Diario de Sesiones 98/2017, de fecha 29/11/2017 - Punto 6

9L/PNL-0504 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE CONCESIÓN DE LA MEDALLA DE ORO DE CANARIAS A LAS ASOCIACIONES CANARIAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA.

La señora PRESIDENTA: Señorías, vamos a la proposición no de ley -en el orden del día, la 5.3-, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la concesión de la Medalla de Oro de Canarias a las asociaciones canarias de la memoria histórica.

Para su defensa, la señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ: Buenos días, señoras y señores diputados.

Quizás deberíamos hablar en este hemiciclo mucho más de lo que hemos hablado en esta legislatura de la conocida popularmente como Ley de Memoria Histórica, pero que no se llama así, porque memoria histórica es todo lo que se refiere de la historia.

Hace veintitrés años, en los montes de Fuencaliente, aparecieron por iniciativa judicial, con autorización judicial y con el empeño de unas familias, los cinco primeros cadáveres que se encontraban en España, o que se dio a conocer como que se encontraban en España.

Y ese momento fue un momento difícil. Era el año 94, las cosas no eran como son hoy. Y aquí, además de las familias de aquellos represaliados y ejecutados, participaron administraciones públicas, que es bueno que conste en el libro de sesiones de este ayuntamiento, y me refiero, concretamente, al Ayuntamiento de los Llanos de Aridane, del que en ese momento era alcalde el diputado Hernández Gómez. Yo le agradezco muchísimo que él a mí me arropara en aquel momento, que les digo que fue un momento muy, muy duro, y se hicieron las cosas como entendíamos que se tenían que hacer. Más tarde, en el 2007, muy próxima a esa fosa, aparecen otros represaliados, y es el Cabildo Insular de La Palma el que asume esos gastos y esa excavación, que se hizo con sistemas más científicos que el primero.

La Ley de la Memoria Histórica del 2007, que les vuelvo a repetir que no se llama así, vino a ordenar lo que era un clamor, digamos, por toda España. Los familiares, los demócratas, los republicanos, los menos republicanos, la gente de bien de esta España nuestra intentaba buscar aquellos cadáveres que estaban en determinados sitios.

Ya he dicho en este Parlamento que, desde que el mundo es mundo, el culto, el recoger los restos mortales -en cualquier cultura, los monumentos más importantes que haya en el mundo son a la muerte, ahí tienen las pirámides de Egipto- es un sentimiento humano que tenemos dentro de nuestros genes; no podemos dejar por ahí esos restos.

Pero la Ley de la Memoria Histórica no solo viene a especificar el recoger con el máximo respeto, sino contar la verdad, contar la verdad de lo que pasó. Porque en la Transición lo que se ha hecho, y creo que estuvo bien, era no revolver las cosas y no hablar de las cosas. Ha pasado la Transición y hay un grupo de gente que se ha empeñado y se ha constituido en asociaciones de la memoria histórica que, casualmente, son mujeres las que dan su cara. Y a esas mujeres las quiero nombrar hoy aquí. Quiero nombrar a Aralda, por La Palma; a las dos primas, Pino y Balbina, de Gran Canaria; y a Mercedes Pérez Schwartz, de Santa Cruz de Tenerife. Ellas han sido las que se han empeñado en que la Ley de la Memoria Histórica se cumpla, se ejecute. Cada vez que hablemos de ese hecho estamos intentando cicatrizar ese gran dolor que todavía divide a esta sociedad, canaria y española.

Y para eso, lo que hace el Grupo Socialista es proponer, con la normativa que tenemos, en aplicación del artículo 3.2 del Decreto 76 del 86, de 9 de mayo, el que, para que el pueblo canario las vea, para que vea quiénes son las que están promoviendo todo este reconocimiento, proponemos, desde el Partido Socialista, que les sea concedida la medalla de oro de las islas a las asociaciones, constituidas o por constituir, yo sé estas tres, pero puede que ayer se haya constituido otra, creo que en Lanzarote ya también hay un pequeño movimiento para constituir y creo que también en La Gomera. Es un reconocimiento que lo que lleva es a darles ánimos, no tiene repercusión económica ninguna, es honorífico y lo que se pretende por parte del Grupo Socialista es reconocer su trabajo y su labor.

Y también como mujer me siento satisfecha y orgullosa -y seguro que todos ustedes- de que sean mujeres las que hayan dado su rostro, hayan reivindicado y estén trabajando por que esta ley se cumpla y definitivamente veamos resarcido el daño que durante tantos años se les ha hecho a estas familias. Incluso se les expropió, se les asesinó, se les llevó a las cunetas, se les negaron sus puestos donde los habían puesto sin un juicio justo.

Yo creo que esa etapa de España la debemos pasar y lo que yo les pido es el voto unánime de esta Cámara para que Balbina, Pino, Mercedes, Aralda y muchos, muchos más, que también estamos empujado, se sientan satisfechos con un galardón. Que harán un acto precioso y que seguro que allí soltaremos unas lágrimas como las que yo me he tenido que contener hoy, porque, sinceramente, esto lo he vivido directamente y me hace mella.

Muchas gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández.

No es habitual que la Mesa aplauda, pero entenderán que en este caso... Se ha entendido, muchas gracias, señorías.

Turno ahora para el grupo enmendante, que es el Grupo Podemos. Grupo Podemos, señora Monzón, cinco minutos.

La señora MONZÓN NAVARRO: Buenos días a todos y a todas.

Decirle al grupo proponente que sí, que hay que reconocer el trabajo, el trabajo casi en solitario -también hay que decirlo- y que han realizado muchas asociaciones. Usted ha nombrado a tres mujeres que están al frente, mujeres con edad que han vivido, precisamente, porque era a los hombres a los que se llevaban. Los desaparecidos, los ajusticiados eran varones en su gran mayoría y, por tanto, han sido las voces de las mujeres las que, a lo largo de la historia, han tenido que trabajar. Pero hay muchos hombres también y muchas asociaciones, sus hijos, sus nietos, sobrinos, etcétera, que también están trabajando en esa lucha.

Y yo quiero nombrar a otras asociaciones. Usted ha nombrado algunas, pero, aparte de la Asociación de Memoria Histórica de Tenerife y de La Palma, está la de Agaete, la de Arucas usted la ha nombrado. Está también la labor encomiable de los Familiares de Fusilados de San Lorenzo, está también la asociación Eduardo Suárez para la recuperación de la memoria histórica. Y muchos más: técnicos, historiadores, espeleólogos..., profesionales que día a día están trabajando también, precisamente, en que esa memoria, en que esos relatos que no se saben, que no están en los libros de texto, que no hemos estudiado, desgraciadamente, pues, no queden en el olvido y que, precisamente, sean conocidos por todos los canarios; romper el silencio de esa represión franquista.

Y por eso, no solamente cuando usted habla de que puedan reconocer a esas víctimas, esos restos que tenemos en muchísimas fosas en Canarias, y en la gran fosa que ha sido para esta represión, grandísima, como decía el historiador Aarón León Álvarez, la gran fosa de desaparecidos de Canarias está en el mar. Esa también ha sido la gran fosa de la que difícilmente se podrán recuperar esos cadáveres. Pero, en cualquier caso, en aquellos en los que están, queremos que haya garantías de identificación de las víctimas para que quienes entierren a sus familiares sepan que efectivamente son los suyos. Y, por tanto, ese esfuerzo que han hecho muchas asociaciones con poquísimos medios, sufragando con sus propios medios económicos estos temas, hay que resolverlo y eso es labor de las administraciones públicas.

Hace unos días pude, además, acudir al documental La sima del olvido. La sima de Jinámar, otra gran fosa donde las Brigadas del Amanecer llevaban cada día a fusilar o a tirar, directamente, a un túnel de ochenta metros, simplemente los empujaban y los arrojaban en esa sima, a muchísimas personas. Que, bueno, que en muchos casos desgraciadamente incluso han sido expoliados esos restos, y que los que quedan enterrados a lo mejor en muchos restos de tierras habrá que ir trabajando en ello, y también habrá iniciativas por parte de las instituciones para retomarlo.

Usted nombraba la Ley de Memoria Histórica, una asignatura pendiente que tiene este Parlamento de Canarias con todas las víctimas del franquismo y con esta represión.

A nosotros, dentro de lo que es la parte positiva que usted ha hecho de su PNL, sí nos llama la atención cuando habla del enfrentamiento entre diferentes postulados políticos. No fue entre diferentes postulados políticos, fue una república constitucional y legal donde golpistas fascistas quisieron y rompieron lo que teníamos, que era una democracia y una república.

Nosotros hemos puesto una enmienda. La hemos puesto de sustitución porque entendíamos que ahorrar ese reconocimiento en medallas podría ese dinero repercutir en lo que entendíamos que era más factible; en cualquier caso, la podríamos hacer de adición. Usted no reseñó nuestra enmienda, ahora dirá exactamente cuál es su postulado, si considera que puede ser adicionada a la entrega, al reconocimiento y las medallas; pero nosotros creemos que nuestra enmienda..., que la leo, que es: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a realizar unas jornadas sobre memoria histórica con la participación de todas las asociaciones presentes en Canarias, con el reconocimiento público del trabajo de las mismas y la publicación de las ponencias, con el objetivo de difundir a la sociedad canaria la verdad de los crímenes cometidos". Esa es nuestra enmienda. Porque entendemos, además, que escucharlos, que ellos puedan exponer su verdad, que al final esto sea publicado por el propio Gobierno de Canarias, que al final esta memoria, estos relatos que no queden en el olvido sean difundidos, creo que la mejor manera de homenajear y de reconocer el trabajo de todas las asociaciones. Verdad, justicia y reparación, eso es lo que piden, esas tres palabras engloban la reivindicaciones justas que creemos de las asociaciones de recuperación de memoria histórica.

Y creemos, además, que la elaboración de esta ley en que todos hemos hecho un texto, que sabemos que está muy descafeinado y que es muy mínimo, ahora tiene que enriquecerse, precisamente, con las aportaciones de todas estas asociaciones para que realmente tengamos una ley de memoria histórica digna. Solo si construimos con la verdad el edificio de nuestro futuro será sólido y resistente frente a la injusticia.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Monzón.

Le pido ahora posición a la señora Hernández, respecto a la enmienda presentada, y si hay algún cambio, para su aceptación. Díganos, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ (Desde su escaño): Muchas gracias, presidenta.

Lamento muchísimo decirles que no. Entiendo que ustedes no se han percatado de que realmente lo que vamos a hacer es que se les conceda algo que está institucionalizado en Canarias, que es la Medalla de Oro de Canarias.

Sabe usted que mañana, y si la Cámara no lo sabe, empezamos ya en el trabajo formal de la ley...

La señora PRESIDENTA: Señora Hernández, señora Hernández.

Señora Hernández, intente contestar sí o no, y no me alargue mucho, para no reabrir el debate.

Se lo agradezco.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ (Desde su escaño): Señoría, presidenta, yo creo que este tema es tan tan profundo que sí que le pediría un minuto.

La señora PRESIDENTA: Señora Hernández, el tema es profundo para todos, incluido para esta presidenta, que hemos impulsado...

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ (Desde su escaño): Entonces usted lo que quiere...

La señora PRESIDENTA: Señora Hernández...

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ (Desde su escaño): ...es que yo le diga... (Sin micrófono.)

La señora PRESIDENTA: Señora Hernández, le ruego, por favor, que intente, dentro de las normas, que son todas para todos los diputados y diputadas igual, y todos los temas son importantes para todos, y compartimos la sensibilidad, la implicación y el compromiso, como he dicho en la manifestación de aplauso de esta Mesa.

Se lo ruego, señora Hernández, por favor.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ (Desde su escaño): Por imperativo de las normas de la Cámara, rotundamente no.

La señora PRESIDENTA: El resto de grupos.

El Grupo Mixto. Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

La Medalla de Oro de Canarias se creó para premiar con el reconocimiento de nuestro pueblo a las personas, a las instituciones o corporaciones que se hayan hecho merecedoras de esta medalla dentro y fuera de Canarias.

La propuesta que nos trae hoy la señora Vicky para incluir a las asociaciones canarias de la memoria histórica nos parece del todo acertada, completamente razonable, justificada y más que merecedora. Esta distinción no viene a reparar los daños morales, ni compensa el dolor de las víctimas que sufrieron en la cruenta Guerra Civil y en la Dictadura, ni la desaparición de sus seres queridos, enterrados en fosas comunes anónimas. Y, por supuesto, no nos hace olvidar las décadas de represión y vejación posteriores de una de las épocas más negras de España.

Pero hoy debemos apoyar esta proposición no de ley para reconocer con la Medalla de Oro de Canarias el loable esfuerzo de las asociaciones de la memoria histórica de buscar esa reparación a las víctimas de la tragedia vivida entre la Guerra Civil y la aprobación del actual marco constitucional.

Debemos contribuir institucionalmente a que encuentren a sus seres queridos y se cierren las heridas todavía sangrantes de ese periodo de división de nuestro país. Y para eso tenemos que, ante todo, sacar la proposición de ley de memoria histórica que hemos firmado los seis grupos parlamentarios de esta Cámara. Es la mejor solución si lo que buscamos es darles una respuesta a las necesidades reales de las víctimas, trabajar en la ley, porque todavía quedan muchas cosas que resolver en el texto, como, por ejemplo, incluir la situación de los niños robados en el tiempo del franquismo u otras cosas en las que podemos ponernos todavía todos los grupos de acuerdo.

Pero hoy toca reforzar el papel de estas asociaciones y contribuir a que la sociedad actual las visualice. Las asociaciones canarias de la memoria histórica siguen luchando por buscar a sus familiares y para que no se olvide también ese horror. Cómo no vamos a dar respuesta a esos hijos y nietos que siguen buscando a sus padres y abuelos asesinados brutalmente y enterrados en fosos y pozos sin nombre. La distinción hará que la sociedad canaria se pregunte por un pasado común, que, aunque cada vez es más distante en el tiempo, tenemos que tener siempre presente para no volver a caer en los mismos errores. Y mientras no tengamos una reparación real a las víctimas, nunca podremos pasar página ni decir que se ha cerrado verdaderamente la transición política de la que muchos han terminado al no obtener la justicia que el Estado debería de darles.

Señorías, han pasado cuarenta años de democracia, ya no corremos el peligro de sufrir golpes de Estado por sectores reaccionarios del franquismo, como tuvimos con Tejero en el 81, demos justicia y el reconocimiento a las víctimas, sobre todo porque se lo merecen.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Recuperar la memoria histórica de todas aquellas personas represaliadas durante la Guerra Civil y la posguerra por defender ideas democráticas, especialmente de los desaparecidos, no admite dilación y merece un esfuerzo permanente de todas las instituciones públicas.

La historia no puede contribuir desde el estudio de los débiles y el silencio de los vencidos. El conocimiento de nuestro pasado reciente contribuye a asentar nuestra convivencia sobre bases más firmes, protegiéndonos de repetir errores en el futuro. La consolidación de nuestra democracia no permite hoy mirar y afrontar la verdad sobre nuestro pasado, pero la realidad es que hace cuarenta y dos años de la muerte de Franco y en nuestro país aún no se ha hecho justicia. La Transición supuso la llegada de un régimen parlamentario asentado sobre la injusticia, sobre una Ley de Amnistía que supuso la impunidad de los crímenes del franquismo y un profundo olvido de las personas que fueron asesinadas.

La restauración de la democracia en España no vino tampoco acompañada por la atención y la reparación a las víctimas del periodo comprendido entre el 36 y el 75...

La señora PRESIDENTA: Señora González, disculpe que la interrumpa; pero ruego, señorías, que presten atención a la diputada que está hablando, por favor.

Continúe, señora González, disculpe la interrupción.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Y se colocó un velo a los que sufrieron la represión y a sus familiares, en la situación, además, de verse de tener que soportar un nuevo castigo, el castigo del silencio.

Como bien dice en la exposición de motivos de esta proposición, la Ley de Memoria Histórica del 2007 solo vino a ordenar lo que ya era un clamor en España y a partir de esa ley es cuando se empiezan a constituir jurídicamente las llamadas asociaciones de memoria histórica.

Pero todos sabemos que gran parte de la ley, pues, solo se ha quedado en el papel. Su aplicación dista mucho de ser la esperada y realmente han sido las asociaciones las que permanentemente, a través de los diferentes actos y las manifestaciones, han mantenido vivo el tema de la memoria histórica. Y como las medallas de oro -tal como dijo la diputada, la portavoz del Grupo Mixto- se conceden a personas, corporaciones, instituciones o asociaciones que, dentro y fuera de Canarias, se han hecho con sus actos merecedoras del reconocimiento de los canarios, obviamente, las asociaciones de memoria histórica canarias son indudablemente merecedoras de tal galardón. Por lo que, señora Hernández, Nueva Canarias va a votar a favor de esta iniciativa.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Popular. Señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Señora Hernández.

¿Cuál es el objetivo, el objeto principal de la Ley de Memoria Histórica? Reconocer y ampliar los derechos de quienes padecieron persecución, violencia por cuestiones de ideología, por razones políticas o por creencias religiosas durante la Guerra Civil y el periodo de la dictadura franquista. Promover la reparación moral, la recuperación de su memoria personal, adoptar medidas complementarias, específicas y particulares para suprimir los elementos que hay de división entre los españoles con el fin de fomentar la cohesión, la solidaridad entre todos a través de los principios, de los valores fundamentales que proclama nuestra Constitución española.

Una sociedad que con este reconocimiento legal repara, en la medida de lo posible, sus heridas es una sociedad que camina hacia la reconciliación entre todos, con independencia de las características personales de cada uno, de su ideología, de sus creencias personales o de sus creencias religiosas. Más aun hoy en día estos valores son importantes. Desgraciadamente, hoy estamos sufriendo que se imponen los valores y las ideas que nos separan frente a las que nos unen, que se enseña en las escuelas y en los colegios aquello que nos divide frente a lo que nos une como pueblo o como nación.

El relator especial de las Naciones Unidas, Pablo de Greiff, para la promoción de la verdad y la justicia, señala que la fortaleza de la democracia es en sí misma un instrumento para garantizar la no repetición en el futuro, y que la educación es uno de esos elementos esenciales. Todos tenemos derecho a la memoria como garantía de la no repetición de estas cosas en el futuro.

Señorías, para los que somos creyentes y para los que no lo son, sin duda, es indispensable, es esencial, diría yo, conocer la verdad y recuperar, en el caso este que nos ocupa, a nuestros seres queridos para darles la sepultura de acuerdo con nuestras creencias y nuestros valores. Todos tenemos derecho a ello y nadie puede verse expropiado de ese derecho. Por eso las asociaciones de memoria histórica han dedicado muchos esfuerzos a este propósito y es de justicia reconocérselo. De ahí que nuestro grupo parlamentario, señora Hernández, vaya a votar a favor.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. Señora González.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías.

Bueno, en primer lugar, por supuesto, agradecer la iniciativa a la señora Hernández porque es una iniciativa positiva que reconoce, lógicamente, la labor de unas asociaciones que -no voy a repetir todo lo que se ha dicho aquí- han hecho muchísimo por la recuperación y por la dignificación de la memoria histórica en Canarias.

Ella nombraba algunas cuestiones en las que hemos compartido etapas con el señor Hernández, en el ayuntamiento, en el Cabildo Insular de La Palma en la etapa de José Luis Perestelo, que asumió ese cabildo en solitario las labores y el coste de la recuperación de cuerpos, y a nuestra etapa, pues, el enterramiento, que recuerdo con uno de los momentos más emocionantes en mi etapa en el cabildo, el enterramiento en Fuencaliente de los restos de aquellas personas que no pudieron ser identificadas. Y en esa placa, que recuerda a los todavía desaparecidos, dentro de esa placa está mi abuelo, que es uno de los desaparecidos en una de las fosas, aunque es aquí en Tenerife donde está en una fosa. Y, bueno, por tanto, las familias que hemos estado, quizás no en la asociación, pero sí sufriendo a lo largo de cuarenta años..., cuarenta no, a lo largo de ochenta años, como es el caso de mi padre, el desprestigio, la persecución y la pérdida de identidad como familia y como persona, necesitamos y necesitan las familias no solo que se recuperen los cuerpos, sino también recuperar la dignidad personal y familiar.

La ley estatal, y aquí me gustaría agradecer el trabajo entre todos que hemos hecho en esa ponencia, que yo creo que va a ser muy positiva, de la ley que se está elaborando en estos momentos en el Parlamento, al impulso de la presidenta, que ha participado activamente en los trabajos, y me gustaría también recordar a una persona que ha estado en la ponencia hasta hace poco y que ha hecho un gran trabajo, que es don Emilio Moya. Decir que es un trabajo muy intenso, que vamos a seguir mañana... (La señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, formula un comentario desde su lugar en la Mesa). ¿Perdón? Moreno, perdón, Emilio Moreno. Decía que el trabajo intenso que hemos hecho, que vamos a continuar, como ella muy bien decía, mañana y que yo espero que sirva para tener una buena ley sin perder de vista que las competencias son estatales y que es el Estado el que debe financiar mayoritariamente las actuaciones. Creo que aquí tenemos que dejar eso claro.

Bueno, ya nombró la señora Monzón a las asociaciones que no aparecían en la lista original, no las voy a repetir porque ya las nombró, yo las iba a nombrar. Y decir, para terminar, que ojalá que esta ley salga cuanto antes y repito, como empezaba, independientemente de la recuperación de los cuerpos, hay familias que no tienen la necesidad de recuperar los cuerpos, lo que sí necesitan todas las familias y todas las familias que sufrieron profundamente esta...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González, se acabó su tiempo.

Señorías, llamo a la votación en los términos que hemos visto de no aceptación de la enmienda por parte del grupo enmendante. Señorías. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación).

Tomen asiento, señorías, en sus escaños para dar comienzo a la votación. Comienza la votación, señorías. (Pausa).

Señorías, 52 votos emitidos: 52, sí; ningún no, ninguna abstención.

Aprobada por unanimidad de los presentes, señorías.

(Aplausos).

Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0504 Sobre concesión de la Medalla de Oro de Canarias a las asociaciones canarias de la Memoria Histórica.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico