Diario de Sesiones 54/2016, de fecha 29/11/2016 - Punto 25

9L/C-0475 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE FOMENTO DE LA ECONOMÍA VERDE.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Procedemos a las comparecencias.

En primer lugar, tiene la palabra el Grupo Parlamentario Podemos, la señora diputada doña Asunción Delgado Luzardo, para la comparecencia del consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, sobre el fomento de la economía verde.

Tiene la palabra, señora Delgado Luzardo.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, señora presidenta. Señorías, buenas tardes. Señor consejero.

No solo vivimos una crisis económica, también nos enfrentamos a una crisis ambiental que debe suponer un cambio significativo en nuestro modelo de desarrollo, en nuestro modo de entender la vida y en nuestro modo de consumo.

Este cambio parece más que aceptado y demandado por gran parte de la sociedad, por lo que la economía verde se debe convertir en el eje fundamental para la mejora de la situación económica, la generación de empleos, la lucha contra el cambio climático y la conservación de nuestros recursos naturales.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización Internacional del Trabajo en 2009 propusieron como actividades de empleo verde las siguientes.

En primer lugar, aquellas que corrigen los efectos negativos de las actividades económicas o humanas sobre el medioambiente. Por ejemplo, la gestión de residuos, la depuración de aguas residuales, la regeneración de suelos, la disminución del consumo de energía, materias primas y agua o la reducción de gases de efecto invernadero.

En segundo lugar, las que producen bienes y servicios de forma respetuosa con el medioambiente. Como, por ejemplo, la agricultura ecológica, el turismo rural, las energías renovables o la producción forestal, siempre y cuando se lleven a cabo de forma respetuosa con el medio natural, y las orientadas también a la conservación y restauración de ecosistemas.

En tercer lugar, las que tienen finalidad preventiva y de control. Como educación y formación ambiental, la prevención en origen de la contaminación o las funciones propias de la administración con responsabilidades ambientales.

Y, por último, están las actividades de investigación y desarrollo tecnológico orientadas al incremento de la ecoeficiencia del sistema productivo.

Bien, en España existen más de medio millón de empleos verdes, el 2,2 % del empleo total, contribuyendo con 25 000 millones de euros anuales, lo que significa el 2,4 % del producto interior bruto. Si lo comparamos los datos de empleo verde, entre 1998 y 2009 este se incrementó un 235 %: pasó de 160 000 empleos a 530 000. Sin embargo, Canarias no lidera el empleo verde en España; muy al contrario, se sitúa en la cola de las comunidades autónomas.

Actualmente, en cuanto a la definición de empleo verde, se ha ido un paso más allá. La situación ambiental nos lleva a que tengamos que realizar todas las actividades económicas tradicionales de forma más sostenible y respetuosa con el entorno. Así, por ejemplo, la construcción, el turismo, el transporte, el sector industrial, el comercio, el consumo, las tecnologías de la información pueden y deben ser nuevos yacimientos de empleo verde.

Algunos estudios recientes a nivel europeo demuestran que los sectores verdes han aguantado mejor la crisis que los otros, manteniendo más empleo, por lo que estarían destinados a la recuperación de las economías europeas.

El desafío de una sociedad sostenible consiste en conseguir una economía competitiva, combinando mayor productividad con menor impacto y consumo de recursos naturales, y favoreciendo la generación de empleos de calidad. Plantear escenarios de recuperación económica que no tengan en cuenta el factor social y el factor ambiental con una perspectiva de largo plazo no puede ser la solución.

Canarias dispone de una serie de condiciones singulares que hacen que el archipiélago pueda ser concebido como un lugar de investigación, desarrollo y ensayo de productos relacionados con la economía verde. Energías renovables, reciclado de residuos, gestión inteligente de redes eléctricas, tecnologías de depuración y desalinización, biotecnología, etcétera.

Para Canarias, los sectores de la economía verde son una magnífica oportunidad para ganar competitividad y avanzar en la creación de empleo de calidad. Se debe realizar un análisis de los nichos de empleo verde tanto en los tradicionales relacionados con el medioambiente como en los nuevos generadores de actividades sostenibles.

Señor consejero, en Canarias se echan en falta políticas decididas y líneas de financiación que apuesten definitivamente por la economía verde. Esperemos escucharle y ver qué es lo que está haciendo por esto.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, tiene la palabra el señor consejero don Pedro Ortega Rodríguez.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señora presidenta, señorías.

Señora Delgado, como usted citaba, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente define a la economía verde como aquella que da lugar a la mejora del bienestar humano e igualdad social, mientras que se reducen significativamente los riesgos medioambientales y la escasez ecológica. Se trata de un concepto que reconoce las tres vertientes de la sostenibilidad: la social, la económica y la ambiental. Y, dicho de una manera sencilla, la economía verde es aquella que produce bajas emisiones de carbono, usa los recursos eficientemente y es socialmente incluyente.

Por su parte, en la conferencia Río+20, de las Naciones Unidas, sobre el desarrollo sostenible y que fue celebrada en el 2012, se adoptó el enfoque de la economía verde como una herramienta importante para el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

En Canarias, avanzar hacia una economía verde pasa inexcusablemente por propiciar una transición de nuestro actual sistema energético, que está caracterizado por una casi total dependencia del exterior, que está basada en los productos derivados del petróleo, hacia otro que sea más fiable, más limpio, más eficiente y competitivo, y que contribuya a su crecimiento sostenible, elemento clave para nuestro desarrollo económico. Más si cabe dada nuestra condición de región ultraperiférica, que está aislada energéticamente de otros territorios y que tiene recursos limitados que deben ser gestionados eficientemente, pero que cuenta también con unas condiciones climáticas excelentes para introducir las energías renovables, que deben ser objeto de desarrollo.

Con la transición hacia un nuevo modelo energético más sostenible pretendemos conseguir que el crecimiento económico y social de Canarias evolucione en armonía con el medioambiente, es decir, queremos fomentar la economía verde. Esta transición hacia un modelo energético sostenible y tendente a su descarbonización, que limite las emisiones de gases de efecto invernadero en los diferentes sectores, debe sustentarse, señoría, en dos pilares básicos: de una parte, en las energías renovables y en la diversificación energética y, de otra, en el ahorro y en la eficiencia energética.

Por todo ello, las actuaciones de apoyo económico para la adopción de medidas de ahorro y de eficiencia energética y de fomento de las energías renovables que están contempladas en el presupuesto de la consejería para el 2016 alcanzan casi los 5 millones de euros. Y, señoría, para el 2017 tenemos previsto incrementar hasta los 5 840 000 euros nuestro apoyo económico para la adopción de medidas de ahorro y eficiencia energética y de fomento de las energías renovables.

(Se reincorpora a la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, quien pasa a ocupar la Presidencia).

Por otro lado, la RIS3 contribuirá a que Canarias sea la referencia europea en el Atlántico Medio y que se constituya como una magnífica plataforma para los negocios, la formación y la promoción de nuevas tecnologías y conocimientos que estén vinculados a los retos del desarrollo humano, de la salud y de la sostenibilidad ambiental. También como región ultraperiférica conectada e intensiva en conocimiento.

En la RIS3 se identifican las actividades con alto valor añadido que ofrecen la mejor oportunidad para incrementar la competitividad de Canarias, centrándose en prioridades concretas: en el liderazgo inteligente del turismo, en Canarias como un referente atlántico inteligente, en la valorización socioeconómica de la I+D, la especialización y el fortalecimiento de la astrofísica y el espacio, las ciencias marino-marítimas, la biotecnología, la biomedicina asociada a la biodiversidad y a las enfermedades tropicales, a la Agenda Digital y al crecimiento verde y la sostenibilidad. Y en este sentido, en la RIS3 se definen las políticas generales para fortalecer y coordinar el sistema de I+D+i canario, y estas políticas están totalmente alineadas con los objetivos específicos que están definidos por los programas operativos regionales, ya que fue una condición ex ante para aprobar dichos programas, tal y como se establecía en el artículo 17 del reglamento del Marco estratégico común para todos los fondos de las políticas de cohesión, y siendo estas las siguientes: la generación de conocimiento y la potenciación de la excelencia, la transferencia de la tecnología e I+D+i privada, el desarrollo del capital humano y la atracción del talento y las infraestructuras de I+D+i.

Y en este contexto, el crecimiento verde y sostenible es un elemento fundamental para el desarrollo de Canarias no solo por la importancia que tiene en cualquier tipo de economía y por ser una de las tres prioridades de la Estrategia Europa 2020, sino por el papel fundamental que juega al tratarse de una región insular aislada energéticamente de otros territorios y con recursos limitados que deben ser gestionados eficientemente. Complementariamente, resulta estratégico y primordial el crecimiento regional sin poner en peligro ni comprometer los recursos naturales, promoviendo el crecimiento verde y tratando de generar una economía verde que aproveche los recursos existentes y que ayude a la sostenibilidad de actividades en el futuro.

Por lo tanto, favorecer el crecimiento verde y sostenible, dentro de la RIS3, supone una necesidad y una prioridad irrenunciable en la que se pondrán todos los esfuerzos disponibles y para la que hay que promover e impulsar los mecanismos y programas integrados que puedan ayudar a alcanzarla. Además, como aspecto específico dentro de esta prioridad transversal, en Canarias se dan una serie de condiciones especiales y singulares que hacen que el territorio regional pueda ser concebido como un lugar de investigación, desarrollo, ensayo o testeo y producción en condiciones reales de tecnología y productos relacionados con la economía verde. Un ejemplo son las energías renovables, la gestión de nuestros residuos, la gestión de las redes eléctricas, la depuración, la desalinización y la desalación de aguas con criterios de máxima eficiencia energética y el vertido cero.

Y esto abre un abanico importante de oportunidades en el sector, como usted indicaba, y que afecta doblemente a la economía canaria tanto por el impulso económico que puede suponer como por la posibilidad de implantar de manera pionera soluciones que disminuyan el consumo de combustibles fósiles o alternativas que tiendan a la conservación del medioambiente como primera prioridad.

Los objetivos generales y específicos del crecimiento verde y la sostenibilidad están contemplados en la RIS3 y son una economía baja en carbono y cuyo objetivo específico es fomentar la investigación y la innovación en energías sostenibles, en agua y en eficiencia energética; la ecoinnovación en agricultura, pesca y protección del medioambiente, con cuatro objetivos específicos: promover la ecoinnovación dentro del tejido empresarial, preservar el medioambiente, favorecer el desarrollo de empresas que están relacionadas con la protección del medioambiente y luchar contra el cambio climático y las catástrofes naturales. También desarrollar una agricultura competitiva y respetuosa con el medioambiente y un sector pesquero también competitivo y respetuoso con el medioambiente; la bioeconomía, basada en la biodiversidad canaria con el objetivo específico de promover una economía que permita el desarrollo económico y social, preservando el medioambiente; la integración de las energías renovables, con el objetivo específico de incrementar la integración de energías renovables para posibilitar un salto cualitativo y cuantitativo del peso de estas energías en el balance de producción eléctrica en las islas; y, finalmente, como el objetivo general de Canarias, como laboratorio natural con el objetivo específico de fomentar el desarrollo y la implantación de proyectos de almacenamiento de energía y redes de distribución inteligente.

Las actuaciones que están presupuestadas por la consejería ayudan a potenciar el crecimiento verde y la sostenibilidad al dotar económicamente de partidas destinadas a infraestructuras vinculadas a los parques tecnológicos y a las infraestructuras científico-tecnológicas singulares, como la Plocan, que permiten disponer de espacios intensivos de conocimiento para el desarrollo de, entre otras actividades, las energías renovables.

Y para ir finalizando, comentar que la mayor parte de la actividad que desarrolla el Instituto Tecnológico de Canarias está también relacionada con la economía verde y su fomento. El ITC realiza proyectos de I+D+i en diversos subsectores de la economía verde, también en colaboración con empresas, y presta diferentes servicios tecnológicos de alto valor añadido en los mismos tanto a administraciones públicas como al tejido productivo y transfiere sus conocimientos y experiencias en estos campos a regiones de países en desarrollo, especialmente aquellos situados en el África occidental. Y, en concreto, el ITC sigue trabajando desde diferentes departamentos, y a través de numerosos proyectos, en subsectores claves de la economía verde, como el fomento de las energías renovables y la eficiencia energética, el uso racional del agua y, en particular, en lo que se refiere a la optimización energética de todos los procesos del ciclo del agua, la minimización del impacto ambiental de residuos de diversa índole en el medio marino y en el terrestre, la prevención de la contaminación potencial de los pesticidas en los productos agrícolas y la creación de nuevos sectores industriales sostenibles, como el de la biotecnología en algas, que se encuadra dentro de la economía circular, ya que no consume suelo fértil ni agua de calidad, agua que se reutiliza, y contribuye a la absorción del CO2, importante gas, como usted sabe, de efecto invernadero. De este modo, prácticamente el 80 % de la actividad del ITC está relacionada con la economía verde y con más de una veintena de proyectos.

En cuanto a los empleos, como ya contesté a una pregunta anterior del señor García Ramos, pues, bueno, el empleo verde, como usted sabe, también está incluido en las posibles oportunidades de nuestra tierra.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Por los grupos no solicitantes, por el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Activar un plan de estrategia acorde al concepto de la economía verde es basar nuestro desarrollo en tres vertientes inseparables: la social, la económica y la ambiental. La pregunta que nos debemos hacer en Canarias es si nuestro modelo económico es respetuoso con el concepto de economía verde, si este es el modelo que impulsamos en nuestro archipiélago o debe cambiar para acomodarse a él.

Tengamos en cuenta que el concepto de economía verde se formalizó en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de 2012 como una forma necesaria para entender la economía mundial desde un punto de vista sostenible. Sinceramente, señor consejero, desde nuestro grupo entendemos que la noción de economía verde, aunque no se planifica desde el Gobierno como tal en una estrategia concreta, la podemos observar en varias de las acciones que se están acometiendo desde el Gobierno y, sobre todo, en lo que recogemos en la RIS3 como estrategia de desarrollo inteligente de Canarias que está empezando a dar sus primeros pasos este año y aún debe tener un mayor impulso.

Aun así, nuestra economía está poco diversificada y si no fuera por el auge del turismo y las cifras récor de visitantes que superamos cada año la economía canaria sufriría una terrible situación. La implantación de la industria no avanza y el sector primario se contrae, lo que nos hace menos competitivos, restringe el acceso al empleo y nos da menos opciones en un mundo cada vez más globalizado. Una de las posibles soluciones es la apuesta por la I+D+i, pero Canarias está lejos de la media nacional y debemos poner nuestro empeño en superar esa media para ser referentes en el sector tecnológico. Por fortuna, nuestra situación geográfica nos permite apostar por la internacionalización de nuestras empresas y traer capital extranjero a nuestras islas. Esperamos que la nueva estrategia al respecto se implante y dé sus frutos lo antes posible.

En el eje social, vemos que el aumento de las inversiones en políticas sociales es palpable, pero sin mejorar en áreas concretas que permitirían una mejor calidad de vida para los habitantes de nuestras islas, mejorar las políticas activas de empleo que incluyan planes en colaboración con los cabildos, así como bajar las listas de espera de la sanidad son claros ejemplos de actuaciones por acometer, porque lo importante es una mejor distribución de la riqueza y que la población de todas las islas tenga el mismo acceso a unos servicios públicos esenciales y adecuados. Y en cuanto a las acciones del tercer eje, el ambiental, observamos como aumentan los medios de protección y conservación de nuestros parques naturales y espacios naturales protegidos, de nuestra diversidad, y tenemos objetivos y estrategias para un desarrollo eléctrico más sostenible, como el coche eléctrico en 2030 o el cien por cien de las renovables en 2050, según recoge el Pecan, pero aún debemos terminar con los graves problemas ambientales de los vertidos y vertederos ilegales.

Y, señor consejero, pues, alentarle y darle nuestro apoyo...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente.

Consejero, yo, después de su intervención, pues, tengo claro que creo que usted tiene claro la clara apuesta que tiene el Gobierno de Canarias por la economía verde. Además, no me extraña en el acuerdo programático que suscribieron Coalición Canaria y el PSOE el año pasado para este Gobierno así también lo manifestaban, y el presidente del Gobierno, el señor Clavijo, en numerosas ocasiones ha hecho lo propio. La última que conozco, pues, al Ejecutivo comunitario, pidiéndole el máximo apoyo para promover una red de empleo en las regiones ultraperiféricas y la necesidad de consolidar ese plan de choque de creación de empleos verdes y de empleos azules.

Yo lo que sí entiendo es que el discurso es una cosa y la realidad es otra. Y le digo esto porque establecer una apuesta decidida por la economía verde no es llevar a cabo una serie de actuaciones, pues bueno, en algunos casos incluso deslavazadas -por una parte, como usted habló, en la RIS3, por otra, las medidas de ahorro y eficiencia energética, los 5 840 000 euros que pretende o que están en el proyecto de los Presupuestos del 2017-, sino que es que hay que, para apostar claramente por la economía verde, como por cualquier otro tipo de economía, se tiene que tener una estrategia integral y una estrategia concreta, y, en este caso, una estrategia concreta de desarrollo sostenible.

Y ahí es donde a mí me gustaría ponerle ejemplos de lo que el Gobierno no está haciendo. Un primer ejemplo sería, por ejemplo, con las bajas emisiones de CO2. Tiene en su mano actuaciones que hacer, como, por ejemplo, la de una clara apuesta por el transporte público colectivo por carretera, y el Gobierno en los Presupuestos del 2017, como tampoco hizo en el 2016, con cargo a sus fondos propios no puso ni un euro. Y no solo no puso ni un euro, sino que tampoco lo metió, en este caso, Coalición Canaria, en la agenda canaria que pactó con el señor Rajoy para que ese recorte que hizo de 30 a 25 millones de euros vuelva a restituir los cinco restantes. No lo hizo.

Un segundo ejemplo que le doy es con la premisa de la preservación de los recursos naturales y de impedir la degradación y la pérdida generalizada de los ecosistemas. Pues lo que hace este Gobierno es presentar a este Parlamento un proyecto de ley de suelo donde lo que hace es abrir una espita dentro del uso complementario del suelo rústico que permita un uso turístico. Y, además, no se lo decimos nosotros, no se lo dice Nueva Canarias, ahí está el presidente de la Fecai haciendo declaraciones en prensa sobre la preocupación de los presidentes de los cabildos sobre este tema, de todos los presidentes de los cabildos no de uno solo. Y otro tema, con la ley del suelo viene con el tema de los asentamientos rurales que los trata con criterios expansivos. Esto no es economía verde...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Por el Grupo Popular, señor Zacarías.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías) (Desde su escaño): Sí. Buenas tardes. Gracias, señor presidente. Muchas gracias, consejero, gracias diputados.

Quiero en primer lugar agradecer al Grupo Parlamentario de Podemos que haya presentado esta iniciativa que me ha posibilitado conocer un poco más de cerca la economía verde e indagar un poco más en esta economía.

En los últimos veinticinco años, la economía mundial se ha cuadriplicado, beneficiándose con ello cientos de miles de millones de personas. Pero en este mismo periodo de tiempo, el 60 % de los principales bienes y servicios de ecosistemas de nuestro planeta de los que depende nuestro sustento, al mismo tiempo, se han degradado o directamente se han agotado sin que haya dado tiempo a que se regeneren las reservas.

La pesca, el agua, los recursos agrícolas, los bosques y demás han sufrido un gran deterioro que debemos corregir. No lo digo yo, lo dice la secretaría de Naciones Unidas encargada del medioambiente. Los países y las regiones deben tomar medidas para reducir la huella ecológica per cápita sin que disminuyan los recursos y sin que disminuya también el bienestar material de los ciudadanos. Diversos estudios demuestran que, a largo plazo, invertir en economía verde mejora el rendimiento económico, puede incrementar la riqueza y reduce los riesgos ambientales y vela por nuestra prosperidad futura.

Estamos de acuerdo todos en que Canarias, dentro de la grotesca clasificación que existe sobre número de personas viviendo bajo el umbral de la pobreza, ocupa un lugar destacado. Dentro de Canarias también hay diversas categorías e islas como la de La Palma, por ejemplo, donde se circunscribe más del 30 % de la población viviendo bajo el umbral de la pobreza.

Pues bien, en la documentación que he tenido la posibilidad de revisar sobre economía verde, nos hemos dado cuenta de que hay políticas y ámbitos, en contra de lo que piensa tal vez el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, sobre la posición del turismo, y he encontrado algo interesante que dice con respecto al turismo, que tiene que ver con..., aparte de que es perjudicial en algunos ámbitos acerca de las emisiones de gases de efecto invernadero, consumo y tratamiento de aguas y demás, sí hay una cosa que quiero destacar, y es el enverdecimiento del sector, que apuesta, además, y calcula que un puesto de trabajo en el sector turismo básico implica la creación de 1,5 puestos de trabajo adicionales. El enverdecimiento del turismo -implican y citan los estudios- no hay lugar a dudas de que mejora la calidad de vida de la comunidad local; por tanto, no siempre el turismo es malo.

Volviendo al tema que nos ocupa, el tema de las economías verdes -y vaya aquí un capote para el consejero de Agricultura-, quizás deberíamos hacer una apuesta más decidida por la Consejería de Agricultura, dotándola de un poco más del 1 % del presupuesto, puesto que hay muchas materias, como la pesca, el agua y recursos agrícolas, que dependen de ella.

Todo este conjunto de la economía verde no se entendería quizás sin esa relación entre el ámbito público y privado. La empresa privada también debe apostar por la economía verde y esta posibilidad de crear todos los condicionantes está en la mano del Gobierno, del Gobierno, de las administraciones, pero también de la empresa privada y los ciudadanos que deben secundar estas políticas.

Sin que sirva de precedente y sin querer echar un cabo al consejero, está claro que las condiciones económicas no han sido las mejores, pero también existen métodos presupuestarios y métodos de financiación innovadores, como el Fondo Verde para el Clima, los fondos REDD+, que son iniciativas para reducir las emisiones de carbono...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Lo siento, señor...

Por el Grupo Socialista, señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, presidente.

Yo sí creo que el fomento de la economía verde es una realidad, en Canarias se está trabajando en eso; además, creo que viene explicitado de manera muy precisa y además en muchas partes de lo que personalmente considero la hoja de ruta de Canarias para los próximos años, que es la Estrategia de Especialización Inteligente, la RIS3, a la que algunos ya antes se han referido.

Y lo voy a simplificar en dos motivos: porque está integrado en los objetivos concretos, ya lo dijo el consejero, por poner ejemplos, ser un referente en el entorno geográfico, Canarias como plataforma atlántica, dentro de la valorización y la especialización, dentro de la biotecnología, biomedicina, las ciencias marino-marítimas, etcétera, y especifica objetivos concretos también en el crecimiento verde y sostenible. Y segundo, existe una forma concreta de evaluación, existe todo un capítulo -si no me equivoco, es el sexto- de la RIS3 que habla de cuáles son los mecanismos de monitorización y de evaluación, y habla de indicadores concretos. Habla de indicadores estratégicos para la prioridad en el crecimiento verde y sostenible. Hay una tabla bastante extensa, no procede que la reproduzca literalmente, pero sí voy a hablar de los epígrafes. En los epígrafes habla indicadores estratégicos en economía baja en carbono, desarrollo industrial, eficiencia energética, establece nueve indicadores estratégicos, entre ellos artículos, patentes, es decir, lo que es, digamos, de cualidad y tanto por ciento de energía, tanto por ciento de emisiones, etcétera, es decir, lo que es de cantidad. Allí establece nueve indicadores estratégicos.

En ecoinnovación y agricultura y protección del medioambiente, diez indicadores estratégicos: volumen de negocio, patentes, es decir, la parte, digamos, cualificable; emisiones GEI per cápita, emisiones GEI totales, etcétera, etcétera, la parte, digamos, cuantificable.

En economía basada en biodiversidad, tres indicadores estratégicos: nuevos productos, aportación al PIB, nuevamente una visión cuantitativa y una visión cualitativa.

En cuanto al epígrafe "Canarias laboratorio natural", establece cuatro indicadores estratégicos. Los proyectos que sean demostradores de que Canarias es un laboratorio natural, tanto por ciento de aplicación comercial...

Por tanto, yo creo que se ha hecho bien en posicionar recursos para potenciar la RIS3, se lo dije en la Comisión de Presupuestos, y creo que sí que existe una estrategia integral, pero también creo que existe un desafío importantísimo. Yo creo que existe una estrategia integral y muchas estrategias concretas, y es ahí donde existe la dificultad, es decir, el papel del consejero para llevar a la realidad la RIS3, que la RIS3 no diferencia si esto lo tiene que llevar tal consejero o cual consejero, y entonces aquí la verdadera dificultad es aunar toda esa serie de estrategias concretas para hacerlas confluir dentro de la estrategia integral, que yo creo que sí existe y creo que se está haciendo bien desde el Gobierno de Canarias en este sentido.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Corujo.

Por el Grupo Nacionalista Canario, señora Machín.

La señora MACHÍN TAVÍO: Presidente, señorías.

Las diferentes cumbres mundiales que arrancó en Río de Janeiro, en 1992, pasando por Kioto y recientemente la cumbre de París del clima del 2015, hasta ahora todo lo firmado ha sido más una declaración de buenas intenciones que de acciones. Esperemos que el nuevo acuerdo de París sea el punto de inflexión que nos haga tomar el camino hacia el liderazgo energético de energías limpias.

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta Europa es ser capaz de aprovechar todo su potencial económico, político y social para una nueva transición industrial y energética para hacer una economía más competitiva y baja en carbono. El terreno de la energía debe conciliar hoy tres pilares fundamentales: seguridad de suministro, es decir, autonomía y suficiencia; competitividad, con precios asequibles; y sostenibilidad, con energías limpias.

La Unión Europea tiene un potencial suficiente para ser líder global en el terreno de las energías limpias, aunque para ello tiene que explotar todo su talento, capacidad de innovación y el capital humano de sus empresas, apoyándola con una nueva política fiscal que regule mejor el impacto medioambiental de los productos y servicios energéticos. Además, es sabido por los estados que la tecnología renovable permite hoy caminar hacia la autonomía y la soberanía energética, cambiando sustancialmente el mapa geopolítico y geoestratégico del mundo.

Estamos en el camino hacia un intento de cambio de paradigma que nos tiene que llevar a una nueva industrialización creativa y decidida para un nuevo modelo de desarrollo con las energías renovables y en la que entra la economía verde.

La economía verde, y bien lo decía la portavoz de Podemos, hasta hace poco a nivel estatal representaba el 2,2 % de los puestos de trabajo en la economía española, alcanzando la dimensión del conjunto del sector primario. Pero lo importante no es tanto lo que ya representa, sino el potencial que podría tener en un futuro próximo en términos de aportación de desarrollo sostenido y puestos de trabajo.

Aquí en Canarias el Gobierno ha apoyado con 5 millones de euros la adopción de medidas de ahorro y eficiencia energética y de fomento de las energías renovables, con la previsión de aumentar la aportación económica en 2017, pero nuestro verdadero reto se sustenta en la promoción de las nuevas tecnologías y conocimientos, que se encuentra dentro de la Estrategia de Especialización Inteligente de Canarias 2014-2020, conocida como la RIS3.

Tenemos también otros ejemplos, que es que no solo el Gobierno, sino los cabildos, también han iniciado ese cambio de modelo energético, como puede ser el Cabildo de Lanzarote, que aprobó la Estrategia Lanzarote -sostenible- 2020.

Y antes de finalizar me gustaría decir que los científicos nos pueden plantear problemas que afectan al medioambiente, como nos han expuesto, y los gobiernos deben tomar las medidas necesarias para llevar a cabo las soluciones. Pero todas las acciones pasan por la sociedad en conjunto y con la implicación de todos los sectores y de cada uno de nosotros.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Machín.

De nuevo el grupo solicitante de la iniciativa, el Grupo Podemos. Señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidente.

Sí, efectivamente, señor consejero, la Estrategia de Especialización Inteligente de Canarias, la RIS3, aprobada en 2014, consideró el crecimiento verde y la sostenibilidad como uno de sus ejes prioritarios.

El crecimiento verde para Canarias debe ser una prioridad, no solo porque lo diga la estrategia Europa 2020, sino porque, como dice la propia RIS3, la naturaleza y biodiversidad canarias constituyen un elemento estratégico fundamental para la actividad productiva más importante, que es el turismo.

Es más, la RIS3 llega a decir que el crecimiento verde y sostenible supone una necesidad y una prioridad irrenunciable, en la que se pondrán todos los esfuerzos disponibles y para la que hay que promover e impulsar los mecanismos y programas integrados que puedan ayudar a alcanzarla.

Sigue diciendo ese documento que es muy importante desarrollar áreas como la ecoinnovación, los servicios medioambientales, las energías renovables, la movilidad sostenible, la bioeconomía, así como la agricultura y el turismo sostenibles, y reconoce además que este reto debe ser abordado con un conjunto de instrumentos adecuado.

Y, después de oír esto, ¿usted se atreve a decir que este Gobierno está apostando por la economía verde? Ya conocemos sus mensajes contrarios a la realidad, sabemos también de su doble discurso sobre la implantación de energías renovables, pero con gas; sabemos de su apuesta por la Plataforma Oceánica de Canarias, la Plocan, pero no vemos que sirva para crear empresas canarias, sino que la I+D de esa investigación y ese conocimiento se va fuera de Canarias; sabemos de su impulso por la astrofísica, pero no de que esté realmente ayudando a formar empresas canarias dedicadas a este sector; sabemos de su compromiso por las centrales hidroeléctricas, pero diseñadas de tal forma que aumentan el consumo eléctrico y favorecen a las multinacionales del sector; sabemos de algunos proyectos, más que antiguos ya, como el de la experimentación con algas, y algo más sobre biotecnología agrícola, pero poco más.

Realmente, señor consejero, no hay nada más que se esté haciendo en el marco de la economía verde, y mucho menos en el de la sostenibilidad. Fíjese que lo que entiende este Gobierno por sostenibilidad es permitir, a través de la nueva ley del suelo, que se ejecuten proyectos inmobiliarios de cualquier tipo, turístico, industrial, residencial, de ocio, sin tener en cuenta la necesaria planificación previa, imprescindible para evitar la destrucción innecesaria de los recursos naturales, la destrucción de nuestro paisaje, nuestra naturaleza y biodiversidad y, de paso, el deterioro de nuestro atractivo turístico. Es justo lo contrario de lo que dice esta estrategia inteligente que hay que hacer.

Mire, la realidad es que la estrategia solo sirve para expresar lo que se debería hacer, pero que no coincide con lo que realmente hace el Gobierno.

Hay muchas iniciativas interesantes que han intentado llevarse a cabo, pero que se han quedado arrimadas por falta de voluntad política. Por ejemplo, se creó un Banco de Ideas de Negocios Ambientales Sostenibles, Binas, desarrollado por el Cabildo Insular de Tenerife, que ofrece orientación para profesionales autónomos, empresarios y emprendedores en búsqueda de nuevas oportunidades de negocio en actividades ambientales. Pues el Binas contiene un total de 50 ideas de negocio, que abarcan desde el sector agrario ecológico hasta una diversidad de servicios ambientales sostenibles. Estas ideas de negocio se recogen en fichas individuales que incluyen una descripción técnico-científica de la actividad, un estudio de previabilidad económico y otro jurídico-administrativo. De esta manera, cada ficha constituye una guía completa y detallada para dirigir la actividad del emprendedor hacia esa idea concreta.

Mire, la Viceconsejería de Medio Ambiente ofreció apoyo para actualizar esas fichas, generar cursos formativos online para cada una de esas ideas de negocio, promocionarlas, incorporar nuevas ideas y contactar con el Servicio Canario de Empleo, con las organizaciones empresariales, sindicales, con las cámaras de comercio para ayudar a su difusión. Sin embargo, a pesar de ser una iniciativa que apoya a la economía verde, no ha habido voluntad política e institucional para desarrollarla y se ha quedado en algo residual y poco conocido.

Fíjese, le animo a que apoyo este tipo de acciones políticas concretas de las que le he oído hablar poco. Y es que es lamentable: décadas, llevamos décadas hablando y debatiendo sobre la necesidad de diversificar la economía en Canarias y, a pesar de ello, pocos cambios reales se han introducido. Nuestra economía se sigue basando en la construcción y en el turismo de masas y, a pesar de los 14 millones de turistas que llegan a Canarias, la gente no sale de pobre y aún ustedes quieren seguir construyendo más complejos turísticos en cualquier suelo rústico sin ningún tipo de impedimentos y sin tener en cuenta los impactos ambientales, la destrucción del territorio, la contaminación, residuos ni vertidos.

Sin embargo, debería usted saber que nuestra región está considerada como uno de los principales centros de concentración de biodiversidad, se la conoce como uno de los puntos calientes de biodiversidad a nivel mundial por su alto contenido en especies y subespecies endémicas, unas 6000 presentes únicamente en Canarias, y también por su amplia y rica biodiversidad, estimada en unas 23 000 especies. En términos globales, el 25 % de la biodiversidad mundial radica en nuestro entorno macaronésico; recursos que nos pertenecen y que nos permitirían ocupar una posición económica privilegiada en comparación con otros países con más desarrollo científico e industrial pero que no poseen esta riqueza natural.

De todo ese potencial canario, ¿sabe cuántas especies se explotan desde un punto de vista biotecnológico? Menos de veinte. Podemos citar el caso de Bombus canariensis, un abejón polinizador, que es explotada por una firma holandesa; Chamaecytisus proliferus, el tagasaste canario, arbusto de gran interés para la alimentación del ganado explotada en Australia, Nueva Zelanda y Chile, pero no en Canarias; o Mesembryanthemum crystallinum, la conocida como barrilla, explotada para producir cremas cosméticas para una firma alemana. ¿Y el Gobierno de Canarias está controlando que se cumpla el Protocolo de Nagoya, aprobado por la Unión Europea y ratificado por España en 2014, sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se derivan de su utilización?

Según el artículo 68 de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, la competencia para prestar el consentimiento y negociar las condiciones corresponde a las comunidades autónomas de cuyo territorio proceden esos recursos genéticos. El acceso de recursos biológicos que implique actividades de investigación sobre su composición genética o bioquímica debe ser autorizado por el Gobierno de Canarias y debe recibir una contraprestación económica sobre su explotación porque son bienes públicos. Es decir, nuestra biodiversidad vale oro, nuestros ecosistemas valen oro, nuestro paisaje vale oro y el Gobierno, en vez de protegerlo para explotarlo y generar riqueza, lo destruye y lo abandona.

Tenemos un horizonte casi infinito donde avanzar y aprovechar nuestros recursos, debemos apostar por la biotecnología moderna, que nos ofrece la oportunidad de convertir nuestra biodiversidad en factor de desarrollo económico y social a través de su valorización, uso sostenible y conservación; pero para eso se requiere fortalecer los vínculos entre universidades, empresas, estimular la I+D, creación de entidades de transferencia tecnológica... Mire, señor consejero, diga aquí alto y claro que de verdad el Gobierno va a apostar por la conservación y el uso sostenible de nuestra biodiversidad y que va a abandonar definitivamente las actividades especulativas e inmobiliarias que solo traen destrucción y miseria a Canarias.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Delgado.

Para finalizar la comparecencia, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señora Delgado, muchas gracias por su clase de biología y zoología, y de botánica. Yo le agradezco, además, recordar las especies, y, bueno, también es verdad que el uso, como usted recordaba, del abejón se emplea mucho para la polinización en el caso del tomate y hay... (Ininteligible.), pero, bueno, se ha utilizado... Sí, sí, pero está aquí, está aquí, trabaja aquí (ante un comentario que se suscita desde los escaños). Y además la conozco, yo he trabajado con ellos y en parte de biotecnología lo han tenido, que sea holandesa o que no pero que se ha actuado aquí.

Pero, en cualquier caso, yo voy a volver al principio. La economía verde, vuelvo y repito, es aquella que da lugar a la mejora del bienestar humano e igualdad social mientras se reducen significativamente los riesgos medioambientales y la escasez ecológica. Y vuelvo a decir que se trata de un concepto que tiene tres vertientes de la sostenibilidad: la social, la económica y la medioambiental. Dicho de manera sencilla, y repito, la economía verde es aquella que produce bajas emisiones de carbono y usa los recursos eficientemente y es socialmente incluyente.

Me decían que no hay estrategia, bueno, señorías, en la Estrategia de Especialización Inteligente, si ustedes me lo permiten, hay un apartado "Crecimiento verde y sostenibilidad" y hay una serie de objetivos de generales, con lo cual está en la estrategia y lo estamos siguiendo. Y yo además puedo ir citando... Vamos a ver, yo creo que no hay que confundir el 10 con el 7, con el 5..., y lo digo a la hora de evaluar un sistema y darle puntuación. Voy a empezar por los objetivos generales y voy a irlos evaluando.

Economía baja en carbono, desarrollo industrial y eficiencia energética. Señorías, diferentes actuaciones, desde poner en marcha que se puedan inscribir en el cupo eólico 436 MW, desde ir a Bruselas a reclamar que se pueda abordar otro cupo específico, o a Madrid, de ir a cambiar las normas para que, en la directiva para el 2020 o 2030 de energías renovables, las regiones ultraperiféricas tengan un tratamiento especial, o crear la Red RUP de energía para, con otras RUP, de forma coordinada, trabajar en la investigación y en la innovación de energías sostenibles y agua.

Trabajar en eficiencia energética, independiente de que lo hagamos dentro de la Red RUP, tenemos, señorías, un ejemplo: ahorro y eficiencia energética en los edificios públicos. El Gobierno este año ha reducido 1863 toneladas de CO2, es un hecho. Se ha hecho estableciendo medidas de ahorro y eficiencia energética que, además, han generado un ahorro económico que se incorpora a los presupuestos de la comunidad autónoma. Esto es un ejemplo de descarbonización y es un ejemplo real y algo que se va a seguir haciendo, independiente, que ya comenté, de que en los presupuestos tenemos incluidas unas partidas que este año se incrementan.

Ecoinnovación en agricultura, pesca y protección del medioambiente. Por ella pretendemos promover la ecoinnovación dentro del tejido empresarial. Este año hemos puesto una partida de más de un millón de euros para que se incorpore personal investigador a las empresas. Estamos queriendo que se formen doctores, hemos dado unas becas a año para que se formen doctores que sean..., hemos aportado un dinero para que se formen consultores para la innovación, con lo cual queremos que la innovación, la transferencia a la que usted hacía alusión, se aparezca.

Desarrollar una agricultura competitiva y respetuosa con el medioambiente. Bueno, lo primero que tenemos que hacer es apoyar la agricultura y, en ese momento, el Gobierno de Canarias lo que ha hecho es, primero, impulsar el consumo de los productos hechos aquí, por algo de defender la cercanía, el consumo de lo local, y tenemos dos acciones: una, el crecer juntos, y otra, que está el apoyo de los productos elaborados en Canarias, que también forma parte intentar consumir lo que esté más cerca. Y cuando hablamos de la agricultura competitiva, bueno, pues, los sectores se están intentando..., y no me cabe la menor duda de que se está intentando hacer de la mejor forma posible. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Me comentaba usted "desarrollar un sector pesquero competitivo y respetuoso con el medioambiente". Bueno, pues, en eso habrá que trabajar para conseguirlo. El sector pesquero tiene mucho por recorrer.

Bioeconomía basada en la biodiversidad canaria, promover una bioeconomía que permita el desarrollo económico y social preservando el medioambiente. Bueno, es más de lo mismo: cualquier medida que nos conduzca a la sostenibilidad. Y en ese momento, insisto, uno de los parámetros fundamentales está en las energías renovables, igual que está el Canarias Laboratorio Natural, y ahí podríamos empezar a citar ejemplos que tenemos con el ITC, que estamos trabajando.

Y bueno, pues... Hay quien ha dicho, y vuelvo, y usted lo sabe, señoría, que hay quien ha dicho que queríamos cerrar el ITC, cuánto más lejos de la realidad, cuánto más lejos, que ya he comentado, como comenté en una comisión, que en estos momentos parece que por lo menos este primer match ball lo vamos a superar y vamos a tener, por primera vez en seis años, un ITC que no tiene desequilibrio presupuestario, con lo cual podemos seguir. Creo que mañana el Plocan, ese con el que no está de acuerdo, con el que yo creo que situará a Canarias como un referente, como un laboratorio mundial para experiencias marinas, pues, creo que en estos días se va a desplazar ya a enfrente de las costas de Gran Canaria.

O también tenemos a Gorona del Viento, un sitio que va a ver mucha gente. Sin ir más allá, el ministro de Cabo Verde quería venir quería visitarlo la semana pasada. Por razones climatológicas, por cierre del aeropuerto, no pudo ir, pero era su intención ir a El Hierro a ver Gorona del Viento.

Bueno, si usted, además, me dice que cuestiona Chira-Soria, pues, señoría, yo ahí ya no le puedo decir nada. Yo no la cuestiono, yo creo que Chira-Soria es fundamental para Gran Canaria, es fundamental para la introducción de renovables, y le digo que además que, como canario, me siento orgulloso de que puedan haber más Chira-Sorias aquí, con las cuales se pueda permitir, de una parte, ahorrar energía por medio de la introducción de renovables y, de otra parte, ser más sostenibles.

Cuando usted me habla de la sostenibilidad también, me gustaría también comentarle algo que este Gobierno está intentando, que es algo que va más allá, y es el reciclado. En el REF, en la negociación del REF económico, uno de los artículos que se incluyó fue el impulso del reciclado en Canarias como forma también de contribuir a la sostenibilidad. Como usted sabe bien, el aprovechamiento de los desechos, la valoralización y la reutilización es un ejemplo más de lo que sería conseguir la sostenibilidad.

En cualquier caso, repasando temas, por ver si cumplimos y estamos haciendo cosas adecuado, tenemos iniciativas para el sector agrícola, intentando que crezca, tenemos actuaciones en energías renovables, tenemos actuaciones en ahorro y eficiencia energética, estamos apoyando a las universidades para que hagan investigación en productos naturales y en la biodiversidad y en las enfermedades tropicales, estamos contribuyendo a Plocan, al ITC, al Astrofísico, Gorona del Viento hacemos alarde de tenerlo y, señoría, hemos metido el reciclado.

Me queda lo de la ley del suelo. Yo creo que estamos confundiendo lo que pretendemos con la ley del suelo, y la ley del suelo una de las cosas que puede permitir es que en ciertas instalaciones agrícolas se puedan utilizar energías renovables. La ley del suelo, una de las cosas que pretende, es evitar que el suelo que se pueda utilizar se utilice. La ley del suelo no convierte en legal o no permite que se hagan cosas que no estaban permitidas. Sencillamente, intenta facilitar el que se consuman las cosas.

Yo a veces pongo un ejemplo, señoría, y lo quiero poner aquí. Antiguamente, en los procesos industriales, los sistemas de calidad, en la fábrica, la calidad de un producto dependía del inspector final, del control de calidad final. Hoy en día, en los sistemas de calidad modernos la calidad se consigue en las fases. La ley del suelo lo que hace es dejar de ser una vía en la que al final la última administración es la única responsable y nadie hace nada porque hay un responsable al final, para que cada uno sea responsable en cada una de las etapas del proceso. Yo espero que la ley del suelo contribuya, sin duda alguna, a que se aproveche el suelo adecuadamente y, bueno, ya estará la justicia para actuar en los casos en los que no se haga.

Pero que me digan a mí que no hay una estrategia verde, de crecimiento verde, con todas las medidas que ya le he dicho que estamos haciendo, y le he dado cifras de ahorro en eficiencia energética y, es más, estamos trabajando para que en colegios, para que en los hospitales se introduzcan medidas de ahorro y eficiencia energética, señoría, sinceramente, no lo entiendo.

De todas formas, el otro día cuando hablábamos de la RIS3 en una comparecencia en la que estábamos y usted estaba presente, intenté explicar el total de estas iniciativas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Hemos finalizado esta comparecencia y vamos a seguir avanzando en el orden del día.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0475 Sobre -Consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento-, sobre fomento de la economía verde.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico