Diario de Sesiones 55/2016, de fecha 30/11/2016 - Punto 6

9L/C-0781 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE LA CAMPAÑA REALIZADA SOBRE EL PROYECTO DE LEY DEL SUELO DE CANARIAS.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora, señorías, como habíamos acordado, a la comparecencia 3.7, del Grupo Nueva Canarias, sobre la campaña realizada al proyecto de la ley del suelo de Canarias.

Para su defensa, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías, muy buenos días.

Esta comparecencia, señora consejera, tiene el sentido de ver si usted nos puede aclarar lo que a mí me parece un comportamiento insólito del Gobierno, ¿no?: utilizar los recursos de todos, es decir, el erario público, para hacer propaganda en torno a una posición política de una norma muy relevante. Se hubiera entendido que antes del proyecto de ley el Gobierno hubiera incentivado la participación, hubiera facilitado información, hubiera animado a la ciudadanía a que estudiara, participara en actos en relación con la elaboración de la ley, pero no lo hicieron. Sería incluso razonable que, una vez que se apruebe la ley, tenga el sentido que tenga, el Gobierno la promocione y la defienda, pero lo que no tiene ningún sentido es que cuando el proyecto de ley está en esta Cámara el Gobierno se saque de la manga una campaña de propaganda para defender la posición política, no del Gobierno, de Coalición Canaria. Si tienen ustedes o quieren ustedes hacer campaña, se la pagan ustedes, pero no se puede hacer campaña de un partido político con el erario público. Porque ya hemos escuchado a los portavoces socialistas decir que de esta campaña ellos no saben nada y que además les parece bastante inoportuna una campaña para divulgar una visión, legítima, de lo que debe ser esa norma. Esa norma está en este Parlamento, compete a este Parlamento y a sus mayorías conformar la ley que salga y pudiera ocurrir, deseamos que ocurra, que no se parezca mucho la ley que entró aquí a la que intentaremos, algunos intentaremos que salga de esta Cámara. Empieza a no sorprenderme este Gobierno en casi nada, porque son capaces de cualquier cosa, entre ello utilizar el dinero de todos para hacerse campañas a sí mismos.

Yo le quiero pedir que me dé una explicación sobre este tema, que me diga el concurso público que sustentó esta campaña, que me diga a quién se la adjudicó, que me diga cuánto costó el diseño, la creatividad que se llama ahora, porque de la creatividad tiene tela, ¿no?, y que nos diga también cuánto se han gastado ustedes en el plan de medios y en qué medios, porque tenemos derecho los ciudadanos y por supuesto los diputados a conocer qué se hace con el dinero público, porque los contenidos de la campaña -luego me referiré a ellos- son de nota, son de nota, en algunas cuestiones de mal gusto. De mal gusto cuando se utiliza una frase, rememorando alguna frase de un político relevante de un partido importante, que es el Partido Socialista Obrero Español, con eso de "qué parte del sí no ha entendido".

De manera que espero que hoy sean ustedes capaces de explicar aquí cómo se les ocurre hacer una campaña de propaganda de un partido con dinero público, sustrayendo a este Parlamento el derecho que tiene a definir el final de esa legislación.

Y luego, insisto, me referiré a los contenidos de la campaña, que a mí me parecen infames y absolutamente rebatibles, interesados y de parte. Y les vamos a pedir que financien ustedes una campaña con las ideas que no son las suyas, es decir, que son de los demás representantes del pueblo, a ver si el Gobierno pone los cuartos y hacemos una campaña de los que pensamos de manera distinta, de los que creemos que Canarias puede ser de otra manera, de que nuestro modelo de desarrollo puede ser diferente.

Así que espero que sea usted clara y no como el señor presidente ayer, que dijo que esto de la campaña de propaganda de Coalición Canaria con el dinero de todos es un ejercicio de transparencia. Eso fue lo que dijo aquí el presidente del Gobierno.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Continuamos. Ahora el Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Buenos días.

Voy a intentar, señor Rodríguez, hacer ese ejercicio de explicación del contenido de lo que usted solicita en su comparecencia y espero ser lo suficientemente clara. Si no, en mi segunda intervención, pues, le aclararé aquellas dudas que le queden.

El Gobierno de Canarias ha desarrollado, a lo largo de diez días, una acción de comunicación del proyecto de ley del suelo de Canarias, a través de radios y también a través de redes sociales. Concretamente lo ha hecho los días 7 a 11 de noviembre y 14 a 18 de noviembre, fecha en la que concluye la campaña, en radios en este caso. Esa comunicación consistió en tres modelos de cuñas, cuyo objetivo era, por un lado, dar a conocer el contenido e invitar en este caso a los ciudadanos a conocer el contenido real del texto, a favorecer, por tanto, el acceso de los mismos al contenido del texto. Y se hace porque se trata del documento que sirve de base para todas las exposiciones y jornadas informativas que se han realizado sobre el documento, y que se siguen realizando, para las reuniones mantenidas con distintos colectivos, para el debate en medios y para el debate parlamentario, que se desarrollará durante los próximos meses en este salón plenario. Debate que siempre desde el Gobierno, y me lo habrán oído decir muchas veces, apelamos a que sea desde la responsabilidad, la seriedad y el rigor respecto del contenido del texto.

Los mensajes de la campaña se han centrado en los aspectos relevantes del documento normativo, que nace fruto de la experiencia vivida, como hemos dicho en muchas ocasiones, del diagnóstico previo realizado y de un amplio proceso de participación que duró once meses, y que a partir de ahora se sigue desarrollando.

La determinación y convencimiento del Gobierno por someter el proyecto de ley del suelo de Canarias a un debate profundo, sosegado, claro, intenso, plural y transparente es lo que nos lleva no solo a esa campaña, que es un hecho más, sino a hacer todas las jornadas, que se han hecho por islas, a todos los cursos y las charlas que se han dado, a invitar a distintos colectivos, sectores, colegios profesionales, a las distintas reuniones.

Bajo ese prisma, el Gobierno de Canarias articula iniciativas de comunicación en este asunto y en muchos otros, encaminadas a dar a conocer determinadas propuestas, propiciando un debate, como decíamos, sin posiciones preconcebidas y sin más límite que el respeto por los hechos, los argumentos y los contenidos reales y literales de un documento, en este caso el proyecto de ley, cuya complejidad técnica, que la tiene y mucha, debe ser compatible con el respeto a contar las cosas respetando la literalidad del texto.

Y llegados a esto uno se pregunta: ¿molesta a alguien que el Gobierno, ejerciendo sus competencias, invite a los ciudadanos a consultar y conocer de primera mano los contenidos del proyecto de ley? Y si es así, ¿por qué molesta? Pues quizás la respuesta a esa pregunta no la tenemos que buscar en los 408 artículos del texto sino en posiciones más interesadas y políticas que, sin encontrar argumentos para atacar esos 408 artículos, pues, lo hacen con base en otros posicionamientos.

Dentro de esa campaña de comunicación se incluye también un vídeo, que se difunde el día 20 de octubre en las redes sociales corporativas del Gobierno, y a partir de ahí por miles de ciudadanos a título particular, hasta ahora unas 12 760 personas que lo han podido visualizar y compartido por más de 320. Fue elaborado por personal propio del Gobierno de Canarias, su coste de elaboración y difusión fue cero, adoptando en su contenido y formato los códigos sobre comunicación institucional, también contemplados en la campaña radiofónica.

Hablamos, por tanto, de una acción de comunicación del Gobierno que cumple con los requisitos exigibles legalmente, que transmite mensajes sobre el contenido del texto, con los que quizás no estén de acuerdo pero forman parte del articulado. No se inventa nada, se ciñe a contar lo que dice el texto, y eso mismo deberían aplicarse otros antes de lanzar mensajes que nada tienen que ver con el contenido del mismo y que lo que buscan es alarmar y que no haya debate serio y responsable sobre el texto legal.

La acción de comunicación se encuadra además dentro de la ley canaria de 2007 y de la ley estatal de 2005, que regulan las campañas institucionales.

Tanto el artículo 3 de la ley estatal como el artículo único de la ley canaria regulan la posibilidad de que el Gobierno realice campañas de comunicación -y leo literalmente- "para difundir el contenido de aquellas disposiciones jurídicas que, por su novedad y repercusión social, requieran medidas complementarias para su conocimiento general". Y respeta las limitaciones de las mismas, así como que no incurre en ninguna de las causas de prohibición. La campaña de comunicación, por lo tanto, no difunde logros sobre la gestión del Gobierno, no obstaculiza políticas públicas de otros poderes públicos, no incluye mensajes discriminatorios, sexistas o contrarios a principios constitucionales, no incita a la violencia o comportamientos contrarios al ordenamiento jurídico y no se confunde con símbolos ni imágenes de las formaciones políticas que sustentan al Gobierno. Y esas son las prohibiciones que regula la ley.

En este sentido, la campaña de difusión del proyecto se realiza bajo el amparo de ese artículo 3 de la ley estatal y del artículo 5 de la ley canaria.

Asimismo, resulta conforme a las disposiciones en materia de contratación pública, cumpliendo con los criterios de eficiencia y austeridad en su desarrollo, así como con los requisitos legales en materia de contratación, puesto que por su importe, en el caso de la campaña radiofónica, es un contrato menor, que no llega a los 18 000 euros, y que se emite en las radios de mayor difusión. En definitiva, en todos sus aspectos la campaña de comunicación cumple con los requisitos legales.

Habría que recordar, en resumen, que el Gobierno ha actuado dentro de sus competencias, que la campaña de comunicación no incurre en ninguna de las limitaciones que regulan las leyes citadas, que no incurre en las prohibiciones igualmente enumeradas, que no trata ni destaca logros del Gobierno y que cumple con las exigencias de austeridad.

Por lo tanto, el debate, señor Rodríguez, no es este ni puede ser este; el debate vuelve a ser el mismo: buscar argumentos que no están precisamente en el contenido de la ley para justificar, por ejemplo, enmiendas a la totalidad, para justificar campañas alarmistas en contra de un documento en el que todavía no hemos podido escuchar un debate serio al respecto de algunas formaciones políticas; y el debate en el fondo de todo esto es hablar de si planteamos un modelo centralizador o descentralizador de la ordenación del territorio en Canarias. Y de verdad que ese es el debate al que nos tendríamos que ceñir, al contenido del texto.

Sobre la campaña, es una campaña, como muchas otras se hacen, sobre determinados aspectos o disposiciones jurídicas del Gobierno y no plantea ninguna novedad que no esté incluida dentro del texto. Si queremos, podemos hablar de muchas cosas, podemos hablar del contenido real de la ley, que es a lo que llevo apelando durante mucho tiempo en este Parlamento, porque el otro ni es serio ni es responsable por quienes ostentan determinados cargos de relevancia como los, en este caso, que ostenta usted y que ha ostentado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.

Intervención del resto de los grupos, comenzando con el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señora consejera.

Nosotros tenemos dos puntualizaciones que hacer al respecto de la publicidad del proyecto de la ley del suelo. La primera, que es vital dar a conocer a la ciudadanía el proyecto de una ley que puede ser la solución que lleva esperando Canarias en materia de ordenación del territorio desde hace décadas. Entendemos, por tanto, que la publicidad es un asunto que se justifica simplemente por una cuestión de transparencia. Recordemos que abrir el anteproyecto a la participación ciudadana y darlo a conocer a las administraciones se tradujo en más de cien alegaciones e informes, con los que se contribuyó a hacer un texto más provechoso y secundado por la Fecam y los seis cabildos. Ahora esta publicidad no solo se está haciendo a través de un spot publicitario; se efectúa a todos los niveles, en foros, charlas, entrevistas, presentaciones, en todos, en los que además participamos o podemos participar los propios diputados. Entramos en juicios de valor sobre si es adecuada la publicidad cuando sabemos y tenemos constancia de que es necesaria la difusión entre la publicidad. Entrar a valorarlo es lo mismo que entrar a valorar las informaciones sesgadas o las mentiras que repiten una y otra vez sus detractores. A nuestro juicio, este debate no tiene más sentido que el que conlleva provocar una polémica innecesaria.

Y, con respecto a la segunda puntualización, consideramos que es que debemos, y que deben tener muy presentes todos los grupos de esta Cámara, que estamos ante el trámite de las enmiendas al articulado y, por tanto, en el momento clave en el que cada una de las opciones políticas puede dejar su impronta y proponer mejoras. Dada la trascendencia de la norma, es necesario desterrar el discurso frentista. Yo creo que ya es hora de que nos sentemos a trabajar y seamos propositivo. Cumplamos todos con la responsabilidad de poder sacar el mejor texto posible, que es lo que en verdad quieren y lo que de verdad esperan los ciudadanos de Canarias.

Recordemos que cuando se apruebe la ley del suelo será la normativa más importante de la legislatura, por supuesto con permiso de los respectivos presupuestos, y ya ha pasado por diversas fases. Está claro, por tanto, que el proyecto va a seguir adelante. Busquemos el consenso para que al final recoja la pluralidad de las sensibilidades que recoge este Parlamento. Contribuyamos a mejorar el proyecto mediante enmiendas que recojan todos los puntos de vista políticos, pues esa es la base de la democracia, que sustenta el poder legislativo, y la primera función de los grupos parlamentarios de esta Cámara. Buscar polémicas donde no las hay no es constructivo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Continuamos con el Grupo Podemos. Señora Santana.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Sí.

La verdad es que desde Podemos nos alegramos de que se hayan sumado tanto Nueva Canarias como el Partido Popular a denunciar el auténtico despropósito que ha hecho el Gobierno con esta campaña institucional sobre la ley del suelo. Esta campaña institucional lo que constituye, una vez más, es un uso totalmente partidista de los recursos públicos, señora consejera.

Nos parece, más que un ejercicio de transparencia, como citaba ayer el presidente del Gobierno, lo que nos parece es una auténtica obscenidad; una obscenidad que ustedes utilicen el dinero público, el dinero de todas y todos los canarios, para crear un posicionamiento político ante una ley que aún es proyecto de ley y que aún se está debatiendo en este Parlamento de Canarias.

Una campaña que atenta contra cualquier tipo de pluralismo político. Mire, yo creo que somos muchos los que hemos escuchado las cuñas en las radios, hemos visto el vídeo en las redes. La verdad, un vídeo que roza la indecencia: el presidente del Gobierno tendiendo la mano al agricultor, eso recuerda al uso propagandístico que hacía el señor Göeble, ¿no?, de los recursos públicos. La verdad es que es duro, es duro ver cosas como esta.

Mire, señora consejera, esta campaña institucional no solo vulnera la Ley canaria 2/2007, Reguladora de las Campañas Institucionales, sino es que además también vulnera la Ley estatal de Publicidad y Comunicación.

Nosotros ya lo hemos denunciado, es más, hemos presentado un escrito, tanto en el Gobierno de Canarias como a la comisión de seguimiento de la ley estatal, pidiendo la retirada de esta publicidad. También todas las preguntas que le ha hecho el señor Rodríguez ahora mismo desde el atril se las hemos hecho nosotros por escrito. Y le voy a decir una cosa: depende de la documentación que nosotros le hemos solicitado, depende de la documentación que nosotros recibamos, no vamos a tener ninguna duda, no nos va a temblar sin duda la mano de ir a la Fiscalía, porque aquí hay indicios de una posible prevaricación por parte de su Gobierno.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Santana.

Continuamos. Grupo Popular, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidenta. Señorías, señoras consejera.

Tengo que reconocerle que la capacidad para sorprendernos del Gobierno del que usted forma parte, pues, se supera día a día, y es que se han convertido en especialistas en crear problemas donde no los hay. Y el último ejemplo es la decisión de este Gobierno de lanzar la campaña institucional que nos ocupa, un hito más en una larga antología del disparate en el que han convertido su año y medio de gobierno. Bueno, quiero ser sincera, no es la última, es la penúltima, porque ya se han encargado ustedes mismos de superarse con el lío monumental que han armado con la distribución del fondo de desarrollo.

Pero vamos al tema que nos ocupa. Hay que ser muy torpe, señora consejera, para presentar por su cuenta y riesgo una campaña institucional tan inoportuna e inútil, una campaña para promocionar el posicionamiento de una parte del Gobierno, no de todo el Gobierno; y hay que tener también mucho aguante para mirar hacia otro lado ante otro desplante más de su socio de gobierno. Lo digo por los consejeros socialistas.

Señora consejera, se mire por donde se mire, esta medida es inexplicable, el momento inadecuado y su resultado absolutamente infructuoso. ¿A quién se le ocurre -porque es la pregunta que nos hacemos todos- plantear esta campaña institucional de promoción justo cuando el proyecto de ley se está tramitando aquí, en este Parlamento? ¿A quién se le ocurre gastar el dinero de los contribuyentes en una campaña promocional de un proyecto de ley que aún no se ha aprobado y que se desconoce cuál va a ser el resultado definitivo tras su tramitación parlamentaria? ¿Es que no se ha parado a pensar que, además de menospreciar a esta Cámara y a los diputados, con este vídeo se puede estar vulnerando la legislación reguladora de las campañas institucionales?

Mire, señora consejera, en el colmo de la torpeza, el esperpento y el disparate han elegido el momento menos apropiado para hacer esta campaña de promoción. Y es que, permítame que se lo diga, una vez más se equivocan en la estrategia, porque no es a los ciudadanos a los que tienen que convencer en este momento; a los que tiene que convencer es a sus socios de gobierno, si de verdad creen lo que dicen en el vídeo promocional, y eso, señora consejera, no se hace con campañas sino defendiendo con convicción en el Consejo de Gobierno el modelo, su modelo, de gestión del territorio. Ni se hace tampoco, desde luego, cediendo a las presiones y poniendo el reparto del pacto por encima de los intereses de Canarias. Si de verdad creen, como nosotros creemos, que la gestión del territorio en Canarias no funciona y es un fracaso, si de verdad creen que Canarias no puede esperar más, pues, mire, sean valientes y no incumplan su palabra, no den marcha atrás ni cedan ante los que presionan y que defienden el inmovilismo y el intervencionismo. Si cree que la ordenación del territorio de Canarias entre por fin en el siglo XXI, déjese de campañas y de promoción y aproveche la mayoría que tiene, previo a convencer a sus socios de gobierno, y apruebe el proyecto tal y como está en este momento en sede parlamentaria, sin tener que alterar la esencia, el espíritu y los fines que han inspirado y motivado esta ley.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Navarro.

El reloj se paró, lo siento, y por eso le sobra más tiempo. Estaba en su tiempo, señora Navarro, o sea, que... (Ante un comentario que efectúa la señora Navarro de Paz desde su escaño). No, no. Lo que pasa es que... lo di pero se paró. Ha de ser algún fallo del... Pido disculpas por ello.

Por el Grupo Socialista, señora Alemán. Espere que ponga el tiempo. Cuando quiera, señora Alemán. Gracias.

La señora ALEMÁN OJEDA (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Nosotros ya se lo comentamos en la Comisión de presupuestos de Política Territorial la semana pasada, discrepamos de esta campaña no solo por el momento sino también por el contenido. Entendemos que informar está bien pero tal vez entendemos que el momento no era el adecuado. Al principio, en la génesis de este proyecto o una vez aprobado, sí podemos entender esta campaña para que la ciudadanía se informe o sepa cuáles son las reglas del juego.

Es evidente que existen diferencias de concepto. Nosotros la participación ciudadana no solo la entendemos con reunirse con todos los colectivos, sino también asumir esas propuestas que nos pueden hacer llegar, asumirlas en un texto que puede ser este proyecto de ley.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista hemos hecho muchos esfuerzos, esfuerzos más que importantes, para entender y hacer nuestro este proyecto, pero amor no quita conocimientos y seguimos sin encontrar la necesidad, en este momento y con este contenido, de esta campaña.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Alemán.

Por el Grupo Nacionalista, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ VALIDO: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Señora consejera.

La normativa relativa a la ley del suelo es a todas luces uno de los proyectos más ambiciosos de este Gobierno. Una de las principales ventajas es que viene a desenmarañar el armatoste burocrático, como ya se ha dicho en muchas ocasiones, pero también viene a blindar aún más la protección de nuestro territorio y a dar plenas garantías jurídicas a todas las actuaciones que en él se desarrollan.

Señorías, no es lo mismo someter un proyecto de estas características a la participación que estar dispuestos a participar de él. Como no es lo mismo abanderar continuamente la bandera de la transparencia -que mi grupo comparte- y esperar a la primera de cambio para criticar una campaña con la que el Gobierno quiere hacer partícipes a los canarios y canarias del contenido del que será uno de los proyectos de ley más importantes de esta legislatura. En este punto, cabe preguntarse qué es realmente lo que molesta al grupo proponente de esta comparecencia y si en unos meses no estaríamos en esta misma Cámara debatiendo la falta de difusión por parte del Gobierno de Canarias de una normativa que viene a poner orden al desorden, que viene a redoblar, como decía, la protección de nuestro territorio y que viene a dar legitimidad y a evitar duplicidades.

La consejera ha explicado hoy que la campaña en torno al contenido y en torno a la normativa tiene como objetivo dar a conocer el texto resultante de los meses de trabajo en torno a una ley que supondrá un antes y un después en el modo de entender la ordenación en Canarias y que se hace justo en los momentos previos a su debate en esta sede parlamentaria.

Por cierto, el Gobierno de Canarias no es la única institución que ha realizado acciones de difusión relativas a la ley del suelo. Por ejemplo, el pasado lunes el Cabildo de Gran Canaria hacía una acción también relacionada con la promoción de la ley del suelo. Supongo, supongo, que también le parecerá obsceno a la señora Noemí esa acción.

Puedo entender, y es loable que así sea, las diferencias que pueden existir en torno al contenido del texto normativo; lo que es del todo incomprensible es que se ataque por informar y se coarten los principios de transparencia e información que deberían acompañar a la gestión del Gobierno y en particular a un proyecto de ley de estas características. Criticar que se informe a los ciudadanos, señorías -permítanme la licencia-, es atacar, como he dicho, la transparencia y el derecho de los canarios y canarias a estar informados de las iniciativas que como esta serán pieza clave del futuro de Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

El grupo proponente, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías.

Si yo sé que la campaña no se le ocurrió a usted, sé que se le ocurrió a quien siempre hace esto, que es al señor Clavijo. No hay sino que ver sus antecedentes en el Ayuntamiento de La Laguna. Esto era práctica habitual: utilizar el dinero de todos para hacer propaganda de su partido. Los antecedentes son múltiples y los costes, muy altos.

Recuerdo, siendo presidente del Cabildo de Gran Canaria el señor Bravo de Laguna, los socialistas y nosotros en la Oposición, criticábamos al señor Bravo porque tenía 800 000 euros en eso que se llama "Publicidad y propaganda", en medio de la crisis, y a nosotros nos parecía un dineral. ¿Saben ustedes cuántas perras se gastaba el Ayuntamiento de La Laguna, cinco veces más pequeño en presupuesto que el Cabildo de Gran Canaria, en publicidad y propaganda?: un millón. Unos artistas en utilizar el dinero de todos para hacerse propaganda de sus intereses.

Y esta campaña es infame. Evidentemente no es sexista y tampoco incita a la violencia, pero sencillamente piensan, trasladan ustedes que son los dueños de la finca. Se creen ustedes los dueños del Gobierno, los dueños del dinero. Es realmente un elemento que los retrata. Por eso lo traje aquí, porque los retrata, porque los pone en evidencia. Ustedes se ponen en evidencia en esta etapa de declive un día sí y otro también, porque están ustedes en declive, están ustedes perdiendo el norte y cualquier referencia, y este ejemplo es uno más. Miren, ustedes han hecho esta campaña no para informar sino para confundir. Han hecho esta campaña a la desesperada porque están perdiendo la batalla en la opinión pública, porque se pensaban que esto iba a ser un paseo militar, se pensaban que con determinadas alianzas mediáticas, con reuniones con los poderosos, se iba a sacar esta ley sin problemas, pero les ocurrió una cosa que en democracia es afortunadamente muy importante, y es que la gente no es tonta, que la gente lee, que la gente se informa, que la gente pelea por su tierra y por su gente, y ha surgido un movimiento crítico con esta ley que se extiende como una mancha de aceite y si hubiera tiempo les ganaríamos por supuesto, por supuesto que les ganaríamos a las ideas conservadoras, a las ideas depredadoras, que están detrás de esta ley.

Esto es sencillamente propaganda de Coalición Canaria, del señor presidente. El vídeo es lamentable, de campaña electoral, de campaña electoral, con las perras de todos, con el dinero de todos. Pero no al principio, no cuando estaban elaborando el proyecto; no, no, no, cuando el proyecto ya estaba aquí. Porque cuando estaban elaborando el proyecto cabía esta posibilidad para incentivar la participación a los supuestos encuentros para favorecer la evaluación del contenido. Incluso tendría sentido la campaña después de que se tenga ley. Ustedes hablan en la campaña de una ley del suelo. No hay ley del suelo. ¿Cómo que hay ley del suelo?, hay un proyecto de ley que se va a discutir en esta Cámara y que ya se verá en qué consiste, porque a lo mejor no llegan ni ustedes, a lo mejor no llegan ustedes como Gobierno a este tema. A algunos no nos quitaría el sueño. De manera que esto es inaceptable.

Yo sé quién idea estas cosas. Además, como conozco el percal, sé a quién se le ocurrió y quién primero lo colgó. Lo que no ha dicho es cuántas perras se han gastado, no en el diseño, pero después dieron ustedes unos contratos. Diga a quién, a quién le dio el contrato, si se lo dio a todo el mundo, ¡si todo el mundo ha tenido oportunidad de difundir esta maravillosa campaña para generar conciencia y nuestro pueblo sepa que la ley del suelo nos va a transformar y nos va a hacer felices!

Es inaceptable, inaceptable, la burda campaña que ustedes hacen con este tema y que han tenido que retirar porque es una vergüenza y que bordea la legalidad. La han tenido que retirar.

El Partido Popular, claramente, de forma nítida, dice lo que piensa, y está legitimado, ¡solo faltaba!, y seguramente está bastante de acuerdo con los contenidos originales de la ley. Y el Partido Popular sube aquí una vez más y haciendo honor a su autonomía política, reconociendo que está de acuerdo con los contenidos, no puede estar de acuerdo con la propaganda. Y también ayer, con la ley de presupuestos, teniendo sintonía ideológica con Coalición Canaria, ayer hacían una crítica a los trucos de la Ley de Presupuestos. Yo creo que esto de la Oposición es una cosa importante, ¿verdad, doña Australia? Es una cosa importante.

De manera, señora consejera, yo sé que a usted le toca venir aquí a dar la cara, como ya se lo han endosado en otras ocasiones, y no venir los que deben, los que están detrás de las ideas, a defender lo que hacen, ¿eh?

No es aceptable que en esa campaña se trate de ridiculizar, de cuestionar, el legítimo derecho que en una democracia se tiene a la discrepancia, a la visión distinta, y tratan ustedes de colocar burdamente, como en otras épocas, como en otras épocas, que los que no están con ustedes, los que no están con los que están llevando a esta tierra al desastre, ¿eh?, somos los del no, dicen. Mire, nosotros somos los del sí a la defensa de nuestros espacios naturales y de nuestro paisaje; nosotros somos los del sí a la defensa de un modelo de desarrollo que genere riqueza y la reparta; somos los del sí a favor de un sector primario al que hay que facilitarle la vida y no sustituirlo, como pretende esta ley; somos los del sí a que defendemos una sociedad donde la mayoría sea la que imponga sus intereses cuando hay discrepancias y no las minorías, que son a las que ustedes defienden; nosotros somos los del sí a la soberanía alimentaria o a la soberanía energética. ¿Qué nos va a enseñar este Gobierno a los que llevamos toda la vida peleando por una sociedad mejor para hacer un panfleto infame con el dinero de todos en medio del debate parlamentario? ¿Cómo van ustedes a encontrar el consenso con estos comportamientos? ¿Cómo se puede hablar de buscar el encuentro haciendo panfletos, insultando la inteligencia de la ciudadanía y de los que no estamos de acuerdo?

Den tiempo, den tiempo y esta ley saldrá por consenso, den la oportunidad del debate y esta ley saldrá por consenso, pero ustedes han ido deprisa y corriendo. Se van a pegar años para el plan contra la pobreza, años para el plan contra la pobreza: ¡mire si es fácil intervenir para ayudar a los que peor lo tienen! Para eso, años; aquí pretenden endosarlo en una ley que condicionará gravemente el futuro en seis meses. ¿Esos son los de la participación, los de la democracia, los de la patria? Ustedes son unos irresponsables, unos irresponsables: con esta ley, con el IGTE, con la Ley de Presupuestos y con muchas cosas más. Y afortunadamente, a pesar de la propaganda, esto no se queda aquí, esto trasciende, y vamos a seguir peleando por que esta ley responda a los intereses de la mayoría social. Porque esta ley no responde a los intereses de la mayoría social, esta ley está cargada de mentiras, de tópicos, de generalidades.

Ayer, sin ir más lejos, ustedes se han apuntado que la Fecam está con ustedes sin fisuras. Ayer tuvimos tres horas de discusión con la Fecam. ¡Falso!, ¡propaganda! Es verdad que ustedes se encargan, a los órganos directivos de la Fecam, ¿eh?, de halagarles el oído con las perras del IGTE, pero luego el IGTE se hace un desastre auténtico en su reparto y ahora tienen revuelta a la Fecam, revuelta a la Fecai, al Gobierno ni les cuento cómo lo tienen... De manera que eso es lo que hacen ustedes.

Los agricultores están, esta ley es con los agricultores, lo dice aquí, nos lo han dicho, pero es que nosotros también nos reunimos con los agricultores. ¿Pero qué se han creído ustedes?, ¿pero ustedes se han creído aquí que son los únicos que están en esta tierra trabajando por el bienestar y por el futuro de la gente? Los agricultores están en contra de que se colonice el suelo rústico, están en contra de los instrumentos de intervención sobre el planeamiento, de los instrumentos en los proyectos de interés insular y de interés autonómico, están en contra de las ordenanzas confusas, municipales e insulares. La gente no puede estar de acuerdo en que los convenios urbanísticos ordenen el suelo. Esas son las cosas que ustedes han colado a cambio del murito, a cambio de los bancales, a cambio del regadío. Nosotros estamos de acuerdo en facilitarles las cosas a los agricultores. ¿Saben, entre otras cosas, por qué yo estoy profundamente de acuerdo?: porque mi padre fue agricultor y toda mi familia ha sido agricultora. ¿Cómo me va a enseñar a mí el señor Clavijo lo que es defender la tierra y defender los valores de la agricultura?, ¿cómo me lo va a enseñar? Lo que pasa es que utilizan eso para luego hacer lo otro, para colonizar el suelo rústico para hacer instalaciones turísticas, para utilizar los instrumentos de planeamiento y pasarlos a la gaveta e imponer puertas traseras un día sí y otro también, para desestructurar esta tierra, para hacer en esta tierra 88 cantones donde cada uno haga lo que le interese y lo que quiera. Eso es lo que está detrás de esa ley del suelo. Y es inaceptable que, con el dinero de todos, en tiempo parlamentario, se utilice en una campaña de mentiras, de simplificaciones absolutamente inaceptables para engañar y confundir a la gente.

Debieran ustedes, ya, ya la tuvieron que retirar porque la tenían perdida, pero debieran ustedes devolver las perras como Coalición Canaria al Gobierno, porque las perras del Gobierno no son de ustedes, aunque se lo hayan creído.

Ayer me decía... no digo el nombre del alcalde porque no me ha dado la autorización; a un alcalde de Gran Canaria el presidente del Gobierno le ofreció 20 millones de dinero público para que se descolgara de la posición del Cabildo de Gran Canaria. ¡Así son ustedes!

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Para cerrar esta comparecencia, señora consejera.

(Rumores en la sala).

Señorías, ruego silencio, por favor. Señorías, por favor, gracias.

Cuando quiera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Bueno, dejando el teatro de lado, porque creo que esto es lo suficientemente serio como para no escenificar de la manera que se hace, voy a intentar contestar brevemente a todos.

Yo creo, señora Santana, que utilizar la sede plenaria para hablar de obscenidad, irresponsabilidad e indecencia es una falta de respeto a los canarios. En todo caso porque eso a lo mejor tendrían que aplicárselo algunos otros. Usted reclama participación, que la ha habido, once meses, les guste o no. Usted reclama que se cuente el texto de la ley, con rigor, y lo ha habido, pero por otro lado critica que les digamos a los ciudadanos... Cojan el texto, léanselo, el preámbulo es un resumen maravilloso...

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): (Sin micrófono).

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Discúlpeme, no me interrumpa, porque yo a usted no se lo hice.

La señora PRESIDENTA: Señora consejera, pare un momento, por favor, señora consejera, pare un momento.

Ruego a sus señorías respeto a la persona que está interviniendo. Ruego respeto, como han escuchado los demás, cada uno, cuando está interviniendo.

Siga, consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Esa es otra cosa que igual también hay que aprender a hacer.

Dice usted que vulnera la ley canaria y la ley estatal. ¿En qué? Se lo oí decir ayer, se lo vuelvo a oír decir hoy. ¿En qué? Las leyes tienen artículos: diga en cuáles se vulnera la ley. No lo dice, es muy fácil hablar de que se vulneran leyes. Y solo faltaba que usted se planteara que si considera que algo incurre en la ilegalidad no fuera a la Fiscalía. Eso no se anuncia, eso se hace. A los tribunales se va, no se anuncia que se va. Por lo demás, poco más que decirle, porque sobre el contenido como no interesa hablar...

Decía, señora Navarro, que no comparte la campaña. Puedo estar de acuerdo en que no se compartan las campañas, pero dar lecciones de transparencia y claridad ustedes, poco. Porque si se hace una campaña de este tipo en la que se invita a los ciudadanos a conocer, a saber, a profundizar, pues, es transparente y es clara. Podrá gustarnos o no, pero lo es.

Y su gran preocupación por nuestras relaciones con el socio de Gobierno, pues, yo de verdad que sobre eso poco le tengo que decir, pregúnteles usted a los socios del Gobierno cómo estamos o cómo no. En cualquier caso, creo que no es ni el momento ni es lo más oportuno para entrar a debatir.

Señora Alemán, puede ser que usted y su grupo discrepen, pero lo cierto es que de esta campaña sabía todo el Gobierno, incluida la vicepresidenta y el consejero de Presidencia, y lo aceptaron y se difundió. Por lo tanto, bueno, pues, todo hay que saberlo para poder tener en cuenta lo que uno dice y hasta dónde uno no va. Que no haya comunicación no es problema de esta consejera.

Sobre asuntos como el Fdcan, bueno, pues, yo de eso le puedo explicar poco. A mí me sorprende que después de haber conseguido algunos asuntos, pues, seamos tan irresponsables como para irnos de un Consejo de Gobierno. Pero, bueno, sobre eso pregúntele usted a quién le tenga que preguntar.

En cuanto a usted, señor Rodríguez, habla usted de comportamiento insólito. Insólito es que se utilice, de manera no fiel a un documento, un asunto para no contar la verdad, por decirlo suavemente. Lo insólito es que traigamos, una y otra vez, aquí asuntos sobre la ley, que la contemos ampliamente, que se ha contado durante un año, que lo hemos debatido, que lo hemos discutido, que es un texto vivo, que ha pasado de un borrador a un anteproyecto y un proyecto, con diferencias, que se han incorporado aportaciones de todos los colectivos, pero que sigamos utilizando cosas de este tipo para no hablar del contenido de la ley. Pues no lo entiendo.

Sobre la parte de si estábamos o no enterados en todo el Gobierno, pues, ya creo que he respondido suficientemente.

Y habla usted de una imagen que nos retrata. Pues, bueno, puede ser, pero a usted también lo retratan algunas imágenes, de las que hemos podido ver últimamente, y que no solo son poco coherentes sino que además -y no voy a entrar en detalles-, sino que además faltan al rigor y a la verdad respecto del texto.

Y me gustaría simplemente concluir recordándole algunas cosas. Usted ha dicho ahora que queremos utilizar excepciones y algo así como puertas traseras. Pues no hace tanto, en 2014, en marzo, en esta sede plenaria, usted hablaba y criticaba que algunas puertas traseras, de las que usted hablaba, para clasificación de suelo solo las utilizara el Gobierno y no los ayuntamientos y los cabildos; en esta sede plenaria, en determinados debates, usted reclamaba la mayoría de edad de ayuntamientos y cabildos; en esta sede plenaria, usted defendía un debate descentralizador sobre la ordenación del territorio, todo lo contrario a lo que hace ahora, en estos momentos; y en sede plenaria planteaba, eso sí, solo respecto de un cabildo, el de Gran Canaria, la necesidad de que a ese cabildo y a esos ayuntamientos -vuelvo a decir, solo de una isla, entiendo yo que usted lo extenderá a todas- se les respetaran sus competencias y se planteara la regulación del territorio de una manera descentralizadora, reconociendo la mayoría de edad de ayuntamientos y cabildos.

Por lo tanto, yo creo, de verdad, que si queremos hablar en serio de la ley lo que hay que hacer es hablar en serio de ella, de sus artículos y sus disposiciones, intentar mejorarla, que es a lo que siempre hemos apelado desde el Gobierno, no desmarcarnos de cosas que hemos apoyado, y hacer un ejercicio de responsabilidad, seriedad y respeto a los ciudadanos canarios y no seguir discutiendo aquí sobre cosas que no tienen nada que ver con el texto por no tener argumentos reales para combatirlo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Hemos concluido las comparecencias, vamos con las proposiciones no de ley. La presentada por el Grupo Popular, sobre la situación actual de los diabéticos... (La señora Santana Perera solicita intervenir).

Sí. Dígame, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): La señora consejera me ha instado a que le...

La señora PRESIDENTA: Dígame artículo y por qué quiere intervenir, para ver si le doy la palabra o no.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Bueno, pues, por hechos y contradicciones.

La señora PRESIDENTA: En absoluto, señora... No tiene...

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): ¿Cómo...? ¡Hombre...!

La señora PRESIDENTA: No le doy la palabra. Ha habido alusiones para todos los grupos y una contestación.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): No, es la propia consejera la que me ha instado a hacerlo...

La señora PRESIDENTA: ...le puede instar lo que quiera la consejera, como ha instado a otros grupos.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: No tiene la palabra, señora Santana.

Muchas gracias.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Y yo le digo que no tiene la palabra, señora Santana.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico