Diario de Sesiones 73/2017, de fecha 18/4/2017 - Punto 26

9L/C-0998 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE MEDIDAS EN CUMPLIMIENTO DE LA ESTRATEGIA DE SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA Y REDUCCIÓN DE CARGAS BUROCRÁTICAS DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Proseguimos con la siguiente comparecencia, instada por el Grupo Popular al consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, sobre medidas en cumplimiento de la Estrategia de simplificación administrativa y reducción de cargas burocráticas de la Administración pública de la comunidad autónoma.

Para su defensa, el señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero, señor Barragán.

El Gobierno de Canarias, en junio del 2016, aprobó la Estrategia de simplificación administrativa y reducción de cargas burocráticas en la Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias. Fue una medida importante, necesaria, a nuestro juicio llegó algo tarde, pero desde luego ha sido una medida bienvenida por mi Grupo Parlamentario Popular.

Quiero decir que la simplificación y la reducción de cargas debe ser un mandato, debe ser una obligación de carácter permanente, señor Barragán. Debe ser un objetivo a buscar no solo en los momentos de crisis económica, de recesión económica, no solo que se ponga toda la carne en el asador para reducir cargas burocráticas y simplificar cuando los ingresos públicos se reducen notablemente, porque eso significaría, sensu contrario, que cuando las cosas van bien, pues, probablemente, de acuerdo con ese criterio, volveríamos a penalizar a los ciudadanos con más requisitos, con más exigencias, añadiríamos más ladrillos de papel para resolver cualquier expediente administrativo solicitado por los particulares. Debe ser, insisto, un mandato habitual, un mandato permanente, que no tenga plazo de caducidad, señor Barragán. Una práctica ineludible, como ya existen otras en la Administración; me vienen a la memoria, por ejemplo, los informes que se hacen sobre igualdad de género. Tiene que haber algo, en todas las medidas que la Administración hace, en relación con que se analicen, se estudien y se pongan en práctica medidas necesarias para evitar cargar en exceso al ciudadano con más cargas burocráticas al respecto.

Es verdad que el Gobierno -y lo reconozco- está cargado de buenas intenciones, señor consejero. En febrero del 2005 aprobó el Plan de simplificación y racionalización en la Administración pública; en el 2009, un decreto, el 48, donde se establecieron medidas para la crisis económica y para la simplificación administrativa; el acuerdo del Gobierno del 2011 sobre el análisis de la simplificación y racionalización de los procedimientos; acuerdo del Consejo de Gobierno también, de agosto de 2012, donde se aprobó la Estrategia de modernización y mejora de los servicios públicos de la comunidad; el Decreto 68 del año 2015, que establece un marco legal para la innovación y mejora de los servicios y donde además se somete a información pública la estrategia de simplificación.

Son buenas razones, mejores intenciones, pero a mi juicio -perdone que se lo diga, señor Barragán- con resultados prácticos bastante poco plausibles. El mejor argumento es que once años después de aquel año 2005 todavía estamos hablando de lo mismo sin que hayamos dado la batalla por ganada, señor Barragán. Por eso, en fin, quiero decirle, quiero explicarle o quiero preguntarle qué es lo que ha hecho en relación con este tema el Gobierno.

La Administración pública, señor Barragán, tiene una tendencia genética a engordar. Año a año coge cada día o cada mes unos pocos kilitos de más y cuantos más ingresos públicos haya, pues, más kilitos va cogiendo la Administración pública, y eso, en fin, por mucho que se haya intentado, no ha habido todavía una dieta, una dieta, que haya permitido solventar el problema y volver, a la Administración pública, a tener ese estado de revista perfecto. Si usted pasara a la historia como el médico experto en nutrición que nos permita tener una Administración pública a la orden o en perfecto estado de revista, desde luego muchos canarios se lo vamos a agradecer.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Jorge.

Para su primera intervención, el señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias. Señorías.

Don Miguel Jorge, ¡me ha quitado usted las ganas de montar el restaurante!

Efectivamente, tiene usted razón en que por parte de la Administración autonómica se lleva tiempo trabajando en esta línea, pero, en cuanto a lo que usted estaba comentando de ganar la batalla, me acojo a sus primeras palabras: esto es una batalla permanente, precisamente por lo que usted estaba comentando. La Administración en general tiende exponencialmente a engordar en la medida en que va creciendo, y además lo detecto día a día, cómo te das cuenta de que en muchas ocasiones lo que queremos es crear un procedimiento nuevo, una reunión nueva, una comisión nueva, para tomar las mismas decisiones que se podían tomar antes, y soy consciente de que efectivamente a veces caemos en la tentación de engordarla sin querer.

Lo que usted nos comenta, la Estrategia, como usted bien ha dicho, de simplificación administrativa y reducción de las cargas burocráticas, se aprobó efectivamente en junio del 2016. Sabe usted que tenía dos momentos de medición, uno es diciembre del 2016 y diciembre del 2017, de todas las medidas que se iban a poner en marcha.

Le debo confesar que la simplificación no es un asunto sencillo de llevar a cabo. Es decir, una vez que se crea toda esa burocracia, que todo el mundo está acomodado a trabajar de una determinada manera, intentar volver a descargar de algunos procedimientos a veces resulta difícil y por eso le quiero expresar que, a pesar de estos intentos, tengo que decirle también que se ha conseguido muchísimo durante todos estos años.

Debo recordarle también que el Estado ha hecho un esfuerzo con la Ley 39 y 40/2015, que se pusieron en marcha en octubre del año pasado, precisamente en la misma línea, y además de obligatorio cumplimiento y una de las cosas que también hemos hecho en esta fase.

Pero efectivamente hay dificultades para conseguir que el ritmo se consiga. De hecho, le puedo decir que todo lo que está previsto en el decreto, en este caso las once medidas que estaban previstas en la resolución del acuerdo del Consejo de Gobierno, en estos dieciocho meses de vida de la estrategia, sabe usted que se tenían que emitir tres informes semestrales que den cuenta de la evolución de la misma durante este periodo de tiempo. Y ya les adelanto que el primer informe, el correspondiente al segundo semestre del 2016, está en elaboración y pensamos emitirlo no mucho más tardar del mes que viene; es decir, estamos concluyendo las cifras y, por lo tanto, le podremos dar información ya más veraz. Pero sí que puedo estar en disposición hoy de adelantarles en este caso algunos de los datos sobre los once proyectos.

Ya disponemos, al cierre del 2016... Le adelanto que mi impresión es que son pobres los datos, son pobres. Es decir, no hemos conseguido un nivel en los términos que nosotros consideramos que sería aceptable. Sabe que la estrategia tiene una medición sobre 100 puntos y en este caso oscilan entre los 22 y los 31 puntos de 100, la primera aproximación que hemos hecho a los datos. En cinco aspectos. El grado general de adaptación a la nueva ley, a las leyes que le comentaba antes del Estado, está en 31 puntos de 100; el uso de la plataforma de intermediación de datos, en un 24 puntos de 100; la implantación de la notificación por medios electrónicos, 27 de 100; la adaptación de los modelos normalizados de solicitud, 25 de 100; y la posibilidad de aplicación de nuevos procedimientos simplificados, 22 de 100.

En general se hace evidente la necesidad de adaptar los procedimientos de la Administración autonómica a la nueva ley estatal, a través de la tramitación telemática, la plataforma de intermediación de datos o el procedimiento simplificado. En este sentido avanzo que ha aflorado un 10 % de las actuaciones administrativas que no constaban en el inventario del Sicac, por lo que ahora no se podían tramitar en la sede electrónica. Es decir, también nos ha servido todo este trabajo para identificar procedimientos que se hacían en las distintas consejerías y que efectivamente no estaban o no se podían tramitar, como digo, en la sede electrónica. Y además también sabemos que un 63 % de estos fueron modificados en los dos meses anteriores a la evaluación de la misma, lo que nos da una idea de cuáles generan la mayor demanda ciudadana y nos permitirían priorizar su mayor uso y, por lo tanto, abordarlos de forma diferente.

Por otro lado, la consulta de la plataforma de intermediación de datos está ya utilizándose en 24 procedimientos, como decía, encontrándose en trámite para su uso en otros 69, mientras que la notificación por medios electrónicos está en trámite para su próxima utilización en otros 50 procedimientos.

En definitiva, confío en que al término de la estrategia, a finales de este año, habremos conseguido una Administración más cercana y ágil para la ciudadanía, que suprima trámites duplicados, pero reconociéndole, señor diputado, que efectivamente no es un trabajo sencillo, que nos está costando un poco que todo lo que eso... Debo decirle también que estos datos, cuando hagamos el informe, aparecerán datos de que algunas consejerías, efectivamente, están en un estado de prácticamente sobresaliente y otras, obviamente, por debajo del 5, pero le estoy dando la media del dato de la comunidad autónoma.

Mi intención, dado el interés de la Cámara en este asunto, es que cuando esté elaborado el primer informe pedir una comparecencia y, aparte de los trabajos que tengamos que hacer con los distintos departamentos, traer los datos ya concluidos aquí y evidenciar, en el debate que tenga con sus señorías, las posibilidades también de mejoras o sugerencias que nos puedan hacer para seguir mejorando en esta estrategia, que, coincido con usted, debe ser permanente.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Turno de los grupos no solicitantes. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

A finales de febrero se presentaron los proyectos Gobab y Simplimac en las jornadas de trabajo sobre los programas de cooperación internacional MAC 2014-2020. Dos proyectos que usted, señor consejero, calificaba de fundamentales a fin de impulsar la elaboración de la estrategia canaria de gobierno abierto y el desarrollo de la Estrategia de simplificación administrativa y reducción de las cargas burocráticas de la Administración pública de Canarias.

La prestación de un servicio público eficaz, eficiente, de calidad y cercano al ciudadano es un pilar básico en la actividad de la Administración pública. La reducción de cargas administrativas y trámites burocráticos facilita la comunicación a los ciudadanos con la Administración, fomentando su participación e implicación en la sociedad. Pero es que además es un factor determinante del crecimiento económico, favoreciendo la creación e implantación de empresas, y con esto la consolidación de este sector productivo.

Señor consejero, su predecesor nos informó de que iban a simplificar los procedimientos para la creación de empresas, calificando esta actuación de vital para Canarias. ¿Qué se ha hecho al respecto?, ¿se han adoptado medidas que facilitan la implantación de empresas?

Señorías, necesitamos una Administración más eficiente, moderna, transparente y dirigida al ciudadano, una Administración que ayude a impulsar el crecimiento económico, minimizando las barreras burocráticas y agilizando la tramitación de subvenciones y ayudas, de manera que se favorezca más a las áreas sociales. En este sentido, en Canarias tenemos una tarea pendiente con la simplificación administrativa, que deberá realizarse en colaboración con otras áreas. Por ejemplo, ¿para cuándo, señor consejero, la tarjeta que reconozca el grado de discapacidad, para que quien debe acreditar tal circunstancia ante una Administración no tenga que ir cargado de papeles? ¿O para cuándo una plataforma que coordine todas las administraciones?

Señor consejero, hay quienes no tienen acceso a internet, también a ellos hay que darles una respuesta. Hasta que no exista el portal común que permita a las administraciones más cercanas al ciudadano facilitar esos trámites, estos ciudadanos carecerán de respuesta. Debemos acercar un poco más la Administración a todos los ciudadanos. Por tanto, apostemos por una Administración eficiente y de calidad para todos y todas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señor consejero.

La nueva Estrategia de simplificación administrativa y de reducción de las cargas burocráticas, que fue aprobada el 16 de junio de 2016, o sea, hace diez meses -y además digo una nueva estrategia porque esta ha sido aprobada sin que ni siquiera se hayan evaluado las anteriores-, establece como acciones derivadas de la misma once proyectos, tres de los cuales debían estar finalizados el pasado 15 de noviembre y seis, el 30 de diciembre.

Los tres proyectos que tenían que finalizar el 15 de noviembre pasado son la actualización de las actuaciones administrativas inventariadas en el Sicac, cuya meta era que el 100 % de las actuaciones tuvieran todos los datos cumplimentados; la segunda era la revisión de la documentación y datos exigidos a los ciudadanos en los procedimientos administrativos, cuya meta era que el 100 % de las actuaciones estuvieran revisadas; y la tercera, la evaluación de la adaptación de las actuaciones administrativas a la Ley 39/2015, cuya meta era cumplimentar el informe. (Abandona su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

De las seis que debían estar finalizadas el 30 de diciembre de 2016 eran la elaboración de un listado de actuaciones en las que se sustituyera la autorización por una comunicación o declaración responsable; la reducción de los plazos de resolución; el incremento en al menos cinco por cada departamento del número de actuaciones de respuesta inmediata y de actuaciones administrativas automatizadas; y la telematización de los procedimientos administrativos, cuya meta era que el 100 % de las actuaciones se encontraran en el nivel 3. En este último caso, y según la información facilitada por el anterior consejero, a junio de 2016, que es la fecha en que se aprobó la nueva estrategia, ya estaban identificados todos los procedimientos incluidos en el Sicac y los que se encontraban en el nivel 3 eran del 44,5 % y no del 50 %, que son los que se determinan en el documento de la estrategia. Por último, y en octavo lugar, era la generalización del silencio administrativo positivo, sin que se estableciera un número mínimo de actuaciones administrativas por las que se modificara el sentido del silencio. Asimismo, establecía que cada seis meses se elevaría al Gobierno un informe de seguimiento y de evaluación de las medidas establecidas, informe que no está publicado en la web y que si estuviera publicado a lo mejor nos hubiéramos ahorrado esta comparecencia.

Pero, bueno, en este contexto, visto lo visto, y a los hechos históricos me remito, yo lo que le pido es saber si se ha cumplido con las metas establecidas para cada uno de los proyectos, tanto los de noviembre como los de diciembre, aunque usted ya ha dicho que son pocos. En caso afirmativo, de aquellos que se han cumplido, que nos informe de cuáles son los nuevos proyectos, las metas y los plazos establecidos y en caso negativo, para los que no se cumplieron, que nos informe de la causa del incumplimiento.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos, tiene la palabra la señora Monzón.

La señora MONZÓN NAVARRO: Buenas tardes a todas y a todos.

La simplificación administrativa se entiende como la reducción de las barreras y cargas derivadas de la actividad burocrática de las administraciones, algo que siempre ha estado y está presente en todas las administraciones públicas. Hay objetivos claros a la hora de esa simplificación administrativa, en esa reducción de cargas administrativas, para favorecer tanto la actividad económica y simplificar, sobre todo, las relaciones de los ciudadanos y de las empresas con las distintas administraciones. Por tanto, esa simplificación administrativa lleva a la simplificación de los procedimientos, lleva también a reducir los documentos a presentar en los distintos trámites, lleva también consigo el avanzar hacia la administración electrónica y mejorar la regulación, que es la que dota al final de esos procedimientos para que sean, tengan las garantías suficientes a la hora de cumplimentar con los mandatos legales.

Es evidente que no todos los procedimientos son iguales ni todas las obligaciones ni la relación entre los ciudadanos con la Administración son iguales. Va a depender en gran medida de esa relación cómo podamos simplificar o cómo vamos a avanzar en estos procedimientos, manteniendo siempre la eficacia y la eficiencia como objetivos claros, pero también, decía, la seguridad.

Es una reiterada demanda de todos los destinatarios, es decir, ciudadanos y agentes socioeconómicos.

Y, bueno, en la resolución del 16 de junio de 2016, donde específicamente se dispone la publicación de ese acuerdo que aprueba la Estrategia de simplificación administrativa y reducción de cargas burocráticas de la Administración y sus organismos dependientes, para que sea realmente eficaz hay dos cosas esenciales desde el punto de vista de nuestro grupo parlamentario, que es tener los medios técnicos suficientes y tener también el personal suficiente para realizar esas labores. Y en esto me gustaría que los señores del Partido Popular tuvieran en cuenta que las restricciones en las tasas de reposición que durante años se han sufrido en las administraciones sin tener en cuenta las características de cada una de ellas lo que ha hecho es que ahora mismo, en la actualidad, en la Administración autonómica haya una deficiencia, un déficit claro de medios de personal en la mayoría de los servicios para que al final los procedimientos puedan ser más ágiles y eficaces y se puedan resolver.

Desde el 2005 llevamos en el Gobierno de Canarias intentando mejorar estos sistemas de simplificación, que, como decía, van a depender muchísimo de cada procedimiento.

En el desarrollo y la implantación de la administración electrónica, a mí me gustaría, más que hablar de indicadores, hablar de la realidad y del sentir de muchos ciudadanos con respecto a la relación con la Administración, y por ejemplo, en el caso de la Agencia Tributaria Canaria, las relaciones de muchos empresarios, muchos autónomos, con esta administración tributaria, que al final esta sede electrónica, que están obligados a presentar una serie de modelos...; al final tiene que funcionar esa plataforma electrónica y no que se quede colgada o que haya muchos errores, como sucede cada trimestre cada vez que hay que presentar esos documentos.

También, efectivamente, el tema de mejorar la carga y la calidad en la prestación de los servicios públicos. Entendemos que tenemos que mejorar nuestro lenguaje, que seamos entendidos por todos los ciudadanos. La Administración tiene un lenguaje, los procedimientos de la Administración son complejos en muchos casos y tienen un lenguaje que no es suficientemente entendido por los ciudadanos, sobre todo a la hora de comunicarnos con ellos.

Es importante además que, cuando se vaya a registrar cualquier documento, funcionen los medios técnicos para que al final a los órganos gestores llegue la documentación lo más rápidamente posible. La firma electrónica ha sido un procedimiento que ha mejorado mucho esa relación, pero tenemos que seguir avanzando muchísimo. Como digo, sobre todo mejores medios técnicos y más medios...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra la señora Ventura Rodríguez Herrera.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, presidenta. Señorías, buenas tardes.

Señor Barragán, su antecesor, el señor Aarón Afonso, le dejó elaborada la Estrategia para la simplificación administrativa y reducción de las cargas burocráticas, respondiendo al interés del Gobierno en modernizar la Administración, en mejorar las capacidades del Gobierno, reducir cargas y elementos de ineficacia a la ciudadanía y a los agentes sociales y económicos.

Esa estrategia, como usted ha dicho, aprobada en 2016, tiene ya medios o estrategias para esa evaluación, en esas medidas que también ha enumerado. Ese ingente trabajo debe ser inaplazable. Esa tarea no se puede desarrollar, además, sin un enfoque integral de los procesos administrativos y sus diferentes dimensiones: la procedimental, la organizativa, la normativa, la de gestión del cambio y la participativa. Desde luego que esos resultados pobres que usted ya ha visto y esos procedimientos que estaban fuera y que se han incorporado hacen que los porcentajes sean menores. Eso ya lo sabíamos, como digo, desde la gestión del anterior consejero y es contra lo que usted tiene que luchar y con lo que tiene que seguir trabajando para conseguir los objetivos.

Entendemos, desde el Grupo Socialista, que los objetivos deben seguir siendo facilitar, suprimir, reducir y, como digo, acercar la Administración al ciudadano, y desde luego no dificultar esa gestión.

A esto además tiene que sumarse la imprescindible colaboración e implicación de todos y cada uno de los departamentos del Gobierno, no solo realizando un inventario de procedimientos administrativos o un análisis crítico de los mismos, sino también haciendo una apuesta decidida por marcarse objetivos a corto, a medio y a largo plazo.

Presupuestar el coste, que también es importantísimo y necesario, y quizás hasta ahora no se ha contado con el presupuesto necesario, priorizando los procedimientos que por volumen suponen un mayor beneficio para los usuarios. Hemos hablado y ya estamos escuchando distintos casos en los que los ciudadanos ven completamente imposible o muy difícil la gestión administrativa, también sectores económicos con un mayor impacto social y económico para favorecer la competitividad, el crecimiento económico, la generación de empleo y el esfuerzo del bienestar social.

Como digo, es cuestión de presupuesto pero además también de elementos claves en la estrategia, sin los que es imposible esa simplificación, la implicación de todo el Gobierno y además mantener un liderazgo, mantener una exigencia por su parte para ejercer esa simplificación, motivando además a todo el Gobierno, a todas las áreas de su Gobierno. Por tanto, desde el Grupo Socialista estaremos pendientes de ese liderazgo que debe ejercer usted...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Nacionalista, tiene la palabra la señora diputada doña Socorro Beato Castellano.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señor consejero.

Hace varias legislaturas el Gobierno comenzó a trabajar en este objetivo con avances significativos: creó el sistema de información multicanal, implantó la declaración responsable y la comunicación previa al inicio de actividad, en aplicación de la Directiva Bolkestein, el control financiero permanente, las actuaciones de respuesta inmediata, el catálogo de procedimientos administrativos, la administración electrónica, el registro electrónico y las sedes electrónicas, entre otras medidas. Esto fue posible gracias a un decreto en abril del 2009.

Señor Jorge, ese informe preceptivo que usted sugiere sobre la adecuación a los principios de simplificación de los nuevos procedimientos ya existe en el artículo 7 del Decreto 2009. Por lo tanto, nuestra percepción es que se ha producido un estancamiento.

Nos preocupa que se asimile la agilidad de la Administración a la desregulación. No deja de ser una ecuación simplista fiar la agilidad de la Administración a un mero cambio normativo. La simplificación la concebimos desde una perspectiva más amplia, evitando duplicidades administrativas. Hay que terminar el estudio sobre las duplicidades administrativas, revisando leyes, decretos y procesos internos, procurando que los del futuro nazcan bajo parámetros que garanticen la mínima intervención administrativa.

La organización, con una estructura dimensionada, y sus recursos humanos también han de estar al servicio de este propósito. ¿Y cómo?: si el Gobierno de España autoriza una mejora en las tasas de reposición, también acometiendo la racionalización, la reorganización y la redistribución de efectivos. Porque, miren, no hay complejidad alguna normativa en la expedición de un carné de familia numerosa y, sin embargo, acumulábamos varios meses de retraso. No demonicemos exclusivamente las normas.

En definitiva, es una combinación de procesos, personas, organización y tecnología para redefinir una Administración verdaderamente al servicio de las personas y al impulso de la economía. Con la implicación de todo el Gobierno, cada área tiene sus competencias, y su departamento debe marcar las pautas y conseguir la implicación de todos, con un mayor esfuerzo del Gobierno por una Administración más ágil y efectiva.

Desde nuestro grupo continuaremos haciendo un seguimiento de este asunto, prioritario para el impulso de la economía y sobre todo para la mejora de la calidad de vida de las personas, con una Administración más cercana, más fácil y más ágil.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para una segunda intervención, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, grupo proponente, tiene la palabra el señor diputado don Miguel Jorge Blanco.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señora presidenta.

La señora Beato fue miembro de la Comisión de Expertos de la reforma de la Administración pública de Canarias, esa comisión que el anterior Gobierno, el anterior presidente, el señor Rivero, creó. Sacaron unas conclusiones, unos informes, que parece que no gustaron mucho al Gobierno y, por tanto, cogieron la comisión, la cerraron y guardaron el informe en los cajones de Presidencia del Gobierno. Algunos lo tenemos y algunos lo utilizamos para trabajar y hacer iniciativas en relación con las distintas cuestiones, muy interesantes por cierto, que dicen en ese informe, del que la señora Beato, insisto, fue una partícipe muy directa y a la que nosotros evidentemente se lo agradecemos.

Mire, antes, en fin, teníamos una conversación, la portavoz nuestra, Australia Navarro, con la consejera de Hacienda, con Rosa Dávila, la señora Dávila, y nos expresó un poco el modo de cómo se concibe el papel de la Administración pública, el papel de los gobiernos, de las actuaciones del sector público, del papel, digamos, de la Administración pública en general en el conjunto de la sociedad. Tachó de éxito, de rotundo éxito, el exceso de recaudación que se ha producido con el IGIC. O sea, ese es el pensamiento que se tiene en relación con la capacidad de ingreso que las administraciones públicas tienen. Es un éxito rotundo que haya un exceso enorme de recaudación en el tema del IGIC. Yo creo que eso es un fracaso, a mí me parece un fracaso, porque significa que no se ha dimensionado de una manera adecuada y racional la utilización de los ingresos o la capacidad de recaudar, de apretarles el bolsillo a los ciudadanos, con la capacidad posterior de gasto que tiene la Administración. Por tanto, yo creo que eso es un fracaso. Eso es un concepto muy equivocado de cuál debe ser el papel que la Administración pública, los gobiernos en general -no me refiero solo al autonómico, me refiero en general al papel de los ayuntamientos, gobiernos autonómicos, nacionales, etcétera-, en relación con su determinación de jugar un papel preponderante o no dentro de la sociedad en general.

A mí de su intervención, señor Barragán, me preocupan varias cosas. En primer lugar -ya se lo dije antes, y usted coincide conmigo-, que la estrategia supuestamente finaliza en diciembre de este año. Yo creo que esto debe mantenerlo, y le pido además, señor Barragán, que haga usted lo posible para que esa idea cambie y no se termine, y dentro de tres años volvamos otra vez a crear otra estrategia, porque esa debe ser una actuación permanente. Tal como dice la señora Beato en su intervención, si esto está, pues, oye, que se aplique de verdad y que existan los informes necesarios para evitar duplicidades administrativas. En las que coincido también con la señora portavoz de Coalición Canaria, la simplificación no solo son cuestiones de expedientes, es cuestión de una concepción mucho más global del papel de la Administración.

Resultados pobres, datos de los que no se disponen en su totalidad y que se refieren al punto concreto de la adaptación a la Ley de Procedimiento Administrativo.

Pero a mí me gustaría saber ya cuestiones más concretas -que me imagino que no será posible ahora pero sí se las lanzo para que en alguna otra intervención sepa usted lo que realmente nos interesa a nosotros-: ¿cuántas autorizaciones administrativas se han sustituido por comunicaciones previas?, ¿cuántos plazos se han reducido a la hora de, en fin, de presentar documentación y expedientes?, ¿en cuánto se ha reducido, si se han reducido, los tiempos medios en resolución de todos los expedientes administrativos?, ¿en cuántos casos se ha sustituido el silencio negativo por silencio positivo?, ¿cuántas actuaciones de respuesta inmediata, los ARI famosos, se han implantado en Canarias en los últimos meses, en los últimos años?, ¿cuántos formularios precumplimentados, si hay más que antes, menos que antes?, ¿la telematización de actuaciones administrativas? En fin, todo este tipo de cosas que son algo más concretas y que entiendo que usted ahora no me pueda dar una respuesta, pero sí que sería interesante conocerlo porque al final eso es lo que le vale al ciudadano.

Voy a darle una vuelta de tuerca más a las cosas, señor consejero, una vuelta de tuerca más. ¿Cree usted que basta solo con la simplificación administrativa y la reducción de cargas para mejorar las relaciones entre los ciudadanos y la Administración pública o no será necesario seguir avanzando y subir un escalón más en este tema?, ¿buscar una manera para tratar de suprimir leyes y normas innecesarias que añaden confusión a todos los canarios? ¿Crear un grupo de trabajo en el seno de la propia Administración que, con espíritu crítico, no complaciente, con espíritu crítico, analice las normas legales y reglamentarias que están por estar, que no tienen ninguna utilidad pública, que no tienen ninguna necesidad social, pero que nos siguen molestando a todos? Porque estoy convencido de que con menos leyes y normas le aseguro que funcionaríamos mejor; habría más movimiento económico, habría más consumo, más inversión, más capacidad para decidir nuestro futuro de manera individual, en fin, sin interferencias, más ingresos públicos, más ingresos privados, mejora notable en la creación de empleo, que es, en definitiva, el fin prioritario.

Yo no sé si usted leyó un estudio que lanzó la Fundación DISA y Corporación 5, en enero de este año, que pone de manifiesto -de acuerdo con un estudio con la herramienta Juriscan, que es la legislación de Canarias, una herramienta pública- que desde 1982 hasta 2015 se han aprobado en Canarias 14 000 normas jurídicas. En Canarias solo 14 000 normas jurídicas: 349 leyes y 13 603 reglamentos, a través de sus diversos modos. Si a eso se le suman las normas del Estado, más de cuarenta mil, y las normas de la Unión Europea, que son más de cien mil en los últimos años, estamos hablando de una barbaridad de normas que nos afectan. Prácticamente, en todos los órdenes de nuestra vida, en todas las acciones que hagamos en nuestra vida, estamos afectados por una ley y por un reglamento. Y la tendencia es a subir permanentemente. Fíjense que yo pensaba lo contrario, que la Unión Europea tenía un exceso. Pues la Unión Europea en los últimos dos años ha reducido un 14 % el número de leyes y el número de normas; en cambio, en Canarias se ha aumentado un 4 % y en el Estado se ha aumentado un 25 %. A mí eso no me parece bien y me parece que es un disparate, y yo creo que hay que rectificarlo.

Señora Beato, porque usted lo habló, pero también se lo digo al señor Barragán: a mí no me importa ni me da miedo hablar de desregulación, no me importa. Es que yo creo que es bueno hablar de desregulación. ¿Por qué ese mantra político de que aquí no se puede hablar de desregular en la Comunidad Autónoma de Canarias? Mire, la ley del suelo es el mejor ejemplo, ¿eh?, porque hay cosas que se quitan de la ley del suelo. Hay figuras de carácter legal y figuras administrativas que se suprimen en la ley del suelo. Se suprimen cinco leyes, se suprimen literalmente cinco leyes para, en fin, aprobar la ley del suelo, que hace un compendio de todas ellas. Y me parece perfecto, me parece perfecto, y si todo va bien nosotros -lo digo para que lo sepan todos- seguiremos aprobando la ley del suelo. Parece una obviedad, pero no, pero es así.

Sobre todo me interesa, señor consejero -y con esto termino-, me interesa sobremanera, en esta intervención que hago desde la tribuna, no tanto saber los porcentajes de cuánto se pone, se quita, se ha mejorado o se ha empeorado. Sobre todo -hablo desde el punto de vista político y desde términos políticos- me interesa que nazca, que se genere por parte de todas sus señorías, por parte del Gobierno de Canarias, que se genere una cultura en la Administración, en el funcionamiento de la Administración pública, en todos los dirigentes, especialmente en sus funcionarios y en sus centros directivos, en relación con la simplificación, la reducción de cargas burocráticas y la desregulación, cuando sea posible y cuando sea necesario, ¿no? Me parece que eso es importante.

Yo me quedo desde luego satisfecho si consigo interiorizar a todos ustedes que la Administración pública interviene mucho y les da la lata mucho a los ciudadanos. Los mareamos y los atormentamos muchas veces sin necesidad, y por eso soy de los convencidos, señor Barragán -yo estoy seguro de que usted también lo es-, de los convencidos de que no podemos permanecer impasibles ante esta situación.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, para concluir esta comparecencia, tiene la palabra el señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, don José Miguel Barragán Cabrera.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Gracias a todos por las intervenciones que han tenido, en el sentido de que todos entienden que efectivamente esto es una tarea difícil, pero que todos están preocupados por que se haga de la mejor manera posible, ¿no?

Ya les adelanto también que la Audiencia de Cuentas está también elaborando un informe precisamente en esta línea, en la que estamos colaborando con ellos, para que también nos ayuden a ver cómo podemos mejorar lo que a todas sus señorías les preocupa, ¿no?

Se me han hecho algunas preguntas, por ejemplo que para cuándo la tarjeta de discapacidad o los procesos de procedimiento de lo que sería la agilización de las empresas, que nos ha hecho el Grupo Mixto; o las observaciones que me hacía la diputada de Nueva Canarias en torno a lo que era el grado de cumplimiento, en lo que ya comenté, cuál era más o menos el grado de cumplimiento, sobre cómo está prevista la evaluación de la estrategia, sobre 100 puntos, y efectivamente dije que no puedo estar alegre ni plantearles a ustedes que hemos conseguido en este tiempo muchos de los objetivos que nos habíamos marcado, ¿no?

Pero la portavoz del Grupo Podemos sí hizo una referencia, a mi juicio acertada, en el sentido de que efectivamente una de las cosas que estamos detectando es que efectivamente la tasa de reposición de personal, de personal cualificado del grupo A, jefes de sección, jefes de servicio, en la Administración está siendo un problema; es decir, hay ahora menos personas en ese nivel, están ocupadas en atender lo que es la dinámica actual de la Administración y se ven saturadas en algunos casos por los procedimientos. Y estamos detectando que efectivamente el capital humano es muy importante para la simplificación administrativa que todos deseamos, al margen de efectivamente mejorar los medios técnicos, como planteaba, o lo que debe ser la relación electrónica, o lo que usted comentaba incluso del lenguaje de la Administración con los ciudadanos.

El Partido Socialista nos había planteado también que conocía algunos de los datos. Mi intención es continuar con la estrategia. Coincido con lo que ha planteado el portavoz del Grupo Popular desde el punto de vista de que es una tarea permanente, no es una tarea que pueda concluir en un momento determinado. Y efectivamente la portavoz del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, quien asume la Presidencia), que además fue inspectora general de Servicios y que puso en marcha muchas de las acciones de simplificación de esta comunidad autónoma cuando le tocó esa responsabilidad, sabe perfectamente que efectivamente hay periodos en los que... Yo no lo llamaría tampoco un estancamiento a raíz de los datos, ha seguido habiendo progresos. Pero está claro que entre los objetivos que se marcó la estrategia de conseguir un 100 % en algunos de los procedimientos, en este momento los resultados que he avanzado efectivamente son pobres, ¿no? Pero hay un avance y ya veremos un poco... La idea es que en el análisis aparezcan también cuáles pueden ser las razones por las que no se haya avanzado más rápido o por las que no tengamos un nivel de satisfacción más alto de esta primera evaluación de la estrategia.

También se ha planteado el tema de las duplicidades administrativas, la simplificación administrativa y coincide usted también con la tasa de reposición. El tema de personal, usted lo ha vivido, es un elemento importante para poner en marcha la estrategia.

¿Qué les parece si nos ponemos de acuerdo en que no es si desregularizamos o regularizamos más?, ¿por qué no nos ponemos de acuerdo y hablamos de regularizar mejor, que es lo que estamos intentado? Si nos ponemos de acuerdo en eso... Yo le preguntaría, por ejemplo, don Jorge, ¿de todas las leyes que ha aprobado el Parlamento de Canarias en los últimos años en cuántas no ha votado usted a favor porque era una carga administrativa? Es decir, ¿por esa razón dejaron ustedes de votar o presentar iniciativas parlamentarias legislativas? Ni tanto ni tan poco. Que coincido con usted en que efectivamente las cifras que usted ha dado en volumen pueden asombrar pero no todas están en vigor, también se ha desregularizado durante este tiempo, y creo que todavía hay que regularizar mejor muchísimas otras normativas y procedimientos de la comunidad autónoma. Estamos completamente de acuerdo. Por eso también nos estamos planteando en la comunidad autónoma, no sé si lo conseguiremos pero debe ser una estrategia de largo recorrido de lo que comenté en la primera intervención en comisión, es decir, tenemos que hacer una Administración pública también de cumplimiento por objetivos: plantearnos que si queremos llegar a un sitio, que se pueda evaluar, que los ciudadanos sepan si vamos a llegar y, si no llegamos, por qué no llegamos, para que se nos pueda medir y para que la Administración, los funcionarios, nosotros como responsables, transitoriamente responsables políticos de cualquiera de las administraciones que ocupemos, sepamos que estamos siendo medidos y que esto es importante para conseguir esos objetivos. También la administración electrónica puede dar un avance importante y hoy en día hay muchísimos programas informáticos que ayudan a que la relación entre la ciudadanía y la Administración sea más eficaz, pero también se comentaba -no sé qué portavoz lo comentó- que no todo el mundo tiene acceso a las redes, no todo el mundo tiene acceso a internet, y para estas personas también tenemos que buscar soluciones.

Pero, en definitiva, señorías, insisto, saben que cuando creo que tengo motivos para defender una posición, una posición del Gobierno, la defiendo con ahínco, ¿no?, si creo que tengo razones, y cuando los resultados, como he dicho en este momento, son pobres, lo que tengo es que admitir que son pobres y ponernos manos a la obra para mejorar esos resultados. Ese es mi compromiso. Mi compromiso que hice en la primera intervención, don Jorge, lo sigo manteniendo. Me parece que sería bueno que, aparte de que el Gobierno evaluara el primer informe de evaluación y los objetivos que nos quedan que cumplir hasta el año 2017, estoy dispuesto, creo que es conveniente, a pesar de que este sea un tema que a lo mejor no despierta tanto interés mediático, pero sí he visto interés, por lo menos en las portavocías de las personas que han intervenido, interés en que esto pueda ser un éxito y creo que sería bueno que tuviéramos algún encuentro. No quiero sacarlo fuera de la Cámara, mejor una comparecencia, en la que pudiéramos evaluar ya, con el informe, todos con el informe en la mano, evaluar esos datos y decidir, en la medida en que sus señorías quieran colaborar con el Gobierno, decidir de qué manera podemos mejorar esos resultados una vez que consigamos analizar en ese diagnóstico qué es lo que está pasando.

Nada más y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

(La señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0998 Sobre -Consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad-, sobre medidas en cumplimiento de la estrategia de simplificación administrativa y reducción de cargas burocráticas de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico