Diario de Sesiones 42/2016, de fecha 19/7/2016 - Punto 33

9L/C-0616 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE MEJORA, AMPLIACIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE LAS INFRAESTRUCTURAS HOSPITALARIAS DE TENERIFE.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Proseguimos con el orden del día. Vamos a ver la comparecencia del consejero de Sanidad, sobre el Hospital del Sur, y también la comparecencia sobre mejora, ampliación y construcción de las infraestructuras hospitalarias de Tenerife. Por acuerdo de Junta de Portavoces, estas dos comparecencias se debatirán acumuladamente.

Inicia el turno el Grupo Nacionalista Canario con cinco minutos. Señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Señor presidente, señorías.

El epígrafe de la solicitud de la comparecencia es "Hospital del Sur", elegido, obviamente, como el título de una aspiración y en modo alguno como la credencial de una realidad.

La solicitud de la comparecencia, en fin, es un capítulo más que hoy nos toca interpretar en el Parlamento. Probablemente, uno de los últimos episodios de una obra muy densa, muy oscura, muy espesa y, en cuanto no ha estado exenta de incertidumbre, angustia y desazón, en el túnel de los años y de los tiempos, también muy profunda.

"La tierra es un teatro -pensó Oscar Wilde-, pero tiene un reparto deplorable". Simplificada en la sentencia del novelista irlandés y en la lucha por nuestro hospital, esta es la sensación y el sufrimiento que hemos experimentado y enfrentado durante muchos años en el sur y en el norte de Tenerife. Lo hicimos, por cierto, en nuestra calidad de espectadores, afectados por el desarrollo de la escenificación, por la peculiaridad del guion y por sus inevitables consecuencias en la salud de las personas.

Según el contenido de un concepto comúnmente aceptado, un hospital brinda atención médica o quirúrgica a pacientes en fase de convalecencia, período crítico o cuidados paliativos, según el caso, para lo cual debe disponer de los medios diagnósticos y terapéuticos necesarios.

En el tiempo presente, en el sur de Tenerife, tercer núcleo poblacional en el conjunto de nuestra nacionalidad canaria, coexistimos casi 300 000 habitantes. Refiero, apoyado en las revelaciones del Instituto Canario de Estadística, y sin entrar en estimaciones y proyecciones, cifras censales y padronales. Una población de derecho, y no de hecho, en cuya exploración obtendríamos sorpresas mayúsculas. Una estadística, en fin, que fundamenta e inspira la ejecución definitiva de un hospital comarcal de segundo nivel, tarea que ha asumido generosamente en tiempo reciente el Cabildo Insular de Tenerife, con Carlos Alonso al frente, supliendo la ausencia de otras administraciones, y que defienden y ejecutan en esta hora, con firme e inequívoca voluntad, el Gobierno de Canarias, su titular, nuestro presidente, Fernando Clavijo, y usted mismo y su consejería, señor Morera.

En nuestro programa electoral, en el programa electoral de Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario, y, por tanto, en nuestro acuerdo de gobernabilidad, explicamos que la sociedad canaria debe emprender en materia sanitaria políticas que permitan la consolidación y la sostenibilidad de un sistema sanitario universal y gratuito, atendiendo especialmente a la mejora y la modernización del Servicio Canario de la Salud.

Hoy aún hablamos del CAE -centro de atención a las especialidades- e insinuamos el futuro Hospital del Sur a la espera de la ejecución de las unidades quirúrgica y obstétrica, objeto y epígrafe de una de las comparecencias solicitadas y acumuladas, y, complementariamente, de la mejora, ampliación y construcción de las infraestructuras hospitalarias en la isla de Tenerife.

Por lo tanto, espero y deseo que, en otra velocidad, también hablemos del hospital, del futuro Hospital del Norte, en la actualidad carente de especialidades básicas y actividad quirúrgica, sin quirófanos, sin paritorios, sin anestesista y sin cirujanos.

Hoy, en tiempo de esperanza, nos corresponde hablar nuevamente de la periferia sanitaria de Tenerife y, en fin, del sufrimiento y de los legítimos anhelos y aspiraciones de los habitantes de la doble municipalidad.

No tengo la menor duda, señor Morera, de que usted esta tarde nos trae nuevas señales, nuevos datos, indicativos de esperanza, y de que el Gobierno en esta nueva era está a la altura de las circunstancias, de las personas y de su sufrimiento.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Pitti.

Por el Grupo Socialista, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Héctor): Muchas gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero.

La comparecencia acumulada, como bien comentaba el diputado José Manuel Pitti, en este caso, la propuesta de solicitud de comparecencia, está orientada, por parte del Grupo Parlamentario Socialista, a las previsiones de mejora, ampliación y construcción de las infraestructuras hospitalarias en Tenerife.

Cumple usted un año al frente de la Consejería de Sanidad, y sería una irresponsabilidad, por no decir una temeridad, pretender solventar todas y cada una de las deficiencias en materia de infraestructuras hospitalarias a su gestión. No obstante, siendo conocedores del importante peso que tiene su consejería en el conjunto del presupuesto de la comunidad autónoma, hablamos de un poco más de un 42 % -42,05-42,09 aproximadamente-, también de las necesidades y de las numerosas prioridades que tiene que atender al conjunto de la comunidad autónoma, de las diferentes islas de esta comunidad autónoma, y también conociendo en profundidad el Plan de Infraestructuras Sanitarias 2005-2010, y sí lo digo claramente y directamente: no se ha visto ejecutado por la falta de financiación de lo que, desde el Gobierno de Canarias, se ha decidido no reiterar la demanda de la deuda histórica del Gobierno de la nación.

No obstante, ha impulsado, y el objeto de mi presencia aquí hoy es que usted relacione las actuaciones que se han desarrollado en este ejercicio, en este primer año de gestión al frente de la Consejería de Sanidad, con más o con menos colaboración de las administraciones insulares. También es cierto que la generosidad del Gobierno de Canarias en diferentes áreas, que no única y exclusivamente la sanitaria, ha provocado el avance notable de numerosas infraestructuras en nuestra tierra. Hablo, señor consejero, del Hospital Universitario de Canarias; del Hospital del Norte, localizado en el municipio de Icod; del Complejo Hospitalario Nuestra Señora de Candelaria, especialmente en la componente de las urgencias, es importante que relacione los avances que se han dado en ese sentido; el nuevo hospital del sur de Tenerife, que ha relacionado con mayor profundidad el consejero del Grupo Nacionalista, don José Manuel Pitti; los centros de atención especializada no hospitalaria y todas aquellas actuaciones complementarias que dibujan un mapa de infraestructuras hospitalarias en nuestra isla. Desde luego, desde la comprensión y el entendimiento de las necesidades también del resto de las islas.

No puedo finalizar esta primera intervención sin hacer mención, evidentemente y de manera directa, al programa de gobierno, al programa de gobierno suscrito por dos formaciones políticas -Grupo Nacionalista y el grupo del Partido Socialista-, que recoge la finalización de la red de hospitales propios del Servicio Canario de la Salud, norte y sur de Tenerife y Fuerteventura, Hospital Materno-Infantil y Hospital Nuestra Señora de la Candelaria.

Sí me gustaría, además, señor consejero, que, puestos a incorporar al debate y al recorrido que usted va hacer la intervención de otras administraciones en las que también en los cuatro años anteriores el Partido Socialista en el Cabildo de Tenerife con su vicepresidente, Aurelio Abreu, que hizo una labor ingente por alcanzar los objetivos marcados en materia de infraestructuras y en materia de políticas sociales con el anillo de políticas sociales de la isla de Tenerife, pues que todas esas medidas también nos las dé a conocer en el día de hoy.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Gómez.

Para su primera intervención, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

En los últimos días, este Gobierno ha cumplido su primer año en ejercicio y eso ha favorecido una mirada retrospectiva para valorar los compromisos adquiridos, su cumplimiento y fijar los siguientes pasos a dar.

Pues bien, hoy recuerdo aquí que, durante mis primeras semanas, e incluso meses, al frente de esta consejería, dije públicamente en infinidad de ocasiones, y así lo reflejaron prácticamente todos los medios de comunicación, que, en materia de infraestructuras sanitarias, tenía muy claro cuáles debían ser las prioridades e incluso definir su orden.

Primero, el Hospital de Fuerteventura, por ser la única isla que aún no cuenta con un centro completo, terminado y funcionando. Segundo, el Hospital del Sur de Tenerife, debido al considerable retraso en la puesta en marcha de sus prestaciones y cartera de servicios que arrastra en una zona donde la población está en franca expansión. Tercero, el Hospital del Norte, que, aunque está operativo, queda por implementar en él una mayor cartera de servicios. Y, finalmente, los centros de salud y consultorios locales, donde la crisis y la obsolescencia probablemente más se han dejado sentir durante estos últimos años.

Esta priorización se ha ido ejecutando no sin que se presentaran algunos contratiempos de los que aquí también he informado, pero considero que, concretamente, en la isla de Tenerife ha quedado especialmente patente el esfuerzo que está haciendo este Gobierno para la mejora y ampliación de las infraestructuras sanitarias.

Comienzo el relato por el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria. En este centro hospitalario se ha realizado una potente inversión en los pasados años que ha permitido aumentar su capacidad asistencial y mejorar sus instalaciones de modo considerable, fundamentalmente en las áreas de diagnóstico y de hospitalización. Sin embargo, es preciso continuar, dentro de las limitaciones presupuestarias, con nuevas actuaciones que permitan poner a punto el resto de edificios de urgencias, cirugías sin ingresos, hospital de día y área docente.

Respecto al nuevo edificio para el servicio de urgencias hospitalarias, he de decirles que se considera una actuación prioritaria, por encima de las restantes. En la actualidad se lleva a cabo el procedimiento para la contratación de la obra y proyecto del nuevo edificio. Sé que he hablado en varias ocasiones de esta cuestión, pero lo cierto es que el procedimiento administrativo fue recurrido por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz de Tenerife, lo que está condicionando el proceso y puede condicionar el futuro. En estos momentos, la mesa designada evalúa las ofertas presentadas por las empresas licitadoras, con lo que podría finalizarse el mes próximo y vamos a llegar hasta donde las circunstancias jurídicas nos permitan con este concurso. Con el nuevo proyecto de este edificio de urgencias se prevé aumentar el espacio disponible en unos 3000 m2 y su coste podrá superar los 8 700 000 euros, según los estudios previos.

Respecto al área de preingresos en el servicio de urgencias, en el que está actualmente funcionando, en la actualidad se está tramitando la contratación del proyecto para la ampliación de la superficie destinada a la atención a las urgencias hospitalarias en unos 400 m2 sobre una superficie disponible anexa al servicio actual. Se trata de una actuación intermedia, en tanto se disponga del nuevo edificio de urgencias, actualmente, como comenté, en proceso de concurso. Con esta obra se dispondrá de 21 puestos nuevos de observación en continuidad con el servicio de urgencias actual, con todas sus áreas de apoyo. Tres boxes están diseñados en condiciones especiales de climatización. El coste de esta actuación será, según proyecto, de 1 132 000 euros, que podrá ser reducido por las empresas que acudan al proceso de licitación, y el plazo de ejecución no deberá superar los seis meses.

También están previstas actuaciones sobre el edificio de traumatología y de la Escuela de Enfermería. Al no disponerse de suficiente suelo libre en el entorno hospitalario, va a ser preciso acometer estas obras de remodelación y ampliación de parte de los edificios ya existentes y optimizar el aprovechamiento del suelo disponible en su entorno, por lo que se estudian técnicamente los posibles espacios de crecimiento. Será preciso redactar en el futuro el proyecto con el contenido de las nuevas dependencias que se decida que permitan un abordaje secuencial coherente dentro de las posibilidades financieras.

También importantes las obras que se acometerán en la lavandería hospitalaria de Tenerife, que presta atención tanto al Hospital Universitario de Canarias como al Hospital Nuestra Señora de la Candelaria. Para estas obras hay destinados este año 107 000 euros y está en marcha la contratación de las obras.

En cuanto al edificio de aparcamientos para el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria, del que también hemos hablado aquí en otras ocasiones, se dispone del estudio de viabilidad, ya está redactado el anteproyecto, en la actualidad se está realizando el informe económico y en las próximas semanas tendremos el documento definitivo que nos permita acometer la oferta de la concesión administrativa para la construcción de ese nuevo edificio de aparcamientos, que constará de unas 880 plazas y que, como saben, va a estar situado en el solar del antiguo Cine Fraga.

Respecto al Hospital del Sur, motivo de la comparecencia que solicitaba el señor Pitti, bueno, saben que desde hace una semana -diez días, aproximadamente- contamos ya con las primeras camas de hospitalización en ese centro, exactamente, desde el día 6 de julio. Ya tenemos pacientes hospitalizados allí, exactamente, hasta ayer, la cifra era de 16 pacientes hospitalizados, en un total disponible ahora mismo de 48 camas; aunque parece que las críticas han pesado más que el inicio de esta nueva etapa. Tengo que decir que no me sorprenden las críticas y que incluso soy capaz de comprenderlas, pero lo cierto es que en el Hospital del Sur ya hay pacientes ingresados y, por tanto, ya es un hospital.

Queda mucho por hacer, pero lo que es innegable es que esas habitaciones, de las que se viene hablando durante años y años, ya están siendo ocupadas por pacientes que, de lo contrario, estarían en el Hospital de la Candelaria o en algún centro concertado de la zona sur y que, sin embargo, ahora, son atendidos cerca de sus hogares.

Hasta hace escasamente cinco meses ni siquiera podíamos contar con esas camas, con esos muebles que hoy son una realidad. Estoy seguro de que todos ustedes recordarán que se tuvieron que tomar medidas extraordinarias y poner en marcha un procedimiento de urgencia para la compra del mobiliario que de otra manera no podríamos tener hasta final de año. Ni siquiera eso ha funcionado todo lo bien que esperábamos, a veces con poner todo el empeño e incluso los medios no es suficiente para que las cosas salgan. Pero lo cierto es que, aun así, tenemos una planta con 48 camas operativas para atender a pacientes y en dos meses tendremos otra planta -la restante- con otras 48 camas más.

La población tinerfeña no aceptaría ni un solo retraso más por mucho que estuviera justificado, soy muy consciente de ello, y además creo que hacen bien. Lo que quieren es un buen hospital y, cuanto antes, mejor, y en eso estoy completamente de acuerdo y lucharé por ello.

La situación de partida no era buena y, aun así, además de la primera planta de hospitalización y de la puesta en marcha de la segunda en el mes de septiembre, las obras de construcción de cuatro quirófanos y tres paritorios son ya una realidad. Hoy mismo cualquiera de ustedes puede desplazarse hasta allí y comprobarlo. Están las obras a pleno rendimiento: maquinaria y obreros trabajando de forma efectiva. Se trata de un inversión de casi 8 millones de euros que ha dejado de estar sobre el papel para empezar a levantarse en el suelo de El Mojón.

Pero, además, ahora mismo está en fase de licitación el laboratorio, que fue muy demandado por el personal del hospital. Está convocada la compra de material electromédico por valor de 162 000 euros para él y en los próximos meses contará también, ese hospital, con un escáner operativo. El aparato ya lo tenemos adquirido y solo falta acondicionar la sala donde se va a implantar ese escáner.

Además, se han dado las instrucciones precisas para ampliar la cartera de servicios inicial y poder atender cuanto antes a todos los pacientes oncológicos que permita un hospital de esas características, algo que hasta ahora nunca se había contemplado. Se ha incluido en el plan funcional y se está proyectando en la obra donde irá la sala para preparar los citostáticos, los medicamentos, los quimioterápicos, para estos pacientes.

Tampoco estoy de acuerdo con los que dan a entender que en el Hospital del Sur apenas hay actividad. Los que lo hacen faltan a la verdad, porque la realidad está ahí y ustedes mismos pueden comprobarlo En la actualidad se presta en este centro atención en salud mental infantil y adulto, en consultas de cardiología, cirugía general, dermatología, digestivo, endocrinología, nutrición, educación diabetológica, neumología, neurología, obstetricia, ginecología, oftalmología, otorrinolaringología, traumatología, ortopedia, urología, rehabilitación y fisioterapia. Hay pruebas funcionales de distintas especialidades, como neumología, cardiología, urología, oftalmología, dermatología y otorrinolaringología; hay un hospital de día polivalente para medicina interna y posteriormente también para los pacientes oncológicos; hay servicios de apoyo diagnóstico, radiología convencional, ecografía, mamografía, el escáner próximamente; hay un laboratorio de análisis clínico; hay un servicio de urgencias especializada. Después de la apertura de las camas la pasada semana, se cuenta también con una unidad de sueño, con atención de logopedia, fisioterapia para pacientes hospitalizados y terapia ocupacional, tanto para pacientes ambulatorios como para pacientes ingresados.

Todo esto son hechos, no son anuncios ni proyectos: son realidades.

Aun así, sigue quedando mucho por hacer y, en general, en el sur y en todas las instalaciones de Tenerife. Soy consciente de ello y quiero hacer constar que desde luego todo nuestro empeño está en sacar estas obras adelante cuanto antes.

Gracias, presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Por los grupos no solicitantes. Grupo Mixto, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Gracias, señor presidente.

Señor consejero de Sanidad, desde luego, lo suyo tiene mucho mérito. Independientemente de quién haya gobernado la Consejería de Sanidad, que es verdad que unos cuando hablan hacen referencia, en fin, al año de gobierno, que lo lleva a cabo el PSOE, y otros hacen referencia a la etapa anterior, que es Coalición Canaria.

Pero tiene mucho mérito ¿sabe por qué? Porque es verdad que los hospitales del norte y del sur se iniciaron de forma tímida, yo me atrevería a decir con una demanda existente pero sin planificación. Y hoy la realidad es que tenemos que construir un hospital en el sur y, también, aportar recursos para construir el Hospital del Norte. En el sur porque hay un cinturón con una concentración demográfica de más de 200 000 habitantes, de población de derecho y de hecho miles y miles de turistas que nos visitan. Por tanto, esa es una realidad.

Pero miren, yo les voy a plantear. Esta mañana le hacía una pregunta, y a mí las cuentas no me salen: es decir, sanidad, año 2009, inversión por parte del Gobierno de esta comunidad autónoma del 42 %, 3000 millones de euros. Seis años después, el pasado año, año 2015, 2600 millones de euros, 400 millones menos. ¿Es que acaso creen los señores del Partido Popular o los que hoy gobiernan que no va a haber nuevos recortes para ajustar el déficit que exige Europa? Va a haberlos, y lo recortarán de alguien, de algún lado. Y el Gobierno de España lo va a recortar a las comunidades autónomas, otra cosa bien distinta es que el PSOE, que gobierna el área de Sanidad, vaya a persuadir de una forma excepcional a su socio de Gobierno y le den mucho dinero para la sanidad. Porque, además, hasta que no se negocie el nuevo sistema de financiación autonómica, este problema no se va a resolver.

Es verdad que usted tiene... por eso le decía al principio que qué gran voluntad la que usted tiene, y, desde luego, con la cantidad de servicios que ha desplegado con las primeras 48 camas del Hospital del Sur, a las que se van a unir otras 48 con las especialidades que acaba de mencionar, chapó, señor consejero. Ahora bien, va a ser todavía objeto de discusión la terminación, ojalá las terminen en esta legislatura, de las previsiones que tienen para el Hospital del Sur; no va a ser así. Y el norte también hay que dotarlo, no va a concluirse. O sea, que todavía vamos a tener un largo tiempo para hablar sobre estos asuntos. Decíamos esta mañana que es verdad que hacen falta recursos para mejorar la calidad y la prestación sanitaria, pero también hacen falta medios para poder atender una planificación de infraestructuras hospitalarias.

Tenerife quedaría completada con el Hospital del Norte y el del sur y el Hospital Universitario y la Residencia de la Candelaria para una concentración demográfica del orden de 890 000 habitantes, muy importante. Ahora bien, yo sinceramente tengo dudas, señor consejero, le auguro en este camino un destino final que sea satisfactorio para todos los canarios. Porque, desde luego, todos los ciudadanos del sur están demandando un hospital con las mejores condiciones. Y vendría bien que se haga una reflexión para el hospital de referencia de la Candelaria, que lo tienen como referente La Palma, La Gomera y El Hierro, para que los pacientes de allí, si existieran las especialidades correspondientes, el concierto pueda ser con el Hospital del Sur, para no tener que hacer el traslado aquí, a Santa Cruz. Puede ser una idea excepcional. Por tanto, mire a ver si eso es posible y le animo para que continúe en esa dirección.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Curbelo.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías, muy buenas tardes.

Los que ya peinamos canas pero mantenemos la memoria intacta no podemos olvidar quién ha gobernado esta tierra, ¿no? Porque yo tengo la sensación en este último año de que hay como una especie de amnesia. ¿Quién ha gobernado Canarias los últimos años? ¿Por qué tenemos problemas en las carreteras? ¿Quiénes son los responsables, si fuera imputable a personas y a gobiernos, los responsables de los atascos, del mal diseño, de que los hospitales del norte y del sur estén pendientes?

Pero hay gente que se olvidó de que gobernó esta tierra durante mucho tiempo y, de un año a esta parte, hay algunos departamentos del Gobierno que parece que están obligados a resolver lo que otros no hicieron en décadas. Y que lo tenga que decir yo es triste, ¿no?, porque ando en la oposición política de este Parlamento. Pero me parece profundamente injusto que se trate de endosar asuntos pendientes de décadas por parte de quienes ostentaron el Gobierno de las instituciones de forma absoluta, no cumplieron y ahora se reclaman a este Gobierno en medio de la situación crítica en la que vivimos, respuestas definitivas, inmediatas y perfectas.

Y luego tengo que decir, y ahí acompaño al otro veterano de esta Cámara, el señor Curbelo, que vamos a tener un problema muy importante de financiación. Y algunos son responsables de que 300 millones de euros de gasto público que podíamos haber consolidado se fueran a la estratosfera y no se dedicaran a los hospitales del norte y del sur porque se podía. Algunos son responsables de dedicar los 160 millones del ITE, que es financiación autonómica, a farolas y aceras, que no digo que no, pero me parecen más importantes los hospitales del norte y del sur, y luego se quejan de que falta dinero para los hospitales del norte y del sur.

De manera que creo que una parte de lo que nos pasa tiene nombres y apellidos, responsables políticos. Bueno, es que no hay sino que tirar del boletín, ¿no?, para saber quién ha gobernado esta tierra y cómo lo ha hecho. Y en esta materia, en la que tengo una opinión amplia, y no toca, he de decir que todo el esfuerzo que haga el Gobierno por finalizar esas infraestructuras públicas para atender a la gente me parece poco. Pero también digo que tenemos 400 millones de euros menos que hace siete años y que, si no se pone énfasis en este tema, lo demás es habladuría, porque en estos momentos hospitales perfectamente construidos y acabados no cumplen con su función porque faltan medios económicos para tener el personal necesario, para tener el dimensionamiento tecnológico pertinente. Esto no es solo un problema de edificación, esto es un problema de organización, de gestión, de planificación -mañana hablaremos aquí-, pero es esencialmente en esta etapa en la que vivimos un problema de recursos. Y no se pueden tener dos discursos, uno para por la mañana y otro para la tardecita, uno antes de ayer y otro para pasado mañana; aquí hay responsabilidades en la gestión de las competencias propias en este y en otros ámbitos que tienen responsabilidades. Y no es justo endosar esas culpas al Gobierno recién llegado, y si el Gobierno recién llegado es la parte socialista del tema, a mí no me parece razonable, y tengo que decirlo y no me toca decirlo, debieran ser otros, insisto.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

En cualquier caso, señor consejero, no le arriendo las ganancias, ¿eh? Sé de su buena voluntad, de su dedicación, de su compromiso con la sanidad pública, pero necesitamos más recursos. Y yo sé que hay gente que tiene buenas relaciones, la gente de Coalición Canaria tiene relaciones con el PP, a ver si los del PP -que parece que vuelven a gobernar para desgracia, creo yo, de la mayoría- le resuelven a usted los 400 millones que servirán para que gestionemos bien y de forma adecuada la red de centros sanitarios que tenemos, con problemas, y para que acabemos de una dichosa vez estas instalaciones y se pongan a funcionar con los medios pertinentes.

Recursos para la sanidad pública, apostar de verdad por esto y no por otras cuestiones.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Continuamos. Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Bueno, vamos a ver. Vamos a hablar claro.

Miren, en Tenerife hay una deficiencia en infraestructuras hospitalarias debido a unas decisiones políticas encaminadas a beneficiar a la empresa privada, a las clínicas privadas que, en algunos casos, tienen contratos con el Servicio Canario de la Salud desde la época de Franco.

En Tenerife no se han creado hospitales del norte y del sur con las condiciones mínimas que debe tener un hospital para poder seguir beneficiando a un empresario, porque tampoco se hizo en la época de vacas gordas, señor consejero; y esto lo sabe todo el mundo en Tenerife. Ahora, si quieren pueden irse por las ramas, por no decirlo claramente, y podemos estar debatiendo aquí, como decía el señor Curbelo, sobre el sistema de financiación, pero, mientras siga siendo una prioridad, en Tenerife, beneficiar a esta empresa, no se van a tener los recursos sanitarios dignos para la población.

Miren, las obras de los hospitales... Son titulares de prensa: "Las obras de los hospitales del norte y del sur se inician a finales de 2002 y se acabarán en 2005", Diario de Avisos del 5 de septiembre de 2001. "La construcción del hospital comarcal del sur debió comenzar hace treinta y tres años", 2011, El Día. "El norte y el sur tendrán sus hospitales antes de 2003. El cabildo cree que habrá que invertir alrededor de 3 000 millones", La Opinión de Tenerife el 23 de noviembre del año 99. "Los hospitales del norte y sur de la isla comenzarán a construirse en el 2002. El cabildo aprueba los planes funcionales de estos centros sanitarios", La Opinión de Tenerife, en el año 2000.

Entienda usted que la población piense que esto es una tomadura de pelo después de todo este tiempo. Y por si este escaldón de promesas incumplidas no fuera suficiente, hace una semana, como decía usted, señor Morera, teníamos el anuncio de la consejería de que el Hospital del Sur cuenta con 48 camas para pacientes agudos de corta estancia y convalecencia... 48 camas -cosa que consideramos positiva, evidentemente, y también le animamos a que siga trabajando en esta línea- siguen siendo, como usted sabe, insuficientes; 48 camas es una planta de un hospital. No se puede llamar a un hospital que tiene 48 camas "hospital general", no lo es, ni siquiera hospital comarcal. Para que se pueda considerar un hospital comarcal debería contar con especialidades básicas y actividad quirúrgica como anestesistas, cirujanos generales, digestivos, traumatólogos, ginecólogos...

Y si hablamos del Hospital del Norte, lo denuncian los propios profesionales: menos camas de las previstas; menos personal del que se iba a contratar y muchos menos medios de los que serían deseables; baja capacidad de trabajo, por lo que no se ha podido aliviar la saturación del HUC; el Centro Especial de Atención a las Urgencias, vinculado al Hospital Universitario de Canarias, no cuenta con escáner, por lo que no es posible realizar pruebas diagnósticas ni tampoco cuenta con una unidad de urgencias pediátricas que funcione las veinticuatro horas. Solo hay tres internistas y no hay médico de presencia física por las tardes, las noches ni los fines de semana. Los enfermos ingresados en el edificio del centro sociosanitario deben ser traslados por la calle para hacerles pruebas o recibir atención urgente debido a la dispersión de las instalaciones, la ambulancia sanitarizada no tiene su punto de servicio el CEAU, sino a unos dos kilómetros, lo que dificulta los traslados y evita que este personal pueda ayudar al grupo de profesionales que allí trabajan. No se pueden resolver accidentes ni traumas ni patologías coronarias ni urgencias pediátricas, no hay quirófanos ni paritorios ni anestesistas ni cirujanos.

¿Cuál es la realidad del Hospital del Norte y la del del Sur? Son centros que cierran los fines de semana mientras abren las clínicas privadas. Mientras esto siga así, Tenerife seguirá sin tener las condiciones dignas que merece su sanidad. Pero, señor Morera, le animamos a que no deje de intentarlo, a pesar de que están ustedes con Coalición Canaria en el Gobierno.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Continuamos. Por el Grupo Popular, señor Díaz.

El señor DÍAZ GUERRA: Gracias, presidenta, buenas tardes.

Señor consejero, cuando el Gobierno, o los partidos que apoyan al Gobierno piden una comparecencia al consejero para hablar de algo, pues, lógicamente, no esperaba que usted llegara aquí y dijera que todo está muy mal, sino que reconociera las cosas como están. Lo que me ha sorprendido tremendamente, y creo que usted se ha equivocado, es llamar a una cosa por un nombre que no le corresponde. Ha dicho que tenemos un hospital en el sur y la verdad es que no coincide su concepto de hospital con el que dice, por ejemplo, la Wikipedia, la... (Ininteligible.): "Establecimiento destinado a proporcionar todo tipo de asistencia médica, incluidas operaciones quirúrgicas y estancias durante la recuperación y tratamiento, y en el que también se practican la investigación y la enseñanza médica". A lo mejor se refería usted con hospital del sur a la segunda acepción de la misma palabra hospital, que es una casa donde se acoge a peregrinos y a huéspedes.

Desde luego, no es un hospital lo que hay en el sur, a las cosas hay que llamarlas por su nombre: un proyecto de hospital, una obra para construir un hospital, pero desde luego no es un hospital. Pero no es que solo lo diga Google, también lo dijo usted en un informe cuando le preguntamos por el transcurso de las obras del Hospital del Sur y dijo que había tres fases. Una primera, que ha finalizado consultas externas, donde establecen las especialidades médicas y quirúrgicas, un servicio de urgencias, un servicio de diagnóstico, de rehabilitación. Finalizó una segunda fase, que habría que legalizar toda la anterior y empezar a dotarlo de equipamiento, y luego una tercera fase, que todavía no se ha iniciado, donde están la contratación de las unidades quirúrgica y obstétrica más obras, paritorios, quirófanos, una zona ampliada de especialización y tal. Unas obras que comenzarán en 2017 y que finalizarán, si Dios quiere y el tiempo lo permite, en 2018 y que probablemente ustedes retrasarán hasta 2019 para poder inaugurarlo justo antes de las próximas elecciones autonómicas.

La realidad es que no hay un hospital en el sur de Tenerife porque no ha podido ser, oiga, que no le culpo a usted. No han podido antes porque no han tenido suficiente capacidad de inversión en unos presupuestos que, por cierto, dota la Consejería de Sanidad a través de los presupuestos de la comunidad autónoma. No es el Estado quien financia la sanidad, sino directamente la comunidad autónoma. Es cierto que con fondos que vienen del sistema de financiación que tenemos todos los canarios gracias al apoyo del Partido Socialista y del apoyo de Coalición Canaria, que son los que determinaron que Canarias tuviera este maltrato en cuanto a la financiación. Espero que el futuro Gobierno de España, a punto de conformarse, lo solucione, porque por lo menos el Partido Popular se ha comprometido a que, si gobierna en el Estado, va a mejorar esto que está perjudicando a todos los canarios.

Dice un sindicato, que a usted le sonará, Intersindical Canaria, representante de muchas de las personas que trabajan en la sanidad pública, que ustedes no tienen una estrategia sanitaria, que lo que tienen es una estrategia electoral y que están engañando a los ciudadanos. No tienen estrategia para la sanidad, lo dice hoy públicamente este sindicato. Nosotros suscribimos en gran parte que ustedes están trabajando sin estrategia, al menos sin planificación, la tendremos probablemente mañana cuando se apruebe ese plan de salud para los próximos dos años, pero hasta ahora vienen trabajando sin planificación.

Como no tienen un plan de infraestructuras, usted dice que tiene en la cabeza claras las infraestructuras que necesita este archipiélago, pero la realidad es que no existe una planificación, por lo tanto, cuesta mucho convencer al Gobierno de que le dote de suficientes partidas sanitarias, suficiente financiación para acometer lo que usted considera que son esas prioridades. Me gustaría que trajera esa planificación, que pudiéramos discutirla. Y ¿por qué el Gobierno de Canarias no le da suficiente financiación?, ¿por qué las infraestructuras están tan atrasadas? Pues, cuando se reparte el pastel de presupuestos, resulta que en el trozo del Partido Socialista, pues la gran parte no se la lleva una cosa de interés público, de interés general, como puede ser la sanidad, sino que se la llevan otros miembros de su partido cuyo interés es más bien partidista, más bien de ocupar puestos orgánicos, de lucimiento personal de cara a continuar su incipiente carrera política.

Voy a finalizar con unas palabras de un alcalde de su partido político, el alcalde de Guía de Isora, que, después de sacarse recientemente una foto con usted y con otros representantes de su partido como la vicepresidenta del Gobierno delante de un cartel que decía "Hospital del Sur" -recordemos que no estará hasta 2018 ese hospital-, decía hace una semana "dentro de poco podremos empezar a hablar de algo más que de un centro de especialidades".

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Díaz.

Vamos ahora con los grupos proponentes. Grupo Nacionalista, señor Pitti, por tiempo de once minutos.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta.

Señorías, "solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado". Este pensamiento, del gran filósofo alemán Friedrich Nietzsche, nos resulta especialmente provechoso en el escenario de una comparecencia en la que debemos recordar el pasado para no repetirlo, entre otras utilidades, y sobre todo para unirnos en la construcción de un futuro inmediato que ya no resiste más plazos; en la satisfacción definitiva de una causa justa y necesaria, los hospitales del sur y del norte de Tenerife, que figuran como obras prioritarias en nuestro programa electoral y en nuestro acuerdo de gobernabilidad.

La lucha por los hospitales del sur y del norte representa un viejo conflicto, una disputa muy significativa y de tradicionales raíces sociales, políticas y económicas que ha producido mucho sufrimiento en el conjunto de una población históricamente incomunicada, abandonada y, curiosamente, en la isla, aislada.

En el caso del sur, la obra espectacular de un gran visionario, José Miguel Galván Bello, presidente del Cabildo Insular de Tenerife y maestro de gobernantes, contribuyó en otro tiempo a aliviar las distancias. La construcción de la autovía TF-1, una de sus grandes tareas, impulsó las posibilidades de movilidad de la ciudadanía sureña a finales de la década de los sesenta y comienzo de los setenta. Ese hecho y la apertura del aeropuerto Tenerife Sur determinaron especialmente la reconstrucción del modelo económico insular sobre los pilares de la agricultura, la industria, la construcción y, especialmente, el turismo. Asistimos entonces a la cimentación de un nuevo orden, al diseño de una nueva dirección y a la nueva ubicación de una nueva sede de la actividad económica. Contemplamos, pues, la consiguiente explosión demográfica y convenimos, especialmente en términos de educación, sanidad y servicios sociales, el planteamiento de la necesidad perentoria, finalmente desajustada ciertamente a la velocidad del crecimiento demográfico de nuevas infraestructuras.

Un estudio del Istac, incorporado al Plan de Urgencias del Servicio Canario de la Salud de 1996 -hace veinte años-, preveía que el municipio de Adeje, entonces con 14 000 habitantes, no alcanzaría los 27 000 en 2011. Llegó a los 38 000 y tiene ahora más de 45 000 habitantes. En ese mismo estudio, contenido en el Plan de Urgencias de 1996, insisto, se estimaba que Arona, hace veinte años con más de 28 000 habitantes, no pasaría de los 35 000 en un plazo de quince años. Llegó a los 60 000 en 2011 y tiene ahora una población de 80 000 habitantes.

La población de derecho del sur de Tenerife, comprendida entre los municipios de Arico y Santiago del Teide, ronda actualmente los 250 000 habitantes. La población de hecho, una importante demografía añadida en una de las grandes comunidades turísticas de la nacionalidad canaria, es incalculable, pero, a los efectos y como parece objetivo deducir, nos llevaría a la definición de una cifra global superlativa, mayúscula y, en la apariencia, a estos efectos, inabordable.

El Instituto Nacional de Estadística ha registrado, además, que el 17 % de la población española es mayor de 65 años, y para 2050 será del 33 %, cinco puntos por encima de la media de los países de la Unión Europea, que sería del 28 %. No hace falta que les diga que las personas mayores suponen casi el 42 % de las altas hospitalarias y que producen estancias más largas.

Contra todos estos datos, contra aquellas y contra estas previsiones, en los dos pasados decenios la respuesta administrativa en términos de sanidad ha sido objetivamente morosa en la periferia tinerfeña, lo que auspició, como un hecho natural, la creación en 1997 de la Plataforma por el Hospital del Sur, un colectivo que durante estos años se ha significado y distinguido en la reivindicación de un derecho histórico de la ciudadanía sureña. En este recorrido, y con un amplio respaldo social, la plataforma promovió y trajo a esta Cámara una iniciativa legislativa popular que derivó en el resultado de la promulgación de la Ley 4/2000, de 17 de julio, que instaba a la creación de un complejo hospitalario y sociosanitario en la zona sur y suroeste de la isla de Tenerife.

En el objetivo de la aplicación de esta ley -demanda social expresada en histórica manifestación, impulsada por la plataforma, el día 5 de septiembre de 2004-, la respuesta de las administraciones públicas ha sido lenta y apática, hasta que, en buena hora, una institución señera, el Cabildo Insular de Tenerife, y, particularmente, su presidente, Carlos Alonso, un administrador sensible y un gobernante responsable, salió al rescate de la ciudadanía: cedió unos terrenos valorados en 27 millones de euros, financió el 60 % de la obra y puso los cimientos del hospital a la disposición del Gobierno de Canarias y de la Consejería de Sanidad, que usted tan dignamente dirige ahora, señor Morera.

En el futuro Hospital del Sur tenemos importantes asignaturas pendientes: el acondicionamiento del laboratorio de análisis clínicos, la sala de TAC y la sala de quimioterapia en el hospital de día y, especialmente, las obras de las unidades obstétrica y quirúrgica. Todo ello para rematar una aspiración que derivará, según el director general del Servicio Canario de la Salud, don Roberto Moreno, en la culminación del mejor hospital de Canarias. Yo no tengo la menor duda, señor Morera, señorías, de que estamos en el principio del final de la pesadilla, en el epílogo de este desasosiego, en la expiración de esta angustia que, durante más de veinte años, en el sur de Tenerife, y en el norte también, se ha cobrado muchas penas y muchas vidas.

Con el mismo ardor, con el mismo entusiasmo y, puesto que en esta comparecencia acumulada tratamos también globalmente sobre la mejora de las infraestructuras hospitalarias de Tenerife, en el Grupo Nacionalista Canario defendemos el cumplimiento de nuestro compromiso con la población del norte, destacado en nuestro programa y en nuestro acuerdo de gobernabilidad. Por tanto, la disposición de las veinte camas hospitalarias pendientes para llegar a las cincuenta acordadas y anunciadas, la habilitación del escáner, indispensable para realizar las pruebas diagnósticas, la contratación de personal y la creación de las especialidades básicas y actividad quirúrgica.

Decía Abraham Lincoln, dieciséis presidente de los Estados Unidos de América, que la demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con palabras mayores. Señor Márquez, señorías de Podemos, si ustedes tienen alguna prueba de una connivencia espuria de la Administración pública con la sanidad privada, están tardando en denunciarla en el juzgado de guardia, absolutamente, ¡en el juzgado de guardia! Por cierto, el daño no lo han producido aquí, en esta bancada (señalando a los escaños situados a la derecha del orador), el daño lo han producido allí, en aquella bancada (señalando a los escaños ocupados por el Grupo Parlamentario Nueva Canarias-NC), donde no hay mucha memoria. Donde no hay mucha memoria.

Miren, está hablando de la sospechas del concierto de la Administración con la sanidad. Pueden producir heridas allí (señalando de nuevo a los escaños ocupados por el Grupo Parlamentario Nueva Canarias-NC). Le pueden producir heridas a don Román Rodríguez, que yo creo que es un hombre honrado, pícaro, pero muy honrado, y, por cierto, también desmemoriado. Sí, sí, el que no tiene memoria es usted, don Román. Mire (mostrando un documento a la Cámara), 15 de febrero de 1997: "No se justifica la construcción de un hospital en el sur". Esto lo dijo usted. De todos los diputados que estamos en esta Cámara, el único que ejerció responsabilidades ejecutivas en el Gobierno de Canarias durante seis años y cuatro más en su calidad de presidente del Gobierno de Canarias fue usted. El que no tiene memoria es usted.

Tampoco parece que aquí en el Grupo Popular haya demasiada memoria, porque doña Mercedes Roldós, cuando fue consejera de Sanidad, reivindicó permanentemente la deuda histórica, que ella cuantificaba, fíjese, en 2010, en 2400 millones de euros (mostrando un documento a la Cámara). Ustedes o han cambiado de opinión... Porque, en la realidad, cuando pudieron hacerlo, no la pagaron.

El peso de la ficha económica de la sanidad en los presupuestos de la comunidad autónoma en 2016 es del 42,05 %, y quedan pendientes muchas deudas derivadas de la aplicación del sistema de financiación autonómica, deudas importantes.

Yo no tengo la menor duda, señor Morera, señorías, de que estamos en el principio del final de esta pesadilla, como le decía anteriormente. Y permítanme que haga un canto a la periferia, a la periferia insular. Si nosotros estamos reivindicando aquí, constantemente, los sobrecostes de la lejanía y la insularidad a la Unión Europea y al Estado, atendamos también a nuestra propia periferia, a la periferia insular y a la periferia municipal.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Pitti.

Continuamos. Ahora el otro grupo proponente, que esta es acumulada.

Grupo Socialista, señor Gómez (Rumores en la sala).

Ruego silencio, señorías, para poder escuchar al compareciente. Gracias.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Héctor): Muchas gracias, señora presidenta.

Señor consejero, señorías, en esta segunda intervención, y después de atender muy mucho a su comparecencia, la relación de acciones desarrolladas hasta este momento, y no solo las desarrolladas, sino la previsión de ejecución en todas las infraestructuras de Tenerife, señor Morera, desde luego, solo queda reconocer la ingente labor que ha desarrollado hasta este momento. Porque no ha sido fácil, y sobre todo con el marco de financiación con el que cuenta el Gobierno de Canarias para atender las numerosas necesidades que tenemos en esta comunidad.

A propósito de la intervención del portavoz del Partido Popular en esta comparecencia, posiblemente también le invito a que analice otros conceptos y profundice en otros conceptos, ya que hemos avanzado, desde luego, hoy nos ha ilustrado con el de hospital. Creo que hay que analizar también el del sistema de financiación y también el de barracones. Respecto a los titulares y a las declaraciones del alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín, también hizo unas a propósito de los barracones existentes en El Mojón del sur mientras lo gestionaba el Partido Popular en el Gobierno de la comunidad autónoma. En aquel momento fue muy crítico también con esa gestión, cuando contábamos con barracones en El Mojón para una población -se han dado dos cifras, se han dado dos datos, una por parte del Grupo Mixto y otra por parte del portavoz del Grupo Nacionalista- de 300 000-200 000. No llegamos a los 300 000 habitantes, pero sí que contamos en esta isla con cerca de 900 000 habitantes y, en el último ejercicio, en el 2015, con 5,3 millones de visitantes, en la isla de Tenerife, solamente en la isla de Tenerife.

Por lo tanto, vamos a ir más allá en los análisis interesados de determinados conceptos que, si bien es cierto que ha asumido con valentía el señor Jesús Morera, el consejero de Sanidad, no es menos cierta la falta de financiación para acometer esta imperiosa necesidad en la isla de Tenerife en materia sanitaria, en materia de infraestructura sanitaria.

Yo, en este sentido, coincido con las dos intervenciones, tanto del portavoz de Nueva Canarias como con la del portavoz del Grupo Mixto. Parece que hemos olvidado los últimos cuatro años del Gobierno de la nación, parece que no ha pasado nada, parece que no hemos llevado a cabo un plan de recortes, de ajustes y de limitaciones, parece que la comunidad autónoma ha contado con el mismo marco financiero que en legislaturas pasadas. Aquí no ha pasado nada, la responsabilidad es de una comunidad autónoma mal financiada, la responsabilidad es del consejero de Sanidad que lleva ¡un año! al frente de la Consejería de Sanidad. Señor Casimiro Curbelo, y lo que viene, y los ajustes que vienen. Por lo tanto, seamos responsables con las reivindicaciones al Gobierno de Canarias cuando somos conscientes de las actuaciones que lleva a cabo el Partido Popular en Madrid.

Señor Márquez, no perdemos el optimismo y, desde luego, desde el Partido Socialista y del Gobierno, defendemos la sanidad pública. En ese empeño estamos inmersos y vamos a trabajar de manera intensa para alcanzar ese objetivo. Creo que nuestra ciudadanía no entendería que el ejercicio y la oportunidad de dirigir la Consejería de Sanidad en esta legislatura, que esta oportunidad se nos pueda escapar y no podamos ofrecer la respuesta que nos demandan constantemente. Nos debemos a toda la ciudadanía no solo de esta isla de Tenerife, sino de Canarias.

Antes lo pasé muy por encima, hablábamos de 2600 millones de deuda histórica. Señor Morera, dicen que las demandas, cuando las reiteramos, conducen a la melancolía cuando no hay respuesta. Usted hizo esas declaraciones nada más tomar posesión al frente de la Consejería de Sanidad y lo que planteaba era un nuevo marco, iba a demandar un nuevo marco financiero, de financiación, precisamente, para Canarias.

Pero yo me quedo, de la intervención, con los avances hechos en este ejercicio: 23 nuevas camas en el complejo hospitalario universitario de Canarias; la ampliación de los laboratorios hospitalarios; también el acondicionamiento de habitaciones para pacientes inmunodeprimidos de Hematología -se está preparando el concurso, como bien comentaba usted-; desde luego la nueva sala polivalente también en la Unidad de Rehabilitación Activa de Psiquiatría de Santa Cruz de Tenerife; el Hospital del Norte, que sigue avanzando, lo que permite la financiación.

La planificación existe también, quiero recordarlo. Se hizo mención aquí en esta tribuna a que no contaba con planificación el Gobierno de Canarias en materia sanitaria. Y, desde luego, no voy a profundizar tanto como el señor Pitti en el ámbito específico del Hospital del Sur, pero sí que tiene un recorrido histórico y una necesidad latente. Guía de Isora: más de 20 000 habitantes; Santiago del Teide: más de, aproximadamente, 15 000; Arona: más de 90 000 habitantes; Adeje supera los 43 000-44 000 habitantes. Y a todo esto hay que añadirle la población flotante, sí: San Miguel, Granadilla, Vilaflor y podemos darle continuidad a esta relación de municipios del sur. Pero es que esa población flotante y esa población con la que cuenta el sur de Tenerife están provocando un colapso, un colapso que requiere de un esfuerzo y de una sensibilidad no solo del Gobierno de Canarias, sino también de una financiación que nos permita de una vez por todas atender a esta realidad.

En los últimos cuatro años en el Cabildo de Tenerife, gestionada el área social por el Partido Socialista, es cierto que se contó con una dinámica de gestión en coordinación con el Gobierno de Canarias para facilitar las inversiones. Ese ejercicio de responsabilidad por parte del Cabildo de Tenerife -reitero, repito, gestionado por el Partido Socialista, cogobernando con Coalición Canaria- pasaba por prefinanciar las infraestructuras, en este caso, el Hospital del Sur de Tenerife. Eso ha permitido que hoy estemos en la fase en la que nos encontramos. Posiblemente esta fase se podría ir cumpliendo mucho más rápido, señor Morera, si contáramos con ese nuevo sistema de financiación que usted ha demandado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Señor consejero, para acabar esta comparecencia acumulada, doce minutos.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Gracias, señora presidenta.

Voy a acabar de mencionar algunas obras que me quedaron pendientes en la primera intervención y que ustedes han mencionado en estos momentos. Como decía, en la isla de Tenerife estamos inmiscuidos en un gran número de obras, tanto de infraestructuras hospitalarias como de centros de salud y consultorios. Debido a la limitada disposición presupuestaria a la que todos ustedes han hecho referencia, el proceso de mejora de las infraestructuras ha venido condicionado por la urgencia de las actuaciones, quedando buena parte de ellas a la espera de una recuperación financiera, sobre todo las de atención primaria, aunque las de los hospitales tampoco se ha podido llevar a cabo hasta ahora ninguna de las obras prioritarias más demandas por la población y por los propios profesionales. Creo que todos ustedes han estado de acuerdo en estas circunstancias.

En el HUC, por ejemplo, se está ejecutando ahora mismo la nueva unidad de corta estancia en el servicio de urgencias, demandadísima socialmente. Una obra que va a proveer al hospital de 23 nuevas camas de observación -20 camas monitorizadas y 3 de aislamiento-, una superficie de 1000 m2 que está en una zona anexa al actual servicio de urgencias, donde antes estaba el Centro de Salud de La Cuesta mientras estuvo trasladado. Es una obra que tiene un presupuesto de un millón de euros que se está ejecutando, como decía, que tiene un plazo de cinco meses y medio y que tendremos... Las obras van a buen ritmo, han sido visitadas por los miembros de la consejería recientemente y van a buen ritmo, y estarán disponibles para el próximo invierno, estarán disponibles esas nuevas áreas de urgencias en el Hospital Universitario de Canarias. Además, se ha solicitado, desde la gerencia del Hospital Universitario, el acondicionamiento de lo que era el antiguo mortuorio para zonas de ampliación del laboratorio. Esta es una obra por, aproximadamente, 900 000 euros y que acometeremos con presupuesto del año 2017. También se está trabajando en el presupuesto para la remodelación de una sala de consultas dedicada a procedimientos intervencionistas en el área de la digestología.

El actual equipo directivo del Hospital Universitario de Canarias también nos ha propuesto la recuperación del edificio que se denomina Cuerpo D -que quizás ustedes conozcan mejor que yo, pero, bueno, es el que está, entrando, cuando se va bajando, a mano izquierda-, que actualmente está desalojado por problemas estructurales, y estamos haciendo un estudio para ver las posibilidades de recuperarlo para la actividad hospitalaria. Ese estudio lo tendremos en los próximos meses y consideraremos la posibilidad de rehabilitar ese edificio para la actividad hospitalaria.

El edificio de la unidad de rehabilitación activa, que es un dispositivo asistencial para el internamiento de pacientes de patología psiquiátrica subaguda, presenta un buen estado de conservación general, pero carece desde su origen de una adecuada estructura de talleres, que vamos también a suplir en los próximos meses. Es una obra que tiene un importe de 400 000 euros y es muy necesaria para la actividad que se lleva en ese centro en cuanto a la rehabilitación psiquiátrica.

Respecto al hospital del norte de Tenerife, el hospital de Icod, como dije en la primera intervención, es un hospital que necesita una ampliación de la cartera de servicios. La parte que se denomina CAE, uno de los bloques del edificio, en esa zona vamos a construir, está ya proyectada un área quirúrgica con dos quirófanos y toda el área de apoyo, el área de preanestesia, el área de reanimación, el área de esterilización, en una superficie de aproximadamente 800 m2. El presupuesto de esta obra es de 1 650 000 euros. No tenemos presupuesto en el presupuesto del 2016, pero queremos comenzar la obra a final de año anticipando al presupuesto del año 2017.

También está previsto comprar, en lo que queda de año, un escáner para dicho centro. Es verdad que ese escáner estaba prometido desde hace mucho tiempo, pero nunca ha aparecido la partida presupuestaria y este año con los remanentes se va a comprar ese escáner y se va a implantar cuanto antes. Insisto, se pretende licitar en el último semestre de este año, el segundo semestre.

De la misma manera, aunque no estaba previsto en ese centro, se está estudiando la posibilidad de tener un hospital de día oncológico, lo que permite, como saben ustedes, administrar tratamientos quimioterápicos a pacientes de la zona. Para ello se establecerán conversaciones con el cabildo con el objeto de que nos cedan más espacio en el edificio sociosanitario.

En cuanto a obras extrahospitalarias, el Centro de Salud La Laguna-Las Mercedes -que sí que está en el presupuesto de este año- está pendiente de un informe de la Intervención General para poder sacar a concurso esa obra. Es una obra que tiene un coste de 1 700 000 euros y que, insisto, pretendemos adjudicar en los próximos meses y, por supuesto, comenzar la obra en lo que queda de año.

En suma, creo que el compromiso con las obras sanitarias en la isla de Tenerife queda bastante claro por parte de este Gobierno, y no creo que nadie pueda decir que haya hecho en un año más por las infraestructuras sanitarias de esta isla que lo que se ha hecho en el actual Gobierno en este año que llevamos gobernando.

Voy a intentar responder algunas de las cuestiones que se han ido planteando en sus intervenciones.

Señor Pitti, ha reiterado usted el agradecimiento al cabildo por su colaboración con el Hospital del Sur y yo me sumo a ese agradecimiento, no puede ser de otra manera. Y, para hacer honor a la verdad y a la cifra, en las obras de ese hospital, toda esa infraestructura, se han invertido aproximadamente 37 millones de euros, de los que 18 millones de euros los ha puesto el Gobierno de Canarias, la Consejería de Sanidad, y los otros 19 millones, el Cabildo de Tenerife; o sea, que es cierto que se ha colaborado y bienvenida sea esa colaboración. Ha querido agradecer usted también, y yo me sumo a ese agradecimiento, a la Plataforma pro Hospital del Sur, que ha tenido una labor constante y significada por ese hospital, y que yo creo que empiezan a ver la luz.

Ha hablado usted de actuación lenta y apática de las instituciones durante años. Yo, señor Pitti, le garantizo el esfuerzo, el personal y el económico, para que en esta legislatura acabe esa pesadilla. Sin duda, estoy de acuerdo con usted en que tiene que acabar esa pesadilla.

Respecto al comentario que hacía usted, señor Curbelo, obviamente, la idea que tenemos es que los pacientes de La Gomera que puedan ser atendidos porque la prestación que necesiten está en la cartera de servicios del Hospital del Sur, pues que sean atendidos en el Hospital del Sur. Además de los ingresos que pudieran hacerse allí, sobre todo creo que va a ser muy importante la cuestión de pruebas funcionales de todas las especialidades, todas esas pruebas que es necesario venir a realizarse a Santa Cruz, que puedan hacerlas allí. Y lo mismo en su momento cuando arranquemos con el tratamiento oncológico, los quimioterápicos por lo menos se ahorran el viaje desde Los Cristianos hasta Santa Cruz.

Hacía usted mención también al coste de esta actuación. Pues mire, lo que nos va a costar este año abrir las dos plantas de hospitalización que vamos a abrir este año en capítulo I y capítulo II suma aproximadamente 5 millones de euros, para presupuesto de este año. Y el coste anual de esa hospitalización de las dos plantas que vamos a abrir, capítulo I y capítulo II, son 11 200 000 euros. Es dinero, es mucho dinero. Y es verdad que esto, en fin, tiene un coste importante para el Gobierno de Canarias, pero obviamente se ha decidido asumirlo.

Y está claro, todos ustedes han mirado las cifras, que son verdad y yo me alegro de que todos las conozcamos. El Servicio Canario de la Salud funcionaba, como varios de ustedes han dicho, en el año 2009 con 3000 millones de euros y ahora mismo tenemos un presupuesto de 2637 millones, son 350, casi 400, millones de euros menos. Esto, en fin, esto son recortes, y esto se ha sufrido durante los últimos siete años, estos recortes, y ahora intentamos poco a poco salir de ahí y, efectivamente, nos va a hacer falta más dinero, y más dinero significa mejor financiación, porque ese dinero que ha desaparecido de ahí era procedente de financiación estatal.

Señor Rodríguez... Que no está ahora pero yo le agradezco que haya intentado eximirme de mis responsabilidades. Pero yo, sinceramente, he venido a esta tarea de gobierno a acometer mis responsabilidades sin mirar para atrás. Yo nunca he sido de mirar para atrás y menos en esta ocasión. Quizás en el futuro se ponga en valor, más aun de lo que uno espera, el que hayamos acometido esta tarea y que la llevemos a un buen puerto con las circunstancias económicas que nos estamos encontrando.

Señor Márquez, me ha oído usted decir reiteradamente que pienso que, efectivamente, la atención sanitaria en la isla de Tenerife ha estado marcada durante muchos años por la dependencia de la actividad concertada, pero yo desde luego no demonizaría a los empresarios que han estado haciendo esa tarea. Su labor empresarial la han estado haciendo y, bueno, en fin, tendríamos que reprocharnos a nosotros, a los que hemos estado en la actividad pública, que no hayamos podido revertir eso, que, insisto, yo no creo que haya habido mala fe por ninguna parte, sino que ha sido una situación de acomodamiento a una dependencia, pues, que no iba mal. Yo, desde luego, insisto: demonizar al empresariado que se ha dedicado desde luego yo no lo comparto y prefiero, incluso, porque me permite tomar las decisiones de forma más acertada, no partir del rencor hacia el pasado y, en este caso, hacia los empresarios que se han dedicado a la actividad sanitaria.

Y quiero hacerles ver que lo que hemos conseguido en este año en cuanto a las infraestructuras de Tenerife ha sido un esfuerzo personal de muchas personas en el Servicio Canario de la Salud, en la Consejería de Sanidad. Reuniones semanales para que las infraestructuras sanitarias de Tenerife, cada vez que había un problema, se solventara rápidamente. Insisto en que esto no ha sido fortuito ni fruto de la casualidad: Durante este año se ha trabajado muy fuerte, particularmente por estas infraestructuras, al igual que por la obra de Fuerteventura, para, cualquier problema que fuera surgiendo, ir resolviéndolo rápidamente.

Han hecho varios de ustedes -quizás usted, señor Márquez, más- mención al tema de pediatría. Tenemos un problema con pediatría en toda Canarias, ya no solo en las islas no capitalinas: no tenemos pediatras. Hemos hecho un esfuerzo, el otro día lo comentaba en la comisión, para formar más pediatras durante este año. Hemos dado todas las instrucciones a todos los hospitales docentes para que lleven al tope su capacidad docente para formar pediatras, pero no tenemos pediatras. Tenemos en el Hospital del Norte y en el Hospital del Sur dispositivos de atención pediátrica que atienden médicos de familia porque no tenemos pediatras. Esto es una realidad y la estamos afrontando lo mejor que podemos.

Varios de ustedes han reiterado el tema de la financiación estatal. Por supuesto, señor Gómez: sin financiación estatal todo esto que estamos haciendo se puede ir al garete. Como tengamos que plantearnos volver a recortar, nos podemos ver otra vez parando obras y demás. Desde luego, yo no quiero ni contemplar ese escenario, pero es una realidad que está ahí.

Usted, señor Díaz Guerra, hablaba de planificación y hacía mención a Intersindical. Y yo, bueno, en fin, me parece muy bien que ustedes escuchen ahora a los sindicatos, pero desde luego el esfuerzo que estamos haciendo en planificación en esta nueva legislatura desde este año creo que no tiene parangón con ninguna etapa del Gobierno de Canarias nunca. Sinceramente, en fin, habrá que esperar los frutos de esta planificación, pero desde luego no creo que se nos pueda reprochar la planificación. Y luego, con respecto al concepto de hospital, señor Díaz Guerra, usted se va a la Wikipedia, pero yo me voy al Larousse. Y el Larousse dice que un hospital es un "establecimiento público o privado dotado de habitaciones con camas para la estancia de personas enfermas o heridas, y de dependencias acondicionadas para el examen, diagnóstico y tratamiento de los pacientes". Yo creo que esto que dice el Larousse refleja perfectamente lo que, en este momento, en pequeño tamaño, es el Hospital del Sur, que es un sitio donde hay camas para pacientes enfermos que están hospitalizados; o sea, que yo creo que ya se puede llamar un hospital.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0616 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre mejora, ampliación y construcción de las infraestructuras hospitalarias de Tenerife.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico