Diario de Sesiones 41/2016, de fecha 30/6/2016 - Punto 6

9L/PNL-0234 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE DECLARACIÓN DE LA LUCHA CANARIA COMO BIEN DE INTERÉS CULTURAL.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente proposición no de ley: del Grupo Nacionalista Canario, declaración de lucha canaria como bien de interés cultural.

Señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente. Gracias, señorías.

"Viril deporte: cesarán tus días / cuando en esta tierra no se canten las folías / y el Echeyde no señale al firmamento".// Los versos, del poeta Manuel Verdugo Bartlett, publicados en los primeros años del siglo XX, constituyen una bella referencia a la implantación social de la lucha canaria y a la inspiración que nuestro deporte ha inspirado, ha despertado entre los grandes artistas e intelectuales de todos los tiempos.

La Ley de Patrimonio histórico-artístico contiene que la conciencia de ser canario y la de integrar el acervo universal de los pueblos es una realidad que tiene uno de sus más importantes pilares en el patrimonio histórico y en las actividades que han ido salvaguardando gran parte de los rasgos y señas que hoy conforman la nacionalidad canaria.

En el preámbulo de la misma norma se desarrolla que el patrimonio histórico canario afianza la condición cosmopolita y la vocación universal de la nacionalidad canaria. Un legado que demuestra la sabiduría y el arte de los canarios que nos precedieron y que ofrece las claves para entender el camino que nos condujo a través de los tiempos a nuestra realidad actual, a lo que somos hoy.

Para refrendar la condición cosmopolita, la vocación universal y el carácter emprendedor del luchador canario, grandes cronistas de nuestro deporte, Antonio Ayala entre ellos, se refieren al viaje de los afamados luchadores herreños Ramón Méndez y Martín Hernández a Cuba, donde llenaron, en 1892, el teatro Lisboa de La Habana y otros tantos auditorios caribeños.

Desde aquella fecha hasta hoy, la lucha canaria ha sido exportada, no solo a destinos tradicionales de nuestros emigrantes -Venezuela, Argentina, la propia Cuba, Uruguay-, sino también en intercambios con otras luchas autóctonas del mundo, a latitudes como el Sáhara, Corea del Sur, Estados Unidos, Holanda, Islandia, Escocia, Francia, Suiza y Alemania.

"Canarias se hace luz / cuando nace la flor/ en la tierra fecunda. / Cuando el niño es feliz / y los hombres caminan libres, / y tu canto de amor / brotará en el mar / hermanando a los pueblos del mundo".// En Canto de tierra mis admirados amigos palmeros de Taburiente describen Canarias y, por ende, también el terrero de las siete islas como un escenario de hospitalidad, amparo, amistad, integración, de inmigrantes senegaleses, por ejemplo, que practicantes de la lucha tradicional wolof lamb, igualmente popular en el África occidental, se han adaptado plácidamente a nuestra modalidad. Es esta una gran metáfora social de convivencia, concordia, entendimiento, tolerancia.

En el artículo 18.3 del capítulo y sección primeros de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias se clasifican los bienes de interés cultural y entre ellos, en el apartado 3, los conocimientos y actividades declarados de interés cultural, clasificados en varias categorías, entre ellas la que nos concierne, la referida a las manifestaciones arraigadas en la cultura popular. El valor histórico de la lucha canaria como legado de las sociedades isleñas prehispánicas y práctica común de los aborígenes isleños está acreditado en mensajes de autores como Alvar García, Cedeño, Gómez Escudero, Bartolomé Cairasco, Leonardo Torriani y Antonio de Viana.

En el siglo XVII, el historiador, médico y poeta lagunero Antonio de Viana dedicó 62 versos a la lucha canaria en el canto IV de su Poema: salen dos mancebos a luchar, van desnudos y dos tamarcos atados a la cintura; se llaman Rucadén y Caluca. Rucadén afirma el pie izquierdo, deja caer su cuerpo sobre Caluca, tuerce un poco y con el brazo derecho lo tira a tierra.

A través de los tiempos la lucha canaria, a los ojos de nuestra gente, es una deidad de sueños olímpicos. Ha sido ninfa y musa sin par de grandes artistas e intelectuales, representantes genuinos de la cultura y las bellas artes, la escultura, el teatro, la pintura y la literatura; motivo de la evocación y la batalla permanente de luchadores y creadores, como el galdense Salvador Sánchez Borito, Ichasagua de honor, canario grande, que se ha significado en la defensa de la lucha canaria como bien de interés cultural.

Junto a él, junto a mi maestro Borito, quiero citar a grandes puntales inspiradores de todas las épocas y todas las islas: Juan Barbuzano y el Pollito de la Frontera, de El Hierro; Berto de la Rosa y Camurria, de Tenerife; Matías Jiménez, el Invencible, y José Rodríguez Franco, el Faro de Maspalomas, de Gran Canaria; Alfredo Martín, el Palmero, y William Pérez, el Gato, de La Palma; Joaquín Rodríguez, el Pollo de Uga, y Toni Martín, el Pollo del Puerto, de Lanzarote; Tomás Padilla y Amaro Domínguez, de La Gomera; Cándido Matoso y Vicente Alonso, de Fuerteventura. Héroes entre otros muchos del acontecimiento de la brega.

La estampa de la lucha canaria ha tenido una presencia permanente en el intelecto de los escultores. Sus obras, expuestas en las fachadas estratégicas de varios municipios de las islas, las disfrutamos en Las Palmas de Gran Canaria junto al López Socas, escultura de Santiago Vargas; en Tegueste, de Fernando Mena; en Tao, en la Villa de Teguise, de Rigoberto Camacho Pérez; en Ingenio, de Soledad del Pino; en La Laguna, de Maico Delgado, y otras tantas, o sus réplicas en el Museo de la Lucha Canaria, que tiene su sede en El Sauzal.

La pintura es un poema sin palabras, defendió el lírico latino Horacio. El luchador canario, numen del artista isleño, ha entusiasmado también a pintores y dibujantes de este y otros tiempos, como Pepe Dámaso, Mercedes Mariño, Alberto Brito, Lola del Castillo, Manolo Sánchez, Julio Padrón, Pedro Bonilla, Sergio Linares, Antonio Sánchez y otros muchos.

Para hacer definitivamente comprensible el significado literal y cultural de la lucha canaria y en cuanto a decir de Beethoven, "la música constituye una revelación más alta que cualquier filosofía", me referiré al Himno de Canarias, con letra del gran Benito Cabrera, donde se señala a nuestras islas como puntales, luchadoras en nobleza que bregan en el terrero limpio de la libertad; o al "Himno de la lucha canaria", de Los Sabandeños, y a la elevada metáfora contenida en la letra del periodista y etnógrafo Elfidio Alonso, otro canario excepcional. Un himno que en tantas ocasiones tarareé con mi leal compañero y amigo Óscar David Hernández, el Pollo de Los Cristianos, a quien nunca terminaré de extrañar y de llorar: La lucha canaria es mano al calzón y a la espalda. / Genio, destreza y valor, / y limpieza en la mirada [...] El grande perdió, el chico ganó [...] Lucha, canario, para que nadie te tumbe.

Hoy, en representación del Grupo Nacionalista Canario, tengo el privilegio y el honor de pedirles, señorías, que aunemos nuestras voluntades y nuestros votos, que hagamos justicia a los grandes bregadores de nuestra historia y que, para su definitiva protección y tutela, convirtamos a nuestra lucha canaria, señal indiscutible de la personalidad de nuestro pueblo, en un bien de interés cultural.

Muchas gracias.

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Pitti.

Por el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Sinceramente creo que no hay mejor proponente para esta iniciativa que el diputado don José Manuel Pitti. Lleva muchos años defendiendo un deporte arraigado en nuestra tierra, siendo una de nuestras señas de identidad.

Mientras estudiaba esta iniciativa, recordaba cuando de adolescente, e incluso de niño, veía el programa La luchada, y nunca se me pasó por la cabeza que un día iba a estar apoyando una iniciativa suya en defensa de la lucha canaria en este Parlamento.

Seguramente para la mayoría de los canarios en sus corazones este deporte es ya no solo un bien de interés cultural sino uno de los lazos que nos unen, a cada una de las islas.

Esta iniciativa puede ayudar a que también el sector privado se involucre aún más en patrocinar la lucha y que las televisiones se preocupen más también por retransmitir estas luchadas. Pienso que es muy importante, sobre todo para afianzar y hacer más fuerte la imagen del luchador. Todos tenemos referentes en todos los deportes, como en el fútbol, baloncesto, Fórmula 1, motociclismo, pero en la luchada echamos de menos que se dé más fuerza a esos luchadores, que los hay y grandes, pero desgraciadamente, porque reciben un salario totalmente incomparable a lo que recibe un futbolista o porque no salen tanto en la televisión, los niños pequeños no pueden tenerlos como ídolos, y eso es algo en lo que deberemos trabajar, porque son personas muy fiables y muy válidas para que los niños crezcan teniendo ese referente.

Es un deporte que nos caracteriza y, como ya he manifestado en otras intervenciones, la lucha canaria es el deporte autóctono por antonomasia en Canarias y que ha servido, entre otras cuestiones, de unión entre las islas.

El espíritu singular que la envuelve es la nobleza y la solidaridad que destaca por el cuidado, por las formas, pues ya hemos comprobado que no hay por parte de los luchadores un lucimiento personal, que la hace, si más cabe, una actividad con enormes valores, en especial para los menores.

Para concluir, estoy seguro de que con esta distinción la lucha canaria recobrará la importancia y la presencia social que ha tenido, y que servirá de seña de identidad para los más jóvenes, para que sepamos mantener nuestras raíces de generación en generación.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Señor presidente.

Don José Manuel, estas cosas se avisan, lo digo porque ahora queda uno como un ignorantón, que no se ha preparado ningún poema. Pero ¿sabe lo importante?: que, como bien decía, yo creo que lo que usted ha dicho hoy es algo que tiene interiorizado, que se cree, y en ese sentido, pues, realmente creo que viene a situar y a poner en valor lo que finalmente refleja con esta PNL.

Recientemente, además, compartíamos una comparecencia con la consejera de Cultura y Deportes donde nosotros, desde Nueva Canarias, le apelábamos a que a lo largo de esta legislatura tuviera un liderazgo brutal en un área al menos. Esa área tenía que ser el de la lucha canaria. Yo le decía que daba igual que la Unión Deportiva Las Palmas incluso fuera campeona de la Champions -puede ser-: ¡nunca nadie recordaría quién fue la consejera de Deportes en aquel instante!, pero sí la gente podría recordar quién fue la consejera de Deportes que fue capaz de impulsar, de una vez por todas, de manera decisiva, en el ámbito del Gobierno, algo que probablemente es una de nuestras mayores señas de identidad, aquí y fuera de aquí, como es la lucha canaria. Ese liderazgo brutal tiene que verse reflejado obviamente en presupuesto, en la coordinación necesaria y efectiva de una federación de lucha que está pasando por momentos complicados, en impulsar la coordinación entre consejerías que son determinantes, desde la Televisión Canaria, para darle el peso y el valor a la propia televisión y, por supuesto, a la lucha; y áreas tan sensibles como la Consejería de Educación o la de Turismo. Decíamos en aquel instante que ni un solo colegio sin un terrero ni un solo niño o niña en Canarias sin un monitor. Y decíamos también, cuando terminábamos, que fruto de todo eso lo importante es que al final ni un solo municipio de nuestra tierra sin un club de lucha. Todo eso lo digo porque sin ese paso previo no tendría sentido esta PNL.

Apelando a que recogiera el testigo la consejera y que ese camino se va a transitar, y esperemos que sea así, y obviamente va a tener el respaldo de este grupo parlamentario, el de Nueva Canarias, entonces sí que cobra sentido la declaración como bien de interés cultural. Ojo, normalmente el paso previo a cualquier homenaje que se le hace a algo o a alguien poco menos que es para situarlo a un lado o para invitarlo a que se retire. Esperemos que eso no sea así y que, por tanto, la declaración de bien de interés cultural realmente sirva para conocer los derechos y obligaciones que a partir de ahí cada una de las partes tiene que empezar a asumir.

Sin poema final, lo que sí le digo es que desde Nueva Canarias nosotros vamos a apoyar esta iniciativa, vamos a velar por que sea así. Y también con una consideración: recientemente era declarada como bien de interés cultural la vela latina canaria, a instancia, promovida desde hace muchos años por el Ayuntamiento de Las Palmas, pero tardaron más de dos años, a quien le correspondía finalmente otorgar esa consideración, en dársela definitivamente, y esperemos que no sea así en el caso de la lucha canaria.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Campos.

Por el Grupo Podemos, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (Desde su escaño): Señor presidente. Señorías.

Nosotros alabamos la preocupación que tiene el diputado Pitti por la lucha canaria. Evidentemente el Grupo Podemos va a apoyar esta declaración pero sí quisiéramos hacer una serie de matizaciones, porque estamos llegando al convencimiento de que hasta el concepto de identidad que maneja el Grupo de Coalición Canaria es un concepto estático, muerto, estéril, que consiste en colocar a la identidad en un vitrina. Y, señores, señorías, la identidad no es una vitrina, la identidad es un artefacto identitario que los pueblos usan y tienen que mantenerlo vivo para disfrutar, para pasear, para competir. Hombre, la identidad no se puede meter en una vitrina, tenemos que usarla, y para eso tenemos que tenerla viva. Y para tenerla viva tenemos que implementar determinadas medidas, no declaraciones más o menos rimbombantes sobre la importancia de la lucha canaria. Es como si nosotros abandonamos totalmente el campo, abandonamos las políticas para fomentar la producción local, para dignificar a los agricultores y después decimos que la agricultura tenemos que declararla patrimonio de la humanidad. Vale, y a mí qué, yo lo que quiero es comer de la agricultura, lo que quiero es que los terreros estén llenos, que en los colegios se esté practicando la lucha canaria, que no esté abandonada, que en el terrero de Valle Guerra, en la final del Pancho Camurria, hubiera médicos y ambulancias, no lo que sucedió, y que los políticos que estaban allí no presionaran al mandador de la selección de Fuerteventura, por ejemplo, Rayco Soto, con el que he tenido la oportunidad de luchar y jugar a fútbol cuando éramos más chiquillos, pues, no lo presionaran para que se negara a luchar.

Entonces yo lo que quiero es que se apoyen más medidas concretas, como las que ha planteado el Grupo Podemos. Nosotros, en el debate de la nacionalidad, señorías, planteamos al Gobierno canario que presentara un plan de viabilidad para la lucha canaria: nos lo rechazaron. Fuimos después por caderas, planteamos una comparecencia: nos tumbaron. Planteamos una propuesta para la creación de un centro de especialización técnico-deportiva: nos la rechazaron. Después fuimos por toque por dentro, donde le dijimos vamos a... presentamos una propuesta para un listado de deportistas autonómicos: nos dieron una contra. Y comimos arena pero nos hemos levantado otra vez, y estamos aquí para plantear la defensa de la lucha canaria. Y no sé ya si plantear un ganchillo o toque pa´tras, probablemente sea lo próximo.

Pero desde luego, señorías, insisto, vamos a apoyar esta proposición, pero, insisto, la lucha canaria no puede ser la fachada de un edificio, que lo vaciemos por dentro y después montemos un escaparate. La lucha canaria, la identidad, no puede ser de escaparate, de postín, tiene que defenderse. La tenemos que usar, tenemos que usarla para vivir, porque la entidad, en definitiva, es una forma de estar en comunidad, y para eso tenemos que mantenerla viva, apoyarla con presupuestos, intervenir si hace falta, como planteaba el diputado de Nueva Canarias, y más allá, sobre el tema de las competiciones y las federaciones, para fundamentalmente demostrar que es nuestra preocupación, con medidas concretas. Insisto, apoyamos la declaración de bien de interés cultural pero, insisto, la lucha canaria no puede ser ni un yacimiento arqueológico ni un jardín botánico ni un monumento a restaurar; necesitamos mantenerla en pie, con medidas concretas.

Apoyamos...

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Déniz.

Por el Grupo Popular, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidente. Señorías, buenos días.

Señor Pitti, ¡cómo no vamos a aprobar esta PNL! Nos alegra enormemente que sea hoy, espero que por unanimidad, que todos los canarios, a partir de hoy, tengan la lucha canaria como bien de interés cultural. Ahora bien, señor Pitti, aprovecharé, en nombre de mi grupo, una y otra vez en este Parlamento, la oportunidad que tenga para dejar en evidencia la falta de sensibilidad y de acciones que lleva a cabo este Gobierno con la lucha canaria, dándole la espalda, y sabemos, señorías, que, aunque salga de aquí hoy aprobada la lucha canaria como bien de interés cultural, la lucha seguirá exactamente igual.

La lucha canaria es nuestro deporte autóctono y tradicional por excelencia. De todos es conocida su singularidad y su riqueza, tiene méritos más que suficientes para este reconocimiento. Pero seamos consecuentes con lo que aquí aprobamos, hoy estamos comprometiéndonos a proteger, a conservar, a divulgar y a seguir acciones que contribuyan a su engrandecimiento mediante su investigación, difusión y fomento.

Me gustaría no empañar este momento, que pasará a la historia viva de la lucha canaria, pero precisamente por eso es necesario visualizar cuál es la realidad por la que atraviesa. Una realidad dura, encadenada de acciones o inacciones de muchos, y en las que el Gobierno tiene mucho que decir. Señor Pitti, aproveche -permítame la expresión- su conocimiento y su pertenencia a uno de los grupos que sustentan el Gobierno y sea contundente con la consejera de Deportes y de Educación, porque la lucha nos necesita.

Conocerá, señor Pitti, el libro del palmero José Miguel Martín González, La lucha canaria, sí. Es el relato en primera persona de alguien que ha dedicado su vida a la lucha canaria y echa en falta la sensibilidad política tan necesaria para que la lucha vuelva al lugar del que nunca debió salir. Recuerda en su libro, por ejemplo, cuando en el 92 hace entrega de un reconocimiento de apoyo al entonces consejero de Deportes don Paulino Rivero y muestra la alegría que sintieron cuando fue nombrado presidente del Gobierno de Canarias, y dijeron: "por fin un hombre de lucha". ¡Nada más lejos de la realidad! Que no le pase lo mismo a este Gobierno, estamos a tiempo.

El libro habla de contenidos canarios, de raíces, educación, de historia, de lo mal que están los terreros, de las escuelas de lucha, tan importantes e imprescindibles. Todo esto está inventado, señorías, lo que hace falta es compromiso. No solo podemos aprobar una declaración de intenciones. Un luchador sin su oreja no es quién es y el pueblo canario sin su lucha canaria, tampoco.

Enhorabuena, señor Pitti, enhorabuena a la lucha canaria. Significativa hoy la ausencia de los verdaderos protagonistas de este día. Quizás tengamos algo que decir. Que esto no sea un título más y que esto no sea un titular más.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Hernández.

Por el Grupo Socialista, señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Gracias, presidente.

Esta iniciativa que trae hoy el Grupo Nacionalista Canario se engloba en la Ley 4/99, de Patrimonio histórico-artístico de Canarias, y va a reportar no solo el reconocimiento institucional de la lucha canaria como un bien de interés cultural sino que abre vías de apoyo privado y vías de patrocinadores. Esta iniciativa pone en valor la tradición y la cultura que representa para nuestro archipiélago su protección, como una manifestación identitaria tan singular para el pueblo canario, como es nuestra lucha.

La protección que le otorgaría su declaración como BIC pondría en valor la singularidad y la riqueza de la lucha canaria como modalidad deportiva tradicional y autóctona, garantizando así su protección, conservación y divulgación para las generaciones presentes y para las futuras, como lo justifican los fundamentos objetivos, los históricos, que comentó el señor Pitti, pero por supuesto los sociales, ya que su práctica auspicia principios y valores como el respeto, la fraternidad, la solidaridad y la deportividad.

La lucha canaria ha sido una costumbre y tradición del pueblo canario mantenida a través de los siglos, a pesar de las circunstancias que enfrentó en distintas coyunturas históricas y que hoy cuenta, por ejemplo, con el Museo de la Lucha Canaria, y ha sido inspiración para diversas manifestaciones artísticas, pictóricas y musicales, como ha quedado patente hoy en este pleno.

Su inclusión en el catálogo de bienes protegidos de Canarias garantiza su potenciación mediante este tipo de iniciativas legislativas.

La lucha canaria es uno de los legados más importantes que desde el pueblo aborigen ha llegado hasta nuestros días. La lucha canaria es nuestro deporte, el que nos diferencia. Debemos atender sus demandas y apostar por él de manera clara para su consolidación y que sea una referencia en el presente y en el futuro.

Cuenten con nuestro apoyo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Alemán.

Finalizada las intervenciones de los grupos, procedemos, por lo tanto, a llamar a votación. (El señor vicepresidente primero pulsa el timbre de llamada a la votación).

Empezamos la votación. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta). (Pausa).

La señora PRESIDENTA: Señorías, 51 votos emitidos: 51 síes, ningún no y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad esta proposición no de ley.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0234 Sobre declaración de la lucha canaria como Bien de Interés Cultural.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico