Diario de Sesiones 97/2017, de fecha 28/11/2017
Punto 21

9L/PO/P-1717 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA ÁGUEDA MONTELONGO GONZÁLEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LA REGULACIÓN PARA LOS VIDEOJUEGOS DEPORTIVOS, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Siguiente pregunta. De la señora diputada doña Águeda Montelongo González, del Grupo Parlamentario Popular, sobre la regulación para los videojuegos deportivos, dirigida al consejero de Turismo, Cultura y Deportes.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Señor consejero.

¿Qué regulación tiene prevista el Gobierno de Canarias para los videojuegos deportivos?

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Castellano San Ginés) (Desde su escaño): Señora Montelongo.

Muchos de los debates que hemos tenido en esta Cámara se sitúan en un plano semántico, y yo le confieso que no termino de entender a qué se refiere con el concepto de "videojuegos deportivos".

En cualquier caso, con respecto a mi consejería, no hay previsión, no tenemos en nuestra agenda legislativa -digamos- la opción de regular esta materia que me indica, a la espera, repito, de que me explique un poco el concepto al que se refiere.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señora diputada.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Es evidente: este Gobierno tiene que hacer un esfuerzo importante por el bilingüismo y espero que en los próximos presupuestos eso sea una realidad también en el Gobierno de Canarias. E-sports, videojuegos deportivos, estamos hablando de lo mismo.

Mire, señor consejero, en el último pleno, escuchamos cómo el Gobierno de Canarias pretende colar, a través del desarrollo reglamentario y a través de la nueva ley del deporte y el espacio digital, lo que son los videojuegos deportivos y equiparándolos al deporte. Mire, cuando escuché eso en la pasada sesión plenaria, tomé la enorme determinación de que eso no se puede permitir y que iba a hacer todo lo que estuviera en mi mano para que eso nunca fuera una realidad. Por ello, me puse en contacto con el responsable de la Asociación Española de Videojuegos, de España. Y con él, bueno, pues, nos estuvimos trasladando la visión que él puede tener sobre si se pueden considerar o no deportes y, sobre todo, cómo se puede regular este fenómeno y cuál es el encaje legal que tiene.

Señor consejero, yo le tengo que decir que, sobre todo, lo que nos recordó el responsable de videojuegos de España es una realidad que nosotros ya conocíamos: los videojuegos deportivos o los e-sports ya cuentan con una regulación en España. Una regulación y una garantía jurídica de competencias mercantiles, laborales, de propiedad intelectual, que les permiten dotarla de suficiente seguridad jurídica.

Pero, sobre todo, en lo que coincidimos fue en que estamos hablando de dos realidades bien distintas. Una cosa son los deportes y otra cosa son los videojuegos deportivos o los e-sports, y en eso coincide no solo la Asociación Española de Videojuegos, sino también la de Europa, y tengo que trasladarle que están bastante sorprendidos con la posición de este Gobierno de Canarias. Mire, incluso me trasladaba esa extrañeza, porque no entendía a qué se debe toda esta regulación a través del deporte que pretenden ustedes.

Mire, el videojuego deportivo y los deportes solo tienen en común que hay un afán de superación personal y de competición, pero nada más. Las bases del deporte son bases asociativas y territoriales, clubes, federaciones, sin ánimo de lucro. En la industria de los videojuegos deportivos, estamos hablando de que la base es económica y global. Todos los actores que participan en los videojuegos deportivos, en la industria de los e-sports, son empresas. Y, por lo tanto, tienen un interés bien distinto a lo que es el deporte.

Yo lo único que le pido es que no hagan como siempre: legislar en contra de la sociedad. Hablen con los que saben, escuchen a la universidad, escuchen... (Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Castellano San Ginés) (Desde su escaño): Presidenta.

La cuestión terminológica no es una cuestión baladí, señora Montelongo. Entre otras cosas porque, cuando usted misma hace referencia en su pregunta a "videojuegos deportivos", les está concediendo a los mismos un carácter de deporte, por la propia terminología que emplea. A videojuegos deportivos hacía referencia en su pregunta. Por eso, en la cuestión que yo le planteaba, este término jamás lo he planteado.

Yo, con respecto a los e-sports, el planteamiento que hago es completamente diferente. Es decir, al final se trata de entender que esta es una realidad que existe, con independencia de que el Gobierno la regule o no, y que podemos hacer que la misma se desarrolle inspirando o potenciando aspectos que, fíjese, sin entrar en el debate de si es deporte o no, que pueden contribuir a incorporar valores del deporte a los e-sports, y este es un elemento que me parece que puede ser positivo.

El debate sobre si lo es no es exclusivo de esta Cámara. El propio Comité Olímpico Internacional está inmerso en este debate acerca de si es posible considerar a los e-sports como deportes. Por lo tanto, repito, no es un debate que sea exclusivo o que no forme parte de la sociedad. A mí lo que me parece importante, repito, es que nos centremos en lo que es realmente importante, que es el desarrollo de diferentes niveles de la personalidad, y en esto puede contribuir en buena medida una posible regulación de los e-sports -que, repito, en estos momentos no forma parte de la agenda legislativa de mi consejería, que sí que habla del desarrollo del espacio digital, que en muchas ocasiones lo planteo como una cuestión de futuro, pero que en realidad forma parte del presente de muchísimas disciplinas deportivas-.

Muchas gracias.