Diario de Sesiones 85/2017, de fecha 12/9/2017
Punto 4

9L/PO/P-1551 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON ASIER ANTONA GÓMEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL NUEVO CURSO POLÍTICO DESDE UNA MINORÍA PARLAMENTARIA, DIRIGIDA AL SEÑOR PRESIDENTE DEL GOBIERNO.

La señora PRESIDENTA: Continuamos. Turno ahora del señor diputado don Asier Antona Gómez, del Grupo Popular, sobre el nuevo curso político desde una minoría parlamentaria.

Señorías, silencio, por favor.

Señor Antona, cuando quiera.

El señor ANTONA GÓMEZ (Desde su escaño): Señorías, buenos días. Presidenta.

Señor Clavijo, ¿cómo va a afrontar lo que le queda de legislatura desde un Gobierno en minoría?

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Antona.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Pues, como lo hemos tratado de hacer hasta ahora: con mucho diálogo, con entendimiento y, sobre todo, no haciendo más de lo mismo, sino intentando hacer las cosas de otra manera.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor presidente.

Señor Antona.

El señor ANTONA GÓMEZ (Desde su escaño): Señor Clavijo, este verano me ha recordado usted aquella vieja canción de Carlos Puebla que le dedicó al comandante Castro en Cuba, Llegó el comandante y mandó a parar. Y ese estribillo lo podemos asimilar a usted en la crisis de las mal llamadas microalgas: llegó el presidente y mandó a callar. Y está claro que esa crisis ustedes la han gestionado mal, y lo han hecho peor en materia de comunicación con este tipo de cuestiones. Y hemos tenido dos cosas claras: la primera es que usted es un hombre de medianías, porque no se explica que usted haya tenido tanto miedo a mojarse en esta situación y haya puesto por delante a los técnicos, primero, y a dos consejeros de su Ejecutivo. Y, en segundo lugar, que usted sobrevive dentro de esa mediática burbuja, aislada y acorralada, aislada y acorralada, de la realidad en Canarias.

Señor Clavijo, yo creo -y creíamos todos- que usted tenía un problema claro de fragilidad de apoyo parlamentario. Pero ahora estamos comprobando que usted tiene también un grave problema de desconexión con la calle, de desconexión social. Usted ha entrado -y su Gobierno- en una preocupante situación de desconexión con la calle, de desconexión con la realidad en Canarias. Y es un problema altamente preocupante.

A mí me gustaría saber cómo va a afrontar usted estos dos años de legislatura, con una agenda parlamentaria y legislativa cargada de asuntos vitales para el futuro de Canarias, como el sistema de financiación, la reforma electoral, los presupuestos de la comunidad autónoma canaria, la ley de servicios sociales, la financiación autonómica -que también he dicho-, la reforma tributaria, la modernización de la Administración pública en Canarias, el seguir garantizando la mejora de los servicios fundamentales -como la sanidad, la educación o las políticas sociales-.

Yo quiero decirle, señor Clavijo, que el Partido Popular apoyará con responsabilidad todo lo que sea bueno para Canarias, que no tiene que ver con todo lo que sea bueno para Coalición Canaria. Porque ustedes, en los últimos tiempos, han intentado confundir lo que es bueno para Coalición Canaria con lo que es bueno para el conjunto de los canarios. Y, ahí, no van a encontrar al Partido Popular. Vamos a hacer una oposición constructiva, pero también fiscalizadora, de los asuntos que están por delante. No hemos firmado cheque en blanco, ni tenemos ningún tipo de peaje. Actuaremos con responsabilidad. Y ya le digo, desde la minoría se gobierna como hace el Gobierno de Mariano Rajoy: con generosidad, con humildad y con mucho diálogo; no mandando a callar, sino todo lo contrario. Aquí está la mano tendida, pero se da, como usted ha dicho, con diálogo, y eso lo vamos a ver a lo largo de... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Antona.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Yo, bueno, primero el chascarrillo y después la intervención. Yo, lo de "llegó el comandante y mandó a parar", se lo puedo aplicar a usted con lo del pacto, ¿no?, que se levantó sin todavía dar ninguna explicación de por qué se levantó de la mesa del pacto, sin diálogo, sin generosidad, sin entendimiento, sin nada por el estilo.

Pero, bueno, dicho el chascarrillo -con todo el cariño, estimado portavoz-, hay varias cuestiones. La primera: crisis de las microalgas. A mí alguien me tiene que explicar cuál es la crisis, porque igual, igual, un fenómeno natural... Es como si decimos "crisis del viento", "crisis de la subida de las temperaturas", y tratar de responsabilizar al Gobierno de un fenómeno de la naturaleza que, desde luego, no tiene absolutamente nada que ver, más allá de lo que han querido amplificar -como un elemento de desgaste político al Gobierno de Canarias- algunas personas irresponsables; algunas, incluso, ostentando cargos de la Administración del Estado, que de manera absolutamente irresponsable han actuado. No se preocupe, no se preocupe, que ya le llegará el recadito.

Pero, mire, en este caso, en este caso, señor Antona, yo me voy a quedar con el final. Va a hacer una oposición responsable; va a apoyar todo lo que sea bueno para Canarias; va, en este caso, a hacer una labor de manera constructiva, desde la oposición; y va a sentarse a llegar a acuerdos y a entendimientos. Estamos en el mismo punto, no nos separa tanto, estamos en el mismo punto. Como lo hemos estado con la ley de las islas verdes, con la Ley del Suelo, con la ley de crédito extraordinario; posiblemente, con la ley de servicios sociales. Vamos a encontrar ese punto de encuentro, estoy convencido, porque es que lo que es bueno para Canarias es bueno para el PP, para el PSOE, para Podemos, para Coalición Canaria, para Nueva Canarias o para la Agrupación Socialista Gomera. Es que no es algo que sea antagónico, todo lo contrario: es complementario. Con lo cual, en ese punto, como nos hemos encontrado en el pasado, señor Antona, nos vamos a seguir encontrando, en el presente y en el futuro. Esa, al menos, va a ser la voluntad de mi persona y del Gobierno que me toca presidir.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor presidente.