Diario de Sesiones 92/2017, de fecha 25/10/2017 - Punto 2

9L/C-1290 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE EL PLAN DE RECONOCIMIENTO SOCIAL Y PROFESIONAL DEL PROFESORADO.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia, instada por el Grupo Nacionalista Canario, a la consejera de Educación y Universidades, sobre el Plan de Reconocimiento Social y Profesional del Profesorado.

Para la primera intervención, la señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señor presidente. Señorías, señora consejera, buenos días.

En primer lugar, quiero subrayar la importancia de las acciones que viene tomando la Consejería de Educación y Universidades en relación con el reconocimiento profesional y social del profesorado. Sé que definir y poner en marcha este plan no ha sido nada sencillo, porque es un colectivo de profesionales muy amplio, no en vano hablamos de más de veintidós mil docentes y otros miles que están a la expectativa de poder incorporarse a este desempeño profesional.

Veníamos además de una coyuntura especialmente conflictiva: la puesta en marcha de políticas restrictivas en materia laboral que, con la excusa de la crisis económica, vienen extendiéndose desde hace años por todo el Estado y hasta con la implementación de la Lomce, que generó el rechazo casi unánime del conjunto de la comunidad educativa y muy especialmente del profesorado, que era y es perfectamente consciente del paso atrás que significó en calidad educativa, formación y hasta de condiciones de desempeño laboral. Por eso digo que usted y su equipo han asumido la responsabilidad ante este complicado panorama poniendo sobre la mesa una estrategia de trabajo para el reconocimiento profesional y social del profesorado de Canarias. Con medidas que podrán gustar más o menos, que seguro que son susceptibles de ser ampliadas y mejoradas, pero que al menos demuestran dos cosas: primero, que hay voluntad de actuar y, segundo, que la decisión se ha materializado en acciones y plazos concretos.

Y, miren, perfectamente hablamos, en distintas sesiones de este pleno, sobre el desempleo de los jóvenes, sobre la tasa de abandono escolar, hablamos además de la incidencia que están teniendo las redes sociales y su mala gestión entre los jóvenes, con el peligro de que hayan derivado hacia un foro que alimenta, ensalza y difunde comportamientos sexistas violentos y hasta racistas, y de manera reiterada tratamos sobre la importancia de trabajar y difundir hábitos de vida saludable entre los jóvenes. Y siempre hemos llegado a la misma conclusión: se tiene que trabajar más desde el ámbito educativo. El profesorado tiene que asumir también esta responsabilidad. Y llegamos a esa conclusión porque realmente creemos que la piedra angular sobre la que pivota la reacción de nuestra sociedad ante esta dinámica que envuelve a nuestros jóvenes y condiciona su futuro desde bien pronto es la educación, y en ella el papel del docente es vital. Porque como muy bien decía Paulo Freire: "la educación no cambia el mundo, pero cambia las personas que van a cambiar el mundo", y esa labor tan importante la tienen que desempeñar los docentes, y de ahí la importancia de este plan. Es hora de que pongamos la figura del profesorado donde se merece, con el respeto que se merece.

Y, miren, por supuesto que es necesaria la justa ponderación económica, claro que sí, pero el plan va mucho más allá. Se trata de poner en valor la tarea de profesionales que a diario tienen que desempeñar sus funciones en grupos de una veintena o treintena de alumnado, cada uno de ellos con una singularidad particular, con sus condicionantes diarios, con sus necesidades educativas propias. No sé muy bien de qué forma, pero lo cierto es que el reconocimiento social que durante generaciones tuvo la labor de estos profesionales se ha ido trivializando y hasta degradando y de que seamos capaces o no de recuperar, potenciar y consolidar este reconocimiento social probablemente dependa también la formación que reciban nuestros hijos e hijas como personas y su preparación, con las actitudes y los conocimientos necesarios para poder encarar su vida de adultos.

Consejera, de ahí el sentido de esta comparecencia que hemos planteado desde el Grupo Nacionalista Canario, porque mucho me temo que nos quedamos con el riesgo de que la propia valoración social de este plan, por el efecto inevitable de los titulares de prensa, se centre en aspectos retributivos y entiendo que quizás eso no es precisamente lo más importante del mismo.

Me gustaría que nos informara del contenido del plan, de sus objetivos y sus líneas de trabajo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora García.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Señora García, estoy convencida de que usted explicaría el plan mejor que yo, no solo por su condición de diputada sino además de docente y de directora de un centro sabe perfectamente el valor que puede tener para el profesorado este plan. Y le agradezco una vez más el reconocimiento que hace, bueno, pues, por lo menos a que lo pongamos en marcha, y a su contenido, por supuesto.

Ya hemos hablado en reiteradas ocasiones del desarrollo de la Ley Canaria de Educación y de los retrasos que estaba teniendo el mismo. Como saben, ya contamos con prácticamente todos los planes que contiene la ley, y este es uno de ellos: el Plan de Reconocimiento Social y Profesional del Profesorado.

Como hemos explicado también en más de una ocasión, la apuesta del Gobierno de Canarias por aumentar la calidad del sistema educativo canario y converger hacia los parámetros medios establecidos en el espacio de educación europea es del todo evidente. Una calidad que podemos medir, en términos de infraestructuras, pues, contando el número de ordenadores y pantallas interactivas que tienen nuestros centros; también podríamos analizarlo según las decenas de miles de alumnos y alumnas que se benefician de los servicios complementarios o que se benefician del uso gratuito de libros. Son muchos los parámetros que pueden indicar o que pueden emplearse para determinar y medir cuáles son los factores que inciden en la calidad de un sistema educativo, pero de entre todos ellos hay un factor fundamental, que es realmente determinante en la mayor parte de los casos del éxito escolar del alumnado, y es su profesorado. Cuando hablamos con personas adultas que han alcanzado cierto éxito en la vida y les preguntamos a qué es debido, suelen nombrar, en primer lugar, a sus madres, a sus padres, después no nombran por lo general que han tenido ordenadores potentes, la última edición de los libros de texto del momento o lo bien pintado que estaba su colegio, nombran a un docente en concreto, a una maestra en particular, que les marcó para siempre y que despertó en esa persona la curiosidad crítica y que le enseñó a amar el simple hecho de estudiar y de saber más. (Abandona su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

La propia Ley Canaria de Educación, en su preámbulo, describe el sistema educativo modélico como un sistema educativo que haga del desarrollo profesional del profesorado su piedra angular. Esa es nuestra convicción y por eso una de las primeras acciones que adoptamos en esta legislatura fue el establecimiento de un calendario de negociación con los representantes sindicales para afrontar en la mesa sectorial las principales áreas de mejora que era necesario abordar para nuestras y nuestros docentes. Y por eso uno de los primeros planes de desarrollo de la Ley Canaria de Educación no Universitaria que concluimos fue el Plan de Reconocimiento Profesional y Social del Profesorado, del que hoy hablamos. Este plan supone una medida que refuerza la figura del docente canario y que contribuye de forma significativa al incremento de su calidad. No en vano la relación directa y continuada que mantiene con alumnado y familias le confiere ese rol preeminente en la sociedad, ya que tiene la misión de favorecer el crecimiento académico, personal y social de las personas con quienes interactúa.

Como expone el preámbulo de este plan, no cabe duda de que la mejora de la calidad del sistema educativo canario requiere de docentes motivados y comprometidos que actúen movidos por la mejora continua en su desempeño y que se traduzca en el logro de aprendizajes significativos y permanentes. Y, aunque ya existe un elevado número que encaja en el perfil descrito, se pretende generalizar en toda la comunidad, evitando de paso que esos docentes innovadores y en formación continua, en suma plenamente comprometidos, dejen de encontrar motivos para continuar con su labor.

La Consejería de Educación y Universidades apoya con este plan el nivel de exigencia que la profesión docente requiere, respaldando al profesorado, simplificando la gestión administrativa, mejorando su situación laboral, aportándole protección psicológica y jurídica, impulsando la formación, reconociéndole sus buenas prácticas e incrementando su marco retributivo. Esos son los objetivos abstractos que se desgranan en el Plan de reconocimiento Profesional y Social del Profesorado y que se van concretando a través de determinadas acciones que intentaré resumir.

En primer lugar, el objetivo principal de este plan es reconocer el valor de la función docente, en la idea de que una sociedad que no valora a sus docentes no puede pretender aspirar a poseer un sistema educativo de calidad. Entre otras iniciativas potenciaremos los actos y premios públicos, como los Viera y Clavijo, para el reconocimiento profesional de la docencia en general y, en particular, de los directores y directoras que finalicen con valoración positiva dos mandatos de dirección consecutivos, así como la del profesorado jubilado.

Por supuesto que ese mayor respeto y valoración de la sociedad hacia el profesorado debe partir del conocimiento de su labor y por eso potenciaremos el reconocimiento de las buenas prácticas docentes. Cuanto más se conozca lo que se hace dentro de los centros educativos, más valorará la sociedad y las familias en general el gran trabajo desarrollado por el profesorado y la necesidad de mantener su motivación.

Esto en lo que se refiere al reconocimiento social del profesorado, pero no cabe duda de que no se puede alcanzar ese reconocimiento externo ni se pueden desarrollar buenas prácticas docentes si las condiciones de bienestar de los docentes en los centros educativos no son las adecuadas. Es fundamental que el profesorado, al igual que cualquier otro trabajador o trabajadora, se sienta respaldado y seguro cuando acude a su puesto de trabajo. De ahí que estemos actuando desde diferentes vías para mejorar ese bienestar. Ya desde el ejercicio pasado nos hemos propuesto actualizar todos los planes de salud y prevención de riesgos laborales de los centros educativos, con la actualización de los conocimientos que tienen sobre la materia los directores y directoras de los centros, así como las personas responsables de la coordinación de la prevención de riesgos en cada uno de los centros educativos. Para ello ya realizamos el curso pasado una ronda inicial de ponencias con expertos en esta materia que sirvió de toma de contacto en todas las islas con los objetivos previstos en el plan. En este curso 2017/18 mantenemos la misma metodología, concretando cada vez más el trabajo y la metodología a emplear.

El objetivo que se pretende conseguir es apoyar a las coordinadoras y los coordinadores de prevención de riesgos laborales en los centros docentes en el desarrollo de sus funciones e impulsar su labor, dando orientaciones precisas y dotándoles de herramientas de trabajo para que puedan realizar sus tareas con eficacia. Por eso durante las jornadas estamos abordando temas tales como los principios de la acción preventiva, el servicio de prevención de riesgos laborales, la figura del coordinador o coordinadora de prevención, las herramientas de trabajo a su disposición para la planificación de actividades a desarrollar en los centros educativos y el procedimiento de protección de la maternidad.

Pero el bienestar de los docentes no pasa solamente por tener una adecuada protección frente a accidentes o enfermedades profesionales, también pasa por tener el respaldo de toda la sociedad en el desempeño de su labor. Por eso estamos trabajando ya en la redacción de los convenios con los colegios oficiales de psicología y de abogacía para garantizar que el profesorado tenga respaldo y asistencia gratuitos en los campos psicológico y jurídico por cualquier situación derivada de su quehacer profesional.

En ese desarrollo profesional también resulta determinante el facilitar la movilidad y estabilidad del profesorado para favorecer la conciliación familiar y promover la mejora laboral. Por eso seguiremos potenciando medidas que favorezcan la movilidad del profesorado, al tiempo que se buscará el equilibrio con las necesidades de estabilidad de los claustros docentes.

Además hemos impulsado el desarrollo de la administración electrónica para simplificar la gestión administrativa de los docentes y mejorar la comunicación con la Administración. En una sociedad moderna la tecnología ha de estar al servicio de las personas. Gracias a ella ya hemos dado un primer paso con la puesta en funcionamiento de un portal con el que facilitamos las gestiones burocráticas y abrimos nuevas vías de comunicación entre el profesorado y la Administración. Un portal que, dentro de muy poco tiempo, podríamos afirmar que de forma inminente acompañará a todo nuestro profesorado donde quiera que vaya, porque estamos ultimando el desarrollo de una app que les permitirá el acceso móvil a todos los recursos que necesitan para hacer peticiones, comprobar sus solicitudes o realizar cualquier trámite administrativo con los servicios centrales de la consejería.

Y quizás la medida que más se ha difundido de todas las abordadas en el plan es la mejora del marco retributivo del profesorado. Hemos configurado una serie de mejoras retributivas que están vinculadas a una mayor formación o al desempeño de puestos de responsabilidad; lo que redundará en unos profesionales más motivados e implicados en los centros educativos y, por consiguiente, en una mayor calidad de todo el sistema educativo.

Inicialmente hemos variado el sistema retributivo por el de sexenios, que empezaremos a aplicar el próximo mes de enero, pero además en enero empezaremos también a abonar el complemento por tutoría, que será solo uno de los complementos por el ejercicio de puestos de responsabilidad que implantaremos en el sistema educativo canario.

¿Tengo un...? (La señora diputada, al darse cuenta de que el tiempo asignado para su intervención ha finalizado, se dirige a la Presidencia y esta le concede un minuto adicional). Gracias.

También existirán otros complementos que respondan a los objetivos de desarrollo concreto de la consejería en un determinado momento. Es el caso del profesorado adscrito al Plan de Impulso de Lenguas Extranjeras, que también recibirá un complemento similar.

En resumen, señorías, estamos firmemente convencidos de que no se puede construir un sistema educativo sin situar al colectivo de docentes en el centro de toda mejora y por eso este plan. Un plan que pretende abarcar todas las facetas de mejoría posible, desde el respeto a la autoridad del docente hasta el conocimiento de su labor o la mejora de las condiciones físicas, de salud, mentales y económicas en las que se desarrolla la actividad docente en Canarias. Si el sistema educativo canario está consiguiendo resultados y recortando diferencias con las medias españolas y europeas en estudios como Pisa o en cifras de abandono temprano, se debe en gran parte a la labor diaria de cada uno de nuestros profesores y profesoras y es de justicia que toda la sociedad reconozca esa labor.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de esta comparecencia.

En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra su señoría, el señor diputado don Jesús Ramón Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías; buenos días, señora consejera.

Como usted bien sabe y como establece el artículo 65 de la Ley Canaria de Educación no Universitaria, debe realizarse un conjunto de medidas para el reconocimiento y la protección de la función docente, donde efectivamente la administración educativa debe velar por que el profesorado reciba el trato, la consideración y el respeto que le corresponden conforme a la importancia social de la tarea que desempeñan.

Entendemos que con este plan se está poniendo de manifiesto una vieja reivindicación de hace varias décadas de los docentes, donde hasta el momento los salarios de nuestro profesorado no podían equipararse al del resto de comunidades autónomas, pues padecían uno de los más bajos del Estado al no tener reconocidos los sexenios. Este cambio que va a experimentar el profesorado no universitario a partir del 1 de enero de 2018, fecha en la que comenzará a implementarse este plan, creemos que traerá consigo una mejora y un refuerzo en la figura del docente, que indudablemente repercutirá en la calidad de la enseñanza de nuestros jóvenes.

El nuevo marco retributivo que contempla incrementos cada seis años vinculados al cumplimiento de objetivos de formación garantizará que los profesionales de la docencia se impliquen aún más en el proyecto educativo.

Además se asegurará con este plan un mayor bienestar de los docentes, de manera que se sientan respaldados ante cualquier contingencia o menoscabo que puedan sufrir en el desempeño de sus funciones, como programas de vigilancia de la salud y de prevención de riesgos laborales, asistencia psicológica y de asesoramiento jurídico.

Desde la Agrupación Socialista Gomera entendemos que el hecho de que el profesorado pueda acreditar cada seis años que ha estado esforzándose por formarse y mantener actualizados sus conocimientos no solo se verá recompensado en los denominados sexenios, sino que supondrá un cambio a mejor en la calidad educativa y un refuerzo en los contenidos pedagógicos que se prestan a los alumnos.

Es indudable que este nuevo sistema retributivo mejorará la situación de cara a la jubilación del docente y no ocurra, como hasta ahora, que eran los que menos cobraban en el momento de producirse el fin de sus vidas laborales. Esta medida merece todo el reconocimiento para que los docentes trabajen en igualdad de condiciones que en cualquier otro punto del país.

Asimismo, otra de las medidas como el equilibrio en facilitar el acercamiento del profesorado a su lugar de residencia mejorará la conciliación laboral y familiar. Por supuesto, esto no puede significar que se dejen de cubrir las plazas necesarias de docentes en los centros educativos donde haga falta y en especial hay que asegurarse de que este acercamiento no deje vacantes algunas plazas en las islas no capitalinas.

Para finalizar, desde la Agrupación Socialista Gomera esperamos que estas medidas sirvan para una mejora continuada en los derechos laborales del profesorado.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, tiene la palabra su señoría, el señor don Luis Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Este era uno de los planes que estaban incluidos en la Ley Canaria de Educación y, como es normal en este Gobierno, pues, siempre se llega tarde, pero al menos se llega. Y estamos ante un buen plan porque, sin lugar a dudas, probablemente, cuando identificamos en los modelos educativos que solemos tomar como referencia, uno de los principales indicadores o una de las cuestiones que quizás sean claves de ese éxito, además del de la financiación, ya no del 5 % sino incluso superior del producto interior bruto, es la altísima consideración del personal docente. Un altísimo estatus dentro de la sociedad, un altísimo grado de reconocimiento, en ocasiones los mejores son los que están destinados a esta tarea, una de las tareas más fundamentales en cualquier sociedad que se precie, la de educar a nuestros chicos y chicas, la de educar al conjunto de la sociedad en todas sus etapas, en las diferentes etapas en las que se encuentran.

Lamentablemente, en Canarias hemos estado viviendo un proceso invertido. Hemos pasado de aquel miedo reverencial al profesor del alumno cuando llamaba al padre, porque sabía lo que venía después, al empoderamiento de nuestros chicos y chicas frente al docente, porque saben que el padre va a cuestionar, el padre y la madre van a cuestionar en muchísimas ocasiones lo que del profesor viene. Hemos pasado de una realidad, desgraciadamente, en la que cuando alguien plantea vocacionalmente que se va a dedicar a la educación el mensaje que recibe de la sociedad es, has acertado, vas a tener un montón de tiempo libre, un montón de vacaciones. Esto indica el lugar, la consideración, el estatus, la importancia que damos a una de las profesiones más relevantes, por supuesto, pero más hermosas que cualquier ser humano puede llevar a cabo: la de transmitir conocimientos, la de enseñar en valores. También elemento esencial que, por cierto, en la ley estatal, la Lomce, en su preámbulo, no aparece ni en una sola ocasión. Aspecto que sí aparece, afortunadamente, en nuestra Ley Canaria de Educación.

Pero voy a plantear algunas cuestiones políticas en este plan, porque es verdad que la remuneración, un aspecto esencial, cuando algo es importante debe retribuirse bien, pero yo considero que en este instante no es lo más importante. Lo digo porque cuando hablamos del reconocimiento personal y profesional, un profesional, un docente, tiene que tener las condiciones adecuadas, y eso significa poder estar en aulas con recursos adecuados para desempeñar bien su labor, porque por muy bien considerado que esté si luego entra en un lugar sin condiciones lamentablemente tu propia autoestima va a ir descendiendo hasta los lugares que alguien no desearía. Un docente tiene que tener las ratios adecuadas de alumnado para poder desempeñar de manera digna su labor, su profesión. Y un profesional, un docente, tiene que tener todo el equipo, orientadores, personal de apoyo necesario, para...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular... Perdón, en nombre del Grupo Parlamentario Podemos, disculpe, señor Morales, tiene la palabra don Antonio Marrero Morales.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días.

Dentro del plan social y profesional de reconocimiento del profesorado que nos presenta hoy en este Parlamento, ha firmado ya recientemente con los sindicatos de enseñanza el marco retributivo de los sexenios, que no deja de ser una respuesta a una histórica reivindicación del profesorado, que fue la homologación que en su momento, estando el señor García Ramos de consejero y el señor Olarte de presidente, pues, fue una conquista del profesorado, que significó respecto al Estado la envidia del resto. Ahora nos ha igualado con el resto, ha igualado al profesorado con el resto del Estado. Nada que objetar, ya que la representación total del profesorado así lo ha firmado. Y lo que me preocupa a mí en este asunto es que no hayamos recuperado a la vez los recortes y las condiciones laborales que se perdieron a partir del 2008 o 2012 en adelante y que están pendientes, es decir, para ponernos hoy en la media del Estado en referencia al 2008 tendríamos que tener en estos momentos en torno a tres mil setecientos profesores más en educación. Les recuerdo que recientemente apoyamos en esta Cámara una PNL sobre el 4 % y que espero que las comunidades educativas no se vean defraudadas en ese camino.

Usted podía haber optado por dos líneas. Yo sé que el marco de referencia es la Ley Canaria de Educación, la Lomce y el Estatuto Básico del Empleado Público, y parece que literalmente quiere darle salida a lo que plantea el Estatuto Básico del Empleado Público.

El profesorado es un funcionariado singular y el profesorado, para ser reconocido socialmente, necesita en estos momentos que desde la consejería tengan una visión optimista, tengan un planteamiento de que en los centros educativos se trabaja en equipo y no debe establecer carreras de méritos individuales y jerarquización, que parece que es el camino que tiene planteado con el sistema retributivo, donde los salarios tendrían que ser no tan ligados a complementos diferenciadores como ustedes los plantean, con la consideración similar al resto del funcionariado. Por tanto, dignificar la profesión significa entender el trabajo en equipo en la enseñanza, que no es una carrera de méritos individuales ni de jerarquización ni nada por el estilo. Reconocer la profesión, dotar de mayor autonomía a los centros es, de alguna manera, manifestar más respeto hacia el trabajo del profesor y el reconocimiento y es dotar a los centros de medios humanos y materiales.

En el asunto final que me gustaría plantear respecto a los autores que ustedes citan en su texto, a mí me gustaría citar a Paulo Freire, que dice: "Lucho por una educación que nos enseñe a pensar y no por una educación que nos enseñe a obedecer".

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Le pido disculpas, don Manuel, por la equivocación y tiene la palabra, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, doña Lorena Hernández Labrador.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Señora consejera, le tengo que decir que al Partido Popular le gusta este plan, por lo menos suena bien lo que en él leemos.

La Ley Orgánica 2/2006, de Educación, modificada por la 8/2013, para la Mejora de la Calidad Educativa, dedica el capítulo IV del título III al reconocimiento, apoyo y valoración del profesorado, uno de los pilares en los que se asienta la mejora del sistema educativo. Por tanto, la norma estatal que regula la educación en nuestro país focaliza en el profesorado una de las partes fundamentales dentro del sistema educativo.

Este plan de reconocimiento del profesorado cumple con uno de los compromisos incluidos en la Ley Canaria de Educación, 6/2014, considerando la función docente como factor esencial de la calidad de un sistema educativo y dándole al profesorado el reconocimiento social que merece y el apoyo incondicional a su trabajo.

La única vía para transformar una sociedad es que la propia sociedad tenga un apoyo unánime de todos sus agentes sociales a la educación. La educación transforma una sociedad cuando los responsables políticos, los sindicatos, las familias, los profesores, como eje principal, y los alumnos comprometidos con el aprendizaje decidan que será la educación sobre lo que pivote un cambio de rumbo en nuestra sociedad.

El Partido Popular lee el plan y le gusta lo que lee. Mi grupo comparte la importancia del docente porque es quien mantiene en pie el sistema educativo. El pacto social, político y económico por la educación pone de manifiesto el necesario reconocimiento social de la misma y pasa, ineludiblemente, por un reconocimiento del profesor. Medidas para el prestigio del docente, publicidad de las buenas prácticas en las aulas, la valoración de la formación continua, las mejoras retributivas mediante complementos vinculados al desempeño y a la responsabilidad, promover el bienestar del docente, establecer planes de trabajo, innovación, investigación y hacer hincapié en el compromiso del docente como factor esencial a valorar, también su protección jurídica y la de su salud en el ejercicio de sus funciones. Todas estas medidas ponen en valor al profesorado.

Habla de dos ejes de intervención, que es la Consejería de Educación la competente para llevarlos a cabo, con las organizaciones del profesorado y el Consejo Escolar de Canarias. Sí me gustaría, señora consejera, porque ha habido alguna nota de prensa que así lo dice, que nos aclarase si ha habido negociación y consenso en este documento, porque sí le adelantamos que ninguna medida en educación puede estar tomada sin el consenso de los docentes, que son al final quienes los aplican y a quienes les afecta.

Algunas de las acciones forman parte del calendario de negociaciones, como usted ha dicho, acordado con los representantes sindicales del profesorado de Canarias y otras se tomarán en el acuerdo en la mesa sectorial. Por tanto, señora consejera, nos gusta el plan, siempre que esté consensuado, y esperamos conocer la hoja de ruta y los tiempos para su cumplimiento.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra la señora doña Victoria Hernández, María Victoria Hernández Pérez.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ: Buenos días.

Señora consejera, es que este plan ha sido presentado con un considerable retraso de dos años de lo que determinaba la Ley Canaria de Educación. De todas maneras, nos alegramos. Y lo mismo se puede decir de otros planes previstos en esta misma ley, como es algo que los socialistas llevamos como bandera, que es el ciclo de educación infantil y el Plan de Atención a la Diversidad. Y si estos planes están dentro de la ley, pues, no tenemos nada que decir del Plan de Infraestructuras Educativas, que reivindicamos desde esta tribuna.

Aunque no es obligatorio, tampoco, en sede parlamentaria...; vemos que esta comparecencia es a petición de su grupo de gobierno. Nos parece que lo más lógico es que sea el propio Gobierno el que presente este plan ante esta Cámara. En ese sentido entiendo que esta presentación adolece de una mayor aportación por parte de los grupos. Si usted hubiera optado por otras opciones que nos da la legislación, probablemente estos grupos parlamentarios le hubieran aportado recursos que crecieran en un mejor conocimiento y divulgación de estas normas. De todos estos mecanismos que tiene la legislación, sin embargo, usted, consejera, ha usado el de menor participación de todos. Digo yo que no vaya a ser porque le pidamos algo que no quiere hacer.

En cualquier caso, señora Monzón, valoramos las previsiones contenidas en el plan. Nos parece que el reconocimiento social y profesional del profesorado era una asignatura pendiente y dolorosa para el profesorado. Es curioso ver como aquel cura, maestro y médico de hace décadas pasó a desdibujarse de la sociedad y hoy los facultativos de la enseñanza, pues, quizás necesitan médicos porque están sufriendo muchísimo. Creo que vamos a darles un apoyo y vamos a conseguirlo.

La docencia es una labor muy muy dura, pero también muy enriquecedora. Para algunas formaciones políticas como es la mía, el Partido Socialista Obrero Español, desde su lejana fundación en el siglo XIX, es marchamo socialista conseguir la plena educación de la población.

Señora consejera, valoramos muchísimo que se marque como objetivo la mejora retributiva y laboral del personal docente y más si tenemos en cuenta que este objetivo viene de un gobierno que...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre, nuevamente, del Grupo Nacionalista tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña Dolores García Martínez.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta.

Gracias, señora consejera, por sus aportaciones y gracias también al resto de portavoces.

Sí me gustaría puntualizar al señor Marrero que yo no lo veo como una competición, lo de los méritos y lo de la formación. Simplemente una responsabilidad que hacemos, le aseguro que hacemos, y usted conoce bastante bien, porque es una responsabilidad que tenemos nosotros con nuestros alumnos, porque el futuro de esos alumnos, de ese alumnado, está en nuestras manos y es una responsabilidad la formación. Yo no compito con otros compañeros para ver quién tiene más títulos o quién tiene... ¡No!, es una responsabilidad ante la sociedad y ante nuestro alumnado.

Y sí quería dejar bien claro que en el tema del reconocimiento de los sexenios, en el 2008 tuvimos la oportunidad de poder aprobar ya este tema, lo de los sexenios. Desde el 2008. Por malos entendidos, algunos sindicatos que estaban en contra... A lo mejor quizás hoy podíamos estar incluso mucho más avanzados en todo este tema.

Y a la señora Hernández, que no sé dónde está, sí decirle que el plan se presentó desde principios de curso y ella tenía la misma oportunidad como el resto de diputados, no solo los portavoces de educación sino el resto de diputados de este Parlamento, de presentar esta comparecencia. Y yo, como sé la importancia que se le da a este plan y sé que llevamos los docentes... -digo "llevamos" porque desde el año 1995, que estaba dando clase, veía la necesidad de este plan-, tengo el derecho de pedir esta comparecencia. A lo mejor me adelanté a la señora consejera pero no creo que sea un delito. Porque, vuelvo y repito, el derecho de una lucha que llevan los docentes de Canarias desde hace muchos años y que por fin hoy lo vemos plasmado en un plan.

Y me gustaría centrarme ahora específicamente en algunos aspectos concretos de este plan y su contenido, porque eso nos sirve para poder entender mejor su importancia y aclarar posibles dudas.

En primer lugar, querría insistir en el plan como herramienta de coordinación con otros programas y planes de la consejería para la mejora de la calidad del sistema educativo. Efectivamente se trata de una pieza transversal con otras acciones y me gustaría que se detuviera más ahí en la intervención, explicando de qué manera se tiene en cuenta para ordenar otras acciones, y me refiero con el Plan de Impulso de Lenguas Extranjeras, la implicación de las familias, la conectividad de centros, que usted ya también ha explicado con las buenas prácticas, al publicar las buenas prácticas el resto de centros puede conocerlas...

Usted también se ha referido a dos grandes líneas estratégicas, o ejes de intervención, que lo caracterizan: el desarrollo profesional y el reconocimiento social del profesorado. Aquí sí tengo que volver a felicitar al señor Campos, porque realmente me emocionó escuchar sus palabras y la necesidad de ese reconocimiento y de ese apoyo, no solo por nosotros sino por toda la sociedad canaria, y, bueno, y del Estado, a la labor docente. También a la coordinación que ha mantenido y mantiene con las organizaciones más representativas del profesorado y con el Consejo Escolar de Canarias.

Quisiera que detallara esta línea de trabajo y cómo se plantea seguir manteniéndola durante la implementación de las medidas recogidas en el propio plan. En definitiva, qué tipo de seguimiento o evaluación se puede hacer de su desarrollo, a fin, si es necesario, de adoptar mejoras durante su aplicación o realizar las correcciones que se puedan estimar.

Centrándonos en el desarrollo profesional, comparto la relación que se hace entre el estado de satisfacción del desarrollo profesional docente con la mejora de las condiciones laborales. Pero me gustaría detenerme en un aspecto muy concreto dentro de ello, mucho más allá de la contraprestación económica, que al final es lo que suelen centrar los grandes titulares. Me refiero a la carga burocrática del trabajo del docente. Me refiero a la complejidad de documentación que hay que actualizar permanentemente, hablo de documentación o de formularios que en su gran mayoría son básicamente administrativos, y quería ponerlo sobre la mesa como una de las cuestiones que con más frecuencia comentan actualmente los docentes con respecto a su carga de trabajo. La excesiva burocratización los convierte en especialistas en el trabajo administrativo y transforma sus horas libres, que podrían optimizar en formación, en tiempo dedicado a completar formularios.

El Grupo Nacionalista Canario comparte íntegramente los principios básicos que sustentan este Plan de Reconocimiento Profesional y Social del Profesorado: un sistema educativo de calidad, un concepto de la educación, bien fundamental de la sociedad, y la profesionalización del profesorado. En definitiva, impulsar la tarea de los docentes, porque sabemos que su cometido es indispensable para la evolución y el progreso de la ciudadanía, asegurando la inclusión de todos sus miembros. Y para ello también valoramos los objetivos y acciones concretas que expone en torno a reconocer el valor de la función docente, potenciar el reconocimiento de las buenas prácticas docentes, garantizar el bienestar del personal docente, facilitar la conciliación de la vida familiar del profesorado, la administración electrónica para simplificar la gestión administrativa y la comunicación, la mejora de las retribuciones, valorando los denominados sexenios, y el reconocimiento a la función directiva en los centros.

Permítanme, no obstante, que haga algunos planteamientos con respecto a estos puntos, en relación con el denominado punto 1.1, sobre el reconocimiento de la labor profesional a las directivas y del profesorado jubilado. Entiendo que conviene hacer un esfuerzo para implicar en ello también a otras instituciones. Y pongo un ejemplo claro. Hace apenas unos meses se jubiló en Fuerteventura un compañero docente de Educación Física que durante más de treinta años ha sido pieza clave, no solo en la promoción del deporte, en el atletismo concretamente, en el ámbito educativo, sino en todo el entorno social, me refería al atletismo. Y ahí el conjunto de la sociedad y sus instituciones por supuesto que tienen una deuda con este tipo de profesionales, que merecen un reconocimiento explícito. Por eso digo que convendría implicar en este reconocimiento no solo al ámbito educativo sino en general a todo el entorno, poniendo en valor el trabajo durante décadas de docentes ejemplares y que se convierten en ejemplos a seguir para los jóvenes estudiantes.

También quiero subrayar otro aspecto que la consejería señala en este plan sobre la necesidad de priorizar las actuaciones a realizar por el personal docente ante situaciones que atenten contra su integridad y menoscaben su autoridad o consideración personal y profesional. Esto lo estamos viendo de forma cotidiana en muchos centros, y ahora incluso ya no físicamente sino a través de las redes sociales, tan frecuentemente que hablamos de bullying y acoso, y les aseguro que hay tipos de presión sobre los profesionales de la docencia que en muchos casos superan lo admisible. Y por eso le pregunto, señora consejera: ¿la prestación de asistencia psicológica y jurídica también es en el caso de que el denunciante sea el profesor? Me gustaría que lo aclarara también.

Y en relación con las propuestas dirigidas a impulsar el desarrollo profesional del profesorado no universitario mediante medidas de profesionalización como la formación permanente, la innovación y la investigación educativa, comparto la importancia que la formación a distancia y asincrónica, el elearnig, tienen que tener cada día en mayor medida. Hay un importante campo en el que avanzar ahí y tenemos que ser líderes en esta materia, porque las características territoriales de Canarias así lo aconsejan.

Evidentemente, y aquí vamos a lo sustancial, todos los recursos que se destinen a educación siempre serán pocos. Pese a la crisis económica que hemos venido sufriendo, estamos en el camino de dar cumplimiento al mandato legislativo para alcanzar al menos ese 5 % o estar cerca de ese 5 % del PIB.

En definitiva, consejera, sabemos que ha habido muchos puntos de vista sobre este plan, desde quienes lo califican como limitado o que recorta recursos existentes desde el año 2008 en cuanto a las retribuciones y sexenios, pero en lo que sí que han coincidió todos los agentes implicados es en su necesidad. Podemos discrepar en cuanto a plazos de aplicación, medidas concretas, financiación y hasta dotación para la mejora económica de los docentes y su equiparación a la media de otras comunidades autónomas, pero todos coincidimos en que es necesario ponerlo en marcha. Habrá tiempo de mejorarlo, corregirlo y hasta ampliarlo pero creo que hay que subrayar la labor del equipo que usted dirige para convertirlo en una realidad.

Y si me permite, un minuto...(se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un minuto adicional). Para terminar ya, ayer hablamos, decíamos que hablábamos de intentar buscar soluciones a los altos índices de pobreza o incluso lo volvíamos a recordar, y me gustaría terminar con una reflexión de Nelson Mandela sobre la educación: "La educación es el gran motor del desarrollo personal. Es a través de la educación como la hija de unos campesinos puede convertirse en médico, el hijo de un minero puede convertirse en el jefe de la mina o el hijo de trabajadores agrícolas puede llegar a ser presidente de una gran nación", y, si se permiten -como a nosotros, los docentes, también nos gusta contextualizar-, puedo añadir -imagino que Nelson Mandela no se moleste-, como la hija, gracias a la educación, cómo la hija de una limpiadora y de un conserje de un colegio puede estar hoy aquí defendiendo la educación en el Parlamento de Canarias.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señora Martínez, muchas gracias.

Le damos la palabra nuevamente a la consejera, pero también tiene que respetar el tiempo. He querido ser generosa pero comprenderá que otros compañeros, si no, me llaman la atención.

Señora Monzón, tiene la palabra.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Gracias una vez más a todos los intervinientes en esta comparecencia por las muestras de apoyo y de reconocimiento a este plan. Que desde luego en ningún caso hemos planteado como gran novedad. Evidentemente es una necesidad, no solo porque está recogido en la ley, sino porque evidentemente es algo que tenía que haber estado hecho antes incluso. ¿Por qué nosotros no hemos podido hacerlo antes? -con esto contesto a la diputada del Partido Socialista-. Ojalá nos hubiésemos encontrado al llegar algún trabajo hecho no solo de este Plan de Reconocimiento Profesional y Social del Profesorado sino del resto de planes. El Plan de Atención a la Diversidad también está presentado ya y está en el Consejo Escolar. O sea, que nosotros en dos años hemos hecho prácticamente todos los planes, nos quedan dos: el de Infraestructuras está prácticamente hecho, solamente falta temporalizarlo en función de los dineros que nos puedan venir del Estado y de ese convenio con el Estado, y el de 0-3 está también prácticamente elaborado. Con lo cual en dos años hemos hecho ocho planes y la verdad es que, si nos hubiésemos encontrado algún trabajito hecho durante el año de vigencia de la ley por el anterior equipo de la Consejería de Educación, hubiésemos avanzado más, y estoy convencida de que usted coincide conmigo.

Y ya que estoy refiriéndome a usted, este no es un gobierno ni esta es una consejería que no quiera convocar oposiciones; todo lo contrario. De hecho habíamos anunciado las oposiciones de primaria desde diciembre del 2016. El problema que tuvimos, que usted conoce perfectamente, y que a lo mejor si el Partido Socialista hubiera aprobado los presupuestos del Estado, hubiera apoyado los presupuestos, pues, hubiéramos podido hacer las oposiciones seguro, porque de hecho no las pudimos hacer porque no hubo una tasa de reposición aprobada en los presupuestos del Estado o el decreto, el real decreto, cuando lo sacó el ministerio, ya nosotros no podíamos celebrar las oposiciones. Por lo tanto, no quiere este Gobierno no presentar oposiciones, todo lo contrario. El año que viene tendremos las oposiciones de secundaria, y en breve ya, de hecho ya estamos en la negociación.

Intentaré hacer un par de reflexiones en respuesta a algunas de las intervenciones, pero en general las preguntas, en este caso, han sido pocas. Simplemente hacer referencia a la intervención del señor diputado de ASG, que efectivamente en cualquier plan de reconocimiento, en cualquier actuación que haga la consejería y más cuando tiene que ver con el profesorado, nos encontramos con problemas a la hora de la incorporación del profesorado a las islas no capitalinas, y descuide que tenemos atención y es intención de este Gobierno y de esta consejería seguir prestando especial atención a las islas no capitalinas; y que determinadas especialidades de idiomas y demás es verdad que siempre se retrasan en estas islas por dificultades, sobre todo cuando no son horarios completos. Por eso eso requiere también que pongamos más incidencia.

Cuando hablamos de que este plan va a favorecer o va a ayudar a que el profesorado se forme, en líneas generales puedo decir que el profesorado ya se forma, se forma muchísimo más de lo que va a contener el requisito para poder tener derecho a los sexenios, es decir, cien horas de formación las tiene el profesorado ya por sí mismo. Lo que tenemos que hacer es reconocerle esa formación.

Evidentemente este plan no tiene sentido o de nada sirve que reconozcamos la labor del profesorado, que demostremos a la sociedad las buenas prácticas que se hacen en los centros, que el profesorado tenga la posibilidad de cobrar más... De hecho, cuando planteábamos si poníamos en marcha los sexenios con el coste económico que eso tiene, y coincido con la diputada de Coalición Canaria, la señora García, en que si esto hubiese estado firmado, si se hubiera podido sacar en el 2008, hoy estaría consolidado... Por lo tanto, podrían ser 20 millones, que... (ininteligible) a tener en el presupuesto del 2008, que podríamos poner en otras medidas, pero desgraciadamente no pudo ser en el 2008 y volvemos y lo ponemos ahora.

¿Hacen falta más recursos? Evidentemente, pero más recursos que también se están poniendo, hablamos... (Rumores en la sala).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Disculpe, señora consejera.

Señorías, les ruego silencio.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias. La verdad es que es un poco incómodo.

Pero, como les decía, claro que tiene que ir acompañado de más recursos, evidentemente. Tiene que ir acompañado de recursos tecnológicos, y también en eso estamos. De hecho, ahora se están distribuyendo, empezando a distribuir ya en todos los centros más de diez mil quinientos ordenadores, que van a renovar las antiguas aulas Medusa, y que va a poner esos medios tecnológicos a disposición del profesorado e incluso de los servicios administrativos de los centros y, cómo no, del alumnado. Con tablets también, porque, bueno, una de las cuestiones de simplificación administrativa que también contiene este plan es un proyecto piloto que hemos puesto en marcha este año, con programaciones digitales, que va a facilitar enormemente la labor del profesorado, que, como bien sabe, tiene que presentar programaciones a principio de año y que, bueno, la legislación también les obliga a unas cargas burocráticas que con esta experiencia se van a poder simplificar.

Pero además es una experiencia piloto que está yendo mucho más allá de los centros inicialmente previstos, porque por la acogida que está teniendo está ocurriendo que los centros se lo están pasando unos a otros. Por lo tanto, vamos a tener que impulsarla más, porque en un principio creíamos que iba a ser más costoso asumirlo por parte de los centros y, sin embargo, se está difundiendo prácticamente al margen casi nuestro. Por lo tanto, creemos que vamos a poder incluso extenderla mucho antes de lo previsto.

Hablaba, señora García, hacía usted una serie de preguntas de lo que va a significar este plan de reconocimiento con el entorno. Si hay alguien o si hay una parte de la comunidad educativa que se va a ver también beneficiada de este plan, van a ser precisamente las familias. Las familias que, bueno, consideramos que son parte fundamental en la educación de los hijos y que, con la ley última que tenemos, con la Lomce, han quedado, dentro de la organización de los centros escolares, han quedado en un plano bastante inferior al que tenían.

Ya les anuncio que mañana o aprovecho para anunciarles que mañana tengo la comparecencia en el Senado, la que le corresponde a la Comunidad Autónoma de Canarias, en cuanto al pacto educativo y esa va a ser también una de las reivindicaciones que vamos a poner sobre la mesa. Por lo tanto, coordinación con instituciones, coordinación con familias, coordinación, fundamental, en los consejos escolares, el papel que va a poder jugar el profesorado y las familias dentro de los consejos escolares.

Con respecto a los acuerdos a los que estamos llegando con los colegios de psicólogos y de abogados, desde luego van en una protección integral del docente y de los equipos directivos ante cualquier tipo de agresión -todavía no está-, agresión, digo, de cualquier tipo. Incluso cuando el denunciante es el profesor. Hace poquito teníamos un caso, pues, bueno, bastante penoso o triste, digamos, en uno de los centros de aquí, de Tenerife, y no podíamos estar presentes porque no lo tenemos en la ley pero sí estuvimos...; digo presentes jurídicamente, pero sí presentes moralmente, y prestamos un gran apoyo en este caso a la persona afectada.

Por lo tanto, les agradezco una vez más el que acojan este plan de reconocimiento de buen grado y... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

Pues nada. Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene una intervención ahora nuevamente, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1290 Sobre -Consejera de Educación y Universidades-, sobre el Plan de Reconocimiento Social y Profesional del Profesorado.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico