Diario de Sesiones 45/2016, de fecha 13/9/2016 - Punto 2

9L/C-0680 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE SITUACIÓN DEL SISTEMA SANITARIO CANARIO Y LAS LISTAS DE ESPERA.

La señora PRESIDENTA: Comparecencia, a instancia del Grupo Socialista Canario -es conjunta- y del Grupo de Nueva Canarias, al consejero de Sanidad. En el caso del Grupo Socialista Canario sobre las acciones para reducir las listas de espera y mejorar los servicios de urgencias hospitalarios, y la de Nueva Canarias sobre la situación del sistema sanitario y las listas de espera.

Comienza en este caso el Grupo Socialista, señor Hernández, por tiempo de cinco minutos.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Muy buenos días, señorías, sobre todo a los que han cumplido con el horario de estar presentes a la hora que estaba previsto el inicio de la sesión.

Dicho esto, yo estoy muy contento desde el día de ayer por que esto se haya convertido casi en materia monográfica, la materia sanitaria, eso indica que hay un interés por parte de la Cámara y yo espero que ese interés, además, quede plasmado, pues, en el hecho de alcanzar los acuerdos y los consensos necesarios para seguir mejorando la calidad asistencial en esta consejería y, por supuesto, destinarla a las personas a las cuales se destina el servicio.

Una sanidad vista como servicio público de calidad tiene que ir asociada a la tendencia de eliminar las listas de espera, más concretamente para que los tiempos de espera se reduzca a unos plazos y unos tiempos lo más razonables posibles. Ese debe ser el objetivo y ese es el compromiso de este grupo parlamentario, un compromiso inequívoco con un servicio público que nos iguala más a los ciudadanos, al margen de la posibilidad o la disponibilidad de los recursos económicos de cada paciente.

Ya son muchos años los que llevamos hablando de listas de espera, tantos que pudiera parecer un mal endémico sin capacidad de resolución. También nos negamos desde el Grupo Parlamentario Socialista a esa suerte de castigo divino porque nada tiene que ver con la divinidad y sí mucho con la capacidad de compromiso que estemos dispuestos a asumir y a implementar a través de una gestión enfocada a alcanzar las mayores cotas de bienestar.

Entendemos, desde el Grupo Parlamentario Socialista, que esa es la vocación pública que aquí nos convoca a cada uno de los grupos parlamentarios, estoy seguro de ello. También estaremos seguros, y convendrán conmigo, de que existe un déficit de financiación que arrastramos en estos últimos cinco años y que ha condicionado sobremanera el margen de actuación, entre otras, para hacer ser frente a esa lista de espera. ¿O alguien cree que sin la posibilidad de contratar a nuevos profesionales o disponer de nuevos equipos tecnológicos, por poner un ejemplo, vamos a ser capaces de mejorar esa lista de espera? Por cierto, lista de espera que se ha ido reduciendo de forma significativa en este ejercicio 2016, creo que hay que decirlo todo también. Ese es un dato objetivo y, por tanto, contrastable. A pesar de las estrecheces económicas se ha podido sustanciar una mejoría que también queda corroborada en el aprobado que dan los usuarios a la hora de calificar el servicio prestado, cosa que no ocurría hace algún tiempo.

Para que se produzca una mejoría sobra decir que se ha tenido que implementar una serie de acciones y decisiones políticas encaminadas a reducir la lista de espera, acciones como la optimización del rendimiento quirúrgico ampliando los horarios de quirófanos fuera del horario o la jornada habitual, permitiendo a aquellos pacientes con mayor demora poder ser intervenidos. De igual modo se están llevando pruebas diagnósticas los fines de semana, como la realización de los tacs y las resonancias magnéticas y la coordinación en atención primaria y atención hospitalaria mediante la figura del especialista consultor.

Todas estas medidas han coadyuvado a ir mejorando el servicio sanitario y enfrentar de forma decidida la reducción de los tiempos de espera. Obviamente también requiere de más recursos que permitan ir alcanzando esos objetivos, de ahí que la consejería haya venido reclamando en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se diseñe un nuevo modelo de financiación que incluya un subsistema finalista de financiación de la asistencia sanitaria, diferenciando del resto a los servicios públicos fundamentales, con actualización anual de las variables y que permita una exención per cápita ajustada igual para las comunidades, y esto parece que resulta razonable. Yo creo que, además, esta debería ser de las cosas que igual deberíamos hablar con mucha más frecuencia porque es verdad que hemos hablado mucho estos tiempos atrás de la estabilidad de los gobiernos pero no hemos hablado de las políticas, y yo creo que, bueno, deberíamos enfrentar de una vez por todas ese asunto.

Señor consejero, en mi solicitud de comparecencia también hacía referencia a los servicios de urgencia hospitalarios por cuanto estos servicios, y no voy a ahondar mucho en ello, constituyen la principal puerta de entrada en la hospitalización, y condicionan no solo la gestión de camas o la programación quirúrgica sino también la gestión de listas de espera. Por cierto, contemplado todo ese plan de urgencia sanitario comprometido desde su consejería y aprobado por esta Cámara.

Si sabemos que la base del problema es que el presupuesto está muy por debajo de las necesidades reales del Servicio Canario de Salud, me pregunto, ya que todos los grupos parlamentarios se han expresado o estoy seguro de que en el día de ayer se expresaban en la misma línea de mejorar dicha financiación y prestar un servicio médico asistencial de calidad, pues yo me pregunto también, y finalizo con esto, por qué no aprovechamos esta ocasión para suscribir que en el próximo ejercicio presupuestario todos, sin exclusión, pues vamos a comprometer las partidas necesarias que asuman o que aseguren la prestación de un servicio sanitario de calidad. Yo creo que esa debe ser la línea, y en ese sentido solicitaba la comparecencia, señor consejero.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Turno ahora para el otro grupo proponente, el Grupo de Nueva Canarias. Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta. Señorías.

Señores del Gobierno, pocos señores y señoras del Gobierno para una comparecencia que tiene en términos políticos bastante relevancia. Echo de menos al presidente, a la vicepresidenta y a algunos otros compañeros y compañeras del Gobierno porque yo creo que después de lo que ha acontecido estos últimos días valía la pena estar aquí arropando al consejero de Sanidad. Pero, bueno, cada uno tiene su estilo y lo estamos comprobando y algunos sufriendo.

Yo sabía que le iba a tocar. Empezaron con la señora vicepresidenta, con la gestión de los fondos de Empleo, con los Asuntos Sociales; continuaron con la señora Chacón, a la que crucificaron en los medios de comunicación culpándola de los males de Tenerife y de la humanidad; y luego le tocaba a usted. No tengo muy claro que al señor Aarón le vaya a tocar, fíjese, y no soy profeta, pero a usted estaba seguro de que le iba a tocar, de manera que, como dirían algunos refranes populares, no le arriendo en las ganancias, señor consejero, y le podría decir también que le acompaño en el sentimiento -seguro- de enfado, de desasosiego, que uno tiene cuando quien está en la responsabilidad de la Presidencia del Gobierno en vez de contribuir a resolver los problemas lo que hace es agravarlos. Porque se agravan los problemas en cualquier gobierno del mundo cuando el presidente del Gobierno utiliza los medios de comunicación para desautorizar a un miembro de su gobierno, además utilizando información interesada, por no decir falsa. ¡Falsa! Y lo lamento por usted, que me cae bien, pero sobre todo por los ciudadanos, por los pacientes y por el servicio público, porque no se merece la sanidad pública, no se merece la ciudadanía de Canarias un presidente del Gobierno que es capaz de utilizar al Gobierno y los problemas de los ciudadanos para ajustar cuentas no se sabe por qué; y lo lamento porque las cosas no van a ser más fáciles a partir de ahora, serán peores. Los que tenemos alguna experiencia en el gobierno de las instituciones sabemos que un elemento clave, además de la ideas y de los programas, es el respeto a las personas, es la lealtad entre las organizaciones que comparten un gobierno, y eso en este gobierno está roto desde hace mucho tiempo, y lo escenifican ustedes desgraciadamente en público de forma reiterada.

Yo en la segunda intervención haré propuestas concretas de lo que creo yo que nos pasa y las soluciones posibles. Ayer el presidente decía que yo podía ayudar, que no quepa duda de que mi partido, mi grupo parlamentario y yo mismo estaremos siempre del lado de la sanidad pública, de las soluciones. Nosotros no somos de los que creen que cuanto peor mejor, y por eso hemos hecho propuestas y luego las desgranaré en este Parlamento, en esta legislatura y en la anterior, y cuando tuvimos responsabilidades apostamos consecuentemente por este servicio público. Pero yo, en esta primera intervención, quiero hacerle tres preguntas que seguro me va a contestar.

Dígame exactamente qué programas y actuaciones puso usted en marcha para combatir el exceso de demanda, las listas de espera, tanto en el ámbito público como privado, y qué resultados ha tenido.

Segunda pregunta: la suspensión de algunas de esas actuaciones, que se ha dicho públicamente, y que algún gerente, concretamente el del Hospital Universitario de Canarias, ha dicho de la suspensión del programa de actividad complementaria que significaría de aquí a final de año 900 intervenciones quirúrgicas menos, 5200 pruebas complementarias menos. La capacidad de producción de nuestros cuatro grandes hospitales es aproximadamente la misma, con alguna variante en función de los servicios, y la capacidad de producción de los servicios de las llamadas islas menos pobladas, igual. Estas cantidades de retraso o de suspensión de actividad hay que multiplicarlas por seis.

Quiero saber qué balance hace de esa suspensión, y lo más importante: ¿sabe usted cuánto se gastó la sanidad pública en el año 2015? ¿Nos lo puede decir, cuál fue el coste efectivo de los servicios, cuánto se ejecutó, cuánto se pagó y cuál es el déficit que queda del año 2015? Díganos los datos para poner en evidencia que el presidente del Gobierno miente cuando dice que hay más dinero este año que el pasado año, y que por lo tanto es usted un mal gestor.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez. Terminando sobre el segundo.

Señor consejero, doce minutos -es acumulada-.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Gracias, señora presidenta. Buenos días.

Yo realmente venía a hablar de listas de espera y de urgencias, pero, bueno, entraré al trapo de lo que pregunta el señor Rodríguez, intentaré ir respondiendo, aunque hay algunos datos que tendré que consultar para podérselos dar.

Miren, llevo un año y dos meses en el cargo como consejero, y he venido varias veces a comparecer por el tema de las listas de espera. Y, desde luego, creo que es un tema muy interesante por el que vendré a comparecer, como no puede ser de otra manera, todo lo que haga falta, porque creo que el tema lo merece. Intentaré en esta comparecencia explicar la situación actual de las listas de espera y las causas que están llevando a que los resultados positivos no se estén viendo en el corto plazo, porque -insisto- hay algunos resultados positivos en este primer año que me gustaría destacar.

Quizás, como ustedes han comentado, alguno de ustedes ayer, y lo que se ha dicho estos días, la globalidad de los datos invita a ser pesimista. Pero yo soy de los que veo el vaso medio lleno y no medio vacío, y si hemos conseguido ser capaces de arreglar algo con un limitado presupuesto, cuando empiece a llegar dinero en algún momento, pues, estarán sentadas las bases para obtener mejores resultados.

Lo cierto es que en estos últimos trece meses la lista de espera quirúrgica ha aumentado un 8,5 %, ha aumentado aproximadamente en 2500 pacientes en este tiempo. Es un mal dato, ciertamente.

Pero lo otro cierto es que en este primer semestre del año hemos aumentado la actividad quirúrgica en los hospitales públicos, o sea, hemos operado más. Y habiendo operado más, tenemos más lista de espera quirúrgica. Y esto, ¿por qué pasa? Pues pasa porque están entrando más pacientes en la lista de los que somos capaces de sacar. Y esta es una cuestión que obviamente hemos analizado, y la conclusión que sacamos es esa: hay cada vez más pacientes demandantes de cirugía, cada vez hay más personas mayores que requieren tratamiento quirúrgico, y cada vez la Medicina es capaz de darles alternativas e indicaciones a esas circunstancias. La sanidad pública no se está quedando atrás en la incorporación de nuevas técnicas y tratamientos quirúrgicos, y estas novedades aumentan el número de beneficiarios para los que hace poco no existía una solución. Por ejemplo, para que se hagan cargo, por ejemplo, las metástasis peritoneales, una patología para la que antes se desestimaba cualquier tratamiento quirúrgico, desde hace unos años, pues, se les da tratamiento quirúrgico, que, por cierto, conlleva toda una jornada quirúrgica y nos complica sacar otros pacientes. O, por ejemplo, los pacientes ancianos con estenosis lumbar, con estenosis vertebral, que hace años no operábamos, ahora los operamos. Y las obesidades, recordarán ustedes que hace quince años empezamos a operarlas a pacientes jóvenes, ahora, incluso, operamos obesidades de pacientes de edad avanzada. Todo esto hace que, a pesar de que estamos operando más, la lista de espera aumenta. Dicho de forma más clara, la Medicina y el crecimiento poblacional avanzan mucho más rápido de lo que lo hace el presupuesto sanitario.

Ante la falta de medios económicos suficientes, nos toca seguir realizando esfuerzos en la gestión, aunque también hay que decir que es un aspecto en el que cada vez queda menos margen de mejora, sobre todo si somos conscientes de que el personal está hastiado y empieza a desmotivarse tras años de sobrecarga de trabajo en esta etapa de crisis. Esta consejería está dando prioridad a las personas que llevan más tiempo en la lista de espera y a la atención de los pacientes oncológicos y de patologías potencialmente invalidantes. Esto nos ha permitido incidir directamente en la demora media rebajándola hasta los 164 días, que eran 162 el mes pasado, hemos empezado a empeorar este mes de julio, los últimos datos que estoy dando son ya del mes de julio. E, insisto, estamos en 164 días cuando a principios de año estábamos en 175 días de demora media, que para mí el indicador de demora media es el más importante en el manejo de las listas de espera. No es trascendente, y así lo he dicho en muchas ocasiones, tener 10 000 o 100 000 enfermos en la lista, si somos capaces de sacarlos de la lista y esa lista circula rápidamente, entran y salen los pacientes con celeridad, no es el caso, las cifras que tenemos no son buenas, pero insisto en que en el primer semestre del año habíamos conseguido una rebaja de, como decía, 11 días, de 175 a 164 días.

Si lo que hacemos, por otro lado, es el cálculo de la mediana, que es otro indicador estadístico muy interesante, la realidad es que de los pacientes que están en la lista de espera, la mitad, el 50 % de los pacientes salen de la lista de espera en menos de 109 días, es un indicador trascendente que lo que indica es que realmente sí que se trabaja, se sacan enfermos, pero hay un grupo de enfermos que por su complejidad y por otras circunstancias se nos van quedando atascados en la lista, o sea, que tenemos una mediana de 109 días.

Bueno, esta medida de trabajar sobre los pacientes más antiguos ha generado datos esperanzadores que tienen que ponerse en valor, como es el caso de la isla de La Palma donde la demora media del hospital se ha reducido nada menos que 44 días respecto al 2015; el Hospital Materno-Insular donde el descenso es de 26 días, el hospital de Fuerteventura o el de la Candelaria donde se ha rebajado 14 días. Esto se ha conseguido, entre otras cuestiones, gracias a la optimización del rendimiento de los quirófanos en jornada ordinaria y tomando medidas correctoras donde el funcionamiento no era el máximo posible y con los programas especiales, que casi todos ellos estaban en marcha previamente y se han mantenido.

Interviniendo sobre estos pacientes más antiguos que, insisto, han sido nuestro objetivo no trabajar sobre volúmenes sino trabajar sobre los enfermos antiguos he de decirles que cuando llegamos a la consejería había enfermos que tenían tres y cuatro años esperando en la lista de espera y sobre esos enfermos nos hemos centrado, ese grupo de pacientes son enfermos en general complejos por su tipo de patología, cirugía instrumentada de la columna, escoliosis, en fin, patologías que requieren toda una jornada de quirófano y cuando metemos a un enfermo de esos en quirófano pues dejamos de operar cinco o seis cataratas, tres o cuatro hernias inguinales y eso genera que se nos esté aumentando el volumen, pero, insisto, hemos ido a atacar el problema de pacientes que se estaban quedando atrás y se generaba una franca inequidad. En ese sentido decía que el porcentaje de pacientes con más de seis meses en la lista de espera, que era el 37,7 % del total de lista a final del 2015, lo tenemos en la actualidad en el 30 %.

En el caso de los pacientes oncológicos, que también era otra de nuestras tareas iniciales, el número de pacientes pendientes de cirugía oncológica era de 924 a principios de año y en este momento es de 836. Y, en este caso, los tiempos de demora los mantenemos en cifras óptimas y afortunadamente pues no salimos en la prensa como salíamos en años anteriores con pacientes pendientes de un tratamiento quirúrgico de cáncer demorados más tiempo del necesario. Esta es una realidad que se puede contemplar en la hemeroteca.

Respecto a la derivación de pacientes a centros concertados, y el señor Rodríguez me hacía una mención a este tema, tengo que decirles, y esto para algunos será buena noticia y para otros será mala noticia, que hemos pasado de remitir el año pasado en el primer semestre 27 382 pacientes a centros concertados a remitir este año 6800 pacientes menos. Y esto es por una realidad que también, pues, ha estado estos días en la prensa y en los comentarios de todos ustedes, estamos ajustando la realidad presupuestaria del capítulo II de las direcciones de área, estamos ajustando la realidad de los pacientes a esas circunstancias presupuestarias, o sea, que no mandamos más enfermos a las direcciones de área para que vayan a centros concertados porque el presupuesto no da para más. Y, en ese sentido, insisto, hemos remitido 6800 enfermos menos en toda Canarias a cirugía concertada en el primer semestre.

El aumento de la actividad en consulta también ha sido significativo comparados los periodos de enero-junio de 2015 con los del 2016, hemos aumentado francamente el número de primeras consultas en actividad especializada. Y también hemos aumentado francamente el número de pruebas diagnósticas realizadas en comparación con el primer semestre. Y también, aunque no tiene que ver con las listas de espera, pero hemos aumentado el número de consultas de los médicos de familia en atención primaria.

En este sentido, resumiéndoles, realmente hemos mejorado francamente la actividad, mayoritariamente, y no hemos conseguido una mejora en el volumen de las listas de espera, aunque sí en algunos de sus parámetros que para mí, insisto, son los importantes. Cierto es, para no llevarnos a engaño, que es muy posible que en este segundo semestre y con la realidad que hemos vivido estas últimas semanas y las dificultades presupuestarias que tenemos es muy probable que la lista de espera en su volumen y en sus indicadores vaya a empeorar en el segundo semestre.

Quiero aprovechar este momento también para reconocer la labor que hacen diariamente todos los trabajadores del Servicio Canario de Salud empeñados en contener y adecuar las listas de espera y los equipos directivos de los hospitales en ese sentido.

Volviendo a las listas de espera les informo que a comienzos de este año se destinaron con mucho esfuerzo por parte de la consejería aproximadamente unos 4 millones de euros, con el presupuesto para la realización de determinadas pruebas diagnósticas que íbamos a realizar los fines de semana ampliando los horarios de determinados equipamientos. Esa medida, que se puso en marcha en algunos hospitales en febrero, aproximadamente en la mayoría de ellos, esta medida ha supuesto que hayamos mejorado la lista de espera de escáner rebajando las cifras de espera en un 36,7 % y hemos rebajado la cifra de pacientes pendientes de una resonancia en un 27 %. Esto es significativo de que cuando se ponen programas adecuadamente ideados y con la financiación adecuada para reducir las listas de espera, pues, se consigue, y este, insisto, es el ejemplo paradigmático. Lamentablemente, este es uno de los programas, señor Rodríguez, que se van a acortar con motivo del problema presupuestario que tenemos en el último trimestre de este año.

También durante este primer semestre nos hemos estado dedicando a reactivar infraestructuras que de forma directa o indirecta pueden mejorar todo el tema de las listas de espera. Hemos estado, pues, con los centros de salud, en Tenerife hemos reactivado Las Mercedes, se acabó el de La Cuesta; en Fuerteventura el de Antigua está acabado; hemos acabado el de Costa Ayala y el de Santidad, se activan, en este caso, reformas en Gran Canaria... En fin, una serie de obras y de infraestructuras que hemos acometido durante este primer año.

Y en cuanto a las urgencias, tengo que decirles que, sobre todo porque se ha puesto en tela de duda estos días la mejora o no de la sanidad en nuestras islas, yo creo que estábamos acostumbrados a salir todos los inviernos en la prensa con esas fotografías en cierta medida denigrantes de pacientes acumulados en los servicios de urgencia y quiero recordarles que en este último invierno no hubo esas fotografías porque no sucedió, a pesar de que hubo picos de demanda asistencial, a pesar de que hubo muchos enfermos en urgencias; se hizo un esfuerzo importante para solventar ese problema y este año, insisto, no tuvimos esos problemas.

Además, estamos trabajando en infraestructuras en las urgencias hospitalarias en tres de los cuatro grandes hospitales, que verán sus frutos más adelante, pero insisto...

La señora PRESIDENTA: Señor consejero, se acabó el tiempo.

¿Un minuto más? ¿No?

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Sí. Acabo, acabo.

Simplemente decía que con medidas organizativas lográbamos contener adecuadamente esa imagen tan mala que se había dado en años anteriores respecto a los servicios de urgencia hospitalarios. Se puso en marcha la elaboración del plan de urgencias, y en este momento el plan de urgencias está en la fase administrativa de trámite para ir al Consejo de Gobierno y esperamos que esté aprobado en las próximas semanas o quizás en los próximos meses.

Vale. Gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Continuamos ahora con la intervención del resto de los grupos.

Por el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea, por tres, cuatro minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías, señor consejero.

La realidad es que más de 92 000 residentes esperan recibir algún tipo de asistencia de la sanidad pública canaria, las listas de espera han aumentado de manera progresiva desde que empezó esta legislatura, hoy se contabilizan 1990 pacientes más que a 31 de diciembre del 2015, y si tomamos como referencia el inicio de la legislatura las listas de espera quirúrgicas han incorporado 2599 pacientes. La conclusión solo puede ser una: hacen falta más recursos y más generosidad para resolver los problemas sanitarios de esta comunidad, una cuestión directamente relacionada con nuestra calidad de vida y el bienestar ciudadano.

Señores del Gobierno, los canarios no pueden seguir sufriendo las deficiencias de la gestión sanitaria, y, como ellos mismos dicen, no podemos entender que exista un déficit presupuestario tan elevado en la sanidad pública cuando pagamos rigurosamente nuestros impuestos.

Resulta muy triste la polémica que se ha producido en torno al gasto adicional realizado por la Consejería de Sanidad, los recortes y controles presupuestarios a los que se ha sometido y se quiere seguir sometiendo a esta área y su vinculación con una supuesta crisis en el Gobierno regional. Más allá de batallas políticas, lo que realmente nos preocupa a los canarios es saber qué va a pasar ahora con las listas de espera y si va a aumentar mucho más el tiempo de demora para cualquier intervención o si se prevé algún tipo de incidencia en alguna especialidad.

Según el último listado publicado el pasado 31 de julio, 33 183 canarios se encuentran en lista de espera para ser atendidos quirúrgicamente y de ellos casi un tercio -más de 10 000- deben aguantar más de seis meses hasta que llegue su intervención.

Si hablamos del conjunto de especialidades médicas los datos apuntan que 25 437 canarios están pendientes de una cita con un especialista, y es posible apuntar, además, que 33 418 canarios esperan poder someterse a algún tipo de prueba complementaria como una ecografía, un tac o una mamografía, entre otras.

Somos conscientes de que usted no creó el problema y que, además, usted ha puesto todo su empeño en buscar soluciones. Recordemos, por ejemplo, las reuniones de trabajo de cara a la elaboración del futuro plan de urgencias de Canarias y las posibles soluciones apuntadas, entre las que está el aumento de los medios de diagnóstico radiológico o análisis disponibles en los centros de atención primaria a fin de evitar los traslados y el colapso en las urgencias. Poner en marcha esas y otras medidas requiere, sin embargo, que se disponga de los correspondientes medios materiales y humanos que, lamentablemente, parece que no van a llegar hasta que no se aprueben los próximos presupuestos autonómicos.

Las soluciones parecen estar, pero no se tiene el dinero para llevarlas a cabo. Agrupación Socialista Gomera apuesta, por tanto, por un incremento del presupuesto destinado a la sanidad pública, en la que, insisto, no podemos permitirnos más recortes, el bienestar ciudadano, la vida, en definitiva, es lo que está en juego.

Puede que la realidad obligue a recortes, y eso no lo negamos, pero no es en sanidad donde se debe recortar, no es en sanidad donde debemos iniciar una guerra política, al contrario, aquí debemos sumar, todos juntos, sin fisuras, porque como dice nuestro sabio refranero popular: con la salud no se juega.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Continuamos, por el Grupo Podemos, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Buenos días, señorías.

Señor Morera, ¿recuerda que a principios de esta legislatura le dijimos en una comisión que había cogido usted una papa caliente? ¿Se acuerda? Lo que no sabíamos era el tamaño de la papa, ¿verdad?

Y mire, ha dado usted un dato, y lo voy a felicitar por ese dato, pero creo que es un dato bastante relevante, y podemos ahora entender un poco más el rebote del señor Clavijo, sobre todo conociendo su ideología, ¿no? Habla usted de 6000 intervenciones quirúrgicas menos en las privadas, en las concertadas, quizás, señor Morera, ha tocado usted un nervio de las políticas en Canarias.

Miren, evidentemente no es solo un tema de financiación, que lo es, también hay una gestión de la planificación o una planificación de la gestión que creemos que adolece de ser más eficiente, y también una inexistente política de recursos humanos, y eso sin entrar en el debate de las compatibilidades del personal sanitario, que algún día tendremos que afrontar en esta Cámara.

Pero durante las últimas semanas hemos escuchado al señor Clavijo escurrir el bulto, incluso hablar de que con más recursos estamos peor -obvia los 370 millones menos que en el año 2009-, pero quiero recordarles que en campaña electoral, y ha salido también en estos días en prensa, el señor Clavijo se comprometió a aumentar un 4 % anual el presupuesto sanitario, y, sin embargo, este año, con un 5 % de aumento en el presupuesto de la comunidad autónoma, tan solo aumentó un 1 % el presupuesto sanitario, no sabemos si se refería al 4 % en el caso de que Coalición Canaria siguiera teniendo sanidad, a lo mejor con el PSOE las cifras eran otras, ¿verdad?

Pero, en cualquier caso, debemos establecer una priorización de las listas de espera según patologías, gravedad, eficiencia de la intervención y oportunidad de no progresión de la enfermedad, manteniendo las garantías de tiempos máximos únicamente a ese criterio, y eliminando los tiempos máximos para las 25 patologías más comunes, que artefactan esta priorización con patologías de menor prioridad.

Podemos estar hablando de propuestas que todos los grupos podemos hacer sobre las listas de espera, pero el problema principal es un problema de financiación, por eso no entendemos en esta legislatura, cuando teníamos la oportunidad de tener más recursos con el tema del IGTE, el señor Clavijo se paseaba por los municipios, como aquel primo rico que viene de la capital, ¿no?, prometiendo infraestructuras vistosas para conseguir más votos, ¿por qué no se acordaba de la sanidad en ese momento, si tanto le importa la financiación de la sanidad, verdad?

Ahora hemos visto que va a convocar a los agentes sociales para escucharlos y poder hacer una valoración directa de la situación y de sugerencias alternativas o soluciones, pero lo cierto es que están los consejos de salud, la propia ley, el plan de salud que hemos aprobado este año, se articulan mecanismos para la participación, que se establecen en la ley, que no se cumplen, están los consejos de salud totalmente inactivos, y usted lo sabe, señor Morera, y de hecho en las conferencias de salud se hicieron las conferencias interinsulares, hay datos por islas que revelan soluciones para cada área con respecto a las listas de espera. Por eso creo que hay material suficiente para trabajar, pero es un problema principalmente de financiación.

Por eso nosotros nos solidarizamos con usted, señor Morera, porque si tenemos que elegir entre Clavijo y el señor Morera lo elegimos a usted, señor Morera.

Y le decimos algo más. En este momento la sanidad pública necesita un compromiso firme de este Ejecutivo y no para tensar el pacto, no para escurrir el bulto, pero tampoco, señores del Gobierno, señores de Coalición Canaria, tampoco utilicen la sanidad para saber hasta qué punto es capaz de humillarse el Partido Socialista, porque ya les digo: tienen una capacidad muy grande.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Márquez Fandiño.

Intervención del Grupo Popular, el señor Díaz.

El señor DÍAZ GUERRA: Gracias, presidenta. Buenos días, consejero.

Señor Rodríguez, parece que lo que funciona o funcionaría es el pacto PSOE-Nueva Canarias, a la vista de lo que estaba contando. Piense usted, dele una vuelta, porque a lo mejor los deseos nunca confesados son precisamente los deseos más potentes.

Volvemos al día de la Marmota, consejero, venimos aquí a hablar de que la sanidad está muy mal, ustedes dirán que la culpa es del Estado, que la culpa es de los recortes del PP, nosotros diremos que la realidad es que las listas en Canarias van de mal en peor, ¿problema de financiación?, no creo que sea un problema de financiación, máxime cuando la gente ya sabe que en Canarias estamos gastando e invirtiendo por encima de la media nacional por habitante en materia sanitaria y los resultados de gestión siguen siendo nefastos.

Hace un año usted dijo que el presupuesto en sanidad le era suficiente, hoy ha dicho -ayer- que no tiene suficiente para gestionar la sanidad como a usted le gustaría, por lo tanto, usted se equivocó hace un año al decir eso, y eso se llama error de planificación, error de planificación del Gobierno que debería estarle acompañando hoy en un pleno tan complicado como este, es llamativa la ausencia del presidente del Gobierno, aunque si nos atenemos a las declaraciones que hizo ayer donde justificaba que él habla directamente con Pedro Sánchez y no se entiende con medianeros, pues, probablemente por eso no esté hoy aquí para respaldarle.

Usted tiene que estar pasando muy mal momento, consejero, se le está cuestionando profesionalmente, por lo tanto, se cuestiona su gestión, pero también personalmente. La gente del PSOE no ha salido en su defensa salvo ayer una tibia intervención de algunos compañeros suyos, pero no se engañe, no está el Partido Socialista arropándole, lo que está haciendo es esa campañita interna para ganar puntos dentro del partido y, sobre todo, para criticar al Partido Popular cuando puede, no se engañe porque ahí tiene que prácticamente lo han dejado solo, consejero.

Seguimos a la cola de España. Es cierto que hemos aprobado la valoración de los usuarios, pero es que todas las comunidades autónomas han aprobado la valoración del sistema sanitario público, pero es que Canarias tiene el peor aprobado de todos, es la única comunidad autónoma que ni siquiera llega a un seis y eso que se les pregunta a los que ya han usado la sanidad, porque si les preguntáramos a los que no han tenido todavía acceso a la sanidad pública, probablemente le darían un cero rotundo, consejero.

Las listas de espera están tan mal que casi estamos duplicando la demora media. Decía usted que lo más importante es el parámetro de demora media para seguir la asistencia, la estamos duplicando: 164 días en Canarias mientras que la media nacional está en torno a 89 días, lo cual es un tremendo fracaso. Todos los usuarios de la sanidad pública sabemos lo que cuesta acceder a una prueba diagnóstica, lo que cuesta acceder a un especialista o a una prueba quirúrgica, 33 000 personas esperando por una cita para un quirófano, 26 000 por un especialista o más de 30 000 para una prueba diagnóstica. Rotundo fracaso. Y usted dijo hace un año que él era suficiente para arreglarlo, pero, por supuesto, se equivocó, consejero, hace días que el Gobierno viene criticando, viene diciendo y cuestionando su gestión, el propio presidente y la consejera de Hacienda están muy descontentos con usted y ayer hemos sabido que, además, le están acusando de deslealtad, ¡deslealtad!. Parece ser que a usted se le ocurrió que para hacer mejor las cosas lo que había que hacer era gastar más dinero en personal pero no se le ocurrió contarlo en el Consejo de Gobierno, se lo ocultó, según ellos, probablemente usted lo comentó con la vicepresidenta, su jefa de filas, pero también probablemente a ella se le olvidó comentarlo en el Consejo de Gobierno o se lo dijo al presidente y también se le olvidó comentarlo en Consejo de Gobierno, ¿sabe lo que es eso? Una encerrona. Dirían: si funciona, nos apuntamos el tanto, y si no funciona, que no funcionó, pues le echamos la culpa al consejero. ¿Y sabe por qué no ha funcionado?, porque gastar más dinero para tratar de arreglar un error es política patentada por el Partido Socialista, los indicadores de calidad como el capítulo II dicen que usted sigue en la misma línea de retroceso. Por lo tanto, si usted gasta más dinero, ha mantenido la eficiencia, ha disminuido la eficacia y tiene una peor efectividad; rotundo fracaso de gestión. Las listas están peor, usted gasta más, le han tirado de las orejas, muy mal panorama, consejero.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Guillermo Díaz.

Grupo Nacionalista, señora Luis.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías. Señor consejero.

Lo hemos debatido en diversas ocasiones: uno de los problemas más importantes de nuestro sistema público de salud es el problema de accesibilidad al sistema, básicamente este problema de acceso al servicio se visualiza en los servicios de urgencia y en las listas de espera y es aquí donde los ciudadanos perciben las mayores dificultades. Pero, evidentemente, el problema más significativo y que más incidencia tiene sobre el sistema en general es la insuficiencia financiera, un problema que afecta gravemente a todos nuestros servicios públicos esenciales y que en el caso de la sanidad podemos calificar como crónica.

No quiero volver a entrar, señorías, en los recortes presupuestarios del Estado, en la insuficiencia del sistema de financiación autonómica y en los agravios comparativos con el resto de comunidades autónomas o las imposiciones sobre el techo de gasto de forma indiscriminada entre comunidades desiguales, ni tampoco, por supuesto, en el injusto desequilibrio de financiación en materia de sanidad, pero sí me gustaría recordar que en los últimos años el Servicio Canario de Salud ha tenido que gestionar todos los servicios de salud de esta comunidad autónoma sin eliminar un solo servicio con 375 millones de euros menos al año, y que es esta comunidad autónoma y que es este Gobierno de Canarias quien está haciendo todos los esfuerzos presupuestarios por incrementar la financiación de nuestros servicios básicos esenciales, recordemos los presupuestos de este año, 8 de cada 10 euros en gasto social, recordemos que sanidad incrementó su presupuesto en 25 millones de euros, recordemos la Ley de crédito extraordinario del 2015 y la ley de crédito extraordinario que será debatida para su aprobación en este Parlamento en esta sesión y que incrementa en 10 millones de euros el presupuesto de sanidad.

Pero es evidente que, a pesar de los esfuerzos, faltan muchos recursos, muchísimos recursos por recuperar e incorporar al sistema y, por tanto, las dificultades para gestionar las áreas son muchas, muchísimas, más teniendo en cuenta el incremento de los costes salariales por el restablecimiento de derechos laborales o el incremento de costes sobrevenidos, como, por ejemplo, los fármacos para la hepatitis. Y, por supuesto, todas las acciones que se están implementando, pues, son muchas las cuestiones en materia de sanidad que hay que mejorar, que hay que corregir y hay que poner en marcha.

Y hemos escuchado hoy al señor Morera exponer todas las medidas que se están implementando para reducir y renovar las listas de espera con el objetivo de lograr unos plazos de espera razonables marcados por la prioridad principal que son las necesidades del paciente.

Y en cuanto a las urgencias, pues, son muchísimas las medidas que se están implementando, sobre todo de carácter organizativo, pero también inversiones en infraestructuras y el plan de urgencia sanitario que está prácticamente a punto de ser puesto o aprobado.

Pero todo esto, señorías, no puede quedar al margen del cumplimiento del marco presupuestario asignado y disponible, por lo que es imprescindible implantar nuevas medidas para seguir mejorando la eficacia y la eficiencia en la gestión, no puede ser de otra manera, establecer prioridades y, si es necesario, establecer los ajustes correspondientes. Y digo ajustes porque hay quien los confunde con recortes, y esto es algo con lo que nadie puede estar en desacuerdo, es responsabilidad de los gestores públicos que esto sea así; y lo digo porque me parece inaceptable que se pretenda hacer creer que incumplir las normas, las normas económicas, es gratuito, y esto lo que significa es que si se incumple hay un plan de ajuste y si hay plan de ajuste, entonces sí que hay recortes.

Señor consejero, entendemos la situación, es complicadísima, pero, bueno, esa es la responsabilidad que se asume, y yo le deseo muchísima suerte en esta ardua tarea.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Luis.

Grupo proponente, uno de ellos, de nuevo el Grupo Socialista, señor Hernández.

Por once minutos, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Sí. Efectivamente, presidenta, no voy a gastarlo todo.

Pensaba decir más cosas pero me voy a centrar exclusivamente en algún mensaje.

Inicié mi intervención hablando o esperando que hoy iba a concitar el apoyo o el consenso en forma de compromiso con respecto a lo que es la sanidad pública, me he llevado una verdadera decepción, básicamente por parte de algún grupo que sí esperaba que tuviera altura de miras, pero, una vez más, ha quedado, como siempre, denostado.

Miren, listas de espera, efectivamente sí, listas de espera. Ha hecho el consejero aquí un relato de los esfuerzos, de las estrategias, del diseño de planes..., que, por cierto, como bien decía antes el señor Fandiño, efectivamente, como el plan de salud, que ya hace un recorrido, hace un análisis pormenorizado de cuáles son las circunstancias que rodean nuestro sistema canario de salud y cuáles pueden ser esas líneas de mejora, de coordinación, de trabajo, de esfuerzo compartido entre todos; pero no, no es todos, es que en esto siempre estamos una parte, una parte comprometidos con el servicio público y otra parte denostando todo lo que es servicio público. Porque yo había sacado una conclusión, al margen de reconocer las dificultades, que son muchas inherentes a un sistema canario de salud que es un mastodonte inmenso que genera muchos servicios, que genera una ingente cantidad de prestaciones y al que hay que dar respuesta inmediata y no siempre tenemos la capacidad de la respuesta inmediata, pero somos conscientes de cuál debe ser ese tipo de respuesta. Esa respuesta no es otra que seguir mejorando nuestro sistema de servicio público de salud. Ese debe ser el compromiso. Yo quería ese compromiso de la Cámara pero, repito, me llevo una decepción.

Dificultades económicas, claro, si es que lo ha dicho el propio consejero. ¿Pero es que se han puesto las bases que indican que el camino puede ser el correcto con la base de ir reduciendo el tiempo en las listas de espera? Sí. Hagamos el esfuerzo para que todo eso que se ha ido implementando tenga en los próximos presupuestos también..., o se puede visualizar en determinadas partidas.

Lo que sí que no va a hacer, no sé si lo va a hacer el consejero, pero desde luego el grupo parlamentario que le apoya no va a permitir..., o desde luego los comentarios malintencionados no nos van a desviar la atención con respecto al compromiso que se ha adquirido en esta Cámara. Es un compromiso público y, como compromiso público, es un compromiso que asumimos para el conjunto de la legislatura, y ese compromiso al inicio de la legislatura era el compromiso con los ciudadanos y ciudadanas de Canarias para mejorar los servicios públicos, en este caso, la sanidad. Y ese compromiso no se va a desviar por mucho que intenten efectivamente decir lo que crean conveniente decir. De verdad, este Ejecutivo tiene claro cuál es su trabajo, cuál es su cometido, y entre todos lo vamos a desarrollar, entre todos lo vamos a desarrollar.

Ahora, señor Díaz Guerra, permítame, que usted diga que esta comunidad autónoma está bien financiada en materia sanitaria yo no sé cómo definirlo, no sé cómo definirlo; si es no tener criterio propio y decir..., claro, por qué esa conclusión, es que es un hecho contrastable, es que las cifras no pueden ser manejadas al antojo, los datos son tan objetivos como lo son las propias matemáticas, no hay margen de duda.

Por tanto, yo creo que no es malo reconocer que esta sanidad canaria está mal financiada, esta comunidad autónoma arrastra un déficit, que yo creo que ha sido reconocido por miembros de su partido en alguna ocasión, no es malo reconocerlo, digámoslo, porque si confluimos todos en esa decisión y en esa propuesta, seguramente estaremos coadyuvando a conseguir una mejor financiación pública.

Y mire, señor Díaz Guerra, el señor Morera ni ha estado solo, ni está solo, ni estará, ¿y sabe por qué? Primero, porque su trabajo coincide con los anhelos de la inmensa mayoría de la sociedad canaria, que aspira y anhela una sanidad mejor. Ni estaba, ni está, ni estará, porque hay un grupo parlamentario y un grupo político que se llama Partido Socialista que estará en la toma de decisiones apoyando las decisiones objetivamente correctas que esta consejería haya adoptado. En ese sentido, tenga por seguro, señor Díaz Guerra, que no va a estar solo, lo acompañará el Grupo Socialista, lo acompañarán los miembros del Gobierno que conforman este Gobierno, y, entre todos, buscaremos la fórmula de remar en la dirección correcta, e invito a que otras fuerzas políticas también hagan el mismo esfuerzo, que hagan el mismo esfuerzo. Porque no olviden, no olviden que la prestación de un servicio de calidad no solo debe ser un compromiso de toda la Cámara, sino que a todos en un momento determinado de nuestras vidas nos podrá hacer falta.

Y permítanme también que les recuerde que seguramente nada tiene que ver con las carteras, no va a tener que ver con las carteras, va a tener que ver con una sociedad más justa, a la cual, aunque sean de derechas, tendrán también que ayudar a que ese objetivo se cumpla.

A quienes no dejan ustedes solos, en eso sí tienen razón, es a personas como al señor Soria, es verdad, a esos sí que no los dejan solos, a esos que hace mucho tiempo..., a quienes ustedes no olvidan, aquellos que les envían mensajes de "sé fuerte, aguanta", ¡eso no tiene nada que ver!, eso sí es verdad que nada tiene que ver con un servicio de calidad público en materia sanitaria, ¡absolutamente nada que ver! Es más, han gastado muchísimo tiempo del tiempo de los españoles en ese tipo de trifulcas, que tiene un nombre y ustedes lo saben. Y ese nombre, cuando se les coge con las manos en la masa, van y pasan por procesos judiciales como en el que están ahora, han perdido muchísimo tiempo. Por eso, cuando desde Canarias en esa mesa intersectorial del Sistema Nacional de Salud se ha dicho que se tenga una ficha financiera propia para atender a los sistemas de salud de cada una de las comunidades autónomas no ha estado el PP pendiente de eso, porque han estado en otras batallas, en esas batallas que están librando, que, por cierto, en estas últimas ha sido francamente vergonzoso. Ya veremos lo que ocurre en esa Comisión de Economía, porque, además, han imposibilitado que en el Pleno, como máximo órgano de expresión democrática, han impedido que se conozcan los pormenores de algunas decisiones.

Pero lo más grave de todo esto, porque he escuchado algunas propuestas, incluso el señor Rodríguez ha dicho que va a plantear algunas a partir de ahora, y he escuchado algunas propuestas de otros grupos, del Grupo Mixto, incluso del Grupo Podemos, pero ni una sola propuesta suya, señor Díaz Guerra, está usted cuatro minutos aquí y no ha hecho absolutamente nada. Pero, claro, yo lo entiendo, y lo entiende el Grupo Parlamentario Socialista, es que su objetivo cuando se centran en el desmantelamiento de los servicios públicos, y en este caso la sanidad, ¿qué va a aportar, qué cosas nuevas va a aportar? No tiene absolutamente nada que aportar.

E insisto, en mi primera intervención lancé un mensaje pensando que íbamos a acordar, como mínimo, que de cara al presupuesto del ejercicio presupuestario 2017 íbamos a incorporar una dosis de clarividencia en la medida en que a sabiendas de que es tan importante, y es una obviedad, que es una exigencia poblacional mejorar la sanidad, yo pensaba que igual íbamos a obtener alguna entente, de entendimiento, de cordialidad, para que en ese presupuesto del ejercicio 2017 podamos incorporar partidas para mejorar la ficha financiera en materia sanitaria. Ni una sola propuesta, ha perdido cuatro minutos, señor Díaz Guerra, en decir aquello de "está solo".

Mire, el señor consejero ni está -repito- ni estará, ni va a estar..., no, porque -repito- yo creo que los anhelos de este Gobierno, y digo del conjunto del Gobierno, coinciden con la inmensa mayoría: mejorar los servicios públicos, dotarlos de la calidad necesaria para prestarlos en las mejores condiciones posibles, y para ello sabemos que esta Cámara y sus representantes tienen que hacer un esfuerzo mayúsculo para que financieramente eso salga adelante. No reconocer de primera mano que incluso estamos infrafinanciados, ya no solo en materia sanitaria, en otras muchas áreas..., y si no, en cualquier otra comparecencia de los órganos del Gobierno, de los miembros, consejeros y consejeras del Gobierno, han expresado públicamente cómo se ha establecido esa infrafinanciación y cómo ha ido afectando a la calidad de los servicios, y cómo se ha tenido que hacer un esfuerzo mayúsculo para prestarlos con los recursos propios, además con los condicionantes ya todos conocidos del techo de gasto. Hasta ahí, con esos mimbres está trabajando este Gobierno, pero con esos mimbres y esas certezas y esa convicción profunda de valores democráticos, de valores progresistas que aquí nos inspiran para seguir trabajando son los que van a fomentar un trabajo y un desarrollo de esta comunidad en materia sanitaria, que debe ser el compromiso de todos. Y lamento que no sea el de todos, sino que sea de una parte del hemiciclo.

Pero les repito, es de una parte del hemiciclo, pero una inmensa mayoría del hemiciclo, eso también me consuela.

Buenos días.

(El señor Díaz Guerra solicita intervenir).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Continuamos. Grupo proponente...

Dígame, señor Díaz. Perdone, señor Rodríguez (dirigiéndose al señor Rodríguez Rodríguez), me está levantando la mano el señor Díaz.

El señor DÍAZ GUERRA (Desde su escaño): (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Yo no lo escucho, señor Díaz.

El señor DÍAZ GUERRA (Desde su escaño): Pido la palabra, al amparo del artículo 81 del Reglamento, por contradicciones, ya que se han dado unos datos que yo quiero puntualizar, con un minuto tengo.

La señora PRESIDENTA: Dos, señor Díaz.

El señor DÍAZ GUERRA (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

La señora PRESIDENTA: Disculpe un momento, señor Díaz, para empezar a contabilizar, perdón, cuando quiera.

El señor DÍAZ GUERRA (Desde su escaño): En ningún momento este Grupo Popular ha dicho que Canarias esté bien financiada, siempre hemos mantenido que el sistema de financiación que aprobó el Partido Socialista es deficitario para Canarias y Canarias está mal financiada, lo que he mantenido en mi intervención es que Canarias gasta por encima de la media nacional en materia sanitaria, y le doy los datos por si usted los desconoce. Canarias gasta en materia sanitaria por habitante más que Andalucía, más que Baleares, más que Madrid, más que Cataluña, más que Valencia, más que Murcia; por lo tanto, no es de las comunidades que peor financiación tienen en materia sanitaria, sino que hay mayor gasto por habitante que unas cuantas comunidades autónomas, de hecho somos la séptima comunidad autónoma en financiación por habitante en materia sanitaria, lo que no quita para que Canarias realmente esté mal financiada.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Díaz.

Sí, señor Hernández, otro minuto, un momento, por favor. Cuando quiera.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (Desde su escaño): Solo voy a usar diez segundos.

El desconocimiento es profundo cuando usted expresa ese tipo de financiación cuando usted sabe en qué territorio nos encontramos y qué implica la sanidad en Canarias, por tanto, atendiendo a este dato, sabemos cómo es la financiación y, por tanto, cómo estamos infrafinanciados. Y es cierto que usted usó la infrafinanciación y ahora que está justificando el exceso de gasto, que gastamos más que el resto de las comunidades, pues yo no sé si eso deriva en que usted cree que el sistema actual de financiación es el adecuado. El Partido Socialista, desde luego, no lo ve así.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Hernández.

Continuamos, ahora sí, señor Rodríguez, en nombre del grupo también proponente, Nueva Canarias.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Vamos a ver, señorías, el sistema sanitario público español tiene una severa crisis y está asociada a los recortes, al ajuste fiscal que ha hecho la derecha española, con algunas colaboraciones, a través de la peor manera que se puede ajustar fiscalmente el gasto público que es recortando los servicios básicos. Y eso no hay analista que no lo reconozca ni siquiera los que provocaron esos recortes. La descapitalización del sistema sanitario está haciendo que nuestro sistema sanitario, el mejor del mundo, esté perdiendo posiciones, y lo más importante, esté perdiendo apoyo popular y esté haciendo que gente sin recursos recurra a pólizas privadas para solventar lo que la sanidad pública antes le daba y ahora le niega. De manera que la crisis del sistema existe, está medida, está evaluada y tiene un origen: las políticas conservadoras, las políticas de las derechas, las políticas de los que solo piensan en el IBEX 35, en las grandes empresas y en los macronúmeros, y se olvidan de los que no tienen nada, de los trabajadores, de los enfermos. Y aquí ha habido retrocesos no solo en la financiación sino en los derechos, ha habido recortes que han retirado el derecho a la asistencia sanitaria, por ejemplo, a la gente que está en el Estado español sin los papeles debidos, aquí ha habido copago, aquí ha habido intentos de privatizar determinados territorios, el sistema sanitario. Y, por lo tanto, eso es responsabilidad de quien lo provocó, de quien lo tiene en su ideología y de quien si sigue en el Gobierno profundizará en ello, por eso no cuentan ustedes con el apoyo de Nueva Canarias, no como otros, no como otros que están dispuestos a lo que sea con tal de pisar moqueta aunque sea 48 horas.

Segunda cuestión, el sistema sanitario está mal en el Estado español pero aquí está un poco peor. Está un poco peor porque esta tierra nuestra es más compleja, es más difícil de gestionar, es más costoso, es más ineficiente el sistema por el hecho territorial. Nadie en Castilla-La Mancha tiene islas, tampoco en Murcia y tampoco en Madrid, esta tierra nuestra, en este país nuestro -este es nuestro país, el otro es el Estado español, que es un país de países en todo caso, lo digo para el lenguaje de algunos nacionalistas-, aquí las cosas cuestan más. Nosotros tenemos en la isla de El Hierro, en la isla de La Gomera hospitales abiertos las 24 horas con anestesistas, con cirujanos, aunque nadie fuera esta noche, que es lo deseable, a ser atendido al Hospital de La Gomera, hay que mantenerlos y cuesta dinero, y eso no lo entienden los mesetarios, pero lo triste es que no lo entiendan ustedes.

Por lo tanto, problemas en la sanidad canaria sin duda, 92 000 personas, demoras medias altísimas, pacientes con patologías graves que retrasan su respuesta sanitaria, pacientes con pluripatologías durante años que no tienen respuesta... Por eso se necesita una apuesta por este servicio público, no palabrerío, no titulares, sino una apuesta, y la apuesta es poniendo el esfuerzo fiscal pertinente para atender a nuestra gente. Y aquí tenemos un problema, no ha sido una prioridad la sanidad pública los años de crisis para los gobiernos del Partido Socialista con Coalición Canaria, y lo hemos denunciado algunos desde esta tribuna con datos siempre, están escritos, están grabados. Aquí no se ha hecho el esfuerzo con la fiscalidad propia para atender a nuestra gente, se ha eludido esa responsabilidad, se ha sido prudente, siempre se es prudente para los recortes e imprudente para atender a la gente. Y aquí estamos en el marco de lo propio por debajo de lo que debiéramos estar, y luego pondré de nuevo propuestas que aquí hemos traído por escrito, documentadas, indiscutibles.

Pero ahora estaríamos discutiendo, y mi comparecencia lo fue a raíz de la polémica surgida en los medios de comunicación, no ya de la crisis sanitaria española, no ya de la crisis sanitaria canaria, sino la crisis de este Gobierno. Porque lo que ustedes expresan estos días es que no son un gobierno, ustedes son otra cosa. Yo nunca vi, y nadie lo puede documentar, en estos treinta y cinco años, que el presidente del Gobierno desautorice al consejero de turno, en este caso el de sanidad, en las primeras páginas, en las tertulias, y detrás la consejera de Hacienda. Esto no tiene parangón.

Se lo decía ayer, si usted es tan malo como piensa el señor presidente, lo tendría que cesar, el problema es que el señor presidente no tiene autoridad, no tiene antecedentes, no tiene currículum, para interpretar lo que es una buena gestión sanitaria. ¿Quién le enseñó? Bueno, ni en la gestión. Vamos a ver sus antecedentes, vamos a ver el Ayuntamiento de La Laguna, crisis económica, ruina del Ayuntamiento de La Laguna, sin plan de ordenación, y la culpa no es de la Cotmac; o el IGTE que iba a sacarnos de la miseria y nos iba a hacer felices, ni un euro se han gastado del IGTE, de un supuesto plan de desarrollo que iba a transformar no se sabe qué realidades. ¿Cómo un presidente que en junio dice que nos van a premiar por lo buenos gestores que somos con el déficit ahora anuncia 330 millones de recortes este año?; ¿cómo un presidente que dice que no nos van a afectar los recortes el próximo año dice una cosa aquí y otra en los periódicos, cuando vamos a tener un problema con los convenios, un problema con el IGTE si hay prórroga presupuestaria? Tenemos un problema de gobierno, no solo sanitario, y es poco razonable lo que están haciendo con el consejero de Sanidad, y no lo digo por él, que también, porque es una persona comprometida, porque es una persona cabal, porque es un profesional de categoría y porque creo que lo está intentando, se ha equivocado en el gobierno que está. Ya se lo advertí: seguro -le dije al principio de la legislatura- que íbamos a perder un buen médico y que tenía serias dudas de que ganáramos un buen consejero, y hasta el presidente me da la razón en los periódicos todos los días. Lamento lo que está ocurriendo porque no solamente lo desautoriza a usted, le quita capacidad de maniobra ante sus subordinados, ante la ciudadanía...

Y yo le tengo que decir, señor consejero, que los datos que ha anunciado el señor presidente en los periódicos yo sostengo que son falsos, yo sostengo que aunque usted se desvíe -escuche bien, pero contésteme- lo van a echar igual, lo van a echar igual cuando lo decidan, aunque usted se desvíe 150 millones -escuche bien- sobre el presupuesto inicial, que yo le discutí y usted defendió en la Comisión de Hacienda, aunque usted se desvíe 150 millones -y que escuchen bien los presentes- será menos que lo que se desvió el presupuesto el año pasado, ¡bastante menos! Porque, ¿podría decirnos usted cuál fue el coste efectivo del sistema canario de salud el pasado año? Dígalo, cuánto costó, cuánto pagamos y cuánto está pendiente de pago. A usted se le escapó el otro día en una radio que hay 122 millones de déficit, yo le añado: de déficit sin pagar. Porque hay más, entre el presupuesto inicial del año 2015 y lo que realmente se pagó, se ejecutó, hay una distancia muy importante, y entre eso y el coste efectivo, el coste real, hay 122 millones más.

De manera que no es verdad que usted, incluso con la desviación, vaya a tener más dinero que el que se gastó la sanidad el pasado año. No es verdad. De manera que el presidente miente. Y luego el presidente le podía explicar lo de las listas de espera, no sé si lo comprenderá, que usted está atacando las listas de espera, está intentando que los enfermos antiguos sean tratados porque son pluripatológicos, porque son complejos, y es evidente que los números dan menos cuando tratas a un paciente pluripatológico, cronificado, que alguna catarata limpita en un tipo de 47 años, no tiene nada que ver, lo está haciendo, está haciendo pruebas complementarias. Pero ha dicho una cosa muy importante: si la suspensión de los programas de actividad complementaria solo en el universitario representa 5200 pruebas complementarias y 900 intervenciones quirúrgicas, 6 000 pacientes de aquí a final de año que iban a ser atendidos en ese hospital no serán atendidos. Eso hay que multiplicarlo por cinco -30 000 personas- porque aproximadamente la capacidad de producción de los cuatro hospitales y de los hospitales de las islas menos pobladas es similar.

Salidas a este tema. Yo creo que el presidente ha metido la pata, ya me gustaría discutir a mí con el presidente, y no con usted. Pagaría por discutir con el presidente de esto y de otras cosas, pero no puedo. La preguntilla esa, que tenemos, ¿no? No me queda más remedio, no me queda más remedio.

Salidas a este tema. Usted, a partir de la fecha, a partir de su desautorización en los periódicos, ¿sabe quién es el responsable de las listas de espera? Clavijo. ¿Sabe qué van a pensar los majoreros, que se van a manifestar, creo que masivamente, en Fuerteventura el día (Ininteligible.)? Van a mirar, no para usted, pa' Clavijo. ¡No sabe dónde se ha metido! ¿Qué sabe él para reunirse con los gerentes y con los enfermos? ¡Hay que ser...! Pero, ¡que no lo hizo bien en el ayuntamiento en el que estaba! Ahí están los datos. ¡Qué sabe él de interpretar lo que usted hoy ha comentado aquí! Sin embargo, esto tiene remedio, tiene remedio, señor consejero. No es verdad que hayamos hecho todo lo que se puede. Aquí, nuestra capacidad fiscal no ha sido utilizada para atender a los ciudadanos porque se ha cometido la imprudencia, como hizo Rajoy, de bajar impuestos en un momento como este, sin discriminar. Y nosotros lo denunciamos aquí en solitario. Dijimos que había que...

La señora PRESIDENTA: Señor Rodríguez, un minuto más.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: (Sin micrófono)... de lujo. Y planteamos la tasa turística, y hemos planteado aprovechar nuestra capacidad fiscal para atender a nuestra gente. No quiere decir que con la tasa turística vayamos a operar a la gente, pero, desde luego, generaríamos otros valores añadidos en la economía canaria.

Y luego hemos hecho dos propuestas que son incontestables: el dichoso IGTE, ocioso en los bancos. No se van a gastar un euro, y no porque se cierre el presupuesto anticipadamente, porque ni con el presupuesto abierto hasta el 31 de diciembre se gastan lo del IGTE, porque eso es una chapuza. Aquí presentamos enmiendas para que la mitad de los recursos del IGTE se destinaran a la sanidad, la educación y a los servicios sociales, y ustedes votaron en contra. Mañana -esta tarde, perdón-, defenderemos un crédito extraordinario más amplio, porque es posible, con los datos del Gobierno, para destinarlo a la sanidad. Si no se dedican más recursos a la sanidad para atender a la gente, será porque no quieren, porque es una decisión política, y ustedes, los socialistas, son... (sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Ya lo sabe, señor Rodríguez. Muchas gracias, muy amable. Muchas gracias. Adiós, adiós.

Para el cierre del Gobierno, señor consejero, doce minutos.

(Rumores en la sala).

Silencio, señorías, por favor, si son tan amables, para escuchar al consejero. Muchas gracias.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Gracias, señora presidenta.

Voy a intentar volver a bajar un poquito el tono, y quisiera volver un poco al principio, al origen de esta comparecencia, sobre todo porque en varias intervenciones se ha puesto en tela de juicio nuestra actuación en este primer año y yo quiero volver a recordar, primero, que creo que no se debe valorar la gestión de un equipo directivo por las listas de espera exclusivamente, y menos por el volumen de las listas de espera; yo creo que es importante, insisto, ya lo dije antes, valorar la demora media más que el volumen de pacientes, valorar el porcentaje de pacientes de más de seis meses -importante-, valorar el tema de las pruebas diagnósticas, no solo la lista de espera quirúrgica -importante-, y creo que en estas tres cuestiones, por ejemplo, hemos mejorado significativamente en este primer semestre del año.

De cara a la gestión, también, insistirles en que este equipo directivo se planteó como objetivo principal, porque así lo decidió el Gobierno, que solventáramos los problemas de las urgencias hospitalarias, y el pasado invierno, que no fue un día ni dos, sino todo el invierno, conseguimos contener adecuadamente las avalanchas de urgencias y las gestionamos perfectamente, y eso no fue fortuito, se lo garantizo. Este Gobierno ha, como no podía ser de otra forma, permitido el acceso: desde septiembre no sale nadie en la prensa reclamando un fármaco para la hepatitis, un fármaco nuevo antiretroviral, un fármaco nuevo neoplásico; todos los fármacos han sido adecuadamente gestionados y accesibles a todos los ciudadanos de Canarias sin ningún problema.

El problema de la Oncología radioterápica, en la provincia de Las Palmas no se ha vuelto a hablar del problema. Hemos inaugurado un acelerador en el mes de noviembre y hemos comprado uno nuevo, que ya está comprado y pendiente de instalarse en los próximos meses, y estará operativo antes de final de año. El clima laboral ha sido un clima laboral óptimo hasta ahora, y lo de hasta ahora lo digo con sentido, porque sé que habrá problemas a partir de ahora. Resolvimos los dos exámenes más complicados de una OPE del año 2007 en solo un año, gestionamos esos dos tremendos exámenes. Acometimos, y hemos acometido una labor de planificación que alguno de ustedes ha puesto en valor, que era necesaria absolutamente, y que ha requerido unos esfuerzos importantes. Hemos puesto en marcha infraestructuras que estaban paradas desde hace años, con una importante gestión de todos esos expedientes, y los hemos arrancado. Y sobre todo, sobre todo importante para nosotros, hemos hecho una labor importante en salud pública en cuanto a la equidad, y se dio el acceso universal a la asistencia sanitaria en Canarias. Creo que son muchas cuestiones positivas a valorar de nuestra gestión en el ámbito de la sanidad en este primer año.

Dicho esto, señor Ramos Chinea, lo primero, le agradezco que haya puesto usted en valor toda nuestra labor de planificación, quizás es el único que lo ha nombrado y se lo agradezco francamente porque es verdad que hemos necesitado muchos esfuerzos, hemos dedicado muchos esfuerzos a este tema durante el primer año. Y de acuerdo totalmente con usted, ni un recorte.

Me preguntaba usted por lo que va a suceder en lo que queda de año y, efectivamente, las medidas que se han tomado son medidas de ajuste y lo que se va a limitar son los programas especiales, no la actividad ordinaria, no la actividad urgente y, obviamente, como también ha dicho el señor Rodríguez, en esos programas especiales hay pruebas diagnósticas, hay intervenciones quirúrgicas y eso, no cabe duda de que va a significar que van a aumentar los tiempos de demora, sí, y van a aumentar los volúmenes en la lista de espera sí, intentaremos que sea lo menos posible, pero, desde luego, no voy a negar la obviedad. Y estos ajustes que nos estamos planteando para las cuestiones presupuestarias van a generar ese problema.

Señor Márquez, hablaba usted de la actividad concertada, bueno, pues realmente yo, que se hayan enviado más enfermos o no..., lo que sí fue un gesto político importante fue que en los presupuestos del año pasado nosotros decidimos sacar 4 millones de euros de la partida dedicada a actividad concertada y llevarlo a actividad en los hospitales, en fin, usted lo valora de esa forma, me parece muy bien, es un gesto político y así ha sido y de hecho estoy contento de que ese dinero se dedicara a las resonancias, a los escáneres de los fines de semana y se haya conseguido unos resultados importantes que, insisto también, es una de las cosas que irá marcha atrás este fin de año.

Señor Díaz Guerra, el señor Hernández no encontraba la palabra para calificar su intervención y yo creo que fue frívola, su intervención fue frívola y tiene usted desenfocado completamente el problema. Mire, Canarias alcanza la media de inversión nacional en gasto sanitario porque Canarias pone recursos propios para llegar a ella, si el Estado nos diera los recursos que nos tendría que dar, Canarias no tendría que dedicar recursos suyos de otros temas a la sanidad, por eso llegamos a la media. Como usted bien sabe, estamos algún año en la última y otro año en la penúltima en dinero recibido para servicios públicos del Estado, esto es una realidad que no se puede negar, señor Díaz Guerra. La otra realidad es que, también me han oído manifestarla, no es suficiente en Canarias con estar en la media del gasto nacional para sanidad por persona, el gasto per cápita para sanidad, porque no, no es lo mismo montar un sistema público de salud en Extremadura o en Galicia que montarlo en Canarias, y veo que ya hay muchas personas siguiendo este discurso que llevo durante años, tener abierta una unidad de diálisis para ocho personas en El Hierro es una maravilla y estoy contento de que sea así, pero eso no se ve en ningún sitio de España y eso tiene un coste muy alto en aras de mantener la equidad entre los territorios insulares, eso tiene un coste que repercute en el gasto medio por habitante en Canarias en sanidad. Por tanto, para Canarias con llegar a la media nacional en gasto per cápita sanitario no es suficiente, tenemos que ir más allá porque tenemos unas peculiaridades importantes.

Mire, está claro que usted no está acostumbrado a trabajar en el ámbito de órganos colegiados y usted ha aludido a mi intervención en la Comisión de Presupuestos, que también ha salido en prensa, en algún periódico de tirada regional, yo, señor Díaz Guerra, las decisiones colegiadas las respeto y las respaldo, aunque no pudiera estar de acuerdo con ellas son decisiones colegiadas y yo las respaldo, en ese sentido, pues, son mis intervenciones en determinadas comisiones, son decisiones del Gobierno y yo las respaldo aunque pudiera no estar de acuerdo con ellas.

En cuanto a los datos nacionales de listas de espera, señor Díaz Guerra, mire, como usted sabe los datos nacionales que gestiona el ministerio, determinadas comunidades, particularmente Madrid, los datos de lista de espera son de dudosa transparencia. Canarias ha hecho un esfuerzo mayor, si ya lo hacía, en los últimos años en tener las listas de espera perfectamente transparentadas, se publican mensualmente y, desde luego, no tenemos ni una queja del ministerio respecto a nuestros datos, no es lo mismo que otras comunidades. O sea, que querernos comparar ahora a nosotros con otras comunidades, cuando tengamos todos en igualdad los datos de transparencia podremos hablar. Y usted, además, me quiere hacer comparar con la demora media nacional, mire, nosotros teníamos una situación de partida y de esa situación de partida estamos mejorando, esos mismos datos que usted dice que doblamos la demora media respecto a..., son los mismos que había cuando la señora Roldós era consejera, bueno, eran los datos de España comparados con los datos de Canarias, lo importante es la tendencia, nosotros llevamos una tendencia positiva y eso para nosotros es lo trascendente.

Ha intentado usted también malmeter en mi relación con el presidente y con..., yo, sinceramente, le digo, y el señor Rodríguez también ha entrado en esta tesitura, mi relación con el presidente es correcta y adecuada y, además, yo valoro las relaciones en las que hay capacidad de disentir y discutir y quizás usted no está acostumbrado a eso, pero yo estoy acostumbrado a disentir y a discutir y con el presidente tengo la capacidad de disentir y discutir, y yo eso lo valoro positivamente. Y, de verdad, yo tolero perfectamente las críticas, no soy de autoflagelarme y tolero perfectamente las críticas. La situación es absolutamente sostenible en mi relación con el presidente, y yo, de verdad, ustedes están viendo cuestiones, yo las veo con naturalidad mientras, insisto, exista esa capacidad, que existe, de disentir y de discutir.

Señora Luis, por supuesto, ni un recorte más. Nada de recortes, estamos totalmente de acuerdo.

Quizás la problemática que se ha suscitado en estas semanas anteriores viene un poco en esta línea, una cuestión de priorizaciones de las cuestiones. Se puso en marcha en Canarias una serie de nuevas actuaciones en sanidad en los años 2014 y 2015, con las que yo estoy de acuerdo, que por las circunstancias que había no se llevaron a presupuesto, pero eran ineludibles porque se consideró una prioridad poner en marcha la actividad ambulatoria en el sur, poner en marcha el Hospital del Norte, poner en marcha las infraestructuras que se iban terminando en Fuerteventura, resolver el problema de urgencias en el hospital insular, abrir las urgencias de Tíncer y Añaza y muchas más, reforzar muchos equipos de atención primaria... Se tomaron esas decisiones y ahora están sobre la mesa sin una adecuada refrendación presupuestaria. Y estoy de acuerdo con usted, no podemos recortar eso, o sea, volver a ponernos en la situación presupuestaria del 2013 significa prescindir de todo eso, y esa es la cuestión. Este Gobierno no va a prescindir de todo eso.

Entonces, la tesitura que tenemos ahora mismo -y el presidente lo dijo ayer- es buscar una solución económica para buscar el dinero para cubrir todo eso, para no dar ni un paso atrás en todas esas actuaciones que se pusieron en marcha.

Y está claro que el problema genérico de esta cuestión es la financiación, y no se trata, insisto, de que nos peleemos aquí entre nosotros, y cuando digo peleemos no digo dentro del Gobierno sino entre los grupos. El problema de Canarias es un problema de financiación, esta comunidad es absolutamente dependiente de la financiación que llega del Estado. Mientras no tengamos una financiación correcta y adecuada del Estado no podremos solucionar el problema de sanidad. Y esa es la guerra en la que me gustaría que todos estuviéramos juntos y la única que deberíamos tener, la guerra de conseguir una financiación adecuada para Canarias.

Y voy a intentar responder algunas cuestiones que me preguntaba el señor Rodríguez y que no quiero dejar de responder.

Señor Rodríguez, como se publicó en la prensa un gráfico tan bonito, que son datos correctos, que no los aporto yo, pero son datos muy correctos, mire, esos datos corresponden al capítulo I y capítulo II de centros sanitarios, exclusivamente centros sanitarios; según esos datos, el déficit del año pasado de esos centros sanitarios del Servicio Canario de Salud, y mire que digo centros sanitarios, fue un déficit de 133 millones de euros, en los capítulos I y II, yo le añado, para que no parezca, que ahí no está contado el déficit que hubo de farmacia el año pasado, que fue 16 millones de euros, y tampoco está computado en esa cifra el déficit que hubo en las direcciones de área, que es aproximadamente unos 11 millones de euros. Esas son las cifras gruesas de déficit del año pasado del Servicio Canario de Salud.

Me preguntaba usted también por las deudas y he tenido que ir corriendo a buscar los datos ahí. Mire, en el año 2011, la deuda, que es una cifra que es acumulativa, la deuda del año 2012 del Servicio Canario de Salud era de 405 millones de euros; en el año 2012 aparece el Fondo de Liquidez Autonómico y entonces la deuda baja a 230; en el año 2013, 172; en el año 2014, 145; y en el año 2015, 122 fue lo que quedó de deuda acumulada. Estas son las cifras y yo no tengo ningún reparo en dárselas. Y también le digo, porque no hace falta, en fin, que están los datos ahí y se pueden ver, de la gráfica que publicó ese periódico, La Provincia, como verá usted, en esa gráfica se demuestra que...

La señora PRESIDENTA: Consejero, un minuto más.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Se demuestra, señor Rodríguez, que el crédito inicial de este año 2016 es de 120 millones de euros menos que el gasto real del año 2015. Son realidades que están, pues quien facilitó esa gráfica..., me alegro mucho que la haya facilitado porque transparenta todo y yo, esta mañana decía una radio que esta situación..., yo no rehuyo los problemas pero no me gusta la polémica, pero sí que tengo esa sensación de cartas boca arriba, sepamos qué es lo que ha estado pasando todos estos años, estas cifras que le he dado, fíjese usted, le he dado hasta el 2011, podríamos ir más atrás si quisiéramos, ¿no?

Esto es la realidad de la sanidad. Hablemos de esto y veamos cómo lo solucionamos.

Ayer el presidente estuvo muy correcto. Busquemos soluciones, busquemos soluciones, es en la tesitura en la que yo estoy desde el minuto número 1: buscar soluciones para ver de dónde sacamos el dinero para tener la sanidad que queremos, la sanidad que queremos.

¡Ni un paso atrás! No nos podemos plantear en absoluto cerrar todas estas actuaciones correctas que se pusieron en marcha en 2014 y 2015, y la cuestión ahora es buscar...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0680 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre situación del sistema sanitario y las listas de espera.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico