Diario de Sesiones 91/2017, de fecha 24/10/2017 - Punto 26

9L/C-1065 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE POLÍTICAS PARA EL RETORNO DE JÓVENES EMIGRADOS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos, por tanto, a las comparecencias.

Primera comparecencia, instada por el Grupo Podemos, al Gobierno, al consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, sobre políticas para el retorno de jóvenes emigrados.

Para su defensa, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Muy buenas tardes, señor consejero.

Canarias no es país para jóvenes. Sobre todo, para aquellos que quieren tener un trabajo y sueldos dignos. Menuda locura, ¿verdad?

Seguro que es pedir demasiado, una auténtica quimera en la Canarias que nos han construido desde Coalición Canaria y sus muletillas para que se sostuvieran en el Gobierno del Partido Socialista y Partido Popular.

Más de treinta y tres mil personas, que se dice pronto, han dejado Canarias en los tres últimos años, lo que nosotros consideramos una auténtica tragedia que incluso, además, nos está generando serios problemas y nos va a generar más aún en el futuro. En el año 2016, y por primera vez, fue negativo el saldo migratorio de nuestras islas desde que se inició, pues, el recuento de este dato.

Todas estas personas que han dejado Canarias no son jóvenes. También hay mayores; también hay muchas personas que eran inmigrantes que habían venido a Canarias a trabajar, llevaban varios años en el archipiélago y, desde el estallido de la crisis, tuvieron también que dejar una tierra que sentían como propia.

Pero en esta comparecencia nos queremos centrar en la gente joven que ha tenido que dejar la tierra que tanto quiere.

Estos datos, además, se unen al desastre de los datos de pobreza, exclusión social, paro, precariedad de los que antes hablábamos con el presidente del Gobierno a la hora de desarrollar las preguntas. Y, como bien ha dicho la consejera, tendremos la oportunidad de debatirlo en profundidad y analizarlo en profundidad en el próximo pleno extraordinario del 31 de octubre. Pero, bueno, ya sabemos que el panorama que se dibuja no es nada alentador, señor consejero.

Detrás de estas cifras, hay nombres y apellidos de hombres y de mujeres que se han visto en la obligación de abandonar esta tierra, la tierra a la cual aman; y se han visto condenados a vivir lejos, viviendo en añoranza de lo que más quieren, lejos de sus familias.

La mayor parte de esta gente quiere volver a su tierra, pero no puede. Y no puede, sencillamente, porque es prácticamente imposible encontrar aquí un trabajo digno. Esta gente son exiliados económicos del siglo XXI. Muchos de estos jóvenes han perdido, además, muchos de sus derechos. Están reclamando -la Marea Granate- la pérdida de derechos, por ejemplo, en cuanto a la tarjeta sanitaria; como también están demandando sus pérdidas de derecho con respecto a poder votar, a poder decidir sobre el destino de la tierra en la que habitaban. Por lo tanto, no solo los estamos alejando de sus casas, sino que les estamos haciendo perder derechos.

El pasado mes de marzo, en el discurso del debate de la nacionalidad, el señor Clavijo nos dijo que quería llevar a cabo un congreso de emigrantes canarios, emulando el que se celebró hace treinta y cinco años. En aquel discurso, el presidente dijo: "Celebraremos la segunda edición de un congreso que nos ayudará a compartir experiencias y tender puentes con aquellos que deseen volver y aquellos que deseen sentir la cercanía y el cariño de su tierra". Mire, señor consejero, nosotros creemos que los puentes se construyen apostando por la diversificación de la economía, por un cambio de modelo productivo, por generar expectativas para los jóvenes, tener voluntad política; y no haciendo, pues, congresos vacíos, vacuos.

Creemos que hay falta de políticas efectivas para que nuestros jóvenes puedan volver. Por ejemplo, políticas de inversión en sanidad y educación. Muchos de estos jóvenes que se van son enfermeros, son médicos, son profesores. También podemos invertir en investigación y desarrollo: también otros tantos de estos jóvenes son investigadores que no encuentran oportunidades en Canarias. También podemos invertir en energías renovables para diversificar nuestra economía y llevar a cabo ese anhelado cambio productivo. Claro que prometer congresos es lo más fácil en lugar de invertir... Disculpe, señor presidente, si me da un minutito más... (dirigiéndose a la Presidencia). Muchísimas gracias.

En lugar de invertir en investigación y desarrollo una cantidad que hasta ahora es irrisoria, podríamos hacer el esfuerzo de acercarnos a la inversión que tiene la Unión Europea en su PIB. Sin embargo, parece que no; que preferimos la ley del mínimo esfuerzo. Lo que está claro es que voluntad política no hay cuando en los presupuestos generales de la comunidad autónoma del año pasado lo destinado a las partidas de investigación, desarrollo e innovación fue un 21 % menor a las del ejercicio anterior.

Mire, aprobar una Ley del Suelo que permita incidir y reincidir en el modelo económico que tenemos ahora de turismo barato está claro que no es la solución. Por lo tanto, vamos a buscar soluciones, señor consejero, porque ellos y ellas quieren volver. Y nosotras queremos que vuelvan.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Santana.

Turno del señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señor presidente.

Señora diputada, yo puedo coincidir con una parte importante del diagnóstico en cuanto a la situación que viven los jóvenes que han tenido que salir; si quiere lo expresamos en los términos que usted ha comentado de "exiliados económicos de Canarias". Pero, fíjese, estuve atento a ver si en algún momento hacía usted referencia a qué ha ocurrido entre el año 2008 y sigue ocurriendo, porque la crisis no ha acabado en España. Sé que hay síntomas de que las cosas van mejorando, pero mi impresión es que todavía no hay elementos como para que digamos que eso ha quedado atrás. (El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, abandona la Presidencia, que es ocupada por la vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Por lo tanto, no podemos hacer este análisis sin haber contextualizado en qué momento se da esa situación de salida de personas que vivían en Canarias y que, en algunos casos, efectivamente, eran también inmigrantes que vinieron al calor de que aquí se podía trabajar y que han tenido que salir.

Por lo tanto, creo que es importante hacer esta contextualización y sí reconocer que, efectivamente, los jóvenes, nuestros jóvenes, han sido unos de los que han tenido que padecer esto de una forma más dura, pero al igual que también ha ocurrido en el resto del Estado español. El número de jóvenes preparados que han tenido que salir en todo el territorio del Estado español son muchísimos; y también, desafortunadamente, de Canarias. Los jóvenes que nos gustaría que regresaran.

Y hay jóvenes con cualificación y jóvenes que han tenido que salir también sin cualificación: no se olvide usted, por ejemplo, de que tenemos en algunos países a jóvenes cuya preparación no es precisamente universitaria, y que están trabajando en lo mismo que estaban trabajando aquí, en el sector de la construcción, pero que han decidido emigrar como consecuencia de que aquí no había el trabajo suficiente.

Las condiciones del retorno. Aquí vamos a ver si podemos coincidir. Está usted de acuerdo con que, cuando hagamos políticas para mejorar la economía y mejorar también las condiciones del trabajo en Canarias, no podemos hacer una discriminación positiva hacia los que se marcharon fuera, porque también hay mucha gente que se ha quedado aquí y que también tiene esa expectativa; si no, nos encontraríamos a lo mejor con un efecto negativo, y es que la gente quiere salir porque hay un efecto positivo para el retorno.

Lo que tenemos que hacer, y creo que en eso podemos coincidir, es que las condiciones -y coincido con usted también en la parte de diversificación económica-, es que las condiciones que se creen en Canarias para generar empleo sirvan para que las personas que han salido tengan una oportunidad de regresar si efectivamente fueron exiliados económicos; es decir, si se marcharon a la fuerza y quieren volver. Pero también, que esas mismas oportunidades de generación de empleo que se generen en el archipiélago sirvan para las personas que también están aquí y que están esperando una oportunidad de empleo. Y sabe usted perfectamente que no es fácil.

Las condiciones de crecimiento. Esta mañana lo recordaba el presidente: que estemos creando empleo no significa que estemos contentos con el empleo que se está creando; es un empleo que todavía tiene problemas de precariedad y problemas de calidad. Y, por lo tanto, ahí hay que mejorar también, precisamente, para que una parte de estas personas jóvenes que se marcharon puedan regresar.

Por lo tanto, las prioridades para nosotros están marcadas en el mercado laboral, en mejorar las condiciones del mercado laboral y en generar los suficientes instrumentos para que la economía crezca y, por lo tanto, se puedan generar.

En el caso de la comunidad autónoma, me refiero al caso del empleo público, creo que ahora también se abre una oportunidad; es decir, estamos empezando con las ofertas públicas de empleo, no solo las de la comunidad, sino las de los cabildos y las de los ayuntamientos, a que se generen expectativas, posibilidades de generar nuevo empleo público. Pero, independientemente de este, que no va a solucionar -ni muchísimo menos- el problema, efectivamente, las condiciones del mercado laboral, las condiciones que lleguen en los acuerdos de los trabajadores y los empresarios para mejorar esas condiciones del mercado laboral, para nosotros son muy importantes, y es una de las partes en las que queremos incidir.

Y estamos de acuerdo con usted en una observación, cuestión que es fácil de decir y difícil después de buscar los elementos, las teclas adecuadas, que es en la diversificación económica. Ahora mismo sabemos que tenemos un reto importante en ese ámbito, que se pueden generar nichos de mercado; estamos de acuerdo con que se pueden generar, pero creo que coincidirá conmigo en que no con la suficiente fortaleza como para resolver el problema que tenemos de los jóvenes que están en el desempleo. Desgraciadamente, hasta ahora, nadie ha encontrado esa piedra filosofal, esa varita mágica que diga "con esta diversificación de la economía canaria somos capaces de generar, por lo menos, el 10 % o el 20 % de los empleos que se generan en el sector que es más pujante en nuestra economía, que es el del sector turismo".

Y, después, dos elementos que sí hacemos; que, efectivamente, vamos a mantenerlos informados. Hay un esfuerzo por mantener informados a los jóvenes que están fuera a través, en este caso, de la página web que maneja el Gobierno, y donde pueden recibir esa información. Y el tema del segundo congreso de emigrantes -que usted ha planteado como un tema peyorativo- no lo saquemos de contexto; es decir, es un congreso. Y, obviamente, los congresos no solucionan los problemas de economía ni los problemas de empleo que tiene el archipiélago.

Por lo tanto, señorías, en esta primera intervención, no puedo negarle una parte importante de sus argumentos, porque coincidimos con ellos; no es por que no se los pueda rebatir, sino porque coincidimos con ellos.

Creo que en la parte de diversificación hay distintas opiniones en esta Cámara de cómo debería crecer la economía, pero creo que también es posible ponernos de acuerdo, en una parte importante, en hacia dónde tiene que ir. Y, entre ellas, le reconozco que tenemos que hacer un esfuerzo en todas las políticas de I+D+i. Hay algunas, como el millón y medio que se está poniendo a través de la agencia ya precisamente para los predoctorados, pero no dejan de ser insuficientes; no dejan de ser sino acciones que van en el camino correcto. Pero no quiero decir con esto que el camino ya esté recorrido ni que tengamos todas las teclas para avanzar en esa línea.

Pero sí termino como empecé. Debemos crear políticas, en este caso, universales, integrales, para no discriminar a las personas jóvenes que se encuentran en Canarias y tampoco desfavorecer a las que se encuentran fuera y que, por alguna razón, quisieran regresar.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de esta comparecencia. En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra la señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero.

Señor consejero, ¿qué les estamos ofreciendo a los jóvenes?, le digo: exilio, porque salir de Canarias es su única opción; precariedad, precariedad que se ha acentuado con la reforma laboral del Partido Popular, que ha traído empleos de poca calidad, temporales y con unos salarios imposibles; y paro. Paro porque la dramática realidad de Canarias es casi de un cincuenta por ciento de los jóvenes que están en paro. Es decir, de cada 10 jóvenes canarios menores de veinticinco años, 10 que están en búsqueda activa de empleo, 5 están en el paro. O sea, más claro: de cada 2 jóvenes menores de veinticinco años, uno no tiene trabajo.

Mire, como dijo el presidente del Consejo de la Juventud de España, los jóvenes no se han ido o, lo peor, se siguen yendo no por que tengan un espíritu aventurero, sino por unas políticas económicas y por un sistema político que no les da otras oportunidades. Y, ojo, que con esto no estoy diciendo que los jóvenes no salgan fuera para mejorar y ampliar su formación, porque de hecho podrán volver con una mayor formación y una experiencia que les será muy valiosa; pero que se vayan por su voluntad, no por obligación. Es la mejor generación preparada y la hemos echado.

No nos podemos permitir que ni un solo joven más se vea obligado a marcharse fuera de Canarias para tener un futuro. Y hay que conseguir que los que se marcharon puedan regresar; y ahí, señor consejero, usted tiene algo de responsabilidad.

Necesitamos la puesta en marcha de programas o medidas para que jóvenes que se hayan tenido que marchar puedan volver. Necesitan un empleo estable, de calidad y no deslocalizable. Pero también el acceso a una vivienda digna, con una valoración específica de la edad dentro de los registros públicos municipales de demandantes. Y con una educación de calidad para alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades.

Mire, no me gustan las comparaciones; pero, buscando información para preparar esta comparecencia, comprobé que hay muchas regiones europeas que realizan mejores políticas de empleo que nosotros. Por citarle alguna, en Dinamarca, el 60 % de los jóvenes, casi el sesenta por ciento de los jóvenes que están en prácticas, consiguen trabajo. Esto, aquí, ni de broma.

Con esto, lo único que le quiero decir es que debemos fijarnos en lo que funciona. Porque lo que está claro es que nosotros lo estamos haciendo mal. No debe haber complejos, solo buscar soluciones. Porque, señoría, estamos hablando de que más de diez mil jóvenes se han visto obligados a abandonar su tierra, con la única certeza de que en su tierra no hay futuro, no hay una oportunidad para ellos. Los jóvenes se sienten fuera del sistema, y lo peor y más triste es que, como todos necesitamos ingresos para vivir, terminan rebajando sus derechos laborales con tal de tener un trabajo.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos al Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. En su nombre, tiene la palabra la señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta. Señor consejero, señorías, buenas tardes.

Yo, señor consejero, comparto con usted que las condiciones de empleo que se creen en Canarias deben servir de atractivo para que aquellos jóvenes que en su momento se tuvieron que ir por razones económicas vuelvan; pero, además, también para que los que están y los que siguen en Canarias no se tengan que marchar.

Pero, sinceramente, de su primera intervención de lo que me da la impresión, independientemente de que aporte más información en la segunda que me haga variar la opinión, es de que, desde el Gobierno de Canarias, no está en manos del Gobierno de Canarias poner solución a los problemas que en empleo y, en este caso, en empleo juvenil, existen en Canarias.

Y que hay un hecho claro, que es que la política de emigración juvenil tiene dos patas. La de retorno de los jóvenes emigrados pero, también, la de que todas aquellas medidas que se adopten, fundamentalmente desde Canarias, porque estamos hablando de jóvenes emigrados canarios, pues, evitar que esos jóvenes que no lo han hecho, que siguen en Canarias, tengan que emigrar.

Y, con respecto a la primera, a la del retorno de los jóvenes emigrados, pues, esta Cámara, hace cuatro meses, a propuesta del Partido Socialista -o el Grupo Socialista-, aprobó una proposición no de ley que instaba al Gobierno de Canarias a poner en marcha tres acciones específicas, que eran: elaborar, en el plazo máximo de cuatro meses, un diagnóstico sobre la población joven emigrada; crear la oficina de retorno juvenil; y elaborar un plan de retorno juvenil. Ya han pasado los cuatro meses desde la aprobación de esa proposición no de ley. Con lo cual, la primera pregunta es evidente: ¿en qué situación se encuentra la elaboración de ese diagnóstico sobre la población joven emigrada? Y, además, ¿en qué punto están también la creación de la oficina de retorno juvenil y el plan de retorno juvenil?

Desde Nueva Canarias, entendemos que es prioritaria la elaboración de ese diagnóstico sobre la población joven emigrada porque, vamos, por lo menos, según y en función de las contestaciones a las preguntas escritas que se le han hecho desde este Parlamento, el Gobierno desconoce el número de jóvenes que han emigrado por no tener una oportunidad laboral en Canarias, ni tampoco el número de jóvenes emigrados que han retornado; y lo que aducen es que las estadísticas del Instituto Canario de Estadística, del Istac, sobre variaciones residenciales, no distingue entre unos y otros. Con lo cual, pues, más razón para que lo primero que se haga es esa evaluación de saber quiénes son esos jóvenes.

Y, en el segundo caso, aunque ya en la primera intervención ha dicho que desde Canarias no tiene solución, desde las políticas que se llevan a Canarias, a mí me gustaría saber, que especificara, si hay alguna medida específica para que los que están aquí se queden aquí.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra la señora Hernández Labrador.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidenta.

Señorías, señor consejero, buenos días.

Son varias las ocasiones en que, en los últimos meses, hemos hablado en este Parlamento de los jóvenes canarios emigrados que se encuentran en el exterior.

Y también le preguntábamos en su momento en qué consistía conocer en primera persona en qué condiciones y en qué trabajo estaban y llevaban a cabo, de alguna manera, su vuelta a casa estos jóvenes, estableciendo sinergias y creando un enlace directo y continuo entre las personas emigradas y el trabajo del Gobierno regional con respecto a la política de emigración que se está llevando a cabo con la juventud canaria en el exterior.

Nos gustaría conocer hoy, de primera mano, señor consejero, a qué conclusiones se ha llegado en ese proyecto que anunciaron y cuál será el plan de trabajo que se lleve a cabo para el retorno de estos jóvenes. Es vital recuperar el capital humano joven que se ha ido de las islas buscando un futuro mejor porque Canarias no se lo ofrecía, alejándose de su familia y de su entorno.

El Partido Popular defiende también, siempre, que la experiencia fuera de nuestro país enriquece nuestra formación, y en la mayoría de ocasiones aporta el conocimiento de idiomas, tan importante para nuestra economía.

La crisis más dolorosa por la que ha atravesado nuestro país no fue capaz de retener el talento joven y, en Canarias, especialmente, ha sido tremendamente duro. Canarias no ha preparado a sus jóvenes para ser los profesionales que íbamos a necesitar; una comunidad autónoma que vive del turismo y nunca les dimos importancia ni siquiera a los idiomas.

Señor consejero, son muchas las comunidades autónomas que han puesto en marcha numerosos planes para que sus jóvenes retornen, y nos gustaría saber si hoy usted es capaz de explicarnos esas líneas de trabajo, si las hubiera, y seguir trabajando de manera transversal con las consejerías de Empleo y Educación, de manera que los jóvenes sepan qué demanda el mercado de trabajo en Canarias.

Seguimos, señor consejero, con islas de segunda y de primera. Es aún más duro para los jóvenes de las islas no capitalinas, donde las oportunidades son mucho menores. Esos planes que se pongan en marcha de nada servirán si nuestras islas no están preparadas para recibirlos. Muchos profesionales no pueden volver a sus islas porque el desarrollo no ha ido aparejado al de las islas capitalinas.

Un buen músico palmero, por ejemplo, no podrá volver a La Palma, porque las oportunidades que tiene son mínimas; todavía existe alguna isla canaria, en este caso la mía, sin ni siquiera un auditorio insular. Le digo esto porque han faltado diversificación y desarrollo.

Hay que reconvertir Canarias para que los jóvenes la vean atractiva, para los emigrados y para los que estamos aquí; pero ¿está trabajando el Gobierno para que los jóvenes canarios no se sigan marchando?

Muchas gracias, consejero.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el señor Corujo. El señor Corujo Bolaños.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, presidenta.

Buenas tardes, señorías.

La primera proposición no de ley que tuve la oportunidad de presentar cuando tuve el honor de ser elegido diputado en este Parlamento fue, precisamente, una proposición no de ley para que se estableciese un programa para el retorno del talento emigrado. Esto fue el 16 de octubre de 2015, y tuvimos la oportunidad de debatirla aquí el 28 de octubre de 2015.

Hasta ahora, señor consejero, a tenor de lo que usted nos ha contado hoy, ustedes no han hecho nada o, por lo menos, no lo tiene claro. A mí me gusta... No, llegaremos a lo que hicimos nosotros, porque también le voy a afear que parece que usted no continuó ese camino (en respuesta a las manifestaciones del señor Barragán Cabrera desde su escaño).

Le voy a pedir que en su segunda intervención dé cifras, cuántos jóvenes han venido como consecuencia de algún plan de esta Administración.

Yo de verdad pienso que este marrón le ha tocado a usted, pero creo que se deberían dar dos minutos a cada uno, por ahí, para allá, en todos esos sillones azules, a explicar qué han hecho desde sus consejerías que haga que los jóvenes canarios emigrados vuelvan y puedan desarrollar su trabajo aquí; qué planes han hecho, qué estrategias. Porque le voy a decir una cosa: la Estrategia de Especialización Inteligente de Canarias dice que hay que traer y atraer el talento; la Estrategia Operativa de Internacionalización, en la que ustedes se gastaron 800 000 euros, y yo vi por aquí un borrador a razón de unos catorce mil euros por página, dice que una de las claves es traer y atraer el talento. Por tanto, no entiendo cómo usted no ha contado nada; pero, como le digo que no ha hecho nada y usted me responde "¿y ustedes?", yo le voy a decir que el 22 de septiembre de 2016, cuando nosotros estábamos en el Consejo de Gobierno, el Partido Popular presentó aquí una pregunta sobre este mismo tema. Ha sido bastante entretenido, por cierto, localizar en el Diario de Sesiones lo que se ha dicho aquí, porque parece, a raíz de su intervención, que usted no estaba aquí antes; incluso antes de antes; e, incluso, antes de antes de antes.

Decía que, el 26 de septiembre, el Partido Popular le hizo una pregunta sobre este tema al consejero Aarón Afonso, que era un consejero socialista en aquel momento. Y, en su respuesta, estableció un plan con una fase I que era la localización e identificación de los jóvenes emigrantes; una fase II, que era el desarrollo de la aplicación que los censara; una fase III, que era un evento de presentación, con el presidente del Gobierno de Canarias; y una fase IV, que es el programa de enlace con jóvenes emigrantes, que se llamaba PEJE. En mi opinión, un nombre un poco desafortunado, pero, bueno. Y, al final, emitía unas convocatorias de proyectos de emprendeduría, de startups y pymes, ayudas al retorno dirigidas a facilitar la instalación en Canarias de profesionales e investigadores, y los premios PEJE a aquellos profesionales y empresarios que trajesen a estos jóvenes. No entiendo cómo usted, un año y pico más tarde, no ha hecho ninguna referencia al estado de todas estas iniciativas que sí expusimos aquí nosotros cuando formábamos parte del Gobierno.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista, tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña Migdalia Machín Tavío.

La señora MACHÍN TAVÍO: Gracias, presidenta.

En el año 2013, se publicó un artículo en El País en el que decía lo siguiente: tener veinticinco años en España es un problema, porque los jóvenes se debaten "entre la frustración y la rabia, entre hacer las maletas o asistir a despedidas de amigos que se van a intentar buscar un futuro mejor". Hoy, cuatro años después, seguimos hablando del mismo tema: alto paro juvenil, precariedad laboral y la problemática de la temporalidad de estos trabajos. Todo esto ha provocado que los jóvenes, ante la desesperanza de encontrar trabajo, hayan tenido que buscarse la vida fuera de su tierra. De esta forma, España pasó de ser un receptor de inmigrantes a convertirse en un país de emigrantes, obligando a muchos y a muchas a estar incluidos en el término, como se conoce, de una "generación cosmopolita".

Los graduados sin empleo o graduados que tienen empleo por debajo de sus expectativas generadas por sus títulos reciben un golpe muy doloroso, porque finalmente te preparas, estudias y, al final, acabas percibiendo menos de tus estudios.

Sabemos que el problema del paro juvenil es estructural y para solucionarlo se han llevado a cabo distintas medias ya archiconocidas -Garantía Juvenil, las políticas activas de empleo, entre otras- que han ayudado, pero que todavía no son suficientes para remontar la situación.

Lo cierto es que algunas comunidades autónomas empiezan ya a trabajar distintos programas sobre el retorno del talento emigrado, y esta es una cuestión que las administraciones públicas no deben perder de vista por lo que contribuye a la sociedad. Pero estos programas deben contemplar herramientas imprescindibles que puedan convertir, adaptar y orientar hacia iniciativas personales que añadan un valor a la sociedad en general y, en particular, a la realidad geográfica donde se vive, desde el punto de vista económico y sociocultural. Este empeño tiene una gran dimensión social y una trascendencia enorme, y debemos contribuir todos a dibujar un futuro atractivo para nuestra gente y, sobre todo, para la gente joven, que ahora mismo se está preparando para tener un futuro mejor.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para una segunda intervención, en nombre del grupo proponente, tiene la palabra la señora diputada doña Noemí Santana Perera.

La señora SANTANA PERERA: Pues, señor consejero, coincidir en el diagnóstico y tener la voluntad de buscar soluciones nosotros creemos que es un buen empezar, así que pongámonos manos a la obra.

El otro día tuvimos en el Parlamento -o promovidas por el Parlamento de Canarias-, tanto aquí, en Tenerife, como en Gran Canaria, unas jornadas sobre movimientos migratorios y derechos humanos. En la misma, la presidenta de la Cámara, doña Carolina Darias, leyó un texto de Mark Leonard sobre la república de los desarraigados que me gustaría también trasladarle, porque creo que hace bastante visible cuál es el problema, que no es un problema que solo afecte a Canarias o a España, es un problema general. Dice: "Hemos entrado en la era de las migraciones. Si todos los que viven fuera del país en el que nacieron se unieran para formar su propia república de los desarraigados, sería el quinto mayor país del mundo, con una población de más de doscientos cuarenta millones de personas". Por lo tanto, es un problema transversal, que comparten las distintas administraciones y al que tenemos que poner solución.

Si me lo permite, señor consejero, le voy a poner un ejemplo que a mí me toca muy de cerca, pero realmente con este ejemplo yo creo que estoy poniendo de manifiesto lo que está ocurriendo en muchas familias de esta tierra y también en muchas familias de este país. Yo le voy a poner un ejemplo que a mí me toca de cerca: el ejemplo de Marta y Edu. Marta, socióloga; Edu es ingeniero en Telecomunicaciones. Ellos hicieron todo lo que la sociedad les pedía: estudiaron, se formaron, fueron a la universidad, consiguieron un trabajo. Estalla la crisis, se quedan sin el trabajo, comienzan una peregrinación, yendo con el curriculum vitae de empresa en empresa, sin conseguir alternativa, sin conseguir oportunidad laboral. Y se tienen que ir lejos, muy lejos de aquí, a más de siete mil kilómetros de distancia: se tienen que ir a Canadá. En estos dos años que llevan ahí desarrollando su vida, han tenido un bebé lejos de su casa, de la gente que más quieren. Y, para que vea un poco la contradicción en la que estamos siempre moviéndonos en esta sociedad: el otro día fueron a dar de alta a su niño como ciudadano canadiense, el mismo día que en el Parlament catalán estaba el señor Puigdemont presentando su discurso sobre la declaración unilateral de independencia. Mientras algunos quieren dejar de ser españoles, hay otros, como este bebé, que no tienen la oportunidad, y se tiene que nacionalizar canadiense antes de ser español siquiera.

Por lo tanto, cuando se nos llena la boca hablando de orgullo patrio, antes hagamos una reflexión de lo que está pasando con nuestra gente.

Señor consejero, yo creo que aquí la culpa es compartida. Como le decía antes, no es un problema que solo se da en nuestra tierra; es un problema que se está dando en nuestro país y se está dando con gravedad. Al menos, usted tiene la decencia de reconocer el problema e intentar buscar soluciones; hay otros, como el Gobierno del Partido Popular, en Madrid, que lo que nos dicen es que estos jóvenes son aventureros, que lo que están es buscando una oportunidad en su vida y que se van voluntariamente de su país, que no son exiliados laborales de este país; lo que, sinceramente, nos resulta toda una vergüenza y un desconocimiento completo y absoluto de la realidad social que está viviendo este país.

Esto -señores del Partido Popular- que está ocurriendo no es ningún fenómeno de la naturaleza; esto que está ocurriendo es consecuencia de la crisis económica de este país que ustedes han agravado con sus políticas de recortes y con sus políticas también, a través de las reformas laborales, de precariedad en los trabajos que desarrolla nuestra ciudadanía.

Por lo tanto, solo podemos hablar de exiliados forzosos. Es más, ustedes, desde el Partido Popular, están fomentando este tipo de políticas favorables a la migración de nuestros jóvenes. Y ¿por qué?, porque a ustedes les viene bien. Les viene bien porque maquillan así los datos de paro, los datos de pobreza y los datos de precariedad. Porque, ¿qué están haciendo?, ustedes lo que están haciendo es externalizar el problema, señores del Partido Popular. De verdad, es una vergüenza que nos hablen de aventureros cuando estamos hablando de jóvenes que, en muchas ocasiones, lo están pasando muy mal.

Les ponía hace poco el ejemplo de lo que está ocurriendo en Bélgica en el último año: más de trescientos jóvenes españoles expulsados de Bélgica porque el sistema social belga no podía atender a estos jóvenes, no los podía atender, estaban siendo carne de cañón de los servicios sociales de este país, y este país se vio no competente para desarrollar esta labor y los expulsó de vuelta a casa. Pero ustedes, señores del Partido Popular, sigan mirando hacia otro lado. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta). Mientras rescataban a la banca con más de sesenta mil millones de euros, ustedes dejaban que nuestros jóvenes se fueran fuera a pasarlo mal.

Además, como decía antes, se han visto abocados estos jóvenes a una pérdida de derechos civiles, aparte de laborales; derechos civiles como el poder hacer uso de la tarjeta sanitaria o lo que es, bajo mi punto de vista, aún peor: se ven negados al derecho a decidir, al derecho a votar sobre lo que pasa en su país o lo que pasa en su tierra, a través del voto rogado. Ya ha denunciado la Marea Granate en innumerables ocasiones las dificultades, las trabas y los obstáculos con los que se encuentran a la hora de querer votar. Pero, claro, yo haciendo una reflexión ayer decía: "claro, es que los señores del Partido Popular no quieren que vote la gente de fuera", ¿por qué?, porque esta gente es quien más ha sufrido en sus carnes las políticas del Partido Popular y, por lo tanto, van a castigar con su voto a esas políticas; de hecho, si vemos cuáles fueron los resultados del voto exterior en las últimas elecciones, pues, eran otras fuerzas políticas las opciones elegidas; entre otras, por ejemplo, en Canarias, el voto exterior iba para Podemos. Ojalá hubiéramos sido nosotros, fuera de Gobierno... Si hubiera sido por nuestros jóvenes exiliados, estaríamos gobernando esta tierra.

Bueno, señor consejero, nosotros nos vamos a poner a su disposición. Por ejemplo, a través de los presupuestos, vamos a presentar medidas que nosotros entendemos que van a incentivar y van a motivar a los jóvenes para que vuelvan. Entre otras, la que ya les mencioné del aumento para cumplir la Ley Canaria de Educación: un 5 % de nuestro PIB destinado a la misma. Aumento en la sanidad pública, menos concertaciones con la privada, aumentar el número de trabajadores públicos. Pero, también, otras que son fáciles de aplicar y que, según la consejera de Hacienda, pues, por la conversación que pude desarrollar con ella, tampoco suponen una gran cuantía económica, como es la rebaja del IGIC para los menores de treinta y cinco años en la compra de su primera vivienda.

Yo creo que son medidas que se deben empezar a implantar para poder empezar a recuperar la confianza de nuestros jóvenes, para que quieran volver a casa.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Santana.

Turno ahora, para cerrar esta comparecencia, del señor consejero, por diez minutos.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Yo lo que he visto del debate de hoy es que hay coincidencia en el diagnóstico de por qué se han ido fuera. Pero que nadie ha puesto aquí la varita mágica, salvo la PNL que fue aprobada por todos los grupos y en la que usted planteaba que eso era lo que se estaba haciendo; y ahora hablaré de esa PNL y de lo que ha hecho el Gobierno, el anterior y en este. Y yo sí asumo la responsabilidad del Gobierno anterior, ¿vale?, la asumo. Lo que pasa es que, cuando usted se sube a hablar aquí, parece que es que usted no ha estado en el Gobierno en los últimos cinco años (dirigiéndose al señor Corujo Bolaños). Pero yo sí la asumo, asumo la de los cuatro años anteriores, para eso firmé el acuerdo; y asumo también la de este año y pico, con lo bueno y lo malo que haya pasado en el Gobierno. Asumo lo bueno y lo malo de ese Gobierno.

Pero nadie ha puesto sobre la mesa, porque no es fácil poner sobre la mesa, soluciones para incentivar el empleo en los jóvenes.

¿Qué es lo que está haciendo el Gobierno? El Gobierno no está haciendo una política concreta para este asunto. He comentado antes, y otra cosa es que ahí no coincidamos al cien por cien, cuáles son las acciones de política económica y de activación de empleo que hay, de forma integral, para dinamizar la economía en el archipiélago. ¿Está dando sus frutos?, los datos de empleo van minorando; ¿estamos de acuerdo con que ese es un dato satisfactorio?, no; ¿por qué?, porque el empleo que se está creando no es de la calidad que nosotros pretendemos y tiene precariedad una parte importante de ese empleo. Por lo tanto, no hay nada resuelto ahora mismo en ese asunto.

Con el tema de los jóvenes. Mire, cuando el equipo anterior puso en marcha la PNL y los objetivos, empezó a encontrarse con algunos problemas. Primero: ¿dónde se iba a buscar la fuente para tener las estadísticas que nos pudieran servir?, porque las estadísticas deben servir para algo. Pues, bueno, teníamos el problema; solo teníamos los datos de los inscritos en los consulados correspondientes, y no toda la información por la Ley de Protección de Datos te la daba, más allá de datos numéricos: hay tantos jóvenes, de treinta y pico años, pero no dónde están trabajando, si se marcharon por ese motivo, si están por otro motivo, si han creado una vida en esas zonas, si se han casado, si tienen hijos. Ciegos ahí, porque la información tiene que ser voluntaria. Por lo tanto, el enfoque primero que se le dio no era el correcto. No es una cuestión de que nosotros en cuatro meses tuviéramos un equipo al que le encargábamos un análisis de estadística y esas estadísticas las teníamos en cuatro meses y con eso íbamos a trabajar.

Por lo tanto, el enfoque tiene que ser más en la línea de lo que era precisamente el segundo apartado de la PNL, y en la que sí estamos de acuerdo, que era: "oye, esto no se puede hacer así". Y, por lo tanto, tiene que haber un trabajo de la Dirección General de la Juventud; desde la Dirección General de Economía; desde, en este caso, desde exteriores también, utilizando Proexca para que la información que vamos a recibir sea de calidad. De tal forma que a estos jóvenes los incentivemos para que estén en contacto con Canarias a través de esta página, precisamente con este objetivo que marcó el Parlamento, para que nos den sus datos voluntariamente y poder saber exactamente quiénes son, dónde están, en qué trabajan y, efectivamente, si emigraron por voluntad o emigraron, efectivamente, como ha dicho la señora Noemí Santana, como exiliados económicos, a la fuerza, desde aquí.

Y, por lo tanto, hay un error en el planteamiento tal y como se planteó aquí, que nosotros seguimos al pie de la letra. Y, por lo tanto, para hablar de un plan de retorno juvenil en los términos en que se había planteado, es difícil si no tenemos a quién recurrir para dirigir nuestras políticas, más allá de que me digan: "tú ponlo en la página web del Gobierno, haz alguna pequeña campaña aquí, a ver si los familiares se lo dicen y, entonces, la gente va directamente a la página web". Parece que eso estamos convencidos todos de que no sería suficiente.

Y, con el tema del plan de retorno, permítanme, a ver si también somos capaces de coincidir. He oído aquí, cuando estábamos hablando del problema de los jóvenes, que nos referíamos a los jóvenes emigrados y también a los jóvenes formados en Canarias que decidieron no emigrar y que están aquí. Y hay un problema si las políticas que ponemos en marcha son solo para los retornados o para los que queremos que retornen, ¿no? Por lo tanto, aquí si les pido que tengamos prudencia, que le demos una vuelta, de tal forma que las políticas que podamos hacer para incentivar la contratación de jóvenes, ya sea en las empresas privadas o también en lo que podamos activar desde el punto de vista público, sea prudente; de tal forma que no haya marginación de unos jóvenes que hayan decidido quedarse aquí frente a otros que hayan tenido la obligación de retornar y quieran volver. Por lo tanto, aquí sí que vamos a tener que seguir hablando, en el supuesto caso de que pongamos medidas concretas para los jóvenes retornados.

Y, efectivamente, hay temas colaterales: la reforma laboral, en la que nosotros también coincidimos con la expresión que ha hecho la señora Noemí Santana; creemos que algo tiene que ver en las políticas, en que muchos de los jóvenes se hayan tenido que marchar.

En definitiva, señorías: ¿qué acciones concretas está haciendo el Gobierno de Canarias para que los jóvenes puedan encontrar un empleo? Los jóvenes y el resto de las personas que también están desempleadas. No es la primera vez que aquí hablamos de los jóvenes, se lo digo, no sé si a ustedes les ha ocurrido en alguna ocasión, los ven, algunos desempleados en los periódicos. Y a mí me ocurrió en alguna ocasión en la legislatura pasada, dicen: "Los jóvenes. ¿Y qué pasa conmigo, que tengo cuarenta y cinco años, dos hijos y estoy en el paro desde hace cinco años?, ¿de mí quién se ocupa?".

Entonces, también, en este sentido, hagamos una reflexión de que el problema es más global, ¿no?, a pesar de que hoy estemos hablando del desempleo y de las personas que han tenido que emigrar por cuestiones económicas y que son jóvenes, pero que el problema es más estructural, que afecta a más canarios, que no solamente en ese tramo de edad; y por eso digo que ¿qué está haciendo el Gobierno?, pues las políticas integrales de activación económica, desde el Fdcan -del que no se quiere oír hablar- hasta las políticas concretas. Y Proexca, o el informe de externalización, no se mide a 14 000 euros por página, no hemos pagado por eso, y usted lo sabe; es decir, hemos pagado por desarrollar todo ese trabajo con empresas internacionales que se pueden instalar en Canarias y con empresas canarias que pueden vender sus productos en el exterior. Y ese es el trabajo que estamos pagando, no el estudio; el estudio fue lo que se contrató para que se desarrollara, por dejar clara esa cuestión, que parece que pagamos los informes al peso y no es esa la cuestión.

Estamos haciendo eso, desde el punto de vista de las políticas integrales. Y, efectivamente, una vez que nos encontramos con este problema del análisis de los datos, estamos reenfocando la situación, a ver de qué manera -y ahí tienen alguna idea Proexca y la Dirección General de Juventud-, a ver de qué manera podemos hacer que sean los jóvenes los que vuelquen los datos -porque hay interés en volcar los datos- para saber cuál es su situación, voluntariamente; y a ver si podemos explotar las estadísticas que tenemos ahora mismo, las que nos facilita el Instituto Nacional de Estadística y las propias que genera el Istac, para ver si las podemos explotar de alguna manera que nos puedan dar alguna indicación de si podemos hacer alguna política concreta para las personas que hayan emigrado por motivos económicos y que puedan retornar.

Pero insisto: en este apartado, me gustaría que coincidieran conmigo en que debemos ser prudentes, porque las acciones que pongamos en marcha deben servir para los jóvenes que ya están aquí y también para los que salieron por motivos económicos.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Señorías, vamos a hacer un receso y se reanuda la sesión a las dieciséis treinta, dieciséis treinta, cuatro y media. ¿Vale?

Gracias.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y veintitrés minutos).

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y treinta y seis minutos).

La señora PRESIDENTA: Buenas tardes, señorías.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1065 Sobre -Consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad-, sobre políticas para el retorno de jóvenes emigrados.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico