Diario de Sesiones 100/2017, de fecha 12/12/2017 - Punto 31

9L/C-1007 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE ACTUACIONES EN MATERIA DE TRANSEXUALIDAD EN EL SISTEMA EDUCATIVO.

La señora PRESIDENTA: Vamos entonces a la siguiente, señorías, que sería la 1007: a instancias del Grupo Parlamentario Socialista Canario, a la consejera de Educación y Universidades, sobre actuaciones en materia de transexualidad en el sistema educativo.

Señora Rodríguez, para su defensa.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, presidenta. Señorías, buenas tardes de nuevo.

Hemos pedido su comparecencia, señora consejera, esta tarde porque queremos saber, desde el Grupo Parlamentario Socialista, cuáles son las actuaciones, los programas, los proyectos que se desarrollan desde su consejería, desde la consejería que dirige, para garantizar la igualdad de los estudiantes, en especial de la integración de las personas transexuales.

La ley autonómica en Canarias, aprobada a finales del 2014 a instancias del Partido Socialista en el Gobierno, se aprobó con la intención de tener una aplicación real, de la aprobación de su reglamento posteriormente. Sin embargo, como todos saben, la ruptura de gobierno hace que esa parte del trabajo que quedó pendiente no se haya podido realizar por parte del Partido Socialista. Queremos saber qué ha hecho usted como responsable del área en la parte que corresponde a educación.

En Canarias sabemos que no se ha aprobado el reglamento que corresponde a dicha ley, aunque en la primera parte de esta legislatura, cuando dirigía la Consejería de Políticas Sociales el Partido Socialista, en concreto doña Patricia Hernández, se celebraron reuniones con asociaciones y representantes de personas transexuales para avanzar en la aprobación de ese reglamento, sin que tengamos un resultado satisfactorio. Parece que todo quedó paralizado. Sabemos que no es responsabilidad directa de su consejería pero sí de su Gobierno y sería bueno saber en qué punto está ese reglamento, porque afecta también a la gestión que le corresponde a usted. Entendemos que la aprobación de ese reglamento es importante. Es más, probablemente tengamos que pensar también en una posible revisión de la ley para adecuarla a una realidad social que va muy rápido y que avanza, como digo, con logros importantes que deben reflejarse en la ley. Un ejemplo de esos cambios es el reciente acuerdo tomado en el Congreso de los Diputados, también a instancias del Partido Socialista, que por primera vez establece o permite descatalogar, despatologizar la transexualidad como una enfermedad. Este importante avance que se produjo recientemente permite que los menores transexuales elijan o decidan sin informes médicos y psicológicos... no tengan que demostrar su identidad sexual y además, simplemente con un acto de determinación propio o de sus progenitores si son menores de 16 años, puedan optar a ese reconocimiento. Lo mismo con las personas extranjeras en sus permisos de residencia o tarjetas de trabajo.

Es urgente, por tanto, señora consejera, reconocer la identidad sexual de las personas transexuales y especial atención requieren los menores, de manera que evitemos situaciones de discriminación, de marginación social, que se pueden dar desde pequeños en los colegios.

La situación de vulnerabilidad social en que se encuentran muchas personas transexuales sabemos que es una realidad y son muchos los casos de acoso escolar, de exclusión social, de marginación. Incluso hay un alto porcentaje que conlleva o tiene como término final el abandono escolar temprano, lo que conlleva también una dificultad a la hora de incorporarse al mercado de trabajo, que no estén en las mismas condiciones a la hora de acceder al mercado laboral. Ese bajo nivel formativo deriva en peores condiciones laborales y una deriva a trabajos marginales, peor protección social y una mayor temporalidad y marginación en el trabajo.

Por ello, señora consejera, queremos saber cuáles son las medidas que está desarrollando desde su consejería directamente.

Pasa el tiempo muy rápido y son tantos los ámbitos y los asuntos en los que debíamos tener una respuesta que simplemente, a modo de marco, le planteamos cuáles son las actividades sobre todo en cuanto al cumplimiento al menos de la ley canaria. En los artículos 14 y 15 de la ley habla del tratamiento de la sexualidad en el ámbito educativo, básico y fundamental para el desarrollo de los estudiantes y las estudiantes en los primeros años de edad y sobre todo en la adolescencia.

Por tanto, en ese ámbito, señora consejera, dejaré ya para la segunda intervención algunas cosas más concretas, pero esa es la petición de comparecencia que esta tarde le hacemos.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Ventura.

Turno ahora para el Gobierno. Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías.

Actualmente la transexualidad en edades tempranas sigue siendo una de las realidades más desconocidas en la sociedad. Por eso es un imperativo social y educativo promover procesos transformadores que desactiven y superen modelos discriminatorios, fomentando una escuela inclusiva, sin barreras, que remuevan situaciones que aún siguen perpetuando la exclusión y la invisibilidad, fomentando valores como el respeto hacia cualquier construcción de género no binaria, hasta ahora estigmatizada en la sociedad, impulsando valores coeducativos e inclusivos en la educación canaria. El texto que acabo de leer es el primer párrafo del Protocolo para el acompañamiento al alumnado trans y la atención a la diversidad de género en los centros educativos de Canarias, aprobado a través de la resolución 1198, de 20 de septiembre de este año, y disponible para cualquier persona en la página web de la consejería.

Con la aprobación de este protocolo, señorías, de aplicación en todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos, la Consejería de Educación y Universidades desarrolla su compromiso de garantizar la plena integración escolar del alumnado cuya identidad de género no coincida con la identidad registral o que exprese su género de una manera que no coincide con las expectativas sociales más habituales con respecto a su sexo.

La elaboración de este documento, por su carácter transversal y su aplicación generalizada, es la principal acción que ha desarrollado esta consejería para la integración real y absoluta del alumnado trans en el sistema educativo, de acuerdo con el principio fundamental de nuestra acción de gobierno de favorecer la diversidad en nuestros centros y garantizar la atención adecuada al alumnado, sea cual sea el colectivo al que pertenece. De hecho, este protocolo es fruto de un trabajo que comenzó hace más de un año. Siendo conscientes de que la transexualidad es una realidad que puede sentirse desde edades muy tempranas, nos planteamos en primer lugar atender al alumnado trans y a su familia y paralelamente sensibilizar, informar y formar al resto de la comunidad educativa en la realidad trans, de manera que no se produzcan situaciones de rechazo, discriminación, exclusión, acoso o incluso violencia.

Para abordar su realidad, el 28 de octubre de 2016 se constituyó una mesa de trabajo de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas trans que permitiera la redacción y posterior publicación de un protocolo trans. Con el fin de garantizar una participación experta en transexualidad y representativa de los distintos sectores de la Administración implicados, conocedora de la realidad educativa y capaz de elaborar un documento de consenso que fuera a su vez un instrumento eficaz para nuestros centros, la mesa contó con una amplia representación de distintos centros directivos de la propia consejería, de la Dirección General de Políticas Sociales, del Instituto Canario de Igualdad, de asociaciones y colectivos LGTBI de Canarias y con el asesoramiento de los CEP y de la inspección educativa, como órganos muy cercanos a la realidad de los centros escolares.

A lo largo de los meses siguientes se trabajó con distintos borradores hasta la elaboración del texto final, que se presenta a todos los colectivos en julio del 2017, al tiempo que se informa del plan previsto de difusión, asesoramiento y formación que le acompañará y que tendrá como objetivo al conjunto de la comunidad educativa.

A partir de este momento se invita también al Consejo Escolar de Canarias a su implicación en el logro de la normalización en la integración del alumnado trans y a trasladar cuantas propuestas consideren que pueden elaborar y colaborar en tal sentido.

Como resultado final de todo el trabajo realizado, siempre abiertos a nuevas aportaciones y mejoras, hemos tomado ya diversas medidas y puesto en marcha algunos servicios que en ocasiones profundizan en la atención a este colectivo, que ya se venía prestando desde la consejería. Existe, por ejemplo, un servicio de asesoramiento LGTBI a toda la comunidad educativa, en coordinación con otros departamentos de la Administración, que pusimos en marcha mucho antes incluso de contar con el protocolo. Ya desde el 10 de octubre de 2016 comenzó a funcionar este servicio, que ha intervenido en casos de asesoramiento y gestión de incidencias relacionados con alumnado trans, además de dar charlas de concienciación en diferentes centros, con la participación por el momento de más de seiscientos alumnos y alumnas, de 80 docentes... Es más, este servicio también asesora a las familias, en una iniciativa en la que Canarias es una de las comunidades autónomas pioneras. Al tiempo que se produce la labor difusora del protocolo, desde este mismo servicio se asesora, se informa, se forma o se interviene en los centros educativos que lo solicitan con charlas y acciones puntuales dirigidas a la comunidad educativa y que complementan, desde una perspectiva más especializada, la labor que se desarrolla desde el programa de igualdad y de educación afectivo-sexual, con el apoyo de la Red Canaria de Escuelas para la Igualdad, que también hemos tenido oportunidad de tratar en este Parlamento.

La red, que cuenta con más de 224 centros de todas las etapas, es un recurso educativo que pretende coordinar, dinamizar e impulsar el trabajo coeducativo que se está implementando en los centros. Sirve, a su vez, para compartir experiencias que desde la perspectiva de género transformen la vida de las aulas en todas sus dimensiones e intercambiar materiales pedagógicos que contribuyan al desarrollo integral del alumnado y de esta forma contribuir a la visibilización del esfuerzo coeducativo realizado en los centros de Canarias.

Para completar el trabajo presencial de las reuniones de coordinación de la red, se cuenta con un espacio virtual que constituye una vía de intercambio de experiencias y de recursos, existiendo un apartado específico con recursos educativos para el tratamiento LGTBI. Además, para los centros que no integran la red, existe un blog de igualdad en el que comparten las experiencias y actividades de otros centros.

Dentro del ámbito de la formación, destaca la acreditación para la igualdad en el centro educativo, cuyo objetivo es disponer de personas capacitadas y acreditadas responsables de la dinamización de las propuestas que sean necesarias para el logro de la igualdad de hecho entre mujeres y hombres en el centro educativo y en su entorno. Entre sus funciones, está realizar y dinamizar propuestas de actividades y de acciones de formación para profesorado, familias y asociaciones de madres y padres en materia de igualdad entre hombres y mujeres, así como de prevención de la violencia de género y de la LGTBI-fobia, insistiendo en el principio de corresponsabilidad. Este proceso de acreditación lleva aparejada una formación online y, entre los contenidos del curso, se encuentra un bloque dedicado a la identidad sexual: transexualidad. En concreto, su módulo VI lleva por título La Diversidad Afectivo-Sexual y la Prevención de la LGTBI-Fobia. La convocatoria para el curso 2017/2018 se realizó esta misma mañana y se ofertan 100 plazas para docentes, 10 para inspección y 14 para asesorías de CEP.

Por otro lado, para que cualquier profesor o profesora, maestro o maestra, pueda incorporar los valores de igualdad, la perspectiva de género, la prevención de la violencia de género y el respeto a la diversidad afectivo-sexual en los currículos se cuenta con guías didácticas, manual LGTBI, situaciones de aprendizaje que sirven de modelo y que se difunden a través de acciones presenciales y de la página web de la consejería, de la plataforma virtual de la Red Canaria de Escuelas para la Igualdad, del blog de igualdad y convivencia y del resto, y del espacio web de recursos de igualdad de género.

En cuanto a la realidad administrativa de los y las menores trans, se ha implementado en Pincel Ekade, el aplicativo por el que los centros gestionan la información del alumnado, una funcionalidad de no discriminación por motivos de identidad y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, para que en los informes no oficiales que se generen se muestre el nombre y el sexo sentido de las personas transexuales. Así se facilita que se nombre a las personas siempre de acuerdo con la identidad que sienten como propia.

Dentro de las medidas integradoras, también está prevista la celebración de encuentros, de intercambios de experiencias, la coordinación con los colectivos LGTBI y otras entidades e instituciones sociocomunitarias comprometidas en la lucha por la igualdad. De hecho, la semana pasada ya tuvo lugar la II Convivencia de Trans Familias Canarias, con la colaboración, por supuesto, de la consejería. Además este colectivo tiene también presencia en el plan anual de acciones formativas en educación afectivo-sexual que desarrolla la consejería y está prevista la convocatoria para el desarrollo de proyectos y concursos que ayuden a su visibilización e integración, así como la celebración de jornadas de sensibilización LGTBI cada dos años.

En resumen, señorías, en la Consejería de Educación y Universidades trabajamos para contar con un sistema cada vez más inclusivo...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, consejera, y concluya. Un minuto más.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señora presidenta.

...en el que las diferencias de cualquier tipo sean abordadas siempre desde la perspectiva de la normalidad y el respeto y, si en ese camino inclusivo percibimos oportunidades de mejora o detectamos que algún colectivo en concreto necesita de acciones específicas, hacemos lo posible por atenderlas, como es el caso del colectivo trans, que requería de una actualización normativa en los protocolos de actuación para garantizar plenamente sus derechos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.

Turno ahora para los grupos. Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías; buenas tardes, señora consejera.

Señora consejera, nosotros entendemos que se está haciendo un buen trabajo desde la Consejería de Educación en materia de transexualidad.

El pasado mes de septiembre se publicó el Protocolo para el acompañamiento al alumnado trans y atención a la diversidad de género en los centros educativos de Canarias. Protocolo que ha contado con la participación de asociaciones y colectivos de LGTBI, algo que es acertado ya que también servirá como complemento de la Ley 8/2014, y el cual contendrá las claves para diseñar e implementar las líneas maestras de atención educativa relacionadas con la identidad de género. En este sentido, nos gustaría saber si se va a dar formación específica al profesorado durante este curso para que tenga las herramientas necesarias para ponerlo en práctica cuando el alumnado o las familias así lo requieran. Que, por cierto, es primordial que se ponga al servicio del profesorado de los centros de todas las islas, así como que se haga una actuación especial para que los compañeros del alumno trans conozcan de primera mano el proceso y se normalice la situación, para así poder evitar cualquier tipo de acoso a estos alumnos y así también poder reforzar la educación inclusiva.

Sabemos que desde este curso los centros también cuentan con el Plan para la Igualdad y la Prevención de la Violencia de Género y que se está trabajando en la educación afectivo-sexual. Debemos impulsar la información y el asesoramiento que se presta a toda la comunidad educativa.

Nos gustaría saber también cómo marcha la implantación de la figura de los agentes zonales de igualdad, porque no sabemos muy bien cómo funcionan, cuántos hay, de qué manera están distribuidos, cuáles son exactamente las funciones que tienen...

La semana pasada tuvo lugar la II Convivencia de Trans Familias Canarias, una medida también muy acertada para seguir impulsando el modelo de escuela más inclusiva. Hay que seguir potenciando estas acciones y tratar de que se den de forma global en todos los centros, para que no se quede al fin y al cabo en un encuentro puntual.

La educación es clave para todos los aspectos de nuestra vida. En un futuro esos niños serán adultos y la igualdad que usted y que yo y todos los que estamos en esta sala... está por encima de todo. Por encima de todo somos personas, independientemente de nuestra sexualidad. Es fundamental educar desde el respeto y la diversidad, libre de actitudes sexistas, erradicando cualquier tipo de estereotipo y poniendo por encima de todo que, ante cualquier diversidad, todos somos personas. Por eso la importancia que tiene educar en igualdad.

Es necesario cambiar ciertos roles, quitar prejuicios que nos vienen impuestos por nuestra propia sociedad y transformarlos para crear ambiente sano y respetuoso, y más entre nuestros niños.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para Nueva Canarias. El señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Cuando hablamos de educar en valores, educar en igualdad, yo creo que representa de lo que hoy estamos hablando. Representa, obviamente, muchísimos aspectos, pero cuando finalmente algunos de nuestros menores transexuales decide dar el salto, cuando por fin conseguimos poco a poco ir rompiendo los muros que la sociedad había levantado sobre este aspecto, cuando conseguimos que sus padres, sus madres, consigan aceptar, con mucho esfuerzo, durante muchísimo tiempo, la realidad de cada uno de estos niños y niñas, que luego en la escuela se encontraran con otro muro, eso era imperdonable para una sociedad y para un sistema educativo. Y eso sucedía. Sucedía en el conjunto del Estado español y sucedía en algunos sitios, de Canarias también. Lamentablemente comprobábamos, de manera especial, cómo en algunos centros financiados con dinero público se discriminaba a menores transexuales. Afortunadamente los cambios normativos han ido impidiendo ese aspecto.

Por tanto, toda la regulación, todos los protocolos que se han ido incorporando, el más reciente el pasado mes de septiembre, vienen a avanzar precisamente en un sistema educativo que apuesta de verdad por valores, que apuesta de verdad por igualdad en su máxima expresión. En ese sentido yo creo que tenemos que felicitarnos.

Hay que seguir avanzando, porque desgraciadamente hay que seguir rompiendo muros en la sociedad; desgraciadamente hay que seguir trabajando y concienciando a muchos padres y madres aún y probablemente dentro del propio sistema educativo tengamos que derribar algún muro más dentro de un sistema, dentro de un centro o la visión particular de algún docente. Pero vamos en el camino y en ese sentido creo que es importante.

Cuando por fin consigamos abordar la transexualidad de una manera positiva y no estigmatizada creo que habremos logrado, el conjunto de los canarios y canarias, que la transexualidad pase a ser una opción que ha elegido libremente, porque así se siente, un niño, una niña, cualquier joven, cualquier adulto, pero obviamente, cuando hablamos de estas edades, muchísimo más. Sabemos de la dureza para cualquier adulto para afrontar esto durante mucho tiempo y sabemos también, desgraciadamente, cómo se manifiesta, digamos, ese bullying, por llamarlo de alguna forma, durante muchísimo tiempo dentro del propio alumnado.

Por tanto, es una tarea que nos compete a todos, que debemos trabajar todos, que debemos seguir rompiendo para, como decía con anterioridad, poder presumir algún día de un sistema educativo pleno, un sistema educativo que educa en valores, que acepta al ser humano, independientemente de su condición sexual o de su condición de género.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Turno ahora para el Grupo Podemos. Pero antes permitan que salude a los alumnos y alumnas del CEPA del Puerto de la Cruz. Gracias por estar aquí hoy con nosotros, con nosotras.

María del Río, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes. Señora consejera.

Todos los pasos que se den para mejorar la igualdad de nuestros centros educativos son bienvenidos y de esa manera recibimos este nuevo protocolo. Pero lo que nos preocupa, y de esto queríamos hablar, es que, sabiendo que la realidad de las personas trans, de los niños y las niñas trans, es poco conocida y es una realidad muy estigmatizada, que realmente lo pasan mal, lo que queremos saber es cómo se va a impartir después este protocolo dentro de los centros formativos. Nos preocupa mucho porque no solamente hace falta el texto, hace falta también el contexto y cómo se va a trabajar.

Y para tener centros educativos libres de transfobias necesitamos de manera urgente -usted ha citado algo pero yo creo que debemos insistir- formación para los equipos de orientación, que es donde primero van a llegar las realidades de estos menores, para el orientador y la orientadora; necesitamos formación para los equipos directivos y para los agentes de igualdad en los centros, que son quienes año tras año deben ir incorporando nuevos enfoques en sus centros, para que la realidad trans no sea siempre tratada desde una visión de conflicto; y necesitamos también, con respecto al profesorado... Nos piden los colectivos que esta formación con respecto al profesorado se complemente desde las experiencias vividas y que sean las propias personas transexuales las que impartan parte de la formación a estos profesionales de la educación. Proponen que se sensibilice sobre esta realidad ya desde la educación primaria, abordando la enseñanza en todas las etapas, desde un punto de vista más respetuoso con la identidad de género y no tan cisexista.

¿Ustedes saben, por ejemplo, qué significa la palabra "cisexual"? Yo creo que muchas de las personas que estamos aquí no lo sabemos, porque nosotros no nos tenemos que definir frente a los transexuales. Cisexuales somos las personas que nuestro género, nuestra identidad de género y nuestra identidad biológica coinciden. Pero no tenemos por qué explicarnos porque formamos parte de las personas privilegiadas que no tenemos por qué enfrentarnos a discriminaciones por ser diferentes. Ni siquiera conocemos eso, las palabras con las cuales nos podemos definir.

Nos proponen, por ejemplo, y para trabajar desde la primaria, utilizar diferentes formas de nominar las cosas. Hablar de "aparato reproductor femenino o masculino", en vez de esto empezar a llamarlo "aparato gestante o aparato fertilizante".

Pero, volviendo al espacio educativo, tenemos que mirar especialmente los espacios de mayor riesgo, donde la transfobia se forma, se torna más virulenta: en los pasillos, los baños, los comedores, en los recreos. Esos espacios donde no hay personas adultas supervisando y que son los espacios propios donde se suelen dar los acosos de todo tipo y también de las personas transexuales.

Cuesta mantener la mirada cuando un adolescente trans te narra lo que puede suponer para él o para ella ir sin su grupo de apoyo desde el comedor al baño o cómo se sienten cuando en los listados publicados en tablones no se respeta su nombre sentido. ¿Cuántos chicos y chicas trans no logran soportar la presión y acaban abandonando sus estudios de la ESO?

No me queda más tiempo pero seguiremos...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno ahora para el Grupo Popular. La señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera, ciudadanos de Canarias.

Después de escuchar a los distintos portavoces podemos llegar a una conclusión muy contundente, que también coincide con el informe del Defensor del Pueblo, y es que la orientación sexual y la identidad de género son factores que colocan al alumnado en un altísimo riesgo de sufrir acoso escolar. Por eso tenemos que garantizar que los centros de enseñanza sean lugares más seguros para aquellas personas que no responden a las expectativas de género y que no comparten los roles sexuales de la mayoría. Es necesaria mucha pedagogía, señorías, empezando por los partidos políticos, siguiendo por toda la sociedad y, por lo tanto, la parte más importante es la escuela, con el profesorado, con los padres, con los alumnos.

Muchas veces la falta de información y de conocimiento de la realidad impide dar una solución en materia de transexualidad en el sistema educativo. El desconocimiento, esta es la razón por la que muchas veces el acoso homofóbico o transfóbico está fuertemente invisibilizado, es desconocido por parte de educadores y también por parte de muchas familias. Con frecuencia es ocultado, bien porque no se sabe cómo actuar o porque el motivo del acoso se considera vergonzante. Esta es la realidad y por ello tenemos que poner todos los esfuerzos y la esperanza en que, si se visibiliza la diversidad afectivo-sexual y familiar en los centros educativos, esta visibilización irá acompañada de una drástica reducción de los niveles de rechazo y violencia por motivo de la orientación sexual o identidad de género.

Por eso, señorías, señora consejera, me voy a permitir plantear recomendaciones en las que debemos poner todos los esfuerzos y que también coinciden con las recomendaciones hechas por el Defensor del Pueblo. Canarias necesita un estudio, señora consejera, que permita conocer en profundidad la realidad y la problemática de los jóvenes LGTBI; conocer toda la realidad, que no la tenemos, para poder empezar a evaluar, a diagnosticar y sobre todo a no equivocarnos en las soluciones. Necesitamos un plan urgente de prevención del acoso homofóbico y transfóbico y del riesgo de suicidio que ello implica, y que también tenemos que hablar de él. Tenemos que facilitar más información al profesorado y a los profesionales que trabajan con menores e incorporar la afectividad, afectivo-social, la diversidad, en nuestros currículos; y tenemos que acentuar los esfuerzos en el trabajo conjunto de madres, padres, tutores, la comunidad educativa, el consejo escolar, junto con esos agentes zonales de igualdad, para que garanticen que en todos los centros de Canarias, en todas las islas, se trabaje de igual manera la transexualidad.

Nada más y muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Montelongo.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. La señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta. Señora consejera, señorías: buenas tardes.

Primero que nada, agradecer a la señora Carmen Ventura haber presentado este tema tan importante para muchas familias en Canarias, pero sobre todo para los niños y niñas transexuales que tenemos en nuestros centros educativos, y sobre todo también porque es vital para que, a través de la comunidad educativa, nuestra sociedad sea capaz de dar pasos adelante definitivos, justos y necesarios.

Es cierto que Canarias ya tiene una normativa, la Ley canaria 8/2014, del 28 de octubre, y ahí el título IV, artículos 14 y 15, nos habla, incluso hace referencia a la atención educativa y social de las personas transexuales. Decir que ya se han venido tomando medidas parciales desde hace años, pero sí me gustaría poner en valor la elaboración del protocolo que está comentando la señora consejera y que ya se lleva a cabo en nuestros centros educativos, un protocolo fruto de la colaboración con varios colectivos y asociaciones LGTBI, y precisamente gracias a ese protocolo han convertido a Canarias en un referente para otras comunidades.

La señora consejera ya ha explicado perfectamente el protocolo, pero a mí me gustaría resaltar algo muy importante, que usted hacía referencia, que se aprobó en el Congreso, pero es que este protocolo incluso se adelanta a lo que se aprobó en el Congreso el 28. Hace referencia a que la puesta en marcha del protocolo en ningún caso estará condicionada a la previa exhibición de informe médico-psicológico alguno, es decir, el protocolo se inicia al cumplimentar el anexo II del documento.

Hablando con las familias, me explicaban que todos y todas tenemos que entender que nacer con una genitalidad con la que no se sienten identificados no es sinónimo de necesitar un diagnóstico que les diga que padecen un trastorno. Pasar por médicos, psicólogos, fiscales, jueces, para que en su documento aparezca el sexo sentido -el que siempre han sido, porque no se hace transexual a lo largo de la vida, se nace siendo transexual, el que la sociedad no conozca esta realidad no normaliza a las personas trans- es el primer motivo de discriminación. Y es ahí donde tenemos que seguir.

Ya se lleva trabajando, como decía, pero tenemos que seguir trabajando, señora consejera. Los contenidos que se trabajan en los centros educativos tienen que contener la realidad trans. Los materiales, los libros, los recursos que se utilizan en el aula tienen que contener la realidad trans. Y me parece muy bien incluso el glosario, que parece que algunos no lo han visto, pero el protocolo tiene un glosario que explica y tenemos que hablar en nuestras clases de sexo sentido, de sexo registral, de personas trans, de persona cisexual, porque es la forma de naturalizar a todas las personas trans. El desconocimiento de esta realidad hace que tengamos miedos y prejuicios...

La señora PRESIDENTA: Señora García, sabe que en este tiempo lamentablemente no le puedo dar más tiempo. Lo sabe. Gracias.

Turno para el grupo proponente. Señora Ventura, Grupo Socialista.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Bien.

Señora consejera, evidentemente nos alegramos desde el Grupo Parlamentario Socialista de la aprobación de este protocolo. Es un avance. Pero, lo hemos visto, efectivamente, en el artículo 14 y 15 de la ley, no es esa la única medida que se establece. Es desde luego una herramienta importantísima y además es necesario aplicarlo. Acaba de aprobarse el protocolo, ahora hay que trabajar en su aplicación.

Es verdad que, como digo, es una herramienta útil y que no se va a aplicar en dos días, también es cierto. Yo podría, en estos días trabajando, viendo el ejemplo, el caso de una familia que conozco, un caso muy triste, de un niño que hoy es una niña, y podría contarles el sufrimiento de la familia para conseguir ese trato igualitario en el colegio, donde hasta en las listas, a la hora de llamar o de publicar sus notas y sus evaluaciones, pues, había que convencerles de que no era el nombre masculino sino el femenino. Claro que no tiene que mostrar ahí los informes médicos ni psicológicos, se supone que es en el trámite...; o hasta ahora se recogía en el trámite de ese proceso de cambio de la identidad o de la identificación en el procedimiento administrativo, el que ahora no se requiere, no se exige. Por supuesto está perfecto que el protocolo no lo establezca, pero faltaría más que se exigiera en el ámbito educativo cuando lo que estamos haciendo es quitándolo del trámite de reconocimiento de la identidad.

En cualquier caso, efectivamente este es un avance pero entendemos que hay que seguir trabajando. La formación es esencial para el profesorado, para el personal docente en los centros educativos, el acompañamiento a las familias, de forma que el sistema educativo sea un espacio de respeto y de tolerancia libre de toda agresión o discriminación por motivos de identidad de género y que dé amparo a los estudiantes, a los profesores y a las familias que lo componen.

Una de cada mil personas, según los datos que he consultado, en España una de cada mil personas es transexual. El porcentaje de suicidios en adolescentes es un 30 % más elevado que en el resto de adolescentes. Por tanto, hay que tener una atención especial y un esfuerzo mayor en este aspecto.

Entendemos que desde la administración educativa, como decía, el artículo 14 y 15, no solamente con el protocolo lo resolvemos todo, que ya es un avance, pero además deben emprenderse programas de capacitación y sensibilización, capacitación para el profesorado, para el personal de los centros educativos, y además la sensibilización, porque, efectivamente, tenemos un documento pero hay que aplicarlo y comprobar que eso se cumple. ¿Cómo lo va a hacer, señora consejera, cómo se va a hacer esa vigilancia, qué tipo de medidas, qué programas de educación y de capacitación para alcanzar esa eliminación de actitudes y prácticas prejuiciosas o discriminatorias dentro del ámbito educativo, que muchas veces se dan incluso entre los propios alumnos? Estamos hablando de educación, de coeducación.

En este sentido estoy de acuerdo también con algo que ya se ha planteado: nos preguntamos qué estudios, con qué estudios, con qué diagnósticos cuenta Canarias, cuenta el Gobierno de Canarias, a la hora de abordar esta problemática que se da en un grupo de población importante. Las universidades canarias incluyen...; cabría la posibilidad de incluir y fomentar además en todos los ámbitos la formación y la investigación en orientaciones sexuales, identidades de género, transexualidad, estableciendo convenios de colaboración en el marco de aquellas ramas de conocimiento que entran en contacto con la transexualidad. Impulsar la investigación y profundizar en este ámbito para difundir las teorías que de alguna forma refuercen la identidad de género de las personas transexuales, estudios sociológicos y de otra índole que nos den luz en la realidad de las personas transexuales y que sirvan además para orientar y ayudar en los planes de formación que debe realizar el Gobierno, tanto, como digo, para el profesorado como para los propios alumnos y el acompañamiento de sus familias.

En ese sentido esta mañana, además, hablábamos de las carencias o las dificultades para que en el material escolar, en los recursos educativos, en el currículum y en los libros de texto apareciera la diversidad de las familias que hoy conforman esta realidad social, la sociedad en la que vivimos. Todos sabremos y estaremos de acuerdo en que la realidad transexual casi que se invisibiliza, no existen. Si ya veíamos que era difícil que aparecieran distintos modelos de familia, la pregunta es cuál es el modelo de pluralidad y de diversidad que se refleja en los libros de texto, donde estas personas son absolutamente invisibles.

Por tanto, ¿cómo se aseguran, señora consejera, los derechos de los estudiantes, de los docentes, del personal, en el acceso a los servicios en general educativos? Hablamos de cosas tan sencillas como vestuarios, baños, la participación en las actividades escolares por división de sexos y, cuando acuden a uno o a otro, si tienen ya esa libertad reconocida aunque no tengan o estén en el trámite de cambio o de transición de esa identidad en el Registro Civil.

Por tanto, le proponemos, señora consejera, que trabaje en ese sentido. Desde luego que desde la oposición estaremos vigilantes, porque entendemos que es un aspecto muy sensible de nuestra sociedad y es una manera de garantizarnos una sociedad más democrática, más justa y más plural; que el sistema educativo preste atención especial a los menores y se garantice ese desarrollo en la personalidad conforme a la identidad autopercibida de cada una de las personas, evitando esas situaciones de sufrimiento e indefensión.

Desde luego que este protocolo ha sido un avance pero, como digo, no es el recurso definitivo. Y, bueno, tenemos algún ejemplo: la Comunidad de Andalucía aprobó la ley, igual que Canarias, en 2014 y recientemente también ha hecho ya una evaluación bienal, o sea, estos dos años, de las actuaciones de la Administración, porque en este sentido hablamos de educación pero también hay que trabajar en otros ámbitos, como sanidad, como inserción laboral y, en definitiva, medidas sociales. En esa evaluación, que también le proponemos, señora consejera, que se pueda hacer cada par de años, y sobre todo en este protocolo, cuando tiene establecida esa primera evaluación, qué recomendaciones puede tener desde el ámbito directamente de los colectivos que han trabajado en la elaboración del protocolo y los que no han trabajado que quieran participar y además qué medidas correctoras se pueden implantar posteriormente para que este protocolo, junto con otras medidas que seguramente usted tendrá previstas en el ámbito de la educación, tal y como establece la ley... conformarán la mejora de la calidad de vida de estas personas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Señora consejera, para cerrar esta comparecencia.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señorías.

Yo la verdad es que siento mucho que algunos de los intervinientes se enteraran aquí hoy de que teníamos este protocolo. A lo mejor no le hemos dado la difusión suficiente. Tomaré nota pero desde luego que sepan que ha sido, pues, quizás una de las actuaciones, acciones, normas, documentos, como lo queramos llamar, en la que hemos puesto todos los sentidos. Si ya lo hacemos con cualquier cosa que hacemos, porque el área educativa lo requiere, precisamente en este asunto hemos puesto especial atención, especial participación, y yo debo reconocer que hubo un momento en el que temí que pudiera tener algún problema. Por eso tuvimos muy claro que, además de crear ese grupo de trabajo, en el que estuviese no solo toda la parte de la Administración que tenía que estar sino evidentemente los colectivos, que era la gran demanda de ellos, consideramos que debíamos ir a explicarlo al Consejo Escolar, y así lo hicimos. Fueron los técnicos, fueron las personas que han trabajado -que además aprovecho esta ocasión, porque sé que además estaban pendientes de esta comparecencia... Les felicito por el gran trabajo que han hecho-. Pues fueron a explicarlo al Consejo Escolar, precisamente a la comisión de igualdad que se creó para elaborar el plan de igualdad, del que forma parte también, y menciona este protocolo. Y tengo que decir que no estuve presente pero sí me llegaron todas las felicitaciones del Consejo Escolar por esta iniciativa. Iniciativa que viene a responder a una demanda planteada aquí, y planteada por los propios colectivos, y a corregir las instrucciones que había anteriormente, que incluso habían sido contradichas de alguna manera por la propia ley, porque hablaban de disforia de género y hablaban incluso, pues, de la patologización de la transexualidad.

La compañera de Coalición Canaria me pedía que leyera el protocolo, pues, supongo que haciendo referencia a las intervenciones que aquí no solo no sabían que existía el protocolo y entonces evidentemente no se lo han podido leer. Yo les invito a que se lo lean, a que lo vean, está colgado en la página web. Es un protocolo que no solamente habla de qué se hace en un centro cuando surge esta realidad, quién lo comunica, de si quien lo pone en conocimiento es la familia o los representantes legales o quien lo pone en conocimiento es cualquier miembro de la comunidad educativa o lo pone en conocimiento el propio alumno o alumna, cuáles son los pasos, a quién se dirige, qué actuaciones, cómo se organiza el centro, sino que además incluye una serie completa de acciones que va en la línea de todo o de la mayoría de las cosas que ustedes han planteado aquí: la formación, el acompañamiento...

Y, bueno, no voy a leer el protocolo entero, perdóname, Lola, pero no me va a dar tiempo, pero sí desde luego voy a leer por lo menos las actuaciones generales. "Facilitar procesos de inclusión, protección, sensibilización, acompañamiento y asesoramiento al alumnado, personal docente y no docente, profesionales, tutores o representantes legales; integrar la perspectiva coeducativa en todos los ámbitos del centro; establecer pautas de actuación para el pleno reconocimiento y respeto a la identidad de género o expresión de género manifestada; incluir acciones de información, sensibilización y naturalización de la diversidad sexual; contactar con las asociaciones LGTBI de la comunidad de Canarias para obtener formación y orientación de profesionales; introducir elementos de mejora en el plan de convivencia y de igualdad que prevengan el acoso escolar por motivos de identidad de género".

Y como actuaciones concretas: "La comunidad educativa deberá dirigirse al alumnado por el nombre y/o pronombre elegido. El centro deberá adecuar la documentación administrativa en el aplicativo Pincel Ekade -listas de clase, listados de comedor y transporte, boletín de calificaciones, exámenes, carné de estudiante, etcétera- al nombre e identidad de género sentida, figurando tales circunstancias en la misma forma en que aparezca el nombre y el sexo o género del resto del alumnado. El expediente oficial y las actas deberán mantener el nombre registral hasta que se modifique en el Registro Civil. Una vez de producirse la modificación en el Registro Civil, el centro educativo lo comunicará a la Inspección de Educación, que procederá de acuerdo al protocolo establecido al efecto. El centro garantizará la confidencialidad de los datos del alumnado que realice el proceso de tránsito. El alumnado trans será libre de elegir su vestimenta. Si existe la obligatoriedad de uniforme, podrá vestir el acorde a su identidad de género. Se permitirá el acceso a aseos y vestuarios acordes a su identidad de género. El centro facilitará, por el bienestar del alumno, y en la medida de sus posibilidades organizativas, la figura de una tutoría afectiva. Activar en caso necesario el protocolo de acoso escolar y establecer las acciones necesarias de carácter inmediato".

Son algunas de las acciones que están recogidas en el protocolo, que de verdad les invito a que lo vean, a que le echen un vistazo, a que lo lean, porque además creo que lo debemos conocer todos y debemos facilitar a quien no lo conozca su existencia. Sí es cierto que al mismo tiempo fue comunicado a, antes de su publicación, todos los equipos directivos de los centros, la inspección, porque precisamente era algo que era muy demandado y ha sido muy bien acogido por los centros, porque entienden que ahora saben qué hacer.

Por dar alguna respuesta al grupo, a la Agrupación Socialista Gomera, ya le comento que en el protocolo hay muchas de las acciones, aunque sí tengo claro que usted lo conocía perfectamente.

De la intervención de Nueva Canarias, del señor Campos, le dije que no había apuntado nada, porque la verdad es que, además, la mayor parte del tiempo estaba pensando en su compañera senadora y en la intervención que vi en el Senado, a la que felicito -y espero que usted le traslade mi felicitación- por haber llevado a una comparecencia a la presidenta de Chrysallis, de la asociación de transexuales, porque creo que fue muy reveladora. Escuchar a una madre cómo explica su realidad, creo que aprendemos más que todo lo que podamos leer o podamos escribir. Creo que además, bueno, porque así fue, recibió la felicitación de todos los senadores y senadoras presentes, y fue precisamente su compañera la que nombró este protocolo, que sí conocía perfectamente, que incluso dijo sentirse orgullosa de que en su comunidad autónoma existiese y lo hubiésemos hecho. Y evidentemente es un trabajo de toda la comunidad educativa y fundamentalmente de quien más lo exigía, de los colectivos y de los propios centros que se encuentran con esta realidad.

A Podemos decirle que toda esa formación que usted plantea evidentemente está en el protocolo, pero también está en el plan de igualdad, del que aún no hemos hablado aquí pero que hablaremos próximamente; también está en el Plan de Atención a la Diversidad, del que ya sí que hablamos aquí; y también afecta al plan que estamos elaborando, de forma participativa, contra la violencia infantojuvenil.

Por lo tanto, el protocolo ya está, señora Ventura, y por supuesto no acaba aquí el trabajo. El trabajo está empezando, la ley, el desarrollo de la ley está también...; podía haber estado más avanzado en este año en el que la responsabilidad estaba en el Partido Socialista, pero desde luego la consejera actual está trabajando ya, reuniendo a los colectivos para desarrollar esa ley, en la que participaremos el resto de consejerías.

Reconocer, antes de finalizar, el gran trabajo, el gran esfuerzo, la gran valentía de todas las familias, de todos los colectivos que se encuentran en esta realidad y desde luego creo que desde esta Cámara lo que más podemos hacer es apoyarlo, defenderlo y sobre todo estar al lado de los centros educativos y de las familias.

Muchas gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1007 Sobre -Consejera de Educación y Universidades-, sobre actuaciones en materia de transexualidad en el sistema educativo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico