Diario de Sesiones 43/2016, de fecha 20/7/2016
Punto 8

9L/PNL-0243 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON EL SERVICIO DE CORREOS.

La señora PRESIDENTA: Por tanto, iríamos ya a la de correos. ¿Correcto?

Entonces, para su defensa, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Bueno, para comenzar, me gustaría dar la bienvenida a los trabajadores y trabajadoras de Correos, que han tenido a bien acompañarnos en esta mañana.

La Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, comúnmente conocida por todos como Correos, es una empresa de capital cien por cien público. Pertenece al Estado español y, por ende, a la ciudadanía española, que somos los dueños de esta empresa.

El servicio de correos es fundamental para garantizar las comunicaciones de más de 8000 municipios, de 16 millones de hogares y más de 3,2 millones de empresas, la mayoría de ellas pequeñas y medianas empresas.

En el caso de las islas Canarias, además, por sus especificidades territoriales y geográficas, se hace aún más esencial la necesidad de la existencia de un buen servicio postal público, que esté, además, dotado de los recursos personales e instrumentales necesarios para hacer unas funciones eficaces y eficientes.

La presión de los mercados, la ilegítima deuda, las brutales políticas de ajustes aplicadas por el Gobierno y dirigidas a la mayoría de la sociedad, unidas a la corrupción y la pérdida de creencia en las instituciones, han hecho y han causado en España una crisis del sistema democrático. Además, la reforma del artículo 135 de nuestra Constitución, hecha por supuesto sin contar con la ciudadanía española, ha supeditado todos los recursos de nuestro Estado al pago de la deuda, a costa de los servicios públicos y del patrimonio del Estado.

El desarrollo de estas políticas ha hecho que Correos desde principios de 2012 se haya ido incorporando en el Grupo SEPI, un holding estatal dedicado a rentabilizar empresas, para su posterior segmentación y venta. Esto también ha ocurrido con otras empresas, podemos poner el ejemplo de AENA o de empresas dedicadas al sector ferroviario.

El Plan estratégico 100-300-1500 ha tenido como objetivo la liberalización del servicio postal. En el plan se incluyen términos como "rentabilidad", "eficiencia", "cliente" y "competitividad", lo que ya nos va dejando bien claro cuáles son las intenciones del actual Gobierno en funciones sobre cuál va a ser el futuro de los servicios postales de nuestro país. En ningún momento escuchamos hablar de términos como "usuario", "ciudadano" o "público".

En el operador postal, además, se ha iniciado una reestructuración, que ha estado centrada en una drástica reducción del personal y la externalización de los servicios. Lo que ha hecho la aplicación de estas políticas ha sido la inevitable caída, por la aplicación de tales medidas, del servicio, excusa perfecta ahora para su segmentación y para la posterior venta.

Ejemplo de todo lo expuesto lo podemos tener en el sector de la paquetería, uno de los más rentables, además para servicio postal. Los paquetes urgentes han sido desviados a Correos Express, una empresa que está formada básicamente por trabajadores que son autónomos en su totalidad. Esta política externalizadora ha conllevado a un alto coste dentro de Correos, entre otros la amortización de miles de puestos de trabajo, en concreto se han perdido más de 14 000 trabajos en los últimos cinco años, así como el inevitable deterioro del servicio y, por supuesto, la precarización laboral. Además, se corre peligro de que barrios y pueblos de Canarias se queden sin recibir la correspondencia.

En Las Palmas de Gran Canaria, por ejemplo, se han suprimido treinta y tres secciones de reparto; en Santa Cruz de Tenerife se han eliminado dieciocho; y en un municipio como La Laguna, plagado de ámbitos rurales, hemos visto como han sido eliminadas cinco secciones.

Ante este panorama, además, asistimos perplejos a como entre los planes de optimización de la empresa se encuentran medidas tales como que, a través de las PDA que llevan estos carteros, hagan un seguimiento a personas mayores, actúen como vigilantes urbanos viendo si hay coches mal aparcados y fotografiándolos, farolas que tengan fundidas bombillas, papeleras que estén rotas, o, incluso, les manden a fotografiar excrementos de perro, una cosa que a nosotros nos parece un auténtico despropósito. También hay comunidades autónomas donde les hacen portear, por ejemplo, las mochilas de los peregrinos desde una oficina a otra.

Debemos recalcar, además, que esta política de austeridad ha sido la que ha llevado a esta empresa a una desorbitada subida en las tarifas postales. En el año 2016 se ha experimentado un incremento del 7 %.

Para finalizar, nos gustaría destacar que en la Constitución española se establece que hay que garantizar a todos los ciudadanos y ciudadanas de este país tener un acceso a unos servicios públicos de calidad, ya sea en sanidad, en educación o en el servicio postal.

Por eso presentamos esta proposición no de ley, en la que pedimos en su punto número 1, una financiación 100 % pública para detener el desmantelamiento y privatización del servicio público de Correos, y, por supuesto, la recuperación del empleo. En el punto número 2 pedimos el cumplimiento de las exigencias vigentes en la ley postal y en la directiva del Parlamento y Consejo europeos sobre la prestación de servicio universal postal, para que todas y todos los ciudadanos de este país, sin ningún tipo de discriminación social, económica o geográfica, tengamos servicios de correos asequibles y de calidad.

En el punto número 3 pedimos el cumplimiento por parte de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos de las leyes y normativas en vigor, que establecen los derechos y obligaciones de los trabajadores y trabajadoras postales. Basta ya de la judialización que se está viviendo día tras día por la obstaculización que ponen en la empresa en cuanto a la negociación con los trabajadores y trabajadoras.

En el punto número 4 pedimos la recuperación de la banca postal, que sirva para caminar hacia nuestro objetivo, que es una futura banca pública.

En el punto número 5 pedimos el cumplimiento de la Ley 19/2013, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, que no se está cumpliendo hoy en día.

Quisiera decir que, en cuanto a las enmiendas presentadas, la del Partido Popular, como es de sustitución y creemos que no aborda de manera significativa el problema, no la vamos a aceptar; la presentada por el Grupo Nacionalista Canario no la vamos a aceptar, pero sí que nos gustaría que se votara aparte el punto, si a ellos les supone un problema, pues nosotros podemos votar aparte.

Y, ante todo, dar las gracias a los trabajadores y trabajadoras de Correos, porque esta proposición no de ley es su proposición no de ley, ellos han sido los que han trabajado fundamentalmente en todos los puntos para solventar los problemas por los que está atravesando Correos y Telégrafos.

Muchas veces dijimos desde Podemos que queríamos ser los carteros de la ciudadanía en los distintos parlamentos e instituciones, y hoy tenemos el gran honor de ser las carteras y carteros de nuestros carteros.

Muchas gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Santana.

Han presentado enmiendas.

Ruego al público que nos acompaña que se abstenga de hacer manifestaciones a favor en contra. Lo lamento, pero es lo que dice el Reglamento, y me veo obligada a decirlo. Muchas gracias.

Hay enmiendas de dos grupos parlamentarios. En primer lugar, el Grupo Popular, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Presidenta, señorías.

Diputados de Podemos. Si uno lee el informe integrado de innovación y tecnología 2014 del Grupo Correos, y uno lee el texto de su PNL, parece que estamos ante una realidad virtual, donde todo es caos, mal trabajo e, incluso, parece que estamos ante el fin del servicio.

Y, señorías, no estamos diciendo que todo sea bueno, siempre se podrá mejorar, pero no vamos a permitir que se ponga en duda y de una forma sesgada el trabajo que se realiza en Correos. Hablamos de una empresa que ha gestionado 3099 millones de envíos, y debemos abordarla con rigor, 1802 unidades de reparto, 100 especiales, 18 centros de tratamiento automatizado postal y de paquetería, 2384 oficinas, 6670 servicios rurales. Y en cuanto a sus empleados, que nos preocupan tanto como a ustedes, muchísimo, el Grupo Correos cuenta con más de 52 000, lo que le convierte en uno de los principales empleadores de España.

Poner en riesgo esos 52 000 empleos es volver al endeudamiento y al despilfarro al que mi partido puso punto y final, precisamente, señorías, para proteger a los trabajadores de Correos y sus condiciones laborales, y créanme que me siento orgullosa de las medidas de conciliación familiar y laboral de las que afortunadamente hemos conseguido que gocen todos los trabajadores, de nueve a doce meses de reducción de jornada por lactancia, permisos de tres a cinco días por hospitalización, excedencia de cuidados familiares de tres años, cuando el resto tenemos dos...

Y después de esta puesta en contexto explicaré por qué hemos presentado una enmienda de sustitución con la que pretendemos que en este Parlamento seamos serios con una institución que debemos cuidar y que es bueno que a todos nos ocupe pero desde el rigor de las leyes. Hablan ustedes de que se quiere desmantelar Correos, cuando la Ley 40/2010 precisamente dice lo contrario, si algún responsable -sí se lo digo, señora Santana (ante comentarios de la señora Santana Perera desde su escaño)-, si algún responsable de Correos está incumpliendo la ley, desde luego, el camino deben ser los tribunales, no engañar sobre su funcionamiento.

Respecto de su suficiencia financiera, está garantizada a través de los presupuestos generales del Estado, además de las aportaciones patrimoniales de carácter público, como lo es la contribución postal o la tasa de concesión por autorizaciones administrativas, cifras que deben cuadrar, y yo creo que en eso tenemos que estar todos de acuerdo.

En cuanto al carácter público, es bueno, señoría, recordar que precisamente está garantizado por ley.

En cuanto al cumplimiento de la directiva europea, quiero eliminar cualquier sombra de sospecha sobre su cumplimiento.

Y, señorías, lo dije al principio, lo reitero y se lo digo a todos sus trabajadores: velar precisamente por la continuidad de esos 52 000 empleos y la mejora de sus condiciones laborales es una inquietud y un compromiso de nuestro grupo político. Eso sí, le exigimos a usted, señora diputada, y a su grupo político que se afronte desde el rigor, este y todos los asuntos. Quiero poner a disposición de todos los diputados de esta Cámara el portal de transparencia, precisamente, de la sociedad, donde ustedes, sus señorías, pueden comprobar hasta la gestión, ya quisieran muchas empresas del Gobierno de Canarias contar con auditorías públicas y ver hasta la situación fiscal de una empresa pública que es de todos, señorías.

Y, por lo tanto, para concluir, señora Santana, señores de Podemos, los servicios postales constituyen un instrumento esencial para el desarrollo de la comunicación y el comercio y coadyuvan a la coacción económica y social de nuestro país y debe seguir siendo así y el Grupo Parlamentario Popular va a velar porque así siga siendo.

Existe una serie de incidencias en Canarias, un 7,6 % del total de las reclamaciones. Precisamente por eso mi grupo político lo que proponía hoy aquí es que el Gobierno de Canarias instara al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas a que elaborara un informe que nos garantizara a todos la continuidad y la mejora del servicio de Correos en Canarias.

Mire, desde luego, es una enmienda absolutamente constructiva de mi grupo político, usted ya ha dicho que no la va a aceptar, yo le anuncio nuestra abstención y sí le digo a los trabajadores que cuenten, de verdad, con nuestro compromiso de seguir velando por la mejora de sus condiciones laborales y por garantizar la continuidad de los empleos dentro de esta sociedad estatal.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Tavío.

El siguiente grupo enmendante es el Grupo Nacionalista, señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Buenos días, presidenta. Dar la bienvenida a los trabajadores y trabajadoras de la empresa pública de Correos.

Hay que decir que el Grupo Nacionalista, Coalición Canaria, va a apoyar esta proposición no de ley del Grupo Podemos, donde se insta a que Correos siga siendo un servicio público. De hecho, así lo hicimos ya en una proposición no de ley que trajimos a esta Cámara en el mes de diciembre y que fue aprobada por todos los grupos, con la abstención del Partido Popular.

Aquella iniciativa, que era de cuatro puntos, nacía de la demanda de los representantes de los trabajadores y trabajadoras, empezamos en Fuerteventura, pero nos reunimos con los representantes de toda Canarias y, por tanto, eran los puntos que entendíamos que demandaba el sector. Esta es una iniciativa que viene de otras comunidades como Asturias presentadas en abril, que está bien, que han añadido el tema de la normativa, el cumplimiento de la normativa estatal y la recuperación de la banca postal que entendemos que a lo mejor afloja más la reivindicación que afecta directamente a la demanda de los trabajadores. Nosotros en su momento lo que planteábamos era el diálogo con los sindicatos, que se les tuviera en cuenta y que se tuviera en cuenta lo que estaban reclamando, que son mejoras en el empleo, en los salarios y en los derechos que han ido perdiendo en estos tiempos.

Bien, estamos de acuerdo, además, en la exposición de motivos que hace referencia a la reforma del artículo 135 de la Constitución en 2012, de hecho, si no recuerdo mal, creo que es nuestro grupo político de los presentes el único que en el Congreso de los Diputados votó en contra de esta reforma.

Quiero aclarar que hemos presentado una enmienda para eliminar el punto 4 -insisto, que quede claro-, no porque estemos en contra de la banca pública sino porque creemos que puede desviarse lo que es la verdadera demanda del sector y creo que tiene contenido suficiente como para venir con otra propuesta y hablar de la banca pública, creo que merece la pena entrar en ella con más detalle.

Lo que no compartimos y lo ha dicho usted ahora de nuevo en su intervención, señora Noemí, es que en la exposición de motivos hable de una plaga, los ámbitos rurales están plagados, mire, los que hemos nacido y criado en ámbitos rurales nos sentimos orgullosos de los ámbitos rurales de Canarias, creo que no es la mejor definición porque es, en el caso concreto de Fuerteventura, donde más vamos a sufrir estos recortes que está sufriendo Correos, precisamente en todos los ámbitos rurales. Estos recortes y esta privatización se hacen pese a los balances económicos positivos que ha tenido en las últimas tres anualidades Correos, beneficios que no han sido tenidos en cuenta por el Gobierno del Partido Popular para cumplir con los requisitos de solvencia económica y para poder reponer las plazas que se han ido perdiendo a lo largo de estos años. Sirva como ejemplo, ya que se ha nombrado, Gran Canaria, Tenerife y algo de La Laguna, sirva como ejemplo el caso de Fuerteventura, una isla con una edificación dispersa importante, con más de 65 secciones de reparto, 31 de ellas son en el ámbito rural y la actual plantilla de Correos en Fuerteventura, que la compone un centenar de personas distribuidas en una decena de puestos de trabajo, de toda esa plantilla apenas el 52 % es personal fijo, lo que significa que el resto trabaja según los contratos que quiera la empresa en cada momento.

Intento abreviar porque también hay otro dato que destacar por la importancia y la gravedad de este asunto, a nivel estatal las cifras son aún más alarmantes. En lo que llevamos de esta legislatura, en este año de legislatura, en Correos se han perdido más de 11 000 empleos. Los ciudadanos y empresas son directamente perjudicados por el deterioro progresivo de estas condiciones que se presta en Correos, que puede conducir no solo al mal funcionamiento sino al desmantelamiento encubierto para ir hacia una privatización.

Por tanto, lo que planteamos es mantener el servicio público, el carácter público de correos, y antes de terminar, efectivamente, nosotros presentamos eliminar el punto 4, el resto lo compartimos. Insistimos: punto 4, porque creemos que tiene contenido para ir en otro punto, y, si nos lo permiten, pues iríamos a una votación por separado, porque el punto 3 de nuestra PNL hablaba de impulsar un modelo empresarial para Correos dando viabilidad al nuevo contexto postal y afrontando retos para diversificar e internacionalizar, que era lo que ellos entendían, que ahí podríamos hablar de la banca o de otro sistema.

Gracias, y suerte.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Cabrera.

Señora Santana, fija posición, si es tan amable, respecto a las enmiendas de los grupos que han presentado.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Sí.

Como ya adelanté en mi intervención, no voy a aceptar las enmiendas, pero sí que me gustaría dar la posibilidad al Grupo Nacionalista Canario de votar por separado el punto 4, que es el que genera algo de controversia, y recogemos el guante de hablar más delante de la banca pública.

La señora PRESIDENTA: Bien. Muchas gracias.

Cuando llegue a la votación, si son tan amables me lo recuerdan para hacerla por separado.

Continuamos ahora con el resto de los grupos. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Agrupación Socialista Gomera siempre apostará por la gestión pública de la Sociedad Estatal de Correos, que, tal y como ya hemos defendido en otras ocasiones, desempeña un papel crucial para la ciudadanía, y por tanto conviene mantener.

El servicio de Correos se presta en España desde finales del siglo XIX y nunca ha perdido su importancia, todo lo contrario, pues, pese a las nuevas tecnologías y las alternativas al transporte físico de los mensajes, ha logrado coexistir y conservar su espacio frente a múltiples opciones de paquetería privada.

Sin embargo, lo que antes de la globalización era una empresa pública nacional fuerte que actuaba casi en exclusiva se ha visto relegada a ser una entidad más dentro del mercado de transporte de correspondencia y paquetería. La única salvedad que podemos hacer es que solo Correos llega a todas las direcciones, pues hay empresas que directamente no reparten a determinadas poblaciones, incluso no prestan sus servicios en islas no capitalinas porque no les sale rentable. Y es esa falta de conciencia de servicio social y la priorización de la rentabilidad presupuestaria empresarial lo que justifican la presente iniciativa.

No podemos permitir que queden desatendidos sectores de la población solo porque tienen una peor accesibilidad geográfica, ya sea La Restinga, el barrio de Tazo en Vallehermoso o un caserío remoto, todos los rincones de nuestras islas y sus habitantes deben tener garantizado un servicio de comunicación postal fluido y constante.

En consecuencia, apostamos por que Correos vuelva a tener un cien por cien del capital público y quede bajo el interés general, solo así es posible acabar con cualquier discriminación geográfica en el reparto del correo.

De forma paralela debe abordarse la situación laboral de los empleados de Correos, que, a nuestro juicio, deberían integrarse en la estructura del empleo público sin dejar atrás ningún empleado actual. Y debemos, además, implementar los mecanismos de fiscalización y control presupuestario para garantizar la transparencia, la eficacia y la eficiencia, principios básicos de la actuación en las administraciones públicas.

No compartimos, no obstante, también el punto 4, que la reactivación de la banca postal se incluya en esta proposición no de ley como un apartado adicional. Entendemos, al igual que el diputado de Coalición Canaria, que es un asunto con suficiente entidad y calado para que lo debatamos de forma autónoma.

El objetivo ahora debe ser asegurar el servicio a aquellos que podrían sufrir una discriminación geográfica y evitar el cierre de este ente; reactivar la banca postal cuando la llamada Caja Postal de Ahorros, Sociedad Anónima, creada en 1912 dejó de estar bajo la dirección de Correos en 1991 y desapareció poco después cuando se realizó la fusión bancaria que creó Argentaria, es a nuestro juicio...

La señora PRESIDENTA: Se acabó su tiempo, señora Mendoza. Muchas gracias.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (Pedro Manuel): Gracias, presidenta. Señorías.

También queremos dar la bienvenida a los trabajadores de Correos.

Como todo sabemos la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos viene sufriendo una reestructuración desde el año 2012 cuando puso ese plan estratégico, que le ha llevado a amortizar aproximadamente 14 000 puestos de trabajo en los últimos años, aumentando la carga de trabajo con el consiguiente deterioro del servicio a la ciudadanía.

Señorías, todos somos conscientes de que los servicios postales constituyen un instrumento esencial para el desarrollo de la comunicación y el comercio, y contribuyen también, cómo no, a la cohesión económica y social de esta tierra.

Ya el 10 de diciembre de 2015, a iniciativa del Grupo Nacionalista también, se aprobó una PNL en donde se instaba al Gobierno del Estado a una estrategia integral de Correos y donde el Ministerio de Fomento registró en este Parlamento al 1 de marzo un informe que nosotros lo llamamos, pues, una declaración de intenciones, poco concreto. Precisamente, ya lo dice el artículo 24 de la propia ley, donde dice: "el operador designado por el Estado para la prestación del servicio postal deberá realizar la entrega de los envíos en la dirección postal que figure en su cubierta. Asimismo, procurará la entrega de aquellos envíos postales cuya dirección aun siendo incompleta permita la identificación del destinatario".

Por tanto, lo primero que pedimos es que insistimos en que se cumpla esa ley, que se cumpla la Ley 43/2010, que garantiza los derechos de los ciudadanos a recibir ese servicio postal universal.

Segundo, también decimos que lo que hay que hacer es mejorar la gestión de ese servicio. Ya los trabajadores de Correos nos manifestaban que consideran que la mejor manera de garantizar este servicio sigue siendo a través de Correos, pues las empresas de ámbito privado orientan su actividad sobre todo a las áreas económicamente rentables, como las zonas urbanas y las grandes capitales. De hecho, de esta acción quiénes son los grandes perjudicados: las islas periféricas y las zonas rurales que tienen más diseminados y están más alejadas. De hecho, les piden hasta que pongan los buzones a 50 m de sus casas.

Y tercero, la necesidad de contar con unos recursos humanos suficientes, a los que se les debe promover su desarrollo profesional, formación, capacitación, etcétera. Porque lo que estamos viendo es una presión importante a los trabajadores, no creando plazas, no cubriendo vacantes, por lo que no se consolidan los puestos de trabajo, aumentando las zonas de reparto, etcétera, etcétera, etcétera.

Por lo tanto, desde Nueva Canarias volvemos a reivindicar hoy aquí: no al desmantelamiento y a la privatización del servicio público de Correos, y sí a que los ciudadanos y ciudadanas de esta tierra tengamos un servicio de correos adaptado a las singularidades y necesidades específicas de Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Y ahora, para finalizar, por el Grupo Socialista, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Presidenta, señorías, trabajadores de Correos, buenos días a todos.

Los servicios postales, como bien se ha comentado, han sido fundamentales para el desarrollo económico y han contribuido a dinamizar otros sectores productivos de la economía, además de generar por sí mismo riqueza y, no menos importante, la generación de empleo.

El correo representa para la sociedad un instrumento esencial de comunicación, llegando a convertirse en un poderoso factor de desarrollo económico, social y cultural, un medio eficaz de administrar y un agente directo e indirecto de cohesión política, indispensable para el desarrollo en las regiones más alejadas, y Canarias desde luego es un claro y manifiesto ejemplo de ello.

En 2013 Correos contaba con 9288 puntos de atención, entre los que se encontraban 2375 oficinas multiservicios y 6913 servicios rurales. Pero estos últimos años la política de recortes, porque así ha sido, ha perjudicado el servicio y empeorado las condiciones laborales de los trabajadores.

Hace siete meses tuvimos en esta Cámara un debate interesante, donde ya plasmamos el interés, en este caso, la demanda por parte de los trabajadores. En aquel momento representantes sindicales que estaban presentes hicieron llegar propuestas; los grupos políticos tuvieron la posibilidad de enmendar; y, por tanto, trabajamos. Y la conclusión básica a la que llegamos, se enfocó el asunto, estaba en evitar el desmantelamiento que se estaba produciendo, evitar perder ese carácter público, fortaleciendo un acuerdo y un convenio que pusiera freno al recorte de empleo, dotando de plantilla suficiente a correos, consolidando los puestos de trabajo y la recuperación de la capacidad adquisitiva. Es que en estos últimos años la cifra ha sido determinante, 11 000 empleos a nivel estatal.

Por tanto, no es una situación lógica. No es una situación lógica, y por ello ha habido quejas, quejas que además fueron generadoras de un escenario de conflicto laboral, que conllevó huelgas, que llevó paros parciales, que conllevó encierros. Una situación desde luego nada deseable para quienes creemos en los servicios públicos.

Aquella proposición no de ley, del día 10 de diciembre, incorporaba una enmienda del Partido Socialista donde se presentaba, y leo textualmente: tener en cuenta las singularidades de Canarias como territorio fragmentado y alejado de la superficie continental, y que prime sobre la rentabilidad económica la rentabilidad social. Por tanto, en la misma línea que aquí se está planteando.

Y termino, he sido en algún momento de mi vida trabajador de Correos, conozco el servicio, en mi época universitaria en verano sustituía a un trabajador de Correos, y yo tengo una experiencia magnífica, de un trabajo y de un compromiso muy serio por parte de todos esos trabajadores. Por eso yo creo que sirve y cumple una función extraordinaria que desde luego esta Cámara está obligada a...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Hemos concluido todas las intervenciones. Señorías, vamos, por tanto, a votar, en este caso a petición de uno de los grupos y por aceptación del grupo proponente, vamos a votar toda la PNL a excepción ¿del punto 4?, es lo que entendí que me estaban pidiendo. O sea, votaríamos toda la PNL, los puntos 1, 2, 3 y 5, y después votaríamos aparte al punto 4. Llamo primero a votar (La señora presidenta pulsa el timbre de llamada a la votación).

Señorías, por favor, si son tan amables. Vamos a votar los puntos de la PNL en cuestión 1, 2, 3 y 5.

Comienza la votación (Pausa).

Señorías, votos emitidos 50: 40 síes, ningún no y 10 abstenciones.

Por tanto, quedan aprobados.

Votamos ahora el punto 4 solo, señorías.

Comienza la votación (Pausa).

Señorías, 51 votos emitidos: 11 síes, 40 noes, ninguna abstención.

Queda rechazado, por tanto, el punto cuarto.

Ruego a los portavoces se acerquen, si son tan amables (Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia).

(Pausa).