va haber flexibilización de la regla de gasto ni va haber financiación autonómica a corto plazo, y está en veremos, está en el aire la consolidación del famoso impuesto general del tráfico de empresas. Todo eso lo avalan los hechos, la historia reciente, lo vivido.

Está bien plantearlo y nosotros lo votaremos a favor pero si esta situación política no se modifica no habrá cambios porque no hay ninguna razón para pensar que vaya a cambiar. Y vuelvo a insistir: el origen o la naturaleza del Gobierno de Canarias no es lo que ha determinado el maltrato, es consustancial a algunos partidos políticos, en la época de Rivero y en la época de Clavijo, las consecuencias las mismas, maltrato a Canarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Popular, señor Jorge Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto) (Desde su escaño): Señor presidente.

El Grupo Popular está de acuerdo con esta proposición no de ley pero no con su texto de propuesta de resolución, ni con la exposición de motivos ni mucho menos con el discurso del proponente.

Que Canarias sea una de las pocas comunidades cumplidoras con el objetivo del déficit debe traer consigo alguna compensación y esta es una declaración, una manifestación, que no es la primera vez que aquí hemos pronunciado. Una compensación, además, que le permita flexibilizar la regla de gasto y, sobre todo, beneficiarse de la ampliación del déficit que ha planteado el Gobierno de la nación para los años 2016 y 2017. Sería, desde luego, una gran oportunidad, una gran ventaja y tendríamos, por consiguiente, una mayor oportunidad para una mejor capacidad presupuestaria, una mejor capacidad de gasto y, desde luego, un mayor alcance de prestación de servicios.

Por tanto, el Grupo Parlamentario Popular va no solo a favorecer con su voto la aprobación de esta proposición no de ley sino que, además, ya lo está haciendo mediando con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para que eso sea posible.

Nada más, señor presidente, muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Nacionalista Canario, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

Hay que trazar una estrategia, don Román, respecto de este asunto. Si me presta atención, intento explicarlo... En fin, quienes se oyen a sí mismos difícilmente intentan entender a los demás.

Vamos a ver, es cierto que la regla de gasto, que se configura como un instrumento bastante perverso para quienes producen ya crecimiento, es muy complicada de cambiar, básicamente porque tendríamos que cambiarla mediante ley orgánica. Pero sí que hay un tema desde el punto de vista de los intereses de la comunidad autónoma que está relacionado con una parte que es el gasto computable, es decir, el sistema es suficientemente complejo como para decir a todos aquellos..., exigir a todas las administraciones públicas canarias: cumple déficit, deuda y pago a proveedores, como cumple se le aplica la regla de gasto como está ocurriendo con muchas corporaciones locales, y ya se ha puesto de manifiesto aquí, y, sin embargo, su crecimiento no lo puede aplicar a la financiación de sus servicios ni a inversiones ni demás, con lo cual el efecto de la regla es perverso porque está garantizada la financiación de la deuda pública, la deuda pública se está financiando, está garantizada, y, por tanto, lo que haya de más de crecimiento tiene que poder aplicarse.

El planteamiento de la regla de gasto lo que busca es que no se produzcan burbujas en el crecimiento como en el pasado y, por tanto, evitar que el crecimiento del gasto público sea superior a la capacidad real de gasto en el medio plazo, por eso se establece esa fórmula tan complicada de la tasa de referencia del crecimiento del PIB de la economía española en el medio plazo.

Lo que nosotros decimos, lo que viene a decir la proposición no de ley que presenta el Partido Socialista, coherente con la intervención que mantuvimos nosotros en este pleno el 12 de abril de 2016 con motivo de la comparecencia de la consejera de Hacienda, la comparecencia 188, sobre acogerse al Fondo de Facilidad Financiera, es que varíe el modo de cómputo de tal manera que lo que se llaman estabilizadores automáticos, es decir, aquello que no está relacionado con un gasto permanente sino con el gasto que se está produciendo ahora, por ejemplo, la prestación canaria de inserción, y un conjunto de gastos adicionales que hoy tienen los presupuestos, que no se computen y, por tanto, eso facilite nuestro crecimiento real desde el punto de vista de la negociación con la Administración del Estado. Es decir, en el Estado no se computa, por ejemplo, la prestación por desempleo, pues para nosotros todo lo que adicionalmente estemos poniendo para afrontar la crisis, que no se compute, y eso nos facilita que el crecimiento con los impuestos podamos aplicarlo a política de inversiones o de financiación de los servicios públicos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ruano.

Procedemos, por lo tanto, a la llamada a votación (El señor vicepresidente primero hace sonar el timbre de llamada a votación).

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

La señora PRESIDENTA: Señorías, comienza la votación en los términos expuestos en el debate (Pausa).

Señorías, 46 votos emitidos: 46 síes, ningún no, ninguna abstención. Por tanto, queda aprobada por unanimidad de los presentes.

Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0226 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con medidas para flexibilizar la regla de gasto.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico