Diario de Sesiones 86/2017, de fecha 13/9/2017 - Punto 10

9L/C-1177 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LAS LISTAS DE ESPERA SANITARIAS EN LOS ÚLTIMOS SEIS MESES.

La señora PRESIDENTA: Pasamos a la siguiente, a instancia del Grupo Parlamentario Popular, al consejero de Sanidad, sobre la evolución de las listas de espera sanitarias en los últimos seis meses.

Para su defensa, el señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Señor consejero, hemos solicitado su comparecencia en el día de hoy para que nos evalúe la evolución de las listas de espera en los últimos seis meses.

Le pedimos -ya que no lo ha hecho por voluntad propia- que desglose todos esos datos sobre listas de espera que ha ido filtrando a los medios de comunicación antes que a este Parlamento, tanto usted como algunos compañeros de Gobierno, y me estoy refiriendo concretamente al presidente del Gobierno. Un goteo que ha supuesto una falta de responsabilidad institucional y una burda maniobra para intentar ganarse la voluntad pública de medios de comunicación.

Señor consejero, queremos, una vez más, hoy, que nos dé cuenta de las medidas que ha puesto en marcha su gabinete para la mejora de la sanidad en los últimos ocho meses. Sanidad que, por otra parte, se encuentra en el farolillo rojo del conjunto de sistemas sanitarios de nuestro país y como la peor valorada por los propios usuarios Le recuerdo que los canarios están entre los españoles que peor valoran la sanidad pública, únicamente por encima de los habitantes de Melilla, según el Barómetro Sanitario del año 2016 elaborado por el Ministerio de Sanidad.

La mala opinión relativa de los canarios sobre la sanidad pública se pone de manifiesto cuando se pregunta por si el sistema necesita cambios, y aquí un 12,2 % considera que el sistema sanitario está tan mal que necesita rehacerse completamente y un 41 % considera que necesita cambios fundamentales, cuando la media española es del 28 %. Solo el 7,8 %, fíjese bien, 7,8 % de los canarios, aprueba la gestión de este Gobierno en materia sanitaria. Pero si algo debería preocupar a este Gobierno es la alta percepción negativa que tiene la sociedad canaria: somos, señor Baltar, los españoles más convencidos de que la sanidad pública estaría mejor gestionada sin que se encargaran de ello las empresas privadas, un 20,5 % frente a una media nacional del 13,3 %. La elevada preferencia de los canarios por la sanidad privada se refleja, asimismo, cuando se da a elegir al encuestado entre ser atendido en un centro público o uno privado: un 55 % elegiría el centro privado, cuando la media nacional es de un 35,3 %. Y no me extraña, señor Baltar, tienen ustedes a más de 131 000 canarios esperando a que les vea un especialista del Servicio Canario de Salud.

Ya lo analizaremos con más detalle tras su intervención, pero ya adelanto que mi grupo parlamentario espera explicaciones -convincentes, por cierto- ante la falta de medidas de su departamento para tratar de frenar el crecimiento exponencial de las listas de espera. Espero, además, que nos identifique, e informe, las medidas adoptadas para depurar responsabilidades del culpable de manipular las cifras y de ocultar más de diez especialidades con el fin de sacar de la estadística a más de cien mil canarios.

Una vez más, señor Baltar, no es el Partido Popular el que le ha destapado las vergüenzas, se lo están diciendo instituciones sanitarias independientes, sindicatos profesionales, asociaciones de pacientes, todos, absolutamente todos, están de acuerdo en que nos encontramos ante un enorme problema en nuestra comunidad autónoma que aún no tiene solución. Esperamos que usted hoy aquí arroje luz y datos y nos permita no solo evaluar los datos de lista de espera sanitaria, sino empezar a buscar soluciones.

Señor Baltar, han pasado casi ocho meses desde su toma de posesión, ocho meses en los que usted se hizo cargo de la responsabilidad sanitaria; lejos quedaron, señor Baltar, los momentos en los que usted pedía tiempo para poder evaluar a través de auditorías los resultados. Bien, creo que ha pasado ya tiempo suficiente y estamos aún a la espera de los resultados de esas auditorías; qué larga espera, sin duda, cuán largos son los silencios. Bueno, ya ha pasado un tiempo tremendamente generoso, el que el Parlamento y estos grupos parlamentarios hemos esperado por el resultado de las auditorías y ya estamos ansiosos por conocer esos resultados.

Por último, señor Baltar, y para que después no nos vayamos a lamentar, un ruego. Le ruego que, durante su comparecencia, trate de responder a algunas de las cuestiones que le planteamos los grupos parlamentarios. Se lo digo porque es un runrún atronador ya en esta Cámara, en la que, cada vez que usted nos comparece aquí, nos quedamos como estábamos, es decir, sin respuestas, y mire usted, señor Baltar, un mes, vale; dos, bueno; seis dando largas son demasiado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Turno ahora para el Gobierno. Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señor Zacarías Gómez. Está usted muy duro conmigo. Y eso que hoy tengo un poco de fiebre.

Pero vamos a empezar por aquello de filtrar los datos, el farolillo rojo, la gestión de este Gobierno y mezclar esto del Barómetro Sanitario correspondiente al año 2016 con la gestión que corresponde al año 2017. No volvamos a confundir fechas. El Barómetro Sanitario corresponde a una evaluación del año 2016 que hacen los españoles, por supuesto que las respuestas negativas que usted dice yo las manifesté en esta misma Cámara y no hay nada que ocultar, estamos intentando cambiarlas. Pero no hemos venido a hablar del Barómetro Sanitario, me decía usted, venimos a hablar de la lista de espera.

Me preocupan dos cosas graves que ha dicho. La primera, la de falta de medidas, porque creo que he tratado de explicarlas y usted dice que nunca he dicho nada. Yo, si usted quiere, le facilito por escrito, y le reitero desde aquí, desde foro público, como le dije a don Marcos en su día también (refiriéndose al señor Hernández Guillén), que les invito a visitar la unidad -pero a ustedes y a todos los grupos, al interlocutor que quieran-, a visitar la unidad central de listas de espera, donde los funcionarios, que hace diez años que trabajan ahí, les podrán traspasar esa información que parece ser que yo les oculto. Porque no solo este consejero no ocultó ningún dato, sino que usted sabe que provocó una importante polémica cuando trasladó a la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública el conjunto de los pacientes que estaban en listas de espera en lugar de hacer una criba previa; y decidió que el criterio de medida -cuestión que ustedes criticaron- que se iba a utilizar, porque hay que tener un sistema de medida si queremos gestionar y evaluar, el que iba a utilizar era el Real Decreto 605/2003 del Ministerio de Sanidad, que es por el que se rigen todas las comunidades autónomas. Y en ese sentido, nos sometimos a la disciplina de incrementar las consultas externas de todos los servicios quirúrgicos, que hasta ese momento, desconocemos por qué razón, no estaban incluidas en los números. Luego, créame, de ocultar datos nada.

Y, si me permite un poco, por entrar en detalle de todo lo que usted me preguntaba, las listas de espera han sido un objetivo estratégico de esta consejería desde que nos hemos incorporado el equipo. En la primera comparecencia que tuve, que, si no recuerdo mal, fue a solicitud del señor Rodríguez, del doctor Rodríguez (refiriéndose al señor Rodríguez Rodríguez), yo manifesté las líneas estratégicas, y la primera era esta, la accesibilidad, el superar las esperas.

Hablamos en ese momento de que España es un Sistema Nacional de Salud universal y gratuito y que las esperas son inherentes a estos sistemas, porque es el sistema de regulación de la demanda. Y si cogemos una serie histórica de los últimos años de este país..., que, por cierto, hay una comparecencia en breve respecto del documento reciente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, donde se saca la serie histórica, precisamente, de los posicionamientos de cada comunidad autónoma, se ve el impacto de la escasez de recursos sobre las esperas, de tal manera que les puedo garantizar que los peores años en tiempos de espera y en volumen de pacientes de espera son los años de la crisis, lo podemos ver en ese documento.

Luego, les decía, lo primero es tener esto presente. Lo segundo cómo lo resolvemos. Y yo también se lo trasladé aquí cómo lo entendía este equipo. Estoy absolutamente abierto a que usted me haga llegar cuantas propuestas de mejora a lo que nosotros pensamos que piense o crea o tenga en su entorno y en su partido. Porque mire, yo solo conozco una forma de abordar esto. Una lista de espera es un sistema que se alimenta de unos ciudadanos que necesitan un servicio y que, a medida que lo resolvemos, salen de ahí, luego, entradas y salidas. Si, como en el momento actual, la capacidad que yo tengo de resolver es inferior a la necesidad de entrada que tienen mis ciudadanos, es decir, ese índice es mayor que uno, la lista de espera crecerá; si yo consigo que ese índice sea menor que uno... Si quiere usted, bajaremos a detalles concretos de hospitales en que las evaluaciones de los programas evalúan esto, por ejemplo, en qué les está fracasando el índice de entradas-salidas del sistema.

Entonces, usted me decía lo fundamental valorar el sistema... Perdón, el índice de entradas y salidas, ¿qué medidas se han tomado? Mire, las medidas se tomaron, fundamentalmente, lógicamente, sobre el bloque de entradas, y otras medidas -que suelen ser las más comunes- sobre el bloque de salidas. Nosotros tenemos la convicción o la intuición, no la tenemos probada, de que, probablemente, gran parte del impacto que en los últimos años ha tenido el crecimiento, al margen de la falta de recursos, el crecimiento de la espera, en el caso de Canarias, está muy relacionado con que, créame, desconocemos la situación, pero en Canarias se olvidaron las medidas que existían sobre las entradas, y lo vamos a hablar ahora mismo; algunas de ellas normas aprobadas aquí, en esta comunidad autónoma, que llegaron a estar implantadas y que funcionaron, parece ser, por los resultados numéricos que las acompañaron.

Le decía, medidas sobre las entradas y medidas sobre las salidas. ¿Qué medidas vamos hacer para que se resuelva más? Pues dos alternativas: jornada ordinaria, fuera de la jornada habitual, y ahí con dos enfoques: primero, que no se no saturen las instituciones y no se bloqueen, es decir, potenciar la cirugía mayor ambulatoria de 24; y, segundo, potenciar y resolver aquellos casos que son más dolosos por su espera, el programa Demora. Por supuesto, para listas de espera de consultas y de pruebas hay programas específicos de los que luego hablaremos.

Y, mire, respecto de las medidas de entrada. Concreción, se han iniciado los trabajos en protocolos de inclusión para la lista de espera en artroplastia de rodilla, artroplastia de cadera, catarata, columna, dermolipectomía, tras cirugía bariátrica o dieta, así como aquellos otros procesos que en estas mismas comisiones los especialistas han tenido a bien incluir porque consideran dolosos en cuanto a la espera de los pacientes. Todo esto, cuando se finalice, habrá de ser traslado a las asociaciones científicas para que, lógicamente, siguiendo criterios clínicos y de conocimiento científico, se normalice y se implante.

Pero, mire usted, hay un decreto, el 116/2006, del 1 de agosto, que, en su artículo 6, ya regulaba comités técnicos regionales y comités técnicos hospitalarios que iban a entender de este tema. Desconocemos en qué punto o se dejaron morir o se dejaron de operativizar. La realidad es que los profesionales que trabajan en el día a día resolviendo las listas de espera no paran de decirnos lo mismo: a día de hoy existen protocolos dentro de mi especialidad, pero en la inclusión, es una inclusión administrativa y burocrática, no se aplica.

Respecto de los criterios de salida. Pues, le decía, dos líneas fundamentales de trabajo: una, cirugía mayor ambulatoria de 24... Se me va a acabar el tiempo, es que usted me provoca, señor Zacarías... Que le puedo dar relato concreto del Hospital Doctor Negrín, el Chuimi, el HUC y la Candelaria, con los programas que tienen, unos con vigencia desde marzo y otros con vigencia desde mayo. En el plan Demora, decirle que raquis y columna, en el Negrín; que obesidad mórbida y cirugía plástica posterior, fundamentalmente, en Chuimi y en la Candelaria; y el caso de neurocirugía y trauma en el HUC. En los casos de lista de espera de consulta y pruebas, potenciar la resolución de atención primaria, médicos especialistas consultores fundamentalmente, lógicamente, en los virtuales y, por último, fuera de jornada habitual, como es lógico, programas de tardes y un programa complementario de colaboración público-privada en el que utilizamos las infraestructuras cuando no disponemos de quirófanos.

Como estoy a punto de acabar, pero creo que hay una segunda vuelta, si a usted le parece, lo lógico es que veamos los resultados luego, pero sí decirle que es la primera vez que de estos programas no solo se evalúa el programa en sus propuestas, sino que se evalúa el programa cuando ha acabado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno para los grupos, ahora Grupo Mixto. Señora Mendoza, tres minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, señorías. Señor consejero.

La evolución de las listas de espera sanitarias en los últimos meses ha sido una de las grandes incógnitas en este ejercicio, y no solo eso, sino que es una de las cuestiones que más preocupa a todos los canarios. Desde enero, donde se reflejaban más de 90 000 canarios, hasta finales de junio, donde el dato que teníamos era que se reflejaban 180 000 canarios en las listas, han pasado no solo meses y cientos de pacientes por ellas, también ha habido un baile de números considerables, por no hablar del ruido político por el desconocimiento de la magnitud real del problema, y esto ha generado muchas dudas.

Por eso, nosotros le vamos a preguntar si son las cifras publicadas las definitivas, si no hay ninguna lista de paciente adicional que no se esté reflejando y también queremos saber y tenemos curiosidad si ya han arreglado los problemas de operativa informática y ya, de verdad, contamos con un sistema homogéneo y unívoco para contabilizar a las personas que están en lista de espera. Se lo preguntamos para que en un futuro no haya especulaciones al respecto y así podamos tener un dato mucho más fidedigno.

Nosotros no vamos a valorar aún las cifras de reducción de las listas de espera en más de un 6 % durante este año, porque entendemos que las listas publicadas en enero no se acercaban a la realidad del problema y, por tanto, no podemos compararlas con las actuales. Además, a esto también tenemos que añadirle que en las listas de espera hay miles de personas que entran y salen cada vez que se hacen públicas esas listas y no forman parte de una foto fija que tenemos en el momento de cada publicación. Por eso nosotros entendemos que lo importante es comprobar si en realidad se han bajado los tiempos de demora y conocer los datos de personas atendidas en cada periodo porque eso sí nos indicaría si se está siendo efectivo en la atención al ciudadano.

¿Usted podría decirnos si tiene el dato de cuántas personas fueron atendidas entre enero y septiembre de este año y en el mismo periodo, enero y septiembre, el año anterior?

Además, nosotros también creemos que esta comparecencia deberíamos usarla para ver la evolución de la decena de actuaciones y medidas que se han puesto en marcha este año; además, también, de valorar si los 50 millones que fueron aprobados en la ley de crédito extraordinario en julio y que iban destinados a rebajar las listas de espera están teniendo alguna incidencia en la resolución del problema. Aunque es verdad que es poco tiempo, pero al menos saber si está teniendo alguna incidencia.

Por último, decirle que, si se siguen publicando las listas de espera cada seis meses, es muy probable que no tengamos una forma objetiva de valorar positiva o negativamente la gestión sobre este asunto, algo que no es bueno para nadie: no es bueno ni para el Gobierno de Canarias, no es bueno para este Parlamento que debe hacer el control y tampoco es bueno para los canarios.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo de Nueva Canarias. Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señor consejero.

Nosotros vamos a evaluar este Gobierno no por los ocho meses, eh, por toda la legislatura; otros diferenciarán, nosotros no. Los resultados de un Gobierno son por la legislatura, y así lo haremos.

Vamos a ver, que la sanidad está en crisis es una evidencia, porque lo dicen los sufridores, los ciudadanos. No hay encuesta, no hay medición en la que no aparezcamos a la cola; no solamente de los datos estadísticos que muchas veces ni siquiera reflejan la realidad, sino en la opinión de los que sufren, de los que esperan meses e incluso años con problemas de salud graves. Esta es una situación crítica.

Hay una parte del problema vinculada a la descapitalización, que empezamos a corregir este año en el sistema sanitario. Entre modificaciones de crédito y créditos extraordinarios, puede incorporar en torno a 200 millones de euros y llevar el presupuesto a gasto real. Después de muchos años de autoengaño, de autoengaño a algunos, a los que se dejan, ahora toca con los recursos adicionales que se han incorporado, gracias al desempeño que hemos hecho algunos para hacerlo posible, conseguir mejores resultados.

Hay asuntos que no es suficiente... Los sistemas de información son básicos para tomar decisiones y para conocer la realidad, pero las modificaciones en las listas de espera no pueden ser solo en virtud de la depuración, los mecanismos y los protocolos, que también, sino en la capacidad de respuesta del sistema. Hay que producir más, hay que producir más por la mañana y por la tarde, en las consultas, por supuesto, en los quirófanos, en las pruebas complementarias, porque hay un potente nivel de insatisfacción. La última paciente que habla conmigo, aquí, la diputada Esther González: siguiente consulta dentro de siete meses, con un problema razonablemente serio y crónico. Es decir, tenemos un problema grave y no basta con recurrir sistemáticamente a que "estamos en ello". Hay que provocar resultados, hay casi 200 millones de euros adicionales en el ejercicio actual entre modificaciones y crédito extraordinario, se tiene que notar, se tiene que notar.

La desmoralización de la ciudadanía con respecto a las insatisfactorias respuestas del sistema sanitario y la desmoralización de los sectores profesionales harán muy difícil la recuperación, incluso con dinero, si no se actúa de forma diligente y, por tanto, de forma rápida. Y es ahí donde yo creo que al consejero se le acaba el tiempo. Hemos sido muy tolerantes. Yo le conozco, sé de sus capacidades, de su compromiso, pero cuando se está al frente del Gobierno, de un servicio público tan básico, hay que actuar y responder de forma clara, medible, concreta, que lo perciban los ciudadanos.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Podemos. Señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Buenos días, señorías. Gracias, presidenta.

En primer lugar, para poder dar respuesta a un problema que tenemos con las listas de espera, debemos tener un método de monitorización, de gestión de esas listas de espera adecuado, y nosotros detectamos algunos problemas, señor consejero, en ese sistema que tienen ustedes, y, por lo tanto, les damos hasta final de año para que nos den una información transparente, con indicadores pertinentes, desagregados por áreas de salud, por centros asistenciales.

La situación es grave. Ahora mismo acababa de hablar con una de mis compañeras: dos años de espera para traumatología. Esta es la situación de nuestro sistema público, señor Baltar. Nosotros debemos afrontar esa mejora de nuestro modelo de atención para dar respuesta al deterioro que hemos sufrido en los últimos ocho años, también en el Sistema Nacional de Salud, donde el Partido Popular tiene mucha culpa, por cierto, señor Zacarías. Y muchas de esas informaciones y muchos de esos indicadores, que son necesarios, que hemos analizado, que hemos trabajado, están en el Plan de Salud de Canarias, señor consejero.

Yo entiendo que usted intente mejorar su imagen y su fuerza de cara al respaldo que pueda tener dentro del Consejo de Gobierno para mejorar los presupuestos del año que viene, lo entiendo, perfectamente, pero intentar mejorar la imagen no significa ganar en eficacia y eficiencia.

Es cierto que ha conseguido algo muy importante, señor Baltar, y es que se deje de hablar del Plan de Salud de Canarias, porque quizás a usted y a su Gobierno no les gusta la estrategia y la metodología que plantea dicho plan, la de desarrollar los planes insulares de zonas básicas poniendo en marcha los consejos de salud, poniendo en marcha, en definitiva, órganos de participación ciudadana.

Miren, para ser eficaces, como les decía, hay que hacer una metodología adecuada. Nosotros, ya le digo, creemos que hay que singularizar el análisis del problema en cada isla y en cada centro. Como muestra para valorar esa singularidad -no tenemos mucho tiempo-, pero sí que nos gustaría darle algunos detalles que hemos detectado. Por ejemplo, en la especialidad de rehabilitación: llama mucho la atención los incrementos en el periodo referido en el Hospital Insular de Gran Canaria y en el HUC, en Tenerife, que parten de 368 y 439 pacientes a una lista de espera de 3081 y 2353, respectivamente, entre diciembre de 2016 y junio de 2017. Algo no se está contabilizando bien, ahora o antes. Nos gustaría que nos lo explicara.

El indicador de demora media, señor Baltar, para ser atendidos en diciembre del año 2016 también refleja dichas diferencias entre islas: no aparece nadie en El Hierro y en La Palma, supongo porque se están contabilizando en las listas de espera de otras islas capitalinas.

Mire, es muy importante que tengamos acceso, por ejemplo, a lo que pasa y a la información que tiene la Oficina de Defensa de los Derechos de los Usuarios Sanitarios, la Oddus. Porque necesitamos saber dónde están esos puntos negros, señor Baltar, no se trata solo de darnos cifras, sino de encontrar explicaciones para poder encontrar también las respuestas necesarias y afrontar los problemas que tiene nuestro Servicio Canario de Salud.

Por tanto, transparencia, buena metodología y, ya le digo, esperamos unas cifras que estén...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez, concluyó su tiempo.

Grupo Socialista. Señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Buenos días. Gracias, presidenta.

Señor consejero, los datos de la lista de espera sanitaria no son nada buenos, y mira que hemos hablado tiempo y tiempo. Yo creo que es importante que venga también de nuevo aquí esta cuestión.

Claro, no es bueno y es verdad, y la percepción de los ciudadanos con respecto a la sanidad, pues, pasa lo que pasa. Aunque usted lo remonta al año 2016, a lo mejor usted también es consciente de lo que aconteció el año 2016 cuando, aquella oposición desde el grupo de Gobierno al consejero anterior, convirtiendo el mes de agosto y posteriores fechas en ese ir y venir de excusas para hablar del déficit que se había generado en torno a la gestión del anterior consejero. Pues todo eso acarrea estas consecuencias, la percepción. Pero, créame, y lamento decirlo, creo que la percepción no se va a modificar en este 2017. No va a modificar la percepción que tienen los ciudadanos con respecto a nuestra sanidad.

Y ha planteado que usted tiene la prioridad de disminuir de forma estratégica la lista de espera. Claro, eso ha sido un condicionante en el conjunto de sus antecesores, todo el mundo quiere mejorar esa lista de espera; ha sido el propósito, repito, de cada uno de ellos. Usted en este momento cuenta con más recursos económicos, cierto, eso es un valor añadido; aquello que se les negó a otros bajo el pretexto del déficit que iba acarreando a mitad de año, usted ha podido solventarlo a través de ese crédito extraordinario. Por tanto, usted tiene una responsabilidad añadida con respecto a esta mejora de lista de espera que difícilmente estamos protagonizando.

Señor consejero, es verdad que pasamos de unas listas de espera transparentes a, bueno, la solicitud de paciencia para su conocimiento. Hoy empezamos a conocer algunos datos. Ahora, esos datos, que usted los compara de enero a junio, ¿se atrevería a hacer la comparativa del verano del 2016, junio del 2016, a junio del 2017? Sería importante también conocer cómo se ha modificado, si se ha modificado o no esa lista de espera.

Y es verdad que tengo muy poco tiempo y se va ya...

Antes decía el señor Zacarías, dice: "hombre, señor Gómez, apórteme usted cosas. Señor Hernández, cuando quiera nos vemos y nos reunimos y nos aporta". Y yo pregunto, ¿y para qué están los consejos de salud, que no se convocan, que conocen perfectamente el ir y venir de las circunstancias del día a día, que seguramente tienen estrategias perfectamente definidas, porque así la experiencia les otorga esa sabiduría para emplearla en mejorar esa estrategia en disminución de la lista de espera? Tal vez no tengamos que echar mano ni siquiera de los diputados, sino precisamente de los profesionales que están en el día a día a su lado.

Señor consejero, tiene usted un trabajo importante que realizar y las listas de espera volverán de nuevo a este Parlamento.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Hernández.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. Señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Señora presidenta, señorías, buenos días.

En la primera comparecencia del actual consejero de Sanidad en este pleno, ya intervine en nombre de mi grupo señalando que la rebaja de las listas de espera era y es un objetivo prioritario para este nuevo equipo. En aquel momento, ya el consejero señaló que había que revisar los criterios, y lo ha ido señalando posteriormente en sus distintas comparecencias, unificarlos y marcar un método único en el sistema de registro para que, por ejemplo, no se computara varias veces a la misma persona; además, evitar en lo posible la disparidad de criterios en los datos que se hacían públicos a través distintos medios, como se ha explicado en varias ocasiones aquí.

Por tanto, cuando hablamos de rebaja de listas de espera y de objetivos prioritarios, de qué estamos hablando. Pues, en primer lugar, estamos hablando de gestión, en segundo lugar, estamos hablando de dinero. Por tanto, de un presupuesto sanitario que se incrementa y se prioriza cuando es posible; y así lo hemos hecho. En la ley de servicios esenciales que se aprobó en este Parlamento en julio, ya se ha nombrado aquí, se recogían 155 millones de euros para sanidad, de los cuales 50 iban específicamente a este objetivo. Pero también de gestión, y ya lo ha señalado aquí el consejero: incremento de la actividad quirúrgica de hospitales en jornada ordinaria, incremento fuera de jornada habitual, la puesta en marcha de nuevos programas, no voy a repetir lo dicho por el consejero. Pero, en todo caso, lo importante aquí es si se están produciendo avances y es evidente que se están produciendo y, por tanto, que, independientemente de que en esto haya muchísimo por hacer y que, por tanto, los fondos y la gestión tienen que seguirse mejorando, también, tal como señalaba el consejero, el objetivo tiene que ser llegar a un plazo razonable y lógico en un sistema universal y gratuito.

Todos los que hemos estado o tenemos familiares cercanos en alguna lista de espera sabemos la angustia vital que supone esperar para saber si se tiene o no alguna dolencia, alguna enfermedad o para ser operado, aunque no sea de gravedad. Por eso, señor consejero, seguimos apostando por la gestión y por el presupuesto como forma de aliviar esta angustia vital de muchos ciudadanos, pero también, también, y lo hemos dejado claro aquí en todas las ocasiones en que hemos intervenido, por usar todos los mecanismos existentes en Canarias en pos de esos objetivos.

Señor consejero, quiero dedicar este último momento para agradecer, en nombre de nuestro grupo, el esfuerzo de todos los y las profesionales del ámbito sanitario, porque sin ellos todos estos programas y todos estos avances no serían posibles. Los objetivos están marcados, la línea hay que seguirla, pero, en todo caso, señor consejero, desde nuestro grupo vamos a seguir apoyando, como es lógico, esta gestión y también no solo la gestión, sino los presupuestos que hacen falta para que podamos seguir avanzando en este objetivo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González Taño.

Grupo proponente, Grupo Popular. Señor Gómez, diez minutos.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Gracias, presidenta.

Bueno, una vez más, señor Baltar, lamento comunicarle que no nos ha aportado prácticamente ninguna información. Más allá de sus buenos modos y sus buenas maneras, es sintomático que una vez tras otra no tengamos desde los grupos parlamentarios ningún tipo de respuesta a las comparecencias, que es lo único que tratamos de hacer desde nuestra labor de fiscalización al Gobierno.

Mire usted, permítame que se lo diga, no me haga usted aquí el cuento de Epi y Blas, más entradas que salidas. Estamos hablando de cosas serias. Dicho esto, usted tampoco nos ha desvelado ningún dato más allá de los que han mandado o deslizado en los medios de comunicación. Quizás aquellos que ha pasado a sus compañeros de gabinete para que trate de filtrar a la opinión pública.

Señor Baltar, vamos a descifrar hoy aquí lo que ustedes no han querido transparentar a través de los medios de comunicación. Mire usted, hemos tratado de desglosar los datos, pero como usted burdamente ha tratado de explicarlos a los medios de comunicación y a través de los argumentarios que ha pasado a sus compañeros de gabinete, pues hay cierta confusión. No es por ser catastrofistas, señor Baltar, los datos analizados son bastante desalentadores, por no decir otra cosa.

Vamos a ir poco a poco, porque tenemos tiempo suficiente:

Demora media del conjunto total de los hospitales de Canarias: junio de 2016, 162,02 días de espera; junio de 2017, 174,02 días de espera. Peor demora media.

Lista de espera quirúrgica de menos de seis meses -aquí han mejorado ustedes-: junio de 2016, 23 414; junio de 2017, 21 926.

Lista de espera de más de seis meses. En cuanto a la lista de espera de más de seis meses, tienen ustedes que hacérselo mirar, no es para sacar pecho y decir que la sanidad va mejor cuando unos datos que tenemos, o al menos los que transparentan ustedes a través de su propia web, son un auténtico disparate. Un disparate, además, teniendo en cuenta que tienen ustedes más recursos, es decir, mayor número de pacientes de más de seis meses esperando utilizando más recursos. ¿Dónde está la trampa, señor Baltar, adónde tenemos que mirar para no desalentarnos? Es decir, hemos utilizado todos los recursos disponibles y más para darle a usted el mayor de los problemas que tienen los canarios, que es nuestra sanidad, para obtener los siguientes resultados: junio de 2016, 9547 pacientes; junio de 2017, 10 493 pacientes. Esto no lo digo yo, lo dicen ustedes a través de la web.

Señor Baltar, esto es un desastre, pero está de acuerdo conmigo en que no hay por dónde cogerlo. Han pasado más de ocho meses desde su llegada y hemos dilapidado más recursos que los que empleábamos en el año 2016 y hemos confiado parte del crédito extraordinario para resolver el problema sanitario y esto es lo que tenemos; los datos, lejos de mejorar, empeoran, aun cuando empleamos más recursos. Está claro, me parece a mí, que el problema ahora mismo pasa de ser de falta de recursos, quizás, a quién gestiona esos recursos, que no es otro que el partido de Coalición Canaria, y los gestores quizás que le han puesto a usted. Porque, convendrá conmigo, a pesar de que le han puesto los gestores, algo de culpa tendrá usted, que ya es consejero durante ocho meses, de la situación actual. Vamos a ver, igual nos hemos confundido todos y a usted lo han puesto de consejero de Sanidad por su trayectoria, pero le voy a hacer una pregunta, es sencilla, es de Epi y Blas, como lo de antes. ¿El señor Clavijo le pidió hacer más con menos recursos? Falso, a la vista de los resultados. ¿Hacer más con más recursos? Esto lo pueden hacer bastantes. ¿Hacer menos con más recursos? Esto es lo que está haciendo su consejería, de la que usted es responsable.

Estamos ante una alarma, en este caso, no digo, señor Baltar, que de usted, suyo, personal, sino de quienes le han puesto para gestionar los diferentes departamentos y hospitales o de, quizás, quien le ha nombrado.

Pormenorizadamente revisamos los datos de los diferentes hospitales. Vamos a obviar Nuestra Señora de los Reyes, Hospital General de La Palma, el de Fuerteventura y algún dato del Negrín. Los datos no quiere decir que sean brillantes, pero han mejorado levemente, es decir, no tienen unas cifras intachables, podemos, quizás, estar analizando datos que son lamentables, pero han mejorado levemente. Remanguémonos entonces para comparar:

Nuestra Señora de Guadalupe. De menos de seis meses: junio de 2016, 44; junio de 2017, 64; peor. De más de seis meses: 1 a 6; peor.

Nuestra Señora de Candelaria. De menos de seis meses: de 4841 el año pasado a 4587 este año; mejor, ostensiblemente mejor, pero, bueno, mejor. De más de seis meses: de 1561 a 1975; mucho peor. Demora media: de 140 a 157; peor.

Hospital Universitario de Canarias. De menos de seis meses: de 6826 a 7245 año a año; peor. De más de seis meses: de 3450 a 4242. ¿Qué estamos haciendo? La demora media: de 178 a 193. Repito, esto de la web del Servicio Canario de la Salud.

El Doctor Negrín. De menos de seis meses: de 3924 a 3631; un poquitín mejor. De más de seis meses: de 1834 a 1724; un poquitín mejor. Demora media: de 175 a 176 parecido; un poquito peor.

El Materno Infantil de 430 a 483, peor; de más de seis meses, igual; demora media, un poquito mejor.

El Universitario de Gran Canaria, de menos de seis meses, de 4400 a 3100, un poquitín mejor; de más de seis meses, de 1700 a 1800; la demora media peor, de 171 a 200.

Fuerteventura, más o menos lo mismo.

Doctor José Molina Orosa un poquitín mejor con una demora media peor.

Esto, los hospitales en listas de espera es espera quirúrgica, si vamos a las especialidades médicas nos echamos las manos a la cabeza. Se las digo porque tengo todavía cuatro minutos:

De alergias donde único han mejorado junto con medicina interna, y otro dato más, de 5200 a 2147. Cardio de 1900 a 3946. Digestivo de 1300 a 4858. El endocrino de 942 a 1273. Hematología de 370 a 411. Medicina interna de 649 a 919. Nefrología 221 a 248. No hay un dato mejor, señor Baltar, ¿dónde encuentran ustedes que está la sanidad mejor?

Seguimos: Neurología, de 1854 a 2549. Pediatría, que ha mejorado de 1267 a 948. Psiquiatría, de 182 a 2106. Rehabilitación, de 5065 a 8694.

¿Esto qué es?, ¿dónde ven ustedes que haya mejorado la sanidad? En pruebas complementarias, ha mejorado un poquitín, de 33 418 a 24 951. Pero no nos engañemos, aquí hay más personas esperando por un TAC, de 2395 a 2556; más personas esperando por ecocardias; más personas esperando por ergometrías.

Hecho este análisis, señor Baltar, le pregunto ¿qué es lo que ha hecho su consejería para mejorar las cifras, qué medidas se han tomado, cuánto tiempo estima usted que necesita para mejorar los datos? El crédito se está agotando, señor Baltar, desde luego que si ha tomado medidas para reducir la crisis sanitaria, le anticipo que no han funcionado.

Estas son las cifras, señor Baltar, y son irrefutables, las han publicado ustedes en su web. Lamento desmontarle el argumentario que ha dado sus compañeros de bancada, señor Baltar. Los datos y las cifras no le acompañan, está claro que usted toma medidas en algunos hospitales, puesto, mucho me temo, que se le va de madre, bien porque su jefe se impacienta, bien porque está dilapidando a pasos agigantados su credibilidad o bien porque los canarios no aguantamos más.

Yo, personalmente, me avergonzaría de estos datos y si fuera el Gobierno lo haría. Desde luego, no quieren ustedes escuchar a la calle, no la han escuchado ya con el tema de la cianobacterias y no la han escuchado, recurrentemente, cada vez que han tenido que escuchar algo que no les ha gustado. Hemos asistido perplejos, a lo largo de la legislatura, a un baile de cifras, algo lamentable. Usted nos puede contar el tema de las cifras de inclusión, los datos y de los problemas informáticos a la hora de incluirlos, pero yo solo le digo una cosa: en el Sistema Nacional de Salud, donde todas las comunidades autónomas tienen que transparentar sus datos, a 31 de diciembre de 2016, 139 541 canarios esperando por consulta, 34 327 canarios en lista de espera quirúrgica, más todos los canarios esperando por pruebas complementarias.

En definitiva, el Gobierno presumiendo de resultados. De verdad, ¿no se les cae la cara de vergüenza de presumir de estos resultados? Señor consejero, en su última intervención nos dio algún dato, pero espero que no se limite a dar únicamente los datos positivos que ha encontrado usted; que tiene que buscar para encontrarlos, le digo, eh. Se me parece usted a los partidos políticos que el día después de las elecciones sacan pecho y todos tienen algún resultado positivo, todos, absolutamente todos. Pero el caso es que no estamos hablando de partidos, el caso es que estamos hablando de pacientes que están padeciendo su gestión y la de su consejería. Por tanto, no más tergiversar, señor Baltar, no más desinformar, no más maquillaje de cifras.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Gómez.

Turno para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señoría. Gracias, presidenta. Señorías.

Permítame, señor Zacarías, que responda por orden al resto de los interlocutores de los otros partidos, puesto que he notado un ánimo, para mí, importante, constructivo en lo que se plantea respecto de algo tan grave como las listas de espera. Porque, mire, señoría, las entradas y salidas son cosas muy serias, son personas, con nombre y apellidos, que parece ser que usted me dice que le resulta una broma el tema.

Respecto de lo que planteaba doña Melodie. No estará a final de año la resolución informática, es mucho más complejo que todo esto, pero estamos cada vez mejor y cada vez los datos están más estabilizados. El problema es, especialmente, en pruebas complementarias, como se puede demostrar por los datos que maneja el señor Zacarías, que a él le salen positivos y para mí hemos crecido en 3500 personas. Entonces, ya ve usted como vamos al revés.

Respecto de la importancia de la actividad y el tiempo de espera, estoy absolutamente de acuerdo con usted. Lo importante aquí no es tanto el número de personas que esperan si esas personas esperasen poco tiempo; si les resolvemos el problema en el tiempo recomendado, da lo mismo que esperen cien mil. El número es de poco interés.

Sí voy a responder, que lo han preguntado todos ustedes, ahora, sobre la marcha, a números concretos de respuesta a cada uno de los apartados. Don Román tiene razón, había un importantísimo nivel de descapitalización. No tiene razón, no se ha realizado todavía ninguna depuración administrativa, se lo garantizo, ahí están los funcionarios, las habituales que hacen siempre. Y por último, como a doña Melodie, responderemos a datos concretos.

Señor Márquez, estoy totalmente de acuerdo con usted en los planteamientos de los consejos de salud. No sé si todavía no les han llegado, si no, dirán que fue a esta solicitud y quedamos todos contentos; pero estamos convocando los consejos de salud y creo que usted y yo lo hablamos ayer. A algunos de los datos concretos que usted me pregunta no puedo responderle, por ejemplo, la cuestión de rehabilitación, pero sí le puedo decir algo de traumatología, que es que la lista de espera de traumatología, como buena especialidad quirúrgica de consultas -que se citó ahí-, no estaba antes incluida en el listado, porque las listas de espera de consultas de las especialidades quirúrgicas no se incluían.

Estoy con usted, señor Hernández, tengo más recursos y tengo la obligación de intentar sacar el máximo rendimiento de ellos. No medimos en términos de interanualidad -lo he explicado aquí en reiteradas ocasiones- porque, como usted sabe, hubo un gravísimo problema en los sistemas informáticos en el cambio del CIE-9 al CIE-10 que llevó a que un volumen importantísimo de pacientes se quedasen fuera de la contabilización de listas de espera. Eso se regularizó en diciembre y todos los meses anteriores tienen un número falso. Esto no impactó para nada en los temas de atención a los pacientes.

Sí decirles -y por dar un dato que parece ser que todo el mundo quiere- que solo en jornada ordinaria en el primer semestre del año se han hecho 1085 intervenciones más, en jornada ordinaria. Fuera de la jornada ordinaria. Y está colgado en la página, don Zacarías, es importante que le demos a todas las pestañas no solo a aquellas del negativo, el negativo, el negativo, es decir, hay un montón de pestañas que son positivas, se lo prometo, repase. Fuera de la jornada ordinaria, 1993 intervenciones más que el año pasado, y eso que este año ha habido 64 intervenciones de urgencia que nadie va a ocultar, puesto que todos hemos vivido las crisis que vivimos en enero y febrero.

Un dato concreto de la efectividad de ciertos programas. En el programa de verano en el mes de julio -solo en julio-, esta comunidad autónoma ha hecho 8066 intervenciones donde se hacían 7293, es decir, 773 intervenciones más. Pero le voy a dar el número del semestre. En lista de espera quirúrgica, se pasa de 34 327 a 32 419, 1908 menos, 5,56 %. En la lista de espera de consultas pasamos de 139 541 a 131 926. Seguimos pensando que este modelo de medición, como bien decía doña Melodie, es un modelo de medición que debería ir más orientado a la espera que al volumen, pero bajamos 7615. Si hubiésemos utilizado el criterio que a usted tan bien le vino de la interanualidad, hubiésemos superado las 17 000, y en las pruebas, como a usted le salió, nos hubiese salido a favor. Pero mire, como utilizamos el mismo criterio, que es el del semestre de trabajo, en la lista de espera de pruebas, como, lógicamente, se han hecho más consultas y se han hecho más trabajos, hemos crecido en 3017 ciudadanos, que, por supuesto, esperan más.

No le pude dar estos datos antes porque no me dio tiempo, no porque no quisiera. Si usted quiere que bajemos al detalle pormenorizado de hospitales y centros no hay ningún problema, están en la página web y los podemos comparar uno a uno, programa a programa. No creo que sea este el foro para que invirtamos todo el tiempo preciso para analizar; otra cosa es que queramos extraer solo los muy positivos o solo los muy negativos.

Respecto de hacer menos con más recursos. Hombre, nosotros tenemos la convicción de que vamos a lograr hacer más con las medidas que hemos hecho. Porque no lo hacemos nosotros, lo está haciendo una serie de profesionales que están demostrando a día de hoy, créanme, un compromiso absoluto con la problemática que estamos viviendo. Y lo demuestran dedicando horas y horas y horas a trabajar allí, primero, intensificando su actividad en la jornada habitual, como ya le he dicho, segundo, haciendo jornadas extra incluidas -en el tema de las pruebas complementarias, imagínese usted el crecimiento de la demanda- en los fines de semana.

Ustedes hablaban mucho, en los vertidos, de trabajar en lo que no se ve. Nosotros estamos trabajando mucho en lo que no se ve, señor Zacarías, porque las pruebas diagnósticas que se miden solo son ocho, ¿se las leo? TAC, resonancia... Pero es que usted sabe que la neurofisiología tiene pruebas que se esperan años, usted sabe que la cardiología tiene pruebas en las que se esperan años. Entonces, estamos trabajando muchísimo en todas esas pruebas que no se ven, nuestros profesionales son los que lo están haciendo.

Entonces, permítame, señoría, que no le pido ni un día más, yo nunca he pedido un día, usted tampoco me lo dio: a la semana de incorporarme, usted hizo juicios paralelos a los que me está haciendo hoy. Entonces, le digo, recuperemos el conocido adagio aquel de que entre plantar y cosechar existe regar y esperar. Yo espero no esperar mucho, porque ustedes no me lo permitirán, para poder informarles de que el cierre del verano ha sido todavía mejor de lo que ha sido el cierre al mes de junio.

Muchas gracias a todos.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Concluimos esta comparecencia.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1177 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre la evolución de las listas de espera sanitarias en los últimos 6 meses.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico