Diario de Sesiones 92/2017, de fecha 25/10/2017 - Punto 7

9L/PNL-0468 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE PUESTA EN MARCHA DE UN SERVICIO DE ATENCIÓN INTEGRAL DE MUJERES VÍCTIMAS DE AGRESIONES SEXUALES.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora a la PNL-468, del Grupo Socialista Canario, sobre puesta en marcha de un servicio de atención integral de mujeres víctimas de agresiones sexuales.

Para su defensa, la señora Alemán.

Señorías, silencio, por favor.

La señora ALEMÁN OJEDA: Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días.

La violencia sexual es el secreto más oscuro posible que una mujer puede callar. Señorías, quiero que cada palabra de esta frase sea un dardo directo a nuestras conciencias. Sufrir una agresión sexual de por sí ha de ser de los peores reveses que alguien pueda comprobar. Si no facilitamos el camino para denunciarlo, el protocolo para encauzarlo, las herramientas para amortiguar el dolor del golpe infligido, no estaremos facilitando en absoluto la recuperación de una víctima. No podemos mirar hacia otro lado, la vulnerabilidad de estas víctimas deberá ser el principal motivo, nuestro incentivo para resolver este camino.

Yo no defiendo una iniciativa sobre violencia de género hace más de diez años por distintas circunstancias y hoy, por otras circunstancias, me ha tocado defender esta y parece que todo sigue igual. Una de cada tres mujeres ha sufrido violencia, ha sido golpeada, forzada a mantener relaciones sexuales o maltratada de una u otra manera a lo largo de su vida. Por lo tanto, la violencia fundada en el género es una persistente realidad social, un severo problema de salud pública y una vulneración intolerable de los derechos humanos. Tres circunstancias gravísimas, siendo incapaz, al menos yo, de establecer una apelación por alcance, trascendencia o importancia.

Conocemos todas las manifestaciones de violencia pero seguimos pensando que nos cuesta identificarlas. Ese debate deberemos abordarlo en esta Cámara también seriamente.

Ciñéndonos al contenido y a las propuestas de esta PNL presentada por mi compañera Ventura del Carmen Rodríguez, señalamos que los casos de violencia sexual van en aumento. Se cometen en España 10 000 delitos al año de abusos, acoso y agresión sexual. Alarma, igualmente, conocer las últimas cifras que afirman que un 38 % de los agresores sexuales son menores de edad. Y alarmante es saber que solo el 10 % de los casos inicia un proceso judicial.

Hay que llamar a las cosas por su nombre, señorías. Negar evidencias, suavizar el lenguaje, banalizar determinadas actitudes sexistas nos alejan de solucionar un problema, producen desamparo e indefensión en las víctimas y de alguna manera avalan la impunidad del agresor. La violencia por razones de género es una persistente realidad social.

La violencia de género se manifiesta de formas muy diversas, desde las más sutiles a las más evidentes, pero todas son igual de importantes, porque la tolerancia social y jurídica de las pequeñas agresiones son las que hacen creer impunes a los grandes agresores.

El Grupo Socialista eleva hoy a la Cámara una proposición no de ley que trata de articular una respuesta pública a las víctimas de un tipo de violencia de género: las mujeres que sufren agresión sexual. Hoy por hoy, salvo algunas acciones aisladas desde determinadas administraciones locales, no existe un servicio autonómico ni estatal que preste un tratamiento integral a las mujeres que sufren este tipo de conductas. Existe un protocolo en el Servicio Canario de la Salud pero una vez que las mujeres ponen un pie fuera del hospital o del centro de salud no existe una respuesta articulada para atenderlas. En muchos casos ni siquiera acuden a un centro médico para recibir esa atención.

Los DEMA no están especializados en la atención a este tipo de víctimas y ni siquiera está claro, jurídicamente hablando, que entre dentro de sus competencias atender a estas mujeres.

La respuesta tampoco es el servicio jurídico gratuito a través de los colegios de abogados, porque, aunque existan abogados y abogadas que se especializan en estos temas, no existe un protocolo específico para asignar a la agredida.

Según datos del Ministerio del Interior, los delitos contra la libertad sexual se dispararon en Canarias, con un 44,3 % en un solo trimestre, de 97 a 140, de enero a marzo del 2017. Según el Ministerio de Justicia, en el 2016, hasta marzo del 2016, Canarias era la segunda comunidad con más delincuentes sexuales de España y, por lógica, con más víctimas. 2195 personas con sentencias firmes por abusos o por acosos. En relación con su población, también mantiene este segundo lugar, con 1,05 delincuentes sexuales por cada 1000 habitantes.

El Grupo Socialista plantea en su propuesta que estas mujeres cuenten con un servicio integral que contemple, al menos, el acompañamiento, el asesoramiento jurídico, psicológico y social. Queremos que el servicio esté presente en todas las islas, sin perjuicio de que consideremos prioritario, por razones de población evidentes, su presencia en las áreas metropolitana de la isla de Gran Canaria y de la isla de Tenerife, así como en la zona sur de cada isla.

Creo que en esto coincidimos todos, en que el Gobierno debe dar una respuesta integral a estas víctimas y que debe marcar prioridades para poner en marcha este servicio.

Las enmiendas que ha presentado el Grupo Nacionalista y el Popular, a nuestro juicio, encorsetan demasiado la actuación del Gobierno, que nosotros en este momento preferimos que sea flexible. Compartimos que una solución, sobre todo en las islas no capitalinas, es que se especialice a los DEMA, pero creemos que es mejor que eso lo decida el Gobierno. No tenemos ningún problema en que esta actuación, como los DEMA, se canalice a través de los cabildos, muy al contrario, pero que ese extremo lo decida el Gobierno.

Lo que sí nos hubiese gustado es que la propuesta ya contara con una financiación mínima de 2 millones de euros, pero por coherencia, y sobre todo para poder elevar una propuesta transaccional que sin desvirtuar el objetivo de la iniciativa propicie el consenso necesario, nos hemos puesto de acuerdo con las enmendantes y hemos sido capaces de llegar a un texto alternativo, que sería el siguiente -que lo tiene la Mesa y lo tiene la presidenta del Parlamento en su poder-: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a poner en marcha, en el año 2018, un servicio de atención integral de mujeres víctimas de agresiones sexuales que contemple al menos el acompañamiento y asesoramiento jurídico, psicológico y social de las víctimas. A tal efecto, consignará en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2018 una dotación adecuada. Este recurso deberá estar disponible en las siete islas, con la creación de un servicio de atención específica, con personal especializado y multidisciplinar, para la atención a las víctimas de agresiones sexuales y se establecerá además, de manera prioritaria, dicha actuación en las áreas metropolitanas de la isla de Gran Canaria y de Tenerife, así como en las zonas sur de las mismas".

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Alemán.

Hay dos grupos enmendantes.

Grupo Popular, por orden de presentación, para la defensa de la enmienda.

¡Ah, por...! Bueno, aunque lleguen al acuerdo, ¿no quieren plantearlo...? Ah, vale, perfecto. Aunque haya transaccional... Ah, sí, sí, sí (ante un comentario que se efectúa desde los escaños). Es que, aunque hay acuerdo, normalmente intervienen, pero como ustedes quieran.

Muy bien.

El señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA: El mero enunciado de la proposición no de ley no puede sino concitar nuestro apoyo incondicional para luchar con todos los medios contra esta lacra social y las graves consecuencias que ocasiona a la mujer.

El compromiso para luchar contra la violencia de género ha quedado este año refrendado por mi grupo, pero también por la gran mayoría de los grupos parlamentarios con representación en las Cortes, con la adopción de un plan, de un pacto de Estado, con más de doscientas medidas consensuadas y con una dotación de 1000 millones para los próximos cinco años.

Entrando a calificar esta PNL, hemos de partir de nuestra propia realidad legal, organizativa y financiera. Canarias cuenta con legislación propia, a través de la Ley 16/2003, de Prevención y protección integral de las mujeres contra la violencia de género, y que incluye de manera distintiva las agresiones sexuales y sus diferentes modalidades. Si bien la diferente normativa permitiría a la comunidad autónoma la puesta en marcha de programas de atención directa, la Ley de Servicios Sociales, en el marco competencial territorial, establece que los servicios especializados se desarrollen desde los cabildos, lugar donde se vienen prestando y gestionando los recursos de apoyo, alojamiento y acogida, ya sea en centros propios, concertados con particulares o adscritos a municipios, como así viene ocurriendo con las oficinas de atención a mujeres víctimas de violencia de género.

En el aspecto relativo a la financiación, los presupuestos generales del Estado vienen dedicando a esta materia importantes recursos. Ya en el 2017 se incrementaron en más de doscientos sesenta millones los destinados a las políticas de violencia de género. La propia Delegación del Gobierno para la Violencia incrementó en más de un veinticinco por ciento esas cantidades. Desde hace años se vienen formalizando entre el Gobierno de Canarias y las corporaciones insulares acuerdos, convenios en este caso, para el mantenimiento y consolidación del sistema de prevención y protección integral de las víctimas de violencia de género, fondos aportados por el ICI y por los propios cabildos, y acuerdos que incluyen entre otras cosas la gestión de los recursos de la red canaria de servicios y centros públicos especializados.

En este sentido, la iniciativa de seguir fortaleciendo los programas encaminados a combatir la dramática situación de violencia sexual es, sin lugar a dudas, de interés común. Ahora bien, cómo abordar esta situación es lo que nos debe llevar a una mayor reflexión para poder optimizar los recursos, así como lograr la eficiencia, referida esta a la atención de las víctimas de agresiones sexuales.

Si atendemos a los principios informadores de la norma de referencia, es prioritaria la necesaria descentralización y desconcentración, la igualdad de trato y prestaciones a las usuarias, la suficiencia financiera y especial hincapié en la eficacia y agilidad en la prestación de servicios de asistencia, especialmente los de carácter urgente o inmediato.

Igual importancia merecen los principios de actuación, donde conviene resaltar, dados los recursos que hay en juego, la necesaria coordinación de las prestaciones asistenciales de la víctima y la coordinación con los órganos jurisdiccionales y con los servicios de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Señorías, la realidad es que nuestra comunidad, si atendemos a los datos del Ministerio del Interior -estos tal vez algo más actualizados-, en los seis primeros meses del 2017, y en relación con las infracciones penales registradas y referidas a delitos contra la libertad e indemnidad sexuales, estas se han incrementado en el mismo periodo, respecto del 2016, en un 27,2 %, localizando, eso sí, la mayoría de dichas infracciones en las zonas metropolitanas y de forma destacada en la zona sur de las islas capitalinas.

Estamos en este sentido persuadidos de que la mujer ha de ser asistida con la mayor celeridad y garantizando un adecuado asesoramiento jurídico, psicológico y social. Considerábamos en nuestra enmienda inicial que los DEMA podían ser los dispositivos que la norma autonómica además establece como servicios especializados de carácter multidisciplinar. Ahora bien, expuesta nuestra enmienda, hemos de estar abiertos lógicamente, desde ese respeto o desde ese espíritu constructivo al que hemos podido llegar, en este caso, en el ámbito estatal, acuerdos en violencia de género, a transar una enmienda que trata de fortalecer estos recursos, que solicita el compromiso de un presupuesto adecuado y que aborda desde el ámbito insular esta problemática.

Finalmente, los recursos que nos viene anunciado el Gobierno del Estado, el Gobierno de Canarias, son muy importantes, pero la tarea que queda por hacer sigue siendo muy importante y no conviene desfallecer. Reconociendo, por supuesto, el magnífico trabajo de todos los profesionales vinculados a esta red de recursos, se requiere fortalecer el sistema, mejorando la formación especializada de su personal, homogeneizando los puntos de encuentro, reforzando la labor preventiva en los institutos y colegios con la formación adecuada a los niños y adolescentes y también al profesorado. En definitiva, impulsar mejoras en el sistema que nos ayuden...

La señora PRESIDENTA: Concluya, concluya, concluya. Un minuto más.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA: ...con esta lacra que, en palabras de nuestra ministra de Sanidad, representa la expresión más cruel y devastadora de la desigualdad de mujeres y hombres.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Turno ahora del Grupo Nacionalista Canario. La señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías.

La violencia sexual como atentado contra la libertad sexual de la mujer merece el máximo rechazo social y la condena, la más firme condena penal.

A la victimización primaria, consecuencia inmediata de los daños físicos y psicológicos que sufren las mujeres, se suma la victimización secundaria, provocada por las instituciones encargadas de investigar, de asistirlas, de investigar los hechos y perseguir el delito, ante las que tienen que relatar y revivir una y otra vez el daño sufrido.

Pero existe además la victimización terciaria, que es la estigmatización que la sociedad hace de las víctimas. La violencia sexual es uno de los casos en los que lamentablemente esta sociedad sigue estigmatizando a las mujeres. Esa es la preocupación de mi grupo parlamentario, que queríamos alejar cualquier interpretación que pudiera dar lugar a la confusión en la redacción inicial de la iniciativa, que proponía abrir oficinas específicas y que podían poner en el punto de mira a las mujeres. Muchas mujeres no se atreven a denunciar, no se atreven a hablar ni siquiera con sus familias ni siquiera con sus amigos más cercanos, no se lo cuentan ni a su médico, sienten temor, sienten vergüenza, sienten culpa. Por eso la protección que podamos brindarles ha de realizarse en un entorno de intimidad en el que se sientan cómodas y no se sientan observadas ni presionadas.

Estamos comprometidos con todas las víctimas de la violencia de género, todas nos merecen el máximo respeto: las víctimas de violencia sexual, las del ámbito rural, las mayores de 65 años, las más vulnerables por tener una discapacidad o una diversidad funcional. Hoy estamos hablando de medios para proteger y ayudar a las víctimas de violencia sexual, pero no queremos olvidarnos de ninguna otra, de las tantas mujeres que se enfrentan cada día al terror de la violencia, que quieren, que requieren confidencialidad, intimidad, sentirse seguras y protegidas y ganar confianza para ellas, para sus hijos y para su familia y ser atendidas por equipos multidisciplinares de profesionales con cualificación específica. Hay una oficina en Madrid abierta al público, pero no podemos comparar a Madrid con Canarias. La estigmatización de la mujer es mayor en entornos pequeños donde las consecuencias de quedar señaladas como víctimas de la violencia sexual pueden ser más duras.

En Canarias hay un sistema social de prevención integral y de protección a las víctimas de violencia en cualquiera de sus modalidades, también en la de la violencia sexual. Es una red de centros y recursos disponibles en las siete islas que incluye la atención inmediata, la del dispositivo de emergencia -DEMA-, la atención e intervención especializada de los servicios y centros de información, orientación y asesoramiento, así como la atención e intervención integral y multidisciplinar y acogida temporal en los centros alojativos -los pisos titulados, los centros de acogida y las casas de acogida-.

Nuestro grupo ha presentado una enmienda para mejorar encaminada a avanzar en esa red que ya existe. Hemos transado un texto para incrementar los recursos de esa red, para optimizar los recursos de la red, con la creación de servicios específicos dotados de personal especializado y de medios económicos adicionales para atender a las víctimas, en un entorno amigable y que garantice la confidencialidad y la intimidad que esas mujeres precisan en todas las islas.

Agradecemos a los portavoces, a todos los portavoces, los esfuerzos por consensuar un texto que, en definitiva, es un texto más favorable para las mujeres, más favorable para la lucha contra esta lacra social y que, en definitiva, es lo que todos perseguimos y en donde tenemos que tener la máxima unidad posible, política, institucional y social, para luchar contra esta lacra.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

No pido fijación de posición al grupo porque hay una transaccional. Por tanto, que los servicios de la Cámara entiendan... Para que quede recogido así en la grabación.

Vamos con la posición del resto de los grupos. Sería el Grupo Mixto. Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

El pasado 6 de agosto, señorías, condenábamos el asesinato machista de una mujer en Santa Cruz de Tenerife, el 1 de julio condenábamos el asesinato machista de una mujer en Gran Canaria; dos rostros que lamentablemente ya no están, dos mujeres conectadas sin saberlo, con nombres y apellidos, y que no nombramos no por no ser importantes sino por no reabrir heridas que tardarán mucho en cerrar. Familias destrozadas, dolor y una lacra social que no se acaba. Dos mujeres víctimas de una misma realidad: la violencia de género.

Sin embargo, la violencia de género no se limita a los asesinatos machistas que tanta repulsa causan a la sociedad. En Canarias hay miles de mujeres que sufren en silencio, porque aún son pocas las que se atreven a dar el paso de denunciar los muchos tipos de violencia de género que sufren en sus casas y, en especial, la terrible vejación que supone sufrir una agresión sexual. Señorías, no debemos olvidar que una agresión sexual es una de las máximas expresiones de crueldad de la violencia que padecen día a día las mujeres. El agresor convierte a la mujer en un objeto y esa terrible situación muchas veces se agrava porque viene con una amenaza a la integridad de los hijos de la mujer. Las coacciones, las amenazas y la violencia física son una constante en este tipo de delitos sexuales, que convierte la vida de estas mujeres en auténticas pesadillas. Por eso debemos tener una respuesta adecuada desde los poderes públicos, para que las víctimas sepan que, si se denuncian, detrás de ellas estará todo el apoyo de la sociedad, con recursos y medidas concretas que aseguren la integridad de la mujer y de sus hijos. Si no tenemos medios efectivos para acompañarlas, asesorarlas jurídicamente y prestarles un apoyo psicológico y social, las mujeres que sufran violencia no darán el paso de denunciar a sus agresores y, en el caso que nos ocupa, a sus violadores, a los que deben ver, encima, todos los días en su hogar. ¿Se imaginan ese nivel de sufrimiento? No podemos admitirlo si de verdad somos una sociedad comprometida con la igualdad y protección de los derechos de la persona.

24 denuncias al día, todos y cada uno de los 365 días del año; un total de 8762 denuncias presentadas en los juzgados de violencia sobre la mujer a lo largo del año 2016, en las que aparecen 8607 mujeres como víctimas de violencia de género en el archipiélago canario. Esto supone un incremento del 12,9 con respecto a las denuncias presentadas en el 2015. Estos son los datos de Canarias, un incremento del 12,9 y una denuncia por hora.

Es por esto por lo que la Agrupación Socialista Gomera, como no puede ser de otra manera, va a apoyar la presente proposición, en el entendimiento de que haya un mayor compromiso para poner en marcha estas oficinas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, presidenta, Señora Alemán, señorías.

La violencia de género constituye un grave atentado directo e inmediato contra la dignidad, los derechos individuales, la calidad de vida y la salud física y mental de las mujeres.

La Ley canaria de prevención y protección integral de las mujeres contra la violencia de género dice que la violencia machista se puede ejercer de muchas maneras y que una de las maneras en las que se ejerce es mediante la violencia sexual o abusos sexuales. Según el informe realizado por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, al menos un 6 % de las españolas entre 18 y 74 años ha vivido algún suceso de violencia sexual después de haber cumplido los 15 años. Esto significa más de un millón de mujeres en España.

A muchas víctimas de agresiones sexuales les da vergüenza hablar del tema y, lo que es peor, muchas se sienten culpables, como si de alguna manera hubieran provocado el haber ido a tal sitio, el haber ido vestidas de tal manera o el no haberse defendido lo suficiente; es más, incluso el entorno más cercano ayuda a estas culpabilizándolas, diciéndoles "te lo estabas buscando". Esta razón provoca que muchos casos de agresión sexual no se denuncien, convirtiéndose además en el lado más silencioso y más oscuro de la violencia machista.

En el 2016, Canarias fue la segunda comunidad con más delincuentes sexuales de España. En las islas, en ese año, en el 2016, había 2195 personas con sentencia por abuso y acoso. Pero la realidad es que solo nueve comunidades en España tienen un servicio o un centro especializado en víctimas de violencia sexual que garantice una intervención integral, que facilite la reparación frente al trauma vivido, y desde luego Canarias no es una de ellas. Canarias carece de estos centros específicos y especializados para la atención integral de las víctimas de violencia sexual, y esto presenta un panorama cuando mínimo oscuro y desolador para las víctimas de agresiones sexuales, por la ausencia de medidas específicas para la atención integral de estas víctimas.

Por todo esto, señora Alemán, Nueva Canarias, obviamente, va a apoyar esta proposición no de ley, para que las víctimas canarias de violencia sexual puedan disponer de un servicio de atención integral para víctimas de agresión sexual que contemple como mínimo el acompañamiento, el asesoramiento jurídico, psicológico y social de las víctimas, medidas encaminadas a devolverles como mínimo la dignidad, la seguridad y la autoestima.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Y para concluir estas intervenciones, Grupo Podemos. La señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, ya casi.

Nuestra posición con respecto a esta proposición no de ley es por supuesto de apoyo, es favorable, como absolutamente necesario, y además felicitamos la iniciativa del Partido Socialista. Yo creo que en este tema estamos todos los grupos absolutamente de acuerdo.

Estamos muy de acuerdo en toda la exposición de motivos, porque la causa está plenamente justificada, pero nos preocupa, y aquí es donde queríamos incidir un poco más, que cuando hablamos de las víctimas de violencia sexual hablamos de mujeres y a veces nos olvidamos de las niñas y de los niños. Y en ese caso me parece superimportante ponerlo de manifiesto. Estaría muy bien que, por supuesto, estas oficinas sirvan para atender pero creo que tenemos un déficit que tendremos que abordar en sucesivas intervenciones, también para legalizar y para ver cómo visibilizamos el tremendo problema que en Canarias, ...según además los datos que nos dio Pladeni el otro día, son 34 000 niños, el 8 %, niños y niñas, víctimas de abusos sexuales. Es decir, estamos hablando de una cifra enorme, de un tema muy invisibilizado, de un tema tabú, porque muchas veces se da dentro del entorno de la familia, con lo cual es muy difícil de denunciar y que estas criaturas salgan. Y, por tanto, además de estas oficinas que ya van a tratar a personas que son víctimas, creemos que hay un trabajo imprescindible que hacer en el tema de la educación, de la sensibilización, para tratar tanto en colegios como en familias, como a través de los medios de comunicación, de programas específicos, que las niñas y los niños sepan cómo reaccionar ante... Porque yo creo que incluso la cifra del 8 % se queda corta. Eso es lo que está visibilizado, es decir, hay muchos más datos. Y si ustedes hacen memoria -y aquí meto a las niñas y a los niños porque en la infancia los abusos se dan también hacia los niños y son importantes-, ¿cuántos, si hacen memoria y recuerdan, en su infancia no tuvieron algún momento de intento de abuso sexual o de historias medio raras? Si hablamos con sinceridad. Yo lo he hecho, en grupos determinados de amigas y amigos de distintos entornos, capas sociales... Son muchísimos más de lo que nos creemos. O sea, que es un tema realmente a tener en cuenta.

Y, bueno, eso era lo que queríamos decir. Lamentamos que en la transaccional se haya renunciado a la medida económica, que nos parecía importante que hubiese quedado fijada, porque lo que nos tememos es que si no tenemos ficha financiera se quede otra vez en una declaración de buenas intenciones y en papel mojado.

Creemos que el tema merece un trabajo serio. Nosotros desde aquí invitamos al resto de los grupos, porque lo haremos de forma consensuada, a trabajar iniciativas sobre todo en materia de infancia, un poco...; que Pladeni se lo ha enviado a todos los partidos políticos para que tengan también de cara a estos presupuestos. Y yo creo que es un tema que tenemos la obligación moral y política de sacar adelante y de visibilizar y de hacer que mejoren esos números que se están dando sobre Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Del Río.

Señorías, hemos concluido todas las intervenciones de los grupos en esta PNL. Por tanto, llamo a votación. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 52 votos emitidos: 52, sí, ningún no y ninguna abstención.

Por tanto, unanimidad en todos los presentes.

(Aplausos).

Señorías, muchas gracias. Hacemos un receso y reanudamos a las catorce treinta.

(Se suspende la sesión a las trece horas y veinte minutos).

(Se reanuda la sesión a las catorce horas y treinta y dos minutos).

La señora PRESIDENTA: Buenas tardes, señorías.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0468 Sobre puesta en marcha de un servicio de atención integral de mujeres víctimas de agresiones sexuales.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico