Diario de Sesiones 73/2017, de fecha 18/4/2017 - Punto 27

9L/C-0563 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LOS CENTROS FORMATIVOS PARA LA FORMACIÓN PROFESIONAL.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia, instada por el Grupo Popular, a la consejera de Educación y Universidades, sobre los centros formativos para la formación profesional.

Para su defensa, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Gracias, señor presidente.

Decía usted, en una de sus últimas intervenciones, hace casi seis meses, que la prioridad dentro de su consejería era empezar a trabajar en el próximo Plan Canario de Formación Profesional 2017-2020 y también aseguraba usted la necesidad de cambiar el modelo de formación profesional para que este fuera más flexible. Y como modelo a seguir se refería y se ha referido siempre usted al del País Vasco, y nos adelantó en aquella ocasión los múltiples contactos que habían tenido los responsables de esta comunidad en el 2015 para conocer incluso, si me permite la expresión, para copiar lo mejor de aquella experiencia que comenzó a implantarse hace veinte años.

Digamos, señora Monzón, que mi grupo político quiere pasar de los planes y de los anuncios, de la simple teoría, a encontrarnos a nuestros estudiantes compaginando las aulas con trabajos, como ya ocurre en otras comunidades.

Hay una demanda real que debemos tener en cuenta a la hora de ofertar las plazas; es decir, existe gran necesidad de mejorar la relación entre las plazas ofertadas cada curso y la demanda tanto en el alumnado por formarse como las empresas necesitadas de mano de obra cualificada. Y es que, señora consejera, coincidirá conmigo en que uno de los grandes hándicaps que siempre nos hemos encontrado a la hora de afrontar la formación profesional en Canarias es el desajuste que existe entre la oferta de títulos de formación profesional y la demanda de nuestros alumnos.

10 440 plazas de las 49 140 que se ofrecieron el pasado curso se quedaron sin cubrir, por no hablar de 12 000 alumnos que se quedaron fuera y que no accedieron al ciclo formativo que querían. Pero hay más de seis mil quinientas personas matriculadas, estuvieron en un curso que no demandaban, tal y como recordó el que fuera portavoz de esta materia, en nombre de mi grupo, el señor Jorge Rodríguez, hoy senador. Personas, alumnos, que de alguna forma han elegido o han tenido que elegir algo que no habían elegido ni tan siquiera en segundo lugar sino en tercer lugar. Además hay que añadir la sangría de alumnos de la formación profesional: en el curso 2014/2015 teníamos 41 224; en el 2015/2016, 38 669 estudiantes; en el 2016 nos hemos quedado con 33 210, es decir, 2773 en formación básica, 15 425 en grado medio y 15 012 en grado superior. Con estos números, señora consejera, le digo que casi, económicamente hablando, a lo mejor sería más rentable concertar las plazas y no poner en marcha un nuevo sistema. Pero esto le corresponde a usted.

Lo cierto es que en dos cursos la formación profesional en Canarias ha perdido más de ocho mil alumnos y, si no somos capaces de revertir esta situación, por muy buenas intenciones que haya, será difícil tener un modelo con garantía de futuro que fortalezca el emprendimiento, además de que fortalezca la enseñanza dual y la innovación.

Es verdad que usted nos ha hablado del Programa Enlaza -y que estamos deseosos de que realmente nos hablen de él en la calle-, nos ha hablado de los centros integrados de formación profesional y de alguna manera queremos hoy saber con qué medios humanos y técnicos contamos para desarrollar toda esta estrategia de reconversión de la formación profesional en Canarias. Y también, señora consejera, algo que anunció el presidente Clavijo en el debate del estado de la nacionalidad canaria, que al mismo tiempo, al mismo tiempo van a poner en marcha y que la inmersión lingüística va a llegar también a la formación profesional.

Quedamos deseosos de escuchar toda la información y también conocer si existe ya una planificación para lograr que en los nuevos centros integrados de formación profesional se ofrezca realmente esa formación ligada al empleo y esas oportunidades...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Para su primera intervención, la señora consejera de Educación y Universidades.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Señora Tavío, desde luego ha hecho usted una radiografía de datos. Evidentemente yo esos datos no los traigo hoy porque me pregunta usted por centros y no por oferta y tengo muchas cosas que contar en centros.

En líneas generales lo que usted plantea de la disparidad o cuando no casan los datos de oferta con demanda, con necesidades del mercado de trabajo, precisamente eso es lo que define toda nuestra política de formación profesional.

Hacía usted referencia también al modelo vasco. Efectivamente, una de las cosas que nos comentaron los vascos, lo primero que nos plantearon los vascos es, "no se agobien, nosotros hemos tardado veinte años en conseguir este modelo; ustedes no lo van a conseguir en un año". Por lo tanto, con esa realidad que usted ha descrito, con esos datos o con otros parecidos, le aseguro que lo que sí estamos es en el camino.

El modelo de formación profesional que estamos impulsando desde la consejería se basa en la expansión de los centros integrados de formación profesional, que servirán de punta de lanza de la innovación, de nuevas metodologías y del acercamiento a las políticas de empleo y el contacto con el empresariado de las islas. Desde estos centros, y basándonos en una estructura de redes de cooperación, toda esa experiencia se transmitirá a los centros de educación secundaria donde se sigue impartiendo la formación profesional, que a su vez trabajarán como partes de una misma unidad con el centro integrado al que estén adscritos. De ahí que una de las prioridades a la hora de abordar el cambio que necesita la FP en Canarias sea la racionalización en la distribución de estos centros integrados y de los institutos de enseñanza secundaria, que trabajarán con cada uno de ellos. Así, la red de centros integrados está configurada en la actualidad por ocho centros, a los que se unirá el próximo año el actual Instituto Zonzamas, en Lanzarote.

La oferta de FP en la actualidad se imparte en 110 institutos que ofrecen ciclos de grado medio y superior y 114 que imparten la FP básica. Gracias a esta red de centros, la oferta para el curso 2017/2018, cuyo plazo de admisión se encuentra aún abierto hasta el día 27 de este mes, asciende a 50 320 plazas, repartidas en un total de 1390 grupos, lo que supone una oferta superior en 1270 plazas a la realizada para el presente curso 2016/2017, de ellas 282 son de formación profesional básica, 737 de grado medio y 649 de grado superior. Una oferta que se completa con los grados en modalidad semipresencial, con 112 grupos de grado medio y 133 superiores.

Pero obviamente la necesaria dinamización de la oferta de la FP en Canarias, los cambios en la forma de impartirla y su mejor encaje en las necesidades de la sociedad canaria no puede venir solo de la proliferación de centros especializados, aunque desde luego constituyen una base muy sólida con la que trabajar. Como ya tuve ocasión de desgranar aquí el pasado mes de noviembre, las líneas de trabajo que acompañarán esa expansión de los centros están contenidas en el Proyecto Enlaza, aprobado desde el pasado 28 de octubre, y en el que nos hemos coordinado las consejerías responsables de educación y de empleo, con la finalidad de ofrecer una formación más atractiva, más flexible y sobre todo acorde a las necesidades de nuestro mercado laboral, de forma que estos centros integrados se conviertan también en un referente para la formación para el empleo.

Si concretamos más el modelo previsto, en primer lugar hay que destacar que no queremos que este proyecto se quede solo en la colaboración entre las consejerías de Educación y de Empleo sino que aspira además a que el resto de consejerías del Gobierno y otras instituciones como cabildos y ayuntamientos, asociaciones empresariales, etcétera, vayan sumándose a él a medida que avancemos en su desarrollo. ¿Y cómo vamos a avanzar en su desarrollo? Pues para lograr este ambicioso objetivo debemos contar, lógicamente, con personal dedicado que pueda compaginar adecuadamente su desempeño profesional con el desarrollo de los currículos, con nuevos enfoques metodológicos, y todo lo que conlleva seguir el itinerario previsto para dar un giro importante a la manera de entender la formación profesional en Canarias. De ahí que el primer paso que hemos dado desde la Consejería de Educación y Universidades haya sido el de dotar al proyecto con 200 horas docentes semanales en la red pública de centros integrados de formación profesional, lo que equivale -para que lo tengamos más claro- a unos diez docentes que estuviesen totalmente dedicados, en exclusiva, a impulsar y facilitar todas las iniciativas incluidas en el proyecto. En total son cerca de cuarenta profesionales de todos los centros integrados los que participan en el desarrollo del proyecto y su difusión al resto de centros de formación profesional.

En los meses transcurridos desde el inicio del proyecto se ha orientado buen parte del trabajo a fomentar acciones de emprendimiento a través de un concurso de proyectos empresariales entre los distintos centros educativos que visibilice la capacidad de nuestro alumnado de plantear opciones de negocio atractivas. Una política que se complementa con el trabajo que ya se desarrolla para crear un protocolo que permita instalar viveros de empresas en centros educativos y que se convertirán en un lugar inmejorable para acoger los proyectos ganadores de los futuros concursos de emprendimiento que desarrollemos.

Por otro lado, se han constituido las comisiones encargadas de elaborar los currículos canarios de los títulos de formación profesional. Una labor que no se había acometido hasta ahora y que es trascendental para poder adecuar la formación a nuestra realidad social y económica. Además en el propio curso escolar se hará hincapié en la puesta en marcha del funcionamiento de esta red. Esta red, como hemos comentado, tiene como referencia un centro integrado de formación profesional al que se adscriben centros educativos con oferta de formación profesional. De esta manera el centro integrado y los centros educativos funcionarán como una unidad operativa en las acciones que desarrollan. Estas redes se constituirán en torno a tres ejes fundamentales, que serán la información y orientación profesional, el emprendimiento y la innovación. Además crearemos acreditaciones para el profesorado en la gestión de la calidad, la gestión del emprendimiento y la gestión de la innovación en los centros educativos. La obtención de esas distintas acreditaciones será a través de acciones formativas con una duración de unas ciento cincuenta horas aproximadamente.

Todos estos cambios en la red de centros vendrán a reforzar la política que ya hemos emprendido para modificar la oferta, hacerla más accesible y atractiva para el alumnado y al mismo tiempo mejor adaptada a las necesidades del mercado laboral canario.

Como ejemplo, ya para configurar la oferta de este curso escolar 2016/2017 de formación profesional, introdujimos un nuevo criterio en la planificación que hace referencia a las especialidades que se implantan en cada comarca o en cada isla. De esta manera se ha aumentado el número de títulos que se ofertan en una determinada zona al tiempo que se ha evitado que se produzcan duplicidades con centros próximos con las mismas especialidades. Por lo tanto, se añade un criterio más para configurar la oferta de FP de cada año, que se diseña a partir de los datos de población, empleabilidad de las titulaciones y otros parámetros obtenidos de la explotación de los datos que aportan principalmente el Istac y el Obecan. Así trabajamos para la optimización de la oferta de la zona de influencia. Además de evitar las referidas duplicidades, salvo que se justifiquen por distancia, situación geográfica o por limitaciones en la capacidad de los centros educativos, buscamos que la oferta dentro de un mismo centro sea complementaria y conduzca a sinergias dentro de las distintas familias profesionales. Por afinidad, hay familias profesionales que se encuentran más cercanas o que tienen más puntos en común, lo cual permite afrontar proyectos conjuntamente.

Como también hemos mencionado, la oferta que se imparte tiene que guardar relación con las demandas del mercado de trabajo en la zona o al menos en la isla, sobre todo si se trata de nueva oferta en la zona. Además tenemos en cuenta los nuevos nichos de mercado que van demandando las empresas.

Y, en tercer lugar, se realiza la distribución de la oferta de unos estudios u otros sabiendo que las demandas de la población y las del mercado de trabajo en materia formativa no van siempre necesariamente de la mano. Por esa razón, la configuración de la oferta se realiza desde una perspectiva global, tratando de guardar un equilibrio entre lo que es demandado por la población y lo que es necesario para la economía, con el fin de que ni las aulas carezcan de alumnado suficiente ni los titulados de formación profesional engrosen los datos de desempleo. De ahí que cada año se produzcan variaciones en la oferta, que han de ser bien explicadas y que intentamos hacer en lo posible con el máximo consenso con la sociedad, instituciones y organizaciones de cada una de las islas, además de introducir nuevas especialidades de familias profesionales con gran futuro laboral que puedan ser atractivas...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ¿Quiere un minuto más, consejera?

Muy bien, lo deja para la segunda.

Turno de los grupos no solicitantes. El Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes, señora consejera.

Desde nuestro grupo nos alegramos de ese impulso por la apuesta por la formación profesional en Canarias y de ese incremento de las plazas de FP para los jóvenes, demanda que ya habíamos anunciado en anteriores sesiones.

Quisiera recordar que parte de la FP presencial es sustituida por la enseñanza online y, pese a ser una buena alternativa, entendemos que uno de los objetivos de la FP es precisamente la formación práctica, que solo se puede adquirir de forma presencial.

Si esta formación está concebida para la construcción de un nuevo modelo económico, adaptémosla para que todos los alumnos de las islas puedan beneficiarse y esa formación cubra las demandas reales de toda la población canaria, reflejándose en el sector productivo del archipiélago, y en el caso concreto de las islas no capitalinas puedan obtener la formación requerida en sus islas de residencia y no tengan que acarrear con los gastos que supone trasladarse a la isla de Tenerife o Gran Canaria para formarse.

Recientemente se ha publicado la orden de admisión en enseñanzas no universitarias para el curso 2017/2018 con algunas novedades. Entre ellas, la modificación de la Formación Profesional básica, que priorizará al alumnado que haya cursado FP básica para acceder a ciclos formativos de FP de grado medio, apuesta que nos parece del todo acertada. Agrupación Socialista Gomera siempre ha considerado que la FP básica, junto con la formación de adultos, son dos pilares que hay que reforzar. Aunque reconocemos el incremento, debemos seguir en la línea de aumentar las plazas de FP para jóvenes en edad escolar así como la oferta específica dirigida a la población adulta, y ello permita que ningún alumno se quede sin formación.

La animamos a seguir apostando por la formación profesional en Canarias y que, junto con el Proyecto Enlaza, se potencie la relación entre los centros formativos y las empresas, haya una mayor flexibilización de la formación y se adapten los contenidos a las necesidades reales del mercado laboral.

Nosotros entendemos que la FP es una formación integradora e innovadora, cuya oferta incida y promueva la mejora de la empleabilidad de los jóvenes canarios. Por ello estamos seguros de que la ampliación de cursos y centros para FP ayudará a que esta formación en el archipiélago de una vez por todas se consolide.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Yo me había preparado la comparecencia conforme planteaba el orden del día y que hablaba de centros de formación profesional, pero veo que la orientación ha ido en un sentido mucho más amplio, mucho más integrador, y en ese sentido voy a intentar también plantearla. Sobre todo colocándonos en el momento en el que estamos, en el momento en el que la Consejería de Educación, este Gobierno, una de las decisiones principales que tomó al principio de este mandato fue potenciar la formación profesional, y creo que fue una de las decisiones acertadas. Así lo hemos defendido. Otra cosa es cómo se va poniendo en práctica. Creemos que no al ritmo adecuado y, aunque desde el Gobierno vasco, sus compañeros le dijeran que allí tardaron veinte años, yo creo que aquí podemos hacerlo mucho más rápido. Estoy convencido de que ellos en su momento no tuvieron una consejera que hacía virguerías con 10 millones de euros. Por tanto, creo que estamos en disposición de ir un poquito más rápido.

La formación profesional es uno de los elementos esenciales para la conexión entre el modelo productivo y el modelo educativo. Es capaz, además, de contextualizar en el entorno, en el momento económico y también en el lugar, como digo, en que uno se encuentra. Por esto tiene una mayor capacidad de intervención, de manera inmediata, de manera coyuntural, frente al modelo universitario, que obviamente persigue lo mismo pero con una visión mucho más estructural. Por eso hay que ponerlo en valor, hay que darle toda la importancia.

Yo fui estudiante de formación profesional y con esto obviamente no quiero decir que sea el ejemplo más claro para ponerla en valor, quizás todo lo contrario, pero en aquel momento sí que se estigmatizaba la formación profesional. Era aquel espacio donde en ocasiones llegaban los que entendían que no podían desarrollar sus estudios por otra vía. Todo lo contrario, conocí personas con muchísima inquietud y sobre todo personas con una edad superior a las que te encontrabas en el bachillerato en aquel instante. Gente capaz, gente con muchísimo entusiasmo pero con escasos recursos, con apenas recursos. (La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

Hoy por hoy la formación profesional ha ido avanzando. La introducción de la FP dual, aunque absolutamente descontextualizada de lo que supone la formación profesional dual en países como puede ser Alemania, y también esa apuesta a través del Proyecto Enseñas y con ese referente, el del País Vasco, creo que estamos dando los pasos correctos. Y una vez más, como siempre -nosotros siempre vamos a insistir en eso-: sin recursos, sin financiación suficiente, señora consejera, quizás no veinte años, podemos tardar desgraciadamente algunos más en ser capaces de conseguir lo que en el País Vasco lograron. Y además allí creo que tenían un elemento también esencial: modelo de país, modelo claro hacia donde ir. Y, sinceramente, en el caso de este Gobierno en concreto, yo creo que ese horizonte no lo tenemos nada claro, muchas de las leyes que así se están planteando van en ese sentido, y eso también me preocupa.

Muchas gracias, señora consejera.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Turno ahora para el Grupo Podemos. Señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta, buenas tardes.

Señora consejera, hace seis meses usted nos planteó aquí que el Proyecto Enlaza poco más o menos que iba a resucitar la formación profesional y la iba a poner poco más o menos que al nivel de Euskal Herria o por lo menos íbamos a caminar en todo eso. Nos prometió usted también que iba a haber una vinculación estrecha entre la Consejería de Empleo y la Consejería de Educación y al final en los centros de formación profesional eso no se traduce. Y no se traduce en un aspecto fundamental -de lo que yo quiero hablar en esta comparecencia-, que es sobre los cursos de formación.

¿A dónde está yendo el dinero que la Consejería de Empleo, sin coordinación con la Consejería de Educación, da para los cursos de formación? ¿A dónde está yendo? A los centros de formación profesional no. A los profesionales y los a directores de los centros de FP nos están diciendo que al menos más del noventa por ciento de esos cursos están yendo a empresas privadas, a las empresas privadas o sindicatos, cursos de formación. No, estoy hablando de formación profesional en general (ante un comentario que se suscita desde los escaños). Y nosotros habíamos hablado -y lo dijimos hace seis meses- de que la mayoría de esos cursos debería ir a darse, a impartirse, en los centros de formación profesional, que para eso tenemos profesionales y para eso tenemos instalaciones; sin embargo, están yendo para la empresa privada. Al final nuestros centros siguen con maquinaria obsoleta, aburridos, como si de una película de los años 70 se tratara. No de los últimos años 70 sino de los primeros 70, que era un poquito más tétrica la cosa. Es un dinero que les vendría muy bien. Se están haciendo cursos que, la mayoría, ni se controlan ni se inspeccionan, y no voy aquí a recordar los casos de cursos, en fin, que dieron lugar a imputaciones y a juicios famosos en esta tierra y en Andalucía también.

Creo que no hay, no se ponen de acuerdo Empleo y Educación para una cuestión fundamental, que es repartir el dinero en condiciones, y estamos hablando, por ejemplo, de 25 millones de euros anuales que se dan para la formación de desempleados, solamente para la formación de desempleados, 25 millones de euros. Así nosotros nos explicamos que las empresas privadas que dan estos cursos se den navajazos por acceder a los mismos. En cambio, los centros de FP no están recibiendo absolutamente nada. Por ejemplo, el Centro de Formación de San Benito, un curso de automoción. Y estamos hablando, por ejemplo, de cursos de 300 horas que pueden salir alrededor de los cuarenta mil euros. Ese dinero es importante que vaya a la formación profesional. ¿Por qué es importante?, porque no tienen recursos. Porque ese dinero, en vez de para esos proyectos, se invierte y se queda en las empresas, en las empresas o en estas escuelas, debería estar esa nueva tecnología en los centros de FP, porque así nos acercaríamos más a las empresas, en definitiva porque se reactivaría el centro.

Creo que es fundamental que usted se ponga de acuerdo con la consejera de Empleo para que ese dinero se destine a nuestra formación pública, que para eso está.

Creo también que hay un problema que está en los profesionales que necesitan acreditación. No se está haciendo nada por el sistema. En definitiva, queremos decir que no podemos seguir planteando la mejoría de la formación profesional como una estrategia comunicativa...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Déniz.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña Ana): Gracias, señora presidenta.

El actual panorama canario en materia de formación profesional y en materia de empleo deja claro que la no concesión de una cualificación profesional representa un serio obstáculo para encontrar empleo.

Los centros integrados de formación profesional, donde estudian tanto jóvenes alumnos de formación profesional como trabajadores en formación para el empleo, deben servir para desarrollar vínculos con el sistema productivo de un entorno, colaborando con las organizaciones empresariales y sindicales en la detección de necesidades de formación de personal en activo, en la organización de gestión de planes de formación en empresas y de servicios técnicos de apoyo a las empresas.

Estos centros deben poner en marcha proyectos de innovación y de desarrollo relacionados con las necesidades de la formación continua, principalmente en competencias profesionales emergentes.

Por tanto, consideramos que estos centros integrados hoy juegan un papel fundamental en materia de formación y orientación profesional a los desempleados, formando a los trabajadores con el perfil que buscan las empresas de la zona y descubriendo cuáles pueden ser los nichos de empleo en el futuro.

En Canarias, el Decreto 92/2013 crea la Red de Centros Integrados de Formación Profesional con transformación de seis institutos en centros integrados y que iniciaron sus enseñanzas en el curso 2013/2014. Después de varios cursos de funcionamiento de estos centros, mi pegunta, señora consejera, es qué valoración hace del trabajo, del funcionamiento de estos centros y qué otros centros tiene previsto poner en marcha en el futuro.

En otro orden de cosas, señora consejera, y como estamos hablando de formación profesional en general, creemos que es necesario activar los consejos insulares de formación y empleo, porque ahí conocemos la realidad de cada una de las islas y conocemos las demandas. Será difícil que se oferte formación profesional porque cada isla es diferente e incluso, dentro de cada isla, cada comarca tiene sus propias especificidades, tiene sus propias diferencias, que deben tenerse en cuenta a la hora de elaborar el mapa profesional, tanto por la Consejería de Empleo como por la Consejería de Educación.

Y coincidimos, señora consejera, en que la formación profesional es garantía de futuro para las personas y para la sociedad. Por eso es necesario tener cuanto antes el plan de formación profesional que Canarias se merece y que Canarias necesita en estos momentos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. Señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera.

Nuestro grupo tiene grandes esperanzas puestas en el impulso emprendido por el Gobierno cimentando las bases de una formación profesional con una mayor orientación hacia el empleo, en una apuesta por la formación profesional dual y por el Proyecto Enlaza.

El mayor peso de la formación profesional en el plano práctico con la formación profesional dual lo garantiza la colaboración que se pretende llevar a cabo con empresas de los distintos sectores productivos, especialmente la industria, el conocimiento, la tecnología y el turismo, además de con el Servicio Canario de Empleo. Esto permitirá mejorar la oferta y la orientación de los currículum hacia las verdaderas necesidades del mercado laboral, con más de cincuenta mil plazas que se prevén para el próximo curso.

La Red de Centros Integrados de Formación Profesional es la piedra angular, con infraestructuras que se verán reforzadas con la adjudicación de obras de ampliación en diversos centros y con la construcción de nuevos centros, en Adeje, Arucas e Icod. Queremos que nos dé cuenta de cómo van los trámites para la adjudicación de estos últimos. Si bien hay que recordar que los centros integrados concentran solo una parte de toda la oferta que se imparte en Canarias, a los que hay que sumar las instalaciones de los SIE y los centros agrarios y marítimo-pesqueros. Hay, por tanto, todo un entramado de centros, instalaciones e infraestructuras al servicio de la formación profesional en todas las islas.

El compromiso del Gobierno con la educación y con la formación tiene su fiel reflejo en los presupuestos generales de este año con la asignación en el Proyecto Enlaza, tanto en la Consejería de Educación como en la Consejería de Empleo.

Por tanto, el nuevo modelo de formación profesional creemos que va por el buen camino y está bien orientado, porque contará con todos los sectores y todos los agentes productivos, además del Servicio Canario de Empleo y además de todas las consejerías y del resto de administraciones públicas canarias, en el propósito común de prestigiar la formación profesional como una de las mejores herramientas, orientando oferta y demanda al objetivo de la generación de empleo en Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

Turno para el grupo proponente. La señora Tavío, Grupo Popular.

La señora TAVÍO ASCANIO: Gracias, señora presidenta.

Señora consejera, al hablar de centros, también es importante que hablemos de los cursos que en ellos se imparten, porque coincidirá conmigo en que otro de los éxitos de la formación profesional en el País Vasco es precisamente que es el sector productivo quien tira del carro en la formación. Porque, señorías -hay un aspecto en el que hemos coincidido todos cada vez que tocamos este tema y hoy ha vuelto a quedar claro-, de nada nos vale invertir en recursos, en capital humano, en instalaciones, en más cursos, si estos no van de la mano del mercado laboral. Y usted lo sabe tan bien como yo y lo sabe todo el Gobierno: los empresarios de las islas llevan reivindicando esta formación profesional desde hace años. De ahí que valoremos la puesta en marcha del Proyecto Enlaza, un proyecto que ha tardado años en llegar, porque uno de los primeros pasos que deberíamos haber dado en nuestra tierra y en la planificación de la formación profesional es precisamente haber diagnosticado la demanda en el mercado laboral y a partir de ahí orientar los estudios y los curricula a esa principal baza, que puede suponer el éxito o no de este proyecto.

No es la primera vez, señora consejera, que se lo dice mi grupo político: los programas de cualificación profesional, la colaboración entre educación y empleo, entre las empresas, los centros de formación, una cosa no puede hacerse sin la otra, y es la idea a la que hacía referencia antes. No seremos mejores si solo conseguimos más alumnos; seremos mejores siempre y cuando esos alumnos acaben sus estudios y encuentren una salida profesional, un trabajo. Y eso siempre será más fácil si los estudios tienen relación con la mano de obra que demandan las empresas, aprendiendo a través de la experiencia, y además esa es la mejor justicia social. De ahí que entendamos que educación y empleo deban ir de la mano.

Pero tiene que haber mucho más, señora consejera, y me refiero al turismo, nuestro principal motor económico; necesitamos profesionalizar el sector y aspirar a la excelencia y a la cualificación. Por eso le preguntaba antes de finalizar mi primera intervención sobre la inmersión lingüística anunciada por el presidente del Gobierno, si también abarcaría a la formación profesional, porque de nada nos sirve ni nos valdrá que nuestra gente salga con un título de formación profesional en cualquiera de sus ramas si cuando acuden a una entrevista uno de los requisitos indispensables es precisamente el idioma.

Pero no solo hablo del turismo, el Programa Enlaza también tiene que tirar de otros sectores productivos. ¿Qué pasa, por ejemplo, con nuestro sector primario?: ¿acaso no estamos de acuerdo todos en que también debe haber profesionalización en nuestra pesca, en nuestra agricultura, en nuestra ganadería? Poner aprendices de cocineros -remunerados-, aprendices de maestros queseros, sumilleres o gestores de bodegas es precisamente la mejor garantía para tener prescriptores de nuestros productos, para recomendar nuestras variedades o exigir desde la cocina nuestras verduras, pescados o carnes.

Y yo, señora consejera, siento aquí sacarle el asunto que yo llevo reivindicándole desde prácticamente el principio de esta legislatura, y es el hecho de que desgraciadamente, pues, teníamos un instituto de educación secundaria ejemplar en esta materia, que era el instituto de La Guancha, y desgraciadamente, desgraciadamente, este Ciclo de Vitivinicultura se cerró sin que todos los demandantes de plazas en ese sector pudieran acceder. Y yo lo que le recuerdo desde esta tribuna es que este es el mejor ejemplo de lo que se persigue en el Programa Enlaza. De alguna forma no podría usted considerar que esas prácticas en las bodegas y prácticas al mismo tiempo en fincas de la comarca, y prácticas remuneradas, era de alguna forma lo que, de alguna forma, desde mi grupo político, le veníamos pidiendo para toda Canarias. Y tengo que reconocer hoy aquí que usted me ha hecho caso en la segunda parte de mi solicitud, puesto que la semana pasada -y quiero felicitar al Gobierno- anunciaba que en el próximo curso escolar se ofertará en Lanzarote un ciclo formativo de grado superior en vitivinicultura. Pero, señora consejera, comoquiera que venimos de Semana Santa, permítame la expresión: ¿no supone esto desvestir un santo para vestir otro? Desde mi grupo se lo celebramos pero yo le hablaba de impulsar al menos un centro en cada isla, no de derribar aquello que estaba funcionando y que es un ejemplo en Europa, porque es el único instituto de educación secundaria, de los pocos en Canarias, que tenía precisamente un Erasmus+, que se está ejecutando en estos momentos, y que el Gobierno de Canarias lo castiga de esta manera.

Pero hablando de Lanzarote, también quería preguntarle por los planes de su consejería para el centro integrado de formación profesional en la isla, el Instituto de Educación Secundaria Zonzamas. Bueno, pues, de alguna manera usted sabe la conflictividad que ha habido. Mis compañeros desde el Cabildo de Lanzarote, de alguna manera, le han reclamado, pues, una solución que no entre en conflicto con el centro de formación profesional de primaria y usted hoy, señora consejera, tiene ahora una oportunidad para despejar esta duda y dejarnos a todos tranquilos. Porque se trata de construir y no, como le decía hace un momento, y no de destruir lo que funciona y no de entrar en conflictos de competencias, como dijo alguno de los portavoces que me han precedido en el uso de la palabra.

Mire, señora consejera, le decía los muchos retos en cuanto a la formación profesional. Tenemos que promover y prestigiar esa formación profesional, volver a dignificarla, convirtiéndola en una oferta educativa de primer orden, como ocurrió en el pasado con muchas de las maestrías que se desarrollaron y muchos de los profesionales que hoy ejercen en Canarias se desarrollaron gracias a aquello. Una formación realmente dual, teórica y prácticas remuneradas, pero, señora consejera, tal y como dijo el presidente del Gobierno, el señor Clavijo, en esta sede hace apenas algunas semanas, dual también porque el aprendizaje de idiomas sea una troncal y de alguna forma, elija uno la rama que elija de formación profesional, siempre salga con ese título o con esa especialidad y de alguna forma manejando los idiomas, porque esa es una de las quejas... de lo que se queja también el empresariado canario.

Mire, señora consejera, por darle algún dato, y los datos son del Ministerio de Educación. Constatan el despegue de la formación dual en España: desde el 2012 se ha triplicado el número de jóvenes que estudian esta modalidad; también el número de institutos que ofrecen esta alternativa se ha cuadruplicado, de 173 a 789; y el número de empresas que participan de este tipo de proyectos se ha disparado, de 517 a 5665 entidades en toda España; 555 000 jóvenes en nuestro país han tenido la oportunidad de trabajar y formarse mediante un contrato de formación y aprendizaje. Y lo que le pide mi grupo político, señora consejera, es que Canarias también tiene que participar de esos avances de la formación dual para que tengamos estudiantes pudiéndose costear sus propios estudios al mismo tiempo que adquieren experiencia y de alguna forma no son una carga para sus familias.

Por tanto, y concluyo, en nombre de mi grupo nos congratulamos del Proyecto Enlaza. Le pedimos que afine y que no entre en competencia en la formación dual y de alguna forma que esos nichos de empleo sean donde hay demanda y que de alguna manera formemos, o nuestros profesionales, formados en los centros públicos en Canarias...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Tavío, muchas gracias. Se acabó su tiempo. Gracias.

Para cerrar el turno, la señora consejera. Diez minutos, como tiempo máximo, no hay que cogerlo todo. Yo les invito a que vayan ocupando menos de los diez minutos, dado el orden del día que tenemos.

Muchas gracias.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Voy a intentar hacerlo en cinco.

Intentaré dar respuesta, pues, lo que más pueda, a las cuestiones que se han planteado.

Empezando por la señora Mendoza. Teníamos la oportunidad, en una comparecencia anterior, pues, de hablar de los ciclos, de la nueva oferta en La Gomera, y efectivamente...; o sea, no debemos quitarle valor a la oferta semipresencial. Aunque es verdad que de entrada nos parece que puede ser... pero de hecho tiene muchísima más aceptación en algunos colectivos la oferta semipresencial. Y de paso le anuncio que desde la última comparecencia, en la que le planteé los nuevos ciclos de formación profesional en La Gomera, a hoy hay un ciclo menos presencial, porque el propio centro nos ha pedido que se deje solamente la oferta semipresencial del de atención a la discapacidad, a la dependencia, porque peligraba y al final con menos alumnos podían quedarse fuera. Y en principio hemos accedido pero siempre con la posibilidad, como usted sabe, de poderlo poner si hay demanda, pero en principio estaba más demandada precisamente la semipresencial.

Señor Campos, evidentemente, lo que hemos planteado desde el primer momento con la formación profesional es precisamente por ese histórico que tiene la formación profesional de ser una formación de segunda. De hecho formaba parte de nuestro argumentario, como ponía cuando hablábamos del Enlaza. Un Enlaza que a lo mejor, como ya llevamos hablando tiempo de él, nos parece que hace mucho que está vivo pero en realidad lo hemos podido poner en marcha en lo que va de año, porque es cuando hemos contado con el presupuesto, independientemente de que la planificación se hiciera antes. Pero apenas llevamos tres meses y medio con el Enlaza. Por lo tanto, no podemos, aunque esperamos no tardar veinte años, evidentemente, pero desde luego en cuatro meses, estamos viendo resultados pero no podremos ver los que llevan más tiempo, evidentemente.

Recursos y financiación: está claro. Contamos con una partida para arrancar el proyecto pero está claro que el Enlaza y la formación profesional requerirán de recursos. Que a lo mejor nos los vemos dotados en el presupuesto con partidas significadas pero que salen de partidas generales de obras y partidas generales de equipamientos, y hay recursos, no evidentemente todos los que nos gustaría pero sí que hay en los centros de formación profesional.

El Enlaza, como le decía, señor Déniz, ha empezado este año. La formación profesional para el empleo... mire, la verdad es que podría hablarle un montón de la formación profesional para el empleo. Casi la conozco más que la formación profesional de educación, aunque ya sé un poquito más. Pero sí es verdad -y eso no me lo puede negar- que la Consejería de Empleo y la Consejería de Educación están trabajando juntas. Ya lo hemos visualizado en muchísimas ocasiones. Hemos tenido un problema, y es que en el periodo ya llevamos dos consejeras de Empleo, teníamos una hasta diciembre del año pasado y ahora tenemos una que está llegando y que, además, desde noviembre del año pasado ocupa la presidencia del Consejo de Formación Profesional. Y en breve se reunirá, se convocará ese Consejo de Formación Profesional, presidido por la consejera de Empleo, y precisamente en lo que vamos a empezar a trabajar es en el nuevo plan canario de formación profesional, en respuesta también a la diputada, la señora González.

Acreditación de competencias. Hace una semana, señor Déniz, anunciábamos toda la oferta que hemos puesto de acreditación de competencias, como una herramienta fundamental para que nuestros trabajadores tengan un certificado de profesionalidad. Más plazas y más oferta que nunca.

Contesto a la señora González y a la señora Beato con respecto a los centros integrados. Hice referencia a los centros integrados que tenemos ya en funcionamiento; el nuevo centro de Zonzamas que es a partir del año que viene y luego están los centros, como ustedes saben, los proyectos de centro que se hacen con fondos Feder. Estamos ya en marcha con la ampliación del centro integrado de Agüimes; el centro integrado de Los Llanos, que va a ser el primer centro de la isla de La Palma. Las obras empezarán ya en breve, está adjudicado, está hecho el contrato, está firmado todo y empezarán las obras dentro de poco. Hoy se aprobó en el Gobierno el gasto del centro integrado de Arucas, otro centro en Gran Canaria, y en los próximos gobiernos ya esperamos llevar el de Adeje. Nos queda el centro de Icod, que estamos en una planificación y una organización nueva, porque el suelo puesto a disposición por el ayuntamiento tiene un problema con la urbanización y hay una posibilidad nueva de reorganización y de conversión de algunos centros, y estamos a ver si eso lo podemos meter también en el Feder para que Icod cuente con el centro integrado que también demanda.

La formación dual -para todos los que lo han planteado, la señora Beato también-, efectivamente, es casi una asignatura todavía, no pendiente pero un poco más complicada, pero que estamos en ello, firmando, preparando convenios -que traía pero que en otro momento estoy convencida de que tendremos tiempo. Al final voy a agotar los diez minutos-.

Señora Tavío, el Ciclo de Vitivinicultura. Gran parte de su discurso planteaba la necesidad de que la oferta de formación profesional se adapte a la demanda del alumnado, del alumnado, de los trabajadores de Canarias, trabajadores o desempleados de Canarias, pero fundamentalmente que se adapte a las necesidades del mercado de trabajo y que se haga con el sector empresarial. Pues, mire, precisamente el sector primario, con el que nos reunimos para hablar de vitivinicultura, lo que nos planteaba era la necesidad de un centro, de un ciclo en el sur, porque la formación estaba concentrada en el norte. Sabe usted que este Ciclo Superior de Vitivinicultura se sigue impartiendo en la Escuela de Capacitación Agraria, se impartía hasta el año pasado y se sigue impartiendo allí. Por lo tanto, esa formación no ha desaparecido, se sigue manteniendo y a veces quedan hasta plazas vacantes. Esperamos que este año se cubran. En el caso de La Guancha, en el caso del IES La Guancha, se ha mantenido como oferta modular, que es una novedad también este año la ampliación de módulos, en vez de ciclos enteros, módulos. Se ha mantenido el módulo de cata, que es precisamente el que se demandaba más en La Guancha. Se ha mantenido este año, un año más, precisamente por la importancia que tenía ese programa Erasmus que había solicitado el centro. Y precisamente Lanzarote, todos sabemos que es una isla a la que ese ciclo...; no solo fue pedido o reclamado por el consejo regulador y por la Cámara de Comercio de Lanzarote y que estoy convencida de que no solo los conejeros sino en general -usted también- se congratulan de que ese ciclo esté en Lanzarote. ¿Que lo podamos tener en cada una de las islas? Pues, mire, en Fuerteventura estamos trabajando para poner el de sanidad animal, que también afecta al sector primario. A ver si lo conseguimos. Probablemente ya para este curso no nos sale pero para el próximo espero que sí. Porque estamos trabajando en ese sentido, pero evidentemente en un año es imposible que modifiquemos toda la oferta de formación profesional.

Por lo tanto, es el camino, estamos en él. Necesitamos recursos, necesitamos planificación, pero desde luego creo que podemos ir mejorando la oferta de formación profesional e ir ajustando precisamente la demanda del sector empresarial, la oferta de formación profesional y la demanda del alumnado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0563 Sobre -Consejera de Educación y Universidades-, sobre los centros formativos para la Formación Profesional.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico