Diario de Sesiones 72/2017, de fecha 5/4/2017
Punto 7

9L/C-0967 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE EL DESARROLLO TURÍSTICO DE LAS ISLAS VERDES.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia, instada la consejera de Turismo, Cultura y Deportes por el Grupo Nacionalista Canario, sobre el desarrollo turístico de las islas verdes.

Para su defensa, señor Castro.

El señor CASTRO CORDOBEZ: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, muy buenos días a todas y a todos.

La responsabilidad de los que nos sentamos en esta Cámara es la de defender los intereses de todas las islas y todos los ciudadanos de Canarias. Y es en ese deber que conviene traer, oportunamente, con rigor y también con entusiasmo los asuntos que afectan a cualquier parte del territorio y a cualquier segmento de la ciudadanía, porque, en definitiva, son los intereses de Canarias. Canarias no será igual si sigue habiendo diferencias de oportunidades entre unos ciudadanos y otros.

En esa disposición, me dirijo hoy a la Cámara, en nombre de mi grupo parlamentario, para hablar un poco de desequilibrios y desajustes en el desarrollo del conjunto de las islas y defender el derecho de igualdad de oportunidades.

Señora consejera, créame que el propósito de mi intervención, en nombre de nuestro grupo, es compartir y alentar el trabajo que está haciendo, el trabajo que usted tiene en marcha, y, en este caso, hablar también y reflexionar entre todos para las oportunidades que se abren para tres islas que aspiran a un legítimo horizonte de desarrollo en el sector turístico.

Está recientemente aprobada la conocida por ley de las islas verdes -y quiero aprovechar la oportunidad, porque mi intervención va en el sentido de reflexión, para apoyar al Gobierno en la tarea que está haciendo y en la que se tiene que hacer en el futuro en estas islas-, una ley apoyada íntegramente y legítimamente por todos los diputados de estas tres islas, de las fuerzas políticas que representamos a estas tres islas. Apoyo político y democrático y legítimo, por tanto, en ayuntamientos y en cabildos de estas islas.

Y hoy queremos compartir con todas sus señorías, quiero compartir con sus señorías, las aspiraciones y los objetivos de esperanza de El Hierro, La Gomera y La Palma con la entrada en vigor de la ley de islas verdes. Vean, por tanto, en mis palabras el respaldo para que usted y el Gobierno de Canarias -porque no es solo una cuestión de turismo- hagan su trabajo, y en la certeza de que una labor decidida, diligente y entusiasta es lo que esperan los canarios de estas islas de quienes tenemos la responsabilidad y el honor de representarlos.

En la década de los sesenta, cuando el turismo se abrió como vía de expansión económica en Canarias, tres islas quedaron fuera de esta alternativa; yo diría que cuatro, incluida Fuerteventura, que luego, afortunadamente, tuvo la oportunidad de incorporarse al desarrollo turístico. La democracia, el Estatuto de Autonomía, el autogobierno trajeron mayores cotas de desarrollo a nuestra tierra. El crecimiento de Canarias, una vez más, a pesar de eso, no tuvo el mismo ritmo para todas las islas, y han tenido que transcurrir varias décadas para que tres islas puedan aspirar a un modelo turístico propio y ofrecer nuevos incentivos a un potente destino mundial.

Hemos contado años y empeños perdidos. Una ley de buenas intenciones e imposible desarrollo -la Ley 6/2002, que tuvimos que reformar ahora- no tuvo, no cumplió la finalidad que planteaba con su aprobación, y hemos tenido que mejorarla y desarrollarla actualmente.

Quisiera, si me lo permiten, leer lo que decía aquella Ley 6/2002 y que mantiene la actual Ley 2/2016 en su exposición de motivos: instaurar y regular un modelo territorial de desarrollo turístico específico para El Hierro, La Gomera y La Palma con el paisaje como elemento identificador de la oferta turística para generar riqueza económica, y que requiere un amplio conjunto de acciones institucionales...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ¿Un minuto más, don Antonio? ¿Sí?

El señor CASTRO CORDOBEZ: Pues luego tendré la oportunidad de continuar. En fin, muchísimas... ¿Tengo un minuto o...?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Sí, sí.

El señor CASTRO CORDOBEZ: Sí. Tendría un minuto.

Entonces, en conclusión de esta intervención, como han visto, señorías, no es tanto que hoy el Gobierno nos diga lo que está haciendo la señora consejera, que nos consta que tiene muy asumido este criterio, sino una reflexión para que todos sepamos claramente, porque a lo mejor no hemos tenido suficientes oportunidades de valorar lo que tenemos entre manos y hacer, porque la impresión, el sentimiento que tiene quien les habla es que estamos más perdidos en cuestiones de formas que de fondo, y las necesidades son urgentes.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, don Antonio.

Para su primera intervención, señora consejera de Cultura, Turismo y Deportes.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Las singularidades territoriales de cada una de las islas Canarias hacen que, como ustedes saben de primera mano, sea difícil la implementación de medidas homogéneas cada vez que intentamos aplicar políticas regionales de cara a favorecer, sobre todo, su desarrollo territorial y económico. Es una singularidad que forma parte de su atractivo, de su carácter de ocho continentes en miniatura que permiten que se vuelvan hacia nosotros los ojos de millones de turistas que cada año llegan a nuestros puertos y aeropuertos.

Hace pocos meses, conscientes de la necesidad de aplicar en las islas occidentales mecanismos especiales capaces de potenciar su crecimiento en base a un atractivo turístico, se modificó la norma que venía regulando la ordenación territorial de la actividad turística en las mismas.

La difícil coyuntura socioeconómica que atraviesan dichas islas requiere, además, la adopción de medidas dirigidas a la ejecución de lo planificado en materia turística desde hace más de una década y se desarrollen otras de carácter extraordinario. Por ello, todos vivimos la necesidad de introducir en el sistema de ordenación turística de estas islas este nuevo instrumento, que usted citaba, de planeamiento de carácter singular y especialidad turística, esta Ley 2/2016, una norma que todo el mundo conoce ya como la ley de las islas verdes.

La potenciación desde mi competencia, Turismo, Cultura, Deportes, de dichas islas se va a desarrollar, fundamentalmente, en diferentes frentes. Por un lado, la promoción turística de las mismas en el exterior como parte del fomento de la marca Islas Canarias, pero orientándola hacia un segmento de visitantes diferenciado. También actuaremos en la generación de infraestructuras turísticas respetuosas con el medioambiente sobre la base de un documento, el Pitcan -Plan de Infraestructuras Turísticas de Canarias-, que ahora les hablaremos de él; y el impulso, por supuesto, también, a la formación. En definitiva, todo lo que nuestra consejería, todas las competencias de nuestra consejería, puede aportar, por supuesto, a estas islas también.

Desde el punto de vista de la promoción. La Palma, La Gomera y El Hierro son tres destinos turísticos únicos y con un alto potencial en nuestros mercados europeos solo supeditado a su propia orografía, que convierte en compleja la llegada masiva de visitantes a través de sus puertos y/o aeropuertos. En 2016, algo más de 277 000 turistas se alojaron en La Palma, 175 000 en La Gomera y algo más de 21 000 en El Hierro; 20 % más en La Palma, un 2 % más en La Gomera y un 29 % más que el año anterior en El Hierro, respectivamente.

Son cifras esperanzadoras, de mejora y de crecimiento, y es en este sentido en el que debemos perseverar, cada uno en nuestro ámbito. Por parte del Gobierno, y desde la perspectiva promocional, estamos impulsando la diversificación de clientes para atraer turistas motivados por actividades y experiencias que estas tres islas, como las demás, ofrecen en grado óptimo.

La estrategia promocional para estas islas, desarrollada por el Gobierno a través de Promotur, se integra, como no podía ser de otra forma, en la marca Islas Canarias y lo hace con el convencimiento del gran valor que dicha marca también aporta a los destinos insulares, a los que respalda, pero también atendiendo a sus propias potencialidades. No nos gusta hablar de Canarias como un destino turístico único y homogéneo, sino como un conjunto de ocho destinos turísticos diferentes, distintos entre ellos y distintos a otros destinos turísticos del mundo, cada uno de ellos, cada una de nuestras islas, incluida La Graciosa, ofrece experiencias y valores singulares sobre los que construir una propuesta de valor propia y atractiva para los visitantes y capaz de generar riqueza y empleo para toda la sociedad.

Sin embargo, esta excepcional diversidad de destinos, de paisajes y de tipología y oferta turística no resulta incompatible con los muchos valores comunes que comparten las islas a la hora de promocionarse en el mercado. Son muchas las virtudes que nuestros visitantes reconocen y valoran positivamente en cualquiera de las islas y todas ellas les impulsan a conocer y disfrutar del resto de las islas una vez conocida otra. Nuestro exitoso índice de repetición, por encima del 76 %, se debe en parte a esa diversidad de destinos, que permiten conocer en cada viaje una Canarias diferente.

La marca Islas Canarias representa y proyecta al mercado todos esos valores y atributos comunes, y lo hacemos, creemos, con eficiencia, puesto que esa concentración de recursos y esfuerzos optimiza la inversión que requiere atender a veinte mercados de origen en distintos países de Europa según el plan de márquetin anual de la marca Islas Canarias, que, además, hablamos, en ese plan, en quince idiomas diferentes.

Obviamente, todo es mejorable y en esa línea se encuentra nuestro empeño personal y político de impulsar el crecimiento sostenido y razonable en La Palma, La Gomera y El Hierro. Pero para que la marca pueda cumplir adecuadamente su misión de promocionar todos los destinos, único cada uno de ellos, debe ir más allá de esos valores compartidos, por eso estamos implementando campañas, acciones y soportes dirigidos a segmentos específicos de clientes.

Como ya he dicho en ocasiones anteriores, no existe un único tipo de turista, ni un único tipo de turismo. Más allá del denominado turismo de sol y playa, existen otros muchos nichos de mercado, de segmentos de clientes que buscan experiencias específicas. Así, la marca desarrolla una acción promocional continuada, dirigida no solo al segmento grande, segmento de sol y playa, que nosotros afrontamos también de una forma renovada y enriquecido, sino a los amantes de la naturaleza, a los apasionados del senderismo, a los practicantes de los deportes en la naturaleza o el submarinismo, entre otros. Los escenarios de La Palma, La Gomera y El Hierro son inmejorables para este perfil de visitante. Para cada uno de ellos desarrollamos un amplio número de iniciativas promocionales en el contexto de las plataformas de comunicación -que he tenido ocasión de poder presentarles aquí, y me lo voy a saltar-, y para ello prima el esfuerzo inversor respecto al volumen de negocio que hoy alcanzan esos segmentos. Es decir, que hemos potenciado esos segmentos en los que La Palma, La Gomera y El Hierro son más fuertes, invirtiendo más recursos.

Esto no significa que desde el Gobierno de Canarias vayamos a marcar las líneas estratégicas de cada isla: son las entidades gestoras de cada uno de los destinos insulares, junto a sus empresarios, los que deben definir sus objetivos y sus segmentos objetivos, ya sean los mencionados, los vinculados a sol y playa, u otros, que es lo que también estamos haciendo, definiendo junto con ellos, pero son ellos los que marcan las líneas a seguir.

El compromiso es firme de impulsar la promoción de la marca y, por tanto, de todos los destinos en esos segmentos con más potencial, y aunque los recursos siempre son escasos para los retos que la promoción turística de Canarias tiene debido a la alta competencia que imponen otros destinos, resulta necesario potenciar nuevas plataformas dirigidas a estos segmentos, que estoy citando, específicos para La Palma, La Gomera y El Hierro.

De cualquier manera, tenemos un largo camino por recorrer. Necesitamos trabajar entre todos, agentes públicos y privados, porque así es posible mejorar el encaje de todas las actuaciones. Una estrategia compartida y asumida y defendida por todos.

Los convenios de colaboración de Promotur Turismo de Canarias con los cabildos, en los que financiamos eventos culturales, eventos deportivos, acciones de comarketing -es una financiación conjunta con los cabildos-, es un ejemplo de esa colaboración para el apoyo específico a cada una de las islas.

También otro ejemplo de tratamiento diferenciado es, por ejemplo, el que estamos haciendo con la isla de El Hierro, que es el desarrollo de un plan específico para la dinamización y promoción turística de esta isla, cumpliendo con una resolución de esta Cámara con ocasión del debate del estado de la nacionalidad del año pasado.

Aunque la isla de El Hierro comparte muchos y relevantes valores con el resto de las islas, sus especiales condiciones en materia de conectividad aérea, su limitada oferta alojativa la alejan del interés de operadores de la modalidad del turismo de masas, pero tiene unas singularidades que exigen un enfoque totalmente diferente y unas potencialidades al margen de los códigos tradicionales. Por tanto, estamos trabajando en ese plan específico de dinamización y promoción turística de El Hierro. Precisamente, esta Semana Santa tenemos una de las acciones, la de santa naturaleza, santo descanso, santa tranquilidad, una de las campañas dentro de ese plan específico de dinamización.

Algunos de los condicionantes que he mencionado constituyen a su vez una gran oportunidad, decía, de El Hierro, para tener un modelo turístico diferente, propio, sostenible y rentable en términos económicos y sumamente atractivo para un gran número de potenciales visitantes. Descubrir esos códigos y comunicarlos y comercializarlos, va a permitir, con eficacia, va a permitir a El Hierro descubrir esos códigos y comunicarlos y comercializarlos, va a permitir, con eficacia, va a permitir a El Hierro convertirse en ese destino turístico diferente y especial capaz de atraer a visitantes de toda Europa interesados en descubrir y disfrutar de un lugar absolutamente extraordinario.

El Gobierno ha encomendado para ese plan a Promotur, este plan de dinamización, con unos fondos de 100 000 euros en el año pasado y 900 000 para este año. El objetivo, como les decía, es doble, la dinamización de la oferta local, es importante trabajar también con el producto, la oferta, para que se adapte progresivamente a las motivaciones e intereses de la demanda de los clientes que nos visitan y de esos nichos de mercado con potencial en esta isla, ¿no?

El programa incluye la promoción como herramienta fundamental para captar nuevos turistas entre esos nichos de mercado mediante una comunicación basada en la creatividad y en el desarrollo de un relato sobre El Hierro que inspira a esos turistas a los que dirigimos y que desencadene en ellos el firme deseo de repetir.

En mi segunda intervención, pues, hablaré también de las actuaciones que tenemos para infraestructuras turísticas, para formación y continúo exponiendo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora consejera.

Turno de los grupos no solicitantes, Grupo Mixto. Señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Bueno, aprovecho para decirles a los diputados del fondo que cuando bajen las escaleras tengan cuidado por si acaso. Y aprovecho también para defender y compartir las palabras del señor Castro Cordobez sobre el derecho a la igualdad de oportunidades, tanto de La Gomera como de El Hierro y de La Palma, de crecer juntos, en conjunto con el resto de islas, y no podemos seguir creciendo a dos velocidades, eso es obvio. Pero también debo destacar que no queremos tampoco crecer copiando el modelo turístico de masas y, de hecho, por nuestras propias características, que, afortunadamente, impiden ese modelo.

También debo felicitar a la señora consejera por las cifras, me parece importante el 20 % en aumento en la isla de La Gomera, y solo recalcarle un pequeño problema que tenemos en esta isla, y creo que le pasa lo mismo a El Hierro y a La Palma, que es que durante los meses de mayo y junio, meses de temporada baja, pues, la afluencia de visitantes es muy muy baja. Entonces, quiero pedirle que estudie esa circunstancia para intentar buscar alguna solución. Estoy seguro de que va a encontrar el compromiso y el apoyo tanto de los cabildos como de los diferentes ayuntamientos y esperamos que con la modificación de la ley turística de las islas verdes se dé un impulso a la generación de empleo en estas islas, así como a una mayor generación de la economía.

Nuestro modelo, como bien han dicho, está basado en la sostenibilidad, basado en la naturaleza, el senderismo, nuestras tradiciones culturales, nuestra belleza paisajística, nuestra gastronomía, etcétera. Herreños, palmeros y gomeros si por algo nos caracterizamos es por el cuidado que hacemos de nuestro territorio; por lo tanto, no creo que esta modificación de la ley vaya a suponer instalar hoteles a diestro y siniestro, es algo que no va con nuestra idiosincrasia y que tampoco vamos a permitir. No queremos un turismo de masas, principalmente porque el trato con los visitantes y la cercanía es otra de las características que tenemos en estas islas. Y, por supuesto, tampoco queremos ser un parque temático de excursiones de un solo día. Eso no es sostenibilidad.

Por ponerle una referencia, La Gomera, que tiene una superficie de 369 kilómetros cuadrados, pues dispone de 600 kilómetros de senderos. Eso indica el modelo turístico por el que apostamos. Pero también se hacen necesarios otros aspectos, como la mejora de las comunicaciones, no tan solo aéreas y portuarias, sino también las de las vías, o sea, las carreteras. Me consta que algunos diputados de visita por La Gomera han tenido que sufrirlas, como el señor Lavandera, que ya me ha comentado en alguna ocasión que pudo disfrutar de las curvas que tenemos en...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno del Grupo de Nueva Canarias. Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías.

No entendí muy bien la razón de la comparecencia, pero supongo que es hablar y opinar sobre estas tres islas queridas y el tema turístico.

Y decir que este Parlamento, desde hace décadas, tiene muy claro que son islas distintas y que el turismo que se pueda generar en esas islas debiera ser también singular, distinto, adaptado a sus circunstancias geográficas, demográficas y a sus condiciones naturales. Y a eso respondió la Ley 6/2002, que, por cierto, salió de la mano de la gente de La Palma, La Gomera y El Hierro, y las seis modificaciones posteriores también vinieron de la mano de las instituciones de esas islas. Y la ley que nos presentó aquí el señor presidente del Cabildo de La Palma venía de su mano. Luego se produjo un cambio sustancial sobre la propuesta que aquí se nos hizo, que algunos entendimos razonable y en la línea de profundizar en un modelo controlable y diferenciado de esas islas, y se le dio la vuelta como a un calcetín dos meses después con enmiendas que cambiaron el título, la exposición de motivos y todos los contenidos; y se introdujeron por un procedimiento que hemos considerado que bordea el fraude en el trámite parlamentario y con unos contenidos que a nosotros nos parece que también bordean la legalidad vigente. Y ya veremos qué dicen los tribunales.

Y ahora hay más modificaciones. En relación con la ley del suelo, ahora hay catorce o quince enmiendas para modificar la ley de hace seis meses, de manera que ojo con endosar las culpas a las normas que hacemos nosotros: la ley del 2002, las seis modificaciones, la propuesta del cabildo, la vuelta de tuerca radicalmente distinta hecha unos meses después y la otra modificación ahora en tramitación en la ley del suelo.

Por lo tanto, nosotros tenemos la posición que tenemos, la hemos expresado, creemos que hay un modelo turístico diferenciado para esas islas, que debe ser así, debe estar más pegado al terreno, a los inversores locales, a las circunstancias, a las calidades y al aporte diferencial que hacen estos territorios.

Siempre hay que tener en cuenta el contexto económico. Ahora tenemos un problema: tenemos un exceso de demanda. Vamos a tener, la próxima década, si el mundo sigue así de mal, una demanda muy importante, por encima de nuestra oferta, y debería ser un buen momento para definir bien nuestro modelo y a quién beneficia.

Por lo tanto, demanda tendremos. También van a tener demanda incluso territorios como este porque es que el mundo está en conflicto y en este terreno se está afectando. Hay que mejorar la conectividad, la formación profesional, incentivar a los inversores locales...; todo esto habrá que hacerlo, pero lo que digo es que una parte importante de lo que nos pasa es que los que promueven estas iniciativas no las han tenido claras, y el mejor ejemplo son las decenas de modificaciones en cuestión de meses.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Señor Castro, señores de Coalición Canaria, ¿qué partido gobernaba en la isla de La Palma y en Canarias cuando se aprobó el plan turístico de esa isla y que los tribunales tumbaron por no tener la evaluación ambiental estratégica? Ustedes. No creo que le vayan a echar la culpa al Tribunal Supremo por haberlo hecho mal. Siempre es mejor echarles la culpa a unos ciudadanos de a pie que denunciaron esa chapuza jurídica sin tener ni servicios jurídicos, ni asesores, ni aparato administrativo que los ayudara.

Desgraciadamente, quienes están defendiendo el interés general de nuestra tierra no son nuestros políticos. Son una panda, como dirían ustedes, de descamisados con chancletas que fueron capaces de poner en jaque a toda una institución como el Cabildo de La Palma y al propio Gobierno de Canarias desmontando su plan turístico de oro en el Tribunal Supremo.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, abandona la Presidencia, que pasa a ocupar la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Pues no contentos con esa sentencia, en vez de cumplirla, el Cabildo de La Palma aprueba en 2016 una estrategia administrativa para decir literalmente por escrito que es para evitar el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo de 2015. Sin cortarse un pelo. Una auténtica vulneración de los derechos fundamentales de la tutela judicial efectiva, que es, ni más ni menos, que el derecho a la ejecución de las sentencias. Según el Tribunal Constitucional, no cumplirlas sería convertir las decisiones judiciales en simples declaraciones de intenciones.

Y en la hoja de ruta de esa estrategia del cabildo estaba modificar la ley de las islas verdes que ya de forma tan torticera se llevó a cabo y se consumó el año pasado. Y ahora llega usted, señor Castro, y le pide a la consejera de Turismo que diga qué actuaciones está haciendo para la isla de La Palma y, además, que lo diga que es para consolidar la oferta turística diferenciada de su modelo singular. Oferta turística diferenciada y modelo singular: señor Castro, que eso ya no existe con la nueva ley de las islas grises, que ya no es verde. Ahora favorecerán el modelo de turismo de masas, el de Fuerteventura, el de Las Américas. Ustedes llaman desarrollo turístico a lo que son simples operaciones especulativas que para nada favorecen el interés general sino el interés de unos cuantos. Por cierto, ¿dónde están esos inversores que iban a llegar corriendo desde que se aprobara la nueva ley? Ahora hay más inseguridad jurídica y por eso no...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra la señora diputada doña Luz Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Señorías.

La entrada en vigor de la Ley 2/2016, la conocida ley de las islas verdes, para modificar la Ley 6/2002, sobre medidas de ordenación territorial de la actividad turística en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, buscaba, tal y como establece su preámbulo, favorecer el establecimiento del modelo definido en la ley y facilitar la implantación de los establecimientos turísticos de pequeña dimensión en los distintos suelos de protección agraria y en los asentamientos agrícolas, impulsando una serie de medidas que regulan específicamente estas actuaciones para compatibilizarlas con la protección y promoción de los recursos medioambientales y paisajísticos y el mantenimiento de la actividad agraria.

Desde mi grupo parlamentario se apostó por este nuevo modelo porque el regulado en el año 2002 no cumplió con sus objetivos. Con esta modificación, tal y como manifestó mi compañero Miguel Jorge, apostamos por un sí rotundo al progreso de estas tres islas. Y, como no podía ser de otra forma, y lo digo, si se me permite, en tono irónico, antes de su entrada en vigor ya se puso en entredicho esta modificación por algunos grupos parlamentarios.

Desde esta tribuna me gustaría manifestar que la Ley 2/2016 tiene apenas unos pocos meses de vigencia; por tanto, considero que tenemos que darnos un tiempo prudencial para bien reflexionar, para alabarla o, en su caso, criticar las consecuencias de la aplicación de la misma.

Agradezco la intervención de la señora consejera, que ha dado buena cuenta de las acciones que se han podido ejecutar con la aplicación de la ley, apostando por la continuidad de la misma, sobre todo porque la historia siempre es un referente y no podemos olvidar que, con la aplicación de la Ley 6/2002, los dos objetivos que se programaron fracasaron: fomentar un modelo turístico singular para las islas menores y, a través de ese modelo, propiciar un desarrollo económico, social y demográfico, que no se vio: apenas -y ustedes bien lo saben-, se crearon 164 plazas turísticas en catorce años en la isla de La Palma.

Con la aplicación de esta nueva norma se pretende el desarrollo turístico, actividades complementarias que diversifican la economía de estas islas. Se pretende que sea una herramienta que contribuya a su bienestar, siempre respetando, como no podía ser de otra forma, los valores intrínsecos del territorio.

Señora consejera, desde mi grupo parlamentario la instamos a que se continúe trabajando para que los objetivos que propiciaron la aprobación de la Ley 2/2016, de 27 de septiembre, sean una realidad.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra su señoría el señor diputado don Manuel Marcos Pérez Hernández.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera.

Nosotros queremos comenzar haciendo un conjunto de consideraciones previas a la hora de abordar la situación turística de las islas verdes en una comparecencia que consideramos, don Antonio Castro, muy oportuna.

Es preciso señalar que la Ley 6/2001, de moratoria turística, tenía como objetivo dar respuesta a los graves problemas que atravesaron las islas de Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote, y, sin embargo, su aplicación se extendió de forma innecesaria al resto de islas del archipiélago. Luego, en el año 2002, se legisla con la Ley 6/2002, denominada "islas verdes", que planteó como principal objetivo sacar a estas tres islas de una moratoria que se les había impuesto por la ley anterior. Pero después de quince años, señorías, de su aprobación, el resultado puede calificarse de rotundo fracaso, habiendo supuesto esta ley, realmente, una moratoria encubierta para estas tres islas, como también señaló en su intervención primera el proponente.

El éxito, señorías, y el crecimiento económico de las islas denominadas turísticas no se ha reflejado en las otras islas occidentales, agravándose, si cabe, los problemas de índole socioeconómico que se traducen -y lo hemos señalado aquí- en envejecimiento de la población, disminución del PIB y un largo etcétera, que en definitiva lo que reflejan es una pérdida en la calidad de vida.

Los cambios normativos aprobados recientemente en este Parlamento a través de la Ley 2/2016, de modificación de la denominada ley de islas verdes, deben acompañarse, señorías, de otro conjunto de medidas que actúen como revulsivo incentivador. Y en ese sentido, nosotros consideramos que debe activarse un plan de choque. Un plan de choque de rápida implantación de equipamientos e infraestructuras con incidencia en la economía turística de estas islas. Un plan que debe desarrollarse con la implicación de todas las administraciones. Es el momento, señorías, de que las islas de La Gomera, El Hierro y La Palma tengan el mismo huso horario que el resto de islas del archipiélago.

Por lo tanto, planteamos un conjunto de acciones como son: la ampliación horaria del aeropuerto de El Hierro y culminación del centro de congresos; la implantación de la línea marítima San Sebastián-Valle Gran Rey, junto con la mejora de la operatividad de su aeropuerto; y también un plan de desarrollo turístico en la costa occidental de La Palma, entre El Puerto de Tazacorte y Las Salinas de Fuencaliente, con vías de conexión entre El Remo y Fuencaliente.

En definitiva, señorías, un conjunto de acciones de choque para incorporar decididamente a estas islas al desarrollo económico-turístico del archipiélago canario.

Gracias, señorías.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para una segunda intervención, en nombre del Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra su señoría el señor diputado don Antonio Castro Cordobez.

El señor CASTRO CORDOBEZ: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías.

Yo tengo un problema, que siempre lo comento con mis compañeros aquí en el escaño, ¿no? Ha pasado uno tantas vicisitudes en lo que es la instauración de esta comunidad autónoma, el desarrollo de Canarias, de dónde venimos, dónde estamos, a dónde vamos, tenemos tanta información... Pero sobre todo, tengo que decir con claridad, y me disculpan, porque esto no es faltar el respeto a nadie, es decir, desde mi punto de vista, la verdad, oye uno tantos disparates aquí sin sentido que, al final, el tiempo... Yo cuando estaba arriba, ahí (señalando al lugar de la Presidencia), no entendía que se agotara el tiempo; ahora los entiendo de sobra.

Me disculpan que, evidentemente, no pueda atender todas las respuestas, pero hay algunas que merecen la pena.

Y yo, con toda la rapidez que pueda, hoy quiero dejar constancia aquí de un recorrido. ¿Saben sus señorías cómo empezó el turismo en Canarias? ¿Lo sabe alguien, por qué, por qué razones? ¿Lo saben? Yo les pediría que levanten la mano y lo digan. Pues empezó porque el régimen de Franco necesitaba divisas. Y a finales de los años cincuenta a los años sesenta se empezaron a hacer normas para producir el desarrollo del turismo, y eligieron el sur del Levante, Baleares y Canarias. Y en Canarias los primeros pasos los dieron hombres sabios, hombres sabios y modelo que nosotros quisiéramos copiar hoy, como Pepín Ramírez en Lanzarote, junto con César Manrique. Nosotros queremos un modelo parecido pero distinto para las islas verdes; créanmelo, porque cuando yo oigo hablar aquí que cuál es el modelo... El modelo está en la ley y lo queremos hacer, lo que queremos es que nos lo dejen hacer, y entraré después en ese asunto.

Pues en La Palma, igual que en todas las islas, se fomentó, por el cabildo de entonces, el señor Pérez Acosta de presidente y una serie de personas interesadas, como Segundo Piñero -que don Manuel Marcos y yo, en paz descansen todos ellos, los conocemos-, hicieron el plan turístico de La Palma con tres zonas de desarrollo: la que hoy se llama de Los Cancajos, que hay algo; la Costa Gris, que vaya nombre que le pusieron, señora Delgado, vaya nombre le pusieron de la Costa Gris, que es por Puerto Naos, el Charco Verde y El Remo; y Tazacorte, donde prácticamente no ha habido desarrollo turístico. Se creó una sociedad, Palmatur, para el desarrollo turístico. Con capital privado y participación del cabildo, de las entidades financieras y de capital peninsular, concretamente de Baleares.

¿Saben por qué falló todo eso? Está ahí, la Universidad Complutense, los estudios que ha hecho de estas islas: por las comunicaciones. En La Palma había un aeropuerto que no operaba. Hubo que empezar por hacer un aeropuerto nuevo. Y luego, luego se quiso implantar, como ha sido dicho aquí -y nosotros negamos la mayor, don Jesús Ramos, le doy la razón, no queremos copiar nada-, se aplicaron las normas, los mismos criterios para toda Canarias, el de Lanzarote, el del sur de Gran Canaria, el del sur de Tenerife, para La Palma. Y eso no lo quieren los palmeros, ni los herreños, ni los gomeros. No lo queremos. Queremos lo que dice la ley.

Don Román, mire, la Ley 6/2002 tenía una voluntad evidentemente, tenía una voluntad; pero la Ley de directrices, que usted y yo conocemos muy bien, y sabe lo que se hizo con esa ley: nada de grandes instalaciones, nada de grandes instalaciones -y cuando quiera lo hablamos-, y váyanse ustedes al campo, váyanse al campo. Y encima no funcionó, porque todas esas modificaciones, que, usted dice, eran para La Palma, para La Gomera y El Hierro, fueron poniendo trampas en el camino. ¡Todo lo que usted quiera, si usted quiere me echa culpas a mí, pero yo hoy vengo aquí a arreglarlo, y usted se está oponiendo a arreglarlo! Aquí no vivo yo del pasado, vivimos de lo que necesitan en el futuro. Don Román, baje al suelo, que usted sabe bajar. Usted no fue mal... Sí, tenga cuidado que no se caiga. Pero le pido que baje al suelo. Usted sabe lo que le quiero decir, no me voy a entretener en cambios de... Y el modelo está en la ley, don Román, y el modelo es que La Palma quiere 25 000 camas, en concreto, menos de las que tiene Pájara, y con esta ley se llegaría a 18 000. Quiero dejar esas cosas claras.

Señora consejera, discúlpeme, que usted ve que yo sabía seguro que iban a saltar estas cosas. El modelo está, don Román, no se escude. Y la ley que se aprobó aquí se aprobó con la conformidad de los tres cabildos, las enmiendas se les consultaron a los cabildos. Deje usted el discurso de que este Parlamento hizo una aprobación torticera, como dice el Grupo de Podemos. Más respeto a la democracia, más respeto a la democracia, estamos en un Estado democrático de derecho.

Estas cosas enervan a cualquiera, oír aquí estas cosas, y, sobre todo, oír que nos defienden quienes no tienen votos en estas islas; no hay ningún diputado de estas islas, que yo lo quisiera oír aquí, me hubiera gustado que lo tuvieran, a ver qué decían, cuando hay una necesidad imperiosa de lo que estamos pidiendo. El Gobierno, la señora consejera, está trabajando en esa línea. Y hoy le pedíamos, hoy le pedíamos, que se sienta respaldada por este Parlamento, que es lo que don Román decía que no me entendía, lo que quiero, señora consejera, que sepa que está respaldada por esta Cámara, por la inmensa mayoría de esta Cámara, para hacer lo que estamos haciendo y poner en marcha el modelo que queremos para estas islas.

Doña Asunción Delgado, mire, no he llamado nunca no he ofendido nunca a nadie, ni yo la he llamado chancleta. ¡Y nadie puede acusarme a mí de que tenga intereses con nadie, ni en agricultura, ni en turismo, ni en la industria! ¡Nadie! ¡Amo a esta tierra por encima de todo, he trabajado mucho por esta tierra y quiero que El Hierro, La Gomera y La Palma -queremos- se pongan a la altura de las demás islas, y no sigamos perdiendo población! (Aplausos). Que no sigamos perdiendo población y que los abuelos con las pensiones estén manteniendo a los nietos. Esa es la realidad, y no lo digo yo -no tengo tiempo-, pero les leería lo que dice la cátedra de Turismo de la Universidad de La Laguna, que las posibilidades de esta isla son el binomio agricultura-turismo, y eso es lo que queremos, y el modelo está muy estudiado y respaldado por veinte de los veintiún consejeros del Cabildo de La Palma; en La Gomera, por la unanimidad, salvo un caso, creo; y por El Hierro por unanimidad. Están respaldados.

Entonces, estamos en un Estado de derecho, estamos en un Estado asambleario, pues si lo quiere también lo trasladamos a asambleario, y lo veo en votos: por el 95 o el 96 % de los votantes de estas islas. Considero que una cosa es predicar, y otra dar trigo. Y ustedes todavía andan predicando y no se enteran de que los ciudadanos necesitan trigo, necesitan comer.

Muchas gracias, doña Luz Reverón, ha hecho usted una intervención clara, interpretando lo que es la ley, y agradezco el apoyo de su partido.

De Manuel Marcos, pues, decir, que me siento plenamente identificado, acompañado. Don Manuel, pues, vamos a ver si logramos que se apruebe aquí un plan, en la línea de lo que usted propone, para hacer una serie de actuaciones en la isla... en todas estas islas, porque todas tienen... Y van en esa línea, en la que usted (ininteligible): hay que tocar la formación profesional, hay que hacer senderos, aprovechar los caminos antiguos, hay que hacer miradores, centros de visitantes y una serie mínima de infraestructuras de calidad para hacer una oferta diferenciada turística, como decía la señora consejera, la respaldo en todo su trabajo y en lo que esté haciendo.

Solo quiero expresar aquí algo, que es que, efectivamente, en eso coincido con varias intervenciones que ha habido. La ocupación actual, es verdad, y viene muy bien que está siendo buena, pero para El Hierro, La Gomera y La Palma no representa el modelo que nosotros queremos. Y nosotros tampoco tenemos la infraestructura adecuada para el modelo que vamos a hacer, que es lo que queremos hacer. No sé si de alguna manera me explico.

Señorías, estamos obligados a trabajar con eficacia y lealtad de lo que nos piden nuestros ciudadanos, de lo que necesitan. Estamos obligados a paliar los desequilibrios que subsisten y a poner en valor nuestros activos comunes y específicos para llegar a las metas que toda nuestra tierra y toda nuestra gente, toda, toda, se merece. Ese, señorías, es un deber que no pesa, sino que, por el contrario, honra nuestra condición de diputados y sirve a la causa del interés general, sirve a lo que nos piden nuestros ciudadanos.

Yo quisiera... Mire, que se me olvidaba decir una cosa brevemente, señora Delgado, ¿usted sabe por qué el Tribunal Supremo suspendió el plan? Porque se aprobó seis años después, ¡seis años después! Y la otra razón es que se siguió el criterio medioambiental de evaluación que decía el Gobierno, no el que decía el cabildo. Por eso se suspendió, no..., sino porque un plan urgente se tardó seis años en hablar, porque era urgente, había dos años para hacerlo y se hizo después. Razones evidentes para rechazar desde el punto de vista estrictamente legal. No queremos que ocurra lo mismo, no queremos que en esta ocasión ocurra lo mismo. Hay dos años de plazo para poner esto en marcha, los cabildos tienen plenas competencias, lo que tenemos que hacer... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un minuto adicional).

(Sin micrófono)... presidenta. Como está haciendo la mayoría, la inmensa mayoría de los representantes en esos cabildos, lo que piden los ayuntamientos, la unanimidad de los diputados y diputadas de estas islas que nos sentamos aquí, y como quieren la inmensa mayoría de los ciudadanos. Y lo haremos con respeto al paisaje y al medio, porque ese es nuestro recurso. No tergiversen el mensaje. Nosotros sabemos que tenemos que vivir del recurso que nos diferencia del resto de las islas, lo sabemos y lo tenemos muy claro en las tres islas. El Hierro hace años que empezó con este trabajo, nosotros hemos tenido menos oportunidad de poderlo hacer, y en La Gomera también están trabajando en esa línea, pero queremos instaurar el nuevo modelo, y por eso le pedíamos al Gobierno que siga trabajando en esta idea y siga trabajando en esta línea, que tiene el apoyo, por lo menos, de la inmensa mayoría de esta Cámara.

Muchísimas gracias, señorías.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para concluir esta comparecencia tiene la palabra la señora consejera de Turismo.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Muchas gracias, señora presidenta.

Bueno, pues, el trabajo conjunto con los cabildos, como les estaba contando, nos va a permitir mejorar el modelo turístico de las islas occidentales, nos va a permitir atender la necesidad de crecer moderadamente la oferta alojativa con respecto al entorno natural, por supuesto, cumpliendo la normativa y adaptándose al modelo que queremos para estas islas. Seguir profundizando debemos en la mejora de la conectividad, a través del Fondo de Desarrollo de Vuelos, en concreto en La Palma, hemos podido incrementar cuatro rutas nuevas con países nórdicos. Seguir colaborando para esa promoción conjunta, adecuada a sus modelos y necesidades a través de esos convenios de promoción que tenemos, Promotur con los cabildos.

Nos hemos comprometido también al refuerzo de estadísticas para tener datos necesarios para poder evaluar las políticas públicas y, por tanto, planificar bien las futuras. Estamos reforzando, como digo, la inversión que hacemos en el Istac para tener datos turísticos para también tenerlos desglosados para las islas occidentales.

También estamos haciendo cambios en la estrategia de promoción turística de la marca Islas Canarias para incorporar la identidad de nuestro destino para poder diferenciarnos, y esto va a favorecer muchísimo a las islas occidentales porque forman parte de esa diferenciación de identidad. Estamos reorientando, sin perder nuestra principal fortaleza, que es el clima, la naturaleza, nuestro segmento principal, el sol y playa, estamos incorporando o reforzando, como decía, otros segmentos que pongan en valor otras fortalezas que tiene Canarias, en este caso, como atributo principal la identidad, el paisaje, la naturaleza y todas las posibilidades que ello conlleva, ¿no?, como los deportes, la naturaleza, la cultura, la gastronomía ligada al paisaje, que estas islas también pueden aportar muchísimo a ese refuerzo de identidad de la marca Islas Canarias. Todo son acciones que van a fortalecer el turismo en estas islas. Y también, por dar algunos datos de infraestructuras turísticas, que desde la actuación en infraestructuras podemos, sin duda, impulsar el desarrollo turístico; no cabe duda de que si mejoramos las infraestructuras, pues esto desde la oferta el destino mejora sin duda alguna.

Anunciarles, aunque tendré ocasión de presentarlo con más detenimiento cuando esté finalizado, los avances del Pitcan, que les comentaba en la primera intervención, el Plan de Infraestructuras Turísticas de Canarias. Estamos haciendo una planificación a medio y largo plazo de todas las necesidades de infraestructuras en todas las islas Canarias, un trabajo muy riguroso con los especialistas que tenemos en la Dirección General de Infraestructuras, pero también reforzados con equipos de la universidad, especialistas en la materia, en renovación de espacios.

Y este Plan de infraestructuras de Canarias está siendo, como digo, consensuado con todos los cabildos. Estamos manteniendo reuniones con los cabildos para planificar las necesidades porque creemos que hay un buen momento político, económico en cuanto a mejora de la financiación de la comunidad autónoma. Hoy o en estos días hemos conocido el incremento de presupuesto para la comunidad autónoma que nos empieza a equiparar a la media de las comunidades autónomas. También eso va a incidir en la financiación de infraestructuras turísticas, con más financiación; por eso digo que estamos en un momento en que vienen más recursos para inversión en infraestructuras.

Por tanto, estamos con el acelerador puesto para definir este Pitcan, este plan de infraestructuras, para que, a su vez, los ayuntamientos y los cabildos, una vez que están definidos en ese plan los proyectos prioritarios, puedan acometer todas las solicitudes de licencias, de permisos, aclarar el tema de los terrenos y elaborar los proyectos correspondientes para que, cuando tengamos la financiación a través de estos nuevos convenios, inmediatamente se puedan ejecutar en el ejercicio en el que se dotan esas inversiones extra que van a venir a las islas Canarias y que también el Gobierno va a seguir incrementando su presupuesto propio para infraestructuras turísticas.

Por tanto, para La Palma, La Gomera y El Hierro hay actuaciones no solo de planes anteriores que se están ejecutando, el Plan Canarias, que todavía hay alguna que se está finalizando, pero prácticamente todas finalizadas. En torno a unos 14 millones de euros se han invertido en estas tres islas en muchísimas actuaciones. También se está invirtiendo en infraestructuras con fondos propios, pues, diferentes obras. Hoy no les voy a detallar todas las obras que tenemos en las tres islas, pero me consta que en cada una de las islas tenemos inversiones en este presupuesto 2017 para infraestructuras turísticas y las que vendrán, como digo, en esa priorización que se va hacer en el Plan de infraestructuras turísticas, que ya se está haciendo y que ya los distintos cabildos y también los ayuntamientos, porque no solamente queremos tener la visión insular, que, por supuesto, es la que realmente recoge las necesidades de cada cabildo y la que debe coordinar, con respecto a su isla, las infraestructuras prioritarias, pero también nos hemos reunido con la Fecam para poder establecer también reuniones con los distintos ayuntamientos para complementar el trabajo que se hace con los cabildos.

Por tanto, en infraestructuras también un impulso necesario. El Pitcan va a actuar, digamos, en tres ejes. En la movilidad, agrupando bajo este tipo de grupo todas aquellas infraestructuras asociadas a diario, pudiendo diferenciarse las intervenciones de peatonalización de calles, adecuaciones en el viario y la implantación de carriles bici. Va a actuar en espacios libres y verdes, con adecuaciones paisajísticas, acondicionando parques, plazas y demás espacios libres, creación de recorridos peatonales, incorporación de nuevas plazas. Y un tercer frente que va a actuar en los sistemas costeros, sin duda alguna, necesarios en el ámbito turístico, por supuesto, también para los residentes, paseos marítimos, vías de acceso y los espacios libres adyacentes.

Esos serían los tres, digamos, ejes del Pitcan, de las actuaciones de este Plan de Infraestructuras Turísticas de Canarias, una planificación a medio y largo plazo -hacer un trabajo de planificación es necesario para que luego las políticas se ejecuten de forma eficiente- y también sumar todo el resto de propuestas que tiene la consejería. En formación, pues, todos los programas, el Plan de Formación y Aprendizaje, que lo he contado aquí, también, por supuesto, va a apoyar y a cualificar al sector porque es una formación eminentemente online, con lo cual no necesitamos de grandes infraestructuras, sino que van a estar al servicio de todos los operadores turísticos o los profesionales turísticos en estas islas. Y la cultura, que también, a través de la dinamización de la promoción cultural, y también el patrimonio, que es muy importante, que tuve ocasión aquí de explicar todas las actuaciones, pero lo reiteraré todas las veces que sean necesarias o iré actualizando las distintas actuaciones en el patrimonio de estas islas, que, a su vez, generan producto turístico, se incorporan a la oferta turística para complementar el destino y mejorar la experiencia de los visitantes.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, se reincorpora a la Presidencia).

Por tanto, al proponente agradecerle que me haya dado la oportunidad de poder expresar aquí en esta Cámara las actuaciones que estamos teniendo en estas tres islas importantísimas para las islas Canarias y para la marca Islas Canarias. Por tanto, voy a continuar en ese esfuerzo.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora consejera.

(El señor secretario primero, Cabrera González, ocupa un escaño en la sala).