Diario de Sesiones 46/2016, de fecha 27/9/2016 - Punto 32

9L/C-0706 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE HACIENDA-, A PETICIÓN PROPIA, SOBRE LOS MOTIVOS DEL CIERRE ANTICIPADO DEL PRESUPUESTO DE LA CAC.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): No se me vaya muy lejos, señora consejera, porque la siguiente comparecencia, instada por el Gobierno, de la propia consejera de Hacienda, sobre los motivos del cierre anticipado del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Cuando usted pueda.

Decirles a los portavoces que tendremos diez minutos, cada grupo, para intervenir en esta comparecencia.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señor presidente. Señorías.

Comparezco ante ustedes para explicar los motivos que han llevado al Gobierno de Canarias al cierre contable anticipado de las cuentas de 2016. Lo hago a petición propia porque estoy convencida de que es mi deber explicar a esta Cámara, y a todos los canarios y canarias, por qué hemos tomado esta decisión y qué alcance tendrá esta medida sobre la ciudadanía.

Quiero garantizarles, de entrada, para que a nadie le quede la más mínima duda, que el cierre anticipado de los presupuestos canarios para el 2016 no afectará, insisto, no afectará a los servicios públicos esenciales. La sanidad, la educación y las políticas sociales son, y seguirán siendo, la prioridad de este Gobierno.

Como decía, quiero explicar los motivos que nos han llevado a publicar esa orden de cierre y quiero dejar muy muy claro que ese cierre anticipado no implica en ningún caso que estemos hablando de recortes.

Los recursos económicos que tiene esta comunidad autónoma son limitados, tenemos lo que tenemos, y por eso tenemos que ajustar nuestros gastos a nuestros ingresos, siempre manteniendo un nivel de prestación en los servicios públicos, como en la sanidad, la educación y la atención social a la ciudadanía. Los canarios y canarias tenemos que saber cuando finalice el año que habremos gastado en materia sanitaria más de lo que estaba previsto en el presupuesto de este año. El presupuesto de 2016, como ustedes saben, es superior al presupuesto del 2015 y superior a los últimos cinco años. En definitiva, 25 millones más que se consignaron en el inicial más 10 millones adicionales.

Después de la reunión celebrada en el día de ayer, efectivamente, se han pedido, debido a las consecuencias que podían tener los ajustes propuestos desde las distintas gerencias, el presidente del Gobierno le dijo al departamento de Sanidad que no hicieran esos ajustes y, por lo tanto, se van a poder realizar más de 3400 intervenciones, 14 000 pacientes y realizar las 15 500 pruebas diagnósticas que suponía tener que hacer esos ajustes. Adicionalmente le ha dado un nuevo margen para que puedan atender los servicios públicos esenciales.

Dicho esto, paso a detallar las indicaciones contempladas en la Orden del 19 de septiembre de 2016, por la que se regula la ordenación contable en la ejecución y el cierre del presupuesto de gastos e ingresos para el ejercicio 2016. Incidiré especialmente en aquellos puntos que se refieren a servicios públicos esenciales, pues la orden determina los plazos para la captura y contabilización de los documentos contables, la ordenación de los pagos y la realización de los mismos, así como las fechas límite para el envío a fiscalización previa de los expedientes de gasto cuyas fases contables están sujetas a esa orden. Estas fechas se recogen en el artículo 2 y se han establecido en función de la fase en la que se encontraba cada uno de los expedientes en el momento de la publicación de la orden.

Los documentos contables de signo positivo, reserva de crédito, A, D, AD, ADO, DO y MC, tienen fecha límite de captura, o tenían fecha límite de captura, dentro del sistema contable, el 21 de septiembre de 2016. En este caso se excluyen los RC de no disponibilidad y los RC de no disponibilidad por política presupuestaria, que tampoco están sujetos a esta limitación los documentos contables de gasto con signo negativo.

Los documentos contables que se encontraban en fase O tienen como fecha límite de captura y contabilización el 15 de enero de 2017 y es importante tener en cuenta que no se podrán reconocer obligaciones sobre contratos de obra que tienen pendiente subsanar defectos en las comprobaciones materiales realizadas, si antes no se ha informado por parte de la Intervención General la situación actualizada de las medidas pendientes de adopción.

Por otro lado, los gastos deben tramitarse con cargo al procedimiento anticipado de caja. Esta fecha es la del 15 de diciembre del año.

Y en el artículo 3 se enumeran los supuestos específicos del cierre de la orden, como son las licitaciones y adjudicaciones de los contratos, las convocatorias de subvenciones, las concesiones de subvenciones, préstamos y aportaciones dinerarias, la formalización de encomiendas de gestión, los pedidos de material correspondientes a contratos cuyas entregas estuvieran subordinadas a las necesidades del adquirente, las autorizaciones de abonos anticipados en contratos, obras, servicios y suministros y, por supuesto, no se podrá abonar ninguna gratificación al personal eventual de confianza.

Digo una vez más que el cierre del presupuesto no afecta a los servicios públicos esenciales, muy al contrario; lo que viene es a garantizarlos ante la situación de incertidumbre que pudiera devenir del hecho de que no llegaran los recursos del Estado.

Tampoco están limitados los expedientes de gasto de créditos que provengan de una modificación exceptuada conforme a lo dispuesto en la disposición de la orden.

En materia sanitaria se exceptúan los gastos derivados de los contratos, pedidos, realizados por el Servicio Canario de Salud hasta el 15 de octubre, sobre los que se acredite ese carácter indispensable. Y lo que queda claro es que la Viceconsejería de Hacienda y Planificación, a propuesta del centro gestor, siempre va a poder autorizar los gastos que determine el centro gestor y que realmente crea que es necesario autorizar ese gasto para poder obtener el objetivo.

Como digo, es importante conocer que el objetivo de este cierre es garantizar los servicios públicos esenciales, poder garantizar la sanidad, la educación, los servicios sociales, y que algunos gastos, en el supuesto de que no vinieran los ingresos previstos, tendrán que poder esperar, tendrán que esperar en el presupuesto de 2017. No están sujetos a las limitaciones, entre otros, los documentos contables sobre las autorizaciones y formalizaciones de contratos de personal eventual, y eso permite cubrir las bajas, los refuerzos y las sustituciones tanto en educación como en sanidad. Tampoco están limitados los documentos contables ADO para el libramiento de fondos destinados a cobrar las ayudas a los desplazamientos de los pacientes del Servicio Canario de Salud. Tal y como establece el artículo 6, que se centra en el cierre de las habilitaciones, es a partir del 22 de septiembre en el que no se pueden conceder nuevos libramientos. Una vez más, están exceptuados los pagos de las dietas de desplazamiento del Servicio Canario de Salud. Con todo ello queda demostrado, señorías, que nuestra prioridad ha sido, es y seguirá siendo velar por los servicios públicos esenciales.

En resumen, señorías, tomamos medidas para poder asumir, por un lado, la falta del posible ingreso del Estado y la desviación, como bien aparece en la orden, la desviación del presupuesto de sanidad. En ningún caso, como he dicho, supone recortes, en ningún caso supone una desviación o una disminución de los servicios que prestamos a los ciudadanos. Esa es nuestra prioridad y la va a seguir siendo.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Por el Grupo Mixto, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Gracias, presidente. Buenas tardes de nuevo, señorías. Señora consejera.

Es verdad que comparece a petición propia y yo creo que, independientemente de que haya pedido, por algo similar, motivo de comparecencia, el portavoz de Nueva Canarias, yo creo que es motivo de satisfacción que el Gobierno constantemente venga a este pleno a informar acerca de medidas tan importantes como es en este caso el cierre de los presupuestos de 2016. No es habitual que se haga en esta comunidad autónoma, pero también es cierto que no es exclusivo de esta comunidad autónoma, sino que hay otras que también hacen cierres presupuestarios.

Yo creo que el anuncio en su momento del cierre presupuestario creó cierta alarma en los medios de comunicación, que se debía haber evitado, y van a continuar, van a continuar. Digo todo esto para que, valorando la comparecencia, la transparencia en la aportación de datos a esta Cámara y, por tanto, también la prudencia para el cierre presupuestario y garantizar los servicios esenciales, que es de lo más que ha hablado en esta primera intervención, porque a mí me gustaría también... Porque ha dicho claramente: "el cierre presupuestario no implica supresión de gastos en los servicios esenciales". Hay otras muchas cosas en esta comunidad autónoma que tienen necesidad presupuestaria, que tienen consignación presupuestaria y que lógicamente habrá que responder.

Pero, mire, las causas son de todos y todas los miembros de esta Cámara ya conocidas, cuáles son las causas para cerrar el presupuesto, que a mí y a nuestro grupo nos parece razonable, porque entiendo que tienen una idea muy clara respecto de que los presupuestos no pueden causar desajustes en el mismo, porque eso trae consecuencias... Le escuché decir, no sé si ese es el motivo, porque algunos del otro lado de este hemiciclo no compartían su intervención, y era motivo de ruptura de pactos de gobierno en otras comunidades autónomas. Bueno, yo lo entendí así pero... en fin. Digo todo esto porque los desajustes presupuestarios son complicados en un momento en el que tenemos que garantizar determinados servicios.

Pero a mí me gustaría también señalar cuáles son los efectos en el sentido más amplio para otros servicios. No voy a hacer referencia a la sanidad, que ya lo ha hecho usted de una forma muy minuciosa, ni a la educación ni a los servicios sociales. Pero ¿y al resto de administraciones públicas canarias respecto de competencias que le son propias? ¿Cómo afecta esta realidad a las competencias transferidas de los cabildos canarios?, ¿van a mermar sus recursos en competencias transferidas? ¿Cómo afecta a los ayuntamientos y, especialmente, a algo de lo que se nutren los mismos, que es fundamental, el Fondo Canario de Financiación Municipal? ¿A los trabajadores del sector público en general?, porque hay otros trabajadores de otros sectores públicos que no necesariamente solo coinciden con los servicios esenciales. ¿Cómo va a afectar a las políticas que ha anunciado la propia vicepresidenta del Gobierno respecto de políticas activas de empleo o sociales de empleo? ¿O a los servicios de competencias, como ya le decía, transferidas? ¿O a las inversiones públicas en cada una de las islas? A mí me gustaría saber, porque hay algunas de ellas que fueron motivo de enmienda parlamentaria y que fue inclusive interesante que se produjera en ese trámite parlamentario, que se adoptó el acuerdo de admitirlas por parte de los grupos que sustentan al Gobierno, que eran de necesidad y que siguen su trámite ahora mismo. No han sido todavía ni licitadas, algunas obras de Obras Públicas o cualquier otro departamento. Por tanto, creo que es importante saber que no hay recortes pero no es menos cierto que es muy importante saber cómo afectan.

Por ejemplo, me gustaría saber cómo afectan estos recortes del departamento a las carreteras que fueron enmendadas en su día en el presupuesto autonómico de la isla de La Gomera. Hay concretamente dos. Una de interés general, que es el tramo comprendido entre Arure y la carretera dorsal. Fue objeto de enmienda parlamentaria, que se aprobó con 900 000 euros y se incorporarían créditos de forma adicional. También hay otra, declarada de interés general, para la GM-1, que afecta a todos los municipios del norte de la isla de La Gomera, que es una obra que tiene especial interés y que lógicamente me parece que es conveniente que se mantenga la misma.

Me gustaría saber qué pasa con las obras que están en ejecución o servicios que hoy se están prestando. ¿Qué va a pasar con el Centro de Educación Infantil y Primaria Nereida Díaz Abreu de Valle Gran Rey?, que en los últimos tiempos tuvo un cierto parón como consecuencia... No creo que fueran dificultades técnicas, eran más problemas de tipo económico.

¿Cómo afectan a las infraestructuras turísticas que en este momento se están llevando a cabo en las islas en general y en la isla de La Gomera en particular? Me refiero a obras que ya están avanzadas, como es la conclusión de la zona recreativa en playa de Vallehermoso, o en el municipio de Vallehermoso, o inclusive en el mirador de Juan Rejón, en el municipio de Valle Gran Rey.

Por tanto, todas estas cosas que indudablemente tienen interés para los ciudadanos de la isla de La Gomera, entiendo que hay otros servicios que se están prestando en nuestra comunidad autónoma, obras y servicios que, lógicamente, es conveniente señalar. Yo entiendo que hizo especial énfasis en los servicios esenciales porque ahí no habrá recortes. Inclusive anunció que se incrementan en la Ley de Crédito Extraordinario 10 millones más 5 anunciados por el propio presidente del Gobierno. Esta mañana tenía una conversación con algunos y me decían: "pero cómo lo anuncia el presidente del Gobierno y no el consejero de Sanidad"; y, bueno, yo les decía: "porque el presidente del Gobierno es el presidente del Gobierno". Algunos pensaban que precisamente el cierre presupuestario era para tener la llave, como decía el portavoz de Nueva Canarias, para esa realidad, cosa que yo no me creo, pero, en fin.

En cualquier caso, yo creo que es conveniente, señora consejera, que algunas de estas preguntas nos las responda, porque a mí me da la impresión de que del Estado los 324 millones de euros van a ser transferidos, independiente de que haya prórroga presupuestaria. Ahora bien, no estoy completamente seguro de que vayan a mantener los créditos que en este momento están comprometidos en otras áreas del Gobierno, y no digo el área solo de Obras Públicas, porque es un área de su socio de Gobierno, sino también de otras áreas del Gobierno de su propio partido político. Y, por tanto, me gustaría saber alguna de ellas, si eso va a ser así o no.

Y, en cualquier caso, yo creo que la medida del cierre presupuestario es una medida coherente, es una medida prudente y lo que hace falta es que esa coherencia y prudencia se lleve a cabo también en los distintos expedientes que van a solicitar crédito a la Consejería de Hacienda para poder desarrollar obras o servicios en el conjunto del archipiélago canario, especialmente vinculadas a otras administraciones públicas, que son, en definitiva, las que van a mantener el empleo de una forma directa o indirecta, porque el empleo social que el Gobierno ha puesto en marcha con los ayuntamientos y las corporaciones locales de Canarias es insuficiente.

Y me alegra enormemente también saber que en los servicios esenciales no van a mermar los recursos para mantener los mismos en prestación de calidad y de servicios constantes. Que, dicho sea de paso, en materia de sanidad, no existen las listas de espera en materia sanitaria por islas y desde una isla menor como El Hierro -o no capitalina-, como El Hierro o La Gomera, y yo lo digo por el caso de La Gomera, tenemos muchísimas dificultades con pacientes que necesitan hacerse una prueba diagnóstica vinculada a una enfermedad grave, como puede ser el cáncer, y la remiten al mes de enero. Eso no es razonable. O una operación vinculada a una enfermedad grave, que la remitan tantos meses hacia adelante. O sea, a mí me alegra que todos los recursos de que disponga el Gobierno para los servicios esenciales, todos de los que pueda disponer son pocos para que de verdad prestemos servicios de calidad para mantener la salud. Hay problemas en desempleo y hay problemas en otros ámbitos de la sociedad, pero la salud es lo primero. Y, por tanto, yo me congratulo de que se incorporen esos recursos, y muchos más aún, si fuera posible.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Curbelo.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, señor presidente.

Señora consejera, antes de nada yo tenía entendido que la comparecencia que usted había solicitado era para explicar las razones del cierre presupuestario y realmente, por lo menos el 99 % de lo que le he oído es leer la orden y decir qué es lo que está vinculado, cuáles son las fechas, qué es lo que está exceptuado y cuáles son los pasos del procedimiento de los presupuestos, que tienen fechas en enero, fechas en octubre. Realmente todavía sigo sin saber cuáles son las razones reales del cierre.

Bueno, antes que nada quería hacer un inciso. A mí me gustaría que no trasladara determinados temas a temas personales, porque, como usted bien sabe, yo entiendo cuando se me explica, conozco la regla de gasto y conozco cuál es el techo de gasto, cosa que usted esta mañana puso en duda. Le garantizo que lo sé y además me consta que lo sabe.

Una vez dicho esto, usted me dijo esta mañana que el presidente del Gobierno había dicho que no iba a haber, que ese problema, ese planteamiento o esa incertidumbre de que vinieran trescientos y no sé cuántos -porque ya hoy, esta mañana le dije que había siete datos, ya hoy vamos por ocho, porque el de 324 es nuevo-, que ya no existe, que el dinero va a venir. Entonces, vuelvo y le repito, si el dinero va a venir, si no hay incertidumbre, si no hay problemas, si no existen otros ingresos que no vayan a obtener, de los que tenían previstos, y no vayan a obtener por transferencias, por tasas, por precios públicos, por ingresos o porque vengan del exterior, porque el resumen de los presupuestos del segundo trimestre del 2016 dice otra cosa, si no es eso, explíqueme... Porque realmente, vuelvo e insisto, si no son los 324, son los 180 de sanidad; si a 30 de junio había 3725 millones de euros sin gastar, explíqueme por qué 180 de sanidad son una catástrofe, porque sigo sin entenderlo. Tan fácil, igual que le ha retenido a sanidad los 25 millones de euros, pues, retenga a sanidad los 180 o no los retenga a sanidad por ser servicio básico fundamental y reténgalos a otras políticas, porque realmente eso es lo que va a hacer.

Y, como bien ha dicho el señor Curbelo, obviamente, si no va a haber recortes pero va a garantizar que los 180 millones de sanidad van a estar, que los gastos, bueno, que los presupuestos no se van a mover, los presupuestos de acción social, de la PCI, de dependencia y los de educación tampoco, de algún sitio los tendrá que quitar, es obvio. Tiene retenidos 35 millones en industria, tiene retenidos 25 millones en sanidad y tiene retenidos 42 millones, si no recuerdo mal, en economía y comercio. Un total de 122 millones retenidos a voluntad propia, no porque nadie le haya comunicado que no va a recibir esos ingresos.

Entonces yo insisto: prudencia y responsabilidad no son razones suficientes para cerrar un presupuesto. Un presupuesto se cierra porque de repente tienes más gastos que los ingresos que vas a obtener. Prudencia y responsabilidad no lo son y rigurosidad muchísimo menos.

Ya esta mañana yo le planteaba que rigurosidad es plantear las cuestiones, plantearlas una vez y plantearlas con todas las consecuencias y con conocimiento de causa. Si usted me dice a mí, insisto, que rigurosidad es dar ocho cifras distintas de las cantidades pendientes de librar por el Estado, es rigurosidad, permítame que lo ponga en duda, más aún cuando resulta que ya la cantidad es cero.

Segundo. Como le dije esta mañana, si usted cree que rigurosidad es presupuestar mal, pero además presupuestar mal a conciencia, porque los 159 millones que sanidad se gastó en el año 2015 eran conocidos y los 122 millones que sanidad se gastó en el 2015 y que no se pudieron aplicar al presupuesto por no tener partida presupuestaria son conocidos. O sea, presupuestaron en sanidad la cantidad que les pareció con conocimiento de causa de que ese no era el importe real.

Insisto, si usted considera que rigurosidad es pasar de la euforia al pesimismo, si considera que rigurosidad es de repente que seamos los más cumplidores del mundo y que nos van a premiar, a que nos van a castigar con todos los males del infierno, que es lo que usted planteó aquí, en este Parlamento, el otro día y que además es la causa de esa prudencia que llama, pues, perdone, pero no considero que eso sea rigurosidad. Si además, cuando se establece un crédito extraordinario, porque de repente se declara en rebeldía con Madrid y considera que da lo mismo y que aunque Madrid no le conteste usted va a aplicar el déficit del 0,7 %, que es el que está aprobado por el Consejo de Ministros, por política fiscal y financiera, y además está aprobado en Bruselas, y de repente después le entra la prudencia y pasa otra vez al 0,3 y se gasta 69 en vez de 123, si usted considera que eso es rigurosidad, pues, perdóneme, nosotros no lo consideramos.

Y sigue sin contestar a otra pregunta, pregunta que le hice esta mañana yo y pregunta que le hizo don Román Rodríguez hace un momento: de dónde sale la cifra de los 694 millones, que el director general de Planificación, Presupuesto y Gasto Público dice que, si no se hubiera producido el cierre del presupuesto, hubiéramos terminado el ejercicio 2016 en números rojos. ¿De dónde sale?, porque si Madrid va a mandar los trescientos veinte y no sé cuántos millones y si no hay ningún problema, explíqueme de dónde sale, porque es que no es rigurosidad estar dando cuarenta cifras distintas en los últimos veinte días. Eso no es rigurosidad.

Y además también le planteo: no solo no es rigurosidad, tampoco es prudencia, porque ser prudente no es matar un mosquito a cañonazos; ser prudente no es decir "no sé lo que va a pasar, todavía no sé -porque no sabe lo que va a pasar, si Madrid le va a mandar el dinero-, y ante eso lo que hago es cierro el presupuesto y hago exactamente lo mismo que a lo que teníamos miedo, hace dos años o tres años, en España que nos hicieran, que viniera la troika a intervenirnos, porque usted lo que ha hecho cerrando el presupuesto es intervenir el presupuesto. El presupuesto que este Parlamento aprobó y que decidió que era para realizar unos gastos y el presupuesto que el Gobierno en sus distintos departamentos hasta este momento llevaba a cabo, ahora se decide en qué y cuánto se gasta exclusivamente por la Consejería de Hacienda. Eso se llama intervención. Si no, explíqueme qué nombre le da usted.

Por último, insisto, tampoco ha sido respetuosa. Es que le falta ese parámetro, el parámetro de la responsabilidad, porque entiendo que usted tenía que haber sido responsable con los canarios, con aquellos con los que se comprometió, tanto en las elecciones como en el pacto que firmó con el PSOE, para garantizar una serie de inversiones y una serie de prestaciones de servicios básicos fundamentales, y con este cierre ha sido irresponsable con los canarios. Y además, por supuesto, como bien... (ininteligible), no ha sido responsable con sus socios de Gobierno. Con este Parlamento por supuesto, lo que decidió este Parlamento que era el presupuesto ya desapareció, sino también con sus socios de Gobierno, porque obviamente las desviaciones, como usted dice, han sido en sanidad y las de carreteras, que todavía no tengo muy claro qué es lo que va a pasar, porque, como ahí se ha adelantado el dinero, vendrá o no vendrá... Ya veremos. Y lo del 2017 y la prórroga de que usted habla, eso lo dejamos para otro día.

Entonces, yo insisto, sí va a recortar, va a recortar por haber presupuestado mal, porque para poder cubrir aquello que se le ha ido de madre tendrá que quitar de otro sitio.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Por el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Señor presidente, gracias. Buenas tardes, señorías. Señora consejera.

Desde luego este tema es la demostración, una vez más, de la irresponsabilidad de los que se supone que son los buenos gestores de lo público. El Gobierno de Mariano Rajoy ha conseguido empeorar con sus políticas de recortes justamente lo que se suponía que quería evitar: el aumento del déficit público y la deuda pública. Ha profundizado aún más en el problema estructural de la economía española: la falta de ingresos públicos. Primero porque ha logrado el desplome de ingresos en la Seguridad Social por culpa de la precarización del empleo en este país. Sí, porque la bajada de salarios y la falta de empleo han incrementado el déficit de la Seguridad Social y va a conseguir que el año que viene se acabe el fondo de reserva. Claro que eso les vendrá muy bien para justificar su siguiente jugada, que es privatizar el sistema de pensiones público.

Sin embargo, todos sabemos que si hubieran seguido una política expansionista hubieran ayudado a crear economía productiva, a crear empleos estables y de calidad y hubieran mejorado considerablemente las contribuciones a las arcas públicas. Pero eso lo sabe tanto el PP como el PSOE, lo que pasa es que lo que buscan realmente con la política de recortes no es arreglar los datos macroeconómicos de España sino desmantelar el Estado del bienestar. Esa es la finalidad real, con la complicidad de Europa y su troika.

Y, por otro lado, Rajoy, en vez de perseguir el fraude fiscal y realizar una reforma que obligue a las grandes corporaciones a pagar sus tributos, llevó a cabo la reforma fiscal del 2015, que dejó de ingresar unos 8000 millones de euros y dejó agujeros fiscales que hacen que las grandes empresas prácticamente no tributen nada. Antes de esta reforma, al menos existía una retención que ejercía de mínimos, pero con esa reforma desapareció y se ha producido un fuerte desplome en la recaudación, hasta un 50 %.

Dicho esto, con el show de la Comisión Europea por medio, vienen ahora diciendo que permiten que este año tengan un déficit mayor que el que estaba previsto, pasamos del 3 % a la senda del 4,6 % para 2016. No nos engañemos, eso se debe a que al estar en año de elecciones el PP quiso aplicar su reforma fiscal electoral, anunciando sucesivas rebajas fiscales en campaña, lo cual disparó el déficit público este año. La Comisión Europea se lo ha permitido, lógicamente, pero a cambio de decir que 2017 tiene que ser un año muy duro, con más de 20 000 millones de euros de recortes. Esto me recuerda a lo que le hemos visto hacer muchas veces al PP: en los dos primeros años de gobierno, tras unas elecciones, hacen todas las políticas antipopulares y de recortes y cuando va pasando el tiempo y se acercan las elecciones empiezan a suavizar y hacen políticas más populistas para que la gente se olvide y les vuelva a votar.

Bueno, y ahora llega nuestro Gobierno de Canarias y en el presupuesto de 2016 aplican con contundencia las políticas de recortes para ser los primeros de la clase; es decir, que en educación, en sanidad, en violencia de género, en empleo, en sueldos, no importa que seamos los últimos de la cola, señora consejera, pero, eso sí, somos los primeros en cumplir con los recortes y por eso tenemos que estar muy orgullosos.

El presidente Clavijo está siguiendo la misma receta de recortes que el Partido Popular, algo que no nos extraña tras el apoyo de Ana Oramas a las políticas de Rajoy. Este Gobierno de Coalición Canaria y PSOE está igual de convencido que el Gobierno del PP en seguir los postulados neoliberales para acabar con el Estado del bienestar.

Señora consejera, no es un tema económico, es un tema ideológico. Si fuera un problema económico, el saneamiento de las cuentas públicas ya lo hubieran conseguido con políticas expansionisas y con políticas fiscales adecuadas. Es muy triste que quieran ser los primeros de la clase mientras se da la espalda a una sociedad canaria en la que cerca del 30 % está en riesgo de pobreza y no se garantizan los servicios públicos básicos.

Desde luego esta Consejería de Hacienda en esta legislatura se está caracterizando por una gran falta de rigor presupuestario. Primero aprueba unos presupuestos de 2016 con grandes deficiencias de financiación a sabiendas de que muchas consejerías le señalaron necesidades imprescindibles. El Ejecutivo no las quiso atender y prefirió aprobar unos presupuestos rácanos. Por ejemplo, ya el señor Clavijo sabía perfectamente cuando se aprobó el presupuesto de 2016 que con esa cantidad era imposible que el Servicio Canario de Salud llegara a fin de año. Solo había que compararlo con lo ejecutado en el 2015. En 2016 pusieron 2 millones de euros menos que lo gastado el año anterior. ¿Cómo pretende el presidente del Gobierno, con menos dinero en sanidad, poner en marcha un plan de choque contra las listas de espera, abrir nuevos servicios hospitalarios en Tenerife y Fuerteventura, atender tratamientos como la hepatitis C o actualizar los salarios del personal? Y ahora aparece que de repente se ha dado cuenta de que faltaba dinero para sanidad y encima le echa la culpa a la consejería.

¿Sabe qué dinero es el que ha estado mal empleado en el Servicio Canario de Salud? El de todos los carguitos intermedios: gerentes, directores, jefes de área y cargos de libre designación que nada tienen que ver con los empleados públicos profesionales de la salud, y que además muchos de ellos realizan puertas giratorias con la sanidad privada.

Luego empiezan a divagar con el destino de los 160 millones de euros del IGTE y a hacer castillos en el aire entre todas las administraciones peleando por ver quién se lleva más construcciones y obras. En realidad lo que tienen que hacer con ese dinero es destinarlo a servicios públicos esenciales. No puede ser que tengamos tantas necesidades en educación, en servicios sociales, en dependencia, en discapacidad, en medio ambiente y ustedes peleando por aceras y farolas, y, mientras, también jugando con la vida y la salud de las personas.

Y ahora, hace poco, aprueban una Ley de Crédito Extraordinario de 107 millones, porque el Estado amplía la capacidad de déficit después de que se rebelaran las comunidades autónomas. Esta no, claro, esta estaba muy contenta con la austeridad impuesta.

Pues sabiéndolo y sabiendo lo que pasaba con sanidad solo ponen 10 millones de euros, cuando podían haber puesto mucho más presupuesto en esa Ley de Crédito, y sobre todo para sanidad, como le dijimos nosotros en aquel momento.

Pero, señora consejera, usted prefiere hablar de prudencia, por si acaso no cumplamos el objetivo de déficit. ¿Cómo puede hablar de prudencia cuando estamos hablando de cerrar camas, de no poder contratar a personal sanitario, de jugar con la vida de tantas personas?

Y, por último, dice que cierra el presupuesto por el desvío presupuestario de sanidad y por no tener asegurado un dinero que viene del Estado: 324 millones de euros. Ese cierre dejará sin poder contratarse en los próximos meses muchos servicios públicos y eliminará ayudas y subvenciones que mucha gente está esperando.

Montoro ya manifestó hace unos días su firme voluntad de no recortar ninguna de las partidas pendientes de la comunidad autónoma pese al cierre de los presupuestos estatales; sin embargo, Clavijo mantiene su intención y anuncia que cierra por prudencia y para no poner en riesgo la estabilidad presupuestaria. Evidentemente se trata de unos recortes encubiertos.

No consideramos que sea esto una actitud responsable. No tienen ninguna necesidad de hacer este cierre. Lo hacen porque quieren, porque es voluntad de este presidente recortar en los servicios públicos. No vengan a poner un esparadrapo de 5 millones de euros para callar la boca a todos los que se manifestaron en Fuerteventura por una sanidad digna ni para evitar otras manifestaciones y huelgas previstas. Déjense de dar tumbos, apliquen con rigor y con valentía las necesidades presupuestarias desde el principio y no se escuden en la prudencia para justificar el deterioro de los servicios públicos y beneficiar a las grandes empresas privadas sanitarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Delgado.

Por el Grupo Popular, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señor presidente, señorías. Señora consejera.

En primer lugar, me gustaría decir algo relativo a cuanto hemos venido comentando en las últimas intervenciones por parte de quienes me han precedido en el turno de palabra y también refiriéndome a algo relativo a la comparecencia anterior a la que estamos ahora sustanciando.

Yo espero que no perdamos de vista que a día de hoy, 26 de septiembre de 2016, es verdad que las comunidades autónomas y las corporaciones locales no conocemos, no conocen, los datos exactos y definitivos de las entregas a cuenta y de la liquidación, etcétera, que nos resulta tan necesario para poder elaborar los presupuestos próximos. Pero, en fin, sepa usted cuál es la razón; la razón no es otra que el Partido Socialista tiene secuestradas las instituciones de nuestro Estado y está impidiendo que eso pueda tener lugar. Por consiguiente, el bloqueo del funcionamiento de las instituciones del Estado tiene nombre y apellidos.

Pero yo quiero también, en nombre de mi grupo, señora consejera, asegurarle que el Gobierno de la nación está haciendo esfuerzos, y sobre todo esfuerzos extraordinarios, para que las comunidades autónomas tengan, tengamos, la información necesaria de cara a la elaboración, precisamente, de esos presupuestos. Ahora bien, repito, no pierda usted de vista quién es responsable de esa situación, quién es responsable del bloqueo de España, hasta el punto de que está afectando a los propios cimientos del Estado de Derecho. Así de grave y así de auténtico.

Mire, señora consejera, la decisión -y yo creo que esto conviene aclararlo, porque al menos desde el punto de vista de los ciudadanos que nos están siguiendo tienen una percepción equivocada-, la decisión que ha adoptado el Gobierno de Canarias de cerrar anticipadamente las cuentas, la contabilidad, en fin, la caja, para entendernos, el presupuesto, no es una imposición del Estado. Es una propuesta del propio Ejecutivo regional y, por consiguiente, ha sido una decisión propia en el marco de las propias competencias que tiene, porque el Ministerio de Hacienda -y nos consta a todos, usted también lo ha comentado-, el Ministerio de Hacienda, digo, le ha garantizado que las partidas pendientes las recibirá antes de final de año, puesto que no están afectadas por el cierre anticipado de los Presupuestos Generales del Estado.

Yo quiero ser breve, señora consejera, sus señorías me lo agradecerán, pero voy a ser directo. La invocada prudencia que usted misma, el Gobierno, ha alegado para justificar la decisión de cerrar la contabilidad, mejor, a nuestro juicio, hubiera sido, señora consejera, que la hubiera aplicado o que la aplicara en las primeras semanas de noviembre, por ejemplo, para evitar gastos de última hora y las obligaciones de las últimas semanas del ejercicio. Pero hacerlo, señora consejera, desde el mes de septiembre es sencillamente, a nuestro juicio, una temeridad. No estamos aquí en el mismo escenario que en el nivel nacional, en absoluto. El cierre contable anticipado es como recortar una cuarta parte del presupuesto. Cuando se presupuesta, cuando apruebas un presupuesto para doce meses y dejas fuera cuatro meses, nada menos, señora consejera, las consecuencias se notarán. ¡Claro que se van a notar! Y mucho me temo que el presupuesto del 2016 va a tener uno de los niveles más bajos de ejecución de la historia de la comunidad autónoma, y esto arrastrará, señora consejera, en fin, consecuencias, recortes en materia social.

Yo le tengo que manifestar, señora consejera, el malestar y la preocupación de mi grupo parlamentario por esta decisión, que supone la ejecución, como he dicho, más corta de la historia de Canarias en lo que al presupuesto se refiere. Es, sencillamente, un cerrojazo, señora consejera, un cerrojazo a la inversión, a las políticas sociales y económicas recogidas en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma que estamos en este momento ejecutando.

Lo único que le agradecemos, señora consejera, es que haya venido al Parlamento a explicar la medida motu proprio, pero no se moleste si le digo que tendría que haberlo hecho el mismo presidente del Gobierno, por la trascendencia de la medida. Creo que tendría que haber sido el presidente del Gobierno quien tenía que haber subido a esta tribuna y haberlo explicado con todo lujo de detalles. No porque usted no lo haya hecho sino porque me parece que la medida era de tal magnitud, de tal trascendencia, que merecía que fuera el propio presidente del Gobierno quien lo hiciera. Porque esta decisión, señora consejera, va a suponer que tanto ayudas como resoluciones, proyectos, planes de todo tipo, se encuentren ya con un semáforo en rojo en el seno del Gobierno y, por tanto, conllevará un frenazo importante en la actividad económica de Canarias.

Es que, señora consejera, resulta llamativo que hace pocas semanas, incluso el día del debate de la ley, que ya es ley, de Crédito Extraordinario y Suplemento de Crédito, el día de la presentación y de su debate, se dijera que Canarias gozaba de buena salud económica, de buena salud económico-financiera, que Canarias marchaba bien y el lunes de la pasada semana, señora consejera, se decida el cierre anticipado de las cuentas de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Díganos, señora consejera, con claridad, que ha sido esta la única forma de cerrarle el grifo al incontrolable gasto de la Consejería de Sanidad, pero sepa usted que con esta medida se va a afectar, y mucho y gravemente, a todos los canarios.

Y, por último, señora consejera, nadie, ningún portavoz de quienes me han precedido en el uso de la palabra le ha preguntado lo que yo quiero preguntarle ahora. En primer lugar, ¿de dónde salen los recursos extraordinarios que se aportan a la Consejería de Sanidad?; y, en segundo lugar, señora consejera, ¿tendremos el 30 de octubre proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma en este Parlamento de Canarias?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Socialista, señor Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente.

Señora consejera, el Partido Socialista es un partido responsable. Solo por eso ya merece la pena o ya le puedo adelantar que evidentemente entendemos este cierre presupuestario. Con el actual Gobierno del Partido Popular no ser prudente sería irresponsable. Eso creo que es algo que deberíamos tener todos claro en esta Cámara, y todos los partidos.

El cierre presupuestario publicado el pasado 20 de septiembre, además, quiero decir que, tal y como se dijo, una vez finalizado el Consejo de Gobierno, se pactaron determinados términos en el Consejo de Gobierno. Esos términos, evidentemente, no son otros que los que usted ha expuesto en su primera intervención, que es que no van a suponer un esfuerzo de contención extraordinario para las prioridades en las políticas del Gobierno: sanidad, educación y políticas sociales. Una vez dicho esto, por lo tanto, compartimos la decisión de adelantar el cierre presupuestario y compartimos el alcance y las consecuencias del mismo, siempre que no afecte o, mejor dicho, que proteja los servicios públicos esenciales, porque este cierre viene a proteger el Estado del bienestar.

En lo que discrepamos, porque también discrepamos en algunas cosas, como usted bien sabe y lo hemos dicho ya públicamente, es en la justificación o, si me lo permite, discrepamos parcialmente. Si leemos la justificación de la orden de cierre, encontramos que la misma dice que tiene lugar por la posible pérdida de fondos del Estado -nosotros añadiríamos por la irresponsabilidad del Gobierno del Partido Popular- y -cito textualmente- ante el déficit presupuestario de la Consejería de Sanidad. La primera parte la compartimos; la segunda, no.

Evidentemente este cierre presupuestario no es una imposición, como ha querido decir el portavoz del Grupo Popular que me ha precedido, pero sí es una consecuencia; y es una consecuencia de las políticas que está desarrollando el Gobierno del Partido Popular. Es una consecuencia de un cierre presupuestario anticipado en julio, porque si evidentemente este presupuesto no tiene un nivel de ejecución o usted prevé que no va a tener un nivel de ejecución, digamos que va a ser mínimo, pues... Dígame usted cuál va a ser el nivel de ejecución presupuestaria de los Presupuestos Generales del Estado. ¿La mitad, 50 %? Evidentemente el que el Gobierno del Partido Popular haya puesto en peligro la estabilidad presupuestaria de España ante Bruselas tiene sus consecuencias. Que no quiera comunicar a las comunidades autónomas la liquidación del sistema de financiación autonómica de 2015, cuando es un cálculo que solo puede hacer el Ministerio de Hacienda y que no hace falta tener un gobierno con plenitud de competencias, es por irresponsabilidad del señor Montoro. Que no quiera adelantar cuánto van a ser las cantidades que les corresponden a las comunidades autónomas para el año 2017 del sistema de financiación autonómica y que solo puede calcular el Ministerio de Hacienda es una irresponsabilidad del señor Montoro. Y todo eso tiene sus consecuencias, es un chantaje puro y duro a todas las comunidades de este país para que apoyen que haya un gobierno del señor Rajoy. Nosotros no vamos a apoyar que haya un gobierno del señor Rajoy, eso téngalo claro.

Un Gobierno en funciones que olvida a los canarios, que olvida a los canarios al igual que al resto de los españoles. Bueno, olvida a los canarios excepto a un canario, porque sí puede estar en funciones para intentar nombrar al exministro Soria para el Banco Mundial.

Pero, señora consejera, como le decía, tenemos que saber distinguir entre un déficit previsto y un déficit no previsto y el del Servicio Canario de la Salud -yo creo que todos lo hemos dicho ya claramente- está entre los márgenes del posible déficit que todos conocíamos en la elaboración del anteproyecto de los presupuestos, porque no es ninguna novedad que en el Servicio Canario de la Salud siempre se ha deslizado con respecto al gasto presupuestado, al gasto real. Eso es también verdad. Debo recordar que en el 2015 la desviación del Servicio Canario de la Salud no se situó en 20 o 40 millones, como he llegado a escuchar, rondó los 125. Una cifra, por cierto, inferior a la de otros ejercicios, como el del 2012, cuya deuda superó los 230 millones de euros, y en la orden de cierre de ese año -porque órdenes de cierre, no es la primera ni será la última- a nadie se le ocurrió mirar hacia la sanidad.

En este momento las proyecciones dicen que el Servicio Canario de la Salud tendrá una desviación este año superior a la del 2015, pero dentro de los márgenes de los últimos años y muy por debajo de la del 2012. Todo ello con la novedad, además, de que en el de 2016 Canarias no cuenta con el Fondo de Liquidez Autonómico como en otros años anteriores.

También hay que recordar diferentes nuevos gastos que ha tenido que gestionar la Consejería de Sanidad que no se vieron en el pasado ejercicio. Esos 35 millones de euros nuevos de que se habla de incremento del presupuesto de sanidad solo se los llevan los medicamentos de la hepatitis C. No queremos que nadie muera por hepatitis C en esta comunidad autónoma.

En los siete primeros meses del año ha habido un 7 % más de incapacidades temporales de personal sanitario, que ha cogido una baja y había que sustituir. No podíamos dejar pacientes sin atender, y esto es una labor del Gobierno, es una labor colegiada del Gobierno, la labor también que hacen en sanidad. Nuevas contrataciones por valor de 7 millones de euros. Aquí he llegado a escuchar debates sobre la plaza de oncología de Fuerteventura, un especialista. Me gustaría que alguien les dijese a los majoreros y majoreras o a cualquier canario o canaria la necesidad de cubrir la baja de un especialista, para que entiendan que no es lo mismo dejar de cubrir un personal sanitario o un personal de educación que en el resto de las consejerías o en la Administración General de la Comunidad Autónoma.

Los días libres que aprobó el señor Rajoy -en época preelectoral, evidentemente- suponen 12 millones de euros más que el año pasado para el Servicio Canario de la Salud. Que es un derecho de los trabajadores pero que también supone un gasto en sustituciones.

A pesar de todo lo anterior, se ha logrado mantener un alto nivel de inversiones en infraestructuras sanitarias, porque estaban presupuestadas; se ha ampliado el número de beneficiarios en el sistema con la cobertura de los inmigrantes; se han evitado, por primera vez desde hace muchos años, los colapsos en Urgencias; se han reducido las listas de espera en trece días de media y en un 35 %, las diagnósticas; se han abierto nuevos centros y nuevos servicios, ¿o alguien pensaba que este Gobierno no iba a abrir el Hospital del Sur de Tenerife o los nuevos servicios fruto de las ampliaciones del Hospital de Fuerteventura? Por lo tanto, para el Grupo Socialista la gestión del consejero ha sido óptima, sanitaria y financieramente, lo cual creemos que debería ser un orgullo de todo el Gobierno. Y si nos encontramos en la situación en la que estamos, no es por otra cosa -que parece que lo queremos olvidar- que por una infrafinanciación por parte del Estado, que ya la Audiencia de Cuentas cifra en 766 millones de euros al año.

Señora consejera, con este cierre el Gobierno ha preferido aplicar un principio de prudencia, ponderando los gastos a medida que se vayan percibiendo los ingresos. Lo respaldamos. Eso, y no otra cosa, es este cierre presupuestario. Un cierre que, a diferencia del operado por el Gobierno de España, aquí no va a ser indiscriminado, sino priorizando el mantenimiento de los servicios públicos esenciales, como usted bien ha dicho. El Gobierno tiene unos compromisos con las personas y tiene unos compromisos con la estabilidad presupuestaria. Los y las socialistas no nos tomamos nuestros acuerdos a la ligera y por eso respaldamos este cierre presupuestario, evidentemente cumpliendo lo que ya se ha dicho: el respeto a los servicios públicos esenciales.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Lavandera.

Por el Grupo Nacionalista, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ VALIDO: Gracias, señor presidente. Buenas tardes nuevamente.

Consejera, como usted misma ha informado, hace tan solo unos días, la pasada semana, el Boletín Oficial de Canarias publicaba el cierre contable anticipado del presupuesto de esta comunidad autónoma para el 2016. Lo hacía -como también hemos abordado en la comparecencia anterior- tras el cierre presupuestario de los Presupuestos Generales del Estado el pasado mes de julio, cuando aún faltaban 324 millones de euros por transferir del Gobierno de España a las arcas públicas canarias, y ante las dudas que genera la situación política actual en el Estado.

Imagino que no habrá sido una decisión fácil y que es un ejercicio más de prudencia y responsabilidad de este Gobierno, habida cuenta del escenario de incertidumbre, como decía, generado por la continuidad de un Gobierno de España en funciones, que ya se alarga nueve meses y que aún no sabemos cuánto más puede durar. No cabe duda de que una decisión como esta siempre está acompañada de las consecuencias que ello implica y que ha detallado usted. Sin embargo, es también importante conocer al detalle los objetivos que ha perseguido el Gobierno de Canarias y que lo han llevado a adoptar esta decisión: preservar los servicios públicos esenciales. Garantizar la prestación de la sanidad, la educación y los servicios sociales a los canarios y canarias es motivo más que suficiente para adoptar una medida que, como he dicho, viene precedida de la inestabilidad propiciada por la indefinición de un Gobierno estatal y un cierre adelantado de los Presupuestos Generales del Estado el pasado mes de julio.

Hay quienes pueden ver en el cierre anticipado de las cuentas una decisión apresurada; sin embargo, Canarias no es la única comunidad autónoma que ha adoptado esta decisión. Extremadura y Aragón también lo han hecho y seguramente en las próximas semanas veremos otras comunidades también tomando decisiones similares. Además existe -eso sí es verdad- una gran diferencia entre este y el resto de los territorios, y es -como ya ha dicho la consejera- que Canarias parte con la ventaja y la tranquilidad de ser una de las tres comunidades que han cumplido con el déficit. Por eso quizás se antoja injusto que precisamente el Ejecutivo canario se haya visto abocado al cierre presupuestario como medida de precaución, pero es precisamente este elemento -la precaución a la hora de gestionar las cuentas públicas- lo que está permitiendo dar plenas garantías al gasto social o a la prestación de los servicios públicos esenciales en Canarias, que -recordamos- son gestionados por la comunidad autónoma y deben permanecer absolutamente al margen de la situación de incertidumbre que vive España.

Como decía anteriormente y como usted ha reiterado, consejera, el principal objetivo de este cierre anticipado de las cuentas autonómicas tiene como objetivo garantizar la prestación de la sanidad, la educación y los servicios sociales a los canarios, en un momento en el que el Gobierno de España tiene atadas de pies y manos a las comunidades autónomas de cara a decisiones tan importantes como son la elaboración de los presupuestos de esta comunidad para el año próximo. Como usted misma ha dicho y ha reconocido el presidente del Gobierno de Canarias, las comunidades autónomas gestionan el 73 % del gasto social de todo el país. La parálisis instalada en España por falta de un Gobierno legitimado para tomar decisiones no puede afectar al buen funcionamiento de los centros sanitarios y hospitales ni a que abran, como cada día, los colegios o que nuestros mayores reciban la atención que precisan. Es una cuestión de puro sentido común.

Sin embargo, no debe hacernos bajar la guardia en nuestra posición frente al Gobierno estatal. Como ha reconocido en varias ocasiones y en la comparecencia anterior, consejera, el Gobierno de Mariano Rajoy adeuda aún 324 millones de euros que debe transferir en este ejercicio y de los que dependen mayoritariamente las políticas de empleo y las obras de carretera del archipiélago. Confío en que el Estado cumpla con Canarias y que ese dinero llegue antes de finalizar el año.

Entiendo, consejera, que, aunque no estamos ante el único cierre anticipado de las cuentas autonómicas -ha habido otros en otros ejercicios y también ha sido el titular de Hacienda o la titular de Hacienda quien ha dado cuenta en este Parlamento-, sí que estamos en una situación sin precedentes y comparto que esta situación debe hacernos aprender y actuar, reflexionar, con el fin de que la ciudadanía no pague los platos rotos de la falta de diálogo que se ha instalado en el Estado para formar un Gobierno estable.

Asimismo, le pido, consejera, que nos detalle una vez más las consecuencias de este cierre anticipado, así como los efectos que tendrá a la hora de redactar los nuevos presupuestos de la comunidad autónoma para el ejercicio 2017, sin unas cuentas estatales que definan el objetivo de déficit, y las posibilidades reales de que el Gobierno central pueda llevar a cabo la propuesta que ha hecho el Gobierno de Canarias para modificar la Ley Orgánica de Estabilidad financiera, que permita fijar los objetivos de déficit de España de forma independiente a los de las comunidades autónomas y que nos permitiría redactar unos presupuestos con un objetivo superior al 0,3 fijado en la actualidad.

De la misma forma le pido que aclare si este cierre anticipado lleva aparejado algún tipo de recorte en las previsiones que manejaba el Ejecutivo canario el pasado año. Ya lo ha aclarado en varias ocasiones, hágalo una vez más. Precisamente hemos podido comprobar, tras el anuncio hecho ayer por el presidente del Gobierno, que en sanidad no solo no se producirá el ajuste previsto en torno a los 10 millones de euros sino que contará con 5 millones de euros adicionales. Entiendo, tras su exposición, que existen las mismas garantías en el caso de la educación como en las políticas sociales.

Como ha dicho, consejera, esta no es una situación inamovible sino que permitirá ir librando gastos en la medida en que los fondos comprometidos por el Estado con Canarias, esos 324 millones de euros, que deberían recibirse este mismo año, vayan llegando a las arcas canarias. Estamos, por tanto, ante un ejercicio de prudencia que se resolverá en tanto en cuanto los partidos estatales sean capaces de apartar sus diferencias en Madrid y asuman que, por encima de los intereses partidistas, deben estar los intereses de la ciudadanía.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Para finalizar, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señor presidente. Señorías.

Lo hemos visto en otras autonomías, incluso en el Estado, incumplir los objetivos de estabilidad lleva tarde o temprano a tener que recortar en algún lado, y eso es lo que precisamente queremos evitar con este cierre anticipado del presupuesto. No pretendemos otra cosa que proteger a los canarios y a las canarias, proteger sus cuentas, las cuentas públicas, aquellas que garantizan los servicios públicos que reciben día a día. Como ha dicho el señor Lavandera y que compartimos, efectivamente, este cierre anticipado se hace para garantizar los servicios públicos esenciales que se prestan desde las comunidades autónomas y en concreto desde la Comunidad Autónoma de Canarias.

Yo creo que era hoy explicar -sobraba-, dar cuenta de lo que ha llevado a la decisión, puesto que ya he podido comparecer, pero voy a insistir en que, efectivamente, la interinidad en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y el cierre anticipado del presupuesto del Estado nos lleva a ser prudentes. Y, efectivamente, también en la orden se incluye la desviación en el caso del presupuesto de sanidad, del gasto en sanidad, pero eso no significa que vaya a haber recortes, señora Delgado, en absoluto. Esta comunidad autónoma está comprometida con los servicios públicos esenciales y, como ha dicho el señor Lavandera, hay un problema de base, que es el déficit de financiación que supone el sistema actual de financiación de las comunidades autónomas y que deja a la cola a la Comunidad Autónoma de Canarias.

Esa, señora Esther González, es la cifra que se aporta, que siempre son estimaciones, no es falta de rigor. Nosotras nos conocemos desde hace muchos años, hemos compartido muchísimas cosas, y quería referirme a que en absoluto es una falta de respeto, en absoluto quería que se lo tomara así, pero tiene que saber que tiene usted una coletilla, y esa coletilla es que usted constantemente dice "no entiendo, no entiendo", cuando sé perfectamente de su capacidad y el rigor de sus intervenciones. Pero, efectivamente, le digo, las estimaciones, en el caso de no cerrar, derivado de la desviación de sanidad, unido a la posibilidad de que no llegaran los 324 millones de euros del Estado, nos situaba en una cantidad que ponía el déficit de la comunidad autónoma en un incumplimiento que sí... (ininteligible) en 1,26 %, cuando el autorizado, el autorizado, señora Delgado, es el 0,3. Claro que nos encantaría, somos los que nos estamos moviendo, es el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, quien está yendo comunidad autónoma por comunidad autónoma para que se pongan de acuerdo los partidos políticos y podamos fijar un nuevo techo de gasto. Que claro que nos permitiría ya traer, haber traído, una ley de crédito extraordinario que nos permitiera un mayor techo en el año corriente y en el del futuro y también tener un escenario mucho más claro para afrontar el presupuesto de la comunidad autónoma de cara al 2017. Que sí vendrá, señor Rodríguez, aunque vendrá con un escenario de máximo rigor y prudencia.

Porque, efectivamente, señora González, nos hubiese gustado traer un presupuesto más expansivo. Y, efectivamente, nosotros, yo creo que como la gran mayoría de los ciudadanos, pensábamos que en este país íbamos a tener altura, se iba a tener altura de miras y que los partidos iban a anteponer los intereses de los ciudadanos por delante de los intereses partidistas y que en el mes de octubre podría haber un gobierno, un gobierno quizás con algunos tintes progresistas, que efectivamente revirtiera algunas políticas que, para nosotros, a nuestro juicio, también fueron equivocadas y que han llevado a que en este país, efectivamente, haya problemas de interinidad laboral y problemas para el empleo.

Yo sí les digo que estamos haciendo grandes esfuerzos para dar la mejor información. He querido comparecer ante ustedes para dar... Creo que hay otra forma de hacer política, que hay una forma de hacer política en común en esta Cámara. Creo que parte de esa honestidad en hacer política es poder comparecer, poder aportar las cifras que se van teniendo en cada momento. No es falta de rigor, todo lo contrario. Y exponemos todos los escenarios, desde el más pesimista, que es el que nos ha llevado a tomar esta decisión del cierre anticipado para preservar los servicios públicos esenciales, y también otras partidas, como por las que se ha preocupado el señor Curbelo.

La Ley de Crédito Extraordinario está exceptuada, como no podría ser de otra manera, está garantizada la Prestación Canaria de Inserción, está garantizada la dependencia, están garantizados los créditos extraordinarios que se aportaron a las partidas de educación, que se aportaron a las partidas de sanidad, que se aportaron a la partida de la Prestación Canaria de Inserción, a las partidas de empleo, a las partidas de la prestación a la dependencia. Están garantizadas, como no puede ser de otra manera, las transferencias a los cabildos, está garantizado el Fondo para el Desarrollo de Canarias, que supone un impulso a la economía de Canarias. Y por supuesto que siempre habrá falta de recursos para los servicios básicos, porque la demanda es infinita, pero efectivamente tendremos que afrontar entre todos la revisión del sistema de financiación, que se ha retrasado en el tiempo y que deja, como he dicho, a Canarias a la cola de la financiación de los servicios públicos básicos, y que es esencial afrontar si no queremos vernos con las desviaciones como la que tenemos en este momento sobre la mesa respecto a la sanidad.

Y, efectivamente, hay una situación completamente distinta a otros años. En otros años la desviación de sanidad rondaba entre 30-40 millones de euros, que eran perfectamente absorbibles por el cierre del presupuesto por el resto de las consejerías debido a distintas situaciones de inejecución. Respecto al año 2015, hay un fondo de facilidad financiera que se inyecta a sanidad de 88 millones de euros, más otros 35 millones para gasto farmacéutico, que no existen en este año, y esos recursos que se aportaban para pagar deuda, para pagar deuda y que no tenían que consolidar gastos consolidaron gastos y de ahí la desviación de sanidad, que ahora tenemos que absorber con el cierre presupuestario.

Nosotros lo que estamos diciendo es que hay partidas que son muy importantes, ya he destacado algunas. Se garantizan todas las transferencias a los cabildos y ayuntamientos, se garantiza el Fondo de Desarrollo de Canarias, se garantizan los servicios públicos esenciales y lo que perseguimos, como digo, es garantizar las cuentas de los canarios y con ello garantizar y preservar la calidad de vida y el Estado del bienestar en Canarias.

Muchísimas gracias a todos.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0706 Sobre -Consejera de Hacienda-, sobre los motivos del cierre anticipado del presupuesto de la CAC.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico