Diario de Sesiones 56/2016, de fecha 15/12/2016 - Punto 24

9L/C-0183 Comparecencia del Gobierno -consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC), sobre planes para reducir el coste energético en los sectores productivos.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Por lo tanto, como quiera que se encuentra entre nosotros el consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, pasamos a la comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre planes para reducir el coste energético en los sectores productivos.

Tiene la palabra, en nombre del Grupo Nacionalista Canario, el señor diputado don Pablo Rodríguez Valido.

El señor RODRÍGUEZ VALIDO: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, consejero.

La eficiencia energética constituye, sin duda, hoy en día, una de las principales prioridades para conseguir reducir el consumo de energía. Es objetivo de las administraciones públicas pero también del sector privado, y, por tanto, extensivo a todos los sectores productivos del archipiélago, ser más eficientes. Esta es la máxima y el objetivo no debe ser otro. Y estoy seguro de que lo compartirá conmigo, consejero, que la búsqueda de mecanismos que permitan maximizar el uso eficiente de la energía, situación que repercute directamente en la optimización de los procesos productivos y en el empleo de la energía, debe ser la prioridad. Concienciar a la población, a las entidades públicas o privadas, a los sectores productivos, para que adopten medidas que permitan dar un giro a los hábitos de consumo y marcar una pauta de ahorro es importante. Y no cabe duda de que debe ser una de las prioridades, como decía antes, tanto del Gobierno de Canarias como de cualquier otra administración pública. Pero no es suficiente, ya que en muchas ocasiones esa eficiencia energética hacia la que debemos dirigirnos pasa por un cambio en los equipamientos e instalaciones que permita optimizar el consumo energético. En este contexto, es fundamental el papel que desempeñan las administraciones públicas y me consta la preocupación y ocupación del Gobierno de Canarias, que cuenta con la estrategia energética 2015-2025, y hoy, señor consejero, le pediría que la detallara en esta Cámara.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene la palabra, en nombre del Gobierno, el señor consejero don Pedro Ortega Rodríguez.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señora presidenta, señorías, buenas tardes.

A día de hoy, la mejora de la suficiencia energética sigue siendo una de nuestras prioridades en la política de Gobierno para contribuir a alcanzar un modelo energético más inteligente, sostenible e integrador. Para ello impulsamos medidas tendentes a conseguir un reajuste en los hábitos de consumo y la sustitución de equipamiento y de tecnologías obsoletas o de reducida eficiencia por otras que optimicen el consumo energético. Entre las principales medidas de ineficiencia energética que están identificadas para los sectores productivos canarios, estamos procediendo en este momento a la revisión de la estrategia energética para el horizonte temporal 2015-2025. Y fruto de este trabajo se han identificado las principales medidas de eficiencia energética para Canarias dirigidas a los sectores productivos, que se pueden resumir en dos tipos.

En primer lugar, las medidas de eficiencia energética que están asociadas a las empresas del sector terciario, especialmente a las pequeñas y medianas empresas, y que están orientadas principalmente hacia la edificación y sus equipamientos. Comprende los servicios que tienen un mayor peso sobre el consumo energético de los edificios, como son las instalaciones térmicas de calefacción, climatización, ventilación y producción de agua caliente sanitaria, las instalaciones de iluminación interior, así como el resto de equipamiento habitual. El sector hotelero es el de mayor participación en este consumo energético, y, en este sentido, la energía solar térmica puede adquirir un papel relevante, sobre todo en Canarias. Por tanto, adoptando medidas asociadas a la edificación y al equipamiento se pueden lograr importantes reducciones en los consumos de energía total en el sector terciario.

Además, en segundo lugar, tenemos las medidas de eficiencia energética, que están asociadas al sector industrial. En este caso, para los edificios industriales, las principales medidas identificadas para incrementar la eficiencia y el ahorro energético de las industrias canarias, para impulsar su competitividad y reforzar la sostenibilidad de sus procesos, se orientan fundamentalmente a la realización de auditorías y estudios energéticos; la sustitución de equipos, instalaciones y sistemas que consuman energía en el proceso productivo y que supongan un salto cualitativo en términos de eficiencia energética y de reducción de emisiones; la incorporación de sistemas de monitorización de consumos energéticos y el control de los procesos; la incorporación de sistemas de cogeneración de alta eficiencia; y el cambio de combustibles petrolíferos por otros más eficientes.

Aquí, dentro del potencial de cogeneración, debemos hablar del sector industrial y del terciario. En el caso del sector industrial, en Canarias el número de instalaciones de cogeneración ha sido tradicionalmente muy escaso, en gran parte motivado por el elevado precio del combustible que había que emplear, básicamente el gasóleo. Por otro lado, dentro del sector terciario, resalta la nula incidencia de la cogeneración, si tenemos en cuenta que, además de las dos centrales instaladas en el archipiélago, ambas en el sector hotelero, ninguna de ellas está operativa. Sin embargo, la cogeneración puede ser fácilmente integrable en los establecimientos hoteleros por su estructura técnica de servicios eléctricos y térmicos. Además, este tipo de instalaciones son susceptibles de ser introducidas en centros comerciales.

Aparte de todas estas medidas, otra actuación que es destacable adoptar por los sectores productivos para reducir su coste energético es la incorporación en sus procesos productivos de combustibles alternativos a los actuales, que sean más eficientes y más económicos. En la actualidad, las necesidades energéticas para usos térmicos de las pequeñas y medianas empresas se cubren básicamente empleando como combustible de origen fósil el propano envasado o el gasoil, cuyos precios son mayores que los del gas natural o de aire propanado; de igual forma, el precio del kilovatio/hora de origen eléctrico también es sensiblemente superior. Determinadas industrias y empresas de Canarias compiten en un mercado ya de por sí limitado y con dificultades inherentes a su especificidad como archipiélago, a ello se une que sus competidores directos, ubicados en territorio peninsular, sí disponen del gas natural como combustible. Por consiguiente, para poder ganar competitividad en el mercado regional, es decir, para hacer viables las exportaciones de productos industriales canarios y reducir los precios de los hoteles, es indispensable optimizar la estructura de costes de las empresas, siendo el consumo energético uno de los más relevantes.

Por ello, dados los precios de los diferentes tipos de energía y ante la ausencia del gas natural en las islas, muchas empresas ubicadas en Canarias están interesadas en utilizar como combustible alternativo el aire propanado.

Además, cabe recordar que la normativa estatal vigente reconoce para Canarias una tarifa más ventajosa para el suministro de aire propanado, equiparándolo a las tarifas del gas natural, precisamente para fomentar su entrada en estos territorios. Con ello, los sectores productivos, y especialmente el industrial y el hotelero, podrían acceder a un precio hasta un 30 % más barato por la energía que utilizan, según los consumos y la modalidad que tengan contratada, lo que les permitirá, sin duda alguna, ser más competitivos y eficientes.

Y ante tales hechos, el Gobierno de Canarias consideró oportuno agilizar la implantación de instalaciones de distribución para el suministro de gases manufacturados y/o aire propanado por canalización. Y en el marco de este objetivo se aprobó en el 2015, por el Decreto 345/2015, por el que se regulan los trámites de concurrencia y de convocatoria pública, y los criterios de valoración en el supuesto de confluencia de dos o más solicitudes de autorización administrativa de instalaciones de distribución de combustibles por canalización.

Señorías, hasta ahora les he comentado las principales medidas de eficiencia energética que hemos identificado para los sectores productivos canarios. Pasaré ahora a hablarles de los programas de incentivos económicos para fomentar la eficiencia energética, en los que debemos destacar dos líneas cofinanciadas por el fondo Feder. En primer lugar, tenemos el Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020, que contiene entre sus ejes prioritarios el de la economía baja en carbono, donde se incluyen las actuaciones para la promoción de la eficiencia energética, y aquí destaca el fomento de la evaluación y mejora de la eficiencia energética de las empresas, y, en particular, de las pymes. En segundo lugar, tenemos el Programa operativo de Canarias 2014-2020, que incluye favorecer el paso a una economía baja en carbono en todos los sectores. Se trata de una serie de objetivos específicos en materia de eficiencia energética, únicamente para la edificación pública y residencial, y para las infraestructuras y servicios públicos, pero no para los sectores productivos. Es por ello que es nuestra intención solicitar una reprogramación del Programa operativo Canarias 2014-2020, para incluir las acciones de fomento de la evaluación y mejora de la eficiencia energética de las empresas, y, en particular, las que se refieren a las pymes.

Para ir finalizando, comentaré las acciones que han sido realizadas durante el 2016. Y así, este año, con 3 500 000 euros hemos subvencionado actuaciones de ahorro y eficiencia energética en corporaciones locales. Con ello hemos concedido 156 subvenciones, que están repartidas en 56 ayuntamientos.

Por otro lado, también se están ejecutando actuaciones en transporte sostenible, y, en concreto, en la red de recarga de los vehículos eléctricos. No me extenderé sobre ella ya que no pueden asociarse directamente a lo que es la reducción del coste energético, sino de forma indirecta a medida que vaya aumentando la penetración de energías renovables en nuestros sistemas eléctricos.

Finalmente, de cara al futuro, y dentro de las acciones que tenemos previstas en el proyecto de Presupuestos para el 2017, hay que destacar las subvenciones para la aplicación de medidas de ahorro energético y realización de auditorías energéticas en corporaciones locales con un presupuesto de 4 millones de euros, a compartir con la línea de energías renovables para el sector residencial y las administraciones públicas.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de esta comparecencia. En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra el señor diputado don Jesús Ramón Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Muchas gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

El tema que debatimos hoy en esta comparecencia es uno de los objetivos claves recogidos en el Pecan, cómo reducir el coste energético en los sectores productivos de nuestro archipiélago. Sin duda, podemos decir que el análisis sobre la cuestión de la dependencia energética de nuestras islas y en concreto de nuestros sectores económicos incluidos en el Plan Energético de Canarias es plenamente válido hoy en día. Seguimos teniendo un sector servicios potente, basado en el turismo, un sector industrial que no arranca y ha conocido épocas mejores y un sector primario que desde la formulación del plan se ha contraído considerablemente.

¿Qué ha cambiado a mejor en este tiempo? Sin lugar a dudas, la tecnología. Es una cuestión sencilla, los nuevos dispositivos de producción energética son más eficientes, más baratos y cuesta menos su instalación, por supuesto nos referimos a los de las energías renovables y limpias.

Además, las técnicas y estudios en eficiencia energética, junto con el impulso de las renovables, han mejorado notablemente la capacidad de ahorro energético. Si se aplican adecuadamente las medidas a llevar a cabo en la adecuación de edificios e instalaciones industriales, hoteles, viveros agrícolas o la misma obtención de agua en las desaladoras, puede suponer un ahorro considerable, y en estas medidas tiene todo nuestro apoyo. Pero la cuestión principal sería: ¿hasta qué punto son efectivas estas actuaciones que está llevando a cabo para bajar los costes de producción de nuestros sectores económicos?

¿Hay datos que cuantifiquen el ahorro de los planes del Gobierno? Y si los hay, la pregunta que debemos hacernos es: ¿este ahorro repercute en el precio final que le llega al ciudadano? Porque si el Gobierno con estas medidas no consigue que los costes de los productos y servicios bajen para que nos hagan más competitivos y permitan los costes de la comercialización que tenemos en un territorio insular, difícilmente podremos decir que estamos en el buen camino.

Es evidente que, gracias a la eficiencia energética, hemos rebajado estos costes, pero tampoco es el mayor coste que tenemos, el mayor coste que tenemos viene del transporte, y con ello hablamos del combustible de vehículos, de barcos y aviones. Canarias es muy dependiente del transporte y, aunque desde el año pasado se ha visto una bajada generalizada en el precio del crudo a nivel mundial, eso apenas ha afectado al precio de los combustibles en nuestra archipiélago con lo que los costes de transporte apenas se alteran a la baja, lo que afecta a todos, desde el agricultor hasta el turismo de aquellos visitantes que acuden a las islas. El poco control que tenemos al respecto nos demuestra lo dependientes que somos realmente y lo poco que podemos hacer aparte de solicitar al Estado de una vez que a nuestra región se le bonifique el transporte de mercancías y viajeros al cien por cien. Con eso sí rebajaremos el principal coste de nuestra economía.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del grupo político de Nueva Canarias. Tiene la palabra en su nombre el señor diputado don Pedro Manuel Rodríguez Pérez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Pedro Manuel): Muchas gracias, presidenta. Señorías. Señor consejero.

Durante 2015 el sector energético industrial, excluyendo las manufacturas, generó el 4,2 % del valor añadido bruto de Canarias. En las islas el sector energético creció aproximadamente un 3,4 % en el año 2015.

En Canarias factores estructurales inherentes a nuestro territorio, como su carácter insular, la accidentada orografía o la situación alejada del continente, dificultan el suministro eléctrico y elevan tanto los costes de inversión como los de explotación por encima de los que incurren otros modelos de producción situados en el espacio continental. Por ello, se precisa abordar un profundo análisis y poner en marcha medidas que permitan reducir el coste energético de los sectores productivos.

Canarias como RUP caracterizada por su aislamiento, fragmentación y dependencia de los combustibles fósiles precisa que se potencie y favorezca el desarrollo en energías renovables, y es que debemos alcanzar mayores cuotas de autonomía energética y ello debe ir de la mano de mayores apoyos públicos para conseguirlo. Para ello debemos trabajar en la línea que permita crear las sinergias para reducir el coste energético en los sectores productivos. Y para la consecución de este objetivo es imprescindible, por un lado, potenciar las renovables con medidas concretas para cada sector productivo, para las pymes, para el sector primario, en el sector industrial, que, por cierto, conoce usted bien y que sabe que proporciona más de 37 000 empleos de forma directa en Canarias y, sin embargo, pues, según la EPA, ha disminuido en 15 950 personas desde 2009 a 2014; en el turístico, donde hay grandes consumidores de energía, junto a la industrial, sobre todo con el continuo incremento de turistas experimentado en los últimos años.

Por tanto, señor consejero, como otro objetivo deberían implementarse también medidas de eficiencia energética, a la par que se debe abordar una estrategia de modernización en los distintos sectores productivos.

Señor consejero, nos gustaría saber si tiene previstas medidas dirigidas a reducir costes en el sector agroindustrial tanto para procesos de producción, que se desarrollan en el archipiélago, como también pueden ser para el sector primario, aunque sea de forma indirecta, usted sabe, las desaladoras, por ejemplo, para obtener agua para la agricultura.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos, tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña María Concepción Monzón Navarro.

La señora MONZÓN NAVARRO: Buenas tardes a todos y todas.

La energía desempeña un papel fundamental en todos los sectores productivos, y en los últimos años parece que hay mayor interés precisamente en reducir sus costes, no solamente por una cuestión sumamente económica sino por una sensibilización mayor en la preocupación creciente de la sostenibilidad y del respeto al medioambiente.

Implementar sistemas de control inteligentes de la energía que permitan una gestión en tiempo real de microred y distribución de energía eléctrica aplicada a una industria con elevado porcentaje de penetración en energías renovables -eso es lo que deseamos-, capaz de autogestionarse energéticamente, con el fin de cambiar los conceptos contaminantes asociados a áreas industriales por otro concepto de áreas industriales ecológicas y capaces de desarrollar tecnología propia.

Cualquier sistema energético debe ser sostenible y respetar al máximo los criterios medioambientales. Para ello es necesario tener infraestructuras energéticas modernas y eficientes; ser más eficientes en la producción y en el transporte; que se reduzca la sobreproducción y las pérdidas de energía en ese transporte; una eficiencia global en la producción eléctrica que reduzca costes; y reducir el consumo también supone ser eficientes en cada una de las actividades productivas de Canarias.

Aquí se ha hablado de la eficiencia energética como una de las medidas más importantes. Usted decía en la comisión que aquella energía que no se consume es la más barata, y la menos contaminante también, evidentemente. Esa eficiencia, que consiste en la optimización de los consumos energéticos de una instalación, de tal manera que para realizar una misma operación se reduzca el consumo energético sin disminuir la calidad del servicio prestado, conocer dónde, cómo y para qué se utiliza la energía en cada empresa y poder actuar... (ininteligible) la optimización de la relación productividad y consumo energético, y proponer mejoras en los aspectos en los que no se esté realizando una correcta gestión energética.

También debe ser una realidad la introducción de las energías renovables, el autoconsumo, eso que tenemos que desarrollar en Canarias, que, como siempre se ha dicho aquí, somos la Arabia Saudí de las renovables, pero que evidentemente no parece que llegue a una realidad. El Pecan del 2006, el Plan estratégico de Canarias para 2006, hablaba de que en 2004 teníamos un 0,62 % de abastecimiento en renovables y pensaban o esperaban que en el 2015 tuviéramos un 30 %, y la realidad es que estamos en un 8 % actualmente.

Y usted habla de la reducción, incluso con la introducción de gas natural o de aire propanado, como una de las soluciones a los costes energéticos, pero hay muchas más actuaciones que se pueden realizar, señor consejero, y apostar realmente por las renovables tiene que ser una realidad de este Gobierno, tanto en la industria como en auditorías energéticas para mejorar la tecnología, los equipos y los procesos; implantar sistemas de gestión; en transporte hablar del cambio modal, de planes de movilidad urbana, de transporte de trabajadores, de participación de medios colectivos, de flotas de transporte por carreteras, de conducción eficiente de camiones y autobuses; también hablamos de edificación y equipamiento sobre esa rehabilitación energética de aquellos edificios que están obsoletos; hablamos de los servicios públicos, que ya también se ha hablado en comisión, también de esa eficiencia energética en cada uno de los servicios públicos; también hablamos de gestores energéticos municipales; y en agricultura y pesca introducir también las renovables para que todo el uso eficiente de esa energía tanto en el sector agrario, como en el pesquero y en el ganadero sea una realidad.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra su señoría, el señor diputado don Miguel Jorge Blanco.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Señor consejero -ya lo han dejado solo hoy-..., el único independiente del Gobierno es el que permanece en la sala.

Señor consejero, parece que estamos todos de acuerdo en que la mejora de la eficiencia energética es un objetivo prioritario y capital por parte del Gobierno de Canarias, por parte, en general, de todas las administraciones públicas, y también del sector privado. Hay una estrategia del IDAE donde se establecen una serie de objetivos y una serie de medidas destinadas, pues, a los servicios públicos, a todo lo que es administración pública, alumbrado público, a pymes y grandes empresas industriales, vehículos y nuevos medios de transporte, y después el ahorro energético, importantísimo también en lo que son los edificios tanto públicos como privados.

Por tanto, bueno, los objetivos están marcados, las estrategias están implantadas y el dinero, en fin, es el que es, ¿no?, por no decir alguna otra cosa. El Gobierno de Canarias reconozco que ha hecho un esfuerzo en este presupuesto de 2017 incorporando determinadas medidas en inversiones reales y en transferencias de capital de ahorro energético, energías renovables, para empresas; en fin, ayudas para auditorías energéticas, la diversificación, tanto para el sector público como para el privado..., en total, por un lado, un millón, casi y medio, y, por otro lado, cinco millones de euros, aproximadamente. En fin, son medidas..., en la medida de lo que pueda aportar el Gobierno de Canarias.

Yo quiero destacar una cosa, me gustaría que usted nos evaluara al final cómo ha resultado esto, si efectivamente se han reducido los costes energéticos en nuestras empresas y en nuestras pymes, en nuestro sector público, si hay alguna evaluación fiable por parte del Gobierno de Canarias.

Y hay otra cuestión, no sé si es que los fondos Feder, la estrategia de los fondos Feder, exige que sea a través de subvenciones. A mí la ayuda a través de subvenciones no es que me guste mucho, porque normalmente no llega a quienes tienen que llegar sino a los más avispados a la hora de reclamarlo ante la Administración pública. A mí me gusta más el sistema de deducciones y de desgravaciones fiscales, que eso sí que puede llegar a todo el mundo, y veo que el Gobierno de Canarias en eso, desde luego, no hace ninguna apuesta en los tramos autonómicos de los impuestos que pagamos todos los canarios. Me parece un sistema mucho más amplio y que puede llegar a muchos más sectores, tanto privados como individuales, como ciudadanos individuales, y empresas también privadas, más que la subvención, que normalmente suele ir a quien no le corresponde o a quien no debería.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra su señoría, el señor diputado don Gustavo Adolfo Matos Expósito.

El señor MATOS EXPÓSITO: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Hemos hecho comparecer al consejero para que nos explique qué hace el Gobierno o qué tiene previsto hacer el Gobierno para incentivar el ahorro energético en los sectores productivos de Canarias. Pero, claro, para esto habría primero que plantearse cuáles son los sectores productivos en Canarias y qué peso tienen en el producto interior bruto cada uno de los sectores productivos. Porque, por ejemplo, el sector industrial, que probablemente es en el que primero pensemos, digamos, en el que tiene más capacidad de poder introducir medidas de ahorro energético, sin embargo, tiene un peso relativo en nuestro producto interior bruto. Por eso, quizás, las medidas que más incidencia pudieran tener en cuanto a eficacia en la reducción del consumo energético son probablemente aquellas que se piensen para el sector productivo que más peso tiene en nuestra economía, que, en este caso, es, fundamentalmente el sector turístico.

Y aquí el Gobierno puede hacer cosas, pero, como se decía antes en la intervención del representante del Partido Popular, casi que le corresponde más al sector privado que al sector público tomar decisiones en este respecto. Quizás las medidas del Gobierno tienen que ir en dos líneas: una, en legislar para crear un marco jurídico con cierta seguridad y atractivo, y también un marco fiscal y tributario atractivo para las empresas introducir medidas de carácter de ahorro energético en ese sector, concretamente en ese sector, que, insisto, es el que más peso tiene en la economía de Canarias.

Hay un estudio que dice que en el sector turístico introduciendo medidas de ahorro energético en España podrían ahorrarse alrededor de unos 210 millones de euros al año y evitar la emisión a la atmósfera de alrededor de unas 835 toneladas de CO2. Por tanto, es un sector importante en esta materia para la que se le ha hecho comparecer hoy al consejero.

Y hay cuestiones que tienen que ver con la obtención, por ejemplo, del certificado ISO 50001 o el sello de biosfera hotel que concede la Organización Mundial del Turismo, que son incentivos lo suficientemente atractivos de por sí para que las propias empresas empiecen a introducir medidas de estas características.

Hay cuestiones a reflexionar, como es seguir apostando por la introducción del vehículo eléctrico, porque el sector del rent a car en Canarias es un sector muy potente, hay un parque móvil de alquiler muy importante y en la medida en que seamos capaces de reconvertirlo en sector limpio, pues, tendremos medidas eficaces de ahorro energético.

Y, por último, una cuestión que tiene que ver con el autoconsumo, con esa legislación que esperemos que sea modificada y que todavía no termina de resolverse, que tiene que ver con la desalación utilizando energía eólica y energía limpia, que sí que es una medida de ahorro, una energía, además, que ha sido vanguardia mundial lo que hemos hecho en Canarias, y que, por tanto, ahí sí que hay trabajo por hacer en Canarias, y convencer al Gobierno de España para que cambie la legislación al respecto.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la segunda intervención del grupo proponente. Tiene la palabra en nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista, el señor diputado don Pablo Rodríguez Valido.

El señor RODRÍGUEZ VALIDO: Muchas gracias, presidenta. Señorías. Muchas gracias, consejero, por la intervención.

Creo, sin riesgo a que pueda parecerle pretencioso, que podríamos decir que estamos ante una legislatura de las energías renovables, en un contexto en el que la dependencia a los combustibles fósiles y el aumento del cambio climático obligan a actuar con celeridad. Soy consciente, soy consciente de que el camino que nos resta por andar para que Canarias sea un sólido referente en materia de energías limpias..., pero lo cierto es que durante este escaso año y medio de legislatura se han realizado importantes avances en esta materia.

En este corto periodo de tiempo se ha conseguido avanzar más que en los últimos diez años, lo ha dicho el señor consejero en muchas ocasiones en esta misma Cámara, logros que, además, son tangibles. Permítanme que les enumere.

Primero, se ha desbloqueado, por fin, el concurso eólico, se ha conseguido que Canarias esté exenta de pagar el llamado "impuesto al sol", se ha avanzado en materia de autoconsumo, se ha logrado que hasta 49 parques pudieran acogerse al cupo eólico que abrió el Estado el pasado año. El trabajo realizado, señorías, ya da sus frutos, prueba de ello es la inminente instalación de 5 nuevos parques eólicos en el municipio de Agüimes, en Gran Canaria, ya es hoy una realidad, una prueba palpable de la labor desarrollada por el Gobierno de Canarias, una realidad que supondrá un aumento del 16 % de la potencia eólica en la isla de Gran Canaria, con todo lo que ello supone, y que además generará casi 200 puestos de trabajo durante la instalación de los mismos.

Como diputado por la isla de Gran Canaria me gustaría poner en valor los resultados de este trabajo, en contraste con las consecuencias de enfrentamientos improductivos. Y digo esto porque me preocupa, e incluso me decepciona, la insuficiente implicación en ocasiones de la corporación insular de Gran Canaria en materia energética, ya que supone la pérdida de una oportunidad a largo tiempo demandada por los grancanarios, y es que, en contraposición a todos estos logros alcanzados por el Ejecutivo autonómico, en mi isla, en el mismo periodo de tiempo, el Cabildo de Gran Canaria solo ha puesto en marcha el consejo insular de la energía, del que todavía, desgraciadamente, no hemos podido ver ningún resultado. Es cierto que descalificar la labor de otros ocupa mucho tiempo, tiempo que, desde luego, juega en contra de todos los grancanarios, una dinámica que espero por el bien de todos cese pronto y que Gran Canaria ocupe el lugar que merece también en el impulso de las energías renovables.

En otro orden de cosas, me gustaría poner también en valor la labor que me consta que desempeña el Instituto Tecnológico de Canarias para el estudio y desarrollo de tecnologías que buscan mejorar precisamente la eficiencia energética en nuestro archipiélago, especialmente aquellas dirigidas a abaratar los costes en la producción de los ciclos del agua, pues no debemos olvidar que esta supone hasta el 15 % del total del consumo de energía en las islas, y hasta el 25 % en el caso de Lanzarote y Fuerteventura. Los proyectos en estas líneas arrancados por el ITC contribuyen a la reducción de costes en sectores tan importantes como el de la agricultura.

Para no extenderme más, señor consejero, señorías, no quiero terminar sin darle la enhorabuena por el importante papel que ha desempeñado recientemente en el marco de las negociaciones con la Unión Europea, arrancando el compromiso a la comisión de incluir una referencia específica a las RUP, a las regiones ultraperiféricas, en el articulado de la nueva directiva de las energías renovables en materia de autoconsumo y de consumo energético.

No me cabe duda de que estamos en la senda adecuada, del impulso y consolidación que usted mismo acaba de enumerar depende no solo mejorar las cotas de eficiencia energética sino también que la economía y las empresas canarias logren ser cada vez más competitivas.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, tiene la palabra para concluir esta comparecencia el consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, don Pedro Ortega Rodríguez.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señorías, muchas gracias.

Bueno, hay que aclarar que, evidentemente, las medidas de ahorro y eficiencia energética, señor Ramos, no son en..., vienen en la factura de forma indirecta, es decir, por una cuestión de ahorro del consumo, y el ahorro del consumo no es que reduzca el coste, reduce los costes de la empresa, pero no el de la producción. Es en otro tema en el que se está trabajando, y en eso estamos trabajando -como decía el señor Rodríguez, al que le agradezco el reconocimiento-, en la introducción de energías renovables en nuestra tierra, que es en lo que está este Gobierno desde el minuto uno, encaminado hacia un cien por cien de renovables, independientemente de que en el camino haya que utilizar o pensemos que hay que utilizar combustibles de menor daño ambiental y de menor coste, tal como el aire propanado.

Y ahí le diría, señora Monzón, que usted que ha tomado nota de mi cita en la comparecencia con respecto a que es más barato el combustible que no se gasta, también es verdad, que también dije lo mismo, que es menos contaminante el que no se gasta, con lo cual estamos alineados, tenemos los dos la misma idea.

Y, bueno, este Gobierno lo que tiene claro, señor Jorge, usted no está de acuerdo con las subvenciones pero sí con las..., y hay una línea de 20 millones en Sodecan dispuesta para la eficiencia energética. Y usted me decía también que cómo podemos evaluar en este momento, estamos trabajando, pero yo creo que no hay mejor evaluación que el ejemplo que da la Administración cuando dice que en los seis edificios públicos ha conseguido un ahorro de 400 000 euros con respecto a la facturación del 2013, un ahorro de 2,4 millones de kilovatios/hora durante 9 meses de 2016 con respecto al 2013, y ha dejado de emitir 1863 toneladas métricas de CO2 al medioambiente. Eso claramente es un ejemplo de mayor sostenibilidad, es un ejemplo de ahorro energético, es un ahorro en producción y es un ahorro en la factura, con lo cual, por todas esas variables, habrá que tenerlo en cuenta.

Yo sí quería decir que también estamos trabajando, como hemos hecho, para que el decreto del autoconsumo, algo que lesionó o que dañó la producción, la desalación de aguas, estamos trabajando para que sea corregido. Todos recuerdan, lo he comentado en alguna otra comparecencia, que, como consecuencia del decreto de autoconsumo que salió a finales del año pasado, allá por octubre, resulta que una capacidad de desalar con energía eólica con el doble de potencia de la que estaba contratada, es decir, que será más eficiente en la desalación de aguas, algo que en Lanzarote y en Fuerteventura es el cien por cien del consumo de agua potable, resulta que con el nuevo decreto estaría fastidiado. No solamente hemos conseguido que eso de alguna forma con el Gobierno en funciones quedara considerado y paralizado, sino que estamos trabajando para que en el futuro sea considerado como un elemento de valor, un elemento de valor en Canarias el ser capaces de desalar agua con una instalación de energía eólica que sea el doble de la potencia que esté contratada.

Señorías, con 20 millones, las líneas de apoyo, las líneas de modernización de las empresas, para que puedan cambiar sus equipos a equipos que produzcan, que necesiten menos energía, pues, esperamos conseguir que las medidas de ahorro y eficiencia energética se vayan aplicando a las empresas.

Y como bien decía creo que el señor Matos, que decía que una parte es el sector privado, yo creo que el ejemplo que está dando la Administración con el ahorro que está consiguiendo lo puede seguir el sector privado y hay unas líneas de financiación en Sodecan dispuestas para este efecto.

Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0183 Sobre -Consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento-, sobre planes para reducir el coste energético en los sectores productivos.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico