Diario de Sesiones 41/2016, de fecha 30/6/2016 - Punto 7

9L/PNL-0235 PROPOSICIÓN NO DE LEY DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOCIALISTA CANARIO, POPULAR, PODEMOS, NUEVA CANARIAS (NC) Y MIXTO, SOBRE DECLARACIÓN DEL 17 DE MAYO COMO DÍA CONTRA LA HOMOFOBIA, LA LESBOFOBIA, LA TRANSFOBIA Y LA BIFOBIA.

La señora PRESIDENTA: Seguimos, señorías, con la siguiente PNL, conjunta, de declaración del 17 de mayo como Día contra la Homofobia, la Lesbofobia, la Transfobia y la Bifobia.

Es conjunta, y según acuerdo de la Junta, tres minutos por cada uno de los grupos.

Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Para comenzar, quiero darles las gracias a los integrantes de los diferentes colectivos de LGTB, pues ellos son los que han trabajado y han presentado esta iniciativa que hemos firmado todos los grupos, con el convencimiento de que es una magnífica oportunidad que no debemos desaprovechar para extender la defensa de una sociedad integradora, igualitaria, sin discriminación de ningún tipo.

No es admisible la terrible situación que tan solo por su orientación e identidad sexual padecen miles de personas en el mundo. Hoy los distintos grupos parlamentarios nos unimos a ustedes en este acto, dispuestos a colaborar en la lucha diaria que ustedes han afrontado durante años. Ese será el compromiso de Agrupación Socialista Gomera, un compromiso en pro de los derechos humanos.

Los protagonistas hoy no somos ninguno de los presentes. Esta iniciativa nos viene a recordar que a diario cientos de personas sufren torturas y vejaciones, personas que son privadas de su libertad e incluso asesinadas simplemente por amar a alguien de su mismo sexo. Ellos son los verdaderos protagonistas.

Y que este sea el primer Parlamento de España que aborde y apruebe esta medida nos entristece y nos orgullece a partes iguales. Estamos dando un primer paso y es motivo de esperanza, pero también nos hace reflexionar sobre que en pleno siglo XXI se cometen atrocidades que se siguen ignorando y sobre lo mucho que aún nos falta por hacer para conseguir la igualdad a la que todos tenemos derecho. Porque hoy aquí, en España, en una democracia occidental moderna, donde se ha conseguido un grado de convivencia y respeto, después de muchos años del movimiento LGTB, tenemos que saber y hacer saber que aún hay gente que no puede declarar abiertamente su identidad sexual en su país. Hablo de países donde se realizan auténticas campañas de exterminio, hablo de la radicalización que aún es posible encontrar en Oriente Medio o en la guerra de Siria, que también ha dejado cientos de víctimas asesinadas por su orientación e identidad sexual. Sirva como ejemplo el caso de Hawas Mallah, de 32 años, y su compañero Mohamed Salameh, de 21, ambos condenados por el Estado Islámico a ser arrojados desde lo alto del hotel Wael, de Palmira, el pasado diciembre. Y por supuesto no podemos olvidar que ese odio que tenemos que erradicar fue el causante de la matanza del club Pulse, el pasado 12 de junio, cuando 49 hombres y mujeres sufrieron una muerte violenta y cruel, fruto de la frustración y represión sexual de un fanático desequilibrado.

No podemos permitir que la homofobia, la lesfobia, la transfobia y la bifobia sigan obligando a miles de personas a reprimir sus sentimientos, a esconderse y a sufrir la marginalidad...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Continuamos. Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, señora presidenta.

Cada 17 de mayo ya se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, coincidiendo con que este fue el día en que en 1990 se suprimió de la OMS la homosexualidad dentro de la lista de enfermedades mentales. También, antes de ayer, el 28 de junio, se celebró el Día Internacional del Orgullo LGTB. En estos días se reivindica la dignidad de todo ser humano, que ninguna persona deba avergonzarse de lo que es, cualquiera que sea su sexo, su orientación sexual o su identidad sexual, pero la realidad es que en unos 85 países se continúa criminalizando la homosexualidad y condenando los actos sexuales entre personas del mismo sexo. Esto todavía parece algo propio de la antigüedad pero, no nos engañemos, es la realidad actual.

El objetivo de ambos días, del 17 de mayo y del 28 de junio, es llamar la atención sobre la violencia y la discriminación que sufre la comunidad LGTB. La LGTBfobia se manifiesta a través de muchas formas: desde comentarios insultantes y denigrantes hasta agresiones, e incluso hasta la muerte.

Desde Nueva Canarias entendemos que, aunque es cierto que en los últimos años son muchos los avances que se han conseguido, la realidad es que la igualdad plena no ha sido conseguida ni de lejos. Con la LGTBfobia ocurre lo mismo que con la igualdad entre hombres y mujeres, que pese a los reconocimientos legales siguen existiendo muchísimos casos de discriminación y de violencia. No se puede pretender un mundo mejor, un mundo de paz, cuando existen personas discriminadas simplemente por la forma de ver el mundo y por la forma de sentirlo. Amar no puede ser delito, tragedias como las acontecidas el pasado 12 de junio en Orlando no pueden volver a ocurrir.

Por todo lo dicho, Nueva Canarias ha suscrito esta proposición no de ley en todos los términos, pero no para que quede como una simple declaración de intenciones sino para que todos los presentes nos impliquemos decididamente en acabar con la violencia hacia las personas, violencia por razón de género o violencia por razón de identidad.

Por último, en el tiempo que me queda, aprovecho para transmitir a todas sus señorías, en nombre de don Francisco Ramírez, director del Observatorio Español contra la LGTBfobia, la felicitación al Parlamento canario, porque hoy pasamos a convertirnos en la primera cámara legislativa del mundo en reconocer que la persecución penal de personas LGTB es una discriminación de lesa humanidad, porque hoy en el Parlamento de Canarias se está haciendo historia, ya que el acuerdo que hoy adoptamos marca un antes y un después en el camino, en la lucha contra la LGTBfobia, en definitiva, en la lucha por los derechos humanos. Asimismo, el señor Ramírez nos ruega que animemos a todas las comunidades autónomas, al Gobierno de España y a otros países, a que sigan nuestro ejemplo y promuevan una causa contra la LGTBfobia...

La señora PRESIDENTA: No le he dejado a la señora Mendoza, pero termine, es que no... Saben que no hay más tiempo, termine. A la señora Mendoza la interrumpí también.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): ...que promuevan una causa contra el LGTBcidio ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, de forma que países y personas sean debidamente investigados, encausados y condenados.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González.

Grupo Podemos, señora Del Río.

Intenten ajustarse a los tiempos, señorías, que saben que aquí no hay más margen que los tres minutos.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Señorías, presidenta.

Hace cuarenta y siete años un grupo de transexuales, lesbianas, gais y bisexuales se negaron a salir del conocido bar Stonewall, cansados de tanta humillación y prejuicios. Hace cuarenta y siete años que crecen en todo el mundo las conocidas raíces del mundo LGTB por la igualdad real, independientemente de la diversidad de identidades o formas de amar que existan. Hace cuarenta y siete años y todavía este mundo, esta España y esta Canarias tienen una deuda pendiente, enorme y urgente, con las mujeres y hombres transexuales, con las personas transgénero, con todas las identidades que no se encorsetan en un cuerpo binario, cisexual o heteropatriarcal.

En medio siglo, todas las sociedades democráticas hemos visto cómo el concepto de igualdad real se ha ido ampliando para dar entrada a más realidades, más personas, en definitiva, para hacer honor a su nombre, pero ninguna de ellas ha logrado hacerlo sin quitarse previamente el estigma de la enfermedad o de la minoría de edad legal. No es posible la igualdad social legal real con quienes no reconocemos su legítimo y natural derecho de ser, sin que medie para ello ningún cuestionamiento, certificado o aval. No es posible la igualdad con quienes no respetamos. No es posible el desarrollo de políticas reales de igualdad con la población trans si previamente, señorías, no interiorizamos y reclamamos juntas la no patologización de las personas transgénero, de las mujeres y hombres transexuales.

Y claro que este Parlamento ha dado pasos importantes y necesarios contando con la unidad de todos los grupos parlamentarios, que en este tema han estado a la altura de la sociedad canaria. Sociedad que, por cierto, triplica las tasas de transexualidad en su población con respecto a la media estatal; sociedad que todas las semanas ve nacer a un bebé que representa esta realidad.

Así es, señorías, la urgencia no es solo con quienes sufrieron las consecuencias de una sociedad fuertemente transfóbica ni con quienes se lamentan por la tardanza en el desarrollo de los protocolos necesarios para hacer realmente operativa la conocida como ley trans canaria. La urgencia la tienen también esas niñas con pene, esos niños con vulva, que llegarán en breve a una comunidad que puede hacer mucho más por garantizar sus derechos y con ello su felicidad.

Hoy, desde Podemos, hemos querido centrar esta intervención en la realidad de las personas trans con la esperanza de sumar esfuerzos y lograr poner en marcha, después de dos años desde su publicación, la tan necesaria ley en todos sus puntos, pero especialmente importante para quienes este próximo septiembre vuelven a comenzar un curso escolar no siempre inclusivo con su realidad. Avancemos resolviendo urgencias pero sabiendo que aún son demasiadas las tareas que nos quedan pendientes para garantizar la igualdad a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales en nuestra comunidad.

Volveremos a hablar de este tema.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Del Río.

Por el Grupo Popular, señor Moreno.

El señor MORENO BRAVO: Gracias, señora presidenta. Señorías.

A raíz de las intervenciones de mis compañeros que me han precedido, sí me gustaría dejar una cosa clara, con taxatividad. En España existe la criminalización como delito de lesa humanidad, lo que hoy en día estamos aquí discutiendo, que es a través del artículo 607-bis del Código Penal, que se introdujo con la reforma, Ley Orgánica 15/2003, durante el Gobierno del señor Zapatero; y además más a la vista de la interpretación de los artículos 7 y 14 del Estatuto de Roma, creador de la Corte Penal Internacional. Es decir, ese avance por lo menos ya existía en España. Eso no significa, por supuesto, que no estemos en la necesidad de que siempre se avance en la lucha contra estos crímenes de odio, en concreto los que se refieren a los ataques a las comunidades de gais, lesbianas, transexuales y bisexuales.

Y ya lo dijimos, además, en la pasada legislatura cuando debatimos esto a propuesta del Partido Socialista, de fecha 17 de septiembre de 2014, que estas iniciativas permiten, además, refrescar cuáles son los principios básicos sobre los que se construye o asienta una sociedad democrática como la nuestra. Y esos principios básicos son los que recoge nuestra Constitución de 1978 y los que recoge nuestro Código Penal; o los que defiende también el Ministerio del Interior, desarrollando actualmente una campaña contra los crímenes del odio. Y esa Constitución, en su artículo 14, plasma lo que siempre ha sido básico en toda nación democrática de corte liberal, que es la Declaración histórica de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, aquella que decía que todos nacemos y permanecemos libres y con los mismos derechos.

Pues bien, esto debe ser lo básico a defender, esto es lo que defiende el Grupo Parlamentario Popular y, por tanto, estaremos en contra de cualquier discriminación o restricción de los derechos de libertad de expresión y de reunión, de la vida de los gais, lesbianas, transexuales y bisexuales.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Moreno.

Por el Grupo Socialista, señora Corujo.

La señora CORUJO BERRIEL: Gracias, presidenta. Señorías.

A lo largo de la historia los gais, lesbianas, bisexuales y transexuales han sido perseguidos, privados de libertad, torturados y ejecutados por su orientación o identidad sexual. Un pasado que sigue muy presente en muchas zonas del planeta. En la actualidad, la homosexualidad se persigue legalmente en 78 países y en 11 de estos se castiga con la muerte. La intransigencia y la barbarie sobrepasa incluso el amparo institucional y se entremezcla con otros factores sociales de difícil comprensión. La ejecución por parte del ISIS, en territorios de conflicto, de 77 homosexuales en los últimos años y la reciente masacre de Orlando, en la que fallecieron 49 personas, son claros ejemplos de ello.

Vivimos momentos convulsos, de extremismos y concepciones radicales, que están detrás de la persecución de todo aquel que sea diferente y la madurez democrática demostrada por todos los españoles y españolas en los últimos cuarenta años nos debe hacer creer que somos inmunes a este tipo de comportamientos en sus diferentes modalidades. Por eso queremos felicitar, en nombre del Grupo Socialista, a la Confederación Española de LGTB por hacernos llegar esta iniciativa. Contarán como siempre con todo nuestro respaldo. Y no lo hacemos por quedar bien sino porque entendemos que es una propuesta rigurosa, que contribuirá de forma decisiva a proteger los derechos más básicos de gais, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales, en aquellos países en los que actualmente sufren persecución.

El pasado 9 de junio, se cumplía un año de la muerte de un canario universal, del compañero socialista Pedro Zerolo. Creo que si estuviera entre nosotros se sentiría orgulloso de que el Parlamento de Canarias sea el primero en todo el mundo que considera la persecución de estas personas como un delito de lesa humanidad; que sea el primero que solicite la intervención de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional para investigar estos delitos; el primero que pide a su Gobierno que utilice sus sillas en el Consejo de Seguridad de la ONU para poner estas atrocidades sobre la mesa y buscar una solución. Una PNL con la que además seremos la primera comunidad autónoma que declara el 17 de mayo como Día contra la Homofobia, la Lesbofobia, la Transfobia y la Bifobia; una PNL con la que mostramos nuestra solidaridad con las miles de personas en pleno siglo XXI por ser perseguidas por querer ser quiénes son y querer amar a quiénes quieren amar. Por eso van a contar con nuestro apoyo y van a seguir contando con nuestra solidaridad y con nuestro trabajo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Corujo.

Por último, por el Grupo Nacionalista, la señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Señora presidenta, señores diputados, buenos días.

La iniciativa que se debate hoy en este Parlamento es de una enorme oportunidad desde el punto de vista político y social, no solo porque esta semana se haya celebrado el Día del Orgullo, acompañado desgraciadamente de la conmoción por la tragedia de Orlando, sino porque la homosexualidad es un delito todavía hoy en 78 países del mundo, como se ha dicho aquí, y en algunos de ellos se castiga incluso con la pena de muerte. Y no necesariamente la evolución de esta legislación está siendo positiva, dado que países como Uganda, Liberia, Nigeria y la India han endurecido hace poco tiempo su legislación. Por tanto, debe haber una iniciativa global en esta materia, y es positivo y desde luego un orgullo que este Parlamento se una a este movimiento y que sea pionero.

Pero en países como España, en Canarias, donde la legislación protege la igualdad, queda también mucho por hacer. Hace poco conocíamos la historia de un joven de 16 años aquí, en Tenerife, que fue vejado por sus compañeros en su centro escolar. Dos de cada tres jóvenes LGTBI la sufren. Casi la mitad de los jóvenes afectados por este problema se ha planteado el suicidio, el 17 % lo ha intentado. La proporción de los que piensan en suicidarse es el triple en este colectivo, y eso se debe a que, según este mismo estudio, tres de cada cuatro jóvenes reconocen haber presenciado agresiones homófobas y un 20 % de los jóvenes manifiesta un nítido rechazo a la identidad sexual.

La mayoría de los jóvenes se declara tolerante pero no hace nada cuando ve una agresión. Si estos son nuestros jóvenes, los más dispuestos al cambio, ¿qué posibilidades tenemos con el resto de nuestra sociedad?

Cuando analizas todos estos datos y el todavía mayoritario rechazo social del día a día de la sociedad, te planteas todo lo que queda por hacer, en todo el mundo, en España y en Canarias.

La Ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, que aprobó el Parlamento de Canarias en 2014, está considerada como una buena ley pero debe ser desarrollada. Y sobre todo debemos trabajar en todas las instituciones de forma transversal para conseguir que el rechazo social a las conductas homófobas sea tal que el que las promueva se sienta a su vez rechazado. Un frente total y absoluto, un gran pacto a todos los niveles, que con medidas concretas promueva la igualdad real y la libertad total de amar a quien uno quiera y de ser quien uno quiera. Además no deberíamos nunca tolerar ni un chiste más ni una burla más ni una agresión más. En cada uno de nosotros está también ayudar a que este tema vaya avanzando en Canarias, en España y en todo el mundo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño.

Señorías, una vez han intervenido todos los grupos, vamos a votar. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, tomen asiento. Comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 47 votos emitidos: 47 síes, ningún no y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

(Aplausos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0235 Sobre declaración del 17 de mayo como Día contra la Homofobia, la Lesbofobia, la Transfobia y la Bifobia.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico