Diario de Sesiones 80/2017, de fecha 22/6/2017
Punto 22

9L/C-1066 Comparecencia del Gobierno -consejero de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Podemos, sobre cumplimiento de proposición no de ley relativa a la enfermedad de la endometriosis.

La señora PRESIDENTA: Es a instancia del Grupo Parlamentario Podemos. La 1066. Para la defensa, la señora Del Río.

Saludamos al colectivo que nos acompaña. Bienvenidas.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, señora presidenta. Señor consejero, señoras diputadas y diputados.

Volvemos a traer y primero saludo a las compañeras de la Asociación Adaec-Asociación de Afectadas Endometriosis Estatal-, cuya presidenta de Canarias la tenemos aquí, y con otras compañeras más, tanto de Gran Canaria como de Lanzarote. (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Hace algo más de un año y medio, en este mismo espacio, aunque hay gente que ha cambiado y es nueva pero otras sí estábamos, hablamos de este tema y aprobamos una proposición no de ley que fue muy negociada para ser aprobada por unanimidad. Yo recuerdo especialmente que era de mis primeras proposiciones no de ley y entonces era como emocionante cualquier proceso, entre que teníamos la fuerza de ellas, que leímos su testimonio, que era un tema muy sensible que nos afectaba y nos emocionó muchísimo leerlo. Y después, bueno, era tan importante llegar a los matices, a esta coma, a este punto, que se cambiaron dos puntos porque no podía ser como lo habíamos previsto pero si se negociaba se podía acordar, y al final se aprobó por unanimidad. Y una, ingenua, pensaba "qué bien, después de tanta negociación hemos aprobado, esto es importante y se cumplirá". Pues lamentamos decir que pasa un año -eso fue en el pleno del 8 y 9 de marzo de 2016-, pasa un año y no había pasado nada, de ninguna de las cosas que proponíamos, que ahora voy a hablar, aunque vamos a intentar reducir los tiempos, por aquello de que también hay muchas prisas. Pero pasa un año y no pasa nada.

Nuevamente, este año, en el debate del estado de la nacionalidad, volvemos a plantearlo, a ver si ahora como resolución para pedir cumplimiento de esta proposición no de ley, y otra vez es aprobada por unanimidad. Pero según nos cuentan las compañeras afectadas sigue sin haber pasado nada.

Siguen sin cosas tan sencillas y tan fáciles como esto, que en atención primaria tengan la guía de atención, la guía nacional del sistema nacional de salud de endometriosis; que cuando vayan por primera vez a un médico, a un centro de salud de atención primaria sepan de qué están hablando y sepan cómo abordarla. Eso era lo más fácil. En esto estábamos todos de acuerdo, en ese punto.

Hablábamos también de la necesidad, que, bueno, se cambió en el texto y es muy significativo, porque de lo que pedíamos en concreto en el punto número 1, que era instar al Gobierno de Canarias a la creación de al menos una unidad hospitalaria especializada en el estudio, diagnóstico y tratamiento de la endometriosis, de ahí cambiamos -para que estuviésemos todos de acuerdo- al punto 1, que era instar al Gobierno de Canarias a que estudie la viabilidad, en el menor tiempo posible, de la creación al menos de una unidad hospitalaria especializada en el estudio, diagnóstico y tratamiento de la endometriosis e incorporar a los centros de atención primaria la Guía de atención a las mujeres con endometriosis, elaborado por el Sistema Nacional de Salud.

Ese punto 1 lo siguen sin cumplir. No hay ninguna unidad completa con atención, con todo lo que necesitan: con cirugía, con psicólogos, con el equipo necesario para ser tratadas. Al menos una en Canarias, pedíamos una en Las Palmas y otra en Tenerife como mínimo, que fuesen de referencia.

Después pedíamos también que el acceso a cualquiera de las técnicas y tratamientos que se encuentran protocolizados en la especialidad de obstetricia y ginecología se organice en función de criterios como la gravedad de aquellas mujeres que sufren endometriosis y se incluya el apoyo psicológico durante el tratamiento de esta enfermedad. Sabemos que una de las consecuencias graves que genera muchísimo sufrimiento y conflicto es el tema de la infertilidad que puede producir en muchos casos la endometriosis.

Y el último -también era relativamente fácil, nos parece a nosotros- era instar al Gobierno de Canarias a que inste, a su vez, al Gobierno de España a incluir la endometriosis en determinados grados como enfermedad incapacitante, en los baremos empleados a través de los equipos de valoración de incapacidades. Recuerdo que el señor Morera estaba de acuerdo con esto. Decía: "sí, lo vamos a trabajar". Mire, yo sé que usted ha llegado hace relativamente poco tiempo, que lleva apenas cinco meses y que todo no es responsabilidad suya, y esto no es un tema personal, esto es un tema de gobierno, que tienen que cumplir con lo que se comprometen en el Parlamento. Aquí había antes otro consejero, que este Gobierno echó, porque echó a la gente del Partido Socialista fuera, y lo nombraron a usted. Usted no va a pagar los platos rotos de toda la gente que hubo antes, pero lo que no puede ser es que lo paguen ellas, ellas, las mujeres, las 150 000 o 200 000 mujeres que en Canarias sufren endometriosis. Es decir, el Gobierno tiene que cumplir sus resoluciones, por dos veces están aprobadas, y yo le pido, y no voy a... (ininteligible) de esta primera parte, que usted nos diga qué pasos se han dado, porque espero que nos dé alguna, no por mí sino por ellas, alguna respuesta satisfactoria.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene la palabra para esta primera intervención, en nombre del Gobierno, su consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Señora Del Río, de verdad que a veces, cuando usted me narra los temas, yo tengo la sensación de asistir a una realidad completamente distinta, porque evidentemente yo el tema de la endometriosis he tenido que estudiármelo a raíz de su solicitud y evidentemente lo que los técnicos de la consejería manifiestan, y por eso quiero leerlo con detalle, los responsables del área, no es esto.

En cualquier caso, sí adelantarle, que participaba ayer en el consejo interterritorial nacional, le puedo decir que al respecto de estos temas el consenso nacional está muy complicado. De hecho, me entrevisté, conocedor de esta comparecencia, con la subdirectora general responsable de este tema. Y está tan complicado como que a nivel nacional en este momento solo hay tres comunidades autónomas que presentan una unidad de este estilo, en una de ellas compartido con la parte de oncología, no específicamente endometriosis. Solo Cataluña y Madrid, por su población, presentan unidades como la que usted describe.

Sí decirle también, para que nos hagamos una idea del volumen -que esto no tendría por qué justificar, ¿eh?-, que el año pasado ingresadas con este diagnóstico fueron, en el 2015, 279 mujeres y en el 2016, 289.

Dicho esto, le describo textualmente lo que se me dice y, en cualquier caso, visto lo que usted me dice, lo verificaré personalmente. Pero a mí se me dice que...; en cuanto a las líneas, planes y objetivos alcanzados para el cumplimiento de la proposición no de ley, que como correctamente dice es de marzo del 2016, relativa a la enfermedad de la endometriosis, le informo que el Servicio Canario de la Salud ha incorporado aquellas propuestas, a criterio de los técnicos de la Dirección General de Programas Asistenciales, que contribuyen al mayor conocimiento y prevención de la enfermedad de la mujer, con la finalidad de ayudar a los equipos profesionales en la toma de decisiones clínicas, siempre basándolas en la evidencia científica. En este sentido -por eso le digo que no me coincide la información- se ha difundido la Guía de atención a las mujeres con endometriosis en el Sistema Nacional de Salud, guía que está incorporada al portal Drago AP, que, como sabe, es el portal sobre el que trabajan todos nuestros médicos de familia en los centros de salud, para divulgar entre estos profesionales sanitarios el diagnóstico, el tratamiento, el cuidado, la prevención y la derivación de los pacientes, si bien la atención en esta patología se realiza por los profesionales, lógicamente, de atención especializada dentro de la especialidad de ginecología y obstetricia.

La endometriosis en toda su complejidad es atendida de manera integral y multidisciplinar en tres de nuestros grandes hospitales de referencia: el Complejo Hospitalario Universitario Materno Infantil de Gran Canaria, el Hospital Universitario de Canarias y el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria. En el primero de ellos existe una consulta específica, una consulta monográfica de endometriosis. El total de profesionales que tratan a estas pacientes es de 189. Y en estos tres servicios -según me trasladan, insisto, los técnicos de Programas Asistenciales- se encuentran capacitados para diagnosticar y tratar con eficacia los problemas ginecológicos de la mujer y que disponen de los medios tecnológicos, y pueden realizar los procedimientos de diagnóstico y terapéuticos que sean necesarios. La capacitación de estos FEA está avalada por un programa formativo, en este caso del Ministerio de Sanidad y Consumo, del año 2009, que recoge explícitamente la epidemiología, etiología, fisiopatología, clínica, diagnóstico, pronóstico y manejo de la endometriosis. Eso en los apartados que le citaba de la ley del 2009, de la orden de 2009, 5.16, 5.22 y punto 2, en la orden, insisto, que rige la formación de estos especialistas. Además se forman en procesos de gestación, parto y el puerperio, la infertilidad o la patología de la... (ininteligible) para estos casos.

De la misma manera los cuidados de enfermería se prestan por personal formado y con capacitación específica, definida en el marco de una orden similar del mismo año, la 1349, del mismo Ministerio de Sanidad.

Es por ello que la línea de trabajo a seguir es precisamente la de continuar atendiendo a las pacientes en los servicios hospitalarios, con base en los avances clínicos basados en la evidencia científica disponibles.

Para finalizar, respecto del tercer apartado que ustedes solicitaban de las declaraciones de invalidez, se me hace llegar que eso se hizo llegar a la Administración del Estado, como usted sabe no es competencia de esta consejería sino del INSS, y en cualquier caso, si es de su interés, después le describo lo que nos han hecho llegar respecto de cómo ellos consideran, con base en sus normas, que tienen que hacer las valoraciones.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de esta comparecencia.

En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra la señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes al colectivo que nos acompaña.

La vicepresidenta de la Asociación de Afectadas de Endometriosis nos trasladó su testimonio personal y nos acercó a la terrible realidad diaria que sufren miles de mujeres en Canarias. Es uno de esos testimonios que no deja indiferente a nadie, todo lo contrario; remueven conciencias y es algo que incita a trabajar para darles pronta solución a todas estas jóvenes y mujeres que sufren esta enfermedad de las clasificadas como raras y para las que la medicina moderna y los sistemas asistenciales de sanidad apenas se están preparando correctamente.

Por eso queremos aprovechar que se ha pedido esta comparecencia para unirnos a la petición de que se pongan más medios para tratar adecuadamente a las pacientes que presentan esta patología y que se cumpla con lo acordado unánimemente por este Parlamento, porque ellas continúan esperando.

Sería preciso que ustedes realizaran el estudio que se solicitó y que se eleve nuevamente a Madrid la necesidad de reconocer un grado de discapacidad de la endometriosis, al menos en sus grados de mayor gravedad, porque hay que reconocer que es una enfermedad claramente incapacitadora.

En cuanto al apoyo psicológico que solicitamos para las afectadas en el tratamiento, tengan en cuenta que la enfermedad no solo incapacita físicamente, también mina mentalmente a las mujeres que lo sufren, no solo porque impide un desarrollo normal de sus vidas y muchas pierden sus trabajos y caen en depresión, sino porque en la mayoría de los casos esta enfermedad llega a afectar a la imposibilidad de poder ser madre, lo cual para muchas se convierte en una verdadera tragedia.

Son medidas que por lo razonables pueden llevarse a cabo y, si es un problema de operatividad al tener que ser tratada la endometriosis por un equipo multidisciplinar, como usted ha dicho, hay otras comunidades autónomas que sí dan esa respuesta. Analicemos esos modelos asistenciales y veamos al menos la posibilidad de implantarlos aquí, en Canarias.

Y por supuesto sabemos que hay más enfermedades raras y algunas realmente muy graves que también merecen poner en marcha medidas y adecuar el modelo asistencial. Por eso le pedimos también que, a la hora de valorar poner en marcha reformas en el sistema, lo hagan de la forma más integral posible. Pero es necesario que no olviden a las pacientes de endometriosis, porque por desgracia es su sufrimiento constante y sus reivindicaciones los que nos han traído hoy aquí a que tengamos este debate.

Señor consejero, termino volviéndole a pedir, en nombre de todas esas mujeres y en el mío también como mujer, que haga efectiva esta proposición no de ley. Esperamos que pongan todos los medios a su alcance para buscar alguna solución y que la próxima vez que volvamos a hablar en esta Cámara no lo traigamos para hablar de que nos explique sino para que nos explique los avances conseguidos.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene la palabra en nombre del Grupo Parlamentario Nueva Canarias su portavoz, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Bueno, saludar a las personas que nos acompañan.

Ya vimos este tema aquí en esa PNL y seguramente lo volvamos a ver, ¿eh? Es decir, yo nunca me pronuncio mucho sobre cómo deben organizarse los servicios y cómo se deben estructurar, porque eso debe estar en gran medida en manos de los profesionales de la tecnología y de la casuística. Es difícil desde el nivel político diseñar la organización de los servicios. Casi siempre se falla, porque suele tener sesgos cuando las cosas llegan aquí. De manera que deben ser los profesionales los que establezcan los mecanismos para dar respuesta a esta patología y a otras. Y yo creo que eso es lo que tenemos que exigirle al Gobierno. El Gobierno tiene que ser capaz de responder a esta patología y a otras. Es que antes decíamos que hay 220 000 personas en lista de espera, gente que un profesional ha decidido que necesita una prestación, que necesita una consulta especializada, una prueba complementaria o una intervención quirúrgica, ¡220 000! Lo que está pasando con este problema de salud y con otros es que nuestro sistema está en crisis y que tenemos que repensarlo, no solamente poniéndole más dinero, que también, sino organización y gestión.

Yo estoy sorprendido del fracaso de los sistemas de información de la sanidad pública, porque, yo que tuve responsabilidades hace más de veinte años, estamos retrocediendo, es que no estamos avanzando. Un día vamos a analizar en este Parlamento los dineros que hemos destinado a los sistemas de información de esta comunidad. Nos llevaremos... bueno, ¡un escándalo de dinero!: cientos y cientos de millones para soportes de información, programas y máquinas y no somos capaces ni de registrar los enfermos que demandan servicios sanitarios. ¡Esto no puede ser!, no puede ser.

De manera que yo me sumo a la solicitud de que hay que dar una respuesta a este colectivo de mujeres, de pacientes de un problema de salud, por los procedimientos que establezcan y decidan los profesionales. Lo de las unidades ya lo dije la otra vez, es muy discutible. Yo he visto unidades que responden a los intereses de los profesionales, muchas unidades, en esta y en otras especialidades, y esto tiene que estar ponderado por los organizadores, por los gestores y por los profesionales, pero lo que no puede ser es que la gente que tiene este problema no tenga la respuesta asistencial pertinente.

Y luego harina de otro costal y nada sencillo es el tema de lo demás, de pensiones, etcétera, etcétera. Ese es un asunto complicado donde te puedes encontrar también decenas de patologías escasamente consideradas en las ratios o en los baremos y que sería justo revisarlas.

Yo me quedo con la demanda de este Parlamento de que el Gobierno responda, de forma organizada, de forma diligente y profesional, la respuesta a este importante problema de salud, que afecta, en este caso, a la mujer de manera relevante y que tiene además manejo posible.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra la señora diputada doña Astrid Pérez.

La señora PÉREZ BATISTA (Desde su escaño): Señora presidenta.

En primer lugar quiero dar la bienvenida a la asociación de mujeres que luchan y defienden los intereses de las pacientes con endometriosis, y también felicitarlas y agradecerles esta lucha constante que mantienen y que no se rindan y que sigan adelante.

En marzo del 2016, bien saben, como ha dicho la compañera del Grupo Podemos, aprobamos por unanimidad una proposición no de ley, instada por el Grupo Podemos, respecto a la endometriosis. Una enfermedad benigna pero crónica y generalmente dolorosa; una enfermedad que afecta a entre el 10 y el 20 % de las mujeres en edad fértil.

Señorías, señor consejero, es una enfermedad silenciosa, olvidada, ignorada, que generalmente produce unos cuadros dolorosos tan agudos que a muchas mujeres nos incapacita y nos invalida. Hay días que no puedes levantarte de la cama y hay días en que no hay medicación capaz de quitarte el dolor, y así y todo salimos a trabajar.

La insensibilidad del Gobierno de Canarias para con esta enfermedad es patente y por ello desde todos los grupos parlamentarios instamos en esa proposición no de ley al Gobierno de Canarias a la creación de una unidad hospitalaria al menos, en el ámbito autonómico, especializada en el estudio, diagnóstico y tratamiento de la endometriosis. Hay que tener en cuenta que se trata de una enfermedad que requiere que se aborde de manera multidisciplinar. Por lo tanto, es muy importante que al menos en el ámbito comunitario haya una unidad hospitalaria.

Señor consejero, yo le oí -y si le oí mal, corríjame- que solo había dos unidades hospitalarias en España, que era en Madrid y en Cataluña... (El señor consejero de Sanidad hace un gesto en sentido contrario desde su escaño). No lo dijo, pues entonces no le voy a rectificar, porque le iba a contar muchas más en otras comunidades autónomas, incluso algunas con menos población que Canarias, pero si no le oí bien, no se lo digo.

También aprobamos instar al Gobierno de Canarias -y esto no debe ser difícil- a la creación de un protocolo sanitario específico para todas aquellas mujeres que tengan problemas de fertilidad y que tengan un acceso prioritario en la sanidad pública.

También queríamos -porque es importante- el apoyo psicológico que muchísimas veces es fundamental para las personas que padecemos la enfermedad.

Poco o nada, señor consejero, se ha hecho desde la Consejería de Sanidad en este año y medio. Por lo tanto, nosotros también le vamos a pedir, porque así queremos, nos gustaría por lo menos que lo intentara, que se haga un plan regional de detección y tratamiento de la enfermedad.

Yo termino. Señor consejero, le pedimos al Gobierno, a usted, sensibilidad, que esta enfermedad, que el dolor y que en muchos casos la infertilidad que genera la enfermedad no se quede en el olvido de nuestra sanidad canaria.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Socialista Canario, tiene la palabra el señor diputado don Marcos Hernández Guillén. Disculpe.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (Desde su escaño): Disculpada, presidenta. Buenas tardes a quienes nos acompañan en esta tribuna en la tarde de hoy.

Efectivamente, tratando un asunto que abordamos hace ya algún tiempo. Lamentablemente no es el único asunto

que abordamos después de transcurrido un tiempo y vuelve a la Cámara para su discusión o por lo menos para ponerlo en valor de nuevo.

Voy a terminar con las palabras del señor Rodríguez, cuando decía que los grupos políticos no están para tomar injerencias dentro de la organización del sistema de salud, pero convendrán conmigo y convendremos en que sí es verdad que nuestro papel sí es el de visibilizar una situación dada; una situación que, como bien han expresado quienes lo han sufrido o lo sufren y que se han organizado además como asociación, como colectivo, para visibilizar eso frente a los poderes públicos, pues, también eso tenga una respuesta efectiva y afectiva con quien peor lo pasa en este caso.

Señor consejero, yo creo que hay papel y tenemos un papel que hacer importante. Yo también le había escuchado, igual que la señora Pérez, que solo había dicho que eran dos comunidades, yo también lo había entendido así. Es verdad, no solo son dos comunidades, pero en la medida en que consideramos que, dentro de ginecología y obstetricia, que efectivamente es donde se está tratando este tipo de cuestiones, llegar a un nivel especialización que puede ser contemplado como centro de referencia o algo similar, que, por tanto, tenga una cobertura más específica, yo creo que sería un buen propósito de enmienda para empezar a tratar este asunto. De forma que no estamos planteando que, bueno, que sea una cuestión de crear un macroproyecto de un solo hospital sino que las especialidades, o, como habíamos comentado, efectivamente, que ese informe de atención a las mujeres con endometriosis, que esa guía -a la que bien hacía referencia la señora Del Río-, pues, sea un documento, efectivamente, en el ámbito de la salud, en el ámbito de la primaria, pues, pueda también extenderse, que los profesionales también se vayan familiarizando con esta enfermedad. En fin, elementos que sí que podemos incorporar.

Visibilidad, porque es un problema de salud, una enfermedad incapacitante y, por tanto, todos los retos que nos hemos marcado con respecto a las enfermedades incapacitantes siempre han tenido obstáculos en el camino, obstáculos que estamos dispuestos a sortear, a salvar, a bordear, pero, en todo caso, darles una respuesta si fuese posible. Y el apoyo psicológico. Yo creo que esta sí que es una materia que tampoco implica demasiado esfuerzo, en la medida en que esos profesionales sí que los tenemos dentro del ámbito sanitario y pueden tener un papel más específico en una enfermedad tan determinada como la que estamos planteando.

Así que yo me sumo a lo que se ha planteado por el resto de los oradores, en que soluciones hay, y el compromiso también debe ser un compromiso real y efectivo, sin necesidad de cambiar nosotros nuestro modelo sanitario pero sí incorporarlo como una herramienta más de trabajo.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra la señora diputada doña Socorro Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías.

Desde el Grupo Nacionalista Canario saludamos a las representantes de las asociaciones que nos acompañan en esta tarde desde la tribuna y compartimos su preocupación por una enfermedad que afecta a cientos de mujeres y que produce un impacto psicosocial tremendo en su calidad de vida.

El dolor intenso, a veces insoportable, les impide el normal desenvolvimiento de su vida afectiva, familiar, profesional y reproductiva. Por eso es tan relevante que el Estado la reconozca como enfermedad incapacitante.

Una enfermedad que produce muchas incertidumbres por su muy difícil diagnóstico. Tengamos en cuenta que desde que una niña empieza con sus primeros dolores hasta que se diagnostica la enfermedad pasan muchos años y, lamentablemente, esta no se detiene con la medicación. Porque no olvidemos que es una enfermedad para la que no existen certezas sobre sus causas ni tampoco se tienen evidencias científicas sobre su cura definitiva, salvo tratamientos singularizados para cada caso en cada momento.

El apoyo a las mujeres es fundamental, darles información, atención especializada y mucho apoyo psicológico y emocional desde una perspectiva integral y multidisciplinar, como decía el consejero.

Nosotros confiamos en la formación y en el buen hacer de los profesionales sanitarios -las matronas, los obstetras y los ginecólogos de la red pública del Servicio Canario de la Salud-, que trabajan para avanzar en la detección precoz desde la atención primaria, desde los primeros signos de sospecha, para cuanto antes derivar a la atención especializada, que confirme el diagnóstico y ponga las pautas de tratamiento, con la coordinación entre los profesionales de los servicios de Ginecología con otros de atención especializada, como pueden ser los de Cirugía General, Urología, las unidades de fertilidad y reproducción e incluso las unidades de salud mental.

Desde el Grupo Nacionalista Canario manifestamos nuestra solidaridad con todas las mujeres, con todas las mujeres y con las que sufren endometriosis, y pedir a la consejería que continúe reforzando los servicios de atención primaria y la atención en los tres hospitales de referencia para paliar el sufrimiento invisible, y a veces incomprendido, de las mujeres que sufren endometriosis.

Muchas gracias y mucha suerte.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene de nuevo la palabra la señora proponente de esta comparecencia, doña María del Río Sánchez.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Bueno. A veces sí, señor consejero, parece que vivimos en realidades paralelas y que no estamos en el mismo territorio ni en el mismo archipiélago, porque las mujeres realmente que sufren y que han ido en este año y medio en distintos momentos a los centros de salud se han encontrado, algunas se han llevado ya la guía directamente para hacérsela llegar a su médico... (ininteligible) y habrá que analizar. Las respuestas tienen que ser verdaderas siempre, no basta con lo que digan unos cuantos.

Yo no me voy a meter en cómo se tienen que organizar, señor Román, los hospitales, pero si en algunas comunidades autónomas existen unidades para la endometriosis no entiendo por qué en Canarias no tienen que existir. Si son necesarias en algunos espacios, también serán necesarias en otros, cuando además usted...

Me ha hecho gracia la cifra de las poquísimas pacientes que han llegado a Las Palmas, doscientos y pico creo que ha dicho. Claro, una enfermedad que tardan nueve años en diagnosticar de media, claro, habrán ido muchas, que las estarán mareando, porque es lo que hacen, diciéndoles que es otra cosa, bueno, que la regla duele, que esto es tal, que ya se les irá pasando, hasta que por fin pasan nueve años, ya tienen un diagnóstico. De verdad, hay que ser un poco mujer.

Y yo quiero hacer una crítica aquí, porque es que el problema de esta enfermedad, que es un problema grave y que afecta a ese tanto por ciento tan grande de la población femenina, insisto, entre el 15 y el 20 %, no puede ser menoscabado, porque tenemos una cultura androcentrista, machista, como es nuestro propio sistema, donde las enfermedades de las mujeres están invisibilizadas y, cuando se habla de ellas, siempre hay algo más importante. ¡Cómo me gustaría que la sufriesen también los hombres! Estoy convencida de que si los hombres la sufrieran, otro gallo nos cantaría, seguro. Esto no lo digo yo, ¿eh?, lo dice la Organización Mundial de la Salud, y les leo textualmente, porque no es ninguna radicalización de una mujer que es feminista, que lo soy. Les digo: "Al realizar un análisis de la situación encontramos que el androcentrismo científico ha generado, alimentado y perpetuado la discriminación e invisibilidad de las mujeres en la medicina. Hoy en día padecemos las consecuencias de este orden social establecido: las enfermedades que afectan a la salud sexual y reproductiva de las mujeres apenas son investigadas, los tratamientos específicos son escasos y los datos apenas aportan luz para marcar líneas de investigación seria y efectiva. Todos los informes consultados coinciden en ello, la endometriosis es un claro ejemplo".

Es importante que nos situemos en el marco de la sociedad y del sistema en el que vivimos y cuando las enfermedades afectan más a un género que a otro.

Dentro de ese marco, yo pido que aquí se tome realmente en serio la situación. Yo quiero que en Canarias podamos presumir, podamos ser vanguardistas y no seamos de las que nos quedamos siempre atrás en todo, también en la investigación, en el estudio y en el tratamiento de las enfermedades que afectan a las mujeres. Ahora tenemos una ocasión estupenda, tenemos un crédito extraordinario; dotemos, por favor, pongamos dinero para esto. No esperemos más, ese sufrimiento, no esperemos nueve años para diagnosticar, mientras tanto sufriendo sin saber qué les pasa. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

¿Y que en Madrid no se entiende, que no se tiene claro si puede ser una enfermedad invalidante o no...? De verdad, el otro día en el Congreso, hace menos de una semana, 200 000 firmas presentaron, de toda España, las mujeres pidiendo que se las atienda. Llevan muchos años reclamando, no es una reivindicación de hoy, llevan desde el año 98 asociadas trabajando y no puede ser que estén invisibilizadas por que unos señores -y digo, sí, señores- o algunas señoras, a las que nunca les ha dolido la regla, que también las hay, no entiendan que el dolor es real. Y no las traten como les dicen algunas, y ellas dan fe, y a mí me lo han contado, con todas las que he hablado, que son problemas psicológicos, que están locas, porque los problemas de las mujeres cuando no son comprendidos por el hombre siempre tienen que ver con nuestra locura, con que somos histéricas, con que somos unas exageradas. ¡Ya está bien, ya está bien de machismo y de androcentrismo! ¡Ya está bien, de verdad!

Voy a terminar, porque queríamos ahorrar tiempo y yo creo que aquí las cosas ya están claras. Pero unas cuantas reivindicaciones que hacen primero en Canarias y después en... Aquí, muy sencillitas, nos piden de nuevo. Yo les pregunté, después de este año, con lo que se han encontrado, que era "nada, María, no había pasado nada, todo sigue igual", ¿qué nos vuelven a pedir? Pues más profesionales en la unidad del Materno y en la unidad de Tenerife; que se pase la guía clínica a todos los profesionales para que con ello se avance en el diagnóstico temprano, por favor. Piden eso. Piden también que en reproducción se cubra la ovodonación, ya que nos quedamos -dicen ellas- sin ser madres y, si no es pagando en la privada, no podemos serlo. Piden también que se creen unidades multidisciplinares en todas las islas, por lo menos básicas, que las entiendan, que haya personas con formación, que tengan un mínimo tratamiento psicológico y que las puedan abordar, que no les digan que están locas porque sufren y porque les duele. Y, por último, nos piden también desde aquí que "se nos incluya en los baremos". Insisten por favor. No en todos los grados, hay endometriosis muy básicas que no necesitan, que no son incapacitantes, pero cuando el grado es exagerado ya del dolor, que realmente les impide trabajar, con los problemas que eso genera a nivel social, económico, político, familiar y de todas las maneras, que se les incluya en las enfermedades incapacitantes; que desde este Gobierno de Canarias hagamos ese trabajo, que insistamos y lo defendamos.

Y, por último, una cosita que ya en un minuto termino de leer, y esta es general: "Solo se habla de violencia de género y hay más tipos de violencia que se puede ejercer sobre las mujeres. Por ejemplo, la de los gobiernos y administraciones en la nula respuesta ante una enfermedad como la endometriosis".

"Violencia es que en un foro como el de Beijing+15 no sepa dar respuesta sobre la endometriosis, una enfermedad que afecta a 14 millones de mujeres en la Unión Europea. Habiendo iniciativas y preguntas en el Parlamento Europeo desde 1998; violencia es que se castre a mujeres y niñas en Europa, quitándoles sus órganos reproductores en cada intervención a edades muy tempranas por no haber conciencia ni investigación de la enfermedad; violencia es que se nos trate con tratamientos para el cáncer de próstata avanzado, sin estudios sobre los efectos secundarios de los mismos en las mujeres; violencia es que no interese la infertilidad de las mujeres, que en el caso de la endometriosis es entre un 40-50 % de las afectadas, y que no se hable en absoluto de las sustancias contaminantes y la importancia de la fertilidad; violencia es saber que además es una enfermedad hereditaria y que sus hijas y sus hijos pueden también sufrir esta misma enfermedad".

Creo que hay razones de sobra para que nos tomemos el tema en serio y para que, por una vez, no seamos los últimos. Seamos de los primeros en darle soluciones a una enfermedad que afecta en todo el Estado. Hagamos ese esfuerzo y nos sentiremos todos mucho más orgullosas de este Gobierno y de ser de la comunidad de Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Del Río.

Para cerrar esta comparecencia, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Señora Del Río, vamos a acabar por donde empezamos. En primer lugar, quiero saludar a la asociación de pacientes que nos acompaña, porque creo que lo había olvidado antes, y les ruego me disculpen. Son ustedes el objetivo de nuestro sistema.

Pero vamos a empezar por leer la PNL de nuevo, porque yo creo que he ido contestando a los puntos que en la PNL le ponían como deberes a esta consejería. La PNL decía textualmente: "Que estudie la viabilidad, en el menor tiempo posible, de la creación de al menos una unidad hospitalaria especializada en el estudio, diagnóstico y tratamiento de la endometriosis". Y por eso yo comencé mi respuesta diciéndole: "le informo que el Servicio Canario de la Salud ha incorporado aquellas propuestas que, a criterio de los técnicos de la Dirección General de Programas Asistenciales, contribuyen a un mejor conocimiento y prevención de esta enfermedad de la mujer, con la finalidad de ayudar a los equipos profesionales en la toma de decisiones clínicas, siempre basándolas en la evidencia científica". Reclamaré el estudio de viabilidad correspondiente que justifica esta afirmación.

Segundo apartado, decía: "incorporar a los centros de atención primaria la Guía de atención a las mujeres con endometriosis, elaborada por el Sistema Nacional de Salud". Insisto, como le repetí antes, me indican que esta guía se traspasó en su día con una línea específica de formación a los médicos de familia. Lo reiteraremos, lo reiteraremos. Y forma parte de la base de información que nuestros médicos de familia manejan en Drago AP -Drago Atención Primaria-, que es el programa que da soporte a su asistencia habitualmente.

En el segundo punto la PNL decía: "Que el acceso a cualquiera de las técnicas y tratamientos que se encuentran protocolizados en la especialidad de obstetricia y ginecología se organice en función de criterios de gravedad de aquellas mujeres que sufren endometriosis y que se incluya el apoyo psicológico durante la enfermedad". Y por eso le leí específicamente lo que ponía, de que "la endometriosis en toda su complejidad es atendida de manera integral y multidisciplinar en los hospitales de referencia de Canarias: Chuimi, HUC y Hospital Nuestra señora de la Candelaria". Si bien el único que tiene... Atiéndame, doña María, yo traslado lo que estos señores dicen. Esto no quiere decir que haya una unidad de endometriosis sino que se trata a las pacientes siguiendo la indicación que pone específicamente en la PNL, que es lo que pone. ¿Vale?

Tercer apartado, "que a su vez se inste...". Porque podemos entrar en detalles, por ejemplo, se me da una explicación específica de los temas de fertilidad, en la que se dice -de lo que habló también el Grupo Mixto-, los tratamientos de fertilidad y reproducción humana en estos casos, como en los otros, son asistidos, dentro de la cartera básica de servicios, en los hospitales Universitario de Canarias y Materno Infantil-Insular de Gran Canaria, siguiendo las normas y protocolos habituales que garantizan la evidencia científica.

Respecto del tercer apartado, y yo creo que especialmente importante en este caso, que es que, a su vez, se inste al Gobierno de España a incluir la endometriosis, en determinados grados, como enfermedad incapacitante, en los baremos empleados a través de los equipos de valoración de incapacidades", no es ni este Gobierno, y menos esta consejería, quien tiene capacidad de indicar qué baremos se utilizan, pero sí le puedo resumir la respuesta que el INSS ha dado al respecto, que dice: Sobre la inclusión de la endometriosis, en determinados grados, como enfermedad incapacitante en los baremos empleados a través de los equipos de valoración de incapacidades, señalar que la determinación de un grado de incapacidad para el trabajo por los equipos de valoración de incapacidades -EVI- del Instituto Nacional de la Seguridad Social -INSS- no se realiza en base a baremo preestablecido, como pudiera ocurrir con la discapacidad. Y aquí me mencionan una serie de normas, como son el Real Decreto 1971/1999, el Real Decreto 1169/2003, el Real Decreto 1856/2009 y el Real Decreto 1364, de 27 de septiembre del año 2012. Siguen: Será la situación clínica de la paciente y su repercusión en el desempeño de la actividad laboral que esta viniera desempeñando en el momento de aparecer la enfermedad la que determine la existencia o no de incapacidad para su trabajo habitual y, del mismo modo, la existencia o no de posibilidades terapéuticas al respecto.

Dicho esto, reitero que retomaré todos y cada uno de los puntos para repasarlos, pero no es técnica de este consejero prometer cuestiones que no tenga claro que pueda cumplir. Volveremos a repasar el estudio de viabilidad y volveremos a realizar los movimientos que en la PNL se nos requerían.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Señorías, llamo a los portavoces para sustanciar lo que nos queda del orden del día, si son tan amables. (Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia). (Pausa).

Señorías, les comunico que, por acuerdo de la Junta de Portavoces, acortaremos los tiempos que nos quedan en las comparecencias.