Diario de Sesiones 52/2016, de fecha 8/11/2016
Punto 6

9L/PO/P-0980 Pregunta de la señora diputada doña Josefa Luzardo Romano, del Grupo Parlamentario Popular, sobre los fondos del Gobierno de España para atención a la dependencia, dirigida a la señora consejera de Hacienda.

La señora PRESIDENTA: Seguimos. Señora diputada doña Josefa Luzardo Romano, del Grupo Parlamentario Popular, sobre los fondos del Gobierno de España para la atención a la dependencia, dirigida a la señora consejera de Hacienda.

Señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Señora consejera, ¿puede garantizar que la totalidad de los fondos recibidos del Gobierno de España para financiar la dependencia irán destinados exclusivamente a este fin dentro del proyecto de ley de presupuestos del próximo año?

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Luzardo.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely) (Desde su escaño): Gracias. Señorías, presidenta, señora Luzardo.

El Gobierno de Canarias, en el año 2017, al igual que lo ha hecho en el año 2016 y en años anteriores, va a destinar muchos más recursos de los que recibe por parte del Gobierno de España destinados a la política de dependencia. En el año 2016, la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda destinó 130 millones de euros a ayudas por este concepto, incluidos los 1,9 millones adicionales de la Ley de Crédito Extraordinario.

Por lo tanto, sí, señora Luzardo, el Gobierno de Canarias tiene previsto destinar no solamente los fondos finalistas que vienen del Gobierno de España sino fondos adicionales, que también provienen de otro tipo de financiación, más fondos adicionales del propio Gobierno.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.

Señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Señora consejera, como usted sabe, la dependencia se financia a través de dos vías del Estado: el nivel mínimo, que transfiere el Imserso a los servicios sociales, y los fondos adicionales, que sustituyeron al acuerdo acordado, el acuerdo 6/2009, del Consejo de Política Fiscal y Financiera, por el que el Estado se comprometió a aportar estos recursos adicionales, distribuidos en proporción al número de dependientes que tiene la comunidad autónoma y también en proporción al número potencialmente de dependientes.

Este compromiso se trasladó, como sabe, al artículo 6 de la Lofca y la señora Hernández -que ya se ha ausentado-, pues, debe conocer muy bien, porque no reivindica todos los fondos que le corresponden, ya que ella también votó, junto con ustedes, la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas. Un compromiso que, por cierto, los sucesivos gobiernos de Coalición Canaria y el PSOE han incumplido, y le voy a decir por qué. Según el Tribunal de Cuentas, la financiación finalista a la dependencia viene a través de las dos vías: el nivel mínimo, que sería un 19,7 %, y luego los recursos adicionales, que suponen un 29,52 %, total un 49 %, y la comunidad autónoma sufraga el 50,7 %. Por tanto, mientras la Administración del Estado cumple con la ley de dependencia, ustedes no, y le voy a decir por qué.

Ustedes no sé cómo aplican la ley pero han conseguido, desde el año 2011, sustraer a los dependientes canarios al menos 238 millones de euros. Solo en el año 2014 y 2015 el Gobierno de nacionalistas y socialistas, ustedes, desviaron 125 millones. Le digo más: 2014, 61,16 millones de euros y 64,47 millones de euros en el 2015. Cuando, señorías, seguimos a la cola en la gestión de dependencia, cuando tenemos a 7000 canarios esperando, cuando el 50 % está esperando por recibir la ayuda que le corresponde por derecho, cuando además se tardan más de tres años en tramitar un PIA, que debería ser en seis meses, ¿cómo pueden ustedes apropiarse de que todos los fines, el dinero que viene no vaya a la dependencia? Yo no sé cómo pueden ustedes mirarles a los ojos. A mí me parece que esto es injusto e inmoral, porque todos los dependientes se merecen toda la financiación a la dependencia para eliminar la lista de espera, no cobrarla después de fallecidos y dejar de estar a la cola de toda España.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Luzardo. Cuidado con el micrófono.

Sí, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Señora Luzardo, los recursos destinados por el Gobierno de España para financiar el sistema de atención a la dependencia se articulan, como bien ha dicho, a través de dos vías: el nivel mínimo, con cargo al Imserso, que representa el 19,7 % de la aportación total del Estado, y la financiación adicional incluida en el sistema de financiación de las comunidades autónomas, regulado en el artículo 6 de la Ley 22/2009.

Cabe recordar, como usted bien sabe, que solo la financiación del nivel mínimo tiene carácter finalista; la otra viene, esta financiación viene a incluirse dentro del bloque de la Lofca, que se integra dentro de la financiación de la totalidad de los servicios traspasados, con independencia de que parte de esos servicios transferidos se contabilicen como aportaciones del Estado a la financiación de la dependencia. Pero permítame que le diga que necesariamente tiene que ser así, pues de lo contrario esos fondos adicionales tendrían un carácter finalista y, por lo tanto, incumpliría el principio de autonomía financiera consagrado en el artículo 156 de la Constitución.

Pero además voy, adicionalmente, a hacerle algunas observaciones. De los recursos adicionales, de los 1200 millones regulados en el artículo 6 de la Lofca, si no computáramos los dependientes sino la totalidad de la población, a la Comunidad Autónoma de Canarias supondrían 48 millones. Le estoy diciendo que la Comunidad Autónoma de Canarias destina más de 130 millones de euros a la financiación específica de la dependencia. Por lo tanto, estamos cumpliendo. Y es usted y su partido el que tenía que haber revisado el sistema de financiación para las competencias transferidas, para la salud, para la sanidad y también, señora Luzardo, para los dependientes, si tanto le interesa su defensa.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.