Diario de Sesiones 73/2017, de fecha 18/4/2017 - Punto 25

9L/C-1062 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO-, A PETICIÓN PROPIA, SOBRE EL IV FORO RUP.

La señora PRESIDENTA: Y lo hacemos con la siguiente comparecencia, que es... -señorías-; decía que la hacemos con la comparecencia del Gobierno, a petición propia, sobre el IV Foro de las RUP.

Para la defensa de la comparecencia, tiene la palabra el Gobierno. Señor consejero de Economía, cuando usted quiera.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Buenas tardes, señora presidenta. Señorías.

En primer lugar, y como ya manifesté en esta misma sede parlamentaria a principios de este mes, aprovecho la ocasión para dar la enhorabuena y el agradecimiento del Gobierno al equipo de la Viceconsejería de Economía y Asuntos Económicos con la Unión Europea por el intenso trabajo y la profesionalidad que demostraron durante todos estos meses pasados, durante más de un año y, especialmente, en los días previos a la celebración del foro, con reuniones maratonianas, algunas de más de veinticuatro horas continuadas, defendiendo la posición de Canarias en Europa.

El Gobierno de Canarias, encabezado por su presidente, Fernando Clavijo, participó activamente en el IV Foro, denominado Las regiones ultraperiféricas, enclaves de Europa en el mundo, que fue organizado por la Comisión Europea y que se celebró en Bruselas los días 30 y 31 de marzo de 2017. En el foro, que tiene lugar cada dos años, estuvieron acreditados por la Comisión Europea más de cuatrocientos participantes de las diferentes regiones ultraperiféricas. Teniendo en cuenta la importancia que para Canarias tiene su consideración como región ultraperiférica y los fondos europeos que se destinan a nuestro archipiélago, nuestra participación evidentemente resultó de vital importancia.

En el periodo 2007-2013, Canarias recibió 3863 millones de euros, que se habrán incrementado hasta los 4524 millones de euros para el periodo 2014-2020 y además del Gobierno de Canarias diversos organismos de las islas también reciben otras ayudas.

Por tanto, el Gobierno de Canarias asistió a este IV foro, así como otras entidades y organismos de las islas, entre las que se encontraban la Confederación Canaria de Empresarios, Asinca, Asprocan, la Coag, Asaga, Federación Regional de la Cofradía de Pescadores de Canarias, el Clúster Marítimo de Canarias, Casa África, Asociación Canaria de Energías Renovables, Asaja, Binter, Plocan y algunas organizaciones más. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

El Gobierno de Canarias acudió a Bruselas con un doble propósito: de una parte, participar activamente en el IV foro, tanto en las sesiones plenarias como en los talleres temáticos; y, por otra parte, mantener paralelamente diversas reuniones al más alto nivel en el seno de la propia Comisión Europea. El foro fue una plataforma importante de diálogo entre las nueve regiones RUP, es decir, Guadalupe, Guayana Francesa, Martinica, Mayotte, Reunión, San Martín, las Azores, Madeira y Canarias, y además representó una oportunidad para establecer vínculos de cooperación entre ellas, sus tres Estados miembro, la Comisión Europea y otras instituciones de la Unión Europea.

Este año el foro tuvo una especial relevancia, puesto que en su seno los presidentes de las regiones ultraperiféricas, tras profundos debates, aprobaron el nuevo memorándum al que antes me referí, en el que se han formulado propuestas concretas instando a las instituciones europeas a que en cada momento dinamicen y desarrollen su estrategia a favor de nuestras regiones. De ahí la vital importancia que para Canarias ha tenido este IV foro, puesto que es donde se ha trazado una parte importante del porvenir de nuestro archipiélago y en el que arriesgábamos la intensidad de los fondos europeos en el post 2020.

Asimismo, el memorándum servirá de base a la Comisión Europea para la elaboración de la comunicación de la Comisión.

Con una intensa agenda, el día previo a la inauguración, el presidente del Gobierno de Canarias, acompañado por mí y por el viceconsejero de Economía y Asuntos Económicos de la Unión Europea, asistimos a la reunión de los presidentes de las RUP, del Comité de Seguimiento de la Conferencia de Presidentes, en la que se presentó a los presidentes RUP el memorándum. En el foro intervinieron, entre otros, la comisaria europea de Política Regional, Corina Creţu, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

El presidente del Gobierno de Canarias participó tras la inauguración para exponer la posición de Canarias ante el nuevo memorándum y el futuro de las regiones ultraperiféricas. Seguidamente intervino el resto de los presidentes de las regiones, el presidente del Consejo Económico y Social Europeo, el presidente de la Comisión Política de Cohesión Territorial y Presupuesto de la Unión Europea del Comité de las Regiones y el director general de Política Urbana, entre otros. Asimismo, como representantes de las RUP, yo mismo intervine como ponente con la comunicación titulada Canarias en el contexto de la economía circular. Energía y residuos. Además, el foro contó con cuatro talleres. En el taller "Construir un futuro sostenible: perspectivas para una mejor integración de las RUP en su mercado regional e internacional", donde intervino el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, don Narvay Quintero, y en el taller sobre "El apoyo de los programas y fondos europeos; balance y perspectivas", donde participó la consejera de Hacienda, doña Rosa Dávila.

Es importante señalar que el propio señor Juncker, en su intervención durante la clausura del foro, se refirió específicamente a Canarias como un referente para impulsar la innovación e introducir las renovables.

Pero el Gobierno de Canarias acudió a Bruselas además para participar en este IV foro y mantener paralelamente, como comenté, diversas reuniones al más alto nivel. Así, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, don Alfonso Dastis. Entre otros asuntos se trataron temas como la renovación de la estrategia de la Unión Europea a favor de las regiones ultraperiféricas, las consecuencias del brexit para nuestro archipiélago o la nueva directiva europea sobre energías renovables. Además, el presidente del Gobierno de Canarias mantuvo una reunión con el embajador representante permanente de España ante la Unión Europea, don Pablo García-Berdoy, en la que trataron, entre otros temas, la renovación de la Unión Europea a favor de las RUP o las consecuencias que el brexit puede tener para nuestro archipiélago y cómo se ve la situación del brexit en Bruselas. Fernando Clavijo estuvo acompañado también por el consejero de las Regiones Ultraperiféricas -de la Reper-, don Carlos Portugués.

Además yo mismo mantuve tres encuentros, con el grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, el Grupo Demócrata Cristiano Europeo y el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, para tratar fundamentalmente dos temas: uno, la renovación de la directiva europea de energías renovables y, de otra parte, el informe que ha elaborado la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento por encargo de la Comisión de Seguimiento del brexit. Además firmé con 200 islas europeas la Declaración de Islas Inteligentes, con el objetivo de abordar, junto con otros territorios insulares, acciones para canalizar el desarrollo de proyectos en materia de sostenibilidad, en energía, aguas, residuos y transportes. Se trata, señorías, de un manifiesto para convertir a los territorios insulares europeos en sociedades inteligentes y potenciar su papel como laboratorio de iniciativas innovadoras e integradoras que están relacionadas con el desarrollo sostenible.

Finalmente, aprovechando la celebración del foro, se mantuvieron numerosas reuniones y entrevistas en la oficina del Gobierno de Canarias en Bruselas, como el lanzamiento del proyecto GROW RUP, que está aprobado por el programa de cooperación Interreg Europa, en el que participan las regiones ultraperiféricas de Madeira, Azores, Martinica y Reunión, siendo Canarias la jefa de filas. También hubo reuniones de la Red RUP de Empleo, en la que participan todas las RUP y que está liderada por Canarias, y la reunión de la Red RUP de Energía, que está integrada por todas las RUP y que también la lidera Canarias.

También hubo otros encuentros con el responsable del Programa de Cooperación territorial MAC, en la Comisión Europea, la DG Regio, el señor Marc Lobet, y diversas reuniones del Comité de Seguimiento de las RUP, entre otros.

En resumidas cuentas, señorías, fueron unas jornadas intensas en las que todas las regiones ultraperiféricas pusieron en valor, respondieron a la llamada de Europa y, bueno, esperamos con esto dar cumplida cuenta de lo que aconteció.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Turno del Grupo Mixto. Por tiempo de diez minutos, el señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

No debemos restar importancia a aquello que lo tiene y no creo que en nuestro grupo nos equivoquemos cuando decimos que el IV Foro de las Regiones Ultraperiféricas ha sido vital, porque supone el posicionamiento definitivo del conjunto de las regiones RUP para afrontar en este semestre el comienzo de la revisión de la estrategia europea posterior al periodo 2020. Hablamos, por tanto, de buscar un posicionamiento común de las regiones ultraperiféricas para que, en el desarrollo de las futuras políticas regionales y comunitarias, se tenga en cuenta nuestra singularidad como RUP, además de la especial trascendencia para nuestro desarrollo que supone la lejanía de Europa y en algunos casos la insularidad, y por supuesto la doble insularidad, que se vive en estas regiones. Y, por supuesto, el tema capital es que los fondos que se doten por Europa para el próximo periodo sean acordes a las auténticas necesidades de las RUP, para que nos compensen de forma más efectiva y para que se desarrollen plenamente nuestras potencialidades como territorios europeos alejados de Europa, ya que podemos y debemos ser referentes en cada una de las regiones donde estamos situados.

Después de muchos años, en las RUP llevan reivindicando a la Comisión Europea que se desarrolle plenamente el contenido del artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, incluso con un pronunciamiento claro y contundente a través de una sentencia del 15 de diciembre de 2015 del Tribunal de Justicia de la Unión en este sentido.

Se ha llegado a una postura común de las RUP en este foro. Un foro que plasma un trabajo arduo para que las políticas regionales europeas para estas regiones se basen de forma efectiva en la consolidación y en la implementación de tres objetivos esenciales recogidos en el memorándum. Documento que ha sido confeccionado después de muchas reuniones, foros y debates que a todos los niveles han tenido no solo las nueve regiones ultraperiféricas, también los Estados de España, Portugal y Francia, y las autoridades europeas a lo largo de más de quince años.

Como les decía, los tres objetivos esenciales que debemos asegurarnos de que los lleva a cabo la Unión Europea en el próximo periodo plurianual son los siguientes: reforzar la igualdad de oportunidades para las RUP, consolidar la competitividad de su economía y mejorar el atractivo de su territorio y respaldar su proyección en su cuenca geográfica respectiva.

Señor consejero, señorías, hacer una estrategia común para salvaguardar el futuro de nuestro desarrollo, pedir que los respectivos estados de estos territorios, así como las autoridades europeas se impliquen en su elaboración y llevarlo con una voz cohesionada y unánime a Bruselas para que, en el marco de las negociaciones de la nueva estrategia, no posterguen más las compensaciones que deben en justicia darnos. Es absolutamente vital. No olvidemos que hoy en día seguimos construyendo Europa y que hay factores externos a nosotros e internos que pueden afectarnos y marcar el rumbo que tomemos después del 2020. Por eso, sin tener una posición de fuerza en la defensa de nuestras justas aspiraciones, estas pueden quedar postergadas. Por tanto, todo avance que se haga es más que bienvenido. Avances como el memorándum del IV Foro de las Regiones Ultraperiféricas deben ser apoyados por todos los que estamos en esta Cámara y elevados a nivel nacional para que se asuman a todos los niveles.

Los peligros están ahí. Solo basta con pensar en los factores que nos pueden afectar, ya sea la coyuntura actual de las regiones con los Estados Unidos, donde antes se temía por un TTIP contrario a los valores sociales europeos y enemigo de las compensaciones regionales; ahora con un giro de la política norteamericana a posiciones ultraliberales. Puede que no lleguemos nunca a firmar el tratado, pero también podría ser al contrario y conformarse el peor tratado posible. Y por supuesto el avance del populismo y sobre todo de la extrema derecha europea y los nacionalismos amenaza con fracturar Europa. Piensen en el brexit. Aunque hemos debatido las consecuencias para Canarias hay que ser precavido, porque en el futuro de Europa España podría dejar de ser un país receptor para ser uno de los países que deben contribuir económicamente al esfuerzo y cubrir el hueco dejado por el Reino Unido, y eso nos afectaría. Y por eso es necesaria la unidad.

Recientemente hemos visto cómo se han posicionado conjuntamente los países del sur de Europa. Por tanto, no debemos perder las ocasiones que tengamos de promocionar los cambios que deben hacerse en las políticas comunes de la Unión. Cambios necesarios para mejorar el desarrollo de regiones como Canarias. Hagamos de esto un objetivo común, tanto del Ejecutivo como de las fuerzas parlamentarias, y trabajemos para conseguir que la Europa posterior al 2020 sea una Europa más solidaria, cohesionada e integradora, que recupere la noción del Estado social y que propugne y recupere sus valores, así como que tenga en cuenta nuestras especiales circunstancias como regiones ultraperiféricas y haga unas políticas adecuadas para compensarnos.

Y a aquellos que nos escuchan decirles que el memorándum suscrito por las RUP en este foro no solo recoge estos principios políticos, también establece el desarrollo que deben tener las RUP en áreas concretas que afectan especialmente a los habitantes de Canarias. Por nombrarles, se habla de objetivos sociales como empleo, educación y formación, inserción social, inmigración, cohesión económica, social y territorial o la cultura. En el sector primario tenemos objetivos en agricultura y desarrollo rural, pesca y acuicultura; en sostenibilidad se tratan áreas como la energía, el medio ambiente y el cambio climático. Para nuestro modelo económico se detallan objetivos relativos a la I+D+i, a la agenda digital y especialmente al desarrollo económico a través de potenciar nuestras empresas. Y por supuesto se detallan políticas que afectan especialmente a las RUP, relativas a acuerdos comerciales internacionales, ayudas de Estado, fiscalidad y aduanas, transportes y una política marítima integrada.

Por supuesto todas estas áreas están bien desarrolladas y responden a la lógica y a las necesidades de cada una de ellas, pero tenemos una crítica al respecto, señor consejero, algo que vemos como importante, porque en el texto del memorándum se reconoce la doble insularidad pero no se establecen objetivos claros para que se haga una compensación efectiva a esta realidad en las futuras políticas europeas. No creo que haya que recordarle que la doble insularidad lastra el desarrollo de seis de las ocho islas canarias. Señor consejero, en la Europa posterior al 2020 tenemos que tener un compromiso claro, tanto en Madrid como en Bruselas, de contribuir a paliar esta realidad que afecta directamente, no solo a nuestra economía, también a la generación de empleo y a la efectiva atención de los servicios públicos esenciales. Si el Ejecutivo canario, tal y como manifiesta en todo momento, desea realmente que se compense la doble insularidad, señor consejero, entonces eleven este asunto a todos los niveles. Consensúenlo, negócienlo y obtengan una respuesta antes de que se cierren todos los acuerdos, de forma que no debamos esperar una década más para ver medidas reales para combatir la doble insularidad. Han tenido éxito en los aspectos económicos del REF, con medidas reales, por eso le pedimos que sigan con el esfuerzo y que se llegue a los oportunos acuerdos también en las compensaciones por nuestra condición de RUP.

En definitiva, señorías, señor consejero, porque es necesario el consenso, en este memorándum tenemos reflejo de lo que puede ser nuestro futuro y el futuro del resto de regiones ultraperiféricas de Europa. Un texto que debemos hacer llegar a quienes haga falta y que se conciencien para no tener que explicar los impedimentos que nos son propios como archipiélago alejado de Europa siempre que se cambia de interlocutor.

Las compensaciones por nuestra condición de RUP y nuestro REF no son un privilegio, y debemos hacerlo llegar a la opinión pública, a todas las fuerzas políticas y a los medios de comunicación del resto de nuestro propio país, porque desde hace semanas posturas insolidarias y desinformadas tachan los logros que se realizan desde Canarias como logros clientelares por el tema de los presupuestos, pero se olvidan de decir el maltrato que llevamos recibiendo desde hace años en los presupuestos generales del Estado y por el injusto sistema de financiación autonómico actual. Si cala el falso mensaje y se oponen otros territorios a que se nos apliquen estas compensaciones de forma permanente por nuestra condición de RUP y por lo que recibimos del REF, tendremos difícil avanzar, por mucho que nos lo reconozca el Estado coyunturalmente, y la solución sigue estando en anclar estas dos figuras, tanto el REF y nuestra condición de RUP, en la Constitución. Otra empresa donde tendrán trabajando a la Agrupación Socialista Gomera a su lado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señor consejero, señorías.

El pasado 7 de febrero, se cumplieron veinticinco años de la firma del Tratado de Maastricht. Esa firma, ese tratado que fue histórico para Canarias porque es a partir de Maastricht cuando se incorpora al derecho primario europeo una mención específica a las regiones ultraperiféricas, que además fue reforzada años más tarde con el artículo 349 del vigente Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y consolidada el pasado 15 de diciembre con la sentencia Mayotte, sentencia que supuso un espaldarazo jurídico importante a la singularidad de la ultraperificidad.

Hace veintiséis años que en Canarias cambiamos de modelo, que renunciamos a nuestro fuero y nos adherimos a la Unión Europea, un hecho que además la mayoría de los expertos entienden como un acto o un hecho positivo para Canarias.

En el memorándum, como refleja el memorándum que las regiones ultraperiféricas presentaron a la Comisión Europea, las regiones alejadas aspiramos a partir del 2021 a desarrollar una zona habitable en la que nuestro desarrollo económico y social pueda beneficiarse al mismo tiempo de la excepción y de la norma, de las ventajas de pertenecer a la Unión Europea y las ventajas de un trato diferenciado. No queremos estar ni demasiado cerca ni demasiado lejos del orden jurídico europeo, ni integrados -como pone el memorándum- ni con ángulos muertos. En definitiva, la situación que reclamamos desde las RUP es estar dentro de la Unión Europea pero sin los inconvenientes de la integración.

Asimismo, además, y tras la sentencia Mayotte, las RUP buscamos pasar al siguiente nivel en las políticas europeas y que la cláusula de la lejanía se imprima en todas las decisiones, no solo en las políticas agrarias, en las ayudas de Estado y en los incentivos fiscales. Cualquier tema que se aborde en las reuniones del Consejo debe ponderarse desde la óptica de la distancia justa y de la zona habitable de las regiones ultraperiféricas.

Además, en el memorándum, las RUP también enfatizan la necesidad de mantener los programas y de aumentar su dotación financiera, y los gobernantes canarios, como no podía ser de otra manera, ya se han puesto a ello. Según información que se publicó en la prensa el domingo pasado, usted, el consejero de Economía, en nombre del Gobierno de Canarias, solicita a la Unión Europea que apoye con fondos específicos a las regiones ultraperiféricas para que puedan desarrollar su alto potencial en la economía circular y además resalta la necesidad de contar con más apoyo económico y legislativo por parte de la Unión Europea a través de la Unidad de Energía RUP.

En la misma línea, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, el señor Narvay Quintero, exige que antes de la firma de acuerdos comerciales con terceros países se evacúe un informe vinculante sobre la afección de estos acuerdos a las RUP y defiende la necesidad de un trato diferenciado para las islas y una ficha financiera que cubra las necesidades del sector agrario. Y además estas demandas las sustenta en que la agricultura de las RUP es particularmente sensible; de ahí que sea fundamental el mantenimiento de los instrumentos específicos para la consecución de los objetivos comunes marcados por la política agraria común. Reivindica en primer lugar que la nueva PAC incluya objetivos estratégicos para Canarias, como es el caso de la reducción de la dependencia alimentaria del exterior y el mantenimiento del equilibrio entre las producciones de exportación y las destinadas al mercado local, además de evitar el abandono de la actividad agraria; y en segundo lugar también reivindica un presupuesto comunitario adecuado para el Posei. En definitiva, habla de mantener los programas del Posei para proteger la agricultura local, para fomentar el desarrollo rural y garantizar el abastecimiento de productos básicos, pero también insiste en aumentar los fondos en el nuevo ciclo financiero de la Unión Europea a partir del 2020; y lo exige porque la propia Unión Europea ha reconocido insuficiente la financiación del Posei al autorizar una ficha financiera de Estado y además por la evaluación global favorable que hace el informe de la Comisión, que entiende que en términos de empleo el Posei ha garantizado el puesto de trabajo a 140 000 personas en las granjas y a otras 123 000 en el conjunto de la cadena de valor de la producción agrícola de las RUP. Y todo ello a pesar de que en ese mismo informe emitido en diciembre pasado se alude a los significativos efectos perversos del programa, del Posei. Manifiesta que la ayuda del Posei tiene una incidencia limitada sobre la mejora de la competitividad de la agricultura en las RUP, ya que principalmente a lo que contribuye es a limitar los costes operativos, y además pone en evidencia que los subsidios han servido más para mantener las actividades de producción agrícola que para mantener el número de agricultores, que ha ido descendiendo paulatinamente.

Hace veinticinco años cambiamos de modelo y, según las voces expertas, insisto, fue una decisión acertada, pero lo que no es menos cierto es que veinticinco años más tarde, y con muchas inyecciones económicas de la Unión Europea, los indicadores económicos y sociales de Canarias continúan a la cola de las regiones europeas: el 30 % de desempleo, que en el caso de los jóvenes alcanza el 53 %, el más elevado de la Unión Europea; la renta por habitante ha pasado del 85 % de la media europea en el 2001 al 74 % en el 2015 y la inversión pública en los presupuestos generales de la comunidad autónoma se ha reducido del entorno de los seiscientos millones de euros en el 2000 al entorno de los cuatrocientos cincuenta millones de euros en el 2015. Pero según este Gobierno, el Gobierno de Canarias, los malos indicadores socioeconómicos de Canarias mejorarán con un aumento de los fondos para las RUP, en definitiva, más dinero de la Unión Europea para crear empleo y para mejorar la competitividad de las regiones alejadas. Y a mí me dirá o me gustaría, señor consejero, que me dijera por qué, porque la realidad es que tenemos más fondos, y además -cito literalmente sus palabras- el reconocimiento de Canarias como región ultraperiférica en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea ha sido un factor relevante para el incremento de fondos europeos que recibirá Canarias hasta el 2020. Tenemos más fondos pero seguimos a la cola de los indicadores económicos y sociales.

Y además le voy a decir otra cosa, y además me parece una paradoja. El consejero canario de Agricultura reivindica que la nueva PAC incluya entre los objetivos estratégicos para Canarias la reducción de la dependencia alimentaria del exterior, pero a la vez este Gobierno ha aprobado un proyecto de ley del suelo que no apuesta por la involución en la tendencia decreciente del suelo cultivado sino al revés: enfoca el proyecto de ley en el incremento de la actividad inmobiliaria, el desarrollismo, a costa de sacrificar suelo de producción agraria. En el Parlamento esto se ha mejorado algo pero entendemos que no lo suficiente.

Pero, bueno, en cualquier caso, una vez dicho esto, lo que es innegable es que nos encontramos ante un futuro incierto y complejo, con distintos escenarios que debemos afrontar y para los que tenemos que prepararnos. La aplicación de la sentencia Mayotte, que, como ya comenté, ha sido un espaldarazo jurídico importante a la singularidad de la ultraperificidad, pero, eso sí, siempre que seamos capaces de justificar adecuadamente cualquier modulación o adaptación normativa que necesitemos y desde luego, yo insisto, el proyecto de ley de suelo no justifica la apuesta de Canarias por un crecimiento inteligente, un crecimiento sostenible y un crecimiento integrador.

En segundo lugar, tenemos que hablar del brexit. La salida del Reino Unido de la Unión Europea tiene importantes incidencias para Canarias. Incidencias de orden social, no debemos olvidar que hay 2300 canarios viviendo en el Reino Unido, mientras que en Canarias hay 27 000 residentes británicos, e incidencias de orden económico como de las que hemos hablado en innumerables ocasiones, del turismo, de la exportación, de la importación y de las inversiones.

Pero también hay que hablar de la financiación europea, porque en el IV Foro de las RUP todos los participantes dieron por sentado que una de las consecuencias del brexit iba a ser la disminución de la partida europea que financia a las regiones ultraperiféricas. No podemos olvidar además que el Reino Unido aporta actualmente más del diez por ciento de la cuantía del presupuesto comunitario, por lo que es lógico suponer que el nuevo marco será de una cuantía inferior a la actualmente vigente para el 2014-2020 y que tendrá un reflejo financiero negativo en todas las políticas comunitarias.

Y con todo este escenario lo que nos gustaría, señor consejero, es que nos aclarara cómo cree que lo va a hacer Europa, porque hacer mucho más con un 90 de presupuesto menos entendemos que no es tarea fácil y lo que piden las RUP en el memorándum, que es de justicia pero la realidad es que solo se puede hacer con dinero...; e, insisto, con un 90 % de presupuesto en lugar de un 100, pues, es bastante complicado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora González.

Por el Grupo Podemos, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Más Canarias para Europa y más Europa para Canarias.

Señor Ortega, desde el Grupo Parlamentario Podemos creemos que todo esfuerzo encaminado a acortar distancias, sobre todo económicas, entre Canarias y Europa es bueno, es positivo. Así que, por supuesto, y como no podría ser de otra manera, nosotros vamos a apoyar iniciativas como estas.

A estas alturas ya nadie duda de que Canarias juega un papel más que importante en el futuro de Europa, sobre todo como espacio geopolítico a nivel estratégico, por lo que es necesario que aprovechemos estas sinergias de las que gozamos. Debemos hacerle entender a la Unión Europea que nos necesita, que somos un espacio útil, que el pueblo canario y su gente deben ser respetados y que Canarias debe jugar en el futuro de Europa un papel fundamental, sobre todo en la construcción de esa Europa del siglo XXI; una Europa basada y construida desde la multiculturalidad de los pueblos. Canarias debe primero respetarse a sí misma para poder ser respetada por otros, para poder ser respetada por Europa también.

Todos sabemos que la relación entre Canarias y Europa no ha sido del todo satisfactoria en muchas ocasiones y a veces ha fallado, y estos errores que se han cometido a lo largo de nuestra relación deben ser reparados para volver a construir una relación de confianza y de futuro.

Señor Ortega, nosotros, desde Podemos, ya se lo hemos dicho en múltiples ocasiones, tanto en el pleno de esta Cámara como en las comisiones en las que usted ha estado presente y ha comparecido, se lo hemos dicho: que debemos empezar a pensar en que las cosas tal vez no se han gestionado del todo bien, sobre todo en esas ayudas provenientes de la Unión Europea. Y para muestra un botón: si usted probablemente se acerca a los pequeños agricultores de nuestra tierra, sus palabras no van a gustarle del todo, no van a ser todo lo buenas que cabría esperar en cuanto a cómo están percibiendo ellos las ayudas que llegan de Europa. A nosotros cuando nos acercamos lo que nos dicen es que las ayudas llegan mal y tarde, y eso cuando llegan, señor Ortega. Así se lo podrán decir, por ejemplo, los miembros de la Coordinadora de Agricultores y Ganaderos de Canarias -la COAG- y también muchas de las cofradías de pescadores de nuestra tierra. A nosotros al menos nos repiten con insistencia siempre lo mismo: que Europa no es sensible con los pequeños y medianos agricultores, ganaderos y pescadores. El dinero que proviene del Posei casi siempre llega con retraso, si es que llega, y esto es especialmente grave cuando estamos hablando, señor Ortega, de estos sectores que son sectores vulnerables de la economía de Canarias. Este sector primario que en los últimos años parece que se ha visto reducido a cenizas en nuestra tierra, que se ha visto prácticamente denostado. Y, para colmo de los males, lo que muchos de estos ganaderos, agricultores y pescadores denuncian es que las ayudas normalmente se quedan en manos de los grandes latifundistas o de los propietarios de pedigrí, como ellos y ellas los llaman. Como siempre pasa en nuestra tierra, como siempre pasa en Canarias, la riqueza se queda en unas pocas manos.

Hablamos de que, según datos de la propia Unión Europea, el Posei supondría en torno a unos 268,4 millones de euros para Canarias en el periodo entre 2014 y 2020. No sé a ustedes pero a nosotros esto nos parece una cifra bastante significativa y que no puede pasar para nada inadvertida, por lo que entendemos, señor Ortega, señor consejero, que algo está fallando cuando los datos en nuestra tierra son los que son. Esto se puede deber prácticamente a dos causas: una, porque las ayudas que están llegando de Europa son insuficientes o porque no se están gestionando bien las ayudas. Y nosotros al menos apostamos por que lo que está ocurriendo se debe más a la segunda causa que a la primera.

Canarias está a la cola de todo en Europa, en igualdad de su población, en exclusión social, en calidad de sus servicios públicos y en creación de empleo, y por supuesto también a nivel de salarios. Los canarios y canarias están tan lejos de Europa como lejos están nuestros salarios de los salarios del resto de europeas y europeos. Exactamente en algo más de mil euros, que es la diferencia entre lo que cobra de media un europeo y lo que cobra de media un canario. Además nuestro PIB per cápita en relación con la Unión Europea está muy por debajo de otras regiones ultraperiféricas, como por ejemplo Martinica o Guadalupe. Y estos datos no nos los estamos inventando nosotros, están en la propia página web del Parlamento de Canarias. No entendemos cómo se puede estar dando esta situación cuando estas regiones están mucho más alejadas del territorio continental de lo que lo está Canarias. Por lo tanto, señor Ortega, yo no sé si usted tiene alguna explicación para lo que está pasando, porque, la verdad, nos gustaría escuchar su opinión al respecto.

Mire, señor consejero, le vamos a decir una cosa: ojalá todas estas futuras ayudas que lleguen y estos convenios que se firmen ayuden para cambiar en algo la situación de Canarias. Los objetivos de los fondos de cohesión, los fondos Feder, el Posei, los fondos europeos de pesca están muy bien delimitados, están demarcados de forma precisa, y muchos de ellos además lo que describen es prácticamente lo que necesita Canarias. Por lo tanto, simplemente con cumplir ya estaríamos haciendo gran cosa.

En el propio documento que presentó el Gobierno de Canarias en el año 2013, ante la Comisión Europea, el documento llamado Plan de Acción de la Estrategia Europa en Canarias en el 2020, donde se trata el papel de Canarias como región ultraperiférica en Europa, se habla de crecimiento sostenible e integrador y también de un crecimiento inteligente. Dice textualmente el documento: "Canarias ofrecerá a sus ciudadanos, independientemente de su isla de residencia, igualdad de oportunidades en el acceso a la educación, a la sanidad, al empleo, garantizando una mayor cohesión social y unos servicios de calidad que contribuyan a alcanzar el nivel de justicia social y desarrollo humano comparable con Europa. Con todo ello, Canarias habrá hecho realidad las prioridades de Europa en el 2020, esto es, un crecimiento inteligente, sostenible e integrador capaz de proporcionar altas cotas de empleo de calidad y prosperidad".

Ojalá fuera la situación esta en Canarias en el año 2020, señor Ortega, pero es que hoy estamos en el año 2017, a tres años vista de intentar alcanzar este objetivo, y verdaderamente estamos muy lejos de lograrlo. Yo sé que usted a veces ha calificado a mi grupo como euroescéptico, pero nosotros para nada somos euroescépticos. Por supuesto que nosotros apostamos por Europa, que apostamos por la Unión Europea, pero no una Unión Europea de los mercaderes: apostamos por la Unión Europea de los pueblos, en la cual puede haber una sociedad más justa, una sociedad más igualitaria, más equilibrada. Señor Ortega, no sé ustedes, nosotros no somos euroescépticos; lo que somos es humanistas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Santana.

Por parte del Grupo Popular, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Señor presidente.

Señor consejero, gracias por dar cuenta y en tan poco tiempo de lo que ocurría en Bruselas.

Creo que todos coincidimos en la importancia de este tema y de lo que significa para Canarias como región ultraperiférica. Siempre que tratamos este asunto, ya sea en pleno o en las múltiples ocasiones en que lo hemos hecho en comisión, siempre le repito lo mismo: si hay un territorio profundamente europeísta, ese es Canarias. No hace falta que relate que Canarias mantuvo sus relaciones comerciales con Europa al margen del Estado y nuestra historia tiene profundas raíces europeas.

Esa idea que defiende mi grupo parte de una premisa fundamental: Europa ha sido y sigue siendo el mejor instrumento para el progreso social y el bienestar de los ciudadanos.

Hay que mirar a Europa pero hay que intentar mantener relaciones especiales con el Reino Unido, como estoy convencida de que Europa ya está negociando un especial acuerdo de asociación. Pero, señor consejero, de eso, del brexit, hablaremos el próximo jueves en la Comisión de Asuntos Europeos e Internacionales de este Parlamento. Todo son incertidumbres y parece que esa es la única certeza en la que se tiene que mover la Unión Europea. Hoy mismo se han convocado elecciones el próximo 8 de junio en Inglaterra y ese es otro parámetro a tener en cuenta.

No creo que me equivoque si digo lo importante que ha sido para nuestra tierra su integración en la Unión Europea. Ya lo explicó el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, tras las conclusiones de la conferencia anual de presidentes RUP y entre las que se incluía precisamente redactar el memorándum, precisamente memorándum que se presentaba en el foro que nos ocupa en el día de hoy. En él se plantea una estrategia que mi grupo político comparte, que es que se nos coloque por parte de las instituciones europeas en igualdad de condiciones que el resto de los territorios europeos, pero que al mismo tiempo reciba de estas regiones el máximo partido del potencial que representamos para Europa: Canarias como observatorio, como laboratorio de Europa en el Atlántico Medio, una verdadera agenda de transformación económica y social como desde aquí venimos solicitando. Significa, señorías, seguir con el proyecto colectivo de modernización económica de Canarias que este Parlamento aprobó el 21 de marzo de 2014, por unanimidad de todos los grupos políticos, y que a su vez aprobaba el Gobierno de Canarias el 26 de diciembre de 2013.

Y seguimos hablando -señor consejero, hace tres años prácticamente-, y seguimos hablando de demasiada teoría. Research Innovation Strategy for Smart Specialisation, que aquí traducimos mal, y según como nos interesa y para qué, como "Estrategia para garantizar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador".

En aquel momento, señor consejero, mi grupo político le dijo sí a las diez medidas y lo importante es que en el nuevo REF económico están recogidos muchos de los instrumentos para cumplir con aquella estrategia y precisamente el memorándum que se presentaba hace unas semanas en Bruselas mantiene cierta coherencia entre los tres documentos. Una coherencia que mi grupo político le pide, señor consejero, que contagie al resto de las instituciones canarias, a todos los cabildos y a todos los ayuntamientos. Y mi grupo político se siente orgulloso, señor consejero, de que esa coherencia la hayamos demostrado también desde el Gobierno de la nación, aprobando, insisto, un Régimen Económico y Fiscal que nos va a servir de instrumento precisamente para cumplir con ese memorándum y para cumplir con esa RIS3 o Estrategia de crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

A Europa, como en cualquier otra negociación, señor consejero, y usted lo sabe bien, hay que ir a conseguir lo máximo posible, pero también de alguna manera trabajar con todo el mundo y aprovechar todas las sinergias, como se hizo en el marco financiero, la negociación de ese marco financiero 2014-2020 que usted mismo ha alabado en esta Cámara, en la cual, dentro de una negociación en la que todo eran de alguna forma restricciones presupuestarias, de alguna forma, Canarias fue de los territorios de toda la región europea que salimos reforzados y nada más y nada menos que bendecidos con 800 millones más de euros para gastar en Canarias.

Ir de la mano, con el Gobierno de España y el Gobierno de Canarias, y a ser posible todos los grupos políticos, ahora precisamente que se cumplen esos sesenta años tras la firma del Tratado de Roma. Que Canarias tiene tanto que celebrar, y coincido con la señora González en el sentido de poner en valor la importancia que el Tratado de Maastricht tuvo para el anclaje, de alguna forma, a la constitución europea del régimen ultraperiférico, del régimen específico, debido a nuestra lejanía y a nuestra insularidad, y de alguna manera tenemos que... Después Ámsterdam, Niza, Lisboa. Ahora el brexit no puede jugarnos en contra y, por lo tanto, tenemos que tener la habilidad suficiente como para seguir negociando en esas aguas de incertidumbre en las cuales, desgraciadamente, esa es la única certeza.

Y, señor consejero, usted sabe tan bien como nosotros que ese dinero europeo que nos siguen confirmando negociación tras negociación y aumentando, pues, necesita una mejor gobernanza. Se lo decía la portavoz del Grupo Podemos y yo creo que nos lo dicen a diario todos los canarios. Porque no vale ir a Europa a exigir y después ser un mal alumno, mal gestor, o no saber multiplicar esos fondos en el mejor bienestar, que es el empleo, para todos los canarios. Y hay un ejemplo que usted conoce, que es que entre el 2007 y el 2013, pese a tener más de tres mil quinientos millones de euros adicionales provenientes de Europa, perdimos el 6 % del producto interior bruto, es decir, un equivalente a 2531 millones de euros, y además se duplicó nuestra tasa de paro, que llegó al 34 %. En este nuevo periodo en el que ya estamos no puede pasar lo mismo, y lo digo precisamente porque disponemos de más dinero, 4500 millones, y la situación económica ahora es mucho más favorable.

Usted lo sabe bien: no todo gasto es inversión. Y esa es la visión que le pedimos y que le reinsistimos desde el Grupo Parlamentario Popular: que esos fondos europeos sean el acelerador de la diversificación de nuestra economía, de manera sostenible pero sobre todo inteligente, y, como decimos aquí, un verdadero proyecto colectivo de modernización económica de Canarias, sostenible pero también integradora de todo el archipiélago.

Todo balance, señor consejero, que yo pueda hacer aquí será menor del que nos hagan y nos exijan desde la Unión Europea, pero sobre todo de lo que nos exige el pueblo canario en la calle, que efectivamente -coincido con muchos portavoces-, que hay muchos emprendedores autónomos que siguen viendo a Europa demasiado lejos.

Resumiendo, señor consejero, esta etapa debe servir para que emprendamos un camino en las políticas que nos han conducido a ser meros receptores de ayudas, en ocasiones sin generar actividad económica o productiva, y ser capaces de dirigir esos fondos a la consecución de oportunidades y empleo fortaleciendo nuestro tejido empresarial. Nuestro archipiélago debe ganar en autosuficiencia, en ser más sólidas las islas económicamente y más capaces de crear empleo sostenible, además de convertirnos en una verdadera plataforma de conexión de Europa con nuestro continente más próximo.

Es innegable que debemos incrementar nuestra competitividad, favorecer la creación de empleo, muy especialmente de la población...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Tavío.

Por parte del Grupo Socialista, el señor Marcos.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, señor presidente. Señorías. Señor consejero.

El pleno pasado, el día 4 de abril, en nombre de mi grupo parlamentario, el Grupo Socialista, le pregunté a usted acerca de las conclusiones que para Canarias había tenido la celebración del IV Foro de las regiones ultraperiféricas, enclaves de Europa en el mundo, que, como se ha dicho, se celebró en Bruselas el 30 y 31 de marzo. Le agradecemos la explicación exhaustiva que hoy nos ha dado, de los encuentros, de las reuniones de trabajo y de las propuestas que ha planteado el Gobierno. Pero, mire, hoy le volvemos a reiterar aquí que estamos en un momento crucial en el que hay que trabajar y sumar una vez más apoyos políticos, sociales y económicos para dar un giro radical al enfoque aplicado a las RUP. Es necesario sacarlas de una vez del entorno configurado exclusivamente y excluyentemente por las políticas regionales y agrícolas e integrarlas en el conjunto de las políticas europeas, sacando, por tanto, el mejor partido de nuestro potencial.

En las actuales circunstancias debemos tener conciencia clara, señorías, de que la defensa de los intereses de las RUP ante las instituciones europeas se ha hecho mucho más difícil. La globalización, la traslación de competencias para la negociación y conclusión de los acuerdos y tratados comerciales internacionales de los Estados miembro a la Unión Europea, el reconocimiento de la competencia sobre productos sensibles por parte de nuevos mercados, la prolongación de la crisis económica y la desigualdad han empeorado, sin duda, el marco de cohesión y solidaridad que hizo posible los mejores años de historia de la compensación de las desventajas impuestas por la lejanía, la insularidad y la fragmentación del conjunto de las RUP. En este escenario, señorías, señor consejero, creo que la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la isla de Mayotte del pasado diciembre de 2015 arroja un mensaje de aliento. La base jurídica del artículo 349 del Tratado Fundacional de la Unión Europea autoriza no solo a excepcionar la normativa del derecho derivado para proteger a las RUP -reglamentos, directivas, decisiones- sino también a adoptar legislación específica que satisfaga sus demandas, lo que sin duda ha reforzado jurídicamente la realidad de la ultraperiferia.

En consecuencia, el memorándum aprobado deberá, tal y como señala el preámbulo, inspirar la estrategia que la Comisión Europea aprobará a favor de las regiones ultraperiféricas y marcará la reflexión, por tanto, a la conferencia respecto al periodo de programación después del 2020. Las RUP comparten limitaciones específicas cuya persistencia y combinación perjudican gravemente su desarrollo económico y social. Por ello instan a la Comisión Europea a respetar los compromisos adquiridos en el marco de la comunicación de 2012, aquella comunicación a la que ya se ha hecho referencia aquí, Las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea: hacia una asociación en pos de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, y velar para que, cuando proceda, se tome en consideración la dimensión ultraperiférica en la evaluación del impacto y otros documentos destinados a la elaboración de iniciativas estratégicas.

Esta comunicación, señor consejero, incorporó dos ejes: el eje social y el relativo al cambio climático, aunque no se avanzó ni se desarrolló en su concreción. Por lo tanto, creemos que, dado que la propia comunicación hablaba de una revisión a finales del 2017, desde el Grupo Socialista entendemos que tiene que llevarse a cabo esa revisión e incorporar, efectivamente, la dotación financiera para que esos dos ejes puedan desarrollarse en su integridad.

Las reformas de las políticas de la Unión Europea y del marco financiero plurianual después del 2020 constituirán, por lo tanto, etapas esenciales para llegar a integrar progresivamente a las RUP en lo que se ha denominado "zona habitable", donde las condiciones de crecimiento de estas sean óptimas.

Se reclama, igualmente, una política comercial que ponga límites claros a las concesiones realizadas por la Unión Europea en el marco de las negociaciones de los diferentes acuerdos y la sistematización previa de los estudios de impacto.

Otro asunto que nos preocupa, y que ya usted hizo mención a él y se ha nombrado esta tarde, es que la comunicación que la Comisión Europea vaya a adoptar a finales del presente año tenga en cuenta la situación que se ha creado a raíz de la salida del Reino Unido. Es preciso analizar las consecuencias del brexit para Canarias, tanto la hipotética pérdida de fondos europeos como el impacto sobre el turismo, motor de nuestra economía, y sin duda un sector turístico en el que el 30 % de los turistas o más, de los turistas que nos visitan, procede del Reino Unido. De la misma manera que entendemos que deben también analizarse y estudiarse las repercusiones que nuestras producciones agrícolas de exportación puedan tener como consecuencia de la negociación de un nuevo tratado de libre comercio entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Señorías, señor consejero, el memorándum de conclusiones adoptado por las RUP a raíz de este IV foro es una herramienta útil para la transformación del enfoque aplicado hasta ahora a la regiones ultraperiféricas. Ya hemos señalado algunas de sus consecuencias pero señalo otras, que son sin duda fundamentales para lo que acabo de señalar: cláusulas de salvaguarda frente al impacto sobre las RUP de los acuerdos y tratados internacionales que afectan a las producciones sensibles, en nuestro caso plátano y tomate, al objeto de prever mecanismos adecuados para su compensación; incremento del nivel de las ayudas aplicables en agricultura y pesca; apuesta por la innovación, la educación, la cultura y la movilidad de las producciones artísticas y culturales con programas específicos de financiación e infraestructuras idóneas; fomento del empleo, la formación profesional y capacitación para el cambio de modelo productivo; integración de las RUP en las redes transeuropeas de transporte y convocatorias específicas para la adaptación a las autopistas del mar, aumentando los gastos elegibles para la apertura de nuevas líneas; y una excepción permanente, señor consejero, en el sistema de comercio de derechos de emisión de la aviación comercial, la famosa quinta libertad, pensando en compensar el cada vez más sangrante déficit de conectividad, recrudecido, sin duda, por la crisis económica.

Como dijo el presidente Juncker, es necesario reafirmar a las RUP como territorios netamente europeos y ejecutar en toda su extensión la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea para la aplicación del artículo 349 del Tratado de la Unión. Pero, como ha dicho nuestro eurodiputado Juan Fernando López Aguilar, "confiar está bien pero es mejor controlar". Toca ahora al Gobierno de Canarias, toca ahora a este Parlamento, llevar a cabo un seguimiento en la aplicación y en el nivel de ejecución de este memorando aprobado en el IV foro. El Grupo Parlamentario Socialista hará el seguimiento sin duda y estaremos muy pendientes de las acciones que se han comprometido y el desarrollo de las mismas, y de la defensa que de estas se haga para que se incorporen lógicamente a la estrategia. Porque, señor consejero, nuestros déficits estructurales -la lejanía, la insularidad, la doble insularidad, como bien decía el portavoz del Grupo Mixto- deben tener su compensación efectiva en el diseño futuro de las RUP a partir del año 2020, porque las RUP, señor consejero, señorías, siguen estando a día de hoy particularmente alejadas de los objetivos de la Estrategia Europa 2020, sobre todo respecto a la tasa de empleo, a la disminución del abandono escolar o el índice de éxito de los jóvenes en la enseñanza superior.

Es, por tanto, un paso importante el que se ha dado pero se requiere concreción, señor consejero; se requiere además que se plasme en una ficha financiera, como ya se ha dicho, para que este conjunto de acciones sean de verdad eficaces y contribuyan a lo que hemos dicho ya: a compensar nuestras desventajas para poder competir y desarrollarnos en igualdad que el territorio continental.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Marcos.

Por el Grupo Nacionalista Canario, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes. Señor consejero.

El pasado 25 de marzo, los líderes europeos celebraban en Roma el 60 aniversario del Tratado de Roma, por el que se funda la Comunidad Económica Europea. El Reino Unido no acudía a la cita, confirmando su ruptura, escenificada esa misma semana cuando la premier británica notificaba la activación del artículo 50 del Tratado de la Unión Europea. Se abre un proceso inédito entre el Reino Unido y la Unión Europea que ha de durar al menos dos años para fijar las condiciones y los términos de la retirada y definir el futuro encaje del Reino Unido en la Unión Europea. Será decisivo porque de una gestión inteligente del fenómeno del brexit dependerá evitar el efecto contagio entre otros países. Y además tiene una incidencia muy importante para Canarias, principalmente en el ámbito del turismo y de las exportaciones. Un proceso plagado de incertidumbres que conviene observar con prudencia a fin de estar preparados desde Canarias para la toma de decisiones.

En palabras del presidente Juncker, seis décadas después de su nacimiento el proyecto europeo se enfrenta a una crisis existencial. En sus años de andadura ha cosechado resultados positivos en torno al mercado común, basado en la libre circulación de personas, bienes, servicios y capital, la unión aduanera, la moneda común, su influencia política y diplomática en el mundo y un conjunto de políticas comunes entre los países miembros, como la política agrícola común, la comercial, la de transporte o la medioambiental. Pero por encima de todo la Unión ha favorecido una convivencia pacífica que ha permitido a Europa vivir el periodo de paz más largo de su historia.

No obstante, hoy estamos ante una Europa muy debilitada que pasa por sus horas más bajas. El proyecto común se ha resentido por su incapacidad de acometer los problemas de la inmigración, el terrorismo, las consecuencias derivadas de la grave crisis económica, las desigualdades sociales, los elevados índices de desempleo y el ascenso del populismo, problemas a los que se suma ahora el brexit. Europa conseguirá superar su futuro incierto si abandona su tibieza ante la crisis de los refugiados, aborda una política migratoria y de asilo común y si es capaz de mejorar la seguridad, reforzando la lucha contra las nuevas formas de terrorismo, que producen efectos devastadores.

Asimismo, Europa debe desterrar las políticas de austeridad, que han favorecido el avance de los populismos extremos, lo que implica una apertura hacia una dimensión más social que permita crear empleo y preservar el Estado del bienestar.

El proyecto europeo ha sido un buen paraguas para Canarias, desde el reconocimiento jurídico, en el artículo 349 del Tratado de Lisboa, de una situación específica en la Unión Europea en consideración a nuestras singularidades como región ultraperiférica. Pertenecer a las RUP nos ha permitido mantener los incentivos económicos y fiscales del REF, la Zona Especial Canaria, las medidas en el marco de las políticas de cohesión, como el fondo específico de las RUP, el Posei, en el marco de las políticas agrícola y pesquera, o el Régimen Específico de Abastecimiento -el REA-, entre otras cuestiones.

El carácter estructural de las dificultades derivadas de la lejanía, el aislamiento, la insularidad, la doble insularidad, la reducida superficie, la compleja orografía y la dependencia económica como factores que nos diferencian exigen aprovechar la oportunidad de fortalecer una posición conjunta de todas las regiones con ocasión del IV foro de la ultraperiferia celebrado el pasado marzo, de cara a la renovación en este mismo año 2017 de la estrategia a favor de las regiones ultraperiféricas. Bajo el lema las RUP, tierras de Europa en el mundo, hacia una estrategia renovada, se presentaba el memorándum que se ha venido a denominar Por un nuevo impulso en la implementación del artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Este memorándum es el punto de referencia para una nueva comunicación que la Comisión Europea sobre las regiones ultraperiféricas deberá abordar para el periodo posterior al 2020 y que habrá de adoptar en este mismo año 2017.

El foro se desarrolló en un momento decisivo para Canarias, marcado por la futura comunicación y el comienzo de las reflexiones sobre la futura estrategia de la Unión Europea, la renovación de las políticas europeas y el próximo marco financiero plurianual. A ello se añaden las posibilidades abiertas por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de diciembre del 2015, la que se ha mencionado aquí, la sentencia Mayotte, que da un paso para el desarrollo del principio de un tratamiento diferenciado para las RUP en todas las políticas europeas. El artículo 349 del Tratado de Lisboa constituye una base jurídica para adoptar, mediante un procedimiento legislativo especial, medidas específicas destinadas a adaptar el derecho europeo a la situación de las RUP.

El Tribunal de Justicia de la Unión marca en términos gráficos un derecho a la distancia justa, ni demasiado cerca -lo que sería la integración- ni demasiado lejos, es decir, que no nos quedemos en ángulos muertos del orden jurídico europeo, y contribuye a definir lo que tiene que ser una verdadera zona habitable para el desarrollo de las RUP en el seno de la Unión. Abre una vía a una toma en consideración más precisa de la realidad de las RUP, invirtiendo la lógica que prevalecía hasta ahora: en lugar de conceder una compensación por el olvido, realizar concesiones puntuales, plantea el principio del uso sistemático de las posibilidades que ofrece el artículo 349 del tratado.

Las RUP se pronunciaron por primera vez sobre los principios que deben regir las relaciones entre estos territorios alejados en el llamado Memorándum de Cayena en el año 1999, completados con los memorándum en 2003 y 2010, con dos nuevas orientaciones en ese caso: el principio de proporcionalidad y el de la realidad. Estos principios constituyen la piedra angular de la estrategia de desarrollo de las RUP y en todos esos memorándum Canarias siempre ejerció su influencia y un papel activo al respecto.

Tras varios años, los retos y los objetivos siguen estando intactos: permitir que nuestras regiones puedan desarrollarse a partir de su potencial y de la valoración de sus potencialidades en un marco que garantice el principio de igualdad de oportunidades y de coherencia de las políticas europeas. Por eso hay que insistir para que la estrategia renovada que defina la Comisión tenga como principal objetivo que todos los ciudadanos de las RUP tengan las mismas posibilidades y expectativas que el resto de ciudadanos europeos.

Para Canarias la condición de RUP puede ser una oportunidad para Europa, como territorio tricontinental, plataforma logística y solidaria también para terceros países, en especial para la vecina África. Canarias, desde el liderazgo en el marco de las RUP, está en condiciones de contribuir a que Europa sea mejor, más fuerte y más solidaria desde nuestra posición de frontera sur de Europa.

El Gobierno tiene el apoyo del Grupo Nacionalista Canario para que continúe defendiendo la posición de Canarias en el contexto al que se enfrenta Europa: el contexto de crisis, la necesaria revisión del proyecto europeo, las revisiones sobre la futura estrategia y la renovación de las políticas europeas en el marco financiero plurianual del 2020, sin renunciar a los principios de igualdad y proporcionalidad, esenciales para las RUP, y haciendo valer nuestro liderazgo y nuestra posición geoestratégica privilegiada como territorio europeo en el Atlántico Medio.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Para finalizar esta comparecencia, el señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Gracias, señor presidente.

Señora Beato, decía usted que este foro se desarrolló en un momento decisivo. Efectivamente, el 29 de marzo estábamos en Bruselas. Nosotros estábamos entregando el informe de la Comisión del brexit, un informe que habíamos preparado desde el mes de septiembre del año pasado, que habíamos estado preparando con agentes económicos y sociales, con el fin de enfrentarlo a la encrucijada en la que estamos, que, como decía la señora Tavío, hoy se incrementa con el efecto de unas elecciones que se presentan para el Reino Unido para el mes de junio. Es una encrucijada. Nosotros habíamos hecho los deberes con respecto al brexit, con lo cual, señora González, aunque usted me decía que era pesimista con respecto al reparto de los fondos, era muy pesimista con respecto al reparto de los fondos posterior al brexit... y, bueno, intentemos por lo menos trabajar para que el efecto sea el menor posible. Evidentemente es una situación difícil y, como difícil que es, hay que tratarla.

Pero, bueno, el contexto europeo en el que estamos es el que es, hay elecciones en diferentes países, pero era importante que Canarias estuviera en el Foro RUP y que estuviera bien acompañada.

Decía la señora Santana, nombró a la COAG y nombró a las cofradías de pescadores. Pues la federación también estaba allí, y tuvieron oportunidad de manifestarse en el seno de Europa. Y además fueron invitados y acompañados por el Gobierno de Canarias. En espacios de diálogo siempre se podrán encontrar soluciones a los problemas que seguro que habrá.

Lo que sí quiero situar es una cosa. Pasar de un periodo a otro, subir casi un dieciocho por ciento los recursos que asigna Europa, es decir, pasar de los 3863 millones de euros a 4524 millones de euros, no será porque se hayan hecho mal las cosas. No lo creo así. Es una cuestión sencillamente de números. Si partimos de la base de que Europa está siendo consciente de la situación de Canarias, y como lo refleja en el 349, y luego ha sido posicionado con la sentencia del 15 de diciembre de 2015 -a la que se han referido varias de sus señorías-, pues, resulta que, bueno, que mal no se ha hecho. Pero es que además, si el señor Juncker, en el foro, dice que Canarias en estos tiempos está siendo un ejemplo de cómo se está intentando impulsar la innovación, cómo se impulsan las energías renovables, pues, resulta que tampoco se debe estar haciendo tan mal. Y si también el señor Vela, el comisario Vela, hace alusión al futuro de la Plataforma Oceánica -Plocan-, como un ejemplo de cómo abordar el futuro de una región ultraperiférica como Canarias, ligada al mar, y hace mención a que es un trabajo bien hecho, creo que tan mal no se están haciendo las cosas.

Con lo cual, saliéndome del pesimismo, entendiendo que la situación es complicada, sí es verdad que fuimos al Foro de las Regiones Ultraperiféricas con la ilusión de conseguir por lo menos sentar las bases de que para el 2020, de que para el 2020 las cosas vengan lo mejor posible, teniendo en cuenta que el escenario va a cambiar.

Y, bueno, me decía el señor Ramos que la doble insularidad no estaba. En el capítulo de las empresas, señor Marcos, en el capítulo se hace referencia a la doble insularidad como un efecto de limitación especial para el crecimiento de las empresas en las regiones ultraperiféricas. Tenga en cuenta, además, que dice: "el aislamiento o la insularidad y en algunas regiones la doble insularidad". Eso, señorías, está puesto por nuestra presión para que se introduzca. Con lo cual estamos haciendo un trabajo que está en todos los niveles de la escalera y estamos intentando que la doble insularidad también sea contemplada en todos los aspectos a la hora de aplicar en la futura comisión.

Y, bueno, hablando del memorándum, como sus señorías citaban, el memorándum no es nada más que la base para que la Comisión Europea pueda tener una nueva comunicación. Esta comunicación, como ustedes saben, la que viene del 2010, tenía tres principios: accesibilidad, competitividad e inserción regional. Y, posteriormente, en el 2012, como decía el señor Marcos, se incluyó un eje social para la creación de empleo y el crecimiento y un planteamiento global para una acción por el clima. El memorándum, señorías, el memorándum que se ha desarrollado sigue los tres objetivos iniciales: el de la accesibilidad, la competitividad y la inserción regional, y añade el de la dimensión social. Y lo hace con base en un triple equilibrio. Un equilibrio que está entre las limitaciones y las potencialidades, es decir, a través de mecanismos de compensación para las limitaciones que tenemos y a través de medidas de impulso para las potencialidades; lo hace también en un equilibrio entre la dimensión interna, es decir, la pertenencia a la Unión Europea y la participación en un mercado único, y la externa, la situación geográfica y la inserción regional; y, por último, por un tercer equilibrio, que es entre la adaptación de las medidas generales y la creación de instrumentos específicos para cada una de las RUP.

Y en este nuevo memorándum lo que se propugna es que hay que aprovechar al máximo todas las oportunidades que nos ofrece el 349, que queda ratificado con la sentencia del 15 de diciembre de 2015. Y se trata de que en la ultraperiferia permita que nos situemos en una zona habitable del derecho europeo en la que no se asimilen las políticas de las RUP a las de los territorios europeos ni que tampoco se hagan adaptaciones forzadas, es decir, ángulos muertos donde la legislación europea no sea eficaz. Se trata, señorías, de tener, en coherencia con el objetivo, un método de aplicación de la estrategia para las regiones ultraperiféricas y se trata de la consolidación de los dispositivos específicos existentes, es decir, del Posei, del fondo RUP, de los regímenes fiscales y aduaneros específicos. Se trata también de la adaptación de programas e iniciativas que son horizontales y que no tienen aún en cuenta la dimensión de las RUP, y cito aquí el Plan Juncker o el Horizonte 2020. También está la creación de nuevos instrumentos específicos cuando sean necesarios, para el empleo o para la energía o transporte, que para eso hemos creado o estamos constituyendo las diferentes redes RUP.

Y en ese memorándum, que tiene diecisiete capítulos...Usted hace mención a algunas cosas, el señor Marcos citaba algunas de ellas; a mí me gustaría citar algunas también. Se cita, por ejemplo, mantener el programa del Posei o aprobar, con carácter permanente, los regímenes de ayuda de las RUP, para no tener que estar revisándolos cada siete años, por lo menos, o renovándolos; mantener la regla específica de la cofinanciación del 85 % en los fondos Feder y Feader o facilitar el acceso de las RUP a la financiación del plan Juncker, algo que fue demandado de forma continua por todas las regiones ultraperiféricas; también favorecer la movilidad de los artistas en las regiones ultraperiféricas y de sus creaciones, con un apoyo que sea reglamentario y financiero específico; o apoyar una acción preparatoria para la promoción de los empleos verdes y los empleos azules, que están exactamente en la economía circular o en el aprovechamiento de nuestro mar.

Y ahí también todas las regiones ultraperiféricas estábamos de acuerdo en incluir un tratamiento específico para la directiva de las energías renovables, para lo cual además presentamos una enmienda, prever convocatorias específicas en programas horizontales vinculados a la energía o instaurar mecanismos y apoyos específicos a la energía en las regiones RUP -de alguna forma sería un Posei de energía- y crear un programa de conservación de la biodiversidad en nuestras zonas; facilitar el desarrollo de la actividad de la gestión de los residuos mediante reglamentaciones que estén adaptadas a las regiones ultraperiféricas; mantener nuestras especificidades fiscales -mantener el IGIC, los impuestos especiales, el AIEM, los incentivos fiscales-; también adoptar soluciones reglamentarias específicas que favorezcan proyectos de cooperación regional de las RUP en su espacio geográfico; y, por último -por citar otra-, incluir una exención permanente para las RUP en el sistema de comercio de los derechos de emisión aduaneros.

Señorías, el objetivo de asistir a este foro y de trabajar en este foro era defender y apoyar este memorándum, que, como ya decía inicialmente, va a ser el que va a dar lugar a una comunicación de la Unión Europea a finales de este año, que esperamos sea sensible a todo aquello que han manifestado las RUP y que ha quedado en un documento, y que se convierta al final en unas medidas que hagan que la vida de los canarios en concreto sea lo más parecida a la de cualquier europeo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1062 Sobre -Consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento-, sobre el IV Foro RUP.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico