Diario de Sesiones 40/2016, de fecha 29/6/2016 - Punto 29

9L/C-0583 Comparecencia del Gobierno -consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre medidas ante las actuaciones de la empresa pública Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental en la adjudicación de contratos públicos.

La señora PRESIDENTA: Continuamos. La siguiente comparecencia, la 583, también a la consejera, piden la comparecencia de la consejera de Política Territorial, a instancias del Grupo Popular, sobre medidas ante las actuaciones de la empresa pública de Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental en la adjudicación de contratos públicos.

Interviene el señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera.

"El Gobierno admite que Gesplan incumplió la Ley de Contratos del Sector Público", La Provincia, periódico La Provincia, de 14 de junio de 2016. "La empresa pública Gesplan adjudica a dedo el 96 % de sus contratos", mismo periódico del 12 de junio de 2016. "Gesplan recibe 253 contratos sin justificar por más de 100 millones de euros", 13 de junio de 2016. "El Gobierno investiga al exgerente de Gesplan por apropiarse de un proyecto de la empresa", La Provincia, 19 de abril de 2016. "El Gobierno reconoce que Gesplan desvirtuó el proceso de adjudicaciones", 14 de junio de 2016.

Señorías, estos son titulares del periódico La Provincia de días pasados, que han provocado lógicamente en mi grupo parlamentario, y en algunos otros, que solicitáramos esta comparecencia, señora Barreto. La hemos solicitado para conocer cuál es su opinión respecto a la alarma generada en relación con la información publicada esos días. Información no solo no desmentida por el Gobierno sino que el mismo Gobierno reconoce, por boca de la señora consejera, la verosimilitud de la misma, cosa sin duda, señora consejera, que la honra a usted.

El Partido Popular viene proclamando desde hace tiempo que el Gobierno de Canarias utiliza, utilizaba, las empresas públicas, al sector público empresarial, como un chiringuito a su servicio, que utilizaba las empresas públicas, y particularmente Gesplan, como un gobierno paralelo para hacer todo aquello que los controles de legalidad del propio Gobierno le impedían en sí mismos: "como por aquí me ponen más pegas, lo hacemos por Gesplan, que además de opaco no tiene los controles previos de legalidad".

Señora Barreto, eso pasaba, espero que ya no pase, en el Gobierno de Canarias hace poco tiempo. Nadie nos hizo caso. "Son las cosas del Partido Popular", decían. Mire las consecuencias: a poco que se rasque nos encontramos con estas sorpresas. Eso fue producto de una forma de hacer política basada en el oscurantismo y en la prepotencia. Todo el mundo sabía, señora Barreto -probablemente usted también-, que el anterior gerente de Gesplan mandaba más que el propio consejero responsable y que a una palabra suya, todos firmes, señorías. Así funcionaba Gesplan en el pasado. Espero que usted haya rectificado estas actitudes. Funcionaba en el pasado con el amparo y la protección del anterior presidente del Gobierno, que presumo estaba enterado de todo ello.

Señora consejera, ¿qué ha hecho la actual dirección, el actual Gobierno y la actual gerencia de la empresa para corregir este rumbo? ¿Se han suprimido las famosas encomiendas o se sigue abusando de ellas? ¿Se sigue contratando de manera directa el 96 % de los contratos o se ha revertido esa situación? Nos gustaría, señora consejera, que aclarara todos estos términos en su intervención posterior a la mía.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

El Gobierno, para intervenir en esta comparecencia, la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Señora presidenta, señor Jorge.

Entiendo que centraré la intervención en cuanto a la contratación de los trabajos que se realizan en Gesplan.

Lo primero que hay que decir, y aclararé después en qué sentido, es que las contrataciones que hace Gesplan, como empresa pública del Gobierno de Canarias, no pueden ser de otra manera que cumpliendo la Ley de Contratos del Sector Público y, por tanto, siguiendo los cauces legales que establece la ley.

Las contrataciones además, sean de servicios o sean de suministros, que realiza Gesplan y que ha realizado durante estos años y realiza en la actualidad, pasan por fiscalizaciones anuales de la Intervención General de la Comunidad Autónoma y de la Audiencia General de Cuentas de Canarias.

El texto refundido de la Ley de Contratos, en sus artículos 189, 190 y 191, dispone las normas aplicables a los poderes adjudicadores que no tengan carácter de Administración pública. Y, por tanto, en los procedimientos en los que no hay regulación armonizada, establece la obligación de dictar unas instrucciones de sus procedimientos de contratación para cumplir con los expedientes, que además deben publicarse en la página web de Gesplan, así como todos los contratos en el perfil del contratante, y para todos aquellos que no superen la cuantía... perdón, para los que sean superiores a una cuantía de 50 000 euros.

En cuanto a los procedimientos negociados, sean de obras, de servicios o de suministros, se elaboran pliegos de condiciones particulares y técnicas que se remiten a los invitados, dejando constancia de todo ello en el expediente. Eso era así y es así.

Respecto a la contratación de instrumentos de planeamiento, que es fundamentalmente el grueso de contratos de Gesplan, una de las cuestiones que creo que hay que tener en cuenta es que hasta ahora -y es por lo que el informe de la Intervención y después de la Audiencia de Cuentas hace esa recomendación-, es que hasta ahora se entendía en la empresa pública que el objeto de la contratación no era el instrumento de planeamiento en general, sino cada una de las distintas fases que lo conformaban, por ejemplo, el avance, la memoria ambiental, la contestación de las sugerencias, y eso originaba que figuraran distintos contratos menores dentro de las encomiendas que se le atribuían. Contratos menores que no requieren un procedimiento negociado, con publicidad o sin publicidad, son simplemente contratos menores, de los que se pueden hacer con contrato, y con tres ofertas, como recomendación de la Ley de Contratos.

A raíz de este último informe de la Intervención General, derivado del informe de la Audiencia de Cuentas sobre los ejercicios 2013 y 2014 de las empresas públicas, se ha establecido, al objeto de que las encomiendas cumplan con esas recomendaciones, y especialmente para el caso de los instrumentos de planeamiento, que se tengan en cuenta en su totalidad; es decir, a partir de septiembre del año pasado, cuando empezamos a elaborar los presupuestos, ya tuvimos en cuenta que las encomiendas que se hacían a Gesplan tendrían que ser por la totalidad de los instrumentos de planeamiento, que todavía continúa elaborando la empresa, que, como saben, son aquellos que estaban en marcha puesto que el resto de instrumentos del planeamiento no los elaborará Gesplan. Y, por tanto, según ese informe, las contrataciones que se realicen a cargo de cada uno de esos instrumentos tienen que hacerse por el importe total de los mismos. ¿Eso qué supone? Eso supone que a partir de esa fecha y, por tanto, para este año todos los contratos que nacen de las encomiendas que se le hacen a Gesplan para distintos instrumentos de planeamiento se hacen por el bloque completo del plan; por lo tanto, los contratos menores se reducen considerablemente puesto que las cantidades son mucho mayores.

Pero esta medida, a la que ya hace referencia el informe de la Intervención General respecto de las encomiendas del 2013 y 2014, como le decía, ya la estamos aplicando desde septiembre del año pasado cuando empezamos con los presupuestos, teniendo en cuenta que teníamos que incluir partidas más grandes para que fueran por el total de los instrumentos de planeamiento (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Qué medidas, pregunta usted por las medidas que se han adoptado. Bueno, paso a desglosarle las más importantes. La empresa pública, al contratar con terceros, el porcentaje máximo de las prestaciones a contratar no puede exceder nunca del 50 % del importe total encomendado. Esas cantidades, además, comprenden todos los costes reales, sean directos, consistentes en la redacción de todos los documentos objeto del encargo y de los gastos de ...(ininteligible), pero también los costes indirectos tienen que indicarse, que comprenden los gastos de honorarios de los servicios, los gastos de amortización, los gastos de control de la calidad de los trabajos externos, que en ningún caso pueden superar los 2000 euros por actuación facturada. Además, en la contratación de los instrumentos de ordenación municipal, lo que más hace Gesplan, planeamiento general, no se podrá fraccionar -medida que ya habíamos adoptado, como le decía- la licitación de las actuaciones que formen parte del objeto del citado plan, por lo que el conjunto de las actuaciones del mismo instrumento deben ser valoradas en el precio de licitación del contrato y deberán abarcar las actuaciones de todas las anualidades pasadas y presentes del plan general de cada municipio.

Además se les exige que en las facturas se diferencien los costes reales con medios propios de Gesplan, que se consideran costes directos, pero también aquellos costes que van a cargo de servicios externos que contraten, no solo los que se realicen con medios propios de Gesplan. Se les exige también designar responsables y coordinadores técnicos de las encomiendas, no solo a personal técnico de la empresa, sino también a los jefes de servicio, técnicos de planeamiento urbanístico de la consejería, tanto oriental como occidental. Y esos responsables técnicos de la propia empresa deberán recibir las instrucciones de los jefes de servicio, de técnicos de planeamiento de la consejería, así como informar permanentemente, a petición de los servicios, del desarrollo de los trabajos. Gesplan, además, está obligada a remitir un informe bimensual de las actuaciones que va desarrollando en cada una de las actuaciones y en todo momento, como no puede ser de otra manera, a través del personal técnico asignado para supervisar, tiene el derecho la consejería de revisar todos y cada uno de los trabajos que se realicen.

Por lo tanto, medidas adoptadas para que los trabajos y los contratos en Gesplan cumplan con toda la normativa en materia de contratación se han adoptado, pero quiero dejar claro también que las encomiendas son un instrumento legal que permite la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, que las encomiendas no solo las hace el Gobierno de Canarias a Gesplan o a otras empresas públicas para actuaciones del propio Gobierno de Canarias, sino que se hacen, muchas también, para actuaciones a través de cabildos insulares o de ayuntamientos.

En cuanto a la información a la que usted hace referencia, que hace referencia a este informe, creo que quedan claras las medidas que hemos adoptado, pero quiero hacer un par de precisiones. Cuando hablan de los contratos que se encomiendan, hacen referencia a que la mayoría de los contratos se adjudican a dedo porque son contratos menores. Los contratos menores en este caso no necesitan procedimiento negociado. La razón de que hubiera tantos contratos menores, como ya expliqué, es que hasta finales del año pasado, cuando se hicieron las encomiendas -las encomiendas a Gesplan generalmente se hacen a principios de año-, bueno, pues, hasta septiembre que adoptamos esas medidas, los contratos se hacían por documentos de plan. Muchos documentos, en función del municipio, hay planeamientos que son más complejos que otros. Los municipios que tienen... -no por tamaño del municipio, muchas veces es por la propia ordenación que tienen- a veces el avance de un municipio es más caro que el de otro. Bueno, pues, aquellos que tienen cantidades que no superan los 18 000 euros tienen todos contratos menores. De ahí que muchos de los documentos que salen de las encomiendas a Gesplan vayan con contratos menores.

Hacer esa precisión, esa aclaración también la he hecho en los medios, porque en ningún momento dije que contrataran de manera ilegal. Es una aclaración que le hice al propio medio que lo publica; lo que les dije es que se utilizaban contratos menores por esa razón.

Es cierto que las recomendaciones de la Intervención General y de la Audiencia de Cuentas están y, como me ha podido escuchar en otras intervenciones, especialmente en comisión parlamentaria, he dicho que están para cumplirlas, y es lo que hemos hecho. Lo hemos hecho con las dos empresas públicas que están adscritas a la consejería -Grafcan y Gesplan- y esas recomendaciones se están cumpliendo.

No es lo deseable. Yo creo que todo lo que la Ley de Contratos permita se puede hacer. Jurídicamente las encomiendas son un instrumento al que el Gobierno no puede renunciar porque, entre otras cosas, como digo, ayuda a ayuntamientos y a cabildos, pero sí es cierto que se han tomado las medidas para que dentro de las encomiendas los contratos se hagan con las recomendaciones que hoy ya nos reconoce la Intervención General pero que ya desde la propia consejería y desde la empresa pública se estaban adoptando.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Por los grupos no solicitantes, el Grupo Mixto, la señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Señora consejera.

Todos somos conocedores de la labor de la empresa pública Gesplan. Entre ellas, las labores externas de apoyo al Ejecutivo canario, además de ser la máxima colaboradora de cabildos y ayuntamientos en materias importantes como la gestión ambiental, mantenimiento de carreteras, espacios naturales, senderos, entre otros.

Gesplan, con una trayectoria de más de veinticinco años, es una empresa modélica y ha generado un importante número de puestos de trabajo. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, se ha visto envuelta en expedientes de regulación de empleo, una mala gestión procedimental y económica y una herencia de dos legislaturas que la colocan en una situación bastante compleja. El anterior gerente parece no haber llevado a cabo una buena gestión. Ha habido presuntas apropiaciones de proyectos públicos para la actividad privada y competencia desleal contra la iniciativa privada.

Pero independientemente de estas cuestiones, a las que no restamos gravedad, debemos tener en cuenta la importante labor que corresponde a la empresa. Sirva como ejemplo la isla de La Gomera, que en el año 2015 el cabildo insular contrató a través de Gesplan a más de 675 personas, con las que se pudieron materializar tres programas relacionados con mejoras ambientales, carreteras y mantenimiento de senderos.

Y recordemos además que desde el año 2013 Gesplan ha colaborado con el Servicio Canario de Empleo a través de varios programas de formación profesional. El pasado octubre, sin ir más lejos, se promocionó un nuevo programa de empleo para la renovación y modernización en materia turística y dinamización del planeamiento en Canarias, especialmente dirigido a jóvenes. Señora consejera, le queremos preguntar en qué estado se encuentra este proyecto. Es evidente la necesidad que tiene el archipiélago de que este tipo de planes se impulsen y generen puestos de trabajo.

Desde la Agrupación Socialista Gomera insistimos en que en toda empresa pública debe primar la seriedad, la transparencia, el control en la financiación y una buena gestión en su actividad. Estamos convencidos de que el pasado ha sentado precedente y, por tanto, abogamos por tener en cuenta el capital humano de la empresa, que es muy cualificado y, por tanto, puede ayudar a la puesta en marcha de iniciativas que a la vez generen puestos de trabajo.

Nosotros nos posicionamos a favor de la seriedad, la transparencia, el control económico y la buena gestión de la actividad pública.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Señora consejera, usted bien sabe que muchas de las empresas públicas del Gobierno de Canarias han abusado del uso de la encomienda, y no se lo digo yo, se lo digo yo y se lo dice la Audiencia de Cuentas de Canarias en el informe. Sabe además, porque también lo pone el informe, que hay que justificar que el encomendatario tiene, cuenta con los medios suficientes para realizar el trabajo encomendado, y sabe también que eso en Gesplan no es cierto, que muchos de los trabajos fueron externalizados o, lo que es lo mismo, subcontratados por encima de un 50 %, que es lo que exige la Ley de Contratos del Estado, con lo cual no cumple la contratación, la Ley de Contratos del Estado en ese aspecto.

También sabe que la Ley de Contratos del Estado dice claramente que, en el caso de que una actuación, una unidad de obra completa tenga determinadas fases o determinados aspectos, tiene que hacerse siempre un procedimiento abierto por lotes y no un procedimiento de contratos menores, que a lo que conlleva, en definitiva, es a un falseamiento o, lo que es lo mismo, a un fraude de ley.

También sabe que las encomiendas de gestión no pueden estar sujetas... o sea, no pueden encomendarse actividades sujetas a derecho administrativo, y Gesplan ha contratado o ha tenido encomiendas sujetas a derecho administrativo, que son, actividades encomendadas, las que se le han encomendado, tareas de valoración o tratamiento documental y administrativo, que se le han hecho.

También sabe que en las encomiendas de gestión no puede superar el coste del personal al coste real, y en el caso de Gesplan hay muchas encomiendas cuyo coste, el coste de personal que se determina o que se justifica es superior al coste real.

Con lo cual las encomiendas o muchas de las encomiendas de gestión en el periodo, vamos, en los dos últimos mandatos, han incumplido la Ley de Contratos del Estado, han incumplido lo que la normativa determina para la realización de encomiendas y además han incumplido la justificación de las mismas.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Por el Grupo Podemos, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Señora consejera, de todos es sabido que las empresas públicas han estado en la diana de los recortes de este Gobierno de Canarias. La reordenación del sector público empresarial de este archipiélago ha colocado en una situación de asfixia a los empleados y empleadas públicos y a las actividades que se estaban dando en estas sociedades. La disciplina presupuestaria de las empresas públicas y fundaciones ha mermado su equipo humano, a través de expedientes de regulación de empleo -ERE- y también a través de las rescisiones de contratos, que han ido in crescendo. Por lo tanto, no ha dejado de aumentar la incertidumbre de los trabajadores y trabajadoras públicos. Los planes de viabilidad exigidos por la Consejería de Economía y Hacienda se calcula que pueden suponer unos 300 despidos. Unos 300 despidos cuando estamos hablando de unas plantillas de 1700 trabajadores públicos, de empresas públicas, que tiene la comunidad autónoma.

El total de empresas de la comunidad autónoma, de empresas públicas, es de dieciséis, después de la extinción de tres de ellas. Si lo comparamos con el nivel estatal, la verdad es que no es exagerado el número de empresas públicas que tiene la Comunidad Autónoma de Canarias. En el Estado tenemos un total de 728 organismos y empresas de esta índole.

Señoras y señores diputados, el utilizar empresas públicas no es malo, no es un mal instrumento; lo malo es lo que se hace por parte de quienes gobiernan con estos instrumentos. El fraccionamiento indebido de contratos, como se ha hecho en la empresa Gesplan, constituye un recurso habitual para evitar la aplicación de principios básicos de la contratación pública. Según marca la ley, el contrato menor tiene una finalidad de satisfacer de forma rápida las necesidades de la Administración pública, siempre que sea, pues, de escasa cuantía y además de duración temporal, y nunca superando los 18 000 euros. Sin embargo, parece que se ha utilizado de manera frecuente este tipo de contratación y nosotros entendemos que este pitufeo de los contratos para saltarse la ley no es más que una estafa a la ciudadanía, una estafa a todas y todos los canarios.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Santana.

Por el Grupo Socialista, señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA (Desde su escaño): Gracias, presidente.

El origen de toda esta polémica que ha surgido en prensa surge al entender un plan general como un todo y no como diferentes fases que conforman el planeamiento; es decir, el avance, el informe de sostenibilidad ambiental, la contestación de esas consultas, de las sugerencias, la aprobación inicial y así sucesivamente hasta llegar al final del documento. Es cierto que a raíz del último informe de la Intervención General se ha establecido que el objeto de la encomienda es el plan general en su totalidad, por lo que a partir de ahora las contrataciones que se realicen a cargo de un plan general o de cualquier otro instrumento de ordenación deberán tener en cuenta lo contratado con anterioridad para determinar el procedimiento de contratación en razón de la cuantía. Esta directriz hoy por hoy ya se está aplicando, se está teniendo en cuenta, por lo que se van a reducir los contratos menores o los procedimientos negociados.

Todos los contratos que se relacionan en ese informe de la Intervención están dentro de la legalidad, por lo que no podemos afirmar que se hayan asignado contrataciones a dedo. Por lo tanto, se han seguido los procedimientos establecidos y las contrataciones están totalmente justificadas. Hay que recordar que las contrataciones de servicios y de suministros que realiza Gesplan son fiscalizadas todos los años por la Intervención General de la Comunidad Autónoma y por la Audiencia de Cuentas. Si la Audiencia de Cuentas hubiese tenido constancia de cualquier irregularidad, no duden de que ya hubiese informado al Tribunal de Cuentas, y esto creo que no ha sucedido.

También hay que dejar claro que la encomienda no es una contratación a dedo y es una pena que nosotros, los que nos dedicamos a la res publica, pues, colaboremos de alguna manera en confundir y contaminar la figura de la encomienda, que está recogida en el derecho administrativo español y está utilizada para la organización de la Administración pública, para trasladar una potestad a un órgano distinto al encomendante. Personalmente no me gusta esa sombra de sospecha que desde distintas fuerzas políticas se pretende sembrar a los actos que desarrolla la Administración, ya sea la Administración central, la Administración autonómica o la Administración local.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Alemán.

Por el Grupo Nacionalista Canario, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ VALIDO: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Consejera.

No cabe duda de que el principio de transparencia en las contrataciones públicas es uno de los principales instrumentos, si no el principal, para conseguir el objetivo que debe perseguir cualquier Administración: una gestión eficiente de los recursos públicos a la vez que preservar el principio de igualdad.

Pero, como decía, la transparencia es un principio fundamental que pone la información a disposición no solo de los responsables públicos sino también de los licitadores y de la ciudadanía. Pero, claro, hay que hacer una lectura correcta de los datos que se aportan sobre, por ejemplo, la gestión y adjudicación de los contratos, que en este caso, y a los que se refieren, están ajustados a los cauces legales y que además cuentan con la fiscalización de la Intervención General de la Comunidad Autónoma y de la Audiencia general de Cuentas, tal como ha comentado la propia consejera.

Es más que evidente que Gesplan, probablemente por considerarse una de las empresas públicas más importantes de la Administración canaria y con un importante volumen de trabajo, que comprende desde estudios urbanísticos y de planeamiento a la gestión de obras de urbanización, estudios medioambientales y de fomento de la naturaleza o la realización de todo tipo de actuaciones vinculadas a la ordenación del territorio, al urbanismo y al medio ambiente, entre muchas otras, ha sido objeto permanentemente de iniciativas en esta Cámara, que deben considerarse, sin duda, como una oportunidad más para ahondar en este principio de transparencia al que usted mismo se ha referido y al que no solo debe acogerse cualquier Administración por imperativo legal sino por principio en la gestión.

Me consta además, consejera, que precisamente durante este último año uno de sus objetivos, de su consejería, ha sido precisamente ampliar los canales de transparencia de todo lo relacionado con la actividad de Gesplan, entre ellos de la adjudicación de contratos, más allá de lo recogido en la Ley canaria de Transparencia, que entró en vigor recientemente, que se desprende de la información trasladada hoy en esta Cámara y de la disposición a facilitar información de cualquier expediente, tal y como se espera de una empresa pública o de cualquier Administración.

Gracias y buenas tardes.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por el grupo solicitante, el Grupo Popular, el señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señor presidente.

Señora consejera, me alegro de que, de acuerdo a sus manifestaciones, haya puesto coto a este desaguisado de la empresa pública Gesplan y me alegro también de que la futura ley del suelo, que esperemos entre más pronto que tarde en esta Cámara, en uno de sus artículos prohíbe a las empresas instrumentales el ejercicio de funciones de carácter administrativo. En síntesis, viene a decir eso el artículo y pone racionalidad en este esperpento de años pasados, ¿no?

Me gustaría, en cualquier caso, detenerme en la figura de la encomienda de gestión. Un sistema que ha sido utilizado por el Gobierno de Canarias y utilizado por prácticamente la mayoría de las administraciones públicas en reiteradas ocasiones. Muchísimas veces, más de la cuenta, señorías. Es un sistema que a nuestro juicio pervierte el mercado, pervierte la libre concurrencia, la publicidad y la igualdad de oportunidades de todos para proceder a contratar con la Administración pública canaria. Es la clásica puerta de atrás para evitar trámites, a lo mejor ciertamente más farragosos pero imprescindibles, señorías, para que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades ante la oferta de una Administración pública (La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

Señora consejera, Gesplan ha batido los récords: más de 100 millones de euros, 100 millones de euros, en 253 encomiendas. Las propias consejerías del Gobierno, los siete cabildos insulares, el Servicio Canario de Empleo, la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible, los consorcios urbanísticos del sur de Tenerife y de Gran Canaria y varios ayuntamientos de las islas utilizaron este perverso procedimiento, puesto en cuestión hasta por, como usted sabe bien, la Audiencia de Cuentas de Canarias. Son especialmente significativas algunas. Por ejemplo, la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias encomendó por 33 millones de euros a la empresa pública Gesplan algunas cuestiones; el Cabildo de La Gomera, señorías, 18 millones de euros; la Presidencia del Gobierno, en época del señor Paulino Rivero, de don Paulino Rivero, 16 millones de euros; o la Consejería de Educación del propio Gobierno de Canarias, 13 millones de euros. En total, 80, de estas cuatros administraciones, 80 millones de euros sin concurso público y adjudicadas a Gesplan, y estas a su vez a quien Gesplan o la dirección de Gesplan consideraba más oportuno. Un sistema excepcional, señora consejera, que se ha convertido en un sistema habitual, porque la ley dice que tiene que ser un sistema excepcional, porque es contrario a los principios de publicidad, como dije antes, y de libre concurrencia.

Mire, expedientes con títulos tan indefinidos como "memoria para el Cabildo de La Gomera para la mejora del medio", 6 millones de euros. ¿No podía haberse sacado eso a licitación pública para darles la oportunidad a todos los que quieran presentarse o hubieran querido presentarse a concurrir a tan jugoso contrato? Obras varias, más propias de una licitación pública, como tuberías en Yaiza, miradores en Agulo, rehabilitación de muros, senderos en Tenerife, rehabilitación del parque del entorno de Santa Catalina en Las Palmas de Gran Canaria... Son un ejemplo, son un ejemplo de lo que aquí, lo que interesaba era probablemente otra cosa. Lo dijo bien la señora Mendoza: contratar a mucha gente. ¡Era una verdadera agencia de colocación de personas!, además lógicamente de ejecutar las obras.

Señora consejera, las encomiendas tienen la obligación de ser ejecutadas al menos en un 80 % por el ente encomendado. Pues de las 253 encomiendas en 151 -son los datos que nos facilitaron-, más de la mitad, recurrió a la subcontratación y en 83 de ellas se subcontrató más del 80 % del valor del contrato. Se hicieron para ello 919 contratos para un total de 448 empresas. ¿Sabía usted que de esos 919 contratos solo 35 se hicieron por procedimiento abierto? El resto se hizo por contratos menores o por negociados sin publicidad. 884 contratos por valor de 13 millones de euros adjudicados directamente. Sucesión de contratos, señora consejera, a una misma empresa, eso parece que no es muy regular, señora consejera. Merece, en fin, la investigación correspondiente y depurar responsabilidades.

Pasemos al apartado del planeamiento, señorías, también denunciado reiteradamente por el Grupo Parlamentario Popular desde el principio, pero tampoco lógicamente nos hicieron caso. Pronunciamientos políticos en contra, quejas del sector de la consultoría de Canarias y de la ingeniería. Ni caso, señorías.

La concepción de que todo lo tiene que hacer el sector público para ejercer un mejor control del planeamiento de Canarias produjo que las consultorías en Canarias fueran arrasadas literalmente del mercado, cerrando muchas empresas y haciendo emigrar a muchos ingenieros y arquitectos al exterior, desperdiciando para Canarias su experiencia y su formación.

Lo que predominó en el pasado fue la política del pensamiento único, señora consejera. Son palabras de algún afamado consultor, quejándose ante el Gobierno de Canarias de este hecho. Lo que funcionó en el pasado fue el argumento tan falaz como perverso de que "si quieres que tu planeamiento salga adelante, no se lo des a fulanito o a menganito, sino que te lo hago yo, léase Gesplan, pues controlo a los técnicos de la Cotmac y al propio Gobierno y sale lógicamente mucho más rápido; conmigo lo tendrás más fácil y más rápido porque si se lo encargas a una empresa privada, tendrás un muro enfrente que golpeará tantas veces al empresario que al final volverás atrás". Y cuando a un alcalde, señora consejera, y usted sabe bien, porque lo fue, desesperado porque su plan no avanza adecuadamente, le proponen esa cuestión, no le queda otra opción que acudir lógicamente a la vía más fácil y sencilla, que es encargárselo a Gesplan, "pues me allana el camino y tengo el plan lo antes posible". Esto pasaba y todos lo sabían, señora consejera, y nada se hizo para remediarlo. Y encima, señorías, para colmo, los planes se aprobaban tarde y mal, porque muchos planes realizados por Gesplan, como usted bien sabe, están o pendientes de aprobar o recurridos ante los tribunales de justicia.

Y lo mismo podríamos decir de los planes de modernización turística. Mire, le voy a contar lo que a mi juicio pasó cuando se elaboró la Ley de Renovación Turística. Cuando se hablaba de los planes de renovación, en el articulado, el Grupo Parlamentario Popular presentó algunas enmiendas para abrir los planes de modernización a todas las administraciones, que no fuera en exclusiva, como así decía el proyecto de ley y finalmente ley, que fuera el Gobierno quien redactara los planes de modernización. El Partido Popular dijo, "oiga, y por qué no los cabildos, y por qué no los ayuntamientos, o por qué no el sector privado, interesados, personas civiles, sociedad civil interesada en mejorar algún entorno de carácter turístico". Nos encontramos con la negativa permanente. "El Gobierno no nos deja", señora consejera, esa fue la respuesta de algún dirigente que estaba en la ponencia legislativa que se hizo con la Ley de Renovación. Ahora nos damos cuenta de que realmente eso era lo que querían: dejarlo en manos evidentemente todo de Gesplan.

El Grupo Parlamentario Popular -y voy terminando-, señora consejera, aplaude la reconversión de Gesplan. Se lo dijimos desde el principio, pero que no quede, por favor, señora Barreto, en meras palabras o en buenas intenciones. Mire, nunca más una empresa pública que haga competencia al sector privado, nunca más un ente público en Canarias que impida la libre concurrencia de las empresas a las licitaciones públicas, nunca más una empresa pública que sea oscura y que incumpla los principios básicos de transparencia, nunca más una empresa pública que arrase con un sector tan importante como es el de las consultorías e ingenierías que añaden mucho valor añadido a nuestro Producto Interior Bruto, nunca más una empresa que se salte los controles previos de fiscalización, nunca más, en definitiva, señora consejera, un Gobierno que para supuestamente cumplir sus fines y objetivos crea un chiringuito paralelo al propio Consejo de Gobierno para saltarse todas las normas básicas de contratación pública. Espero, sencillamente, que eso no vuelva a producirse nunca más.

Gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Para concluir esta comparecencia, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Señora presidenta. Señoras y señores.

Yo creo que lo he dejado claro en mi primera parte de la comparecencia, pero quiero ser todavía más clara: la empresa pública Gesplan, antes y ahora, adjudica sus contratos conforme a la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, como no puede ser de otra manera y como hacen todas las empresas públicas. Poner esa sombra de ilegalidad sobre la empresa es ponerla sobre quienes están al frente, pero es ponerla especialmente sobre quienes trabajan en ella, y creo que no es justo y no es lo que tenemos que hacer en esta Cámara.

Por tanto, el informe de la Intervención y de la Audiencia de Cuentas es claro en una recomendación, en ningún caso habla de una ilegalidad. Habla de que las encomiendas... Como sabemos todos, son unas figuras jurídicas que regula la Ley de Contratos, que se puede utilizar y, vuelvo a decir, seguirá utilizando el Gobierno de Canarias para aquellas cosas que considere que tiene que utilizar. Es una figura jurídica legal, que se utiliza. Y lo que hace la Audiencia de Cuentas, no solo a la empresa pública Gesplan sino a ayuntamientos y cabildos, es anualmente hacerles recomendaciones sobre sus actuaciones, que tengan que ver con contratos o que tengan que ver con procedimientos administrativos, y esas recomendaciones las tienen que cumplir los ayuntamientos si quieren y, si no, ya incurrirán en otros aspectos. Lo ha hecho Gesplan, y lo ha hecho cumpliendo con las recomendaciones que anualmente hace la Intervención y hace la Audiencia de Cuentas.

Dicho eso, y dejando claro que los procedimientos son legales, creo que esta consejería y este Gobierno ha tomado medidas para que los procedimientos que se realizan dentro de Gesplan, y especialmente las encomiendas que tengan que ver con planeamiento, que es el grueso, más importante, de trabajo que tiene la empresa, se hagan con criterios de transparencia, se hagan con medidas de control, y además de control de procedimientos que hemos instaurado, como decía y como ya expliqué en la primera parte de la comparecencia, desde septiembre. No hizo falta que la Intervención nos emitiera el informe para adoptar medidas y entender que los instrumentos de planeamiento... Considerábamos que tenían que salir, por encomiendas y después por contratos, en su totalidad, entre otras cosas porque en la fase en la que estamos muchos de esos planes esperamos que a lo largo de este año y del que viene finalicen.

Por lo tanto, dejando claro eso, también quiero decir que una de las primeras medidas que adoptamos, fue más por compromiso y por creer que era lo correcto, es que la empresa pública Gesplan no siga redactando planes generales. Sí aquellos que ya tenía contratados, que no son pocos, y que tenemos que finalizar en los próximos años. Pero creo que las palabras de algunos que hoy están sentados aquí dentro, sembrando dudas sobre la legalidad de procedimientos y cuestionando incluso el trabajo de los propios empleados, no son correctas y no son justas.

Dicho eso, solo tengo que decir que las medidas se han adoptado, que hemos tomado medidas de control en esta y en la otra empresa pública que está en esta consejería, Grafcan, porque consideramos que cuantas más medidas de control y de transparencia se adopten más claridad hay en los procedimientos y menos dudas sobre empresas públicas y sobre sus trabajadores.

Nada más. Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0583 Sobre -Consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad-, sobre medidas ante las actuaciones de la empresa pública Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental en la adjudicación de contratos públicos.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico