Diario de Sesiones 89/2017, de fecha 10/10/2017 - Punto 25

9L/C-1152 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE LAS ACCIONES DESARROLLADAS EN RELACIÓN CON LAS CÁMARAS DE COMERCIO, INDUSTRIA Y NAVEGACIÓN.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia, al consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, sobre las acciones desarrolladas en relación con las cámaras de comercio, industria y navegación.

Por el grupo proponente, el Grupo Nacionalista Canario, el señor Cabrera, don Mario.

Doy la bienvenida a los representantes de la Cámara de Comercio de Lanzarote y de Fuerteventura, bienvenidos al Parlamento de Canarias.

Señor Cabrera, cuando quiera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Buenas tardes, señor presidente. Señor consejero, señores presidentes, representantes de las cámaras de comercio.

Permítanme que comience realizando una aclaración para contextualizar esta iniciativa. Que no nos queremos referir aquí a la supervivencia de las cámaras de comercio en sí, ese no es el objetivo de esta iniciativa, sobre lo que queremos tratar al fin y al cabo es de la viabilidad de unas entidades destinadas a apoyar e impulsar la actividad empresarial y emprendedora, como herramientas de desarrollo de nuestra sociedad.

Unas entidades que tienen un importante componente territorial, sobre el que ahora profundizaré un poco más, y cuya estructura actual está muy amenazada por el nuevo contexto normativo en el que se desenvuelven a nivel estatal. Saben ustedes que las cámaras oficiales de comercio, industria y navegación están definidas como corporaciones de derecho público y que tienen como misión fundamental la defensa de los intereses generales del comercio, de la industria y de la navegación. Actúan por ello como órgano consultivo de la Administración en todos los asuntos de carácter económico, defendiendo los intereses generales de los sectores que integran. Estas instituciones están formadas por todas aquellas empresas comerciales, industriales y de servicios, así como por las personas físicas o jurídicas que ejerzan legalmente actividades económicas en su territorio. Están dirigidas por los propios empresarios a través de los miembros elegidos democráticamente entre los distintos sectores de la actividad económica de su entorno.

Bien. Después de un siglo de su creación en el ámbito estatal, y durante el que en Canarias convivieron casi siempre dos cámaras provinciales, la aprobación de la Ley 18/2003, de 11 de abril, de las cámaras de comercio de Canarias, que se aprobó por unanimidad un 27 de marzo de 2003 en este Parlamento, abrió la posibilidad de insularizar estas instituciones. Eso permitió ya, a partir de finales del 2005, que se crearan las dos primeras cámaras de comercio en todo el Estado desde la época de la II República, las de Fuerteventura y Lanzarote, nacidas fruto de esa división de la única cámara provincial que había existido en Las Palmas.

Quizás muchos de ustedes puedan pensar que eso fueron aquellas batallas locales de majoreros y conejeros, pero puedo asegurarles que en Fuerteventura y Lanzarote la creación de estas cámaras fue fruto del dinamismo, que superó los límites empresariales y que consiguió un amplio respaldo social e institucional en todos los ayuntamientos y el propio cabildo.

En este sentido también me gustaría detallar algunas de las líneas de trabajo desarrolladas por las dos nuevas cámaras de comercio durante esta década de funcionamiento para poner en valor la importancia que tienen.

Sin duda alguna, el apoyo a los emprendedores, la formación y el impulso para la creación de nuevos empresarios ha sido una de sus claves de trabajo. Cientos de pequeños empresarios y de autónomos han encontrado en estas instituciones el respaldo en materia de formación, tramitación y hasta de financiación para desarrollar su proyecto.

Otra de las claves ha sido la diversificación económica en el marco empresarial, contribuyendo a buscar nuevos nichos de negocio para el empresario local. En este punto me gustaría incidir especialmente en dos sectores: por supuesto la reactivación del mercado turístico, pero también el apoyo al comercio minorista en la época en que la acción de las grandes empresas mayoristas acaba prácticamente o intenta acabar con todo.

Pero no debemos olvidar iniciativas del sector de la gastronomía, del sector primario, en la apuesta por la calidad, de las pymes relacionadas con las energías limpias y también con una postura reivindicativa e inconformista importante para seguir avanzando. Durante ese siglo, el centralismo capitalino dejó su impronta en las estructuras de las cámaras y hoy todavía se sigue padeciendo. En esas reivindicaciones de estas cámaras pueden estar, como ejemplo, las reivindicaciones de la autoridad portuaria, en el caso de Lanzarote, donde piden una propia autoridad portuaria, por la poca colaboración o implicación que ha tenido esta entidad con la isla; o en el caso de Fuerteventura, cómo la cámara ha sido protagonista para entablar las relaciones con Tarfaya, con el Reino de Marruecos, y abrir a la internacionalización.

En definitiva, señor consejero, la comparecencia está relacionada precisamente con la línea de trabajo que el Gobierno a través de su consejería desarrolla para respaldar la actividad de esta institución. Sé, porque precisamente nuestro grupo, Coalición Canaria, en el presupuesto de este año ha buscado recursos para desarrollar esta línea de colaboración, pero también sé, porque así lo hemos hablado y así lo han denunciado las propias cámaras, que ya estamos finalizando el año y estos recursos se retrasan o parece que no acaban de llegar nunca, y la situación de las cámaras es complicada, es difícil. Es mucho más difícil después de la creación en el 2010 por parte del ministerio del Decreto 13/2010, que deja sin recursos propios a las cámaras de comercio, un decreto que ha afectado sin lugar a dudas a las cámaras más jóvenes como es la de Lanzarote y Fuerteventura.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Cabrera.

Turno del señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señor presidente, señorías. Señores representantes de las diferentes cámaras de Canarias.

Desde la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento apoyamos las cámaras de comercio a través de diferentes líneas. Y así, a través de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, tenemos entre nuestros programas la financiación de los centros de innovación y desarrollo empresarial, conocidos como Red CIDE, de importancia para nuestro tejido empresarial. Y esta red está formada por técnicos expertos en innovación, cuya labor consiste fundamentalmente en fomentar la innovación y la cultura de la innovación en las empresas. Y en este apartado el Gobierno de Canarias ha destinado a consolidar a las cámaras como unos agentes pertenecientes a la Red CIDE en la plurianualidad 2015-2019, con un importe total de 852 389,29 euros, repartidos entre las cámaras de Fuerteventura, Lanzarote, Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife.

Por otro lado, y ya desde nuestra Dirección General de Promoción Económica, dentro de los servicios a empresas, en los presupuestos para este año la consejería cuenta con una nueva línea de 350 000 euros, destinada al apoyo a pymes a través de las cámaras de comercio. Concretado, de una parte, en el programa Tutorización de Empresas de Reciente Creación, donde se ofrecen tutorías con expertos. En 2016, se concedieron subvenciones directas de 134 010 euros a las cámaras de Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote y Santa Cruz de Tenerife y en el presente ejercicio se ha incrementado la cifra del pasado año hasta los 200 380 euros.

El programa de apoyo a la internacionalización de las pymes canarias, cuyo objetivo es ofrecer el soporte necesario para ello a través de la valoración del potencial exportador, de la formación en internacionalización y la tutorización y asesoramiento individualizado. En el 2016, se concedieron subvenciones directas por importe de 67 500 euros a las cámaras de Gran Canaria, Lanzarote y Santa Cruz de Tenerife. Para el 2017 está prevista la subvención a las cámaras de Gran Canaria y Lanzarote con 34 500 para la ejecución de proyectos de internacionalización de pymes.

También tenemos las ventanillas únicas empresariales camerales, que están financiadas en sus gastos de gestión y funcionamiento. En el 2016, se concedieron subvenciones directas de 88 500 euros a las cámaras de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife y con cargo al presente ejercicio presupuestario está previsto un total de 115 120 euros, ampliándose el apoyo a las cámaras de Fuerteventura y Lanzarote, con quien se está tramitando el convenio de colaboración para la puesta en marcha de ventanillas únicas empresariales, con la participación de cabildos y de ayuntamientos. Estos convenios también han sido renovados con la cámara de Santa Cruz de Tenerife y con la cámara de Gran Canaria.

En cuanto a la colaboración en la internacionalización de las empresas canarias a través de la ENN, Canarias, los miembros de la red proveen a sus clientes de una amplia gama de servicios gratuitos de ayuda, de asistencia y de asesoramiento. El nodo canario de la red está integrado por la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Promoción Económica y del ITC, y de las cámaras de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife.

Pero tampoco acaba aquí el apoyo del Gobierno de Canarias. Debo destacar también el especial apoyo que prestamos a las cámaras de comercio desde Proexca a través de las labores de acompañamiento, a misiones comerciales o a subvenciones.

El apoyo a las cámaras de comercio se centra fundamentalmente en dar el soporte al plan cameral de promoción con la organización de las agendas de reuniones, tanto institucionales como empresariales, en aquellos mercados en los que Proexca dispone de estructura, como es el caso de Agadir, de Marruecos, de Mauritania y de Estados Unidos. Sirvan a modo de ejemplos acciones como la que se llevó, la misión empresarial, junto a cámaras de comercio, del 21 al 25 de noviembre de 2016, a Nuakchot y Nuadibú, la misión comercial inversa a California de la Cámara de Comercio de Fuerteventura del 19 al 22 de diciembre de 2016 para preparar Africagua 2017, que contó también con la participación del Parque Tecnológico de Fuerteventura, o el apoyo a la misión empresarial multisectorial de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife del 4 al 7 de abril de 2017 en Agadir.

Y, para ir finalizando, ya centrándonos en lo que es nuestra Dirección General de Comercio y Consumo, que ejerce en su ámbito competencial la tutela de las cámaras, debemos unir que en esta legislatura nos encontramos tramitando el anteproyecto de ley de cámaras de Canarias, a la legislación básica estatal. En este momento, el anteproyecto ha sido remitido el pasado 21 de diciembre al Consejo Económico y Social de Canarias para que emita un dictamen de conformidad y cuyo plazo de emisión es de un mes. Con posterioridad se va a solicitar el dictamen del Consejo Consultivo y finalmente se va a someter al Consejo de Gobierno para su aprobación definitiva y remisión a este Parlamento.

Con este anteproyecto de ley, apostamos por el cambio de modelo al que nos obliga la ley de cámaras de España. Concretamente pretendemos impulsar las cámaras como entidades de prestación de servicios, abogando por un modelo de cámara dirigido a resultados. Todo ello con el fin de reforzar su eficiencia en el desarrollo de las funciones que se les atribuyen, ya que mantienen su naturaleza de corporación de derecho público.

La segunda acción que estamos desarrollando a través de la Dirección General de Comercio y Consumo es la de concretar el apoyo financiero del Gobierno de Canarias a las cámaras de Canarias. Y a pesar de los ajustes presupuestarios a los que se han sometido las administraciones públicas en los últimos años, el Gobierno de Canarias ha mantenido el apoyo financiero para la realización de determinadas actividades que se venían desarrollando. Y así, en el ejercicio del 2016, se ha financiado a las cámaras de comercio con 1 289 000 euros. Concretamente, en el 2016 las cámaras recibieron directamente de los presupuestos del Gobierno de Canarias 1 062 609,22 euros, de ellos la cantidad más importante la reciben del Servicio Canario de Empleo, 617 708,57 euros; después, de la Dirección General de Promoción Económica, 290 410 euros; y, finalmente, recibieron de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información 156 490,65 euros. Y además también contaron con 226 929 euros del ministerio en materia de comercio.

En el 2017, señorías, está previsto un apoyo similar, un apoyo similar. Concretamente estamos hablando de 1 352 686,49 euros, desglosados en 602 752,31 euros por parte del Servicio Canario de Empleo; 350 000 euros de la Dirección General de Promoción Económica; 191 930,18 euros de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información; y 208 004 euros del ministerio. Además, señorías, se ha añadido en este ejercicio 2017 una nueva partida por importe de 60 000 euros, finalmente ubicada en la Dirección General de Comercio y Consumo como órgano tutelante, para financiar gastos de funcionamiento de las cámaras, dado que estos tienen difícil encaje en las subvenciones finalistas que el Gobierno otorga.

Finalmente, y la tercera acción que se está realizando, es analizar profundamente y con rigor la situación económico-financiera de las cámaras de comercio de Canarias y adoptar medidas para su viabilidad. Para ello en este momento estamos realizando un análisis económico, financiero y presupuestario, con emisión de opinión y recomendaciones sobre todas las cámaras de comercio de Canarias, y que en este momento está en ejecución y del que pronto daremos cuenta.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Turno de los grupos no solicitantes. Por el Grupo Mixto, el señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señor consejero. Buenas tardes, bienvenidos.

Desde que en el 2010 el Gobierno del Estado suprimiera la contribución directa que las empresas debían hacer a las cámaras de comercio la situación financiera de las mismas ha venido deteriorándose y por ello se han visto obligadas a realizar ajustes de plantilla importantes, lo que ha lastrado su capacidad de maniobra también. Incluso alguna de estas cámaras ante esta situación está pensando en llegar a cerrar sus puertas en el corto o medio plazo al ser insostenible su supervivencia.

Las cámaras de comercio, industria y navegación son corporaciones de derecho público y, por lo tanto, deben velar por realizar funciones de colaboración en el esfuerzo que las administraciones públicas realizan para defender los intereses generales del comercio, la industria, la navegación y los servicios, además de tener un carácter consultivo con respecto a todas estas materias y funciones que realizan, pero, por desgracia, estos instrumentos públicos tan útiles no están correctamente financiados, porque ni siquiera la ley estatal del 2014 resolvió esta situación de la financiación, pasándoles la pelota a las comunidades autónomas. Conocemos que el Ejecutivo está tramitando una ley que reconozca y concrete de manera clara estas funciones públicas para que luego el propio Gobierno regional las dote económicamente. Pero hemos recibido quejas de las propias cámaras de comercio de que no se terminan de aceptar todas sus propuestas para la configuración del texto legal. Nosotros esperamos que siga con el diálogo, eso sí, respetando el interés general, antes de que presente el proyecto de ley en este Parlamento.

Señor consejero, hay que tramitar la ley lo antes posible. Ya hace meses que el Consejo de Gobierno dio luz verde a continuar tramitando el anteproyecto de ley de estas cámaras y usted nos ha anunciado que está ya en fases finales de tramitación. Ahora toca esperar a que se debata y siga su tramitación en este Parlamento para que podamos aprobar esta ley, para que las cámaras de comercio, industria y navegación desplieguen todo su potencial.

Lo ideal hubiese sido tramitar y aprobar esta ley antes del cierre de los presupuestos del 2018 para que estuviesen correctamente financiadas el próximo año y no corran el peligro de desaparecer.

Solo queda que mantengan un diálogo constructivo, que lleguen a acuerdos que permitan tanto al Gobierno como a las cámaras aclarar las responsabilidades que tendrá cada uno que desarrollar en estas materias y, por supuesto, aclarar no solo el tema de la financiación sino asegurarnos de que estas funciones se cumplan, y el apoyo de las cámaras llegue como guía a todos los empresarios canarios y a los futuros emprendedores para que se genere economía y se afiance la recuperación del empleo.

Esperamos que las cámaras de comercio se ajusten sin mayores problemas a lo que será su realidad a partir de ahora, una vez salgan del marco de incertidumbre actual, con la aprobación de esta futura ley.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno del Grupo Nueva Canarias. El señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente.

Las cámaras de comercio son instituciones básicas. Yo debo conocer como cincuenta países del mundo y en todos los lugares a los que he ido, en todos, existen cámaras de comercio y también ayuntamientos. Y luego ya las otras variedades de la cosa pública son muy diversas. Pero las cámaras de comercio son consustanciales, consustanciales, a casi todos los países del mundo.

Aquí se les dio un golpe de muerte en el año 2010 por el Gobierno de Zapatero eliminado la obligatoriedad de que cotizaran todas las empresas, con lo que las grandes se fueron. Y esto tenía entonces la crítica fácil de que había corporaciones empresariales de gran tamaño que tenían interlocución directa con el Gobierno de turno y no precisaban de las cámaras de comercio. Por lo tanto, a quien dejaron en debilidad era a la inmensa mayoría de los empresarios, a los pequeños y a los medianos, esos que tienen dificultades para estar en las cenas con los gobiernos.

Y nosotros aquí, después de la ley estatal, hemos perdido más de tres años y no se ha hecho absolutamente nada. Bueno, sí, esperar a que mueran, esperar a que mueran las cámaras de comercio de Canarias, porque están al borde del cierre. El ajuste que se ha hecho de sus efectivos humanos y materiales es extraordinario. Y están al borde del cierre porque el Gobierno de Canarias no ha cumplido con la obligación que tiene de haber proyectado una ley, no ahora, hace tres años. Que está generando situaciones como la siguiente: ni siquiera hay procesos electorales porque el Gobierno ha dado la espalda a esta realidad y se han prolongado los mandatos siete años cuando debieran ser de cuatro. Ahora aparece la ley y la ley aparece con pocas funciones y sin ninguna garantía de mantener las estructuras.

Nosotros vamos a defender, porque lo hicimos cuando pudimos y porque se demostró su eficacia... -la ventanilla única empresarial tiene mucho que ver y ahí está el éxito de estos diecisiete años-, por una apuesta para que esas estructuras funcionen al servicio del pequeño y del mediano, al servicio del emprendedor, porque, insisto, los grandes tienen sus mecanismos de representación y de defensa. De manera que las cámaras están muy preocupadas con este proyecto de ley y sobre todo están muy preocupadas con este Gobierno, porque les ha dado la espalda. Nosotros defenderemos que desempeñen las funciones y gestionen programas europeos, españoles y canarios, pero vamos a defender que el Gobierno, que el erario público contribuya a mantener sus estructuras, porque si no desaparecerán. No acabo de comprender cómo un Gobierno de este perfil, y usted como consejero, no ha hecho una apuesta decidida por el mantenimiento, por el futuro, de estas estructuras, que contribuyen a generar sociedad civil, articulación, en definitiva una sociedad con futuro, y no permitir, como está ocurriendo, que mueran.

Espero que sea diligente en la tramitación de la norma. Tal como está la enmendaremos, no le quepa duda, y vamos a pelear por que el presupuesto contribuya al mantenimiento de sus estructuras, y si nos quedamos solos no será ni la primera ni la última vez.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Podemos, la señora Monzón.

La señora MONZÓN NAVARRO (Desde su escaño): Buenas tardes.

Ya se ha comentado aquí la historia de las cámaras de comercio. Sobre todo de lo que estamos hablando es de financiación, ese es el principal problema que las cámaras de comercio, las cuatro cámaras de comercio de Canarias, nos han trasladado a todos los grupos parlamentarios, porque sabemos como año tras año, cuando aprobamos los presupuestos, vienen por cada uno de los grupos explicándonos las necesidades y la situación económica que atraviesan.

En esta historia de que se está hablando, evidentemente de una modificación de la ley estatal por parte del PSOE, hay que aclarar que antes incluso de esa modificación ya ha habido, dentro de la estructura de las cámaras con respecto a otras agrupaciones, incluso con la patronal, con la CEOE, las diversas luchas de poder, no sé si de acaparar precisamente esas funciones, de formación, entre ellos mismos, entre esa patronal de la CEOE y las cámaras agrarias. Y a partir del 2011, cuando se hace efectiva esa reducción de la financiación, esa no obligatoriedad de las cuotas por parte de todas las empresas que constituían las cámaras agrarias, es cuando evidentemente se ha notado esa falta de financiación por parte de las empresas.

Ya en el 2016 se hablaba, por parte de la Dirección General de Comercio, de la situación de las cámaras agrarias, se hablaba de este anteproyecto, y la sensación que tenemos es que en este momento estamos en el mismo punto de partida que en el 2015, porque justo lo que hemos escuchado en esta Cámara en estos momentos es lo mismo que se decía en el 2015: sobre el anteproyecto de ley, sobre la forma de financiación, sobre las funciones públicas, el encaje de funciones que tenían que tener las cámaras de comercio con respecto a otras asociaciones empresariales que existen en Canarias y además la forma en que el Gobierno de Canarias iba a participar en esas cámaras de comercio, a través de encomiendas de gestión, encomiendas de esas funciones públicas, que, bueno, usted ha detallado alguna de ellas a través de la Aciisi para dar financiación a las cámaras de comercio. Pero evidentemente lo que se necesita es aclarar cuál es el encaje de las cámaras de comercio en Canarias, qué funciones son las que tienen que desempeñar y qué financiación y a través de..., es decir, la parte de la Administración que corresponda, pero la parte también que debe sufragar, que deben intentar acaparar las cámaras de comercio de los propios servicios que trasladan hacia el empresariado, cómo se van a financiar y dar estabilidad, por tanto, a instituciones y que no estemos constantemente hablando, año tras año, y veamos el mismo problema. Acabemos con él de una vez e intentemos establecer, a través de ese anteproyecto que tiene que desarrollarse para cumplir la ley estatal, cuál es el encaje de las cámaras de comercio en Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Monzón.

Turno del Grupo Popular, el señor Estalella.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Buenas tardes, señor presidente, señorías.

Señores representantes de las cámaras de comercio de Fuerteventura y de Lanzarote, gracias por asistir a esta sesión.

Señor Román Rodríguez, efectivamente las cámaras de comercio están muy extendidas en el mundo. La primera se creó en Brujas hace 400 años, la de Gran Canaria tiene 117. Solo hay tres países en el mundo donde no existe cámara de comercio: Timor Oriental, República de Nauru y el Vaticano. El resto son instituciones muy reconocidas, de reconocido prestigio. Y una institución tan extendida a lo largo de la historia y con tan largo recorrido no puede ser producto de la casualidad, señor consejero, ni del capricho de unos pocos; muy al contrario, se debe a la gran aportación que han realizado a lo largo de la historia.

Usted nos ofrecía una serie de cifras en su alocución. Yo tengo que decir que sí, que efectivamente esas cifras son ciertas, pero no son una aportación a la financiación de la estructura general de las cámaras sino el pago por unas encomiendas. Solo faltaba que no les pagaran por los trabajos realizados; o sea, no se puede contemplar eso como un logro, como una participación activa por parte del Gobierno de Canarias en el sostenimiento y en la supervivencia de las cámaras de comercio de Canarias.

Es cierto lo que decían los anteriores intervinientes, que el problema ha estado en la eliminación de las cuotas camerales, que han herido de muerte a las cámaras de comercio.

También es cierto que vamos tarde, una vez más vamos tarde. Esta ley tenía que haber sido sacada, puesta en vigor, hace muchos meses. Murcia, la Región de Murcia, la Comunitat Valenciana, La Rioja, ya tienen, Castilla-La Mancha también la tiene, porque además se han convocado los plenos, la renovación de los plenos el 2 de octubre y nos ha cogido a nosotros sin ley y sin reglamento. ¿Cuál es la seguridad jurídica, cuál es el marco jurídico sobre el que tienen que realizar los secretarios la actividad electoral, todo el proceso electoral para la renovación de sus plenos? Pues estamos esperando a que el Gobierno con mucha celeridad nos proponga el texto.

Nosotros queremos referenciar dos problemas principales. El de la financiación, creemos que se debe aportar lo suficiente para que las cámaras tengan éxito y aporten el liderazgo, la transversalidad, la capacidad de aglutinar el tejido industrial, productivo, empresarial de cada isla. Y, en segundo lugar, se debe, que no lo ha hecho usted todavía, no lo ha hecho el Gobierno, en el texto presentado se deben consignar claramente cuáles son las funciones que debe realizar cada una de las cámaras. Las cámaras tienen, si queremos, un largo futuro y serán un buen socio para este Gobierno de Canarias en su proceso de internacionalización.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Estalella.

Turno para el Grupo Socialista. El señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO (Desde su escaño): Señor presidente.

La verdad es que se hace difícil intervenir en el pleno mientras interviene en estos momentos el señor Puigdemont en el Parlamento catalán, pero, en fin, cumpliremos con nuestro deber como diputados canarios.

Miren, yo tengo que empezar por decirles que, con respecto a las cámaras, en primer lugar, no es cierto lo que ha dicho... hay una matización en lo que ha dicho el consejero. El Gobierno no da un millón de euros, un millón y algo de euros, a las cámaras; el Gobierno tiene unos acuerdos con las cámaras de unas prestaciones de servicios que remunera, que es una cuestión distinta, y que además lo hacen bien. Yo tengo que saludar no solo a las cámaras de Lanzarote y de Fuerteventura, que las veo por allí, sino que también está la representación de la Cámara de Tenerife. Las conozco bien, me tocó tutelarlas durante un tiempo.

Aquí la verdad es que todo el mundo le echa la culpa al Gobierno de Zapatero de la eliminación de la cuota cameral, algo con lo que todos, casi todos estaban de acuerdo, o muchos estaban de acuerdo y agradecieron que lo hiciera Zapatero porque ninguno se atrevía a hacerlo, y lo decían en secreto. Pero, miren, es que luego cambió el Gobierno y no las repuso, y aquí hay partidos que negocian permanentemente con el Partido Popular. No conozco ninguna enmienda en los presupuestos generales del Estado, por ninguno de los partidos que negocian con el Gobierno del Estado los presupuestos generales del Estado, para reponer la cuota cameral. Así que dejémonos de, en fin, de decir las cosas como no son para asumir las responsabilidades.

Miren, hay que elegir qué modelo queremos: si queremos un modelo continental de cámaras de comercio o queremos un modelo anglosajón. Esto da para largo, en tres minutos no es posible decirlo, pero yo creo que el Gobierno tiene que decidir si quiere contar con las cámaras. Esta es la decisión que tiene que tomar. Y si las quiere mantener las tiene que financiar. Y no puede ser solo y exclusivamente a través de acuerdos puntuales; les tiene que garantizar, a través del instrumento que sea, si no es a través de la ley, pues, a través del instrumento legal que sea, que puedan estar tranquilos y tener la cantidad asegurada que, digamos, financie sus gastos estructurales. Y luego vendrán los programas, las colaboraciones con el Gobierno, las propias gestiones que hacen las cámaras por su cuenta para acceder a programas europeos. Eso es aparte.

Se están produciendo cuestiones en este momento como que hay cámaras que no pueden seguir accediendo a programas europeos, que lo hacen francamente bien, porque no les pueden prefinanciar. Esta es la realidad de lo que está ocurriendo en estos momentos. Entonces a esto le tenemos que poner una solución y decidir qué hacemos.

Miren, la internacionalización no la hace nadie mejor que las cámaras de comercio, no hay marca como cámara de comercio, y el Gobierno de Canarias a veces le hace la competencia a las cámaras de comercio en la internacionalización y lo que hay que hacer con ellas es cooperar. Miren, se han pagado 600 000 euros a una consultoría privada para que le diga al Gobierno cómo internacionalizar la economía de Canarias. Igual les hubiera preguntado a las cámaras y le hubiera salido más barato al Gobierno.

Y, por último, representan, no a las empresas, sino a las pequeñas y medianas empresas, que es muy importante, porque aquí también hay una pugna con la Confederación de Empresarios, que todos conocemos, y el Gobierno tiene que tomar una decisión al respecto y decidir qué hacemos entre todos con las cámaras de comercio.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Matos.

Turno de nuevo por el grupo proponente, el Grupo Nacionalista Canario. El señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Bien. Buenas tardes.

Parece que coincidimos todos los grupos en declarar la importancia de las cámaras, en pedir la independencia de las cámaras, evidentemente, para poder seguir funcionando de la forma que lo han hecho, unas durante cien años y otras, apenas, después de que este Parlamento lo aprobara, con un recorrido muy corto.

Señor consejero, todos hemos hecho referencia al Decreto 13/2010, que es el que fundamentalmente deja sin recursos propios a las cámaras y el que empieza, digamos, una cuenta atrás de las cámaras que empeora día a día. Pero es que si a eso le añadimos que para cámaras nuevas como las de Fuerteventura o Lanzarote se ven sin los recursos camerales acumulados, porque dependían de una cámara provincial, eso les empeora todavía mucho más la situación para poder ver posibilidades de seguir manteniéndose. Todos los cambios legislativos en este tiempo, a nivel estatal, han dejado sin recursos a todas las cámaras. A ello hay que unir que el Gobierno aún no ha terminado de actualizar su propia norma para viabilizar estos recursos de los que usted mismo ha hablado. Y ahí es donde me gustaría pedirle que explicara cómo está ese proceso de actualización del marco normativo de las cámaras de Canarias, del denominado "proyecto de Ley de Cámaras de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Canarias", que ya el pasado mes de agosto decía que estaba prácticamente terminado.

Evidentemente, saber, el proyecto de ley requerirá de un tratamiento y debate específico pero me gustaría saber, conocer también las claves que usted interpreta como más importantes dentro de ese contenido y sobre todo, porque es una de las preocupaciones de las cámaras, si ese proyecto de ley plantea un modelo sostenible para las cuatro cámaras de comercio existentes en Canarias.

Y también me gustaría, consejero, preguntarle cómo marcha el proceso de transferencia de los recursos necesarios para las dos cámaras de comercio orientales, que se habían fijado para las cuatro cámaras pero en especial, porque son las que más agonía económica tienen, porque a nadie se le escapa que de seguir en la situación actual, pues, van camino de su práctica desaparición. Y sobre todo los criterios o sistemas de reparto entre las cuatro cámaras. Creo que no hay que enfocar al pleito entre las cámaras sino poner medidas, poner criterios, en los que todas puedan coincidir y aceptar.

Con la medida del famoso real decreto del 2010, la supervivencia de las cámaras pasó a depender de sus propios recursos, de sus posibles remanentes acumulados de ejercicios anteriores y de las aportaciones que el propio tejido empresarial les daba.

Ya hemos visto que el origen de la Cámara de Comercio de Fuerteventura se remonta apenas al 2006. Fue gracias a los empresarios, a las instituciones, a la propia sociedad y, sin lugar a dudas, al impulso que el propio Gobierno de Canarias en esa época le dio, y que por primera vez en la historia conseguíamos la autonomía cameral, junto con Lanzarote, que lo había hecho previamente. No obstante, como consecuencia de todo ese proceso, siempre se han encontrado con la oposición y negativa a distribuir en las cámaras de Fuerteventura y Lanzarote el patrimonio cameral, un problema al que creo que también hay que buscarle solución.

En el 2014 se promulga la Ley 4/2014, de 1 de abril, Básica de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación, en la que se refuerza su consideración como corporaciones de derecho público. Justifica, por lo tanto, la necesidad de una financiación mínima, para la que se remite a las respectivas normas autonómicas, de manera que cada comunidad autónoma es la responsable de determinar las cuantías y las encomiendas de servicios derivadas de la misma. Pero casi cuatro años después la norma canaria aún no ha visto la luz, dejando, por lo tanto, a estas entidades de las islas sin un marco de financiación claro para poder subsistir. Salvo aquellas que cuentan con un patrimonio histórico acumulado, recursos propios o remanentes de años anteriores, el resto no puede hacer frente a la mitad de esos servicios que hoy se han enumerado aquí. Como consecuencia del retraso para aprobar esta norma, el equipo directivo que se presentó en el 2010 a las elecciones de la cámara de Fuerteventura, por ejemplo, con un plan de trabajo para cuatro años, acumula ya siete años al frente de la cámara y sin saber aún cuándo se podrán celebrar las elecciones.

Al no disponer de un marco normativo autonómico, también carecen de herramientas de financiación. Las dos cámaras -y perdonen que insista en las dos cámaras porque, al ser las más jóvenes, son las que hoy acarrean más fuerza. pero es extensible a las cuatro- están, por lo tanto, atadas de pies y manos por la inoperancia del marco legislativo, que ni hace ni deja hacer. Y durante este tiempo se han planteado mil fórmulas -nosotros nos hemos hecho eco de algunas, que hemos hablado con las propias cámaras-, mil fórmulas y colaboraciones puntuales para poder mantener, con infinitos problemas, la actividad de la promoción empresarial.

En definitiva, consejero, la situación es tan complicada que, ante la falta de respuestas efectivas, la Cámara de Comercio de Fuerteventura sabe usted que ha llegado a plantearse poner en marcha el proceso de disolución, remitiendo todas las competencias y funciones al órgano tutelante. Nos consta que ha comunicado ya por carta esta decisión.

Nuestra pregunta es solo en este sentido: ¿cómo va a contribuir desde el Gobierno a desbloquear esta situación para que no vuelva a repetirse en nuevas anualidades? Y cuando me refiero a recursos transferidos lo hago haciendo hincapié en que atiendan también los sobrecostes derivados del funcionamiento fuera de las dos islas no capitalinas y el perjuicio relacionado con no poder acceder al denominado patrimonio cameral, es decir, un mínimo que garantice el funcionamiento a cada cámara, no aplicando únicamente el criterio numérico del número de empresas registradas.

Y también, ¿qué grado de acogida y debate ha tenido entre los distintos agentes implicados el proceso de elaboración del nuevo marco de ordenación de las cámaras que se está elaborando?

Fuerteventura y Lanzarote no pueden perder estas dos cámaras, Canarias no las puede perder, pero estas tan recientes no las podemos perder; y sobre todo no puede perderlas por la ausencia de un marco normativo autonómico.

En resumen, consejero, y haciéndome eco del propio esquema y resumen que hacen los presidentes de las cámaras, lo urgente es la ficha financiera, esa ficha financiera que tenga un mínimo fijo para las cuatro cámaras y también un acuerdo con base en la cuota cameral. Pero lo importante, lo urgente, es la ficha financiera, pero lo importante es la ley canaria de cámaras de comercio, industria y navegación, porque es la que nos va a poder permitir y garantizar su propio futuro. Y además el Gobierno tiene una magnífica oportunidad, el Gobierno de Canarias tiene una magnífica oportunidad para darles futuro, garantía, a estas cámaras. Después de ese real decreto del 2010, después de todas esas normativas, hay una magnífica oportunidad para que las cámaras sigan existiendo en Canarias y sigan jugando ese papel de entidades, de dinamizadoras, de internacionalización de la economía de la zona y, sobre todo, de seguir creando empleo y atendiendo a las pequeñas economías de cada una de nuestras islas. Una magnífica oportunidad que creo que la ley puede ayudar mucho en ella, pero para eso lo urgente es la ficha financiera.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Cabrera.

Para finalizar la comparecencia, el señor consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Gracias, presidente.

Bueno, yo quisiera, bueno, negar la mayor. Decía el señor Rodríguez que era voluntad o que estábamos esperando a que murieran. Yo voy a demostrar con hechos y no con palabras que esto no es cierto. Voy a volver al 2010, al Decreto 13 del 2010, de 3 de diciembre, en el cual se apuesta por un cambio de modelo de las cámaras. Se les retira el recurso cameral y se pretende impulsar una ley de cámaras que tiene que tener una nueva forma de financiación, es una forma de financiación, las cámaras tienen que funcionar dirigiendo sus objetivos a obtener resultados, financiarse con ello; reforzar la eficiencia en el desarrollo de las funciones que se les atribuyan y además hay que mantener el carácter de corporación de derecho público. Esta es la situación, y así se planta y así se hace. Habrá estado un gobierno, habrá llegado otro, nadie lo ha cambiado, es lo que está. Lo que es cierto es que, a 31 de enero de 2015 -y créanme que en ese momento yo no estaba en el Gobierno-, tenía que haber estado aprobada la ley de cámaras. Y digo el 31 de enero de 2015 para que nos situemos en el 30 de septiembre de 2015, es decir, dos meses después de habernos incorporado al Gobierno, me dirijo al Ministerio de Economía diciéndole que voy a iniciar el anteproyecto de ley de cámaras, con lo cual ya digo que no es una actitud pasiva sino que es una actitud activa; porque además hoy les acabo de confirmar que está en el Consejo Económico y Social, pendiente de ir al Consultivo, para luego ir al Gobierno para que luego venga al Parlamento.

Y previo a eso, señorías, esto ha sido un trabajo largo. Nos hemos sentado con las cámaras, nos hemos sentado con diferentes personas, lo hemos tramitado por todo el Gobierno y en este momento en el CES estamos recibiendo alegaciones. En el momento en el que termine su trámite, pues, se incorporarán todas aquellas cosas que se estime que deben estar. Con lo cual en este momento tenemos un anteproyecto que ya tiene algunas cosas que, cuando llegue al Parlamento, estarán modificadas. No todas, evidentemente, pero muchas sí.

Y digo esto porque decía el señor Ramos que tenía que tener diálogo, y digo: señor Ramos, diálogo desde el principio, diálogo en todo momento, porque sin diálogo no se puede llegar a tener un anteproyecto de ley. Y créanme que cuando se asume el diálogo hay más hechos que los de la ley de cámaras. Cuando llegamos en el 2015 al Gobierno, nos encontramos con que en la Autoridad Portuaria de Las Palmas no había representación de las cámaras, y llevaban desde el 2010 sin sentarse en la mesa, y con diálogo conseguimos que se llegara a un acuerdo. Y además conseguimos desbloquear que en el Consejo Económico y Social también hubiese representación cameral, que también estaba bloqueada. Con lo cual estoy sumando ejemplos de proactividad y de intentar que las cámaras estén representadas donde tienen que estarlo. Porque, señores, las cámaras yo lamento decirles que no representan solo a la pequeña y mediana empresa; a la pequeña, a la mediana y a la grande, a todas. Están siendo ustedes muy sectarios a la hora de hacerlo. No distingue entre pequeñas, medianas y grandes, son todas las empresas las que están allí. Con lo cual esa es la primera.

Entonces estamos trabajando con todas las cámaras, estamos dialogando con ellas. Estamos trabajando y les estamos entregando un dinero para que tengan unas encomiendas. Dinero que, bueno, fruto de los acuerdos o no, pero forma parte de la financiación.

Y luego tenemos un planteamiento, un planteamiento que es la financiación de los gastos, la financiación de su estructura. Y, señorías, lo primero que hemos hecho es, primero, sentarnos a hablar con las cámaras y créanme que es difícil que, cuando uno se sienta con cuatro cámaras, y yo no sé si ustedes lo han hecho y, si no, se lo recomiendo que lo hagan como ejercicio, y cada una le pide una cosa diferente. Y se lo digo así, porque yo me senté a hablar con las cuatro cámaras y teníamos 60 000 euros. Resulta que una cámara pide el 25 % para cada una; otra cámara también pide el 25 % para cada una pero si se va a ampliar después, que ese dinero se le dé antes a ella porque es la que está peor; otra cámara te dice que se lo dé 50-50 por provincias; y otra cámara te dice que se lo des por empresas, 52-48. Con lo cual, cuando uno tiene que mediar y cuando uno tiene que transar, lo que tiene que buscar es encuentros, puntos de encuentro, y ese es un ejercicio que requiere paciencia, sobre todo porque las posiciones estaban bien distantes y sobre todo porque yo creo que estamos cerca del acuerdo (La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa). Y lo digo así y espero que además pronto se pueda confirmar.

¿Qué es lo que ocurre a partir de ese momento? Que tendremos un dinero, tendremos un dinero, que son 60 000 euros, pero la idea era ampliarlo. Señores, la intención de este consejero era, en la ley de crédito extraordinario, ampliar la partida para las cámaras pero se decidió, con buen criterio, apoyar todos los servicios, todo lo que serían servicios sociales. Pues, señorías, en este momento lo que podemos estar es buscando cómo conseguirlo. No es un dinero directo sino que es una cuestión, es una cuestión de voluntad, que se tiene y que espero que se pueda materializar.

Entonces en este momento, con respecto a lo que me preguntaba, señor Cabrera, hay dos fases en las que estamos. La primera es encontrar la forma de repartir el dinero y luego rebañar dinero de donde podamos para poder incrementar la partida, y al mismo tiempo intentar consolidarla para el año que viene. Pero créame que lo primero que tenemos que hacer, lo primero que tenemos que hacer es llegar a acuerdos, que todos estemos de acuerdo en que en el sistema estamos de acuerdo. Y esto es un ejercicio al que yo creo que estamos muy cerca de llegar y yo recomendaría y pediría que me ayudaran a llegar a ese acuerdo al que ya estamos a punto de llegar.

La siguiente cosa que tendrá que pasar es, cuando usted habla de...; me hablan del patrimonio y del reparto del patrimonio. En el momento en que se separaron las cámaras hubo un acuerdo en el que se estableció una compensación económica, hay un acuerdo firmado, hay un decreto de Gobierno, está todo, cómo se hizo el reparto. Yo creo que ese asunto está zanjado. Yo creo que a lo que hay que mirar ahora es hacia adelante, y el mirar hacia adelante es procurar que todas las cámaras trabajen para lo mismo, trabajen para fomentar la actividad empresarial, que den servicio a la pequeña, a la mediana y a la gran empresa, a todas, porque creo que tienen que representarlas a todas, y a partir de ahí que consigamos que en un futuro las cámaras participen, con tranquilidad, con un presupuesto tranquilo, volcando además su trabajo hacia la eficiencia, la obtención de resultados y al cobrar del servicio, pues, que se consiga tener unas cámaras mejores.

Lo que sí que es verdad que no puedo aceptar es que se diga que este Gobierno no está trabajando para la supervivencia de las cámaras, porque desde el minuto uno hemos dedicado tiempo, esfuerzo e incrementado el presupuesto para que eso ocurra.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Concluimos esta comparecencia, pasamos a la siguiente.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1152 Sobre -Consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento-, sobre las acciones desarrolladas en relación con las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico